Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'lecciones'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 3 results

  1. 25 Enero 2018 Ejército crea libro con “lecciones” que dejó el fraude La institución elaboró un documento con la cronología del caso, calificándolo como “repudiable”. Además, enumeraron las medidas aplicadas para que no se repita. Son 31 páginas, en las cuales el Ejército explica cómo ocurrió el fraude de $ 5 mil millones al interior de la institución. El relato, que cuenta con una presentación del comandante en jefe, general Humberto Oviedo, se llama Lecciones aprendidas de un fraude. El texto fue entregado hoy por el general Oviedo al ministro de Defensa, José Antonio Gómez, y hoy será puesto a disposición de la Comisión de Defensa de la Cámara y del contralor Jorge Bermúdez. En la introducción del libro, el Ejército resume el origen del fraude en 2014 y cómo fueron ocurriendo las irregularidades, mediante facturas adulteradas, para que un grupo de militares y proveedores de la institución sustrajeran fondos de la Ley Reservada del Cobre. Los hechos son catalogados de “graves”, donde se señala que luego de que “un grupo reducido de militares malversó dinero fiscal, engañando la confianza no sólo de sus camaradas, sino la de todos los chilenos, la institución ha estimado un deber que el país conozca los detalles de cómo y por qué ocurrió este repudiable hecho”. Por lo mismo, dice la institución, ellos denunciaron la malversación. Estos antecedentes son indagados en dos líneas paralelas: por un lado, la ministra en visita Romy Rutherford y, por otro, la fiscal Centro Norte Ximena Chong, quien ya obtuvo la condena de cuatro ex proveedores del Ejército. Además, la institución castrense incluyó en el texto las 22 medidas que aplicó tras el fraude. Entre ellas, la eliminación de involucrados en el registro de proveedores, una auditoría externa, la elaboración del manual “Ethos del Ejército”, la creación de un departamento de control a la demanda institucional, modernización de la Tesorería, un nuevo sistema de declaración de patrimonio, entre otros. Las “lecciones” terminan con consideraciones finales, donde se señala que “ninguna medida reemplazará jamás la integridad y la ética que debe caracterizar a las personas (…). Sin embargo, el Ejército de Chile, consciente de su responsabilidad y de la valiosa confianza que ha heredado producto de su historia, ha sido celoso de hacer cumplir la normativa y las leyes vigentes, tal y como lo ha demostrado frente a los responsables de este caso y en todas aquellas conductas que se distancien de la ética y virtudes que la ciudadanía espera de sus soldados. Ello, independientemente del mea culpa que debió asumir al autodenunciarse”. El general Oviedo dijo a La Tercera que “el espíritu de esto tiene como fundamento principal generar una información válida, documentada, de cosas que se anunciaron y se ejecutaron. Creemos que es muy importante hacer todos los esfuerzos para seguir llevando esto de manera transparente, de manera rigurosa, y así la ciudadanía se sienta protegida por el Ejército”. En tanto, el presidente del Consejo para la Transparencia, Marcelo Drago, manifestó que “es un reconocimiento institucional a la ausencia de control que derivó en uno de los fraudes más importantes del país, por lo que es un paso positivo”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/ejercito-crea-libro-lecciones-dejo-fraude/
  2. 27 Octubre 2016 Postmunicipales: desafíos de poder y lecciones para las fuerzas emergentes Por el lado del Gobierno, la promesa de reformas estructurales y su posterior dilución en ajustes cocinados con los actores tradicionales, han sido causa de constante choque con el movimiento estudiantil, con los movimientos feministas y otros. El PPD, por su parte, ha sido el principal símbolo del matrimonio entre la política y los que lucran con los derechos básicos y las riquezas naturales. Mucho se ha dicho de las elecciones del pasado domingo. La mayor parte de los análisis, sin embargo, se hacen desde el punto de vista de quienes detentan hoy el poder. Son miradas que presumen que es en las elecciones donde se juega el mapa del poder en el país, escondiendo lo que ocurre en las estructuras desnudas de la sociedad. Más aún, en el campo propiamente político, se concentran en lo que ocurre en los grandes bloques en el poder, asumiendo a su vez que la disputa entre Chile Vamos y la Concertación sigue siendo la que define el futuro del país. Se hace relevante entonces, para las fuerzas que apostamos por superar el actual ciclo histórico, el poder debatir nuestras lecturas, de manera de pulir nuestras apuestas. Es indudable que estas elecciones eran distintas a cualquiera anterior. Los remezones provocados por el movimiento estudiantil han hecho surgir nuevas fuerzas políticas que luchan por consolidarse y, a su vez, han debilitado a los partidos tradicionales. Para las señaladas en primer