Jump to content
Sign in to follow this  
B.Plebeian

Capitulo 10 | "Nuestros Demonios"

Recommended Posts

10. Nuestros Demonios.

 

Esa mañana cerca ya de un par de horas de iniciar la jornada, llegó Ronas caminando tranquilamente desde su despacho, en un paso lento y en una postura que trataba de ser casual haciendo un par de paradas antes sobre los puestos de otros colegas, para luego seguir en mi rumbo, en forma relajada, de manos en los bolsillos y poniendo una muy disfrazada actitud de mirar todo y nada, porque sé que venía en mi dirección. Al llegar, se sentó a mi lado sobre la esquina de la mesa de mi escritorio, cogió algunos papeles que tenía y les miró comentándome un de un par de cosas que no le di mucha relevancia, puesto que me hacía referencia a algunos fallos de comunicaciones y retrasos en el HV y similares que sea han hecho reiterativos y que se han manifestado también en algunas intermitencias de energía en distintos puntos de la planta de Halcyon Foods y que tal como su desconocido origen como me relató Ronas, lo tenían de igual forma para mí y del más remoto interés. Sin duda le dan demasiada importancia a los problemas típicos de sistemas y de mantenimiento, si bien el HV es sofisticado, nada asegura que no pueda fallar o hacer cosas extrañas como lo haría otro aparato, ¿qué extraordinario representa eso?, no hice más comentario que algunos monosílabos y otros sonidos casi rumiantes para confirmar o decir –si-, aunque la conversación recobró sentido e interés cuando ante tal introducción que hacía con todos estas distracciones me decidí a enfrentarle y saber de la razón de estar aquí.

FDIJyzX.jpg

-¿Por qué no me dices de una vez que es lo que pasa?- le dije obteniendo su atención y cese inmediato del resto del diálogo rellenado que traía consigo.

-Muy bien.-dijo dejando los papeles en la mesa.- ¿Qué se supone que fue eso de ayer con esa chiquilla?- preguntó molesto acallando las voces de mis colegas y llamando su atención. Él se volteó a mirarles y con esa señal indicarles que no había cabida para ellos en el tema. -¡Sigan con los suyo!-dijo- ¡Que este asunto del reporte lo veo con Bradco!-continuó con una explicación absurda pero que les obligó a meterse en sus asuntos. Ronas me jaló del hombro y me llevo a su despacho donde le cerro de un portazo.

 

TXQSSsh.png?1

 

-¿Vas a continuar el asunto con tu amiguita?- me replicó- Bradco, creo que no entiendes.- siguió pero calmando su tono y dándole una señal de preocupación a la expresión de su cara.-La primera vez fue solo un aviso, esto sin lugar a dudas llegará a oídos del Virrey y se pondrá feo.- se explicaba haciendo gestos con sus manos como si contuviese una bola invisible que creciera sin control hasta explotar.

-¡Pues si pierdo el empleo que más da!-exclamé molesto por su insistencia.- Buscaré otro, pero me quedare con Nicom.- respondí desafiante.

-Bradco…- me dijo tomándose una pausa para serenarse.-…Esto no está bien, ya han llamado la atención de aquí, eso que hicieron ayer, fue un grave error.- terminó dándole un profundo e inquietante tono a su voz.

-No puedo creerlo Ronas.- le dije moviéndome de su vista.- ¿De qué hablas? fue solo un abrazo.- le insistí mientras me desplazaba rodeando su escritorio.

 

-Sé que notaste que el androide obeso que nos tienen para servir el almuerzo, se detuvo y se giró para mirarles.- comentó sorprendiéndome al ver que no había sido solo yo el que lo notó.- Me imaginé que así había sido.- concluyó su idea.- Jamás vi algo así, eso no sucede, ¿entiendes? ¡Miró como si fuese uno más de nosotros!.- se explicaba haciendo hincapié en eso que había hecho.-Es solo un montón de fierros y plásticos, que solo sirven la merienda y con la inteligencia mediocre y esquematizada para hacer solo eso y de la nada se ha volteado a mirarles, ¿porque?, ¿crees que los demás no lo notaron?- me cuestionó preocupándome.- Bradco, hace unos días que el HV está haciendo cosas extrañas y te lo comenté: ¡cortes de energía inesperados, se cuelgan los sistemas, se pierden las Misivas, tardan en llegar los resultados de los procesos y la gente del área no tiene claro que pasa y espero que no tengas que ver en eso!.- Me dijo apuntándome con el dedo.

-…Te están observando, tenlo presente y a tu amiguita también.-seguía encarándome.-Algo está sucediendo y se están poniendo nerviosos, ten cuidado, te lo estoy advirtiendo.-

-Fallas hay en cualquier momento, no es algo que deba quitarte el sueño, ni a ti ni a nadie.- terminé restando cualquier alcance conmigo.- Ahora me voy a hacer mi trabajo, es por lo que me pagan ¿no?-

Ronas, no dijo nada, solo hizo un gesto de aceptación y con la mano abierta me indico la salida de su oficina.

 

Para mí todo este alboroto, no va conmigo, tampoco lo relaciono, incluso el hecho de que en este momento pestañearon las luces de esta oficina, no cabe a razón ni pesar. Hoy tengo otros planes, esto no incluyen amargarme ni preocuparme, hoy quiero saber de ella y punto.

 

En lo que Ronas no se equivocaba es en que las intermitencias del suministro eléctrico y de la misma luminaria en gran parte de la planta, fenómeno que se ha hecho más frecuente con el paso de los días, en particular esta última semana, he notado que sucede con la suficiente frecuencia para que alcance el punto de ser molesto y con ello dejar la categoría de casual y esporádico. He notado que hay más actividad del área que resuelve estas cosas y aquellos sujetos de negro, los especialistas del HV que pertenecen a ese equipo de soporte, se ven con más frecuencia pasando por las oficinas resolviendo problemas y quejas por el sistema de información y servicios. De hecho en esta oficina, ya han reemplazado un par de contactos del HV y una terminal que se bloqueaba y hacia cosas inesperadas, aunque al preguntar por las razones, las explicaciones son someras y escuetas:

 

SSlLS63.png?1

 

 

 

-…Son solo algunas anomalías, trabajamos en ello y no hay de qué preocuparse, se resolverá pronto-. No hay una explicación clara y convincente, seguro que debe ser demasiado técnico y elevado para poder expresarlo a esta tropa de plebeyos que su intelecto no alcanza para comprender semejantes ideas y resoluciones; pero sea lo que sea, nos está retrasando en nuestras labores aun cuando un par de veces me quedé a oscuras en el baño o no me abrió alguna puerta luego de varios intentos, incluso el hecho de que en reiteradas oportunidades no llegan a tiempo algunas misivas que el resto a enviado, sin dejar de lado el que el colore de la fachada ha experimentado extrañas fluctuaciones de tonos, que de la nada, vuelven a la normalidad. Desde ese punto de vista, he sentido la misma molestia de las incomodidades que sufre el resto.

