Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'guionista'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 14 results

  1. 12 Febrero 2019 Aquaman 2 ya tendría a su guionista La próxima película del Rey de los siete mares estaría comenzando a tomar forma de la mano de la primera contratación para su producción. Hace un par de semanas se reportó que para asegurar la continuidad de James Wan al mando de la franquicia de Aquaman, el director tendría que aprobar un guión antes de embarcarse en Aquaman 2. En ese escenario, si bien la secuela de la exitosa película todavía no es oficial, Warner Bros. ya habría dado el primer paso para comenzar a concretar la segunda parte de las aventuras de Aquaman. De acuerdo al sitio The Wrap, David Leslie Johnson-McGoldrick, quien co-escribió el guión de Aquaman, ya estaría asegurado para regresar a escribir la secuela. El trabajo de Johnson-McGoldrick en Aquaman 2 no sería una experiencia completamente nueva para él, ya que también se hizo cargo del guión de El Conjuro 2, otra esperada secuela de una película de Wan. En esta etapa todavía no hay claridad sobre cuál sería la apuesta de Aquaman 2, aunque el final de la película original anticipó que Black Manta podría tener un rol importante en una eventual segunda parte. Las noticias sobre la primera fase del desarrollo de Aquaman 2 llegan un par de días después de que se revelara que Warner Bros. también está trabajando en un spin-off de la saga centrado en The Trench, las criaturas que Arthur y Mera enfrentaron en la Fosa de las Marianas. Por ahora ni Aquaman 2 ni la película de The Trench son proyectos que estén anunciados oficialmente, y nada asegura que efectivamente llegarán a la pantalla grande. Pero, considerando el éxito de recaudación de la primera película de Arthur Curry, es probable que el estudio apueste por aprovechar al máximo la popularidad de la franquicia. fuente: http://mouse.latercera.com/aquaman-2-guionista/
  2. Así será el evento de stand up comedy a beneficio de guionista de “Amar A Morir” Fue a principios de este año cuando la guionista Bárbara Larenas se encontraba escribiendo la próxima teleserie vespertina de TVN -que se centra en la historia de un padre viudo que repentinamente se entera que tiene cáncer terminal- cuando le detectaron la enfermedad a ella: un cáncer gástrico en etapa cuatro con un pronóstico de tres meses de vida. Sin embargo, nada le impidió seguir trabajando y decidió plasmar su propia historia en la nueva producción del canal público y, junto con eso, ganar la batalla contra el cáncer. Nueve meses después del diagnóstico y tras terapias de quimioterapia e inmunoterapia fallidas, Bárbara sigue luchando. “Ha sido duro, pero no me pienso echar a morir… Quiero vivir y mi intención es pelearla con todo”, expresó a varios medios de comunicación el pasado 6 de septiembre, fecha en que TVN lanzó su teleserie a la prensa. En esta “Barbaratón” de Stand Up Comedy, la guionista contará con el apoyo de León Murillo, Edo Caroe, Chiqui Aguayo, Pedro Ruminot y Cristina Peña y Lillo. El evento se realizará el martes 6 de noviembre en Cine Arte Alameda, a las 21:00 hrs. Las entradas estarán a la venta en Dale Ticket y directamente en boletería (entre las 14:30 y 21 hrs). Esta no es la primera vez que Larenas realiza un evento como este. El pasado mes de mayo organizó otro que contó con, entre otros invitados, Yerko Puchento, Alejandra Valle, Teresita Hales y la Banda de TVN. Sobre dicho evento, la guionista señaló a Fotech.cl que fue “buenísimo el apoyo de la gente. Me sentí muy querida y agradecida. Este proceso, a pesar de duro, ha sido muy lindo. Aquí te das cuenta de quienes están y quienes no, contigo. Y afortunadamente tengo muy buenos amigos”. “Lo que recaudamos con el evento de Mayo estaba dentro de nuestras expectativas, pero se nos acabó todo a finales de agosto. Es muy caro enfermarse en este país. Además la pista se me puso complicada, aparecieron metástasis, tuve que cambiar de tratamiento y operarme la espalda. Aparte de las quimios, agregamos radioterapia y ahora estoy con kinesiólogo, haciendo de todo para recuperar la movilidad de mi cuello. Súmale las terapias alternativas y la psicóloga. Sin ella no habría podido bancarme todo esto, ha sido fundamental”, relató. Sobre esta jornada de stand up, Bárbara asegura que “tengo las mejores expectativas. Mi ánimo se mantiene firme y arriba, siempre. Obviamente hay días buenos y otros no tanto, pero como he dicho y sigo insistiendo, esta cuestión no me la va a ganar. Digan lo que digan, la fuerza está en mí, tengo todo para revertir los pronósticos y jamás he perdido la convicción de que voy a sanarme”.
  3. Si tuvieras que participar en la escritura de una historia, funcionarías mejor como jefe de guiones, o como guionista ayudante?
  4. Pablo Illanes se molesta con columnista por dura crítica al final de “Perdona Nuestros Pecados” Tras el final de la teleserie nocturna de Mega, el columnista del diario Las Últimas Noticias publicó una dura crítica a lo que vimos en pantalla. En el artículo que tituló “Perdona nuestros finales II”, Larry Moe no tuvo filtro alguno para confirmar por qué no le gustó el último capítulo de “Perdona Nuestros Pecados”. Entre otros puntos, se refirió a los malos efectos, como el disparo a Reynaldo y la cara quemada de Ángela. A eso sumó lo que sería el “autoplagio” de Pablo Illanes al repetir el forcejeo por un arma que termina con un disparo en una de sus hijas, puesto que en el final de la primera temporada había sido entre Armando y Reynaldo, hiriendo a María Elsa y ahora había sido el mismo Quiroga con su hermano Ismael, sentenciando el destino de Isabel. Por otro lado, criticó que “el freak recurso de que quienes aparentemente morían aparecían inexplicablemente vivos al cabo de unos meses”, como fue el caso de Bárbara, quien pese a tener una dramática escena con Mercedes, logró quedarse con el amor de su vida. Fue este punto en particular el que le molestó a Pablo Illanes, quien le contestó en redes sociales al columnista: “A propósito de #PNP, el fandom de #Barcedes mundial aplaude el final de Bárbara y Mechita, pero un humorista devenido en crítico de TV lo encontró malo. Señor Larry Moe, aprenda a ver telenovelas. Con cariño le recomiendo partir con “La madrastra”, de un tal Moya Grau”.
