Jump to content
Sign in to follow this  
ChicaLiberty

FAMILIA TRUMP | El primer año de Trump en seis libros

Recommended Posts

zJ8KIZJ.png

 

 

 

 

:latercera:

04 Enero 2018

 

 

 

Fuego y Furia: 10 controvertidas “revelaciones” del libro que causó la indignación de Donald Trump

 

 

 

Varios medios publicaron extractos del nuevo libro del periodista Michael Wolff "Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump", en el que detalla algunos momentos clave del ascenso de Donald Trump a la presidencia de EE.UU.

 

 

 

PORTADA-BBC-820x385.jpg

La Casa Blanca ha descalificado las afirmaciones del libro del periodista Michael Wolff, que considera "falsas y engañosas".

Donald Trump quedó “perplejo” por su victoria en la elección presidencial de EE.UU., no disfrutó de su toma de posesión y sentía que la Casa Blanca era “espeluznante”.

Estas son algunas de las afirmaciones que realiza el periodista Michael Wolff en su nuevo libro Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump, del que este miércoles varios medios publicaron algunos extractos que que causaron la indignación del presidente de EE.UU.

 

El libro, que saldrá a la venta el 9 de enero, ofrece detalles que, según Wolff, muestran cómo vivieron Trump y su entorno su ascenso a la presidencia de EE.UU.

Según medios estadounidenses, el autor realizó más de 200 entrevistas a personas cercanas al mandatario estadounidense.

bbc-11.jpg

El libro saldrá a la venta el 9 de enero.

Sin embargo, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que el libro estaba lleno de “señalamientos falsos y engañosos”.

Aquí te presentamos 10 de las afirmaciones más controvertidas que se realizan en el libro, con comentarios del corresponsal de la BBC en Washington, Anthony Zurcher.

1. Steve Bannon pensaba que el hijo de Trump era “traidor”

 

En el libro, Steven Bannon, el exjefe de estrategia de Trump y su antiguo hombre de confianza, califica de “traidor” y “antipatriota” el encuentro que el hijo del mandatario estadounidense, Donald Trump Jr. y varios miembros de su campaña presidencial mantuvieron en junio de 2016 con un grupo ciudadanos rusos cercanos al Kremlin.

 

Los rusos habrían ofrecido a Trump Jr. información perjudicial sobre Hillary Clinton en una reunión de junio de 2016.

“Los tres jefes mayores en la campaña pensaban que era una buena idea una reunión con un gobierno extranjero en el interior de la Torre Trump en la sala de conferencias en el piso 25, sin abogados. No tenían ningún abogado. Incluso si tú piensas que esto no era traición, o antipatriota, o estúpido, y a mí se me ocurriera pensar que es todo eso, deberías haber llamado al FBI inmediatamente”.

Según se dice en el libro, Bannon aseguró que la investigación del Departamento de Justicia sobre los vínculos entre la campaña Trump y Moscú se centraría en el lavado de dinero, y agregó: “Ellos van a partir a Donald Trump Jr. como un huevo en la televisión nacional”.

 

Anthony Zurcher: “En unas pocas frases, Bannon logra detonar una bomba en medio de los esfuerzos de la Casa Blanca para minimizar el significado de esa fatídica reunión de junio de 2016 en la Torre Trump y su intento de descalificar la investigación de Robert Mueller como una cacería de brujas partidista”.

bbc-2.jpg

Steve Bannon fue uno de los hombres más cercanos a Donald Trump durante su campaña y sus primeros meses de gobierno.

 

 

2. Trump “perplejo” por su victoria

 

En un artículo para la revista NYMag con material de su libro, Wolff describe el asombro y consternación de Trump tras su victoria en las presidenciales de noviembre de 2016.

“Poco después de las 8 de la noche del día de la elección, cuando la sorpresiva tendencia decía que Trump en realidad podría ganar, Donald Trump Jr. le dijo a un amigo que su padre, o DJT, como él lo llama, parecía como si hubiera visto un fantasma. Melania estaba en lágrimas y no de alegría… Era un Trump perplejo transformándose en un Trump incrédulo y luego en un Trump horrorizado. Pero aún vendría la transformación final: Donald Trump se convirtió en un hombre que creía que lo merecía y que era completamente capaz de ser el presidente de Estados Unidos”.

Anthony Zurcher:Esto es definitivamente diferente a lo que ha dicho el círculo de Trump sobre la noche del triunfo electoral. Trump y sus aliados creían en su éxito. Un ‘Trump horrorizado’ nunca fue parte de lo dicho”.

bbc-3.jpg

Donald Trump y su esposa Melania no vivieron los primeros meses de la administración juntos en la Casa Blanca.

 

 

3. Trump “enfadado” en la toma de posesión

 

Wolff dedica un pasaje al día en que Donald Trump asumió la presidencia, el 20 de enero de 2017.

“Trump no disfrutó de su propia toma de posesión. Estaba enojado por que las personalidades de nivel A rechazaran asistir al evento, estuvo descontento con el alojamiento en la Casa Blair, y se le vio peleando con su esposa, que parecía al borde de las lágrimas. A lo largo del día, él tenía lo que algunos a su alrededor llaman la cara de golfista: enfadado y cabreado, con los hombros encorvados, brazos oscilantes, cejas y labios fruncidos”.

 

Anthony Zurcher:Estas palabras hablan de lo mismo que un video viral deMelania con una cara dura y una sonrisa forzada cuando el presidente la mira. También hablan de por qué Trump fue tan insistente sobre el éxito de su toma de posesión y el tamaño de sus multitudes. Se sintió despreciado y agraviado, y actuaba en consecuencia”.

 

bbc-4.jpg

Algunos analistas notaron cierto distanciamiento entre la pareja presidencial el día de la toma de posesión.

 

 

4. Trump encontraba a la Casa Blanca “espeluznante”

 

“Trump, de hecho, encontró la Casa Blanca un poco irritante e incluso espeluznante… En los primeros días, pidió dos pantallas de televisión, además de la ya existente, y una cerradura en la puerta, lo que llevó a un breve enfrentamiento con el Servicio Secreto que insistía tener acceso al cuarto”.

Anthony Zurcher: “Durante gran parte de su vida adulta, Trump ha vivido bajo sus propias reglas. Ajustarse a la Casa Blanca debió ser impactante.

bbc-5.jpg

El nuevo gobierno de Donald Trump sometió a varias reformas a la Casa Blanca.

 

 

5. Ivanka la presidenta

 

Ivanka Trump, la hija del presidente, y su esposo, Jared Kushner, supuestamente llegaron a un acuerdo para que ella se convierta en la primera mujer presidenta, según Wolff:

“Habían llegado a un acuerdo serio: si en algún momento en el futuro se presentara la oportunidad, ella sería la candidata a la presidencia. La primera mujer presidenta, se emocionaba Ivanka, no sería Hillary Clinton, sino que sería Ivanka Trump. Bannon, que había acuñado el término ‘Jarvank,‘ el cual está cada vez más de moda en la Casa Blanca, se horrorizó cuando se enteró del acuerdo de la pareja”.

 

Anthony Zurcher: “La disputa entre Bannon y “Jarvanka” no era un secreto, y ciertamente no era sorprendente. En cierto modo para Bannon ellos representan el elitismo y los privilegios contras los que lucha.

6. Ivanka se burlaba del cabello de su papá

 

La hija mayor del presidente de EE.UU. se burlaba de la supuesta “cirugía de reducción del cuero cabelludo” de su padre, según el libro.

“Ella trataba a su padre con un grado de desapego, incluso de ironía, yendo tan lejos como para burlarse de su cabello con los demás. A menudo describía a sus amigos la mecánica detrás del peinado”.

Anthony Zurcher: “No sería sorprendente si esta es una de las anécdotas que Trump encuentra especialmente molesta. El presidente está orgulloso de su pelo. En días ventosos, Trump por lo general lleva algo en la cabeza. Es por eso que usa la gorra con el Make America Great Again, su lema de campaña, para asegurarse de que todo esté en orden”.

bbc-6.jpg

Ivanka supuestamente dijo que Donald Turmp tiene una “isla” de cabello que distribuye por su cabeza, según el libro de Wolff.

 

 

7. La Casa Blanca no conoce sus prioridades

 

Katie Walsh, la jefa adjunta de la Casa Blanca, preguntó al asesor presidencial Jared Kushner lo que la administración quería lograr, algo para lo cual el yerno de Trump no tenía respuesta, según el libro.

“‘Solo dime las tres cosas en las que el presidente quiere centrarse’, pidió (Walsh). ‘¿Cuáles son las tres prioridades de esta Casa Blanca?’… Tras seis semanas de presidencia de Trump, Kushner seguía sin respuesta”.