 

5W5RYVE.png?1

 

Un día cualquiera, al llegar a la planta de Halcyon Foods, me tope de lleno con algo inesperado; fue tan descabellado, que pestañé varias veces e hice el reflejo de acercarme más al parabrisas del carro para ver claramente lo que presenciaba mis ojos mientras me aproximaba con el coche al acceso principal de las instalaciones. La expresión fue una sola y es difícil pensar que alguien que tenga algo de juicio no la invoque igual:

 

-¡Debe ser una broma!-

 

Me dije a mi mismo mientras no le quitaba la vista a la planta que asomaba en esplendor a lo lejos, pero que ya a la distancia que estaba, me permitía verle en su totalidad. Al estar próximo, bajé la velocidad como lo hicieron la gran mayoría, enfilándome tras una especie de caravana que tenía como interés común lo absurdo de lo que se nos presentaba. Para verle con mis propios ojos y evitar cualquier distorsión que fuese efecto del cristal del parabrisas u otra singularidad, detuve el carro en la orilla del camino así como lo hicieron muchos más, me bajé del carro y me alejé un par de metros para mirar al frente y caminé ascendiendo sobre la última colina que cruza esta carretera antes de llegar y desde ahí verle en esplendor. Me cubrí de la luz directa del sol que asoma ya a esa hora por la mañana pero definitivamente no tenía efecto sobre lo que todos ahí estábamos viendo y comentando. Menos mal que no estaba solo en esto, había mucha gente más mirando, porque si no fuese así, no lo creerían al relatarlo:

 

MXuZAyB.jpg

 

La planta completa, cada pared, poste, antena, luminaria techo y lo que colgase o estuviera en sus cimientos, había incorporado inexplicablemente un suave tono de color rosa. Solo el parco color gris y negro de los carros que entraban en ella y de algunas zonas más antiguas del pavimento lograba hacer un contraste a ese peculiar color que tenía brillando en esplendor.

Cuando llegué a la puerta de acceso principal, me he encontrado como todos interrogando a uno de los tantos sujetos a cargo de la seguridad sobre este fenómeno y nadie sabía nada, solo corrían de un lado a otro y entre medio Johnours les instruía con gritos y látigos que se habían hecho sus brazos apuntando a lugares y acciones que debían hacer. Entre todos y todo el caos pasé y aparque el carro. Me sumé al asombro de todos, que tocaban las paredes y puertas que ya distaban de lo que habitualmente se veía. Vi entre la muchedumbre confundida, como nos mirábamos uno al otro y los murmullos y comentarios que intentaban darle algún sentido a esto. Se dijo que llegaría el Rey; lo oí de uno de los tantos empleados de la planta que se paseaba de un lado a otro como lo hacía la mayoría que intentaban en entre esta confusa situación, tomar rumbo a su puesto de trabajo, pero sin duda el hecho de que ya habían llegado carros escoltas seguidos de vehículos de la prensa local, hacía de este rumor una realidad: con su presencia inconfundible, su traje negro de perfecto corte, su alba camisa y corbata al tono, bajaba de su exclusivo carro antecedido por la apertura automática de la puerta y de la fornida formación de seis guardias, dos de ellos androides militares que le rodeaban y custodiaban desde la salida del habitáculo, en tanto él caminaba haciéndose de su báculo entre el paso innegable y siempre compuesto que mantuvo incluso entre esta confusión. La gente se detenía ante su presencia y bajaba la mirada y hacia una reverencia con la cabeza, de alguna forma tranquilizaba que estuviese aquí frente a nosotros el Rey de Halcyon del Este. Al mirar desde mi ubicación, noté como se aproximaron rápidamente varias personas, entre ellas, llego el Virrey a cargo de Halcyon Foods, otro sujeto que me parecer ser el encargado de sistemas y otros mandos medios de otras áreas que prestan servicio aquí. También vi a ese tal Johnours, por primera vez fue él el que bajase la cabeza ante alguien, estaba aparentemente dando explicaciones, lo hacía al Virrey, mientras el trataba de explicarse ante el soberano, no sé en qué términos porque desde donde lo presencié no puedo oírles, pero se deduce fácilmente que fue en términos duros, como a él, como así les sucedió a los otros pares y a colaboradores bajo su mando estaban un par de paso más atrás y que permanecían a su lado en misma actitud, solo estaba claro que es el rey quien habló y el resto debía acatar, sin embargo lo más tenso de eso me lo he llevado yo cuando vi que por un momento Johnours desvió la mirada en mi dirección siendo como si me dijera –Sigue tu camino Plebeyo.-

 

Ronas me sorprendió al tocarme el hombro, al voltearme para saber quién me daba tal susto, noté lo nervioso y desconcertado que se veía , incluso más que los demás, fue entonces que con él decidí continuar mi camino entre el estupor de la gente que preguntaba y rumoreaba, mientras se ingresaba al interior de uno de los edificios administrativos que contaba graciosamente y con un humor casi dramático, la más amplia demostración de tonos de rosa que haya visto sobre algún edificio o casa, convirtiéndose inexplicablemente en la matriz de la decoración de cada pared, puerta y mueble, variando solo en degrades de sus símiles que antes contaban con la variedad de la paleta de colores habitual y formal. Ronas no dijo nada en el trayecto, solo se remitió a mirar todo a su entorno y en alimentar su nerviosismo y ansiedad sobre lo que presenciaba, incluso se había aflojado el nudo de la corbata para dar más flujo aire a su garganta y se había arremangado las mangas de su camisa, como si se preparase a ejecutar algún trabajo físico pesado que no tenía razón de ser. Estaba fuera de sí.

 

xYvGJat.jpg?1

 

-¡Esto es una locura!- me dijo tomándome de los hombros mientras me zamarreaba.

-¡Está bastante raro esto, no lo dudo…!- Le respondí igual de sorprendido pero con un dejo de humor al final de mi frase para suavizar el ambiente.

