Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'catastrofes'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 2 results

  1. 09 Octubre 2017 FF.AA. han gastado $ 20 mil millones en catástrofes y emergencias desde 2010 Terremotos, aluviones e incendios forestales son los principales eventos de crisis. Este año, hasta fines de septiembre, la cifra en tareas de apoyo es de $ 1.903 millones. Personal del Ejército ayudando en las labores de remoción de escombros en Santa Olga, Región del Maule. En enero y febrero pasado, la zona centro-sur del país sufrió una serie de incendios forestales que se convirtieron en los más dañinos y complejos de la historia chilena. En esa oportunidad, el trabajo efectuado por las tres ramas de las Fuerzas Armadas (Ejército, Fach, Armada) fue vital para la extinción de las llamas, así como para la evacuación de personas y los posteriores trabajos de reconstrucción. Esta es una de las tantas catástrofes naturales y emergencias en la que las instituciones de la Defensa han debido actuar durante los últimos años. A través de Transparencia, La Tercera accedió a la información de cada una de las tres ramas uniformadas respecto del gasto que han efectuado en estas situaciones de crisis, desde 2010 a la fecha. Dicho monto corresponde a un total de $20.210.674.249 (cerca de US$ 32 millones). En términos comparativos, es el Ejército quien más ha desembolsado por este concepto, con $ 13.775 millones, fundamentalmente por trabajo en terreno y movilización de equipos. “El trabajo que realizan las FF.AA., tanto en prevención como en respuesta ante catástrofes de diferente tipo, es fundamental para el funcionamiento del Sistema Nacional de Protección Civil de Chile”, declaró Ricardo Toro, director de la Onemi. 2010: El terremoto 27/F movilizó a todo Chile El terremoto y posterior tsunami, ocurridos el 27 de febrero de 2010, que afectó a varias regiones de la zona centro-sur del país, fue la principal emergencia de este año, que obligó a movilizar a parte importante de las Fuerzas Armadas, para labores de seguridad, remoción de escombros y reconstrucción, entre otras. Por este trabajo, ese año la Armada registró un gasto total de $ 2.800.154.174. En el caso del Ejército se informó que durante todo 2010 se desembolsaron $ 7.621.039.584 para hacer frente a distintas situaciones, siendo el 27/F y el combate a incendios forestales las principales emergencias en las cuales movilizaron recursos humanos y material técnico. La Fach, en ese período, no indicó gastos, pero su despliegue en el 27/F fue evidente. 2011-2012: Alerta roja en Torres del Paine En el período 2011-2012 se registró un gasto total en las FF.AA. de $ 484 millones para hacer frente a emergencias y catástrofes. La mayor parte de esa cifra se ocupó en el combate al incendio que afectó a Torres del Paine desde fines de diciembre hasta principios de marzo, donde se vieron afectadas cerca de 17.600 hectáreas. El Ejército gastó en ambos años $ 409.478.184, pero en varias emergencias, no tan solo por incendios forestales. También se movilizó para la alarma de tsunami tras el terremoto de Japón, en 2011, y durante la erupción volcánica del Cordón del Caulle. La Armada, en Torres del Paine y Quillón, desembolsó $ 52.313.047. La Fach, en tanto, colaboró en la emergencia de la Patagonia, registrando como costo total $22.787.586. 2013-2014: Valparaíso y la tragedia en sus cerros Dos grandes catástrofes naturales movilizaron una vez más a los efectivos de las tres ramas de la Defensa: el megaincendio forestal de Valparaíso, en el sector La Pólvora, y el terremoto 8,2 que afectó a las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta. Ambas tragedias ocurrieron en 2014. La Armada jugó un rol en esas emergencias, especialmente en Valparaíso, lo que le significó $ 551.770.943. El Ejército movilizó, en ambos casos, una serie de equipos y personal para poder ayudar principalmente en tareas de evacuación y seguridad. Este trabajo implicó un gasto de $ 696.450.852, monto que principalmente corresponde a 2014. La Fach, que durante todo el año está apoyando traslados y situaciones humanitarias, en esos eventos utilizó $ 293.905.058. 