Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'encapuchados'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 14 results

  1. 08 Noviembre 2018 Encapuchados queman bus del Transantiago frente a la Usach Sujetos hicieron descender a los pasajeros del vehículo y lanzaron un artefacto incendiario al interior. A eso de las 21.00 horas, un bus del Transantiago fue incendiado por un grupo de encapuchados frente a la Usach, en la Alameda con Matucana. Según información preliminar entregada por Carabineros, el vehículo, de la operadora Express, circulaba con cerca de 40 pasajeros cuando los sujetos abordaron y obligaron a las personas a descender, para luego lanzar en el interior una bomba molotov. Un carro lanzaaguas de la policía uniformada y personal de Bomberos trabajaron para apagar las llamas. No se registraron personas heridas producto del ataque. La intendenta metropolitana, Karla Rubilar, y el alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado, condenaron el hecho. https://twitter.com/RodrigoDelgadoM/status/1060689313753694218?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1060689313753694218&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.latercera.com%2Fnacional%2Fnoticia%2Fencapuchados-queman-bus-del-transantiago-frente-la-usach-2%2F393802%2F Karla Rubilar B. ✔@KarlaEnAccion Quemar un bus del @Transantiago es un atentado contra todos los santiaguinos que buscan regresar a sus hogares en paz luego del trabajo/estudio. Con violencia y delincuencia no se defienden las ideas en democracia, sino que con acuerdos y diálogo. 63 21:42 - 8 nov. 2018 Fuente: https://www.latercera.com/nacional/noticia/encapuchados-queman-bus-del-transantiago-frente-la-usach-2/393802/ 63 21:42 - 8 nov. 2018
  2. 01 Junio 2018 Encapuchados queman bus del Transantiago frente a la Usach Los sujetos detuvieron la máquina de transporte público, obligaron a bajarse al conductor y a los pasajeros, procediendo a incendiarlo. Un grupo de 10 encapuchados quemó esta noche un bus del Transantiago, en las inmediaciones de la Universidad de Santiago. El hecho ocurrió en la intersección de la Alameda con Matucana cuando los sujetos salieron por la puerta oriente de esa universidad, portando elementos contundentes que utilizaron como barricadas para detener el tránsito. Según Carabineros fue en esa instancia que los encapuchados intimidaron al conductor y pasajeros, obligándolos a descender. Luego, con elementos incendiarios procedieron a quemar la máquina, la que resultó completamente consumida por el fuego. Una vez perpetrado el delito, los sujetos se refugiaron al interior del campus universitario. Fuente: http://www.latercera.com/nacional/noticia/encapuchados-queman-bus-del-transantiago-frente-la-usach/189958/
  3. 07 Abril 2018 Intendenta Metropolitana condena quema de bus de Transantiago en Ñuñoa Durante la noche de ayer se registró la quema de un bus de Transantiago a manos de quince encapuchados que habrían salido de la UMCE. En la noche de ayer se registró la quema de un bus Transantiago en la comuna de Ñuñoa a manos de alrededor de 15 encapuchados. A raíz de esto la Intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar condenó el hecho y aseguró que no se tendrá tolerancia a “estos actos de vandalismo”. “Debemos tener tolerancia cero, y quiero ser enfática en eso, con los encapuchados, con estos actos de vandalismo y con las quemas de buses y amedrentamiento de la ciudadanía, poniendo en riesgo la vida de estos pasajeros”, dijo la intendenta. Según señaló Radio Biobío, los antisociales habrían salido de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (ex Pedagógico) y habían lanzado bombas molotov en contra del bus que a esa hora no se encontraba con pasajeros en su interior. Rubilar indicó que van a iniciar acciones legales en contra de quienes resulten responsables. Medidas que adaptarán con el rector de la UMCE si es que se ratifica que los encapuchados salieron de esa universidad. “por supuesto que tenemos que conversar con el rector de esa universidad para ver qué medidas vamos a tomar para evitar que nuestras universidades sean espacio de protección de delincuentes. Porque digamos las cosas como son: si 20 encapuchados salen de una universidad y queman un bus del Transantiago, obligando a los pasajeros a bajar, amedrentándolos, no es tolerable no tomar medidas desde esa misma universidad”, aseguró. Fuente: http://www.latercera.com/nacional/noticia/intendenta-karla-rubilar-condena-quema-bus-transantiago-nunoa/126282/
  4. 24 Octubre 2017 Canciller Muñoz condena ataque de encapuchados a la embajada de Argentina en Chile "Manifestamos nuestro repudio a este acto de vandalismo de quienes supuestamente protestaban abusando de la democracia, abusando de la libre expresión", dijo el ministro, quien visitó al representante de la legación trasandina en Santiago. El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, condenó enérgicamente el ataque del que fue objeto la tarde del lunes último la embajada de Argentina, y que llevaron a cabo jóvenes encapuchados que participaban en una manifestación en el sector de Plaza Italia convocada tras el hallazgo del cadáver del joven activista mapuche Santiago Maldonado en la provincia trasandina de Chubut. Muñoz visitó de hecho al embajador argentino en Chile, José Octavio Bordón, y constató los daños que sufrió la legación diplomática que fue objeto de pedradas que destruyeron ventanales y parabrisas de vehículos, además de rayados. "Esto va en contra de la historia de nuestros dos países, va contra el derecho internacional, va contra la decencia y por eso manifestamos nuestro repudio a este acto de vandalismo de quienes supuestamente protestaban abusando de la democracia, abusando de la libre expresión", dijo el canciller. El embajador, por su parte, dijo que "este grupo minoritario no va a oscurecer ni a frenar la amistad, la confianza y el trabajo común que tenemos argentinos y chilenos y no nos vamos a dejar ganar por la violencia de ellos, así que yo le agradezco al canciller que haya venido, vamos a tomar las medidas, pero lo más importante es seguir con democracia y con paz enfrentando estas minorías". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/10/24/canciller-munoz-condena-ataque-de-encapuchados-a-la-embajada-de-argentina-en-chile/
