Jump to content
Sign in to follow this  
B.Plebeian

Capitulo 13 | "Mentiras"

Recommended Posts

XIII Mentiras.

zKumtDu.jpg?1

 

-¡No te imaginas como detesto esta mierda…!- le escuche decir en tanto se contenía de apretar el gatillo en una especie de retención de autocontrol. El bíper del sujeto se escuchó y le sacó del bolsillo interior de su chaqueta bajando el arma que sostenía con la otra mano. Dio unos pasos de distancia y respondió; no sé con quien hablaba, pero sea quien sea, es importante porque le hablaba con respeto y mesura. Al colgar, se quedó en silencio dándonos la espalda, desistiendo, pero no fue así, simplemente se alejó un par de pasos y disparo en un par de oportunidades en dirección a ella. Nicom grito al tiempo que sintió cada estallido del arma.

 

Me quedé congelado, mirando a Nicom que permanecía en la misma posición llorando, hasta que vi que levanto la cabeza mirándole y luego a mí con verdadero terror, a su lado, una columna delgada de humo que surgió del proyectil que perforó el piso, disipándose rápidamente.

 

-…Eres una perra con suerte…- le dijo a ella volteándose a verle.-…Con mucha suerte…- reiteró con un dejo de desencanto.-…Pero tu amigo no tanto.- le dijo haciendo un gesto con chasquido de dedos donde los demás se abalanzaron a mí. Lo siguiente fue recibir una pateadura y golpes de puño por todos lados del cuerpo de la cual apenas pude resistir.

No sé cuánto tiempo paso, puede que solo un par de minutos, pero suficientes para dejarme tendido en el piso sin poder moverme del dolor. Luego escuche que se replegaron y salieron de ahí a la orden de ese tipo.

 

-Espero que en la siguiente oportunidad, vuelvas a ser el tipo que conocí...- me dijo cerca del oído, dándome otro punta píe en el estómago antes de partir con los demás.

 

Como pude, me reincorporé quedándome de espaldas tratando de respirar de mis costillas adoloridas, miré a Nicom que lloraba sentada en el mismo lugar, le llamé un par de veces, ella se levantó y se sentó a mi lado, estaba muy nerviosa, insistió en llamar a la Policía de Halcyon del Este, que llamase al servicio médico también, yo me negué y le rogué que no lo hiciera, ya que solo empeoraría las cosas si llamaba la atención con esto. Me acarició el cabello, eso recuerdo, me desmayé escuchándole llorar desconsolada.

 

 

Unos días después…

 

Increíblemente, el médico; el Sr. Savoy me dio una mano con ello cuando me vio en tan de probables condiciones. No sé si fue lo correcto, pero apelé a esa supuesta amistad que tenemos y le expliqué lo que sucedió. Después de todo, el sigue mi caso, por lo que al venir a verme a casa, no necesitó de más argumentos para validar mi estado.

 

I7VG7GG.gif

-Menuda paliza…-me dijo en tanto examinaba mis costillas con un escáner portable.

-No sé qué les pasó, pero pensé que nos matarían…- Él solo me miró y continuó.

- Yo me llevé los golpes, pero a ella le apuntaron a la cabeza y le disparó a unos centímetros para espantarle…- Le relaté en tanto el prosiguió en silencio con su revisión.

-No estas quebrado, solo un par de fisuras en tus costillas izquierdas, muchas contusiones y aún tienes algo de líquido en el pulmón del mismo lado, pero pasará.- me explicó en tanto guardaba sus implementos en una maleta.

-Te dejaré otros analgésicos más y estos reconstituyentes de aceleración, cada ocho horas, procura tomar mucha agua y comer mucha proteína, esto te recuperará muy rápido, pero necesitas tener mucha energía.- dijo mostrándome un par de frascos con pastillas que dejo en la mesita que está en mi living.

-¿Hay alguien que viene a ayudarte?-

-Sí, claro…- le respondí.-Nicom, la chica que estaba conmigo ese día.-

-Ya veo.-

- Estoy algo desorientado aún, no sé si le conoció ¿Puede hablar con ella?, creo que le hará muy bien hablar con usted…-

-..Bradco.- respondió tranquilo.-Debes estar en shock aún, pero...-

-¿Qué sucede Doc?-

-…Pensé que lo tenías claro…-

-¿De qué habla?- le pregunté extrañado.- ¿Enterarme de qué?-

-Tómalo con calma…-me decía tratando de contener una situación que no dimensioné.-…Pero la chica, no…- se explicaba moviendo la cabeza negando.

-¿Qué es lo que dice? ¿Qué le sucede a Nicom?-

-Bradco…-

 

IZQyJ7L.gif?1

-¡Vamos déjese de rodeos y dígame que le sucede a ella!- le dije alterado reincorporándome del sofá para ponerme de pie.-¡Conteste de una vez! ¡¿Dónde está Nicom?!- le insistí ante su resistencia de dejarme salir por ella.

-Ella murió- me dijo deteniéndome.

-... ¿Qué ha dicho?-

-Ella murió…-me reiteró.-recibió un disparo que le rosó una arteria en el cuello, se desangró camino al hospital…-

-¡No puede ser!, ¡Ella estaba conmigo!- le respondí incrédulo.

-Te encontramos desmayado, ella dio aviso a la P.H.E, al llegar estaba agonizando…-

-¡Es una broma!, ¡Vamos si ella ha venido a diario!-

-No es posible eso Bradco…-

-Si lo es, de hecho ahora está en el cuarto, me dijo que se cambiaría de ropa, vendrá pronto.- le expliqué. Él cerró los ojos y movió la cabeza. -¡Nicom, princesa mía!- le grite amable en dirección al pasillo de distribución.

-Lo lamento Bradco…- dijo.

-No espere, ella vendrá.-

-Bradco estás solo en casa.- me dijo tratando de lograr cordura en mi.-…Quien has visto es una empleada de casa, que te conseguí para que te vea algunas horas…- se explicó.

-No, no. Le está confundiendo sé que está ahí.-

-No es ella, lo siento en verdad.- dijo.- Te veré pronto, lo lamento en verdad…- terminó marchándose, cerrando la puerta tras de sí.

 

OpNIRX3.gif

Yo me quedé de pie, con lágrimas en los ojos, confundido y aterrado.

-…No puede ser…- me dije repitiéndolo una y otra vez. -…Ella está aquí…- me decía tratando de unir los fragmentos de la confusión que me hizo dudar si realmente le había visto. De improviso sentí un ruido, que venía de mi cuarto; la puerta se habría y emitía con ello un tenue chillido de la bisagra. Vi surgir algo desde su interior; uno de sus pies asomarse, estaba descalza, pero reconocí su figura que se formó en la sombra del pasillo y que luego se completó con el cuerpo entero.

 

-Cariño mío, que susto me has dado.- le dije con alivio.-…Ha estado el doctor Savoy aquí y no sé qué le ha dado…- le dije sonriéndome. Me acerqué un poco, di unos pasos con dificultad afirmándome el costado adolorido y con la otra mano, de la pared. –Nicom… ¿estás bien?-

-Deberías hacerle caso a tu médico…-

-Es buen doctor, pero está más chiflado de lo que aparenta!- le dije sonriéndome. - Nicom ¿Qué sucede?- le pregunté al ver que no se aproximaba.

 

cZT71ML.jpg?1

-Él es el entendido, ¿Qué sabes tú de medicinas?, solo sabes de drogas…-

-Vale, de acuerdo, pero no es necesario que me lo cargues cada vez…-

-¿Ha si? ¿Te parece injusto?-

-¿Qué es lo que te sucede?- le pregunté, decidiéndome a caminar en su dirección.

-¡Y esto! ¡¿Te parece acaso justo?!- me exclamó llorando cuando le vi surgir a la luz del farol del pasillo. Para mi estupor, su blusa estaba empapada de sangre, que surgía de un lado de su cuello.

 

 

-----------------------------------------------------------000----------------------------------------------------------------------

 

 

 

 

 

hJYEBKQ.jpg?1

 

-¡Bradco! ¡Bradco!, ¡vamos plebeyo cálmese!- oí una voz de improviso. Yo abrí los ojos y le quedé mirando; Nicom estaba al lado de mi cama tomándome de la mano y afirmándome del hombro para tranquilizarme.

