Jump to content

CASO BANCARD - PESQUERA EXALMAR | Sigue el dolor de cabeza para Piñera: diputados de la Nueva Mayoría interponen nueva querella criminal


Recommended Posts

:latercera:

18 Noviembre 2016

 

 

Fiscales Guerra y Gajardo serán los encargados de investigar a Piñera

 

 

Esto, luego de que se declarara admisible la querella por negociación incompatible y uso de información privilegiada, presentada por Hugo Gutiérrez.

 

pinera-820x385.jpg

 

 

 

 

Este viernes y luego de que la querella en contra del ex presidente Sebastián Piñera se declarara admisible, la Fiscalía Nacional informó que el jefe de la Fiscalía Oriente, Manuel Guerra, será quien encabezará las indagatorias.

Esto, con la colaboración del fiscal Carlos Gajardo, buscando aclarar si hubo o no negociación incompatible y uso de información privilegiada, presuntos delitos que el diputado PC, Hugo Gutiérrez, utiliza para sostener la denuncia en contra del ex Mandatario.

El parlamentario asegura que posiblemente Piñera incurrió en aquellas acciones mientras era Presidente, pues se conoció a través de la prensa que Bancard realizó, durante aquella época, una importante inversión en una pesquera peruana que se vio favorecida con el juicio marítimo internacional que Perú ganó a Chile en La Haya.

Pese a ello, la posible carta presidencial de Chile Vamos insistió en que todas las acciones se hicieron en el marco de la ley, pero que colaborará con la investigación.

“Por supuesto que estoy disponible para colaborar y que los hechos se aclaren. Confío en la autonomía de los tribunales (…) Todas las inversiones de Bancard fuera de Chile se hicieron de acuerdo al marco legal, cumpliendo con la legislación chilena. Son absolutamente legítimas”, sostuvo.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/fiscales-guerra-gajardo-seran-los-encargados-investigar-pinera/

Link to post
Share on other sites
  • Replies 9
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

:latercera:

18 Noviembre 2016

 

 

Fiscal Guerra por causa contra Piñera: “Resguardaremos la objetividad”

 

 

 

Tras ser declarada admisible la querella del diputado PC Hugo Gutiérrez, la fiscalía regional Oriente abrió una investigación. Por tratarse de un ex mandatario, fiscal regional Manuel Guerra asumió el caso junto a Carlos Gajardo y Pablo Norambuena.

 

Imagen-Sebastian-Pi%C3%B1era-Conferencia

 

 

 

