Jump to content

CAPÍTULO 39 | “De noticias y atentados” (PARTE II)


Recommended Posts

INT. DEPTO RICARDO – DORMITORIO – NOCHE

Daniel (Jorge Arecheta) y Ricardo (Matías Assler) están recostados, viendo una película en Netflix. 

-       ¿No quisiste ir a esa comida con tu hermana? ¿No te intriga la noticia que tenía que darte? – pregunta Ricardo.
-       No. Si de ahí ella me la cuenta. Hablé con ella y no hay problema. Estoy cansado y solo me quería relajar contigo. Además, no me quiero encontrar con mi vieja – Daniel se incomoda de solo hablar con su madre.
-       Pero a lo mejor significaba mucho para tu hermana que estuvieras ahí.
-       No, ¿pa’ qué? ¿Pa’ aguantar las pesadeces de mi vieja? No. Prefiero estar aquí con mi muñeco ojos de piscina.

Ricardo y Daniel se besan.

-       Oye, llevamos un mes y medio juntos. ¿No creís que es hora de que me presentes con tu familia? – pregunta Ricardo.
-       Todo a su debido tiempo – responde Daniel.
-       Ya, pero no tiene que quedarse todo en misterio. Si los únicos que saben que yo soy tu pareja son tu sobrino y tu hermana. 
-       Igual me da lata. Mi vieja va a andar con sus pesadeces y mi viejo no va a decir nada pa’ callarla. Además, mi Nana está en coma y mi abuelo, ese que apareció hace poco, se fue a Viña de nuevo. No, si las cosas en mi familia no están como pa’ decirles que tengo pareja.

Ricardo se ve un poco molesto y Daniel lo nota.

-       Pero ¿por qué te molesta tanto? Si no necesito la aprobación de mi familia para ser feliz contigo – declara Daniel.
-       Pero de verdad sería lindo que me incorpores en tu mundo – dice Ricardo.
-       Lo sé, pero mi familia no es precisamente la mejor del mundo.
-       Me lo dices a mí, que tuve un viejo ultraconservador a lo UDI. Me tuvo que pillar pa’ saberlo hasta que me aceptó. 
-       No te pongai a comparar. No creo que tu viejo haya sido tan pechoño como mi vieja.

Ricardo se molesta más.

-       Ya, pero, no te pongai así. Mira, si querís hablo con mi vieja pa’ decirle que quiero ir a comer a su casa pa’ presentarte – dice Daniel.
-       No, si tenís razón, no es necesario – dice Ricardo, resignado.
-       No, no. Tenís razón con que me complico mucho. Total, no tengo nada que perder. Y si lo pierdo, solo tendré a mi muñequito ojitos de piscina conmigo. 

Ricardo ya se ve más feliz y Daniel se abalanza sobre él para besarlo. Daniel desliza su mano debajo de la polera de Ricardo.

-       ¡Oye! ¡Cochinón! En la mañana tuvimos nuestro momento sexual y ahora querís más – dice Ricardo.
-       Es que no me aguanto. Tengo conmigo al mino más rico de toda la región de la Araucanía – dice Daniel, coqueto. 

Ricardo y Daniel comienzan a besarse y a quitarse la ropa poco a poco hasta que quedan completamente desnudos, tocándose y rozando sus cuerpos. Ricardo exhala un gemido cuando Daniel baja hasta su zona genital para hacerle una felación.

INT. “AMOR A LA MEXICANA” – BARRA – NOCHE.

Claudia está tomando un pedido, cuando se acerca Gerardo (Alfonso Herrera).

-       Claudia, necesito que me acompañes a la oficina – dice Gerardo, serio.
-       ¿Por qué, Gerardo? ¿Hay algún problema? – pregunta Claudia, preocupada.
-       No hagas preguntas y ven.

Claudia, preocupada, sigue a Gerardo hasta su oficina, mientras las otras garzonas se preocupan.

INT. “AMOR A LA MEXICANA” – GERENCIA – NOCHE.

Claudia entra a la oficina con Gerardo, quien cierra la puerta una vez ambos están adentro.

-       Gerardo, ¿qué problema hay? – pregunta Claudia. – Algo malo.
-       No, nada, solo quería hablar contigo a solas – dice Gerardo.
-       ¿Sobre qué?

Gerardo toma las manos de Claudia, quien queda muy sorprendida y trémula.

