Saltar al contenido

Cambiar

Foto

[Actrices] Olivia de Havilland la inolvidable Melanie Wilkes de Lo que El Viento se Llevó Dama del Imperio Británico, a las 102 va a ir a la Corte Suprema contra Ryan Murphy!!!

Olivia de Havilland Jared Leto Joan Fontaine Lo que el viento se llevo Errol Flynn The Swarm Feud Ryan Murphy

  • Please log in to reply
39 respuestas a este tema

#1
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia

La ganadora de 2 Oscar cumple hoy 100 años. Irónicamente la única prótagonista de Lo que el Viento se llevó que muere, sigue vivita y coleando en Paris y enterró a todo el elenco, a su igualmente famosa hermana (que murió a los 96) a sus novios y ex maridos e incluso a uno de sus hijos.

 

F,eliz cumple Olivia de Havilland, una actriz que hiizo debutar a Christian Bale

 

1467358699_085207_07568400_fotograma_4.j

 

 
Olivia de Havilland cumple 100 años
La única superviviente de 'Lo que el viento se llevó' es una de las últimas estrellas vivas del Hollywood dorado
 
 
Olivia de Havilland, única superviviente del reparto de la mítica película Lo que el viento se llevó, cumple hoy 100 años. La actriz ganadora de dos oscars y desde hoy centenaria representa el Hollywood dorado de las estrellas, el glamour y la elegancia. Y también del gran cine. De esa edad de oro de meca del cine apenas queda un puñado de representantes, pero lo que se dice estrellas únicamente dos: Olivia de Havilland y Kirk Douglas, y los dos celebran este año su centenario.
 
La actriz, nacida en Japón -su padre ejercía de abogado en Tokio-  pero de origen británico, fue una de las estrellas más admiradas en el Hollywood de los años 40. Hermana de Joan Fontaine (ya fallecida y con la que no se hablaba), empezó en el cine cuando era universitaria. Fichó para Warner Brothers, donde hizo equipo con el dotado australiano Errol Flynn (tuvieron un romance pero, según ella, no fueron amantes). Con él protagonizó Robin de los bosques o La carga de la brigada ligera, ambas de Michael Curtiz, entre otras.
 
 La actriz, en 'Lo que el viento se llevó'.
La actriz, en 'Lo que el viento se llevó'. HO AFP
Pero su éxito más conocido vino en 1939 de la mano de Lo que el viento se llevó, en el que interpreta a la dulce y bondadosa Melania, prima de la telúrica Scarlett O'Hara (Vivien Leigh), esposa de Ashley (Leslie Howard) y observadora del jactancioso Rhett Butler (Clark Gable). La larga cinta tuvo un éxito planetario. 
 
Todo el mundo creía que la película iba a ser un colosal fracaso: la búsqueda de una intérprete para el personaje de Scarlett O'Hara había durado tres años; en el plató se sucedieron tres directores (George Cukor, Sam Wood y, finalmente, Victor Fleming), y "la prensa y todo Hollywood estaban aburridos mucho antes de que terminase el rodaje", como recordó para The Telegraph en 2009. "Pero, yo no: yo creía en ella. Estaba convencida de que la película triunfaría porque contaba una historia real con personajes reales. Estaba convencida de que Gone with the Wind tendría una extraordinaria y larga vida como película. Y, Dios mío, si la tuvo; la tiene y la sigue teniendo hasta hoy".
 
De Havilland fue nominada por ese filme al Óscar a la mejor actriz secundaria que terminó ganando su compañera de elenco Hattie McDaniel (Mammy), la primera intérprete negra en lograrlo. Ella ganó dos estatuas doradas del Oscar como mejor actriz por las películas Vida íntima de Julia Norris (1946) y La heredera (1949).
 
En 1943, De Havilland desafió en soledad a uno de los más poderosos estudios de la meca del cine y demandó a Warner Bros al amparo de la ley "antipeonaje" de California, una regulación inspirada en el Código napoleónico que prohibía a los patronos reducir a sus trabajadores a la servidumbre. Y ganó.
1467358699_085207_1467361191_sumario_nor
De Havilland vive retirada en un lujoso piso de la calle Benouville, en el centro de París. Su última película, un telefilme sobre los amores entre Eduardo VIII y Wallis Simpson, se estrenó en 1988. Desde entonces se ha centrado en escribir sus memorias.