Anthony Zurcher: “Es frecuente que a una nueva administración le tome algo de tiempo encontrar su equilibrio. Pero en el caso de Trump, la situación es especialmente grave. Priorizar ha sido claramente un desafío. Las dificultades para lograr la reforma de la salud han perseguido la presidencia Trump durante casi un año”.

 

8. La admiración de Trump hacia Rupert Murdoch

 

Wolff describe en su libro el muy buen concepto que tiene Trump del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch, quien entre sus negocios tiene el canal conservador Fox News.

“‘Él es uno de los grandes, el último de los grandes’, dijo Trump…. Sin valorar el hecho de que ahora él era el hombre más poderoso en el mundo, Trump todavía estaba tratando con fuerza de ganarse el favor de un magnate de los medios que lo había desdeñado siempre como un charlatán y un tonto”.

Anthony Zurcher: “Durante la campaña, Trump tuvo algunas disputas con Fox News, pero el presidente es un gran simpatizante de la cadena, la cual se ha convertido en su mayor defensora desde su toma de posesión”.

bbc-7.jpg

Se dice que Trump habla regularmente por teléfono con Murdoch, el magnate de los medios que posee el canal Fox News

 

 

9. Murdoch llamó a Trump “idiota”

 

La admiración hacia el magnate de los medios no es mutua, según un pasaje del libro de Wolff en el que se dice que Murdoch criticó la reunión del presidente con ejecutivos de compañías tecnológicas:

“Murdoch sugirió que tomar un enfoque liberal de las visas H-1B, que abren las puertas de Estados Unidos a inmigrantes seleccionados, podría ser difícil de cuadrar con sus promesas de construir un muro y cerrar las fronteras. Pero Trump parecía indiferente, y le dijo a Murdoch ‘Vamos a resolverlo’. Murdoch dijo ‘Qué jodido idiota’, encogiéndose de hombros mientras colgaba el teléfono”.

Anthony Zurcher: “A veces ha habido una desconexión entre la retórica antiinmigrantes de Trump y sus acciones. Tal vez el presidente electo estaba reflejando su sensibilidad en los negocios. O tal vez, en este caso, simplemente se estaba haciendo eco de la opinión del último grupo de personas que se había reunido con él”.

10. Michael Flynn sabía que sus lazos con Rusia eran “un problema”

 

El exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn sabía que aceptar dinero de Moscú por dar un discurso podría perseguirlo, según el libro.

bbc-8.jpg

Flynn reconoció haber mentido en el marco de la investigación del Departamento de Justicia sobre la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Wolff escribe que antes de la elección, Flynn “había sido advertido por amigos que no fue buena idea aceptar US$45.000 de los rusos para dar un discurso. ‘Bueno, solo sería un problema si ganamos’, les aseguró”.

Flynn reconoció haber mentido en el marco de la investigación del Departamento de Justicia sobre la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

 

Anthony Zurcher:Al igual que Paul Manafort, Flynn fue uno de los miembros del círculo íntimo de la campaña Trump cuyos asuntos del pasado no pasaban la prueba del escrutinio legal. Si Trump hubiera sido derrotado, no habría importado. Pero su éxito fue su perdición.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/fuego-furia-10-controvertidas-revelaciones-del-libro-causo-la-indignacion-donald-trump/

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

04 Enero 2018

 

 

 

El libro que asegura que Trump no quería ser Presidente

 

 

 

Fire and Fury, el más reciente libro sobre el primer año de Donald Trump, del periodista Michael Wolff, ha remecido a la Casa Blanca. La editorial adelantó su puesta en venta para este viernes.

 

 

 

Imagen-2018-01-04T193104Z_1662263874_RC1

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, entrega un mensaje de Trump, este jueves.

 

La noche del martes 8 de noviembre de 2016, Donald Trump siguió con “horror” el conteo de los votos de las elecciones presidenciales que le dieron la victoria sobre la demócrata Hillary Clinton. El entonces ex rostro de reality y empresario de bienes raíces no quería ser el Presidente de Estados Unidos, por lo que la noticia lo dejó perplejo. Tampoco era el deseo de su esposa Melania y él mismo habría intentado calmarla antes del día clave, asegurándole que no ganaría. Pero esa noche, la ahora primera dama lloró y no precisamente de alegría.

Esta es una de las principales “bombas” que contiene el libro Fire and Fury: inside the Trump White House del periodista estadounidense Michael Wolff, que ha provocado una verdadera tormenta política al interior del Ejecutivo norteamericano incluso antes de su puesta en venta, programada para el próximo 9 de enero, pero que se adelantó para este viernes debido a una “demanda sin precedentes” según anunció este jueves la editorial Henry Holt & Company. Para la Casa Blanca, el relato de Wolff es una completa “mentira”.
Algunos de sus extractos, publicados en medios como The Guardian, The New York Times y Hollywood Reporter han provocado una tormenta en Washington. El libro se sustenta en entrevistas con 200 funcionarios que realizaron un incómodo retrato del mandatario, su familia y asesores de su administración.
Según el texto, Trump reaccionó con estupor al verse el ganador de los comicios, ya que su idea inicial era más comercial que electoral. “Poco después de las 20:00 del día de la elección, cuando la sorpresiva tendencia decía que Trump podría ganar, Donald Trump Jr. le dijo a un amigo que su padre o DJT, como él lo llama, parecía como si hubiera visto un fantasma. Melania estaba en lágrimas y no de alegría”, sostiene el texto. Trump habría querido convertirse en el hombre más famoso del mundo con la única intención de impulsar sus negocios y lograr “una marca mucho más poderosa y oportunidades incalculables”, según narra el ex director del canal Fox News, Roger Ailes en el texto.
Según Wolff, el mandatario tampoco habría disfrutado de su toma de posesión, el 20 de enero de 2017. “Estaba enojado porque las estrellas de primer nivel le habían desairado”, sostiene el libro. “Se le vio peleando con su esposa, que parecía al borde de las lágrimas. A lo largo del día, él tenía lo que algunos a su alrededor llaman la cara de golfista: enfadado y cabreado, con los hombros encorvados, brazos oscilantes, cejas y labios fruncidos”, agrega.
Una situación similar se dio, según la obra, con su instalación en la Casa Blanca. A esa altura, la pelea con Melania habría alcanzado su máximo nivel. Para Trump, el palacio presidencial era “espeluznante” y mandó a poner un cerrojo en su habitación, algo que lo llevó a tener un breve enfrentamiento con el Servicio Secreto, que insistía en tener acceso en todo momento. En los primeros días ordenó también la instalación en su dormitorio de dos pantallas más de televisión, donde ya había una. La pareja presidencial duerme en piezas separadas, algo que no sucedía desde que los Kennedy ocupaban la Casa Blanca, de acuerdo con Wolff.
Hamburguesas McDonald´s
La obra de 336 páginas revela también que cuando Trump no cenaba con quien fuera uno de sus asesores más influyentes, Steve Bannon, se quedaba en su habitación comiendo “hamburguesas con queso” mientras miraba sus tres pantallas y hacía llamadas telefónicas a un selecto grupo de amigos. Según el libro, Trump disfruta de la cadena de comida rápida McDonald´s por temor a ser envenenado. “Un motivo por el que le gusta comer en McDonald´s es porque nadie sabe que está yendo y la comida se prepara de modo seguro”, dice el libro.
En sus conversaciones telefónicas, el mandatario habría ido develando los defectos de los miembros de su equipo, para los que tendría distintos apodos. Bannon era “desleal”, mientras que su ex jefe de gabinete Reince Priebus era “débil” y un “enano” y su yerno Jared Kushner un “lamebotas”. Al ex vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, lo tildaba de “estúpido”.
El quiebre entre Trump y Bannon, quien renunció en agosto, provocó otra de las “bombas” del libro. El ex asesor habló en on the record y señaló una oscura trama entre colaboradores de Trump, incluido su propio hijo y yerno, con figuras cercanas a Rusia. En ese sentido, Bannon calificó como una “traición” y de “antipatriota” una reunión del equipo de Trump con una abogada rusa supuestamente para perjudicar a Hillary Clinton durante la campaña. También lanzó duros dardos contra Ivanka, la hija del mandatario.
El diario The Washington Post asegura que el libro se enfoca principalmente en la figura del mandatario como “un bufón que no lee, que es incapaz de decidir sus prioridades políticas o de gestionar el elenco de personajes en guerra que se pasan los días peleando y haciéndose la cama los unos a los otros y al Presidente”.
Según The New York Times, el libro presenta a Trump como un candidato y mandatario “poco serio”, abocado principalmente a “alimentar su ego” dentro de una disfuncional Casa Blanca.
Las páginas hablan además, de la poca voluntad de Trump por leer textos fundamentales. A comienzos de 2016, una de sus consejeras, Sam Nunberg, fue enviada a explicarle la Constitución al candidato. “Llegué hasta la cuarta enmienda antes que su dedo se pusiera sobre sus labios y sus ojos giraran hacia atrás de su cabeza”, relata.
Una fuente anónima asegura en el libro que la administración de Trump es “peor de lo que uno imagina. Un idiota rodeado de payasos. Trump nunca lee nada, ni memorandos de una página, ni briefs políticos, nada. Se para en la mitad de las reuniones con líderes mundiales porque se aburre”.
Al mismo tiempo, la investigación, realizada durante un período de 18 meses, entrega luces sobre la admiración que Trump sentía por el magnate de los medios Rupert Murdoch. “Trump todavía estaba tratando con fuerza de ganarse el favor de un magnate de los medios que lo había desdeñado siempre como un charlatán y un tonto”. En una ocasión también lo calificó como “un jodido idiota”.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

05 Enero 2018

 

 

 

 

Autor de polémico libro sobre Trump le agradece por impulsar las ventas

 

 

 

 

El lanzamiento que estaba previsto para le próxima semana se adelantó para hoy. Incluso ya figura en la lista de best sellers en Amazon.