-       Claudia, en todo este tiempo que llevas aquí, no solo has demostrado que eres muy buena en tu trabajo, sino que, además, me he dado cuenta de algo – comienza a decir Gerardo.
-       ¿Qué cosa, Gerardo? – Claudia no sabe a qué se refiere Gerardo.
-       Claudia, tú me gustas. Me gustas mucho. Y me gustaría que fuéramos algo más que solo amigos. 
-       Pero, Gerardo, apenas nos venimos conociendo y… no creo que sea ético que el gerente del restobar salga con una de sus garzonas. 
-       A mí eso nunca me ha importado. El ex jefe de garzones salía con la garzona que falleció hace poco y… bueno, eso quizás no tenga comparación, pero… espero que puedas considerar esto.
-       Perdona, Gerardo, pero… creo que no me siento lista para una relación, después de la que tuve con el papá de Gaspar.
-       ¿Gaspar? ¿Tu hijo? ¿No dijiste que se llamaba Miguel? 
-       No, es que es su segundo nombre, por mi papá. Yo te dije que se llamaba Miguel porque… bueno, se llama Gaspar porque su papá quería que se llamara como él. Pero prefiero decirle “Gasparcito”. Es que… no quiero hablar de él, o quiero hablar lo menos posible. 

Gerardo suspira.

-       Perdón, Gerardo, pero… no quiero que salgas con una persona que miente sobre el nombre de su hijo y… tampoco quiero estar atada con alguien tan pronto – dice Claudia.

Claudia se dispone a irse, pero Gerardo la toma del brazo y la abalanza en sus brazos. Claudia queda muy sorprendida y Gerardo le roba un beso en los labios. 

-       No me importa que me hayas mentido – dice Gerardo. – Pero no voy a permitir que te quedes pegada en un pasado que ya no vale la pena. Yo te protegeré ante todo.

Claudia queda prendada por las palabras de Gerardo. No aguanta y decide besarlo de vuelta.

INT. CASA MONTES – COMEDOR – NOCHE

Mónica no puede creer la noticia. Lo mismo Juan Ignacio.

-       ¿Qué? – pregunta Mónica, incrédula.
-       Eso, lo que corresponde – dice Cristina. – Estoy embarazada de Juan Ignacio y tendremos a nuestro segundo hijo. 

Mónica sigue sin creer la noticia.

-       ¿En serio, mamá? ¡Qué bacán! – dice Gabriel, muy feliz, parándose de su asiento para abrazar a su madre. – ¡Voy a tener un hermanito!
-       O hermanita, angelito – responde Cristina, correspondiendo al abrazo muy feliz.

Bernardo y Norma también se levantan a abrazar a su hija. Norma, claramente, se hace la que no sabía.

-       Te felicito, hija – dice Bernardo. – De verdad.
-       Felicitaciones, hija, me alegro que el matrimonio entre ambos por fin se haya arreglado – dice Norma, con mala intención hacia Mónica. – Lo mejor de todo es que están esperando otro hijo y… un hijo siempre arregla un matrimonio, ¿cierto?

Mónica se siente muy impactada y triste y decide irse de la casa. Cristina y Norma la miran con malicia. Juan Ignacio decide seguirla, pero Cristina lo detiene, agarrándolo del brazo.

-       ¿A dónde vas? No te muevas de aquí, estamos celebrando esta maravillosa noticia – dice Cristina.

Juan Ignacio se zafa y va tras Mónica. Cristina en tanto mira con malicia cómo Mónica deja la casa, mientras Norma hace lo mismo.

EXT. CASA MONTES – ENTRADA / INT. CASA FERNÁNDEZ - ENTRADA – NOCHE

Mónica se dispone a correr hacia su casa, al frente, pero se detiene por el dolor de la noticia. Comienza a derramar lágrimas, debido a la ilusión que tenía de que al fin ella y Juan Ignacio podrían volver a tener una linda relación, teniendo dos cosas que los unen más que nunca: saber que Felipe es el hijo que ellos buscaban y el hijo que Mónica espera. En eso, Mónica siente una mano tomándola el hombro. Mónica se da vuelta rápidamente, dándose cuenta de que Juan Ignacio la siguió.

-       Mónica, necesitamos hablar – dice Juan Ignacio. 
-       ¡No, Juan Ignacio! ¡No tengo nada de qué hablar contigo! – dice Mónica, triste, entre lágrimas.
-       Pero, Mónica, yo no sabía que Cristina…
-       ¡No te hagas el estúpido, Juan Ignacio! Cristina dijo claramente que tú lo sabías.
-       Tú sabes que ella es capaz de eso y mucho más para separarnos.
-       ¿Así como dejarse embarazar por ti? Eso no te lo crees ni tú mismo. Yo creí que me amabas, Juan Ignacio. 
-       Y te amo, Mónica. Te amo más que nunca porque nos unen dos cosas que amamos: nuestro hijo Felipe y el hijo que estás esperando. 
-       No metas a nuestros hijos en esto, Juan Ignacio. 
-       Si tuviste la dicha de saber que Felipe es nuestro hijo, es porque nuestros caminos están más unidos que nunca. Yo tengo el privilegio de que él y Gabriel sean los mejores amigos, y ahora que él sabe que yo soy su papá…

Juan Ignacio se calla al darse cuenta de que se le escapó. Mónica se impacta al saber esto.