-¡Por el Creador!, Nicom...- le llamé al tiempo que le toqué su carita que me miraba con ternura. -¿Estas bien?- le pregunté mirándole el cuello.

-Tranquilo, estoy aquí, está todo bien plebeyo mío.- me dijo calmándome.- Deje de tocarme, no estamos solos…-me dijo haciendo el quite con voz risueña.-…Tuviste una pesadilla.- se explicó tomándome ambas manos y estrechándolas.

 

cBhdwY8.gif

 

-Menuda paliza…-escuché una voz a los pies de la cama. Al levantar la vista, vi al doctor Savoy guardando sus implementos en un maletín. -¿Aún con pesadillas?.- me preguntó.- Al menos no estas quebrado, solo un par de fisuras en tus costillas izquierdas, muchas contusiones y algo de líquido en el pulmón, pero pasará pronto.- me explicó.

-...Le dejaré otros analgésicos más y estos reconstituyentes de aceleración, debe dárselos cada ocho horas.- le decía a ella.- Procura que tome mucha agua y de comer mucha proteína, esto le recuperará muy rápido, pero necesita tener mucha energía.- dijo mostrándole un par de frascos con pastillas que dejo en la cómoda de mi habitación.

-Estuvimos hablando con Nicom de lo sucedido.- me contó aproximándose a nosotros.-Manejaremos esto a discreción.- nos dijo.-A Bradco le debo unas cuantas.-

-¿Estas bien?, te quedaste sin habla.- me preguntó extrañado, yo asentí con la cabeza.

-Gracias…-le dijo ella.

 

1lJMcZU.gif

 

-No es nada, no olvide lo que charlamos, es un momento difícil, pero va a pasar, solo manténgase lejos de estos sujetos, tengo una amistad influyente en la PHE, me debe un favor y procurará hacer una ronda y estar pendientes estos días de tu casa.- nos contó.-…y si requieren algo, no dudes en llamarme.- le instruyó a ella. –Descansa amigo.- me dijo levantando la mano para abandonar la habitación acompañada de Nicom que le dejo en la puerta.

 

Nicom, me explicó que hablaron largamente mientras yo dormía, que no hizo muchas preguntas más que las justas y me emitió un permiso médico extendiendo un certificado por un accidente por caída en casa que fue tramitado en línea con la planta de Halcyon. Me dijo que es un tipo agradable, que le ha servido mucho hablar con él porque le ha tranquilizado, lo considera muy buen especialista por ello, además que le ha dejado medicación para que le facilite conciliar el sueño. A mí me tiemblan las manos al recordar la imagen que vi de Nicom en esa pesadilla, en tanto ella sonriente me relata lo que trataron en mi ausencia.

 

n9Yhjxa.jpg?1

 

Pasaron un par de semanas que me quedé en mi hogar, Nicom venía a verme con regularidad y se ocupaba de algunas cosas, obviamente más allá de besos y abrazos adoloridos, no hicimos el amor, aunque se prestó tal situación para reírnos de este mal paso, que también compensó con cariños y mimos. Desafortunadamente, quedan huellas, a veces se distrae y por momentos, se pierde con esa mirada al infinito que la lleva lejos a quien sabe dónde.

 

 

bvnJSwD.jpg?1

 

 

Después de todo ella lo ha pasado muy mal y a pesar que conversamos de esto y de la ayuda del doctor Savoy, me confesó que aún persiste el miedo y por ellos se ha quedado en casa de un amigo hasta que se sienta segura de estar en su departamento; no quiere estar sola, pero no quiere quedarse en mi casa para ella fue demasiado y con esto de que me siento tan apaleado, me ha sido toda una hazaña hacerle buena compañía y darle la seguridad que necesita.

En general estamos bien, hemos dejado de discutir y nos hemos acercado más como pareja, lo que ha sido muy bueno. Yo ya estoy en pie, algo adolorido en algunos movimientos, pero ya deje de orinar con sangre y tengo mi condición casi normal. Mi musculatura se ha recuperado notoriamente y mi fuerza gracias a lo recetado por Savoy. Tenemos una mejor convivencia y hemos vuelto a hacer el amor, aunque sea con más cuidado y a menor ritmo, lo que nos lleva a la risa ya que me dice que parece que lo hiciera con un anciano ante tanta queja.

 

Oqpcydg.jpg?1

 

Me llamó un par de veces Ronas y otras lo hizo el Doc, donde reporté a cada uno mi condición y mejorías.

 

DSHlJtq.jpg?1

 

 

Volví al trabajo, volví a la normalidad, nada especial sucedió y con Nicom, seguimos comunicándonos secretamente usando Birdfree.

 

yc9T08d.png?1

Llegado el fin de semana acordamos de vernos el Sabadu, le insistí en que hiciéramos algo distinto, como salir a bailar. Al principio no le cautivó mucho la idea, por lo sucedido seguramente, prefería una cocina colectiva o que invitemos a los amigos al departamento, sin embargo, yo le sugerí que fuese el salir y contactarse con los amigos fuera del hogar, la idea que refrescaría y renovaría nuestros ánimos.

 

A55f72b.jpg?1

 

Decidí dar un paso más en nuestra relación, regalarle un anillo y pedirle que sea mi novia o bien “mi polola” como ella dice referenciando a un par de insectos voladores que van siempre juntos. Esa noche sería el momento propicio y me había dispuesto a buscar la ocasión para entregarle y con esto darle un símbolo a nuestro amor y con ello formalizar este “andar” que tenemos hace ya un tiempo.

 

Llegué a su departamento cerca de la diez, Me dejo en el sofá de su living, junto a su peluche al cual le encargo vigilarme, para que no le siguiera a su cuarto, porque ya estaba pronto y volvía para salir.

 

 

kkiWOGc.jpg

- No te confíes de este sujeto- le decía mientras aguardaba en el sillón -¡Si intenta algo, acabas con él!- le instruía a su peluche permanecía con esa dulce e irresistible mirada.

 

Luego de unos minutos, salió de su cuarto, con su vestido negro y acinturado que le llegaba hasta antes de sus rodillas, sus botines negros de tacón, un hermoso escote que adornaba con un collar con figuritas geométricas de un color dorado y de aspecto metálico, sus pulseras de plata, sus labios de rubí, sus ojos de grandes pestañas y llenos de cielo que me miran a pareciera que me hipnotizan entre cada pestañar.

Yl6r71q.jpg

-¿Que me dice?- me preguntó dando un giro delante de mi rosándome sutilmente, casi con el viento y su aroma que deja la punta de su cabello en mi rostro. -... Estoy bonita el día de hoy, ¿digna de dirigir el Reino de Moggios?-

-Mi querida princesa, ¡las hormonas ya empezaron la fiesta antes que nosotros!- le dije embobado de su hermosura.

-¿Eso es todo?, ¿no le provoca nada más el verme?- me preguntó con insinuante ternura, deslizando su mano por la cintura.

-Mire, si sigue así estaré tan excitado que no tendré piel ni para cerrar los ojos.- ella hecho a reír.

-Debo admitir que son algo extraños sus elogios, ¡pero por eso le quiero, tanto!- me respondió riéndonos.

KQvnelo.jpg?1

Salimos tomados de la mano afuera del pórtico del edificio de departamentos, le dije que se hiciera de me brazo para continuar, que sería así más justo y acorde a tan bella realeza que escoltaba, haciendo con ello, de reverencias y honores, para que sea digno de que tal princesa entrara a mi carro.

 

-Me han recomendado un buen sitio por el lugar, es el círculo del medio oriental de Halcyon, ¿no sé si le conoces?- le comenté mientras dirigía el coche.

-Es un buen lugar, lo he frecuentado unas cuantas veces.- me respondió retocándose los labios.- ¡Si vamos allá, es seguro que estará mi pandilla Halcyhop!.- exclamó entusiasmada pensando en los amigos que compartimos en Sargacious. –¡Les avisaré que vamos!-

-¡Claro que sí!- le dije.- Solo espero que esta vez sea más discreto ese amigo tuyo.- le dije recordando al sujeto que no pudo evitar delatarme solo para obtener algunos tragos gratis de la barra.

-Es un gran chico, no sea malo con él.- me dijo mirando tiernamente.