lugar, fueron las primeras elecciones enfrentadas de manera algo más integral y no solo referencial; el triunfo de Jorge Sharp en Valparaíso fue además el primero logrado en una gran urbe. Para las últimas, fueron las primeras elecciones tras desatarse la mayor crisis de representatividad que recuerde la historia de la transición. Desde allí, los siguientes diagnósticos y aprendizajes son necesarios de discutirse: -La abstención fue la gran ganadora: esta afirmación no tiene nada de novedosa, pero es relevante asumirla como un baño de realidad para las fuerzas nuevas. La política ha perdido sentido para la mayoría de la población, y esto no se debe solo a sus "malas prácticas", sino que principalmente a que aparenta ser una actividad inútil, incapaz de lograr cualquier cambio. Este diagnóstico también golpea a las fuerzas nuevas, que no hemos sido capaces de lograr conquistas que vayan transformando el modelo, en especial que hagan retroceder al mercado de los derechos básicos. La abstención no fue menor en aquellas comunas en las que las fuerzas emergentes concentraron esfuerzos, ni siquiera en Valparaíso. Vale decir: las masivas movilizaciones que hemos visto por la educación pública, contra las AFP o a favor de la despenalización del aborto están lejos de traducirse en participación o incluso en ligazón hacia las fuerzas nuevas. Al camino para tener herramientas políticas ligadas a las luchas populares le falta aún un larguísimo trecho por recorrer. -Es posible debilitar a los defensores del modelo: si bien la Nueva Mayoría en su conjunto sale derrotada, los dos actores que salen más dañados son el Gobierno y el PPD. Esto no es coincidencia, pues ambos han estado en la línea de enfrentamiento directo con los movimientos sociales. Por el lado del Gobierno, la promesa de reformas estructurales y su posterior dilución en ajustes cocinados con los actores tradicionales, han sido causa de constante choque con el movimiento estudiantil, con los movimientos feministas y otros. El PPD, por su parte, ha sido el principal símbolo del matrimonio entre la política y los que lucran con los derechos básicos y las riquezas naturales. En particular desde Izquierda Autónoma hemos sido enfáticos en señalar el nefasto papel jugado por este partido en la discusión sobre la reforma educacional: el rol jugado por Pilar Armanet como vocera de Laureate International Universities, mientras Adriana Delpiano con Nicolás Eyzaguirre deben proponer una reforma a las universidades; Carolina Tohá, por su parte, se ha convertido en rostro del matrimonio ya mencionado por los permanentes aportes de SQM a su partido, de allí que su derrota no es sorprendente. Ya no es posible ser el Partido Por el Dinero y mantener legitimidad social. -Autonomía o barbarie: La mayor parte de las fuerzas nuevas han sabido mantener una saludable autonomía con respecto al empresariado y la Concertación. El PRO escapa a esta regla en ambos sentidos, aunque particularmente polémicas han sido sus formas de financiamiento. De allí que uno de los principales datos políticos de esta elección sea la agudización del proceso agónico del partido del otrora ascendente ME-O, al tiempo que la feliz salida de diversos personajes del proyecto concertacionista para respaldar a las fuerzas de cambio. A partir de estos diagnósticos, ciertos aprendizajes asoman como necesarios: -Conquistar reformas pro derechos sociales es urgente: Las nuevas fuerzas, las nuevas generaciones, han dado variadas muestras de vocación y determinación para lograr cambios. Sin embargo, lo que nos puede dotar de sentido histórico y torcer la creciente lejanía de la ciudadanía con la política en general es conquistar reformas que efectivamente comiencen a desarmar el neoliberalismo imperante. Esto implica que los desafíos más urgentes no se reducen a lo electoral, sino que hay tareas fundamentales a nivel de construcción social, de disputa intelectual y cultural, de diálogo entre distintos actores y de debilitamiento de los partidos de la Concertación que deben ser abordadas en toda su complejidad. -¿Para qué lo electoral?: Una lección que la historia nos ha dejado es que cualquier proceso de transformación radical de la sociedad requiere una base social sólida que lo protagonice. Los bajos niveles de participación reflejan que aquello está lejos de suceder; esto podría parecer un camino sin salida. Sin embargo, los últimos años han mostrado que los espacios institucionales pueden ser de ayuda si se orientan a las batallas políticas más relevantes, en este caso, a la pelea por las reformas. En esa línea, el panorama electoral demuestra que es posible constituir una verdadera bancada parlamentaria por los derechos sociales, que sea una herramienta de peso para esta pelea. Asimismo, es responsabilidad de todas las fuerzas emergentes el bregar por el éxito y la orientación transformadora de todas las concejalías y alcaldías (Valparaíso, San Fabián y Bulnes) conquistadas por