Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Valdes'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 48 results

  1. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/335157-reforma-tributaria-larrain-responde-a-eyzaguirre-y-afirma-que-es-curioso-que-no-se-hicieran-estas-criticas-en-la-reforma-anterior/?hl=%2Breforma+%2Btributaria&do=findComment&comment=23439374 03 Abril 2018 Valdés critica reintegración en plan tributario de Sebastián Piñera El ex ministro de Hacienda Rodrigo Valdés se sumó a los reparos que planteó la semana pasada su sucesor en el anterior gobierno, Nicolás Eyzaguirre, respecto del futuro proyecto de simplificación a la reforma tributaria que se enviará al Congreso. El cuestionamiento de Valdés apuntó a la reintegración del sistema. “Creo que es una mala idea integrar de vuelta el sistema, al final del día se logró subir un impuesto al capital que pagan las personas de casi 10%”, dijo. Valdés apoyó la idea de simplificar el esquema de tributos, “pero cómo es la siguiente gran pregunta”, añadió. También se mostró abierto a evaluar una rebaja del impuesto de primera categoría. “Creo que disminuir la tasa corporativa de 27% a 25% merece una seria discusión, no es una mala idea. Hay que considerar que dado lo que está pasando en el mundo, especialmente después de la reforma tributaria que pasó Trump en Estados Unidos es algo que tenemos que considerar”, dijo. Fuente: http://www.pulso.cl/economia-dinero/valdes-critica-reintegracion-plan-tributario-sebastian-pinera/
  2. 16 Abril 2018 Ex ministro Valdés se integra a comisión del Adulto Mayor y Pensiones de la CPC La Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) anunció la creación de una comisión del Adulto Mayor y Pensiones con el objeto de aportar la discusión de las políticas públicas en esta materia. El grupo de trabajo está liderado por Alfonso Swett, presidente de la CPC, e integrado por Rodrigo Valdés, ex ministro de Hacienda; Sergio Urzúa, investigador asociado de Clapes UC; David Bravo, economista de la Universidad Católica y ex presidente de la Comisión Asesora Presidencial sobre Pensiones; Andrea Tokman, economista jefe de Quiñenco; Ricardo Paredes, rector de Duoc UC; Fernando Alvear, gerente general de la CPC; y el abogado Gonzalo Cordero. La comisión tomará como base el trabajo realizado por la CPC los dos últimos años y se centrará en buscar mejoras en la calidad de vida y dignidad de quienes ya han jubilado o estén próximos a hacerlo, con una mirada integral de la realidad que enfrentan los chilenos que viven esta etapa de la vida. En este sentido, la Comisión revisará temas como la capacitación del adulto mayor, la educación técnico profesional, su incorporación al mercado laboral, transporte, pensiones, entre otros, con el fin de aportar ingredientes que constituyan una real contribución a la discusión de políticas públicas en materia de adulto mayor, jubilación y pensiones. Fuente: http://www.pulso.cl/economia-dinero/cpc-anuncia-creacion-comision-del-adulto-mayor-pensiones/
  3. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/321764-renuncias-l-ministros-valdes-y-cespedes-lagos-weber-con-poca-paciencia-espero-que-este-sea-el-ultimo-error-no-forzado-de-mi-gobierno-pagina-2/ 01 Septiembre 2017 Bachelet enfrenta inédita salida de equipo económico La inesperada crisis de Dominga empujó a la Presidenta Bachelet a echar mano a su hombre de mayor confianza: el nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre. El gobierno buscará mitigar los costos de una crisis que cambió el plan para los últimos meses de su mandato. oco antes del mediodía de ayer, y en un ambiente de alta emotividad, el ministro Rodrigo Valdés reunió en el piso 12 de Teatinos 120 a los funcionarios de Hacienda para hacerles un anuncio: en minutos oficializaría su renuncia a la cartera que encabezó desde el 11 de mayo de 2015. “He tomado esta decisión debido a una serie de definiciones que han hecho imposible que pueda seguir cumpliendo mi rol como ministro de Hacienda”. Así dice parte del correo electrónico que luego enviaría a los trabajadores, cerrando por ahora el último capítulo del quiebre generado en el gobierno tras el rechazo del Comité de Ministros al proyecto minero Dominga. Con eso, Valdés se transformó en el segundo jefe de las finanzas en dejar su cargo durante el actual gobierno, situación inédita desde el retorno a la democracia. Una hora más tarde, Valdés llegaría hasta La Moneda para participar de la ceremonia en la que la Presidenta Michelle Bachelet presentaría a su reemplazante: el hasta ayer titular de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, quien sería reemplazado por el subsecretario de la cartera, Gabriel de la Fuente. A la salida de Valdés se sumaría la de su par de Economía, Luis Felipe Céspedes, y minutos después la del subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, precisamente los tres funcionarios que expresaron públicamente sus reparos a la decisión del Comité de Ministros. Pero la jornada de Valdés en el Palacio de Gobierno había comenzado muy temprano. A las 7.40 había llegado hasta el despacho de la Mandataria para terminar una conversación iniciada el día anterior. Luego de esperar cerca de 20 minutos, en una reunión que se extendió otros 50, Bachelet le comunicó que aceptaba su dimisión presentada en la víspera, constatando que la Mandataria no retrocedería un milímetro en sus apreciaciones del martes, cuando desautorizó a Valdés por sus críticas al rechazo del proyecto Dominga y, en cambio, respaldó al titular de Medio Ambiente, Marcelo Mena, uno de los artífices de la negativa al proyecto. Tras la conversación y sin hacer declaraciones, Valdés cruzó hasta Teatinos 120, donde comunicó su salida del ministerio, que en las próximas semanas entrará de lleno en la discusión del Presupuesto, el último de este gobierno, y que debe ingresar a trámite legislativo a más tardar el 30 de septiembre. La Presidenta Bachelet, en cambio, se trasladó hasta Santiago Centro. Al barrio Yungay, específicamente, donde la esperaba un grupo de adultos mayores. Su semblante era distendido. Saludó, sonrió, repartió besos y abrazos. “Se viene el mes de septiembre, lo que indica que ya pasamos agosto”, dijo sin abandonar la sonrisa. Así introdujo un discurso donde volvió a mandarle un mensaje entre líneas al hasta esa hora renunciado ministro. “No concibo un desarrollo a espaldas de las personas, donde solo importen los números”, cerró Bachelet antes de regresar a La Moneda para encabezar la ceremonia de cambio de gabinete. Se impone diseño original 12.26 horas. El ministro Valdés ingresa por última vez a La Moneda con la investidura sobre sus hombros. En paralelo comienzan a arribar todos los ministros, menos uno: el ministro Mena. En los rostros de los secretarios de Estado había seriedad. También silencio. Solo el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, se detuvo para hablar con los periodistas. “Es claro que quien manda en el ámbito del gobierno es la Presidenta”, dijo antes de insistir: “Los ministros somos un fusible y dependemos de la confianza de ella”. El tradicional Salón Montt Varas estaba listo para la ceremonia, había sido preparado durante toda la mañana. Minutos antes de la una de la tarde los ministros comenzaron a tomar posición. El ambiente era muy tenso. La Mandataria ingresó con el ceño fruncido -muy distinta a como se mostró frente a los adultos mayores del barrio Yungay- y mantuvo el rictus serio durante toda la ceremonia, al igual que la mayoría de los ministros. El momento que rompió la inercia ocurrió cuando Bachelet invitó a pasar a jurar al ahora ministro de Hacienda, el ex Segpres Nicolás Eyzaguirre. Al pararse frente a la Mandataria, el secretario de Estado la miró a los ojos y ambos esbozaron una sonrisa cómplice. La escena contagió al resto de los presentes, quienes también sonrieron nerviosamente, incluido el ahora ciudadano Valdés. Así se selló el noveno cambio de gabinete de la segunda administración de Bachelet. Y el desenlace no fue muy distinto al de los anteriores: la Mandataria optó por mantener el espíritu de su diseño político original, privilegiando personas de su exclusiva confianza. Esto explica, decían ayer en La Moneda, que ante la partida de Valdés, Bachelet no se decidiera por otro que no fuera Eyzaguirre, uno de los últimos “bacheletistas” más genuinos: quizás su hombre de mayor confianza en el gobierno y al que recurre en momentos de crisis. Lo hizo al iniciar su mandato, cuando dirigió la primera parte de una de sus reformas más emblemáticas, la reforma educacional. También cuando necesitó corregir el problema instalado por el nombramiento del ex diputado Jorge Insunza en Segpres -quien tuvo que renunciar después de 28 días en el cargo por su