  5. Entrevista a Jorge Marchant Lazcano: EL GLAMOUR Y EMPODERAMIENTO FEMENINO DE “BELLAS Y AUDACES” SIGUEN LATENTES El guionista y novelista cuenta detalles sobre cómo dio forma a una de las telenovelas criollas más recordadas de la ficción chilena, que en marzo de 2018 cumplió 30 años desde su estreno por Televisión Nacional, convertida en un objeto de culto por sus seguidores y kitsch por la estética y moda que representaron sus actrices. “Bellas y audaces” corresponde a la adaptación del guion brasileño “Locomotivas”. Cuando le presentaron los textos originales, ¿qué fue lo que más le llamó la atención de la obra de Cassiano Gabus Mendes? Lo que más recuerdo es que se leía como una teleserie antiquísima, muy vieja y los textos eran muy malos. Había capítulos con muy pocas escenas, no tenían generalmente más de diez que eran como muy teatrales y duraban entre 4 y 5 páginas. Si se hubiese hecho tal como eran los guiones originales, habría quedado una teleserie muy pasada de moda, que no le habría interesado a nadie, mucho menos en la circunstancia de que Televisión Nacional tenía poca audiencia en relación a Canal 13. En el caso de la adaptación -que yo siempre he dicho que es más bien una versión libre- incorporé personajes distintos, grupos sociales que en el guion original eran muy esquemáticos, donde los ricos eran muy ricos y los pobres muy pobres. Acá los hicimos con muchos más matices, como por ejemplo, el mundo clase media del rol de la Lucy Salgado (Margarita) con su hijo y la vecina, y en relación a los ricos que eran los Rosselot había que matizarlos un poco más a la chilena, de la misma forma con Kiki Blanche, su grupo social y entorno. ¿Podríamos decir que usted contó con mayor independencia al momento de hacer suya la historia? En ese tiempo había una libertad tremenda para trabajar los textos, mucho más de la que existe ahora, donde los guionistas dependen de la decisión de los productores y de un engranaje mucho más complejo. En esos años uno trabajaba de la mano con el director, que era el que revisaba los textos, daba el pase y listo. No había mucha más corrección, si el texto estaba relativamente bueno. No había tanto análisis de conducta, de cómo debían ser psicológicamente los personajes, sino más bien cómo funcionaban dramáticamente. Además de cambios de nombres, ambientación y de modificar la duración de escenas o el rumbo de las historias dentro de la teleserie, ¿cuáles piensa que fueron las diferencias más radicales entre “Locomotivas” y “Bellas y audaces”? Yo nunca vi un capítulo de la teleserie original y hace muy poco tiempo, no había visto alguno de Bellas y audaces. Era una época donde no había tanta movilidad como ahora, donde tú puedes encontrar un capítulo en YouTube. En la primera versión, casi todos los capítulos estaban escritos en interiores, con pocos sets y daba una sensación media claustrofóbica. Por eso aquí nos dimos la libertad de crear situaciones nuevas, aprovechar los exteriores e incluso para algunos momentos muy importantes de la historia, salir a grabar afuera, como a Lota. A ese viaje me invitó la Sonia Fuchs, porque al personaje de la Solange Lackington (Lourdes) se le enfermaba la madre. Esa fue una antagonista muy atractiva. Las grabaciones fueron muy lindas, donde al Claudio Reyes (Marcello) tenían que disfrazarlo para sacarlo con carabineros, cuando se grababan escenas en las calles, porque su personaje gustó tanto entre el público femenino, que la producción debía evitar que lo acosaran. No me explico el éxito que tuvo, aún fuese momentáneo. ¿Qué significó para Ud. el estar a cargo de la adaptación de esta historia, luego de haber colaborado dos años antes para “La villa”, su primera teleserie? Al estar trabajando solo en el guion, sentí un desafío muy atractivo al poder crear una nueva teleserie dentro de otra. Estaba la posibilidad de desarrollar un texto y sentirlo más propio. Eso me parece que es algo que -salvo rozadas excepciones- se ha perdido mucho. Perdona nuestros pecados de Pablo Illanes sería la excepción actualmente, porque él es un autor que trabaja de esa forma. Gran parte de las teleseries de ahora tienen una creación mucho más colectiva y no hay una mirada más autoral. Y en ese tiempo, eso se estaba planteando como una fuerte razón de ser del género, que fueran obras personales, con validez de obras más serias, planteado por Jorge Amado en Brasil. Pero eso duró muy poco. Fueron pequeños casos y contados con una mano, como lo hicieron la María Elena Gertner (La dama del balcón), Alejandro Sieveking (Matilde dedos verdes), José Pineda (La represa) y por cierto Sergio Vodanovic (Los títeres), que hicieron trabajos sumamente monolíticos, donde no había mayor interferencia, salvo cuando el texto podría atrasarse, donde generalmente entraban asistentes u otros autores para colaborar y terminar la teleserie. ¿Siempre se pensó que Luz Jiménez encarnara a Kiki Blanche? Eso fue idea de la Sonia Fuchs, porque ella conocía a Luz de los tiempos del Teatro de la Universidad Católica y le tenía un gran cariño y admiración. Hay que partir de la base de que Luz era a quien menos uno se podría imaginar para interpretar a una ex vedette del Bim Bam Bum. Al principio sonaba como una vedette “un poco falsa”, porque ella tenía un físico, una actitud, modo ser y un lenguaje que no calzaba con la imagen vulgar que uno esperaría de una vedette, que en general son más sueltas. Era un personaje muy contenido, tal vez por el hecho que se le planteaba ese doble rol de haber sido artista en el pasado y luego madre de muchos hijos. Pero la Sonia fue capaz, con todo su talento, de convertir a la actriz en todo lo que esta podía dar en el personaje. Al final la Luz Jiménez hizo un trabajo muy lindo, después de que siempre le habían dado roles secundarios -prácticamente toda su carrera fue así- por lo que la Kiki fue la gran excepción. Era una actriz tan generosa, buena onda y tan cálida, que le puso toda su energía, encanto y vitalidad a la Kiki Blanche, creando una mujer muy linda y entrañable. ¿Cuáles fueron los personajes que más disfrutó escribir o a los que les guarda más cariño? De partida a la Kiki Blanche. Me encantó la Sonia Viveros como Milena también, porque fue fantástico haber tenido la oportunidad de trabajar con ella, después que murió tan repentinamente. Lo mismo con la Lucy Salgado, que era bien afectiva, tenía potencia y era muy buena comediante. La Silvia Piñeiro estaba muy bien haciendo un papel fuera de lo común en su carrera: la empleada y confidente de Kiki. Jorge Álvarez (Osvaldo) es de los pocos recuerdos que tengo del núcleo de los italianos (Silvani), donde estaba la Cuca Navarro (Rafaela) que murió súper joven. La Sonia Mena (Magdalena) con la Nancy Paulsen (Patricia) que conformaban junto a Carlos Matamala (Sergio) a los Rosselot también me parecieron interesantes. Por otro lado estaban Eduardo Barril (Alfonso) y la María Elena Gertner (Elisa). A ese personaje le coloqué el nombre de Alfonso Besoain, porque mi abuelo, que fue escritor, tenía el apellido Besoain (Lazcano Besoain). En utilería hicieron una portada falsa con un libro que presté, para que pareciera escrito por el personaje de Barril y yo lo tengo ahora. Bellas y audaces tiene una amplia gama de alusiones literarias e históricas, al igual que “Estúpido cupido”. ¿Qué valor le asigna a este tipo de