Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'disputa'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 3 results

  1. 12 Diciembre 2016 El alma de la DC nuevamente en disputa “Chascones” y “disidentes” decidieron competir con Carolina Goic por el timón democratacristiano. Lo que está en juego es quién manda, y con qué fuerza, de cara a la Junta Nacional de enero, donde se definirá la política de alianzas y la postura presidencial del partido. Casi a última hora del viernes, con una nómina que recién había logrado cerrar esa misma tarde, el diputado Víctor Torres llegó a la sede de la DC, en Alameda 1460, y se inscribió para competir contra Carolina Goic por la conducción del partido el próximo 8 de enero. Su decisión fue sorpresiva, sobre todo, porque la lista que lo acompaña está conformada por “chascones” -como él-, y “disidentes” -como Yasna Provoste-, aunque ambas facciones internas habían sido incorporadas junto a “príncipes”, “colorines” y el sector que lidera Gutenberg Martínez, a la lista transversal de Goic. Hoy, el grupo sostuvo su primera reunión tras la inscripción. A las 18:30 horas, mientras la mayoría de la lista de Goic se encontraba en una sesión del consejo nacional, en la sede partidaria, la lista de Torres se congregó en otra de las oficinas para trazar los primeros pasos estratégicos de su campaña. En particular, están organizando un intenso calendario de salidas a nivel nacional, lo que se ve reforzado por el hecho de que varios de sus integrantes son de regiones. Lo que impulsó a Torres, y al sector considerado más cercano a la izquierda dentro de la DC, a competir, fue que pese a la diversidad de facciones internas que recogía la lista de Goic, todos sus integrantes estaban alineados en base a dos conceptos con lo que no comulgaban: la defensa de la “identidad democratacristiana” -concepto acuñado por Ignacio Walker durante su mandato-, y la determinación de llevar un candidato presidencial propio a todo evento. El grupo, además, ha tomado distancia recurrentemente de la Nueva Mayoría, y ha puesto en duda su continuidad. La apuesta de Torres es todo lo contrario: no comulga con la idea de una “identidad DC” que pone el acento en el centro y se aleja de la izquierda, no cree en la tesis de respaldar un abanderado “a todo evento”, ni impulsa alejarse de la Nueva Mayoría. Pese a que compite contra un grupo amplio, Torres logró fichar en su equipo a figuras que pueden lograr una votación significativa en la próxima elección. Entre ellos, el ex intendente de La Araucanía, Francisco Huenchumilla, la diputada Provoste -líder de la “disidencia”, la actual vicepresidenta Soledad Lucero -quien tiene buena llegada en la Juventud DC-, y a Osvaldo Hernández y Javier Muñoz -cercano al diputado Roberto León-, que tienen fuerza electoral en la VII y la X región, respectivamente. De lograr al menos un tercio de la votación en la elección de enero, la nómina de Torres conseguiría integrar por derecho propio la próxima mesa, con lo que desarticularía el plan de Goic de liderar una directiva con convergencia política en los temas sustantivos. Esto es particularmente relevante considerando que solo semanas después de la elección interna, a fines de enero, tendrá lugar la Junta Nacional del partido, donde se analizará la política de alianzas de la DC para el próximo periodo, y donde se resolverá la postura del partido en materia presidencial. Al respecto, aunque la propia Goic se ha limitado a señalar que no puede descartar ninguna posibilidad por el momento, varios de los integrantes de su lista han defendido la idea de llegar con un abanderado a primera vuelta, pues consideran que participar de una primaria de la Nueva Mayoría -apelando solo al electorado del conglomerado- constituiría una derrota segura para la DC. La lista de oposición, en cambio, promueve la participación del partido en una primaria del conglomerado, asegurando que tomar un camino distinto va a redundar en un alto costo para el partido en la negociación parlamentaria. De hecho varios en este grupo, incluido Torres, han sostenido conversaciones con el senador independiente pro PR, Alejandro