Jump to content

HONDURAS | Lento recuento en Honduras alimenta temores de fraude


Recommended Posts

zJ8KIZJ.png

 

 

 

:latercera:

26 Noviembre 2017

 

 

 

 

4 claves para entender qué hace especiales a las elecciones de este domingo en Honduras

 

 

 

Hay una diferencia importante entre las elecciones de este domingo y todas las celebradas en Honduras en los últimos 36 años, es decir, desde el regreso de la democracia en 1981.

 

 

 

Honduras-820x385.jpg

Desde 1982 la Constitución prohíbe la reelección presidencial y un supuesto afán reeleccionista se utilizó incluso para justificar el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya en 2009.

Hay una diferencia importante entre las elecciones de este domingo y todas las celebradas en Honduras en los últimos 36 años, es decir, desde el regreso de la democracia en 1981.

Desde 1982 la Constitución prohíbela reelección presidencial y un supuesto afán reeleccionista se utilizó incluso para justificar el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya en 2009.

Pero eso no le impide al actual presidente, Juan Orlando Hernández —una de las figuras clave del congreso que destituyó a Zelaya— repetir como candidato.

Y el hecho de que su principal rival sea la autodenominada Alianza de Oposición en contra de la Dictadura dice mucho acerca del clima político del que impera en el país centroamericano.

HONDURAS2.jpg

El actual presidente, Juan Orlando Hernández, es también candidato.

Repasamos cuatro claves para entender el proceso electoral del país más desigual del continente americano y uno de los países más violentos del mundo.

1. El regreso de la reelección después de 35 años

La participación del presidente Juan Orlando Hernández en los comicios es, sin ninguna duda, el aspecto más polémico de todo el proceso.

Las autoridades insisten en que el regreso de la reelección es evidencia del nuevo nivel de madurez de la democracia hondureña, pero la oposición la presenta como un primer paso de regreso a las dictaduras del pasado.

Y más allá del rol protagónico de Hernández en la destitución de Zelaya por supuestamente querer reelegirse, muchos destacan también la dudosa legalidaddel proceso que permite buscar un segundo mandato.

honduras3.jpg

La reelección está prohibida en Honduras desde 1982.

“Fue un proceso bastante irregular, desde el principio hasta el final”, le dice a BBC Mundo Carlos Dada, el periodista salvadoreño ganador del premio Maria Moors Cabot, el de mayor antigüedad que se entrega en el campo del periodismo, que estará cubriendo los comicios para el portal digital El Faro.

Como explica Dada, el camino a la reelección de JOH —como acostumbran llamar los medios a Hernández— fue allanado no por una reforma constitucional, sino por una sentencia de la Corte Suprema de Justicia.

“Fue un decreto loquísimo, que declara inconstitucional la Constitución”, valora Dada. Y, según el periodista, para conseguir la sentencia a su favor, JOH primero maniobró para destituir a cuatro magistrados opuestos a la reelección “mediante una triquiñuela”.

honduras4.jpg

La oposición hondureña sostiene que la reelección misma de Hernández constituiría un fraude.

El gobierno, sin embargo, asegura que las acusaciones en su contra son pura estrategia de campaña, mientras que Hernández ahora defiende el derecho del pueblo hondureño a decidir a quién quiere como su presidente sin restricciones previas.

“Yo he sido de los que he propuesto que debemos limitar la reelección una sola vez en Honduras y como prueba de ello mandamos el proyecto al Congreso y la oposición no quiere”, aseguró en una entrevista con el diario La Tribuna publicada esta semana.

2. Las sospechas de fraude

 

El control que el presidente Hernández y su Partido Nacional ejercen sobre las diferentes instituciones del Estado también ha afectado la credibilidad del árbitro de los comicios.

Y esto puede crear problemas graves, especialmente si la del domingo termina siendo una contienda cerrada: “Hay una cosa muy peligrosa, que todo el mundo está acusando de fraude al otro y no hay un árbitro creíble”, alerta Dada.

honduras5.jpg

La credibilidad del tribunal Supremo Electoral ha sido seriamente cuestionada.

El Tribunal Supremo Electoral no es lo más creíble y ha estado jugando claramente a favor de una de las fuerzas políticas que es la de JOH”, considera Dada, “de hecho, el proceso casi ha sido descalificado de antemano por los dos principales contendientes (de Hernández)”.

