Jump to content

Brujis!

Moderadora
  • Content Count

    39,965
  • Joined

  • Last visited

Posts posted by Brujis!


  1. A lo largo de la historia, ha habido historias sorprendentes de personas que predijeron el futuro. Desde que Nostradamus predijo el Gran Incendio de Londres en 1666 hasta los mayas que profetizaron el fin de la Tierra en 2012, nuestra historia está llena de premoniciones. Estas premoniciones son en realidad más comunes de lo que piensas. Y no se trata solo de calendarios llenos de catástrofes y libros de texto antiguos de la Edad Media; Hay muchas premoniciones contemporáneas que se han publicado, curiosamente, en obras de ficción.

    los ojos de la oscuridad coronavirus 850x491 - 'Los ojos de la oscuridad': la novela que predijo hace 39 años el coronavirus de Wuhan

     

    La mayoría de los pronósticos literarios que aparecen en los libros son considerados como pura coincidencia o conjeturas que se hacen realidad, pero algunos de ellos son demasiado inquietantes. Este es el caso de una novela de 1981, que hablaba sobre un arma biológica llamada ‘Wuhan-400’ diseñada en la ciudad china de Wuhan, epicentro del nuevo y misterioso coronavirus.

     

    “Los ojos de la oscuridad (The Eyes of Darkness)” es un thriller de 1981 escrito por el popular autor estadounidense Dean Koontz que trata sobre un laboratorio militar chino que crea un virus como parte de su programa de armas biológicas. El laboratorio está ubicado en Wuhan, que le da al virus su nombre, Wuhan-400.

    En la novela de terror una madre llamada Christina Evans se propone descubrir si su hijo Danny murió en un viaje de campamento o si, como sugieren ciertas señales, todavía está vivo. Finalmente logra encontrarlo en una instalación militar donde está confinado después de haber sido infectado accidentalmente con microorganismos creados en un laboratorio secreto en la ciudad de Wuhan.

    novela predijo coronavirus - 'Los ojos de la oscuridad': la novela que predijo hace 39 años el coronavirus de Wuhan
    Dean Koontz

    A la extraña coincidencia se suma la existencia del Instituto de Virología de Wuhan, el único laboratorio de bioseguridad de nivel cuatro de China, el nivel más alto actual de bioseguridad. Dichos laboratorios se usan para manipular contagios altamente infecciosos como la viruela o el ébola. La presencia del laboratorio está a tan solo 30 km de la ciudad de Wuhan y ha provocado todo tipo de teorías de conspiración de que el virus es realmente un arma biológica china.

    “Wuhan-400 es un arma perfecta. Afecta solo a los seres humanos. Ninguna otra criatura viviente puede llevarlo. Y al igual que la sífilis, Wuhan-400 no puede sobrevivir fuera de un cuerpo humano vivo por más de un minuto, lo que significa que no puede contaminar permanentemente objetos o lugares enteros como el ántrax y otros microorganismos virulentos. Y cuando el anfitrión muere, el Wuhan-400 dentro de él perece poco después, tan pronto como la temperatura del cadáver desciende por debajo de los treinta grados centígrados”, dice un extracto de la novela.

    Los síntomas de los virus descritos en la novela de Koontz son diferentes de los del real, si nos creemos las informaciones oficiales. El Wuhan-400 no es tan contagioso como el coronavirus, ya que puede sobrevivir fuera del cuerpo humano por solo un minuto y morir con el cuerpo del huésped.

    En comparación, no se sabe por cuánto tiempo puede sobrevivir el coronavirus fuera de un huésped humano. Sin embargo, se ha informado que otros coronavirus permanecen en las superficies hasta por nueve días. En la actualidad, el coronavirus en sí mismo solo se ha confirmado que se propaga de persona a persona, aunque existe la posibilidad de que se pueda contraer a través de superficies o alimentos infectados.