-¡Todo es rosa!- exclamaba recorriendo con la mirada su alrededor de lo que fue alguna vez su opaca y fría oficina.-…!Las paredes, los baños, el techo, las cubiertas de las mesas!.- se explicaba llevando a su voz la impresión de ver todos sus artículos y sitios habituales repintados.- ¡Mira! Solo se salvaron los lápices, las impresoras y las hojas de papel, porque hasta la máquina del café tiene ese maldito tono!- continuó neurótico. .- Solo espero, solo espero...- repetía apuntándome con el dedo.- ¡Que tú y tu amiguita no tengan que ver con esto!-

- Eeeh bien…-dije ante tan ridícula conjetura.- ¿Que puedo tener que ver en este asunto?- le respondí mostrando las palmas de mis manos en señal de inocencia.- ¡Soy solo uno más aquí, no es justo que me apuntes!- reclame.- ¡Espero que cuando no caiga el precio de las acciones de la planta, no sea mi culpa también!-

 

YTCB3aJ.jpg?1

- Eso espero....- dijo dejándose caer derrotado sobre su silla.- ¡Ahora ve a tu espantosa oficina que parece el cuarto de una princesa...!- me instruyó con un tono de desagrado al ver como se tornó de rosa su ordenada y estructurada oficina de procesos.

 

 

Soy ignorante de lo que técnicamente está pasando, pero es inevitable pensar en esto, no sé qué relación existe realmente y no comprendo porqué Ronas me ha apuntado a raíz de lo mismo, a veces me da por creer que él sabe más de lo que aparenta. Algo raro hay, ya que el servicio en la planta no anda en su mejor momento, sumado a las intermitencias y la degradación de los servicios de información y control. Decidí buscar algún precedente en la red y mientras preguntaba en paralelo, navegaba preguntando al HV por el hipervisor revisando de pasada las noticias de lo acontecido y enterándome de la información disponible de las anomalías que están sucediendo en la planta que trabajo y que están siendo atendidas por los expertos de soporte. Traté de indagar por el motivo de las fallas, sin embargo jamás se refirió directamente con tal, e incluso vi a un experto traídos de Sphere Inc a ese noticiero, para mi sorpresa, se trataba de un tipo que había visto alguna vez en la consulta del doctor Savoy, un hecho coincidente, pero que me llamó la atención al resultar ser un personaje tan destacado e importante.

 

2Hebxpo.jpg?1

 

-“…Las anomalías, son solo parte de un proceso de ajuste y mantención del mismo núcleo del recinto y que las molestias que suscitan son parte de la complejidad de ello…”- una respuesta bastante política de lo que está a la vista.

 

Por otra lado, revisé las notas de prensa hechas hoy, donde se ha mostrado las instalaciones en una toma aérea desde varios flancos, han captado en su completa magnitud, el colorido rosa que sea ha teñido y los sarcásticos anuncios que plagan la red y que le renombraban ahora:

 

TPG1KCb.png

 

 

 

 

–Halcyon Foods Inc, ¿una planta que procesa comida de bebé?-

 

Aunque parecía gracioso, al ver el vídeo de esto y las imágenes donde se veía la cara del Rey observando, definitivamente pasó a ser un hecho con cierto grado de gravedad del momento que tal autoridad se hizo presente en el lugar. En otro canal del hipervisión, escuche hablar a otro entrevistado, este sujeto, no parecía pertenecer a la compañía que fabrica los núcleos HV, esto lo noté enseguida por su informalidad de vestir y de hablar que se asemejaba más a algún investigador independiente que da cobertura a estos temas de manera más extraoficial. El entrevistador, le preguntaba su parecer de lo acontecido y él entre otras cosas ha señalado un par de asuntos que llamaron su atención.

 

-El núcleo HV que fabrican Sphere inc, no son procesadores comunes como el que tienes en tu Biper o en los aparatos en casa, son muy sofisticados, con tecnología neuronal.-

-¿A qué se refiere con eso de “neuronal”? – le pregunto el formal e incrédulo entrevistador que se sonreía escuchando las respuestas.

-Eso lo explicaré yo.-interrumpió un tipo muy parco y formal.-Esa es tecnología desarrollada por la compañía que represento y consiste en usar un organismo sintético como procesador para la interface neuronal…-

 

sciJuOU.jpg?1

 

 

 

-¿Sintético?-le rebatió el otro.- Hay un lado de conciencia y raciocinio detrás y eso queda demostrado en la habilidad de interactuar que tienen con nosotros.- se explicaba.-…Por ende tiene un componente orgánico que es humano.-

fpWxMrD.jpg?1

-No es posible.-reclamó uno.

-Eso no es correcto.- interrumpió el tipo formal que pertenecía a la compañía fabricante.-Es sabido que trabajamos con tecnología híbrida, pero son genes de otras especies, genéticamente preparado y le da interacción a los núcleos cuánticos para la conexión neuronal.-

-No es así.- le interrumpió.- ¡Es demasiado inteligente y razona como humano y hace cosas que van más allá de un programa y de genes de un insecto o de un canino!-

-Entonces si es así ¿Qué tiene que ver con lo sucedido hoy en esa factoría de alimentos?-preguntó el panelista a cargo.- ¿Alguna pataleta del núcleo?- dijo conteniendo su risa como la de los demás panelistas que le miraban con absoluta incredulidad.

-Los revestimientos de toda la estructura están hechos de polímeros neuronales igualmente usados para la interface HV que cada uno de nosotros tiene injertado desde niños.- respondió mostrando la yema de su dedo índice a los panelistas y luego a la cámara que le enfocó de más cerca.-por tanto, cada parte de ese edificio, incluyendo accesorios, es un punto de contacto con el entorno, en cierta manera es su piel.-

-Eso es así, pero fue diseñado para poder crear texturas y colores personalizados a las fachadas sin tener que gastar toneladas de pintura para cubrirles.- respondió el tipo representante de Sphere.-No tiene capacidades de interacción.-

-Si las tiene, si es que las habilitan para eso.-

-No comprendo a que quiere llegar.- le preguntó una mujer que formaba parte del equipo intrigada con tales observaciones.-

-Pues verá usted, es propio de cualquier especie manifestarse bajo ciertas condiciones sus estados anímicos, tal como sudoración, pelos erizados, color de la piel, tal como lo pueden ver a este sujeto que de furioso, esta rojo como un Solanum.- dijo apuntando al especialista.

6Qda6AI.jpg?1

 

-¡Lo que usted dice es una insensatez!.- reclamó el tipo desestimándolo.

-¡Ahora dirá que se largará a reír!- continuó la otra seguido de la risa de los demás asistentes.

