Jump to content
Sign in to follow this  
B.Plebeian

Capitulo 9 | "Halcyon Day".

Recommended Posts

VIX. Halcyon Day.

 

 

Al día siguiente ya Xueves, se presentó como un día luminoso. El amanecer fue radiante y la jornada se inició con mucho que hacer, demasiado en realidad. El reporte que esperaba el Virrey hace unos días, ahora debía estar presentado. Se había avanzado mucho y solo restaban retoques y algunas actualizaciones de datos, nada relevante pero que requería atención y revisión cuidadosa. Pensé que tardaríamos menos, aunque no por falta de ganas, porque hoy las tengo todas conmigo, pero realmente algunos ajustes de último momento, sugirió la revisión retrospectiva de parte del reporte y con ello parte del trabajo. Tal labor, nos consumió la mañana completa, solo nos dio tiempo de almorzar rápidamente y devolvernos a terminarle. No pude verle a ella hoy y tenía muchas ganas, pero debo atender estos asuntos, ellos también reclaman su tiempo y es la razón de que estoy aquí. No sé bien que tan responsable he sido o si me preocupe de cumplir cabalmente, pero ahora siento que me comprometo con ello; aquí estoy bien, es después de todo un buen sitio para trabajar, he aprendido mucho y ciertamente creo que voy en camino de reencontrar mi lugar aquí. Cuando hubo una pausa, en que tomamos un descanso acompañado de café y algo parecido a galletas, me aparte un momento, cerca de la máquina expendedora, me asomé por las ventanillas y vi la factoría trabajando, luego una bandada de pequeños pájaros que salieron de algún lugar del techo y se fueron volando todas juntas a otra techumbre de la planta, espantadas seguramente por algún repentino sonido.

Ojalá pudiera saber de ella, preguntarle que va de su día y si se anima esta vez a perderse un momento conmigo, pero se hace complejo tan simple gesto. Tampoco he sabido del Gran Redo, he jugado un par de veces e incluso he repetido la rutina, pero la dichosa interacción no se activa.

 

Me animé a que cuando fue la hora del almuerzo, puesto que camino a los comedores, la he visto de lejos entre el grupo de amigos que ella tiene con gente de esta planta, entonces, me aproximé sin pensarlo y llegué donde ella que se sorprendió al verme.

P0Wyh8r.jpg?3

-Bradco, ¿Qué haces aquí?- preguntó dando una vistazo rápido a su alrededor.

-¿Me das un minuto?- le pregunté ante las miradas desconfiadas de sus cuatro amigos. Ella se hizo un lado unos pasos conmigo.

 

-¿Qué sucede?, ya sabes que no es bueno que nos vean juntos…-

-Si lo sé, pero no tengo otra oportunidad para hablarte.-

-¿Te pasó algo?, ¿estás bien?-

-Claro que sí.- le afirmé. -Algo está sucediendo y es a nuestro favor, pronto tendré una solución…-

-...Insistes con eso Bradco.-

-Va a funcionar ya verás.-

-Pero ¿Cómo lo harás?-

-Es algo largo de explicar.- le dije al pensar en resumir toda esa historia.- ¿Te animas a que nos veamos después del trabajo?, estaré en la zona por algunos asuntos y podríamos conversar de esto con más calma…- Ella me miró y se sonrió para volver a su compostura.

-Me gustaría en verdad, pero he quedado con los chicos que saldría hoy con ellos…- se justificó dándoles una mirada la cual seguí y que me fue devuelta con algo de desprecio y molestia.

-¿Estarás bien con ellos?- Le comenté viendo como le esperaban con impaciencia comentando uno con el otro mientras nos observaban.

w53faUh.jpg?1

-No se preocupe, solo quieren charlar, esta princesa sabe cuidarse.-

- …Está bien…- le dije conformándome.-

-Oye, pero veremos más adelante, ¿Qué me dice?-

-De acuerdo, pero ya déjame de verme con esa mirada…-

-¿Qué mirada?- me dijo sonriéndose.

-Esa que me llega al corazón…-

Nicom no respondió, solo se limitó a iniciar su marcha sin antes rosarme sutilmente la mano con la suya, dejándome atrás ante los reclamos que le hacían sus amigos.

 

Al otro día me desperté con algo de pereza, dormí bastante y relajado, ya que no hice nada más que tirarme a la cama dormir, sin Biper, ni jugar con Redo, solo dormir y descansar como corresponde. Aun así, fue buen despertar, me recordé del que tuve ayer y este fue igual de energizado, como si me hubiese metido algo a la vena, una exquisita magia diría yo, una perfecta mañana y porque no: un perfecto día.