    Dado la inquietante similitud entre el virus de la novela de Koontz y el real, los medios han intentado ofrece una explicación lógica y racional. Algunos escritores dicen que este tipo de “profecía de ficción” no es infrecuente. Esto se explica con el teorema del ‘mono infinito’, la teoría de que un mono que golpea las teclas al azar en un teclado de máquina de escribir durante una cantidad de tiempo infinita acabará escriben do un texto completo.

    ojos oscuridad coronavirus - 'Los ojos de la oscuridad': la novela que predijo hace 39 años el coronavirus de Wuhan

    Un ejemplo es la novela de 1898 “Futility”, que contó la historia de un enorme trasatlántico que se hundió en el Atlántico Norte después de chocar contra un iceberg. Había muchas similitudes asombrosas entre el barco ficticio, llamado Titan, y el RMS Titanic, que se hundió 14 años después. Después del hundimiento del Titanic, el libro fue reeditado con algunos cambios, particularmente en el tonelaje bruto del barco. Según la explican los expertos, los escritores de ficción siempre intentan imaginar cuál sería la realidad, por lo que es muy probable que acaben escribiendo “predicciones”.

    Está claro que esta es la opinión de los escépticos, pero lo que no pueden explicar es la misteriosa similitud con los nombres reales. Además, otra curiosidad es que las primeras ediciones del libro se referían al virus como Gorki-400, un arma biológica desarrollada por los rusos en la ciudad de Gorki. De hecho, casi parece que el editor cambió el nombre de Gorki a Wuhan después de que terminara la Guerra Fría porque esa fue la época en que apareció el cambio. ¿Tiene alguna conexión?

    Gorki es una ciudad industrial de la Federación de Rusia y puerto sobre el rio Volga, ubicada a 380 km al este de Moscú. Originalmente llamada Nizhni Novgorod, en 1932 recibió el nombre de Gorki en honor al escritor ruso Máximo Gorki (1868-1936) quien nació y se crio en sus barrios bajos. Tal vez Koontz intentaba decirnos algo más. Sea cual fuera el verdadero motivo, el autor aún no se ha pronunciad al renovado interés sobre su libro. Aunque creo que poco más sabremos, ya que la OMS, Facebook, Twitter, Amazon y Google se han reunido para censurar toda información sobre el coronavirus.

    https://www.mundoesotericoparanormal.com/ojos-oscuridad-novela-predijo-hace-39-anos-coronavirus-wuhan/


  2. Respuesta: «b» (les).

    El complemento indirecto, «a mis padres», es plural, por lo que el pronombre, «les», debe concordar también en plural.


    Da lo mismo lo que les dijera (una verdad, dos verdades), porque el pronombre «les» se refiere al complemento indirecto, es decir, «a mis padres», y no al complemento directo «la verdad».


  3. Respuesta: 1.

    La coma vocativa después de «Alfredo» es obligatoria.

    «Cálmate» lleva tilde por ser palabra esdrújula.
    «Por favor» es una expresión petitoria con autonomía gramatical que debe escribirse separada por una coma del resto de la oración.

    La opción 3 también es correcta, ya que «calmate» (sin tilde, por ser palabra llana terminada en vocal) es como pronuncian los que usan el voseo.

    • Like 1

  4. Respuesta: 3.

    Las comas antes y después de «hijo», que es el vocativo, son obligatorias (los vocativos siempre se aíslan con comas).

    La interrogativa inicia con minúscula porque le precede una coma.
    Y por último, se escribe «has» del verbo «haber», que es lo que corresponde en este caso.

    «Haz» es una forma de imperativo del verbo «hacer», que no tiene caso en este contexto.

    • Like 1

  5. Por qué no es recomendable abusar de la reutilización del aceite

    En nuestro artículo Tres razones para no reutilizar el aceite de freír explicamos los procesos degenerativos que sufre un aceite al ser tratado con altas temperaturas e interactuar con la materia orgánica de los alimentos. La nuestra es, de todos modos, una visión muy garantista, lo cual quiere decir que si bien siempre es mejor utilizar aceite nuevo en cada fritura, hay unos límites de reutilización que se consideran apenas peligrosos, es decir que no tienen por qué afectar a nuestra salud.