Editado por vecinita, 27 agosto 2018 - 23:27 hrs..




#2
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia

Un poco tarde pero una gran gran gran actriz

 

Cómo Olivia de Havilland cambió para siempre la vida de las estrellas de Hollywood Usted la conocerá, sobre todo, por 'Lo que el viento se llevó', pero en Hollywood además de por sus películas, se la recuerda por romper la esclavitud de los actores con los estudios. Así lo hizo.
 
1 de julio de 2016 / 9:04

 


olivia_de_havilland_4758_863x680.jpg

 

© Cordon press

Hoy, que Olivia de Havilland cumple 100 años, el mundo mencionará sobre ella tres cosas: su enemistad de décadas con su hermana Joan Fontaine, su papel de Melania Hamilton en Lo que el viento se llevó y, algunos, sus películas de aventuras al lado del malogrado Errol Flynn. Pero la hoy anciana señora Havilland también ha pasado a los anales de la historia del cine por una arriesgada decisión profesional con la que desafió un sistema de explotación laboral injusto. Esta es la historia de cómo una actriz acabó bautizando con su nombre una ley y, por el camino, cambió Hollywood para siempre.

“Era la cárcel más lujosa del mundo”. Así solían referirse las estrellas al Hollywood dorado, el de los años 30 y 40, regido por el llamado “sistema de estudios”. El negocio estaba controlado por grandes productoras –La Metro, la RKO, la Paramount, la Warner y la Fox–, regidas por magnates como Louis B. Mayer o Darryl Zanuck, en su mayoría emigrantes europeos que habían llegado a Estados Unidos con una mano delante y otra detrás y se habían convertido en la personificación del sueño americano. Pese a que los estudios solían pertenecer a grandes conglomerados de negocios, el poder de los magnates era casi absoluto, y manejaban la vida de sus empleados –desde los directores a los guionistas pasando por los actores- como titiriteros con sus marionetas.

A ese mundo había llegado de niña Olivia de Havilland espoleada por su madre, la típica figura de mujer frustrada que busca realizarse a través de sus hijos. Fue ella la que, animando a competir entre sí a Olivia y a Joan desde la infancia, creó una rivalidad que arrastrarían a lo largo de toda su vida adulta, hasta llegar a esos 40 años sin hablarse a los que sólo la muerte de Joan puso fin. Olivia tuvo una suerte relativa: como fue la primera en triunfar se convirtió en la favorita de su madre, mientras Joan era la hermana segundona a la que hacían poco caso. Descubierta en el teatro, en su tercera película con la Warner Brothers Olivia encontró al que sería su pareja emblemática, el atractivo e irredento Errol Flynn. El capitán Blood fue un éxito inmediato, el dúo se convertiría en epítome de películas de romance y aventuras y Olivia ascendió al olimpo que su madre ambicionaba para ella desde su nacimiento: el de las estrellas de Hollywood.

olivia_de_havilland_y_errol_flynn_en_rob
Olivia de Havilland y Errol Flynn, en 'Robin de los bosques'.© Cordon press

Sobre el papel, la vida de esos ídolos sobre la tierra era lo más parecido a un sueño que pudiera imaginar el público castigado por los duros años de la depresión. En realidad, había más oropel que brillo auténtico. “Las estrellas no nacen, se crean” era una máxima comúnmente aceptada entre los estudios, que decidían cómo vestía, dónde vivía e incluso el carácter que un actor debería mostrar en público, mezclando persona y personaje de una forma esquizofrénica. Los actores estaban sujetos por los estudios a contratos estándar de siete años de duración, y eran tratados como una propiedad más de la empresa. Esto implicaba que no tenían apenas poder de decisión sobre qué papeles elegir y cuáles rechazar. El estudio se los asignaba y no se esperaba que diesen su opinión sobre el tema.

