Jump to content
Sign in to follow this  
ChicaLiberty

CASO OBISPO BARROS | Papa Francisco adelanta que aceptará renuncias de Ezzati y Goic por edad

Recommended Posts

Ids74TS.png

Historia del topic acá

http://foros.fotech.cl/topic/337317-caso-obispo-barros-mision-scicluna-a-osorno-zvisita-pastoral-o-intervencion-pagina-4/page-4?hl=%2Bbarros&do=findComment&comment=23657063

 

 

 

 

:latercera:

01 Junio 2018

 

 

 

Francisco Astaburuaga: “Venimos a que el Papa nos escuche”

 

 

 

Francisco se reunirá durante todo el fin de semana con un nuevo grupo de víctimas de Karadima, después de haber recibido a James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo.

 

 

papa.jpg

 

 

 

El sacerdote chileno Francisco Astaburuaga Ossa, quien forma parte del grupo de religiosos que desde hoy se reunirán con el Papa, afirmó hoy que su única intención es que el Papa les escuche.
Pocos minutos antes de entrar en la Casa Santa Marta, residencia de Francisco donde han sido invitados a pasar el fin de semana, Astaburuaga confesó a un grupo reducido de medios que hace 20 años jamás podría haber imaginado que iba un día a estar conversando con el Papa sobre todo lo que ha ocurrido.
Francisco se reunirá durante todo el fin de semana con un nuevo grupo de víctimas de Karadima, después de haber recibido a James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo hace unas semanas.
Se trata de cinco sacerdotes chilenos de la parroquia de El Bosque que fueron “víctimas de abusos de poder, de conciencia y sexuales” por parte de Karadima, a dos sacerdotes que han asistido a las víctimas en su recorrido jurídico y espiritual y a dos laicos implicados en este proceso.
“Nunca perdí la esperanza. Acompañar a estas personas durante 20 años significa sin lugar a dudas tener mucha paciencia y confianza en Dios y una fe profunda que cultivar día y día para tener la esperanza frente a dificultades que fueron muy complejas”, dijo Astaburuaga.
“Pero como dije hace una semanas, en tres meses cambio la Historia”, agregó al comentar las decisiones que ha tomado Francisco respecto a los casos de abusos en la Iglesia chilena.
En estos tres meses, a la vuelta del viaje a Chile, Francisco afirmó que había recibido informaciones equivocadas sobre los casos de abusos, invitó a víctimas y al pleno de la Conferencia episcopal chilena, que renunció en bloque en espera de que el Papa tome decisiones.
“Todo esto significa la preocupación manifiesta del Papa. Esto es algo único y manifiesta un cariño especial con la iglesia de Chile”, dijo.

 

Edited by ChicaLiberty

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

02 Junio 2917

 

 

 

Sacerdotes dicen estar confiados en que el Papa renovará la Iglesia Católica para terminar con abusos

 

 

Los religiosos llegaron ayer a la Casa Santa Marta en el Vaticano y luego sostuvieron un encuentro por cerca de cuatro horas donde el Pontífice les pidió perdón en "en nombre de la Iglesia".

 

 

 

Aton_194202-900x600.jpg

 

 

Esta tarde los sacerdotes que fueron invitados por el Papa Francisco al Vaticano para hablar acerca de los abusos sufridos por parte del ex párroco del Bosque, Fernando Karadima se refirieron al extenso encuentro con el Pontífice donde concluyeron que confían que el Pontífice podrá renovar la Iglesia.
El grupo compuesto con cinco religiosos y dos laicos estuvo por cerca de cuatro horas y media junto a Jorge Bergoglio en la Santa Sede.
Según informó un corresponsal de Catholic News en Roma, el padre Francisco Astaburuaga y Eugenio de la Fuente detallaron que primero de reunieron de manera individual en la mañana, luego celebraron una misa y finalmente sostuvieron un encuentro grupal.
Respecto a ello, de la Fuente dijo estar “extremadamente agradecido con el Papa” y añadieron que se sienten escuchados y confiados en la decisión del Pontífice, debido a que entiende que problema y la renovación que necesita la Iglesia en general.
“Estamos totalmente confiados y esperanzados con todo lo que (el Papa Francisco) está haciendo, que es un proceso que va a conducir a renovar la Iglesia”, dijo Eugenio de la Fuente en las proximidades del Vaticano.
En ese sentido argumentó, “hay que corregir la situación para que la Iglesia” sea un espacio para todos y “que esto nunca más ocurra”.
Por su parte, Francisco Astaburuaga afirmó que durante las conversaciones no fue mencionado el obispo de Osorno, Juan Barros.
Dijo que el papa escuchó con atención en todo momento y pidió a las víctimas perdón “en nombre de la Iglesia”, además contó que el Papa también les informó de que enviará en los próximos días al maltés Charles Scicluna y al español Jordi Bartomeu, quienes ya elaboraron el informe sobre los abusos a menores por parte de clero chileno, a la diócesis de Osorno.
Y también les subrayó que en el proceso de reforma de la Iglesia católica chilena debe participar “todo el pueblo creyente”, no solo sacerdotes y obispos.
“Es tarea de todos, no solo de algunos. Somos todos responsables, sacerdotes, laicos, pueblo fiel, es una tarea conjunta”, apuntó Astaburuaga, antes de confirmar que el papa Francisco ya no mantendrá más encuentros con ellos este domingo.
Los religiosos llegaron el viernes a la Casa Santa Marta en el Vaticano y se quedarán hasta el domingo. Tal como había adelantado la Santa Sede hace unas semanas el propósito de la cita es “mostrar su cercanía con los sacerdotes víctimas de abuso, acompañarlos en su sufrimiento y escuchar sus opiniones en vista de mejorar las medidas preventivas actuales y la lucha contra los abusos en la Iglesia”.
Este es la tercera reunión que sostiene el Pontífice para tratar el caso Karadima, hace unos semanas invitó a obispos a la Santa Sede, resultados en que todos dejaron sus cargos a disposición del jefe del Estado Vaticano y antes se había reunido con tras víctimas el ex párroco del Bosque, James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:elmostrador:

02 Junio 2917

 

 

 

Papa busca aclarar posibles encubrimientos a Karadima en reunión con sacerdotes chilenos en Roma

 

 

foto_0000000120180602100521_816x428.jpg

 

 

Tras una misa que sostuvo en la mañana con un grupo de obispos chilenos, el Sumo Pontífice recibirá, uno por uno, a las víctimas de abusos por parte del ex párroco del Bosque, con el objetivo de conocer sus testimonios y averiguar si existió encubrimiento por parte de otros miembros de la Iglesia.

 

 

El papa Francisco celebrará hoy la eucaristía con sacerdotes chilenos que se hospedan desde ayer en el Vaticano y que fueron víctimas de abusos sexuales en Chile, informó hoy la Santa Sede en un comunicado.

 

El Vaticano explicó que a las 10 de la mañana el papa "celebrará la Eucaristía con el grupo de sacerdotes chilenos que se hospeda desde ayer en la Casa Santa Marta, dando inicio así a los encuentros previstos".
"El objetivo de esta reunión convocada por el papa Francisco es profundizar en la realidad vivida por una parte de los fieles y del clero chileno", señala el comunicado.
"Con la ayuda de estos cinco sacerdotes, el papa busca poner remedio a la ruptura interna de la comunidad. Así se podrá empezar a reconstruir una relación sana entre los fieles y sus pastores, una vez que todos tomen conciencia de sus propias heridas", añade.
El papa conversará durante el fin de semana con este grupo que sufrió abusos sexuales y de poder por parte del cura Fernando Kadarima, con la intención de escuchar uno a uno y en privado el dolor que les causó y el silencio que mantuvo durante años de la Iglesia en el país, que conocía estos escándalos.
El pontífice argentino recibió a principios de mayo en el Vaticano a James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, tres víctimas de Karadima y que desde hace tiempo reivindican que se haga justicia.
Francisco les escuchó y les pidió perdón en nombre propio y de la Iglesia, y ellos a su vez le solicitaron que esas palabras se transformaran en acciones ejemplares y ejemplificadoras.
El papa convocó en el Vaticano del 15 al 17 de mayo a los obispos chilenos y tras las reuniones todos pusieron sus cargos a disposición de Jorge Bergoglio, al asumir sus "graves errores y omisiones" en los casos de abusos sexuales a menores en el país.
Ahora, el papa vuelve a reunirse, esta vez con cinco sacerdotes chilenos de la parroquia de El Bosque víctimas de Karadima, condenado el 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia; dos sacerdotes que han asistido a las víctimas en su recorrido jurídico y espiritual y a dos laicos implicados en este proceso. 2/6/2018 Papa busca aclarar posibles encubrimientos a Karadima en reunión con sacerdotes chilenos en Roma.
En un nuevo gesto, el pontífice enviará también en los próximos días al maltés Charles Scicluna y al español Jordi Bartomeu, quienes ya elaboraron el informe sobre los abusos a menores por parte del clero chileno, a la diócesis de Osorno, donde se encuentra el obispo Juan Barros, acusado de encubrimiento y cuestionado por los fieles.

Share this post


Link to post
Share on other sites
Caso Barros: Charles Scicluna y Jordi Bertomeu llegarían el lunes a Osorno

 

Imagen-Aton_161423.jpg

 

Dicho retorno, que esta vez tendrá como destino Osorno, se concretaría la próxima semana, según información de la Agrupación de Laicos y Laicas de Osorno y fuentes al interior de la Iglesia.

 

 

El jueves pasado el Vaticano informó que el Papa Francisco decidió enviar nuevamente a Chile al arzobispo de Malta Charles Scicluna y al sacerdote español, oficial de la Congregación Para la Doctrina de la Fe, Jordi Bertomeu.

Dicho retorno, que esta vez tendrá como destino Osorno, se concretaría este lunes, según información de la Agrupación de Laicos y Laicas de Osorno y fuentes al interior de la Iglesia.

