Jump to content
Sign in to follow this  
ChicaLiberty

NACIONAL | Seguidor de Paola Oldece defendió nueva comunidad en Copiapó: no tenemos la estructura de una secta

Recommended Posts

cambio21.jpg

Santiago, 1 de junio de 2016 | Hora: 17:29:37
El peligro está de vuelta: la secta de Pirque se volvió a armar en Copiapó y tiene al menos 10 niños bajo su control

 

 

Paola Oldece fue procesada en 2007 por la inhumación ilegal de Jocelyn Rivas, profesora que murió durante el parto al interior de la comunidad. La líder del grupo salvó de una condena por su salud mental. Pero ha vuelto, tiene más seguidores y parlamentarios piden que el Sename intervenga por la seguridad de los menores.

 

 

Paola Olcese se hizo tristemente célebre como la líder de la llamada secta de Pirque, la misma en cuyo interior falleció Jocelyn Rivas durante el trabajo de parto. Si hubiera sido a un centro asistencial, quizá hubiera vivido para contarlo, pero los delirios místicos al interior del grupo pesaron más.

En 2007 murió Rivas y fue inhumada ilegalmente. Hecho que finalmente le significó un procesamiento a Olcese y cuya condena libró, bajo el argumento de salud mental.
Casi 10 años después, la mujer vuelve a aparecer con una nueva secta, esta vez en la precordillera de Copiapó. En su interior está la hija de Jocelyn Rivas y su padre. Es el abuelo de esta menor quien prendió las alarmas sobre el peligro al que estaría eventualmente expuesta junto al menos otra decena de niños.
Es por ello que los diputados Gabriel Silber (DC) y Daniel Farcas (PPD) llegaron hasta las oficinas del Sename para denunciar el hecho y solicitar la revisión del lugar, todo en pro de asegurar el bienestar de los niños.
Mi nieta devuelta
Larry Rivas, padre de Jocelyn no oculta su temor y pide ayuda. Por su parte, los parlamentarios esperan que las autoridades se hagan presentes y controlen la situación al interior de la comunidad.
"Estamos preocupados, ya que las experiencias no han sido buenas y se requiere una acción drástica de todo el aparato estatal. Por eso es importante que el Sename envíe a su Directora Regional para que se haga presente en la comunidad, que se encuentra a más de cuatro horas de Copiapó, en una zona precordillerana, con condiciones climáticas difíciles para los niños, los que estudian mediante exámenes libres y poseen una dieta baja en proteínas", añadió el diputado Farcas.
A su vez el diputado Silber recordó que la situación es compleja, considerando que se trata de un recinto privado, por lo que se deberá elevar una solicitud judicial que permita el control. "Se supone que acá están los mismos elementos o el caldo de cultivo que en su oportunidad tuvo la secta de Pirque, con la diferencia de que las condiciones geográficas acá son mucho más extremas, más precarias. Por eso nuestra preocupación respecto de las condiciones de alimentación de los menores o el acceso a educación regular. Así, la reunión de hoy con el Sename tenía por objeto recurrir al amparo de la justicia".
Precisamente, la zona es de ambiente frío, lo que eleva las preocupaciones sobre el estado de salud de los menores. Además, el abuelo de la niña exige que ella pueda asistir al colegio y tener una alimentación adecuada.
Secta peligrosamente cerrada
Las sectas son sociedades cerradas, normalmente bajo la tutela de un líder, el que en ocasiones pretende guías místicas que le dan el control sobre el resto de los miembros. El sociólogo experto en el tema, Humberto Lagos, explicó a Cambio21 que es necesario que el Estado tenga un rol de control sobre estas comunidades que, sin resguardo, pueden llevar a hechos trágicos como el de Jocelyn Rivas en 2007.
"Debe controlarse por las autoridades con cierto grado de urgencia lo que pasa al interior del grupo. Particularmente cuando hay niños de por medio, los riesgos son evidentes, en el sentido de que están sometidos también a aquellas prácticas que ya se conocen bajo el mando de Paola Olcese, incluyendo la muerte de una profesora. Si la hubiera llevado alguien al hospital hubieran salvado su vida, pero nadie se atrevió a contradecir su palabra", explicó.
El experto recalcó que "siempre las entidades de gobierno son las que tienen cautelar la seguridad de los niños y realizar visitas regulares para evitar que haya problemas. (...) No se trata solo de exculpar a alguien por razones de carácter siquiátrico, sino que de seguir con medidas con el propósito de llevarlos al seguimiento y a tratamientos cuando proceda".
foto_0420160531163854.jpg

Share this post


Link to post
Share on other sites
loading...

cambio21.jpg

Santiago, 1 de junio de 2016 | Hora: 19:43:36

Seguidor de Paola Oldece defendió nueva comunidad en Copiapó: no tenemos la estructura de una secta

 

 

 

Ismael Castillo cuenta que los niños y ellos siempre han tenido contacto con las personas en la comunidad y no son un círculo hermético.

 

 

 

 

La comunidad que habita en Junta Valeriano en la comuna de Alto de Carmen que fue conocida en 2007 como la comunidad de Pirque volvió a hacer noticia en el país debido la inquietud del abuelo de una de las niñas que habitan en el lugar que acusa una vulneración de derechos. Cabe recordar que él es el padre de Yoscelyn Rivas, la joven bailarina que murió en 2007 tras el parto de la pequeña mientras vivía al interior del grupo.

Esto provocó que integrantes de la comunidad se defendieran de dichas acusaciones, según informó Diario Atacama.
Ismael Castillo, es uno de los integrantes de la comunidad. Hoy con el revuelo por las acusaciones, es categórico en señalar que no hay vulneración de derechos y que además los pequeños tienen contacto con otros niños en la escuela de Junta Valeriano.
"Los niños en la educación rinden exámenes libres a final de cada año y ya hay niños que han pasado a cuarto básico. Eso está regularizado. Ellos están asistiendo en el valle en la escuela de Valeriano, mi esposa que es violinista está haciendo clases de música en un taller a los niños de la comunidad con los pequeños de la escuela. Esa es la realidad de lo que están vivienda a diferencia de la ciencia ficción de denuncia que dice que no pueden salir, ni ver a nadie. Hoy estaban haciendo clases de coro con los otros niños", explicó a Diario Atacama.
Castillo cuenta que los niños y ellos siempre han tenido contacto con las personas en la comunidad y no son un círculo hermético.
Además, cuenta que el abuelo de la niña desconocía que la menor estaba en Santiago, no en la precordillera. "Ese es la desconexión con esta nieta (...) El fundamento para la denuncia de vulneración de derechos de los niños eran los 400 kilómetros de distancia a Copiapó como si fuera Roma y las siete colinas, no tomaron en cuenta a Vallenar y todo el valle", señaló al matutino.
Castillo relata que en la comunidad viven varias familias y existe una relación de amistad, no de poder. "No hay una estructura de organización sectaria, hermética. Son grupos familiares que convenimos en un deseo de vivir una vida en paz con la naturaleza, con ciertos principios de una vida en común", señaló.
foto_0420160601105219.jpg

Ismael Castillo cuenta que los niños y ellos siempre han tenido contacto con las personas en la comunidad y no son un círculo hermético.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×