De hecho, para poder interpretar a Melania Hamilton en Lo que el viento se llevó, Olivia había tenido que suplicar permiso al jefe de su estudio, Jack Warner, para que la “prestara” a David O. Selznick.“Estaba acostumbrada a los típicos papeles de chico conoce chica”, rememoraba Havilland años después. “Se enamoran, ¿la conseguirá? ¿la familia de ella pondrá algún impedimento? Siempre era lo mismo. Pero Melania pasa por la guerra, tiene hijos… ¡muere! Era un personaje que pasaba por todo tipo de experiencias, un gran espectro de emociones humanas fantástico para interpretar y yo estaba deseando hacerlo”.

mami_melita_y_escarlata_no_hay_mas_que_h
Mami, Melita y Escarlata. No hay más que hablar.© Cordon press

El empeño de Havilland por conseguir el papel de Melita le valió su primera nominación al Oscar en 1939 (que acabaría ganando su compañera de reparto Hattie McDaniel, la primera actriz negra en conseguir la estatuilla) y el convencimiento de que si conseguía buenos papeles en buenas películas podría profundizar mucho más en su interpretación. Pero esos papeles escaseaban en la Warner, donde tenían a Olivia encasillada en papeles de ingenua y en tramas exclusivamente amorosas. Dos años después, se produciría un punto de inflexión cuando Olivia vio cómo su hermana Joan la adelantaba por la derecha al conseguir la nominación al Oscar al mismo tiempo que ella. Ganó Joan, por Sospecha. Olivia se resignó pensando que su contrato de siete años estaba a punto de acabar y podría volar libre hacia papeles de más enjundia, pero no contaba con la trampa de las productoras de la época: la suspensión.

En teoría, los contratos de Hollywood duraban siete años, pero si un actor se negaba a hacer un papel porque consideraba que no encajaba con él o no le gustaba la película, la productora “le suspendía”, apartándolo del trabajo y dejándolo sin sueldo durante un tiempo indeterminado, que podía ser de unas semanas o varios meses. En la práctica, era una medida de castigo y de protección económica de los estudios. Aquello sucedía muy a menudo porque en el sistema de estudios las películas se producían a destajo, como en una cadena de montaje de coches Ford. Salían películas buenas, malas y mediocres, y un buen puñado de obras maestras (Lo que el viento se llevó lo es y supone el paradigma del sistema), pero produciendo 50 películas al año la brillantez no era lo que destacaba. 

“Estar en contrato en la Warner era como estar en Alcatraz”, había sentenciado el actor George Raft. Si llegabas tarde a un rodaje, te suspendían; si rechazabas un papel, te suspendían; si tenías una conducta “inadecuada”, te suspendían. Si una estrella estaba volviéndose “demasiado valiosa”, le ofrecían un papel por debajo de su capacidad o totalmente alejado de su estilo, con lo que la estrella se veía obligada a rechazarlo y así el estudio se aseguraba aún más su control.

“LAS ESTRELLAS NO NACEN, SE CREAN” ERA UNA MÁXIMA COMÚNMENTE ACEPTADA ENTRE LOS ESTUDIOS, QUE DECIDÍAN CÓMO VESTÍA, DÓNDE VIVÍA E INCLUSO EL CARÁCTER QUE UN ACTOR DEBERÍA MOSTRAR EN PÚBLICO, MEZCLANDO PERSONA Y PERSONAJE DE UNA FORMA ESQUIZOFRÉNICA

“Te importaba mucho tu trabajo y te importaba el público”, explica sobre aquellos años la actriz. “No querías disgustarle ni tampoco disgustarte a ti misma.Te importaba lo suficiente como para tolerar aquella especie de ostracismo porque no te estaba permitido cruzar las verjas del estudio durante lo que duraba la suspensión, y para quedarte sin sueldo durante un tiempo en el que, por supuesto, no podías ganar dinero en ningún otro sitio”. Lo que ocurría es que el estudio añadía el tiempo de suspensión al contrato de la estrella, con lo que la penalización era doble y al final los contratos, en vez de durar lo firmado, se alargaban y seguían indefinidamente.

Cuando transcurrieron los siete años del contrato de Olivia, la productora le indicó que tenía que trabajar seis meses más que se habían sumado a su contrato por los períodos de suspensión. Los cumplió, pero, cuando volvió para finiquitarlo, se encontró con que le sumaban nuevamente seis meses. Olivia había tenido bastante. Se plantó ante el todopoderoso Jack Warner y se atrevió a desafiarle.

