Jump to content

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR | Campaña busca que hombres con antecedentes de violencia hacia las mujeres no ejerzan en cargos públicos


Recommended Posts

:latercera:

06 Julio 2017

 

 

127 mil delitos de violencia intrafamiliar ocurrieron en 2016

 

 

 

Las sentencias condenatorias llegan en promedio a 9,3%. Expertos llaman a cambiar ley para incluir violencia en pololeo.

 

Imagen-A_UNO_458127-820x385.jpg

 

 

 

En 2016 se registraron 127.682 delitos por Violencia Intrafamiliar (VIF). Así lo detalla el Boletín Estadístico 2016 de la Fiscalía Nacional, que dice además que el 47,18% de ellos correspondió a lesiones, las amenazas fueron el 37,13%, el maltrato habitual fue un 9,73%; en tanto y el femicidio el 0,07% (96 casos).
En cuanto al número de casos ingresados, el documento indica que fueron 120.491. Pero esos casos son sólo una parte de un problema mayor, aclara Camila Maturana Kesten abogada de Corporación Humanas. “En Chile hay un altísimo número de denuncias, más de 100 mil mujeres al año denuncian sufrir violencia. Pero es un porcentaje muy menor, porque muchas no denuncian. Tardan años en reconocer que están en una situación de violencia”.
Para denunciar necesitan apoyo. Pero en los pasos siguientes del proceso no siempre encuentran apoyo, aclara Maturana. “En esa primera denuncia no obtienen la protección que requieren, porque no existe un mecanismo que asegure que se cumplan las medidas cautelares que se establecen. Tenemos un déficit de protección muy grande”.
Los delitos de VIF representan muchas complejidades para investigar, indica Luis Torres, director de la Unidad Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar de la Fiscalía Nacional. Por ejemplo, si en muchos delitos un problema para investigar es que el imputado sea desconocido, eso no ocurre en estos casos. “Pero pese a ello, no se alcanza el mismo porcentaje de sentencias condenatorias. Incluso hay mayor cantidad de absoluciones y los porcentajes de términos de archivo provisional y decisión de no perseverar son más altos que el promedio general”.
Si en los delitos generales cuando el imputado es conocido, el 26,44% llega a sentencia condenatoria, en los de VIF, esa cifra es de sólo 9,3%. También es más alta las cifras de decisión de no perseverar, con un 10,2% a un 5,6% de los delitos generales.
Y eso se debe, dice Torres, en gran medida a la alta retractación, que estima está en el orden del 50%. “En uno de cada dos casos la víctima se retracta. Los malos resultados van de la mano de ese fenómeno. Los fiscales llegan a juicio, pero no llega la víctima”.
En ese contexto, señala Torres, son preocupantes las bajas cifras que del maltrato habitual (9,73%), donde muchos casos no llegan a juicio y la tasa de archivo es altísima: 47,8% versus un 15,81% en delitos generales. “Tanto en el maltrato habitual como en el delito de amenazas su prueba depende en un 100% del relato de la víctima”, resalta Torres.
Ley integral
La legislación sobre violencia intrafamiliar partió en Chile con la primera ley que se dictó sobre esa materia en 1994. Ahí se estableció los parámetros para condenar la violencia contra cualquier miembro de la familia, con especial énfasis en la mujer.
Pero la ley de violencia intrafamiliar no es lo mismo que violencia de género, aclara Fabiola Lathrop, académica de Derecho Civil de la U. de Chile. “Las cifras mezclan violencia de género y violencia intrafamiliar. No hay una regulación civil que regule la violencia de género”.
Por ello, mejorar la ley es indispensable, agrega Torres. “Una nueva ley debería tener los recursos suficientes para todas las medidas proteccional y cautelar en este tipo de casos, desde la asistencia psicológica a la familia, a que en las casas de acogida para los casos de violencia extrema las mujeres sean recibidas con sus hijos, algo que hoy no ocurre, y ellas no los dejan aunque sean muy golpeadas”.
En ese proyecto de ley, explica Lathrop, busca incluir jurídicamente la violencia en el pololeo, “que eso no es violencia intrafamiliar, porque no hay familia”. Claudia Pascual Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, señala que con respecto a la actual ley hay insuficiencias. “La legislación actual establece una protección que se limita a las relaciones intrafamiliares dejando fuera por ejemplo, las relaciones de pololeo”, resalta la ministra.
Entre los pasos a seguir indica que han enviado un proyecto de ley sobre el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. “Que parte reconociendo que la violencia hacia las mujeres no se limita al espacio doméstico, sino que también se da en el espacio público, en los centros laborales, educacionales y que va más allá de las relaciones de pareja”, explica Pascual.
violencia-intrafamiliar-WEB.png
Link to post
Share on other sites
  • Replies 18
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Top Posters In This Topic

Popular Posts

Y acaso no hay mujeres que ejercen maltrato intrafamiliar por qué solo se condena y sataniza públicamente solo a los hombres. No debería ser parejo para ambos? Una mujer maltratadora pega menos fuert

127.000, que terrible mientras no cambien las leyes y hagan cumplir las penas como corresponde, esto es de nunca acabar.

Ayer en las noticias mostraban como una mina le rompía el auto a su marido por un ataque de celos y no es imputable porque era una discusión de pareja.

:latercera:

06 Julio 2017

 

 

“Ley Antonia”: El proyecto que busca decretar un día nacional contra la violencia en el pololeo

 

 

 

La iniciativa de un grupo transversal de diputados conmemora la muerte de la joven Antonia Garros y busca "eliminar la naturalización de la violencia en que se desarrollan las dinámicas relacionales entre los jóvenes".

 

 

antonia-820x385.jpg

El pasado 11 de febrero cerca de mil personas marcharon por Concepción pidiendo justicia por la muerte de Antonia Garros.

“Decretar el 7 de febrero como el día nacional por la no violencia en el pololeo, para que dicho día se lleven a cabo distintas manifestaciones conmemorativas a lo largo del país”. Esa es la solicitud que un grupo transversal de diputados -encabezados por Ramón Farías (PPD)- realizó a mediados de mayo a través de un proyecto de ley de artículo único.

