Jump to content

CAPÍTULO 6: "Manada"


Recommended Posts

Previamente....

Spoiler

1)     

GAEL ingresa a la habitación contestando el teléfono, para luego recostarse de espalda en la cama a conversar.

   Finalmente coincidimos en el gimnasio. Todo va viento en popa. 

 Gael 6.jpg

2)       

   Me complace anunciarles, queridas y queridos —. Servando se pavonea—, que muy pronto en este lugar abrirá sus puertas Los Buenos Mozos, un nuevo concepto en Antofagasta.

Servando 16.jpg

El abogado explica a ANTONIO (Renato Munster) a GLORIA (María Elena Swett) y a JORGE (Néstor Cantillana) que Los Buenos Mozos será un café restobar atendido, precisamente, por un Staff de Buenos Mozos; atractivos garzones que tendrán como misión atraer a la futura clientela, por lo cual muy prontamente estarán abriendo casting para integrar dicho staff.

 

3)     

   El bar da lo mismo, podemos recuperarlo luego. Pero no podemos perder control sobre esta casa, después de todo lo que te has esforzado por arreglarla.

Gloria 16.jpg

   Créeme que he sido súper tolerante, no sé cómo podría ser más flexible.

Antonio 3.jpg

   Trata de no contradecir las decisiones de tu madre, por más descabelladas que parezcan. Yo misma le pediré perdón por lo que dije hoy sobre la mamá del Jorge.

   Sí, reina, eso estaría bueno. Estuvo de más sacar ese tema a colación.

   Fue Servando el primero en sacarlo.

   Lo que hicieron sus papás fue una tragedia que nos marcó a todos como familia. Ellos eran comadres y compadres; se conocían hace muchos años.

   Sí, sí, sí; ya me se toda la historia. Ella, se enamoró de tu papá y desató la furia de su violento y adicto marido.

   Sabíamos que ellos eran complicados, pero nunca pensamos que las cosas terminarían en tragedia.

   Ella se cansó y lo envenenó, y después se quitó la vida.

 

4)       

   ¿En serio no hay problema? Sería bacán porque justo hoy día tengo peazo’ e’ carrete.

Renzo 3.jpg

   Pero si te estoy diciendo que las puertas están abiertas para cuando quieras. —dice Servando.

   Ya po’, entonces hoy mismo me voy pa’ tu casa ¡Gracias, Servando! —dice Renzo y lo abraza con agradecimiento.

   Preferiría, eso sí, que mantuviéramos esto en secreto. Di que tienes que hacer tarea con un amigo, o algo por el estilo. No quiero que Antonio o que Gloria piensen que te estoy metiendo ideas en la cabeza a ti también.

   Dale, obvio que sí. Secreto.

 

5)     

   Agradezcan que pude solucionar este desastre ¿Cómo cresta le fuiste a poner los cuernos a la María Ignacia, Camilo?

Gloria 6.jpg

   ¡Me pilló volando bajo! Por fa, quédate piola —pide, expresando cierta desesperación.

Camilo 10.jpg

   Obvio que lo dejaremos en secreto. Mi hermana no se puede enterar de lo que hiciste con esa hueona’.

 

6)     

   Mejor voy a buscar a la Ignacia —dice Camilo.

   ¿Tanto miedo me tienes? —. Slavka se acerca peligrosamente a Camilo. 

   ¿Miedo de qué? —. Camilo moja sus pantalones con el trago de Slavka al intentar evadir un torpe abrazo.

   A que cuente nuestra verdad.

Slavka 8.jpg

Al notar lo tenso de la situación, JERÓNIMO (Etienne Bobenrieth) se ofrece a acompañar a Slavka de vuelta a su casa. Aunque por un lado Slavka se rehúsa a marcharse, y por otro Camilo y Gael manifiestan no estar de acuerdo con que Jerónimo se ‘sacrifique’, éste último insiste pidiendo ayuda a Beto para llevar a cabo su iniciativa y sacar a la chica del lugar.

 

7)       

Cuando SOL (Katty Kowaleczko)  GABITO (Nelson Villagray MONA (Berta Lasalasalen de la casa, desde su escondite, los peores pronósticos de Bruno se hacen realidad: quien vive en la casa que con mucha discreción compró su abuelo hace un par de años es Sol Liquitay.

   Mi papá constituyó un usufructo a su favor en esa casa, le cedió derechos. Pero… ¿Por qué?

Bruno 1.jpg

   Es obvio; esa mujer se está aprovechando de él dice Slavka.

 

 

😎       

 

   La verdad, si hay atado, yo puedo irme.

Gael 16.jpg

   No es por ti, Gael, no lo tomes personal —interviene María Ignacia—, Es solo que las erráticas conductas de Bruno a veces nos desconciertan. Pero obvio que puedes quedarte.

Maria Ignacia 12.jpg

   Erráticas conductas —repite Bruno, sarcástico—; el medio color. Es simple, chiquilles, esta mañana nos encontramos en el gimnasio con el Gael, y me quedé pensando. Debo reconocer que no me he portado de la mejor forma con él, y fuimos re amigos en el colegio. Estoy tratando de redimirme, solo es eso.

 

9)     

   Es un vínculo: Un vínculo sexo-afectivo. Lo defines de esa forma para no hacerte cargo de lo que provocas en ella, pero, aunque no haya título, tienes responsabilidad afectiva.

Vania 16.jpg

   ¡Ah no! Ustedes se pasan de lateras.

Bruno 12.jpg

   Te voy a dar toda la lata que quiera ¿Sabes por qué? Porque conmigo también lo tienes, aunque siempre evites conversarlo —dice Vania, causando un instante de silencio en su acompañante.  

   ¿Qué cosa tengo contigo? —inquiere Bruno algo nervioso.

   Un vínculo sexo-afectivo po’.

   Tus definiciones progres a mí no me hacen mucho sentido.

   Porque no te conviene, porque eres un irresponsable.

   Nosotros no somos nada, solo somos…

   ¿Amigos con derechos?

BRUNO y VANIA interrumpen ka conversación cuando ven a María Ignacia acercarse con intención de dirigirse a los baños

   Ahora sí explícame, por favor, tu verdadera intención al invitar a Gael, porque no me compro este arco de redención pobre —dice la diseñadora.

   Pásate la película que quieras, me da lo mismo —responde él.

   ¿Quieres provocarme, cierto?

(…)

   Yo me enteré de todo porque leí una carta que el Gael le escribió al Camilo. En ese tiempo aún se usaban. Yo lo caché dejándola dentro de su mochila y la saqué para leerla.

Bruno 20 (2).jpeg

   Eres último. —opina Vania.

   Ahí le explicaba que no podían seguir con lo que tenían porque estaba saliendo con un hombre mayor que le daba lo que él pedía, pero que igual seguía amándolo. Eso me dejó pa’ la cagá’ y empecé a hueviar a Gael por fleto.

   Llegas tarde, imbécil. Porque yo sabía de esa carta. Camilo me contó todo, incluso la intimidad que ellos tuvieron.  dice María Ignacia.

   ¿Tuvieron sexo?

   ¿Qué te hace creer que te lo voy a decir?

   Eso es un sí.

   Estoy segurísima de que, si te hubiera pasado a ti, también hubieras cedido.

   Imposible. Yo no me ando con mariconeos como tu pololito.

   Si hay algo de lo que me arrepiento en esta vida, es de haberme metido con un imbécil como tu —dice María Ignacia, impactando a ambos.

Ofuscada, la diseñadora pide a Vania discreción con la ‘vergonzosa información’ que terminó revelándole, y vuelve a la zona de la barra solo para aumentar su incomodidad al encontrar a Camilo y a Gael conversando a solas. Ellos, tratando de disimular lo ocurrido con Slavka, interrumpen sospechosamente la conversación que sostenían al ver a María Ignacia llegar.    

 

10)  

Al apreciar que Renzo se ha dormido, Servando vuelve a los pies de la cama y, con sigilo, recoge los calcetines que le quitó hace instantes para llevarlos a su nariz y olerlos profundamente, manifestando en su expresión facial lo que pareciera ser un gran éxtasis. Luego de hacerlo un par de veces más, decide dejarlos dentro de las zapatillas y abandonar sigilosamente la habitación, sin percatarse de que su huésped no se había dormido realmente. Renzo se alza en la cama y con la misma mirada desorbitada que mantiene hace horas, observa el calzado con los calcetines que Servando ha dejado dentro.

 

 

SÁBADO, MADRUGADA

QUEBRADA CARRIZO, ANTOFAGASTA             03:00

Antofagasta 9.jpg

SOL LIQUITAY (Katty Kowaleczko), GABITO MONROIG (Nelson Villagra), MONA DURÁN (Berta Lasala), GISELA NORAMBUENA (Andrea Eltit) y ELBA BELTRÁN (Patricia Guzmán), todos muy abrigados, están sentados en círculo en torno a una gran fogata que se eleva hacia lo alto en el desolado lugar que han escogido para reunirse. Entonces, Sol hace correr un pequeño vaso con un contenido líquido que cada integrante salvo Elba, termina bebiendo. Luego, les indica que llegó el momento de realizar la pukuy u “oración andina”, donde cada uno debe acercarse al ‘tayta nina’, o padre fuego, y arrojar dentro un papel con intenciones anotadas con anterioridad. Como Gabito prefiere omitir participar de esta instancia, es Gisela quien comienza el ritual, por lo cual se acerca hasta la hoguera y pide-agradece, a viva voz, fuerza de voluntad para que Elba, su madre, pueda trascender el vínculo tóxico que la une al marido que vive en Calama, y arroja el papel al fuego. Mona, luego de que Gisela volviera a su asiento, junto al fuego, pide-agradece en voz baja los sueños con Claudio Véliz, su difunto marido, para seguir construyendo una relación que guíe su caminar en el ‘plano físico Kay Pacha’, y luego arroja su papel a las llamas. Posteriormente, es Sol quien se acerca al fuego para ‘ofrendar’ su nota y ‘elevar unos rezos’. Antes de comenzar a hablar, arma un k’intu, un ramillete de tres hojas de coca que sostiene con una de sus manos y lo lleva hacia su pecho.   