Asesorada por su abogado, la actriz estudió las leyes de California, donde se estipulaba que “ningún patrón puede mantener a un empleado durante un contrato de más de siete años”. La duda estaba en si eran siete años según el calendario o siete años de trabajo real. Olivia decidió demandar a la Warner Brothers y el caso llegó a la Corte Suprema de California. El equipo del estudio presentó a la actriz como una desagradecida caprichosa que no quería trabajar y había llegado a rechazar hasta seis guiones seguidos. Olivia explicó una y otra vez ante el tribunal que esos papeles no eran adecuados para ella y que podían dañar su carrera y al mismo estudio. Con paciencia e incansable, defendió que esa interpretación de la ley según la cual los siete años eran años de trabajo-trabajo se traducía en la práctica en una semi-esclavitud.

El juicio “De Havilland vs. Warner Bros.” duró dos años y medio, entre 1943 y 1946, en los que la estrella no pudo rodar una sola película ni ingresar un dólar. Antes que ella, actrices como Greta Garbo o Bette Davies habían luchado contra el sistema sólo para salir escaldadas. Estaba arriesgando todo lo que tenía: su profesión, su fama, su imagen pública, para pleitear contra lo que sabía que era un ley injusta. Finalmente, el tribunal le dio la razón a OliviaLa Warner apeló y Olivia volvió a ganar. La Warner apeló de nuevo y la Corte Suprema desestimó la apelación, dando por bueno el primer veredicto. Olivia había puesto en juego su posición pero, al conseguir la victoria, iba a cambiar las cosas para el resto de los actores. Era la “Ley De Havilland” o “Decisión De Havilland”, y así se la conoce hasta hoy en la jurisprudencia americana.

Cuando volvió, el público y la industria no la habían olvidado. En el 46 hizo cuatro películas en diferentes productoras, con papeles alejados de la imagen meliflua en la que Jack Warner la había encasillado. Por Vida íntima de Julia Norris, de la Paramount, fue nominada al Oscar y ganó. Era el regreso triunfal de una actriz que se había reivindicado frente a todos y el agradecimiento de Hollywood por su valentía y talento.

olivia_de_havilland_con_sus_dos_oscars_p
Olivia de Havilland con sus dos Oscars, por 'Vida íntima de Julia Norris' y 'La heredera'.© Cordon press

A partir de entonces, el negocio se transformó. La figura del agente se volvió más importante porque los actores preferían trabajar por su cuenta y para competir por los papeles que querían necesitaban asesoramiento y ayuda. No fue de Havilland la única responsable del fin del sistema de estudios. Las leyes antimonopolio, el fin de la Segunda Guerra Mundial, el baby boom y un cataclismo llamado televisión harían su parte por acabar con un sistema basado en un poder despótico que, paradójicamente, fue capaz de crear algunas de las mejores películas americanas, pero ella puso la primera piedra.

Tras su imagen de dulce inocente, Olivia de Havilland tuvo los arrestos para rescatarse a sí misma y luchar por que los actores tuviesen libertad para construir lo más importante que tenían: sus carreras. Hoy, los ecos de aquel pleito de hace 70 años resuenan todavía en el cine y la música, con casos como el del grupo de Jared Leto, 30 seconds to Mars, contra su discográfica. Ganadora de dos Oscars, encarnación de un puñado de personajes inolvidables, una de las últimas supervivientes de los años dorados de Hollywood, Olivia de Havilland es historia del cine, pero por más motivos de los que pensamos.


Editado por vecinita, 04 julio 2016 - 11:53 hrs..


#3
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia
Olivia de Havilland rompe el silencio sobre hermana

Al celebrar sus 100 años de vida el viernes, la indómita actriz Olivia de Havilland finalmente rompió su silencio sobre la rivalidad entre hermanas más famosa de Hollywood.

