Jump to content
Sign in to follow this  
ChicaLiberty

PROYECTO AUTOCULTIVO CANNABIS | Clubes de cannabis proliferan y gobierno crea protocolo para regular autorización de cultivo

Recommended Posts

:latercera:

04 de octubre del 2016 / 00:42 Hrs

 

 

 

Comisión vota hoy proyecto de autocultivo de cannabis

 

 

Para la fiscalía, puede ser un error establecer un límite en gramos para la tenencia.

 

 

2224855.jpg

 

 

 

Hoy en la tarde, en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, se llevará a cabo un hito clave respecto del consumo de marihuana en el país. Se votará la moción parlamentaria que promueve la despenalización del expendio de esta droga con fines medicinales, así como el autocultivo para su consumo privado.
El texto original planteaba que los particulares podrían tener en sus domicilios hasta seis plantas de marihuana y portar hasta 10 gramos.
Sin embargo, el Ejecutivo -a través del Ministerio de Salud- ingresó una modificación a la propuesta, que bajó la cantidad de matas de este vegetal a una y se redujo el porte hasta los 2 gramos.
Ayer, en el Parlamento se realizaron las últimas exposiciones antes de la votación. Estuvieron invitados el subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, y el jefe de la Unidad Contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Peligrosas de la Fiscalía Nacional, Luis Toledo.
La discusión abrió un nuevo flanco de conflicto: la conveniencia de usar cantidades a la hora de establecer el límite para el autocultivo.
Aleuy indicó, por su lado, que “hemos hecho una serie de modificaciones para despenalizar el consumo en Chile y concentrarnos, como corresponde, en poder sancionar adecuadamente a los micro y narcotraficantes” y que las cantidades fueron establecidas sobre la base del impacto en la salud de los consumidores.
Toledo, en tanto, señaló que la moción puede crear zonas grises y situaciones “en las que después nos podemos arrepentir”.
Al respecto, el ex fiscal regional de O’Higgins manifestó que “estimamos que las cantidades pueden ser un mensaje a las agrupaciones criminales que se dedican a la venta de drogas, para ajustar esas dosis a la venta al público”.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Todos esperando esta votación :pordios:

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

04 de octubre del 2016 / 13:57 Hrs

 

 

 

Califican como "indignante" indicación que busca prohibir el autocultivo de cannabis

 

 

 

La Fundación Daya, organización de investigación y promoción de terapias alternativas, muestra su rechazo a la iniciativa. Por su parte, el diputado Miguel Ángel Alvarado asegura que "si alguien piensa que fumando o cocinando con esta hierba se producirán mejoras, está equivocado" y rechaza la tenencia de marihuana en el domicilio.

 

 

 

2337881.jpg

 

 

 

Este martes, la directora ejecutiva de Fundación Daya, Ana María Gazmuri, califica como "indignante" la indicación presentada por los diputados Gabriel Silber, Serbio Espejo, Miguel Ángel Alvarado y Daniel Farcas a la ley 20.000 donde se pretende prohibir el autocultivo de cannabis.

La medida que se vota hoy en la Comisión de Salud de la Cámara ha movilizado a distintos sectores de la población que usan cannabis medicinal, quienes no demoraron en expresar su molestia a través de redes sociales, como el twitter oficial de la Fundación Daya y Mamá Cultiva.

Esta acción "traiciona la confianza de los electores, quienes creyeron que en ellos había un apoyo a esta tremenda necesidad al ejercicio del derecho al autocultivo", sostiene Gazmuri.

Respecto a los parlamentarios de Nueva Mayoría que presentaron la indicación, la representante agrega que "hoy vemos que se cuadran con intereses económicos y que pretenden circunscribir el acceso al cannabis sólo por una vía comercial, vulnerando y afectando la soberanía personal de los ciudadanos que hoy día ejercen el derecho a autocultivar".

Por su parte, el diputado PPD, Miguel Ángel Alvarado, indica que está en contra de la tenencia de una planta de marihuana en el domicilio porque "el proyecto presenta muchas debilidades. No se hace cargo de la mayor cercanía que tendrían nuestros niños y adolescentes con esta droga, a pesar de que hoy en Latinoamérica encabezamos todos los ránkings de consumo".

El parlamentario, a su vez, indica que "el autocultivo es un aspecto que será muy difícil controlar por el Estado (...) No obstante, soy partidario de las libertades individuales con responsabilidad social, por tanto dentro de nuestras indicaciones propiciamos que el Estado administre la hierba a aquellas personas que lo requieran".