 

 

 

Los-asesores-de-Trump-21010951-820x385.j

“Furia y Fuego: dentro de la Casa Blanca de Trump”. Así se titula el libro que ha desatado la indignación del Presidente Donald Trump y que, probablemente, esté haciendo sentir al republicano las primeras dos palabras.
Y es que antes de ayer los medios de comunicaciones dieron a conocer fragmentos de la obra del periodista Michael Wolff que cuenta los entretelones de la Casa Blanca y que resume el primer año de Trump a cargo de la administración.
Estos adelantos desataron la furia del presidente y su entorno contra su ex asesor clave, Steve Bannon, quien hizo extensas declaraciones al autor en las que habló despectivamente sobre Trump y su familia. Bannon puso en duda la competencia del republicano y calificó de “traidora” y “antipatriótica” la reunión del hijo del presidente con una abogada rusa en plena campaña electoral.
Trump salió en su defensa y dijo que el libro estaba repleto de “mentiras, tergiversaciones y fuentes inexistentes”. De acuerdo a Wolff, se contó con la entrevistas de 200 personas del círculo cercano de Trump e incluso una entrevista al mismo presidente para armas la obra.
Tanto ha sido el revuelo del libro, que su publicación que estaba prevista para la próxima semana, se tuvo que adelantar para hoy. Incluso algunos medios aseguraron que en 20 minutos se agotó su venta en una librería en Washington.
“¿A quién envío la caja de bombones?”, bromeó hoy Wolff en el programa estadounidense Today Show para agradecer a Trump impulsar las ventas.
Sin embargo, el magnate inmobiliario no debe estar contento. Ayer su abogado reclamó a la casa editorial para detener la venta o la publicación de adelantos. Pero nada pudo detener el salto al tope de la lista de best sellers de Amazon.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

05 Enero 2018

 

 

 

Las aspiraciones presidenciales de Ivanka Trump

 

 

 

 

 

Según el libro de Wolff, la “primera hija” aspira a ser la primera Presidenta de EE.UU.

 

 

Trump-spends-his-holiday-vacation-in-Wes

El libro que sacude a la administración de Donald Trump le dedica varios párrafos a la hija más cercana y política del mandatario, Ivanka. Y también a su esposo, el asesor Jared Kushner.
Según el autor, Michael Wolff, fue Steve Bannon quien acuñó el término “Jarvanka” para ilustrar el gran poderío de la pareja dentro de los círculos de poder. En el libro se detalla cómo Bannon habría estado “escandalizado” por el tratamiento que recibe el matrimonio al interior de la Casa Blanca. El asesor también tilda a Ivanka como “tonta como un ladrillo”.
Según el diario británico The Guardian, las desavenencias y luchas de poder entre la pareja y Bannon son un argumento recurrente del libro.
Pero también detalla un lado hasta ahora desconocido: las aspiraciones políticas de Ivanka. Según Wolff, ella desea convertirse en la primera Presidenta mujer de Estados Unidos.
De acuerdo con el libro, ella y su esposo habrían llegado a un acuerdo para que sea la empresaria la que postule a la Presidencia en el futuro. “Habían llegado a un acuerdo serio: si en algún momento en el futuro se presentara la oportunidad, ella sería la candidata a la Presidencia. La primera mujer Presidenta, se emocionaba Ivanka, no sería Hillary Clinton, sino que sería Ivanka Trump”, dice el libro.
La obra de Wolff revela también que mientras Melania Trump evita la Casa Blanca, es Ivanka “la que cumple el rol de esposa-primera dama”, mientras que Hope Hicks, la directora de Comunicaciones de 26 años, “es la que actúa como una hija”.
Por otra parte, el libro asegura que la hija predilecta de Donald Trump suele burlarse del cabello de su padre. “Ella lo trataba con un grado de desapego, incluso de ironía, yendo tan lejos como para burlarse de su cabello con los demás. A menudo describía a sus amigos la mecánica detrás del peinado”, escribe Wolff. “El color, ella decía en plan cómico, se debía de un producto llamado Just for Men. Mientras más tiempo se lo dejara puesto, más oscuro se ponía. Su color de pelo rubio naranjo es resultado de la impaciencia de Trump”, agrega.
También se detalla que la fe de Ivanka y su esposo, ambos judíos, habrían provocado problemas. “Es una guerra entre judíos y no judíos”, dice en el libro el ex secretario de Estado, Henry Kissinger.

 

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

05 Enero 2018

 

 

Michael Wolff, el hombre que remece a Donald Trump

 

 

 

El autor del libro que desató una tormenta en la Casa Blanca, ha construido su carrera en base a un estilo que denomina como “mosca en la pared” del poder.

 

 

 

Imagen-2018-01-05T163641Z_1970689962_RC1

 

 

 

“¿A quién envío la caja de bombones?”. Eligiendo un tono sarcástico, Michael Wolff, el autor del libro Fire and Fury: inside the Trump White House, respondió a quienes desacreditan la obra que lo convirtió en celebridad, por el brutal retrato que hace de Donald Trump, quien -según el texto- es apuntado por sus colaboradores como un “niño”, un “imbécil” e “idiota” que no tiene condiciones para conducir a Estados Unidos.
El libro apunta a convertirse en uno de los best seller del año. Y su salida a la venta, prevista inicialmente para el martes, se produjo hoy de manera anticipada debido a una “demanda sin precedentes”, provocando largas filas de personas que desafiaron las temperaturas bajo de cero de ciudades como Washington y Nueva York para comprar un ejemplar.
Mientras la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que el libro está “repleto de falsedades”, Trump dijo que “autoricé un acceso igual a cero a la Casa Blanca (realmente lo rechacé muchas veces) al autor del libro falso. Nunca hablé con él por el libro. Está lleno de mentiras, falsas representaciones y fuentes que no existen”.
Sin embargo, Wolff aseguró en una entrevista con el programa Today de la cadena NBC, que “hablé con el Presidente. Si se dio cuenta de que era una entrevista o no, no lo sé, pero ciertamente no fue extraoficial”.
En 2004, el periodista de 64 años fue descrito como “en parte un editorialista, en parte un psicoterapeuta, en parte un antropólogo social que invita a los lectores a ser una mosca en la pared en el círculo íntimo de los magnates”. Y precisamente esa “mosca” fue lo que él encarnó durante 18 meses, en los que rondó el entorno político del actual mandatario, desde la campaña electoral hasta la Casa Blanca, entrevistando a “más de 200 personas”, incluyendo al Presidente y varios de sus colaboradores más cercanos. Wolff logró entrevistar a Trump en junio de 2016 y luego de su triunfo electoral pidió tener acceso a la Casa Blanca, donde fue un testigo privilegiado.
Con un estilo narrativo, basado en conversaciones o fuentes indirectas, Wolff se instaló hace muchos años en Nueva York. Columnista en publicaciones como New York magazine y la revista Vanity Fair, también ganó varios prestigiosos premios nacionales por su labor periodística.
Según la cadena BBC, “su estilo está típicamente centrado en permitir al lector una mirada desde adentro de un asunto, en general en los medios y los magnates que están detrás de ellos”. The New York Times tilda sus columnas de cáusticas y destaca su olfato para chismes de primera clase.
Hasta ahora, su libro más conocido era The man who owns the news, de 2008, dedicado al magnate de los medios de comunicación, Rupert Murdoch. De hecho, el dueño de la cadena Fox no quedó complacido con la biografía escrita por Wolff.
Hijo de un ejecutivo publicitario y una periodista, Wolff creció en los suburbios de Nueva Jersey y comenzó su carrera a temprana edad en The New York Times, repartiendo a los distintos subeditores los artículos escritos por los periodistas. Además de columnista, ocupó también cargos ejecutivos en varios medios e incluso intentó adquirir la New York magazine con otros socios, entre ellos el productor de cine Harvey Weinstein.
Además de las acusaciones de que su libro sobre Trump está lleno de “falsedades” y a la amenaza de tener que enfrentar procesos por difamación e invasión de la vida privada hecha por los abogados del Presidente, Wolff es criticado por su supuesta falta de rigurosidad.
En 2008, el columnista del New York Times, David Carr, dijo al revisar un libro de Wolff que “aunque puede saberlo todo, se equivoca” y apuntó a un error del periodista al decir que CNN había informado sobre una acusación sexual contra Trump cuando el que lo había hecho era el sitio BuzzFeed News.
Sin embargo, el ex asesor de Trump, Steve Bannon, no ha cuestionado el contenido del libro, pese al alto costo que le ha generado por sus fuertes dichos.
Además, Wolff recibió el apoyo de Janice Min, ex editora de The Hollywood Reporter, y de Graydon Carter, ex editor de Wolff en la revista Vanity Fair.
Min aseguró a través de Twitter haber estado en la cena que Wolff cita en su libro y donde describe una conversación entre Steve Bannon, y el fallecido ex presidente de Fox News, Roger Ailes. “Cada palabra que he visto en el libro es absolutamente precisa”, dijo.
En declaraciones al Times, Carter aseguró que no le sorprendía que Wolff escribiera “un libro entretenido”. En tanto, destacó que “el misterio es por qué la Casa Blanca lo dejó pasar por la puerta”.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