Contamos con una gran posibilidad de que lleguen el lunes. Eso es lo que tenemos, según nuestros contactos”, contó a La Tercera, Mario Vargas, vocero de la entidad.

Vargas, contó además que “todo viene diseñado en relación a la convocatoria de parte del Papa Francisco. Ellos (Scicluna y Bertomeu) convocarán, ellos seguramente harán sus actos y reuniones con los distintos grupos que tenemos en Osorno. No sabemos si habrá un acto litúrgico en Osorno”.

Sobre las expectativas de esta nueva visita, focalizada en Osorno, el vocero de los laicos indicó que “queremos dialogar, pero también proponer. Queremos comenzar a proponer frente a decisiones que como laicos queremos asumir, y es en relación al perfil de obispos que deseamos y ver cuál es el proceso, y transparentar ese proceso de inicio a fin, del obispo que tendremos en Osorno”.

El lunes 19 de febrero pasado Scicluna y Bertomeu pisaron suelo nacional para recopilar información sobre el obispo de Osorno Juan Barros. Dicha visita se extendió por casi dos semanas, luego de que Scicluna presentara problemas de salud. En ese periodo se realizaron 64 reuniones, las que se plasmaron en un informe de 2.300 folios de información, respecto a Barros y a otros casos de presuntos abusos en la Iglesia, que fue entregado al Papa.

Fuente: http://www.latercera.com/nacional/noticia/caso-barros-charles-scicluna-jordi-bertomeu-llegarian-lunes-osorno/193274/

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

05 Junio 2018

 

 

Juan Barros reaparece en Osorno previo a la visita de enviados papales

 

 

 

 

"He estado en un tiempo con reposo médico, pero gracias a Dios estoy caminando", sostuvo el prelado.

 

 

 

 

juan-barros.jpg

 

 

 

El Obispo de Osorno, Juan Barros, se refirió esta jornada a la visita del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, y el sacerdote español Jordi Bertomeu, que se concretaría este próximo lunes.
Las palabras del prelado se dieron tras una reunión del clero local. “Todos los meses nos reunimos con los sacerdotes diáconos y religiosas y hoy día he tenido el gusto de encontrarlos nuevamente, y de poder orientarlos también en el mensaje del santo padre, de seguir construyendo una iglesia como Jesús la quiere”.
Sobre su ausencia, la cual generó inquietud en la comunidad local, el prelado señaló que “he estado en un tiempo con reposo médico, pero gracias a Dios estoy caminando. Y agradecido también de mucha gente que reza y compartiendo este tiempo de dolor, de oración y de esperanza de nuestra iglesia”.
Consultado por la decisión de poner su cargo a disposición del Papa, señaló que “ya les he dicho, todos estamos siempre disponibles a las decisiones del Santo Padre”.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

07 Junio 2018

 

 

 

 

Futuro de Barros en cuenta regresiva: Inminente salida de obispo del Episcopado

 

 

 

 

Se espera que durante las próximas horas, antes de que llegue a Chile la nueva Misión Scicluna, el Vaticano comunique que el Papa Francisco le acepta la renuncia al prelado de Osorno, cuestionado por su cercanía con Karadima.

 

 

Imagen-Aton_337316.jpg

 

 

 

Medidas de corto, mediano y largo plazo. Eso fue lo que anunció el Papa Francisco, el pasado 11 de abril, cuando le envió una carta a los obispos de Chile, diciendo que sentía “dolor y vergüenza” por el deficiente tratamiento que la Iglesia le había dado a las víctimas de abusos y, en general, a las denuncias de este tipo.

Entre los objetivos de esas medidas el Pontífice destacó “restablecer la comunión eclesial en Chile, para reparar, en lo posible, el escándalo y restablecer la justicia”.

 

Y ahora, según informaron diferentes fuentes de Iglesia a La Tercera PM, se está en la antesala de la primera de estas decisiones concretas: la inminente aceptación de la renuncia del obispo Juan Barros Madrid, actual prelado de Osorno, que ocurría en las próximas horas. De todos modos, el alejamiento de Barros del Episcopado se oficializará antes de que llegue a Chile la nueva misión Scicluna, programada entre el martes 12 y miércoles 19 de junio.
“Esta decisión tiene que ver con la mala evaluación que habría en el Vaticano respecto de cómo se han manejado los obispos en todo este episodio”, se comentó, fundamentalmente después de su encuentro con el Papa en el Vaticano, ocurrido a mediados de mayo.
Junto con el retiro de Barros del Episcopado, la siguiente medida que se maneja en el Vaticano sería la aceptación de la renuncia de los prelados de Talca, Horacio Valenzuela, y Linares, Tomislav Koljatic, ambos apuntados como cercanos al ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima (condenado canónicamente por abusos), tal como el propio Barros y el obispo auxiliar de Santiago, Andrés Arteaga.
Apariciones y desencuentros
Desde aquella carta del Papa a los obispos, en abril, en la que por primera vez se le puso nombre y apellido a la crisis que vive la jerarquía de la Iglesia Católica chilena, se sucedieron diferentes instancias de encuentro y diálogo.
La primera fue la invitación al Vaticano a tres víctimas de Karadima: Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton. Todo ellos le entregaron su testimonio personalmente al Papa Francisco, en la casa de Santa Marta, que es la residencia del Pontífice.
Luego vino la visita de los 31 obispos activos de la Conferencia Episcopal a Roma, más tres eméritos, a quienes en su gran mayoría no se les permitió alojar en Santa Marta. Fue en esta instancia, en el último día del encuentro, donde todos presentaron su renuncia.
Y recientemente ocurrió la visita al Vaticano, también tras una invitación personal del Pontífice, de seis sacerdotes y dos laicos, quienes fueron víctimas de abusos de Karadima o acompañaron a personas que sufrieron distintas formas de apremio en ese entorno.
En todo este escenario, en el cual el Pontífice ha mostrado de diferentes maneras su evaluación negativa de la forma como la jerarquía de la Iglesia chilena ha manejado los casos de abusos y su relación con los feligreses, se anunció la semana pasada una segunda misión a Chile del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, y del notario eclesiástico, el sacerdote español Jordi Bertomeu.
Sin embargo, esta nueva misión pastoral, a diferencia de la que ambos religiosos efectuaron en febrero pasado, cuando llegaron al país para recabar testimonios respecto del supuesto encubrimiento del obispo Juan Barros, tiene dos lugares claros de asentamiento: las diócesis de Santiago y Osorno, donde justamente se han concentrado las denuncias, con cuatro días para cada una.
Se espera que en esta visita también se anuncien medidas de corto plazo. Porque, efectivamente, pareciera que los plazos van acortándose.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

10 Junio 2018

 

 

 

El guión secreto de Scicluna y Bertomeu en Chile

 

 

 

Luego de su primera visita, en febrero, Charles Scicluna y Jordi Bertomeu se han convertido en los hombres de confianza del Papa. Francisco sabe que lo que haga en Chile marcará su papado. Aunque esta vez la misión se centrará en Osorno, lo que pase en Santiago puede detonar una nueva crisis en la Iglesia chilena.

 

 

 