"En el mundo existen escasos medicamentos aprobados por la FDA de EEUU, como sería el caso del Sativex, el Marinol (dronabinol) y el Cesamet (nabilona), sin embargo, si alguien piensa que fumando o cocinando con esta hierba se producirán mejoras, esta equivocado", concluye Alvarado.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2016/10/680-699301-9-califican-como-indignante-indicacion-que-busca-prohibir-el-autocultivo-de.shtml

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

05 de octubre del 2016 / 00:17 Hrs

 

 

 

 

Comisión de Salud rechaza indicación que impedía autocultivo de cannabis

 

 

Se votó en contra de que fuese necesario permiso del Servicio Agrícola y Ganadero y del Instituto de Salud Pública para poder plantar marihuana.

 

 

2277335.jpg

 

 

 

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, comenzó la votación en particular del proyecto que busca despenalizar el expendio de marihuana medicinal y el autocultivo para consumo privado de cannabis, modificando la actual Ley de Drogas (N°20.000).
En la instancia -que contó con la presencia del ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, y su par de Salud, Carmen Castillo- se alcanzaron a revisar tres de las 81 indicaciones realizadas a la iniciativa.
Los parlamentarios rechazaron la indicación que buscaba que fuese necesario pedir permiso al Servicio Agrícola y Ganadero y al Instituto de Salud Pública para cultivar cannabis.
Además, los legisladores decidieron aprobar la indicación del Ejecutivo al artículo 1, la que establece que quien sea sorprendido con marihuana debe demostrar que su consumo será “próximo en el tiempo” y no en un plazo indeterminado.
El diputado Marco Antonio Núñez (PPD) dijo estar conforme tras la sesión, ya que -afirma- se visó el “corazón” del proyecto. "Se ha aprobado el artículo que despenaliza el porte, consumo y tenencia de cannabis en mayores de 18 años y eso es muy importante, porque a partir de esto tendremos que definir la cantidad de gramos y plantas vinculadas al concepto de autocultivo", señaló.
El debate y la votación del proyecto seguirá realizándose la próxima semana.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:theclinic:

10 Octubre 2016

 

 

Pedro Mendoza, abogado de Cañamo: “Permitir cultivar una sola planta es una burla”

 

 

 

Originalmente eran 6 las plantas de marihuana que se podrían cultivar y 10 los gramos para portar. Eso se aprobó el año pasado en la Cámara de Diputados. Pero ahora una indicación del Gobierno redujo las cantidades permitidas. Pedro Mendoza, abogado y activista por la despenalización, critica los cambios y analiza cómo va la tramitación legislativa, -que tiene férreos opositores entre los sectores mas conservadores-, y propone que a futuro se avance hacia asociaciones de cultivo y tiendas donde abastecerse de marihuana.

20160119_114517-1024x768.jpg

 

 

La semana pasada la Comisión de salud de la Cámara votó tres indicaciones de las 82 que tiene el proyecto para modificar la ley 20.000 de drogas que busca despenalizar al autocultivo y permitir el uso medicinal y recreativo de la marihuana. Pedro Mendoza, abogado y socio de Revista Cañamo, ha seguido de cerca el debate legislativo y los cambios al proyecto original, que pasó de autorizar el cultivo privado de seis plantas a solo una.

 

Mendoza tiene experiencia en el tema. Activista, consumidor habitual y litigante, conoce al dedillo la ley 20.000. Entre sus casos más emblemáticos, en 2013, defendió al hermano del actor Ariel Mateluna, quien fue detenido por Carabineros, luego que descubrieran un cultivo de marihuana en casa de la familia. También representó al doctor Angelo Bragazzi, arrestado por vender semillas en internet.

 

La ley 20.000 actualmente no penaliza el consumo de la marihuana, sin embargo, no contempla formas para acceder a ella. Castiga la compra, el porte y el cultivo.
El problema es el abastecimiento, pero esto tiene un par aristas. Se han dado varios fallos de los tribunales superiores de justicia, entre las Cortes de Apelaciones y la Suprema, en que, hasta cierto punto, ya se entiende que el cultivo es un acto preparatorio para algo que es legal, por lo tanto, los actos preparatorios no se sancionan ni se castigan. El cultivo para un consumo personal, exclusivo, próximo en el tiempo no es ni delito ni falta.