vinculación a Antofagasta Minerals – y lo hace ahora, que necesita dar señales de tranquilidad al mundo empresarial e intentar mitigar los efectos económicos de la salida de su segundo ministro de Hacienda. Eyzaguirre jugó un rol clave, dicen en Palacio, en el diseño de la salida a esta crisis: De la Fuente, quien lo reemplazó en Segpres, es un hombre de su exclusiva confianza. “Pido a cada uno de mis ministros y ministras concentración en el trabajo, capacidad de escuchar a las personas y espíritu unitario en cada una de las tareas que enfrentemos. Pido también que seamos capaces de transmitir en terreno y de cara a las personas la certeza de que estamos trabajando por un proyecto colectivo que pertenece mucho más que a un puñado de nombres, pues es un anhelo de nuestro país. Y sé que puedo contar con ustedes”, dijo la Mandataria a sus ministros antes de terminar la ceremonia, que duró 15 minutos. Después vinieron los abrazos, conversaciones, y cada uno de los ministros salieron a enfrentar a la prensa. “¿Se cambia hoy de oficina?”, le preguntaron a la salida a Eyzaguirre. “No sé, ni siquiera se dónde tengo mi abrigo”, respondió. La ministra vocera de gobierno, Paula Narváez, realizó posteriormente una vocería que buscaba ser un corolario: “Con este cambio de gabinete damos este capítulo por cerrado y lo importante es seguir trabajando con dedicación y compromiso para cumplir con el programa de gobierno”. Las palabras de Narváez explicitaron la señal que buscaba dar la Mandataria: que la configuración ministerial sellada ayer sea la que llegue al final del mandato en marzo próximo. Pero también sacar adelante la agenda de cierre del gobierno con la que la propia Presidenta Bachelet buscaba dejar instalado su legado y salir con una alta aprobación. No será casual, para el análisis, que esta crisis se desató justo cuando coronó uno de sus principales logros de su último año de gobierno: sacar adelante el aborto en tres causales. Con todo, ayer el nuevo comité político, con la incorporación de De la Fuente, almorzó en el comedor de la oficina del ministro Fernández, encuentro al que invitaron especialmente al nuevo jefe del Ministerio de Economía. Para el análisis, los desafíos del nuevo gabinete: Eyzaguirre llega con la tarea de sacar adelante el Presupuesto 2018 y el reajuste para el sector público; mientras su reemplazante en Segpres ya definió ayer sus prioridades legislativas: terminar de sacar del Congreso las reforma que garanticen la gratuidad en la educación superior al 60% de los estudiantes más vulnerables. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/bachelet-enfrenta-inedita-salida-equipo-economico/
  4. 30 Agosto 2017 Valdés se retira de La Moneda sin hacer declaraciones tras reunirse con Presidenta Bachelet En medio de las versiones sobre una eventual salida del gabinete, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, también sostuvo un encuentro con su par del Interior. En medio de la controversia generada luego que la Presidenta Bachelet rebatiera al ministro Hacienda, Rodrigo Valdés, por sus declaraciones sobre el rechazo al proyecto Dominga y las versiones en torno a una eventual salida del gabinete, el economista PPD declinó hablar con la prensa e incluso en la mañana suspendió una de sus actividades. A las 10.15 de esta mañana Valdés debía asistir a la ceremonia de firma del proyecto de Ley sobre Fomento a las Artes Escénicas, la que fue encabezada por la Presidenta Michelle Bachelet. Sin embargo, y pese a que el iniciativa también requería de su firma el ministro optó por firmar el proyecto más temprano y se ausentó de la ceremonia. Más tarde el ministro concurrió a La Moneda donde se reunió con la Presidenta Bachelet y luego sostuvo otro encuentro con el ministro del Interior, Mario Fernández. Tras retirarse de La Moneda en dirección al Ministerio de Hacienda, Valdés fue requerido por la prensa y se limitó a señalar que no haría declaraciones. Al mediodía de ayer, la Presidenta Bachelet llegó hasta la Gobernación de Curicó, en la VII Región, para reunirse con cerca de mil beneficiarios del programa de recambio de calefactores, destinado a reducir la contaminación en esa zona del país a través de la entrega de equipos a parafina, pellet o gas, y reemplazar el uso de leña. La actividad podría haber sido una más dentro de la agenda de la Mandataria, pero no fue así por dos razones. Primero, Bachelet, que coincidencia o no, vestía una vistosa chaqueta color verde, decidió estar acompañada del ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena, quien ha estado en el centro del debate de los últimos días tras liderar el polémico rechazo del Comité de Ministros del proyecto minero Dominga, que generó críticas en el propio equipo económico del gobierno. Fuentes del Ejecutivo comentan que fue la Presidenta Bachelet quien pidió que el titular de Medio Ambiente se sentara justo a su lado. Y segundo, por las declaraciones de la Mandataria, que reivindicó el crecimiento sustentable como un sello de su gobierno, rebatiendo las palabras del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. El lunes el jefe de las finanzas públicas cuestionó el rechazo a Dominga señalando que “algunos no tienen el crecimiento dentro de sus prioridades”, lo que dejó aún más en evidencia las fuertes divisiones generadas en el gabinete tras el rechazo al proyecto, que fue desechado por 3 votos (Medio Ambiente, Salud y Agricultura) contra 2 (Energía y Minería) y una abstención, de parte del ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, que acusó falta de tiempo para analizar nuevos antecedentes sobre el proyecto. “Necesitamos que la economía crezca, pero necesitamos que el crecimiento vaya de la mano del cuidado del medio ambiente (…) hay gente que cree que si uno se preocupa del medio ambiente, la economía no va a seguir creciendo, y sí puede, sólo que hay que ponerse otros anteojos, y decir, miremos esto de otra manera”, dijo la Mandataria ayer en Curicó. Y agregó: “Esto no es un asunto de gustitos personales, sino que es una necesidad objetiva del país, una exigencia por otro lado de la ciudadanía, y queremos que sea un sello del gobierno”. Las palabras de la Jefa de Estado, quien según fuentes de gobierno no fue advertida previamente por Hacienda de las declaraciones que haría el ministro Valdés el lunes, tenían al jefe de las finanzas públicas como claro destinatario, según admiten las mismas fuentes. Los dichos de la Mandataria se leyeron en Teatinos 120 como una “quitada de piso” al equipo económico y durante la tarde de ayer no pocos especularon con la posible salida del gabinete de Valdés o incluso de Céspedes. Sin embargo, fuentes de gobierno señalan que se trata de un tema “en desarrollo” y no se descarta que alguno de los secretarios de Estado deje la administración en las próximas horas o días. En Hacienda, si bien hay quienes destacan que no se sorprendieron por la reacción de La Moneda a los dichos de Valdés, reconocen que la relación está en un punto crítico, que existe molestia ante lo que estiman constantes dificultades y cuestionamientos a la gestión del jefe de las finanzas públicas, y que se trata de la mayor crisis desde la salida del ex ministro Alberto Arenas. Ello, más aún considerando que también el subsecretario de la cartera, Alejandro Micco, calificó de apresurada la decisión de rechazar Dominga. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/valdes-se-retira-la-moneda-sin-declaraciones-tras-reunirse-bachelet/
  5. Historia del topic acá: http://foros.fotech.cl/topic/315608-reforma-educacion-superior-ignacio-sanchez-por-tramitacion-de-reforma-a-la-educacion-superior-pido-mas-seriedad-al-parlamento/?hl=%2Breforma+%2Beducacion&do=findComment&comment=22429565 05 Julio 2017 Confech pide reunión con ministro Valdés para termine la reserva de constitucionalidad a artículo que deroga el CAE "No puede ser posible que el Tribunal Constitucional sea una amenaza para cada transformación que se impulsa en nuestro país", sostuvieron los dirigentes estudiantiles. Los voceros de la Confederación Nacional de Estudiantes de Chile (Confech) entregaron una carta en el Ministerio de Hacienda para solicitar una reunión con el ministro Rodrigo Valdés, con el objeto de terminar la reserva de constitucionalidad que le pusieron al artículo que deroga el CAE y aumentar los recursos del plan de fortalecimiento de universidades estatales. "No puede ser posible que el Tribunal Constitucional sea una amenaza para cada transformación que se impulsa en nuestro país. No hay nada más injusto que un crédito bancario donde los empresarios se hacen millonarios a costa del derecho a educarse de un estudiante", sostuvo la presidenta de la Federación de la Universidad Diego Portales (UDP) y vocera de las universidades privadas, Natalia Silva. Por su parte, el timonel de la Federación de la Universidad de Antofagasta, Víctor Tapia, manifestó que "que el plan de fortalecimiento de 150 mil millones de pesos debe aumentar, porque evidenciamos que esto no fortalecerá a las universidades estatales y tampoco garantiza que se aumente la matrícula que actualmente concentra el 15% en desmedro del 85% que concentran las universidades privadas". En tanto, la presidenta de la FEUARCIS, Sandra Beltrami, reforzó la idea de aumentar los recursos para fortalecer la educación estatal, y aseguró que "el Estado tiene que jugar un rol importante en la cobertura de la educación y en su calidad; además de tener la capacidad de darle la oportunidad de estudiar a todos los que deseen acceder a la educación superior". Finalmente, Daniel Andrade, presidente de la Fech y vocero de la Confech, señaló que "seguiremos movilizados hasta que el Mineduc y Hacienda se hagan cargo de los problemas que tiene esta reforma. Seguiremos en las calles y coordinándonos con distintos actores sociales". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/07/05/confech-pide-reunion-con-ministro-valdes-para-termine-la-reserva-de-constitucionalidad-a-articulo-que-deroga-el-cae/
