Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'episodio'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 10 results

  1. FADE IN INT. LIVING DEPARTAMENTO JUAN JOSÉ – NOCHE IGNACIO y JUAN JOSÉ después de la cena han llegado hasta el departamento de este último. Mientras ambos contemplan la vista nocturna desde el living comedor, el padre comenta a cerca de la carta que su hijo a enviado. JUAN JOSÉ Florencia debe haber recibido tu carta a esta hora. IGNACIO Me imagino. JUAN JOSÉ Y ¿te puedo preguntar que le escribiste? IGNACIO La verdad es que yo nunca supe nada de la relación que Jorge tenía con Florencia. Él nunca hablaba de eso, ni siquiera cuando recién empezaron el pololeo. JUAN JOSÉ Florencia piensa que Jorge te lo contaba todo. IGNACIO No sé. Jorge y yo hablabamos de todo... excepto de ella. En todo caso, en la carta le escribí que Jorge estaba nervioso de verla y que no sabía como actuar, y por eso se emborrachó. JUAN JOSÉ Pero tú ¿sabes eso, de verdad? IGNACIO No papá, yo solo estaba tratando de poner algo de sentido a todo. Y quizás dejar a la Florencia contenta. JUAN JOSÉ Entonces puede que eso no sea la verdad. IGNACIO Puede que no sea la verdad. JUAN JOSÉ Pero hijo... IGNACIO Traté de imaginar a Florencia en la fiesta y entender que pudo haber pasado, pero Jorge nunca dijo nada, menos que ella estaba allá. JUAN JOSÉ ¿Y qué le dirás cuando vuelva a Viña? Porque ustedes seguro se encontrarán para hablar. IGNACIO No sé, no quiero pensar en eso. JUAN JOSÉ A ver... Bueno, también es cierto que si ella no lo dice ¿cómo vas a saber de qué está hablando? IGNACIO Aunque me contara lo que pasó yo no sabría más que ella. JUAN JOSÉ ¿Y qué recuerdas de esa noche? IGNACIO Nada fuera de lo normal. Jorge tomando un poco más de la cuenta, bailando solo... Hubo un momento en que me llevó a la biblioteca de la casa y estuvimos horas ahí adentro sin decir una palabra el uno al otro. JUAN JOSÉ ¿Sin hablar? IGNACIO Era nuestra costumbre. Nunca nos incomodó el silencio del otro, lo entendíamos. Y si Jorge quería silencio y mi compañía, así sería. JUAN JOSÉ De verdad que Jorge era bien especial. IGNACIO Sí. JUAN JOSÉ Y tú también Ignacio, mucho. Por eso los dos siempre se llevaron tan bien. Quizás Florencia y Jorge nunca congeniaron a ese nivel. IGNACIO Tal vez. Le escribí que Jorge me habló de ella, pero que estando ambos algo borrachos no recordaba mucho, pero que siempre fue en buenos términos y con cariño. JUAN JOSÉ Espero que Jorge haya de verdad pensado eso. IGNACIO También espero que lo haya pensado, porque no lo dijo. JUAN JOSÉ ¡Ignacio! IGNACIO También le escribí que Jorge le deseo una buena vida cuando murió. JUAN JOSÉ ¿Habló de ella antes de morir? IGNACIO No, papá. JUAN JOSÉ ¡Ignacio, esto es demasiado!, son muchas... mentiras, hijo. JUAN JOSÉ entonces entiende que no conoce a su hijo. No sabe si ha sido siempre así o si el accidente lo ha cambiado, pasando de ser un joven observante de su fé a alguien que ya no ve sentido en las cosas. IGNACIO Jorge no habló. Fue todo silencio y después la nada. Tal como él mismo describía la muerte. JUAN JOSÉ ¿Estaba consciente? IGNACIO comienza a emocionarse recordando los últimos minutos de su amigo. IGNACIO Sí, estaba consciente de que estaba muriendo... y por mi culpa... JUAN JOSÉ No, hijo, por favor no digas eso. IGNACIO Pero Jorge estaba sereno, si hasta me parece que sonreía, porque yo solo lloraba y le pedía perdón. Quizás estaba confirmando su idea de la muerte. Como diciendo: “¡gané!, solo hay silencio y la nada” JUAN JOSÉ Hijo. IGNACIO Como diciendo que no hay Dios ni perdón. Nada papá. Nada de lo que yo creo, o creía, ya no sé. Jorge murió en mis brazos, hasta pude ver el momento exacto en su mirada. Y así nos quedamos los dos, uno muerto y el otro como muerto. JUAN JOSÉ Así los encontraron. Pensaron que estabas muerto también. IGNACIO Quizás una parte mía se murió ese día. No tenía voluntad desde entonces, hasta que tú viniste... JUAN JOSÉ Con otra mala noticia. IGNACIO Una noticia que me hizo reaccionar. No podía estar así toda la vida viendo como todos se van a mi alrededor. Nosotros, al menos tenemos tiempo. JUAN JOSÉ Así es hijo. Bueno, y ¿cuándo te vienes a vivir conmigo? Ya no estoy trabajando con Graciela y tengo más... IGNACIO Papá, no voy a venir a vivir contigo, me voy a quedar con Adelaida. Ella me necesita ahora. Está sola y enferma. Le debo eso a Jorge, después de todo yo... JUAN JOSÉ No sigas con eso, Ignacio. IGNACIO Mira, cuando ella se recupere, vendré contigo. JUAN JOSÉ Espero que entonces no sea demasiado tarde. IGNACIO Estoy aquí contigo, me tienes en tu vida. JUAN JOSÉ Es verdad, después de abandonarte ahora quiero lo que... IGNACIO Estoy aquí, papá. Ambos hombres entonces se levantan y se abrazan. Luego de eso salen del departamento para ir a casa de ADELAIDA. CORTE A INT. COCINA CASA ADELAIDA – MAÑANA JUAN JOSÉ aún no totalmente repuesto de la respuesta que le ha dado su hijo el día anterior, se dirige a la cocina para pedir un café. IGNACIO quien lo esperaba está algo nervioso y cuando va a hablar el teléfono comienza a sonar. JUAN JOSÉ lo contesta. JUAN JOSÉ Aló. Padre Gabriel. Sí, de Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Claro. PADRE (V/O) Estoy tratando de ubicar a Adelaida. Hace un par de días que no se aparece por acá. JUAN JOSÉ Ella está indispuesta, por el momento. PADRE (V/O) ¿Con quién hablo, su hijo? JUAN JOSÉ No, Padre, soy un amigo de la familia. ¿En que lo puedo ayudar? PADRE (V/O) Bueno, no sé. ¿Cuándo estará disponible Adelaida? IGNACIO Eso no lo sabemos. PADRE (V/O) Pucha, mira hijo, Adelaida me ha estado traduciendo una correspondencia epistolar y por alguna razón me falta una de esas cartas. No estoy queriendo incriminar a nadie, pero quizás Adelaida por error se la llevó entre sus apuntes. JUAN JOSÉ Puede ser. ¿Usted sabe si llevaba alguna cartera o bolso ese día? PADRE (V/O) Si mal no recuerdo, una cartera blanca, me parece que vino varias veces con ella. JUAN JOSÉ Bueno. Déjeme ver. JUAN JOSÉ pone la mano sobre el auricular y le cuenta a IGNACIO lo que pasa. Entonces el joven llama a PAULINA quien está limpiando unas repisas. IGNACIO Paulina, ¿te acuerdas sí Adelaida traía cartera el día que salió a la playa? PAULINA Sí, es la blanca que todavía está donde la dejó, aquí en el mesón, ¿ve?, esta. ¿Y por qué pregunta? IGNACIO Parece que es la cartera que andaba trayendo cuando fue a la parroquia por última vez. Mira, te doy permiso para que la abras y veas si hay una carta... PAULINA ¿Una carta? IGNACIO Sí, Paulina, una carta. Ábrela y busca y veremos que encontramos. PAULINA entonces abre la cartera y comienza a buscar sin sacar su contenido. De pronto encuentra un pequeño cuaderno y en su interior un sobre amarillento. PAULINA ¿Sería esta? IGNACIO y JUAN JOSÉ se acercan a mirar el sobre y ven que es la carta que el cura ha mencionado. Luego JUAN JOSÉ vuelve al teléfono con el PADRE GABRIEL. JUAN JOSÉ La encontramos. PADRE (V/O) Maravilloso. JUAN JOSÉ Si quiere yo se la mando a dejar a la parroquia. PADRE (V/O) Se lo agradecería un montón... eh... JUAN JOSÉ Juan José. PADRE (V/O) Juan José. Muchas gracias, espero la carta entonces, y ojalá Adelaida se recupere pronto, hay bastante trabajo para ella aquí todavía. JUAN JOSÉ Y usted dice que ¿Adelaida estaba yendo allá todos los días? PADRE (V/O) Así es, hace varias semanas ya, por varias horas cada día. JUAN JOSÉ Bueno, entonces le mando la carta. Hasta luego. Adiós. Una vez que cuelga, JUAN JOSÉ le explica a IGNACIO lo que entendió de la llamada. JUAN JOSÉ Al parecer Adelaida, estaba yendo a la parroquia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón diariamente. IGNACIO ¿Y para qué? JUAN JOSÉ Para traducir cartas. No estaba yendo a la clínica. PAULINA que por curiosidad sigue registrando la cartera de ADELAIDA agrega. PAULINA Yo la acompañaba a resa... Oigan miren... Padre e hijo se acercan hasta la joven nuevamente, quien está sacando lo que parecen hojas de té de la cartera de ADELAIDA. PAULINA (CONT) ¡Yo sabía que la señora era como maniática del té orgánico, pero nunca tanto pa' andar trayendo hojas en la cartera! PAULINA huele las hojas. PAULINA (CONT) ¡Oh que rico! ¿Usté joven, digo, Ignacio, te tomaríai un té? IGNACIO No gracias Paulina, yo no tomo té. PAULINA entonces dirigiéndose a JUAN JOSÉ. PAULINA ¿Y usté Don Juan? JUAN JOSÉ No gracias, de hecho yo venía por un café. PAULINA Ya se lo preparo, no me demoro nah, ah y voy a hervir agua pa' hacerle de este té orgánico a la señora. Seguro así se va a recuperar de una. FADE OUT FIN PARTE IV FIN
  2. Jeremy Penn

    PARTE IV "JUAN JOSÉ" Episodio 1