-Claro que no.-respondió seriamente.- No hay un rostro detrás, tampoco un cuerpo humano o similar, pero esa manifestación en el color que tornó cada una de sus células, refleja algo y yo me atrevo a decir que es un estado de conciencia similar a soñar.-

-¡Por favor, eso es ridículo!-

-¡Es una máquina!-

-¡Puede indagar el pensamiento humano!- intervino en su defensa.-por lo mismo puede asimilar características y si empieza a reaccionar a estímulos que van más allá de ruborizarse, como ese color rosa que ha tomado, entonces es que está deseando tenerlo.-

-¿Quien trajo a este sujeto?- dijo otro, llenándose de pronto de voces de reclamos contra ese pobre hombre.

-¡Eso es lo anormal, jamás ha sucedido antes y ahora lo están viendo y lo ignoran!- exclamó.-!Solo miren el hermetismo del tema!-dijo levantando las manos señalando su entono.- ¿Por qué el mismo Rey fue ahí si es solo un fallo de mantenimiento?,¡algo sucede ahí y no es precisamente un error del sistema operativo!- reclamaba entre los reparos y burlas de los demás asistentes.-¡Insertaron genes humanos en los núcleos!- continuó entre la discusión que se generó.

 

Me dio un escalofrío escuchar tales cosas, es una locura lo que dice ese sujeto, aunque no aparenta estarlo; ¿entonces el HV estaba soñando?, ¿pero soñando con qué? Le dediqué un par de horas más y un par de pocillos con lácteos con cereal a esto en tanto busqué información histórica del HV, sus orígenes, lo que hay en los foros en incluso en el portal de investigación del entrevistado que vi hace un rato, pero no fue mucha cosa lo que pude saber y no fue en contenido más allá de lo conocido por todos y lo que se reitera en las redes sociales, que cae en muchos casos en la fábula y la especulación. Supongo que debo dejar que las cosas se calmen y esto se solucionará por los expertos, yo no llegaré de ninguna forma más lejos que ellos.

 

Preferí dejar las ideas para el día siguiente, ya me dolía la cabeza y es buen momento para ir a dormir, estoy cansado, fue un buen día después de todo, pero ya es momento de tomarme la famosa pastilla que me dio el doctor e ir a la cama. Y apropósito de ello, ya solo me quedan unas cuantas, no sé si vale la pena seguir con otra receta más, ya me siento bien y no he tenido ganas de consumir más esa basura que me echaba al cuerpo.

 

 

Al día siguiente me levanté con mucho ánimo, tomé un buen desayuno y con el mismo espíritu me fui al trabajo escuchando buena música en el interior del carro. Me sentía muy bien, cómo si algo bueno viniese a mí, después de todo, estoy sintiendo algo por ella, algo más que una sensación pasajera y tales sentimientos, les veo corresponder y más allá de los besos robados y de los juegos, siento que hay una conexión entre nosotros.

 

Trabajé como un día más, claro con los problemas típicos de interrupciones en la iluminaria y la caída temporal de algunos sistemas, en fin al menos ya teníamos de vuelta ese espantoso color gris de la fachada y de los blancos pulcros de los interiores.

No hubo más novedades, de hecho eso extrañé y la verdad es que me desanimó un poco el no poder verla. Decidí hacer una pausa, aprovechando la excusa que inventé del cuelgue de mi terminal, para ir por un café. Caminando por el pasillo en dirección al sector de descanso, me encontré sorpresivamente con Inis, la que me detuvo en mi paso.

-Inis, que sorpresa por aquí.-

-Te traigo este reporte, no lo pierdas.- me dijo seria, entregándome un par de papeles en la mano. Yo les miré y no vi nada en particular distinto a una forma tipo de esa clase de la data de un motor de Hydrogen.

-No entiendo…-

-Bradco.- me dijo algo nerviosa.- Vamos, tómalo.- me insistió.-…No puedo creer que me hayas convencido de hacer esto…- murmuró retirándose.

 

No comprendí que le pasaba, pero definitivamente algo extraño es. Me dirigí con más prisa a la cafetería y ahí revise los papeles sin entender que debía ver, porque ahí solo había una forma estándar de reporte, sin embargo al comenzar a leerle, me percaté, que en los puntos señalados con asterisco para efecto de aclaración, había escrito algo sin mucho sentido a primera vista, pero que uniéndoles me dieron a entender que es lo que había.

 

snv2jok.png

Sí que me ha sorprendido, porque ya estaba a punto de dejarlo al leer números y parámetros de emisión de motores.

-No se preocupe, no le fallaré...-

 

 

Cargué con el contacto del HV la ruta: me ha llevado a ver en el cristal del para brisas un mapa de la ubicación. Nos juntaríamos en la noche, por tanto tuve tiempo de volver a casa y cambiarme de ropa para ir por ella a tiempo. Salí una media hora antes en dirección a Quarry, una ciudad mediana cercana a la planta de Halcyon Foods.

Pronto llegué al lugar donde Nicom me ha señalado, -“El Indecente Halcyon”- curiosamente fue donde nos besamos por primera vez. Me estacioné en la calle junto a otros carros ordenados en la acera, había mucha actividad y había razón, después de todo ¡es Vienres!

 

Entré al local, buscándole entre el tumulto, las luces y la música, recorrí las dos plantas pero ella no estaba, miré mi Biper y me aseguré de la hora y en realidad bordeaba algo pasado de las diez. Esperé un rato y decidí devolverme por las mismas escalera, si tenía que aguardar, le esperaría en la barra bebiendo algo, pero cuando iba de bajada me encontré con ella; la verdad es que cada uno en sus ideas porque nos encontramos chocando.

 

-¿Por qué no te fijas por dónde vas?- me reclamó.

-Te iba a preguntar lo mismo.- le dije riéndonos al reconocernos.

-¿Nos vamos a quedar parados aquí?- me interrumpió al vernos de pie estorbando el paso de la gente que circulaba por el cajón de la escalera.

-Claro que no.- le dije sonriéndole.- Que crees, no vengo a ver como los otros la pasan bien.- Le respondí invitándole a bajar para ocupar un par de bancas que estaban disponibles en la barra.

-No estaba muy segura de que vendrías.- me dijo ella en tanto se acomodaba.

-Yo pensé lo mismo.- le dije mirándole sus hermosos ojos.-Ya sabes, se hace tanta broma de mal gusto en estos tiempos.-

-Mira tú como si fueses tan intachable!.-

-Ya pero para que eso!- le reclame jugando. –Yo cumplo, soy un tipo muy serio.-

-¡No me preocupa eso Bradco, más bien que no entendieras el mensaje!.- me dijo riéndose de mí.

-¡Ya ella!, ¡la genio!- le dije burlándome.

-Pues lo soy, no lo negaré.- respondió con soberbia.