06 Enero 2018

 

 

 

Por qué se está cuestionando la salud mental del presidente de Estados Unidos, Donald Trump

 

 

 

Es una discusión que los adversarios del presidente de Estados Unidos han tenido desde hace tiempo: ¿es Donald Trump mentalmente apto para su cargo?

 

 

 

 

99479968_trump.jpg

 

El tema ha resurgido en en los últimos días en algunos medios de comunicación como el Washington Post o la cadena CNN, tras la publicación del polémico libro del periodista Michael Wolff, en el que relata el ascenso de Trump a la presidencia con entrevistas a personas cercanas al mandatario.

Incluso este viernes, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, se pronunció sobre el tema, asegurando que él “nunca se cuestionó” la salud mental del presidente, pese a que Wolff dice en su libro que en la Casa Blanca consideran a Trump un “niño”.

La idiosincrasia del presidente, su fuerte personalidad y su forma de hablar, diferentes a la de la élite de Washington, han sacudido la política estadounidense en el último año.

Pero esa personalidad y carácter también han contribuido a que se forme una atmósfera en la que sus críticos han ido más y más lejos, hasta cuestionar si Trump es apto para el cargo.

Algunos incluso han llegado a poner en duda su salud mental.

¿Qué se dice actualmente?

 

 

99487623_mediaitem99487622.jpg

La oleada actual de especulaciones se ha reavivado tras la publicación del libro “Fuego y Furia”, en el que el periodista Michael Wolff escribe que, durante el tiempo que pasó en la Casa Blanca para preparar su ensayo, conoció a gente alrededor de Trump que notaba que “sus facultades mentales patinaban”.

Durante la promoción de su libro, Wolff aseguró que Trump, de 71 años, repite frases para sí mismo a menudo.

La repetición puede ser causada por la mala memoria a corto plazo, así como por otros factores.

Puede ser un signo de demencia, que afecta hasta 8% de las personas mayores de 60 años en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

“Todo el mundo era muy consciente del creciente ritmo de sus repeticiones”, escribe Wolff.

“Antes solía tener un periodo de 30 minutos en el que repetía, palabra por palabra y expresión por expresión, las mismas tres frases. Pero ahora ocurre en periodos de menos de 10 minutos”.

Wolff no dio ningún otro contexto sobre esas presuntas repeticiones.

Trump ha desdeñado el libro, que calificó de “errado” y “lleno de mentiras”, además de rechazar que él le haya dado alguna vez acceso a la Casa Blanca a Wolff.

Los críticos del libro también han cuestionado sus fuentes, ponen en duda que Wolff haya sido testigo de los hechos que describe y consideran como “chismes” algunas de las informaciones que contiene.

¿Qué se ha dicho antes?

 

Algunos psicólogos han especulado previamente acerca de los síntomas que veían en el comportamiento de Trump.

Varios libros fueron publicados sobre el tema unos meses después de la toma de posesión de Trump, como “El peligroso caso de Donald Trump”, de Bandy X. Lee; “El crepúsculo de la Cordura Estadounidense”, de Allen Frances, o “Fantasilandia”, de Kurt Andersen.

El doctor Lee, quien es profesor de psiquiatría en la Universidad de Yale, dijo a un grupo de senadores demócratas el mes pasado que Trump “iba a desmoronarse y ya estamos viendo señales”.

99487627_gettyimages-822537502.jpg

Pero vale la pena recordar que ninguna de estas personas ha tratado como paciente a Trump, ni tienen información de primera mano sobre su estado mental.

Cualquier profesional que lo hubiera tratado y quisiera hablar al respecto iría contra las normas de ética, así como en contra de leyes federales que protegen a los pacientes.

¿Por qué es importante?

 

En teoría estaría en juego el trabajo que tiene Trump.

En virtud de la enmienda 25 de la Constitución de Estados Unidos, si se considera que el presidente es “incapaz de ejercer los derechos y obligaciones de su cargo”, el vicepresidente tomaría el puesto.

Su gabinete y el vicepresidente tendrían que poner en marcha un proceso de destitución, por lo que es poco probable que suceda aunque muchas voces lo pidan.

99487631_gettyimages-1762245.jpg

 

 

¿Ha habido presidentes con problemas mentales?

 

Sí, presidentes de Estados Unidos han sufrido de enfermedades mentales, como Abraham Lincoln, cuya depresión clínica le provocó varios episodios negativos.

Más recientemente, Ronald Reagan, quien fue presidente de 1981 a 1989, sufría de desorientación y en ocasiones parecía no estar seguro de dónde se encontraba.

Fue diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer 5 años después de dejar el cargo.

Sin embargo, la enmienda 25 nunca se ha utilizado para destituir a un presidente en ejercicio.

¿Qué hay de las evidencias sobre Trump?

 

99487725_gettyimages-488226322.jpg

Vale la pena reiterarlo: no hay evidencia real de nada mientras que no haya nadie que haya examinado al presidente y hable públicamente.

Sin embargo, algunos han sugerido que Trump puede tener síntomas que apuntarían al Trastorno Narcisista de la Personalidad (TNP).

Las personas con esta afección a menudo muestran algunas de las siguientes características, de acuerdo con el medio especializado Psychology Today:

  • Grandiosidad, que es la falta de empatía por otras personas y una necesidad de admiración
  • Creen que son superiores o que merecen un trato especial.
  • Buscan la admiración y la atención de forma excesiva, y tienen conflictos para manejar la crítica o la derrota

Sin embargo, el hombre que describió los criterios para el TNP, Allen Frances, dijo que no podía decir que Trump tuviera ese trastorno ya que no encontraba muestras de angustia evidente en el presidente.

“Trump provoca angustia grave en lugar de experimentarla y ha sido recompensado con creces, en lugar de ser castigado, por su grandiosidad, ensimismamiento y falta de empatía”, escribió Frances.

El libro de Wolff ha llevado a algunos a preguntarse si Trump podría estar sufriendo de deterioro cognitivo.

La repetición de frases y la manera de hablar de Trump han sido señaladas como pruebas de esto.

Algunos dicen que el presidente está ocultando un deterioro cognitivo dado que han notado momentos en los que Trump parece no tener un control total de sus propios movimientos.

Hubo un caso en diciembre, cuando estaba dando un discurso y levantó un vaso con torpeza, con las dos manos.

99487729_gettyimages-831982412.jpg

Durante otro discurso, arrastró algunas palabras, algo que la Casa Blanca atribuyó a una afección en la garganta, pero algunos dijeron que podría ser un signo de algo más serio.

La próxima semana, el presidente se someterá a su primer examen médico -un examen físico- desde que asumió el cargo.

¿Es un debate justo?

 

Esa es la cuestión.

Sarah Huckabee Sanders, la portavoz de la Casa Blanca, consideró que esto es “lamentable y ridículo”.

“Si no fuera apto, probablemente no estaría sentado allí, no habría derrotado al grupo más cualificado de candidatos que se haya visto en el Partido Republicano”.

99484700_gettyimages-894923040.jpg

Algunos legisladores republicanos han calificado las preocupaciones sobre la salud del presidente como un ataque partidista.

El doctor Frances ha dicho que este debate es injusto con las personas que sufren de enfermedades mentales: “El mal comportamiento no suele ser un signo de enfermedad mental, además de que los enfermos mentales se comportan mal solo en raras ocasiones”, dijo.

“Es un insulto estigmatizar a los enfermos mentales (que son en su mayoría bien educados y bien comportados) al ser comparados con el señor Trump (que no lo es)”, señaló.