La iniciativa, que se encuentra en su primer trámite legislativo y que será revisada hoy por la sala de la Cámara Baja, señala que “la violencia en el pololeo es un fenómeno que ha ido en aumento en Chile y se manifiesta de distintas formas y grados (…) que normalizadas en la sociedad patriarcal muchas veces se invisibiliza y se acepta como mecanismo válido de resolución de conflictos”.
En esta línea, el proyecto propone el 7 de febrero como fecha para instaurar el día nacional contra la violencia en parejas sin convivencia, “porque se enmarca en el mes de celebración del día de los enamorados, y en donde el comercio y los medios de comunicación le dan una mayor cobertura a esa fecha.”.
Además, busca conmemorar la muerte de Antonia Garros, joven de 23 años que falleció tras caer desde el piso 13 del edificio donde vivía su pololo. A pesar de que el caso aún es investigado por la justicia, cercanos a la joven indican que ésta se habría suicidado por la violencia física y psicológica que sufría por parte de su pareja de 33 años.
“Este proyecto busca crear un hito en la sociedad chilena, que tiene como propósito concientizar a la población con respecto a la temática, eliminar la naturalización de la violencia en que se desarrollan las dinámicas relacionales entre los jóvenes, especialmente. Y también crear un espacio que sirva para facilitar las diversas campañas en los medios de comunicación masiva, redes sociales, que tienen como finalidad la sensibilización de la temática en pos de su prevención, detección y eliminación”, señala el texto.
Finalmente, los parlamentarios que patrocinaron la iniciativa – Cristián Campos (PPD), Daniella Cicardini (PS), María José Hoffmann (UDI), Felipe Kast (Evópoli), Vlado Mirosevic (PL), Jorge Rathgeb (RN), Karla Rubilar (Ind), Víctor Torres (DC) y Camila Vallejo (PC)- manifiestan que “la violencia en el pololeo adolescente se ha subvalorado, tendiendo a pensar que las y los jóvenes están más protegidos, informados y conscientes de sus derechos, sin embargo, al seguir vigentes en nuestra cultura formas de relacionarse, pautas de comportamiento, valores y creencias que desvalorizan a las mujeres e impiden su autonomía cuesta reconocer y diferenciar la violencia de actos legitimados socialmente, lo que evita el auto cuidado y genera que las experiencias negativas cada vez se produzcan a más temprana edad”.
Link to post
Share on other sites

:latercera:

06 Julio 2017

 

 

 

Menor embarazada en estado crítico tras recibir disparo en la cabeza

 

 

 

Adolescente de 14 años fue trasladada desde Olmué hasta el Hospital Van Buren de Valparaíso. Labocar indaga el hecho.

 

 

A_UNO_433778_c16e7-820x385.jpg

Una menor de 14 años recibió la noche de este jueves un disparo en el cráneo en la comuna de Olmué, Región de Valparaíso.
La adolescente, quien tiene un embarazo de 23 semanas, fue trasladada en estado crítico al Hospital Carlos van Buren de Valparaíso, según consignó Radio Bío Bío.
Personal del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) realiza los peritajes en la vivienda de la menor para determinar las circunstancias en que ocurrió el hecho. Hasta el momento no hay personas detenidas.
En desarrollo…
Link to post
Share on other sites

:cooperativa:

06 Julio 2017

 

 

 

Miles de manifestantes marcharon contra la violencia de género

 

 

 

La marcha se inició a las 19:00 horas en Plaza Baquedano.

El evento se llevó a cabo sin mayores inconvenientes.
foto_0000000120170706195537.jpg

Miles de mujeres y hombres marcharon contra la violencia de género en una manifestación realizada este jueves por las calles de Santiago, en el marco de la denuncia de Valentina Henríquez, ex pareja del rapero chileno Camilo Castaldi, también conocido como Tea Time, cantante del grupo Los Tetas.

La manifestación se inició a las 19:00 horas en Plaza Baquedano y se realizó sin mayores inconvenientes, más allá de gritos en contra de las demandas de las mujeres por parte de unos trabajadores que se encontraban en las cercanías.

Ximena Riffo, vocera de "Ni una menos", afirmó que "la ley de violencia intrafamiliar cubre a todos los sujetos dentro de una familia, pero esta violencia específica de abusos, violación, acoso, ni siquiera está la ley de acoso callejero que las compañeras de OCAC han trabajado desde hace un par de años y está ahí en el Congreso, no es ley aún".

"Es una vergüenza que en Chile no exista esa protección hacia las mujeres y tenemos que cuestionarnos el tema de la presunción de inocencia, eso de que hasta que no se pruebe qué pasa con el tema cuando ha ocurrido un abuso, una violación, una violencia hace semanas, meses y que no tengas pruebas, no tienes como probarlo", añadió.

Bajo la consigna "Nosotras te creemos", las organizaciones convocantes también manifestaron su rechazo a los dichos del abogado de Mauricio Ortega sobre la pena en contra de su defendido por la brutal golpiza en contra de Nabila Rifo.

foto_0000000120170706210336.jpg

foto_0000000720170706210336.jpg

Fuente: https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/manifestaciones/miles-de-manifestantes-marcharon-contra-la-violencia-de-genero/2017-07-06/195537.html

Link to post
Share on other sites

:cooperativa:

06 Julio 2017

 

 

Olmué: Menor de 14 años en estado grave tras recibir disparo en la cabeza

 

 

 

La adolescente debió ser internada en estado grave en el Hospital Carlos van Buren

"Se trataría de una violencia intrafamiliar dentro del pololeo", indicó el gobernador de Marga Marga

 

 

 

 

foto_0000001520170706233023.jpg

 

 

 

La noche de este jueves se confirmó que una menor de 14 años se encuentra en estado grave tras recibir un impacto de bala en la cabeza en la comuna de Olmué.

 

La menor de edad, debido a la gravedad de sus heridas, debió ser trasladada hasta el Hospital Carlos van Buren.

 

Al respecto, el Gobernador de Marga Marga, Christisn Cárdenas, explicó a Cooperativa que "se trataría de una mujer de 14 años, que tiene 23 semanas de embarazo, la cual habría ingresado al Hospital Carlos van Buren por una herida de bala en su cabeza".

 

"Ella está siendo intervenida producto de la herida, y esto (el ataque) habría sido en el transcurso de esta tarde en la cual su madre, al ingresar al domicilio, encuentra a su hija tendida en el patio con sangre en su cabeza", indicó el gobernador.

 

Cárdenas indicó que "según lo que se relata y lo que hemos tenido como información, se trataría de una violencia intrafamiliar dentro del pololeo".