Efectivamente, el candidato de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, ha amenazado con desconocer los resultados en caso de victoria de los nacionalistas, asegurando que la misma solo sería posible gracias a un fraude.

Nasralla viajó a Estados Unidos en septiembre para compartir con legisladores estadounidenses las supuestas pruebas de las trampas que afirma se están preparando.

Mientras que el candidato del Partido Liberal, Luis Zelaya, también denunció públicamente “manoseos” en el padrón electoral para tratar de favorecer al partido del actual gobernante, entre otras irregularidades.

“El Tribunal Supremo Electoral no me merece ninguna credibilidad”, dijo Zelaya.

honduras6.jpg

La oposición acusa a las autoridades de preparar un fraude.

Las acusaciones han sido desestimadas por el presidente del Tribunal, David Matamoros, mientras que el presidente Hernández insiste en que son parte de la estrategia de una oposición que se sabe perdedora.

“Ya tienen un discurso escrito para el día de las elecciones, eso en los pueblos lo llamamos curarse en salud”, declaró el mandatario, quien también aseguró que el del domingo será “el proceso más observado de la historia”.

“En esta elección las misiones internacionales de observadores van a ser mucho más importantes que en elecciones anteriores, porque el árbitro no es creíble”, le dice Dada a BBC Mundo.

3. El regreso de Mel Zelaya

 

El expresidente Manuel “Mel” Zelaya no participa en los comicios como candidato, pero es el coordinador de la Alianza de Oposición contra la Dictadura.

Y un buen resultado de la Alianza confirmaría su regreso al primer plano de la política hondureña, a ocho años después de su derrocamiento y seis de su regreso definitivo al país.

Honduras7.jpg

El expresidente Manuel “Mel” Zelaya es el coordinador de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, que lleva como candidato a Salvador Nasralla. F

El partido Libertad y Refundación (Libre), fundado por Zelaya en 2011, ya se posicionó como la segunda fuerza política del país en las elecciones de 2013, con la esposa del exmandatario, Xiomara Castro, como candidata a la presidencia.

Y tanto Dada como Ismael Moreno, el coordinador del centro de análisis Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús en Honduras (ERIC), coinciden en identificar a la alianza electoral coordinada por Zelaya como la principal fuerza opositora del país.

Aunque mientras Moreno prácticamente da por descontada la reelección Hernández, Dada no desestima completamente las posibilidades de la Alianza.

“Si estás en Tegucigalpa, te quedas con la sensación de que la Alianza va a arrasar. Si vas a Amapala, o a otros lugares del interior, te quedás con la sensación de que solo piensan en un candidato, que es Juan Orlando”, le dice a BBC Mundo.

“Es difícil saberlo porque yo no he encontrado encuestas creíbles y todos (los candidatos) dicen que van a ganar, por lo que es una elección difícil de leer. Pero yo creo que la Alianza sí tiene oportunidades”, agrega.

Honduras8.jpg

Luis Zelaya, del Partido Liberal, también se ha declarado confiado de su victoria.

La lectura de Dada, sin embargo, es que el tradicional Partido Liberal, que durante décadas se alternó en el poder con el Partido Nacional, han quedado relegados a un tercer plano.

“Su rol en esta elección se reduce a quitarle votos a la Alianza”, valora el periodista salvadoreño.

Y una segunda elección consecutiva con los liberales en tercer lugar confirmaría no solo la vigencia de la nueva opción política impulsada por su antiguo presidente, Mel Zelaya, sino también el rediseño definitivo del mapa político hondureño.

4. El modelo de país: entre el “narcoestado” y las ZEDE

 

Las elecciones definirán el futuro a mediano plazo de uno de los países más violentos de Centroamérica, que también es el más desigual de los países latinoamericanos.

Hernández se presenta como el candidato de la continuidad de un gobierno que presume de haber logrado una reducción importante en los niveles de violencia y de haber convertido a Honduras en un destino cada vez más atractivo para la inversión extranjera.

Pero muchos ven con preocupación la renuncia de soberanía detrás de su proyecto estrella —las llamadas Zonas Especiales de Empleo y Desarrollo(ZEDE)—, así como los cada vez más evidentes vínculos de prominentes figuras de su Partido Nacional con el crimen organizado.