  5. Historia del topic aca: http://foros.fotech.cl/topic/314024-confech-l-marchas-autorizadas-durante-cuenta-publica-confech-espera-convocar-a-50-mil-personas/?hl=%2Bconfech&do=findComment&comment=22303286 01 Junio 2017 En Santiago: Acción de encapuchados empaña una vez más marcha Confech En Santiago, el movimiento cifró la convocatoria en 80.000 personas. Hasta el momento Carabineros indicó que hay 25 detenidos. A partir de las 11 de la mañana, los capitalinos adherentes al llamado que hizo la Confederación de Estudiantes de Chile para marchar, se congregaron en Plaza Baquedano. La idea: manifestar el descontento de los movimientos sociales ante la postura del gobierno frente a sus demandas. Desde la organización cifraron a los asistentes en 80 mil personas, mientras que desde Carabineros dijeron que, hasta el momento, hay 25 detenidos. Pese a que el movimiento llamó a movilizarse de manera pacífica, una vez más la acción de los encapuchados captó la atención. A rostro cubierto, sujetos se enfrentaron a personal de Fuerzas Especiales de Carabineros. Lanzaron distintos elementos contundentes, mientras los carros lanzaaguas y gases ocupaban su lugar en la calzada de la Alameda. En Valparaíso, en tanto, a diferencia del 2015 y 2016, la marcha se dio en términos más bien pacíficos. Avanzaron desde Plaza Sotomayor hasta el Congreso y se detuvieron por algunos momentos frente al lugar donde se encontraba el edificio donde falleció Eduardo Lara, nochero que murió el 21 de mayo del año pasado. Frente a las dependencias del poder Legislativo y terminada la Cuenta Pública de la Presidenta Michelle Bachelet, algunos manifestantes intentaron derribar las vallas papales dispuestas, momento en el que actuó personal policial. En la ciudad puerto, marchó Rodrigo Avilés, joven que el 21 de mayo de 2015 quedó en coma tras ser alcanzado por el chorro del carro lanzaagua de Carabineros. Para cerrar la jornada, los dirigentes estudiantiles hicieron un llamado a realizar un gran cacerolazo en todas las ciudades del país a las 20.30 horas. Daniel Andrade, presidente de la Fech, explicó “en todas las ciudades de Chile nos vamos a estar manifestando porque creemos que este Gobierno ha sido intransigente, ha sido injusto y no ha recogido las demandas que se hacen cargo de la crisis en Educación”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/santiago-accion-encapuchados-empana-una-vez-mas-marcha-confech/
  6. Historia del Topic aca: http://foros.fotech.cl/topic/311827-la-araucania-atentados-denuncian-que-carabineros-disparo-con-perdigones-a-un-nino-en-ercilla/?hl=%2Baraucania&do=findComment&comment=22191246 08 Mayo 2017 Carabineros fueron atacados por encapuchados en Tirúa Los funcionarios se encontraban incautando un vehículo. No se han registrado detenidos por el hecho. Personal de Carabineros fue atacado mientras incautaban un vehículo en una ruta al interior de la comuna de Tirúa, en la Región del Biobío. El hecho ocurrió en la tarde de este lunes en el sector Canihual Alto de la Ruta P-90, específicamente en el cruce "Quema de Camionetas", cuando al menos tres encapuchados abrieron fuego contra el personal policial por razones que se desconocen. Hasta el momento se desconoce si hay personas lesionadas, ya que los policías usaron sus armas de servicio para responder al ataque. El gobernador de Arauco, Humberto Toro, explicó que el hecho se registró "en la Ruta P-90, que está al interior de la comuna de Tirúa, mientras Carabineros procedía a la incautación de un vehículo recibió disparos desde los matorrales por parte de encapuchados, quienes también lanzaron algunos árboles al camino para obstaculizar la ruta, en estos momentos Carabineros está procediendo al despeje". No se han registrado detenciones producto del hecho. Fuente: https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/policial/carabineros-fueron-atacados-por-encapuchados-en-tirua/2017-05-08/172455.html
  7. 17 Enero 2017 Encapuchados atacan depósito de buses del Transantiago en Maipú Un total de 15 máquinas de los recorridos l11 y 350 resultaron afectadas por el ataque. Durante la madrugada de hoy un grupo de personas a rostro cubierto ingresaron hasta un depósito de buses del Transantiago en Maipú, para atacar a las máquinas que se encontraban estacionadas. Producto del ataque, cerca de 15 buses resultaron con daños, luego de que los encapuchados lanzaran objetos contundentes, rompieran los vidrios y reventaran los neumáticos. El guardia del lugar, Carlos Zapata, aseguró que recibió amenazas de parte de los autores, y que incluso portaban un arma de fuego. En conversación con Cooperativa, Zapata contó que “me apuntaron con un arma y me dijeron al rincón. Empezaron a destruir los vidrios, a tirar piedras. Carabineros llegó a los 10 minutos”. Esto ocurre en medio de las negociaciones de los trabajadores con la empresa Vule del Transantiago, tras la huelga que se inició el jueves pasado y que se mantiene hasta hoy. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/encapuchados-atacan-deposito-buses-del-transantiago-maipu/
  8. 09/09/2016 Bomba molotov genera incendio en emblemático liceo de Santiago Centro El artefacto incendiario cayó en el establecimiento Bicentenario Teresa Prats, también conocido como Liceo N°7, mientras se realizaba una manifestación en su exterior. La bomba molotov lanzada de manera intencionada por un delincuente encapuchado, provocó un incendio que afectó al establecimiento Bicentenario Teresa Prats, también conocido como Liceo 7, ubicado en la comuna de Santiago. Al siniestro concurrieron cinco unidades de Bomberos quienes llegaron hasta el lugar, poniendo fin al incendio. De paso realizaron las primeras diligencias periciales, pudiendo determinar que fue el lanzamiento de un artefacto incendiario lo que generó fuego en el techo. La situación fue controlada por los voluntarios pese a las dificultades para ingresar al recinto, ya que durante la tarde se realizó una manifestación en la calle General Gana, al exterior del liceo. Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160909/pags/20160909201917.html El artefacto incendiario cayó en el establecimiento Bicentenario Teresa Prats, también conocido como Liceo N°7, mientras se realizaba una manifestación en su exterior.
