Jump to content

[Capítulo 03 - Parte 02] En Busca De Certezas


Recommended Posts

9. Int. Consulta. Doctor – Día 12:50

Iván, Doctor Solís.

 

Iván, desafiante, de pie, frente al médico, espera su reacción. El doctor Solís, serio y molesto, le da un golpe a la mesa.

 

- ¿Pero quién te crees que eres para entrar así a mi consulta? –le preguntó el médico, con gran indignación.- Estaba atendiendo un paciente.

- Ya se lo dije, soy amigo de Verónica Rivas y quiero que me cuente sobre ella.

- Y yo soy amigo del capitán Barrera de Carabineros y te podría denunciar en este mismo instante.

- Hágalo, llame a la Fuerza Armada si quiere, y así aprovecha de contarnos a todos lo que está ocultando mi primo Rafael.

 

El médico se sorprende, descolocado. Iván, firme, no duda en ningún momento.

 

- ¿Pero estás enfermo de la cabeza o qué? –le preguntó el médico, desconcertado.- No entiendo de qué mierda me estás hablando.

- ¿Rafael Prado no le suena?... Bueno, él es mi primo, y hace unos meses trajo una mujer con amnesia a esta consulta, Verónica Rivas, o al menos eso fue lo que él dijo. Quiero que me lo confirme.

- Mira, yo lo siento mucho por ti y por tus conflictos familiares con Rafael, pero por si no lo sabes, está lo que se llama el secreto profesional. Yo no puedo darte información. Es confidencial.

- Lo único que busco son certezas. Necesito saber las condiciones en las que llegó Verónica. Necesito saber si perdió la memoria después de un accidente en la carretera.

 

El doctor Solís lo mira, preocupado.

 

- Si eso te tranquiliza, te puedo decir que tu primo no te está mintiendo –le dijo el médico, con seguridad.- El auto en el que viajaban se volcó y producto del impacto Verónica perdió la memoria. Verónica efectivamente tiene amnesia.

 

Iván, desorientado, no esperaba esa respuesta. El médico, convencido de sus palabras.

 

10. Ext. Rancho – Día 12:40

Alexis, Daniela.

 

Alexis, nervioso, se aparta de Daniela, muy complicado. Ella comienza a reír.

 

- ¡Pero qué tonta, ¿cómo no me di cuenta al tiro?! –exclamó Daniela, divertida.- Con razón no me pescabas. Eres gay y todavía estás en el clóset.

- ¡No hables tan fuerte! –le pidió Alexis, mirando hacia todos lados.

- ¿Por qué no? ¿No lo sabe tu familia?

- ¡No, y no lo puede saber!

- Pero oye, ¿qué onda?, si es lo más normal del mundo, o sea, yo tengo ene amigos gay y ene amigas lesbianas.

- En Santiago será normal. Acá seguimos en el gobierno de Ibáñez.

 

Daniela niega, sobrepasada. Mientras que Alexis, suspira, aliviado, como si se hubiese sacado un gran peso de encima.

 

- ¿Y ese suspiro? –preguntó Daniela, sonriendo, con su coquetería innata.- Si te sientes más aliviado, me alegro, porque yo también me siento así. De hecho hoy me miré al espejo y me preguntaba, ¿por qué Alexis no me mira? ¿Tan fea estoy?

- Bueno, ahora tienes la respuesta.

- ¿Y qué onda? ¿No me digas que todavía no pasa nada de nada? ¿Tienes mino o algo? ¿Vas a lugares gays en Pucón?

- Sí, igual me he juntado con gente, pero piola… Es que estoy entusiasmado con alguien…

- ¿Y quién es? El que está en recepción de repente, te apuesto.

- ¿Gonzalo? No, nada que ver… Se llama Javier, tiene diecinueve… Y es de Santiago…

- ¿De Santiago?... Ah, no, qué lata, amor de lejos, amor de pendejos, y tú ya estás bastante peludo, oye. Te apuesto que se conocen por MSN, chatean, se juran amor eterno, pero ni siquiera lo has visto en la webcam.

- Por fotos sí, me ha mandado algunas… Y también tengo su facebook, pero me pidió que no lo agregara, para que no pensaran mal.

- Si ese tal Javier de verdad tuviera intenciones serias contigo, ya se habrían conocido.

- ¿Tú crees?

- No lo creo, estoy segura. Así que si yo fuera tú, le pediría su dirección y parto mañana mismo a darle la sorpresa a Santiago.

 

Alexis, pensativo, no sabe qué decirle.

 

- ¿Te gusta o no te gusta? –le preguntó Daniela, decidida.- ¡Ya pues, juégatela!

 

Alexis, aunque se nota complicado, le encuentra la razón a Daniela.

 

 

CaidaMatilde.jpg

 

 

11. Int. Recepción. Rancho – Día 12:45

Gonzalo, Matilde, Elías.