  6. 17 Julio 2017 Gobierno pide a oficialismo alinearse en el Congreso para la recta final Ministros pidieron a la Nueva Mayoría que el oficialismo respalde su agenda legislativa. Se acordó realizar una ofensiva como sector para defender el legado de Presidenta Bachelet. Poco menos de ocho meses restan para que el gobierno llegue a su término. Por este motivo, en La Moneda hicieron un llamado este lunes, en la reunión del comité político, a “defender el legado de la administración Bachelet”. Uno de los elementos detrás de esa petición es el hecho de que la propia Presidenta ha realizado, en más de una oportunidad, una autocrítica sobre cómo su gobierno no ha sabido dar a conocer los “avances” logrados durante su gestión. De esta manera, durante la reunión de este lunes los ministros pusieron énfasis en la importancia de que los partidos de centroizquierda respalden una serie de proyectos emblemáticos para la actual administración. “El gobierno nos planteó varias áreas en la que se requiere acuerdo y prioridad”, dijo el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete. Entre las iniciativas a las que se refería destacan principalmente cuatro: el proyecto que busca despenalizar el aborto en tres causales, que se comenzó a revisar este lunes en el Senado y en el que la posición de la DC será clave; la tramitación de la ley de educación superior que permitiría alcanzar la gratuidad en un 60%; la reforma al sistema de pensiones contemplado para fines de julio, y una batería de proyectos en materia de infancia, siendo el de mayor prioridad el que busca modificar al Sename. Otro de los acuerdos tomados por el comité político tiene relación con un pacto para que sea el oficialismo en su conjunto el que responda a las críticas del ex presidente y candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, quien, al igual que La Moneda, también ha lanzado una ofensiva para alinear a la oposición frente a la agenda liderada por Bachelet. Uno de los análisis que hay en La Moneda es que en las últimas semanas sólo el gobierno había salido a responder ante los constantes cuestionamientos del ex mandatario, por lo que dicen que sería de suma importancia que los partidos se sumen a esta ofensiva. “El ex Presidente Piñera saca la receta mágica de cómo él resolvería todos los problemas de Chile en un par de líneas, pero se le olvida decirles a los chilenos que gobernó cuatro años y que, justamente, los problemas que dice que va a solucionar con las platas de la educación que se las quiere quitar a la gratuidad, no lo hizo durante su gobierno. Entonces, juega con la inteligencia de los chilenos”, dijo el presidente de la Cámara, Fidel Espinoza (PS). Asimismo, la vocera de gobierno, Paula Narváez, señaló que “nosotros creemos de manera responsable que es posible avanzar hacia el 60% de gratuidad; no se trata de desvestir un santo para vestir a otro, que pareciera ser el planteamiento del candidato de la derecha, Sebastián Piñera”. De igual manera, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, emplazó al ex jefe de Estado a tener “cuidado con estas contabilidades que él hace”. Esto, en referencia a las críticas e informaciones que ha entregado Piñera sobre el manejo fiscal del Ejecutivo. Agenda Sename Uno de los puntos clave en los que el gobierno espera que el oficialismo se alinee es en la agenda de infancia, tema que volvió a cobrar fuerza tras el rechazo en la Cámara al informe de la comisión investigadora sobre las 1.313 muertes de menores en centros del Sename. En este contexto, en el comité político los ministros informaron a la Nueva Mayoría que se les pondrá urgencia a los proyectos sobre esa área. La primera señal la dio Bachelet en la mañana, al declarar: “Quiero hacer un llamado a nuestros parlamentarios a agilizar la tramitación de los proyectos que van a poner fin al Sename y que van a crear en su reemplazo dos nuevos servicios”. En los últimos días, la Segpres ha estado analizando los siete proyectos que se encuentran en el Congreso. Y según han expresado desde La Moneda, la cantidad de iniciativas en distintas comisiones ha retrasado la posibilidad de priorizar aquellos que buscan poner fin al Sename. “Los proyectos están con urgencia, pero ocurre que algunos están topándose en la misma comisión y, por lo tanto, se tiene que hacer ahí un análisis muy detallado de a cuál ponerle urgencia primero, en función, por cierto, de los detalles o contenidos de cada una de esas leyes”, expresó Narváez.
  7. 16 Julio 2017 Columna de Rodrigo Valdés: Un desafío fiscal y de crecimiento A mi juicio, lo que ha ocurrido con el ciclo de precios del cobre es fundamental para explicar qué ha pasado en Chile en los últimos cuatro años, donde básicamente crecimos menos por una reducción de la inversión. Unos 10 puntos base en el riesgo país y un impacto en los activos financieros acorde a eso. Eso fue lo que un análisis de mercado estimó como el costo que Chile tendría que pagar luego de que la clasificadora de riesgo S&P rebajó nuestro rating soberano desde AA- a A+, modificando la perspectiva de negativa a estable. Los analistas coincidieron en aseveraciones como “no es una sorpresa”, “estaba internalizado”; y también recordaron que las diferencias en el spread de los países con grado de inversión son bajas y que con el reciente recorte de China -que sí fue una sorpresa- “no pasó nada”. Y en efecto, el viernes no se observaron impactos muy relevantes ni en la Bolsa (donde el Ipsa incluso rompió el techo de los 5.000 puntos), el tipo de cambio (que se vio presionado, pero por las noticias de inflación en Estados Unidos), los bonos soberanos que se transan en los mercados externos o el CDS (seguro contra impago) de Chile, cuando se compara con algunos países similares. A esto se suma el hecho de que la nueva nota sitúa a Chile en el grupo donde están economías más desarrolladas, como Japón, Israel, Eslovaquia, Irlanda y Eslovenia. Además, nos mantiene un par de escalones por encima de los países latinoamericanos mejor posicionados, que son los de la Alianza del Pacífico. Este conjunto de ingredientes podría haber llevado a algunos a hacer una interpretación más benévola o complaciente de lo que esta señal significa para Chile. Afortunadamente, no ha sido el caso y, en general, esta noticia se ha sopesado con la seriedad que amerita. Es la primera rebaja desde que tenemos nota con esta clasificadora y nos remonta al que tuvimos hasta 2010, aunque por encima del que teníamos hasta 2006. Razones Aunque las razones de este movimiento en nuestra calificación crediticia están claramente descritas en el informe de S&P, la “opinología” local ha planteado explicaciones de todo tipo. Por eso, vale la pena insistir en que la agencia afirma que en la base de su decisión está el prolongado período de bajo crecimiento que ha dañado los ingresos del Fisco, lo que junto con una fuerte presión política para impulsar el gasto ha contribuido a incrementar la deuda pública. Si bien estiman que esta sigue siendo baja comparada con la de otros países, les preocupa su ritmo de aumento en un escenario de lento crecimiento. Agregan que los aún bajos precios de cobre y bajos niveles de confianza empresarial restringen el consumo privado y la inversión, limitando las expectativas de crecimiento. A mi juicio, lo que ha ocurrido con el ciclo de precios del cobre es fundamental para explicar qué ha pasado en Chile en los últimos cuatro años, donde básicamente crecimos menos por una reducción de la inversión, que responde en gran parte a la caída del