Otros han hecho eco de esto, como el columnista David M. Perry, quien dijo que el debate haría “que la gente con necesidades de atención mental se mantuvieran en silencio”.

Pero los profesionales que han dado su opinión sobre el estado psicológico de Trump dicen que han hablado con el objetivo de advertir a la nación.

Rompiendo la regla Goldwater

 

Al hablar de este asunto, los profesionales de la salud mental han roto sus propias reglas de ética.

La regla Goldwater prohíbe a los psiquiatras ofrecer un diagnóstico sobre alguien que no han evaluado personalmente.

99487813_gettyimages-522879605.jpg

Se instauró después de que una revista preguntó a miles de expertos en 1964 si el candidato republicano Barry Goldwater era psicológicamente apto para ser presidente.

Él demandó con éxito el editor de la revista por difamación después de que los resultados fueran publicados.

La Asociación Estadounidense de Psicología advirtió durante la campaña pasada que romper la regla al intentar analizar a los candidatos en la elección presidencial era “irresponsable, potencialmente estigmatizante y definitivamente no ético”.

Considerando la regla contra el diagnóstico a distancia, algunos argumentan que debería establecerse un mecanismo para examinar a un mandatario.

“Un presidente podría ser un alucinador activo”, escribe la revista The Atlantic, “que amenace con lanzar un ataque nuclear en base a información de inteligencia obtenida de David Bowie, y la comunidad médica podría quedar relegada a especular en la distancia”.

De hecho, hay un proyecto de ley para que se conforme un comité que pueda evaluar la salud del presidente cuando se requiera. Se llamaría Ley para la Comisión de Supervisión de la Capacidad Presidencial.

A pesar del amplio debate que ha generado el tema de la salud mental del presidente, muchos analistas prefieren no considerar la cuestión.

99472162_gettyimages-615754972.jpg

Carlos Lozada escribe en el Washington Post: “Hay algo demasiado simplista en desestimar sus fechorías como producto de una enfermedad mental; eso lo exonera a él y a nosotros”.

“Si no nos gusta la política de alguien, nos lanzamos en su contra, hacemos campaña en su contra, no utilizamos el sistema psiquiátrico en su contra”, escribe Alan Dershowitz, exprofesor de la Escuela de Derecho de Harvard, pues considera que eso es “simplemente peligroso”.

Cree que las personas que piensan que la Enmienda 25 pondría fin a la presidencia Trump están poniendo “los deseos sobre la realidad”.

Únicamente un “importante brote psicótico” daría lugar a eso.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/se-esta-cuestionando-la-salud-mental-del-presidente-estados-unidos-donald-trump/

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

06 Enero 2018

 

 

 

Trump se define como un “genio” ante especulaciones sobre su capacidad mental

 

 

 

 

El mandatario se refirió ante rumores que hablan de sus asesores viéndolo "como un niño", le llaman "idiota", y en donde su exestratega jefe cree que ha "perdido" la cabeza.

 

 

 

Trump se define como un “genio” ante especulaciones sobre su capacidad mental

 

 

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se definió hoy como “un genio muy estable” en un intento de zanjar las especulaciones sobre su capacidad y estabilidad mental que han circulado por Washington a raíz de la publicación de un libro sobre su Presidencia.
 
“Realmente, a lo largo de mi vida, mis dos grandes activos han sido la estabilidad mental y ser, como, realmente listo”, aseguró Trump en la red social Twitter.
 
 
Trump mostraba así su indignación por los rumores que ha despertado la publicación este viernes del libro “Fire and Fury” (“Furia y fuego”), cuyo autor, Michael Wolff, asegura que los funcionarios de la Casa Blanca cuestionan las dotes del mandatario para gobernar.
 
Según Wolff, “el cien por cien” de los asesores del presidente “le ven como un niño” y le llaman “idiota”, y su exestratega jefe, Steve Bannon, cree que el mandatario ha “perdido” la cabeza.
“Este hombre no lee, no escucha. Es como un ‘pinball’, virando a todas partes”, dijo Wolff este viernes en una entrevista a la cadena NBC News.
 
Ese rumor sobre el entorno del presidente se sumó a la revelación de que, hace un mes, un grupo de legisladores -la mayoría demócratas- convocaron a una profesora de psiquiatría en la Universidad de Yale, Bandy X. Lee, para que les hablara sobre lo que el comportamiento de Trump revela sobre su estado mental.
 
“(Trump) Va a perder el control, y estamos viendo las señales”, dijo Lee a los legisladores, según relató en una entrevista con el diario Politico el miércoles.
 
El presidente dio más razones a quienes le acusan de padecer un trastorno narcisista este martes, cuando se jactó en Twitter de que, igual que el líder norcoreano Kim Jong-un, él también tiene acceso a un “botón nuclear”, pero que el suyo es “mucho más grande y más poderoso”.
 
Esa amenaza de un ataque nuclear, sumada a las revelaciones del libro y la reunión en el Congreso, reavivó las especulaciones sobre la posibilidad de que Trump pudiera ser apartado del poder mediante la activación de la 25 enmienda de la Constitución estadounidense.
 
Ese artículo, aprobado en 1967, establece la posibilidad de apartar al presidente del poder si se le considera “incapaz de ocuparse de los deberes del cargo”.
 
No obstante, los expertos consultados por Efe coinciden en que es “altamente improbable” que esa enmienda pueda aplicarse.
 
“La enmienda no se diseñó para afrontar el temperamento y la salud mental, sino la incapacitación, como en el caso de que el presidente sufriera un derrame cerebral o alguna discapacidad grave que le impidiera hacer su trabajo”, explicó un historiador y politólogo en la Universidad de George Washington, Matthew Dallek.
 
Su aplicación “requeriría que muchos miembros del gabinete y su propio vicepresidente declararan que es incapaz, y si Trump desafiara ese análisis, dos tercios del Congreso” tendrían que votar en su contra para poder expulsarle del cargo, apuntó Dallek.
 
Con él coincidió Patrick Maney, un historiador presidencial en la universidad Boston College, quien opinó que “ni la vigésimo quinta enmienda ni otro proceso de destitución son remotamente posibles” dada la composición del gabinete ejecutivo y el Congreso actuales.
 
“Con la excepción de sus asesores militares, (Trump) ha llenado su gabinete de figuras débiles que difícilmente le retarán”, indicó.
 
Precisamente porque valora enormemente la lealtad de quienes le rodean, a Trump le ha sentado especialmente mal la publicación de “Fire and Fury”, un embarazoso retrato sobre la Casa Blanca trazado con el testimonio anónimo de varios funcionarios.
 
“El presidente Trump se siente traicionado, sin duda. Esta es la acusación más cáustica que ha habido nunca contra un mandatario de Estados Unidos por parte de la gente que le rodea”, afirmó Maney.
 
Aunque Trump ha dirigido la mayoría de sus reproches a Bannon por criticar en el libro al hijo del mandatario, Donald Jr., parece estar dolido también por a la opinión negativa que tienen sus “asesores cercanos” sobre él, recalcó Dallek.
 
Según Maney, esos comentarios sobre Trump “son, indudablemente, la principal explicación para la furiosa reacción” de un mandatario que a menudo parece actuar guiado por el ego.
 
 
 
 
 
 
 
 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Genio en los negocios sí que es, no por nada tiene el imperio que tiene. Y la economía de Estados Unidos está mejorando, creo que la tasa de paro es de 4%, en España eso sería un milagro.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:elmostrador:

07 Enero 2018

 

 

¿Trump, Bannon, Wolff...?: quiénes son los ganadores y perdedores en la polémica por la salud mental del presidente de EE.UU. desatada por el libro "Fuego y furia"

 

 

 

99491952_7384c3f5-95ba-4902-a610-1b7f4d6

 

 

Las controvertidas revelaciones del libro "Fuego y Furia" sobre la campaña y el primer año de Trump en la Casa Blanca han sacudido de forma inesperada el juego político estadounidense, hundiendo a algunos protagonistas y favoreciendo a otros actores del sector conservador.

 

 

En el mundo de la política estadounidense, 2018 ha llegado con fuego y furia.

 

Donald Trump se separó de su exconsejero de alto nivel Steve Bannon.

Los detractores del presidente están promocionando las revelaciones del explosivo nuevo libro Fire and Fury ("Fuego y furia"), de Michael Wolff, como una forma, dicen, de confirmar cada una de las sospechas que tenían del mandatario y de cuán apto realmente está para el cargo.

Trump regresó a Twitter, arremetiendo contra los medios de comunicación, los demócratas y sus críticos.

La Casa Blanca parece un búnker, en el que se ha implementado una prohibición a los trabajadores de usar sus teléfonos celulares personales.

Cuando los estadounidenses se preparan para leer las partes más sustanciosas de "Fuego y furia", el polvo sigue sacudiéndose en la más reciente tormenta política estadounidense.

¿Quiénes son los ganadores y los perdedores de toda esta polémica?

