Jump to content
Sign in to follow this  
Mainato

PIEL DE OVEJA | Parte de teleserie escrita por Juan Radrigán será presentada en Festival Teatral Comunal

Recommended Posts

El próximo domingo 28 de enero a las 21 horas en el Festival Quilicura Teatro Juan Radrigán 2018 será presentado parte de su proyecto inconcluso presentado en su momento a TVN y que fuera rechazado. Lo mejor de todo es que la entrada es gratis, así que no hay razones para no ir.

 

Los detalles:

 

HOMENAJE A JUAN RADRIGÁN (traducido al creol)
28 de enero, 21 horas
Villa Santa María, Del Trigal con El Romeral.
Producido por la Corporación Cultural de Quilicura, este nuevo tributo contempla un trabajo sobre el texto El pueblo del mal amor y sobre el proyecto inconcluso de una teleserie escrita por Radrigán, llamada Piel de oveja. El trabajo dramatúrgico fue realizado por su hija y destacada dramaturga, Flavia Radrigán, y cuenta con la dirección de Marcelo Leonart , además de Carmina Riego, Héctor Morales, Tito Bustamante y Mónica Ríos en el elenco, al que se suman dos actores haitianos asentados en la comuna: Enfant Cher y Pierre Overt. Esta obra será traducida al creol y los subtítulos serán proyectados en las pantallas del escenario.
  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

:soto:

Share this post


Link to post
Share on other sites
Enfant y Pierre: Los dos haitianos que forman parte del teatro chileno


Marietta Santi Montalva, Jueves 25 de enero de 2018, La Hora. Disponible en: http://www.lahora.cl/2018/01/enfant-pierre-los-dos-haitianos-forman-parte-del-teatro-chileno/


230_733x475_acf_cropped.jpg


Dos migrantes haitianos y varios actores chilenos dan vida a una lectura dramatizada de textos de Juan Radrigán en Quilicura, este domingo. La obra, con entrada liberada, será la primera traducida al creol por lo que marca un hito en el teatro chileno.


Enfant Cher tiene 37 años, es haitiano y lleva cuatro años viviendo en Chile. Su coterráneo, Pierre Overt, tiene 40 y a mediados de febrero cumplirá tres desde que dejó su país. Los dos residen en la Petit Haití, como se le llama a Quilicura, comuna del gran Santiago que acoge a la mayor cantidad de inmigrantes de la nacionalidad de Enfant y Pierre. Ellos, que llegaron persiguiendo el sueño de la mejor calidad de vida, ahora se encuentran desarrollando otro: el teatro.


El domingo 28 de enero, a las 21 horas, tendrán la responsabilidad de representar a toda su comunidad en la lectura dramatizada con que el Festival de Teatro de Quilicura homenajeará a Juan Radrigán. La pieza estará subtitulada en creol, la lengua madre de los nuevos habitantes de la comuna.


Ambos haitianos, que formaban parte de un grupo teatral en su tierra, tienen muchas expectativas con el resultado de esta experiencia. Como dice Enfant en un español dificultoso, pero enfático: “Tenemos que compartir chilenos y haitianos. En la obra son dos actrices chilenas, dos actores chilenos y nosotros. Podemos aprender juntos”.


En la pieza se reúnen dos textos de Radrigán, El pueblo del mal amor y la base de la teleserie Piel de oveja, que fueron adaptados por Flavia, la hija del desaparecido dramaturgo y Premio Nacional de Arte. La dirección es de Marcelo Leonart y el elenco se completa con Carmina Riego, Héctor Morales, Tito Bustamante y Mónica Ríos.


231.jpg


La iniciativa viene a dar respuesta a una de las propuestas surgidas del estudio de públicos realizado entre los asistentes al Festival Quilicura Teatro en enero de 2017, cuyas conclusiones fueron relevantes para la definición de la programación artística, las actividades paralelas y los proyectos especiales. Uno de los planteamientos más sentidos de los vecinos, en ese estudio, fue la necesidad de integrar contenidos donde el idioma dejara de ser una barrera.


Javier Ibacache crítico de teatro y programador del Festival de Quilicura, comenta que en el texto “se encuentra la mirada de Radrigán sobre el sino de pueblos o comunidades forzadas a convertirse en trashumantes. En más de un sentido es el retrato de los procesos migratorios de la actualidad. La comuna de Quilicura concentra un número significativo de comunidades provenientes de Haití y de manera natural se estableció el paralelo”.