El trayecto nada distinto, aunque me tomé la libertad de inyectarle más velocidad al carro puesto que quería llegar pronto. Con esta carga positiva y un excelente autoestima, solo podía suceder algo hoy; ser mejor que ayer.

 

Pero a pesar de ese optimismo, me quedé con la inquietud de esa salida que tendría Nicom con sus amigos. No es un tema celos o de una aprensión sin sentido, pero no me abandonó una extraña corazonada sobre la situación que no tengo como explicar. En fin, creo que es una real tontería.

 

No la vi en la mañana, tampoco tuve una oportunidad de hacerlo, sin embargo no se restaron las ganas de saber, desafortunadamente, no hay mucho que hacer: estamos bloqueados y punto.

Pasaron varias horas, en las que me consumí un par en alguna reunión de coordinación de Ronas a la cual no presté mucha atención aún cuando tenía mucho que hacer y me esperaba otra seguidilla de cambios hechos por su majestad que debía aplicar a sus reportes. Luego llegó la hora del descanso, luego la hora de almorzar, llegamos de esto y no había rastro de ella: a estas alturas ya me inquieté porqué asumí que le vería aparecer en el almuerzo y no sucedió.

 

Al volver, fui por un café y para mi sorpresa me la encontré ahí dentro, de pie y muy seria. Yo me aproximé, note que estaba muy fría conmigo, le tome la mano pero pronto ella me soltó y la llevo a su cabello que movió para despejar su cara.

3jbb8M1.jpg?1

-..Nicom, ¿qué pasa?-

-..Mira esto...- me interrumpió y levanto su mano con su Biper enseñándome un vídeo que dejo correr. Ahí la secuencia que vi lucía mis mejores dotes de bebedor a estilo libre, me refiero que bebiendo algún cóctel que dejaba caer entre los senos de la mujer que sostenía y que finalmente reciba en boca a borbotones mientras para no perder el equilibrio supongo, me afirmaba con la otra mano de sus nalgas las cuales, recorría cariñosamente sobre su pantalón. Me imagino que estábamos felices porque reíamos entre el estrépito de la música y los aplausos del resto que festejaba, al menos sé que era yo y ese el jardín de mi casa. Nicom detuvo la película en medio de la secuencia, fueron unos segundos, pero el resto no costaba imaginar en que seguía.

-¿No vas a decir nada?- preguntó molesta.- No sé, dime que es un truco o algo, porque no lo comprendo…-

-No hay truco ni nada, soy yo.- dije acongojado. Ella me quedó mirando por un par de segundos y luego desvió su mirada al piso. -…No puedo justificarme y mentirte, créeme que es algo que me da mucha vergüenza…-

-Si lo veo, increíble te ves arrepentido entre sus tetas…”Testorenator...”- interrumpió nuevamente, haciendo alusión al seudónimo que aparecía como creador de estos videos.

-Vale, de acuerdo ya se lo que estás pensando.-

-¡No tienes la mínima idea de lo que se me pasa por la mente!-

-Fueron tus amigos, ¿No es así? -le respondí referenciándoles y a esa tan oportuna reunión que tuvieron con ella.

-Mira es tema tuyo lo que hagas, tus fiestas, malabares y lo que sea ¡es tu problema!- me replico acentuando sus palabras.

-Nicom...contigo es distinto, no mezcles las cosas.-

-Eso ya se lo dijiste a la chica esa de finanzas.- prosiguió interrumpiendo mis argumentos. –Y a las otras que trabajan en la dirección, claro ya varias de ellas no están, me imagino que se les cae la cara de vergüenza al verse en esto.- continuó explayándose en lo que se había enterado.- Al menos eres totalmente transversal; solo te faltaba alguna ingenua de la otra ala de esta planta, ¿no es así?- reclamaba con sarcasmo.-Tu Facelook de héroe sexual es muy completo, me enteré de demasiadas cosas ayer con solo un par de miradas, ni te imaginas…-

 

Fue ahí en ese espacio que la puerta se abrió y entro Ronas que desde antes se le oía refunfuñando y reclamando mi ausencia, nos miró a ambos y se quedó con la boca abierta silenciándose de inmediato, pero antes que el dijera algo, ella le encaro.

 

-¡Tú no digas palabra alguna que eres un degenerado igual que este empleado tuyo!-

-Ehh, pero yo...-

-!No me interesa lo que vengas a decir, estoy furiosa Ronas!- le exclamó dedolando sin oportunidad de reclamo, por lo que optó por retirarse con la misma cara de espanto que tenía yo.