OLIVIA_DE_HAVILLAND_SPANXTC121.jpg
OLIVIA_DE_HAVILLAND_SPANXTC122.jpg
OLIVIA_DE_HAVILLAND_SPANXTC120.jpg
1 of 5
La actriz estadounidense Olivia de Havilland posa durante una entrevista con The Associated Press en París, el sábado 18 de junio del 2016. Podrá estar perdiendo la vista y la audición, pero la mente de De Havilland, quien cumplió 100 años el viernes 1 de julio del 2016, se mantiene impresionantemente nítida. Thibault Camus AP Foto
POR THOMAS ADAMSONAssociated Press
 
PARIS 

Al celebrar sus 100 años de vida el viernes, la indómita actriz Olivia de Havilland finalmente rompió su silencio sobre la rivalidad entre hermanas más famosa de Hollywood.

En una rara entrevista con The Associated Press, la última sobreviviente de la Edad Dorada de Hollywood reveló sus verdaderos sentimientos hacia su difunta hermana Joan Fontaine, la mujer a la que se refiere como la "Dama Dragón".

Mientras posa sobre un diván en un recatado vestido negro en su residencia parisina, la aún glamorosa ganadora de dos Oscar dice en broma que solo "las perlas son falsas" antes de acordar responder preguntas más detalladamente vía email, su modo predilecto de comunicación debido a su deteriorada vista y audición.

De Havilland dijo que la "leyenda de una pelea" con su hermana fue creada por un artículo titulado "Sister Act" en la revista Life después de los Premios de la Academia de 1942, cuando ambas estaban nominadas. Fontaine, la menos conocida de las dos, ganó por "La sospecha". De Havilland competía por "La puerta de oro".

"Una enemistan implica una conducta hostil continua de ambas partes. No puedo recordar una sola ocasión en la que yo inicié una conducta hostil", expresó. "Pero puedo recordar muchas veces en que mi reacción a un comportamiento deliberadamente desconsiderado fue defensivo".

No podemos saber qué diría al respecto Fontaine; la actriz murió en el 2013. Sin embargo, al describir los Oscar de 1942 en sus memorias de 1978 "No Bed of Roses", pintó un cuadro un poco diferente.

"Toda la animosidad que sentimos mutuamente cuando niñas, las jaladas de pelo, los partidos salvajes de lucha, la vez que Olivia me fracturó la clavícula, todo volvió a mi mente en imágenes caleidoscópicas", escribió. "Estaba completamente paralisada. Sentía que Olivia saltaría al otro lado de la mesa y me tomaría del cabello. Sentía que tenía 4 años y que era confrontada por mi hermana mayor. ¡Maldición, volví a provocar su ira!".

De Havilland terminó ganando los Premios de la Academia por "Lágrimas de una madre" en 1947 y por "La heredera" en 1950, pero al parecer eso no la hizo más simpática hacia su hermana menor. Tras su victoria de 1947, Fontaine se acercó para felicitar a De Havilland y ésta la desairó. El publicista de De Havilland dijo en aquel entonces que "esto data de hace muchos años, desde que eran unas niñas".

De Havilland ha mantenido su silencio y su versión de los hechos, pero en la entrevista con la AP dijo que las memorias de su hermana eran "polifacéticas, varían de adorables a alienadoras".

"Por mi parte, siempre fui amorosa, aunque a veces estuve distanciada y, en los últimos años, apartada", dijo de manera sucinta.

"La Dama Dragón, como eventualmente decidí llamarla, era una persona brillante de múltiples talentos, pero sufría un astigmatismo en su percepción de la gente y los acontecimientos que a menudo hicieron que reaccionara de manera injusto e incluso injuriosa", dijo.

¿Qué le diría a su hermana si estuviera viva hoy para celebrar su 100 cumpleaños?

"Si la Dama Dragón estuviera viva hoy (para mi cumpleaños), ¡me quedaría callada para protegerme!", declaró, revelando que quizás no todo ha sido perdonado.

Para sus años, De Havilland disfruta de buena salud y tiene un sentido del humor agudo. En un momento llamó al entrevistador "pillo" por una pregunta que consideró demasiado inquisitiva.

Aunque la degeneración macular relacionada con la edad ha afectado su vista, la centenaria todavía puede leer claramente texto impreso en blanco y negro y responder preguntas a entrevistas por escrito.

Sube escaleras a diario en su lujosa residencia parisina, y dijo que el secreto de su longevidad tenía que ver con "el amor, la risa y el aprendizaje".

Al revisitar uno de sus papeles más famosos, De Havilland explicó por qué quería encarnar a Melanie Hamilton en "Lo que el viento se llevó" y no a Scarlett O'Hara, un personaje por el que muchas actrices competían.