   Sullpayki Pachamama, gracias por permitir el retorno de mi hijo Gael Liquitay Liquitay a este territorio. Te agradezco también el entendimiento que me das sobre la sincronicidad entre su regreso, la activación del Disco Solar Ramayah, y la muerte de Antonio Viejo Toro. Que sea en buena hora: ¡Jallalla!  —dice para sí, sopla el k’intu, y lo arroja junto al papel en la fogata.

Sol 8.jpg

   A mí, más que nadie, me gustaría saber qué se trae mi mamá —dice Gael, desde algún lugar que no es donde está transcurriendo la acción. – Te juro que no tenía idea que el dueño de la casa era tu viejo

SALA, CASA DE GABITO               03:00

Gabito 2.jpg

GAEL LIQUITAY (Nicolás Brown), sentado en el sillón, se sirve otro vaso de piscola; BRUNO MONROIG (Hernán Contreras), junto a él, escucha atento. Ambos demuestran expresas caras de ebriedad.

   A mí no me gusta que mi vieja sea amiga de tu viejo— dice Gael— Él tramitó mi expulsión de la Universidad cuando era director, y fue super lapidario.

   A mí tampoco me gusta, pero la situación ya es así. Lo que necesito es saber cómo enfrentarlo.

   ¿Y qué piensas?

   Conozco a mi papá: le gustan las mujeres más jóvenes que él. La mía tiene casi la edad de tu mamá; debe estar caliente.  

   ¿Y eso sería muy terrible?

   Lo terrible sería que ella se esté aprovechando de eso en su rol de guía espiritual.

   Escúchame: Te prometo que descubriré si Sol tiene alguna intención con tu papá, porque yo también quiero saberlo.

Bruno se sirve otro vaso.

   Tú sabes que mi mamá fue loquilla, y que hizo estupideces por los hombres; yo quiero creer que cambió —prosigue Gael.

   Bueno, voy a creer, entonces, que me dirás si descubres algo.

   ¿No confías en mí, cierto?

   No he dicho eso.

   Pero es obvio: desconfían. Me siguen culpando de la filtración de las fotos de Servando.

   Insisto, no he dicho nada.

   Yo no fui quien filtró esas fotos, Bruno. Lo juro.

Gael 14.jpg          Bruno 17.jpg                  

Bruno reflexiona en lo que dice Gael, lo mira fijo y toma su vaso al seco. 

 

 

“Manada”

 

SÁBADO, MAÑANA

SALA, CASA DE SERVANDO              10:00

Servando 1.jpg       Servando 2.jpg

SERVANDO CUTURRUFO (Bastián Bodenhöffer) baja desde el segundo piso y se encuentra con RENZO LEYTON (Andrew Bargsted) sentado en el sillón, inclinado sobre sus piernas y cubriéndose el rostro con las manos.

   ¡Reviviste! —exclama el abogado, llamando la atención del muchacho. Se acerca hacia él, pero se queda parado a un costado.

   La media caña, sí. —responde Renzo, cantadito y quejumbroso.

   ¿Qué te pasó ayer? Parecías zombie.

   Me pasé po’. Apagué tele.

   Parece que te metiste mucho más que solo copete ¿Qué consumiste?

   ¿Me vas a dar un sermón?

   Sí, si es que andas en malos pasos.

   Servando, porfa, no estoy de humor; me duele la cabeza ¿Me puedes hacer un masaje, mejor? —inquiere el muchacho, recostándose sobre el sillón y extendiendo su pie  hacia Servando, descolocándolo— Anoche me doblé la pata.

Renzo 2.jpg

Servando duda unos segundos tras la petición de Renzo, tratando de disimular su impacto, pero accede a ella sentándose en el sillón junto a su invitado. Renzo mantiene su pierna extendida, esperando el masaje, por lo cual Servando comienza a aplicarlo con fascinación, fijando su atención en el pie del muchacho, buscando su mirada cada tanto mientras este revisa su teléfono.    

   Y más encima me gasté toda la plata. —confiesa Renzo, a bocajarro.

   ¿Todo lo que te di ayer? —Servando duda unos segundos, deteniendo el masajeo, pero prosigue.

   Sí.

   ¡Pero, muchacho! 

   Algo me queda, pero necesito otro poco ¿Me podríay’ prestar más, porfa? Prometo devolverte todo.

   ¿Cuánto necesitas?

   ¿Me prestas cien lucas?

   ¡¿Cien?!

Servando 19.jpg

   Es que hace rato quiero comprarme unas Jordan, y necesito pa’ mantenerme en la semana.

   No lo sé, Renzo…

   ¿Puedes presionar un poco más fuerte ahí? — Renzo indica dónde moviendo sus dedos— Ahí me duele. Si no puedes prestarme, tranqui’, le pido al Antonio no más.

   Te daré cincuenta; obviamente no pretendo que me los devuelvas. Pero no puedo darte cien mil así como así. 

   ¡Vale, vale! Todo sirve. Gracias, Servando —dice Renzo, un tanto seco, y vuelve su atención al teléfono.

   ¿Te vas a quedar a almorzar? —inquiere Servando.  

   No —Renzo se reclina y vuelve a sentarse, dando por finalizado el masaje—. Es que el Camilo y mi tía Nacha me invitaron a almorzar con ellos, y quiero ir.

   Ah, bueno —responde Servando, con decepción.

   ¿Me los prestas ahora… por fa?

Servando se queda unos instantes contemplando la desfachatez de su acompañante.

   Lo haré —dice—, pero quiero que me devuelvas las llaves que te di ayer. Te las facilitaré solamente cuando te quedes acá.  

DORMITORIO DE JERÓNIMO, CASA DE MONA                    10:00

Mona 3.jpg

JERÓNIMO VÉLIZ (Etienne Bobenrieth), acostado en su cama, lleva varios minutos mirando el techo, pensando en lo ocurrido la noche anterior y esperando que SLAVKA PETRIC (Luciana Echeverría), quien duerme a su lado, despierte. Ella, poco a poco, comienza a incorporarse.

   ¿Qué hacís’ acá? —se queja Slavka, llevando una de sus manos a la frente.

   ¿Es mi pieza? —responde él, con sarcasmo.

   ¿Dormimos juntos?

   Así parece.

   Pero tú debiste irte a otra pieza, o dormir en un sillón. —se queja.  

   El Beto durmió en el sillón porque no querías que se acostara acá, y me pediste dormir conmigo pa’ cuidarte.

   Y tú de seguro te aprovechaste ¡Te vas funado!  

Slavka 8.jpg

   ¡Oye, loca! ¡No pasó nada! Agradece que te cuidé, más bien. Y que te saqué del Toro Bravío, porque estabay dejando la zorra.

   ¿Cómo la zorra?

   ¿No te acorday’ de que insinuaste que tú y el Camilo tuvieron algo?

Jerónimo 5.jpg

La información que Jerónimo le revela a Slavka la deja impactada, pues sus recuerdos sobre lo ocurrido anoche son difusos. Al verla afectada, Jerónimo, mirándola fijamente a los ojos, ofrece su confianza, jurando que guardará en secreto cualquier cosa que ella quiera contarle. Así, finalmente, Slavka revela a Jerónimo que hace algunos meses tuvo un affair con Camilo Toro.  

   ¿Y Bruno lo sabe? —pregunta Jerónimo.

   No, y no tendría por qué decirle; somos amigos con derechos no más. Tú eres una de las pocas personas que lo sabe.

   Disculpa la pregunta, pero ¿Te estás metiendo con el Bruno pa’ molestar al Camilo?

   Para nada. Las cosas con el Bruno se dieron, y me gusta.  

   Pero igual disfrutarías que el Camilo se picara.

   Obviamente.

LIVING, CASA DE MONA                10:15

Mona 1.jpg

MONA pasa la aspiradora por la alfombra cuando VANIA VÉLIZ (Susana Hidalgo) baja del segundo piso vistiendo su pijama (polera manga larga amarilla y buzo de franela morado), con intención de dirigirse a la cocina para desayunar. Al ver que Vania se queda parada mirándola, Mona apaga la aspiradora.

   ¿El Jeri está con alguien? —pregunta Vania, levemente descolocada— Escuché una voz de mujer en su pieza.

   No sé, hija. Ni idea.

   Olvidaba que anoche, cuando llegué, no estabas ¿A qué hora volviste?

   Recién; hace poquito.

   ¿Y qué haces despierta? ¿Por qué no vas a dormir?

   ¿No te acuerdas cuando llegabas de tus exámenes en la universidad, sin haber dormido en toda la noche, y te ponías a hacer aseo? De tal palo…

   Ok, te lo concedo ¿Estabas con tus amigos místicos?

   ¿Por qué tanta desconfianza, Vania? Si ya viste el tipo que cosas que hacemos con mis amigos.

Mona 2.jpg

   Es que desconfío de esa Sol, y de las cosas que hace para conseguir financiamiento para “su misión” ¿Sabías que la casa donde vive la tiene en usufructo gracias a Gabito?

Vania 4.jpg

   ¿Por qué no dejay’ de meterte en hueás, Vania? —inquiere Mona, enfadada, pero recapacita en el acto al ver la impresión de su hija— Perdón, mi amor, es que me harta tanto cuestionamiento.