5XzQkaW.jpg?1

-Nicom….- le llamé tratando de aproximarme, situación que fue de inmediato rechazada con la apertura de sus brazos para que me mantuviera a distancia.

-De ahí tanta amabilidad ¿no es así? y todo eso, de querer estar conmigo y preocuparse, de lo de princesa…- me decía en tanto se llevó una mano a su cara para cubrirla en un gesto que evidenciaba lo decepcionada que se sentía.

-Solo...escúchame- le pedí.

-¡No quiero!- dijo silenciándome.- ¿Ganas dinero con esto?, ¿no es así?-preguntó agitando su Biper con la mano. Yo no dije nada más, solo bajé la mirada al verme rodeado de sus cuestionamientos que no podía explicar.- ¿En que estaba pensando?…-decía interrumpiéndose.-…Me haces sentir tan estúpida….-concluyó mirándome con molestia y pena.- Solo aléjate de mí…-

icuHi0K.gif

 

Terminó volteándose para abandonar la cafetería.

 

Respiré profundo; le han advertido de mí y de lo que he hecho, pero en realidad no tienen la culpa, si soy yo quien hizo todo y quien se ha armado de este infame cartel con una cartera impresionante de vídeos a disposición en la red y que se jacta y lucra con ello. Solo se necesita un poco de imaginación, un par de comentarios sinuosos que aviven la llama y una chica confundida que se sintió usada para lograr este resultado.

 

5HTwsAl.jpg?1

 

 

Los días que vinieron, no fueron con el mismo ímpetu, todo salió bastante mal y aún estoy resolviendo la situación en forma penosa claro, pero intento hacerme cargo. Desde ese día tampoco me he topado con ella y la vez que le veo de lejos, se concentró en sus cercanos y me evitó completamente.

 

 

 

 

Fue esa tarde, que antes de ir a casa, me había desviado al centro de la ciudad en algún mercado disponible, haciéndome de algunas provisiones adicionales ya que ahora tengo suficiente espacio en la nevera al deshacerme de prácticamente todo el destilado que había en casa. He decidido retomar las cosas y serenarme antes de insistirle a Nicom; ella está muy molesta y es mejor que le deje por ahora, no podré cambiar mi reputación con solo decirlo o quererlo; debía demostrarlo. Me había decidido a ver qué haría para que viese que me importa, que soy quien ha conocido, no a Testorenator, solo a Bradco a quien le importa estar con ella y le está importando mucho más cada día. Al salir del negocio, me he quedado sentado en la banca de una de las plazas de esta ciudad. Había mucha gente, se veía mucha actividad: parejas, niños corriendo por doquier. Se había oscurecido ya y las luces de la iluminaria se encargaron de dejar como si fuese el día presente en el lugar, con un tono tan cercano a la luz solar, solo que envuelto por una singular frialdad dejada tras su alcance, donde el resto de la noche se hacía presente.

 

Fue inútil tratar de conciliar el sueño temprano, de hecho, ya son casi las tres de la mañana y aún sigo dándome vueltas desarmando esta cama. No puedo parar de pensar en Nicom, en su mirada, en sus palabras. Di varié un poco con otras cosas inútiles para darle trabajo a mi mente y quitarle presión a mi corazón, para ello me enfoqué en los pictogramas, en el juego del Gran Redo que me distrajo un rato, para no quedar atrás, ya estaba con el tema del Día de Halcyon, así que en su mano ya no desprendía fuego sino asomaba un ramo de flores. Que pendejo! Dije, cuando de pronto una idea llegó a mí como lanzada con una piedra.

 

-¡Pero que estúpido puedo llegar a ser!, ¡me sorprendo de cómo me supero día a día!- exclamé. -¡Tengo la solución ahí frente a mí!-

 

El Día de Halcyon, ¡el día de los enamorados!

¿Cómo no lo pensé antes?

 

gReZ6z9.jpg?1

La ansiedad y las ganas se apoderaron de mi de forma cautivadora y renovada, no pude esperar a que fuese de día y me levanté de la cama de un brinco y me preparé un café y fui por varios más durante la noche porque me empapé de todo el material que había en la red, preguntando al HV por las alternativas y registros de vídeo de las ocasiones. Vi mucho contenido, unos muy sorprendentes, pero definitivamente me quede con uno que estoy seguro que le agradará. Fue entonces, que encargue por el catalogo, un modelo muy especial el regalo perfecto para ella. Le preparé una tarjeta que le incluiría al entregarle, la escribí varias veces, porque no me convencía la versión anterior o la palabra anterior, trate de ser original y de no usar el recurso del intelecto de nadie, que si ella le buscase en el HV no encontrase similitud con alguien que haya hecho escrito eso dedicado a quien le gusta. Le aboqué bastante tiempo pensándolo, dejé al final la frase adecuada, aunque mi corazón me dictaba y me presionaba por palabras llenas de pasión, le controlé para que no espantara a Nicom, quiero que me dé la ocasión de conocerme y que vea quien soy.