recursos? ¿Considera que en las teleseries actuales hace falta incorporar aún más este tipo de elementos? Eso es parte de mi bagaje personal que yo lo traté más en Volver a empezar. Pero era algo ineludible, porque era un mundo que a mí me interesaba: el de las letras y el cine. Eran guiños, una marca que dejé en los trabajos que hice en televisión. Si uno lo analiza, eso no es común en las teleseries chilenas, donde los personajes se planteen temas culturales. Generalmente hablan solo de sus propios conflictos, relacionados con el entorno, pero nunca más allá para abarcar ciertos temas. Elisa de Besoain (María Elena Gertner) y Consuelo Ravel (Nydia Caro) son dos personajes que no existen en la trama original. ¿Cómo se gestó sus inclusiones y cómo fue trabajar con quienes las interpretaron? Que María Elena Gertner se integrara como actriz al elenco de la teleserie, yo creo que fue un plan de la Sonia Fuchs para darle trabajo ese año en que no estaba escribiendo ninguna telenovela o libro. De hecho, la María Elena terminó escribiendo conmigo los últimos capítulos de Bellas y audaces. Todavía recuerdo que esa pituca que interpretó decía muchas veces “el tugurio de la Kiki Blanche”. Lo de Nydia Caro creo que fue a raíz de estos unitarios que se harían en Chile y otros países, como Puerto Rico, adaptando las historias de Corín Tellado. Ahí surge el nombre de la cantante puertorriqueña, que Sonia incorporó al elenco de Bellas y audaces durante la recta final. Me acuerdo que tuve que crearle un personaje especialmente para ella y colocarla en el triángulo amoroso central, una vez desaparece el personaje de Silvana Rossi (Jacqueline “Jackie” Fox). Cuando llegó a Chile, Sonia le hizo a Nydia una gran recepción en su casa, donde los invitados eran absolutamente del gusto de ella, o sea, no invitaba a los milicos. La Nydia Caro llegó a Chile con un closet y maquillaje especial para su participación en la teleserie, algo absolutamente novedoso en esos tiempos y que terminó gustándole a Sonia Viveros, llegando a pedir ropa y maquillaje casi tan iguales como a los de Nydia Caro, que se maquillaba más blanca de lo que era. Ahí en las grabaciones ambas se hicieron muy buenas amigas. ¿Por qué cree que Bellas y audaces, a 30 años de su emisión, sigue siendo tan recordada por los televidentes? Porque fue una de las primeras teleseries -si no la primera- que pretendió enfocarse en un mundo femenino. Como un intento por enseñar mujeres libres, glamorosas, que estuvieran a la cabeza de algo. Este es un tema que posteriormente ha sido muy buscado en adelante y en los últimos años cada vez más: que las mujeres sean muy poderosas y no doblegadas ni lloronas, como suelen darse en el melodrama venezolano o mexicano, por ejemplo las teleseries de Thalía. En Bellas y audaces había todo tipo de personajes femeninos: las empoderadas, las exitosas, las sufridas, las controladoras, las sumisas, las buenas, las malas, las jóvenes y las viejas. Y la otra cosa importante es que el título fue creación mía, porque tomé como referencia la película Ricas y famosas de 1981, protagonizada por Jacqueline Bisset y Candice Bergen, que dirigió George Cukor, remake de un filme que había protagonizado Bette Davis llamado Old Acquaintance (1943). Hice el juego de juntar otros dos adjetivos, pero que hubiese glamour en el título de la teleserie. Viendo algunos videos de la teleserie ahora, me impresionó ver escenas tan largas y con tanto diálogo complementario, donde hay personajes diciendo otras cosas que no son comunes, se salen de la temática amorosa entrando hasta en reflexiones. Eso me parece muy interesante, porque sería algo sumamente difícil de hacer ahora con la gente que está acostumbrada a textos monolíticos y acotados. Si tú le hablas de otras cosas, el público se latea. Hubo parlamentos que altiro identifiqué que los escribí yo, como las escenas de Silvia Piñeiro con Jorge Álvarez, refiriéndose al asunto del Ministerio Público. O los libros que presenta la Nydia Caro, que eran míos y que generalmente los pasaba a la utilería de la teleserie, ya que al ser mencionados en los capítulos, nadie más los tenía, y algunos ahora yo tampoco. Me parece insólito que hoy día haya un público increíble que todavía recuerde la teleserie. Pero no pasa solamente con esa. Yo creo que algunas teleseries que escribí provocaron un revuelo permanente y nunca se han olvidado, como es el caso de Estúpido cupido. Con el de Bellas y audaces se marcó a una generación, a lo mejor a niños que probablemente la vieron en su momento y que la siguen manteniendo como de culto.
  6. Guionista chilena asegura que nueva teleserie mexicana plagió su guión de "Ámbar" de Mega. "Tenías que ser tu", se llama la producción que la estaría plagiando La teleserie "Ámbar" de Mega se estrenó en 2016 y contaba la historia de de una madre y su hija que se mudan desde el sur a Santiago en busca de nuevas oportunidades. Estando en la capital, la menor, que ha crecido sin conocer a su padre, se decide a buscarlo. Es esta la historia que la guionista Daniella Castagno reclama están plagiando en México con la nueva apuesta llamada “Tenías que ser tú”, cuyo estreno está previsto para el 12 de marzo próximo en el canal Las Estrellas. "La teleserie de la que soy autora ; “Ámbar” se estrenará en México con el nombre #TeniasQueSerTu “ . Es el mismo argumento , solo cambian nombres y no me reconocen como autora", dijo la escritora Recordemos que Castagnotambién ha participado de otroas exitosas teleseries tales como "Brujas", "Papá a la deriva", "Rojo y Miel" y "Aquí mando yo". ¿Se parecen ambas producciones?
  7. Fallece guionista Nicolás Wellmann Las teleseries “Peleles”, “Las Vega’s” y “Sres. Papis”, y las series “Los 80” y “Príncipes de Barrio” fueron parte de los trabajos televisivos en los que participó el profesional que murió el viernes pasado a los treinta y siete años, hoy estaba de cumpleaños. La sorpresiva partida ha causado gran consternación entre su familia, amigos y colegas. Pese a un momentáneo alejamiento de la televisión, Nicolás Wellmann, quién también estuvo tras la película “El Cordero”, ya se encontraba trabajando en nuevos proyectos para la pantalla chica. Durante esta jornada el área dramática de Mega dedicó las emisiones de “Si Yo Fuera Rico” y “Perdona Nuestros Pecados” en su memoria.