En cuanto fue declarada admisible la querella del diputado PC Hugo Gutiérrez en contra del ex Presidente Sebastián Piñera, hoy en la mañana, por el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, el fiscal regional de la zona Oriente, Manuel Guerra, tomó contacto telefónico con el fiscal nacional, Jorge Abbott.
Según la jurisdicción del tribunal donde fue interpuesta la acción judicial -que apunta a indagar la inversión de la matriz de negocios de Piñera, Bancard, en una empresa pesquera peruana mientras era presidente de Chile y el país estaba litigando límites marítimos con Perú en La Haya- la causa debía quedar en manos del grupo de fiscales que indaga el caso Penta.
Sin embargo, dada la investidura del imputado, Guerra prefiró sostener una conversación previa con la máxima autoridad del Ministerio Público antes de notificar a su equipo que se harían cargo de la causa.
Según confirma el propio fiscal regional, Abbott no planteó reparos a que Guerra comandase la investigación junto con los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena.
De acuerdo a la querella del diputado comunista -también querellante en los casos Corpesca y SQM-, Piñera será investigado por presuntos delitos de negociación incompatible y uso de información privilegiada a raíz de la inversión de Bancard en la peruana Exalmar.
“Es un caso en que, por las personas que involucra, merece que nosotros lo tratemos de la manera más profesional posible, resguardando la objetividad durante el desarrollo de la investigación”, dijo el fiscal Guerra a La Tercera.
Con todo, agregó que pese a tener en cuenta que se trata de una imputación contra un ex presidente, se desarrollarán todas las diligencias pertinentes para la causa.
“Lo importante es que quede claro que nosotros vamos a desarrollar todas las diligencias que nos parezcan útiles para determinar frente a qué hechos estamos, determinar si son delitos o no, y eventualmente responsabilidades”, explicó el persecutor.
El hecho de que Guerra se haga cargo de la indagatoria también se debe a que Piñera es un ex presidente, agregó. “Es habitual que ante causas que involucren a personas que detentan o han detentado magistraturas tan importantes como la de un Presidente de la República, sea la máxima autoridad en la zona respectiva del Ministerio Público quien asuma este tipo de investigaciones. Esto no es casualidad, es algo que normalmente ocurre y por eso me pareció prudente hacerlo así”, comenta.
Respecto de los delitos que persigue la querella, el fiscal regional no descarta, eventualmente, apuntar a otros. “La querella plantea una proposición de hechos que nos sirven de marco referencial, pero la investigación es la que determinará si se trata solo de ese hecho o si pudiese haber alguno conexo o distinto que hasta el día de hoy desconocemos, porque sería aventurado señalar ahora cuáles”, dice.
Guerra, Gajardo y Norambuena ya poseen una indagatoria que involucra a Bancard, a raíz de los antecedentes vinculados al ex administrador electoral de Piñera, Santiago Valdés, formalizado en el caso Penta.
Piñera dice que colaborará
Una vez declarada adminisble la querella en su contra, Sebastián Piñera volvió a abordar los cuestionamientos en su contra y manifestó su disponibilidad a colaborar con la indagatoria.
“Por supuesto que estoy disponible para colaborar y que los hechos se conozcan y se esclarezcan. Y, desde ese punto de vista, confío en la autonomía y en la independencia de la justicia de mi país”, dijo Piñera.
El ex mandatario reiteró además que como Jefe de Estado siempre defendió los intereses de Chile ante la Corte Internacional de Justicia, y que sus inversiones en Bancard fueron realizadas mientras estaba en vigencia el fideicomiso ciego que se autoimpuso voluntariamente para desligarse de las decisiones de sus empresas mientras fue presidente.
“Las inversiones dentro de Chile se hicieron a través de un fideicomiso ciego, que voluntariamente constituimos el año 2009, y las inversiones fuera de Chile están registradas ante el Banco Central y cumplen con toda la normativa legal y tributaria de nuestro país”, afirmó.
Del mismo modo, Piñera negó que esas inversiones tuviesen relación con paraísos fiscales. “Todas las inversiones que hizo Bancard fuera de Chile, que están en muchos países distintos, todas ellas se hicieron absoluta y totalmente de acuerdo al marco legal”, aseguró.
Link to post
Share on other sites

“Las inversiones dentro de Chile se hicieron a través de un fideicomiso ciego, que voluntariamente constituimos el año 2009, y las inversiones fuera de Chile están registradas ante el Banco Central y cumplen con toda la normativa legal y tributaria de nuestro país”, afirmó.


Del mismo modo, Piñera negó que esas inversiones tuviesen relación con paraísos fiscales. “Todas las inversiones que hizo Bancard fuera de Chile, que están en muchos países distintos, todas ellas se hicieron absoluta y totalmente de acuerdo al marco legal”, aseguró.




- Solamente las inversiones dentro de Chile, que son una ínfima parte de todo el caudal.


El resto, que lo tiene en paraísos fiscales no pagan o pagan lo mínimo de impuesto. De otra manera, no los tendría allá.


- Sigue mintiendo y tratando de enredar la madeja. Las inversiones a los distintos países no interesan. No vienen al caso. lo que se le enjuicia, es comerciar con el enemigo mientras se desarrollaba un litigio.



Link to post
Share on other sites

:elmostrador:

22 Noviembre 2016

 

El estilo del persecutor que asumió la investigación por las inversiones de Bancard en Perú

 

 

 

Manuel Guerra: el fiscal que tiene en sus manos a Piñera

 

 

Manuel_guerra_816x544.jpg

 

 

 

Está a cargo del caso Penta, donde fue formalizado el brazo derecho del ex Mandatario, Santiago Valdés, y ahora junto al fiscal Gajardo comandarán la indagatoria al brazo de inversiones del ex Presidente Piñera, por sus vínculos con Exalmar. El Fiscal Regional Metropolitano Oriente, Manuel Guerra Fuenzalida (41), cumplirá un año desde que Sabas Chahuán, un cercano a él, lo eligiera para hacerse cargo de una de las fiscalías más importante del país. Ex militante radical, masón y –según en el Ministerio Público– un “estratega que mira hacia la Fiscalía Nacional”. Aunque algunos tienen resquemores sobre sus nexos políticos, quienes lo conocen en el órgano persecutor afirman que “Manuel lo que tiene no son buenas redes, es buen olfato político”.