precio del cobre. Si ponemos en perspectiva nuestra dinámica de inversión, es casi indistinguible de la que ha existido en otras economías mineras, como Perú, Canadá y Australia: todos vivimos un boom del 2010 al 2012 y luego una disminución significativa. A esto se suma un pobre desempeño de nuestras exportaciones. Este tipo de comparaciones muestran que, aunque probablemente la reforma tributaria tuvo impacto en la inversión y el crecimiento, el factor cobre ha sido el más importante. En cuanto al aumento de la deuda, es verdad que el déficit ha aumentado, pero en el margen se ha ido ampliando a tasas decrecientes. Al informar sobre las cifras fiscales la semana pasada, detallamos que la proyección de balance estructural para 2017 es de -1,7%, en línea con nuestro compromiso de ir reduciendo gradualmente ese monto en aproximadamente un cuarto de punto de PIB por año. Aquí otra vez el factor cobre es relevante: si en 2011 los ingresos fiscales por cobre eran más de 4% del PIB (aproximadamente US$ 10 mil millones), en los últimos dos años llegan apenas a 0,5% del PIB. Perspectiva estable Mirando hacia adelante, lo que más interesa en este ámbito es evitar una espiral de downgrades. Para eso no hay otra receta que seguir tomando en serio el desafío fiscal y de crecimiento que enfrentamos, en el contexto de las múltiples necesidades de gasto que existen. Es un desafío país, de este gobierno y de los venideros. Nosotros nos mantendremos en el marco de nuestra estrategia fiscal para reducir el déficit estructural gradualmente y el Presupuesto 2018 será un fiel reflejo de ese compromiso. Que S&P haya cambiado la perspectiva crediticia desde negativa a estable es muy importante, porque significa que no esperan cambios en la nota en los próximos dos años, por cierto, mientras no se produzcan eventos significativos en la macroeconomía o en la política fiscal. Esta estabilidad apunta a un escenario donde la economía recupera su ritmo de crecimiento -suponen 2% el próximo año y 2,5% hacia el 2020-, y el déficit fiscal sigue una trayectoria de disminución gradual, permitiendo que la deuda se estacione bajo el 30% del PIB. Pero hay un tercer ingrediente de máxima importancia, que es que el actual gobierno y los que le sucedan mantengan lo que la agencia calificó como “pilares distintivos” de nuestra economía: reglas fiscales y monetarias responsables, apertura comercial y de inversión, así como seguridad y predictibilidad jurídica. El compromiso de Chile de anclar las políticas fiscales y monetarias a un marco de reglas transparente es una fortaleza para nuestra calificación crediticia. De hecho, S&P considera que nuestra estrategia fiscal es coherente con mantener nuestra buena clasificación actual. Y así tenemos que reconocerlo todos. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/columna-rodrigo-valdes-desafio-fiscal-crecimiento/
  8. 06 Julio 2017 Sinceró autocrítica por agenda de reformas Valdés reconoce debilidad política del Gobierno: "No se puede hacer todo al mismo tiempo, fuimos muy ambiciosos" El titular de Hacienda dijo que la actual administración intentó hacerse cargo de un malestar ciudadano. Sin embargo, reconoció que "si uno junta las restricciones económicas en un período no tan bueno con las restricciones políticas, es difícil hacer muchas cosas, porque cada cosa cuesta políticamente y uno tiene un capital político limitado de poder convencer a otros". Faltan ocho meses para que el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet llegue a su fin y ya comenzaron a surgir los balances de lo que ha sido esta administración, como el que hizo este jueves el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quien admitió que en el Ejecutivo "fuimos muy ambiciosos" al intentar recoger el malestar ciudadano con el impulso simultáneo de varias reformas estructurales. En una entrevista a Radio Zero, Valdés fue consultado sobre si para mejorar en estándares de igualdad hay que sacrificar el crecimiento, indicando que "es un dilema bien difícil en que depende cómo se hagan las cosas, pero no se puede hacer todo al mismo tiempo y hay que tener mucho cuidado con los instrumentos". Y acto seguido sinceró que "nosotros en el Gobierno hemos hecho una autocrítica, que no es que quisimos hacer todo al mismo tiempo, pero fuimos muy ambiciosos, y si uno junta las restricciones económicas en un período no tan bueno con las restricciones políticas, es difícil hacer muchas cosas, porque cada cosa cuesta políticamente y uno tiene un capital político limitado de poder convencer a otros". "Hay un límite también de capital humano dedicado a estas cosas, uno dice 'escriban un proyecto de ley', pero los proyectos de ley se demoran semanas en madurar y en discutirse", agregó. Finalmente, sostuvo que "yo no hablaría de ambiciones desmedidas, creo que lo que pasó en este Gobierno, y esto será más para reflexión futura, es que se hizo cargo de un malestar ciudadano respecto de donde estábamos". Sin embargo, considera que "Chile sigue siendo un país que es bueno para vivir y bueno para invertir (...). Es cosa de ver la inmigración", señaló. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/07/06/valdes-reconoce-debilidad-politica-del-gobierno-no-se-puede-hacer-todo-al-mismo-tiempo-fuimos-muy-ambiciosos/
  9. 28 Abril 2017 Ministro Valdés descarta rebaja tributaria como la propuesta por Trump en EE.UU Por razones de sostenibilidad fiscal "los economistas consideran que esa no sería una medida viable para el país", manifestó el titular de Hacienda. Este viernes el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, descartó que Chile pudiera llevar a cabo una rebaja tributaria como la propuesta por el presidente estadounidense, Donald Trump. Por razones de sostenibilidad fiscal "los economistas consideran que esa no sería una medida viable para el país", manifestó Valdés durante la Cuenta Pública institucional realizada en la intendencia de la región del Maule. Esto después de que este miércoles Trump anunciara la reducción del 35% actual a un 15 % en el impuesto a las ganancias corporativas. "En este momento en Chile tenemos que cuidar nuestros equilibrios fiscales y por lo tanto no hay espacios para rebajas tributarias. Eso creo que todos los economistas estamos de acuerdo", añadió el ministro. Agregó que la discusión de impuestos "hay que tratar de despolitizarla lo más posible" ya que el Estado necesita recaudación para financiar programas sociales. "Sucedía en Chile que los impuestos eran muy bajos y había una serie de maneras de postergarlos que al final significaba que algunos no pagaban muchos impuestos. Eso la reforma tributaria la modificó", explicó. La reforma tributaria es uno de los ejes del programa del segundo mandato de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, cuyo objetivo es financiar la reforma educativa mediante una subida de impuestos con la que se estima que se podrían recaudar unos 8.200 millones de dólares adicionales. Detalló que tener finanzas públicas ordenadas ayuda a la economía ya que "la tasa que se endeuda una persona hoy día por un crédito hipotecario es muy distinta si nosotros tuviésemos un comportamiento fiscal, digamos, desordenado". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/04/28/ministro-valdes-descarta-rebaja-tributaria-como-la-propuesta-por-trump-en-ee-uu/
  10. Historia del topic aca: http://foros.fotech.cl/topic/309954-economia-ministra-krauss-y-aumento-en-desempleo-vamos-a-redoblar-los-esfuerzos-para-que-esta-alza-no-se-transforme-en-una-tendencia-pagina-2/?hl=%2Beconomia&do=findComment&comment=22114182 03 Abril 2017 Valdés y recorte en proyección de crecimiento: “Era relativamente esperado” El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, dijo que la baja se explica por factores transitorios como la huelga en Escondida y los incendios forestales. Luego que el Banco Central rebajara su proyección de crecimiento para este año a un rango de 1%-2% desde el 1,5%-2,5% previsto en diciembre, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, sostuvo que el recorte era “relativamente esperado” y que se explica por factores transitorios como la huelga en Escondida y los incendios forestales, entre otros. Sin embargo, Valdés destacó que “la demanda interna de Chile -que es lo que al final se siente más en la economía- básicamente no sufre cambios desde un Ipom a otro y sigue teniendo un aumento en su tasa de crecimiento bastante significativo desde el año pasado a este año, lo cual hace augurar que vamos a tener una economía que va creciendo más”. En su Informe de Política Monetaria (Ipom) el Banco Central estimó que la demanda interna anotará una expansión de 2,3% este año, versus el 2,6% previsto en diciembre. El ministro recalcó que un escenario externo más positivo