Guillier, para conocer su propuesta de cara a una eventual candidatura presidencial. En cuanto a la proyección del conglomerado, en la lista de Goic representa a un sector que está por no continuar con el actual esquema de la Nueva Mayoría. En la de Torres, en cambio, promueven la continuidad del bloque “sin vetos previos” a ningún partido. “Nos declaramos de centroizquierda, ese es nuestro domicilio, porque no queremos una DC que se vaya hacia la derecha, como quieren algunos”, comentó al respecto el ex intendente Huenchumilla, aludiendo a las posturas más “conservadoras” dentro del espectro que abarca la lista que encabeza Goic. La tercera lista en competencia está encabezada por el ex presidente de la DC Ricardo Hormazábal, quien en la contienda anterior obtuvo un 20% de los sufragios contra el 70% que obtuvo la mesa de unidad que, en esa oportunidad, encabezaba el senador Jorge Pizarro. En su lista, como primer vicepresidente, participará el tercer contendor de esa elección, Rodrigo Albornoz -hermano de la ex ministra Laura Albornoz-, quien en esa ocasión obtuvo un 8% de los votos. Esta lista podría complicar las opciones de Torres, pues ambos pertenecen, también, al sector de los “chascones”, con lo que los votos del sector más de izquierda de la DC se dividirán entre las tres listas. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/alma-la-dc-nuevamente-disputa/
  2. Islas Falkland o Malvinas: la disputa territorial que continúa activa entre Argentina y el Reino Unido Los líderes de ambos países se reunieron este jueves en un clima mejorado tras 33 años de conflicto. Sin embargo, la aspiración argentina de establecer discusiones sobre la soberanía de las islas continúa vigente, aún cuando el Reino Unido lo considera cerrado. SANTIAGO.- En un encuentro en el Hotel Belvedere de Davos, el Presidente de Argentina, Mauricio Macri, y el Primer Ministro británico, David Cameron, se reunieron para abarcar, entre otros temas, uno especialmente conflictivo para ambos países: las Islas Falkland o Islas Malvinas. A pesar de que el encuentro fue valorado por ambas partes, también defendieron su soberanía sobre las tierras que disputan desde hace 33 años. El conflicto que se remonta a 1833, cuando Gran Bretaña invadió el territorio que había sido reclamado hasta entonces por el país trasandino, continúa activo. Los pequeños archipiélagos situados a 400 kilómetros al sur del país vecino, en el océano Atlántico, desataron un conflicto en 1982 cuando Argentina era liderada por la "agonizante" junta militar del general Leopoldo Galtieri y el Reino Unido contaba con la cada vez menos popular Margaret Thatcher. La guerra que, según algunos analistas, se desató como una maniobra del gobierno militar argentino para mejorar su imagen, comenzó con el arribo de tropas trasandinas en las islas y finalizó con el contraataque de la dama de hierro, apoyada por Estados Unidos. El enfrentamiento dejó 649 muertos, 1.300 heridos, un liderazgo aún más decaído en Argentina y a Thatcher con una aprobación que le valió la posterior reelección. Por qué son importantes Desde entonces, los conflictos no han cesado y la causa se transformó en un objetivo nacional para el país vecino. La importancia de estas islas en las que viven cerca de 3.140 habitantes, está en su ubicación estratégica y recursos petrolíferos. Su privilegiada posición en el Atlántico Sur permite tener una proyección geopolítica en la Antártica. Asimismo, cuenta con yacimientos de petróleo y gas, además de una gran actividad pesquera. La extracción de petróleo causó la furia de la ex Presidenta Cristina Fernández, quien tildó de "provocación" el anuncio del Reino Unido en abril de 2015 sobre la exploración de cinco empresas petroleras en la zona, tres de ellas británicas. Además, Fernández denunció el aumento en el gasto militar de las islas ese mismo año, ante una supuesta "amenaza argentina" en la zona. Ambas polémicas aumentaron las tensiones entre los dos países e incrementaron la aspiración argentina de establecer discusiones sobre el tema que el Reino Unido considera cerrado. Falkland y el "Sí" Actualmente, en las denominadas Islas Falkland o