-       ¿Qué? Pero… ¿cómo lo sabe? – pregunta Mónica.
-       Fue error mío. Yo he llevado a todas partes el examen de ADN porque apenas puedo creer que él sea nuestro hijo y… 
-       Pero ¿por qué no me lo dijo? – interrumpe Mónica, aún incrédula.
-       Yo le pedí que no lo hiciera – dice Juan Ignacio. – Quería esperar el momento más indicado para que lo supieras y…

Mónica le da una bofetada a Juan Ignacio.

-       ¡Y lo obligaste a mentirme! ¡No puedes caer tan bajo, Juan Ignacio! ¡Eres el hombre más mentiroso que he conocido! – grita Mónica, impactada y triste.
-       Mónica, nunca ha sido mi intención… – Juan Ignacio intenta contenerla, tocándole el hombro.
-       ¡No me toques! ¡No quiero volver a verte nunca más! ¡Y olvídate de este hijo que estoy esperando! 

Mónica corre hacia su casa, rápidamente, dejando solo a Juan Ignacio. Una vez adentro, Mónica cierra la puerta y apoya su espalda sobre ella y comienza a llorar desconsoladamente. 

EXT. CENTRO DE TEMUCO – NOCHE

Eduardo y Marcela caminan juntos, una vez fuera del restaurante.

-       Ha sido una noche maravillosa, Eduardo, muchas gracias por la invitación – agradece Marcela. 
-       No fue nada, Marcela. De verdad era necesaria una noche como ésta – dice Eduardo.
-       ¿Sabes? Nunca tuve la dicha de tener una cena como ésta después de mi última relación.
-       ¿Y la cena anterior a ésta? ¿Acaso estuvo mal?
-       No me refiero a esto. Me refiero a que hoy tuviste la valentía de revelarme tus sentimientos hacia mí.

Marcela se pone frente a Eduardo. 

-       Y… yo los míos hacia ti. De verdad me gustas y quisiera que llegáramos a ser algo más que socios… o amigos – sugiere Marcela.

Marcela y Eduardo se miran el uno al otro, hasta que se acercan poco a poco y se besan en los labios. Ambos se dejan llevar por el momento. 

EXT. PLAZA – NOCHE

Luego de la cena en casa de Cristina, Bernardo se ve a escondidas con Milagros (Victoria Ruffo). Ambos se están besando apasionadamente. 

-       Qué bueno que me di un tiempo para verte – dice Bernardo. – Norma dijo que tenía algo que hacer y que iba a llegar tarde. 
-       Pero ¿qué cosa tendrá que hacer? – pregunta Milagros.
-       Dijo que un problema con un cliente, que no podía esperar para mañana por un tema del Servicio de Impuestos Internos. 
-       Bueno, negocios extraños. Lo entiendo. 

Bernardo y Milagros continúan besándose.

-       ¿Has podido hablar con Eduardo? – pregunta Bernardo.
-       No, sigue sin querer hablarme. Temo que nuestra amistad haya llegado a su fin – dice Milagros, temiendo.
-       Pero no te preocupes. Cuando conoció a Marcela, quedó prendado con ella, así que te aseguro que no le faltará a quien tener.
-       Sí, pero ambos tenemos una hija en común y… no quisiera perder su amistad.
-       Dale tiempo, ya te va a volver a hablar.
-       Ha pasado un mes y todavía no me habla.

Bernardo abraza a Milagros.

-       Tu sabes como somos los seres humanos. Orgullosos, rencorosos, pero en el momento menos esperado, se nos pasa – Bernardo consuela a Milagros.
-       Espero tengas razón.
-       Ya, no pienses tanto y disfruta este momento, que es solo para nosotros.

Milagros se siente más tranquila con las palabras de su amado gerente de Araucalat. Ambos disfrutan este romántico momento, olvidándose del mundo.

EXT. CALLE – I/E AUTOMÓVIL Y TAXI  – TARDE.

Pero Norma no había ido a hacer dichos negocios, sino que se encamina a otra parte. En su jeep, Norma está mirando una foto en su celular. La foto es de Mónica.

-       Ay Moniquita, si supieras que todo es una farsa para que te vuelvas a alejar de mi yerno – Norma mira con malicia esa foto. – Ahora lo único que falta es que te vayas de regreso a México y no vuelvas nunca más.