A_UNO_901764.jpg

Estaban a 12.557 km de Roma y a 930 km de Santiago, su primera parada. Pero el acto era el mismo. El lugar estaba lleno. A los feligreses a favor del obispo y a los que estaban en contra solo los separaba el largo pasillo de la Catedral San Mateo de Osorno. El mismo lugar donde desde marzo de 2015 se habían realizado protestas y velatones.
Y el mismo hombre que los había separado, ahora los unía: Juan Barros.
No se escucharon ni gritos ni caos. Solo un coro de voces que rezaba al unísono el Padre Nuestro.
Al terminar, el sacerdote que celebraba la misa, luego de una interrupción, dio la señal. Era el momento de mayor tensión. El arzobispo de Malta, Charles Scicluna, lo sabía; el sacerdote español, Jordi Bertomeu, también.
-Démonos fraternalmente el saludo de la paz.
Hubo cinco segundos de silencio. Los dos grupos de feligreses se giraron hacia el pasillo y cientos de pares de ojos se miraron profundamente, con las pupilas dilatadas. Y cruzaron hacia lado y lado. Laicos enemistados por años se pedían la mano, algunos incluso se saludaban de beso. Los más tímidos rehuían la mirada, a los indecisos les temblaban las manos. Una comunidad completa se unía y se daba, por fin, la paz.
Era el final del conflicto. O la imagen que Scicluna y Bertomeu planean como el clímax de su visita en el sur para el próximo domingo 17. Porque a tres años de la discordia que enemistó a una ciudad completa luego del nombramiento de Barros como obispo, esa imagen, ese rito, ese final, no existe.
La paz aún no llega a Osorno.
La segunda misión
En el Vaticano hace semanas que se comentaba lo obvio. Que el sacerdote Jordi Bertomeu, después de cumplir un rol central durante la misión Scicluna, seguía trabajando en el caso chileno. Algunos se atrevieron a asegurar que su dedicación era exclusiva. Por eso, cuando a fines de mayo se anunció que Francisco enviaría a Chile nuevamente al español, la noticia pareció evidente.
“Con el fin de avanzar en el proceso de reparación y sanación de las víctimas de abusos, en los próximos días partirán de nuevo a Chile monseñor Charles Scicluna y el reverendo Jordi Bertomeu, esta vez en misión a la Diócesis de Osorno”, se leyó en el comunicado del Vaticano el 31 de mayo.
La sorpresa era Scicluna.
Nunca se planeó que el arzobispo de Malta volviese, pero según fuentes vaticanas, la segunda misión del maltés en Chile va mucho más allá de lo que se indicó en el anuncio: hay que lograr la conciliación en Osorno. Para eso, el rol de Scicluna es clave.
Aunque el “promotor de justicia” de la Congregación para la Doctrina de la Fe ha estado a cargo de más de tres mil investigaciones canónicas contra sacerdotes, esta tarea ha sido calificada como una de las más importantes que ha tenido. Y una de las más difíciles.
Esta vez lo que está en juego es la imagen de Francisco. Richard Raho, profesor estadounidense de Teología y entendido en los temas del Vaticano, explica que el momento es decisivo.
-No solo en Chile, sino a nivel mundial. Francisco ha hecho de la misericordia el sello distintivo de su papado y ha cambiado el tono a uno de encuentro, pero la vara es alta. Si el Papa no toma acciones decisivas para proteger a los más vulnerables, todo lo que pueda hacer después será puesto en duda.
Osorno: el arma de doble filo
Mañana, directo desde Roma, Scicluna y Bertomeu viajarán a Chile. Llegarán el martes y de inmediato comenzarán la visita que se extenderá por ocho días: durante el martes 12, miércoles 13, lunes 18 y martes 19 permanecerán en Santiago, mientras que entre los días jueves 14 y domingo 17 estarán en Osorno. Lo que ocurra en el sur es crítico y decisivo. Sin embargo, fuentes eclesiásticas afirman que a dos días de que el arzobispo de Malta y el sacerdote español lleguen a Chile, el calendario de actividades aún no está definido.
Lo que sí se sabe es que las opciones del primer paso son dos. La primera sería simplemente comenzar a conciliar pronto, a través de entrevistas y reuniones, una resolución del conflicto. La segunda opción es mucho más radical: Scicluna y Bertomeu traerían una carta del Papa. La carta en la que Francisco haría oficial la aceptación de la renuncia de Juan Barros.
-Si Scicluna no trae la renuncia de Barros, la misión va a ser un fracaso –dice un conocedor del tema.
Peter Kliegel sería el elegido para coordinar, al menos, una de las actividades: una mesa de diálogo entre los osorninos y el clero. Aunque la designación del sacerdote alemán no es compartida por todos, especialmente porque Kliegel ha cuestionado de manera pública la permanencia de Barros.
Juan Carlos Claret, vocero de los laicos y laicas de Osorno, explica que siempre han estado dispuestos a dialogar, pero que el diálogo no puede estar condicionado.
-Estar disponibles para el diálogo no significa ser ingenuos, y nosotros no aceptamos condiciones más allá de las propias del diálogo. Se dialoga entre iguales no para que se nos imponga una visión y nosotros impongamos otra visión. O sea, si hemos de tener un diálogo, en primer lugar queremos que el Papa nos cuente toda la verdad y contarnos toda la verdad significa, en primer lugar, tener acceso al informe Scicluna. Si no somos nosotros, la justicia, porque aquí hay delitos, no hay simple pecado, y la remoción de un obispo es un acto administrativo, por lo tanto, la renuncia no equivale a justicia.
Sin embargo, el foco de la visita también sería escuchar y pedir perdón.
-La tarea de Scicluna y Bertomeu en Osorno es, primero, escuchar a la gente. El objetivo es ver quiénes podrían ser candidatos a obispos, cuál es el perfil. Pero no se van a demorar cuatro días en escuchar. El Papa, a través de sus emisarios, tiene que pedir perdón –dice un reconocido sacerdote jesuita.
Uno de los episodios que más ruido han causado fue cuando en 2015 Francisco se refirió a la situación de Osorno y calificó a los sureños como tontos y zurdos.
-Al final, el mensaje del Papa es el siguiente: “Metí la pata, pero estoy dispuesto a dialogar”. Y para eso los manda a ellos –dice el jesuita.
Aunque para Claret lo lógico es que la manera de pedir perdón del Papa sea concretando la salida de Juan Barros primero.
A pesar de que ni Scicluna ni Bertomeu aún tendrían claridad de sus actividades en Osorno, sí saben cuál será el clímax de su visita en el sur.
El lugar elegido como punto cúlmine sería la Catedral San Mateo de Osorno. El día: domingo 17 de junio. La actividad: una misa. Ese es, hasta ahora, el cierre esperado. Allí, tanto los laicos en contra de Barros como los fieles que lo apoyan participarían para celebrar el fin del conflicto.
Lo que nadie sabe aún es que Scicluna y Bertomeu estarían preparando una señal potente. El final de la misa se daría con el saludo de la paz entre los feligreses a favor y en contra del obispo. Pero esa no sería la sorpresa. Fuentes eclesiásticas afirman que justo al final de ese rito se proyectaría, vía teleconferencia desde Roma, una llamada de Francisco, en la que él mismo pediría perdón.
Eso si todo sale bien antes.
Santiago con escalas
Después de la visita de Francisco a Chile, en enero, su papado quedó marcado. Y su agenda también. Han sido, hasta ahora, cinco los hitos que delinearon su hoja de ruta en los últimos meses. Primero, en febrero, la visita de Scicluna y Bertomeu; luego, en abril, el encuentro de Francisco con las víctimas de Fernando Karadima; en mayo, la invitación que le hizo a la Conferencia Episcopal completa a Roma; en junio, el encuentro que tuvo en el Vaticano con otro grupo de víctimas de Karadima, en su mayoría exsacerdotes, y, ahora, la nueva visita del arzobispo de Malta.
Para el Papa, Chile marcó, dicen, un punto sin retorno.
Quienes conocen los pasillos del Vaticano dicen que ahí se comenta que Francisco tomará decisiones pronto. Pero, según fuentes eclesiásticas, ninguno de los miembros más importantes en Roma lo estaría aconsejando. Ni siquiera Sean O’Malley, arzobispo de Boston, quien, dicen, tiene linea directa con el Papa.
Francisco, en el caso chileno, al parecer, solo confía en los consejos de Scicluna y Bertomeu. Por eso se comenta que una vez que el maltés y el español estén en Chile se van a empezar a concretar las salidas de algunos obispos. Entre los posibles prelados a los que Francisco les aceptaría la renuncia estarían: Juan Barros (Osorno), Horacio Valenzuela (Talca), Tomislav Koljatic (Linares), Andrés Arteaga (auxiliar Santiago), Gonzalo Duarte (Valparaíso), Alejandro Goic (Rancagua) y Ricardo Ezzati (Santiago).
-El Papa se lo juega todo con lo que decida ahora y lo sabe. No me cabe la menor duda de que tomará todas las medidas, incluso las más drásticas, desde aceptar la renuncia de un buen número de obispos hasta hacer que los demás penitentes pidan perdón con palabras y hechos: resarcimiento moral y económico. Pero lo hará a su ritmo, aunque es consciente de que la opinión pública pide sangre -dice el vaticanista José Manuel Vidal.
Por eso, la nueva misión de Scicluna ha causado expectativas no solo en Osorno. Fuentes conocedoras del tema aseguran que al menos otras tres diócesis han solicitado entrevistas: Valdivia, Puerto Montt y Santiago, directamente a Bertomeu. Además, cercanos a la Diócesis de Rancagua explican que también les gustaría que el arzobispo de Malta vaya a la ciudad por los supuestos abusos cometidos por parte del clero.
Todo esto debería ser, al menos en parte, organizado por el nuncio apostólico. Pero aunque se informó que la misión de Scicluna y Bertomeu será coordinada en conjunto con la nunciatura, hasta ahora Ivo Scapolo no tendría ningún papel protagónico en la visita.
Según las mismas fuentes, el actor principal en el número 200 de la calle Monseñor Nuncio Sótero Sanz será otro. Su nombre aún no es conocido, pero sí se sabe que su tarea no es menor.
Es más, incluso se comenta que las instrucciones llegaron directo desde Roma. Una orden papal habría designado a la persona que hoy sería la encargada de recibir las solicitudes de audiencia con Scicluna y Bertomeu. Los cuatro días que estarán en Santiago -12, 13, 18 y 19 de junio- no son una casualidad.
La misión que comenzó el 20 de febrero pasado, cuando Charles Scicluna llegó a Chile como enviado especial del Vaticano para recopilar antecedentes sobre el caso del obispo Barros, continuará. En ocho días se realizaron 64 entrevistas. El resultado: un informe de más de 2.300 páginas que Francisco recibió de las manos del propio Scicluna el 20 de marzo.
Hasta ahora, según fuentes eclesiásticas, se han confirmado tres audiencias en la Nunciatura Apostólica. Tres casos distintos que podrían detonar nuevas investigaciones canónicas y una nueva crisis.
Uno de ellos tendría que ver con cuatro exseminaristas de Valparaíso que habrían sido abusados sexualmente por sacerdotes. El segundo tendría relación con dos casos de abusos en San Felipe. Y el tercero sería por hechos similares a los que hoy indaga el Ministerio Público en Rancagua, que abrió una investigación por eventuales abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Sería un caso parecido al de “La Familia” y habría ocurrido en Chillán, entre los años 1990 y 1994. Más de una docena de sacerdotes habrían participado en fiestas pagadas con menores de edad. Este último caso tendría un obs- táculo no menor: al parecer no existen testimonios, por lo que desde la Iglesia estarían solicitando a la PDI los informes de las denuncias del caso.
Juan Barros fue el comienzo del terremoto que hoy vive la Iglesia Católica chilena, pero de ninguna manera el fin.

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.latercera.com/reportajes/noticia/guion-secreto-scicluna-bertomeu-chile/198937/

Share this post


Link to post
Share on other sites

Papa Francisco aceptó la renuncia de obispos Juan Barros, Gonzalo Duarte y Cristián Caro

 

papa-francisco-acepto-la-renuncia-de-bar

 

a Conferencia Episcopal de Chile informó este lunes que el papa Francisco aceptó la renuncia de tres obispos: Juan Barros, Cristián Caro y Gonzalo Duarte.

Según se publicó en la web de la entidad, el reemplazante provisorio de Barros en Osorno será Jorge Enrique Concha (actual arzobispo auxiliar de Santiago), bajo la figura de administrador apostólico.

En tanto, en Valparaíso Pedro Mario Ossandón reemplazará provisoriamente a Duarte; mientras que en Puerto Montt el reemplazo temporal de Caro será Ricardo Basilio Morales. En ambos casos igualmente se trata de administradores apostólicos.

Vale la pena precisar que las salidas de Caro y Duarte fueron aceptadas por motivos de edad, según reportó Jaime Coiro, portavoz de la Conferencia Episcopal, en conversación con Expreso Bío Bío.