 

Hasta el lugar llegó personal del Laboratorio de Criminalística de Carabineros(Labocar) para realizar las pericias que permitan esclarecer las circunstancias de lo ocurrido.

 

 

Fuente:  https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/policial/olmue-menor-de-14-anos-en-estado-grave-tras-recibir-disparo-en-la-cabeza/2017-07-06/233023.html

Link to post
Share on other sites

:latercera:

07 Julio 2017

Autor: José Miguel Jaque y Tania Opazo

 

 

Detrás de la violencia contra la mujer

 

 

Las acusaciones de agresiones que Valentina Henríquez puso en su Facebook contra Camilo Castaldi, su ex pareja y vocalista de Los Tetas, instalan una vez más la pregunta por la violencia de género. ¿Cuánto les creemos a las víctimas? ¿Por qué demoran en reaccionar? ¿Qué pasa con la presunción de inocencia? Cuatro especialistas responden estas preguntas que han desatado controversia.

 

 

 

ojomujer-820x500.jpg

 

Francisco Aguayo: “Hay una tendencia a culpabilizar y cuestionar a la víctima”

MSM6591-350x350.jpg

El sicólogo e investigador en masculinidades y violencia de género Francisco Aguayo ha participado en estudios en Chile y América Latina sobre violencia ejercida por hombres contra mujeres.

Cuando hay un testimonio como el de Valentina Henríquez, con fotos de las heridas incluso, ¿hay espacio para la duda? Depende. En los tribunales siempre va a existir el beneficio de la duda y es importante que los hechos sean acreditados. Pero puedes tener un caso como el de Bill Cosby, donde había cerca de 60 testimonios y la justicia no pudo hacer nada. Lo único que lo complica es que en una de las conciliaciones él reconoció el hecho. Es increíble, porque no es por los testimonios, sino porque en un caso hubo reconocimiento de su parte. Ahora, la experiencia en estos casos muestra que hay un porcentaje de mujeres que sufre violencia que nunca le han contado a nadie. ¡A nadie! Eso es bien importante porque estaba mirando algunos comentarios en Facebook y hay mucha culpabilización hacia la víctima porque no habló antes.

¿Cómo compatibilizar la protección a la víctima con la presunción de inocencia?
Es un tema delicado. Desde el punto de vista jurídico existe la presunción de inocencia, pero el feminismo y el movimiento de mujeres han abogado para que se les crea a las víctimas porque la sociedad en general tiende a culpabilizarlas y cuestionarlas, incluso en casos muy groseros como en violaciones grupales. Recuerda el asesinato a dos turistas en Montañita, donde se dijo que “estaban solas”. Y no estaban solas. Todo caso parte de un testimonio y los que terminan siendo falsos son muy pocos.

¿Por qué las víctimas no hablan?
Cuando hay violencia en una relación puede costar muchos años denunciar, ya sea por vergüenza, por culpa o por otras razones. La mujer denuncia cuando logra concientizar que es víctima de violencia, pero es muy habitual que las personas se tomen mucho tiempo en verse como tales, en envalentonarse y en sobreponerse a los síntomas, porque el impacto en la salud mental es muy grande. Incluso hay algunas que están convencidas de que ellas hacen cosas que provocan la violencia. Por eso el protocolo es creerles a las víctimas y no culpabilizarlas.

¿Es cierto que la sociedad tiende a cuestionar los testimonios de las víctimas?
Absolutamente, porque la violencia de género está muy justificada o muy legitimada…

¿Todavía?
Sí. En los estudios en América Latina hay preguntas sobre justificación de la violencia y puedes tener entre un cinco, un diez por ciento o más de personas que justifican hechos de violencia groseros, que piensan que el marido tiene derecho a pegarle a la esposa. Se da en hombres y mujeres, eso es muy importante.

¿La violencia contra la mujer es transversal por estratos socioeconómicos?
Las encuestas demográficas dicen que es más frecuente en las clases medias.

¿Por qué?
Una hipótesis es que en ese grupo la mujer estaría más empoderada y se ha visto que al hombre le cuesta tolerarlo, por eso eligen mujeres con menor escolaridad o con menores ingresos.

¿Le sorprendió ese hallazgo?
Sí, porque uno puede estigmatizar a los más pobres: decir que en las clases bajas hay más violencia. También conocemos casos gravísimos de violencia de género en la clase alta, pero hay estudios de abogados detrás y la legislación hace difícil que existan penas efectivas. Hay un avance cultural muy grande, pero queda mucho camino porque todavía la respuesta de las instituciones y de la justicia es lenta, inefectiva y hay muchas víctimas de femicidio a las que no se les pudo proteger.

En el caso que hemos visto esta semana, una ex pareja del supuesto agresor dijo que él no es violento y que presenció cuando la víctima se pegó contra una muralla.
Eso sólo lo puede acreditar un tribunal, pero esa escena puede ser perfectamente en respuesta a ser víctima de violencia, por lo que requiere un tratamiento delicado. Es la experiencia de ella, y aunque aporta más información, no invalida el testimonio de la víctima. Un hombre puede tener dos experiencias radicalmente distintas con dos personas.

Silvia Lamadrid, socióloga y coordinadora del Núcleo de Investigación Género y Sociedad Julieta Kirkwood, de la U. de Chile:

MSM6665-350x350.jpg
“Sacar los abusos de lo privado y volverlos un tema social ha sido un enorme trabajo de las mujeres organizadas”

“Esta semana vimos a una joven que hizo una denuncia seria en la policía, pero que también usó las redes sociales y eso fue interesante. Se generó un debate explosivo y a mí me emocionó la solidaridad de otras mujeres, pero también me parece preocupante esa reacción extremadamente castigadora. ¿Quiénes somos nosotros para castigar? Eso es tarea de la justicia. Lo que sí podemos hacer es acompañar a la víctima y solidarizar con ella.
Desde los estudios de género, para explicar el contexto donde sucede esa violencia, hablamos del patriarcado. Así nos referimos a una estructuración de la sociedad donde las relaciones sociales se organizan bajo la premisa de que la especie humana se expresa en hombres y mujeres con roles y características determinadas. Es una dimensión biológica, hipervalorizada, que es bastante cuestionable, y esa diferencia se transforma en opresión, subordinación y relaciones de dominio donde el poder es masculino.
Es importante que entendamos que, como sociedad, todos somos formados en valores patriarcales donde hasta hace demasiado poco se consideraba normal pegarles a las mujeres.