 

 

 

El pasado viernes Manuel Guerra conversó con el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, para comunicarle que a la Fiscalía Oriente había llegado la querella del diputado comunista Hugo Gutiérrez contra el ex Presidente Piñera, por negociación incompatible y uso de información privilegiada. Guerra le dijo a Abbott que él se haría cargo y la máxima autoridad del Ministerio Público coincidió. El Fiscal Regional valoró lo dispuesto por Abbott por la importancia de la indagatoria y la particularidad del querellado: un ex Presidente. Y para eso trabajará con la Unidad de Alta Complejidad de dicha Fiscalía, donde el jefe es Carlos Gajardo.

 

Un panorama que en todo caso Manuel Guerra ya tenía en cuenta antes de conversar con Abbott. Sabía que dicha investigación naturalmente, por el domicilio de Bancard –brazo de inversiones del ex Presidente–, radicaría en la Fiscalía Oriente. “Tomó la oportunidad y la aprovechó nuevamente”, asegura un fiscal de la Región Metropolitana.

Y es que muchos coinciden, en el Ministerio Público, que Manuel Guerra ha tomado protagonismo por las causas que ha empezado a tener en sus manos y porque no tiene dificultades con la presión mediática ni de otro tipo. “Sabe ir al choque, le gusta eso”, asegura un funcionario de la Regional Oriente.

Notoriedad que le gusta a Guerra, porque le pone desafíos y con personas importantes al frente. Hoy dirige la Fiscalía que tiene a cargo las indagatorias del caso Penta; el caso vinculado al ex ministro de Bachelet, Jorge Insunza; la arista Ripley del caso Penta, con Giorgio Martelli y la campaña de Michelle Bachelet como protagonistas. “Es un escenario que le ha acomodado. No tiene miedo de interrogar o llamar a declarar a nadie. Entre más presión, más le gusta tener las riendas del juego. Y sobre todo si tiene a ambos lados políticos en las indagatorias. Manuel es como Carlos Gajardo, pero más contenido”, afirma uno de sus cercanos.

En los pasillos del cuarto piso de la Fiscalía Regional Oriente, en calle Los Militares, afirman que Guerra “sabe lo que quiere a futuro y trabaja para eso”. Aunque él le baja el perfil a una eventual carrera para ser Fiscal Nacional, muchos creen que por sus acciones avanza a paso firme para allá.

Y es que además ha sido un año movido para Manuel Guerra en la primera línea de los fiscales regionales.

El próximo domingo 27 de noviembre cumplirá 12 meses como Regional Metropolitano Oriente, después que un cercano a él, Sabas Chahuán, lo eligiera para desempeñar el cargo, coincidiendo con uno de los puntos más altos en su carrera en el Ministerio Público.

Guerra “no pone las manos al fuego por mucha gente, pero que, cuando es leal, lo hace con todo. A su manera, pero leal. Por eso sus más amigos o cercanos en la Fiscalía lo acompañan desde hace tiempo”, asegura un cercano en la institución. Otros se fijan en el oportunismo y en lo estratégico que ha sido.

“Él siempre llama y anda pendiente, por ejemplo, de lo que pase en la Fiscalía Nacional, en conversar, en ser parte de esto. Muchos veían en su minuto a Jorge Abbott como el sucesor de Chahuán, pero es Manuel Guerra, con un estilo distinto eso sí, el que se mueve estratégicamente como el ex Fiscal Nacional. Es hábil en ese sentido, porque cuida lo que dice y sobre todo cuida mucho lo que hace. Va al choque inteligentemente, con prudencia, hoy contra ambos sectores políticos. Es leal con las bases de la institución, es decir, con los fiscales”, afirma un funcionario de la Fiscalía Nacional.