   Super zen —musita Vania, sarcástica.   

Justo entonces, como salvando a Mona, desde el segundo piso aparecen JERÓNIMO y SLAVKA. Impacto en el rostro de Vania.

   ¡Buenos días! —exclama Slavka, sonriente, y se acerca a saludar a Mona de beso en la mejilla y con efusividad— Usted debe ser la mamá de los secos mellizos Véliz.

   No puede ser —se lamenta Vania, mientras Mona saluda a la joven con simpatía.

   Mi amiga tuvo un percance ayer, y se quedó acá —explica Jerónimo, con naturalidad.

   No hay problema, hijo, no tienes por qué dar explicaciones.

   Y será mejor que se vaya pronto, porque tiene que recuperar la caña antes de la expo. —dice Vania, elevando el volumen de su voz.

   ¡Colega, cuánta razón tienes! Pero aún me quedan un par de horas para hidratarme.

   También un par de años para considerarte mi colega —dice Vania, para sí.

   ¿Vas a participar de Territorio y Consciencia? —pregunta Mona— Con una amiga también vamos a estar ahí.

   Sí. Voy a participar por Andina Pop: soy embajadora de la marca. Seguro ha oído sobre ella.

   ¡Claro que la conozco! Me encanta lo que hacen.

Mona le explica a Slavka que con su amiga impulsaron Las Delicias de la Chola, un emprendimiento por el cual venden pastas a la huancaína, de aceitunas y de ajíes, pero también aceites naturales y jabones. Es así como la influencer se ofrece a promocionar el stand de Las Delicias de la Chola en su cuenta de Instagram cuando se encuentren en la expo. Luego de que la muchacha se despidiera con exagerada simpatía, incluso de Vania, Jerónimo vuelve a su dormitorio en silencio, y Mona a encender la aspiradora. Entonces, Vania, como derrotada, se desploma en el sillón para asimilar lo recién ocurrido. Al revisar su teléfono, se da cuenta que tanto María Ignacia como Bruno le han escrito, ella para preguntar si, como de costumbre, le ayudará a transmitir el evento en redes sociales, y él comentando que está planeando una nueva junta para esta noche, pero solamente de ‘machos’. Lo que más llama la atención de la abogada, es el hecho de que ninguno de los dos hace referencia a la revelación de anoche del affaire que tuvieron hace años.

   Hueones’ buenos pa’ hacerse los locos— se dice.    

DORMITORIO, DEPARTAMENTO DE MARÍA IGNACIA Y CAMILO      10:15

CamiloIgnacia 1.jpg         CamiloIgnacia.jpg      

CAMILO TORO (Gabriel Cañas) y MARÍA IGNACIA MARTÍNEZ (Carmen Zabala), ambos vistiendo pijama (él camiseta blanca y buzo holgado gris, y ella un camisón corto rosa) están sentados en su cama, terminando de desayunar y comentando pormenores de la noche anterior. Aunque Camilo evita referirse al actuar de Slavka, su novia insiste en sacarla en la conversación. 

   ¿Tan rápido se curó? —inquiere ella.

   Sí. Se puso super catete.

   Espero que aparezca con la mejor cara esta tarde.

   No sé qué tan bueno sea que la tengas en Andina Pop. A diferencia del resto de las chicas, ella tiene cero pinta de mujer andina.

   Yo sé. Pero la ridícula cantidad de personas que la sigue en Instagram me son muy convenientes por ahora.

   ¿Tienes todo listo para la expo?

   Usted no se preocupe de la expo y haga lo que tenga que hacer.

   Solo estaba preguntando, cuchita.

   Te conozco muy bien, amor. Tengo todo okay; Vania me ayudará —. María Ignacia lo besa en la mejilla— Andina Pop es mi responsabilidad, amor, no tuya.

   Me encantaría ayudarte, pero tengo esta carga atrasada que debe salir hoy, sí o sí.

   Lo sé. Y además está el almuerzo con tu familia. Recuerda que tenemos que calmar las aguas entre el Renzi y el resto.

   Tienes razón, mejor me muevo —. Camilo se levanta de la cama.  

   ¡A la noche podríamos pedir algo rico para comer! —propone con ocurrencia María Ignacia; Camilo calla.

   Es que… el Bruno quiere ir a la disco hoy.

   ¿De nuevo carrete? ¿Y ese no tiene caña?

María Ignacia 7.jpg

   Debe seguir ebrio; por eso propuso una noche de machos. 

   O sea que es sin nosotras ¿Invitó a Gael también?

   Sí, lo invitó. Anoche en su after privado se reconciliaron ¿Te incomoda que salga con nosotros?

   La verdad es que, sí, me incomoda un poco.

   Pero amor…

Camilo 1 (6).jpg

   Tranquilo. Sé que entre tú y él no pasa nada y no pasará nada.

   Ya te dije que no soy ni homo ni bisexual; no sigas con eso —dice Camilo, con leve molestia en su expresión.

   Solo encuentro raro que lo incluyan tanto de un día para otro.

   Es que el Bruno debe querer cachar qué onda la mamá de Gael con su papá. O tal vez realmente está feliz de que nos hayamos reencontrado, pero le cuesta asumirlo ¿Quién sabe?

   El arco de redención pobre toma consistencia.

Sin decir más y evitando profundizar en el “tema Gael”, Camilo continúa arreglándose para salir. María Ignacia, por su parte, lo observa con perspicacia, también guardado silencio.   

SALA, CASA DE LOS TORO                      11:33

Toro 1.jpg        Toro 3.jpg   

GLORIA MARTÍNEZ (María Elena Swett) ingresa al inmueble, acomoda sus lentes de sol sobre la frente y deja la cartera en el colgador. Con rapidez logra darse cuenta de que ANTONIO (Renato Munster) se encuentra mirando hacia el patio trasero de la casa, pero como escondido por debajo del marco de la ventana. Sin que se dé cuenta, Gloria se acerca a su pareja.

   ¿Qué haces? —pregunta, dándole a Antonio una fuerte impresión.

   ¡Mi amor! —exclama Antonio, superando el exabrupto con un suspiro — ¡Shhht!

   Andas asustado parece.

   Nada que ver, reina. Pasa que el Jorge y mi mamá llevan un buen rato conversando y estoy tratando de cachar qué onda.   

   ¡Ah no! ¿Jorge vino a almorzar? —se pregunta ella, con desagrado.

   Parece que sí. Mi mamá lo llamo para conversar; espero estén arreglando sus problemas.  

   A estas alturas sus problemas me dan lo mismo. Lo que es yo, te informo que saqué a la Millaray de nuestras vidas; tú y Camilo ya pueden relajarse.

Gloria 1.jpg

   ¡¿Qué, qué?! ¿Qué hiciste, Gloria? —se pregunta Antonio a sí mismo, con lamento y resignación.

   La Coca tiene una amiga enfermera que hace clases en su universidad. Así que la amenacé frente a su abuela con arruinar su carrera si seguía metiéndose entre Camilo y María Ignacia.

   ¡Pero amor! Metiste a la Coca —niega con su cabeza.

Antonio 8.jpg

   Basta, Antonio; el problema está solucionado. Y pobre de ti que también andes metido en cosas raras.    

Antonio no termina de asimilar la información que Gloria le acaba de transmitir cuando se percata de que su madre, su amigo y su empleada doméstica están por ingresar a la casa nuevamente. Así, él y Gloria avanzan con velocidad hacia los sillones para sentarse en ellos y simular una conversación. Entonces, ingresan NELIDA CUTURRUFO (Gloria Münchmeyer), JORGE LEYTON (Néstor Cantillana) y JESSICA AYALA (Juana María Rodríguez) cargando al bebé DINEL. Jorge lleva a Nélida de gancho al brazo. Lo hermosa que Jessica se ve en tenida de diario sorprende a Gloria, quien manifiesta su desprecio con una leve expresión facial. Jorge saluda a Gloria con un gesto.

   Me alegra verlos así de bien —dice Gloria, y se pone de pie— Sinceramente, estaba preocupada. Ayer me desubiqué con la forma en que dije las cosas.

   Al menos tienes la decencia de reconocerlo —responde Nélida—. No me gustó que tú y Servando hayan sacado a colación la muerte de los papás del Jorge. Es un tema sumamente doloroso y complicado.  

   Yo lo sé, y por eso quería disculparme, Nélida. Tu y yo hemos estado discutiendo tanto desde que murió don Toño, que exploté. Te pido perdón; me gustaría que pudiéramos llegar a ser buenas amigas.

   Tranquila; gracias a eso, con Jorge conversamos. Después de todo, creo que fue para mejor. —. La anciana da a Jorge unas palmaditas en la espalda.

   Todo siempre pasa por algo, señora Nela —dice Jessica, con satisfacción, exasperando en el acto a Gloria, quien se esfuerza en disimular su molestia por lo que considera una intromisión de la dominicana.

Jessica 4.jpg

   Con la Nela hablamos de lo que pasó en el pasado, y no fue culpa de ninguno de los dos lo que hicieron mis papás y el Viejo Toro.

Jorge (1).jpg

   Somos víctimas, de hecho.

   Después de que mi mamá hizo lo que hizo, la Nela me recibió como pudo, y se tragó el orgullo pa’ criarme. Es como una mamá pa’ mí.

   No me quedaba de otra pues, Jorge. Tu mamá fue la amante del Toño, pero también fue mi amiga, y por eso soy tu madrina. Aprendí a quererte como un hijo, y lo sabes.