Malvinas, conviven ciudadanos de cerca de 40 naciones diferentes. Gran parte de ellos son de nacionalidad británica, el idioma oficial es el inglés y el cristianismo es la religión predominante. Es uno de los pocos territorios considerado no autónomo por la ONU, pues su defensa y relaciones exteriores dependen del Reino Unido. Cuentan con un gobernante británico y le deben devoción a la Reina Isabel II. En 2013, las islas Falkland o Malvinas pudieron optar a través de un diferendo su postura sobre la disputa territorial. El Gobierno de las islas convocó a un plebiscito el 10 y 11 de marzo de ese año, al que acudieron el 92% de los votantes y diez observadores de distintos países. Tras el recuento de votos realizado en la administración de la principal zona, Puerto Stanley, se afirmó que el 99,8% de quienes concurrieron a las urnas estuvo a favor del "Sí". Esto quiere decir, que casi la totalidad de los electores expresó su deseo de continuar dependiendo del Reino Unido. Sin embargo, el Gobierno argentino recalcó que el resultado no sería aceptado y que incluso sería considerado ilegal. Con la reunión entre Macri y Cameron en Davos, en el marco del Foro Mundial Económico, las conversaciones dan un gran salto hacia adelante, reactivando las relaciones desgastadas entre los dos países por un conflicto que, al parecer, seguirá en la agenda. www.emol.com
  3. China vs. Taiwán: la disputa de más de 60 años que divide al país más grande de Asia El conflicto terminó oficialmente en 1950, luego de más de 20 años de combates, pero en cierto sentido la guerra civil china todavía no ha terminado. Por eso, en su histórico encuentro de este sábado, el mandatario chino, Xi Jinping, y su par de Taiwán, Ma Ying-jeou, evitaron referirse al otro empleando el título de presidente. La razón: ambos se ven a sí mismos como los herederos del gobierno legítimo de China. O, para ser más precisos, del de una China unificada. Xi es, oficialmente, presidente de la República Popular China, el gigante asiático que tiene su capital en Pekín, una silla en el Consejo de Seguridad de la ONU y es una de las grandes potencias mundiales. Ma es presidente de la República de China –también conocida como Taiwán–, la que todavía es reconocida por una veintena de países, aunque es considerada por Pekín una provincia renegada. Y la de este sábado fue la primera reunión entre los líderes de China y Taiwán de toda la historia. Lee: 5 preguntas incómodas para el encuentro entre Xi y Ma Lo delicado y complejo de la relación también llevó a las partes a acordar que las banderas de ninguno de los dos países podrán ser visibles en las fotos de los mandatarios. Y el histórico encuentro, que tuvo lugar en Singapur, tampoco desembocó en una declaración conjunta, ni se firmó ningún acuerdo. Pero aunque fundamentalmente simbólica, la importancia de la reunión no debe ser desestimada. "La historia recordará este día", declaró al final del encuentro el presidente Xi Jinping, quien también le dijo a su colega taiwanés "somos una misma familia". Ma, por su parte, insistió en que "las dos partes deben respetar los valores y forma de vida del otro". Para entender la situación hay que remontarse a 1927 y el inicio de la guerra entre el entonces gobernante Partido Nacionalista Chino o Kuomingtang (al que pertenece Ma) y el Partido Comunista (al que pertenece Xi). Habían pasado 15 años desde la abdicación del último emperador y luego de años de combates –interrumpidos durante una década por causa de la invasión japonesa de 1936– los comunistas, liderados por Mao, terminaron haciéndose con el control de la mayoría del territorio. Eso obligó al líder nacionalista Chiang Kai-shek a trasladar su gobierno a la isla de Taiwán en 1949. Y Naciones Unidas y la mayoría de las naciones occidentales siguieron considerando al de Taipéi –la capital de Taiwán– como el gobierno legítimo de China hasta 1971. Ese año, sin embargo, la ONU pasó a reconocer al gobierno comunista como la autoridad legítima de una única China. Y la política de la República Popular de obligar a elegir entre mantener relaciones diplomáticas con Pekín o con "la provincia renegada" hizo