Tenían que ser daños graves para sancionar, cualquier otra cosa era un problema doméstico. La violencia de los maridos contra sus mujeres se enmarcaba dentro de la unión complementaria de un elemento débil y otro fuerte, siendo obviamente las mujeres las débiles, no sólo físicamente y emocionalmente, sino incluso moralmente, entonces los hombres tenían derecho a castigar para enseñar.


Sacar esos abusos de lo privado y volverlos un tema social ha sido un enorme trabajo de las mujeres organizadas y romper la lógica del dominio masculino ha costado mucho. Hoy estamos intentando crear una nueva forma de entender nuestras relaciones basadas en un respeto mutuo, lo que va a implicar para los hombres una renuncia a sus privilegios. Ahora, los privilegios también traen su carga: la construcción de la masculinidad es bien ruda, debes sacrificar una parte de tu humanidad, tu emocionalidad. Quienes no pueden ser siempre fuertes y alcanzar esos altos estándares son vistos como poco hombres, como “mujercitas”, porque la concepción patriarcal implica una desvalorización completa de las mujeres.


Actualmente hay una mayor sanción social a los golpeadores que antes, aunque muchas veces el discurso parte de un respeto falso, de decir, ‘yo no le pego a las mujeres porque son débiles’.

El golpe es un ‘te pongo en tu lugar si rompes las normas’ (salir de la casa, ganar más plata, ser infiel). Ahí aparece relegitimado el golpeador, se justifica la pérdida del control y sería menos delito lo que el hombre hace.


Efectivamente, puede que esté creciendo la irritación de algunos a que las mujeres desafíen los límites que la sociedad les ha impuesto, aunque, la verdad, no hay ningún dato que confirme que esto ha provocado un aumento en la violencia.


Es muy loco, pero la mujer siempre tiene la culpa. Cuando decimos ‘¿pero cómo aguantó, por qué no denunció antes?’, juzgamos a la mujer con criterios de racionalidad. Curiosamente, de esa mujer débil, moralmente incapaz, sicológicamente frágil, se espera que sea la que mantenga el control en la relación de pareja, ella es la que tiene que ser racional.


La buena noticia es que, aunque aún se demoran mucho, hoy a las mujeres les está tomando menos tiempo denunciar”.

Ana-Mar%C3%ADa-Aron-OK-350x350.jpg

Ana María Arón: “La violencia en el pololeo no empieza dejando un ojo morado o un brazo fracturado, sino con cosas mucho más sutiles”

La sicóloga del Centro UC del Buen Trato Ana María Arón lleva 40 años dedicada a la sicología clínica. Con esa experiencia dice que en los casos de maltrato hay patrones que se repiten: una mujer se decide a denunciar por violencia y empieza a ser desprestigiada por la gente y por el propio maltratador. “Yo no soy detective, soy sicóloga y si bien esto lo verá la justicia, no pongo en tela de juicio lo que está pasando, sino que acepto lo que me dice la víctima”, dice sobre el caso de Valentina Henríquez.


Los expertos como ella entienden por qué una mujer pasa tanto tiempo siendo víctima de violencia sin denunciar y sin tener ayuda. “Cuando alguien recibe violencia en un contexto de una relación de afecto es muy difícil atreverse a reconocer que la otra persona te está maltratando y, por otro lado, hay mucho temor a que el maltratador le diga por ejemplo: ‘si tú le cuentas a alguien voy a decir que es mentira’ o ‘te voy a tirar a partir’. Sabemos que las mujeres se demoran hasta siete años en denunciar”.


Arón explica que los abusadores y los maltratadores habitualmente no reconocen sus actos, por eso no es raro escucharlos decir que no hicieron nada o que todo se trata de un invento de sus parejas.

¿Se puede recuperar a un maltratador?
Los procesos de recuperación pasan, primero, por reconocer los hechos, pero con toda esta exposición mediática es bien difícil. Este señor debe estar bien enojado con ella, acuérdate que fue separado de su grupo, y necesitaría harta ayuda para reconocer que lo que hizo está mal y meterse en un proceso terapéutico.

¿Cuánto hemos aprendido como sociedad de estos casos?
Creo que mucho, pero a los medios de comunicación les falta respetar la intimidad de la gente. Cuando todo el mundo empieza a opinar, tenemos un juicio público paralelo que hace mucho daño. A lo mejor si este caso no fuera tan mediático ella habría tenido un proceso judicial más tranquilo y menos revictimizador.

¿Está bien instalado el tema en la política pública?
Mucho más que hace 40 años, cuando empecé a trabajar, pero nos falta mucho en educación porque ahora estamos reaccionando frente a estos casos, pero necesitamos educar más y contarles a los chiquillos que la violencia en el pololeo no empieza dejando un ojo morado o un brazo fracturado, sino con cosas mucho más sutiles, como el control a la pareja y aislándola de otros, que son dos indicadores super clave.

¿A qué edad deberían tener claro ese tipo de aspectos?
A los 11 o 12 años, que es cuando empezamos a hablar de estas cosas y a preocuparnos por el sexo opuesto. Pero todo lo que tiene que ver con violencia de género ojalá lo iniciáramos en el jardín infantil. Empezar a hablar del buen trato, del respeto de los derechos, que nadie tiene derecho a pasar por encima de otro, a tomar decisiones por otra persona. Nosotros tenemos un programa de educación para la no violencia que parte en el jardín infantil.

¿Qué debería aprender un niño en el jardín infantil?
A respetar los derechos del otro y no usar la fuerza para convencer. Y en la medida que los niños van creciendo, cómo uno tiene derecho a tener sus ideas y nadie puede imponerte otras.

Si una autoridad le pidiera tres propuestas sobre este tema, ¿cuáles serían?
Instalar estos temas desde la educación preescolar con un énfasis en séptimo básico, octavo básico y la educación media con programas de prevención y educación. Otra, revisar nuestra legislación, porque no protege a las víctimas tanto como debiera. Esa protección debería incluir algunas normativas para los medios de comunicación, a los cuales les haría un seminario. Y tercero, sería muy importante tener espacios de reparación y de terapia para las víctimas y los maltratadores que, aunque los hay, son insuficientes.