El camino de Guerra

Llegó en 2002 a la institución. Primero como fiscal adjunto en Iquique, luego jefe en San Antonio, donde coincidió con Jorge Abbott mientras éste se desempeñó como regional de Valparaíso. Entre 2004 y 2007 llegó a la capital para hacerse cargo de la fiscalía en Maipú donde tuvo como jefe en la región a Sabas Chahuán. En ese mismo año dio el salto a la Fiscalía Nacional, encargándose de la Unidad Especializada en Tráfico Ilícito de Drogas. En 2010 retornó al norte de Chile pero a cargo de la fiscalía regional de Tarapacá, donde nuevamente Sabas Chahuán lo eligió para el cargo. Esta ha sido la carrera de Manuel Guerra, de 41 años, en el Ministerio Público.

Una estadía de casi 15 años que decidió comenzar después de haberse desencantado de la política, a la que siempre estuvo vinculado. Su padre, del mismo nombre, era normalista y durante los 60 fue alcalde de Licantén. Un hombre radical de los antiguos y que participó a fines de los 80 en la reorganización del partido. De ahí que su hijo, de origen curicano y adolescencia rancagüina, militara en dicha colectividad por apego a los pensamientos de su padre, que murió en 1995, justo cuando Guerra cursaba tercer año de derecho en la Universidad La República. Un nexo con dicha casa de estudios que genera extrañeza entre sus pares pero que se dio por necesidades y vínculos con la masonería.

Dentro de sus “aliados” en la institución aseguran que “en la Fiscalía Nacional lo ven como una amenaza porque les dice lo que quieren escuchar, pero hace las cosas como se debería. Así se mueve y eso en esta institución es válido”, plantea un par de Guerra y añade, entre bromas, que “les molesta darse cuenta que Guerra es distinto a lo que quiere, en cuanto a forma y fondo, Jorge Abbott. Guerra es el Frank Underwood del Ministerio Público”.

Algunos cercanos aseguran que era laguista pero que se desencantó de la política porque veía que izquierda y derecha se transformaban en lo mismo con el pasar de los primeros años de democracia. De la universidad egresó en 1996 y un año más tarde ingresó al Ministerio de Justicia, donde la ministra era Soledad Alvear y el subsecretario el radical y hoy ministro de Defensa, José Antonio Gómez, con quien Guerra tiene una cercana relación. El paso por dicha cartera lo hizo coincidir con uno de los padres de la reforma procesal penal, Rafael Blanco, hermano de la ex ministra de Bachelet, Javiera Blanco. Para Guerra, según cuentan, el estar en pleno desarrollo de la reforma fue vital para influenciarlo a tomar la decisión e ingresar al Ministerio Público.

El persecutor regional metropolitano oriente ha cultivado relaciones a lo largo de su carrera profesional. Conocida es su amistad con el director nacional de la PDI, Héctor Espinosa, también la cercana relación con Gómez, a quien saludó con un fuerte abrazo en la última ceremonia conmemorativa del Ministerio Público en el GAM. Por trabajo también logró buenas relaciones con el Congreso. Por ejemplo con parlamentarios de Tarapacá, cuando se desempeñaba como regional. Con el formalizado y desaforado senador Jaime Orpis, tuvo cercanía en temas de drogas, lo mismo con el diputado comunista Hugo Gutiérrez.

Con el senador RN, Alberto Espina, también logró cercanía ya que lo conoció cuando trabajaba en la Unidad de Drogas de la Fiscalía Nacional mientras el parlamentario veía esos temas con la organización FICED. Por el mismo motivo entabló buenas conversaciones con María Teresa Chadwick Piñera, primera del ex presidente y ex secretaria ejecutiva de Conace en tiempos de la Concertación. Guerra también tiene buena comunicación por temas de drogas con el ex ministro del Interior de Piñera, Rodrigo Hinzpeter, pese a la agria relación que este tenía con Chahuán. “Se lleva bien con ambos sectores políticos, tiene buena llegada en la Corte de Apelaciones y se nota. Y hoy le toca investigar a ambos sectores políticos. Es el mejor escenario para él. Aquí es donde muestra también su olfato político. Sabe lo que está en juego a nivel general y a nivel personal”, afirma un funcionario de la fiscalía.