-Bueno, antes que nos pongamos a discutir sobre quien tiene mayor CI, deberíamos amenizar con algo para beber, ¿Qué me dices?-

-¿Por qué no plebeyo?- me dijo segura.-

EmL7yup.jpg

Pedí un par de Moggios bien helados para empezar y un picadillo de maní y frutos secos.

 

-¡Salud!.- dije levantando mi vaso para encontrar el suyo. Ella me miró seria y luego se sonrió para seguirme.

-¿Por qué brindaremos? –

-Bueno, por nuestro empleo….-

-Somos esclavos felices es verdad.-

-Por el reino de Halcyon del Este.-

-¡Por mi jefe!-

-¡Él nos ha bloqueado!-

-No es mal tipo, hace su trabajo, no como otros….- dijo frunciendo sus labios y con ellos apuntarme.

-¡Yo cumplo, así que ahora no brindaremos por nadie más que no sea por nosotros y bebamos que me estoy cansando de sostener el vaso!-

-¡Que sea solo por mi mejor!, ¡por nosotros…. que fresco!-

-¡No seas tan literal!-

-¡Salud!- dijimos al unísono.

 

Empezamos a conversar de muchas cosas, nos empezamos a reír de lo que viniera y le acompañamos con un par de rondas más, donde avanzando la noche nos acomodamos en una mesa para estar más a gusto y seguir con la charla.

 

-Créame lo que le digo, lograré salir de esta situación, el bloqueo no será por siempre.-

-Bradco, no te conocía eso de soñador.- me dijo riéndose.

-No lo soy…aún…-le respondí para caer en las risas. -¿y qué me dice usted?-

-¿Usted?- me interrumpió.- ¿y eso a que viene?- preguntó suspicaz.- Hablándome de "usted", tanto buen trato....¿No será uno de tus trucos?-

-¿Que trucos?, me gusta hablarte así.-

-...Sospechosa la cosa te diré....-

aup17uQ.gif

 

-No hay truco, se lo aseguro.- le dije tomándole la mano que teníamos próximas.

-!Oiga, no seas fresco, no le he dado permiso para que te tomes estas atribuciones!.-

-!Tampoco tienes razones para negarte!-

-¡Ahora me tratas de "tu"!, debe ser que ya es media noche y se me ha ido el encanto! -Me replicó haciendo muecas con la cara para verse mal.-..¡Quien te entiende...!-me dijo riendo.

-Ya pues, son cariñitos que le hago...- le dije acariciando su mano.

-¡A ver Bradco…!- interrumpió.-!Le voy a aclarar que aquí estamos de amigos!- dijo para delicadamente zafarse.

-¡No sabía de tal restricción!-

-Así que solo te pediré mí querido amigo Bradco…-me dijo con burla y con una forzada elegancia.-Que no nos meta en más líos, ¡suficientes tenemos ya con medio Halcyon encima!-

-Bien, entiendo...- le respondí al ver su juego.- Querida princesa y "amiga mía", usted sabe que no soy un busca líos…-

-Podríamos estar discutiendo toda la noche sobre ese punto, mi dulce plebeyo, ah! y "amigo".-

-Bueno, no podemos estar de acuerdo en todo con la salvedad de lo común que tenemos…-me expliqué.- ¿Qué le parece que brindemos mejor y conciliamos mí querida amiga?-

-¡Pensaba en lo mismo!-

 

Pasó un rato más de reírnos y seguir con ese juego, para cuando ya por debajo de la mesa, estábamos con los pies entrelazados sin decir nada de ello. No sé cuánto rato pasó hasta que de pronto me dijo:

 

-¡Vamos a bailar!-

 

Entonces salimos a toda prisa de ese lugar y me llevó a otro donde la música resonaba por las ventanas y donde nos sumergimos en un mar de luces de colores gente y el mejor ambiente para movernos.

Empezamos a bailar apenas llegamos con mucho ánimo, de hecho sucedió que lo hicimos como si cada uno desahogara sus ansias de no haberlo hecho hace mucho tiempo.

 

Nos divertimos mucho, nos miramos, nos abrazamos en oportunidades y nos tomamos de las manos como si fuésemos a estar siempre así. También participamos en concursos, organizados por la fiesta. Yo no quería mucho en verdad pero me llevó a hacerlo y nos divertimos riéndonos de las tonterías que hacia cada uno, pero ella sacó premio y aplauso en una performance que le ha ganado a otras cuantas chicas más y que nos regaló de premio, un par de Moggios más para su alteza y su plebeyo.

 

Nos reímos mucho y bebimos de igual forma, aunque creo que el hecho de bailar nos ha liberado de caer pronto en el letargo y nos ha dejado la chispa encendida para continuar con la fiesta. Nos sentamos un rato, a prepararnos para la siguiente ronda de baile y compartir ese exquisito y bien helado premio obtenido.

 

 

W4HM5lM.png

 

https://i.imgur.com/CcsLJqL.gif

 

-¡Menudo bailecito Princesa mía!-

-Para que veas que no soy solo timbrar papeles y dirigir obreros.-

-No me lo hubiese imaginado, ya le hacía a usted de beber el té levantando el meñique.-

-Pues a usted le creía de conocer todos estos sitios y miras a tú alrededor como si fueses un recién llegado.-

 

mx2aIYU.gif

-Pues le juro que no me recuerdo de haber estado aquí, ya sabe usted; un caballero no tiene memoria.-

-Que conveniente comentario, teniendo en cuenta esa fama que usted es un pervertido.-

-De eso nada, ese no ha venido hoy, ¡está lejos, diría que el carro, no más aún en otro rincón de Halcyon!. Soy un completo caballero con usted.- Le dije tomándole la mano para besársela.

-Seguro que si Bradco, seguro que si…- me respondió con sarcasmo.

-Ya, algo me dice que me costará sacarle esa imagen mía, aunque entiendo que ronde en su cabecita.-

-¿Un tipo como tú? , ¡Has bebido más que yo!- Dijo comparando ambas jarras que tenían los Moggios. -De eso nada, vamos a darle un buen bajón y seguimos bailando.-

-Lo que usted diga mi hermosa e increible amiga.- ella me miró y se sonrió.

-Mira plebeyo, ¡deja de hacerte el lindo conmigo, porque te daré un punta pie en la entrepierna que te las dejaré colgando en la garganta!, ¿me escuchaste?….- Me reclamó riéndose, en tanto le sorprendí con un beso, uno que nos dejamos y continuamos con suavidad y tanto amor, que pudo apaciguar por un momento su juguetón berrinche.