Honduras9.jpg

Acusaciones de narcotráfico penden tanto sobre familiares del presidente Hernández y como sobre los de su antecesor, Porfirio lobo.

El caso más sonado es el del hijo del expresidente hondureño, Porfirio Lobo, quien está siendo juzgado por tráfico de cocaína en Nueva York. Pero hasta el hermano de JOH ha sido implicado por el grupo de narcotraficantes conocidos como “Los Cachiros”.

Aunque, en su defensa, el gobierno de Hernández hace notar que fue bajo su mandato que se empezaron a hacer efectivas las extradiciones de narcos a EE.UU.

“La lucha contra el crimen organizado se ha intensificado. Y ahí están las capturas y las extradiciones para probarlo“, le dijo a BBC Mundo el ministro de Gobernación y Justicia de Honduras, Leonel Ayala.

Mientras que Dada también hace notar que a raíz de lo que se está ventilando en los tribunales de Nueva York, no solo el Partido Nacional parece estar implicado.

“No te puedo decir si una victoria de la Alianza cambiaría las cosas, porque nunca los he visto gobernando. Pero te puedo decir que cuando Mel Zelaya gobernabaya habían muchas avionetas aterrizando en Honduras cargadas de droga“, apunta Dada.

“También te puedo decir que después del golpe de Estado, y ahí están los mapas del Comando Sur (del ejército de EE.UU.) que lo demuestran, los aterrizajes se multiplicaron de forma alarmante”.

En lo que el periodista salvadoreño sí está seguro de que habría un cambio es en el modelo de desarrollo basado en una agresiva inversión privada impulsado por Hernández que tiene su máxima expresión en las ZEDE, territorios autónomos que se beneficiarían de una generosa política fiscal y en los que policía y tribunales estarían en manos de inversionistas privados.

“Esta es una visión que se puso en marcha cuando parecía ser la única opción para Honduras, porque estaba absolutamente aislada después del golpe de Estado”, dice Dada, para quien el impulso de estas alianzas público-privadas no ha hecho sino agravar los numerosos conflictos sociales que afectan al país.

Según el exdirector de El Faro, la oposición de las principales organizaciones sociales del país a estos asocios y a los proyectos de las ZEDE —y su consiguiente oposición al gobierno de JOH— los ha llevado a convertirse en importantes aliados políticos de la Alianza, que ha prometido derogarlos.

Finalmente, ambas fuerzas también ofrecen visiones radicalmente diferentes del combate a la violencia, con el oficialismo —que presume de una importante reducción en la tasa de homicidios— prometiendo mantener al ejército en las calles.

Las cifras parecieran avalar la estrategia del gobierno: de acuerdo a los datos del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OVUnah), divulgados el 6 de noviembre, en el primer semestre del año hubo una reducción del 21,2% en comparación con el mismo período en 2016.

“Entre enero y junio del año pasado se registraron 2.574 casos y este año 2.029, lo que son 545 menos”, le dijo su directora, Migdonia Ayestas, a BBC Mundo.

Pero no todos confían en las cifras oficiales. Y Dada destaca el altísimo nivel de “violencia dirigida” que existe en Honduras; un problema en el que las fuerzas de seguridad a menudo son más parte del problema que de la solución, como en el caso de la activista ambiental Berta Cáceres.

honduras0.jpg

Los autores intelectuales del asesinato de Berta Cáceres todavía no han sido oficialmente identificados.

“Los niveles de violencia dirigida contra periodistas, contra comunicadores, contra políticos, contra ambientalistas, no se ven en ninguna otra parte de Centroamérica“, asegura Dada.

“No solo son asesinatos contra ambientalistas: también están los acosos judiciales contra organizaciones campesinas, contra los ambientalistas mismos, los despojos de tierra. Todo esto se agravó muchísimo después del golpe de Estado y es en parte por estas alianzas público-privadas”, afirma.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/4-claves-entender-especiales-las-elecciones-este-domingo-honduras/

Link to post
Share on other sites
  • Replies 6
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Top Posters In This Topic

Popular Posts

Solo vengo a decir #FueraJOH !!! Estamos siendo víctimas del fraude más monumental en la historia de Honduras. El país es un caos y el disque presidente brilla por su ausencia.

