Jump to content
Sign in to follow this  
B.Plebeian

Capitulo 12 | "No es el Final,Es el Comienzo"

Recommended Posts

Capitulo 12.- "No es el final, es el comienzo."

 

 

La siguiente semana fue muy agitada laboralmente y me consumió el tiempo más de lo particular, no nos vimos con Nicom más allá de una sonrisa y algún gesto disimulado a lo lejos. Nos vimos después en un par de oportunidades fuera de la planta de Halcyon Foods, para compartir algo de comer y retomar nuestra relación algo mermada desde el retorno de nuestra salida por Sargasous.

 

i1CFrAX.jpg?1

 

-¿Notaste que de un momento a otro todo en la planta empezó a funcionar nuevamente?- me dijo en tanto llegaba el mesero con un par de jugos servidos.

-Sí, todo bien; los sistemas, los terminales, la impresora, misivas…- respondí para darle luego un mordisco a mi sándwich.-

- No, ¡Bueno eso para casi todos!- dijo dándole un mordisco a su emparedado vegetariano.

SV5Z0Jg.gif

-Bueno, todo no se puede!-

-¡Que no importe!, si nos vemos igual por fuera y eso es…- me respondió dando un apretón de sus piernas que abrazaban las mías por debajo de la mesa.

- Lo sé Nicom, pero me encantaría poder llamarte, no sé, enviarte algún mensaje de vez en cuando.-

-También me gustaría, me gusta mucho cuando me escribes esas misivas tan poéticas.-

-Te daría las buenas noches, hablaríamos de cuanta cosa, compartir alguna

foto…-

-¡No, no, no eso olvídalo!- me interrumpió seria.- ¡No me interesa que me mandes fotos de tu pene!-

Twt3ts4.gif?1

-¿Cómo lo supiste?-

-Ya te leo la mente plebeyo.-

-Caramba, pensé que me enviarías alguna tuya.-

y8FZCwc.gif

 

-¡Claro que no!, ¡Fresco!- dijo riendo, en tanto me lanzo un pedacito de pan. -¡Alabado el Creador que me ha librado de tener misivas contigo!- dijo levantando las manos y cerrando sus ojos como si fuese un acto de profunda Fe.

-Casi lo consigo, ¡Maldito bloqueo!- ella movía la cabeza no creyendo lo que decía.

-Eres un cochino Bradco…-me dijo sonriéndose.

juQqUnR.gif?1

-Si en verdad, lo sé.- En ese momento mi Biper vibró notificando un mensaje nuevo. Nicom miró con disimulo, como si fuese una travesura.

-¿Alguna princesita por ahí?-

- No te imaginas cuántos de estos mensajes recibo y no tengo idea de quién son.-

-Pensé que sería alguien conocido.-

-Por desgracia no…-le dije silenciando un momento.- No es solo de una persona, estoy seguro que son del famoso sitio ese de los videos…-

-¿Cómo lo sabes?-

-Porqué preguntan cuándo se subirá nuevo material o que ha pasado con el canal que no tiene nada nuevo y cosas afines.-

-Ya lo creo…-

-¿No serás tú escribiéndome algún mensaje pervertido?- nos largamos a reír.

Oryp6cS.jpg

-Me descubriste, pensé que no lo notarías!-

-Fue fácil, porque me hablaste de lugares que conozco muy pero muy bien.-

-¡Ya déjate de hablar tonteras!-

-¿Y porque te da tanto pudor?- le pregunte molestándola al ver que se sonroja.

-¡Pesado! ¡No te seguiré el juego!- me respondió colocándose seria.- Veamos, dime una cosa Bradco, ¿no te recuerdas de alguien importante? ¿Alguna chica? O tal vez algún chico…- me pregunto bromeando al final.

-No, nadie me reclama.-

-No sé si creerte…-

-Aunque a veces sueño con alguien…-

-Yaaa y ¿Quién es?-

-No lo sé, no la recuerdo y no puedo reconocerle.- me sinceré.- No son sueños gratos, son pesadillas en verdad.-

-Dime más, se está poniendo interesante.- me dijo atenta, afirmando su barbilla con ambas manos.-¿Tan mal te has portado?-

-¡Claro que no!, en realidad situaciones extrañas…-le decía tratando de acordarme de algún detalle importante.- Pero si es algún alma que mortifiqué, pues parece que es a ella.-

-¡Mejor no enterarse que le has hecho!-me contaba trayendo la risa de ambos.