-Tendremos que hablar de eso, que me pones esas miradas y me matas, ¡mira incluso olvido como manejar el carro!.- le dije soltando las manos del volante.-

-¡No haga eso!- me reclamaba riéndose nerviosamente.

 

TCAXFNF.jpg?1

Luego de un cuarto de hora de camino y una parada para comprar agua embotellada, llegamos a las afueras del recinto: Había mucha gente, se veía un lugar de mucha vida y muy concurrido. A medida que nos acercábamos, la música que salía del interior, se hacía más presente elevando su nivel al punto de sentir como los compases rítmicos hacían vibrar el aire y con ello penetrar la piel. Nos aproximamos al aparcadero para dejar el coche a un lado del edificio, había muchos carros que llegaban con nosotros, por lo que se hacía algo lento ese ingreso. Nicom sonreía y ya del asiento veía como su cuerpo se mecía suavemente al ritmo de la música que superaba la aislación del coche.

toFCP12.gif?1

 

Le veía muy feliz, le mire mientras esperábamos nuestro turno de entrar, de la manera como miraba el entorno y lo entusiasmada que ella está, volvió a ser tan chispeante en ese momento, que recordé como le veía.

Luego de aparcar, nos bajamos rápidamente, ella me tomó de la mano y nos fuimos pronto a formar parte de la fila de acceso que si bien no era abismante, no dejaba de demostrar la popularidad del lugar. Me comentó lo bueno que es estar ahí, que le encanta la música que colocan y que espera bailar hasta que los pies no se lo permitan. Me insistió que no admitirá escusas para parar, porque está con muchas energías y hoy quiere sentirse llena de vida; yo le dije que le acompañaría, estaba demostrado, que negarme ante esos ojitos, no había manera.

Pronto fue nuestro turno de acceder y como pasó en otros lados, no entregarían las pulseras azules VIP, sin embargo y a consecuencia de querer tener un pasar como cualquiera, renuncie a ello, lo que trajo un respiro a Nicom, que me sonrió orgullosa de mi decisión. A pocos pasos más, el portal nos recibió con su música y luces que nos tragó como si fuese alguna animal que tendido, deja su hocico abierto a que entremos y nos devore. Dentro la música estaba muy alta y tal como en otros locales, teníamos que elevar la voz y acércanos para oírnos al conversar. Estábamos próximos a la barra, donde por su ubicación, el ruido parecía atenuarse lo suficiente para no tener que hablar fuerte para hablar. Pedimos algo de beber, agua soda y para mi algo de bebida con un toque suave de alcohol; mire a Nicom mientras bebí el primer sorbo, se veía muy entusiasmada y miraba a todos lados como si no quisiera perder detalle alguno.

 

 

-Deben andar los chicos por aquí, ¿te importa si los buscamos?-

-Claro ¡lo que usted quiera!- le respondí.

25dgSxI.jpg?1

 

Y seguido de algunos empujones involuntarios y de encandilarse un poco con las luces de colores que recorrían las cabezas de los asistentes en el barrido que terminaba sobre las paredes y que retornaba en un ir y venir, Nicom reconoció a una de las amigas, la ubicó llamando nuestra atención agitando su mano en alto para que le viésemos en el rincón donde estaba el grupo. Nos hicimos así cercanos a la pista de baile y de adueñarnos de ella con mucha energía y ganas, así fue de igual manera, que con el paso de las horas, habíamos dejado definitivamente atrás todo estos malos ratos pasados y nos encontrábamos disfrutando intensamente de esta fiesta. Bailamos mucho, realmente hasta que sudamos y los pies nos pedían pausar, fue entonces que Nicom me ha pedido algo de agua, momento que aprovecharía de mojarme la cara e ir al baño, mientras ella se quedó en la pista entre el grupo de sus amigos que inagotables se movían con la misma energía que al empezar.

 

ojxqmQM.jpg?1

 

Me acerqué a otra de las barra que estaba a cercana a la pista, sobre una tarima que la elevaba del resto; ahí pedí una botella de agua para ella y otra de gaseosa para mí, me quedé de pie un rato mientras esperaba que trajeran las bebidas, miraba a la pista donde estaban ellos, viendo como mi dulce Nicom se entregaba al placer de los acordes y el ritmo con alegría y ganas, pronto una voz femenina atendió mi pedido, una voz que me llamo por mi nombre.

 

-Bradco- escuché una voz de mujer cerca de mi oído.- Parece que te había tragado las arenas de los desiertos de Halcyon- me exclamo bromeando. Al voltearme, vi que era una hermosa muchacha que traía en sus manos las botellas heladas de las bebidas que dejo sobre el mesón. Yo traté de reconocerle, aunque como me ha pasado en otras ocasiones, no tenía la menor idea de quién es, sin embargo parecía ser amable y sus sonrisa me decía que le conocía en mejores términos también. Ella se apoyó sobre la barra, sus ojos claros se clavaron en los míos y con sensualidad, acomodo su rubia cabellera dejando ver su cuello y su oreja.

 

O3Vh31f.jpg?1

 

-Hola, hola….Sie.- le dije leyendo disimuladamente bajando solo los ojos y ver la chapita que llevaba en su pecho que tenía su nombre grabado. Ella se percató de ese movimiento que hice e hizo una risa sutil, algo incrédula.

-No ha pasado mucho tiempo, ¿te costó recordarme?-

-Perdóname.- le respondí.- No quiero ofenderte por mi falta de prolijidad y fragilidad en la memoria.- dije

-Bueno, ¿pero de cuando tan educado para hablar?-dijo extrañada.- Está bien que sé que no eres un modelo muy monógamo a seguir, pero que educado estás, ¿cuándo te has disculpado antes?- dijo.

-Mira lamento si no te recuerdo, he tenido un problema médico y una amnesia que me trae solo problemas: no sé si hice alguna estupidez o dejé algún cabo suelto, te ruego que me disculpes, sinceramente pero hoy es un día especial para mí, no quiero discutir con nadie.- le expliqué tratando de anticiparme a alguna estupidez que dejé.

-Bradco ¿eres tu realmente?- me dijo mirándome con detención.- ¿No puedo creer lo que dices, ¿qué pasó?, que te has convertido a alguna religión o algo?- me preguntó riéndonos y haciendo más relajada esta conversación.- No te alarmes, no me dejaste esperando para casarnos.- continuo riéndome de la broma.- Claro que me dejaste embarazada.- continuó seriamente. A mí me vino un apretón en la tripa, donde el colon sumaba la reacción a la angustia de lo que oía.- ¡Relájate hombre!- me dijo dándome un suave golpe en el pecho con la palma de la mano.-¡Es broma!, fue un buen intento, estuvo bueno para mi.- me dijo llevando su vista al techo, haciendo recuerdos que tal vez dibujaba ahí sobre alguna historia que tuvimos en común.-¿Cómo estás ahora?, ¡pero qué cambio Bradco!, ¿quién es la culpable?.-

-Es alguien muy especial.-le respondí sincerándome ante alguien que lo había notado de entrada.- Ella es muy especial en verdad.-

-¡No puedo creer lo que escucho!- respondió mirándome sería. -¡Te enamoraste Bradco!- me respondió sorprendiéndome. Yo le quedé mirando ante lo que declaraba, como si en realidad no lo supiese y me revelara una verdad que estaba sucediendo; me estaba enamorando de Nicom, hermosa y profundamente, lo que estaba sintiendo no es nada más que solo amor.

-Sí…- le respondí sonriéndome de esta realidad.-Si tienes razón, me estoy enamorando.-

-¿Quién es esa mujer que cambio a este vago perdido?- exclamó mirando a todos lados.

-Es ella...- le dije apuntando al fondo donde entre las luces y el tumulto, veía su silueta moverse sensualmente.

-Es muy linda.- me respondió mirándole unos segundos.