Michael Wolff - Ganador

 

Durante una entrevista de televisión realizada el viernes en la mañana, el autor -un hombre conocido en los círculos mediáticos pero difícilmente familiar entre la mayoría de los estadounidenses- estaba disfrutando del resplandor que representa ser el centro de la atención nacional.

_99488881_bb9e93d0-e7c6-44a3-9d2d-4268ea

Bromeó diciendo que debería enviarle una caja de chocolates al presidente por darle el tipo de publicidad que el dinero no puede comprar.

Gracias a la frenética reacción de la Casa Blanca ante la publicación, esta semana, en la prensa de extractos de su libro, "Fire and Fury" ha encabezado la lista de los bestseller de Amazon.

Algunos se han quejado de que el autor construyó gran parte de su trabajo sobre la base de reportajes previos publicados por los principales medios de comunicación de Estados Unidos como los periódicos The Washington Post y The New York Times.

Otras voces han cuestionado la precisión de los detalles ofrecidos en el libro.

En un entrevista con la BBC, Sebastian Gorka, exasistente de Trump, señaló una nota del autor en la que Wolff reconoce que su trabajo está basado en relatos que son ocasionalmente conflictivos, algunos de los cuales, dice Gorka, son "descaradamente falsos".

Wolff indica que algunas veces permitió que los desacuerdos permanecieran en el texto para que el lector pudiera juzgar por sí mismo, mientras que en otros segmentos "se decidió por una versión de los hechos que él creía era la verdadera".

El periodista asegura que tiene grabaciones y apuntes que respaldan sus afirmaciones, aunque no ha dicho si está dispuesto a hacer público ese material.

Está claro, de cualquier modo, que el autor es en este momento la mayor estrella en el firmamento de los medios de comunicación y, para un hombre que parece estar encantando con ser el hombre del momento, eso es un triunfo. Un gran triunfo.

Steve Bannon - Perdedor

 

El exjefe de estrategia de la Casa Blanca pasó en menos de un año de ser el cerebro detrás de la victoria electoral de Trump de 2016 y de ocupar la portada de la revista Time a convertirse en el "descuidado Steve", como recientemente lo ha bautizado el presidente estadounidense.

_99486330_zzbannon.jpg

Ha sido un abrupto cambio de suerte.

A inicios de 2017, Bannon presumía sobre cómo él iba a supervisar nada menos que la "deconstrucción del Estado administrativo" y encabezaba un nuevo populismo conservador, uniendo a estadounidenses de clase trabajadora con evangélicos conservadores para establecer una duradera mayoría gobernante.

Luego de ser obligado a abandonar la Casa Blanca a mediados de agosto, él prometió lanzar un movimiento que intentaría desalojar de sus curules a aquellos senadores republicanos que percibía como no suficientemente leales a Trump y a sus políticas nacionalistas.

El primer candidato al que apoyó fue Roy Moore quien, después de verse inmerso en un escándalo sobre supuestos abusos sexuales, se convirtió en el primer senador republicano en 25 años en perder su puesto ante un candidato demócrata en la profundamente conservadora Alabama.

Esa derrota puede haber sido el inicio del fin de la influencia de Bannon. Si hay algo que Trump no tolera es un perdedor y, efectivamente, el mandatario dio cuenta de esa derrota en Alabama en su feroz carta de rechazo a Bannon, tras la divulgación esta semana en la prensa de los primeros fragmentos de "Fuego y Furia".

_99494529_gettyimages-870695452.jpg

Basta con agregar que Bannon dirigió duros insultos personales contra Trump y su familia -llamando a su hija Ivanka "idiota como un ladrillo" y señalando que su hijo Donald Trump Jr y el marido e Ivanka, Jared Kushner, podían haber cometido traición al reunirse con los rusos durante la campaña presidencial- para que su suerte quedara sellada.

Hay informaciones que señalan que la Casa Blanca indicó a sus seguidores que tendrían que elegir entre el mandatario y Bannon y, con mucha diferencia, ellos se han colocado del lado de Trump.

Rebekah Mercer, una rica benefactora de Bannon, emitió una declaración anunciando que ponía fin al apoyo que daba a sus esfuerzos políticos. Incluso hay informaciones que señalan que Bannon podría ser desalojado del imperio mediático conservador de Breitbart News.

Aunque la política estadounidense está llena de segundos y terceros actos, con la desaparición de sus apoyos financieros y su debilitada influencia, Bannon, de 64 años de edad, parece avanzar hacia el punto más bajo de su carrera. Si esta es una guerra entre Trump y Bannon, ya hubo una derrota.

Mitch McConnell - Ganador

¿Por qué sonríe este hombre?

_99486335_zz-mcconnell.jpg

Poco después de que el presidente emitiera su declaración diciendo que Bannon "perdió la cabeza". en la cuenta de Twitter de Mitch McConnell se publicó un pequeño video de este líder de la mayoría republicana en el Senado sentado en su escritorio y mostrando una amplia sonrisa.

No se añadía ningún texto. Tampoco hacía falta. McConnell había estado enfrentado de forma abierta con Bannon desde que este declaró que su objetivo para 2018 era verle despojado de su posición de liderazgo y lograr que sus aliados quedaran fuera del Senado.

Ahora McConnell parece haberse librado de esa molestia, mientras que los senadores republicanos que buscarán la reelección en 2018 -muchos de los cuales estaban mirando de reojo hacia su lado derecho en busca de potenciales o reales competidores respaldados por Bannon- están respirando con mayor tranquilidad.

Para los republicanos, estas elecciones de mitad de periodo de 2018 ya van a ser suficientemente difíciles de gestionar en un ambiente político que parece inclinarse hacia el lado de los muy motivados votantes demócratas.

Si los republicanos tienen que gastar tiempo y esfuerzos en defenderse de competidores que surjan en las primarias o si candidatos alternativos terminan ganando esas primarias, como hizo Moore, y luego terminan quemándose bajo la presión de la elección general, entonces lo que parece un mal año para su partido se convertirá en algo mucho peor.

Para McConnell y sus fieles compañeros, esa posibilidad se ha hecho menos probable. Las sonrisas están más que garantizadas.

Donald Trump - Perdedor

Esta podía haber sido, quizás incluso, debió haber sido una semana muy buena para Trump.

_99494676_gettyimages-901876830.jpg

El año nuevo marca el inicio de la aplicación de su reforma tributaria, aprobada con gran esfuerzo en diciembre. El índice de la bolsa de valores Dow Jones alcanzó los 25.000 puntos por primera vez en la historia, y las cifras de desempleo -aunque no tan impresionantes como se preveía- están saludablemente bajas.

Un puñado de grandes corporaciones han anunciado, al menos de forma temporal, que aumentarán los salarios de sus empleados, gracias a la nueva legislación fiscal.

Las predicciones de un desastre económico durante la presidencia de Trump parecen haber estado erradas, por lo que si los estadounidenses tienden a votar con el bolsillo todas estas deberían ser buenas noticias para el partido gobernante.

En lugar de ello, el presidente ha estado acosado por la divisiones internas.

Uno de sus aliados más próximos no solo dio credibilidad a la investigación sobre la interferencia de Rusia en la campaña presidencial estadounidense de 2016 a la que Trump ha calificado como "caza de brujas", sino que implicó en ello a familiares directos del mandatario.

"Fuego y Furia" dibuja el retrato de un presidente carente de toda preparación para ocupar ese cargo, un hombre al que sus más altos funcionarios tratan como a un niño, incapaz de concentrarse en nada que no le diera una "gratificación inmediata".

El libro afirma que Trump podría sufrir de una capacidad mental reducida, con una tendencia a decir repetidamente las mismas cosas y, en ocasiones, con problemas para reconocer incluso a amigos cercanos.

No importa si estos señalamientos están completamente respaldados por una investigación o no, pues parecerán ciertos para los críticos de Trump y alimentarán la percepción de que no está preparado para su cargo.

En cualquier caso, esto ha sido una terrible distracción para una Casa Blanca y un Congreso que se enfrentan a un apretado calendario legislativo en las semanas próximas, por lo que cada jornada perdida en control de daños es un día que los republicanos no han podido usar para impulsar sus prioridades en temas como el presupuesto, la inmigración, la infraestructura, entre otros.

Breitbart News - Perdedor

 

Si Trump fue el gran ganador en 2016, justo detrás de él quedó el hasta entonces poco conocido sitio de internet Breitbart News, alineado a la derecha política, que se convirtió en la voz del movimiento nacionalista de Trump. Bannon su anterior y futuro jefe había conseguido un cargo destacado en la Casa Blanca y su influencia estaba en su punto más alto.

_99494526_gettyimages-632408944.jpg

Ahora, sin embargo, Breitbart News se encuentra en una situación particularmente difícil. Su líder ha caído en desgracia con el presidente mientras sus reporteros y editores que cubren la disputa tienen que caminar sobre una línea delgada entre ambos.

