Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'voto obligatorio'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 5 results

  1. El 54% está de acuerdo con reponer el voto obligatorio si en las municipales sufraga menos gente que en 2012 Según la última encuesta Cadem, sólo el 43% afirma que definitivamente participará en los comicios del 23 de octubre, mientras que un 27% asegura que no concurrirá a las urnas. Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Nacional/2016/10/11/825866/Cadem-El-54-esta-de-acuerdo-con-reponer-el-voto-obligatorio-si-en-estas-municipales-vota-menos-gente-que-en-2012.html SANTIAGO.- A pesar del al del alto grado de conocimiento de las elecciones municipales del 23 de octubre (96%), sólo el 43% afirma que definitivamente votará en las elecciones municipales, mientras que un 16% señala que probablemente sí lo haga. En cambio, un 13% declara que probablemente no votará y un 27% que definitivamente no irá a sufragar. Así lo indicó la última encuesta Cadem, que agrega que entre los votantes más probables –quienes afirman que definitivamente irán a votar– destacan especialmente las mujeres, las personas mayores de 35 años y los niveles socioeconómicos medio y alto, así como también quienes declaran identificarse con la centro derecha o la centro izquierda. De igual forma, las expectativas sobre la participación electoral tampoco son alentadoras. Un 58% considera que irán a votar menos personas que en el 2012, un 24% señala que votará la misma gente y sólo un 15% cree que votará más. La manifestación de un rechazo a la política y al sistema político se presenta como la principal razón para abstenerse de participar en las elecciones de octubre (30%). En segundo lugar le sigue la falta de conocimiento y poca representación de los candidatos (20%) y la ausencia de interés en las elecciones municipales (17%). Más atrás se ubican las razones personales (11%), poca competencia para el alcalde actual (8%) y porque no vive en la comuna donde está inscrito para votar (7%). Por último, cabe destacar que un 54% está de acuerdo con reponer el voto obligatorio si en esta elección municipal vota menos gente que en las elecciones pasadas. Por su parte, un 44% se muestra contrario a reemplazar el voto voluntario independiente de los niveles de participación de la próxima elección local. Candidatos presidenciales En relación a las figuras presidenciales, Sebastián Piñera (19%) se mantiene como el político con más menciones en intención de voto espontáneo pensando en las próximas elecciones de 2017. Es seguido por Alejandro Guillier (9%) y Ricardo Lagos (5%). En otros temas, en la primera semana de octubre, un 23% aprueba y un 67% desaprueba la gestión de la Presidenta Bachelet, el nivel más bajo de desaprobación desde mayo 2016.
  2. 03 de julio del 2016 / 01:25 Hrs Libro constitucional del CEP incluye reelección presidencial y voto obligatorio También se plantea moderar el presidencialismo, postulación indefinida de parlamentarios y se apoya Congreso bicameral. El miércoles, el think tank lanza el texto en el cual participaron 13 abogados constitucionalistas. Entre el 7 de octubre y el 2 de diciembre del año pasado, trece abogados convocados por el Centro de Estudios Públicos debatieron sobre el contenido que a juicio de ellos debería tener una nueva Constitución. Las sugerencias quedaron registradas en el libro “Propuestas constitucionales”, que este miércoles será presentado en el think tank por el ex Presidente Sebastián Piñera y el abogado Agustín Squella. El texto, que surge de uno similar -“Diálogos constitucionales”, también editado por el CEP en 2014-, registra múltiples propuestas para una nueva Carta Magna, e incluso en uno de sus cinco ítems temáticos -el denominado Potestad constituyente-, se abordan los mecanismos para modificarla. Si bien la asamblea constituyente fue puesta sobre la mesa por dos de los académicos -Jaime Bassa y Jaime Gajardo- y por un tercero -Francisco Zúñiga- de manera parcial, la mayoría estuvo por mantener la atribución en el Congreso, aunque, incorporando ciertas modificaciones o perfeccionamientos. Las otras cuatro áreas analizadas por los juristas y estampadas en el libro son: Derechos, Formas de Estado, Régimen político y Régimen jurisdiccional. En la tercera, Régimen político, se plantean distintas modificaciones al presidencialismo. Y aunque son varias las opiniones que están por pasar a un sistema semipresidencial, también las hay por regular o acotar el sistema actual, disminuyéndole algunas atribuciones al Ejecutivo y fortaleciendo al Legislativo. Por ejemplo, se sugiere restringir la facultad que tiene La Moneda para manejar las urgencias con las que se tramitan los proyectos en el Congreso. En este capítulo también se aborda la duración de los periodos presidenciales y parlamentarios. Para el primero se plantea la opción de gobiernos de cuatro años con reelección inmediata como también mandatos de cinco años, sin posibilidad de repostular. En el caso de los legisladores, la mayoría de los abogados apoya que se mantenga la norma actual, es decir, reelección indefinida. Sobre el sistema electoral, se respalda el proporcional, aunque el profesor Arturo Fermandois sugiere aumentar su carácter mayoritario. Sobre la participación en los comicios, la mayoría de los que se pronunciaron están por volver al voto obligatorio. Así lo dejan de manifiesto Jorge Correa, Gajardo, Miriam Henríquez, Francisco Soto y Zúñiga. En tanto, siete de los nueve abogados que se explayaron sobre la estructura del Congreso, estiman que se debe mantener con dos cámaras. Sólo Bassa y Gajardo apostaron por el unicameralismo. Al debatir sobre descentralización -materia incluida en el apartado Formas de Estado-, los académicos por una amplia mayoría proponen un Estado unitario. Las opiniones se dividen en la opción de tener o no macro regiones, lo mismo que ante la posibilidad de eliminar las provincias y quedar solo con las comunas. También se plantean ciertos grados de mayor autonomía en los presupuestos locales a través de la recaudación independiente. Asimismo en este capítulo, se sugiere reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas y la consideración de un Estado plurinacional e intercultural. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/07/674-687347-9-libro-constitucional-del-cep-incluye-reeleccion-presidencial-y-voto-obligatorio.shtml
  3. 26 de junio del 2016 / 09:54 Hrs Los arrepentidos del voto voluntario La escasa votación en las primarias municipales y el temor a que la tendencia continúe a la baja en las futuras elecciones reflotaron un debate que en privado ya se había desatado entre los parlamentarios: el retorno del voto obligatorio. Apenas habían transcurrido un par de horas de votación del debut de las primarias municipales legales, el domingo 19, cuando parlamentarios de la Nueva Mayoría y de Chile Vamos, casi en simultáneo, evidenciaban el escaso interés ciudadano que despertaron las 93 elecciones repartidas por todo Chile (53 del oficialismo y 43 de la oposición) y comenzaron a transparentar un debate que -en reserva y hasta con pudor- desde hace semanas recorre los pasillos del Congreso: el regreso al voto obligatorio. Ya en los días previos a las primarias, en el Senado algunos legisladores habían sostenido conversaciones informales, primero sondeando el ambiente y, después, planteando la posibilidad de que los parlamentarios que no tienen que disputar su reelección en 2017 presenten un proyecto de reforma constitucional para reponer la obligatoriedad del sufragio. No encontraron adeptos totalmente convencidos. Con las 282.506 personas que según el Servel llegaron a votar -de un universo de poco más de cinco millones-, los conversos respecto de la iniciativa impulsada en el primer gobierno de Michelle Bachelet salieron a la luz para transparentar su arrepentimiento. Según un sondeo realizado por Reportajes, entre 37 de los 38 senadores -sin considerar al desaforado Jaime Orpis- serían al menos 18 los parlamentarios que están por legislar la materia. Para hacer esta modificación de carácter constitucional se requieren los tres quintos favorables en ambas cámaras. Reportajes contrastó los dichos de algunos senadores en las discusiones parlamentarias de 2009 y 2011 -cuando en los gobiernos de Michelle Bachelet y Sebastián Piñera se optó por la inscripción automática y el voto voluntario- con sus planteamientos