y la tendencia creciente que muestra la demanda interna son los principales factores para la recuperación del crecimiento hacia adelante, una vez que desaparezca el impacto de los eventos transitorios que están afectando las cifras actuales. Añadió que el Banco Central, en su Ipom pone el acento en “algo que tenemos que valorar: que la economía está sana, no tiene puntos de tensión que impidan que crezca, que el mundo está un poco mejor y por tanto, debiera empujar hacia un mayor crecimiento y que la política macroeconómica que seguimos en Chile es seria y va a aportar a ese crecimiento”. Valdés indicó que otro factor positivo es que las proyecciones del instituto emisor apuntan a que la inflación “se mantenga bajo 3% durante este año y eso es una buena noticia para las familias, en que la inflación es baja en Chile”. Consultado por la herencia económica del gobierno, sostuvo que la actividad “ha seguido creciendo en torno a 2% estos años, en un ambiente muy complejo para la región”. “Latinoamérica entró en recesión, el desempleo en algunos países ha calado significativamente y nosotros en Chile, todos los chilenos, hemos sido capaces de capear estos momentos más difíciles”, precisó. En este sentido, el ministro recordó que “el precio del cobre, de estar cerca de US$4 la libra hace algunos años, ha pasado de estar cerca de US$2 el año pasado, e incluso por debajo, antes que tuviésemos que hacer un ajuste fiscal. Hemos hecho lo posible para capear estos tiempos complejos de manera sana y creo que el Banco Central lo que hace hoy día es reconocer una vez más eso, que mantenemos una economía que es sana”. Valdés dijo que es importante valorar la institucionalidad de Chile, la combinación de un Banco Central autónomo, una economía abierta e integrada, y una regla fiscal que gradualmente hace una disminución del déficit. “Al final, dice la herencia para nuestros hijos es tener una economía sana, ordenada que no dejamos problemas que están a punto de explotar”, aseveró. Ante una consulta, el ministro descartó que el recorte en la proyección de crecimiento pueda influir en la discusión de cambios en materia de pensiones. “Esto es muy importante tenerlo en cuenta: cuando uno discute el tema pensiones está discutiendo algo que tiene que ser sostenible varias décadas. No una cosa que dependa del PIB de un año”. Enfatizó que el objetivo es hacer una reforma “que dure en el tiempo, que no provoque problemas fiscales, que no sea una carga final para nuestros nietos. “Tenemos un problema de pensiones, pero esto no se arregla dejándole problemas a los más jóvenes”, afirmó. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/valdes-recorte-proyeccion-crecimiento-relativamente-esperado/
  11. 10 Abril 2017 Valdés advierte sobre alto endeudamiento y llama a cuidar trayectoria fiscal El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, afirmó que la reforma tributaria ha sido fundamental para que no se desvíe el déficit fiscal. Al informar sobre la ejecución presupuestaria 2016 ante la Comisión Especial Mixta de Presupuestos, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, defendió la trayectoria fiscal definida por el gobierno para ir conteniendo el alza de la deuda y reduciendo el déficit, a un ritmo que permita un crecimiento acotado del gasto y no constriña necesariamente a la economía (ver presentación). Al exponer el panorama de las finanzas públicas junto al Director de Presupuestos, Sergio Granados, el ministro ratificó que el gasto fiscal creció 3,7% año a año en 2016 con una ejecución prácticamente de 100%, ambas cifras considerando el ajuste fiscal de comienzos de año, ya que estaba previsto que la expansión del gasto fuera de 4,4%. Agregó que el total de ingresos que recibe el Fisco llegó el año pasado a 21% del PIB y destacó que la reforma tributaria está recaudando en torno a lo proyectado, permitiendo así sostener un nivel de recursos similar al de los últimos años. “Ha sido fundamental para que no se desvíe el déficit”, sostuvo. Esto ya que precisó que los recursos provenientes del cobre cayeron de 8,4% en 2016 a 0,4% en 2016, mientras que la participación de los ingresos mineros en los ingresos del Gobierno Central bajó de 34,2% en 2006 a 1,7% en 2016. “Hemos perdido mucha recaudación por el precio del cobre, la hemos podido recuperar por la reforma tributaria. Sin esa reforma tendríamos en torno a 2 puntos del PIB menos de recaudación”, advirtió. Añadió que la reforma tributaria ha permitido “que el déficit no se amplíe en demasía y que el gasto pueda seguir creciendo, aunque más lento de lo que esperábamos”. Añadió que la deuda del Fisco llegó a 21,3 % PIB en 2016 y el balance efectivo terminó con un déficit de 2,8%, algo mejor que el 3,1% proyectado en septiembre de 2015. En cuando al balance estructural, explicó que al presentar los datos “con la mejor información que tenemos hoy, que es donde están los parámetros estructurales actualmente”, lo que se muestra es que “logramos llegar a un déficit estructural de 1,6 desde 1,9 el 2015” y se proyecta 1,3 para 2017, tal como se detalló en el presupuesto de este año. Incluso dijo que el precio del cobre se mantiene en los niveles actuales, podría contribuir a reducir el déficit efectivo. Con todo, reiteró la necesidad de ser cuidadosos respecto de la trayectoria fiscal. “La deuda está aumentando y lo está haciendo a una tasa bastante elevada. Por eso es que hemos venido diciendo que tenemos que tener mucho cuidado con la trayectoria fiscal. Estamos empeñados en ir disminuyendo el balance estructural, cosa que hemos logrado. No hay para qué hacerlo rápido de una vez, pero no se puede dejar de hacer”, enfatizó. Añadió que con las bajas tasas de interés y el espacio monetario existente “no tiene sentido usar la herramienta fiscal como una línea de defensa principal para el ciclo. Dicho eso, el gasto creció 3,7%, bastante más que el PIB; por lo tanto, desde el punto de vista del gasto aquí hay un efecto contracíclico. Sin embargo, si uno mete los impuestos se acerca a ser más bien neutral”. Así sostuvo que el balance estructural está permitiendo que funcionen los estabilizadores automáticos. “Esto quiere decir que si la recaudación cae porque hay poco crecimiento, el Fisco deja que esa recaudación caiga y se endeuda para financiarla en vez de apretar el gasto fiscal y empeorar el ciclo económico”, explicó. En cuanto a la ejecución, señaló que respecto de la ley aprobada llegó a 98,4%, pero si se resta el ajuste fiscal “la ejecución total es de 99,6%, que si no me equivoco es la más cercana a 100% de los últimos años”. Destacó que en cuanto a gastos de capital los ministerios de Obras Públicas y Vivienda tuvieron ejecuciones algo por sobre el 100% ya que tienen “tienen una experiencia, equipos, una historia de poder invertir muy fácilmente”. Además, recibieron reasignaciones que se definen durante el año dado la menor ejecución de otras partes del sector público como gobiernos regionales, los Ministerio de Educación y Salud. Añadió que espera que en todas las áreas del gobierno puedan generarse capacidades de ejecución oportuna y planteó la necesidad de evaluar “si es que hay que cambiar algunos formatos, por ejemplo, la experiencia de que sean los servicios de salud los que hagan el proceso de inversión hospitalaria puede ser demasiado descentralizado y eso convendría tenerlo a un nivel más central”. Por su parte, el Director de Presupuestos, Sergio Granados, entregó el balance del traspaso de trabajadores a honorarios al régimen de contrata en el sector público durante el ejercicio 2016. Recordó que la Ley de Presupuestos autorizó 4.000 cupos, de los cuales se utilizaron 3.772; el margen de cupos no utilizados será ajustado según los mecanismos que define la misma Ley. Sobre la forma en que se operará en 2017, en el que existe la autorización por 8.000 cupos, el Director explicó que se utilizará la misma estrategia del año anterior. “Vamos a utilizar una estrategia parecida a la que usamos el año pasado que es la mitad de los cupos asignarlos a Salud, que tiene la mayor tasa de cumplimiento”, sostuvo. En materia de gastos en emergencia y catástrofes, el Director de Presupuestos presentó un cuadro que enlistó desde 2010 a 2016 los gastos asociados a este tipo de eventos. No se incluyeron las emergencias de 2017, cuyo balance será entregado a mediados de año. Así, a la fecha, explicó que “hemos gastado $4,3 billones en emergencia y reconstrucción. El gasto más importante obviamente ha sido el del terremoto del 27F y todavía siguen incurriéndose en gastos especialmente en reconstrucción en viviendas”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/valdes-advierte-alto-endeudamiento-llama-cuidar-trayectoria-fiscal/