Javier Maravall, especialista en prevención de la violencia de género de la Dirección General de la Mujer de Madrid:

IMG-20170706-WA0012-350x350.jpg
“Hay que entender la violencia de género como la resistencia de un hombre a perder privilegios”

El español Javier Maravall se dedica hoy a la intervención con hombres en riesgo social para prevenir la violencia de género en la Dirección General de la Mujer de Madrid y la Fundación Luz Casanova. Antes de eso, este doctor en historia contemporánea y magíster en estudios interdisciplinares de género de la Universidad Autónoma de Madrid estuvo tres años en Chile como parte de su investigación doctoral, periodo en que estudió la violencia a las mujeres en dictadura y se adentró en el funcionamiento del Sernam. Para él, centrarse sólo en las mujeres es un problema: “tradicionalmente las políticas han estado enfocadas a la protección de las víctimas mujeres y los hombres se han mantenido en una posición estática. Excluyéndolos el muro va a seguir ahí”.


Tanto de sus estudios en España como en Chile, Maravall dice tener el panorama bastante claro. Mientras que en Europa casi un 15 por ciento de los hombres entre 18 y 55 años se considera en una posición igualitaria con las mujeres, y actúan en consonancia con ello, en Chile no sería más de un 10. Un 50 por ciento está en una posición neutra y aparentemente no genera resistencias concretas hacia la igualdad, pero tienen muchas dudas, se sienten perdidos ante este tema o simplemente creen que ya está resuelto. Eso deja alrededor de un 40 por ciento que no creería en la igualdad de género.


“Hay que entender la violencia de género como la resistencia de un determinado hombre a perder privilegios”, explica. De este grupo resistente, agrega Maravall, pueden emerger posibles maltratadores y casi la mitad probablemente llegará a la violencia física, ya sea porque sufren inestabilidad emocional, como un mecanismo de control con sus parejas, o abiertamente por convicción de su superioridad masculina.


“La mayoría de los femicidios se podrían haber evitado si hubiera más instancias para trabajar con hombres. Hay que acoger a los hombres en su conjunto. Centros abiertos para cualquier hombre que necesite ayuda, ya sea por un tema de gestión de impulsos, asuntos no resueltos con la emocionalidad o la salud mental, consumo problemático de alcohol o drogas, incluso si tienen dudas o no entienden qué es esto de la igualdad, o no entienden cuestiones fundamentales de convivencia”, dice. Una fórmula así, en el mediano y largo plazo, podría reducir hasta en un 50 por ciento los femicidios. Una red bien gestionada, con profesionales idóneos y un seguimiento adecuado de estos sujetos potenciales que van a pedir ayuda –agrega– porque no se trata de esperar que agredan ni tampoco de obligarlos a tratarse. “Hay que tender puentes desde la educación primaria y secundaria, generar espacios para que se empiece a cambiar el modelo de masculinidad y que los hombres aprendan a autogestionarse y manejarse emocionalmente”, concluye.

¿Qué hacer si sufro o presencio violencia contra una mujer?
* Busque y acuda a su red de apoyo (familia, amigos, vecinos, colega de trabajo y estudios).
* El Estado entrega orientación y ayuda gratis en sus 103 centros de la mujer, ubicados en todo Chile, y en el fono 800 104 008 sin importar la hora a la que llame e incluso sin saldo en el teléfono (esto sin requerir una denuncia).
* Denuncie todas las veces que sea necesario. Esto se hace presencialmente en comisarías de Carabineros, PDI, el Ministerio Público más cercano o los tribunales de justicia.
* Siempre escuche a la víctima y ofrézcale asistencia, sin importar si ella es o no consciente de que sufre violencia, tiene demasiado miedo para denunciar o teme que no la apoyen o la rechacen desde su círculo cercano.
* Si es testigo de un acto de violencia, haga sentir su presencia y manifieste su deseo de ayudar a la víctima.

Existen 15 centros para HEVPA (Hombres que Ejercen Violencia de Pareja) administrados por el Sernameg, a donde los hombres pueden acudir voluntariamente a recibir atención especializada.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/detras-la-violencia-la-mujer/

Link to post
Share on other sites

EL CIUDADANO

08 Julio 2017

 

 

Médicos señalaron que estado del feto es "óptimo"

 

 

 

Olmué: Joven embarazada de 14 años baleada en la cabeza sigue en riesgo vital

 

 

niuna-menos-valparaiso-750x563.jpg

Con riesgo vital y sometida a ventilación mecánica en la Unidad de Ciudados Intensivos del hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, se mantiene la joven de 14 años de Olmué, que con 23 semanas de embarazo, fue encontrada el pasado jueves en su casa con un impacto de bala en su cabeza.
El médico del recinto porteño, David Gutiérrez, indicó que la menor está “estable con riesgo vital. La bala no ha sido extraída de la cabeza, ya que está alojada en un lugar de muy difícil acceso”, por lo que sacarla podría traer más problemas neurológicos.
Por otro lado, el estado del feto, según Gutierrez es óptimo. “Para un embarazo de 21 semanas, está todo bien”, señaló el facultativo.
Según consigna la prensa local, la policía aún se encuentra trabajando para dilucidar el caso. Además, desde el municipio de Olmué, se anunció una querella para esclarecer las culpas.
Ante este caso, distintas agrupaciones feministas y de mujeres se han congregado en las fueras del hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, para expresar su rechazo a este nuevo episodio de violencia, esta vez contra una niña. Las fotos son del Observatorio Virtual Mujeres y Medios (facebook).
niuna-menos-valparaiso-2-750x563.jpg
Link to post
Share on other sites

:latercera:

12 Julio 2017

 

 

Andrea Molina vuelve a actuar y lanza frontal campaña contra la agresión en la pareja

 

 

 

 

La diputada se maquilló y caracterizó a una mujer agredida, en un video cuyo fin es incentivar a que las víctimas denuncien estas "cobardes acciones".

 

 

Con el rostro completamente golpeado, mientras dirige un mensaje a las víctimas de la violencia en la pareja, la diputada – y en el pasado actriz- Andrea Molina lanzó esta mañana una campaña frontal contra estos graves abusos que denominó “No maquillemos la violencia”.

 
La iniciativa que busca concientizar a la sociedad de los dramas ocultos, tanto de mujeres como de hombres, que han vivido o viven el drama de la violencia en su matrimonio, pareja o pololeo.
 