La disputa ocurre, además, en un momento en el que han sido retados a explicar algunas de las decisiones del mandatario que se apartan de la ortodoxia económica populista (un recorte de impuestos que favorece a las grandes corporaciones no es exactamente una demanda de la clase trabajadora).

El sitio de noticias apostó fuerte por Roy Moore en diciembre, enviando periodistas a investigar elementos que potencialmente pudieran contradecir las acusaciones que han hecho algunas mujeres sobre supuestos abusos sufridos a manos del candidato republicano. Al igual que Bannon, Breitbart News también sufrió con la derrota de Moore.

Es posible que, en el futuro, se recupere, pero su ascendente trayectoria ha sido cortada en seco. Al menos por ahora.

Fox News - Ganador

Si Breitbart enfrenta dificultades en su camino para convertirse en la voz de los medios conservadores, Fox News es el rey absoluto. Cualquier avance del primero tendría que producirse a costa del último.

_99486332_zzfoxnews.jpg

Así, si Breitbart se tropieza debido a sus problemas internos, Fox -el imperio informativo de Rupert Murdoch- es quien saca beneficio.

Murdoch, por cierto, juega un rol interesante en "Fuego y Furia". Antes de su último proyecto, Wolff escribió una por momentos controvertida biografía del multimillonario de origen australiano.

En muchos pasajes de "Fuego y Furia", Trump mira hacia Murdoch con deferencia y respeto pese a los altercados por la cobertura que Fox le daba durante la campaña para las primarias republicanas.

Ese sentimiento, de acuerdo con Wolff, no siempre es recíproco al punto que supuestamente Murdoch llegó a decir que el presidente era un "jodido idiota".

Dejando todo esto de lado, Fox News se ha ubicado como un aliado y como el medio más cercano a la Casa Blanca y el presidente -un leal espectador de numerosos programas de Fox- les corresponde citando con frecuencia a los programas y a las personalidades de esa cadena en sus tuits diarios.

Independientemente de que Bannon permanezca o no en Breitbart, probablemente él siempre permanecerá vinculado a ese medio en la mente de Trump. Dados los acontecimientos recientes, esto no es algo bueno.

Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/mundo/2018/01/07/trump-bannon-wolff-quienes-son-los-ganadores-y-perdedores-en-la-polemica-por-la-salud-mental-del-presidente-de-ee-uu-desatada-por-el-libro-fuego-y-furia/

Share this post


Link to post
Share on other sites

:elmostrador:

08 Enero 2018

 

 

Libro "Fuego y furia" desata una tormenta en la Casa Blanca

 

 

 

Trump se someterá a exámenes médicos tras cuestionamientos por su salud mental

 

 

 

Fire-and-fury-1_816x428.jpg

 

 

 

“La salud del presidente no solo tiene importancia para el presidente, sino también para todos nosotros, de modo que esperamos que los mandatarios revelen información que otras personas no tienen por qué proporcionar, al igual que su información financiera”, dijo David Orentlicher, uno de los directores del programa de derecho sanitario de la Universidad de Nevada, Las Vegas.

 

 

El presidente estadounidense Donald Trump se someterá el viernes al primer examen físico desde que asumió, pero podría no saberse gran cosa sobre la salud del mandatario de 71 años aficionado a McDonald’s y que rechaza todo ejercicio más allá del golf.
Como todos los estadounidenses, Trump tiene derecho en el marco de la ley federal a que no se revele información sobre su salud. La Casa Blanca ha prometido, sin embargo, que el médico, el contraalmirante Ronny Jackson, emitirá un informe público sobre el examen previsto para el 12 de enero en el Centro Médico Walter Reed en Bethesda, Maryland.
Los detractores liberales de Trump y hasta algunos republicanos han cuestionado hace poco su capacidad para el cargo.
Un nuevo libro sobre la Casa Banca de Trump del escritor Michael Wolff, “Fire and Fury”, afirma que casi todos los principales colaboradores y asesores del mandatario consideran que tiene problemas mentales.
Trump rechazó las afirmaciones el sábado y se proclamó un “genio muy estable”.
La Casa Blanca lanzó el domingo un ejército de representantes a condenar el libro y otras especulaciones sobre la aptitud de Trump para gobernar.
El propio presidente comparó su vigor en 2016 con el de su rival, la demócrata Hillary Clinton, y afirmó que un episodio de desmayo de la ex secretaria de Estado y una persistente tos eran pruebas de que su salud no era la adecuada para que se la eligiera.
“Hillary Clinton no tiene la fortaleza ni la energía necesarias para gobernar en este mundo”, decía una voz en off en un aviso de campaña de Trump en octubre de 2016.
Ocasionales cigarros
Los informes médicos presidenciales son siempre breves y detallan algunos datos –niveles de colesterol, peso, presión arterial-, además de destacar a veces algunas peculiaridades. En el primer examen de George W. Bush como presidente, su médico destacó que le gustaba disfrutar de algún cigarro ocasional, beber sodas dietéticas y correr 19 kilómetros (12 millas) por semana.
El informe de salud del ex presidente Barack Obama mencionaba sus esfuerzos por dejar de fumar.
“La salud del presidente no solo tiene importancia para el presidente, sino también para todos nosotros, de modo que esperamos que los mandatarios revelen información que otras personas no tienen por qué proporcionar, al igual que su información financiera”, dijo David Orentlicher, uno de los directores del programa de derecho sanitario de la Universidad de Nevada, Las Vegas.

 

No se sabe si se someterá a Trump a un examen de salud mental, si bien los informes médicos de Obama y Bush indicaron que los exámenes habían revelado una función neurológica normal. Jackson no contestó una solicitud de entrevista cursada a través de la Casa Blanca. Un vocero de la Casa Blanca declinó hacer declaraciones.

Share this post


Link to post
Share on other sites

https://www.elpais.com.uy/informacion/me-encanta-pais-me-encanta-balneario-me-encanta-comida.HTML

ERIC TRUMP en Punta del Este

"Me encanta el país, me encanta el balneario, me encanta la comida"

Eric Frederick Trump, tercer hijo del presidente de Estados Unidos y de la empresaria Ivana Trump, cumplió su sexta visita al balneario.

5a4eb0ec4398b.jpeg

Trump volvió a manifestar su fascinación por Punta del Este y también —como era de esperar— con el edificio de la Playa Brava que luce su apellido en la estructura y su propia imagen en la cartelería desde diciembre pasado. Trump se mostró muy satisfecho por el nivel de ventas que supera el 75% del total de unidades. Quedan aún por vender los dos penthouses, de diez millones de dólares cada uno.

—¿Cómo vio a Punta del Este este verano?

—He estado viniendo desde hace seis años. Me encanta el país, me encanta el lugar y me encanta la comida. Es un lugar fantástico, muy especial y estamos construyendo este edificio que no tiene competidor.

—¿Cómo encontró el edificio?

—Es maravilloso. Apenas llegué lo recorrí en su totalidad. No hay un edificio mejor en toda América del Sur. Es increíble la cantidad de amenidades que tiene: las piscinas internas y externas, el helipuerto, el tamaño de los baños, el lobby... No creo que vaya a haber un edificio con semejante calidad. Hicimos un trabajo fantástico.

—¿Qué le dicen los clientes? ¿Se encontró con alguno en los Estados Unidos?

—Tenemos clientes de mi país. Aparte de uruguayos, brasileños, argentinos y de otras partes de todo el mundo. Es un edificio muy cosmopolita, como Punta del Este que se está convirtiendo en un lugar cada vez más internacional. Cada día la gente dice que es el mejor día que han visto. Punta del Este se lo merece.

—Tengo entendido que los primeros clientes que compraron en el pozo ya obtuvieron una ganancia del 200 por ciento. ¿Es así?

—Aun mejor que eso. Más de 200 por ciento. Cuando se presenta un proyecto hay gente que cree en el mismo y hay gente que no. Hubo muchos que creyeron en el proyecto y creyeron en la marca Trump. Sabían que estaban invirtiendo en el mejor edificio. La gente ahora lo ve con sus propios ojos. Este edificio marca un estándar para toda América y lo digo habiendo construido muchísimos edificios de excelente calidad en todas partes del mundo.

—Hace un año, usted estuvo en este mismo salón como hijo del presidente electo. Hoy es el hijo del presidente de los Estados Unidos. ¿Cómo cambió su vida en este año?

—Estoy muy orgulloso de lo que ha hecho mi padre. En este año casi tres trillones de dólares fueron sumados a la economía de mi país.

—¿Y en lo personal, cómo le impactó a usted?

—Ser la primera familia de los Estados Unidos genera una responsabilidad enorme. Hay diferencias en el estilo de vida. Desde la seguridad, la forma en que tenemos que viajar, entre otros aspectos. Y esto implica diferencias en la forma de hacer negocios. Somos seguros, somos conservadores. Entendemos que el trabajo de mi padre es el más importante del mundo. Por eso no vamos a hacer nada que lo pueda manchar.