  8. La sentida despedida de Rodrigo Cuevas a guionista fallecido el fin de semana Conmoción y tristeza hubo este fin de semana en el círculo de guionistas chilenos ante el sensible fallecimiento de Nicolás Wellmann, autor de la película “El Cordero”, ocurrido en la tarde del viernes recién pasado. El reconocido guionista Rodrigo Cuevas, quien hoy escribe “Si Yo Fuera Rico” en Mega, quiso dedicarle unas palabras finales a su compañero y amigo, con quien escribiera “Peleles”, “Señores Papis” y las últimas temporadas de “Los 80”. Inside Nicolás Wellmann A Nicolás Wellmann lo conocí hace unos siete años. Estaba formando equipo para la teleserie “Peleles” y quería encontrar guionistas nuevos, que aportaran una mirada fresca. Una noche recibí un mail de Daniel Muñoz que decía escuetamente: “Encontré un guionista”. Adjunto venía el guión de una película que un grupo de jóvenes realizadores, La Santé, le había mandado a Daniel con la ilusión de que la protagonizara. Leí el guión de una sentada. Su protagonista había matado accidentalmente a un hombre y le atormentaba el hecho de no sentir culpa alguna. Daniel tenía razón; había encontrado un guionista. Pero no sabíamos nada de él. ¿Quién era este Nicolás Wellmann que firmaba el excelente guión de “El Cordero”? Matías Ovalle, productor ejecutivo de la teleserie, logró rastrearlo y nos reunimos con él en una oficina de Canal 13. Alto, corpulento, de grandes cejas negras, de aspecto intimidante, pero de una timidez que borraba de un plumazo lo que sugería su aspecto físico. Los 10 o 15 minutos que duró la reunión, estuvo sentado casi sin mirarnos y con su mochila agarrada sobre las piernas. Lo que pasó en esa oficina podría ser definido como una antientrevista de trabajo. Nico casi no habló y no hizo nada por venderse o auto promocionarse. ¿Tienes Experiencia? Eh… no, no mucha…. ¿Te gustan las teleseries? O sea… hace rato que no vea una. ¿Bueno… Te gustaría trabajar con nosotros o no? Me miró fugazmente y sonrío… Sí, sí… No fue mucho más que eso. Se fue con la misión de hacer una prueba que consistía en escribir varias escenas en un período acotado de tiempo. Con Matías nos miramos desconcertados y nos reímos por el bizarro momento. Dos días después nos llegaron las escenas de Nico. Fue, por lejos, el mejor de todos los que probamos. Se quedó con el trabajo sin apelación. El guionista con menos experiencia del equipo pronto se hizo cargo de las escenas más complejas de la teleserie, aportando su gran manejo de personajes y agudo sentido del humor. A su indiscutible talento e inteligencia, sumaba un profesionalismo que nunca he vuelto a ver en el medio. Lo había leído y visto todo, y nunca dejó de estudiar. Comparados con él, somos todos unos aficionados. Luego, Nicolás creó junto a Jonathan Cuchacovich la exitosa teleserie “Las Vegas”. Y nos volvimos a encontrar en la serie “Los 80”, donde escribimos juntos las últimas dos temporadas. Por su cuenta, hizo la serie “Príncipes de Barrio”, donde un joven humilde busca una segunda oportunidad en el mundo del fútbol. El 2015 nos reunimos de nuevo en Mega, para escribir la primera teleserie nocturna del canal, “Señores Papis”. Durante el 2017 decidió parar de hacer televisión porque quería desarrollar sus propios proyectos en cine y series. Y fue un año muy productivo, escribió el guión de una película, ganó un fondo estatal para una serie, y acababa de firmar contrato con un canal para desarrollar una ambiciosa serie histórica. Lo anterior es un recuento de los siete años de Nicolás Wellmann en el medio. Siete años increíblemente prolíficos. Siete años donde demostró su enorme talento y profesionalismo, su pasión por el guión y, por sobre todo, nos enamoró con su bondad, sencillez y profunda humildad. El año 2014, yo escribía la última temporada de “Los 80” y enfermé de gravedad. Lo aconsejable habría sido que canceláramos de inmediato el proyecto. No estaba en condiciones médicas de terminarlo. O al menos no solo. Entonces apareció Nico al rescate. Él estaba terminando de escribir otra serie, en un proceso que había sido largo y extenuante. Sumarse a “Los 80” implicaba pasar de largo y quedarse sin vacaciones. Pero lo hizo sin chistar ni poner condiciones. Pocos lo saben, pero gracias al gesto de Nicolás Wellmann pudimos cerrar el ciclo de “Los 80” y mucha gente conservó sus trabajos y pudo llevar regalos a sus hijos esa navidad. El Nico era así, discreto, humilde, alejado de la autorreferencia y grandilocuencia que abunda en este medio. Por donde pasó dejó grandes amigos que el domingo llegaron en masa a despedirlo al Parque del Recuerdo. Porque el viernes 9 de Febrero decidió partir. Dejó a una esposa, María José, y a su hijo de 6 meses, Santino. Quienes creíamos conocerlo, hoy estamos desconcertados y buscando una explicación. Nos atormenta la idea de que tal vez pudimos hacer algo para evitarlo, o nos arrepentimos de cada momento para estar con él que dejamos pasar. Tratando de encontrar alguna clave veo nuevamente “Inside Llewyn Davis”, película de los hermanos Cohen que tanto le gustaban. Llewyn Davis es un cantante folk que, con una guitarra a cuestas, deambula por el Nueva York de 1961, peleándosela a la angustia existencial. Los guiones eran para Nicolás lo que la guitarra para Llewyn Davis. Pero hoy me doy cuenta que Nico no solo era más bondadoso y amable que el personaje de los Cohen, también más complejo e insondable. Hoy habría cumplido 38 años. Quienes acá quedamos nos encargaremos de que Santino Wellmann, cuando crezca, sepa de ese hombre y guionista extraordinario que fue su padre. Te lo debemos, Nico. Rodrigo Cuevas Guionista Santiago, 12 de Feb. de 2018
  9. Porque hay casos donde muchos escritores, guionistas, creativos que hoy son destacados, primero estudiaron algo incluso ajeno al ámbito literario, que terminó viniendo y dándose después. ¿Qué harías tú?
  10. Catalina Calcagni, guionista: “Todos estamos hablando de lo justo e injusto que es el país en el que habitamos” Con “Preciosas” Canal 13 volvió a apostar por una teleserie adulta para el horario nocturno. La historia que fue creada por Catalina junto a Diego Muñoz y Bárbara Zemelman, también ha contado con la colaboración de los guionistas Patricio Heim, Valentina Pollarolo, Gracia Baldovino, Simón Soto y Francisca Bernardi. Calcagni, quien en esta oportunidad asumió por primera vez como jefa de guiones, había trabajado en teleseries como “Corazón Rebelde”, “Soltera Otra Vez”, “Las Vega’s” y “Mamá Mechona”. Hablamos con ella y aquí nos cuenta más de esta producción, ficción que se emite de lunes a miércoles a las 22:30 horas. ¿Cómo nace la idea de hacer “Preciosas”? La idea de “Preciosas” partió de la maravillosa cabeza de Diego Muñoz, alías Hermes el sabio, en una reunión creativa como por el 2014. Partió desde un poco la inquietud de hablar de temas de mujeres y de preguntarnos cómo era la cárcel de mujeres. Y luego ya puesta a correr con otras ideas que estaban siendo evaluadas por el canal empezó a crecer, siempre como la idea de una fuga de una inocente que tenía que defender su postura, que se hiciera justicia digamos, y con este team de amigas detrás que habían cometido distintos delitos y que la acompañaban en esta ruta. Es un poco como una historia de nunca parar de correr, de estar escondiéndose, nos atraía mucho eso. Además de la historia de esta mujer que es condenada injustamente ¿Qué otras temáticas abordan? El tema central tiene mucho de teleserie clásica, o sea tiene un triángulo amoroso potente, dos galanes fuertes con una mujer que tiene que ahí decidir. Tiene amistad femenina muy profunda, una amistad femenina improbable además, como qué pasa si uno conoce a gente que jamás conocería en circunstancias normales y esos son de los que te tienes aferrar para no caer, esos son tus amigos a pesar de que quizás se odian. Luego, obviamente estamos hablando de justicia, que altiro es un tema que a nosotros nos llama mucho porque lo vemos muy presente, como un tema en Chile que es demasiado importante en términos de política, de economía, de la sociedad hoy en día. Todos estamos hablando de lo justo e injusto que es el país en el que habitamos, entonces nos gustaba mucho poder hablar de eso como con esta mujer que era culpada de algo que en verdad no hizo, algo que en Chile pasa mucho. Hablamos de vidas difíciles, de personas a las que no les ha tocado tan fácil y por