-¡Es todo un karma el que vengan detrás de ti en los sueños!, es parte del encanto que tengo.-

-Pues no sé si es peor cuando son de carne y hueso…- me dijo dándole una mordida a una papa frita que robó de mi plato.

9FEAyx1.gif

-Y en su caso, ¿Ya no vienen por usted?- aproveché de preguntarle ya que salió la oportunidad. Ella me quedó mirando un momento, se dio un trago más y habló.

-No, no se ha aparecido nuevamente.- dijo.- Aunque mi fantasma si tiene cara, nombre y un genio, ¡Uf!-

-Nicom.- le dije tomándole su mano.- ¿Qué es lo que realmente pasó?- Ella me miro y apretó la mano que estrechábamos.

-Bueno, “G” era una persona amable, cariñosa, te podrás imaginar; pendiente de mí, cuidándome y dándome todo ese “amor” que sabe dar.- me relataba como si fuese la historia de otro. –Con el tiempo, también fue considerado y amable preocupándose de mis horarios, con quien andaba, donde andaba...-prosiguió, llevando su mirada a otro lado, viajando en el tiempo para ver lo que relataba.- Al cabo de un poco más de un año, dejé de ver mis amigos, de hacer lo que gustaba, de ver poco a mi familia incluso, todo gracias a ese “gran amor” que decía sentir por mí.- se explicaba con una sonrisa nerviosa.-…Hasta que luego vinieron los malos tratos, los celos enfermos…-

-¿Cuándo te diste cuenta lo que pasaba?-

- Tarde supongo.- respondió tomando con la otra mano una papa frita que untó en una salsa y se hecho a la boca. -…Cuando un día me vi resistiendo; me sostenía de los brazos apretándoles, preguntando porque no le respondí a tiempo su llamada.-

-Lo lamento, no debe ser fácil pasar por algo así…-

-Son cosas que suceden, amores tóxicos, nacidos de los vapores de un reactor nuclear…-

-Menudo vuelco su historia.-

-Así suceden las cosas…- comentó.- Se parece mucho a ti al principio de todo...- dijo, espantándome con esa comparación.

-No lo creo.- le rebatí de inmediato- ¡Yo soy mucho más apuesto y muy simpático por lo demás!- ella sonrió.

-¡Bradco, por favor! , ¡Qué poca modestia!-

-Y mi corazón late por ti cuando te ve, se enloquece.- le dije tomándole la mano para acercarla a mi pecho. –No hay nadie que pueda llevar esta pasión por ti de la forma que lo siento.-

-¡Ya, pesado!- me dijo sonriéndose. – ¡Mentiroso! No te meterás en mi cama hoy, ¿me escucho?-

-Mírame, vamos míreme….-le decía poniendo mi mejor cara de cachorro abandonado.

-Eres muy tierno conmigo...- me dijo serenándose y mirándome dulcemente.-…Fue una comparación estúpida, lo siento.-

-No lo digas, tenía que preguntar...-

-Aunque pensándolo bien, no me cuadra con ese que vi en Sargasious.- respondió aguda en su humor.

-¿Ese que lee los tatuajes de tu barriga?-

-Ya salió “Mr. T” de nuevo, ¡me retracto!- me dijo riéndonos.

-Te quiero princesa mía.-

-Yo no lo sé…-dijo bromeando.- ¡Claro que sí ¡te quiero!- me dijo feliz.- ¡Pero no te daré la pasada!, ¡por caliente!- me reclamó.- ¡No se me olvida aún como se te ofrecieron esas locas en el Sargasious!- Me reclamó simulando estar seria y molesta con el asunto.

 

Luego de una larga conversación, unos chistes y de pagar la cuenta en el restaurant, nos fuimos a su departamento, donde continuamos con una sesión de caricias y besos que culminó en su cama, donde se ha quedado dormida a mi lado antes que hiciéramos el amor, le ha ganado el cansancio del día, pero aun así, tenerle tan cerca y estrecha me llena de satisfacción. Me quedé despierto un momento más, me quedé mirando la hipervisión, viendo todo y prestando atención a nada, cuando de pronto, mi bíper, encendió su aura celeste en torno a su estructura, señalando la llegada de un mensaje nuevo. En un principio no le di mayor importancia, la verdad es que llegan muchos sobre todo este último tiempo, me imagino que es por la ausencia de los canales que acostumbraba publicar material. Sin mucho esperar, le di una mirada a la pantalla, donde me percaté que la dentro de la lista de notificaciones, le encabezaba, una notificación del Gran Redo.