Manuel Guerra no desconoce que tenga llegada con políticos pero aunque detractores a él digan que tiene “buen muñequeo con ese tema y lo ocupa a su favor”, otros afirman que “más que generar redes, lo que tiene que ir demostrando es que puede romper esas redes y estas causas lo pondrán a prueba”.

El dar luz verde a la declaración del recaudador del oficialismo y nexo directo al financiamiento de Bachelet, Giorgio Martelli, fue una señal. Lo mismo de tener hoy en sus manos la investigación de Sebastián Piñera. “No tiene miedo pero no es tonto. Sabe que estas causas tienen poder. Eso le seduce pero tiene que ser prudente”, afirman en la fiscalía nacional.

El Guerra que ven en la calle General Mackenna

 

Eran las 7:54 a.m. del jueves 18 de agosto. Manuel Guerra tomó su teléfono, se metió a Twitter y escribió: “Siempre debe haber personas pensando el país del futuro. Eso se llama visión. Cuando no hay visión se vive al día. Esa ceguera es dañina”. Dos minutos más tarde, el Fiscal Regional Metropolitano Oriente enviaba otro tuit: “Personajes sobreactuados en un drama que los desborda, luchando por hacer primar sus egos y sin sentido colectivo. Prudencia por favor”. Finalmente a las 7:58, añadió, “Chile necesita una política de Estado para enfrentar delincuencia. Sin cálculos de corto plazo ni guiada por elección que se aproxima”.

Fueron comentarios en la red social que en el tercer piso de la Fiscalía Nacional generaron dolor de cabeza sobre todo porque fueron escritos dos días después de que Jorge Abbott removiera al fiscal Emiliano Arias –cercano a Guerra- del caso Corpesca tras una entrevista que le valió un sumario al persecutor de O´Higgins. Pero eso no fue todo. El viernes 19 de agosto, hubo un tweet que volvió a incomodar a quienes trabajan en calle General Mackenna. “Las decisiones inconsistentes son sinónimo de injusticia… Nunca lo han entendido los árbitros saqueros del fútbol”, puso Guerra a las 8:16 de la mañana. Aunque el comentario fue futbolero, en la fiscalía nacional lo vieron como una respuesta a Jorge Abbott por sacar a Arias del caso. “Se notó que eran destinados a la fiscalía nacional. Y pegaron fuerte ya que Manuel Guerra no es cualquier fiscal. Jorge Abbott consulta varias cosas con él, desde cómo van las causas hasta como cree Manuel que fue la entrevista o publicación que vincula a la Fiscalía. Ese recado fue fuerte. Guerra es estratégico y sabe cómo moverse con la máxima autoridad del Ministerio Público. Uno no comparte quizás la forma pero es inteligente”, afirma una persona de confianza del Fiscal Nacional.

Desde el círculo de hierro de Abbott además plantean que esos tweet “lo reflejaron de cuerpo entero. Él no va de frente, no desafía. Días antes había apoyado en la fiscalía nacional a Jorge Abbott por su decisión de sacar a Arias, quien es amigo de Guerra y después aparecen estos mensajes. Eso se vio como una crítica a esa decisión”.

Aunque Guerra argumentó que dichos comentarios no se relacionaban con su trabajo y que “las decisiones del FN no se comentan. Se acatan”, muchos vieron en este episodio su real influencia y personalidad. “No se queda callado. Es prudente pero no se queda callado. Y hoy eso molesta porque en esta institución nadie dice las cosas a la cara. Manuel no le teme a nadie, ni a sus subordinados, ni a sus pares, ni a sus jefes“, afirma un fiscal de Santiago.

Personalidad que le ha valido críticas, incluso retos indirectos desde la propia Fiscalía Nacional, aunque algunos lo defienden y definen el perfil de Guerra como necesario en una institución donde por estos días “las relaciones no son las mejores y cuesta que se digan frente a frente”, según afirma un funcionario del Ministerio Público. Una persona cercana al persecutor regional oriente reconoce que estas acciones a través de los medios son discutibles pero señala que Guerra “separa la paja del trigo. Habla mucho, pero no habla demás”.