lo mismo le han pasado cosas que las han puesto en estas circunstancias. Hablamos de violencia intrafamiliar, de abandono infantil. Tenemos uno de los personajes, la Lisette, que en el fondo pasó una niñez muy difícil y que termina robando casas. Tampoco queriendo decir que una cosa lleva a la otra, no, pero como de pasados difíciles. Hablamos también de los poderosos en Chile, tenemos una familia que representa como a un poder económico más potente, que es la familia representa como a un poder económico más potente, que es la familia para la que la protagonista trabaja, y también quisimos meternos como en ese mundo y contarlo también con verdad. Cómo es una persona a la que la vida la ha tratado mucho mejor, en qué circunstancias se encuentra, cómo los toma esta historia. Y a ellos de verdad les afecta mucho que ella se fugue porque Lorena en el fondo trabajaba para ellos y como que mata a alguien muy importante. Además hablan de lesbianismo, algo no muy retratado en Canal 13. Tenemos esta pareja de mujeres que además tratamos de retratar una situación en que la Paola, que es el personaje de la Karla Melo, siempre ha tenido parejas mujeres, tiene una sexualidad muy clara, y Elsa es una mamá que estuvo casada, que en el fondo incurrió en el microtráfico para mantener a su hijo y que una vez presa conoce el amor con otra mujer, entonces intentamos contar un poco como vimos que eran las parejas de mujeres en la cárcel. Entonces no es sólo como una historia de lesbianismo, nos interesó el cómo forman pareja en el encierro y qué pasa con eso. Fuimos a la cárcel, hablamos con muchas mujeres y nos contaron sus historias, y entre esas encontramos esta que nos pareció muy bonita de narrar, porque era una historia de amor, como más allá de las etiquetas. Además tuvimos la suerte que son interpretadas por estas dos mujeres que son maravillosas, que le dan yo creo mucha verdad, no es burda. Yo creo que lo más importante para nosotros es que en verdad se sienta que hay amor entre ellas dos, como que hay una pareja verdadera, no queremos hablar de lesbianismo por morbo. También está la colombiana que interpreta Simoney Romero. Sí, quisimos hablar de los inmigrantes en Chile también. Tuvimos la suerte que la Simoney hace el personaje increíblemente. Ellas se refugian en el barrio Yungay, en una discoteque que hay ahí, entonces quisimos hablar de ese barrio de inmigrantes. El barrio Yungay es un lugar en el que se están juntando muchos colombianos, peruanos, entonces en el fondo ella era una persona que nos pareció inherente al barrio también, no nos quedaba puesta si no era natural su presencia. ¿Cómo se prepararon para escribir la historia? Investigamos mucho, investigamos los dos lados, como las dos caras de esta historia digamos. Entonces hablamos mucho con abogados, jueces, con fiscales, y con personas que trabajaban en la cárcel, con gendarmes, con sociólogos y con mujeres que estaban presas. Tuvimos ahí la suerte de hablar con mujeres increíbles que nos contaron sus historias de vida, que eran como la tuya o como la mía con un fallo en el fondo que las había llevado a estar donde están, personas llenas de sentimientos, personas reales y muy generosas además con sus propias experiencias. Las actrices después pudieron hablar con ellas y hubo como mucha generosidad para contar yo diría. Y quisimos después de eso generar en el grupo de las “Preciosas” como una variedad de motivos, de orígenes, de formas de tomarse la cárcel. Por ejemplo, la Marta, el personaje de Malucha Pinto, mató a su marido porque era víctima de violencia intrafamiliar muy fuerte, durante muchos años. La Elsa que es la Tamara trafica pasta base en su población porque tenía que mantener a su hijo. Esa es como la realidad de muchas mujeres en Chile, la mayoría de las mujeres que están presas en Chile lo están por microtráfico y son madres solteras. Debe ser muy distinto al ambiente que hay en una cárcel de hombres. Es muy distinto. Eso nos contaban no solamente las reclusas sino que también las gendarmes harto. Las diferencias que hay en las cárceles de hombres porque los hombres son mucho más inquietos, como de naturaleza tienen un deseo de estar afuera muchísimo mayor, entonces las cárceles de hombres son en general más violentas, es más ruda la realidad. Mientras que las de mujeres, sin dejar de ser ruda también, pero hay una cosa más hogareña, como que las mujeres hacemos nidos, es nuestra naturaleza genética parece. También hay mucho amor, son casi todas mamás, hay un respeto por las madres, como que la maternidad es una cosa crucial para el respeto entre ellas. Hay más risa. También nos pasó que vimos los patios y están llenos de colores, de cosas colgadas. Hay una vida social mayor también. Y eso buscamos retratar, sin querer hacer nunca un documental porque nosotros hacemos ficción, y estamos parados sobre eso digamos, nadie acá está tratando de decirte, mira así es esto, no. De hecho se generó una polémica bastante absurda sobre que esto es una apología a la delincuencia. Sí, hay que entender que es ficción. De partida yo no quiero decirle a nadie lo que tiene que opinar. Quiero mostrarles personajes que ojalá le parezcan queribles, entendibles, que quieran acompañarlos en su viaje y hablar de distintos temas. Yo creo que al final las teleseries para lo que sirven, además de entretenerte y para tenerte contento, es para generar conversa, como para poder poner temas sobre la mesa, que una persona le converse algo a otra al otro día. A mí por eso me interesa la ficción, yo no le haría caso a una ficción que me diga haz esto. Si fuese por eso tendrías que hacerle caso a las “Mil y una Noches” y como pedirle plata a tu jefe. Igual me da la impresión que viendo esto uno ya entiende que no es una historia de la apología a la delincuencia. ¿Con quiénes trabajas en tu equipo? Somos un equipo por el que ha pasado harta gente, pero hoy en día está compuesto por seis personas. Estoy yo que soy la jefa de equipo, está Diego Muñoz, Patricio Heim, Francisca Bernardi, Simón Soto y Gracia Baldovino, que es nuestra asistente. Todos guionistas con mucha experiencia y que vienen de distintas como escuelas además. Han hecho comedia, misterio. Pato viene de “Soltera Otra Vez”, Simón de “Secretos en el Jardín”, y hemos tratado de complementar lo que todos sabemos. Se ve que la historia mezcla varios géneros. Es una teleserie muy popurrí de géneros, como que tratamos de usar todo lo mejor como sobre el misterio, sobre el amor, sobre la comedia, sobre las aventuras, para ir como conjugándolo y hacer que nuestros capítulos sean entretenidos. Al final es una historia que se alimenta, intentamos lo más posible, de los géneros sin querer casarse. Tiene misterio, tiene melodrama, tiene romance, tiene de todo. ¿Por qué el público debería ver la teleserie? “Preciosas” es una historia de una mujer injustamente acusada de un crimen que no cometió y el viaje de aventuras que va a vivir junto a los maravillosos personajes que conoce para resolver ese misterio. Esto es acompañado por un elenco maravilloso, una visual increíble, ya que cambiaron las cámaras que se usan. Es una historia muy entretenida que merece la pena ser vista. Tratamos de mostrar con mucho cariño realidades que no necesariamente son conocidas para todos y creo que conjuga los elementos para invitar a conversar y entretenernos.