Al acceder al mensaje, me llevó al juego, luego de ahí a la notificación que me obligaba a contactarme a la interface HV del bíper. Ahí dentro, la interface extraña del otro día y unos pictogramas donde me enseñó lo que debía saber.

 

-Bradco, plebeyo mío, ¿aun despierto?- me dijo Nicom somnolienta al verme sentado en la cama. Yo le devolví la mirada sin decir nada más que la cara de asombro. – ¿Qué sucede?- preguntó al verme así.

-¡Por fin llegó la respuesta!- le dije, mostrándole el mensaje que estaba en la pantalla.

Ella se reincorporó y se sentó rápidamente a ver el detalle. Le vio con atención y se sonrió. Las instrucciones estaban claras:

-Bradco, ¿de dónde ha sacado esto?-

-Es la solución al bloqueo.-

-¡De nuevo con eso!-

-Mírelo, no es una fantasía, la salida me la ha dado quien nos bloquea.-

-¿Redo?-preguntó.- ¿Me dirás que ese juego encontró la solución al bloqueo?-

-Yo no le creí, pero aquí esta.-

-¿Tenemos bíper nuevamente?-

-¡Bueno es algo así, pero esta genial!- dije riendo. –Pero parece que no podemos hablar.- le dije al ver una marcación de prohibido sobre un pictograma.

-Podemos escribirnos.- acotó.

-Al menos eso ya está bueno.- comenté.- Mire, quien sea que nos está ayudando, si esto da resultado, será el fin de esta estúpida restricción.-

-No lo sé, es tan inesperado.-

-Mire esto, es lo que hay que hacer.-

-Dice que son solo ciento cuarenta caracteres…- me dijo llamando mi atención sobre otro pictograma que señaló con el dedo.- Parece que serán mensajes cortos, no más de ciento cuarenta por lo que entiendo.-

-¡Tendremos que usar la creatividad!-

-¿Dónde están esos terminales?- me preguntó. Yo mire el resto de la gráfica, donde una segunda página, mostraba en pictogramas la cafetería y la máquina expendedora y a un lado de esta, un cuadrado que referenciaba una tapa de algo. Por parte de Nicom, se dibujó su oficina donde tras su puerta estaba representada la misma figura.

-¡Es una locura definitivamente, no estoy tan segura de que debamos usar esto!-

-Aquí muestra un pájaro.- le dije señalando el pictograma que lo representaba.

-Ese símbolo lo he visto antes.-me decía haciendo memoria.-…Bird, BirdFree, eso es…-

-¿Qué es eso?-

-Una organización privada, que cuida las aves y su migración, me inscribí en una donación el año anterior.-

oFnpSCJ.jpg?1

-¿Y qué tiene que ver con nosotros?-

-Ni idea, no sé porque lo muestra.

4piu7Hn.png?2

-Mira eso, se puede enviar un video...-

-¿Sin voz significara ese símbolo?-

-¡Veinte segundos!, ¡esto es como del siglo pasado!-

-Debe ser una broma, alguien nos está jugando una broma- me dijo.

-Si es así, mañana lo sabremos.- le respondí a su sonrisa. Hicimos una pausa con una mirada cómplice.

-Demasiado bueno para ser verdad. ¿No te parece?-

-Es un juego, pero qué más da, si resulta, ¿te das cuenta lo que significaría?-

-¿Qué es lo que está pasando por tu mente en este momento?-

-Formas de celebrarlo…-

-¡Deberíamos pensar en que lío ahora nos vas a meter si esto es real!-

-Lo del lio no me importa mucho….lo de meter….-

-Le propongo tomar un café, ¿Qué dice?- me pregunto riéndose.

-Si puede ser…- le dije abrazándola en tanto ella me rodeó con una de sus piernas las mías.- ¿Pero bebemos el café antes “de…” o después “de…”?-

-¡En realidad, en ves “de…”!- respondió riéndonos, para terminar por besarnos y sumergirnos debajo de las sabanas a jugar.

 

ibGw6uT.gif

 

 

 

 

 

 

 

 

Al día siguiente, cada uno llegó en su carro, a distinta hora y ocupó su lugar de trabajo de forma de no levantar sospecha. Atendimos lo del primer día y luego de eso, como acordamos, al medio día ejecutamos el instructivo que compartí con ella en su Biper.