actuales en la materia. A principios de semana, alertado por la ofensiva de los parlamentarios, en el gobierno intentaron zanjar el tema, tratando de evitar abrir un flanco adicional justo en la semana en que el Ejecutivo ingresó el veto en la reforma laboral y el reajuste al salario mínimo al Parlamento. “Es muy legítimo que algunos hoy día se lo replanteen”, dijo el lunes 19 el vocero Marcelo Díaz, quien remarcó los límites de la cancha donde debería, para el gobierno, discutirse la idea: “Hay un lugar específico y un espacio para poder plantearlo, que es el proceso constituyente”. El tema fue incluido en el ítem de los “deberes y responsabilidades” en la pauta de los encuentros locales de la nueva Constitución, que finalizan este martes 28. El llamado de La Moneda, sin embargo, no tuvo el efecto esperado. El martes 21, en Valparaíso, los senadores de la Nueva Mayoría dedicaron buena parte de su almuerzo de coordinación a analizar los resultados de las primarias legales, revisar la escasa participación y sincerar posiciones. Los senadores PS Juan Pablo Letelier y Fulvio Rossi reafirmaron su convicción de convocar voluntades para volver a la obligatoriedad. Si bien los parlamentarios socialistas fueron secundados por algunos de sus pares de la DC y el PPD, como Andrés Zaldívar y Guido Girardi, respectivamente, no todos estuvieron de acuerdo con emprender una iniciativa de ese tipo. En especial, porque, a juicio de varios, como Isabel Allende (PS) o Jaime Quintana (PPD), más allá de la necesidad, este no es el momento para avanzar en una materia como esta. “Es un deber político y ciudadano, hay que restituir el voto obligatorio. ¿Cuándo es un buen momento para discutir esto?”, dice el senador DC Manuel Antonio Matta. A mediados de 2015, un grupo transversal de senadores -Juan Antonio Coloma (UDI), Jorge Pizarro (DC) y Felipe Harboe (PPD), entre otros- ingresó una iniciativa para volver al voto obligatorio. La razón esgrimida por uno de sus redactores, el RN Francisco Chahuán, es que aprobar la voluntariedad del voto fue “un error”. Ese texto contó incluso con el apoyo del ex Presidente Ricardo Lagos, quien durante su mandato manifestó su adhesión a la inscripción automática y el voto voluntario, pero que con el paso del tiempo se convirtió en uno de sus principales detractores. “Reponer el tema de la obligación del voto cuál es: la lógica de que así como hay derechos para los ciudadanos, el país tiene el derecho, a su vez, de decirles a los ciudadanos ‘dedique un minuto de su tiempo a pensar qué es lo mejor para Chile y vote’”, ha dicho el ex mandatario. La iniciativa no ha tenido grados de avance. Con todo, un grupo de diputados pedirá en los próximos días una audiencia con Patricio Santamaría, presidente del directorio del Servel, para explorar la posibilidad de avanzar en materias como el voto electrónico. La intención del grupo de legisladores -de oficialismo y oposición- es “agotar todas las posibilidades” antes de que el debate por la obligatoriedad del voto se torne inevitable. En tanto, el senador DC Patricio Walker acudirá donde el ministro del Interior, Mario Fernández, para intentar reponer un proyecto de ley -que en 2011 se quedó sin patrocinio del Ejecutivo- con beneficios para quienes ejerzan su voto. “Queremos emular la experiencia colombiana, donde las personas que van a votar obtienen medio día libre al mes siguiente de la elección. Es una buena fórmula para incentivar el voto”, explicó el parlamentario DC. La iniciativa original incluía, además, transporte público gratuito para el día de la votación y puntaje adicional para acceder a una serie de beneficios sociales. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/06/674-686542-9-los-arrepentidos-del-voto-voluntario.shtml