    El principal problema del uso continuado del mismo aceite es la formación de polímeros grasos, que comportan elevado riesgo a la larga de accidentes cardiovasculares. Es decir si tenemos la costumbre de usar siempre el aceite demasiadas veces. Los polímeros son resultado de la fusión de los ácidos grasos entre ellos, dando lugar a cadenas de carbono muy largas que nuestro hígado no puede procesar metabólicamente y por tanto envía a través de la sangre a las células. Al ser muy largas y pesadas, corren el riesgo de deposión y por tanto favorecer los ateromas o tapones.

    Pero también existe un peligro derivado de la formación de radicales libres en los dobles enlaces de los ácidos grasos insaturados, que se asocian con una molécula de oxígeno, dejando el otro enlace del oxígeno abierto. Este es muy reactivo y agresivo y puede producir oxidaciones en las células que propicien envejecimiento y mutaciones del material genético, con el consiguiente peligro.

    Además también está el riesgo de hidrogenar los dobles enlaces de los ácidos, creando grasas trans. En Grasas trans: qué son, dónde se encuentran y por qué resultan tan peligrosas, te explicamos en su día por qué no son recomendables y por qué la industria alimentaria ha dejado de utilizarlas. En esencia, tienen un alto riesgo de propiciar tapones en las venas y arterias, al igual que los polímeros.

    Pero por si fuera poco, el aceite reutilizado tiene un peligro adicional cuando lo que se fríe tiene poca materia proteica y una amplia base de azúcares. Se disparan las reacciones por las cuales se oxidan estos azúcares, que se oscurecen, mientras que el aminoácido asparaguina se reduce y da lugar a acrilamida, una sustancia considerada claramente cancerígena por la OMS, tal como te explicamos en Cómo evitar la acrilamida y otros compuestos cancerígenos en nuestra dieta.

    ¿Cuántas veces freír con el mismo aceite? Depende

    Si nos atenemos a los consejos de AECOSAN, la agencia española encargada de velar por la seguridad alimentaria, no es aconsejable reutilizar el aceite ni una sola vez. AECOSAN emite este juicio como una garantía ante el riesgo de formación de acrilamida. De todos modos, según este criterio tampoco es recomendable que la carne que demasiado hecha o el pan demasiado tostado. Ahora bien, si no solemos freír alimentos altos en azúcares, hay un cierto margen para la reutilización, que es bastante amplio según las circunstancias, es decir el tipo de aceite, la temperatura de fritura o los instrumentos que utilicemos.

    El máximo son hasta 25 veces, según la OCU, si se dan las condiciones ideales. Es decir si usamos aceite de oliva virgen extra, o bien aceite de girasol alto en oleico, ya que son los más resistentes a las oxidaciones, hidrogenaciones y fusión en polímeros. Además debemos utilizar una freidora en la que la temperatura no pasará nunca de los 180ºC, límite a partir del cual degenera a gran velocidad el aceite, y no permitiremos que el aceite se enfríe en todo el proceso.

    Es decir que las condiciones que propone la OCU son muy improbables en el entorno doméstico y solo se dan en restaurantes, donde lo que hacen es mantener el aceite caliente durante el tiempo que van haciendo un número determinado de inmersiones, durante las cuáles deben realizar una prueba para medir los radicales libres con una tira de papel reactivo. Según el la Norma de Calidad para los Aceites y Grasas Calentados, publicada en el BOE del 26 de enero de 1989, el porcentaje de estos compuestos debe de ser inferior al 25%.

    Sin embargo, según algunos expertos, un uso de dos o a lo sumo tres veces, siempre que no se las frituras no se prolonguen demasiado y sean preferiblemente con freidora, es seguro. Si el aceite es de oliva o alto en oleico podemos prolongar la fritura hasta las tres veces, si es de girasol normal, tal como relata Alfredo, es mejor reutilizarlo solo un par de veces.

    https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/Cuantas-veces-puedo-usar-freir-aceite_0_880512299.html


  6. Solo en enero hubo 10 brotes en Santiago, con 53 intoxicados y la mitad de ellos hospitalizados. Seremi llamó a redoblar resguardos y medidas de higiene, pues el calor propicia los casos.