PO1anZh.jpg?2

Me escapé por un momento con la excusa del café, cuando llegué ahí, me fijé que no había nadie dentro y dejé con seguro la puerta de forma de evitar sorpresas. Miré la pantalla de mi Biper y me dirigí a un lado de la máquina expendedora de café, en la pared había una tapa que cubría una especie de panel, la cual tenía algo similar a un pequeño terminal con una pantalla y un teclado alfanumérico y un montón de botones que quien sabe que hacen.

zpDa4RL.jpg

 

Reconocí el logo de BirdFree que mencionaba Nicom y que está presente en el mensaje. Miré a la puerta un momento y luego me concentré en lo que debía hacer siguiendo el instructivo.: Lo primero fue hacer contacto con la interface HV de ese equipo, luego de eso, me apareció un logo de algún sistema o algo así que no supe reconocer.

Después, me fue posible escribir el mensaje usando el pequeño teclado disponible. Me quede un momento ahí mirando, no sabía que escribir, pero luego simplemente envié un mensaje simple:

 

Hola mundo, ¿hay alguien ahí?”

Luego debía elegir la libreta de direcciones de destino, curiosamente solo tenía dos alternativas:

. Destinatarios del Halcyon Foods Inc, Reino de Halcyon Este.

.. Destinatarios del Halcyon Foods Inc, Reino de Moggios

 

 

Me resulto desconcertante, ¿De cuando existe ese otro Reino?, vamos si solo fue un juego. Finalmente seleccione la segunda opción, donde se desplego la lista de los destinatarios disponibles, solo habían dos personas listadas.

 

. Princesa de los Moggios.

.. Plebeyo de los Moggios.

 

Me sonreí, eligiendo la opción clara. Luego seleccioné un botón que decía “enviar”, así como se usaba hace décadas atrás.

Lo que salía en pantalla fue borrado y se reemplazó por una leyenda simple, que decía.

…Mensaje enviado.

 

Aguardé un rato ahí, puede que dos o tres minutos, pendiente de la pantalla, esperando lo que sucediera, si es que algo pasaría. Para mi sorpresa, la pantalla se activó y se escribió un mensaje en pantalla, donde figuraba una imagen simple de un sobre, como los que se usaban antes para enviarse las misivas escritas entre la gente. Le presioné sobre la pantalla, pero eso no funciona así, debía usar el teclado, donde había un pequeño pivote donde al dirigirle con el dedo, movía una flecha que se desplazaba por la pantalla, hasta llegar allá. Después. Me ha pedido que me autentifique con el HV, luego de eso, se mostró el mensaje:

 

“Cargando su mensaje, espere….”

 

En ese momento, la puerta fue empujada, pero retenida por el seguro:

 

-¿Hay alguien dentro?, ¡esto está con seguro!- escuche a Ronas que reclamaba desde afuera, insistiendo en entrar.

-Un minuto.- respondí dando tiempo de que el mensaje se desplegara.-Se me ha volcado café al piso, esta resbaloso.-

-¿Y que fue justo en la entrada?-

-Si, en realidad salpicó a todas partes, ya está aguarda un momento.- le respondí esperando que apareciera algo en la pantalla.-

-Vamos abre, pediré a alguien de aseo que se haga cargo, me muero por un café y debo volver, igual que tú!-

-Claro, solo un minuto, es que es un caos- le pedí mientras miraba la pantalla que no salía de ello.

-¿Qué haces ahí dentro?, vamos abre de una vez, ya somos varios aguardando.-

-Claro, ya está casi, solo un segundo más!- le respondí haciendo más tiempo., sin ver cambios en la pantalla.

-Olvídalo, ya llegó el encargado, lo que sea mejor que lo vean ellos.-

-¡No, espera!, me dará mucha pena que vean el desastre, ya casi terminé.- le dije cuando un texto apareció en pantalla.

-Bradco, olvídalo, ya llegó el encargado con un ayudante.-

 

“¿Todo este tiempo sin escribirnos y es lo único que se te ocurre?, te quiero tontito, lo conseguiste, mil besos”

 

Fue inevitable sonreírme y saber que nuevamente estamos conectados, aunque tal alegría termino, cuando escuche que se insertaba la llave mecánica para sacar el seguro de la puerta, entonces a toda prisa, presione el botón de “escape” para que se borrase el mensaje y cerrar la tapa del gabinete en momentos que entró Ronas, escoltado de la gente de aseo, generosamente equipados para un desastre y de los otros administrativos que querían entrar. Me quedaron mirando, como yo pasaba con un trozo de papel secante sobre la tapa de la consola.