En la elección en Honduras, la oposición toma la delantera y deja atrás al actual presidente

 

 

 

 

 

 

 

— Salvador Nasralla, un expresentador de televisión contendiendo a la cabeza de la coalición de izquierda Alianza de Oposición, tenía ventaja el lunes en la elección hondureña y se apresuró a proclamar su victoria sobre el presidente Juan Orlando Hernández Alvarado.

 

 

Una victoria por parte de Nasralla representaría una voto de castigo para Hernández, un líder autoritario que ha maniobrado para asumir el control de la mayoría de las frágiles instituciones del país centroamericano.

 

 

Una victoria por parte de Nasralla representaría una voto de castigo para Hernández, un líder autoritario que ha maniobrado para asumir el control de la mayoría de las frágiles instituciones del país centroamericano.

 

“Hemos vencido el fraude”, Nasralla dijo a sus simpatizantes, al referirse a las ampliamente difundidas sospechas de que el Partido Nacional de Hernández podría tratar de amañar la votación. “No hay duda”.

 

 

Justo antes de que el tribunal diera a conocer los datos, Hernández dijo a sus simpatizantes que él iba ganando por siete puntos.

 

Algunos simpatizantes de la coalición de Nasralla celebraron la mañana del lunes, al llenar una pequeña plaza afuera del hotel en Tegucigalpa, donde el tribunal instaló su operación para la votación.

 

Aunque Hernández ha tenido éxito en reducir parte de la violencia mortal que acecha a Honduras, y ha promovido programas sociales, su probable derrota electoral refleja lo polarizado que se ha convertido.

 

Cómo logró poner su nombre en la boleta electoral podría ser lo que más dañó su candidatura. La Constitución de Honduras incluye una prohibición estricta a la reelección presidencial, una prohibición tan ineludible que fue nombrada como la razón para retirar del poder al expresidente Manuel Zelaya a través de un golpe de Estado en 2009.

 

 

En ese entonces, se creía que Zelaya buscaba una manera de evitar la prohibición, aunque sus políticas de izquierda podrían haber sido las verdaderas razones por las cuales las élites políticas y de negocios del país lo querían fuera de Honduras.

 

Si Nasralla se convierte en presidente, Zelaya volverá firmemente al centro de la vida política de Honduras.

 

Como el fundador de Libre, el principal partido de la coalición, Zelaya hizo campaña con Nasralla y fue visto por muchos como el principal estratega de la alianza. La plataforma de la coalición fue diseñada a través de colaboraciones de simpatizantes de Libre, incluidos ministros y economistas que habían trabajado en el gobierno de Zelaya

 

A pesar de que Hernández trató durante la campaña de referirse a la coalición como un grupo de extrema izquierda aliado con Venezuela, al menos algunos votantes podrían haber dado sus votos a Nasralla por estar nostálgicos de Zelaya, quien aumentó en gran medida el salario mínimo.

 

 

Nasralla, quien no entró a la política hasta 2011 y habla con el ritmo del presentador de programas televisivos de concursos que alguna vez fue, se ha beneficiado de la percepción de que es externo a la clase política que no es corrupto.

 

Hernández apostó a que los electores estarían dispuestos a entregarle más poder a cambio de una mayor seguridad. Cuando asumió el cargo en 2013, la violencia relacionada con las drogas y las pandillas habían convertido a Honduras en el país más mortífero del mundo fuera de las zonas de guerra. Con decenas de millones de dólares cada año en ayuda proveniente de Estados Unidos, Hernández desmanteló varios carteles de la droga y extraditó a decenas de narcotraficantes a Estados Unido

 

También creó unidades de investigación especial en la policía y la oficina del fiscal general y también mejoró los patrullajes en algunos de los peores barrios.

 

Miles de agentes de policía corruptos o ineficientes fueron dados de baja y remplazados por elementos recién entrenados. No está claro si los altos mandos que se cree estuvieron trabajando para los carteles de drogas enfrentarán algún proceso.

 

La tasa de homicidios disminuyó un 28 por ciento durante 2016 y ha continuado su descenso, aunque Tegucigalpa y la capital industrial, San Pedro Sula, se mantienen entre las ciudades del mundo en las que se cometen más homicidios.