Nélida (13 (1).jpg

Jorge se despide de todos, señalando que aprovechará de ‘tirar’ a Jessica y a Dinel al centro, por lo cual Antonio advierte a la mujer de tener cuidado con lo ‘picao’ e’ la araña’ que puede llegar a ser su compadre. Es en ese momento que llegan CAMILO, MARÍA IGNACIA, RENZO (éste con lentes de sol puestos) y PABLITO LEYTON (Diego Guerra). Aunque manifiesta felicidad de ver a sus hijos, Jorge los saluda y se despide inmediatamente, como huyendo. Al percatarse de esto, con firmeza, Gloria exige a Jorge quedarse para conversar con Renzo, pero el padre de los muchachos evade su responsabilidad, saliendo de la casa junto a Jessica y Dinel, llenándose de excusas. Renzo, también escapando de la confrontación, intenta subir a su dormitorio, tomando de la mano a su hermano para escabullir, pero Gloria se adelanta hacia él y lo detiene con un fuerte apretón de brazo. Aun así, Renzo zafa.  

   ¡Exijo respeto, Renzo! —exclama Gloria, enfadada— mínimo que te saques los lentes y me expliques por qué vienes llegando a esta hora.

   No pienso dar ninguna explicación —responde él, desafiante.

   ¡No le hables así a tu mamá! —interviene Antonio— ¡Te dije lo que iba a pasar si seguías con tus faltas de respeto!

   Hagan lo que quieran con su plata, no me interesa.

   ¿Y piensas mantenerte solo, acaso? Gracias a Antonio, no has trabajado un peso a nadie.

   El Renzo trabaja mucho cuidándome a mí y a… —alcanza a decir Pablito, con tenacidad, pero es interrumpido.

   Yo veré lo que hago —. Renzo también se mantiene firme.  

   Mientras vivas en esta casa, vas a obedecer lo que Antonio y yo digamos. —dice Gloria. 

   Que bueno que tocay’ el tema, porque estoy pensando irme de acá.

Renzo  (2).jpg

   ¡Já! Permíteme reír ¿Qué va a hacer un niño como tú viviendo solo? Preocúpate por terminar cuarto año, mejor será, que estás a punto de repetir otra vez. 

   Recuerda lo que hablamos de venida, sobrino— dice María Ignacia, con tono amigable, pero firme— Si te vas a ir de acá, trata de que sea en buenos términos.   

   Imposible con esta señorita. No me soporta, ni yo a ella; cualquier lugar es mejor que acá.

   Lo único que te interesa es fumar marihuana todo el día; para eso te quieres ir a vivir solo —insiste Gloria— ¿Sabes? No me voy a calentar la cabeza por ti. Ándate y destruye tu vida si quieres, pero cuando regreses pidiendo perdón, yo…

   Gloria, no es necesario —. Nélida la interrumpe con prudencia— Renzo, sube a tu pieza; luego vamos a hablar. Por más harto que estés, nos debes respeto a todos en esta casa.

Renzo, tragando su rabia, sube a su dormitorio en compañía de Pablito.  

   Quiere irse a vivir con nosotros, Gloria. — revela María Ignacia.

   Pero ustedes aún ni se mudan al nuevo departamento —responde esta, preocupada.  

   La idea era irnos a vivir allí después del matrimonio, pero considerando el problema que tienen con Renzi, con Camilo lo hablamos y tal vez nos vayamos antes.

   El Renzo es un pendejo malagradecido. Ustedes no tienen por qué hacerse cargo de él; deben enfocarse en ser una familia.

   Gloria, tus concepciones de familia son muy distintas a las nuestras.

SALA, CASA DE SOL          11:55

Sol 3.jpg

GAEL está sentado en la mesa del living comiendo unos sándwiches de queso y jamón, cuando SOL baja las escaleras del segundo piso, bostezando. Gael da un mordisco viendo a Sol descender los peldaños.

   ¿Recién despertando? Estuvo bueno el carrete, parece.

   ¡Ni te imaginas! —dice ella, con gozo, y estira sus brazos y su mirada hacia el techo— desperté renovadísima.

   Mira qué buena caña deja la ayahuasca.

   Como no tienes idea. Pero ayer no bebí abuelita, bebí wachuma… San Pedro.

   Piola.

   Podríamos compartir esa medicina un día, hijo. —Sol se sienta también en la mesa, y vierte agua en vaso desde una jarra de vidrio— Hermosa experiencia.

   Sí, podría ser.

   ¿Tienes planes para esta tarde? Con la Monita vamos a participar en una expo con nuestro emprendimiento.

   Pucha, sí; voy a salir. Será para la próxima.

   ¿Y puedo preguntar para dónde vas?

   Prefiero reservarme algunas cosas, Soledad.

   Has estado bastante misterioso estos días.

   Si eso te molesta, o algo, me avisas. Puedo acomodarme en otro lugar.

   Yo sé que a ti no te gusta que me meta en tu vida, ni que te pregunte con qué tipo de personas creas vínculos, o de dónde sacas dinero para pagar un gimnasio. Pero si viviremos juntos, creo que sería provechoso compartir nuestras experiencias.

   ¡Dale! Partamos por ti: comparte tu experiencia con Gabito Monroing. 

   Ya te he contado sobre mi conexión con Gabito; somos compañeros de camino —responde Sol, con una sonrisa.

   ¿Un poquito más de profundidad en la respuesta, por favor? Yo sé que puedes.  

   Somos buenos amigos, Gael. No siento atracción afectiva ni erótica por él. Y si la hubiera, no tendría nada de malo.   

Sol 18.jpg

   A mí me da la leve impresión de que ese viejo está caliente contigo, y de que tú lo notas y te aprovechas de eso.

   Los seres humanos somos criaturas muy perceptivas, más de lo que creemos, y la Pachamama, además, nos ayuda mandándonos señales. Claro que noto que a Gabito le gusto, pero no me estoy aprovechando de eso, porque he sido clara en no dar ningún tipo de señal. 

   Tal vez hayas sido clara o no al darle ilusiones; no lo sé. Pero aceptar los derechos que te cedió por esta casa sí es sacarle provecho ¿Por qué no hablamos del usufructo?

Gael 5.jpg

   Veo que anduviste haciendo averiguaciones.

   Sí, Bruno y yo. Y los dos tenemos muchas preguntas.

   ¡Qué bien que estés arreglándote con tus amigos!

   ¿Estás tratando de zafar?

   Hay un motivo por el cual Gabito me cedió derechos sobre esta casa, pero no te lo puedo contar todavía. Al menos no, si no hablo con Gabito primero.  

   ¿Ves? Por eso prefiero que no nos metamos en los asuntos del otro. Tranquila, entiendo que no quieras contármelo, pero entonces no trates de meterte en mi vida.

   Vamos poco a poco, Gael. Me interesa que podamos construir confianza entre los dos.

DORMITORIO DE BRUNO, CASA DE BRUNO.          10:30

Gabito 4.jpg

Acostado en su cama, BRUNO organiza con motivación la eventual ‘noche de machos’ de hoy a través de Whatsapp. De pronto, le llega una nota de audio de Gael donde le explica que Sol admitió que sí hay una causa del usufructo concedido a su favor por Gabito. Bruno queda muy extrañado al oír esta información. Es entonces que, justamente, ingresa GABITO, reclamando por el desorden que su hijo dejó en el living la madrugada anterior. El anciano abre las cortinas; Bruno se molesta.

   No quieres que te huevee, pero tú no dejas de huevearme —reclama.

   Y así será, hasta que encuentres tu propio lugar.

   Si tanto quieres que me vaya, podrías darme una de tus propiedades en usufructo y se acaba el asunto.

   No te di esta carrera para que vivieras de mi costilla. Trabaja, y cómprate un departamento.

   No creo que te cueste tanto cederme derechos sobre alguna casita; después de todo no te costó nada hacerlo con esa Sol.

   Veo que ya te enteraste, entrometido. Te lo advierto por última vez: deja de meterte en mis asuntos.

   Quiero que me expliques por qué te acercaste a esa mujer.

   ¡¿Y a ti qué te importa?!; me gusta; me enamoré de Sol ¿Contento?

   ¿Tanto como para cederle derechos sobre esa casa? —. La interrogación de Bruno descoloca a Gabito— No te creo viejo, hay otro motivo.

   ¡Já! ¿Y podría decirme, detective, cuál ese motivo?

Gabito 1.jpg

   Yo pensaba que esa mujer se estaba aprovechando de ti; que estabas caliente con ella, y era. Pero Sol le acaba de admitir a Gael que hay un motivo por el cual le cediste derechos.

   No tengo nada más que hablar contigo — Gabito da media vuelta con intención de salir del dormitorio.

   Esa mujer te está extorsionando ¿Cierto? Le contaste la verdad…

   No tienes idea de lo que estás hablando. —se defiende, volviéndose.

   En un arranque de honestidad y culpa le confesaste a tu gurú lo que hicimos, y te está extorsionando por su silencio ¡está claro!

   Déjate de ver películas, Bruno. No seas ridículo. Una persona como tú jamás entendería mi conexión con ella.  

   No sé en qué estaba pensando cuando te ayudé hackearle el correo a Servando.

Bruno 3.jpg

   Nadie te obligó a hacerlo.

Gabito abandona la habitación. Bruno rechina sus dientes de la rabia.   