5XzQkaW.jpg?1

-¿Dónde está el desastre?-

-Ya está todo listo.- Te lo dije.- Le respondí a Ronas que como los demás trataban de encontrar el supuesto caos que describí –Nos vemos en la oficina.- terminé dándole una palmada en el hombro para salir del lugar.

 

 

Desde ese punto, nuestra realidad cambió en un giro increíble, de hecho, el ya poder comunicarnos, aun cuan improvisado método fuese y limitado a solo 140 caracteres que podíamos escribir y a una cámara de baja resolución disponible en la consola para adjuntar alguna imagen graciosa o a algún video escueto al mensaje, nos regaló la oportunidad de enviarnos breves momentos donde en esos pocos segundos teníamos que expresar lo máximo. Sin duda nos permitió estrechar nuestros lazos enormemente, ya que se convirtió en un juego secreto con mensaje cargados de amor y aventura. Pronto El gran Redo, me entrego una lista de terminales dibujadas en un plano de la ciudad donde podíamos hacer esto, que incluyeron un terminal ubicado en el primer piso del edificio donde vive ella, dentro de un gabinete de servicios y por mi parte, un terminal ubicado a media cuadra de mi casa, sostenido de los pilares de la postación eléctrica. Todo esto hizo que las fronteras de la planta ya no fueron límites para llegar al Reino de los Moggios.

 

En resumen, hicimos lo que una pareja joven y animada con una relación sentimental haría, incluyendo salidas, algo de cine a ver la triste y melosa Titanium, flores, caricias, besos, cocina colectiva, un peluche gigante que nos sirvió para reírnos imaginando sus aventuras y que en alguna ocasión cubrió el cuerpo desnudo de Nicom tras de éste cunado me esperó detrás de su puerta y un sinfín de sabores propios del amor. Sin embargo, a pesar de todos estos condimentos felices aportados, no fuimos la excepción en la regla que refiere en estos asuntos del amor sobre el primer mes que siempre es bueno y sucedió que al final de la cuarta semana, el ánimo de Nicom decayó: le vi más cansada y su energía parecía empezar a escasear. Le pregunte qué sucedía, que le notaba desanimada, que si había comido adecuadamente y esas cosas, me contó que se ha inscrito en un gimnasio puesto que se ha propuesto regular su peso y tonificarse, que en parte era por ello, estaba agotada y que además se había decidido a empezar una estricta dieta en conjunto; me ha insistido que solo será por un periodo, que no me alarme, pero no puedo evitarlo.

KgyjPKx.jpg?1

-Es que no puedo, pero luego de un par de semanas, vamos donde quiera a comer...- Me respondió cuando le invité a que saliéramos una noche.

Yo le he dicho que tal cual es hermosa, ella me ha respondido que lo hace porque quiere sentirse así; no comprendo.

Nos coordinamos muy bien para poder enviarnos mensajes usando este sistema, con horarios definidos para darnos tiempo de atenderlos, pero a pesar de esta ventaja, nos empezamos a ver menos, ya que ella tenía una nueva rutina y por otra parte dejar las tentaciones y delicias tras su mano que me dice -Bradco, no me traiga nada, no más dulces ni pastelitos-. Con esto de la dieta solo podía ofrecerle jugos de fruta naturales, agua purificada y vegetales hidropónicos. Sumado a esto y el ejercicio, me preocupa verle así cansada, pareciera que no tiene energías ni para encender un cerillo y eso me mantiene inquieto.

 

La tercera semana nos vimos pocas veces, ella estaba tan rendida que apenas tenía ganas de compartir; incluso se dormía mientras hablábamos tendidos en su cama, también sucedió cuando veíamos uno de sus programas favoritos en la Hipervision;

Q3ywUIt.jpg?1

Estaba tendida en el sillón con sus piernas sobre mi falda, yo le acariciaba sus pies mientras veíamos esa serie de misterio que no perdíamos hasta el final, sin embargo ella no resistió más de media hora y cayó profundamente dormida. La primera vez le llevé a su cama para que durmiéramos juntos, ya la segunda vez, le llevaba pero le dejé su peluche a un lado retirándome a casa para dejarle descansar, aunque al día siguiente me reclamó molesta por haberme marchado.