"Scarlett no me interesaba porque representaba a una 'nueva mujer' que era autosuficiente, como yo. Melanie, en cambio, era más tradicional", dijo.

"Más que nada, quería ser parte de 'Lo que el viento se llevó' porque sentía que el filme iba a tener una vida mucho más larga que otros, ¡quizás de unos cinco años!", bromeó.

De Havilland le atribuye su felicidad a París, una ciudad que permitió "un desarrollo maravilloso" en su vida.

Desde que se mudó a la Ciudad de la Luz en 1953, "por insistencia" de su difunto esposo, el francés Pierre Galante, no encontró razones para volver a Estados Unidos. En París se ha mantenido activa con la comunidad estadounidense, centrada alrededor de la Catedral Americana, que dijo que está hecha para "gente fascinante que vale la pena".

"Para 1951, la televisión ya había tenido tales efectos en los ingresos de las compañías cinematográficas que la Era Dorada que había prevalecido hasta entonces comenzó a desintegrarse. Y para 1953, se había acabado. Hollywood era un lugar deprimente y trágico", dijo.

"(El sexismo) era una realidad que simplemente tuve que aceptar. Los hombres se sentían amenazados y recelosos de las mujeres que tuvieran buenas ideas, y una tenía que tener muchísimo tacto cuando lidiaba con directores y productores", recordó. "En cuanto a la remuneración por nuestro trabajo, las mujeres estaban resignadas a recibir una menor compensación que los hombres".

De Havilland, sin embargo, no se resignó al modo de funcionar de Hollywood. Como es sabido, la actriz de acero le dio su nombre a un emblemático fallo legal, la ley de De Havilland, luego que llevó a Warner Brothers a la corte en 1943 por una disputa contractual y ganó, suavizando por siempre el control de los estudios sobre sus actores y actrices.

"Tan pronto como se confirmó mi victoria legal y fui libre de elegir las películas que hacía, Paramount me presentó el guion de 'Lágrimas de una madre'. ... Era exactamente el tipo de reto por el que luché en ese caso", dijo con orgullo. Su primer Oscar vindicó aún más su batalla legal.

 



#4
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia

image5775b14e6fc2d7.00710475.jpg

La Vida de Julia Norris

Como Lady Marian en Robin Hood

image5775b160767168.71224549.jpg

Su papel más famoso como Meliana en Lo que el Viento se llevó

image5775b1766826b7.32148222.jpg



#5
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia
Hace unos meses ganó un premio x vieja
 
Olivia-2-n.jpg?mtime=20160203103547
 
Ganó dos Oscar por 'Vida íntima de Julia Norris' y 'La heredera', sus romances en pantalla con Errol Flynn causaron sensación en los años 30 y son muchas las veces que la han felicitado por ser la única protagonista superviviente de 'Lo que el viento se llevó' (1939). Sin embargo, Olivia de Havilland nunca había sido premiada por su edad, algo que ha ocurrido este mes gracias a la revista británica 'The Oldie Magazine', que entrega anualmente premios a grandes celebridades que superan un cierto número de años. Olivia, que el próximo mes de julio cumplirá los 100, no pudo trasladarse a Londres desde su París de residencia, pero se mostró encantada de recibir el galardón y mandó un mensaje que se reprodujo durante la ceremonia de entrega, celebrada en la capital británica a principios de febrero.


#6
Alberich

Alberich
  • Sexo:No especificado

La adoro :karina: 

 

Para mí ella ES Melanie Hamilton :gretchen:....y la verdadera última gran estrella y diva de la Era Dorada de Hollywood :gretchen:

 

Es tan irónico que de todo el cast principal de Lo que el Viento se Llevó.... ella fue la única que pasó los 60 años, cuando en la película ella es la única en fallecer :pordios:

 

Que no muera nunca :karina:


  • A Julieta Capuleto le gusta esto

#7
Alberich

Alberich
  • Sexo:No especificado

La rivalidad con su hermana Joan fue además legendaria.... dicen que cuando chica, Olivia hizo un testamento que decía: "le dejo toda mi belleza a mi hermana menor Joan, puesto que ella no tiene ninguna" ..... :pordios:


Editado por Stockbridge, 04 julio 2016 - 22:02 hrs..