Recordemos que todos los obispos de Chile presentaron su renuncia el mes pasado, luego de viajar al Vaticano para conversar con su líder y tratar la forma en que la iglesia Católica de nuestro país abordó las denuncias de abusos sexuales cometidos por miembros del clero.

Dicho viaje nació luego de la visita de Francisco a Chile, donde hubo polémica por la participación de Barros en todas las actividades papales, ya que estaba acusado de ser encubridor de los delitos cometidos por el sacerdote Fernando Karadima.

El punto de inflexión lo marcó una pregunta de Radio Bío Bío, donde el Papa ante la consulta sobre las acusaciones contra Barros dijo que todo era calumnia y que necesitaba pruebas.

Las críticas fueron tales que decidió enviar a Chile al obispo de Malta, Charles Scicluna, para reunirse con víctimas de Karadima y reunir pruebas sobre Barros. Todo terminó con las víctimas de Karadima viajando a Roma, en una visita donde Francisco les pidió perdón.

Scicluna, junto con Jordi Bertomeu, iniciarán esta semana una nueva visita al país, donde se dirigirán a Osorno para conocer la situación de una comunidad dividida luego de años de protestas tras la presencia de Barros en la ciudad.

Fuente: https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/chile/2018/06/11/papa-francisco-acepto-la-renuncia-del-obispo-juan-barros-y-otros-dos-sacerdotes.shtml

Share this post


Link to post
Share on other sites

Franciscano de origen mapuche: La trayectoria de Jorge Concha, el nuevo Administrador Apostólico de Osorno

 

Fue obispo auxiliar de Santiago por tres años, pero hoy el Papa Francisco lo destinó a la diócesis que hasta ayer encabezaba Juan Barros. Además de su ministerio religioso, obtuvo un doctorado en Ciencias Sociales en Italia.

file_20180611091125.jpg

"Esto nos genera dolor, no sólo por lo que significa la pérdida de un templo, sino porque da cuenta de una situación centenaria que no ha sido resuelta". Era abril de 2016 y tras una seguidilla de incendios intencionales que terminaron con casi una decena de templos en La Araucanía, el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Santiago, Jorge Concha Cayuqueo, se refería en La Tercera al conflicto mapuche. "Tengo a mi familia allá, en un 50% soy mapuche. Por eso me llega con mucha sensibilidad lo que está ocurriendo", afirmaba.

 

Un año atrás, el Papa Francisco lo había convertido en el primer obispo de origen mapuche. Hoy retornará al sur, después de que la máxima autoridad eclesiástica lo nombrara Administrador Apostólico de la diócesis de Osorno, en reemplazo del cuestionado sacerdote Juan Barros, cuya renuncia finalmente fue aceptada por el Pontífice. Concha se encontrará con una comunidad de laicos organizada, que se opuso a su anterior obispo desde su nombramiento, en enero de 2015.

 

Un franciscano en Osorno

 

Hace tres días, se cumplieron 60 años del día en que el obispo Jorge Concha nació en Carahue. De familia católica, de niño estudió en el liceo de Nueva Imperial y posteriormente en el Colegio de La Salle de Temuco. Ingresó a la vida religiosa a los 19 años, a la Orden de los Hermanos Menores en San Francisco de Mostazal y fue ordenado sacerdote franciscano ocho años después. Cursó estudios filosóficos y teológicos en la Universidad Católica de Chile y obtuvo un doctorado en Ciencias Sociales por la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma, Italia.

 

Con una vasta trayectoria, fue nombrado ministro provincial de la Provincia Franciscana de la Santísima Trinidad de Chile en 2011 y un año después asumió como presidente de la Conferencia de Ministros provinciales del Cono Sur, que incluye a Argentina, Paraguay y Chile. En 2014, fue elegido primer vicepresidente de la Conferencia de Religiosas y Religiosos de Chile (Conferre) y fue nombrado obispo auxiliar de Santiago un martes 14 de julio, en 2015. Su nuevo cargo implicó abandonar la vida con los demás sacerdotes franciscanos. "Yo creo que la Iglesia espera que un franciscano viva como un franciscano y no importa el servicio en que esté. La Iglesia quiere y pide que todos vivamos bien e intensamente nuestro carisma; ese es el mejor servicio que le podemos dar. Espero que eso salga naturalmente", dijo a franciscanos.cl después de su nombramiento. Luego de ese día, fue elegido como Vicario Episcopal para la Vida Consagrada y para la Pastoral Social Caritas.

 

Los otros nombramientos

 

Además de Concha, el Papa Francisco destinó en Valparaíso a Pedro Ossandón, en reemplazo de Gonzalo Duarte, y a Ricardo Morales en Puerto Montt, para ocupar el espacio de Cristián Caro. Ossandón, también de 60 años, es hijo del coronel del Ejército Carlos Ossandón Sánchez y de origen croata. Estudió teología y Pedagogía en Filosofía en la Universidad Católica, y fue ordenado sacerdote en diciembre de 1986. Su trayectoria incluye trabajo pastoral en San Gregorio, Santa Rosa Norte, La Florida y La Legua. Ha sido parte del directorio de la Fundación Nacional de Superación de la Pobreza y profesor del Instituto Teológico Pastoral para América Latina del Consejo Episcopal Latinoamericano. También se desempeñó como capellán y comentarista de Canal 13. Por su parte, Morales pertenece a la Orden de La Merced, donde era Padre Provincial en Chile

 

Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Nacional/2018/06/11/909357/Franciscano-de-origen-mapuche-Quien-es-Jorge-Concha-Cayuqueo-el-nuevo-Administrador-Apostolico-de-Osorno.html

Share this post


Link to post
Share on other sites

Gonzalo Duarte, el ex-ahora obispo de Valparaíso, en buena hora el Papa le acepta la renuncia por edad, cuando está siendo bastante cuestionado por encubrir los abusos en esta diócesis. Buena escapada, aunque no sé si, eventualmente, se le pueda juzgar por la justicia.

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

12 Junio 2018

 

 

 

Reemplazante de Barros en Osorno valora llegada de Scicluna a Chile: “Esto pondrá las cosas en su lugar”

 

 

El recién nombrado administrado apostólico en Osorno, Jorge Concha, manifestó que la llegada de los enviados papales tiene "esperanzada" a la comunidad católica, para que esto "lleve a la reconciliación".

 

 

 

JORGE-CONCHA.jpg

 

 

 

El recientemente nombrado administrador apostólico de Osorno, Jorge Concha, valoró este mediodía la llegada de los enviados papales a Chile, para continuar con la sanación de la Iglesia en medio de los casos de abuso sexual por parte de miembros de la comunidad eclesial.
El sacerdote manifestó, en este sentido, que el arribo de Charles Scicluna y Jordi Bertomeu -que esta mañana aterrizaron en Santiago- es “un paso importante en este proceso largo, que ha comenzado el Papa mismo. Es un momento importante y un paso importante que tampoco va a terminar con eso”.
Sin embargo, sostuvo, que “estamos esperanzados todos en que esto lleve a la reconciliación, a poner las cosas en su lugar en el ámbito eclesial. Estoy pensando sobre todo en Osorno, pero esto trasciende Osorno, tiene que ver con todo el país”.
“La misión de monseñor Scicluna va a ser muy importante para la comunidad eclesial, es enviado del Papa, en representación del Papa va a decirnos cosas importantes, va a dar caminos concretos de cómo superar las dificultades. Es muy importante, la comunidad de Osorno está muy esperanzada”, agregó.
Ambos enviados del Pontífice viajarán el jueves a la ciudad sureña, pero se espera que tengan un encuentro con el padre Concha posiblemente mañana, para coordinar una hoja de ruta sobre la situación de la Iglesia allá. “Sin duda ellos van a encontrarse con todas las personas, toda la comunidad católica de Osorno y seguramente desde ahí ellos, además de enviar un mensaje del Papa seguramente, también darán algunas pistas de los pasos a seguir con ellos”, señaló.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

12 Junio 2018

 

 

 

Se revela la misión de Scicluna y Bertomeu en Chile: Brindarán “ayuda técnica y jurídica” a diócesis para enfrentar casos de abuso
Los dos enviados papales estarán ocho días en el país, tiempo que lo dividirán entre Santiago y Osorno.
A_UNO_952920-1-2-891x600.jpg

 

 

El arzobispo de Malta, Charles Scicluna, y el sacerdote español, Jordi Bertomeu, participaron esta tarde de una conferencia de prensa para entregar detalles de lo que será la misión especial que el Papa Francisco les encomendó a los dos en Santiago y Osorno.

Scicluna dijo que el primer objetivo de la visita es ser un signo de la cercanía del Papa con la comunidad y la Iglesia de Chile.

“También prestar una ayuda técnica y jurídica concreta para las curias diocesanas de Chile para que puedan dar respuestas adecuadas a cada caso de abuso sexual de menores cometidos por clérigos o religiosos”, agregó el arzobispo maltés.

Dijo, además, que su visita tenía como objetivo manifestar “la particular cercanía del Papa con la diócesis de Osorno”.

El obispo maltés finalizó su declaración agradeciendo “por acogernos en esta misión pastoral, gracias por la oportunidad que, en comunidad, nos regalaremos durante estos días de Gracia para seguir trabajando por restablecer la justicia y la comunión eclesial en Chile, como nos ha pedido a todos el Papa Francisco”.

Según trascendió esta jornada, el jueves a las 14.20 aproximadamente, Scicluna y Bertomeu llegarían al aeropuerto de Osorno.

Cristián Amaya, encargado de las comunicaciones de la visita, sostuvo que los enviados papales “tendrán actividades de encuentro con parroquias, comunidades de base. Pero el plan aún lo estamos conviniéndolo con las distintas comunidades”.

noticia-en-desarrollo.gif

Fuente: http://www.latercera.com/nacional/noticia/se-revela-la-mision-scicluna-bertomeu-chile-brindaran-ayuda-tecnica-juridica-diocesis-enfrentar-casos-abuso/203173/

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

12 Junio 2018

 

 

 

Misión Scicluna creará nueva oficina receptora de denuncias de abusos

 

 

 

La instancia será dependiente del Vaticano y funcionaría en forma paralela a los puntos que cada diócesis tiene para estas situaciones.