 

Finalmente y luego de casi una semana llegó el día, rutinariamente un día ordinario; converse con Ronas y otros de ahí sobre asuntos que debíamos atender: la rutina y los informes requeridos, nadie en general mencionó el Día de Halcyon, aunque en la atmosfera para mí se respiraba un aroma exquisito, lleno de energía y de frescor. Me debí guardar bastante rato y sobre todo el entusiasmo, conteniendo la ansiedad. Mire varias veces la hora en el Biper y el reloj mural, pero me convencí que no importaba la oportunidades que lo hiciera ya que no aceleraron el tiempo. Incluso Ronas me ha preguntado porque estoy tan pendiente de esto, yo le respondí con una mentirita aludiendo al hambre que tenía y a las ganas que tenia de almorzar. Me miro de reojo, no se fue muy convencido, pero al menos distraje su curiosidad por un rato y no insistió más. Ya son más de las once de la mañana, tendiendo al medio día, y yo solo necesitaba tener una respuesta, algo que me dijera que fue una buena decisión.

Cuando llegó el momento de almorzar, sabía que entre el tumulto, sería la oportunidad de verle. Puede que sucedería a lo lejos o bien en alguna parte del circuito para llegar ahí, puede que fuese poco, pero necesitaba eso. Me sentía nervioso como adolecente, tenía una sensación grata que se llenó de mariposas en la panza, sentía eso mientras nos enfilamos en el comedor, aguardando mi turno para ser atendido por el Chef Droide que servía las porciones, siendo antecedido por un par de personas y seguido por Ronas en la fila y permanecía ahí hablándome de problemas y soluciones y un sinfín de ideas que no presté atención. A pesar de que le busque con la mirada, no la encontré y me sentí triste por ello, Seguimos avanzando, ya quedaba solo un par de sujetos delante de mí, yo volteé varias veces y mire a mí alrededor buscándola, pero no le vi en la gente que se apostaba en las mesas con sus bandejas con comida que sostenían entre sus manos, todos se veían muy parecidos, muy uniformados, casi mimetizados entre sí. Avancé unos pocos pasos más, donde ya debía coger la bandeja y los cubiertos, cuando de pronto sentí que me envolvían en un suave abrazo, uno que incluyo sentir su cabeza sobre mi hombro, dejándome completamente atónito de lo que estaba sucediendo, puede que no durase más de unos cuantos segundos, pero no pude sentir que el tiempo en esa oportunidad tuviese relevancia.

 

Desde ahí y cerca de mi oído me dijo suavemente:

 

 

kl0PxSM.jpg?1

-Gracias por las rosas... Feliz día de Halcyon.-

 

Cuando reaccioné y volteé, le vi sonreírme antes de soltarme y dejarme para volver a su lugar en alguna parte de la fila, esto ante las miradas de todos los que nos observaban en completo silencio tal como lo hizo Ronas, que se quedó perplejo ante lo que sucedía. Por alguna razón todo se detuvo incluyendo el murmullo insistente y constante de la gente. Quieto y en silencio, sin ruidos de platos, cubiertos, oímos por unos segundos el casino a la hora de almorzar, sin duda intimidante y extraño, como fue ver el androide girar la cabeza en nuestra dirección como si este también prestara atención tal cual lo hicieron los demás.

 

89lsVZj.jpg?1

No hubo comentarios, solo se quedaron ahí detenidos, con la mirada en nosotros, en lo sucedido para así de la nada y tal cual como partió esto, volviera todo a la normalidad con el ruido constante de voces mezcladas y el sonido de vajilla y cubiertos y ese androide sirviendo las porciones y el avance de la fila.

Ronas me quedó mirando y más allá casi imperceptible pero intencionalmente visible, nos observó Jhonours.

 

Solo espero que ese sujeto, no haya visto lo que sucedió hace unos instantes, aunque aquella sonrisa sarcástica y triunfante, me indican lo contrario.

.

 

 

 

Continuara...

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Pronto me pondré al día. :cafe:

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×