#8
Hiperactivo

Hiperactivo
  • Sexo:Hombre

 

Olivia de Havilland rompe el silencio sobre hermana

Al celebrar sus 100 años de vida el viernes, la indómita actriz Olivia de Havilland finalmente rompió su silencio sobre la rivalidad entre hermanas más famosa de Hollywood.

OLIVIA_DE_HAVILLAND_SPANXTC121.jpg
OLIVIA_DE_HAVILLAND_SPANXTC122.jpg
OLIVIA_DE_HAVILLAND_SPANXTC120.jpg
 
 
 

 

Qué increíble lo bien que se ve a sus 100 años y lo lúcida que está :pordios:

 

Cómo olvidar su peor actuación :fun:

 



#9
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia

 

 

 

Cómo olvidar su peor actuación :fun:

 

Ese fue el final del Cine Catástrofe hasta 1996 con Twister e Independence Day.-


:memeo:  :memeo:  :memeo:



#10
Guifro

Guifro
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Not in Kansas anymore
  • Intereses:Miles de cosas...

La amo... Su personaje en "La heredera", Lady Marian y el de capitán Blood, pero por sobretodo Melanie Hamilton Wilkes. Que mujer tan talentosa. :willy: :willy: 



#11
IsaaC

IsaaC
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:la vida :lala:

:jul: no parece de 100 años...



#12
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia
Acciones de usuario
  Seguir
mVg1nlnN_bigger.jpgJARED LETOCuenta verificada@JaredLeto

Happy 100th to a brave, bold, and legendary artist - Olivia de Havilland. Thank you for standing up for artists and the De Havilland Law.


  • A Guifro le gusta esto

#13
Alberich

Alberich
  • Sexo:No especificado

joanoliviaoscars3.jpg

 

Cuando Olivia ganó su primer Óscar y evadió la felicitación de su hermana Joan :pordios:

 

Sólo grandes divas pueden :diva:


  • A Julieta Capuleto, vecinita y luzrose les gusta esto

#14
Alberich

Alberich
  • Sexo:No especificado

Olivia-Havilland-Joan-Fontane-LATINSTOCK

 

"Sáquen rapidito la foto"



#15
Hiperactivo

Hiperactivo
  • Sexo:Hombre

Parece que Olivia era la más bitch de las dos :soto:



#16
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia

Parece que Olivia era la más bitch de las dos :soto:

Yo tengo el libro de Joan Fontaine "No Bed of Roses" en inglés, no tiene desperdicio.  Un ex marido de Fontaine, el Productor de Batman William Dozier llamó al libro "No Bed of Lies".Realmente Joan fue la Dama Drágon, ella describe a Olivia como un León y a ella como una Tigresa. Siempre las quisieron reunir en una película pero nunca quisieron, por que el set volaría en mil pedazos.

 

Casí lo logran en Las Hermanas Bronte rodada en 1942 pero estrenada en 1946, finalmente Ida Lupino (futura directora) tomó el rol de Emily Bronte. En parte la película no fue muy exitosa, por que aparentemente era mala, y en parte Warner decidió destruir el papel de Chalrlotte Bronte que fue el de Olivia y que quedo relegada en los créditos al tercer lugar pese a ser la actriz más famosa de esa película.-



#17
Julieta Capuleto

Julieta Capuleto
  • Sexo:Mujer

Diva :willy: debe ser la última grande del cine clásico que queda :willy: tremenda actriz y tan longeva. Su rivalidad con Joan deberían hacerla película :moolah:



#18
Julietta

Julietta
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:mi alter ego

 

 

Casí lo logran en Las Hermanas Bronte rodada en 1942 pero estrenada en 1946

 

Hubiera sido perfecto :karina: 



#19
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia



#20
vecinita

vecinita
  • Sexo:Mujer
  • Ubicación:Condado de Tabarnia







También se etiquetó con una o más de estas palabras clave: Olivia de Havilland, Jared Leto, Joan Fontaine, Lo que el viento se llevo, Errol Flynn, The Swarm, Feud, Ryan Murphy

1 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 1 invitados, 0 usuarios anónimos