El estilo de Guerra a veces ha incomodado a su jefe. Por ejemplo cuando dijo que él había dado el pase para investigar a Jorge Insunza y no Jorge Abbott. O cuando aseguró que “Hay dos derechos penales. Uno durísimo para los pobres y otro para los acomodados, que es cómodo y blando”, justo cuando el fiscal nacional pedía ser más cautos. O cuando habló en duros términos contra Laurence Golborne tras su formalización. Y el acto más reciente, poner de inmediato al fiscal Carlos Gajardo en la investigación contra Piñera. Señales que en la Fiscalía Nacional genera ruido y hasta molestia.

“Su forma de figurar, de construir su camino lo está haciendo apresurado y lo lleva a cometer estas acciones”, afirma una persona del tercer piso de la Fiscalía Nacional.

Dentro de sus “aliados” en la institución, aseguran que “en la Fiscalía Nacional lo ven como una amenaza porque les dice lo que quieren escuchar, pero hace las cosas como se deben hacer. Así se mueve y eso en esta institución es válido”, plantea un par de Guerra y añade, entre bromas, que “les molesta darse cuenta que Guerra es distinto a lo que quiere, en cuanto a forma y fondo, Jorge Abbott. Guerra es el Frank Underwood del Ministerio Público”.

Con Carlos Gajardo no son amigos pero profesionalmente prefiere llevarse bien. Y hasta ahora lo han logrado. La relación es buena. “Es como tener un reino dentro de otro, pero en este momento ambos reinos batallan por el mismo fin, con distinta armas y estrategias pero con el mismo fin”, asegura un fiscal que conoce a ambos.

La investigación contra Piñera vuelve a darle protagonismo a Manuel Guerra. Quienes lo conocen, saben que será prudente en dicha indagatoria. Por las repercusiones que genera pero no por el fondo, ya que en su momento citará a declarar al ex Mandatario.

Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/11/22/manuel-guerra-el-fiscal-que-tiene-en-sus-manos-a-pinera-2/

Link to post
Share on other sites

:elmostrador:

24 Noviembre 2016

 

 

Fiscal Guerra pide a Bancard la entrega voluntaria de documentación relacionada a Exalmar

 

Sebastian-Pinera1_816x544.jpg

 

 

 

Se solicitó, específicamente las actas del directorio y la documentación relacionada con las acciones adquiridas en la empresa peruana desde el año 2009 a la fecha.

 

 

El fiscal jefe de la Fiscalía Regional Oriente, Manuel Guerra, ya inició las primeras diligencias luego de que la querella contra el ex presidente Sebastián Piñera fuese declarada admisible por el Ministerio Público.

 

Hace unos días, según informa El Mercurio, el persecutor dio una orden a la Brigada de Delitos Funcionarios (Bridef) de la PDI para que requieran a Bancard -de la cual Piñera es controlador- entregar de forma voluntaria las actas del directorio y la documentación relacionada con la adquisición de acciones de la pesquera peruana Exalmar desde 2009 a la fecha.

Esto a raíz de la querella presentada por el diputado Hugo Gutiérrez (PC), luego que se revelaran los negocios pesqueros de Piñera en Perú en medio del litigio marítimo en La Haya. La acción legal fue interpuesta por negociación incompatible y uso de información privilegiada.

La indagatoria además está siendo asistida por los fiscales de Alta Complejidad Carlos Gajardo y Pablo Norambuena.

En cuanto se declaró admisible la querella en su contra, el ex presidente afirmó estar “absolutamente disponible para colaborar” para que los hechos se conozcan y se esclarezcan, además de asegurar que “todas las inversiones del grupo Bancard, tanto dentro como fuera de Chile, son total absolutamente legitimas y legales”.

Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/11/24/fiscal-guerra-pide-a-bancard-la-entrega-voluntaria-de-documentacion-relacionada-a-exalmar/

Link to post
Share on other sites

:latercera:

24 Noviembre 2016

 

 

Fiscalía pide a Bancard correos entre gerente de la empresa e hijo de Piñera

 

 

 

Abogado Juan Domingo Acosta asumió la defensoría de Nicolás Noguera y Javier Cavagnaro. Ex mandatario reiteró que sus inversiones en el exterior son “legítimas y legales”.