  9. 14/08/2016 Encapuchados: Violentistas se toman las calles y restan visibilidad a demandas sociales Rechazados por los líderes de las marchas y hasta por los propios manifestantes sociales, han llegado a tal nivel de agresividad que ni la muerte de inocentes los han detenido. Por primera vez se les apresa e identifica. Tras un trabajo de inteligencia policial se seguimiento a personas que aparecen individualizadas en las cámaras de vigilancia dispuestas por el municipio de Santiago y por la Unidad de Control de Tránsito, y con miles de horas de revisión retrospectivas, se logró -por primera vez, según la policía-, identificar a cerca de treinta sujetos que habrían participado de los hechos de violencia del pasado 9 de junio en las intersecciones de Alameda con Cummings y que culminaron con la destrucción de imágenes religiosas sustraídas de la iglesia de la Gratitud Nacional. Hasta el momento son ocho los formalizados por robo, disturbios, ultraje a objetos de culto y daños, entre ellos cinco menores de edad y tres adultos. "Tomé el Cristo y lo saqué sin motivación, actué por impulso, no pensé que a alguien le podría molestar, porque es sólo una figura de yeso. Lo saqué por euforia, como un animal de horda", dijo en su declaración judicial ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago Bairon Pilquinao Lorca (18), uno de los detenidos por el ataque a la Iglesia. En esa oportunidad, los encapuchados se introdujeron por la fuerza al templo intentando quemar sus puertas con bombas molotov y sacaron del lugar una gran imagen de Cristo crucificado y luego la rompieron en medio de la Alameda. También lanzaron artefactos incendiarios al interior de la Gratitud Nacional y destruyeron otros bienes, sustrayendo un número indeterminado de especies. Penas irrisorias Pilquinao, uno de los adultos formalizados, es estudiante del Internado Nacional Barros Arana (INBA), y se le considera uno de los autores de los daños a la iglesia y el ultraje de objeto de culto, quedando con arresto domiciliario total, al igual que los otros dos adultos implicados. Los menores de edad J.J.S.V. (14) y S.I.V.M. (15), también fueron formalizados, pero por desórdenes públicos (lanzar piedras a carabineros), quedando con prohibición de acercarse a la iglesia y de asistir a marchas. Algo más gravosas fueron las medidas que se tomaron en contra del menor M.T.M.S. (17), a quien se formalizó por daños a monumento nacional (rayado del exterior de la iglesia) y la rotura de la puerta, y contra M.I.A.L. (16), por ultraje a objeto de culto -sacar el crucifijo desde el recinto y romperlo-. Ambos quedaron con sujeción y vigilancia del Servicio Nacional de Menores, prohibición de acercarse a la iglesia y de concurrir a manifestaciones. Además, se levantaron cargos contra otros dos adultos: Marlon Fuenzalida Vega (20), formalizado por daños a la iglesia y ultraje de objeto de culto, y Eduardo Gutiérrez Montano (22), por daños, quedaron con arresto domiciliario total. Claro que según la policía aún hay otras 23 personas ya individualizadas vinculadas al caso y cuya detención ya habría sido decretada por el Juzgado de Garantía, tribunal que dio un plazo de investigación de 120 días. Para el abogado defensor de cinco de ellos, Washington Lizana, "estas medidas cautelares tan gravosas no están conforme con los antecedentes y con los delitos que eventualmente pudieron haberse cometido. Las faltas bajo ningún aspecto ameritaban la medida cautelar intensiva que afectara la libertad de mis representados". Arriesgan una pena que va de 61 a 541 días. ¿Qué motiva a los encapuchados? La respuesta que resulta más evidente señala que somos un país donde la primera violencia emana de la fuerte y brutal desigualdad social existente, que se expresa en una tremenda falta de oportunidades para la gran mayoría, que no percibe como propios los altos índices económicos que arrojan las estadísticas económicas y que se rebela en contra de aquellos que, debiendo servir el bien común, aprovechan sus cargos en propio beneficio. A ello se suma las expectativas frustradas tras el regreso de la democracia, cambios que jamás llegaron, mantención del poder por aquellos que dejaron de usar las armas de militares para ahora imponerse con el poder del dinero. Esto, señalan, solo perfeccionó el modo de depredar, pero los mismos continúan abusando. Se coluden, cocinan las leyes que les aseguran pingües ganancias, mercantilizan salud, servicios básicos, educación etc. Bajo ese argumento arremeten en contra de todo. Solo que el resultado, lejos de ser el buscado en el discurso -igualdad social, oportunidades, justicia-, termina siendo la desnaturalización del movimiento social y las prebendas que enarbolan las comunidades en educación, salud, vivienda, trabajo, previsión, etcétera. La gente termina asociando la violencia al movimiento o marcha en la que se origina y, así, el movimiento estudiantil termina criminalizado en encuestas, donde la gente solo ve a una cincuentena de encapuchados destruyendo y no a las decenas de miles demandando educación gratuita y de calidad. ¿Ojo por ojo? Frente a la desigualdad social y a la violencia institucional, quemar un edificio con gente adentro, como ocurrió el 21 de mayo en Valparaíso, o destruir una imagen religiosa ante las cámaras o atacar locales comerciales de personas de escasos recursos, no parece ser la manera de responder. Tampoco apedrear a diestra y siniestra a cuanto auto o persona pase por la calle. Los detenidos por del ataque a la iglesia de la Gratitud Nacional, no parecen ser "justicieros