-Sí.- le confirmé dándole una mirada más.- Y sabes, estoy muy feliz, como no me había sentido en mucho tiempo!- le ratifiqué.-…Lo siento, contándote estas cosas, discúlpame estas ocupada en otras asuntos!-

-No te preocupes.- me respondió.- Se ve que eres otro...- me confirmó moviendo la cabeza positivamente.- ¿Pero sabes que galán? -dijo.- Parece que alguien más también se interesa que le cambien su vida.- continuó señalándome con los labios, detrás de mí donde estaba el grupo. Me di vuelta rápidamente y le busque entre los colores y reflejos de la iluminación; a lo lejos, de pie, estaba alguien con ella, le hablaba de muy cerca, movía las manos y ella permanecía quieta con la mirada al piso rodeada de sus amigos que les observaban; AL ponerle más atención no podía creerlo: es G. No dude en salir de inmediato en su búsqueda, abriéndome paso entre la gente, que parecía incrementarse y dificultar mi llegada a ella, pero esta vez no dejaría que aquel sujeto le deprimiera con que sabe qué argumentos, fue así que apure el paso, porque quería llegar a su lado y nada me lo impediría. Nicom me vio llegar, vi que giró la cabeza en el sentido que venía y aunque no le veía bien, creí ver en la expresión de sus ojos, que estos esperaban por mí llegada.

 

-¿Nicom, que sucede?- le dije. Luego, voltee a mirar al sujeto con intencional molestia.

- ¿Qué quieres aquí?- Pregunté colocándome delante de ella enfrentando al sujeto.

 

7FUjvbm.jpg

- ¡El asunto es con ella! - me respondió.- Nada personal, ¡pero aquí nadie te llamó!- continuó el tipo que me superaba bastante en altura y contextura.

-¡Vamos G!, ¡déjate de tonterías!- le dijo ella.

-Nico, necesito que hablemos.- le insistió.- He cambiado, de verdad, sabes que te quiero…-

-Muy bonito todo eso, pero verás, ella está ahora conmigo...-

-¡No te metas imbécil y cállate antes que te rompa la cara!- me increpó.

-Ya veo que estas más sereno, menudo cambio.- le dije sarcásticamente. - ¿Y este cavernario fue tu novio?- le pregunte a ella extrañado.

-Bradco, solo marchémonos, ¿quieres?- me dijo llevándome del brazo.

-¡Yo necesito hablar contigo!- le dijo parándose frente a ella.

-G, no es el momento, por favor…- le respondió Nicom nerviosa.

-Ya le oíste, déjala en paz.- le insistí llevándomela de la mano, pasando por su lado. El sujeto se interpuso, le soltó de mi mano y me envió al piso de un golpe en la cara.

-¡No ella no se va contigo!-

-¡Por favor, no peleen!-

 

En ese momento, la gente que notó lo que estaba pasando nos hizo algunos espacios que nos rodearon y que me permitieron ver cómo le insistía a Nicom que parecía no poder con ello. Quedé algo atontado con el golpe, pero me pude colocar de pie. Ella se me acercó y me miró el labio que me ardía y que sangraba un poco.

 

-¿Qué haces Nico?, ¡deja a ese imbécil!- le dijo él tomándole del brazo para alejarla de mí. Fue ese acto lo necesario que gatilló en mi la furia ; me levanté, lo empujé para separarlo del grupo al tiempo que le empecé a golpear de una forma que no me explico, pero que no le di oportunidad alguna de responder, luego cayó, me enceguecí en esto, me trataron de contener los amigos de Nicom, pero me detuve cuando ella me gritó:

 

-¡Bradco! ¡Déjalo! ¡Déjalo!-

 

2u8RMc6.jpg?1

Fue la única voz que escuché y me hizo reaccionar. Miré a mi alrededor y ya muchos nos observaban, veía sus rostros entre los haces de luz que se movían en la pista. Nicom me miraba espantada, con los ojos llenos de lágrimas, no lo podía creer, estiré mis manos, pero tenían sangre en los nudillos.

 

-…Bradco… ¡¿Qué haces?!-

-Solo te defiendo…- le dije en tanto ella se acercó a G, que se levantaba del piso, escupiendo sangre.

-…G…Por el Creador.- le decía mirando cómo le sangraba del labio y de la nariz. Él algo le murmuró, supuse que le decía que estaba bien.- ¡No necesito que ninguno de ustedes dos me defienda, yo sé arreglármelas muy bien!-

-¡Yo sé quién eres...!- me replicó G.- ¡Esa pose tuya, esa amabilidad, ese carisma, pudiste convencerla a ella a sus amigos, pero yo sé quién eres en verdad!- me gritó. -¡Eres una mierda!, ¡¿Cómo te atreviste a mentirle a mi novia?!- siguió en momentos que ya mucha gente nos rodeaba y murmuraba.

 

hfQe95v.jpg?1

-No soy tu novia G…-

-¡Pero volverá a ser así!,¡Me la jugaré al cien!-

-G, te lo ruego, no quiero más alboroto, hablemos otro día…-

-¡No Nico!, ¡No!- le dijo callándole. -¡Este tipo es un mafioso, es un desgraciado que vive haciéndose el lindo con chicas para incluirlas en sus porquerías!-

-¡¿Qué estás haciendo?! ¡¿Ahora eres la victima?!- reclamé.

-¡Estoy haciendo lo que sea para recuperar a la mujer que amo!- me gritó apuntándome con el dedo.

-¡Eso debiste hacerlo antes, cuando estabas con Nicom!- le respondí molesto.-¡Ahora es tarde para buenas intenciones!- G me miró en silencio.-¡La dejaste, ahora soy yo quien me ocupo de jugármela!-

-¡Te partiré la cara!-

-¡Me sobran ganas también!- Le dije sin prestarle atención, insistiendo en estirar la mano para llevarme a Nicom la que me miraba confundida.

-¡No lo hagas Nico!- le decía mirándole.

-¡Deja de llamarla así, que no es un hombre!, ¡se llama Nicom maldito idiota!- le dije regresando la furia.

-¿Le contaste que haces material pornográfico? ¿Y que en esas fiestas también traficas?- me decía colocando su mano frente a ella evitando que me acercara.- ¿No sabias que Bradco es conocido por eso?, ¿de quién crees que se rodea? ¿Quién le saluda o le llama?-

 

iXJ7M6v.jpg

 

-Yo estoy fuera hace mucho.- le dije dando otro paso más para que ella tomara mi mano. –...Cariño mío, ya ven conmigo por favor.-

-¡Estas mintiendo! Y todo el mundo aquí lo sabe…-

-Nicom, por favor, solo toma mi mano y larguémonos de aquí.- pero ella nos miraba confundida y no reaccionaba.

-¡Todo el mundo aquí sabe que te hicieron una “quitada” hace un par de semanas!- me gritó, ya trayendo consigo la atención de la mayoría que están aquí. En ese momento la música bajó de intensidad, en respuesta de que algo estaba pasando. Yo la miré a ella, sabemos que es verdad y fue imposible no traer lo que pasamos ese día. – ¡..Y a ella, le apuntaron a la cabeza por tu culpa!- gritó a todo el mundo, devolviendo más de una expresión de asombro, sobre todo de sus amigos que no tenían idea de lo que había pasado. Ella miró espantada, le volvió la angustia de ese día y en parte la vergüenza de omitir a sus amigos lo que le sucedió, ella bajo la mirada y se largó a llorar. Un par de sus amigas, se acercaron y abrazaron a Nicom conteniéndola. -¿Pensaste que nadie se enteraría?- me dijo acercándose. -¡Eres un maldito drogadicto y un traficante!- me gritó en la cara. La gente nos miraba, lo hacía acusándome, se acercaron, ya varios tenían su bipers grabándonos, como si quisieran hacer a un más popular y masivo los detalles. -¡No dejaré que te quedes con ella! ¡Yo la amo y la protegeré siempre!- me increpó, en tanto la multitud curiosa nos estrechaba más a medida que G se aproximaba a mí. Yo sentí un coraje interno, el mismo coraje con el que hace un rato le di esa paliza, la misma furia con la que volvería a remeter contra él.