SÁBADO, TARDE

TRANSPORTES TAURO                 17:00

Transportes Tauro 1.jpg

Un par de camiones salen de las instalaciones dejando atrás una larga hilera de otros tantos que esperan su turno de hacerlo, mientras algunos impacientes choferes tocan las bocinas de sus máquinas. CAMILO y PATRICIO ESCUDERO (Pablo Casals) supervisan el procedimiento de salida de la carga atrasada. Entonces, hace ingreso la camioneta de Antonio y se estaciona en un espacio destinado a tal efecto. De ella bajan ANTONIO y GLORIA, quienes se disponen a caminar hacia donde se encuentran Camilo y Patricio. En el trayecto, como es habitual, varios de los camioneros y operarios de Transportes Tauro se quedan contemplando la belleza y el estilo de Gloria. Al notar esto la pareja, ella exacerba sus movimientos al caminar y él infla su pecho.

   Sorry por hacerte venir, viejito, pero esto de los bloqueos me tiene harto —se excusa Camilo cuando la pareja llega junto a él.  

   Tranquilo mi Toro, has estado toda la semana con este lío, y venir además el sábado…

   Y todo parece indicar que las manifestaciones no van a parar —agrega Patricio—; esta semana se vienen nuevos cortes en la ruta.

Patricio 2.jpg

   Supongo que te urgía la ayuda de Antonio para poder ir a lo de mi hermana —interrumpe Gloria.  

   Sí, o sea, pretendo escaparme ahora. —responde él, evasivo.

   Bueno, para que vayas tranquilo, aprovecho de comunicarte que solucioné el problemita de la Millaray.

   ¿Te parece que lo hablemos en otro momento, Gloria?

Otro par de camiones avanza en la hilera, por lo cual Antonio y Camilo proceden a supervisar su salida. Aprovechándose de esto, Gloria se aleja del grupo para ingresar al recinto tratando de pasar desapercibida. Patricio, sin embargo, quien si ha notado la desaparición de la mujer, decide seguirla.

RECEPCIÓN, TRANSPORTES TAURO                17:10

Transportes Tauro 2.JPG

GLORIA ingresa al lugar con velocidad, pero antes de que el brazo hidráulico cerrara la puerta, PATRICIO logra entrar también.  

   Señorita Gloria, a don Antonio no le gusta que….

   No hay problema, él tiene confianza conmigo.

   Es que si pasa yo voy a tener proble…

   Tus problemas a mí no me importan, lindo. Arréglatelas.

Gloria ingresa a la oficina de su pareja; Patricio se devuelve a exteriores.

OFICINA DE ANTONIO, TRANSPORTES TAURO           17:10

Transportes Tauro 3.jpg

GLORIA entra en la oficina, y se dirige con presura hacia el computador de Antonio para inmediatamente revisar su mensajes privados en redes sociales y su correo electrónico. Si bien no encuentra lo que imaginó podía hallar, si descubre un correo que confirma el pago de una suscripción a la página de pornografía AltPorn, lo que causa en ella una desagradable sorpresa. Su impacto es mayor cuando ingresa a la página a revisar el historial de búsqueda de su pareja, y se encuentra con que esta le recomienda “tetonas, culonas, lesbianas, tríos y orgias” como contenido para él. De pronto, con cara de susto, Antonio aparece en el lugar.

   ¡¿Qué haces?! —exclama.

   Eres tremendo asqueroso, Antonio Eugenio Toro.

   ¿Qué onda?

   ¿Esto es lo que haces en tu trabajo? ¿Mirar pornografía?

Gloria 12.jpg

   ¡Gloria, no tenías derecho!...

   Tengo todo el derecho del mundo, si ya no estás teniendo sexo conmigo. Necesitaba una explicación y la encontré: eres un depravado.

   Por favor, no exageres, es solo porno.

   Tienes cuenta premium, Antonio. Para llegar a ese punto tienes que estar muy insatisfecho. Simplemente dime que ya no te caliento.

   Eso no es así, mi amor…

   ¡Mientes! Siempre tienes excusas para no hacer el amor. Hazte hombrecito y dime la verdad —Gloria, encolerizada, deja caer unas lágrimas.

   No llore, reina, por favor…

Antonio 12.jpg

   Prefieres andar mirando a esas cerdas en vez de tocarme a mí, que soy tremenda mujer.  Ándate a la mierda.

Gloria abandona la habitación dejando escapar el llanto contenido, mientras Antonio la observa salir la oficina.   

PARQUE CROACIA, ANTOFAGASTA                  17:15

Antofagasta 2.jpg

Varios stand se han instalado en la explanada del parque en lo que es la Expo Territorio y Consciencia que organizó la Municipalidad de Antofagasta. En uno de ellos, SOL y MONA se encuentran promocionando Las Delicias de la Chola, donde además de sus productos gastronómicos, ambas ofrecen terapias de reiki, de sonido, y lectura de registros akáshicos. Las amigas atienden a unos turistas gringos muy interesados en llevar cada una de las pastas que han degustado, cuando GABITO, DASLAV PETRIC (Felipe Castro), y COCA FONTANA (Claudia Pérez) se hacen presentes. Tras atender a los satisfechos clientes, Sol y Mona reciben a los nuevos visitantes.

   ¡Venimos por lo prometido! —exclama Coca, con exagerada simpatía.

   Si están muy ocupadas, podemos hacer la terapia otro día— dice Daslav.

   No hay problema; habíamos quedado en esto —responde Sol, amable—. Primero les haré una terapia de sonido con cuencos tibetanos y campanas, y luego les haré reiki. Mi compañera Mona se encargará de atender a los clientes mientras tanto.

   ¡Maravilloso!

Coca 6.jpg

   ¿Pensaron cuáles son los aspectos que les gustaría sanar como pareja? —dice Mona.

   Es la Coca quien más esfuerzo tiene que poner ahí ¡Harto hay que hacer para sanar su carácter!

Daslav 3.png

   Y tú podrías esmerarte en sanar lo pusilánime —responde Coca, ofendida, sorprendiendo a Daslav con el comentario, y dejándolo con la boca cerrada.

   En una terapia para dos, siempre se debe sanar en equilibrio y reciprocidad. Coméntenle a Mona qué ha venido a sus mentes, mientras yo converso un rato con Gabito un tema pendiente. Luego ella me dirá cuáles son los chumpi ñawi que debemos trabajar.

   ¿Los qué? —preguntan Daslav y Coca al unísono, con caras de extrañeza.

   Los chumpi ñawi son como los chakras del sistema hinduista, pero en el sistema andino —explica Mona— Según lo que ustedes me comenten, Sol sabrá en qué parte del cuerpo focalizar la energía. Anda, amiga, que yo les explico.

Mientras Sol y Gabito caminan hacia el pasto del parque, alejándose del stand, Coca le pide Mona contarle si Gabito y Sol son pololos. Y aunque Daslav se une a su mujer en la insistencia por saber, Mona les aclara que solo Sol puede responderles esa inquietud. Lejos del stand, Gabito pide perdón a Sol por los inconvenientes causados por la revelación de la existencia del usufructo que ha concedido en su favor.  

   Bruno lo descubrió y le contó a tu hijo. Hoy me estaba increpando al respecto. —dice él.

   Sabía que esto iba a pasar. Creo que llegó el momento de hablar con la verdad.

   ¡Por favor, no! No estoy preparado, Solcita.

   Ya le dije a Gael que sí hay un motivo detrás del usufructo.

   Pero inventémosle algo —propone Gabito, con preocupación.

   Son tiempos de pachakuti, amigo, y acabamos de vivir un eclipse de sol; inevitablemente muchas verdades saldrán a la luz.

   Me odiará; yo arruiné su carrera.

   Y yo acepté esa casa modo de compensación y en nombre de él; también se enojará conmigo.

   Veo que estás decidida a contarle. Dame unos días para prepararme ¿Sí?

   Tenemos que apurarnos; este 21 de diciembre se cumple el primer septenio desde que se celebró el comienzo del pachakuti en Isla del Sol. Después de esa fecha, nos conviene estar libres de karma.

   ¿Crees que las cosas finalmente cambien después del solsticio?

   Estos siete primeros años fueron la gestación del cambio. Desde el próximo solsticio, el cambio se materializará en todos los planos, y el mundo externo nunca volverá a ser lo que fue. Tampoco nuestros mundos internos.    

Varios metros más allá, y en un stand más grande, JERÓNIMO toma fotografías a SLAVKA y NADIA modelando prendas de Andina Pop. MARÍA IGNACIA coordina a su equipo, al tiempo que VANIA transmite en vivo para el Instagram de la marca. En ese momento, mirando la pantalla, la abogada cae en cuenta de que BRUNO ha llegado al lugar y que camina hacia ellas, mirando a la cámara y comiendo unas cabritas. Con propiedad, Bruno entra al stand y saluda a las amigas de beso y abrazo, motivo por el cual Vania pausa la grabación.

   ¿Ya me pelaron? —pregunta Bruno con una sonrisa coqueta. 

   Entérate que no eres el centro del mundo, huachito —responde María Ignacia—. Estamos pendientes de otras cosas ahora. 

   De hecho, con la Nacha no hemos tocado el tema “ustedes” —dice Vania— Ambos se están haciendo los locos.

   No existe ese tema, amiga. Lo que pasó, pasó, y no tiene sentido volver a hablar de eso ¿Ok?

   Suscribo —. Bruno come sus cabritas.

   Siempre supe que había algo entre ustedes; el Bruno es demasiado obvio. Pero jamás imaginé que lo habían concretado. —insiste.

   No hay nada, ni nunca hubo nada, Vania. Basta.

   Mejor hazle caso a la jefa, amiga. —. Bruno sigue comiendo, como desinteresado.   

   ¿Y qué te trajo por acá? —inquiere Vania, haciéndose la desentendida— Yo te hacía organizando tu noche de machos.

   Estaba aburrido y bajé un rato a ver qué onda ustedes; como esta noche es sin chicas. Además, La manada ya fue convocada; está todo listo para hoy.

   Pésima idea autodenominar a tu grupo de machos como “manda”, te diré.