 

Gonzalo, complicado, está revisando el facebook de Alexis. No puede creer lo que sabe de él. Mira una y otra vez las fotografías y sus estados para convencerse.

 

- ¿Has visto a Iván? –le preguntó Matilde, entrando de improviso.

 

Pero Gonzalo no le respondió. Estaba sumergido en sus pensamientos. Matilde, superada, chasquea sus dedos.

 

- ¡Hey!, Gonzalo, ¿puedes bajar un momento de las nubes? –le pidió Matilde, severa.

- Perdón, no la escuché –dijo Gonzalo, minimizando la aplicación del computador.

- ¿Cómo me vas a escuchar si estás pendiente de tus granjitas y tus ciudades? Y no me mires con esa cara de yo no fui, que sé muy bien que te la pasas jugando mientras estás en el PC… Te pregunté por mi hijo, quería saber si lo has visto.

- No, señora. Se fue en su auto en la mañana y de ahí no lo vi más.

- ¡Qué raro! No me dijo que iba a salir… Si lo ves, dile que lo ando buscando –dijo Matilde, haciendo el ademán de retirarse.

- ¡Señora Matilde!

- ¿Sí? –le preguntó Matilde, volteándose hacia él.

- ¿Le puedo hacer una pregunta yo?

- Por supuesto, dime.

- ¿Qué hay que hacer cuando uno se entera de un secreto que no tenía que saber y que si se llega a saber, podría causarle daño a otras personas?

 

Matilde, piensa unos segundos, y luego le habla, convencida de sus palabras.

 

- Quedarse callado –le dijo Matilde, segura.- La omisión voluntaria es una mentira también, pero hay veces en que es la única solución posible.

 

Gonzalo asiente, entendiendo lo que Matilde le acaba de decir. En ese momento, aparece Elías y toma a Matilde de los hombros, con suavidad.

 

- Matilde, Verónica quiere hablar contigo –le dijo Elías, cariñoso.

- Voy –dijo Matilde, retirándose.

 

Cuando Matilde se va, Elías se acerca a Gonzalo, cauteloso.

 

- ¿Y? –le preguntó Elías, con curiosidad.- ¿Qué averiguaste de Alexis?

 

Gonzalo, complicado, entre la espada y la pared. Elías, inquisitivo.

 

 

CaidaRafael.jpg

 

 

12. Int. Cocina. Rancho – Día 12:55

Rafael, Adela, Ilse.

 

Rafael, sigiloso, está hablando por celular. En la puerta está Adela, vigilando que nadie entre, mientras escucha todo con gran nerviosismo.

 

- ¿O sea que Iván quedó tranquilo? –preguntó Rafael, guiñándole un ojo a Adela.- Muy bien, doctor, le agradezco este nuevo favor. Y no se preocupe, mañana le haré otro depósito.

 

Rafael, victorioso, corta el teléfono.

 

- Todo listo –dijo Rafael, triunfal.- A ver si con esto Iván se queda tranquilo.

- Conociéndolo, ¿tú crees que se va a quedar tranquilo? –le preguntó Adela, dudosa.- Él es de esas personas que no se detienen hasta que llegan a su objetivo. Iván va a seguir con las preguntas hasta saber la verdad.

- Si me sigue hueviando, yo mismo me voy a encargar de él.

 

Adela retrocede un paso, algo asustada.

 

- Escúchate, Rafael –le dijo Adela, con inquietud.- Tú no estás bien. Yo entiendo por lo que pasaste y puedo entender también lo que estás haciendo con Verónica, pero esto tiene que parar en algún punto.

- Sí, va a parar porque yo quiero que pare y no porque Iván se meta en lo que no le importa.

 

Rafael, convencido. Adela, nerviosa.

 

- ¿Qué? No me mires como si estuviera loco, Adela –le dijo Rafael, serio.

 

Adela, cada vez más preocupada por las actitudes que está tomando su mejor amigo. En ese momento, Ilse entra a la cocina, con un paño húmedo.

 

- Oiga, perdóneme por lo de la señorita Verónica –le dijo Ilse, fingiendo arrepentimiento.- Le juro que no quería mojarla. Fui una tonta.

- Tienes que afirmar mejor el vaso para la otra –le dijo Rafael, ignorándola.

 

Rafael sale de la cocina, determinado. Ilse sonríe, traviesa.

 

- ¿Qué hiciste, Ilse? –le preguntó Adela, suspicaz.

- ¡Se lo merecía! –le dijo Ilse, amurrada.- Esa mujer se le está metiendo a Iván por los ojos y yo tengo que defender lo que es mío, ¿o no?

 

Adela, cada vez más preocupada, se lleva una mano a la cabeza, sin saber qué hacer. Ilse, sonriente, satisfecha por lo que hizo, comienza a limpiar la cocina.