-Princesa de los Moggios, un sorbo largo al trago y le invito a danzar.- le dije. Ella me miró sorprendida y algo confundida mezclando risas nerviosas. Me acerqué para besarle nuevamente, pero me esquivó. Luego su semblante cambió radicalmente, molestándose, cerró los ojos y les abrió luego para tomar su chaqueta que estaba en la silla de donde estábamos bebiendo, coger su bolso que colgó en su hombro y solo detenerse para decirme:

 

-Lo siento Bradco, pero no puedo…-

 

Y dicho eso empezó a caminar rápidamente para salir del local. Yo tomé mis cosas y le seguí sin entenderla, pero me quedé atrás al ser detenido por el mesero que me obligó a pagar antes de salir. Caminé buscándola, recorriendo el mismo camino de entrada para tratar de saber de ella entre la multitud en la cual le perdí. Cuando estuve afuera, le busqué recorriendo de lado a lado, a ver si le divisaba con algún grupo que estuviera por allí, pero de primeras no la encontré y fue solo después de avanzar por la misma calle que le divisé a lo lejos ir deprisa.

 

-¡Nicom!, ¡Nicom!, ¡espera por favor!.-

-Solo quiero ir a casa, ¡ve a la tuya!- me respondió.

-Nicom por favor.- le pedí deteniéndole al rebasarle y ponerme frente a ella. Nicom se cruzó de brazos y bajo la mirada.- ¿Dime al menos por qué?-

-Bradco, yo…-

-Nicom, solo bailemos un rato y ordenemos algo de comer, no haré nada que no quieras hacer…- ella me quedó mirando seria sin palabra alguna. – Al menos deja llevarte a casa…-

- Es mejor que no…- me dijo siguiendo su marcha dejándome atrás sin entender que es lo que había sucedido.

-Nicom…-

-¡Déjame de una vez!-

-!Pero que es lo que te sucede!- exclamé molesto y frustrado.

 

Le vi alejarse, traté de no perderle de vista por lo que más pude, creyendo que ella voltearía, pero no sucedió, solo caminó alejándose hasta no verle más. Decidí no seguirle, no comprendo que le pasa, me cuesta entender esas reacciones. Me quedé sentado en una banca un buen rato pensando en ella, estaba claro que la noche ya había terminado para mí y sería hora de volver: me estaba helando y ella a estas alturas, ya debe estar en su casa.

 

Me coloqué de pie, miré por última vez su ausencia en esta calle y empecé a caminar lentamente envuelto en mis ideas, cuando de pronto escuché una voz llamarme:

 

-Bradco…-

 

Al mirar en esa dirección, reconocí su figura, estaba de pie mirándome, con sus manos abrazando su bolso, Caminé unos pasos en su dirección al tiempo que ella también lo hizo donde al recibir la luz de la iluminaria pude reconocerle sonreír. En ese momento, comenzamos a caminar, avanzando y apurando el paso, sintiendo dentro de mi pecho, que mi corazón iría por del de ella con aún más prisa al ver que volvía.

 

-Bradco, solo entiendeme....- me decía.-Tengo miedo, tengo mucho miedo de estar con alguien y que las cosas salgan mal.- me dijo sincerándose.-Pero no quiero que nos separemos…-

-¡A mí me matas de emociones!.- le dije.-¡Por un momento pensé que volvías porque se te había quedado algo en el local!- Le dije dando un suspiro de alivió.

-¡Tontito!- dijo riéndose.- ¡Qué cosas dices!-me respondió para besarnos nuevamente. –...Yo creí que no te encontraría…-respondió seguido de apoyar la frente de ambos para encontrarnos.

-Nicom, Nicom, Nicom!- le dije tomándole en una abrazo, girando con ella al estar tan feliz.

-¡Braco, Bradco!- me respondió jugando.

-No me hagas estos sustos nuevamente!- ella me miró extrañada y se soltó de mis brazos.

-¡Mira Bradco!.- me dijo mirándome seriamente.- !Mejor te callas y te dejas de reclamos!- me interrumpió.- !Ahora no quiero a ese Bradco conmigo!- Yo le miré interpretando a donde quiere ir.

- Pues claro, usted elige,- le mencioné.- ¿Prefieres al que va de amigo o ese que pinta a depravado?- Ella se rió siendo cómplice de la respuesta obvia.

gPfdBPJ.gif?1

 

Luego vinieron las miradas, la búsqueda del otro, besos apasionados, el cosquilleo en la panza y el amor.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

 

Esa noche terminamos en su cama haciéndolo, luego de haber regado la ropa de cada cual en el trayecto a su cuarto. Nos amamos con mucha pasión y vi en esto que por primera vez, desde que tengo conciencia de lo que ha pasado con mi vida, me vi con Nicom envuelto en sus sábanas, donde no había una puesta en escena, una cámara, donde estaba consciente y no había miseria, ni droga, ya que por primera vez, sentí que estaba haciendo el amor.

 

Pasó un tiempo, un par de horas tal vez y luego de hacerlo, nos quedamos en la cama. Procure abrazarle mucho y ser muy dedicado a ella para que no sintiera por ninguna razón, la sensación de sentirse sola luego de estar juntos. Nos dimos un tiempo más de besos y miradas intensas, de esas que no necesitan hablar, de esbozar una sonrisa al otro, seguida de un poco de risa y cosquilleo en la panza; nos acariciamos el rostro y el cabello mutuamente, debajo de la cama, entrelazamos las piernas y nos encontramos al final que sus pies estaban sobre los míos, que permanecían inquietos en suaves movimientos de caricia que nos hacían sentir gratamente. Después, conversamos sin dejar de contemplarnos, teniendo frente a mi esos hermosos ojos y esa ternura en cada uno de sus gestos que pareciera que no tuviese limite en ella; Nicom se cubrió el pecho con las sábanas, yo me mantuve con parte de torso desnudo con el sobrante que dejo para taparme. Era una noche tibia, particularmente tranquila a pesar que su departamento está bastante central en esta ciudad. Hablamos de varias cosas, pero nada en particular, varias bromas y risas que vinieron de aclarar y recordar algunos asuntos y situaciones que vivimos en el proceso de conocernos. Estábamos frente a frente a razón de un giro del rostro y de mirar el techo para enlazar ideas mientras nos comunicábamos. Nos besamos mucho, con besitos cortos entre la conversación, como si quisiéramos rebajar una deuda de ellos sostenida por haberles contenido todo este tiempo. Le acaricie el cabello sintiendo lo suave y perfumado que le lleva y me di el tiempo de mirarle a los ojos entre la penumbra en tanto me hablaba, viendo en ellos sus expresiones de entusiasmo y alegría que en ellos podía reflejar perfectamente. Ella pasó su mano por mi cabello, se devolvía y repetía eso varias veces entre cuando se acercaba para recibir o darme otro beso.