enmascarados", sino más bien un grupo de desadaptados o, derechamente, delincuentes. El psicólogo Giorgio Agostini señaló a Cambio21 que "en nuestro país se ha ido rebajando el autocontrol. Se ha ido perdiendo el temor a las consecuencias de la conducta, en que las sanciones son bastante disminuidas y hay una sensación de permisividad" Agrega que "eso hace que pequeños grupos agresivos en las manifestaciones, donde en parte hay lumpen, aprovechen estas circunstancias para expresar allí todas las frustraciones y la rabia acumulada desde su casa o entorno y que lo manifiestan en contra de la sociedad, haciéndola responsables por lo que a ellos les pasa. Sienten que tienen derecho a agredir y además como no hay consecuencia, sienten que pueden agredir libremente". El psicólogo Marco Antonio Grez expresó a nuestro medio que "cuando un sujeto o una persona, por distintos motivos se siente amenazada en su dignidad o integridad, tiende en su repertorio de respuestas a reaccionar con fuerza o bien huyendo. Hoy somos testigos en Chile de esa primera respuesta, cuando existen grupos que, a propósito de cualquier motivo, aunque sean festivos como el triunfo de una selección, utilizan esa instancia para poder expresar su frustración, su rabia por sentirse excluidos, que no tienen participación". Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160812/pags/20160812232942.html
  10. 01 Julio 2016 Ancianos protestan indignados contra las AFP y las pensiones miserables La marcha de los bastones Armados de pañuelos y pasamontañas para el frío, cerca de dos mil personas salieron ayer a la calle a protestar en contra de las AFP. En un país que envejece, el grito de descontento de los jubilados es una olla a presión que recién comienza a hacer ruido. Son pocos, pero están organizados para convertirse en una piedra difícil de sacudir de los zapatos. Después de caminar una decena de cuadras, la historia termina así: –¡Todos al suelo! –grita uno de los asistentes, de unos 75 años. Como si fueran un montón de cuerpos simulando la muerte, hombres y mujeres se apilan unos sobre otros, aplastando una bandera chilena de 5 x 5 metros extendida en el cemento mojado frente a La Moneda. Y aunque algunos dejan a un lado bastones y sillas de ruedas para intentar la performance, hay otros que no pueden ni agacharse. El punto final de la protesta fue este: los cuerpos apilados de ancianos y ancianas simulando su muerte. –Yo no puedo, compadre, me duele la espalda –dice con las manos en los bolsillos Luis Sepúlveda (64). Cuenta que tiene una fractura en la columna producto del trabajo pesado que hizo como carpintero en la construcción por más de 40 años. Está en la marcha porque va a jubilar en poco tiempo más. Ya hizo una simulación: pensaba tener 50 millones, pero las inversiones de su AFP, más su riesgoso fondo (el A), lo hicieron perder varios pesos en los últimos años. Tiene cerca de 35 millones en el pozo y una proyección de unos $173.000 mensuales. –O sea, tendré que seguir trabajando porque eso no me alcanza para vivir. Menos con la salud de mi espalda. Eso es lo indigno –comenta. Hace 13 años, antes de separarse, podría haber sido más fácil, pero además ahora debe pagar arriendo. Luis Sepúlveda es uno de los ancianos que llegó hasta el centro de Santiago para marchar hasta La Moneda con el objetivo de que todos entiendan que las AFP están “jodiendo el futuro y el presente de miles de personas”. Junto a él, hay otros hombres y mujeres. Mientras Luis habla, se acerca una mujer que no marcha, pero que podría ayudar a sumar rabia: –Yo recibo una pensión de 10 mil pesos –se queja al aire. Nadie queda indiferente ante la marcha de los bastones. Los peatones les sacan fotos con sus celulares. Al cruzar la calle Agustinas en medio de gritos, cantos y pancartas, los automovilistas les tocan la bocina para que apuren el paso. Dos carabineros en moto los escoltan. Los abuelos y abuelas usan capuchas improvisadas: algunas son los mismos gorros pasamontañas que pausan el frío; otros se cubren con pañuelos. Podría ser una protesta como cualquier otra, pero en pocas cuadras, Chile se deshace: resulta una imagen surrealista que algunos ancianos rengueen cuadras para gritar que reciben 20 mil pesos mensuales, que tengan que explicar que es inhumano y que tengan que escribir en un pedazo de cartulina que no alcanza para vivir. No es extraño que, en un país que envejece, los encapuchados dejen de ser solo jóvenes y adolescentes. Los ancianos y ancianas marchantes son pocos aun, pero están organizados. También los acompañan estudiantes y nietos. Aunque a la protesta convocada ayer al mediodía se sumaron varias asociaciones de trabajadores públicos, el inicio de todo fue el movimiento “Aquí la gente” y un stand explicativo que instalaron hace más de un año y medio en el centro de Santiago. Francisco Becerra (61), secretario del movimiento, dice que el descontento partió el año 2011, cuando se reveló gran parte de “todas las mentiras que se conocen ahora”, afirma. Ahí fue la primera vez que usaron la bandera sobre la que se recostaron los abuelos en la marcha de ayer. El estreno fue contra La Polar. Afpestados Junto a la decena de ancianos encapuchados, se asoma un cartel largo con el rostro de Clotario Blest impreso: “La unidad de los trabajadores es invencible”, reza el lienzo sostenido por manos de trabajadores que también gritan: “Que Nueva, que Nueva, que Nueva Mayoría, si van a gobernar pa' la misma minoría”. Rody Gárate grita con ellos. Tiene 63 años y el año 2004 jubiló anticipadamente porque tiene un 50% de