 

Pero Hernández ha sido manchado por mayor evidencia de corrupción en el Partido Nacional. La frustración por la corrupción llevó a los hondureños a protestar en las calles en 2015, cuando se manifestaron a través de las marchas de las antorchas durante semanas.

 

El movimiento obligó a Hernández a aceptar a un pánel externo de fiscales extranjeros, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras, para trabajar en conjunto con los hondureños en el Ministerio Público para preparar casos anticorrupción.

 

 

El destino del pánel sería incierto durante la presidencia de Nasralla.

 

El gobierno probablemente retrocedería en la aplicación de algunas medidas que han funcionado para reducir la violencia, aunque Nasralla ha despertado dudas sobre algunos elementos de la purga policiaca. La plataforma de la coalición también critica lo que denomina la relación “servil” con Estados Unidos.

 

 

Nasralla también enfrentaría exigencias para incrementar el crecimiento económico y crear trabajos en uno de los países más pobres y menos equitativos de América Latina. Casi dos tercios de los hondureños viven en pobreza y carecen de acceso a atención médica y otros servicios.

 

 

https://www.nytimes.com/es/2017/11/27/honduras-eleccion-salvador-nasralla-juan-orlando-hernandez-tse/?action=click&clickSource=inicio&contentPlacement=1&module=toppers&region=rank&pgtype=Homepage

 

Link to post
Share on other sites

:latercera:

29 Noviembre 2017

 

 

 

Candidato presidencial en Honduras: “No admiro a Pinochet pero estando en Chile vi cómo el país se volvió una potencia”

 

 

 

Salvador Nasralla, que se dio por ganador tras los comicios del domingo, habló con La Tercera sobre la incertidumbre electoral en su país, sus vínculos con Chile, su entrevista a Augusto Pinochet y el Festival de Viña.

 

 

 

Imagen-2017-11-28T015201Z_817226539_RC1A

Nasralla, candidato presidencial de oposición en Honduras, celebra mientras espera los resultados oficiales, afuera del Tribunal Supremo Electoral, el lunes.

“El señor de la televisión”. Ese es el apodo que se ha ganado en Honduras el candidato presidencial Salvador Nasralla Salum, de 64 años y madre chilena. Las elecciones en el país centroamericano se llevaron a cabo el domingo, pero el lento conteo de votos seguía anoche en proceso, en medio de un ambiente de tensión e incertidumbre. El Tribunal Supremo Electoral informó que con el 61,86% de los votos escrutados, Nasralla lograba un 44,3% contra un 40,5% del Presidente Juan Orlando Hernández, quien aspira a la reelección por el derechista Partido Nacional. Según los datos con los que cuenta el Tribunal Supremo Electoral, los votos que se han escrutado corresponden a las zonas urbanas, donde las encuestas daban por ganador a Nasralla. Sin embargo, aún faltarían los votos de las zonas rurales, que apoyarían a Hernández, lo que eventualmente podría dar vuelta el escenario electoral.

 

El problema es que ambos se autoproclamaron ganadores y han llamado a defender el voto en la calle. No obstante, quien ha captado la atención es Salvador Nasralla, quien no se define ni de derecha ni de izquierda.

Esta no es la primera vez que este conductor de televisión se presenta en las elecciones presidenciales hondureñas. En 2013 compitió por un conglomerado que él mismo fundó, el Partido Anticorrupción (PAC), y obtuvo un 13,4%

De todas formas, su carrera televisiva es la que forjó su figura en Honduras. Nasralla se inició a los 13 años como periodista deportivo. Fue en 1981 cuando condujo el programa “5 Deportivo”, que le permitió convertirse en el jefe de prensa de la selección de fútbol hondureña cuando ésta participó en el Mundial de España en 1982.

Fue a inicios de los 90 cuando se consolidó como rostro televisivo de la mano del programa de concursos X-0 da Dinero. También fue presentador de Miss Honduras y “Bailando por un sueño”.