 

-¿Porque será que no nos miramos antes?- me preguntó habiendo una pausa entre ambos.

-No lo sé...- respondí sin saber que explicar acariciando con el índice de mi mano el puente de su nariz.-…Puede que el hecho de que estés lejos ahí en tu reino no te dignes a mirar al pueblo.-concluí.

-Yo creo que es porque estarías bien ocupado grabando vídeos…-me interrumpió entre risas.

-¡Oiga!, no sea así conmigo.- le reclamé.-Esto me ha traído problemas más que buenas noticias.-

- Si se ve cómo has sufrido, ¡pobre plebeyo!- me rebatió burlándose.-¿Y qué tal las regalías?-

-Eso supongo que es la parte buena.- le dije.- Pero haré una buena obra con ello, una donación desinteresada a la fundación ¡mi casa! – le respondí riéndonos de esa tontería.

-Yo también tengo una y se llama “Todos con Nicom”.-

-Y ¿Sobre qué buena obra hace tu fundación?-

-Obras conmigo claro, soy una agente de ventas eficiente ¡pero soy pobre!-

-Yo te encuentro tan rica….- le dije insinuante.

-¡Y ahí aparece Testoreneitor de nuevo!-

-Eso siempre me lo sacará en cara por lo que veo.-

-Mi dulce plebeyo.- me dijo.- vea usted que la memoria de la mujer es infinita, ¡lo siento!-

-Estoy condenado…- reflexioné.

-Eres muy distinto a lo que creí.- me dijo mirándome con ternura.

-Espero que sea de buena manera…-

-Eso aún no lo sabré.- se explicó.- ¡Hasta que aparezca otra reclamando que es la princesa del quien sabe que otro reino!-

-Usted es la única soberana de ese reino.-

-No te creo plebeyo, ni una palabra…- me decía entre risas.

-No puede haber otra más, con esos ojos que me cautivan como si fuesen las estrellas más brillantes de mi cielo, en ese que tú eres dueña.-

-¿Me está tratando de convencer?- me miró con ingenuidad.-Ya sé que es parte de tu arsenal de halagos plebeyo.- me reclamó jugando, dándome algunos toques en las costillas con su índice para hacerme cosquillas.

-¡Estoy haciendo mi mejor esfuerzo!-le dije tratando de esquivar su ataque.- ¡Prometí que sería muy educado y caballero!-

-Sí, seguro Bradco, yo creo que es algún truco para que deje que acaricies este bellísimo cuerpo.- me decía tratando de mostrarse seria y aguda, insinuando la figura de sus senos al ajustar la sábana que les cubría.

-Tal vez.-dije mirándole el pecho.- Tengo que intentarlo, estoy seguro que caerás en esta trampa…- le dije entusiasmándome y excitándome también. Me preparé para hacerlo de nuevo, colocándome sobre ella y me quede ahí apoyado en las rodillas y recogí suavemente la sábana que le cubría, dejándole el torso desnudo, que ella cubrió sus pezones cruzando su antebrazo ante sus senos.

 

-¡Oiga, no había visto ese tatuaje!- le dije mirándole el vientre.

-¿Qué tatuaje?, ¡mentiroso!- respondió tratando de incorporarse para verse.

-Ese que tienes aquí en tu pancita, el de la flecha que apunta abajo.- le indiqué mirando su abdomen.- Mira dice: “Favor inserte aquí”.-

 

Nicom de espaldas y bajo mi pecho, se largó a reír, pero antes que dejara entrar en ella, colocó su pie sobre mi pecho y estiro un poco la pierna separándonos.

 

-¡Un momento, no tan rápido!- me interrumpió -¿Qué es lo que va a pasar?, - me preguntó nuevamente. -¿Despertaré sola con alguna nota en la cama o algo así?- me sugirió como si mi mala reputación rozara en forma molesta su conciencia avisándole antes de cometer un perjuicio, alertándole con insistencia y molestia, como el ruido que sale si raspase las uñas sobre un antiguo pizarrón para tiza.-...Dime algo que lo amerite, dime algo Bradco, vamos inténtelo.- me dijo esperando una respuesta convincente.

Yo le tome su pie que sostenía la distancia entre ambos con ambas manos, le masajeé suavemente la planta para que se relajase y después le besé suavemente la punta de sus dedos terminado cuando mordí suavemente su dedo meñique a lo que ella me respondió con un – ¡ouch!-. La mire a los ojos serenamente y le respondí.

 

-Nicom, me pasó el día pensando en ti y....-

-¡Con respeto plebeyo!- me interrumpió.

-¡Perdone!- me rectifiqué.- Me paso el día pensando en usted, en su mirada, en su sonrisa. No sé qué me sucede al estar cerca suyo, me da algo de miedo por si ambos estamos algo locos, pero le confesaré que ya de un tiempo atrás que cuando estoy con usted, solo deseo abrazarle, besarle, mirarle, porque confieso que usted solamente lo logra el hacer que mi corazón se agite aquí dentro de mi pecho…-le decía señalándome.-No sé porque no nos encontramos antes o porque no te presté atención.-me expliqué.-Pero ahora no puedo pensar en nada más, ni en nadie más que en estar contigo...-

 

Ella me miro sin decirme nada por un momento, sus ojos se llenaron de pasión, vi que brillaban, aun cuando había poca luz en el cuarto. Me acaricio la mejilla con su pie y bajo su pierna dejándole a un lado, extendió sus brazos para que me acercara, cosa que hice sin decirnos palabra alguna, después me rodeo con ellos tras mi cuello y me llevo con ella recibiéndome. Ya juntos, se acercó a mi oído y me susurró.