  12. 06 Abril 2017 Le lanzan monedas a ministro Valdés en almuerzo donde pagaba apuesta a presidente ejecutivo de Codelco "Le debo un lomito a Nelson Pizarro" dijo el ministro una vez que el encuentro debió suspenderse ante la animosidad de los transeúntes. El ministro de Hacienda Rodrigo Valdés le debía un sandwich al presidente ejecutivo de Codelco Nelson Pizarro, debido a los buenos resultados de la minera estatal. Pero la cosa estuvo lejos de ser distendida. Valdés había prometido el encuentro a Pizarro una vez que se hicieron públicos los $500 millones de excedente de Codelco, superando en un 74% la meta que se habían propuesto con Hacienda. Sin embargo, al llegar al local de la cadena Dominó, ubicado en el Paseo Huérfanos, la gente comenzó a increpar al secretario de Estado por su postura en el tema de las AFP e incluso le lanzaron monedas. El almuerzo debió suspenderse, y Valdés se limitó a señalar que "le debo un lomito a Nelson Pizarro, en alguna fuente de soda". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/04/06/le-lanzan-monedas-a-ministro-valdes-en-almuerzo-donde-pagaba-apuesta-a-presidente-ejecutivo-de-codelco/
  13. 17 Marzo 2017 Luis Larraín, director ejecutivo de LyD: “Los ministros Rodrigo Valdés y Nicolás Eyzaguirre tiraron la toalla” El economista afirma que el país no tiene un liderazgo claro y fuerte que permita empujar el carro del crecimiento económico. Agrega que la tesis del titular de Hacienda sobre que la economía enfrenta un problema estructural es inconsistente. Su hijo -que se llama igual que él- será candidato a diputado, pero Luis Larraín padre no tiene interés alguno en levantar una candidatura. Aunque no se quedará fuera del proceso electoral que viene, porque desde su cargo como director ejecutivo del instituto Libertad y Desarrollo (LyD) apoyará al abanderado presidencial de la oposición. No milita en ningún partido, pero dice que tiene domicilio político conocido: “Nosotros, como Libertad y Desarrollo, tenemos una tradición bastante institucional, en el sentido de apoyar a los candidatos de centroderecha con nuestro aporte programático y con profesionales tanto para el trabajo de campaña como para constituir el gobierno, como nos pasó en la administración del ex Presidente Sebastián Piñera”. La aparición, en estos últimos años, de otros centros de estudios, que representan también a la derecha, como Clapes UC y la misma fundación Avanza Chile, ¿no le han restado espacio a LyD en el debate público? A nosotros, por formación, no nos molesta la competencia. Apreciamos mucho lo que ha hecho Clapes-UC bajo la conducción de Felipe Larraín, que son una voz importante, sobre todo en materia de política económica. Nosotros creemos, modestamente, que en materia de políticas públicas todavía somos más que Clapes y Avanza Chile, pero ellos hacen aportes importantes. Creo que parte del fortalecimiento de la política en Chile tiene que darse por la vía de tener apoyo técnico importante en la propuestas y en eso estamos dispuestos a jugar un rol y colaborar bastante con Clapes y Avanza Chile. Pero viniendo -el más probable candidato presidencial Sebastián Piñera- de Avanza Chile, ¿no les resta a ustedes influencia en un futuro gobierno? Por eso nos interesa estar en un trabajo programático, somos modestamente un poco más grandes que Avanza Chile, tenemos más investigadores y eso nos permite estar en varios temas. No le tenemos susto a perder influencia mientras tengamos buenos profesionales, pero esto exige estar constantemente renovando a la gente. ¿Como pasó con la salida de Rosanna Costa, que se fue como consejera al Banco Central? Exactamente, pero nosotros estamos felices de que en la elección de consejero del Banco Central se considere a gente de Libertad y Desarrollo, pero claro, tenemos el desafío que no es fácil de reemplazarla. Ahora, hemos ideado una fórmula donde tenemos a Susana Jiménez y a Francisco Orrego a cargo de dos subdirecciones. Nos rearmamos. Apoyo presidencial ¿Tienen definido ya su apoyo a Sebastián Piñera? Obviamente que Sebastián Piñera hoy es el más probable candidato de la centroderecha y, en ese carácter, nosotros lo apoyaríamos, pero también tenemos una relación con el diputado Felipe Kast, que trabajó con nosotros acá y que está en un intento, a través de su partido Evópoli, de llegar a las primarias. De manera que apoyaremos al candidato que la centroderecha elija. ¿Ideal sería que de ser electo como candidato del sector Sebastián Piñera informara una decisión sobre cómo separará sus negocios de su actividad política? Sería bueno que, en un plazo razonable, manifieste una voluntad de qué es lo que va a hacer y, obviamente, ojalá pudiera materializar una figura de fideicomiso ciego antes de asumir como Presidente de la República, si es que es elegido. ¿Los acercamientos con los candidatos pasan ya por delinear los desafíos del próximo gobierno? Claro, el desafío del próximo gobierno, cualquiera que sea, es tratar de volver a poner a Chile en la senda del crecimiento, porque lo más probable es que vamos a crecer sólo 1,5% promedio este año, que es bajísimo, el peor de toda la Alianza del Pacífico. Realmente estamos en una situación como que se hubiera estancado el país, por tanto, el desafío del próximo gobierno es ponerlo en marcha, echando a andar la máquina de creación de riqueza. El debate económico El consejero del LyD Juan Andrés Fontaine dijo que Chile está empantanado y el candidato presidencial Alejandro Guillier, que el país se estancó. Si bien ambos apuntan a distintas direcciones, ¿se inscribe usted con esta apreciación de que se pudo haber hecho más en este gobierno? Definitivamente, el crecimiento económico es muy bajo, no satisface para nada las expectativas que tiene la población ni tampoco la trayectoria que usualmente teníamos en estas materias. Por lo tanto, tenemos un problema serio, donde pueden empezar a exacerbarse algunas de las tensiones que hay en la sociedad chilena, justamente por el bajo crecimiento. El fin de semana pasado, tanto los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, como de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, afirmaron que Chile enfrentaba un problema estructural en materia de crecimiento, ¿comparte esta tesis? Precisamente, lo que me preocupa más todavía es esa tesis que han planteado, porque me dio la sensación que los ministros Valdés y Eyzaguirre tiraron la toalla. ¿Por qué? Antes uno escuchaba que el ministro Valdés hablaba de brotes primaverales, que una cifra está mal por cosas puntuales, pero que después vendría una mejor, pero hoy el tono es decir que no vamos a lograr reactivar este país y, por lo tanto, están más bien abocados a otra tarea, que humanamente los entiendo, pero que al país no le sirve, porque ellos han liderado la conducción económica de un gobierno que ha hecho una muy mala performance. El ministro de Hacienda argumentó -en entrevista con la Tercera- que “lo más estructural es que hemos dejado de crecer vía exportaciones”… Encuentro inconsistente lo que dice, porque si Chile tiene un problema con las exportaciones que es estructural y que incluso sostiene que viene desde hace 10 años, entonces está claro que requeríamos para este período, en el que él ha sido ministro de Hacienda y la coalición que él apoya ha sido gobierno, un programa que se hiciera cargo de ese tema y que impulsara medidas a favor de la productividad. No obstante, este gobierno ha hecho exactamente lo contrario. ¿Con las reformas? Ha impulsado una reforma laboral que atenta contra el pago de remuneraciones de acuerdo a la productividad de los trabajadores y una mala reforma tributaria. Ahora, por lo menos, Rodrigo Valdés no dice lo que señalaba el ex ministro Alberto Arenas, que aumentar en tres puntos del PIB la carga tributaria no iba a tener efectos sobre la inversión, pero sale con esta otra tesis de las exportaciones. Es sospechoso que justo haya salido Nicolás Eyzaguirre con una tesis parecida a la del ministro Valdés el mismo fin de semana. Esto parece un operativo para exculpar al gobierno de Bachelet de su responsabilidad en cuanto a esta especie de tapón que le han puesto a la economía chilena. También en la entrevista el ministro de Hacienda hace un reconocimiento de que “Chile tiene hace rato un problema en términos de concretar inversiones”, a propósito de la paralización del proyecto minero Dominga. Aquí hay una explicación pendiente de cómo está funcionando nuestro sistema de evaluación ambiental. Es más, algunas versiones que vienen de la misma Nueva Mayoría dicen que derechamente aquí hubo una intervención del gobierno para que no se aprobara. Entonces, es como desesperanzador ver, desde el punto de vista de alguien que espera que el ministro de Hacienda esté liderando el proceso de recuperación de la economía chilena, que empieza a dar explicaciones de otro tipo de por qué la economía está desacelerada. Eso tiene como objetivo exculpar a la actual administración de este bajo crecimiento. ¿Pero el ministro Valdés este último tiempo ha hecho una gran arremetida en distintas instancias por el crecimiento? Si el problema es que ellos están gobernando, no son comentaristas. El como ministro de Hacienda debiera ser el principal interesado en que las cosas cambien si es que hay problemas. Y, a veces, parece que ciertos sectores dentro del gobierno no quieren que se concreten las inversiones. Y, por otro lado, no hay un liderazgo, yo no vi a una figura, que podría haber sido él, que se parara frente al senador Guido Girardi, que se opone al proyecto Dominga, que le dijera que los funcionarios tienen que cumplir su rol técnico y aprobar las inversiones. No vi ese liderazgo, vimos una cosa que es desesperanzadora para la inversión, es como decir: ¡No hay caso con esto! Fuente: http://www.latercera.com/noticia/luis-larrain-director-ejecutivo-lyd-los-ministros-rodrigo-valdes-nicolas-eyzaguirre-tiraron-la-toalla/