 

Pero igual tienes problemas con las policías si te descubren plantas en tu casa.
Claro, no te sirve de nada demostrar eso después que te allanaron la casa, te humillaron a ti y a tu familia y perdiste la cosecha, pasar por todo eso para que después te declaren inocente. Eso es lo que el cambio en la legislación actual quiere evitar. Sobre portar cannabis para tu consumo en un reciento privado también los tribunales han dicho que es un acto preparatorio que tampoco está sancionado, pero el problema es que eso le dicen después que te la quitaron y pasaste un mal rato que ni la mejor marihuana te va a ayudar a olvidar. Por eso es importante que la nueva ley dé certezas, lo que se llama certeza jurídica para los usuarios: saber qué cantidad tener, cuánto cultivar, cuánto portar y cuánto almacenar. Eso es súper importante.

 

El año pasado se aprobó en la Cámara la tenencia de seis plantas y el porte de 10 gramos en la vía pública, pero ahora se introdujo una modificación del Gobierno para bajarlo de seis plantas a una y de 10 a 2 gramos en el caso del porte. ¿Qué te parece esa reducción?
Me parece que no saben de lo que están hablando, no han tenido estadísticas a la mano y no cachan nada sobre el cultivo. Una planta te puede salir macho o hembra, hay distintas variedades como indica o sativa, algunas que tiene más THC, entonces con una sola planta es una burla. No parece ser una propuesta seria y queda muy debajo de lo que ya ha resuelto la Corte Suprema. Mucha gente no es partidaria que se fije un número de plantas.

 

¿Por qué?
Si revisas la historia de la legislación con respecto al cultivo, en 1985, durante la dictadura, se discutió la ley 18.403. Hay actas en que la redacción dice “el que siembre, cultive o coseche en circunstancias que haga presumir una intención de traficar”. Esa norma que rigió hasta el año 1995 no sancionaba el cultivo, sino que solamente sancionaba en la medida que se acreditaba el interés de traficar. Por eso para mucha gente que se fije un número de planta no es positivo. En mi caso, creo que entre no tener nada y por lo menos unas seis plantas no es tan malo.

 

¿Por qué crees que se redujo tanto la cantidad?
Me imagino que es para negociar, que no sean seis sino cuatro, pero ya menos de eso no parece razonable. Por otro lado, se ha dicho que quienes superen el límite inmediatamente van a cometer un delito. Eso no es así, siempre va a quedar la opción de que pueda demostrar que requería una mayor cantidad. Lo mismo con respecto al porte.

 

¿Qué opinas de la polémica indicación, que fue rechazada, propuesta por los diputados Daniel Farcas y Miguel Angel Alvarado, para que solo los cultivos autorizados por el SAG fueran considerados legales
No lo veo ningún sentido viendo lo que ha resuelto la Suprema. Sobre los argumentos de Farcas del acceso que podrían tener los menores de edad, indudablemente la legislación está pensada para los mayores de edad y respecto de que no va haber control sobre los cultivos, yo creo que esa situación ya se da actualmente. Lo importante es que a pesar de que se tenga un cultivo en la casa, si definitivamente hay intención de traficar, la Fiscalía tiene toda las herramientas para investigar estas causas, incluso puede ser tan grave que alguien trafique su cosecha, que además de las penas de presido y multas, arriesga la pérdida del inmueble.

 

¿Qué podrían esperar los consumidores de esta legislación?
Creo que mucha gente no está esperando a que salga el proyecto, la gente simplemente está cultivado en sus casas y confiando en que no los van a pillar. Si bien creo que es un buen punto de partida, hay personas que no tienen ni habilidad ni la capacidad de poder cultivar en su casa.

 

Claro, técnicamente no es tan fácil cultivar, necesitan mucho cuidados.
Sí, creo que para los que no tienen esas habilidades también debería existir la posibilidad de crear asociaciones de cultivo. Sobre todo para personas que puedan tener problemas de movilidad u otras enfermedades, como se da en el caso de los usuarios medicinales.

 

¿Compartes la idea que el autocultivo disminuirá la cantidad de tráfico?
El autocultivo por si solo no lo va a disminuir, no creo que la merma sea tan tan drástica, hasta que no exista una forma de tener abastecimiento para las personas que no cultivan, se va a seguir generando tráfico. Por eso es importante que a futuro se regulen otras formas de acceso.

 

¿Como la asociaciones de cultivo que planteabas?
Claro, pero también tiendas como dispensarios.

 

¿Algo así como los coffe shop en Amsterdam?
Parecido a eso.

 

¿Pero crees que eso sea factible en un país como este?
Tal vez no en el corto plazo, en un mediado o largo es inevitable, no tiene sentido otra forma de abastecerse.