 

-Se que eres un mentirosos y que has manoseado esas palabras en forma abusiva con otras en la cama.- me decía.- No debería creerte una sola palabra, pero mi problema es que nunca escucho mi conciencia y con los moggios que he tomado me habla muy enredado!- se explicaba con susurro y risas mutuas.-Por hoy…me has convencido…-dijo con ternura.- Pero ten claro que a mi corazón no se llega por entre mis piernas…-me dijo sonriéndonos.- ¡Pero no es mala idea para empezar...!-

 

hmF2iW4.jpg?1

 

Desperté luego de unas horas, abrí un ojo a medias, algo enceguecido por el reflejo de la luz del sol que entró por la ventana de su cuarto ya que para mi sorpresa, no me había percatado que tenía un gran ventanal frente a su cama y aunque había otros edificios aledaños, se dejaba ver tenuemente entre el visillo que le daba privacidad, una panorámica de una parte importante de esta ciudad. Es un día hermoso, realmente el sol es radiante y llena de vida el entorno donde le toque, puedo percibir el sonido de algunas aves que habitan en estos sitios urbanos y el ruido de algún vehículo que ha pasado por las calles vecinas, lo que me hace recordar donde estoy. Lo primero que noté, fue el verme solo en la cama tendido boca abajo, me sentía algo cansado, por lo que mis primeros movimientos fueron hechos con pereza, aunque con una sensación muy grata; después de todo había pasado la noche con ella, algo que no esperaba que sucediera. Me rodeó una sensación increíble, esa que te hace sentir tan gratamente como feliz, fue increíble, fue tan hermoso estar juntos, que solo puedo sonreír, nada más que sonreír. Me senté en la cama, algo adolorido lo reconozco, pestañee varias veces y me rasqué la cabeza para terminar de despertar. Tome mi Biper que lo había dejado sobre el velador de ese lado y vi la hora: en números de Halcyon, era un poco más de las ocho de la mañana, había dormido dos o tres horas y no sé dónde está Nicom ahora, tampoco le oigo si está cerca, supongo que debe estar en el baño o por alguna parte de su departamento.

 

Miré alrededor de su cuarto reconociendo los detalles que están presentes, como sus colores, sus figuras y adornos, en el paso, le busque y me incliné un poco para ver un poco más allá donde está el pasillo de distribución de donde veníamos la noche anterior, al entrar vueltos locos, apasionados y jugando; me dio risa recordarlo, fue muy intenso y me sentí tan bien que es imposible no llamar a al menos esbozar una sonrisa. Por un momento también pensé que no esté en casa porque ha tardado en aparecer, por lo que decidí buscar mi ropa interior y levantarme, cuando fue ahí que sentí un ruido de pasos, pasos suaves y poco sonoros, los que hacia ella que venía descalza al cuarto.

 

Había salido del baño cubierta de una toalla blanca, el cabello húmedo y algo desordenado. Se detuvo frente a mí, me sonrió mientras atendía su cabello.

 

-Pensé que no despertarías.- me dijo en tanto se sacó la toalla del pelo para sacudírselo y desenredarle.

-No, que va, si me levanto temprano…- le respondí cuando de improviso le vi una cara de espanto al verme y asustada me miró quedándose sin habla.

 

cZT71ML.jpg?1

 

-¿Nicom?¿Que sucede?- le pregunté viendo como ella daba un paso atrás.

-Bradco….-dijo sin quitar esa cara de espanto…-Tu brazo…-

-¿Qué tiene mi brazo….?- le respondí quedando atónito al verlo destrozado y sangrando desde lo que quedaba del antebrazo ya amputado.

-¡¿Qué es lo que está pasando?!- exclamé tomando el brazo lastimado en el momento que llegaba un dolor intolerable sobre la herida.

-¡Iré por ayuda!-

-¡Que sucede...!- le dije absorbido por el dolor, el que me hizo hiperventilarme y haciéndome temblar.

-¡Vas a entrar en shock!, !por favor trata de calmarte!-

Caí al piso, me quedé tendido, vi que Nicom salió corriendo a tomar su Biper al otro lado de la cama, lloraba y estaba tan desesperada como yo, luego, sentí las ventanas estallar, dejando miles de fragmentos regados por doquier, dejándonos a su paso, rasguños sangrantes.

 

8vCndyH.jpg?1

 

 

Después del estallido, ella me quedo mirando y se miró el vientre donde un prominente pedazo del cristal que asomaba y que lo tenía incrustado en un lado de la costilla y empezaba a sangrar con abundancia, luego le vi caer al piso. Yo le grité llamándola y como pude me levanté para ir por ella cuando vino lo peor: Una fuerza inmensa me lanzo al piso dejándome sin posibilidad de moverme al unisonó que lo hizo con todo lo del alrededor, lo que empezaba a romperse o a ser aplastado contra el piso, fracturándoles también y caer, donde todo empezó a estremecerse como si fuese un terremoto, donde la presión contra el piso me impedía moverme de ninguna forma y presionaba mi cuerpo al punto de poder apenas respirar, cuando el ruido de algo aterrador se hizo ensordecedor al punto de que fue capaz de tragarse el ruido de los destrozos y mis gritos.

 

 

 

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Me incorporé de un brinco y me quedé sentado en la cama. Me destapé y me mire los brazos, ambos ahí, sin nada más que esa pequeña cicatriz que siempre he tenido, sudaba de cuerpo entero y estaba muy agitado, miré a mi lado y ella no estaba en la cama, le busqué con la vista y en el cuarto no estaba, tomé mi bíper cuando ya es cerca de las ocho de la mañana. Recordé todo lo que vi, recordé el dolor y fue instintivo tocarme el brazo sin sentir nada, en ese momento escuche a alguien venir; Nicom caminaba del pasillo envuelta en una toalla blanca, me sonreía mientras se agitaba el cabello que parecía húmedo.

 

-¿Qué sucede?- me dijo llegando al cuarto.- Parece que hubiese visto un fantasma, quizás me viste al despertar y te has espantado.- continuó riéndose sin sacar palabra o reacción mía más que del espanto.-Bradco…¿Estás bien?- me pregunto acercándose – Me estas asustando…- insistió llegando a mi lado. Yo no le dije nada, solo le abracé rodeándole la cintura y dejando mi cabeza afirmada en su estómago. –Oiga me estas preocupando de verdad…-dijo sintiendo su mano que me acarició el cabello.

-Un mal despertar, no debo beber tantos moggios….- le respondí tratando de retomar la calma, separándome de ella un momento para desde ahí mirarle al rostro.

-Bueno está todo bien.- me dijo tranquila, acercándome sus manos para que se las tomase. Yo me coloqué de pie y acerqué las mías para estrecharlas, pero note algo raro, ya que mi mano derecha tenía una mancha de sangre en la palma. Me asuste muchísimo, miré a Nicom, ella permanecía tranquila y se sonreía, en tanto busque de donde venía la sangre o si brotase de mí, pero no era mía, es de ella, que empezó a dibujar un manchón rojo de su toalla en el costado de su estómago.

-¡Por el Creador, Nicom estas sangrando!-

-Lo sé….-me dijo mientras le corrían las lágrimas por las mejillas, dejando caer su toalla denotándose el profundo corte donde le brotaba la sangre.

UL8GYDq.jpg

-Continuara….-

Edited by B.Plebeian

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×