 

 

 

Imagen-papa2340.jpg

EL ARZOBISPO DE MALTA, CHARLES SCICLUNA, LLEGÓ ESTE MARTES Y DIO UNA CONFERENCIA EN LA NUNCIATURA APOSTÓLICA.

Una oficina del Vaticano directamente en Providencia, destinada a recibir denuncias de casos de abusos. La medida fue anunciada este martes, tras la primera conferencia de prensa en Chile del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, y el sacerdote Jordi Bertomeu, enviados especiales del Papa Francisco para la misión pastoral en las diócesis de Santiago y Osorno.
El edificio de las Obras Misionales Pontificias (OMP), ubicado en la comuna de Providencia y al costado de la Nunciatura Apostólica, se transformará en el lugar donde el Vaticano recibirá las denuncias a futuro. Su responsable será anunciado el próximo lunes por el mismo arzobispo de Malta, antes de volver a Roma, según informó la oficina de comunicaciones de la Iglesia de Santiago, que está coordinando la cobertura de prensa de la misión Scicluna.

Tras aterrizar en suelo nacional, Scicluna y Bertomeu dieron a conocer durante la tarde los objetivos de su segunda visita al país.
Acompañados por el nuncio apostólico, Ivo Scapolo, el prelado leyó la primera declaración pública, aclarando que “buscamos ser un signo de la cercanía del Papa con el pueblo de la Iglesia en Chile. También, prestar una ayuda técnica y jurídica concreta para las curias diocesanas de Chile, para que puedan dar respuestas adecuadas a cada caso de abuso sexual de menores, cometidos por clérigos o religiosos”.
En la ocasión, Scicluna aprovechó de recordar las palabras escritas por el Papa Francisco, el 31 de mayo pasado, dirigidas a la comunidad peregrina del país. “Con ustedes se podrán dar los pasos necesarios para una renovación y conversión eclesial que sea sana y a largo plazo. Con ustedes se podrá generar la transformación necesaria que tanto se necesita”.
Alejandro Álvarez, abogado canonista y vocero de la Fundación Voces Católicas, señaló que “el Papa, al crear la oficina de asesoría jurídica y técnica en la Nunciatura Apostólica, manifiesta la directa intervención que está realizando en la Iglesia en Chile. Ya lo hizo a través de la designación de los administradores apostólicos que reportan directamente a la Santa Sede de su gestión, y ahora se reitera a través de la creación de esta oficina, que va a recibir las denuncias de abusos realizadas por clérigos y religiosos”.
Álvarez añadió que la medida responde a “que se pueda restituir la confianza de los fieles en la Iglesia y que se dé la adecuada respuesta a todas y cada una de las denuncias”. Esta oficina operaría en forma paralela a los puntos que cada diócesis tiene dispuestos para estas situaciones.
Otro aspecto inmediato correspondiente a estas materias se concretará este miércoles, ya que Scicluna y Bertomeu dictarán un seminario de capacitación entre canonistas de distintas curias diocesanas, en la Universidad Católica de Chile, donde abordará los principios rectores de la investigación de abusos sexuales en la Iglesia.
La instancia será organizada por el Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento a las Víctimas de la Conferencia Episcopal, y contará con la presencia de miembros de la Asociación Chilena de Derecho Canónico y el Centro UC.
Trascendió que uno de los objetivos del Papa sería renovar los protocolos de prevención de abuso, existentes desde 2011. Según fuentes religiosas, las mismas víctimas de abuso serían parte de la reestructuración de los cursos de acción ante el abuso y la forma como prevenirlo.
Los denunciantes del expárroco de El Bosque, Fernando Karadima, James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo señalaron tras su visita al Papa que le enviarían sugerencias de cómo abordar estos casos.
Si bien aún no se conoce específicamente la agenda de la visita de Scicluna y Bertomeu a Osorno, se indicó que “va a haber momentos de oración, liturgia y de reflexión. Monseñor Scicluna y Bertomeu van a tener actividades de encuentro con parroquias de base, pero el plan aún se está coordinando con las distintas comunidades”.

Share this post


Link to post
Share on other sites

 

 

La instancia será dependiente del Vaticano

Y ojalá que tenga contacto directo con los Tribunales, para que nos lo manden a rezar de por vida por sus aberraciones :spray:

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

16 Junio 2018

 

 

 

Concha Cayuqueo presidiría misa “de reconciliación” en Osorno

 

 

 

Este domingo es el último día en la ciudad de los enviados papales Charles Scicluna y Jordi Bertomeu.

 

 

 

ConchaWEB.jpg

JORGE CONCHA CAYUQUEO A SU LLEGADA A OSORNO.

“Estoy muy contento de poder llegar a Osorno y empezar a conversar y escuchar a la gente de las comunidades cristianas de nuestra diócesis. He sabido sobre la división, pero también sé que hay mucha buena voluntad y buena disposición”. Esas fueron las primeras palabras del nuevo administrador apostólico de Osorno, Jorge Concha Cayuqueo, tras su llegada hoy a la zona por primera vez, luego de que esta semana se aceptara la renuncia del exobispo Juan Barros.

El sacerdote, quien anteriormente se desempeñaba como obispo auxiliar de Santiago, llegó alrededor de las 18 horas a la Catedral San Mateo en la Plaza de Armas de la ciudad, donde se encontraban reunidos los enviados papales Charles Scicluna y Jordi Bertomeu con distintos religiosos y religiosas de Osorno.
Según fuentes cercanas a la diócesis, una posibilidad es que Concha Cayuqueo presida la misa “de camino a la reconciliación” que se realizará este domingo a las 11.30 en la catedral. Esta será la última actividad en la que participarán los enviados papales antes de regresar a Santiago, y busca reunir a todos los sectores de la comunidad, que ha estado dividida desde el nombramiento de Barros en 2015.
Sobre la incertidumbre que ha surgido respecto de la participación de las agrupaciones de laicos en la misa, Charles Scicluna señaló que “están todos invitados y son libres de aceptar la invitación”. Agregó: “la eucaristía será un momento de oración, por la reconciliación. Esto es un don del señor”.
El vocero de la Agrupación de Laicos y Laicas de Osorno, Mario Vargas, sostuvo ayer una reunión con los enviados papales y explicó que se había desechado la solicitud de que el Papa Francisco pidiera perdón a través de una videoconferencia.
También se definió que miembros de la agrupación de laicos y laicas lean peticiones, pero al interior de la organización algunos han manifestado que no se entregarán el “saludo de la paz”.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

17 Junio 2018

 

 

La cita secreta del hermano de Karadima con el Papa en el Vaticano: “Fernando tiene que pedir perdón”

 

 

 

A pocas semanas de su reunión con Francisco, a principios de junio, Óscar Karadima, uno de los hermanos menores de Fernando Karadima, habla por primera vez sobre el encuentro, su reservada estadía en Santa Marta y los últimos contactos con el polémico sacerdote, cuyos abusos de conciencia y sexuales terminaron por cambiar la historia de la Iglesia en Chile. Aquí está la que asegura será su única entrevista sobre el tema.

 

 

 

(NOTA: En página de fuente, se puede ver un video)

http://www.latercera.com/reportajes/noticia/la-cita-secreta-del-hermano-karadima-papa-vaticano-fernando-pedir-perdon/208353/

 

“Esta es la entrevista que nunca hubiese querido dar”. Óscar Karadima, 77 años, está sentado en un café de Las Condes. Óscar está enojado y golpea la mesa. Óscar está triste y se le quiebra la voz. Óscar quiere que, de una vez, su apellido sea respetado. Karadima.

Fue su apellido el que lo llevó hace un par de semanas a 11.900 kilómetros de Chile.

Ese día, el sábado 1 de junio, Óscar Karadima se despertó temprano en la Casa Santa Marta, el mismo lugar donde duermen obispos y cardenales. El día transcurrió tranquilo, hasta que a las cuatro de la tarde fue a misa. Terminó a las cinco. Volvió, junto con todo el grupo, a la recepción de la casa. Allí, Jordi Bertomeu se lo presentó.

Óscar lo miró y, con nerviosismo, le estrechó la mano.

-Su Santidad, yo soy Óscar Karadima.

El otro hombre que estaba ahí le sonrió.

-Lo conozco muy bien a usted -dijo el Papa Francisco.

El Bosque del Vaticano

 

Óscar Karadima es 10 años menor que su hermano Fernando, el expárroco de El Bosque que hace siete años está condenado a una vida de oración y penitencia. Hoy, con 87 años, Fernando Karadima pasa sus días recluido en el Hogar de Ancianos San José, en Lo Barnechea.

A pesar de la tranquilidad que transmite, Óscar es un hombre de voz firme y decidida. Y si uno lo mira bien, el parecido con Fernando es impresionante.

¿Piensa mucho en su hermano Fernando?

Sí. Por el daño que nos hizo y por él, porque sigo pensando cómo es posible que un hermano mío haya hecho lo que él hizo.

Ustedes se parecen mucho, ¿lo recuerda cuando se mira al espejo?

Antes de seguir hablando, Óscar hace una larga pausa.

-No solo cuando me miro al espejo.

¿Lo han reconocido alguna vez en la calle como el hermano de Fernando Karadima?

¿A mí? ¡Ja! Siempre. ‘¿Y usted? Usted es hermano del padre Karadima, ¿no?’. Antes de que ocurriera toda esta tragedia yo pasaba mi carné de identidad tranquilo.

Óscar es el sexto de los ocho hermanos Karadima Fariña y el único que se ha referido públicamente a la situación de su hermano sacerdote. Dice que han pasado ocho años desde que comenzó esta pesadilla y que hoy, al fin, tiene las cosas claras.