 

 

13. Int. Pieza Verónica. Rancho – Día 13:00

Matilde, Verónica.

 

Verónica, confundida y pensativa, está recostada en la cama. Matilde está sentada, a su lado, mirándola con sorpresa.

 

- ¿Al aeropuerto? –le preguntó Matilde, asombrada.- ¿Y por qué quieres ir allá?

- Porque estoy segura que eso me va a traer recuerdos –le dijo Verónica, ansiosa, mientras le toma la mano.- Matilde, si te pido esto a ti, es porque te tengo confianza. Iván y tú son los únicos que me han tratado de ayudar.

- ¿Los únicos?... Perdón, pero no entiendo lo que quieres decir.

- Rafael no quiere llevarme. Es como si no quisiera que recupere la memoria.

- ¿Crees que te está mintiendo?

 

Verónica asiente, algo confundida. Matilde se pone de pie, mientras escucha a Verónica.

 

- No sé, pero está tomando una actitud muy extraña conmigo –le dijo Verónica, temblando.- Es la primera vez que creo recordar algo, por eso necesitaba ir al aeropuerto y cuando se lo pedí, se negó… Si no quiere ayudarme, es porque no quiere que recuerde…

- ¿No has pensado que quiera protegerte?

- ¿Cómo?

- Verónica, me parece que estás siendo muy injusta con Rafael. Él se desvive por ti, él te ha cuidado desde que tuviste el accidente, él ha estado sufriendo mucho por tu situación… Y tú me sales con esto. O sea, no me cabe en la cabeza.

- ¿Qué quieres que haga? Es lo que siento.

- Entonces déjalo… Sí, si no le crees, si dudas de su amor, de su palabra, es mejor que tomes tus cosas y lo dejes tranquilo. Él no se merece tus dudas.

- Pero Matilde…

- ¡Pero nada!... Rafael quiere tener una vida contigo, quiere casarse, y un matrimonio donde reina la desconfianza no tiene razón de ser. Si no le crees, no deberías casarte.

 

Verónica, confundida ante las palabras de Matilde, quien la mira severa.

 

 

CaidaElias.jpg

 

 

14. Int. Recepción. Rancho – Día 13:05

Elías, Gonzalo, Alexis, Daniela.

 

Gonzalo, complicado, frente a la mirada acusadora de Elías, quien espera una respuesta.

 

- Yo creo que Alexis está pinchando con una mina de Pucón –le dijo Gonzalo, nervioso.- Por eso anda medio raro.

- Mírame –le dijo Elías, acercándose a Gonzalo y mirándolo a los ojos, molesto.- ¿Tú piensas que nací ayer? ¿Tú piensas que yo me voy a comprar una historia tan idiota como ésa?

- ¿Pero por qué no puede ser?

- Porque si fuera así, ya la habría traído a la casa, porque su plan telefónico hubiera subido, porque no tendría para qué esconderlo.

- Pero parece que recién la está conociendo…

- ¿Me estás ocultando algo, Gonzalo? –le preguntó Elías, suspicaz.

- No, ¿cómo se le ocurre? –dijo Gonzalo, mirando hacia un costado.- Si supiera algo más, no dude en que se lo diría…

- ¿Estás seguro?

 

Gonzalo asiente, nervioso. Elías, pensativo, mira el computador, intrigado.

 

- Que Dios me perdone si me equivoco, pero cada día me convenzo más de que se le quema el arroz –dijo Elías, con certeza.

- ¿Cómo?

- ¡Que es fleto, pues! ¡Que Alexis es maricón, que le gustan los hombres!

 

En ese momento, Gonzalo le hace una seña disimulada a Elías, haciéndole notar que alguien ha entrado a la recepción. Elías se voltea y se encuentra con Alexis y Daniela.

 

- Alexis –balbuceó Elías, complicado.

 

Alexis, impresionado, sin saber qué decir. Daniela, astuta, le toma la mano a Alexis y le sonríe a Elías.

 

- ¿Entonces él es mi suegro? –preguntó Daniela, con una gran sonrisa.

 

Alexis la miró, confundido. Gonzalo, desconcertado.

 

- ¿Suegro? –preguntó Elías, sin poder creerlo.

- Hola tío, yo soy Daniela –le dijo ella, acercándose y dándole un beso en la mejilla.- Soy la polola de Alexis.

 

Elías sorprendido, pero no más que Alexis, que no puede hacer otra cosa que sonreír nervioso. Daniela le guiña el ojo, cómplice. Gonzalo, confundido.

 

 

15. Ext. Rancho – Día 13:10

Iván, Adela.

 

Adela, inquietada, presiona el botón de su llavero para apagar la alarma de su auto. En eso, el auto de Iván llega hasta el lugar. Iván baja y se encuentra con ella.

 

- ¿Cómo te fue en Temuco? –le preguntó Adela, serena.