Norma guarda su celular y se dispone a poner de nuevo en marcha su auto.

-       Bueno, ahora debo ir a matar al segundo pájaro que se escapó del único tiro.

Norma pone de nuevo en marcha su auto y se va. Sin darse cuenta, atrás de ella hay un taxi. En él va Guillermo.

-       Síga ese auto, señor – ordena Guillermo.

El taxista accede.

-       Vamos a ver en qué andas metida, pinche vieja loca – dice Guillermo para sus adentros.

CORTE DIRECTO A…

INT. DEPTO ESTEBAN – DORMITORIO – NOCHE.

Esteban se encuentra sobre la cama, acostado boca arriba, despierto, con su escultural pecho desnudo, con un brazo apoyado en su frente y su mirada perdida en el techo. Piensa en su corazón dividido entre Mónica y Cristina. 

De pronto, escucha un ruido sordo, como de un objeto cayéndose. Extrañado, Esteban se levanta de la cama. Está únicamente en bóxers, pero toma un pantalón de buzo y se lo pone y sale de su dormitorio rumbo al living. En medio de la oscuridad reinante, una figura frente a sus ojos le heló la sangre al apuesto abogado rubio de mirada cristalina. 

-       ¡Usted! ¿Qué está haciendo aquí? – Esteban luce sorprendido al ver a aquella persona.

Se trata de Norma, quien está vestida enteramente de negro, y con un pañuelo cubriéndole la cabeza. Norma sonríe de manera cínica.

-       ¿Señora Norma? ¿Pero... que significa esto? – Esteban luce sorprendido – ¿Qué diablos hace en mi casa a estas horas? ¿Por qué entra como una vil ladrona, ahh? 
-       Buenas noches, abogado De La Cruz – saluda Norma, irónica. – ¿No le parece que son demasiadas preguntas, querido? Pero, afortunadamente no me incomoda porque todas ellas tienen una sola respuesta.   

Acto seguido, saca de su cartera una pistola con silenciador, la cual sostiene con sus manos cubiertas con guantes de cuero negro. Esto deja completamente anonadado al abogado de Mónica.

-       Pero, señora, ¿qué cree que está haciendo? – Esteban queda paralizado.
-       ¿Tú qué crees, abogadito de cuarta? – dice Norma, aún con su tono irónico que la caracteriza cuando se enfrenta a alguien que ella detesta.
-       Por favor, señora. Baje el arma. No necesita hacer ninguna locura.
-       ¿Locura, yo? No, no, no, no, no, caballerito. Aquí el único que está cometiendo una locura eres tú, mexicano maldito, si piensas que voy a permitir que le eches a perder el matrimonio y la vida a mi Cristina. En esta vida los estorbos hay que eliminarlos de raíz. Y tú, mi amor, te volviste un estorbo. Así que, ¡adiós! 

Un disparo resuena en todo el eco de aquella casa. Esteban cae al suelo inconsciente, rodeado de un charco de sangre. Norma estaba a punto de perpetrar otro disparo, pero una alarma la asustó. Temiendo que viniera algún vecino, la malvada asesina huyó por la misma puerta que ella misma forzó. 

Guillermo, quien estaba escondido en las escaleras del pasillo, observaba a Norma, a quien había seguido, pero cuando oyó el disparo, se escondió en la bodega que había ahí. Norma sale nerviosa, guarda el arma en su cartera y se va corriendo por las escaleras. Guillermo sale de la bodega y mira hacia el departamento de Esteban, viendo que la puerta quedó entreabierta.

-       ¡Mendiga vieja! ¿Ahora a quién chingados te echaste? No puedo permitir que otra de tus porquerías te salga bien – Guillermo parece preocupado.

A toda prisa, Guillermo entra al departamento de Esteban, y lo vio rodeado de un charco de sangre.

-       ¡No mames! ¡Pinche vieja loca asesina! ¡Miren como dejó a este güey! – dice Guillermo, impactado.

De pronto, un débil quejido de Esteban alertó al joven inmigrante. Guillermo lo mira con suspenso.

CONTINUARÁ

 


  • Me encanta 1
Link to post
Share on other sites
  • Replies 1
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Popular Days

Top Posters In This Topic

Popular Posts

INT. DEPTO RICARDO – DORMITORIO – NOCHE Daniel (Jorge Arecheta) y Ricardo (Matías Assler) están recostados, viendo una película en Netflix.  -       ¿No quisiste ir a esa comida con tu hermana? ¿No

!AAHHH! ¡Que emoción!!! El atentado de Esteban que yo diagramé 😍😍😍😍. Que cosa Dios Mío!! Que capitulo más bakan!!! 👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏💗💗💗

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...