-¡No se admiten peleas!- se escuchó la voz por los parlantes de un tipo de seguridad.-¡Deben abandonar el recinto!, serán escoltados por la seguridad del local!-

-¡Estas acabado imbécil!- me dijo G. -Eres un maldito y hablas demasiado ¿lo sabías?-

 

kpRVBWb.jpg?1

-No…-escuchamos una voz que venía detrás de él-…!El boca suelta eres tu imbécil!- le dijo haciendo algún movimiento con su mano detrás de él mientras no me quito esa perversa mirada de mí:


jCzJlXG.jpg?1

 

Mags estaba aquí. G se inclinó de lado con un profundo dolor que lo doblego al piso de rodillas, el otro tipo se acercó dando un paso largo sobre él y me habló:

-Así es como nos cuidábamos.- luego me dio una palmada en el hombro, retrocedió donde G que permanecía de rodillas quejándose y le empujo con violencia usando el pie sobre su espalda, dejándolo tendido en el piso. En ese momento, se escucharon los gritos e inicio la estampida de la gente. En el piso, G con una navaja enterrada en su espalda, la cual desclavó, le envolvió en un pañuelo y se sumergió entre la multitud para perderse. Nicom corrió junto a sus amigos a ver a G que permanecía tirado, la seguridad llegó también y se armó algún operativo, me redujeron entre varios, otros asistieron a G, que estaba consiente pero en mal estado yo la llamé y ella me miró con pena y decepción, lloraba al ver lo sucedido y como estaba su ex herido. Después se colocó de pie, se acercó a mí y me bofeteó con furia, luego me dio unos golpes con sus manos empuñadas sobre mi pecho antes que otro guardia me la quitase de encima.

 

-¡¿Cómo pudiste hacer algo así?! – me gritó. - ¡Casi lo matas! ¡Y traes con nosotros a ese mafioso que me apunta con su arma! ¡Ese fue el tipo que me iba a matar!¡¿Qué ya lo olvidaste?! ¡Ése que ha venido a defenderte!, ¡Cobarde!, ¡Mentiroso!, ¡te odio Bradco!- me gritó soltándose del tipo que la contenía, para volverse donde G.

 

-Tenemos un problema de seguridad…- escuche decir a un guardia mirándome. -¡Llama a la PHE y una ambulancia, tenemos un herido grave!-decía.- ¡Si, tenemos un herido por arma blanca, hay que llevarlo rápido…de acuerdo hay espacio en el frente, despejaremos, que aterrice ahí!-

 

Desde el lugar donde me confinaron, no pude ver muchos detalles, una especie de cuarto de aislamiento ubicada en el segundo piso, sin nada dentro, solo los que una pequeña ventanilla que daba a la calle me dejo ver cuando llegó un cuadroptero de la asistencia médica y se llevó a G y con él se fue también Nicom. A mí me llevó la PHE a la tenencia local, donde terminé el resto de la noche dentro de un calabozo con otros.


zCmSR3a.png

 

 

 

 

 

 

----------------------------------------------------------0 ----------------------------------------------------------------

 

 

Tuve que declarar ante uno de los policías de turno, no pude explayarme demasiado, desafortunadamente, tengo que hacer que ese loco de Mags no es una persona con la cual tenga vinculo, solo dije que fue un mal entendido e intervino un sujeto que según yo, se dejó llevar por su propia cuenta. Aun así, el cargo por desorden y peleas hecho por la empresa dueña del local, me ha dejado preso aquí hasta la resolución de algún juez el lunes. Claramente, me dejaron sin bíper como para poder ubicar a alguien que supiera de Nicom y la llamada que tenía a mi favor, la usé para ubicar a Ronas, que por desgracia no atendió, dejándome la alternativa de un mensaje que quien sabe cuándo le oirá. No pegué un ojo, a diferencia de los otros tres que comparto la celda, no sé qué estará pasando, no sé qué piensa y no puedo olvidar sus palabras despreciándome.

 

HsFqh8N.jpg?1

 

 

Tuve que declarar ante uno de los policías de turno, no pude explayarme demasiado, desafortunadamente, tengo que hacer que ese loco de Mags no es una persona con la cual tenga vinculo, solo dije que fue un mal entendido e intervino un sujeto que según yo, se dejó llevar por su propia cuenta. Aun así, el cargo por desorden y peleas hecho por la empresa dueña del local, me ha dejado preso aquí hasta la resolución de algún juez el lunes. Claramente, me dejaron sin biper como para poder ubicar a alguien que supiera de Nicom y la llamada que tenía a mi favor, la usé para ubicar a Ronas, que por desgracia no atendió, dejándome la alternativa de un mensaje que quien sabe cuándo le oirá. No pegué un ojo, a diferencia de los otros tres que comparto la celda, no sé qué estará pasando, no sé qué piensa y no puedo olvidar sus palabras despreciándome.

 

-Debería haberte hecho caso, probablemente estaríamos riéndonos de alguna tontería, hubiéramos cenado algo rico y hasta haber hecho el amor.-

 

 

Escuché un par de golpes en los barrotes que me despertaron de un salto; al mirar al frente, estaba un oficial de la PHE parado mirándome.

 

-Bradco Evile…- dijo en voz alta.-Han pagado su fianza, acérquese para procedimiento de registro de salida.- Yo me aproximé enseguida.

-¿Pero quién ha sido?-

-No lo sé, pero alguien que se apiadó de verle aquí.- me respondió abriendo la celda con el contacto del HV en la cerradura.

 

Luego del procedimiento de salida, donde me entregaron mis efectos personales, me llevaron por un pasillo que desembocaba al hall principal donde un rostro familiar aguardaba.

 

pERxbXV.gif?1

 

-!¿En que mierda te has metido?!-

-Si, también me da gusto de verte, gracias Ronas, te debo una grande…-

-Mira, ahórrate eso, que el dinero de la fianza me lo tienes que devolver.-

-Si por supuesto.- le confirmé.-Solo necesito un baño y dormir un rato.-

-Eso no podrá ser.- me interrumpió.- En una hora más vendrá uno de los ingenieros jefe de HV a hablar contigo.-

-¡No puedo ser!-

-Así es, esto ya pasa a ser asunto del reino, por la famosa Ley Haduf que estás siendo cuestionado, por hacerte el lindo con tu amiguita estas a punto de de ser enjuiciado.-

-¿Tengo opciones?-

-Ninguna, más que ir.-

-Con esta facha…- le dije mirando la informalidad.

-Si no llegas eso dará igual.-me dijo.- Tenemos que irnos ya.-

 

Nos fuimos en su carro, manejó con agilidad y se dirigió en alta velocidad para llegar pronto a la planta.

 

-¿Qué es lo que hiciste?- me preguntó mientras manejaba.

-Una estupidez inimaginable.-

-Si claro, ¿para caer preso?-

-Necesito saber de Nicom.-

-Ya, me imagino que algo tiene que ver esa niñita.-

-Ronas, ¿tienes cómo saber de ella?-

-¿Qué sucedió?-

-Es una historia muy larga, no la creerás, pero en resumen, me peleé con su ex, le apuñalaron, ella me culpa y no querrá volverme a ver.-

-Ya, sí que haces intensos tus fines de semana.-

-Por favor, averigua cómo está.-

-Veré que puedo hacer, no te prometo nada.- respondió.- Ahora concéntrate en lo que sucederá.-

-¿Qué quiere el tipo ese?-

-Es una de las más altas autoridades técnicas de Shpere Inc.- me contó.- Este tipo investiga los casos complejos de núcleos HV.- prosiguió.- Supongo que hiciste algo extraordinario como para que se tomen la molestia de mandar a este sujeto a entrevistarte.-

-…No lo sé…-

-Pues algo hiciste y está avalada por la ley esa, así que no te puedes negar.-

-Espero que solo sea algo de rutina…-

-Eso espero también, aunque tienes un talento para problemas….-

 

pTS3eeo.jpg

 

Definitivamente Ilunes empezó con dificultad, aún persisten los efectos de este estrés, también tengo ansiedad, por llegar y ver si puedo ir a verle, esperando que quiera hablar y buscando buenos argumentos para que cambie de parecer y quiera conversar, que no vea temor de estar conmigo, que yo le quiero de verdad. Pero fue utópico en verdad, ya que apenas coloqué un pie dentro de la oficina, me esperaban Johnours junto a otro sujeto que no tenía idea quien es, pero que lucía tan parco y desagradable como el mismo Johnours que lo presentó.

 

-Bradco.- me dijo con su peculiar estilo de galán mafioso. - El Sr. Patrick, sénior administrador de Virtual Shpere Inc, por si no lo sabes, fabricante de HV para Halcyon, Erva y sus principales reinos.- concluyó con una breve introducción. El tipo hizo una sutil reverencia inclinando la cabeza mientras era presentado. Cuando le vi de cerca, creí reconocerle, de hecho su tés era muy blanca, parecía como si poca sangre le circulara o tuviera carencia de presión arterial, muy delgado, con una sobriedad intimidante, además de ese traje negro que los hace ver como si fuesen empleados de funeraria, con esa disposición y actitud oscura, como si fuese requisito para trabajar en ese rubro. Me tarde unos minutos en recordarle, pero pude traer ese momento, me lo había topado en la consulta del Dr. Savoy, era el sujeto que había salido de su despacho antes que yo ingresara. Me miró con sus ojos azules, seriamente me miro, dejo su abrigo reposando en el respaldo de mi silla y se dirigió a mí.