    PARTE IV “JUAN JOSÉ” FADE IN EXT. ENTRADA PRINCIPAL CASA ADELAIDA – TARDE JUAN JOSÉ aún dudando que sea una buena idea, llega para ver a su hijo. Toca el timbre y lo recibe PAULINA. PAULINA Sí, dígame. JUAN JOSÉ Buenas Tardes, vine a ver a Ignacio, yo soy su… PAULINA ¡Otro máh con lo de...! JUAN JOSÉ ¿Otro más? PAULINA Ay disculpe, es que ayer vino…, sabe que, no me haga juicio mejor, amanecí como estresá hoy día. JUAN JOSÉ He estado llamando a Adelaida, pero no me contesta. PAULINA La señora salió a medio día, hoy se supone que es su día libre de la clínica y debería estar cuidando al Jo… ven, pero no sé para dónde saldría. Ay pero pase, pase. CORTE A INT. SALA RECEPCIÓN CASA ADELAIDA – TARDE PAULINA Y ¿Se quiere servirse algo? JUAN JOSÉ No gracias, quisiera ver a Ignacio, por favor. PAULINA Ay sí sí. Mire, arriba la primera puerta a la derecha, esa es su pieza. Entre sin golpear, él nunca responde, no ve que no habla. JUAN JOSÉ Gracias. CORTE A INT. DORMITORIO IGNACIO – TARDE El joven, como de costumbre se encuentra en la oscuridad, inmóvil y cabizbajo sentado sobre la cama con un denario en su mano derecha. JUAN JOSÉ entra y se detiene con sorpresa al ver a su hijo y darse cuenta que su estado no es diferente al cual se encontraba cuando fue transferido desde el hospital a la clínica de Puerto Montt. Lo llama con una voz dulce y cálida, pero el joven no responde. JUAN JOSÉ Ignacio. EL hombre entonces se dirige hacia la ventana y abre las cortinas y las ventanas sin temer por la fotofobia que el joven parecía haber desarrollado. La luz y el aire fresco del mar entran en la habitación. El padre se sienta sobre la cama junto a su hijo. JUAN JOSÉ Ignacio. Hijo. Me imagino que te parece extraño estar aquí y más extraño aún que yo haya venido. Mira, cuando..., quiero decir tu ma... Ignacio, tengo cáncer. Un cáncer terminal. Luego de un silencio el joven comienza a balbucear mientras se vuelve hacía el hombre. IGNACIO Pa… papá. IGNACIO entonces abraza a su padre quien comienza a sollozar mientras le corresponde el abrazo. El denario que el joven sostenía cae al piso. Padre e hijo permanecen abrazados y llorando por un momento. Luego, aún abrazados, JUAN JOSÉ besa a IGNACIO en la frente. JUAN JOSÉ Hijo, perdóname, perdónanos, no hemos sido los mejores padres del mundo y ni siquiera cuando estuvimos a punto de perderte eso nos hizo reaccionar. IGNACIO Papá. JUAN JOSÉ quisiera que este momento durara para siempre, y siente mucho dolor por no poder ser parte de la vida de su hijo en el futuro debido a su enfermedad. JUAN JOSÉ Ven hijo vamos a la playa, necesitas sol, estás muy pálido. Vamos a caminar y hablamos si quieres. JUAN JOSÉ se pone de pie seguido de IGNACIO, quien vuelve a abrazar a su padre. Por un momento permanecen de pie, abrazados. JUAN JOSÉ mira por la ventana, tiene lágrimas en sus ojos, pero está feliz de tener al hijo que conoce de vuelta. CORTE A EXT. PLAYA REÑACA – TARDE JUAN JOSÉ e IGNACIO caminando por la playa, se detienen en algunos tramos para mirar hacia el horizonte mientras permanecen en silencio, y otras veces JUAN JOSÉ contempla a su hijo que aún no ha dicho otra palabra desde que salieran de su dormitorio. JUAN JOSÉ Ya sabes que tu mamá y yo fuimos socios e iniciamos la firma antes de casarnos. A veces creo que ella solo aceptó la unión para beneficiar a su familia. Y más claro aún me quedó cuando me contó de su embarazo solo porque ya era casi evidente que su vientre estaba creciendo. Me imaginé todo tipo de razones por la que hizo eso, pero al preguntarle solo dijo que era porque estaba muy ocupada. El convertirse en mamá no la cambió en nada, al día siguiente de tu nacimiento estaba de vuelta en la oficina. Solo por presión familiar, te amamantó hasta que fue posible. Yo, por mi parte, no fui mejor que ella tampoco. Mientras, te dejamos en manos de familiares hasta por semanas, vimos crecer nuestra firma legal a costa de no verte crecer a ti. El internado fue el paso natural a seguir, claro. Aún así cada vez que pude me quedaba contigo, un poco para compensar que María Graciela ya no quisiera estar conmigo. Si hasta te cociné un par de veces. Yo creo que ella daba gracias a Dios que creciste tan reservado y paciente, como esperando que nos acordábamos que teníamos un hijo. Cuando fuiste de intercambio a Sydney, ella jamás te llamó. Su vida seguía igual que siempre incluso cuando pasó el accidente, incluso mientras decidíamos la separación. ¿Por qué no vienes a vivir conmigo en mi nuevo departamento?, te va a gustar la vista desde allá. Antes de que IGNACIO pueda siquiera pensar en dar una respuesta, ADELAIDA viene corriendo acercándose a los dos hombres gritando. CORTE A INT. SALA DE ESPERA CLINICA REÑACA – NOCHE JUAN JOSÉ e IGNACIO esperan alguna noticia del estado de ADELAIDA a quien tuvieron que traer de emergencia a la clínica. JUAN JOSÉ Hijo, ¿por qué le dijiste a Adelaida que tu mataste a Jorge? Lo que pasó fue un accidente. IGNACIO Es mi culpa. JUAN JOSÉ Jorge iba manejando a exceso de velocidad. Pero si me quieres contar, por favor no dudes en hacerlo, no es bueno guardarse las cosas. IGNACIO Papá... En ese momento aparece PATRICIO SOTOMAYOR, el doctor que está a cargo del tratamiento de IGNACIO. JUAN JOSÉ ¿Patricio? PATRICIO ¡Juan José!, ¿qué haces acá, le pasó algo a...? El doctor se sorprende al ver al joven de pie en la sala de espera de la clínica. PATRICIO (CONT) ¿Ignacio? JUAN JOSÉ Mi hijo salió del estado en el que estaba, pero la Adelaida... PATRICIO ¿Qué le pasó? JUAN JOSÉ Sufrió una crisis de nervios en la playa. ¿Sabes que Adelaida llamó Jorge a mi hijo?, estaba como en un trance. PATRICIO ¿Pero, qué lo provocó?, ¿perdió el conocimiento? JUAN JOSÉ No inmediatamente, primero le dio como una ataque de llanto, y luego se puso furiosa que casi no la pudimos controlar, hasta que quedó inmóvil y se desmayó. PATRICIO Esto parece grave. Qué bueno que vine. Hoy no tengo turno, pero... Ignacio ¿y tú, cómo estás? IGNACIO Bien... gracias. PATRICIO Mira Ignacio, ahora voy a ver a Adelaida, pero tendremos que hablar nosotros dos, de tu tratamiento, no lo debes dejar. Y todavía no me dicen que causó esta reacción en Adelaida. JUAN JOSÉ No sabemos. Cuando la vimos venir ya estaba alterada. No sabemos de dónde venía tampoco. PATRICIO Ok, bueno, ustedes si quieren pueden irse, yo me encargo de Adelaida. JUAN JOSÉ No, mira, nosotros te esperamos. PATRICIO Está bien. Quizás se la puedan llevar a la casa esta noche, entonces. PATRICIO ingresa por el pasillo hacia la sala de observaciones. JUAN JOSÉ Ignacio, ¿quieres tomar o comer algo?, yo me tomaré un café. Ambos hombres se dirigen entonces a la cafetería de la clínica. CORTE A INT. CAFETERÍA CLINICA REÑACA - NOCHE JUAN JOSÉ e IGNACIO toman café en vasos de papel en una de las mesas de la cafetería. JUAN JOSÉ Hijo, perdona que te cortara cuando apareció Patricio. Supongo que no tengo costumbre de comportarme como un padre. IGNACIO Está bien. JUAN JOSÉ Mira, nosotros cuando estuvimos en Puerto Montt supimos por algunos de los testigos que Jorge iba a exceso de velocidad, y que perdió el control del auto, pasando al otro lado de la pista donde chocaron con el camión que venía en sentido contrario. IGNACIO Sí, íbamos super rápido, pero Jorge no se distrajo. JUAN JOSÉ ¿Qué estaban haciendo los dos, yendo a esa velocidad? IGNACIO Todo empezó como un juego tonto en la mañana ese día. Nos empujándonos cada vez que veíamos al otro distraído, y... JUAN JOSÉ ve que aparecen lágrimas en los ojos de IGNACIO y que le cuesta seguir hablando. JUAN JOSÉ No te esfuerces. Ya tendremos tiempo. IGNACIO Papá, necesito decirlo. JUAN JOSÉ Bueno pero vamos a la capilla mejor, si no hay nadie allá podremos conversar. CORTE A INT. CAPILLA CLÍNICA REÑACA – NOCHE JUAN JOSÉ e IGNACIO sentados en una de las bancas de la capilla esperan que deje la capilla la única otra persona que se encuentra ahí. Una vez que ésta sale re-inician la conversación de la cafetería. JUAN JOSÉ Nosotros hablamos con uno de los jóvenes que iba en el fiat. IGNACIO Jorge y yo seguíamos con el juego cuando él decidió manejar hasta el lago Llanquihue. Era un día caluroso. Ibamos tonteando y cantando y nos empujabamos de vez en cuando. Cuando vimos al fiat, notamos que hacía mucho ruido pero iba muy lento, y eso nos hizo mucha gracia. Jorge entonces decidió acelerar y los pasamos a gran velocidad mientas nos reíamos de ellos. JUAN JOSÉ Eran tres en ese auto tan chico. Uno de ellos nos dijo que el pasajero los iba filmando con un celular. IGNACIO Jorge quería grabar como los adelantábamos. Y luego me pasé al asiento trasero para tener un video del fiat desapareciendo en la distancia. JUAN JOSÉ Por eso te encontraron entre lo asientos del frente y no sentado adelante. IGNACIO Jorge me empujo cuando me iba pasando al asiento trasero, y yo... En ese momento IGNACIO se emociona y no puede hablar. JUAN JOSÉ temiendo que su hijo vuelva a su estado anterior se pone nervioso. JUAN JOSÉ Ignacio, no sigas si no quieres. Ya tendremos tiempo. IGNACIO Estoy bien papá... yo... mientras me pasaba al asiento trasero, empujé a Jorge con mi pierna y mi rodilla le dio de lleno en la cabeza y ahí perdió el control del auto. JUAN JOSÉ abraza a su hijo y ambos permanecen en silencio. Esta confesión de IGNACIO es difícil de aceptar para JUAN JOSÉ por la responsabilidad de su hijo en el accidente y la muerte de JORGE. FADE OUT
  3. Jeremy Penn

    PARTE III "FLORENCIA" Episodio 2