 

¿Qué les contestarías a los detractores la marihuana y el autocultivo?
Lo que más me molesta de quienes se oponen es que siempre dicen que los que apoyamos el autocultivo afirmamos que la marihuana es una sustancia inocua. Nosotros, y como parte del comité editorial de Revista Cañamo, jamás hemos dicho que la marihuana sea una droga inocua. No hay ninguna sustancia que sea inocua en si misma. Creemos que el potencial riesgo que puede representar, se puede controlar mucho mejor con una regulación clara, en vez de mantener la prohibición, que ha demostrado que no funciona. Por lo tanto, no veo por ningún lado qué puede justificar usar la ley penal para controlar este tipo de conductas que a muchas personas le parecen muchos menos nocivas que el consumo de alcohol o tabaco.

 

Claro.
En vez de gastar tanto recurso en represión y utilizar el aparto policial para tratar de controlar este tipo de conductas es mejor informar a la población y educar para que cada uno tome las mejores decisiones. El que no quiere cultivar que no cultive, el que no quiere abortar que no aborte, pero los que si están de acuerdo que tengan la libertad de hacerlo dentro de un marco que ayude a reducir los riesgos y los daños asociados a esas conductas.

 

Además, por la aplicación de la ley 20 mil, en muchos casos se persigue a los consumidores o a quienes portan cantidades menores.
Generalmente hay un amplio despliegue policial por cantidades que son realmente ridículas. Creo que entre el 70% u 80 % de los casos son por cantidad inferiores a los 10 gramos, por eso el punto de corte en 10 gramos es razonable para que justifique todo el aparato estatal y policial que vas a echar a funcionar por ese tipo de conducta.

 

¿Cuántos pitos salen aproximadamente de 10 gramos?
Ese calculo no es tan correcto, te pueden salir, no sé, 40 pitos si son buenos, pero está pensando todavía en un sistema de prohibición. Además se piensa en que la gente solo fuma, que es la forma más nociva de consumir cannabis, si la evaporizas necesitas utilizar el doble, si lo ingieres en alimentos necesitan cuatro veces más, en una infusión, que es mucho menos nocivo para el sistema respiratorio, utilizas cantidades mayores. Por eso es relativo, depende de cómo lo consumas. Incluso si una persona llegara a consumir los 10 gramos tampoco va a tener consecuencias letales como, por ejemplo, tomarse a una botella de pisco al seco.

 

¿Ves algo más que podría mejorar la situación actual de quienes deciden cultivar en sus domicilios?
Acá hay otro actor que podría marcar una diferencia en cómo se ha venido aplicando la legislación que es el Fiscal Nacional. El sistema holandés tiene un sistema de prohibición o regulación similar al chileno y fue el fiscal nacional quien dictó pautas para la aplicación de la ley, lo que permite, hasta cierto punto, los coffe shopp y lo cultivos caseros. Si el fiscal nacional dictara pautas para la actuación de los funcionarios policiales en que no sea necesario incautar las plantas, pero sí un registro fotográfico, podría ser una buena salida en caso que el proyecto de ley se demore mucho en llegar a buen término.

Share this post


Link to post
Share on other sites

:latercera:

30 Octubre 2016

 

 

Clubes de cannabis proliferan y gobierno crea protocolo para regular autorización de cultivo

 

 

 

Grupos de usuarios medicinales buscan proveer marihuana a pacientes con receta médica. Nueva normativa mandata al SAG a aprobar toda plantación, previa consulta al ISP e intendencias.

 

158-820x385.jpg

 

 