- Bien, supongo –le dijo Iván, con cierta ironía.- Tú, Verónica y todos en esta casa pueden estar tranquilos, porque parece que el noble Rafael siempre ha dicho la verdad.

- El único que va a quedar tranquilo con eso, eres tú. Nadie más estaba preocupado.

- Verónica, sí –dijo Iván, serio.

- Porque ella está en un proceso donde su mente no está funcionando en forma normal… Pero la tuya, debería estarlo…

 

Iván la mira, con recelo. Adela, complicada.

 

- Es mejor que no sigas con esto –le dijo Adela, seria.- Lo único que vas a lograr es hacerle daño a Verónica y que su recuperación sea más lenta.

- Adela, yo estoy seguro que hay algo raro en todo esto –le dijo Iván, seguro.

- ¿Algo raro como qué? ¿Algo como que Rafael haya logrado enamorar a Verónica antes que tú?

 

Impacto en Iván, que se desconcierta. Adela, decidida.

 

- Sé perfectamente lo que está pasando por tu cabeza –le dijo Adela, con convencimiento.- A mí también me recordó a Julia, pero no es ella…

- No sabes lo que estás diciendo…

- ¡Verónica no es Julia, Iván!

 

Iván, impresionado, comienza a caminar hacia la casa, pero las palabras de Adela logran detenerlo.

 

- ¡No trates de repetir la historia porque te puede hacer mal! –le dijo Adela, firme.- Ya perdiste una vez con Rafael, no querrás pasar por lo mismo de nuevo, ¿o sí?

 

Iván, sintiéndose humillado, sigue caminando. Adela se siente horrible por lo que acaba de hacer, pero se comprometió a ayudar a Rafael y eso es lo que está haciendo.

 

 

CaidaVeronica.jpg

 

 

16. Int. Pieza Verónica. Rancho – Día 13:15

Rafael, Verónica.

 

Verónica está de pie, mirando por la ventana. En eso Rafael se asoma por la puerta.

 

- Quería saber si necesitas algo –le dijo Rafael, contenedor.

- Sí. Hablar contigo.

 

Verónica, complicada, se acerca a Rafael.

 

- ¿Pasa algo? –le preguntó Rafael, preocupado.

- Pasa que soy una estúpida –le dijo Verónica, abrazándolo.- Pasa que no recordar nada me va a terminar por volver loca.

- ¿Pero por qué dices eso, mi amor? –le dijo Rafael, dándole un suave beso en los labios.

- Porque Matilde me hizo abrir los ojos, estoy desconfiando de la única persona que me ha demostrado en este tiempo que me ama… De ti…

 

Verónica se aparta, arrepentida. Rafael se siente culpable.

 

- Esto me tiene mal –le dijo Verónica, dándole la espalda.- Pensé que negarte a llevarme al aeropuerto era para evitar que yo recordara…

- ¿Por qué iba a querer eso? –le preguntó Rafael, mintiéndole.

- No sé, ya te dije, soy una tonta…

 

Verónica se voltea nuevamente hacia Rafael y lo mira a los ojos.

 

- Quiero que nos casemos –le dijo Verónica, determinada.

- ¿Estás segura? –le preguntó Rafael, emocionado.

- Muy segura… Quiero ser tu mujer lo antes posible…

 

Verónica se acerca a Rafael y lo besa, enamorada. Rafael la abraza fuertemente, con una rara mezcla de emoción y preocupación.

 

 

FIN CAPÍTULO 03

Link to post
Share on other sites
  • Replies 3
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Top Posters In This Topic

:tie: que buena la escena final!!!!!!!!!! Verónica decidida a casarse!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Me encantó la escena de Adela con Iván!!!! ¡TOMAAAAAAAAAAAAAAAAA Iván! Pucha que me cae mal ese pelotudo!!! Pero por fin Adela se encargó de hacerlo callar jajajjajaj y de ponerlo en su lugar!!!! Que pierda de nuevo por jetón!

jajajajaja

Daniela me gustó!! Pero espero que se siga robando la película!! Elías súper maldito con su hijo! Viejo Culi..!!!!!!!! :ira:

Gran capítulo!!!

Link to post
Share on other sites

Iván, ahí quedaste :chistoso::uhhh:

Daniela niega, sobrepasada ----> :notecreo::fun:

 

Daniela :soyturey: Creo que se viene sabroso el encuentro entre Alexis y su supuesto novio :yaveras:

De tus granjitas y ciudades :viciodezgp: :facebook::memeo:

Adela le pagó al médico :eliza:

Elías ya caxa que Alexis es fleto :eliza:

Daniela :eliza: se hizo pasar por polola de Elías :soyturey: Daniela la llea...

Iván humillado :soyturey::nutty:

Se quiere casar :nutty:

 

Buen capítulo :nutty:

Link to post
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...