 

QVzzcHe.jpg?1

 

Empezó a perder peso rápidamente, estaba realmente delgada, fue como si de improviso le viniese una baja que lo noté al tocar su cintura y empezar a sentir que sus costillas estaban más filosas y luego lo pude constatar cuando le vi desnuda al hacer el amor. Le pregunté si estaba bien, pues sus rasgos se habían tornado más agudos en pómulos y mentón, ella me respondía con su sonrisa y su voz tranquilizándome, que ya esto terminaba, el verle así de espigada le hace lucir bien según dice, yo veo que trae consigo una carga de ansiedad que trata de disimular pero que le delatan sus cutículas mordidas. Su carácter también cambió, se ha vuelto inexplicablemente más impaciente y sensible lo que nos ha llevado a discutir por cosas sin importancia, sobre todo cuando al salir nos hemos encontrado con gente que dice conocerme; hombres y mujeres que me saludan al paso y de presencia inquietante por lo demás, con esto las llamadas al Biper y mensajes insinuantes y extraños, que de primeras solo llamaron a las risas pero que con el pasar de ellos, han caído en silenciarnos y dejar una extraña sensación de vacío, molestia y desconfianza donde esa amnesia mía ya no fuese excusa.

 

-¡No quiero saber de tus extrañas llamadas!-

-Nicom ¿Qué dices? Yo no sé quiénes son.-

-Vamos, ¿Cómo no vas a reconocer a ninguno de ellos?-

-No puedo hacerlo, ¡lo quiero en verdad!-

-Yo no puedo con esto.- me reclamaba entristeciéndose.-No sé si creerte…-declaró.-¡Es lo que pienso!-

-No puedo hacer nada contra esa idea que tienes.- le dije tomando mi chaqueta que estaba sobre su sillón.- Si no quieres creerme, es tu verdad contra la mía.-

-¿Qué haces?-

-Te dejaré pensar que quieres hacer.- le respondí.-

vONLwzV.jpg

 

...No voy a inventar escusas, ya sabes mi realidad.- le dije.- Lo que si estoy seguro es que no es solamente el hecho de encontrarnos con esta gente o las llamadas, hay algo más y no me lo quieres decir.- le dije silenciándonos.

 

S9RXAPv.gif?1

 

Ella me miro y bajo la mirada, me dolió mucho, porque cada gesto la delataba, yo solo salí de su departamento y fui por mi carro con el corazón herido, porque su actitud solo reafirmaba lo dicho; como quisiera haber estado equivocado.

 

Ese día, el siguiente e incluso dos días más, no hablamos, no nos vimos, tampoco llegaron mensajes a la consola, aunque les revise a las horas que acordábamos, no me escribió nada, tampoco hice yo el esfuerzo. Esto va a mal, definitivamente algo sucede que nos está fracturando.

 

El jueves, casi terminando el día, me acerqué a la consola ubicada en la postación cercana a mi casa. Hice el procedimiento como habitual para ver si algo había sin esperar nada en verdad. Al activarle e identificarme con el HV, para sorpresa, había un mensaje de Nicom:

 

“Bradco, no quiero perderte, espero que nos conciliemos con una rica cena que preparemos esta noche en tu casa, te quiero mi plebeyo”

 

Me volvió el alma al cuerpo y sentí un tremendo alivio al leer ese breve mensaje, me habla de sus intenciones y de un reencuentro que por momentos pensé lejano.

Había sido enviado hace un rato, por lo que asumí que tal vez debería estar en viaje. Decidí entonces, ordenar un poco la casa, me preparé para recibirla cuando en eso, no había pasado una media hora, y escuché la campanilla del timbre de la puerta exterior, me sonreí y me sorprendí gratamente lo pronto, fui en dirección de abrir la puerta para recibirle y que dejara su coche aparcado dentro.

 

sVBrGG2.jpg?1

 

Para mi sorpresa, no era Nicom, se ha presentado en su lugar un sujeto en la puerta de mi casa y cuando digo en la puerta, no fue la exterior del cierre perimetral, estaba dentro ahí de pie en el acceso, de mi estatura, rubio y de tez blanca, puede que de mi edad o un poco más, muy bien vestido de un traje gris, sonriente, acompañado de cinco sujetos a sus espaldas.

GnSdH15.jpg?1

 

 

-Bradco ¡amigo!- me dijo sonriente extendiendo sus brazos como si tuviese la intención de abrazarme.