—¿Cómo repercutió en la corporación Trump el hecho de que su padre sea el presidente de los Estados Unidos? ¿Venden más apartamentos?

—Creo que tenemos la marca más grande del mundo. Con el título de presidente también vienen los sacrificios. No haremos más negocios nuevos. Y lo decidimos para evitar cualquier tipo de conflictos. Mientras que mi padre sea el presidente de los Estados Unidos, la firma no hará más transacciones. Cuando termine con su mandato saldremos otra vez a vender. Mientras tanto no. Lo hacemos para evitar cualquier tipo de conflicto con los negocios. Desde el punto de vista financiero a la compañía le está yendo espectacularmente bien. Así que tenemos que dar un paso al costado por un par de años al menos.

—¿Existe por un lado un Eric Trump empresario y por otro el Eric Trump ciudadano? ¿Usted le plantea a su padre cuestiones en su calidad de ciudadano o en calidad de empresario?

—Mantengo separado el tema de los negocios. Él no tiene nada que ver con los negocios. Y yo no tengo nada que ver con el gobierno de los Estados Unidos. Somos muy estrictos en ese sentido. Sigo siendo su hijo. Somos una familia muy unida. Estoy muy orgulloso de mi padre. Siempre seré su fanático.

—¿El ciudadano Eric Trump alguna vez le cuestionó a su padre alguna decisión de gobierno? ¿Alguna vez le dijo: "Papá no me gusta lo que estás haciendo"?

—Como en toda relación entre padre e hijo o entre cualquier persona, no hay temas en que uno coincida en un cien por ciento. En algunos temas tengo mi opinión y mi padre tiene la suya en otros. Hay veces que pienso diferente a mi padre. También hay veces que pienso diferente a mi esposa o un amigo. Es algo natural.

—¿Su padre se presentará a la reelección por un período más al frente de la Casa Blanca?

—Habría que preguntarle a él, pero supongo que podrá hacerlo. Todavía es pronto para saberlo.

—¿Siente algún tipo de temor ante la eventualidad de que algo salga mal en la política exterior de su país?

—No. Para nada.

 

 

Edited by vecinita

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

18 Enero 2018

 

 

 

Trump anuncia a los ganadores de sus polémicos premios “Noticias Falsas”

 

 

 

A través de Twitter el mandatario estadounidense reveló a los 10 ganadores de los "Fake News". Entre los "galardonados" están periodistas de CNN, The Washington Post, y The New York Times.

 

 

 

trump-820x385.jpg

 

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, reveló el miércoles los ganadores de sus muy publicitados “Premios de Noticias Falsas”, intensificando sus ya persistentes ataques contra varios de los principales medios de comunicación de su país.
 
Los premios fueron anunciados horas después de que dos prominentes senadores republicanos, Jeff Flake y John McCain, criticaran al presidente, asegurando que socava a la prensa libre e incluso con Flake acusándolo de recurrir a una retórica estalinista.
 
Trump anunció a los diez “homenajeados” a través de Twitter, donde posteó el link de una lista publicada en el sitio web del Partido Republicano, que colapsó minutos después de su revelación.
 
Los “ganadores” de la parodia premiación incluyeron a los principales periódicos y cadenas de noticias, como CNN, The New York Times y The Washington Post, todos los cuales han sido blanco habitual de la ira del mandatario.
 
El economista ganador del premio Nobel Paul Krugman, quien suele escribir columnas de opinión para The New York Times, quedó en el primer puesto. El gobierno alegó que mereció ese lugar por escribir “el día de la histórica y aplastante victoria del presidente Trump que la economía nunca se recuperaría”.
 
La lista también apuntó a un error del veterano periodista de ABC Brian Ross, quien fue suspendido por cuatro semanas sin paga luego de que se viera obligado a corregir un informe sobre el exasesor de Trump Michael Flynn.
 
En el tercer puesto del podio, está la información con la que CNN afirmó que Trump y su hijo, Donald Trump Jr., tuvieron acceso en exclusiva a los documentos hackeados a la demócrata Hillary Clinton y al Partido Demócrata que Wikileaks filtró durante la campaña electoral.
 
 
“A pesar de una cobertura de medios muy corrupta y deshonesta, hay muchos grandes periodistas que respeto y muchas BUENAS NOTICIAS para que los estadounidenses estén orgullosos”, tuiteó el presidente luego de su anuncio.
 
 
 

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

20 Enero 2018

 

 

 

El primer año de Trump en seis libros

 

El polémico Fire and Fury: Inside the Trump White House, que se convertirá en una serie de televisión, ha opacado a otros libros sobre el mandatario. Pero en el aniversario del primer año de Donald Trump como Presidente, otros textos también van al alza.

 

 

 

bbc-trump-10-820x385.jpg

“Con el arribo de Donald Trump a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017, Estados Unidos entró en la tormenta política más extraordinaria desde, al menos, Watergate. A medida que se acercaba el día, me propuse tratar de ver la vida en la Casa Blanca de Trump a través de los ojos de las personas más cercanas a ella”. Y así lo hizo Michael Wolff, quien entrevistó a 200 personas y elaboró un incómodo y sorprendente retrato del Presidente republicano que dio la vuelta al mundo. Ahora, la compañía Endeavor Content adquirió los derechos de su libro Fire and Fury: Inside the Trump White House, para una serie de televisión.
En su libro, Wolff analiza a Trump desde casi todos los ángulos posibles: familiar, empresarial, político y personal. Sin embargo, la publicación de este texto, todo un éxito de ventas, eclipsó a otras obras que también intentan dar respuesta a los interrogantes que ha generado la llegada de Trump a la Casa Blanca.
Con el objetivo de trazar un perfil psiquiátrico del mandatario, Bandy X. Lee editó The Dangerous Case of Donald Trump. En el libro, un equipo de 27 psiquiatras y expertos en salud mental analizaron el comportamiento del Presidente para determinar si está o no capacitado para ejercer su cargo. Algunos hablan de “hedonismo presente y desenfrenado”. Otros de “narcisismo patológico” y otros tantos de “sociopatía ”.
Pero Lee no ha sido la única que profundizó en la personalidad de Trump. El experto en democracia, autoritarismo y política exterior, Brian Klaas, publicó The Despot’s Apprentice: Donald Trump’s Attack on Democracy. Klaas asegura que el Presidente no es un déspota, pero que está adoptando tácticas propias de dictadores. “Su fascinación con los militares, su obsesión por el culto a su personalidad y su campaña deliberada para difuminar la línea que separa la realidad de la falsedad no son nada nuevo en el mundo de los déspotas. Pero es nuevo en Estados Unidos”. Con ello, el autor alerta de la amenaza que supone Trump para el desarrollo de la democracia en el país.
Uno de los aspectos más polémicos del libro de Wolff fueron las declaraciones que hizo Steve Bannon sobre Donald Trump. El periodista Joshua Green profundiza en dicha relación en su libro Devil’s Bargain: Steve Bannon, Donald Trump, and the Storming of the Presidency. Green va más allá y consigue explicar como funciona la ultraderecha en EE.UU., el por qué de la caída de Hillary Clinton y “las fuerzas ocultas que impulsaron el mayor malestar en la historia política estadounidense”. El libro de Green figura en la lista de los libros más vendidos, según The New York Times.
Durante el primer año como Presidente, Donald Trump ha negado en varias ocasiones una supuesta relación con el Kremlin. Sin embargo, el ex corresponsal en Rusia del diario británico The Guardian, Luke Harding, recopiló los vínculos entre Trump y Rusia. “Datan de hace más de 20 años”, plantea. Collusion: Secret Meetings, Dirty Money, and How Russia Helped Donald Trump Win es una amplia investigación sobre las relaciones entre Trump, sus socios y funcionarios rusos con estrechos vínculos con el Kremlin. Harding fue corresponsal en Moscú hasta 2007, cuando las autoridades rusas no lo dejaron volver a entrar al país por sus polémicos artículos. En su libro detalla aspectos relacionados con el “espionaje internacional, cuentas off-shore, mafiosos , concursos de Miss Universo y las elecciones más importantes en la historia de Estados Unidos”.
Finalmente, Corey Lewandowski y David Bossie, el ex director y subdirector de la campaña de Donald Trump, respectivamente, explican en Let Trump Be Trump: The Inside Story of His Rise to the Presidency las historias que hay detrás de los grandes titulares. “Desde la grabación de Access Hollywood y los acusadores de Clinton, hasta Paul Manafort y lo que fue una victoria que parecía sacada de la mejor novela de suspenso”, narra. En todos y cada uno de esto libros se esconde el afán de los autores de entender la verdadera naturaleza del Presidente de Estados Unidos, cuya personalidad tiene al mundo en vilo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×