Por su rol de rostro televisivo, viajó a Chile 25 años seguidos para cubrir el Festival de Viña del Mar, instancia en la cual aprovechaba de hacer todo tipo de entrevistas. Fue así como en 1984 dialogó con Augusto Pinochet, con quien consiguió la entrevista gracias a su amistad con el hijo del ex general, Marco Antonio Pinochet. La relación con este último se inició cuando Nasralla le hizo clases de preparación para la Prueba de Aptitud Académica en los 70. Este vínculo que pareciera ser fortuito, no lo es.

De padre hondureño y madre chilena, Nasralla creció en el seno de una familia de origen libanés, que lo envió a realizar sus estudios superiores a Chile. En Santiago, estudió ingeniería civil con mención en construcción en la Pontificia Universidad Católica de Chile, desde 1970 hasta 1976, por lo tanto fue testigo del golpe de Estado contra Salvador Allende, y experimentó también los efectos de la dictadura militar.

¿Qué recuerda de su paso por Chile?
Estudié en la Universidad Católica en el Campus San Joaquín, desde 1970 hasta 1976. Fue un momento muy importante de mi vida, muy bonito. Recuerdo las playas, Zapallar, Cachagua, Viña del Mar, haber esquiado en Farellones, Portillo. Me encantan los porotos granados y el pastel de choclo.

¿Tiene lazos con Chile hoy?
Hay gente que conocí que debe tener mi edad, pero por ejemplo, tengo un amigo que es el hijo menor del general Pinochet, Marco Antonio, le dí clases cuando yo estaba allá. Tengo otro amigo hondureño que vive allá también. Con Marco Antonio solo hablamos cuando yo voy a Chile, no hay una relación permanente. Yo estuve yendo a Viña del Mar durante bastantes años a hacer entrevistas de artistas. Yo trabajo en la televisión. Estuve yendo como 25 años seguidos.

¿Entrevistó a Augusto Pinochet?
Sí, lo entrevisté en 1984, a través de la amistad con el hijo conseguí la entrevista, me aproveché un poco de la amistad de Marco y le hice la entrevista ahí en el Palacio de La Moneda.

¿Fue una entrevista política?
Fue general. Yo no hacía entrevistas políticas en esa época. Yo la hice más por la curiosidad. Le pregunté cosas sobre la democracia, nada muy trascendental. Cuando la traje a Honduras, en realidad nadie la quería pasar. Me dijeron guárdela, y la tengo casi como una cosa anecdótica porque en realidad yo no entrevisto políticos. Yo me metí a la política recién hace seis años.

Si pudiera escoger algún líder de la región que lo inspira ¿cuál sería?
Ninguno. Como yo tuve la oportunidad de ver en Chile justo cuando entró el señor Pinochet, vi la situación en la que estaba el país, que era muy mala y vi cómo los economistas de su gobierno lograron rescatar económicamente el país .

¿Usted admira a Pinochet?
Yo no lo admiro, no sé si como fábula o realidad se dicen muchas cosas que no estoy de acuerdo con ellas. Lo que sí te puedo decir es que estando yo en Chile, pude experimentar un notable cambio de un país empobrecido donde hacíamos cola para todo, y a partir de las medidas económicas que toma se convierte en una potencia latinoamericana.

¿Cómo observa la situación electoral que se está desarrollando en Honduras, que lo dan a usted como ganador?
El caso de Honduras es un poco complejo de entender desde afuera, porque no existe independencia de poderes. Aquí tenemos un Tribunal Electoral que es manejado por el Presidente de la República. Un Poder Judicial manejado por el Presidente.

Usted ya había participado de la elección anterior…
Yo participé por primera vez en 2013 con un partido nuevo que fundé que se llama Partido Anticorrupción y no tenía representantes en las mesas, y me robaron como 636 mil votos. Ahora, estoy participando con una alianza de partidos. El partido que tiene la estructura que me defiende los votos, es un partido de izquierda, pero yo pertenezco a un Partido Anticorrupción que es un partido de centro, entonces mi ideología no es socialista. Yo soy una persona que fundamentalmente combate la corrupción. Lo que ando buscando es tomar decisiones que le sirvan a la mayor parte de la población, y por eso la gente siguiendo mi trayectoria en televisión, que siempre ha sido muy apreciada, me favoreció con el voto. Y aún venciendo el fraude soy el ganador.