-¿Qué hacen ustedes en mi casa?- les pregunté despertando las risas de ellos que se miraron entre sí.

-¿Ahora no me conoces?- me dijo con burla.-Pues yo si te recuerdo muy bien.-

-¡Oigan deben salir de mi propiedad, llamare a la P.H.E!- les amenacé sacando el Biper del bolsillo situación que de inmediato fue atajada por uno de los tipos que me lo quitó de las manos lo dejo caer al piso y lo reventó de un pisotón.

-De verdad que estás perdido.- comentó.- Me lo comentaron, pero no creí.- dijo ese raro tipo que los lideraba.-¡El negocio no se mueve! ¿Qué sucede con las fiestas?, ¿la droga?, ¿el canal de video?, ¿te volviste al celibato de un día para otro y dejaste todo botado?-

-¡No tengo idea quien eres, pero estoy fuera de eso!-

-¿Que no estás en eso?, ¿escucharon muchachos? ¡El maldito Bradco ya no le gustan las fiestas ni penetrar vaginas!- les dijo riéndose con los demás.

-Mira no sé qué negocio o trato tenía contigo, pero ya no recuerdo nada, perdí la memoria en un accidente y no…- le dije en momento que me ha callado el golpe en el estómago que me dejó sin aliento y el segundo que recibí en la cara que me dejó tirado en el piso rendido ante el puño de uno de sus acompañantes.

kpRVBWb.jpg?1

 

-¡¿Quién te crees?!- me dijo agachándose para decírmelo al oído. –¡Tenemos un trato, las regalías de tu sitio y la de auspiciadores, la venta que mueve debajo de esto y ¿cierras tu canal?-me preguntó.-¡¿Qué es lo que te sucede?!- me gritó. Como pude me levante del piso lentamente y me quedé sentado ahí recobrando el aliento, sobándome la panza.

-¡Quédate con todo, si hay algo llévatelo!-

-Claro, eso sería muy bueno, si hubiese algo.- me dijo en tanto se paseaba frente a mí. – ¿Dónde está el maletín?- me preguntó, llegando a mí de inmediato la imagen de aquel que tengo sobre el ropero de mi cuarto.- Vamos ¿Dónde está?, al menos eso aún lo tienes, es mucho dinero y es de la mejor del mercado, así que me la llevaré con eso pagaremos al menos los costos operacionales hasta que vuelvas a ser tú, otra vez ese talentoso publicador de vídeos!-

BtdeAT3.jpg?1

 

-¡Son solo unas jeringas, ¡yo no tengo que ver con esto!- alcancé a decir cuando recibí otro puñetazo en el costado de uno de esos matones

-Está bien…Sobre el ropero de mi cuarto…- le respondí rindiéndome.

 

El sujeto miro a uno de los tipos que le secundaban y con un gesto con la cabeza le hizo entrar e ir por él.

 

-Qué lástima, te consideraba un verdadero amigo, un camarada, tuvimos buenos momentos.- me dijo acercándose a mí. –Realmente lo pasamos muy bien y ahora te miró y que patético...- me dijo con desprecio. Al rato llego el tipo sosteniendo el maletín, el cual le abrió y reviso con atención antes de cerrarle nuevamente. –Está casi completo, al menos dejaste suficiente.- me dijo sosteniéndole de su manija.- Te dejaré en este lugarcito que tienes para que te re encuentres con la naturaleza.- me dijo en voz baja.- Me llevaré esto y las otras que tienes ocultas en tu escondite bajo tu cama.- continuó sorprendiéndome de algo que no tenía idea. -Puede que sea mejor esto que pasó, puede que estés ya viejo y acabado…-terminó sonriéndose para colocarse de pie frente a mí. –Saca todo lo que tiene en su bodega, hay cuatro o cinco más de estas maletas.- Le dijo a un sujeto que estaba a su derecha levantando el maletín para enseñarle que buscar.-Me llevaré todo lo que tengas escondido en esta pocilga que vives.- me comentó encendiendo un cigarro y dándole una aspirada. – ¡Ustedes busquen por todos lados!- ordenó a los otros.- Oculta algunas dosis en los muebles, siempre hace eso, así que de vuelta todo.- le dijo a los dos que estaba a su izquierda.

-Ya tienes lo que querías no es necesario que hagas esto.- le pedí.