Vania 1.jpg

   ¿Y qué culpa tienen los animales de las hueás’ que hacemos los humanos?

   Te veo demasiado empeñado en unir a Gael a tu manada —dice María Ignacia, dejando entrever su molestia con su tono de voz. —no me compro tu redención. 

   Lamentablemente ese es problema tuyo, María. Y vas a tener que aceptarlo no más, porque ayer hubo pura buena onda en la ma-na-da. Y hoy se repite en la disco.

   Tuvieron un after privado supe —dice la diseñadora, con insidia.

   Yo creo que ahora Gael va por ti —se suma Vania, con el mismo tono.

   ¿Perdón? ¿Están insinuando algo? Y yo pensaba que las abiertas de mente eran ustedes. —se defiende.

Justo en ese instante, Slavka interrumpe la conversación para saludar a Bruno con un abrazo apretado, molestado con ello a las amigas. Aprovechando la intromisión, la influencer pide permiso a María Ignacia para salir un rato al stand de Las delicias de la Chola bajo la excusa de generar lazos estratégicos para la marca. La diseñadora acepta, como superada, y continúa con sus labores en el stand, dando por finalizada la conversación con sus amigos. Slavka, por su parte, se retira del lugar acariciando suavemente la barbilla de Bruno en el acto.       

   ¿Y descubriste algo ayer, en tu after íntimo? Me refiero a lo de Sol y tu papá —Vania continúa la conversación.   

   Gael no sabía de la existencia del usufructo, y me va a ayudar a cachar qué onda su mamá.

   Y tú confías en él, así sin más.

   Es que me harté de esta situación, Vania. Mi viejo está caliente con la Sol, y ya. Por eso el motivo del usufructo ese.  

   No lo sé. Temo que la cosa no sea tan simple. La Sol tiene una especie de poder sobre nuestros padres. No me quedaría tan tranquila.

   ¡Ya córtala! Si el de las conspiraciones aquí soy yo. Me da lo mismo el puto usufructo, no quiero hablar nunca más de eso.

   ¿Perdón? ¿Estoy detectando que te estás haciendo el loco con el tema? —Vania fija su mirada en la de Bruno, para descubrir si está tratando de omitirle algo— Mira que siempre te haces el loco conmigo con cierto temita, y soy experta para darme cuenta cuándo lo haces.   

   Ya vas a empezar…  

   Vas a tener que acostumbrarte, porque estoy harta de que siempre lo evadas. No entiendo por qué no te gusta hablar de lo que pasa entre nosotros.

   Tu y yo somos amigos de hace años; te veo como un brother. Es super incómodo tener que referirme al tema, y más sin copete de por medio. Y por fa no volvamos a tocar lo del usufructo.    

BALNEARIO, ANTOFAGASTA                  17:30

Antofagasta 2,q.jpg

GAEL y CAMILO han estado paseando por el sector, mientras actualizan ciertos aspectos de sus vidas. Gael, por ejemplo, ha revelado a Camilo que, en todos estos años, no ha podido concretar ninguna relación que dure más de siete meses, y que dejó de creer en ellas si no las construye en forma abierta, ya que él nunca ha sido fiel. Camilo, en consecuencia, tal como lo hacía años atrás, aunque sin entrar en detalles, ha confidenciado a su excompañero lo enamorado que está de su novia, y que jamás podría pensar en compartirla con otro hombre.

   Exiges exclusividad, pero no cumples con tu parte del trato. —dice Gael.

   ¿Por lo que lo dices?

Camilo 1 (11).jpg

   Por lo que dijo la chica de anoche; Slavka.    

   Esa mina está loca. Se está pasando los medios rollos no más.

   ¿En serio no pasó nada con ella? Parecía muy dolida—inquiere Gael, y al quedarse callado Camilo, comprende la verdad— No has cambiado nada, Camilo Toro.

   Lo que pasó con Slavka no tuvo ninguna importancia; me pilló volando bajo.

   Pero supongo que no le has contado a tu polola.

   Ni cagando; me manda a la cresta. Ellas trabajan juntas.   

   ¿Entonces para qué le prometes a alguien exclusividad? No entiendo por qué todos construyen relaciones en base a mentiras.

   Porque equivocarse es fácil, y nadie aguanta que le pongan cachos. Además, cuando nos casemos no va a volver a pasar.

   Seguro… ¿Y le has sido infiel en otras oportunidades?

Camilo desvía la mirada y suspira profundo.

   ¿Por qué a ti no te puedo mentir, si se me hace tan fácil hacerlo con el resto?

   Supongo que, porque conmigo tuviste la oportunidad de expresarte en forma sincera, sin presiones o apariencias.

   Quiero que te quede algo claro, Gael. Cuando pasó lo que pasó —se detiene— Qué incómodo hablar de esto, pero, cuando pasó lo que pasó entre nosotros, yo no estaba reprimiendo nada, ni siendo sincero conmigo mismo, o cualquier cosa que estés dando a entender.

   No me malinterpretes. Me refiero a que en esa época te sentiste libre: libre de prejuicios y libre para experimentar. Y sin miedo a ser juzgado. Yo no juzgo a las personas, por eso confías en mí. 

   No lo sé. Pero es irónico: tantos años desconfiando de ti, y aquí estoy de nuevo, revelándome por completo.

   Tu desconfianza fue gratuita bro, porque, insisto, yo no filtré esas fotos.

   Pero te metiste con mi tío. Mientras me confundías, usabas a mi tío.

   Fui un pendejo imbécil, y estaba desesperado. Mi mamá iba a perder la casa; lo sabes. Te pedí perdón por eso, y lo sigo haciendo hasta hoy. Pero yo no filtré esas fotos.

   ¿Y quién fue entonces?

   Alguien que quería hacerle daño a Servando.  

Gael 14.jpg

 

DOMINGO, MADRUGADA

SALA, CASA DE LOS TORO          00:30

ANTONIO, JORGE y PATRICIO se adentran en el lugar, manifestando en su caminar la ebriedad producto de las horas que llevaban bebiendo en el Toro Bravío. Antes de que pudiera tomar descanso en los sillones, Jorge abraza a su compadre, expresando un gran cariño por él. Antonio mira a Jorge a los ojos de tal modo, que su afecto se expresa también con claridad absoluta. Tras ellos, Patricio observa la escena enternecido.

   ¡Mi hermanito, hueón’! ¿Qué sería de mí sin vo’? —exclama Jorge, bruto.

   Perdóname, compadre —. Antonio agacha la mirada— Tu siempre has sido tan cariñoso conmigo y yo tan…

   Tan nada, Toño. Nos queremos, y punto.

   Yo te he tratado re mal —suspira con lamento—. Te quité a tu mina.

   Con la Gloria estábamos condenados, compare’. Me hiciste un favor haciéndote cargo de ella y de mi hijo. Y, puta que hay’ sío’ paciente pa’ aguantarla tantos años.

   Es complicada, pero es buena mujer. Es cariñosa, y… ¡Por la cresta, la Gloria! No me contesta su teléfono.

   Déjala, hermano. Se le va a pasar.

    ¿Cómo no la detuviste, Pato?

   Fue imposible, don Toño. Usted sabe cómo es. —responde el asistente.

   Le pone color, también. Si todos los hombre vemos porno ¿Qué chucha?

   Es que ella es muy sensible —Antonio mira para todos lados, como percatándose de algo— Esperen ¿Dónde están todos?

PISCINA, CASA DE LOS TORO                 00:40

Toro 5,2.jpg

Casi al borde de la piscina, SERVANDO, NÉLIDA y TERESA (Josefina Velasco) están sentades, los tres del mismo lado, en una mesa que han instalado muy cerca del borde de la piscina. HEBERT, un joven colombiano de veintitrés años, de contextura maciza, ojos oscuros y tez clara, está sentado frente a ellos, compartiendo de un picoteo y unos tragos. JESSICA y OSIEL TRUJILLO (Otilio Castro) están recostadas muy cerca de ellos, en unas sillas de playa, también bebiendo y comiendo, y DINEL en una mecedora durmiendo plácidamente. Cada comentario que Teresa realiza sobre el desempeño de Hebert para atenderles y entretenerles es un cumplido, evidenciando con ello que quiere al joven dentro del Staff de buenos mozos. La desfachatez con que la mujer demuestra su interés por un hombre tan joven no pasa desaperciba ante Osiel, quien hace gala de su humor negro al burlarse de este comportamiento, siempre comparándose con ella misma y sus fracasos amorosos. Aunque Nélida trata de resistir la risa, finalmente sucumbe ante ella emitiendo algunas débiles. Es entonces cuando ANTONIO, JORGE y PATRICIO hacen su aparición en el sitio, llevándose los primeros una gran impresión tratando de comprender qué sucede.

   ¿Qué es esto? —exclama Antonio— ¿En qué pretendes convertir la casa, Servando?

   Bienvenidos, adelante —responde Servando, pavoneándose— Pueden unirse si quieren. Estamos haciendo casting para Los buenos mozos. Les presento a Hebert Capetillo.

   No me gusta tener que llegar a mi casa y encontrarme personajes extraños—. Antonio apunta con los labios indicando que su molestia se produce por la presencia de Osiel.

   ¿Cómo se te ocurre tener a la guagua despierta, Jessica? —pregunta Jorge, molesto.

   Dinel está durmiendo de hace rato, don Jorge. Yo solo estaba compartiendo con…

   ¡No tienes por qué darle explicaciones a este mamarracho! ¿Qué se ha imaginado?

Teresa 10.jpg

   ¿Y quien le pateó la jaula al mono? —dice Jorge, provocador.