 

Imagen-Sebastian-Pi%C3%B1era-Conferencia

 

 

 

Una interrogante central en la investigación de la fiscalía sobre las inversiones de Bancard International Investment en la pesquera peruana Exalmar a partir de 2010 apunta a saber si Sebastián Piñera tuvo o no conocimiento de las transacciones que se efectuaron mientras fue Presidente de Chile y el país litigaba límites marítimos con Perú en la Corte Internacional de La Haya.
Según conocedores de las primeras diligencias decretadas por el Ministerio Público -y que ya están en conocimiento de la matriz de negocios del ex mandatario y su defensa-, efectivos de la Brigada de Delitos Funcionarios (Bridef) requirieron de Bancard el acceso a los correos electrónicos intercambiados entre el gerente de la firma, Nicolás Noguera, y el hijo del ex presidente, Sebastián Piñera Morel.
Piñera Morel forma parte de Bancard S.A. -y otras empresas de la familia-, donde comparte sociedad con su padre, sus tres hermanos y su madre, Cecilia Morel.
Quienes conocen el tenor de las diligencias explican que la fiscalía solicitó a la sociedad de Piñera hacer entrega voluntaria de estas comunicaciones y de una serie de otros documentos una vez asumida la causa por la Fiscalía Metropolitana Oriente, que encabeza el fiscal regional Manuel Guerra.
La investigación en torno a Piñera se abrió a raíz de la querella que el diputado del PC Hugo Gutiérrez interpuso en contra del ex mandatario, a quien acusó de negociación incompatible por los negocios celebrados por Bancard con la pesquera del Perú.
El Ministerio Público también habría solicitado información respecto de cómo el family office de Piñera toma las decisiones respecto de sus inversiones, así como también detalles relativos a quién o quiénes son los responsables de las distintas transacciones.
Del mismo modo, la fiscalía habría solicitado conocer la estructura del fideicomiso ciego en Chile que el ex presidente había constituido en forma voluntaria antes de asumir la Presidencia, en marzo de 2010.
Además, se pidió documentación sobre la inversión específica de Bancard en la pesquera peruana, además de una lista pormenorizada de los bienes del ex mandatario.
Conocedores de las diligencias explican que Bancard ya se encuentra recopilando la información requerida y que tal como ha señalado el propio ex Presidente Piñera, la intención de la sociedad es proporcionar toda la información solicitada.
Sin embargo, en relación a los correos, la fiscalía habría pedido tener acceso a un volumen de correos que abarcaría un período mayor al que comprende las inversiones en Exalmar, por lo que, dicen fuentes vinculadas al caso, Bancard aún no habría tomado una decisión respecto del cumplimiento cabal de esta solicitud y que la analizará en los próximos días.
Las mismas fuentes aseguran que el abogado Juan Domingo Acosta asumió el patrocinio de Nicolás Noguera y también del gerente de Administración y Finanzas de Bancard de la época, Javier Cavagnaro.
Piñera en Temuco
Este jueves, en medio de su gira por el sur de Chile, Piñera fue consultado nuevamente acerca de las inversiones de Bancard en Perú.
“Respecto de las inversiones de Bancard en el exterior, he dicho todo lo que tenía que decir: son absolutamente legítimas, legales. Yo me anticipé voluntariamente a formar un fideicomiso ciego con las inversiones en Chile y dije públicamente en abril del 2009 que algunas empresas las íbamos a vender para evitar problemas. (…) El producto de esas inversiones se invirtió fuera de
Chile en forma muy descentralizada”, dijo Piñera tras participar de un seminario junto a alcaldes de Chile Vamos.
Del mismo modo, el ex presidente reforzó su idea de “ir más allá” de un fideicomiso ciego sobre sus empresas en caso de tomar la decisión de ser candidato otra vez a la presidencia.
Link to post
Share on other sites

:elmostrador:

29 Noviembre 2016

 

 

Caso Exalmar-Bancard

Sigue el dolor de cabeza para Piñera: diputados de la Nueva Mayoría interponen nueva querella criminal

 

 

Pinera3_816x544.jpg

 

 

 

A la acción penal de Hugo Gutiérrez (PC) contra Sebastián Piñera, que ya ha tenido impactos políticos en las encuestas para el ex Mandatario, ahora se suma esta presentación de cuatro parlamentarios oficialistas en contra de quienes resulten autores, cómplices o encubridores de los delitos de negociación incompatible y uso de información privilegiada.