Por eso, cuando el Papa comunicó que en febrero enviaría a Chile al arzobispo de Malta, Charles Scicluna, y al sacerdote español Jordi Bertomeu, Óscar Karadima no dudó y pidió una audiencia.

Y contó todo. Otra vez.

El 21 de abril de 2010 es una fecha que ninguno de los Karadima va a olvidar. Menos Óscar, que despertó a las siete de la mañana con el sonido del teléfono. Su señora contestó. Era su hijo. “Prendan el computador”. Óscar se levantó, obedeció y en los minutos en que la máquina demoró en estar operativa, Óscar ni siquiera lo pudo imaginar. El nombre de su hermano en primera plana, acusado de abusos sexuales.

-El mundo se me vino abajo.

A las ocho de la mañana, los hijos de Óscar Karadima llegaron a su casa. Se miraron, se abrazaron y lloraron. Sabían, dice Óscar, lo que se venía encima. Y lo que, a siete años, aún sigue marcando a toda la familia.

La reunión entre el hermano de Fernando Karadima y Jordi Bertomeu duró una hora. Al final, cuenta Óscar, no aguantó más y se quebró. Lloró. Jordi Bertomeu lo abrazó y le dijo:

-Don Óscar, lo comprendo perfectamente, pero no se olvide nunca que los hombres también lloramos cuando sufrimos mucho.

Tres meses después, un sábado de mayo, Óscar estaba en la casa de su hija celebrando el cumpleaños de una nieta. De repente sonó su teléfono: era Jordi Bertomeu y tenía un recado del Papa.

Quería que Óscar Karadima viajara al Vaticano. Y el 22 de mayo, en un comunicado de prensa, se hizo oficial.

“Del 1 al 3 de junio de 2018 el Santo Padre recibirá a un segundo grupo de víctimas del Rev. Fernando Karadima (…). Se trata de cinco sacerdotes que han sido víctimas de abusos de poder, de conciencia y sexuales. Junto a ellos habrá también dos sacerdotes que han asistido a las víctimas en su recorrido jurídico y espiritual, y dos laicos implicados en este sufrimiento”.

Óscar Karadima es uno de los dos laicos, pero su nombre nunca fue público. Hasta hoy.

-Quiero salvar el honor de la familia Karadima -dice.

En la pequeña capilla de la Casa Santa Marta, la misa celebrada por el Papa el 1 de junio fue especial. Comenzó a las cuatro de la tarde y la concelebró con los cinco sacerdotes víctimas de El Bosque. Óscar estaba sentado al lado del otro laico y sabía que venía el momento. Jordi Bertomeu les avisó que en media hora más llegaría Francisco para comenzar con las reuniones individuales.

Tenían que esperar en un salón grande, el mismo que todos usaban para conectarse a internet, para poder hablar con sus familias. Óscar fue el primero en bajar. Estaba solo, cuando de repente sintió que había alguien más a su lado.

Era el Papa.

-Hola, ¿cómo está usted?, ¿dónde es la reunión?

Óscar no supo qué responder. A los pocos minutos llegaron Bertomeu y el resto de los invitados. Los presentó a Francisco. El tiempo estaba organizado, 15 minutos para cada uno. Así que todos llevaron una minuta con los temas que querían exponer. Óscar estudiaba hasta que Bertomeu lo interrumpió.

-Óscar, él te espera.

Entró a la sala y el Papa lo miró. Le sonrió. Lo saludó y le dio un apretón de manos.

-Santo Padre, en lo personal me duele hablar así de mi hermano, pero qué hacerle -dijo Óscar con la voz quebrada y los ojos llorosos. El Papa le tomó el brazo, como dándole confianza.

Óscar siguió hablando.

-Toda la familia Karadima ha sido víctima de abuso de poder y de conciencia. Fernando era un hombre soberbio, un hombre autoritario, un hombre a quien le teníamos temor.

Le mostró una foto de su familia y le dijo que nunca nadie de la Iglesia chilena se había acercado para ver su situación.

-Ni Ezzati, ni Errázuriz, ni nadie reconoció nuestro dolor. Por eso, lo que también yo pido, porque nunca nadie lo ha dicho, es justicia con mi familia. El Papa fue el único que tuvo palabras de cariño y de consuelo hacia ellos. Me pidió que les transmitiera a mis hermanos, a mis hijos y a mis nietos el lamento suyo y que pedía perdón por lo que habíamos sufrido.

Y se despidieron.

Óscar salió, caminó hasta el salón, donde estaban los otros sacerdotes que lo acompañaron en el viaje, y lloró.

-Lloré, lloré con mucha fuerza. No lo podía controlar. Se me acercaron los sacerdotes y me abrazaron. Lloraba por mi familia.

En su mano, Óscar sostenía una foto.

Y en ella había un mensaje.

“A la familia de Óscar Karadima, con mi bendición y mi dolor por tanto sufrimiento que llevan. A nombre de Fernando, mudo e incapaz de caer en la cuenta, les pido perdón”, Francisco, 2 de junio de 2018.

Los Karadima sin Karadima

 

Dicen que la rutina del expárroco de El Bosque parte temprano y termina muy tarde, escuchando la lectura del rosario. Y también se comenta que está enfermo, que toma medicamentos para la diabetes, la hipertensión y la depresión. Su hermano piensa distinto.

-La otra vez alguien lo fue a ver y me contó que estaba muy bien, que lo cuidan tres enfermeras día y noche. Tiene su televisor. No sé si sabe manejar WhatsApp, pero creo que se comunica con otras personas. Pero no con su familia.

En 16 de enero de 2011, Fernando Karadima fue condenado canónicamente por el Vaticano y el 22 de julio de 2011 esa condena fue ratificada. Incluso, la justicia civil determinó que los delitos existieron, pero estaban prescritos. A pesar de eso, Fernando Karadima siempre ha dicho que es inocente. Ni una sola palabra de arrepentimiento.

Y sus hermanos, su familia entera, se enteraron de la misma manera que todo Chile. Por la prensa.

-Fue brutal -dice Óscar.

En la casa de Jorge, el mayor de los Karadima Fariña, fue donde todos los hermanos se reunieron para hablar de la situación. Nadie entendía lo que pasaba. Apenas conversaron, estaban en shock.

-Nos pusimos cabeza abajo, sin mirarnos, y nos salieron las lágrimas a todos. Llorábamos sin decir nada.

¿Cuál era la relación de Fernando Karadima con su familia?

Nos despreciaba, no nos quería. Él tenía una actitud altanera. Él se creía superior a todos. No nos respetaba, no nos tomaba en cuenta. No nos dio nunca su número de celular.

¿Y quién tenía ese celular? ¿Juan Barros?

Sí.

¿Tomislav Koljatic?

Por supuesto.

¿Horacio Valenzuela? ¿Andrés Arteaga?

¡Por supuesto! Todos tenían su celular. Menos nosotros. Teníamos que llamar a la parroquia y ahí él nos llamaba de vuelta. Para verlo había que pedirle audiencia.

¿Alguna vez, después de todo lo que pasó, Fernando le pidió disculpas a su familia?

Nunca nos ha dado una explicación de nada. Ni siquiera antes de que reventara todo, ni siquiera nos reunió para anticiparnos que venía algo sobre él. Hasta el día de hoy, jamás nos ha pedido que vayamos a hablar con él para explicarnos lo que pasa. Nunca, jamás.

Antes de que se hicieran públicos los abusos sexuales de Fernando Karadima, ¿la familia supo algo?

Nada, jamás. Nunca supimos nada. Y en eso soy vocero de mis hermanos. Mis hermanos y mi familia me decían “nadie sabía nada”. Mi familia no miente, en eso quiero reivindicarla.

¿Qué siente, además de pena, por toda esta situación que generó su hermano, Fernando Karadima?

Estoy indignado. Y cómo puedo no estarlo si nos manipuló a todos, desde mi madre para abajo. Él le decía ‘mamacita’ y a mi madre le daba puro sufrimiento. La llenaba de regalos. Mi madre decía: ‘De nada me sirve, yo quiero el cariño de mi hijo’.

Pero, tal como se comenta, Óscar confirma que, en lo material, el expárroco de El Bosque era preocupado. Aunque solo de eso: de lo económico, de lo financiero. De que, por ejemplo, a la casa de su madre no le faltara nada, de comprarle sus remedios, ropa.

-Pero no le daba amor. Muchas veces, cuando yo llegaba a su casa, la veía llorando a mares y me contaba que Fernando le había gritado y que se había ido dando un portazo.

¿Fernando Karadima alguna vez quiso a alguien?

No. Fernando solo se quiere a sí mismo.

¿Ustedes, como familia, fueron víctimas de su hermano?

Por supuesto. Un sacerdote tiene que ser humano con su familia. Tiene que regalar su tiempo, no regalar su dinero. Él regalaba dinero, que no sé de dónde lo sacaba.

¿Recibió dinero de su hermano?

En una cierta situación difícil le fui a pedir plata y me la dio. No voy a mentir. Pero siempre eso fue una forma de manipular, de poder tenerme en la mano. Pero que yo te diga que él fuera acogedor conmigo, que un día hubiese ido a la casa a relajarse, a hablar de cuando éramos niños, recordar a mi padre, recordar a mi mamá muerta, recordar cómo jugábamos… No, nunca tuvimos esa relación.

¿Cuánto daño le hizo su hermano a su propia familia?

Fernando fue siempre el gran culpable de la desunión de todos los hermanos Karadima. Nosotros, los Karadima Fariña, no somos unidos porque Fernando siempre se encargaba de hablar con unos mal de los otros.

¿Fernando trataba de desunir a la familia?

Sí, porque en la desunión él ejerce la fuerza.

En redes sociales, dice Óscar, ha visto cómo su apellido quedó marcado. “Karadima” es una alerta que creó en Google para que, cada vez que se publica algo que contenga esa palabra, le llegue directamente a su mail. Así ha recolectado, en ocho años, cerca de cinco gigabytes de información sobre el tema. Y ha leído todo.