2015-2016: Aluvión en el norte, volcán en el sur El 2015 estuvo marcado por varias situaciones de alerta roja: el aluvión de Antofagasta, la erupción del volcán Calbuco -en Los Lagos- y el terremoto de Coquimbo. Todo el material dispuesto por la Fach para estas contingencias significó $ 508.002.812. La Armada, en tanto, desembolsó $1.835.506.346 en ambos años. trabajando principalmente en los aluviones de Chañaral. “Solo horas después de producida la emergencia, la Armada ya estaba presente en el área con la barcaza ‘Rancagua’, helicópteros y una compañía de infantes de marina”, se informó en la institución. El Ejército no informó de participación en el terremoto de 2015, pero sí para los aluviones e incendios forestales, con un gasto general de $ 3.515.791.321 entre 2015 y 2016. 2017: Los incendios más grandes de la historia Los incendios forestales que azotaron las regiones de Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins, Maule, Biobío y La Araucanía, durante el verano pasado, fueron la principal emergencia del país. En estos meses de 2017 hasta fines de septiembre, las ramas han desembolsado $ 1.903.477.342. Haciendo el desglose, más de $1.500 millones le significó al Ejército hacer frente a las emergencias. Sobre su rol en la materia, la institución indicó que “realizar operaciones de apoyo a la comunidad en situaciones de catástrofe tiene la mayor importancia”. Respecto de este período, la Armada y la Fach, únicamente en el combate a los incendios forestales, informaron que su trabajo implicó recursos por $238.206.971 y $ 132.781.382, respectivamente. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/ff-aa-gastado-20-mil-millones-catastrofes-emergencias-desde-2010/
  2. Guillermo Ponce: "El rol del teléfono fijo cambió, pasó a ser un dispositivo de seguridad" Guillermo Ponce destaca que las líneas fijas han demostrado tener una resiliencia importante en catástrofes. El carácter cada vez más competitivo de la industria de telecomunicaciones al gerente general de VTR, Guillermo Ponce, no le preocupa. Recalca que, frente a la competencia, el foco de la empresa sigue siendo entregar un servicio de calidad a sus clientes y si bien asegura que pueden haber “fallas”, lo importante, dice, es darle la cara a los problemas. El ejecutivo plantea que si bien no hay sobrerregulación en el sector, sí falta calidad en ésta. A su juicio, el proceso de reajuste tarifario estuvo sujeto a muchas distorsiones. Poco a poco otras compañías han ido ganando terreno, ¿qué está haciendo VTR para competir? Nuestro foco sigue siendo la calidad de servicio, el poder cautivar a nuestros clientes con una propuesta de valor con buenos productos, siguiendo la senda de innovación que ha tenido VTR en los últimos 20 años. Esto explica nuestro posicionamiento de marca. La tasa de renuncia de VTR es la mejor de la industria y en nuestras zonas de cobertura también somos líderes en las tres líneas de negocios en las que participamos. ¿A qué le atribuye que la tasa de renuncia sea tan baja? Tenemos un proceso continuo de mejorar la propuesta de valor desde el lado del producto y, a la vez, tener mejores procesos: tiempos de respuestas más rápidas. No somos perfectos, tenemos fallas, somos una institución humana, pero estamos muy focalizados en reducirlas y corregirlas. El uso de telefonía fija ha ido disminuyendo, pero ustedes han seguido creciendo. ¿Por qué ocurre eso? La gente sigue prefiriendo los paquetes y estos arrastran a la telefonía fija. Además, hemos descubierto en algunos segmentos de clientes que el rol del teléfono fijo cambió, pasó a ser un dispositivo de seguridad para la casa y eso está muy concentrado en los núcleos de familias con niños. Hoy, quienes deciden