las fuerzas de cambio. ¿Para qué lo electoral?: Una lección que la historia nos ha dejado es que cualquier proceso de transformación radical de la sociedad requiere una base social sólida que lo protagonice. Los bajos niveles de participación reflejan que aquello está lejos de suceder; esto podría parecer un camino sin salida. Sin embargo, los últimos años han mostrado que los espacios institucionales pueden ser de ayuda si se orientan a las batallas políticas más relevantes, en este caso, a la pelea por las reformas. -La relevancia de la unidad: Parece tentador concluir, a partir de la experiencia porteña, que la unidad entre organizaciones políticas es la clave del éxito. Discrepando de tal conclusión, pues simplifica en demasía un montón de procesos más complejos y propios de Valparaíso –además de ignorar que otros procesos igualmente unitarios no tuvieron igual resultado–, la mentada articulación sí asoma como condición necesaria para cualquier intervención electoral exitosa. La izquierda vive hace tiempo una crisis en sus debates estratégicos y aquello dificulta en muchas ocasiones una articulación más completa. Sin embargo, al menos en una cancha en la que siempre jugaremos de visita, saber enfrentarla de forma unitaria es ineludible. En ese desafío quedamos al debe para estas municipales, pero aún hay tiempo para conformar una lista parlamentaria única con un candidato presidencial electo mediante primarias para el próximo año. Así las cosas, el panorama es complejo. ¡Pero cuándo no lo ha sido para quienes apostamos por terminar con el dominio de los poderosos sobre cada ámbito de nuestras vidas! Hoy más que nunca requerimos una rebeldía creativa, disposición a construir y organizar, y determinación para enfrentar a un modelo que ha convertido en objeto de lucro cuestiones tan elementales como la educación o el medio ambiente. El proyecto histórico de la Concertación puede ser superado y para ello nos necesitaremos a todos y todas. La esperanza siempre intacta. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/10/27/postmunicipales-desafios-de-poder-y-lecciones-para-las-fuerzas-emergentes/
  3. Las duras lecciones que deja el paro del Registro Civil: la identidad cautiva Por Mario López M. Nadie puede desconocer el derecho a huelga, pero los servicios de necesidad pública y las prestaciones básicas, no pueden, por razones de bien común, interrumpir sus labores. El paro laboral, una herramienta de protesta legítima, deja de serlo cuando las perjudicadas son las personas Sabor amargo dejó el último paro por 39 días que se llevó a efecto entre los trabajadores del Registro Civil. Miles de chilenos y extranjeros haciendo indignas filas por horas, incluso de madrugada, para obtener una cédula, un certificado, inscribir una defunción o un nacimiento y decenas de trámites imprescindibles para la vida cotidiana quedaron truncos, por la tozudez y la ausencia de decisiones claras. Las acusaciones de lado a lado y los reclamos de la gente fueron la tónica. Que el gobierno y los paralizados eran intransigentes, que se trataba de un paro político e ilegal, que faltó decisión de las autoridades al permitir el daño ocasionado a la gente, etcétera, fueron solo algunos de ellos. La única conclusión válida es que aquí nadie ganó, todos perdieron, sobre todo las personas y ello conllevó al país terminar cautivos de la inoperancia y la insensatez. Más dichos que hechos La dirigente de los movilizados, Nelly Díaz, más preocupada de sus propios intereses que el de los usuarios dejó reflejada en el inició la paralización, el pasado 29 de septiembre, cuáles eran sus intenciones: “Este paro es indefinido hasta que no se logren nuestros acuerdos”, dejando de manifiesto que la voluntad no era convencer, sino que vencer a la autoridad. Tampoco en la vereda del frente hubo mucha consecuencia, cuando la ministra del Trabajo, Javiera Blanco contestó: “No se negociará hasta que no se deponga el paro”, y sin embargo todos fueron testigos que las negociaciones continuaron. Las amenazas, algunas contrarias a la ética social y otras que la ciudadanía espera que se cumplan, también estuvieron sobre la mesa. “Se radicaliza el paro por la nula voluntad del gobierno”, vociferó beligerante Nelly Díaz, el día 25 de la movilización. Ello implicaba que se terminarían los turnos éticos. “El paro debe terminar ya (…) mes que no se trabaja, no se paga”, respondió la ministra, resolución que está aún por ver si se cumple. Mientras tanto la gente seguía aguardando para poder efectuar sus trámites y cada vez con menos paciencia, al punto que dirigentes y autoridades, cada vez que aparecían en algún punto de prensa al exterior del Registro Civil, eran duramente increpados llegando incluso hasta conatos de agresión. Las redes sociales se hicieron “el pino” con memes que no hacían sino demostrar las molestias que se centraron en la dirigente Nelly Díaz, llegando varios a ser trendingtopic en twitter. Más allá de