 

Hny7CG2.jpg?2

-Parece que viene de otro lado…- me comentó al ver mi facha y el aspecto que señala el rastro de una pelea. - Creo que usted nos podrá ayudar con un pequeño inconveniente…- continuó con su plática.

 

Nos ubicamos en una de las salas de reuniones,. Una bastante grande, que en realidad superaba en mucho lo que requeríamos, pero que sin duda reflejaba también el grado de privacidad y relevancia que tendría esta reunión. Me invitaron a sentarme a un lado de la mesa, la que daba a los gigantes ventanales que a esa altura y posición dejaban ver en toda perspectiva, lo extenso de las instalaciones de Halcyon Foods. Johnours y este sujeto Patrick, se sentaron frente a mí, ceremoniosamente, éste nuevo personaje, dejo su portafolios sobre la cubierta de la mesa y desde dentro, sacó una carpeta que dejo sobre la mesa y un lápiz que dispuso perfectamente alineados y en paralelo frente a él. Johnours me miraba sin pestañar ni moverse, Ronas, al otro lado y separado por una silla más, miraba nervioso sin decir ni hacer nada más que mirar al resto de reojo. Nadie hablo por unos segundos, Ronas golpeaba suavemente el borde de la mesa con los dedos, hasta que la mirada intimidante de este sujeto le hizo cesar.

 

VWxRbWd.jpg

-Bradco, veamos.- me dijo mirando una carpeta que contenía unos impresos.-…Cuarenta y dos años, estudios superiores, buenos puestos en Halcyon sur y Norte, buenas calificaciones, pero no muy buena reputación ciudadana.- me decía levantando las cejas.-Parece que tienes algunos reclamos de vecinos y algunos problemas con denuncia por ruidos molestos y desorden...- leía de otras hojas que saco de esa carpeta.

-Supongo que no venimos a hablar de mi currículo...- dije, teniendo de respuesta la clavada mirada de él en mí.

-Claro que no...- respondió ordenando estas hojas y dejándolas a un lado.- vengo por esto...- dijo deslizando unas hojas que se abrieron como abanico sobre la suave superficie de la mesa quedando expuestos ante mis ojos.- Quiero que me explique lo del Reino de Moggios...- continuo leyendo el nombre que tenía en una de sus notas.

-No se dé que habla.- respondí viendo una descripción técnica de un Reino de Halcyon que tenía ese nombre y que por lo que se podía ver, le daban un carácter de ser una completa realidad.

-Bradco, escúcheme.- dijo sin alterarse.- Lo que sea que pase dentro del HV y que tenga alguna relevancia en éste me enteraré, de eso se trata mi cargo.-se explicaba pacientemente.- El color original de esta planta se lo restaure yo nuevamente, la estabilidad y la operatividad, fue un trabajo arduo de mi equipo.- se explicaba mirándome fijamente.- Muy caro por lo demás y no fue fácil hacerle comprender al Virrey de esta zona, que su autoridad máxima y superior sobre todas las cosas, no tenía valor alguno ni jurisdicción sobre –ese otro reino- ya que tenía que ser alguna autoridad de este supuesto reino burbujeante, quien tendría estas facultades.- se explicaba.- Y créame que decir Moggios, no me viene a nada.- continuó molesto. - Ahora, Bradco, si miras las hojas de tu derecha verás algunas misivas enviadas.- me dijo señalando las hojas frente a mí. Al tomarles, vi la referencia del “de”, indicando -Plebeyo- y de “destinatario” a la –Princesa de los Moggios-, el asunto de cada una de las muchas misivas estaba también claro, sin embargo el contenido de cada una de ellas, tenía una leyenda entre un par de asteriscos:

**Decodificación no permitida**

Revise cada una y todas estaban en las mismas condiciones.

 

B4NY7fA.png?1

-Tengo la certeza que eres tú y esa otra empleada…-

-Nicom…- le sopló Johnours.

-Lo lamento, pero yo estoy bloqueado, ya me cayó el peso de la ley por escribir un par de tontas misivas.- le expliqué. –No es posible que yo sea quien busca.-

-No fue una misiva corriente.- intervino.- Quien logró esto es una persona inesperadamente creativa…-hablaba en tanto revisaba otros documentos.- Aun no sé cómo, no es una tarea de principiantes, pero es posible que tenga un talento que no ha compartido.-

-Es una pena que se desperdicié, ojalá pudiera tener una parte de eso siquiera, tendría un cargo mejor, no sé, como el de Ronas por ejemplo…-

-Claro, seguro que es así.-

-No sé cómo ayudarle con misivas en blanco.-pregunté mostrando un par de hojas.- ¿De esto quiere hablarme?-

-En realidad no están en blanco.- aseveró.- Aún no podemos abrir su contenido, por ser de otro “reino”, sin embargo es cosa de tiempo.- me explicó retirando las hojas y dejándoles frente de él.- Ahora dígame.- dijo mirándome fijamente.- ¿Es usted el Plebeyo mencionado ahí?-. Los asistentes a esa reunión se quedaron en silencio en espera de lo que dijese. Yo me tomé una pausa y reflexioné.

-Pues técnicamente, si, yo lo soy.- le respondí viendo la cara de sombro de Johnours y Ronas, el otro sujeto en cambio, no se inmuto, tampoco realizo acto que no sea mirarme fijamente.- Soy plebeyo como todos los de aquí, debemos ser unos mil seiscientos o setecientos tal vez, todo el tiempo me lo dicen y me lo recuerdan…-

-¡Suficiente!- exclamo haciéndome callar.-¡Esto no es una broma!- reclamó golpeando la mesa con el puño.- ¿No sabe lo que ha significado modificar el comportamiento del núcleo de un HV?- me pregunto subiendo la voz.- ¿Un organismo híbrido que controla lo que se hace aquí y en todas parte, en conjunto a otros pares? ¿Tecnología cuántica?,! no creo que tenga la capacidad ni de imaginarlo Sr. Bradco!.- exclamo.- ¡Esto es mucho más grave de lo que veo que pueda entender!- continuó colocándose de pie afirmado por sus manos sobre la mesa e inclinándose a mi.- ¡Lo que hace cada día, que se encienda la luz, el Biper, ver Hipervisión, el que el sanitario se ocupe de evacuar sus desechos, todo se hace cargo esto, no se puede jugar con ello!- me reclamo alterado.- ¡Ahora, dígame quién y cómo lo hizo, si es usted el llamado Plebeyo y la identidad de la denominada Princesa e los Moggios!.- exclamo. Yo me quede en silencio un momento, le quede mirando y respondí.

 

2XMnzIo.gif?1

 

-Conozco a la princesa…- dije viendo nuevamente la reacción de sorpresa de Johnours que se limitó a mirar al otro tipo para ver cómo reaccionaría al ver que revelaría su nombre y a Ronas que en tanto, se tapó la cara con las manos..- Para serle sincero.- continúe.- Conozco a muchas princesas, increíbles, ahora, seguramente estaba tan ebrio o drogado que no recuerdo el nombre de todas, pero hay mucho material en la red y es cosa de verles y pueden reconocerlas, bueno puede que ya los hayan visto, en fin, pero puedo recordarles...- me explicaba viendo como el sujeto se ruborizaba de furia y empuñaba las manos. -…Incluso si hubiese alguno de ustedes estado en alguna de ellas ni siquiera lo podría asegurar!- le respondí mirándoles y terminando mi vista y sonrisa sarcástica sobre Ronas que bajo la cabeza nerviosamente.