incapacidad física. Eso dice un carné que trae consigo en su billetera, aunque también lo delata el bastón que lleva en la mano derecha. Con la izquierda sostiene una bandera chilena. Trabajó durante décadas como contador auditor titulado de la Universidad de Chile, pero lo que hoy recibe como pensión no tiene relación con ese pasado. Su pensión es de 154.000 pesos. A pesar de que tiene una discapacidad física de un 50%, Rody Gárate (63) caminó varias cuadras en protesta contra las Afp. El número de asistentes a la protesta es pequeño: no pasa de las 2 mil personas, pero es mucho más grande de lo que muchos de los asistentes esperaban. “Hay una molestia cada vez mayor”, dice uno de los marchantes. De hecho, hasta hace unas semanas eran casi invisibles, hasta que la Asociación de Pensionados de Concepción arribó al frontis de la AFP Habitat de esa ciudad, el viernes 17 de junio pasado, para protestar por el anuncio de la caída de las pensiones en un 2% a partir del 1 de julio. Esa misma mañana, Imilsa Contreras, de 82 años, amarró su pie a la reja de la AFP, en un acto que tendrá reproducciones similares en el sur y en Santiago en las próximas semanas. No es extraño que, en un país que envejece, los encapuchados dejen de ser solo jóvenes y adolescentes. Los ancianos y ancianas marchantes son pocos aun, pero están organizados. También los acompañan estudiantes y nietos. Aunque a la protesta convocada ayer al mediodía se sumaron varias asociaciones de trabajadores públicos, el inicio de todo fue el movimiento “Aquí la gente” y un stand explicativo que instalaron hace más de un año y medio en el centro de Santiago. Francisco Becerra (61), secretario del movimiento, dice que el descontento partió el año 2011, cuando se reveló gran parte de “todas las mentiras que se conocen ahora”, afirma. Ahí fue la primera vez que usaron la bandera sobre la que se recostaron los abuelos en la marcha de ayer. El estreno fue contra La Polar. Francisco Becerra, secretario del movimiento "Aquí la gente", dice que el descontento comenzó a gestarse el año 2011. Becerra explica que la intención del movimiento contra las AFP tampoco quiere la réplica del modelo. “No queremos AFP estatal ni privada ni nada. Replicarlo es validarlo; queremos volver a un sistema de reparto”, enfatiza. Su pensión se empinará por sobre los 168.000 pesos, aunque trabajó durante décadas como Sociólogo. En la Plaza de la Constitución, como parte de la marcha, se confunde un grupo de profesoras que hace una década se detiene cada jueves al mediodía en el mismo lugar, para pedir que se respete la llamada deuda histórica. Aunque ellas también cargan carteles en contra de las AFP. La marcha comenzó en Huérfanos con Ahumada y terminó en La Moneda. Entre ellas está Yolanda Cortés. El próximo 11 de septiembre va a cumplir 87 años. Trabajó por 42 años como profesora de Educación Física, vive con su hermana y hace cinco años vendió la casa que tenía en Lo Espejo para pagar la carrera de Arquitectura de su nieta, que estudia en la Universidad de Chile. “Yo vivo con una pensión de 200 mil pesos que se hace nada cuando uno se enferma, pero sé que es mucho más de lo que ganan algunas de mis compañeras”, cuenta. Al igual que las decenas de ancianas que marchan al compás del mediodía de este jueves, no se explica que tengan que recorrer varias cuadras armadas de carteles para que se entienda una petición humana y básica. “Cuesta entender que seamos casi invisibles”, dice Yolanda. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/07/01/la-marcha-de-los-bastones/
  11. 23 Mayo 2016 A lo Hinzpeter: Bancada transversal de diputados propone proyecto antiencapuchados “Aquí la cosa tiene que ser bien simple: para que la gente viva en paz y libre los encapuchados en las marchas tienen que ir directo a la ‘capacha’, y esperamos que la aprobación sea ojalá con el mayor número posible de diputados y senadores y ojalá el Gobierno se sume al proyecto de ley que va en beneficio de la seguridad de todos los chilenos”, dijo el diputado RN, José Manuel Edwards. Algo así como uno de los acápites más controvertidos de la recordada Ley Hinzpeter fue lo que propuso este mediodía un grupo transversal de diputados, entre quienes se contaban los RN, Gonzalo Fuenzalida y José Manuel Edwards, el DC Gabriel Silber, y el PPD, Daniel Farcas. En concreto, y tras los desmanes sucedidos el sábado en Valparaíso en medio de la Cuenta Pública, la bancada transversal plantea una norma antiencapuchados. “Hay que recordar que el encapuchado es un triste recuerdo de la dictadura, en donde éramos sancionados en las universidades por pensar distinto y en su momento podría haber tenido cierta lógica y haber tenido cierta justificación. En un Estado de Derecho y en democracia no tiene ninguna”, dijo Farcas (PPD). Edwards, yendo un poco más allá, manifestó que quienes se cubran el rostro deben ser encarcelados. “Aquí la cosa tiene que ser bien simple: para que la gente viva en paz y libre los encapuchados en las marchas tienen que ir directo a la ‘capacha’, y esperamos que la aprobación sea ojalá con el mayor número posible de diputados y senadores y ojalá el Gobierno se sume al proyecto de ley que va en beneficio de la seguridad de todos los chilenos”. “Queremos reivindicar las marchas como manifestaciones necesarias en política, como parte de la democracia, donde puedan participar las familias, pero elevando los estándares de seguridad y erradicando a los delincuentes y al lumpen que muchas veces quieren llevarse el protagonismo”, planteó Silber. Cabe recordar que en 2013, el Congreso rechazó algunos aspectos de la Ley que Fortalece el Resguardo del Orden Público, más conocida como “Ley Hinzpeter”, referido precisamente a los encapuchados. El texto hablaba de una falta grave que sería penalizada con una multa de 1 a 4 UTM. El punto facultaba a la policía para detener a los encapuchados y ponerlos a disposición del fiscal. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/05/23/bancada-transversal-de-diputados-propone/