   ¡¿Qué te has creído, insolente?! ¡Falta de respeto! —. Teresa explota en ira.

   En vez de preocuparte por hijos ajenos, deberías preocuparte por los tuyos, irresponsable. Renzo volvió a salir, y tu ni en cuenta. —dice Servando.

   Si va a tener que presenciar estas aberraciones, entonces lo prefiero lejos de esta casa.

Jorge (5).jpg

   A ver, Jorge, estoy yo presente. —interviene Nélida— Respétame ¿Cómo que aberraciones? ¡No seas exagerado, hombre!

   Ninguna exageración. Es obvio lo que quiere con esto de los garzones. A este pervertido le gustan los cabritos ¿O no se acuerda del excompañero del Toro Hidalgo? ¿El de las fotos porno? —. Las palabras de Jorge provocan incomodidad en el rostro de Nélida.

   ¡Cállate, imbécil! Tu diminuto cerebro, traumado por la muerte de tus padres, no es capaz de comprender lo que estamos tratando de hacer con mi mamá.

   ¡Ahueonao’! —grita Jorge, furioso, y trata de adelantarse para atacar a Servando, pero Antonio y Patricio lo detienen.

   Debió ser muy traumático que, después de tanto abuso, tu mamá matara a tu papá, y que luego se suicidara. Lo lamento mucho, pero nosotros no tenemos la culpa, querido. Anda a terapia, o qué se yo.

Servando 3.jpg

   ¡Basta, Servando! ¡Por Dios! —. Nélida saca voz firme.   

   Yo pienso lo mismo que el Jorge, huevón —dice Antonio, soltando a Jorge para caminar hacia la mesa donde todos están sentados— Tus inclinaciones están dominándote y quieres manipular la situación para convertir esta casa en Sodoma y Gomorra, y de paso vengarte de nosotros.  

   El descaro de ustedes es increíble. Vienen a juzgarme a mí con la doble moral que tienen.

   Estay’ dando la cacha po’, hermano.

   La misma cacha que ustedes han dado todos estos años ¿Se te olvidó a ti, querido hermano, el infierno que pasó la difunta María Cecilia antes de que el cáncer le consumiera la vida? ¡Te encamaste con cuanta fulana se te cruzó en el camino mientras ella agonizaba!  

Sobrepasado por la rabia, Antonio le da a su hermano un repentina, certera y fuerte cachetada en el rostro, dejándole la cara volteada varios segundos. Servando devuelve su mirada con ira.

LIVING, DEPARTAMENTO DE TERESA               01:10

MARÍA IGNACIA y VANIA, alegres y dicharacheras, entran en el departamento con una botella de vodka en mano, celebrando sus éxitos profesionales. Al encender las luces, rápidamente se dan cuenta de que GLORIA está sentada en los sillones, a oscuras, bebiendo champaña en una copa. La presencia de su hermana en el departamento que comparte con su madre sorprende a la diseñadora. De inmediato se da cuenta de que algo le sucede.

   ¿Estás bien, Gloria? No pensé que te íbamos a encontrar acá —pregunta preocupada, intuyendo que algo le pasó con Antonio.  

   Nada que amerite compasión ajena ¿Ustedes andaban de carrete?

   Estábamos en un pub, celebrando los buenos resultados en nuestro trabajo.

   Qué envidia. A veces me pregunto cómo sería mi vida si fuera algo más que dueña de casa.

   Entiendo que eres educadora de párvulo —dice Vania—. Siempre está la posibilidad de volver a…

   ¡Odio a los cabros chicos! No sé qué estaba pensando cuando estudié esa porquería.

   Nosotras vamos a compartir un vodka; si quieres puedes unirte. —ofrece su hermana.

   No te preocupes, María Ignacia —responde Gloria, y se pone de pie con copa en mano—. Estaba por irme a dormir ¿Y Camilo?

   Con sus amigos debe andar.

   Bien. Aprovecho de decirte que no me gusta que Antonio tenga que hacerse cargo de las funciones de tu novio en la empresa, para que él se arranque a ayudarte ¿No puedes hacerte cargo sola de Andina Pop?

   ¿De qué hablas, Gloria? Hoy Camilo no me ayudó —. María Ignacia manifiesta extrañeza ante la increpación de Gloria, quien se da cuenta de que algo no anda bien— ¿Por qué lo dices?

   Será mejor que te preocupes más de tu novio, hermanita linda, porque hoy se fue de la empresa a eso de las cinco, disque para ayudarte con tu cosa. Pero veo que nos mintió.

   No seas malpensada, Gloria. Seguramente se arrepintió y se fue para la casa.  

   Si te lo digo, es por algo.

   ¿Perdón? ¿Estás tratando de insinuar algo?

   Es solo intuición femenina.

La mujer se retira sin decir más nada. Vania sirve dos vasos de vodka.

   Camilo me dijo que después del trabajo se había ido a la casa, que estuvo ahí hasta que llegó Servando, y que después salió a juntarse con los chicos —confidencia María Ignacia.  

   ¿Crees que te mintió u omitió algo?

   No sé. Espero que no. Pero desde que volvió Gael, anda super raro.

   Me da mala espina él.

   A mí también. Pero lo que me da más lata, en verdad, es la actitud del Bruno ¡Me emputa que me provoque o que insinúe cosas!

María Ignacia  22.jpg

   Se nota que te quiere picar.

   Nunca había sido tan irrespetuoso como ahora.

   Oye, y… ¿Alguna vez sentiste cosas por Bruno?

   Lo encontraba guapo, nada más. Camilo, al principio, no me pescaba por ser la hermana de Gloria —. María Ignacia baja el volumen de su voz—. Él detestaba a la Gloria por ocupar el lugar de su mamá. Y, antes de que fuéramos pololos, pero después de besarnos por primera vez, pasó lo que pasó con el Bruno.

   A él le gustas, Nacha, está claro.

   ¿Y a ti? ¿Te pasan cosas con él? —inquiere María Ignacia, tomando a su amiga por sorpresa— Es obvio que desde hace un tiempo se están comiendo. Pero como a los dos parece incomodarles, con Camilo nunca quisimos entrometernos.

   No somos muy buenos disimulando, parece.

   ¿Pero por qué tan secreta la cosa?

   Supongo que nos da vergüenza. A él, estarse comiendo a la ex gorda, y a mí, meterme con un facho no asumido.

   Entonces lo hacen de calientes.

   Lo quiero, es mi amigo, y creo que nos llevamos bien en la cama, pero de ahí a algo más. No.

   Gracias por la confianza, Vania. Te quiero —dice María Ignacia, con sinceridad en su mirada—. Sé que tú y los chicos se conocen desde el colegio, y todo, pero ya pasaste a ser parte de mi vida.

   Linda, amiga —. Vania toma la mano de la diseñadora—. Yo también te considero en forma aparte a la famosa ma-na-da. Eres mi única amiga.    

DISCOTEQUE OVA             02:30

Discoteque OVA.jpg

La pista de baile de la discoteca está repleta. CAMILO y JERÓNIMO están apoyados sobre una barra que separa la pista de uno de los bares laterales, bebiendo piscolas y observando algo desanimados como GAEL y BRUNO regresan con ellos, después de varios minutos en los que estuvieron compartiendo y bailando con dos guapísimas mujeres. La ebriedad de Bruno es notoria.

   ¡Un brother así me hacía falta, hueón’! —grita Bruno, abrazando a Gael— Un apañador. No como vo’, que hasta cagay’ con tu polola al lado, o como vo’, que estay’ puro manuela y computador los fines de semana.  

   ¡Estay’ re curao, hueón’! Bájale al copete o vay’ a terminar agarrándote a combos—responde Camilo, también casi gritando.

   ¡Este hueón es muy pro! —insiste Bruno respecto a Gael— ¡Las minas lo aman!

Sin pensarlo más, Bruno se lanza a hablarle a DOS MUJERES, de cuarenta y tantos años, quienes conversan paradas de pie en los peldaños que separan el bar de la pista de baile. Tras intercambiar una que otra frase, Bruno parece convencerlas de bailar con él y uno de sus amigos. Es entonces que, con un gesto, llama a Gael para que se acerque también a las mujeres. Sin embargo, este, devolviendo otro gesto, señala que prefiere no seguir bailando. Resignado, Bruno se excusa con las mujeres y vuelve con sus amigos.

   ¿Qué paso, compadre? ¡Pensé que éramos los reyes de la noche!

   Estoy cansado, bro. Ya te apañé lo suficiente, y no tengo más ganas de hueviar minas.

   No me defraudís así po’, perro.

   ¡Córtala, hueón! ¡No lo hueís más! —dice Camilo, con temple serio— Déjalo descansar.

   ¡Uy! —exclama Bruno, exagerado y con tono burlón— ¡Está celosa la hueona! ¡¿Qué paaaaasa?! ¡El pétalo de una flooor!

   Ya se puso ahueonao’— se suma Jerónimo.

   ¡Ay, los hueones! ¿En serio los dos maricones celosos? —dice, suelto de boca, pero de inmediato se da cuenta que provocó incomodidad en Gael. 

   Los cabros tienen razón—dice Gael, también molesto— parece que te ponís imbécil con copete.

Bruno se sorprende al verse atacado por los tres y, afectado, voltea hacia la barra que separa el bar de la disco, apoyándose en ella para beber su vaso. Y aunque Camilo y Jerónimo parecen querer dejarlo en su borrachera, Gael se acomoda junto a él. 

   Soy ahueonao, hermano. Realmente soy ahueonao —se recrimina Bruno, sentido— Tu siempre hay’ sido tan buena onda conmigo. El Jeri, el Camilo, la Vania también. Y yo un completo conche’ su madre. Siempre lo arruino todo.