  11. Buenas tardes/noches. Sean bienvenidos a esta primera edición de la temporada 2016 de... En el regreso de esta sección, hemos entrevistado a alguien que nos ha dado su disposición para responder a distintas preguntas, entre las cuales tenemos algunas hechas por nuestro espacio y otras hechas tanto por los usuarios de Fotech como los asiduos al AFV. Con ustedes, les dejamos la entrevista hecha a... ¡ROSARIO VALENZUELA! Actriz y guionista de teleseries como "Dama y Obrero", "Solamente Julia", "Eres Mi Tesoro" y actualmente, "Te Doy la Vida". 1. Tenemos entendido que tú provienes de una familia de escritores. Está tu tía Ana María Güiraldes, tu hermano José Ignacio "El Chascas" y recientemente, tu prima Valentina Pollarolo. ¿Cuándo crees que comenzó tu pasión por la escritura y por los guiones? La verdad, es que aparte del ADN, de parte de mi abuela , madre , hermanos, tías, etc. Siempre me gustó mucho escribir. Creo que sin darme cuenta siempre quise ser escritora de teleseries, amo los diálogos y las situaciones. A los nueve años tomé un cuaderno que usaba para dibujar y de un día para otro me puse a escribir una teleserie a mano. El cuaderno quedó repleto en un instante y lo más divertido es que me imaginaba a mi como la protagonista y el pequeño galán era el niñito del curso de al lado que me gustaba en esa época. Al entrar a la escuela de teatro, Gustavo Meza quién era mi profesor y director, nos pidió al curso que adaptáramos a obra de teatro una novela. Terminé yo sola adaptando la novela casi completa, porque me di cuenta que se me daba fácil. Mis compañeros me pasaron todas las escenas que les correspondían a ellos y terminé escribiéndolas yo. Luego, seguí con las obras de teatro y después teleseries. 2. ¿Cómo llegaste a ser guionista de teleseries? ¿Eras consumidora de telenovelas antes de dedicarte a esto? Tomé un taller de guiones que dictó mi hermano en la Universidad Católica. La meta era poder escribir el capítulo número 1 de una teleserie. Ignacio quedó bien contento con mi trabajo. Un día le ofrecí ayudarlo con escenas, si es que se veía muy atorado en alguna teleserie. Luego, me llamó para cobrarme la palabra y me ofreció que trabajáramos juntos en una nueva teleserie que comenzaría a escribir próximamente, era Dama y Obrero. Entré a escribir a partir del capítulo 2. Fui consumidora de telenovelas, pero por tiempo, a veces, no lograba verlas de manera tan fluida como hubiese querido. Desde chica, eso sí, nos reuníamos en familia antes de la comida y nos devorábamos desde Te Conté, Villa Nápoli,Trampas y Caretas, Rompecorazón, Amor a Domicilio, etc. Las recientes que vi completas fueron ¿Dónde está Elisa?, La Familia de al Lado y la primera parte de Soltera Otra Vez. Las series sí, me era mucho más fácil verlas. Siempre me han gustado muchísimo. Los 80, creo que fue una joya. 3. Según hemos visto, tus inicios en la escritura para televisión, fueron como asistente de guiones de Chascas, en la teleserie Dama y Obrero (2012). ¿Cómo recuerdas esa experiencia asistiendo a tu hermano? ¿Volverías a trabajar con José Ignacio? Lejos la teleserie que recuerdo con más cariño es Dama y Obrero. Aparte de ser una historia preciosa, un melodrama puro y a la vena y una teleserie tremendamente bien contada, fue mi primer trabajo y aprendí a escribir ahí, en la rueda, como se dice. Dama y Obrero fue mi escuela y resultó ser un éxito. Trabajar con José Ignacio fue como tomar clases de escritura todos los días. El también hace clases, por lo tanto, tiene una manera muy didáctica de explicar por qué estás cometiendo un error en alguna escena o decirte por qué quedo tan buena. Escribir con él fue como haber tomado la carrera en la universidad. Me costó al principio organizarme, ya que los guionistas se hacen sus horarios y se buscan como oficina el lugar que más les acomode. Sin nadie diciéndome cuándo y dónde tenía que trabajar, tuve que aprender a repartir mis tiempos y encontrar donde concentrarme, con tres niños chicos no es fácil... Trabajaría con José Ignacio nuevamente a ojos cerrados, sin desmerecer los otros equipos fantásticos con los que he trabajado, desde luego. 4. Curiosamente estás relacionada únicamente con historias del horario diurno, ¿te acomoda más escribir historias para las 15 hrs? ¿Te gustaría incursionar en otro horario? Feliz incursionaría en otro horario. Si he escrito solo teleseries de las 15 horas, es solo porque me han llamado para trabajar en ese horario. Es un horario fascinante, eso sí, porque es mucho más flexible. El melodrama puede tener mucho humor en personajes secundarios, suspenso en antagonistas y muchísima emoción en todos y cada uno de los personajes, no solo la pareja protagónica. Tienes que regirte, eso sí, por la línea clásica que tiene sus reglas, pero que siempre va a funcionar por los siglos de los siglos. Las nocturnas me atraen bastante, ya que en ese horario te desenmarcas de estructuras y puedes contar las historias de manera más interesante, como saltar del futuro al pasado y tocar temas tabú con mucha más libertad. 5. ¿Cuál teleserie de las que participaste como guionista crees que fue, por decirlo así, la más redonda? Dama y Obrero. Luego, Eres mi Tesoro. 6. Aparte de guionista, te has desempeñado como actriz. ¿Qué recuerdos tienes de haber actuado en Fuera de Control (1999)? ¿Cómo pudiste obtener un personaje en aquella producción? Trabajé en Fuera de Control con dieciocho años recién cumplidos. Siempre quise ser actriz y tenía claro que esto era el comienzo de una profesión, pero nunca le tomé realmente el peso a lo importante que era en la carrera de un actor obtener un papel en una teleserie de Canal 13 en esos tiempos. Era mi primer casting y un tiempito después yo ya estaba fichada en un elenco con actores como Willy Semler, Tomás Vidiella, Javiera Contador, Cruz Coke y yo recién salida de cuarto medio. Años después aprendí que un actor podía pasar años buscando esa oportunidad que a mí me llegó de golpe y casi sin pedirla. Fue una gran oportunidad, justo cumplí los dieciocho, aprendí a manejar, comencé a ganar un buen sueldo en Canal 13, me hice conocida , así que de ir al colegio pasé a ser como una pequeña adulta de un día para otro. Nunca dejé eso si, de acordarme siempre que eso podía ser solo una etapa. Que la vida del actor no es siempre así. Y no lo fue 7. ¿Te sentiste cómoda interpretando a Denisse Rodríguez? ¿Te gustó como estaba escrita o no? La teleserie completa estaba bien escrita, no solo mi papel. Claro que me sentía cómoda , el personaje hacía lo que me hubiese gustado hacer a mí en esa época, yo era bien temerosa del que dirán, como se verá, que pensarán y la Denisse era todo lo contrario, así que al encenderse las cámaras yo jugaba feliz a que era una desfachatada que todo le importaba un poco menos. 8. Referente a las preguntas anteriores, ¿pudiste conocer en persona a Pablo Illanes (el autor de la teleserie) o tuviste que esperar años después? Lo conocí en la reunión individual que tienen los autores con los actores. Me explicó el personaje, conversamos y fue bien encantador. No me ha tocado trabajar con él como guionista. 9. También te vimos por última vez en las pantallas como la desquiciada Marisol Merino, en una participación especial en La Familia de al Lado (historia escrita por Chascas), el 2010. ¿Te gustó interpretarla? ¿Cómo fuiste invitada a participar en la teleserie? Me gustó mucho interpretarla. La verdad, es que disfruto del papel que me den. El actor debe recibir su personaje como un regalo y defenderlo siempre, le guste o no lo que le depare al final de la historia. Defender todas y cada una de sus acciones para que, aparte de hacerlo con verdad, entienda el motor y desde donde vienen sus actos. Esta mujer era mentalmente inestable. Quería matar a Pilar (Mane Swett) ya que ésta le había arruinado la vida a su hermano, la rabia la desquició aún más ¡y terminó amenazándola con cuchillo y todo! Era un personaje redondito, como todos los de La Familia de al Lado, que fue una gran teleserie. Llegué a la teleserie por la productora ejecutiva que trabaja en ese minuto en TVN. Como todos los actores, siempre andaba buscando trabajo y llamando o visitando productores en los canales y llegué en el minuto en que necesitaban una actriz para ese personaje. 