  12. 09 de junio del 2016 / 08:01 Hrs Encapuchados encienden barricadas en varios puntos de Santiago Diversos grupos han instalado barricadas en algunas vías de la capital, lo que ha generado interrupciones en el tránsito. Diversos grupos de encapuchados han encendido barricadas en distintos puntos de Santiago, generando interrupciones en el tránsito, en una mañana que ha estado marcada por desvíos por la rotura de matriz en Providencia. Efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros han actuado para apagar el fuego y restablecer el funcionamiento de las calles afectadas. UOCT_RM ✔@UOCT_RM Desviado el tránsito de Av. Grecia en ambos sentidos por incidentes. Al poniente por Juan Moya y al oriente por Exequiel Fernández #Ñ... 8:53 AM - 9 Jun 2016 En tanto, el ministro de Transportes criticó a través de su cuenta en Twitter quienes han instalado las barricadas, responsabilizando a los estudiantes que hoy tienen contemplada una marcha por la Alameda y que pese a la emergencia no se ha suspendido. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2016/06/680-684285-9-encapuchados-encienden-barricadas-en-varios-puntos-de-santiago.shtml
  13. Santiago, 4 de junio de 2016 | Hora: 16:46:53 ¿La violencia se toma las calles?: Quiénes son los que se esconden tras las capuchas La agresividad social ha alcanzado ribetes más que preocupantes en nuestro país: marchas de diverso orden que terminan en cruentos enfrentamientos, incluso con muertes de inocentes o la quema de vehículos, edificios e iglesias tienen un factor común: encapuchados, que nadie detiene ni identifica. Para algunos son anarquistas que, aprovechando el descrédito de políticos, militares, curas, empresarios y autoridades como consecuencia de la corrupción, ven oportunidad de generar caos. Para otros son infiltrados que buscan el desorden para lograr la caída del gobierno. Muchos son tontos útiles, lumpen. Más allá de quiénes son los que están detrás de los pasamontañas y de cuáles son sus "causas o motivos," manifiestan un delicado problema social. ¿Cuáles son las causas que originan esta violencia, de dónde proviene y quiénes se benefician de ella? La respuesta más evidente y directa dice que somos un país en que la primera violencia social emana de la fuerte y brutal desigualdad, la que se expresa en una tremenda falta de oportunidades para la gran mayoría, que no percibe como propios los altos beneficios económicos que arrojan las estadísticas, y que se rebela en contra de aquellos que, debiendo servir el bien común, aprovechan sus cargos en propio provecho, como políticos, militares, curas, empresarios y autoridades en general, a quienes sin distingo se les asocia a corrupción y malas prácticas. "Este es un país brutalmente enfermo", asegura el psiquiatra Rodrigo Paz, experto en neurociencias, quien ha analizado la salud mental de los chilenos a 40 años del golpe. Expectativas tras el regreso de la democracia que se encuentran insatisfechas, cambios que jamás llegaron, mantención del poder por aquellos que dejaron de usar las armas de militares para ahora imponerse con el poder del dinero, comprando incluso ministros, parlamentarios y a cuantos necesiten para asegurarse que sus prebendas seguirán intactas. ¿A qué se debe lo anterior? según Rodrigo Paz, "uno puede visualizar varias causas: Chile tenía cierta forma de trabajar, una cierta forma de funcionar y con el golpe militar se instala esto que se ha llamado modelo neoliberal, que cambia totalmente esta forma de vida. ¿Y en qué consiste este modelo? Básicamente en dos o tres cosas: primero, el Estado es subsidiario, lo que significa que las iniciativas en Salud, Vivienda, Educación, previsión social son entregadas a particulares y el Estado sólo interfiere cuando los particulares no pueden resolver estos problemas. ¿Qué significa en la práctica?, que cada chileno tiene que arreglárselas por su cuenta y eso ha generado un sentimiento de desconfianza, de inseguridad, de desprotección total. La gente siente que ya no hay nada ni nadie que lo pueda proteger". La violenta desigualdad Ya no se trata de la dictadura que asesinó y torturó a miles de compatriotas, depredando la riqueza nacional para repartirla entre algunos de sus mentores ideológicos enquistados en la derecha, hoy transformados en prósperos empresarios defensores del orden. Ahora estamos en democracia, pero los mismos continúan abusando. Así lo explica el psiquiatra Rodrigo Paz: "no sólo la impunidad de los crímenes cometidos hace 40 años atrás (...) ¿quiénes son los que van a las cárceles?, los pobres. ¿Quiénes son los niños que terminan en el Sename?, los niños pobres. Además, tenemos un Poder Judicial que está en crisis. Carpetas que se acumulan en la fiscalía. Los fiscales de abusos sexuales no dan abastos. O sea, un Poder Judicial que no está al servicio de la gente. Claro, en aquellos sectores que sufrieron más directamente la represión de la dictadura, por cierto que ahí también se acumula mayor fragilidad y patologías". Mercantilizan la educación, la salud, los servicios básicos y disponen en propiedad de los recursos que representan