 

 

Reforzar la acusación del diputado comunista Hugo Gutiérrez para que se investigue a fondo por parte del Ministerio Público el vínculo Exalmar-Bancard. Eso es lo que busca esta nueva querella que presentarán ante el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago el diputado Sergio Aguiló (IC) y las diputadas Clemira Pacheco (PS), Cristina Girardi (PPD) y Camila Vallejo (PC).

 

Acción penal de los parlamentarios de la Nueva Mayoría que va dirigida contra quienes resulten responsables en calidad de autores, cómplices o encubridores de los delitos de uso de información privilegiada al efectuar operaciones de valores, negociación incompatible y el ilícito señalado en el artículo 247 del Código Penal.

 

En el libelo, se insistió en que Sebastián Piñera “perpetró un ilícito penal” como Presidente de la República y premunido de su calidad de jefe de las relaciones diplomáticas del Estado de Chile, al estar vinculado a Bancard, empresa del ex Mandatario que adquirió participación de la pesquera peruana Exalmar. Según la querella, Piñera tuvo conocimiento de estos negocios en medio del litigio marítimo entre Chile y Perú en La Haya.

 

Dentro de la apreciación jurídica de los hechos presentados, en la acción penal a la que tuvo acceso El Mostrador, se plantea lo siguiente: “Mientras el señor Piñera era el Jefe de Estado, una de las empresas controladoras de sus inversiones: Bancorp S.A. en donde son socios todo su núcleo familiar (cónyuge, hijos e incluso su hermano), manejaba el 'Fondo de Inversiones Privado Mediterráneo' con la empresa pesquera peruana Exalmar, en donde se registran inversiones de esta empresa ya en agosto de 2012, en pleno litigio marítimo y con el señor Piñera recibiendo información estratégica de los escenarios posibles de pérdida o no de territorio marítimo chileno en beneficio no sólo de Perú y su poder soberano, sino que con más exactitud a favor de las empresas pesqueras peruanas que explotan los recursos naturales en esa y otras zonas de las costas del país limítrofe”.

 

En la querella de los diputados oficialistas se afirma que “un acta de la junta de accionistas de Exalmar revela que el FIP Mediterráneo tenía el 1,7% de la pesquera a esa fecha. Cuatro años después, Piñera ha seguido aumentado su participación hasta el 9,10%, pero bajo otro vehículo de inversión: Bancard International Investment, una sociedad con domicilio legal en Islas Vírgenes Británicas” y se agrega que “la Administradora Bancorp S.A., de la que cuelga el FIP Mediterráneo, es controlada por Inversiones Santa Cecilia S.A. e Inversiones Bancorp Limitada. En esta última sociedad, según registros de Dicom, el ex Presidente Sebastián Piñera sí tiene participación accionaria, mientras que en Inversiones Santa Cecilia S.A. participa, según los mismos registros, a través de Bancard Inversiones Limitada”.

 

En la acción penal que presentan Aguiló, Vallejo, Pacheco y Girardi, piden que se le ordene a la PDI que investigue estos hechos, además de solicitar nuevas diligencias, entre ellas, que la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados envíe las actas respecto a la postura de Chile ante Perú, en especial las que se refieren al cambio de la política anterior al Gobierno de Sebastián Piñera y la llamada de “cuerdas separadas” en las relaciones con el país vecino.

 

Caso Exalmar-Bancard en el que la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente ya solicitó a la empresa del ex gobernante que haga entrega voluntaria de los correos electrónicos entre su gerente Nicolás Noguera y Sebastián Piñera Morel, miembro del directorio e hijo del ex Jefe de Estado.

 

 

Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/11/29/sigue-el-dolor-de-cabeza-para-pinera-diputados-de-la-nueva-mayoria-interponen-nueva-querella-criminal/

Caso Exalmar-Bancard

Link to post
Share on other sites
Guest
This topic is now closed to further replies.
  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...