   Ya, si no es pa’ tanto. Pero tenís que evitar esas bromas po’, es un tema sensible.

   Te hice bullying en el colegio, y éramos amigos, hueón’ —. Bruno continúa, como ignorándolo—. Fui un imbécil. Pero es que yo… ¡A mí me cargaban los fletos! ¡Los odiaba! 

   Está bien, Bruno. Estás tratando de cambiar.

   Fue por un profe de teatro que tuve en la básica, en octavo —. Bruno prosigue con tono de ebriedad—. Esa hueá me dejó mal. Nuca se lo conté a nadie.

   Ya… ¿qué te pasó con él?

   Le tenía mucha confianza, hueón, lo veía como un hermano mayor—. Bruno queda en silencio algunos segundos—. Los otros hijos de mi viejo son mayores, tienen la edad de tu vieja, y nunca fui cercano a ellos. Yo crecí solo, y este hueón fue ese hermano que nunca tuve. Se hacía el simpático con todos los alumnos, y muchos lo querían. Pero conmigo siempre fue diferente.

   ¿Te hizo algo?

Gael 6.jpg

   Una vez nos quedamos solos en un ensayo, y quiso pasarse pa’ la punta. Pero, cuanto trató de tocarme, salí corriendo. Nunca me había sentido así, y me lo tuve que guardar por vergüenza.

   ¿Cómo pasarse pa’ la punta?

   Él sabía que yo estaba enamorado de una mina de teatro que era unos años mayor. Me hizo imaginar una escena erótica con ella pa’, supuestamente, conectar con las sensaciones de mi cuerpo. El hueón quería vérmelo erecto.

   Pucha ¡qué mala!

   Y por eso odiaba a los fletos.

   Bruno, tranquilo —musita Gael— yo entien-…   

   Y después… el Servando; él quería funar a mi viejo en la U, supuestamente por beneficiar a las minas ricas, y por rajarse a los fletos. Pero no era tan así, hueón, el Servando quería quitarle el puesto a mi papá.

   Disculpa ¿cómo pasamos a Servando? —inquiere Gael, exagerando desorientación.

   Es que el hueón se estaba metiendo contigo, con alguien que fue mi amigo. Y tú te habías metido con su sobrino. Estaba confundido, lleno de odio.

   No entiendo de qué me estás hablando. Antes de la filtración, nadie sabía que Servando y yo teníamos una relación.  

   Perdóname, Gael ¿Me perdonay? —. La expresión lastimera de Bruno desconcierta a Gael, quien se queda en silencio tratando de entender las palabras del abogado.

   Tú… —musita Gael, impactado, tras reflexionar unos segundos.

   Yo me metí a tu correo, bro; yo filtré tus correos y fotos con Servando.

Bruno 1.jpg 

Camilo y Jerónimo siguen conversando, sin saber que Bruno ha revelado su responsabilidad en las filtraciones de las fotos y correos que afectaron a Gael y a Servando hace once años. Gael no puede quitar su mirada de los ojos de Bruno, quien a través de ellos expone su gran arrepentimiento.

 

{La propiedad intelectual del autor sobre esta obra se encuentra debidamente resguardada}

 

Link to post
Share on other sites
  • Pachacútec changed the title to CAPÍTULO 6: "Manada"
  • Replies 5
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Top Posters In This Topic

Popular Posts

¡Caramba! Que sucederia la revelación del secreto sobre los correos y que la revelación quedó expuesta ante el principal afectado... CHECK, CHECK y más CHECK   Sol Aceptar plata y c

Jaajjaja justamente en el próximo capítulo hay otra referencia al antiguo peso de Vania La relación que ella tiene con María Ignacia es bien especial, pero con Bruno de por medio, tal vez eso cam

No, es una plataforma de streaming gratuita, para smartTV y smartphone. Suscripción gratuita.

¡Caramba! :soto: Que sucederia la revelación del secreto sobre los correos y que la revelación quedó expuesta ante el principal afectado...

CHECK, CHECK y más CHECK :sabremos:

 

Sol :descaro: Aceptar plata y casa de ese viejo, en vez de contarle todo lo que pasaba a tu hijo :pordios: Gael no se lo va a perdonar :sole: 

 

Hasta ahora, nunca había visto a Vania tan cerca de María Ignacia :mm: Siempre noté que a Vania le incomodaba bastante la imagen de perfección y pulcritud que transmitía la diseñadora :nose: Pero bueno, parece que el alcohol también hace que las mujeres se vuelven amigas :xD:  Como se vio hoy y como se suele mostrar en la ficción, cuando los hombres heterosexuales beben, ellos se abuenan (o en el peor de los casos, se agarran a combos). Por eso mi comentario anterior :ok3:

Y veamos si se indaga más en el pasado obeso de Vania, que, para que lo sacara a colación en una escena, no creo que quede como anécdota. 

 

Me tinca que Renzo es un mocoso que esconde una personalidad súper manipuladora :uhhh:

Que no es realmente el nieto y sobrino que Nélida y Servando les hubiera gustado tener. Si también es hijo de Gloria :moolah: A propósito de ella, me sorprendió conocer su fragilidad respecto a su relación con Antonio. Veamos cómo se va desarrollando eso y qué hará Gloria :mm: Y también saber por qué Antonio está como está.

Como que eché de menos en este capítulo a Anti :xD: Ni idea por qué.

 

AH, antes que se me olvide, en TVNPLAY, está "Las Dos Caras del Amor", teleserie del 88, en donde en los primeros 15 o 10 capítulos, aparece la ciudad de Antofagasta y se ve bastante bonita, en esos años :janin2:

Edited by Petercat
  • Like 1
Link to post
Share on other sites
En 18-07-2021 a las 22:04, Petercat dijo:

¡Caramba! :soto: Que sucederia la revelación del secreto sobre los correos y que la revelación quedó expuesta ante el principal afectado...

CHECK, CHECK y más CHECK :sabremos:

 

Sol :descaro: Aceptar plata y casa de ese viejo, en vez de contarle todo lo que pasaba a tu hijo :pordios: Gael no se lo va a perdonar :sole: 

 

Hasta ahora, nunca había visto a Vania tan cerca de María Ignacia :mm: Siempre noté que a Vania le incomodaba bastante la imagen de perfección y pulcritud que transmitía la diseñadora :nose: Pero bueno, parece que el alcohol también hace que las mujeres se vuelven amigas :xD:  Como se vio hoy y como se suele mostrar en la ficción, cuando los hombres heterosexuales beben, ellos se abuenan (o en el peor de los casos, se agarran a combos). Por eso mi comentario anterior :ok3:

Y veamos si se indaga más en el pasado obeso de Vania, que, para que lo sacara a colación en una escena, no creo que quede como anécdota. 

 

Me tinca que Renzo es un mocoso que esconde una personalidad súper manipuladora :uhhh:

Que no es realmente el nieto y sobrino que Nélida y Servando les hubiera gustado tener. Si también es hijo de Gloria :moolah: A propósito de ella, me sorprendió conocer su fragilidad respecto a su relación con Antonio. Veamos cómo se va desarrollando eso y qué hará Gloria :mm: Y también saber por qué Antonio está como está.

Como que eché de menos en este capítulo a Anti :xD: Ni idea por qué.

 

AH, antes que se me olvide, en TVNPLAY, está "Las Dos Caras del Amor", teleserie del 88, en donde en los primeros 15 o 10 capítulos, aparece la ciudad de Antofagasta y se ve bastante bonita, en esos años :janin2:

Jaajjaja justamente en el próximo capítulo hay otra referencia al antiguo peso de Vania :janin2:

La relación que ella tiene con María Ignacia es bien especial, pero con Bruno de por medio, tal vez eso cambie y veremos qué tan amigas van seguirán siendo 🤫 (esto es lo que me conecta con las vibras AEPDG jajajaj)

No cacho lo de TVN play 😯 estará en Youtube?

Gracias por pasarte, como siempre, @Petercat :amor:

 

  • Like 1
Link to post
Share on other sites

Bruno culpable de la filtración de las fotos, en complicidad con Gabito :soto: Por un momento me pasé el rollo que lo de la casa era porque Gabito era el padre de Gael. Y Bruno confesó todo al final :ira: Me gustó toda esa secuencia en la disco, siento que quedó super real, sobre todo los diálogos.

Muy buen capítulo!

Creo que los próximos nos podré leerlos al día porque estaré de viaje por harto tiempo, así que dependerá si pillo internet por ahí, o sino tendré que darme un maratón de lectura cuando termine jaja.

Edited by Kvothe
  • Like 1
Link to post
Share on other sites
hace 11 horas, Kvothe dijo:

Bruno culpable de la filtración de las fotos, en complicidad con Gabito :soto: Por un momento me pasé el rollo que lo de la casa era porque Gabito era el padre de Gael. Y Bruno confesó todo al final :ira: Me gustó toda esa secuencia en la disco, siento que quedó super real, sobre todo los diálogos.

Muy buen capítulo!

Creo que los próximos nos podré leerlos al día porque estaré de viaje por harto tiempo, así que dependerá si pillo internet por ahí, o sino tendré que darme un maratón de lectura cuando termine jaja.

Me alegra que te guste el desarrollo de la historia :amor: 

Extrañaré tus comentarios 😭 ojalá que puedas leerlos ahí cuando captrs conexión ajjajaa. Pero que disfrutes harto tu aventura/viaje, y que sea muy expansivo 💕

De todos modos, con los Capítulos 11-12 se cierra el Acto I, y me daré algunas semanas de receso para poder avanzar más. 

Gracias por ser parte, @Kvothe

 

  • Like 1
Link to post
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...