“No escondamos nuestras heridas, hay que dar la cara y enfrentar el drama que viven miles de mujeres y hombres en sus relaciones afectivas”, señaló la diputada al lanzar la campaña.
 
Además indicó que “con este video, buscamos representar a las miles de personas que ocultan, maquillan o esconden el dolor de la violencia en sus relaciones”.
 
La legisladora busca además que esta campaña pueda ayudar a sensibilizar al Gobierno para que otorgue suma urgencia al proyecto de ley que pretende sancionar la violencia en el pololeo – Ley Antonia -, iniciativa que se encuentra ingresada en el Congreso Nacional y que espera el patrocinio del Ejecutivo.
 
“No entendemos qué está esperando el Gobierno para darle urgencia. Todos los días nos llegan nuevos casos de violencia en relaciones de pareja y en jóvenes que denuncian violencia psicológica o física en el pololeo. La actual administración debe priorizar la Ley Antonia e impulsarla, dado que podría evitar futuras muertes y maltratos”, indicó la parlamentaria.
 
Finalmente, Molina apuntó que “rechazamos públicamente situaciones de violencia como la ocurrida a Nabila Rifo o el fallecimiento de Antonia Garros, joven que se quitó la vida tras las constantes agresiones físicas y psicológicas de su pareja”.
 
“La violencia no distingue género, ni clase social, ni edad. Nos afecta a todos por igual, por eso la cobardía de una agresión no puede quedar impune.”, dijo.
 
 
75 segundos con marcas de la violencia
 
En el video central de la campaña “No Maquillemos la Violencia”, la diputada Molina personifica a una mujer fuertemente agredida con golpes en su rostro. En 75 segundos, la parlamentaria expone los argumentos centrales de la iniciativa señalando que “la violencia en las relaciones de pareja es una realidad que no puede esperar”.
 
En la oportunidad, Molina concluyó con un llamado a compartir en redes sociales el video central de la campaña, usando en twitter el hashtag #ParaQueNuncaMás.
 
“Súmate a nuestra campaña “No Maquillemos la Violencia”, y logremos que el gobierno tome conciencia de la importancia de otorgar suma urgencia a la tramitación de la Ley Antonia”.
 
La iniciativa continuará con otras acciones, reuniones con afectadas, piezas gráficas y audiovisuales e incluirá vocerías de la diputada sobre estas graves situaciones.
 
 
 
 

 

Link to post
Share on other sites

:latercera:

16 Julio 2017

 

 

 

Casi 9 mil mujeres fueron a urgencias por violencia intrafamiliar en 2016

 

 

 

 

Según cifras del Minsal, este grupo es parte de las 24 mil que reportan una agresión de género, ya sea en el hogar, por asaltos u otros. Salud trabaja en una “vigilancia epidemiológica” del femicidio, para detectar “brotes” y registrar casos.

 

 

2132432-820x450.jpg

Cada vez que una mujer llegue a un servicio de urgencia público por violencia intrafamiliar, el médico tratante deberá levantar una ficha clínica a través de un sistema informático y notificar el caso de la paciente a la Seremi de Salud correspondiente. Días después, el establecimiento de salud citará a la mujer a una “evaluación integral” y le planificará una serie de actividades, exámenes y consultas acorde a la gravedad de sus lesiones.
Así funciona el protocolo de atención del plan piloto que, desde el año pasado, trabaja el Ministerio de Salud (Minsal) para monitorear la ocurrencia de los femicidios a nivel país.
Se trata de un sistema de “vigilancia epidemiológica” que busca detectar los lugares donde se originan los “brotes”, derivar a los pacientes a centros de apoyo intersectoriales, y registrar los casos de ataques de género, como los que denunció hace dos semanas Valentina Henríquez a manos de su ex pareja, el vocalista del grupo Los Tetas, Camilo Castaldi, conocido como “Tea Time”.
Según los datos del Minsal, cada año cerca de 24 mil mujeres asisten a centros de salud por motivos de agresiones, ya sea al interior del hogar o por asaltos. De ese grupo, el año pasado casi nueve mil confesaron que fueron agredidas por alguien de su entorno familiar, mientras que al menos cinco mil dijeron que el agresor fue su actual o anterior pareja.
El reporte también arrojó que 77 embarazadas acusaron ataques de género y que el grupo etario que más casos de violencia registró fue el de mujeres entre 25 y 34 años: 2.699 dijeron haber sido golpeadas por algún cercano.
Los datos del Minsal también desglosan los tipos de lesiones que constataron los médicos. Así, resaltaron 9.753 por contusiones, 1.778 traumáticas, 76 odontológicas y 141 provocadas por armas.
Ante este escenario, la cartera elaboró un sistema que emula el monitoreo que se hace a las enfermedades transmisibles de notificación obligatoria, como la influenza, la hepatitis y la tuberculosis.
Es decir, el médico deberá crear una ficha clínica donde se detalle el lugar de procedencia del paciente, el diagnóstico y su gravedad. Luego deberá enviar el documento a la autoridad sanitaria, de manera de mejorar las coordinaciones con los centros de apoyo para las víctimas que emplea el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género. Y en los casos más graves, proporcionar información a los patrullajes de Carabineros.
Para el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, este modelo se diferencia de los actuales mecanismos de ayuda para las agredidas, pues la mayoría de estos necesitan la denuncia de la víctima para aplicar la derivación. “Lo que pensamos fue en aplicar un modelo más sanitario al problema, en el sentido de identificar a las mujeres víctimas de violencia y poderles hacer un seguimiento desde el punto de vista de salud”, dijo la autoridad.
Apuntó que se pretende crear un mapa de los “lugares endémicos” donde se origina el femicidio. Uno de los sectores que está en observación es Alto Hospicio, Región de Tarapacá, precisamente el sector donde hace 16 años actuó Julio Pérez Silva, quien asesinó y violó a catorce mujeres, muchas de ellas adolescentes. “Allí se generan condiciones, porque hay mayor marginalidad, más violencia y efectivamente más brotes de femicidio”, agregó Burrows.
Sistema informático
Carolina Asela, jefa del programa Ciclo Vital del Minsal, explicó que el mecanismo busca “identificar las características de las mujeres que consultan en los establecimientos de salud en relación a violencia de género. La idea es pesquisarlas antes de que empiecen los efectos más graves”.
El principal adelanto de este modelo piloto, dijo, es la elaboración de un sistema informático de registro de las fichas clínicas y añadió que la vigilancia busca fijar una “ruta de ofertas de actividades para las mujeres que sufren violencia de género”. Es así como la paciente podrá ser derivada a uno de los 103 Centros de la Mujer o a las Casas de Acogida a nivel nacional, dependiendo del diagnóstico.
Aseguró también que el sistema tendrá un dispositivo de alertas de inasistencias, a cargo del gestor de casos de la Seremi. “Se hará un seguimiento para ver si efectivamente la mujer está asistiendo a esas actividades. En caso de que no suceda esto, el equipo médico realizará una visita domiciliaria para consultar”, aclaró.
Si bien el circuito de alertas está aún en planificación, se contempla notificar a las policías cuando una mujer no se encuentre en su domicilio en reiteradas ocasiones. Eso sí, Asela sostuvo que el enfoque de esta vigilancia es sanitario, por eso las visitas buscarán, principalmente, reinsertar a la mujer en los programas de acogida.
Insumo judicial
Asela declaró que estos datos, al ser información proveniente de organismos públicos, “debería estar disponible” como un insumo judicial para los tribunales, en casos de formalizaciones o juicios por violencia intrafamiliar.
Claudia Dides, directora ejecutiva de la agrupación Miles, aprobó la iniciativa de Salud, pero advirtió que “como toda ficha clínica tiene que ser tratada con confidencialidad, sobre todo en los tribunales. Puede ser una buena política, en la medida que esté coordinada con otros organismos”.
Apuntó que el desafío que resta por resolver es la dependencia económicamente de la víctima con el agresor. “No existe política pública que lo haya resuelto. Ese es el gran problema de la mujer que está en el círculo de violencia: salir de la casa y encontrar trabajo”, dijo.
NAC-femicidios.jpg
Link to post
Share on other sites