la anécdota Una vez concluida la movilización, varias son las enseñanzas que deja. Desde luego no es aceptable, más allá de la legitimidad de las demandas laborales, que un servicio público esencial y monopólico, deje de prestar sus funciones, incluso en turnos éticos. Tampoco que la autoridad carezca de la decisión de adoptar las medidas que en derecho procedían. Entre quienes se acogieron al paro había trabajadores a contrata y de planta. A los primeros bastaba cesarlos en sus funciones sin necesidad de más trámite que poner fin a sus contratos por no prestar los servicios y a los otros, existía la medida de sumario por abandono de labores. Puede aparecer una postura sumamente dura, cuando se cree firmemente en el derecho a huelga. Sin embargo todo derecho tiene como contrapartida un deber y un límite. El deber del servicio público es prestarse, pues se trata de una función fundamental y exclusiva que solo presta el Estado a sus habitantes. El límite de todo derecho es el derecho ajeno y, habiéndose trasgredido el de la población toda, pierde la legitimidad de que pudiera estar revestido su ejercicio. Concluido el paro, la dirigente Nelly Díaz señaló: “Pensamos en los ciudadanos y decidimos deponer la movilización”… lástima que se demoraran 39 días en pensar en la gente y en el daño y abuso que estaban cometiendo. Para Díaz el paro fue “duro, fuerte y con mucho dolor”, asegurando que “después de 30 días unió mucho más a todos los funcionarios de nuestro servicio“. Bienvenida la unión sindical, pero las consecuencias las sufrió la gente, que pagó de manera injusta. Nadie ganó, hubo perdedores La líder del paro se desempeña actualmente en la oficina de Internet del Registro Civil, respondiendo consultas, reclamos y sugerencias de los clientes, según ella misma declaró. Menuda tarea tendrá para responder todos los reclamos que los usuarios levantarán como consecuencia de esta movilización intransigente. La senadora Isabel Allende aseguró, tras el término del conflicto: “Las posturas rígidas que vimos en el paro del Registro Civil sólo afectaron a la ciudadanía. Vimos que el Gobierno siempre estuvo dialogante y ofreciendo una salida en la medida de las posibilidades con las que cuentan las arcas fiscales”, señaló. La parlamentaria socialista compartió lo expuesto por la ministra Javiera Blanco, al indicar que “con esta movilización nadie ganó. Sólo perdieron los ciudadanos (…) Ahora debemos seguir trabajando por concretar las reformas estructurales del Gobierno, pero nos queda la lección de que con intransigencia no se avanza y que sólo con el diálogo se puede solucionar las diferencias (…) los servidores públicos que ganan dos s tres veces más que el promedio de los ingresos de los chilenos, que es de 476 mil, no deben hacer esto”, sentenció la senadora Allende. Más categórico fue el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, para quien “los servidores públicos no deben hacer este tipo de paros porque afecta a muchos chilenos, como se pudo ver. De este paro la única conclusión que hemos sacado es el tremendo daño que le ha hecho a todos los chilenos”, manifestó molesto por la movilización, señalando además que “No es justo que un organismo que tienen un monopolio en un servicio haga un paro”. Deslegitimando lo legítimo El legislador tuvo especial cuidado con dejar a los funcionarios públicos fuera del derecho de huelga, y ello obedece a múltiples razones, si se tiene en consideración el monopolio de las prestaciones que radica el Estado para sí. Otras son más sustanciales aún. Si se permite el paro aplicando fuerza a funcionarios públicos, como en este caso, ¿por qué no podría acontecer que Carabineros o las FFAA, quienes son también empleados públicos y tienen el poder de las armas, igualmente ejecutaran movilizaciones en demanda de mejoras laborales? Experiencias en países del continente han terminado de manera trágica cuando elementos que portaban material bélico iniciaron movilizaciones. Y sin ir tan lejos, recordado es el Tacnazo que dirigió al final de los sesenta el general Roberto Viaux Marambio, quien levantó el Regimiento Tacna y que paralizó al país en una asonada con ribetes golpistas en contra del sistema democrático. El legítimo derecho a movilizarse en pos de demandas laborales, pasa a perder esa legitimidad de origen cuando no se disponen los medios para paliar los eventuales perjuicios sociales que ello pudiere acarrear. Quitar los turnos éticos levantó a la opinión pública en contra del paro. Incluso, cuando la ANEFsolidarizó con el movimiento y buscó plegar al resto de la administración pública en adhesión a él paralizando labores, los trabajadores del sector laboraron de manera normal, rechazando la paralización. La lenta respuesta del gobierno hizo recordar la movilización de un grupo de camioneros que sitiaron Santiago por 24 horas. Hoy un grupo de trabajadores mantuvo cautivo a todo el país y demoró 39 días la solución. www.cambio21.cl
×