que el estatus internacional de Taiwán rápidamente se convirtiera en un asunto complicado. Así, en la actualidad solamente 21 de los 193 miembros de la ONU –incluyendo 12 naciones de América Latina y el Caribe– reconocen oficialmente al gobierno de Taipéi. Pero muchos continúan manteniendo relaciones extraoficiales. Y cuando Estados Unidos finalmente rompió relaciones diplomáticas con la isla en 1979 también se comprometió a defenderla. Y todavía hoy EE.UU. sigue siendo un raro, pero muy poderoso, aliado. La amenaza del independentismo Esta es probablemente la principal razón por la que Taiwán, con nada más 23,3 millones de habitantes, ha podido resistir las pretensiones anexionistas del gigante asiático y mantener su particular situación. Aunque China –es decir, la República Popular– se reserva el derecho de obligarla a volver al redil por la fuerza de ser necesario. Lo espinoso de la relación, a menudo tensionada por amenazantes maniobras militares, explica por qué el contacto oficial entre Pekín y Taipéi ha sido prácticamente inexistente en los últimos años. Pero las cosas empezaron a cambiar en julio de 2009, cuando los líderes de ambos lados intercambiaron mensajes por primera vez en más de 60 años. Lo hicieron como líderes de sus respectivos partidos y no como presidentes. Pero también fue un primer paso simbólicamente importante. Y la reunión en Singapur pone en evidencia el interés de Xi y Ma por al menos mantener el statu quo frente a la amenaza creciente del independentismo, que es lo que parece estar empujando el actual acercamiento entre ambos mandatarios. Un lugar en la historia Efectivamente, la idea de una sola China no la defiende sólo Pekín: es también una de las banderas históricas del Kuomintang, que oficialmente sigue favoreciendo una eventual reunificación y, por lo tanto, nunca ha buscado la independencia formal de Taiwán. Pero desde la llegada de la democracia al país en 1990, el independentista Partido Democrático Progresista (PDP) ha ido adquiriendo cada vez más fuerza, llegando incluso a ocupar la presidencia entre 2000 y 2008 (aunque como parte de una coalición, lo que lo obligó a manejar un discurso moderado). I APs independentistas taiwaneses son los favoritos para las próximas elecciones. Los independentistas, sin embargo, son nuevamente los favoritos para las elecciones que tendrán lugar en enero del próximo año, lo que para muchos explica el histórico encuentro entre Xi y Ma del sábado. "Para la oposición taiwanesa, es un intento de Pekín por influir en las elecciones", le dijo a BBC Mundo la editora del servicio chino de la BBC Yu Wen. Aunque muchos analistas también creen que los mandatarios están pensando sobre todo en su lugar en la historia, a la que les gustaría pasar como aquellos que lograron poner fin a una disputa de décadas. China ya le ofreció a Taiwán una versión de la fórmula "una nación, dos sistemas" que se aplica a Hong Kong, pero esta no fue aceptada. Y ahora parece estar dispuesta a intercambiar un reconocimiento tácito del gobierno de Taipéi por –cuando menos– el mantenimiento del actual statu quo, en el que la posibilidad de una reunificación no ha sido completamente descartada. Según la principal agencia taiwanesa de noticias, en la reunión el presidente Ma propuso reducir la hostilidad en el estrecho de Taiwán, aumentar los intercambios y abrir una "línea directa" para fortalecer el "consenso de 1992", como se conoce al acuerdo que le permite a los dos lados reconocer el principio de "una sola China" pero interpretarlo de forma diferente. Y el presidente Xi se expresó en el mismo sentido, declarando que el mantenimiento del consenso ayudaría "al gran rejuvenecimiento de la nación China". En estos momentos, mantener las cosas como están parece ser también la posición preferida de la mayoría de los taiwaneses, quienes, según las encuestas, no se decantan ni por la eventual unificación, ni por la independencia declarada. Aunque por cuánto tiempo, nadie lo sabe: la nueva generación cada vez se siente más taiwanesa que China y muchos también creen que la isla se está volviendo excesivamente dependiente de su gran hermano. www.bbc.com
×