¿Cuál es ese fraude?
El Tribunal Electoral ha cometido algo que nadie quiere comentar, porque no pasa en otras partes: 48 horas después del domingo mantiene sin computar el dato del 30% de actas que no fue transmitido, de manera intencional por órdenes del Presidente que detuvo la transmisión de estos datos, cuando vio que iba perdiendo por cinco puntos.

¿Sus expectativas frente a los resultados finales es positiva?
Sí, pero lo que pasa es que como el Presidente es el dueño del Tribunal y tiene a su gente ahí, está lanzando la gente a la calle como para que lo proclamen. Y él ya se ha autoproclamado dos veces como ganador, cuando el único dato que hay es el que me favorece a mí. Es un gobierno totalitario. Aquí nosotros estamos participando sin tener representante en todo el proceso, entonces él puede cambiar el resultado y anunciar mañana que ganó él.

¿Los resultados finales se sabrán mañana?
Sí, el jueves ya va a venir el veredicto final, pero antes de eso él está convocando a la violencia para que las personas se impongan en las calles. Está tratando de dar un golpe de Estado en realidad.

¿Cuál es su estrategia para defender sus votos?
Los votos ya están defendidos, yo tengo las actas donde yo salí ganador. El problema es que el Presidente mandó a hacer nuevas actas y va a salir con un juego de actas que no es real, como los dictadores.

 

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/salvador-nasralla-no-admiro-pinochet-estando-chile-vi-pais-se-volvio-una-potencia/

Link to post
Share on other sites

:latercera:

29 Noviembre 2017

 

 

Lento recuento en Honduras alimenta temores de fraude

 

 

 

El Presidente Juan Orlando Hernández y su rival Salvador Nasralla pelean voto a voto.

 

 

 

Honduras_Elections_75718-820x385.jpg

El candidato opositor Salvador Nasralla antes de una conferencia de prensa, el martes.

“¡Fuera JOH! (por Juan Orlando Hernández, el Presidente de Honduras)”, gritaron este miércoles miles de seguidores de la alianza opositora que respalda al candidato Salvador Nasralla, tres días después de que los hondureños acudieran a las urnas. Las elecciones presidenciales en el país centroamericano tuvieron lugar el domingo, pero el Tribunal Supremo Electoral (TSE) seguía esta noche contando los votos, un proceso que ha dado paso a fuertes especulaciones sobre un posible fraude por parte del mandatario, quien pudo postular a la reelección gracias a un fallo de la Corte Suprema en 2015.

La noche de este miércoles, Hernández superaba por menos de medio punto a Nasralla, escrutadas el 82,89 % de las mesas electorales. De esta forma, Hernández se ponía arriba con el 42,21 %, de los votos frente el 42,11 % de su oponente.
“Él (el Presidente) ya se ha autoproclamado dos veces como ganador, cuando el único dato que hay es el que me favorece a mí”, sostuvo el martes Nasralla en una entrevista con La Tercera.
Las dudas y especulaciones que surgieron tras la demora en el conteo de votos, han dado paso también a que el propio Nasralla sostuviera que los resultados estaban siendo alterados para favorecer a Hernández.
El ex Presidente hondureño Manuel Zelaya, derrocado tras un golpe de Estado en 2009 y que apoya a Nasralla, dijo que “los que perdieron están modificando las actas, van a declarar ganador a JOH y robar el triunfo”.
El sociólogo y analista hondureño Eugenio Sosa, señaló a EFE que “lo que podría salvar la situación es una auditoría internacional, no observadores, que revise el proceso y dé fe de que se contaron las actas”.
En medio de esta creciente incertidumbre, el magistrado del TSE, Marco Ramiro Lobo, aseguró a la agencia France Presse que el sistema electoral está diseñado para garantizar la transparencia, puesto que todos los partidos y delegaciones de observadores locales e internacionales tienen una copia de las actas con las que pueden verificar los resultados finales. Nasralla obtuvo un alto apoyo en las ciudades, mientras que el mandatario esperaba revertir la tendencia con el voto rural.
Luego de que se conociera la leve ventaja de Hernández, Nasralla afirmó que no reconoce los resultados del “tramposo tribunal electoral”. “El tribunal manipula descaradamente las maletas (que contienen las actas) electorales”, dijo.
Link to post
Share on other sites
Guest
This topic is now closed to further replies.
  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...