-Entiendo...- dijo el tipo serenándose y tomando asiento nuevamente.-Veo que usted no podrá ayudarnos, pero le diré algo Bradco.- me dijo haciendo una reflexión.- Quien este en esto, no sabe en lo que se ha metido, porque esto es un delito federal y es castigado severamente...- explicaba.- quien salga de esto culpable, pasara una larga temporada trabajando en las latitudes extrema del Halcyon, donde los días duran muchos meses, así como las noches, temperaturas extremas y trabajos al estado por un par de décadas…claro, eso si es que no coopera con despejar esto que sucede y con ello es posible que las latitudes se acerquen un poco más a donde estamos..- termino reflexivo y sarcástico.

-¡Pues, espero que puedan dar con los culpables y suerte con ello, que es por Halcyon!.- respondí.- Ahora, si me disculpan, tengo que hacer y mi jefe, aunque este aquí, es muy estricto y no tolera retrasos…- me expliqué colocándome de pie para marcharme.

-¡Esto no ha terminado aquí!- me interrumpió el sujeto.-..Llegaré a saber la identidad de quien está detrás, eso lo verá y tendré acceso a todo lo de ese reino tiene; misivas, mensajería, fotos, videos, todo, incluso los lugares que frecuentan y las veces que se fueron a la cama; esta fue su oportunidad Plebeyo Bradco, y la desperdicio.- se explicó en tono calmado pero amenazante en tanto guardaba los papeles dejados sobre la meza en perfecto orden y posición.- Que tenga buen día Bradco.- terminó colocándose de pie, seguido por los otros dos sujetos.

 

4D8qKGz.png?1

-¿Qué se supone que fue eso?- preguntó Ronas ya estando solo conmigo.

-Sacar verdades de mentiras.-

-¿Tienes que ver con esto en verdad?-

-Yo nada, soy solo un empleado más aquí. Solo uno más- Ronas me miró de re ojo.

 

DolTsCp.jpg

 

Luego de esa desagradable reunión y el dolor respectivo de estómago consiguiente, traté de hacerme un espacio para ir a ver a Nicom, desafortunadamente las cosas cuando vienen a mal, vienen todas juntas y se está haciendo eco; Ronas pudo averiguar que no se presentó a trabajar, que ha dado una razón personal que no puede saber, fue todo lo que logró averiguar, del resto solo problemas y dificultades que se encargaron de hacer de este Ilunes devastador para mí.

El periodo de esta semana no ha sido para nada fácil; sumado al problema que tengo con ella, Johnours se ha empeñado en hacerme las cosas aún más complejas y cada ciertos días, como por recomendación de ese otro sujeto; me sita a reuniones rápidas, donde insiste sobre mismos tópicos y preguntas, haciendo hincapié en nueva documentación que se está abriendo del Reino de los Moggios, pero que sin más, son solo mas registros de misivas, que solo tienen el destinatario y en la mayoría de los casos bloqueado incluyendo el asunto. Solo conjuga con las fechas y me insiste con absurdas conclusiones que pueden hacer coincidir con algún momento de ausencia o presencia mía en determinados lugares. Sin embargo aunque intenta presentarle como evidencia firme e irrefutable, es por donde se mire frágil y débil, carente de la consistencia necesaria para darle unión a los eslabones que puedan relacionarme o bien que puedan tener alguna implicancia en Nicom; es entonces así, que solo le escucho sin decir nada, mientras mi mente está lejos, más allá, pensando solo en ella y en el momento que podamos hablar.

 

Un par de días después, fui a su oficina, pero ella no está, Inis me recibió algo incomoda, me ha contado a modo de reserva que Nicom ha pedido unos días adelantado de sus vacaciones, que no sabe nada más. Sé que sabe, pero se mantuvo en reserva, prefirió no meterse entre este problema, solo me reiteró el motivo por cual ella se ausenta.

No escatime en esfuerzos por saber o llegar a ella de alguna forma, aunque la situación aquí para mí se ha vuelto tensa y a pesar de que inicialmente Johnours y ese tipo Patrick solo daban palos de ciegos, con los días se han empezado a revelar algunos detalles sobre misivas e interacciones en que he participado junto a Nicom, puede que aún no son del todo concluyentes, han logrado definir horas y fechas y estas se han comparado con nuestra permanencia y con los registros del sistema de video vigilancia: por ahora me pueden culpar de fugarme para verle, pero la supuesta alteración de su HV eso es ya otro tema y no tiene argumento y no hay suficiente peso en la acusación para hacer uso de Ley Haduf, donde sería cuestionado e incluso culpado de cargos al tener relaciones sentimentales entre el personal de una instalación del gobierno o que sea proveedora de este organismo como es la gran parte de las plantas de esta zona y que con ello, pusiera en riesgo la seguridad, la integridad y la operación de la misma, argumentos ya memorizados de tantas veces que el imbécil de Johnours me las repetía; esta famosa ley, solo ha traído pesares a quien se le ha aplicado, sea esto en justa o exagerada medida, pero vivirlo, esto ha sido agobiante.

 

 

 

W4FJuha.jpg

 

A pesar de que no niego que siento presión por esta persecución que se me hace, ya se me ha venido para anestesiarme de los nervios cuando veo a ese par o a alguno de ellos venir o llamarme, creo que lo hacen con el fin de que hable por cansancio, me imagino que les piden resultados, puesto que en varias oportunidades, mientras nos -reunimos-, le llaman a su Biper donde él se aleja y se pasea de un lado a otro, dando explicaciones de las anomalías y temas técnicos que no entiendo pero que suenan complejos, en tanto yo estoy también en mi mundo, puesto que no me interesa lo que suceda con el resto de las cosas y con esta planta, yo estoy más allá, pensando, recordando, resolviendo que hacer, donde encontrarle, necesito que hablemos, ya es tiempo de que lo hagamos, necesito escucharla y mientras Johnours me replica y argumenta, yo escucho la voz de ella sobreponerse a cualquier ruido y a las estupideces que este tipo exclama.

He insistido de contactarme con ella y ha sido para mal, ya que no responde por ningún medio y ahora con esta redada que vivo a diario, se hace complejo encontrar indicios de ella. También fui a su departamento, pero nunca le encuentro, incluso al hospital donde está G, pero solo recibí el rechazo del grupo cercano de sus amistades que me rodeó y me obligó a salir, no pude ver a Nicom, ni siquiera sé si estaría ahí, solo recibí los reparos y la escolta de la guardia del recinto para sacarme.

 

 

 

2rTo6kA.jpg

Ahora me siento como un extraño, como si fuese alguna enfermedad o un tumor del que nadie quiere saber y solo extirparle. Las redes sociales han mostrados algunos indicios de lo que puede suceder con Nicom, ya que al verle en su perfil de Facelook, siguen los comentarios en la lista de novedades donde ella agradece el apoyo por la recuperación de G y las visitas que los amigos y conocidos que ha tenido en el hospital, algunas fotos con todos, en tanto él, ya ha respondido por su cuenta sobre lo mismo, pero desafortunadamente ya no estoy dentro de sus amistades, por lo que solo puedo ver lo que es público. Pronto se agotaron los contactos por terceros ya que finalmente me han sacado de sus listas de conocidos y a poco tiempo, me han aislado de saber de nuevas. Lo último relevante que supe, fue atreves de su amigo Rare, quien fue inesperadamente el único que me respondía el Biper, aunque fuese solo en el modo de conversación vía mensajería instantánea, me enteré que ella está bien dentro de todo, que no me ha mencionado más desde aquel día y que evita hacerlo por lo demás, también me contó que se le ve en forma frecuente, en realidad a diario a visitar a G que ha sido sometido a un par de intervenciones más de microcirugía para reparar el daño muscular y otras cosas afines, noticia por lo demás que fue dolorosa de saber, pues ahí coincidieron las piezas faltantes de sus ausencias al enterarme donde va en esos día de permiso y donde cada día toma rumbo luego de salir del trabajo. Pero por mala fortuna, después de un par de conversaciones más lejanas y escuetas, no me volvió a contestar, los nexos comunes desaparecieron y me han dado la espalda por completo y de un momento a otro, pasé de ser parte de su vida, a ser parte del problema.