Francisco Pastene (71) escuchó, hace poco más de un año, a vecinos conversar sobre las supuestas propiedades medicinales de la marihuana. Entonces decidió someter el rumor a una prueba concreta, con sus propias dolencias, derivadas de la artrosis que padece desde hace décadas. Así, consiguió algunas hojas de la planta y preparó un té. Desde entonces, bebe cuatro tazones de la infusión al día.
A raíz de las dificultades para conseguir la materia prima, acudió a generaciones más jóvenes y con ellos logró conformar un club, la Asociación Social de Usuarios de Cannabis (Asumc), en Maipú. Esta tiene personalidad jurídica y su objetivo es cultivar marihuana para suministrar el producto, ya sea en hojas o aceite derivado de la planta, a adultos mayores asociados de la comuna que padezcan de alguna enfermedad. “La marihuana me calma el dolor mucho más rápido y ha mejorado notablemente mi calidad de vida”, dice Pastene. “Nunca he sentido un efecto alucinógeno y creo que puede ser un buen remedio natural si uno es responsable y no se excede”, agrega.
Patologías
Los clubes de cannabis creados para promover el cultivo colectivo de la planta han proliferado durante este año. Según la ONG Latinoamérica Reforma, que se dedica a difundir tratamientos a base de marihuana en pacientes de determinadas patologías, estas entidades están presentes en la mayoría de las regiones. Por lo general, cuentan con personalidad jurídica o están en proceso de constituirse como fundación o corporación, con un objetivo social en común: educar en temas de autocultivo y entregar la planta de marihuana, o productos derivados, como aceite o su flor (cogollo), a personas que tengan una receta médica de profesionales ligados a estas agrupaciones.
“Hay gente que no puede cultivar, porque no tiene espacio, porque no tiene los conocimientos o porque su enfermedad se lo impide. Nosotros cultivamos por ellos y elaboramos un extracto con diferentes variedades, que se receta según la enfermedad a tratar”, explica Ives Romero, director de la Fundación de Apoyo Social Integral y Medicinal del Cannabis (Fasimc).
A cambio, la entidad pide un aporte voluntario que cubre costos de producción de la resina en un laboratorio. “Estamos creando también un estatuto de transparencia, para que nuestros asociados conozcan todos los gastos y comprueben que no existe lucro ni lavado de dinero”, agrega Hans Ureta, presidente de la entidad.
Un funcionamiento similar rige a la Corporación Dispensario Nacional. Estos, además de preparar el extracto para sus socios, también entregan plantas y su flor a los pacientes y piden un aporte de hasta $ 9 mil por gramo, además de la cuota de pertenencia a la corporación, que asciende a $ 12 mil al mes. “Eso cubre los gastos que nos permiten hacer análisis de selección de las cepas y variedades, y también los costos de producción”, explica Luis Quintanilla, presidente de la corporación. “Nuestra intención es también contribuir a la investigación científica de los efectos de la cannabis en los pacientes”, agrega.
Según Rodrigo Rodríguez, médico de la U. Católica y miembro de Latinoamérica Reforma, “el tratamiento con cannabis se ha visto efectivo en personas con tratamiento oncológico que tienen efectos secundarios, como náuseas, y en enfermedades neurológicas como epilepsia refractaria y algunos pacientes con dolores crónicos y fibromialgia”.
Marco legal
Según el asesor jurídico de Latinoamérica Reforma, Luis Antimán, estos clubes funcionan dentro del marco legal. “La ley 20.000 prohíbe el tráfico de estupefacientes, pero exime el autocultivo de cannabis, su consumo privado y con fines medicinales. En los clubes, las personas se unen para cultivar de forma privada y las plantas están determinadas para un consumo próximo en el tiempo, para cada uno de los pacientes de estas asociaciones, que cuentan con una receta médica que respalda su consumo como tratamiento”, afirma.
Al respecto, el abogado del Colegio Médico Adelio Misceroni afirma que “si bien no es tan explícita la Ley 20.000, esto está regulado en el artículo 8, que establece la posibilidad de obtener autorización del SAG para cultivo de cannabis”. Agrega que “la jurisprudencia de la Corte Suprema ha señalado que sólo el hecho de tener una planta de cultivo de marihuana no da autorización a la policía para entrar al hogar. En algunos casos, con asociaciones como éstas, la corte ha fallado de forma favorable”.
En este sentido, el Ejecutivo envió un proyecto que modifica la Ley 20.000 para de despenalizar el expendio y autocultivo de cannabis con fines medicinales, el que actualmente se discute en el Congreso (ver recuadro).
Asimismo, la Subsecretaría del Interior firmó en septiembre un convenio con el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y el Instituto de Salud Pública (ISP), para establecer un protocolo que regule las autorizaciones de cultivo de cannabis. En el documento se constata que el aumento de las solicitudes “ha puesto de manifiesto una serie de deficiencias”, tanto respecto del procedimiento como de las diferentes instituciones que participan en él.
Carabineros y PDI
El protocolo entrega al SAG la potestad de autorizar los cultivos, previo informe del ISP y de la intendencia regional respectiva, y ordena informar a Carabineros y PDI. Además, se establece que los destinos de la cosecha pueden tener fines científicos, sanitarios, industriales o farmacéuticos, entre otros (ver recuadro).
Carlos Bravo, jefe de la sección de Estupefacientes y Sicotrópicos del ISP, explica que en el informe, el instituto se pronuncia “sobre la solicitud de plantación, su finalidad, si será investigación científica o elaboración de productos farmacéuticos, y si cumple o no con la normativa que regula esos aspectos”.
Desde el SAG informaron que “la ley no distingue” los cultivos según el lugar donde se realicen, por lo que esta autorización es requerida para toda plantación, incluidas las que se implementen dentro de los hogares.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×