10. Como guionista es de suponer que tienes ideas en mente para historias o incluso posibles ideas originales que podamos ver en un futuro para TV u otro formato. ¿Recurres a alguna fuente de inspiración para crear esas historias? ¿Has presentado algún proyecto de tu autoría alguna vez? No, no tengo fuentes de inspiración y si llega a existir una seré la primer en adquirirla. No sé de donde vienen las ideas, me imagino que de lo que te gustaría que te pasara o de lo que jamás te gustaría que te tocara vivir. De historias del pasado exacerbadas, de rumores, de la contingencia misma. Creo que a la gente le gusta fantasear con lo posible pero poco probable. El público se ríe de si mismo cuando se ve reflejado desde su día a día hasta sus peores miserias. Presenté un proyecto junto a mis dos ex compañeras Camila Villagrán y Malú Urriola lo aceptaron en TVN y fue cuando comenzamos a escribir Volver a Amar, junto a Jaime Morales. 11. Aparte de teleseries, ¿qué otras cosas has escrito (capítulos para series de televisión, obras de teatro, cuentos, novelas, etc.)? Siempre he escrito obras de teatro, mucho antes de comenzar a escribir teleseries. Mi obra "Con pecados concebidas", se desarrolla en el convento de las monjas redimidas, con Sor Fango, Sor Escoria y Sor Perdición junto a la Madre Superiora, una tragicomedia de humor negro muy divertida. Esa obra lleva más de diez años en cartelera y con mucho éxito. También escribí "Cinco mujeres, un hombre y un muerto", que con harto éxito lleva casi seis años en cartelera. He escrito infantiles que se montaron con mucho éxito en el Mori del Parque Arauco y con gira por Chile, en los tiempos en que se nos ocurrió con mi marido y un amigo tener un teatro de cámara negra en el cual nos fue muy bien, pero por cosas de tiempo preferí seguir de autora y no de empresaria. Este año escribí para el micro teatro de Miami una obra llamada "El muerto es mío" y recientemente terminé mi segunda micro obra, "El retiro espiritual". 12. ¿A quiénes consideras como tus maestros en el mundo de los guiones? Gustavo Meza me enseñó a incursionar en el mundo de la dramaturgia permitiendo que adaptara gran parte de "Cero a la Izquierda", una novela de Poli Delano. Con esa obra estuvimos en Teatro a Mil y los Temporales internacionales de Puerto Montt. Gustavo es uno de los grandes directores y dramaturgos teatrales que ha tenido nuestro país, yo lo tuve de profesor dos años y después de egresada trabajé dirigida por él en varias ocasiones. Siempre me instó a actuar y seguir escribiendo. Yo lo he admiro mucho y le tengo un cariño infinito ya que él siempre me hizo sentir que yo estaba en el lugar correcto, al haber elegido esta carrera tan insegura y a veces ingrata. José Ignacio Valenzuela también es uno de mis maestros sin duda alguna, no solo es escritor de teleseries, sino que, series, películas, obras y novelas. Ignacio es como una máquina de la escritura que mientras conversa y sin darse cuenta, te va enseñando paso a paso el oficio. Me falta agarrar el cuaderno para tomar apuntes, mientras conversamos en mi casa, con mis niños dando vueltas por ahí. Aprender a sintetizar un párrafo en dos frases y que éstas expresen exactamente la idea anterior, darles sucesos a todas las escenas de un capítulo sin que ninguna te sobre, que nada parezca lo que es Tengo harta suerte, en realidad, de tener estas mini clases particulares. También Malú Urriola con quién trabajé en Volver a Amar. Malú, aparte de ser guionista, es una de las grandes poetas que tiene nuestro país. La manera en la que imprime la poesía y emoción en sus diálogos, hacen de estos una joyita. La admiro muchísimo como guionista y persona, porque también es tremendamente generosa con sus conocimientos. Por último, estoy leyendo en este minuto El Guion Story, de Robert McKee, no lo conozco en persona, pero su libro de más de 500 páginas acerca de sustancias, estructura, estilo y principios de la escritura de guiones me han hecho aprender mucho de él. Ha sido profesor de autores, directores y actores de la talla de Quincy Jones, Kirk Douglas y Steve Pressfirld. 13. ¿Hay algún otro género en el que te gustaría incursionar? Series de todas maneras. Capítulos unitarios con hilo conductor, pero sin tanta continuidad necesariamente y así como para ponerme bien regodiona, partir con una serie de humor. 14. Si te dieran toda la libertad para escribir una historia a tu pinta, ¿qué temas tratarías? ¿Cuál sería tu elenco ideal para esa historia? Me fascina el tema de las apariencias en esas familias perfectas, acomodadas y conocidas. Me encantan sus historias, oscuras, sus desavenencias, sus sordideces, inconsecuencias, amores ocultos e imposibles. Es fascinante lo que Facebook e Instagram han hecho en ese sentido, la foto perfecta, tomada en el minuto preciso. Una gran y feliz familia, una bella y resuelta mujer, un exitoso hombre, pero al conocerlos en persona, te das cuenta que la foto es lo que ellos quieren que veas de si mismo y no su realidad. Me encantan las apariencias, a decir verdad. Amo las actuaciones de Solange Lackington, María Izquierdo, Tamara Acosta, Daniel Muñoz, Daniel Alcaíno, Carolina Arregui, María José Bello, Héctor Morales y la gran Paulina Urrutia, que no la vemos en pantalla hace un tiempo. Se me deben quedar actores en el tintero, claramente, pero no es nada personal. 15. ¿Qué tipo de elencos te gustan más en las producciones dramáticas? ¿Numerosos o reducidos? De todas maneras los elencos reducidos. Como guionista hay que hacerse cargo de todas las historias. Cuando hay demasiados personajes éstas se pierden y desinflan ya que hay una historia principal que contar que requiere mas tiempo en pantalla que las secundarias. Las historias secundarias son importantísimas ya que son esos personajes los que tienen permiso para volverse un poco locos y romper las reglas, por lo general no hay protagonistas excéntricos, drogadictos, anoréxicos, ludópatas, con doble vida, etc Y esas historias hay que cuidarlas. De lo bueno, poco. 16. ¿Qué es lo mejor y peor de escribir guiones? Que te puedo decir, he escrito bajo la sombra de una palmera y al lado de mi guagua recién nacida mientras toma una siestaSer guionista tiene algo de libertad y esclavitud que se complementan bastante bien, aunque suene paradójico. 17. ¿Lo más fácil o lo que más te cuesta a la hora de escribir una escena? Todas las escenas tienen que tener un suceso o algún antecedente nuevo que aportar, si no, ésta escena podrías sacarla del capítulo y nadie la echaría de menos. Por lo menos, uno de los personajes en cada escena debe cambiar su estado de positivo a negativo o al revés, debe tener un pequeño viaje. Lograr eso, en por lo menos cuarenta escenas de cada capítulo es difícil. Eso y aprender a sintetizar una idea en dos o tres frases para no dar la lata. 18. ¿Qué opinas de que en la industria de teleseries en Chile haya más guionistas hombres que mujeres, a pesar de que el género siempre ha sido señalado, a nivel latinoamericano, hacia un público femenino? Eso no solo pasa en la industria de las teleseries. Pasa en todos los medios y en todo el mundo. Cuando mi abuela era joven, las mujeres no podían votar y prácticamente el papá les elegía el marido. El mundo se está ajustando de a poquitito. Es cosa de paciencia 19. Actualmente, te desempeñas escribiendo guiones para el área dramática de Mega. ¿Cómo ves el actual escenario de las áreas dramáticas de los distintos canales (tanto de Mega, como de TVN y Canal 13)? Como un ciclo que hay que respetar. Todos los canales han estado arriba en su momento y otros abajo. No dudo en que Mega ha sabido elegir muy bien sus contenidos llegando a ser líder en este minuto. Pero, también las otras áreas dramáticas, a pesar de que han cometido graves errores como tirar teleseries al aire y cambiarle los horarios o simplemente sacarlas de pantalla, arrastran esta especie de nube negra que hace que la gente rechace de plano sus contenidos antes siquiera de verlos. Se puso como de moda que a cierto canal le vaya mal, por lo tanto desde ya, no veo sus teleseries aunque éstas tengan muy buenos guionistas, directores y una buena producción. 