    FADE IN CONTINUACIÓN FLASHBACK INT. HABITACIÓN PARK HYATT, SYDNEY – DÍA En el balcón, FLORENCIA algo ofuscada, camina de un lado a otro con el teléfono del hotel y el auricular en el oído. Mientras en el mini bar, ISADORA prepara tragos sin alcohol para ambas. Luego de que la primera cuelga su llamada, la segunda le ofrece la bebida. ISADORA ¿Con quién estabai hablando tan enojada? FLORENCIA ¿Con quién más?, obvio que con Jorge. ISADORA ¿Y qué cuenta el pendejo ese? FLORENCIA Me vai a creer que se está quedando en la casa de un amigo de su papá. ISADORA ¿Y qué? FLORENCIA Que está solo ahí... bueno con el Ignacio... ISADORA ¡Otro pendejo más! Florencia ¿cómo aguantai? FLORENCIA Jorge les dijo en el colegio de Sydney que se estaría quedando con un pariente, y el viejo ese hasta le firmó unos papeles y llamó al colegio para decirles que los dos estarían con él y su familia, pero ni él ni su familia están acá. Él anda en una competencia de veleros en Queensland. ISADORA ¡Eso deberíamos salir a hacer hoy!, un viaje en velero o yate por la bahía, llenarnos de sol y energías positivas. FLORENCIA ignorando la recomendación de su amiga, continúa. FLORENCIA Y solo porque fue super amigo de su papá que lo hizo. ISADORA ¿Y? FLORENCIA Que es en contra de las reglas del colegio y del intercambio eso de ir a vivir solo. Deberían estar en los dormitorios como todos los otros alumnos. Son menores de edad. ISADORA No, si eso lo tengo super claro. Se explica solo todo el enredo. FLORENCIA Si los pillan los mandan de vuelta a Chile. Capaz que lo expulsen del colegio por algo así. Y para hacer las cosas lo más piola posible, Jorge dijo que ¡tendrá una fiesta mañana en la noche! ISADORA Ya cálmate mujer, si no eríh su mamá. Déjalo que la cague a ver si aprende algo. Aunque no creo. Tampoco creo que lo expulsen. FLORENCIA ¿Por qué lo decí? ISADORA ¿No se ha escapado del internado varias veces ya? Nunca le pasa nada. Obvio que su familia pesa más que un par de reglas del colegio. FLORENCIA Pero esto es más grave. Involucra al colegio de Sydney también. No creo que las cosas sean tan simples ahora. ISADORA Oye ¿y se van a ver hoy? FLORENCIA No, dice que tiene clase todo el día. ISADORA Ja, ¡cimarrero asistiendo a clases! No sé por qué no le creo. FLORENCIA ¿Qué estai diciendo? Si el vino a estudiar acá. ISADORA Sí ah, y armando una fiestesita estudia. Una fiesta en casa prestá, seguro llena de alcohol y todos menores de edad... la tormenta perfecta. FLORENCIA Te gusta llamar al desastre a tí, ah. ISADORA Yo no tengo nada que ver. Son las energías que él mismo está mandando al universo. Karma se llama eso. FLORENCIA Tú y tu esoterismo de revista suplemento de fin de semana. ISADORA No. Por algo viajé a la India el año pasado. FLORENCIA ¿A ver a ese gurú chanta? Mejor te quedabas leyendo la revista del Domingo en ese caso. ISADORA ignora el comentario de FLORENCIA. ISADORA Y entonces, ¿cuándo se van a ver ustedes? FLORENCIA Mañana. Nos invitó a la fiesta. Dijo que llevemos a los que queramos. ISADORA ¡Ay, qué romántico re-encuentro!, en una fiesta llena de quien sabe quién. Tu pololo se las sabe por libro, me tinca que van a terminar. Mejor te hubiese mandado un Whatsapp terminando la relación, estaríamos en Europa ahora. FLORENCIA ¿De dónde sacas tanta tontera, ah? ISADORA Pero si fuiste tú misma la que me dijo que este viaje de intercambio de Jorge era para darle un tiempo a su relación, ¿o no? FLORENCIA Sí, pero... ISADORA Y en vez de correr a verte, después de meses separados, te invita a su fiesta mañana en la noche. ¡Qué bonito! Amiga de verdad te desconozco. FLORENCIA A ver ¿y qué me sugieres que haga? ISADORA Anda a su fiesta con el roto de la bandera, a ver cómo reacciona. FLORENCIA ¡Sacarle celos!, el truco más viejo del mundo. Seguro meditaste todo el día para darme esa sugerencia. ISADORA solo sonríe y bebe de su trago. FLORENCIA (CONT) Además No tengo cómo ubicarlo. ISADORA Inventa una mejor excusa, yo misma lo oí cuando te decía el nombre de la hostal en la que se estaría quedando. Así que llámalo allá, ahora. FLORENCIA pensativa no responde. ISADORA (CONT) Flore, teníh que tener un plan B o algo, Jorge es como un mono salvaje de esos en la India: impredecible. Y no quiero que estíh sola en esa fiesta sin un apoyo al menos. FLORENCIA ¿Y tú? ISADORA Yo no estoy pa' fiesta de pendejos, linda. Además tú sabíh que no soporto a tu pololito y sus opiniones güeonas. FLORENCIA ¿Lo decíh porque destruyó tu argumento cuando erai vegana? ISADORA Que él haya podido argumentar mejor no le da la razón. FLORENCIA Por eso justamente es que estoy con él, porque tiene opiniones, no como el resto. Si hasta los de nuestra edá son sólo video juegos, mensajes de texto y emojís, no saben ni hablar algunos. ISADORA pondera lo que que su amiga le dice. ISADORA Claro, ¡por él te saliste de la dieta! En todo caso, somos tan gansah las mujeres, todo lo hacemos por los hombres, nada por nuestra propia cuenta. Y todas esas dietas güeonas son ideas de hombres, también. FLORENCIA Tu gurú Indio es hombre. ISADORA Es su cultura. FLORENCIA No sigai una cultura así entonces. ISADORA Mejor haz lo que te digo, me lo vai a agradecer después. Mira, en serio, no quiero que nadie te lastime, y menos un pendejo como ese. Tú ahora no lo podíh ver, pero esto es como la crónica de una muerte anunciada. Te juro que me gustaría que las cosas fueran distintas, pero ya está toda esa energía rondando. Además, lo que empieza mal, termina mal. FLORENCIA A ver, ¿Y por qué lo decíh? ISADORA ¡Galla, de nuevo! Tú me contaste que se conocieron en la fiesta de la Pili Garcia-Huidobro, y él estaba muerto 'e cura'o. FLORENCIA ¿Y eso qué tiene que ver? Todos hemos hecho eso ¿o no? ISADORA ¿Y se te olvidó a quién más conociste en esa fiesta? FLORENCIA ¿A quién? ISADORA ¡Ay cuánta negación! Al otro pendejo, el inseparable de tu pololo. FLORENCIA ¿Ignacio? ISADORA De ahí todo mal. Por donde se lo mire. FLORENCIA No te entiendo, a... ISADORA !Incienso!¡Necesito quemar incienso! Te juro que nada me tranquiliza escuchándote. Porfa Flore, en serio, anda con tu Rodrigo. FLORENCIA aún no convencida piensa en lo que ISADORA le propone. CORTE A INT. METRO ESTACIÓN TOWN HALL, SYDNEY – NOCHE A la noche del día siguiente FLORENCIA espera en el andén a que llegue el siguiente tren. Finalmente el tren se aproxima y cuando se detiene la joven comienza a buscar entre los pasajeros que descienden. Finalmente cuando avista al joven que espera, le hace señas con su brazo extendido. FLORENCIA Hola, gracias por venir. RODRIGO Hola, no gracias a ti por invitarme. Ya caché que King Cross es medio peligroso. Claro, to'o pasando... to'o, to'o. Ja. ¿Y dónde es la fiesta? FLORENCIA En Kirribilli. Al otro lado del puente. Vamos a otro andén a tomar el tren hasta Milsons Point y de ahí caminamos hasta la casa de mi pololo. RODRIGO ¿Y no te pone drama por invitarme? FLORENCIA No. Además como Isadora no pudo venir, él va a estar contento de verme con alguien más. RODRIGO Ah ya poh, vamos entonceh. CORTE A EXT. ENTRADA CASA ESTADÍA JORGE, KIRRIBILLI, SYDNEY - NOCHE Ambos jóvenes llegan hasta la puerta principal de la casa en la que se está quedando JORGE. RODRIGO observa el lugar impresionado. RODRIGO La media casita de tu pololo. FLORENCIA toca el timbre, pero nadie atiende. Ambos escuchan la música que viene desde el interior. RODRIGO (CONT) No creo que alguien vaya a escuchar el timbre. FLORENCIA Sí, teníh razón. Sería mejor llegar y entrar, ¿no? RODRIGO Yo cacho. FLORENCIA entonces abre la puerta y ambos jóvenes ingresan a la casa. CORTE A INT. CASA ESTADÍA JORGE, KIRRIBILLI, SYDNEY - NOCHE Entre las varias personas que encuentran, FLORENCIA no ve a su pololo ni reconoce alguna cara familiar. Entonces comienza a preguntar por JORGE. FLORENCIA Hi, Have you seen Jorge? I am looking for Jorge. Jorge? Uno de los invitados le señala a un joven que baila solo y con un trago en su mano derecha. El corazón de FLORENCIA comienza a latir más rápido al ver a su pololo. JORGE, quien es alertado de las visitas, se aproxima a los recién llegados. FLORENCIA Hola. JORGE no responde, solo la mira y baila al ritmo de la música. FLORENCIA para evitarse un mal rato, rápidamente introduce a su acompañante. FLORENCIA (CONT) Jorge, él es Rodrigo. JORGE entonces se detiene y mira a RODRIGO de pies a cabeza. JORGE Hi. Inmediatamente y sin esperar respuesta, JORGE se aleja bailando. FLORENCIA no sabe cómo reaccionar, pero se mantiene impávida. RODRIGO ¿No me dijiste que era Chileno? FLORENCIA Sí... sí es. No sé por qué te saludo así. Debe estar arriba 'e la pelota como dicen. FLORENCIA trata de mantener la calma, mira a RODRIGO y le sonríe. RODRIGO mira a su alrededor y le señala el bar a su acompañante. Ambos caminan a través del living hasta el bar y se preparan unos tragos. CORTE A EXT. PATIO CASA ESTADÍA JORGE, KIRRIBILLI, SYDNEY – NOCHE Con sus bebidas, ambos jóvenes han salido hasta el patio donde contemplan la vista nocturna. RODRIGO ¡Guau, la media vista!, ¡ahí 'sta la Opera... y el puente!, ¡qué bacán! FLORENCIA Y eso allá es el Park Hyatt. RODRIGO Ah ya, por eso deciai... Los jóvenes son distraídos por una conmoción al interior de la casa. Se acercan para mirar que pasa. CORTE A INT. CASA ESTADÍA JORGE, KIRRIBILLI, SYDNEY – NOCHE Alguien que está borracho se ha caído rompiendo algo a su paso. Luego de un momento todos comienzan a calmarse. FLORENCIA Fiesta de colegio. RODRIGO Sí, ja. FLORENCIA recorre con su vista la habitación buscando a JORGE, se siente como en un deja vú, ya que al llegar a la fiesta, momentos antes, lo buscaba también. De pronto escucha a su acompañante. RODRIGO ¡Uy la güea maricona! FLORENCIA se vuelve hacia RODRIGO quien observa algo o alguien en uno de los extremos de la habitación. Entonces mira y ve a JORGE con su brazo extendido y tomando de la mano a IGNACIO. JORGE lo lleva hasta otra habitación en el que ambos entran cerrando la puerta tras de ellos. FLORENCIA, sin poder contenerse, sale llorando de la casa y corre a la calle en busca de un taxi. TÉRMINO FLASHBACK FADE OUT
  4. Jeremy Penn

    PARTE III "FLORENCIA" Episodio 1