-La honra de mi familia está en el suelo. Yo he leído en redes sociales “familia Karadima, familia de degenerados, familia encubridora, pedófila, porque encubren a un pedófilo”. Y con eso yo lloro. Me indigna, porque sé que no somos así. Somos una familia buena, trabajadora. Nunca le hemos hecho daño a nadie.

El primer Karadima que llegó a Chile, desde Grecia, es el abuelo de Óscar y de Fernando Karadima. Es la única familia que hay con ese apellido.

-Mató el apellido, mató nuestra sangre. Fernando nos mató como familia con esto.

En 2011, Óscar Karadima dijo en una entrevista que no volvería a visitar a su hermano.

Eso hasta que llegó 2012.

Se juntaron algunos de los ocho hermanos: Jorge, el mayor; María Eugenia, hoy muerta; Sergio, Elena, Patricia y Óscar. Decidieron ir a visitar a Fernando, que por ese entonces estaba viviendo en el convento Siervas de Jesús de la Caridad, en Providencia.

Días antes, Óscar Karadima había estado revisando algunas fotografías y entre ellas encontró una foto de él y sus hermanos cuando eran niños. Era de enero o febrero de 1950, apenas unos meses después de que su padre había muerto. Estaban los ocho hermanos y su madre. Esa misma foto fue la que le llevó Jorge a Fernando cuando lo fueron a ver.

Le dijo que la familia se la llevaba de regalo. Fernando tomó la fotografía, la miró y dijo:

-Tengo muchas de éstas.

Esa fue la última vez que Óscar Karadima vio a su hermano.

-Ninguna actitud de decir: ‘Oh, ¿se acuerdan cuando estábamos chicos en la casa?’. Nada. Fue un desprecio. Nos dijo: ‘Para qué se molestaron, tengo muchas’. Nos dolió, a mí me dolió.

¿Cuál es su relación con su hermano hoy?

Ninguna. No hablo con él.

¿Hay alguien de su familia que mantenga contacto con Fernando?

Casi nadie. Aunque sé, porque lo he visto en diarios y porque él me lo ha contado, que mi hermano Jorge lo ha ido a ver. Él tiene apenas un año y medio de diferencia con Fernando. Tienen que haber jugado de niños. Jorge, con el buen corazón que tiene, lo debe haber ido a ver por misericordia, porque él tiene que querer a mi hermano.

Pero usted no ha vuelto a ver nunca más a Fernando, ¿por qué?

Porque tomé la decisión de no volverlo a ver. No quiero volverlo a ver.

¿Ni siquiera para cerrar este capítulo?

Me gustaría verlo, pero para encararlo y preguntarle por qué nos hizo tanto daño. Por qué no nos ha llamado, por qué hizo lo que hizo.

El año pasado, en febrero, Óscar Karadima escribió una carta. Una carta larga, en la que le dice a su hermano que pida perdón. Fernando la recibió.

Nunca la contestó.

“Sí, es culpable”

 

Fernando Karadima, su hermano, ¿es culpable de haber cometido abuso sexual, de conciencia y de poder?

Sí, es culpable. Ahora creo. Me costó muchísimo creer, siempre tuve lo que se llama la duda razonable. En el fondo, no quería creer. Era mi hermano, es mi hermano. Creer una cosa así de tu propio hermano es terrible.

¿Cómo se convenció de que era culpable?

Por todas las cosas que me han dicho personas. James Hamilton, José Andrés Murillo, Juan Carlos Cruz.

¿Usted conoció a Hamilton, Murillo y Cruz?

A Cruz lo conozco del colegio, a Hamilton también. Hamilton y Cruz iban a la casa de mi mamá, iban en grupo, con Fernando. Iban hasta para el cumpleaños de ella. Así que a mí tampoco me vengan a decir que Hamilton llegó después de los 18 años donde Fernando. Hamilton llegó donde Fernando cuando estaba en el colegio, Cruz también. Eran cabritos.

¿Después de escuchar los testimonios de Hamilton y Cruz dejó de tener la duda razonable?

El hecho de que ellos dijeran (que los habían abusado), eso no podía ser mentira. Para mí eso era un punto importante: cómo lo que decían iba a ser falso. Entonces tenía que ser verdad. Pero yo continuaba con esa duda razonable. Hasta que siguió el tiempo, y confieso que esa duda se terminó definitivamente cuando el Papa Benedicto XVI lo condenó. Y ahora, después de que tuve la entrevista con el Papa Francisco, me quedó absolutamente claro.

El círculo de hierro de Fernando

 

Para Óscar Karadima, los nombres de Juan Barros, Tomislav Koljatic, Horacio Valenzuela y Andrés Arteaga son conocidos, más que conocidos. Los veía permanentemente en la Parroquia El Bosque. Eran, dice Óscar, los cuatro formados por su hermano Fernando. Los cuatro eran sus discípulos y sus amigos íntimos.

-A Juan Barros lo recibía mi madre en su casa y le decíamos “Juanito”. Él andaba siempre con mi hermano.

Cuando a Fernando Karadima lo condenaron, en 2011, y le preguntaron al ahora exobispo Juan Barros si eran cercanos, si eran amigos, él lo desmintió. Él dijo que apenas conocía a su hermano.

Eso no es verdad. No es verdad. Él era amigo de mi hermano, yo lo vi. Lo vi en la Parroquia de El Bosque, en el comedor de la parroquia. Y Fernando lo trataba de ‘señor obispo’.

¿Habló con el Papa sobre Barros?

Le dije que quería denunciar a Barros, a Koljatic, Arteaga y Valenzuela, a quienes conozco desde muy jóvenes, y que fueron testigos y encubrieron los abusos. El Papa me detuvo y me dijo: ‘Hábleme de Barros’. Y yo le dije: ‘Su Santidad, el obispo Barros ha mentido. Él era amigo de mi hermano y, en cierto modo, podría decir que pertenecía a su círculo de hierro’.

En el llamado “círculo de hierro” de Karadima estaban Barros, el ahora exobispo de Osorno, y también Koljatic, Valenzuela y Arteaga.

-Todo el mundo sabe que ellos fueron obispos porque mi hermano Fernando consiguió que lo fueran, a través de la amistad o cercanía que tenía con monseñor (Ángelo) Sodano, que en ese entonces era secretario de Estado del Vaticano.

En ese mismo grupo, cuenta Óscar, había otros sacerdotes, como Juan Esteban Morales y Diego Ossa. Pero no había que confundirse. Ser parte del círculo más íntimo de Karadima significaba no solo estar a su total servicio, sino que también obedecer su completa voluntad. Óscar Karadima pone de ejemplo el caso del sacerdote Eugenio de la Fuente, quien, dice, también estaba en ese grupo, pero por obligación, por ser el segundo encargado de la Parroquia El Bosque.

-Eugenio tiene que haber sufrido. Lo trataba mal. Lo retaba por algunas cosas que Fernando estimaba que no se habían hecho como él, mi hermano, quería que se hicieran. Mi hermano Fernando quería que toda la gente hiciera lo que él estimaba que esa gente tenía que hacer. Él decía que era la voluntad de Dios. Y, según él, la humildad la tenían que tener sus súbditos. Ese círculo de hierro y las demás personas tenían que hacer lo que él decía. Yo no entendía cómo una persona podía tener ese poder. Cómo una persona podía tener ese poder tan grande, que incluso lo ejercía sobre su familia.

Juan Barros, Tomislav Koljatic, Horacio Valenzuela y Andrés Arteaga ¿fueron víctimas de Fernando Karadima?

Víctimas de abuso de conciencia, sí. Yo vi a Fernando retar, y como se dice en buen chileno, poner de vuelta y media a Juan Esteban Morales, a Arteaga, a Barros. Ellos se ponían blancos como el papel y no le decían nada. Y él, mi hermano, golpeaba la mesa con fuerza. Y yo, que estaba ahí, me quedaba callado. Tú me preguntarás por qué me quedaba callado. Porque en eso consiste precisamente el abuso de conciencia.

En la misma audiencia que Óscar Karadima tuvo con el Papa, también nombró a otros dos importantes hombres de la Iglesia Católica chilena. En uno de los puntos de su minuta, le leyó a Francisco:

-También denuncio a Ezzati y Errázuriz. Hay que reconocer la estructura de poder secreta y solapada de algunos obispos, su ocultamiento y silencio respecto de los abusos sexuales en Chile.

¿Alguna vez una persona se ha acercado a usted para denunciar a Fernando?

Sí, se me han acercado personas, hasta sacerdotes. Hay una persona que ni siquiera recuerdo el nombre, que me dijo que muchos años atrás Fernando lo había besado en los labios. Eso fue otra cosa más que yo tomé para ir terminando con la duda razonable que alguna vez tuve.

¿Cuánto daño le ha hecho Fernando Karadima a la Iglesia Católica chilena?

Creo que mucho. Y me atrevería a decir que no solo a la chilena. Porque a Fernando lo comparan con Marcial Maciel, que murió sin pedir perdón. Aquí hay un daño a la Iglesia como institución.

Óscar hace una pausa y recuerda parte de su viaje al Vaticano.

-El Papa es un hombre acogedor, empático, humilde. Pero no hay que equivocarse, puede ser humilde y acogedor, pero es firme. Es sencillo, pero no débil. Es un hombre de Dios. El Papa quiere terminar con esto en Chile y, percibo yo, va a tomar medidas.

El perdón

 

¿Nunca enfrentó a su hermano para preguntarle ‘Fernando, ¿por qué hiciste eso’?

Nunca.

¿Por qué?

Porque le tengo miedo.

¿Todavía?

No, ya no. Pero le teníamos temor.

¿Fernando Karadima debería pedir perdón?

Sí.

¿Y usted cree que lo va a hacer?

No.

¿Por qué?

Porque yo creo que él tiene el convencimiento, por su estructura de personalidad, que es inocente. En segundo lugar, por su terrible soberbia y porque ni siquiera nos ha llamado a nosotros, a su familia, a sus hermanos, para habernos pedido perdón por todo lo sufrido.

Antes de seguir hablando, Óscar hace una pausa.