  4. Santiago, 4 de junio de 2016 | Hora: 18:47:47 ¿Todo vale para aumentar la participación política? Expertos critican intentos de traer de vuelta el voto obligatorio. Sepa por qué Sufragio obligatorio, voto de los chilenos en el extranjero y proceso constituyente aparecen como los mecanismos para potenciar la escuálida presencia ciudadana en las urnas. Mientras los analistas proponen fórmulas a largo plazo, la realidad indica que las cifras de abstención para este año y el próximo intensificarían el estado de crisis de confianza que hay en el país. Es un hecho: los expertos en la materia diagnostican una abstención electoral que podría bordear el 30 por ciento, y hasta menos, por culpa de la crisis de credibilidad y confianza que afecta a la política y a sus instituciones, léase Gobierno, Congreso Nacional, Poder Judicial, Fuerzas Armadas y de Orden, Iglesia, gran empresa, partidos e incluso clubes deportivos y el inefable ente rector del fútbol chileno, la ANFP. Con la representación ciudadana acotada al sufragio, a la militancia en las colectividades y a la adhesión a las organizaciones sociales y locales de todo tipo (que en conjunto no supera el 5% nivel país), ya han surgido voces de alarma respecto a los posibles problemas de legitimidad que tendrían los resultados en las urnas. Lo positivo, dentro del pesimismo reinante, es que el sistema de conteo de votos goza de prestigio y admiración por parte observadores internacionales por su rapidez, claridad y certeza. Hasta estamos en condiciones de afirmar que la justicia electoral (Servel, Tricel, Colegios Escrutadores, etc.) debe ser el único estamento que todavía no cae en la sospecha de la población, lo que debería mantenerse sin ningún inconveniente y hasta nuevo aviso, por mucho que el sistema proporcional que debuta el próximo año traiga más trabajo en cuanto a número de candidatos y cargos a elegir... ojalá. Qué hay Palabras más palabras menos, el tema es que para potenciar o mejorar la escuálida participación ciudadana hay tres elementos que están en pleno debate y desarrollo: volver al sufragio obligatorio, impulsar el voto de los chilenos en el extranjero y avanzar con el proceso constituyente en sus tres fases (Encuentros Locales Autoconvocados, Cabildos Provinciales y Cabildos Regionales) que lidera el Ejecutivo para elaborar una nueva Constitución. Respecto al primero, es de público conocimiento que la aprobación de la inscripción automática y el voto voluntario, en el verano de 2012, trajo como resultado que el 58,21% de los electores no concurriera a las urnas en las presidenciales y parlamentarias de 2013 y que en el debut del sistema, municipales de 2012, apenas el 60% fue a "poner la rayita". Por tal motivo, sectores de las dos coaliciones grandes, la Nueva Mayoría y Chile Vamos, han planteado el retorno de la obligatoriedad del voto, lo que es criticado por sus pares, básicamente porque, en su opinión, no se puede cambiar de modalidad en tan poco tiempo y casi a la vuelta de la esquina, más aún cuando esta fue aprobada por amplia mayoría parlamentaria en el Gobierno de Sebastián Piñera. Para que la discusión se haga con tranquilidad, la ex senadora Soledad Alvear (DC) propuso una "campaña nacional" y una reforma constitucional que traiga de vuelta el sufragio obligatorio para el año 2020, además de educación cívica, propuestas programáticas a los candidatos y facilidades para el traslado a los lugares de votación mediante transporte gratuito. A juicio de la ex canciller, "no resulta congruente que una persona demande al Estado una serie de acciones destinadas a satisfacer sus necesidades individuales o de su colectividad y al mismo tiempo no participe en los actos electorales". "Si el elector no se siente interpretado por ninguna de las opciones que se presentan podrá votar en blanco o anular su voto, pero no puede restarse a participar. Es un mínimo de compromiso con el país", añadió. Algunos datos: en los últimos procesos eleccionarios donde no hay voluntariedad, como Uruguay (2014), Argentina (2015) y Perú (en curso), las cifras de participación oscilaron entre el 80 y el 88 por ciento. Élite inquieta La parte llorada de la película es que la idea de la ex presidenta de la falange no cuenta con el apoyo de los expertos en la materia. Marcela Ríos, coordinadora general del proyecto "Auditoria a la Democracia en Chile" y oficial del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), aseguró que los problemas de participación "no tienen como causa el voto voluntario" y que volver a la obligatoriedad "no soluciona la distancia que hay entre la política y la ciudadanía, proceso que se viene arrastrando desde