:latercera:

16 Julio 2017

 

 

¿Qué tan difícil es “reeducar” a un agresor?

 

 

 

En todo el país existen 15 centros destinados a tratar a hombres violentos. Expertos analizan la eficacia de estos programas y critican falta de vigilancia.

 

 

226-820x385.jpg

“Si alguna vez hubo algún accidente físico fue porque yo mismo no permití que ella se hiciera daño. Por ejemplo, tratar de bajarla de la ventana cuando se trató de tirar del edificio y yo la traté de bajar. Obvio que hay que utilizar un poco de fuerza, pero jamás la he golpeado”. Esa fue la defensa de Camilo Castaldi de la banda Los Tetas ante las acusaciones de agresión física y psicológica de su pareja, Valentina Henríquez.
Según los expertos, no reconocer los hechos de violencia es algo común entre los agresores. Aunque también existen casos de quienes asumen la culpa y deciden buscar ayuda, y un tercer grupo que es obligado por la Justicia a hacerlo. Para todos ellos existen 15 centros de Hombres por una Vida sin Violencia (Hepva), que fueron implementados en 2011 por el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (Sernameg), y que actualmente se encuentran presentes en todas las regiones del país.
El programa fue diseñado por el psicólogo Atilio Macchiavello, ex encargado de los centros, quien explicó que uno de los criterios más importantes es reconocer que “la violencia es un problema de abuso de poder. No es un tema de descontrol de impulsos, porque hay detrás un tema de desigualdad histórica de equidad entre hombres y mujeres que se expresa en la sociedad, en la familia y las parejas de cualquier tipo”.
Agregó que en las terapias se busca “reeducar” a los agresores, quienes primero pasan por una fase de entrevistas individuales, para luego ingresar al trabajo grupal. Sin embargo, no todos entran, pues deben cumplir con ciertas características: no padecer problemas de salud mental, drogadicción o alcoholismo.
Rubén Arenas, actual encargado de Hepva a nivel nacional, explicó que en esos casos “no sería su problema principal la violencia, sería otro tipo de patología que no tenemos capacidad para atender”. Añadió que si el agresor es considerado apto para el tratamiento, puede firmar un contrato que pacta su participación, que dura cerca de un año, dependiendo de cada caso.
Déficit de egresados
Uno de los mayores problemas que se han presentado con los centros Hepva es la baja cantidad de hombres que terminan el programa. De los 2.285 que ingresaron entre 2015 y 2016, solo 262 egresaron en el mismo periodo.
Para Macchiavello, lo anterior se relaciona con que “no hay un control judicial que encuadre a los hombres, que los apriete y dé carácter de sanción y obligatoriedad a la asistencia, porque las medidas alternativas son un beneficio”. Explicó que “el hombre queda en una sensación de impunidad”.
Según datos internos de los centros, un 30,9% ingresó de manera espontánea, un 60% derivado del sistema judicial y 7,5% de otras instituciones como Sernameg o Carabineros.
Sobre la reincidencia, Arenas explicó que es algo difícil de medir, pues “hay violencias que se extinguen, pero hay otras que va a costar mucho más tiempo erradicar, como es esta naturalización de que la mujer está al servicio del varón, o que nosotros somos más fuertes que las mujeres, o que tenemos cierta capacidad de liderar más allá de ellas”.
El programa contempla que si se superan todas las etapas, continúa un proceso de seguimiento, que dependiendo de cada caso puede durar un año. “Otra novedad importante de nuestro trabajo con varones es que no solamente su testimonio cuenta, sino que está muy presente -incluso como condición para el ingreso a estos procesos- el testimonio de las víctimas, porque en nuestro proceso de evaluación de la violencia del hombre, sobre su frecuencia, profundidad, gravedad, solicitamos un reporte de violencia de la mujer”.
Arenas afirmó que este reporte se consigue a través de los Centros de la Mujer y con la información que los agresores entregan sobre sus parejas o ex parejas. “Más del 98% jamás se ha negado a dar los datos de la persona agredida”, dijo.
Limitaciones
Para Carmen Andrade, directora de la oficina de Género e Igualdad de Oportunidades de la U. de Chile, y ex ministra del Sernam, “la violencia de género hay que abordarla con medidas mucho más integrales. Esta es una que complementa otras muchas”. Además sostuvo que “los estudios internacionales muestran que han tenido buenos resultados, pero tienen limitaciones”.
La abogada de la Red Chilena Contra la Violencia hacia la Mujer, Lorena Astudillo, complementó que “si alguien tiene que ir obligado a algo y no tiene la convicción de que lo está haciendo está bien, es muy difícil que tenga algún efecto sobre la conducta de la persona”.
Afirmó que la no vigilancia genera impunidad. “Pretender que una terapia psicológica cambie la cultura de una persona que está obligada a asistir a esta terapia tiende a patologizar la agresión hacia las mujeres”.
Link to post
Share on other sites

:latercera:

18 Julio 2017

 

 

 

El polémico fallo que descartó un femicidio en Puerto Montt

 

 

 

El tribunal desestimó los cargos y condenó al agresor a tres años de libertad vigilada. La fiscalía evaluará recurrir de nulidad. Durante el juicio, el Ministerio Público señaló que el acusado amenazó de muerte a la víctima y la roció con combustible.