no tener teléfono fijo son solteros y jóvenes, pero cuando la familia crece quieren estar conectados con los niños y hay una renovación. Además, las líneas fijas han demostrado tener una resiliencia bien importante en catástrofes, eso pasó en el terremoto de 2010. Pero, en el terremoto de septiembre pasado VTR tuvo inconvenientes en su servicio. ¿Están trabajando para que no vuelva a ocurrir? Permanentemente. Hay veces, pocas, en que en eventos más catastróficos tenemos problemas y lo que hacemos es poner a toda la organización disponible para resolverlo lo antes posible. Lo que hacemos, también, es ver qué es lo que falló para garantizar que después no tengamos el mismo problema. Además, siempre damos la cara lo más rápido posible y garantizamos, como piso, devolverle al cliente lo que la ley otorga. En materia de regulación ¿cómo está viendo el mercado? No creo que el mercado esté sobrerregulado, mi preocupación siempre ha sido por la calidad más que por la cantidad de regulación. ¿Por qué con la calidad? Venimos saliendo de un proceso tarifario que ha sido traumático, porque ha durado más de la cuenta, han pasado varios gobiernos y no le ha hecho justicia a lo que ha sido la historia regulatoria; ha sido como una excepción. Pero tengo fe y confianza en que las autoridades actuales van a corregir eso y vamos a volver a lo que ha sido la tradición de las telecomunicaciones, donde priman los parámetros técnicos y los procesos se ejecutan dentro de los parámetros y los procedimientos que corresponden. ¿Qué prima si no es lo técnico? El proceso del que veníamos saliendo estuvo sujeto a muchas distorsiones. Se suspendió, pasó por cambios de opiniones respecto de los elementos que tenían que componer la fijación tarifaria, nos pasamos de un subsecretario que creía que los cargos de telefonía tenían que ir al alza a abruptamente una lógica a la baja. También, siendo justos con la autoridad, es un problema que se heredó y hemos estado haciendo un esfuerzo conjunto por normalizar la situación de procesos tarifarios de VTR y esperamos que éste, que todavía no termina, se procese en buenos términos y podamos volver a la normalidad. ¿Qué le parece la creación de una Superintendencia de Telecomunicaciones? Nos preocupa que vayamos a terminar en un escenario con tres reguladores, que sería inédito en el mundo: la Subtel, el Sernac y una superintendencia, con ninguna claridad respecto de su coordinación. Ya nos inquieta la coordinación entre la Subtel y el Sernac, un tercer actor nos parece que complejizaría esto de manera terrible. ¿Qué esperan de la ley del Sernac que se discute en el Congreso? Prudencia. Somos una empresa muy pro consumidor y siempre estaremos a favor de disposiciones que vayan en beneficio de los consumidores, pero las normas tienen que ser prudentes y no pueden arriesgar la sustentabilidad de los negocios. Las empresas necesitan tener estabilidad y alguna razonable predictibilidad de lo que va a suceder con sus negocios en el futuro. ¿Cómo ven las reformas del gobierno, principalmente, las modificaciones en materia laboral? Nos preocupan varios aspectos, pero hago énfasis en el cómo se zanje la discusión del reemplazo en huelga. Nos preocupa mucho un escenario en donde estemos imposibilitados de darle continuidad a nuestro servicio. El no reemplazo en huelga pone al sindicato en un plano de asimetría brutal y no nos parece razonable. También nos preocupa un escenario de monopolio sindical, si va a tener el control absoluto respecto de la extensión de beneficios de la negociación. Eso atenta contra la liberta de afiliación. ¿El proceso constitucional genera algún tipo de incertidumbre para ustedes? Es la ola de transformaciones y la incertidumbre lo que nos preocupa más. En lo personal, no soy partidario de actos refundacionales profundos, creo que el país no lo necesita a nivel constitucional, aunque sí creo que la Constitución se debe cambiar. www.latercera.com
×