hace años". "Antes que todo, el Estado se debe hacer cargo de una cosa que es grave: los menos interesados son los jóvenes más pobres de las grandes ciudades. A ellos se les debe entregar contenidos de educación cívica, pero desde la Enseñanza Básica, no en la Media o cuando está próximo a cumplir los 18 años. Además, es clave elaborar campañas de incentivo de manera sistemática y segmentada en distintos grupos, no solo cuando estamos en la cercanía de una elección", explicó a Cambio21 la ex integrante de la Comisión Asesora que comandó el economista Eduardo Engel. Eugenio Guzmán, decano de la Facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo, declaró a este medio que la baja participación en las urnas "no es un fenómeno fácil de revertir de una elección a otra, aunque en ambientes polarizados políticamente o en situaciones de crisis económicas o de alto desempleo la cantidad de electores aumenta por eso del voto de castigo o protesta". "Obvio, con un sistema obligatorio votan más personas. La pregunta son las siguientes: ¿Estarán realmente informados? ¿Lo harán nulos o en blanco? ¿Habrá sanciones para los que insistan en no querer votar? Esto es letra muerta en muchos países. ¿Existirá la capacidad para procesar que quizás haya millones de individuos que cree que esta iniciativa es altamente impopular? Y lo más interesante, ¿el Congreso se atreverá a volver a atrás?, cuestionó. "Que se hable del voto obligatorio es una muestra de que hay una elite que va de un lado para el otro sin saber qué hacer ante las demandas sociales", alegó el sociólogo de la Fundación Constituyente XXI, Esteban Silva. "Esta es una medida paliativa nada más que no entrega ningún mecanismo de participación real", nos insistió. Poco impacto Respecto al voto de los chilenos en el extranjero, el proyecto fue aprobado en la Cámara de Diputados en marzo pasado e ingresó a las comisiones de Gobierno y Hacienda del Senado. Durante mayo recibió la suma urgencia del Ejecutivo tras su cuenta en Sala, siendo el objetivo, como lo indicó el senador Pedro Araya (Independiente) en estas páginas, que se apruebe este año y pueda ser aplicado en la elección de 2017. Pepe Auth, diputado (ex PPD) y analista electoral, cifró en 450 mil los compatriotas que viven en el exterior que están en condiciones de sufragar apenas se apruebe la ley, aunque para ello cada país que cuente con un consulado deberá conformar una Junta Electoral, la que será presidida por el cónsul e integrada por otro funcionario del Servicio Exterior que las oficiará de secretario. Desde la derecha se reclama ante este ítem, toda vez que la legislación en segundo trámite constitucional no determina un número determinado para constituir una mesa. Es más, basta tener a una sola persona para que sea válida. Como sea, la analista Marcela Ríos augura un "número marginal de nuevos votantes", los que no influirían en los escrutinios finales. "Se requiere más tiempo para que se aplique, porque no gravita como hecho político para generar más participación ciudadana. Las señales deben ser de otro tipo", precisó. "Aumentarán en algo los votos, pero no se podría afirmar que habrá un impacto tan grande", acotó el académico Eugenio Guzmán. "Todo ayuda para que mejore la participación democrática y se incentive el voto", rebate Esteban Silva, quien sostiene que "para que sea realmente útil tiene que incluir las elecciones parlamentarias, municipales, primarias y plebiscitos, no solo las presidenciales". Y no solo eso. "Todos los extranjeros que viven en nuestro país deben votar también. Hoy se aplican unos resquicios interpretativos legales que les impiden que tengan opinión. Debemos mejorar eso", remarcó. "Igual que la declaración de impuestos" Así llegamos al proceso constituyente como mecanismo de participación. Si bien los Encuentros Locales han ido sumándose mientras se acerca el fin del plazo para efectuarlos (mediados de junio), Silva rechaza que "este tipo de instancias no tenga como propósito una asamblea constituyente realmente abierta y vinculante que dé lugar a una redacción de nueva Constitución genuina y democrática". "Así como vamos solo estaremos en presencia de una medida menor y de corto alcance", remató. Mirando