Destaca que es la primera vez que una obra de un autor chileno se traduce al creol y considera que “por lo mismo, es un hito para establecer otras formas de vinculación e integración a partir de la dramaturgia y el imaginario de Radrigán, que puede inspirar a futuro ejercicios similares para indagar en el teatro que se ha venido haciendo en Haití”.


Flavia Radrigán destaca que su adaptación, que se extiende por 45 minutos, da cuenta de la fuerza con que los personajes buscan el sentido de pertenencia y la igualdad en ellos: “La eternidad de la trashumancia, del desplazamiento involuntario que deben hacer miles de personas, buscando con toda la esperanza de que son capaces, un lugar donde vivir. Veremos la vigencia de dos textos que muchos años atrás ya se conectaban con todos aquellos que buscan vivir dignamente en nuestro país, y con la resistencia que eso lleva para los locales”.


Pierre Overt resume esta experiencia con la palabra oportunidad. “Es una oportunidad para darnos a conocer, para mostrar quiénes somos y por qué estamos acá. Yo agradezco esta posibilidad”.


Trabajo versus teatro


Enfant es bajo, barbudo y de fácil sonrisa. Llegó a Chile hace cuatro años, con su mujer, sus hijos y su mamá, y como tenía amigos y familia en Quilicura, se convirtió en residente. En Haití trabajó quince años en la Pepsicola como operador, y actualmente se desempeña como ayudante de bodeguero. Dice que no puede tener el trabajo que quisiera porque no habla bien español. Así es que “hay que trabajar no más, lo más potente es tener pega”.


Pierre es alto y mucho más calmado que Enfant. Arribó a Chile como turista en febrero de 2015 y luego se afincó con su esposa y dos hijos (de 16 y 5 años) en San Luis, Quilicura. Acá su familia aumentó: hace siete meses tuvo un nuevo hijo. En Haití fue impresor de libros y chófer de Médicos sin Fronteras, y acá en Chile dice que tuvo “una buena experiencia como ayudante de topógrafo y una mala en Las Condes”. Ahora no está trabajando.


A diferencia de Enfant, que se ha sentido acogido por los chilenos, Pierre ha vivido situaciones delicadas. “Tenía una vecina que me molestaba con sus perros, no era bueno. Y una vez me pidieron el departamento a mediados de mes y no tenía dónde ir con mis hijos. Pero hay personas que se portan bien conmigo, que son respetuosas”, dice.


232.jpg


Ambos han encontrado en el teatro una forma para sobrellevar las dificultades de la integración. Como ya participaron juntos de un grupo en Haití, apenas se reencontraron en Chile fundaron un colectivo formado solo por haitianos, que lleva el nombre de Tayat Lakay (teatro de mi país) y donde participan siete inmigrantes, dos mujeres y cinco hombres.


“Me gusta el teatro, hace que pueda aprender de los otros y los otros de mí”, dice Enfant. Él era un niño cuando en Haití empezó a participar en obras de teatro bíblicas en su iglesia. Luego se interesó por el teatro cómico y hasta participó en una película.


En Tayat Lakay escriben sus propias obras, todas en el registro del humor, y abordan un gran abanico de temas. Enfant menciona una pieza titulada Doctor malo, que trata de un falso facultativo, que ya presentaron en la iglesia de su barrio y solo frente a público haitiano.


El problema es que el tiempo para ensayar escasea. “Acá se trabaja mucho, algunos tienen turnos de día y de noche, o salen de su casa muy temprano y llegan muy tarde”, comenta Pierre. Enfant agrega que “así es la vida del inmigrante en todos los países, hay que trabajar duro y frente a eso postergamos el teatro no más”.


Héctor Morales, actor de teatro y TV, que compartirá escenario con Pierre y Enfant el domingo, comenta que “me parece importante que la obra y el festival se hagan cargo de esta nueva población que es parte de su comuna, que la obra tenga no solo subtítulos en creol, sino que participen actores haitianos. Es el inicio de algo que debiera tomar mucha más fuerza”.


Y el alcalde de Quilicura, Juan Carrasco, está de acuerdo. “Son muchos los migrantes haitianos que han elegido esta comuna como su lugar en Chile para establecerse y luchar por sus sueños. Por eso esta obra es tan significativa, porque al incluir traducción al creol estamos eliminando la barrera idiomática en el acceso a la cultura para ellos”.

Edited by Mainato

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×