20. ¿Qué crees que les hace falta a TVN y Canal 13 para levantar sus áreas dramáticas? Más que dar sugerencias de lo que se debe hacer, sé bien lo que no se debe. Como por ejemplo, cambiar de horario las teleseries que emiten, cortarlas, sacarlas de pantalla, machetear de manera brutal sus primeros capítulos y dejarlos como un Frankenstein que nadie entendió. Finalmente, se avergüenzan tanto del resultado que recluyen sus propias teleseries a un horario que pasa tan inadvertido que nadie podrá seguir criticándola. Todos los que toman ese tipo de decisiones deben ser gente que lleve años en el medio, ya que solo así se tiene la sensibilidad necesaria para manejar un producto artístico. Las telenovelas son arte, también. 21. ¿Compartes la idea de algunos espectadores de que las teleseries chilenas, en general, se han vuelto sumamente predecibles? Y si es así, ¿a qué crees que se deba? Si, algunas se han vuelto totalmente predecibles. Se quedan con una sola fórmula que si dio resultado, la repiten una y otra vez. Hay un concepto errado de la Entretención. Por eso, las series de Netflix tienen tanto éxito: se desarrollan en lugares y con personajes muy diversos unos de otros; parejas gays; adultas mayores; reos; familias tradicionales; gente de la Edad Media y todo el mundo consume sus series con una voracidad increíble, porque están tan bien contadas que entretienen y al público le importa un comino si la serie es un fiel reflejo de su vida, solo quiere saber qué es lo que va a pasar en el próximo capítulo. 22. ¿Nuestra teledramaturgia chilena perdió algo con el paso del tiempo que se debe recuperar o ya se perdió para siempre? Se pierden algunas, pero se ganan otras. Igual que las personas con los años. Antes había menos oferta, eran solo las dos teleseries por semestre de los canales tradicionales. Había menos donde elegir. Ahora hay nocturnas, a la hora de almuerzo, a las ocho de la noche y en varios canales. Claro, el problema es que algunas se han vuelto más desechables, se nota que están sacadas a la rápida para cumplir con dos dígitos, por lo menos, para que económicamente valga la pena haberlas emitido. 23. ¿Crees que las restricciones que imponen los ejecutivos coartan la libertad creativa, o pueden convertirse en una suerte de "excusa" para no desarrollar buenas historias? Si lo creo. No siempre es culpa del guionista que una historia no funcione. Porque esto es una industria y siempre hay alguien que toma las decisiones finales y ese no es uno. 24. Según tu opinión, ¿las teleseries diurnas, al rescatar la esencia del melodrama, son lo mejor que se está haciendo en el género hoy en día en Chile? Bueno, siempre he dicho que el melodrama es un género que te permite hacer de todo un poco. Es muy difícil, por ejemplo, que en una nocturna tengas humor o puedas mostrar un mundo popular con todo el conventilleo entretenido que trae consigo. Es difícil, también, en una teleserie de las ocho de la noche agregarle suspenso o algún toque policial. Pero, a la hora de almuerzo puedes hacer todo eso, tienes más libertad. En todo caso, eso es algo favorable para el guionista, no es que sea el mejor género. Eso, es una elección del público y me parece fantástico la diversidad de temas que hay hoy en día en pantalla. 25. ¿Qué opinas sobre las adaptaciones chilenas de telenovelas argentinas y hace varios años, brasileñas? ¿Crees que es difícil respetar cosas de la obra original y brindar también un sello propio? ¿Se han hecho reversiones destacadas, según tu opinión? Creo que Soltera Otra Vez, la primera parte fue una muy buena adaptación. No creo que sea difícil darle un sello propio a una teleserie extranjera, es cosa de mucha investigación y sentido común para saber qué cosas ponerle y quitarle a la versión original. He visto teleseries chilenas adaptadas afuera que no tienen ninguna gracia ya que lo que la caracterizaba en Chile eran cosas propias del país, como el clasismo, arribismo llevado a la comedia, personajes con tendencia política muy clara y eso no supieron transformarlo en la adaptación. Creo que todas se pueden adaptar, pero de manera muy cuidadosa. 26. ¿Te gustaría escribir para otros países? Si es así, ¿cuáles? Quizás para Estados Unidos que es donde estoy viviendo en este momento o México. 27. ¿Conoces las foronovelas? Si es así, ¿crees que sea una buena forma de iniciarse en los guiones? Siempre es favorable que tu trabajo pueda verlo más gente y en ese sentido es una buena plataforma para iniciarse, pero siempre se necesita estudio también. Complementarlo con muchos talleres y por qué no, la carrera de literatura, licenciatura en letras, cine, comunicación audiovisual y hasta teatro. En mi caso, fue así, estudié teatro, actué durante quince años sobre el escenario y también hice televisión, luego dirigí teatro y luego comencé a escribir mis obras que claramente no es lo mismo que telenovelas, pero sí hay diálogos y finalmente tomé el taller en la Católica para escritura de telenovelas. 28. Por último, ¿qué consejo, sugerencia o recomendación le dejarías a los usuarios de Fotech que quieran seguir el camino de la escritura de guiones? Nunca dejar un guion a medias, si no te gusta lo que estás escribiendo, revísalo, cámbialo, mejóralo, nunca lo deseches. Nunca quedarse con la primera idea, complícala un poco y después dale un giro. Que no se haga obvio para el resto el desenlace de las cosas. No olvidar que hay gente a la que probablemente no le gustará lo que escribes, pero eso es cosa de gustos, no necesariamente que tu trabajo esté mal hecho. Busca un lugar para escribir donde puedas estar cómodo y concentrado. Si honras tu trabajo, el trabajo te honrará a ti con creces. +BONUS: El personaje que más te gustó escribir de: ​Dama y Obrero: Alfonsina. Solamente Julia: Fernanda. Volver a Amar: Salustio. Eres Mi Tesoro: Marión y Carolina. Te Doy la Vida: Valeria. El personaje que más te costó escribir de: Dama y Obrero: Mariano. Solamente Julia: Emilio. Volver a Amar: Búho. Eres Mi Tesoro: Susana. Te Doy la Vida: Rosa María. ¿Qué fue lo mejor y lo peor de cada teleserie donde participaste? Dama y Obrero: Trabajar con mi hermano. Lo peor; escribirla con contracciones cada media hora. Solamente Julia: Aprender a trabajar en equipo. Lo peor; una vez que me equivoqué y cambié los números de las escenas en una escaletaQue vergüenza. Volver a Amar: Conocer a grandes personas y amigos como Malú, Jaime y Camila. Lo peor; que no he vuelto a trabajar con ellos. Eres Mi Tesoro: El jefe de equipo era Luis Ponce, un gran jefe capaz de resaltar y aprovechar los talentos de cada integrante del grupo, tenía un gran ojo. Lo peor; ¡No hubo fiesta de cierre de teleserie y si hubo, no fui! Te Doy la Vida: He podido escribirla desde USA. Lo peor; aún no lo sé, porque no hemos terminado de escribirla.
  12. ¿Para verificar cómo funciona la historia, debiera un buen guionista o autor, realizar cosas como, por ejemplo, leer los diálogos en voz alta, para analizar aspectos como la intención e intensidad del personaje, el desarrollo dramático, las emociones, etc?
  13. Se ha visto en más de una oportunidad en nuestra televisión una idea de un guionista o de cualquier individuo siendo ejecutada por personas totalmente distintas. Hoy queremos ahondar en la autoría de una historia. Dónde empiezan y terminan tus derechos como creador cuando cedes algo de tu propiedad a algún director o libretista; qué métodos llevar a cabo cuando se trata de defender y proseguir el desarrollo de tu idea por tu propia cuenta; y de las distintas experiencias que se pueden recoger cuando uno no está solo en la escritura. Por eso el debate de hoy se enfoca en los siguiente cuestionario: ¿Cuáles crees tú que han sido los guionistas chilenos que más veces han escrito sus propias historias? ¿Qué tan beneficioso o perjudicial puede ser trabajar en tu propia historia con un equipo de guionistas (sea en Cine o TV)? ¿Cómo hacer tuya la idea propuesta por un tercero (director, productor)? ¿Qué tal es el guionista de teleserie adaptando una historia ya escrita? ¿Qué tipos de historias han sido mejor adaptadas (brasileñas, argentinas, libros)? ¿Qué crees que sucede cuando escribes un personaje pensando en algún actor? ¿Hay que deshacerse de esa idea o insistir con ella? ¿Conoces algún caso en que eso se haya concretado o no?
×