el vaso medio lleno, el ministro del Interior, Jorge Burgos, señaló que "todos estos procesos que son novedosos en Chile son más lentos" y que por lo mismo "va a pasar una cosa que nos ocurre siempre a los chilenos: vamos a mandar los documentos los últimos días, como cuando pagamos las patentes o hacemos la declaración de impuestos". "Ha sido interesante como ha ido subiendo y agarrando fuerza. Está a la suba, como se dice. Hay harta esperanza de que siga creciendo en los días que quedan", alabó. No por nada la Presidenta Bachelet se anotó en su segundo ELA, esta vez en Providencia (el primero fue en San Miguel), donde hizo un nuevo llamado a no restarse. "Quienes se marginan no valoran sus propias ideas", concluyó. Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160603/pags/20160603175954.html
  5. 25 Mayo 2016 Soledad Alvear llama a regresar al voto obligatorio: “Es el mínimo compromiso con el país” “No resulta congruente que una persona demande al Estado una serie de acciones destinadas a satisfacer sus necesidades individuales o de su colectividad y al mismo tiempo no participe en los actos electorales”, sostuvo la ex ministra, al mismo tiempo que señaló que “si el elector no se siente interpretado por ninguna de las opciones que se presentan podrá votar en blanco o anular su voto, pero no puede restarse a participar. La ex senadora DC, Soledad Alvear, llamó este miércoles a sumarse a la campaña que busca reponer el voto obligatorio en nuestro país, todo esto ya que considera que el sufragio voluntario no resultó. A través de una columna publicada en La Tercera, la ex ministra de Relaciones Exteriores planteó que “el voto no sólo es un derecho de los ciudadanos sino también un deber cívico. El formar parte de la comunidad nacional no sólo implica el ejercicio de derechos sino también el cumplimiento de obligaciones mínimas con el país del que formamos parte”. Agregó que “no resulta congruente que una persona demande al Estado una serie de acciones destinadas a satisfacer sus necesidades individuales o de su colectividad y al mismo tiempo no participe en los actos electorales. Si el elector no se siente interpretado por ninguna de las opciones que se presentan podrá votar en blanco o anular su voto, pero no puede restarse a participar. Es el mínimo compromiso con el propio país”. En la misiva, Alvear expone que en diversos países como Uruguay, Perú y Argentina los niveles de votación son altísimos y se ejecuta la modalidad del voto obligatorio. En ese sentido recalca que “en Chile, en cambio, la tasa de participación electoral ha venido cayendo dramáticamente desde un 94,72% en la elección presidencial de 1989 a un 41,98% en la segunda vuelta presidencial de 2013, experimentándose el descenso más abrupto luego de la introducción del voto voluntario, con una caída de más de un millón y medio de votos desde la elección de segunda vuelta presidencial de 2010”. “Lo anterior a pesar de que, a partir de la inscripción automática y el aumento del padrón de más de cinco millones de votos, se pensaba que ello significaría un aumento significativo de los votantes , lo que no ocurrió en la práctica”, criticó. En otros pasajes de su escrito, la ex secretaria de Estado afirma que “la participación electoral es la savia que alimenta nuestro sistema democrático. No hay hoy en día un peligro mayor para el fortalecimiento de nuestra democracia que la falta de participación en los procesos electorales, ya que con ello se puede llegar a afectar la legitimidad de nuestro sistema democrático que tanto nos costó recuperar”. “Es por ello que propongo se presente una reforma constitucional destinada a restablecer el voto obligatorio. Para que esta reforma esté a salvo de cualquier suspicacia respecto a una definición electoral de este año y el próximo, propongo que esta reforma incluya una disposición transitoria que señale que la misma entrará en vigor sólo con ocasión de las elecciones municipales del año 2020. Llamo a todos mis compatriotas a sumarse en esta campaña nacional por el voto obligatorio”, cerró. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/05/25/soledad-alvear-llama-a-regresar-al-voto-obligatorio-es-el-minimo-compromiso-con-el-pais/
×