    PARTE III “FLORENCIA” FADE IN EXT. CALLE CERCANA CASA ADELAIDA – DÍA FLORENCIA llorando al interior de su automóvil intenta tranquilizarse. Es evidente que lo ha estado tratando de hacer por un rato sin conseguirlo. Su rostro está rojo y sus ojos algo hinchados. Ya más calmada, respira hondo y saca su teléfono celular marcando un número. Mientras su llamada se realiza vuelve a respirar profundamente. Le contestan. Una voz de un hombre adulto se escucha. HOMBRE (V/O) Aló. ¿Quién llama? FLORENCIA Aló, ¿Juan José?. Es la Florencia. Volví. JUAN JOSÉ (V/O) Florencia, mira no puedo hablar ahora estoy en la clínica. FLORENCIA ¿Te pasó algo? Vengo de la casa de Adelaida, estuve con el Ignacio… ¿por qué está con ella? no entiendo… JUAN JOSÉ (V/O) Florencia... tengo cáncer. FLORENCIA Ay no, por Dios, esto ya es demasiado. JUAN JOSÉ (V/O) Juntémonos mañana en el Genovese y nos tomamos un café. Te mando un texto con la hora. Tengo que irme ahora. Chao. FLORENCIA sin ser capaz de despedirse, cuelga y comienza a llorar. CORTE A INT. LIVING DEPARTAMENTO CATALINA – DÍA FLORENCIA aún no totalmente repuesta de la discusión con ADELAIDA y de la noticia de la salud de JUAN JOSÉ, decide visitar a su amiga y confidente CATALINA. Las dos jóvenes sentadas en el mismo sillón conversan. CATALINA Es que erí tan güeona Florencia. FLORENCIA ¡Cata! CATALINA ¿Cuántas veces te dijimos que no te metierai con ese pendejo, on no? y quizás qué te hizo... ¡Ay, no me digai que te pegó! FLORENCIA Mejor cállate y no hables de lo que no sabes. CATALINA Cuéntame entonces. FLORENCIA Pero ¿qué querí que te cuente? CATALINA ¡Ay Florencia! Todo. Obvio. FLORENCIA Pero si tú sabes todo de mi relación con Jorge. CATALINA Pero no me has contado nada de tu viaje a Sydney. ¿No fue allá que terminaste con él? Además la Isadora todavía anda viajando y yo con ella hace rato que no estoy en contacto. Así que nadie me ha puesto al día en tus... FLORENCIA Con la Isadora salimos de Sydney a Europa el día después de que... Y cuando supe lo del choque, la Isa no me dejó tranquila hasta que me convenció de que era mejor volver a Chile a disipar todas las energías y todo lo relacionado con Jorge. CATALINA Y lo primero que haces al bajarte del avión es pelear con su mamá. FLORENCIA Te conté eso para ponerle punto final, no para que me lo recuerdes cada cinco minutos. CATALINA Pero, ¿para que fuiste? Tú sabíh que la Adelaida no te traga y te apareces por allá sin aviso. FLORENCIA Quería ver al Ignacio. Pero está como atonta'o. CATALINA Quizás la Adelaida lo tiene así. FLORENCIA No, nah que ver, si parece que está así desde el choque. CATALINA ¿Y cuándo supiste lo del accidente? FLORENCIA Unas horas después que pasó. El papá me llamó con la noticia a penas se enteró. La María Graciela llamó a mis papás. CATALINA Oye, ¿y es cierto que al Jorge lo sepultaron con la tía de Juan José? FLORENCIA Así parece. CATALINA ¡Qué loca la Adelaida! FLORENCIA Se le soltó el último tornillo que tenía aún bien puesto. CATALINA Si es que alguna vez tuvo alguno bien puesto. Por algunos momentos, cada joven es absorbida en sus propios pensamientos, pero luego de un silencio CATALINA vuelve a tocar el tema del fin de la relación de FLORENCIA y JORGE. CATALINA (CONT) Bueno, cuéntame lo de tu viaje a Sydney, y ¿qué pasó allá para que salieras arrancando a Europa? FLORENCIA ¡Ay ya! CATALINA ¡Y con lujo de detalles! CATALINA muy contenta abraza y besa a FLORENCIA. CATALINA (CONT) ¡Ay amiga, te quiero mucho! INICIO FLASHBACK INT. SALA ESPERA AEROPUERTO INTERNACIONAL SANTIAGO – NOCHE En una sala llena, FLORENCIA e ISADORA esperan por su vuelo a Sydney. Cada una absorta en su propio teléfono, no es mucho lo que interactúan. De pronto un joven aparece. JOVEN Disculpa, ¿está ocupa'o este asiento? Ninguna de las jóvenes se da por aludida, pero FLORENCIA levanta su mirada para ver al joven quien le sonríe. FLORENCIA Ah... no, no. JOVEN Ah ¡bacán!. Soy Rodrigo. FLORENCIA ¿Rodrigo cuánto? RODRIGO Rodrigo Andrés Lagos Carvajal. ISADORA mira a su amiga y sonríe, pero no dice nada. RODRIGO Oye, ¿me cuidai la mochila?, voy a ver si hay algo pa' comer por aquí. ISADORA vuelve a mirar a FLORENCIA sonriendo, pero sin decir nada. FLORENCIA Sí, claro. RODRIGO Ya, graciah. Vuelvo altiro. RODRIGO se aleja y cuando está fuera de la vista de las jóvenes, ISADORA comienza a reír al ver que entre las pertenencias del joven está una bandera Chilena. ISADORA !Y este gallo viaja con bandera! FLORENCIA ¿Será alpinista? ISADORA No creo, mira su mochila, nada del otro mundo. FLORENCIA Sí ah. ISADORA A mi lo último que se me ocurriría es viajar con una bandera. FLORENCIA no entiende por qué el joven viaja con la bandera Chilena. Luego de un momento su amiga agrega. ISADORA (CONT) Nade feo el roto. FLORENCIA ¡Ay Isa, que estai clasista! ISADORA No me digai Isa, me carga. La gente cree que es por Isabel. Atroz. Y no soy, ni estoy clasista, pero a ese mino ni los ojos verdes le borran lo cuma. FLORENCIA Yo creo que te gustó, por eso lo del comentario. ISADORA Ridícula. Jamás, menos con un roto abandera'o. Además, ¿no es el Jorge el que dice eso de: “tu mamá es mi nana”? FLORENCIA Sí, pero él no lo dice como una forma de separación de clases, por el contrario, viste que es rojo, lo dice porque, según él, todos seríamos criados por la misma clase. Además, me acuerdo muy bien que cuando erai chica, tu nana te daba pan con mortadella y a ti te encantaba. ISADORA Mejor ofrécele pan con mortadella a tu conquista, mira que aquí viene de vuelta. FLORENCIA Leenda, amorosa, muac. ISADORA hace un movimiento con ambas manos dando a entender a su amiga que tiene una bandera en cada mano. RODRIGO vuelve con un paquete de papas fritas, que le ofrece a FLORENCIA. FLORENCIA No, gracias. RODRIGO ¿Y tú? FLORENCIA ¿Yo qué? RODRIGO ¿A qué vai a Australia? FLORENCIA Con la Isa... ISADORA mira irritada a su amiga. FLORENCIA (CONT) ...vamos a Sydney y después a Hamilton Island a pasar unas semanas. Luego seguimos viajando por Europa donde vamos a estar por el resto del año. RODRIGO ¡Shuaa! ¡Qué bacán! FLORENCIA ¿Y tú? RODRIGO Ah, no es que yo voy a Australia porque me gané la visa work and holiday, así que pienso viajar por to'o ese país, pero quiero ver que tal Sydney primero, y quizás Melbourne después. FLORENCIA ¿Y vai a trabajar en las granjas? RODRIGO Naa, ni loco. Solo pa' renovar por otro año si salta la liebre. FLORENCIA no entiende la respuesta de RODRIGO, pero decide no preguntar qué quizo decir. Además, está algo tensa y no quiere parecer muy interesada en el joven delante de su amiga ISADORA. RODRIGO (CONT) ¿Y ya tienen dónde quedarse en Sydney?. FLORENCIA Sí, debajo del puente. RODRIGO ¿Qué onda?, ¿En serio o en volá? FLORENCIA En el Park Hyatt. RODRIGO No cacho. FLORENCIA Ay, no importa. ¿Y tú? RODRIGO Las primeras dos noche las paso en una hostal en King Cross y después veo. FLORENCIA ¿Y tú cachai Kings Cross? RODRIGO Naa, si nunca esta'o en Sydney, pero un compañero de la U que fue con esta misma visa me dijo que en King Cross está to'o pasando. Esta vez es FLORENCIA quien mira a su amiga y sonríe. RODRIGO (CONT) ¿Osea que tu hai esta'o antes en Sydney? FLORENCIA Varias veces, los papás nos llevaban al Toronga Zoo. RODRIGO ¿Los papás de quién? FLORENCIA Mis papás. RODRIGO (Señalando a ISADORA) y de tu hermana ISADORA no aguanta y rie a carcajadas. FLORENCIA No, la Isadora es una amiga. Yo tengo un hermano mayor. Joaquín. RODRIGO Ah ya, ¿y tení conoci'os en Sydney? FLORENCIA Sí, voy a ver a mi pololo. RODRIGO Ah, ¿y él eh Australiano? FLORENCIA No, Chileno. RODRIGO ¿Y también se ganó la visa? FLORENCIA No, él está de intercambio, por estudios. RODRIGO Bien mateo el compadre entonces. FLORENCIA Sí, u poco supongo. El colegio tiene un programa de intercambio en casi todo el mundo. RODRIGO ¿Colegio? ¿Y qué edá tiene tu pololo? FLORENCIA Va a cumplir Diecisiete. RODRIGO Pendejito todavía... pero tú te veí como más madura... ISADORA nuevamente da una carcajada y cuando se dispone a hablar reciben el llamado para abordar. Los tres jóvenes comienzan a tomar sus pertenencias para subir al avión. FLORENCIA vuelve a su teléfono celular. FADE OUT
  5. Jeremy Penn

    PARTE II "ADELAIDA" Episodio 3

    FADE IN INT. OFICINA CASA ADELAIDA – MAÑANA ADELAIDA con cara de no haber dormido se pasea por su oficina muy nerviosa. Habla en voz alta. ADELAIDA ¿Por qué vino?, ¿qué quiere?, ¿qué pretende? Se tiene que ir, tiene que desaparecer. Desaparecer. En un instante sale de su oficina y casi corriendo sube escaleras arriba hasta llegar al dormitorio del joven. CORTE A INT. CORREDOR CASA ADELAIDA – MAÑANA ADELAIDA golpea la puerta pero no recibe respuesta. Golpea nuevamente y lentamente abre la puerta, entra y la cierra tras de si. CORTE A INT. DORMITORIO JORGE – MAÑANA ADELAIDA se acerca al joven que parece dormir sobre el cubrecama con su ropa puesta. Se sienta junto a él y le habla con afecto. ADELAIDA ¿Para qué vino esa ayer, dime? El muchacho no responde. ADELAIDA ¿Qué te dijo?, ¿Te preguntó algo? La mujer comienza a llorar. El joven sigue en la misma posición y no la mira ni le contesta. ADELAIDA Yo no..., hay algo que tienes que saber. Hubiera deseado que ella nunca volviese, que desapareciera para siempre. No sé para qué vino. Discúlpame, yo no quiero que te sientas mal por culpa de visitas que no son bienvenidas, no quiero que te pongas mal por estar aquí. Yo te necesito. Te necesito así, tal cual estás. Tal cual estábamos hasta ayer. Te prometo que no tendrás más malos ratos, no dejaré que nadie te vea. Te protegeré. Te protegeré como no pude antes. Será una nueva oportunidad para arreglas las cosas, para poner todo bien como siempre ha sido. La mujer comienza a acariciar la cabeza del adolescente. Se repone de su llanto inicial, y toma más fuerza mientras se tranquiliza. ADELAIDA (CONT) Todo va a estar bien. Desde hoy mismo veré que todo cambie para