 

 

 

Imagen-Produccion-de-Violencia-intrafami

El caso generó conmoción en Puerto Montt. Según la fiscalía, la noche del 23 de febrero de 2016, un hombre de 45 años discutió con su esposa y terminó amenazándola con matarla e incendiar la casa en que vivían junto a sus hijos.
Para ello, de acuerdo al Ministerio Público, el sujeto roció el inmueble con combustible y también a su mujer, pero la hermana de la víctima lo convenció de no encender los fósforos que tenía.
Casi un año y medio después, el imputado enfrentó un juicio y el lunes el Tribunal Oral en lo Penal de Puerto Montt informó que tras absolverlo de femicidio tentado, lo condenó a tres años de libertad vigilada por los delitos de incendio tentado y amenazas a los carabineros que intentaron sacarlo de la casa donde se parapetó.
Este martes, el fiscal del caso, Luis Llancaman, lamentó la decisión y explicó que tras revisar el fallo en detalle y conversar con la víctima, evaluarán recurrir de nulidad.
“No compartimos el dictamen. Esta fue una investigación larga y en el juicio presentamos peritajes y testimonios que dieron cuenta de que el agresor amenazó de muerte a su mujer y le lanzó combustible”, aseguró. Además, añadió el persecutor, durante una de las audiencias la víctima reveló que se habían registrado hechos de violencia previos y que debió irse a vivir a otra ciudad junto a sus hijos luego del traumático hecho vivido en febrero de 2016.
Sin embargo, el abogado Andrés Firmani, quien representó al acusado, subrayó que la fiscalía no pudo demostrar que su cliente roció con combustible a su esposa.
“Nunca hubo pruebas de eso. Ni siquiera los carabineros que detuvieron a mi representado pudieron afirmarlo, porque no tenía olor a combustible cuando lograron sacarlo de la casa”, recalcó.
Firmani agregó que si bien no está satisfecho con la resolución del tribunal, porque descartó el femicidio, pero confirmó el incendio, duda que su defendido quiera presentar algún recurso. “Nadie quiere revivir todo esto, porque es doloroso para ambas partes”, comentó el profesional.
Respecto de si se podía comparar este caso con el de Nabila Rifo, el tribunal desechó el femicidio frustrado, el abogado dijo que sí. “El estándar jurídico debería ser siempre el que mueve la decisión, como lo hizo, a mi juicio, acertadamente la Corte Suprema en el caso Nabila, porque con la prueba que había no daba para femicidio, pero sí para lesiones y que es más o menos lo que pasaba aquí, que no había pruebas”, aseguró.
Link to post
Share on other sites
  • 2 weeks later...

:latercera:

31 Julio 2017

Isa Luengo

 

 

 

Campaña busca que hombres con antecedentes de violencia hacia las mujeres no ejerzan en cargos públicos

 

 

 

destt

 

 

 

A raíz de la controversia sobre Ricardo Rincón y su re postulación al Congreso, varias fueron las reacciones en Twitter. La Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres lanzó una campaña contra los agresores.

 

 

 

Varios fueron los cuestionamientos hacia Ricardo Rincón y su eventual re postulación al Congreso, a raíz de la denuncia que tiene de parte de su ex pareja Carolina Hidalgo por violencia intrafamiliar.

El tema causó controversia y las mujeres y organizaciones no esperaron para manifestarse. Una de ellas, es la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres.

Esta red que orienta a identificar y visibilizar la violencia contra el género femenino, comenzó una campaña en Twitter para que personajes públicos con antecedentes de violencia contra mujeres no puedan ejercer.

 

Imagen: Twitter @mujeresred

 

“¡No queremos que agresores de mujeres tomen decisiones por nosotras! Impresentable decisión de la DC ‘provida’”se puede leer en la red social de la organización.
 
Reacciones en Twitter
 
Así como la Red Chilena contra la violencia, otras mujeres también quisieron dar su opinión a través de la red social, algunas de ellas fueron la ex ministra del Sernam, Laura Albornoz y Natalia Valdebenito:
 
 
 

 

Link to post
Share on other sites

Y acaso no hay mujeres que ejercen maltrato intrafamiliar :duda: por qué solo se condena y sataniza públicamente solo a los hombres. No debería ser parejo para ambos? Una mujer maltratadora pega menos fuerte, dice cosas menos hirientes :duda: no son las mujeres las que usan a los hijos como soborno contra sus exparejas, eso no es violencia también? :laura:

  • Like 2
Link to post
Share on other sites

La probidad se le exige al funcionario publico, tanto en lo laboral como en lo personal. Creo que alguien q violenta y vulnera los derechos de su pareja, no es alguien probo, por lo tanto no debería poder ni postular ni ejercer funciones publicas.

 

Sea hombre o mukier :cafe:

Link to post
Share on other sites

Una vez estuve en una capacitación de RRHH en mi Hospital, y el jefe de RRHH dijo lo siguiente que me quedo grabado de por vida

 

" Si aplicaramos las ley como corresponde el 70% de los funcionarios deberian ser despedidos por problemas de conducta, trato o sicologico de cualquier indole"...calculen..en esa epoca..2 años tras eramos 520 funcionarios.

 

La campaña no se si va llegar a buen puerto, y si se aplicaria al 100%, ya que dejai cojo a muchos servicios publicos, a que me refiero......algunos funcionarios son esenciales en determinados puestos de trabajo, deben ser muy buenos en lo que hacen, independiente a que valgan callampa como prersonas.

Link to post
Share on other sites
Guest
This topic is now closed to further replies.
  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...