-Realmente no recuerdas nada Bradco…- me dijo concluyente.- Nunca fue suficiente para ambos.- me dijo con desaliento en tanto escuché como en el interior de mi casa, se volcaban los muebles y la quebrazón de cristales y objetos al ser arrancados y lanzados buscando en sus interiores. – Y ahora mírate, no vale nada, eres un maldito idiota…- me dijo con desprecio.- Ya quiero largarme de este lugar.- le escuche decir en tanto fumando y con ese maletín colgando de su mano se alejó de mí.

 

Los otros sujetos salieron de casa con varios maletines iguales de sus manos que empezó a registrar.

 

-Creo que debo darte un buen recuerdo de este día Bradco.- me dijo. -Denle una lección, no en la cara, tampoco lo quiebren, quiero verle bien su carita cuándo se decida a volver a trabajar para nosotros.- instruyó en momentos que escuchamos el sonido de un carro que se detuvo afuera e iluminó hacia la entrada con sus luces. Enseguida el sujeto ordeno a otro que se asomara entre las tablas que formaban el portón, en tanto vi que su mano derecha se fue a su cintura como si fuese a coger un arma.

J3ducEK.jpg?1

 

-Nicom…-me dije en voz baja.

-¿Estabas esperando visitas?- me preguntó el tipo.

-Es una mujer…- dijo el otro que miraba afuera. El que estaba a cargo, le hizo un gesto con la cabeza en señal que le entrara, lo que fue suficiente para que este abriera la corredera violentamente, jalando del brazo a ella que venía despreocupada, dejando caer las cosas que traía consigo al piso. Yo me coloqué de pie, pero al dar un par de pasos fui derribado por el golpe al riñón del idiota que tenía a mi lado.

- Cuanto lo siento.- dijo, acercándose a ella que trataba de zafarse del matón que le sostenía.

-¡Suéltame imbécil!-

-¡Es muy brava!- comentó.

 

zKumtDu.jpg?1

 

-¡Suéltame!, ¡Bradco!- me pedía ayuda.

-Linda, pero gritas mucho para mi gusto.- le dijo molesto.- Nunca me gustaron gritonas.-

-¡Llamaré a la policía!, ¡Auxilio!-

-Porque mejor no te callas.-

-¡Ayuda por favor!-

-¡Cállate!¡Cállate maldita perra estúpida!- le gritó dándole un golpe en el estómago que le silenció. Nicom cayó al piso, donde el tipo que le sostenía la dejo caer.

-¡No le hagas daño!, ¡ella no tiene que ver en esto!-

-Es joven y bonita –dijo mirándola en tanto ella recobraba el aliento adolorida. -…Como las buscas siempre.-

ZTsXJUR.jpg?2

 

-Por favor, solo déjala ir…-

-¿Pidiendo por favor?…No entiendo que te pasó, ¡¡teníamos todo!!- Exclamó levantando los brazos.

-¡Quédate con todo!-

-¡Fuimos tan amigos, tan unidos…hicimos mover toda esta maldita comarca de afeminados!-reflexionaba paseándose entre nosotros. –¿Y sabes que linda?.- le decía mirando a Nicom.- ¡Ni siquiera me recuerda!-

-¡Solo llévate lo que quieras!- le repetí sin quitarle la mirada a ella que estaba a unos metros de mí.

-¡Solo quiero matarte Bradco!, eso es todo, no quiero tus cosas, no soy un ladrón, hoy me llevo lo que es mío!, ¡no necesito nada!- insistía.-…Debería mejor cargarme a esta perra contigo….- reiteraba con una extraña tristeza en su voz, acariciándole un mechón de cabello de Nicom. –Terminaríamos con esto de una vez…- continuaba conformándose. Luego se paseó inquieto de un lado para el otro como si fuese un animal enjaulado -¡Estoy harto!- gritó.-¡Ya no más!- nos decía cuando se detuvo frente a ella, aplastando unos pequeños tomates que quedaron esparcidos al caer y que fueron reventados bajo sus zapatos. - ¡A la mierda todo, mi querido amigo Bradco!-Después vi que de su cintura sacó un arma le retiró su seguro e hizo pasar la bala a la cámara y apuntó a la cabeza de Nicom que instintivamente cerró los ojos aterrorizada al ver que su dedo presionará el gatillo.

-¡No! ¡por favor no lo hagas!- le grite.

 

MZH1AFM.jpg

Continuará…

Edited by B.Plebeian

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×