mejor. Me voy a encargar de eso. Pero debo salir pronto... es un trabajo que estoy haciendo para pagarle a la virgen que estés aquí. Hoy es Miércoles, ¿te acuerdas?. Claro que te acuerdas. Estaré fuera solamente un par de horas. Hoy no viene la otra cocinera. Pero no tendrás que sufrir la comida de Paulina, yo vendré pronto a cocinarte algo rico, lo que a ti te gusta, lo que quieras, mi amor. ADELAIDA besando al joven en la frente se levanta y camina hacia la puerta. Antes de salir, se detiene para contemplar al muchacho. El rostro de la mujer está tranquilo y calmado. CORTE A INT. OFICINA CASA ADELAIDA – DÍA ADELAIDA prepara sus cosas para salir cuando llega PAULINA con la correspondencia. PAULINA Pasó el cartero, le trajo hartas cartas hoy día. ADELAIDA Déjalas sobre la mesita. Paulina, ¿encontraste la miniatura azul? PAULINA ¿La muñequita? No Señora. Es tan raro que se haya perdí'o. ADELAIDA ¿No la habrás tomado tú por casualidad? PAULINA ¿Qué le pasa, Señora? Nah que ver, poh. No se ponga así, usteh sabe mejor que nadie que yo no soy ninguna ladrona. Mi mamita... ADELAIDA No he dicho eso. Y no te estoy acusando de nada, pero cuando limpias es obvio que tomas todas las cosas. PAULINA Ay sí poh, pa' limpiar por debajo no máh. Y ¿cómo cuándo que la vino a echar en falta? ADELAIDA No sé, desapareció de un día para otro. PAULINA De un tiempo a esta parte harta gente a entra'o a esta casa, usted sabe. ADELAIDA Sí, tienes razón. Con las entrevistas... PAULINA Ahí tiene ve. Pare que alguna de esas no era de los trigos muy limpios. ADELAIDA Bueno, tengo que salir, pero vuelvo a cocinarle a Jorge. Paulina... PAULINA Diga Señora. ADELAIDA Si alguien viene a ver a Jorge, me llamas de inmediato. Él no está para visitas como la de ayer. PAULINA Sí Señora, si hasta mi me dio cosa ayer. Ademáh esa señorita preguntando por un tal Igna... ADELAIDA Ya pues, entonces en eso quedamos. Nada de visitas ni malos ratos. ADELAIDA y PAULINA salen de su oficina. La mujer sin darse cuenta deja su teléfono sobre el escritorio entre unos papeles. CORTE A INT. CASA PARROQUIAL - IGLESIA NUESTRA SEÑORA DEL SAGRADO CORAZÓN – DÍA ADELAIDA traduce una de las cartas para el confesor y párroco de la iglesia. Éste, se encuentra leyendo artículos científicos relacionados con milagros. ADELAIDA encuentra una palabra que no puede traducir. La mujer no recuerda el nombre de pila del párroco. ADELAIDA Padre... CONFESOR Dígame, Adelaida. ADELAIDA Estoy traduciendo esta carta, entiendo el contexto, dice que hubo una persona enferma pero hay una palabra que no me es familiar, debe ser un nombre propio. El CONFESOR se acerca y lee la carta desde donde ADELAIDA le señala. CONFESOR Oh, Ésto. Yo siempre creí que era una especie de mito que corría en la parroquia. Pero, la carta del antiguo párroco lo estaría confirmando. ADELAIDA Entonces, ¿este es el nombre de algo? CONFESOR Así es. Una planta. Lo que me habían contado es que es muy similar a otra, ambas existen en Irlanda, y en ese entonces fue enviada a la parroquia para infusiones. Pero resultó ser la equivocada, y esa variedad es tóxica. Al parecer, la única diferencia estaría en el tamaño de sus hojas porque de sabor son muy parecidas. ADELAIDA ¿Qué sabor? CONFESOR Té. De hecho ahora que recuerdo la lata con las hierbas debería estar aquí. ADELAIDA En la carta dice que una persona estaba muy grave por tomar las infusiones. CONFESOR Y extrañamente estaba siendo tratada con esa hierba, pero se suponía que era la buena. El CONFESOR sale de la pequeña sala y muy pronto vuelve con una lata de té que abre delante de ADELAIDA. CONFESOR Y han estado todo este tiempo aquí. Es un milagro, y no lo digo a la ligera, que nadie se haya hecho un té con éllas. ADELAIDA ¿Y en una dosis muy alta podría ser letal? CONFESOR ¿Piensa invitar a alguien a tomar el té? Luego de un momento de silencio, mientras ADELAIDA pondera la pregunta entre broma de mal gusto u ofensa, finalmente reacciona. ADELAIDA ¡Oh, no!, jaja. Lo pregunto como doctora. Nunca se sabe que puede pasar en emergencia. CONFESOR No se preocupe, esta hierba solo existe en Irlanda, y la que tenemos aquí jamás pasaría la aduana hoy en día. ADELAIDA Obvio. Supongo que si alguien fuera a emergencia con síntomas de intoxicación por estas hojas, a parte del protocolo, nadie sabría como tratar al paciente específicamente. CONFESOR Sí es que se pudiera identificar una intoxicación. Lo que dicen es que los malestares que produce son muy generales. Y dependiendo de la dosis, como usted señaló antes, hasta podría ser fatal. Suena el teléfono en el pasillo afuera de la sala. El PÁRROCO sale a responder la llamada. ADELAIDA entonces toma rápidamente varias de las hierbas de la caja de té y las guarda en su cartera. Luego poniendo la tapa sobre la caja metálica la sostiene entre sus manos, y cuando el CONFESOR vuelve, se aproxima a él. ADELAIDA Quizás deba deshacerse de estas hierbas, no vaya a ser que alguien se confunda otra vez. CONFESOR Tiene toda la razón. Ya ve que positivo ha resultado la traducción de estas cartas. ADELAIDA Muy positivo de verdad. Pero ahora debo volver a mi casa. Como le dije, los Miércoles son una excepción. CONFESOR Sí, por supuesto, y ya será la hora del té. ADELAIDA Así es. Estaba por llamar a la polola de mi hijo para invitarla, pero no encuentro mi teléfono. Seguro lo dejé en el auto. CONFESOR Bueno, que tenga una buena tarde entonces en compañía de su hijo y su futura hija. ADELAIDA Muchas gracias. Nos vemos mañana entonces. Adiós. CONFESOR Hasta mañana. Adelaida. CORTE A EXT. PATIO EXTERIOR - IGLESIA NUESTRA SEÑORA DEL SAGRADO CORAZÓN – TARDE ADELAIDA, ya fuera de la casa parroquial, busca afanosamente su teléfono celular. Como no lo encuentra, corre hasta su auto y lo registra sin éxito. Luego de unos minutos se aleja manejando con rumbo a su residencia. CORTE A INT. RECEPCIÓN CASA ADELAIDA – TARDE ADELAIDA entrando a su casa nota que la puerta del dormitorio del joven está inusualmente abierta. Alterada, se apresura escaleras arriba y al entrar a la habitación no encuentra rastros del joven. La mujer entonces baja y dirigiéndose a la cocina grita llamando a PAULINA. ADELAIDA Paulina, ¿Dónde está Jorge? ¡Paulina! PAULINA sale al encuentro de la mujer. ADELAIDA (CONT) ¡Jorge no está! PAULINA Señora cálmese, si vino un ca'allero y lo sacó a dar un paseo pa' la playa… Yo creo que harto bien que le va a hacer el sol y el aire marino a su hijo. ADELAIDA Pero ¿qué hombre? ¿por qué no me llamaste? PAULINA Un rucio bien encacha'o pa’ la edad que tiene… Juan creo dijo que se llamaba, y dijo que la estuvo llamando a ustéh todo el día… Yo la llamé también, pero no me contestó nah poh. ADELAIDA ¡Juan José… no! ¿Y dónde están, dónde fueron? PAULINA Si ya le dije que pa' la playa, poh. ADELAIDA sin esperar más sale de la casa en dirección a la playa, mientras PAULINA busca en su bolsillo y saca su teléfono celular. CORTE A EXT. - PLAYA REÑACA – TARDE ADELAIDA desesperada corre por la playa a pies descalzos, sus zapatos en ambas manos. La playa le parece inmensa y se siente agobiada por el sol y la brisa de la tarde. Luego de varios minutos buscando, divisa a JUAN JOSÉ y al joven caminando juntos lentamente cerca del agua, y se desespera más aún. Corre hacia ellos gritando. ADELAIDA !Jorge, Jorge! JUAN JOSÉ se sorprende al ver el estado de ansiedad de la mujer, mientras el adolescente se acerca más aún a él. ADELAIDA (CONT) !Jorge, vuelve a la casa! JUAN JOSÉ Adelaida, es el Ignacio. ADELAIDA ¡Jorge, hijo vuelve a la casa! El joven mira a la mujer por algunos segundos y finalmente rompe su silencio hablando de manera calmada pero firme. IGNACIO Adelaida, el Jorge está muerto. ADELAIDA lo mira no creyendo lo que escucha. IGNACIO (CONT) Jorge está muerto… ADELAIDA cae de rodillas y se apoya con ambas manos sobre la arena mojada, cabizbaja comienza a sollozar. El joven inmediatamente agrega casi en un susurro, como pensando en voz alta. IGNACIO (CONT) Yo lo maté. FADE OUT FIN PARTE II
  6. Jeremy Penn

    PARTE II "ADELAIDA" Episodio 2

    FADE IN CONTINUACIÓN FLASHBACK INT. HABITACIÓN HOSPITAL DE PUERTO MONTT – MEDIA NOCHE ADELAIDA vuelve en sí en una cama del hospital y se encuentra con MARÍA GRACIELA y JUAN JOSÉ quienes esperaban que despertara. JUAN JOSÉ Adelaida, estás muy débil deberías quedarte aquí por lo menos esta noche. ADELAIDA ¿En un hospital? No seas ridículo Juan José, tengo reservaciones en el Hyatt. De hecho, me voy ahora mismo para allá. ADELAIDA trata de levantarse pero sus piernas la traicionan. Después de un rato consigue ponerse de pie. ADELAIDA ¿Dónde se estaban quedando? JUAN JOSÉ Estamos en... ADELAIDA No, lo niños, ¿dónde se estaban quedando? MARÍA GRACIELA En el departamento de la Tita. Luego de un silencio. ADELAIDA Quiero las cosas de mi hijo. JUAN JOSÉ Las que estaban en el auto las tiene Carabineros. En la mañana te llevamos al hotel las cosas que están en el departamento, ahora desca... ADELAIDA No, las quiero ahora, todas sus cosas. JUAN JOSÉ Pero ya es muy tarde, mujer. MARÍA GRACIELA ¡JuanJo! JUAN JOSÉ Ok. Esta es la copia de la llave del departamento. Toma, cuando salgas déjalas en recepción. Nosotros iremos mañana probablemente. Ignacio tiene para rato aquí, claro que lo vamos a llevar a una clínica. MARÍA GRACIELA Adelaida, mira, los papás de la Florencia llegan mañana, si quieres nosotros nos podemos encargar de todo, tú no te preocupes, te mantendremos informada. Ahora anda al departamento, y luego ve al hotel y descansa. JUAN JOSÉ Dinos ¿qué quiere que