 

Otro Ilunes, sin mensajes en la terminal, sin misiva alguna de ella, solo espero y funciono bajo la reacción. Ronas me presiona y me empuja sobre los reporte a entregar, yo solo le escucho y acepto moviendo la cabeza para responder la propuesta de trabajo que me haga, no me responde de mala forma, no me insistió por Nicom como solía molestar, solo me mira, se conforma y me deja ir. Johnours me observa de lejos, se cruza de brazos e intenta apuñalarme con esa mirada aguda, yo paso por su lado y creo ya no temerle ni prestarle atención, solo siento que me sigue con la mirada en esto.; Sobre el viejo y pálido Patrick, no lo veo hace muchos días, me prometió que descubriría que sucede, pero las presiones de VirtualSphere Inc, por atender otros requerimiento tal vez de mayor urgencia que éste, han dejado en segunda prioridad por falta de sustentación. Aun así, no he bajado la guardia y he tratado de indagar más de mí en las redes y en otros sitios donde el buscador del HV me ha señalado que he sido mencionado o bien mi foto ha sido rotulada. Hay mucho material y se ve la tropa de idiotas a que pertenezco y que no se de nadie, exceptuando claro está a Mags, que se reitera como si fuese un gran amigo tal como lo mencionó. De todas maneras, está en evidencia que la misma historia de mi vida viene consigo esta ola de problemas a la que estoy sumergida, por consecuente, el no saber quién soy y que he hecho es mi punto débil.

 

Pero sucedió que ese día ya no pude más y en la tarde sin meditarlo y sin excusa alguna, me levanté de mi escritorio y me dirigí al ala sur de Halcyon donde trabaja Nicom. Llegué pronto y no me detuve por nadie, solo me decidí partir allá y ahí me encontré, frente a la puerta de su despacho y no lo medité y no me pregunte si fuese bueno o malo, solo tomé la manilla, le giré y entré y me quedé ahí en la puerta, sosteniéndola a medio abrir y yo a medio entrar. La encontré sentada detrás de su escritorio, Inis estaba frente a ella y ambas me quedaron mirándome sorprendidas, se regresaron la mirada y ella tomo un cuaderno y su tableta y se marchó de ahí sin decir nada. Nicom le miró pidiéndole con un gesto evidente como si le suplicara que no le dejara sola, pero fue inútil, ella le respondió algo de igual forma, paso por delante mío, ingrese para darle paso y cerro detrás de si la puerta.

Zmcss0O.jpg?1

 

 

Nos quedamos mirando unos segundos y ella luego evitó hacerlo dando un respiro extendido, me acerqué, cogí una silla y me senté delante de ella determinado a oírle de su boca que sucede.

 

kdfANyt.gif?1

-¡¿Qué haces aquí?!- me preguntó seriamente.

-Tenemos que hablar…- le respondí sentándome frente a ella.

-¡Quiero que te largues ahora!-

-¡No lo haré, aunque venga el mismo rey, no me muevo de aquí!-

-¡Ya no hay nada que decir Bradco, lo sabes!- me reclamó.

-Yo creo que si.-refuté.-No he tenido la oportunidad de al menos saber que pasó.-

-¿Es broma verdad? ¿O traemos al mafioso ese para que te haga el resumen?-

-¡Lo haremos si hace falta!- insistí.- ¿Qué sucede Nicom?-

-Bradco escúchame...-

-Créeme que lo lamento lo que pasó, pero ese idiota que apareció arruinó todo…-

-¡Ese idiota que es tu amigo!-

-Hablemos, solucionemos estos, verás que todo irá bien, te lo prometo!-

-¡Bradco!-me interrumpió abruptamente.- ¡Sabes que debes resolver esos asuntos tuyos y el tema de tu memoria, los líos que estás metido, no quiero estar involucrada en eso!-

-Lo sé, pero eso no debe ser razón para separarnos.-le dije acercándome a ella para quedar con los brazos sobre su escritorio.- Resolveré esto y no habrá nada que vuelva a interferir entre nosotros, pero no te rindas, por favor…-le decía en tanto tome sus manos para sostenerles entre las mías. Ella miró esto y sutilmente, les retiro deslizándoles y las dejo tras el escritorio descansándoles sobre su falda. -¿Por qué?- pregunté para sacarle la razón de su lejanía.-…Solo dilo de una vez y terminemos con esto, el hablarle nos hará muy bien, nos fortalecerá y…-

 

n9Yhjxa.jpg?1

 

- Volví con G…- respondió interviniendo, llevando consigo la mirada a fuera de lo que sucedía tras su ventana. Yo me quedé pasmado por unos segundos, tratando de digerir lo que me dijo.

- No puedo creerlo….- Después me coloqué de pie y sentí un dolor profundo en el pecho que me cruzo de lado alado dirigido por la angustia y la ansiedad y una furia que no podía contener al escuchar aquello. -¿Qué pasó con eso que era asunto cerrado?-le pregunté molesto.- ¡¿Cómo puedes volver con ese imbécil?!-

-Él ha cambiado, lo sé y le creo.- me respondió.- No es perfecto, pero hace el esfuerzo ¡y lo mejor de todo es que no me miente!-

-¿Que pasó con nosotros?-

-No hay un nosotros Bradco, fue una aventura y ya terminó...-

 

Yo le quedé mirando sin capacidad de reacción inmediata, solo con la premura de una confesión que no quería ver materializada en algo que ya de antes mi corazón me alertaba como una remota posibilidad que hoy es tangible.

 

nr6YJKE.png?2

-Ahora entiendo dónde iba a parar tu mente…- le dije.- Ya hace un tiempo que estabas hablando con G, ¿no es así?-

-No espero que lo entiendas o que te guste la idea, pero es la verdad.-

-Nicom…- pronuncié su nombre destruido por dentro. -…Sabes que te amo…-

-¡Déjate de tonterías Bradco!- me respondió entre las lágrimas que empezaron a rodar por su mejilla.-…Ya no más.-me dijo.-…Yo te quiero, pero no eres la persona a quien amo y no lo vas a ser.- se explicaba secándose las lágrimas con una de las mangas de su blusa.

-Nicom...cariño mío…- le dije con los ojos empapados. –Solo intentémoslo una vez más…-

LJQEtw6.gif?1

 

-Bradco.-me decía sollozando.- Vete ya…-

 

Con esa frase, nos quedamos en silencio un par de segundos más, donde cada uno evitó mirar al otro, donde traté de sobreponerme a tal confesión que ella hacía, no fui capaz de sostenerle la mirada, sentí que se me inundaban los ojos también pero no lloré aunque por dentro me consumió la tristeza con la rapidez y voracidad que lo hace una hoja de papel que ha caído entre las llamas de una hoguera.

 

Le miré por última vez, como si esperase una reversión a mi favor y un asomo de amor de ella para no terminar, pero entendí que no sucedería, me sentí muy mal, también estúpido, rozando la ingenuidad y ya a los años que llevo, no me deberían doler como lo hace. Me siento demasiado mal para decirle algo más y se hizo inútil ya redondear las ideas. Salí de su oficina cerrando la puerta tras de mí. Afuera me quedé apoyando la espalda en la pared contigua, suspire nuevamente para hacerme ánimo y digerir esto. Inis que llegó me miró comprendiendo; No pregunto de todas formas, solo dijo que el virrey estaba cerca, que me diera prisa por salir.

 

Volví al otro lado, a mi oficina, cogí mi chaqueta y salí rumbo al aparcadero, escuche a Ronas preguntarme algo desde el pasillo tras de mí, pero yo no oía a nadie, solo caminé hasta tomar mi coche y largarme de la planta.

 

Al día siguiente, llegué a la planta como siempre, aún me sentía muy mal, pero tenía trabajo y la vida no se detiene, al menos ya sé que sucede y que esperar, puede que sea mejor concentrarme en mi empleo y puede que no esté lejos de buscarme otro, este asunto terminó por podrirse. Pero por desgracia, las preocupaciones se incrementaron inesperadamente y el cuestionamiento pasó a un segundo plano, cuando el tráfico de la autopista se ralentizó por una congestión, porque cuando alcancé al tramo final donde entre un par de cerros ya podíamos ver la imponente planta de Halcyon Foods, esta me volvió a sorprender y como la oportunidad anterior, la gente se detuvo a un costado de la pista a mirar lo que se veía en esta:

 

oQ3xcr9.jpg?1

 

La planta completa luce un tétrico color negro en toda su infraestructura, dándole con eso, un incuestionable sombrío aspecto que no dejó indiferente a quien le viera.

 

-!¿Pero, qué es lo que sucede con la planta de Halcyon Foods?!-

 

Continuará….

Edited by B.Plebeian

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×