la riqueza nacional, como el litio, carreteras, agua, etcétera. También manejan las comunicaciones y le dicen a la gente no solo en qué deben pensar sino que llegan el extremo de pautearle "qué" deben pensar. Todas señales de inequidad que han llegado al parecer al límite de la paciencia del chileno de a pie. Según Paz, "no hay justicia para los poderosos, porque para el pobre la justicia le cae con brutalidad. Todo eso va generando un fenómeno que se llama anomia, que es la pérdida de la confianza en que existe un colectivo". La violencia policial tampoco se ha quedado atrás y se expresa con fuerza en la Araucanía, en que muchas veces mujeres y niños resultan víctimas de agresivos allanamientos de sus moradas en que no se discrimina y se criminaliza a todo un pueblo por la acción de unos pocos. En las marchas las mujeres sobre todo saben de violencia de sexo, siendo manoseadas de manera denigrante. Incluso una denuncia de un aborto provocado por una golpiza policial impactó tras una reciente marcha. ¿Ley del talión? Pero seamos claros, quemar un edificio con gente adentro no es la manera de responder a la violencia institucional. Quemar iglesias o apedrear a diestra y siniestra a cuanto auto pase por la calle, tampoco. Ni siquiera se justifica que un joven enmascarado lance un peñasco al rostro de un policía o que ya caído este sea víctima de una turba de enajenados que lo golpean. El Informe sobre Desarrollo Humano 2015, ("Los tiempos de la politización"), dan luces sobre el tema: Puestos a escoger qué frase representa mejor su opinión, un 30% de los encuestados escoge la frase: "Aunque la violencia no es deseable, a veces es la única forma de lograr objetivos políticos"; mientras que un 64% escoge la frase: "Nunca se justifica la violencia para lograr objetivos políticos". En la violencia de los encapuchados estamos al parecer frente a distintas figuras, que denotan un serio conflicto social que amenaza escalar. Tras los encapuchados hay otro factor común, la cobardía. Quienes lucharon por recuperar la democracia, el verdadero pueblo que se volcó a las calles y derrotó -o al menos sacó de La Moneda a Pinochet y sus secuaces civiles y militares-, lo hicieron a rostro descubierto. La campaña del "NO" denotó transparencia y eso se logra dando la cara, ha señalado el exministro Genaro Arriagada. Los antisistema Esos están en contra de todo lo que huela a autoridad, orden, Estado, patria, familia, sistema. Los hay pacíficos, pero los hay también organizados en colectivos que no trepidan en poner una bomba o atacar un cuartel policial. La masividad no es su fuerte, se organizan en pequeñas células militantes que se enquistan principalmente en universidades, colegios e incluso han alcanzado algunas industrias y poblaciones. Desde aquellas "trincheras" han definido que "tomarse" universidades y colegios pasa no solo por ocuparlos por la fuerza, sino que también por dirigirlos, aprovechando la apatía de los "no estoy ni ahí" que no votan ni participan de la gestión de sus establecimientos. Así, con votaciones que a lo mucho llegan a un treinta por ciento de los estudiantes han logrado controlar diversas universidades, centros de formación técnica e institutos profesionales. También colegios, llegando a formar organizaciones de superestructura que manejan mediáticamente frente a los medios de comunicación. La violencia y los actos de fuerza los distinguen. Vándalos tras una máscara Tampoco pasan inadvertidos los ataques relámpago a galpones, vehículos, iglesias y fundos en el sur. No son actos espontáneos, menos contestatarios frente a un hecho concreto, sino que planificadas acciones de inteligencia que cuentan con recursos y protección. También se amparan en una ineficiente acción de las fiscalías, que no proveen las pruebas suficientes, y en una inadecuada acción policial que más parece represiva que disuasiva. Existen asimismo hechos concretos que demuestran mano foránea con fines ideológicos distintos a la lucha Mapuche. Fácil es achacar solo a infiltrados o lumpen el ataque al edificio en que murió un trabajador que cuidaba unas oficinas municipales en Valparaíso el pasado 21 de mayo. Ahíla idea era atentar en contra de una empresa telefónica que representa para sus autores una expresión del sistema opresor. Ciertamente no buscaron matar, pero tampoco se esforzaron en descartar esa posibilidad que estaba latente en su acción. En las posteriores declaraciones de quien hace de vocero de dichos grupos anarquistas contenidas en "La Boina", un periódico web anarquista, y ratificadas en conversación con Cambio21, este lamenta el hecho colateral de la muerte del trabajador y trasladaba la responsabilidad a quienes tenían trabajando en ese lugar a una persona a pesar de saber que habría violencia. Los infiltrados También es simplista solo achacar a anarquistas los hechos de violencia que ha vivido nuestro país. Las declaraciones de un policía que actuó de encubierto en las organizaciones Mapuche Raúl Castro Antipán, que atentaban contra empresas madereras y otras pertenencias de hacendados en la zona, dan cuenta que carabineros participaron de acciones de quemas. También queda claro que algunos propietarios de vehículos vieron la oportunidad de cobrar seguros y efectuaron autoatentados que luego atribuyeron al conflicto étnico territorial. Abundan las fotos y videos que muestran a policías encubiertos y con capuchas ingresando a carros policiales durante las manifestaciones. Nunca han sido aclarados los roles de tales personajes en las marchas y los desórdenes. ¿Por qué no se