hagamos cuando entreguen su cuerpo? ADELAIDA Déjenlo aquí. JUAN JOSÉ ¿En Puerto Montt? ADELAIDA Con la Tita. JUAN JOSÉ ¿Con la Tita? MARÍA GRACIELA toma a su esposo del brazo y le da a entender que es mejor no pedirle más explicaciones a ADELAIDA dado el estado en que se encuentra. MARÍA GRACIELA Bueno, con la Tita entonces. CORTE A INT. DORMITORIO EN EL DEPARTAMENTO DE TITA - MADRUGADA ADELAIDA sentada en la cama del dormitorio que los jóvenes compartían en el departamento de la tía de JUAN JOSÉ, mira el aparente desorden de la habitación a su alrededor. De entre las pertenencias de los adolescentes, identifica una mochila y un bolso de JORGE. En un repentino arrebato, comienza a buscar dentro de ellos, hasta que encuentra el computador personal de su hijo. Lo abre y revisa las páginas que aún están abiertas en el computador. Mientras mira las fotos de instagram y luego de Facebook, se da cuenta que ya algunos amigos han escrito a cerca del accidente, por lo que decide terminar con las cuentas de todos los sitios sociales que cree JORGE tiene. Como no debe usar clave para entrar, ya que la mayoría de los sitios están abiertos y JORGE mantiene la clave en la función de auto completar, muy pronto logra su objetivo. Luego de algunos minutos busca entre las cosas del otro joven y se dispone a hacer lo mismo. Esta vez no puede terminar con la cuenta de Instagram, pero las otras, lo mismo que su hijo, le resultan fácil de terminar. Una vez que recolecta todas las pertenencias de su JORGE, deja el departamento. CORTE A EXT. LOZA DEL AEROPUERTO DE PUERTO MONTT – MAÑANA ADELAIDA se sube a un avión con vuelo en dirección a Santiago. CORTE A INT. LIVING CASA ADELAIDA – DÍA WANDA la asesora de la casa, está llorando y contemplando las fotografías de la familia que están en las paredes y sobre la mesas a ambos costado de los sillones. La mujer habla para sí en voz alta. WANDA Ay, Diosito Santo, el niño está muerto, igualito que su padre, pobre señora Adelaida. ADELAIDA quien llega desde Puerto Montt escucha a WANDA y se altera más aún. Sin saludarla camina impaciente entrando al living. ADELAIDA Wanda, lleva la maleta a mi dormitorio y luego hazme un trago, el más fuerte. WANDA Pero Señora si usted no aguanta... ADELAIDA Haz lo que te digo, nana. WANDA Sí Señora. CORTE A INT. GUARDAROPA DORMITORIO ADELAIDA - DÍA Mientras WANDA pone las maletas en el suelo, escucha gritos y vidrios que se rompen. La asesora sale y corre escalera abajo hasta el living para ver que sucede. Entonces ve a ADELAIDA sacando las fotos de las paredes y empujando los retratos sobre las mesas que caen al suelo rompiéndose. INT. LIVING CASA ADELAIDA – DÍA WANDA ¡Señora, ¿Qué hace? ADELAIDA muy perturbada, no la escucha y luego de juntar todas las fotografías camina frente a WANDA con un extraño paso. WANDA (CONT) Ay, Virgen Santísima, ampara a esta familia y a la señora. Tanto sufrimiento. Yo no puedo con esto. ADELAIDA ignorándola, sube las escaleras hasta su dormitorio y cierra la puerta tras de si. FADE OUT FADE IN INT. COCINA CASA ADELAIDA – MAÑANA ADELAIDA entra en la cocina como cada día. Su semblante calmo y algo severo, pero sin muestras de haber llorado. ADELAIDA Wanda, no te preocupes por mi desayuno, voy de salida. WANDA ¿De salida? ¿Señora... ? ADELAIDA Sí, Wanda. WANDA Perdone que me meta Señora, pero ¿cuándo entierran al niño? ADELAIDA ¿Qué niño? WANDA Al Jorgito, poh. ADELAIDA ¡Jorge no está muerto!, ¿de dónde sacaste eso mujer? Tienes que preparar su dormitorio para cuando salga de la clínica, que debe ser muy pronto. ADELAIDA deja a WANDA en la cocina y sale por la puerta de servicio. FADE OUT FADE IN CORTE A INT. DORMITORIO JORGE – MAÑANA Varios meses después, ADELAIDA nerviosa ordena y organiza los últimos detalles en el dormitorio de su hijo. La pieza se ilumina solo por el reflejo del sol sobre el mar. Esta sería la primera vez que el joven entraría en su nuevo dormitorio. ADELAIDA ¡Paulina! PAULINA (V/O) ¡Señora, mande! ADELAIDA No me grites niñita y sube. La joven sube y entra al dormitorio. PAULINA Perdone Señora. Dígame que se le frun... ofrece. ADELAIDA ¿Qué? (sin esperar respuesta). Paulina, ¿donde está el cojín de ese sillón? PAULINA ¿Ese grande blanco con azul? Está abajo en el piso del living. ADELAIDA No no, tráelo ahora, ese es el cojín favorito de Jorge. PAULINA Ya Señora. Mientras la joven sale de la habitación ADELAIDA contempla los arreglos que ha hecho y se siente satisfecha. CORTE A INT. HALL CASA ADELAIDA – DÍA Suena el timbre de la puerta principal y cuando PAULINA se dispone a abrir la puerta, ADELAIDA le ordena detenerse. ADELAIDA Yo abriré, Paulina, tú no te preocupes, vuelve a la cocina y comienza a preparar el almuerzo con la receta que te dejé. PAULINA Sí Señora, si ya empecé ya. PAULINA se retira y ADELAIDA abre la puerta muy compuesta pero muy pronto se decepciona cuando ve a MARíA GRACIELA sola. ADELAIDA ¿Y el niño? MARÍA GRACIELA Está en el auto. Me adelanté porque en la clínica nos dijeron que Ignacio no soporta el sol. Quiero decir que desarrollo una especie de fotofobia desde el accidente y necesita estar en un lugar más bien oscuro. Aunque no le pasa todo el tiempo, pero por cualquier cosa podría tener una recaída. ADELAIDA ¡Paulina! PAULINA (V/O) Ya voy Señora. ADELAIDA algo molesta espera que la joven aparezca y al instante le ordena subir al dormitorio de JORGE. ADELAIDA ...y cierra inmediatamente todas las ventanas y las cortinas. CORTE A INT. LIVING CASA ADELAIDA – DÍA Después de que el joven ha sido llevado al dormitorio, las dos mujeres conversan sentadas mientras toman té. MARÍA GRACIELA No sabes cuanto te agradezco este inmenso favor que me... que nos haces, Adelaida. Como sabes, Juan José y yo nos estamos separando. Y con mi trabajo y el cambio de casa no tengo un lugar para recibir a mi hijo. ADELAIDA Está será su casa ahora, María Graciela. MARÍA GRACIELA Juan José ha estado con malestares de un tiempo a esta parte, por eso no pudo venir. Le he pedido hasta el cansancio que se haga un chequeo médico. Pero mejor así, tampoco vendrá a ver a su hijo, supongo. ADELAIDA Pues aunque parezca contraproducente, es mejor que el niño no tenga visitas, la verdad. MARÍA GRACIELA Patricio Sotomayor es un excelente médico y psiquiatra. Nuestras familias se han conocido desde siempre. ADELAIDA Ya tuve la oportunidad de conocerlo, tiene pacientes en la clínica de Reñaca. MARÍA GRACIELA Estupendo, pues. Luego de una pausa. MARÍA GRACIELA Adelaida, yo sé que el tema te indispone, pero... ADELAIDA ¿Qué tema, Graciela? MARÍA GRACIELA Nosotros te entendemos perfectamente, Adelaida. Quiero que sepas que nadie critica tu ausencia en el funeral y que cuando quieras los restos de Jo... ADELAIDA Sí, sí, claro, entiendo. Por supuesto. MARÍA GRACIELA Fue muy considerado de parte de los papás de Florencia el haber asistido con los arreglos. ADELAIDA No me nombres a esa niñita. Luego de un incómodo silencio. MARÍA GRACIELA Bueno, me tengo que ir. Gracias por el té, y de nuevo, muchas gracias por dejar que mi hijo se quede en tu casa. Estamos seguros que eso lo ayudará a recuperarse. No tenemos dudas. ADELAIDA Así es. Será todo para mejor. TERMINO FLASHBACK INT. CASA PARROQUIAL - IGLESIA NUESTRA SEÑORA DEL SAGRADO CORAZÓN – DÍA ADELAIDA frente a su computador transcribe parte de las traducciones que ha realizado para el sacerdote de la parroquia. De pronto su teléfono celular comienza a vibrar. Toma su teléfono que está sobre el escritorio y se molesta al no reconocer el número de quien la está llamando. ADELAIDA ¿Aló? FLORENCIA (V/O) Adelaida, es la Florencia. Vine a ver al Ignacio, te paso con la enfermera. ADELAIDA (Con la cara contraída y la voz apagada) ¿Mariela? Deja que lo vea. Toma el resto del día, te lo pagaré. Y por favor, hoy más que nunca no hagas preguntas. ADELAIDA cuelga y toma todas sus cosas de la mesa y sale de la casa parroquial. CORTE A INT. DORMITORIO ADELAIDA – NOCHE ADELAIDA, con los ojos hinchados y su mirada fija en la pared, comienza a recordar su encuentro con FLORENCIA horas antes. DISUELVE A INICIO FLASHBACK INT. OFICINA CASA ADELAIDA – DÍA Ambas mujeres conversan de pie a un lado del escritorio. Lo hacen primero en voz baja, pero pronto se transforma en discusión y gritos. ADELAIDA Te demoraste en venir, ah. Como puedes ver todo está bien. FLORENCIA ¿Todo bien? Entiendo que estíh mal, pero ¿dejar todo botado? Mis papás y los de Ignacio se encargaron del funeral, y tú, ¡ni siquiera fuiste! ADELAIDA No tienes derecho a preguntar nada… no te importó dejar a mi hijo para irte a Europa. ¡Por Dios, sí vienes llegando! ¿Por qué no te quedaste allá?, aquí nadie te necesita. FLORENCIA Eso no lo voy a discutir contigo. ADELAIDA Ubícate… FLORENCIA No entiendo por qué el Ignacio está aquí. ADELAIDA Ese no es asunto tuyo y mejor te vas. FLORENCIA Adelaida, tú estás mal, ¿qué pretendes trayendo a…? ADELAIDA ¡Ándate! Sal de mi casa, ahora ¡puta ‘e mierda! FLORENCIA se ruboriza al escuchar estas palabras. FLORENCIA Siempre hai estado loca, vieja ridícula. ADELAIDA ¡Ándate, ándate, ándate! Desaparece de mi vista, de mi vida y déjanos en paz. FLORENCIA Voy a averiguar que está pasando aquí. ADELAIDA !Ándate puta! FLORENCIA sale de la oficina dando un portazo. ADELAIDA abre la puerta nuevamente, mientras la joven alcanza la salida y deja la casa dando otro portazo. ADELAIDA ¡Putaaaaa! La mujer entonces corre escaleras arriba y se encierra en su dormitorio mientras llora y grita descontrolada. ADELAIDA ¡Jorge, Jorge, ay…! TERMINO FLASHBACK FADE OUT