-Pero igual quiero que pida perdón. Quiero cerrar un capítulo con esto.

¿Qué le diría a su hermano si pudiera hablar con él?

Le pediría humildad. Fernando, pide perdón. No en silencio a Dios, no en tus rezos. Hazlo público, que la gente te escuche que pides perdón por el daño que les hiciste a las víctimas y a todos. Fernando, tú eres un hombre que vas a morir, ¿cómo te atreves a morir de esta manera, como un soberbio que no pide perdón? Te lo pido por Dios y por la Santísima Virgen que tú siempre dijiste que amabas tanto. Te lo pido por mi padre, por mi madre, por mis dos hermanas muertas.

¿Todavía quiere a su hermano?

Sí, lo quiero. Es mi hermano. Pero sobre todo quiero que salve su alma y que pida perdón.

Fuente: http://www.latercera.com/reportajes/noticia/la-cita-secreta-del-hermano-karadima-papa-vaticano-fernando-pedir-perdon/208353/

Share this post


Link to post
Share on other sites

:elmostrador:

20 Junio 2018

 

 

 

Se avecina nueva ola de salidas en la Iglesia: Papa reconoce que haría nuevos cambios en el obispado chileno

 

 

papa_francisco_triste_816x428.jpg

 

 

Hasta el momento Jorge Bergoglio ha aceptado la renuncia del obispo de Osorno, Juan Barros -acusado como el principal encubridor de Fernando Karadima-, del arzobispo de Puerto Montt, Cristián Caro y del Obispo Gonzalo Duarte de Valparaíso.

 

 

Este miércoles el Papa Francisco afirmó que podría aceptar más renuncias de obispos chilenos luego que 34 de estos decidieran poner sus cargos a disposición ante la autoridad máxima de la Iglesia Católica tras su reunión en el Vaticano por los casos de abusos sexuales y encubrimiento en la Iglesia.
Hasta el momento Jorge Bergoglio ha aceptado la renuncia del obispo de Osorno, Juan Barros, acusado de ser el principal encubridor de Fernando Karadima, del arzobispo de Puerto Montt, Cristián Caro y del Obispo Gonzalo Duarte de Valparaíso.
En una entrevista con la agencia Reuters, el Papa aseguró que podría aceptar más renuncias, aunque no especificó si tiene ya algún nombre en mente.
La declaración de Scicluna en el aeropuerto
Antes de regresar a Italia, el arzobispo Charles Scicluna, uno de los enviados por el Papa a Chile, declaró como testigo ante un fiscal sobre los casos de abusos sexuales que involucran a sacerdotes chilenos.
Scicluna, quien visitó nuestro país junto a Jordi Bertomeu, fue interrogado en dependencias de la Policía Internacional en el aeropuerto de Santiago por el fiscal regional Raúl Guzmán.
Las declaraciones del arzobispo tuvieron como objetivo conocer el material recopilado por los enviados papales durante su visita al país.

 

 

 

 

Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2018/06/20/se-avecina-nueva-ola-de-salidas-en-la-iglesia-papa-reconoce-que-haria-nuevos-cambios-en-el-obispado-chileno/

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

20 Junio 2018

 

 

 

Papa Francisco adelanta que aceptará renuncias de Ezzati y Goic por edad

 

 

En entrevista con la agencia Reuters, el Pontífice también confirmó que acogerá más dimisiones, pero que en el caso de un obispo “pedí que le dieran las acusaciones, para que tuviera la posibilidad de defenderse”.

 

 

 

Pope-Francis-gestures-during-an-exclusiv

Un día después del término de la visita del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, y el sacerdote Jordi Bertomeu a Santiago y Osorno, la agencia Reuters liberó este miércoles extractos de una entrevista que realizó el domingo pasado al Papa Francisco, en el Vaticano. En esa conversación en la Casa Santa Marta, que duró cerca de dos horas, el Pontífice se refirió a diferentes temas, entre ellos la situación de la Iglesia chilena, y adelantó que aceptará las renuncias de dos obispos por límite de edad. Si bien no indicó nombres, quienes están aún activos y con más de 75 años son el actual arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati (76), y el prelado de Rancagua, Alejandro Goic (78).
“Aún tengo que aceptar la renuncia de dos (obispos) que han excedido el límite de edad. Pero tal vez aceptaré las renuncias de algunos más. En un caso, le pedí que le dieran las acusaciones para que tuviera la posibilidad de defenderse, y ya veremos”, señaló el máximo líder de la Iglesia Católica.
Frente a las palabras del Papa, el secretario general de la Conferencia Episcopal (Cech) y obispo auxiliar de Santiago, Fernando Ramos, dijo que “lo más lógico es la aceptación de renuncia por razón de límite de edad. No es mucho lo que uno pudiera decir (frente a esa posibilidad). Ahora, parece lógico que si alguien recibe una acusación, la persona pueda defenderse de ella”.
La interrogante es quién es el obispo al que se le dará esa posibilidad. La información se conoce a un poco más de dos semanas de haber aceptado las dimisiones de tres prelados: Juan Barros (Osorno), Gonzalo Duarte (Valparaíso) y Cristián Caro (Puerto Montt).
“A fin de cuentas, sobre cuál decisión va a tomar es una convicción que solo debe tener él”, añadió el obispo Ramos.
En mayo pasado, 29 obispos chilenos pusieron sus cargos a disposición, tras ser citados al Vaticano para audiencias con Francisco, las que duraron cuatro días.
“Nunca más”
En la entrevista concedida a la agencia de noticias, en la cual el Papa abordó varias temáticas mundiales, como la política de Donald Trump de separar familias migrantes y el rol de la mujer en la Iglesia, se refirió también al papel del cardenal y obispo emérito Francisco Javier Errázuriz y a la figura del expárroco de El Bosque y condenado canónicamente por abuso sexual a menores, Fernando Karadima. A este último se refirió como “una persona gravemente perturbada”.
“Las familias llevaron a sus hijos a Karadima porque creían que la doctrina era sólida y no sabían qué estaba sucediendo allí”, dijo en la entrevista a Reuters. Y profundizó: “El problema de Karadima es muy complejo, porque había una mezcla de la élite chilena con situaciones sociopolíticas”.
Reacciones
El sacerdote Eugenio de la Fuente, de Santiago, quien fue invitado por el Papa Francisco -hace algunas semanas- junto a otros miembros de la Iglesia, víctimas de Karadima (entre ellos Óscar Karadima, hermano del expárroco de El Bosque), comentó que “creo que vendrán nuevas aceptaciones de renuncias. Por otra parte, darle a una persona la posibilidad de defenderse es un derecho humano básico. Pero esa defensa está en el contexto amplio de una investigación que, asumo, tendrá que estar en desarrollo”.
El exseminarista de San Rafael y denunciante del exobispo Duarte, Sebastián del Río, compartió el parecer de De la Fuente: “Me parece que es un principio de inocencia (la posibilidad de un obispo de defenderse). No podemos hacer pan y circo de todo esto”.
Agregó que “las denuncias, acusaciones y demandas tienen que ser canalizadas por los conductos que corresponden y una vez analizadas, llegar a una conclusión. No porque sean curas todos son culpables. Conozco algunos verdaderamente ejemplares”.
Por último, el Papa Francisco manifestó que la caída en el apoyo a la Iglesia y el escándalo ocurrido con los sacerdotes chilenos acusados de abuso sexual es “ciertamente una obra del espíritu del mal”.

 

Pontífice “blinda” a cardenal Errázuriz en su rol asesor
En la entrevista a Reuters, el Papa también se refirió al caso del arzobispo emérito de Santiago, el cardenal Francisco Javier Errázuriz, quien enfrentó críticas cuando el Pontífice dijo, en una carta a los obispos de Chile, que respecto del tema de los abusos no había recibido información “veraz y equilibrada”.
En ese momento, es decir en abril pasado, muchas miradas apuntaron a Errázuriz por su rol en el Consejo de Cardenales, también conocido como el “C9”, que asesora a Francisco en materias como la reforma a la curia. Incluso, se especuló que el prelado chileno podría salir de aquella instancia.
En la nota de Reuters, sin embargo, el Papa fue elusivo y dijo que “el C9 no es un honor, es un trabajo. No quiero entrar en el juego de cortar cabezas y buscar chivos expiatorios”.
Esa instancia cardenalicia debería sesionar en septiembre próximo y, de momento, no hay novedad alguna en relación a sus integrantes.
Sobre este tema, el obispo auxiliar de Santiago y secretario general de la Conferencia Episcopal, Fernando Ramos, opinó que “efectivamente, el C9 no es un encargo pastoral, sino un grupo que está asesorando al Papa en un tema en específico. No hay ni siquiera un nombramiento o algo oficial por decreto. El Papa puede disponer de esa persona cuando quiera, no es necesario que entregue una renuncia”.
Agregó que “el Papa está en conocimiento de todo lo que se ha manifestado, debe haber hablado con algunas víctimas y yo creo que él va a operar de acuerdo a sus convicciones respecto de eso. Por otro lado, tengo entendido que esta comisión estaría llegando a su término. Probablemente, va a terminar en un tiempo más”.
Una visión más crítica la entregó el exseminarista y actual laico Sebastián del Río, uno de los denunciantes en Valparaíso del recién renunciado obispo de la zona, Gonzalo Duarte, por eventuales irregularidades.
“Respecto del cardenal Errázuriz, considero que una señal potente de credibilidad, amor y compasión por los hijos que lo hemos pasado mal era que el Papa le hubiese pedido la renuncia. Es más, él solo debería haberle presentado su renuncia al Papa”.

Fuente: http://www.latercera.com/nacional/noticia/papa-francisco-adelanta-aceptara-renuncias-ezzati-goic-edad/214636/

Share this post


Link to post
Share on other sites

Sacará a Ezatti (por fin), pero por edad :pff:

 

 

Y a Errázuriz lo defiende :descaro:

 

Lo de Ezzati por edad, mas creo que no quizo hacer publica la verdadera razon.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×