    Los expertos son tajantes: no hay truco que sirva, ni secreto de cocina que prevenga. Sencillamente, hay que olvidarse de la mayonesa “casera”, esa preparada a punta de aceite, yemas y un largo batido. Y si todavía quedan dudas, basta revisar las estadísticas de la Seremi Metropolitana de Salud: solo el mes pasado, 53 personas resultaron intoxicadas con salmonella, la mitad de ellas tras ingerir huevos crudos.

    Los casos no fueron de fácil manejo, pues 27 personas debieron quedar hospitalizadas tras el agravamiento de sus cuadros, que se caracterizan por fuertes cólicos abdominales, vómitos y fiebre alta.

    La seremi de Salud, Rosa Oyarce, explica que desde el año pasado -cuando 512 personas resultaron intoxicadas, en un total de 48 brotes de salmonella- existe un fuerte aumento de los casos, en una tendencia que parece mantener el alza (ver infografía).

    “Tenemos varios diagnósticos para este aumento. Hay cada vez más consumo de alimentos en la calle, productos sin regulación ni resolución sanitaria y que, además, están expuestos al sol”, explica Oyarce, quien añade que la presente temporada es la más compleja en lo que se refiere a la bacteria, pues prolifera con las altas temperaturas.

    La autoridad enfatizó en el riesgo de consumir huevos crudos, práctica que se mantiene en numerosos hogares a través de cremas, batidos o, incluso, el tradicional pisco sour, entre otros ejemplos. Y a esto, ahora se suma el creciente interés por adquirir huevos de campo, que se comercializan en ferias libres o por redes sociales, promocionados como “de gallinas felices” y que provienen de criaderos desconocidos, sin ningún tipo de fiscalización. “En el caso de las gallinas de criadero, estas son vigiladas por el Servicio Agrícola y Ganadero y tratadas cuando existe salmonella. Existe un control permanente de los animales, del lugar donde se crían y de los huevos. En este otro tipo de gallinas “ilegales”, por llamarlas así, existe total desconocimiento de su procedencia y de los mecanismos de control que se tienen en su manejo”, agrega Oyarce.

    José Maino, socio de la empresa ‘Gallina Feliz’, explica que los criaderos que obtienen esta certificación se distinguen por la condición en la que viven y se alimentan las aves, pero que mantienen altos estándares de control. “Tenemos a nuestras gallinas en un amplio espacio, con salida a la pradera. Es un ave que puede aletear, subir a un árbol, comer bichitos y pasto, pero con todas las normas de higiene industrial”.

    Maino agrega que el problema de los huevos que se anuncian como de “gallinas felices”, pero que realmente no se tiene certeza de su origen, es que pueden provenir de sitios sin los controles mínimos: “Los criadores tenemos normas de seguridad para evitar la salmonella, por ejemplo, los pollos están vacunados y se tiene una trazabilidad de los huevos. Se seleccionan uno a uno y se comercializan solo los limpios. En cambio, cuando uno compra en la feria, por ejemplo, se desconoce su condición, la fecha de origen y a la temperatura que estuvo guardado”.

    Un tercer foco de riesgo que advierte la autoridad es la incorrecta manipulación de alimentos y el consumo de carnes crudas, como en el caso del sushi, que además incorpora batido de huevo en algunas de sus versiones. “Hay que tener la precaución, siempre, de separar los alimentos crudos de los cocidos, lavar los huevos antes de prepararlos, limpiar los utensilios con cloro y ser conscientes de que al cocinar apropiadamente los alimentos se pueden evitar estos cuadros de intoxicación”, enfatiza Oyarce.

    María Luz Endeiza, infectóloga de Clínica Universidad de los Andes, añade que la prevención debe partir por los propios hogares: “Hay que tener mucho cuidado si usas la misma tabla o cuchillo para picar una carne y, sin lavarlo, luego se pica un tomate o una lechuga, se puede contaminar el resto de los productos y resultar intoxicada la familia”.

    evolucion-de-los-casos.png

    https://www.latercera.com/nacional/noticia/alza-casos-salmonella-sushi-mayonesa-casera-huevos-felices-la-mira-salud/999771/

×