  7. Jeremy Penn

    PARTE I "MARIELA" Episodio 4

    FADE IN INT. DORMITORIO MARIELA – NOCHE MARIELA quien se pasó la tarde ayudando a su tía, vuelve a su habitación después de la cena. Una vez adentro, se dirige a la ventana y la cierra para evitar que entren zancudos. Luego se sienta en la cama y se queda pensativa por un momento. Finalmente, mira su notebook y por un momento contempla su screensaver, luego, pasando su dedo sobre el mousepad, descubre la imagen de los dos estudiantes y se sorprende al leer la descripción. MARIELA Ooye, es verdad que lo dieron por muerto. ¡Claudio ven, mira esto! CLAUDIO ingresa a la pieza de MARIELA y se sienta junto a ella en la cama. MARIELA mueve su notebook para que su primo vea las fotografías. CLAUDIO ¿Y esto? MARIELA El Jorge y su amigo de la escuela. Lo dieron por muerto, ¿leíste? CLAUDIO Las víctimas: Del McMahon School, los Viñamarinos Ignacio Eyzaguirre y Jorge Montt, este último fallecido. ¿Del McMahon School? Tienen pero cualquier monee'a estos cabros, entonceh. Pero, espera… MARIELA ¿Qué pasa? CLAUDIO ¿Cuál eh el Jorge aquí? MARIELA Éste, el de la izquierda. ¿Viste que tiene ojoh de mar? CLAUDIO ¿Y por qué le ponen Ignacio a ese y al otro Jorge, no deberían estar los nombres en el orden de las fotos? MARIELA ¿Cómo? CLAUDIO Sí poh, si el compadre de la izquierda es el Jorge, el diario… o la página, debería poner su nombre primero, pero dice Ignacio Eyzaguirre, y al güeón de la derecha, que se supone que es el amigo, le ponen Jorge Montt, y lo dan por muerto. MARIELA Ay no sé, será un error del diario. La Paulina me dijo que dieron al Jorge por muerto, y esto calza poh. CLAUDIO No poh, no calza nah, aquí está clarito que el muerto es el de la derecha y le pusieron Jorge Montt. Y según tú, no es nah el compadre que estai cuidando que es este otro. ¿No me dijiste que la mina que fue esta mañana a verlo lo llamo Ignacio? MARIELA Ay, me va a dar algo a mí… Y por qué la señora Adelaida lo llama Jorge y dice que es su hijo, entonceh? CLAUDIO ¿No será que la vieja se confundió?, como son los dos rucios. MARIELA Pero, ¿cómo no lo va a reconocer al propio hijo? CLAUDIO Pero si to'o loh rucios son iguales, son como los Chinos pero al revéh. MARIELA Nah que ver oh, tiene que haber otra explicación... CLAUDIO ¿No te dijo también tu amiga de la U, que a la vieja se le había muerto el cabro en un accidente? MARIELA Sí poh, si la Susana jura de guata que la Carla nos contó justo eso mismo, que se le mató el hijo a la doctora de su práctica… Oye, pero no será… CLAUDIO ¿Qué? MARIELA Conchesumare, la Susana también dice que es la Adelaida la doctora y que es viuda, y la Paulina me dijo que sí, que era vuida… Ay Diosito santo... CLAUDIO ¿No tendrá secuestra'o al cabro, la vieja?, como está como planta como decí, no cacha ni dónde está para'o. MARIELA ¿Y por qué haría algo así, según tú? Y si fuese así, ese cabro tendrá familia que lo cuide, ¿o no? CLAUDIO Pa' que veai que no porque la gente tiene plata es mejor que'l resto. MARIELA Ay no sé… Busca en otras noticias para ver si es to'o lo mismo. CLAUDIO ingresa a otra página donde se despliegan las mismas fotografías de los jóvenes en uniforme, pero esta vez vienen por separado con los nombres al pie. Ambos ven que las fotos y los nombres corresponden con lo que vieron en el sitio anterior. CLAUDIO Viste, está clarito. Tu Jorge es este… el Ignacio Eyzaguirre. MARIELA muda de la impresión, no sabe qué pensar. Está aturdida. CLAUDIO (CONT) Oye, y no hay fotos de ellos de Facebook o de Instagram, ah. En estos casos siempre estas páginas sacan las fotos de esos sitios. Pero aquí, en todos la'os las mismas fotos del colegio no máh. Rara la güeá. MARIELA luego de un momento de reflexión toma una decisión. CLAUDIO (CONT) ¿Qué pensai hacer? MARIELA Voy a ir mañana mismo a esa casa y voy ‘hacerle a esa vieja todas las preguntas que no me ha deja'o hacerle. CLAUDIO No seai güeona, si el cabro está secuestra'o, ¿cómo vai a ir, en tu día libre más encina, y la vay a poner sobreaviso para que quizás qué haga? Además, la vieja tiene plata, te inventa que sé yo qué güeá y te mete presa por sapa. MARIELA ¿Y que me sugerí, entonceh? CLAUDIO Mejor no te metai. Renuncia. Si el cabro está como planta, quizás la enfermera le está dando algo pa’ tenerlo así, por orden de la vieja, ¿no es doctora?, además está ese doctor que me dijiste que lo visita, otro cómplice, pueden hacer lo que quieran, si cachan de drogas. No tení por donde. MARIELA ¿Tú decí que lo tienen droga'o, en contra de su voluntáh? CLAUDIO Sí poh. Mira aquí este otro titular, dice que el acompañante sufrió heridas leves… y el cabro este está vegetal ¿o no? MARIELA Casi… ¿Sería por eso que la mina esta se peleó con la señora hoy día?… ¿y sí ya llamó a los pacos?… no, ya se sabría, o al Paulina me hubiera llama'o ya… Ay, pero ¿cómo supo dónde estaba el cabro? Si estuviese secuestra'o nadie sabría dónde está poh, ¿o no?. No sé, no entiendo nah, las cosas no me cuadran. CLAUDIO Igual, algo debe haber ahí… Ya primita, tranquila no máh. Si te las querí dar de mujer maravilla, aquí los dos vamoh a crear una estrategia de ataque. Ya te veeo ya en las noticias: “Estudiante de enfermería salva niño gomero” Te van a dar las llaves de Quilpué... qué, las llaves de la región, se van a anexar la punta del Aconcagua y le van a poner tu nombre en conmemoración. MARIELA Para de hablar güeáh que esto no es nah pa’ la risa. CLAUDIO mira a su prima y no sabe que más decir o hacer para tranquilizarla. MARIELA permanece inmóvil con la vista fija en el piso. CORTE A INT. RESTAURANTE EL MOLINO QUILPUÉ – DÍA MARIELA y SUSANA se juntan como lo habían planeado un par de días antes después de verse en el mercado orgánico donde trabaja SUSANA. Ambas sentadas a la mesa tomando aperitivos. SUSANA No te pueo creer lo que me estai contando, ¿estai segura? MARIELA Ay si me pasé toda la noche pensando en la güeá y me leí no sé cuántas noticias más y todas concuerdan. SUSANA Entonces la vieja se volvió loca, poh. Con el marí'o muerto y después el hijo. Yo cacho que si fuera ella, estaría peinando la muñeca jevi yo también. MARIELA No la defendai poh, que’l secuehtro es un delito. SUSANA Como voh no soi mamá… MARIELA Y voh sí poh. SUSANA sin decirlo le da a entender a MARIELA que está embarazada. MARIELA ¿Y de quién eh? SUSANA Mío, mío no máh. Luego de un silencio y no queriendo referirse más al tema del embarazo, MARIELA continúa. MARIELA Casi no dormí anoche, y cuando dormí un poco, soñé con este cabro, en pelotah máh encima. SUSANA Profanadora ‘e cuna que me saliste. ¿No me deciai que tiene 17 no máh? y hasta con enfermera que lo baña, ja ja MARIELA Así me contó la Paulina. Y yo nunca la he visto, no sé si es vieja o joven, pero me la imagino vieja y fea a la maraca esa, suertúa, la odio. SUSANA Si poh, esa no sueña nah con el mino en pelotah, esa le saca la ropa y lo toca, por atrás y por delante, por arriba y por abaajo… MARIELA Ay ya, si fue un sueño no máh. SUSANA Oye ¿y cuál es el plan que armaste con tu primo? MARIELA Voy a tener que ir mañana más temprano para toparme con la enfermera esa y ver qué le está dando al cabro. SUSANA Si poh anda tempranito al merca'o no máh, si abrimoh a lah seih de la mañana. MARIELA El Claudio me dijo: “textéame el nombre o sácale una foto y me la mandai y yo aquí te averiguo que le están dando”. SUSANA Y justo que vamoh a tener introducción a la farmacología este semestre que viene. CORTE A INT. DORMITORIO MARIELA – TARDE MARIELA ya de vuelta en la casa luego de estar con Susana, sentada en su cama admira la muñequita de porcelana azul. Suena su celular. CORTE INTERCALADO CONVERSACIÓN TELEFÓNICA MARIELA Aló, Paulina, ¿qué pasa? PAULINA Guashita no sabí nah, vino un ca'allero y sacó al Jorge de su pieza, y se lo llevó pa’ la playa. Luego, llegó la señora y salió despavorí'a cuando le conté. No sé quién eh el gallo ese, pero la doña se descompuso de una cuando le dije que lo había saca'o al Jorge a tomar aire fresco. MARIELA muy impresionada con la noticia trata de parecer calmada. MARIELA Oye, gracias por llamar y contarme, tate atenta a cuando vuelvan. PAULINA Ay ya poh, eso. Shaito por ahora. MARIELA se despide de PAULINA y sale de su dormitorio en dirección a la calle. CORTE A EXT. PLAYA REÑACA – TARDE MARIELA llega hasta la playa para ver si se encuentra con JORGE y ADELAIDA, pero caminando a lo largo de la playa no los ve por ninguna parte. Cansada se sienta en la arena y contempla el mar. “Ojitoh 'e mar”, piensa. Luego de un rato se levanta y se dirige al paradero más cercano. Desde allí puede ver la casa de ADELAIDA, y aunque ya oscureciendo, las luces de la casa permanecen apagadas. CORTE A INT. COCINA CASA ADELAIDA – MADRUGADA MARIELA llegando más temprano que de costumbre sorprende a PAULINA al entrar con las compras del día. PAULINA ¡Ay guashita, qué susto! ¿Y qué onda, tan temprano? MARIELA Vine a encontrarme con la enfermera esa. PAULINA No sabí nah lo que pasó... MARIELA ¿Qué poh? Cuenta. PAULINA ¡El cabro habla! MARIELA ¿El Jorge? PAULINA ¿Quién otro poh loca? MARIELA Pero, ¿cómo pasó?, ¿por qué no me llamaste? PAULINA Anoche trajeron a la señora en ambulancia. El Jorge y ese ca'allero. Era ree tarde como para llamarte, poh. MARIELA ¿Qué le pasó a la vie... a la señora? PAULINA El ca'allero me dijo que la señora se sintió mal en la playa, que se desmayó y que se la llevaron a la clínica para “observarla”. Y la dieron de alta pa' venirse pa' la casa ya en la noche ya. MARIELA Y el viejo ese quién eh?,¿y tú, cómo lo