interviene antes -por ejemplo- de la quema del edificio donde murió un trabajador? ¿Por qué, si esos grupos están infiltrados, no se detiene a quienes los dirigen y ejecutan las acciones violentistas? Las cámaras grabaron en directo el acto homicida y la presencia policial brilló por su ausencia. Los tontos útiles Sumados a violentistas organizados y policías infiltrados aparecen los especímenes infaltables en una marcha. Los que se encapuchan por deporte, por imitación o simplemente por diversión. El lumpen. No hay en ellos razones ideológicas, menos labores de inteligencia, no les interesa lo social, solo buscan destruir y robar. Buscan participar de una bacanal de violencia y horror y se sumarán a cuanta oportunidad vean de poder soltar sus demonios de furia, contra lo que sea que se les cruce. Mitin político o celebración deportiva, da lo mismo, cualquiera es excusa para devastar. Basta un pañuelo o un gorro pasamontaña para cubrir el rostro, algún neumático para quemar o semáforo o vitrina para romper y mejor si hay quienes den órdenes sobre qué actuar en la línea destructiva. No necesitan excusas, el caos que provocan lo es. La visión de expertos Para el ex diplomático y ex ministro Genaro Arriagada (DC), "cuesta pensar en el sentido de esta barbarie, que son los actos de violencia que hemos presenciado en el último tiempo en el país. Hay agresiones que uno las puede entender, que tienen raíces históricas, profundas, como por ejemplo la de los Mapuche. Pero la actitud de estos personajes (vándalos) es difícil de entender. De repente hay algunos que la tratan de justificar, pero yo la encuentro injustificable", señala a Cambio21. El psicólogo Giorgio Agostini indica a este medio que "en nuestro país se ha ido rebajando el autocontrol. Como la pérdida del respeto a la autoridad, que de alguna manera se representa en el caso de los Carabineros, por ejemplo. Se ha ido perdiendo el temor a las consecuencias de la conducta, en que las sanciones son bastante disminuidas y hay una sensación de permisividad". "Eso hace que pequeños grupos agresivos en las manifestaciones, en que en parte hay lumpen, aprovechan estas circunstancias para expresar allí todas las frustraciones y la rabia acumulada desde su casa o entorno y que lo manifiestan en contra de la sociedad, haciéndola responsables por lo que a ellos les pasa. Así que sienten que tienen derecho a agredir y además como no hay consecuencia, sienten que pueden agredir libremente", manifiesta. Su origen, la desigualdad Hay que atender a las razones, señala la actriz Esperanza Silva: "la dureza en este país es provocada principalmente por la desigualdad que existe y por la discriminación hacia ciertos sectores de la sociedad. No es gratuito que la gente vaya a celebrar y rompa los buses del Transantiago. A mí me provoca furia en mi interior cuando veo las colas de gente esperando el bus para irse a casa después de su jornada laboral. Esa molestia no la expreso, pero imagínense la gente que está esperando. Aquí el ‘chancho' está mal pelado", expresa a Cambio21. Para Silva, "en la clase política existe conciencia de esto, pero naturalmente cada uno defiende sus derechos y la clase política que representa a la gente que tiene más recursos, defiende su propio capital. Ya vemos los gritos y alharacas que existen frente a la Reforma Tributaria. Si queremos ser un país que crezca con armonía, debemos ser un país que crezca con igualdad. Es el descontento el que expresan las masas en cualquier acontecimiento donde se junte un grupo de gente", indica. Milton Millas, comentarista deportivo, asegura a este semanario que "aquí es gratis cometer un delito. Entre falta y delito el hilo es muy delgado y para que la justicia pueda fallar debe tener pruebas demasiado contundentes, que con la cantidad de hechos que se cometen en una manifestación es imposible que la policía pueda detectar quienes son". "Yo creo que hay malas señales en la sociedad entera -argumenta-. El delito en general no está siendo bien sancionado, son escasos los delitos en que quienes hacen infracción a la sociedad terminan sancionados, como en los de los poderosos y menos para los que no lo son. Estamos conviviendo en un estado latente de injusticias y tratamos de mirar para el lado, como cuando una isapre no le da atención a una persona y esta se muere; vienen protestas y reclamos pero queda ahí no más la cosa. Nunca se ha cerrado una isapre porque se murió una persona a la que se le negó la atención", concluye. Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160604/pags/20160604002524.html
  14. 29 de mayo del 2016 / 10:15 Hrs Iglesia de la Gratitud Nacional sufrió ataque de encapuchados El grupo anarquista buscaba provocar un incendio en el recinto católico. A las 21.00 horas de este sábado, la Iglesia de la Gratitud Nacional ubicada en la Alameda fue centro de un ataque incendiario provocado por un grupo 50 encapuchados. Los responsables, quienes aparecieron desde la avenida Ricardo Cumming, lanzaron combustible a las puertas del recinto e hicieron estallar una bomba de ruido, según información policial. Al lugar llegó Carabineros para lanzar agua al templo y evitar el eventual siniestro. El oficial de ronda de la Prefectura Central Sur de Carabineros, el capitán Luiso Pérez, detalló a ADN que el ataque había sido realizado por un grupo anarquista. La iglesia no sufrió daños mayores y no se registraron personas heridas. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2016/05/680-682772-9-iglesia-de-la-gratitud-nacional-sufrio-ataque-de-encapuchados.shtml
×