dejai pasar así no máh? Yo cacho que te mandaste el medio condoro ahí, como pah que a la señora le diera eso, ¿o no? Ya te veo que te echan cuando la señora se recupere. PAULINA Ay! no me metai miedo, güeona. Pah que sepaí, sin mi no hacen ni una en esta casa. Yo cacho que el compadre ese me dijo quien era, pero no me acuerdo, por algo lo habré dejao entrar poh. MARIELA ¿Y el Jorge? PAULINA Casi me caí de poto cuando lo escuché en el teléfono con el doctor. Le decía como enoja'o que cancelara todo lo de mañana, o sea hoy día. MARIELA O sea, ¿la enfermera no viene hoy? PAULINA Por lo que le entendí al gallo ese, el doctor estaba allá en la clínica cuando llevaron a la señora y después llamó pa' ca, pa' saber cómo estaba y ahí el Jorge le dijo que él ya no necesitaba cuidadoh y que él se iba a encargar de la señora también. Luego el Jorge me mandó pa' la pieza diciendo que no iban a comer y que me levantara temprano hoy para atender a la señora. MARIELA O sea, ¿ya desayunaron los dos? PAULINA No, si todavía están durmiendo. MARIELA Pucha. Bueno eso me da tiempo de hacerle un desayuno rico al Jorge. ¿Oye y cómo habla? PAULINA Como to'o loh cuicoh no máh poh. MARIELA comienza a preparar el desayuno leyendo del libro de recetas que ADELAIDA le indicó usar. Luego de un rato, reinicia la conversación. MARIELA Pau, y tú entonces ¿ni de casualidad viste al Jorge y a su amigo alguna vez... o en fotos? PAULINA No poh, si ya te dije. Mi mami me trajo pocas veces a la otra casa cuando era chica, y ya grande yo no quería ni ir, no quería que se me pegara eso de ser empleá y aquí me tení poh, de doméstica. MARIELA ¿Y hay visto los diarios del tiempo del accidente? PAULINA Na'a, ni una frase, yo andaba en otra entonces, pero estaba re preocupá por mi mami eso sí. Igual me da como cosa leer de muertos... Oye, ¿y quién va a bañar al cabro ahora? Eeeh! CORTE A INT. DORMITORIO CLAUDIO – DÍA CLAUDIO mirando fijamente la pantalla de su computador espera por inspiración para comenzar a escribir su guión. Es sacado de su estado de contemplación por el ruido de un portazo en la entrada de la casa. Luego de unos segundos ve pasar a MARIELA corriendo y sollozando hasta su dormitorio y dar otro portazo. CLAUDIO sale corriendo y golpea la puerta de su prima. CLAUDIO Mariela ábreme, ¿qué pasó?, ¿descubriste que le dan al cabro?, ábreme poh, prima, prima? CORTE A INT. DORMITORIO MARIELA - DÍA MARIELA no responde. Sobre su cama solo solloza y se repite: ¡qué tonta, qué tonta! Mientras piensa en lo que ha vivido algunas horas antes. “Soñé tanto con sus primeras palabras...” - piensa. DISUELVE A INICIO FLASHBACK INT. CORREDOR CASA ADELAIDA – MAÑANA MARIELA golpea la puerta de la habitación de JORGE sosteniendo la bandeja del desayuno. MARIELA sabe que el joven nunca responde y entra sin esperar respuesta, esta vez cerrando la puerta tras de sí. Como de costumbre, JORGE está en la oscuridad vestido sobre la cama con sus ojos cerrados. INT. DORMITORIO JORGE – MAÑANA MARIELA deja la bandeja con el desayuno sobre el escritorio. Una vez que abre las cortinas puede ver el denario sobre la alfombra cerca de la cama del joven. Sin decir palabra se agacha para recogerlo. Luego de admirarlo, se dispone a ponerlo en su bolsillo. En ese preciso momento la mano del joven sostiene su brazo con fuerza desmesurada. JORGE ¡Cuma ladrona, ándate de esta casa y nunca vuelvas si no querí que te meta presa! TERMINO FLASHBACK INT. DORMITORIO MARIELA - DÍA MARIELA contempla la pequeña muñeca azul, luego de darle vueltas entre sus dedos se sienta sobre su cama y arroja la muñeca contra la pared donde se rompe en varios pedazos. FADE OUT FIN PARTE I
  8. BTS y ARMY son mencionados en “The Simpsons” BTS y sus fans, ARMY, fueron mencionados en un episodio de “The Simpsons”! En el episodio del 17 de marzo de “The Simpsons”, la familia Simpsons fue vista caminando en un calle mientras visitaban Corea. Un letrero en la ventana de un restaurante dice: “¡Hoy BTS aquí!” y otro letrero en la calle dice: “Centro de reclutamiento para ARMY de BTS”. ¡Mira el clip a continuación! https://twitter.com/qdeoks/status/1107531982232145920/video/1 BTS realizará un comeback el 12 de abril con "MAP OF THE SOUL: PERSONA" y luego realizarán su presentación comeback en “Saturday Night Live” de NBC el 13 de abril. Info: Soompi
  9. 24 Marzo 2017 Insólito episodio en el Congreso: acusan a asesor de diputada UDI de robarle el computador a la ministra del Trabajo Según los primeros antecedentes, el responsable del delito sería uno de los asesores de la diputada Marisol Turres (UDI), quien fue identificado por las cámaras de seguridad. Una complicada semana vivió la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss. Además de enfrentarse al ministro Valdés tras asegurar que el 5% de la cotización adicional que propone el Ejecutiva no sería administrado por las AFP, la secretaria de Estado sufrió esta semana el robo de su computador mientras se encontraba en el Congreso Nacional. La situación ocurrió el pasado martes cuando la ministra se encontraba en la Cámara de Diputados. Según los primeros antecedentes, publicados por ADN, el reponsable del delito sería uno de los asesores de la diputada Marisol Turres (UDI), quien fue identificado luego de que la Policía de Investigaciones revisara las cámaras de seguridad durante 10 horas seguidos. El computador, junto a otras especies sustraídas, fueron recuperadas. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/insolito-episodio-congreso-acusan-asesor-diputada-udi-robarle-computador-la-ministra-del-trabajo/
  10. 01 Agosto 2016 Boya oceanográfica podrá detectar en tiempo real episodios de marea roja El artefacto implementado por Centro del Clima y la Resiliencia (CR)2, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile y la Universidad de Concepción está instalado en las costas de la región del Biobío, desde donde transmite datos en tiempo real sobre fenómenos meteorológicos y oceanográficos. Viento, radiación solar, salinidad, pH y clorofila en el mar son algunos de los valores que mide la Plataforma de Observación del Sistema Acoplado Océano Atmósfera (POSAR), proyecto liderado por el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 que permitirá una descripción sin precedentes de las condiciones ambientales en la zona costera del centro y sur de Chile. A través de esta boya, ubicada a unos 10 km mar adentro frente a la desembocadura del río Itata y que se encuentra complementada con estaciones automáticas en el borde costero, se recopilará información meteorológica y oceanográfica en tiempo real y de libre acceso, la que estará disponible en http://dgf.uchile.cl/POSAR/ El artefacto, que fue presentado en mayo pasado en el muelle de Coliumo ante autoridades marítimas de la zona, miembros de la comunidad, y el equipo a cargo del proyecto, se ancló definitivamente a finales de ese mes tras una compleja maniobra de ingeniería oceánica. René Garreaud, subdirector del (CR)2, académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile y jefe del proyecto, hizo hincapié en que "pese la gran extensión de nuestras costas, el sistema océano-atmósfera en Chile ha sido poco observado. Por ello, POSAR será un aporte fundamental al desarrollo de las ciencias atmosféricas, biogeoquímica y oceanografía costera en nuestro país. Sobre la ubicación de la boya, la cual no sería al azar, Laura Farías, investigadora principal del (CR)2 y académica del Departamento de Oceanografía de la Universidad de Concepción, señaló que "ésta se encuentra emplazada en una zona expuesta a la descarga de ríos y la surgencia costera, donde coexisten múltiples actividades económicas, como la pesca, la silvicultura y el turismo". Marea roja La importancia de contar con información oportuna y de alta calidad como la obtenida por la boya POSAR quedó en evidencia recientemente tras los problemas generados por el evento de marea roja en la región que afectó a la región de Los Lagos. Al respecto Farías, quien es miembro de la mesa científica designada por el gobierno para estudiar dicho fenómeno, comentó que "la boya estará vigilando el estado del océano superficial y nos delatará de cualquier alteración respecto a su estado de salud". Explicó que "por ejemplo, los cambios en el pH son muy sensibles para las microalgas, mientras que la pérdida de oxígeno puede provocar la muerte de diversos organismos". En esta misma línea Garreaud agregó que "la marea roja o mortandades masivas de peces en la zona costera son fenómenos biofísicos muy complejos y recurrentes. Su diagnóstico y eventual pronóstico requiere de mediciones meteorológicas y oceanográficas que permitan discernir factores naturales de eventuales factores generados por actividades humanas. Justamente eso permiten boyas como POSAR", en tanto que el Capitán de Puerto de Lirquén, Teniente Ricardo Cartes dijo que "la boya nos ayudará a monitorear en tiempo real las condiciones meteorológicas y de mar que son fundamentales a nivel de intereses marítimos y de seguridad para toda la región". Sara Garrido, representante de los pescadores artesanales de la caleta de Coliumo valoró el hecho de que "se genere más información para la comunidad pesquera en cuanto a la sustentabilidad de los recursos y a la forma más justa de determinar cuotas de extracción para los pescadores artesanales". Nota de Universidad de Chile: http://uchile.cl/u124343 Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/08/01/boya-oceanografica-podra-detectar-en-tiempo-real-episodios-de-marea-roja/
×