  14. 12 Marzo 2017 Rodrigo Valdés: “Chile tiene hace rato un problema en términos de concretar inversiones” A propósito de que este fin de semana el gobierno parte su último año de gestión, el ministro de Hacienda adelanta cuál será su preocupación durante 2017: el crecimiento. Y, al respecto, su recado para los integrantes de la Nueva Mayoría es que “en la coalición se les ha asignado menos importancia a los incentivos y a la potencia de las señales”. ¿Volvería a ser ministro? “No. Tengo un compromiso familiar de no ser más ministro”, asevera Rodrigo Valdés mientras se acomoda en la tradicional y larga mesa de trabajo de su oficina, en el piso 12 de Teatinos 120. No sabe bien a qué se dedicará a partir de marzo de 2018 -suponiendo que se mantiene en el cargo-, cuando se acabe este gobierno. “Seguiré siendo economista, haré algo ligado a la academia, al sector privado, ahí veremos”, adelanta. Pero hoy y, particularmente este fin de semana, cuando la actual administración de la Presidenta Michelle Bachelet cumple tres años, el ministro de Hacienda -militante del Partido por la Democracia (PPD)- parte esta entrevista con La Tercera haciendo una pequeña evaluación: * Lo bueno: “Hemos podido avanzar en cambios bien importantes, que nos van a ayudar a tener un país más equitativo y ojalá con más crecimiento en el largo plazo; la reforma educacional hay que verla en las dos dimensiones”. * Lo malo: “Nos ha tocado un ciclo económico complejo, con un mundo complejo y el fin del boom de las materias primas”. * Lo feo: “El problema que ha sufrido la elite en general, pero la política en particular respecto de su credibilidad, al aprecio del ciudadano promedio por instituciones que son muy importantes”. El tema que ha sido parte de su agenda prácticamente desde que asumió ha sido la desaceleración económica, ¿qué está deteniendo el crecimiento? Lo más estructural es que hemos dejado de crecer vía exportaciones, han estado muy flojas por casi una década, y mi impresión es que una de las causas es que nos ha costado descubrir nuevas áreas grandes de impulso como país. Uno hoy no puede contar historias tan simples como contaba antes de que los vinos, las frutas, los salmones o la celulosa y la madera han estado creciendo fuerte. Eso es un gran desafío que no es para un año, sino para el mediano plazo. ¿Y para el corto plazo? La parte más cíclica está compuesta por dos cosas: una externa y otra interna. En la primera, hemos tenido la caída del precio del cobre, que ha tenido cierta recuperación ahora, pero a mí me tocó asumir de ministro ya bien entrado el gobierno, con precios de US$ 2,90 la libra, que parece harto ahora, pero ya era bajo respecto de lo que se venía mostrando, y eso ha tenido varias consecuencias. También el crecimiento de nuestros socios comerciales ha sido menor y, con ello, las importaciones de los países que comercian con nosotros han estado muy estancadas. ¿En la parte interna son las reformas? Uno no puede desconocer que algunas de las reformas han generado tensiones internas, que han pasado por momentos de complicación y que tienen algunos efectos directos sobre la actividad que puede ser a la baja, pero no por eso no hay que hacerlas. He dicho muchas veces que cuando uno hace una reforma tributaria, por ejemplo, y eleva el impuesto a las empresas, es evidente que el costo de capital va a aumentar y eso tendrá un efecto en la inversión. Pero no hay que esconder la cabeza porque hay un efecto de corto plazo de una reforma. ¿El contexto para realizar esta reforma era el adecuado, considerando que buscaba recaudar tres puntos del PIB de una economía desacelerada? Una manera de ver esto es que sin la reforma tributaria el déficit fiscal el año pasado no habría sido de 2,8%, sino que de 4,8%. Claro que uno podría haber gastado distinto o menos, pero dado el plan de avance de inversiones muy significativo en educación, que va mucho más allá de la gratuidad, era necesario recaudar más. ¿“Era necesario recaudar más” poniendo en jaque el crecimiento económico como han afirmado algunos expertos? Si a mí me dicen, cosa que no creo, que la reforma tributaria baja el crecimiento en varios puntos porcentuales y que, además, causó la caída en la inversión en Chile, ahí tendrían que explicar esos mismos economistas por qué la inversión en Chile ha caído en los dos últimos años menos que lo que ha bajado la inversión en Perú. O sea, ¿usted no cree que haya una relación directa entre el menor crecimiento y la reforma tributaria? Sí hay una relación, pero el problema es de magnitudes. Cuando a mí me dicen que todo lo que pasa en Chile, y subrayo todo, es debido a la reforma tributaria y a no sé qué otra reforma, yo digo: sabe qué, no les creo. ¿Por qué? No tengo antecedentes para afirmar eso y pregunto qué método científico tenemos. A ver, comparémonos con otros que no tuvieron reforma y que son más o menos parecidos a nosotros, y ahí vuelvo al caso de Perú. Ellos se han manejado muy bien en lo macro y microeconómico, pero resulta que en los dos últimos años han tenido caída de inversiones mayores que las de Chile. Entonces, vuelvo al punto inicial: ¿Podemos explicar todo lo malo que pasa en Chile sólo por las reformas? Evidentemente, no. No podemos pensar que Chile estará para siempre complicado si es que no se revierten estas reformas o que, mágicamente, el país puede crecer si uno baja una tasa de impuestos. ¿Por qué, entonces, los candidatos presidenciales han planteado que revisarán las reformas tributarias, laboral y educacional? Todas las reformas son perfectibles en el tiempo. Yo creo que nadie aquí tiene el diseño final. De hecho, a mí me tocó hacer una simplificación bastante importante a la reforma tributaria. Lo que no podemos pensar, sin embargo, es que Chile puede volver al statu quo que existía hace cuatro años. Eso sería no entender bien la política ni la dinámica social. Chile necesitaba hacer bastantes cambios. Un ejemplo… los estacionamientos ¿Se siente acompañado en esta cruzada por un mayor crecimiento económico? Siento el apoyo de mucha gente de manera transversal, no porque sea la pega del ministro de Hacienda tener apoyo transversal ni ser popular, pero siento el respaldo completo de la Presidenta con una política macroeconómica ordenada. Nosotros tenemos un activo país que tenemos que cuidar: la credibilidad que tiene el Fisco. ¿Ese es un rayado de cancha? El rol del Ministerio de Hacienda es ponerle bordes y conducir muchas discusiones. A veces, me peleo con algunos amigos parlamentarios, porque se enojan por el rol de Hacienda, porque sienten que nos metemos en más cosas que sólo la política fiscal, pero la credibilidad fiscal es un activo de Chile, por lo que tratamos de dar racionalidad a muchos cambios tomando en cuenta los efectos colaterales que no son evidentes para el resto de la gente o efectos de mediano plazo que no se ven de las reformas. ¿Por ejemplo? Mencioné el otro día en un seminario el tema de los estacionamientos como un ejemplo donde se ve clarito que hay cosas que son populares de corto plazo, pero que pueden tener efectos colaterales de mediano plazo bien negativos. Ahí el rol de Hacienda y del equipo económico, en general, es muy importante y me siento parte de un equipo económico que se coordina, que funciona. La verdad es que no puedo alegar para nada que estoy solo. ¿El gobierno enviará un proyecto de ley por este tema del cobro en los estacionamientos? Nosotros no enviaremos un proyecto de ley, no está en carpeta hacer eso. Hay temas de competencia que tenemos que cautelar y también quiero decir que es importante que la gente escoja: si hay un estacionamiento caro, ¡que no lo use! Aquí hay un problema bien de fondo: en una economía de mercado tiene que haber libertad de precios, a no ser que haya casos muy específicos de por qué no: el agua potable es regulada, pero el precio del pan no. En el caso de los estacionamientos, no hay un caso para regular los precios, pero el mercado tiene que funcionar y parte de esto es que nosotros, los consumidores, escojamos bien qué estacionamiento usamos. ¿A qué se refiere con los temas de “competencia que hay que cautelar”? Hay temas que llevará el Ministerio de Economía, que está dentro de su mandato y serán ellos lo que anunciarán lo que se hará. A los políticos En ese mismo seminario, usted señaló que “al mundo político se le ha olvidado la importancia del crecimiento”, ¿por qué lo cree? Hay dos razones profundas. Una, que hemos logrado sortear esta desaceleración con un alza pequeña en el desempleo. El desempleo como tema político no ha sido una piedra grande en el zapato, básicamente porque la contención salarial que hemos logrado en este ciclo económico ha sido coherente con que el desempleo suba menos. Lo segundo, es que al menos en la coalición se les ha asignado menos importancia a los incentivos y a la potencia de las señales. ¿A qué responde? A distintos temas: porque se dio por dado el crecimiento, porque en el pasado esto no se discutió tanto y simplemente se hizo. Pero hoy es muy importante entender bien que se necesitan retornos para los que invierten y cierta estabilidad en las reglas del juego. Uno no puedo suponer que el crecimiento será igual cuando hay ciertos incentivos y no otros. Entonces, el rol de los efectos de los incentivos en cualquier medida tenemos que volver a valorarlo. A su juicio, ¿los políticos no han sido más activos con el tema del crecimiento porque el desempleo no ha aumentado? Sin duda, llevamos mucho tiempo de desempleo bajo, lo que va alejando la importancia del crecimiento, lo cual tiene consecuencias, porque si se da como dado el crecimiento y se toman decisiones que no consideran los efectos colaterales, se termina más entrampado. Entonces, el rol nuestro es tratar de estimar, hacer ver y hacer conciencia de estos efectos y lograr cambios equilibrados. Ministro, pero fue en este gobierno cuando se habló del fin al lucro y se empezaron a satanizar las ganancias de la acción privada… Ahí cruzamos una línea que tiene sus complicaciones, porque uno puede tener buenas razones de por qué no tener lucro en ciertas industrias muy específicas, y en el caso de este gobierno se decidió poner fin al lucro en los colegios, pero el problema es cuando se piensa que un país puede crecer sin tener emprendedores y empresarios que se arriesguen y que hagan negocios. También el lucro tiene una carga católica muy compleja. Prefiero hablar de que tienen que haber justas ganancias en un mercado competitivo. ¿Y quién determina esas ganancias? El mercado si es competitivo, y si no lo es, hay que ver cuál es la mejor regulación. Pero tiene que haber ganancias a los que aportan, no excesivas eventualmente, pero alguna gente se hará rica por una buena idea, como el caso de Google, por ejemplo. Creo que hace mucho daño pensar que hay rentas grandes y monopólicas en todas partes. En muchos sectores de la economía puede haber empresas grandes, pero tienen que esforzarse mucho para pasar el mes, pagar los sueldos, pagar el IVA y tener cierta retribución a los accionistas. Si uno les carga mucho la espalda a esas empresas no da, entonces tenemos que tener cuidado con la carga que le ponemos al sistema económico. ¿Subir el impuesto a la primera categoría no es imponer una carga alta? Es poner una carga, pero la pregunta es si es alta. Cuando uno ve cuánto es la carga tributaria en Chile o cuánto paga el decil más rico y se compara con otras partes, se obtiene que es un esfuerzo abordable, porque en el mundo desarrollado se encuentran valores mucho más altos. ¿Existe la posibilidad que este discurso más pro crecimiento y mercado que está teniendo permee este año en la actividad económica? La actividad económica está determinada por otras cosas muy distintas a un cambio profundo de confianzas. Primero, los temas de confianza tienen efectos, pero no son inmediatos, y los tamaños son bien desconocidos. El mejor ejemplo es lo que pasó en Argentina y Brasil el último año y medio. Con esto no quiero decir que no sea importante, pero el tema no es de historias de confianza, sino qué pasa en la realidad, y cualquier cosa que uno haga como grandes cambios ya son para más adelante. ¿Y de qué depende una posible recuperación este año? En el corto plazo veo mucho más el crecimiento ligado a lo que está pasando afuera con nuestras exportaciones, con el impulso macroeconómico que podamos sostener, la implementación de los programas de inversión de las empresas públicas. Por último, creo que es importante cautelar la implementación de proyectos privados que a veces se nos enredan en permisos, en burocracia, y eso nos puede también retrasar la recuperación este año. ¿Es una mala señal el rechazo del proyecto Dominga? Chile tiene hace rato un problema en términos de concretar inversiones, la mayor parte de las veces por permisos o judicialización, incluso en zonas deprimidas que necesitan nuevos motores de actividad. Hay ahí un desafío que si no logramos resolver, puede hipotecar nuestro crecimiento. Con todo, tenemos una institucionalidad de aprobación ambiental de proyectos que tenemos que respetar. En este caso específico, hay nuevas etapas. ¿Usted puede descartar tajantemente que no hubo presiones por parte del gobierno para que el proyecto se aprobara? El ministro del Interior ya se refirió a ese tema y no tengo nada más que agregar. ¿Sería una buena señal que el Comité de Ministro revierta esta situación? Estoy seguro de que mis colegas ministros que participan en esa instancia sabrán evaluar técnicamente esta iniciativa, como han hecho consistentemente con los proyectos sometidos a su consideración. Un mes negativo ¿Cómo viene el resto del año en materia de crecimiento? El tono de los datos, no Imacec, no los que publica el diario como letra de molde, han ido mejorando en los últimos meses: tuvimos un octubre muy malo -aún quedan dudas de por qué pasó- y de ahí tuvimos una gradual, pero sostenida recuperación. Sin embargo, vamos a tener un febrero particularmente negativo por un tema estadístico más la situación que vive la minera Escondida (ver págs. 12-13). ¿Será el único mes negativo? No tengo antecedentes para saber lo que pasará hacia adelante, prefiero no ser ‘proyectador’ mensual. Pero usted abrió esa puerta cuando habló de que ya venían los aires primaverales, por tanto, dentro de su escenario, ¿cómo tiene contemplada la trayectoria económica? ¿Mejor de lo que hemos visto hasta ahora? Digamos que es difícil pensar que tengamos otros febreros. ¿Hará una pronta actualización de las cifras macro? No, no tenemos ninguna razón de una revisión anticipada. Haremos nuestras actualizaciones con los calendarios habituales hacia mediados de año. Sí es bueno remarcar que es nuestra regla estructural la que guía la política fiscal y, por lo tanto, cambios de proyecciones de crecimiento, de precios efectivos del valor del cobre, no tienen correlato en un cambio de gasto. Dado que hoy tenemos un precio del cobre más alto y el país se enfrenta a un año de elecciones, ¿su compromiso seguirá siendo no aumentar el gasto fiscal? Nuestro compromiso está en la regla estructural y ésta define cuánto gastar en un año y ya lo hicimos en el Congreso en el Presupuesto 2017. Más allá del tema de los incendios, que es un cambio muy marginal, nuestro compromiso es mantener la regla fiscal y eso significa -para que la gente entienda bien- que nosotros estamos gastando como si el precio del cobre fuera de US$ 2,55 y resulta que hoy es como de US$ 2,60. O sea, estamos gastando con una perspectiva de largo plazo. ¿No habrá cambios, pese a que el precio del cobre siga subiendo? No, tendría que subir significativamente de manera que uno diga que la proyección de los expertos de mediano plazo es completamente no creíble. ¿Le preocupa la huelga de Escondida? ¿El gobierno hará algo? Es un asunto entre privados. Nosotros lo único que podemos hacer es tratar de que se sienten en la mesa, invitarlos a conversar. Pero sí me preocupa, porque es tan importante que ya se nota en varios otros sectores, como en las exportaciones y el consumo eléctrico. Lo único que me deja algo más tranquilo es que es una cuestión completamente temporaria y ojalá recuperable en el tiempo. Espero que se pongan de acuerdo pronto. ¿Hubiera esperado que en este contexto de desaceleración que el Banco Central hubiera tenido una política monetaria más expansiva? Espero que siempre el Banco Central se conduzca con el profesionalismo que lo han hecho las distintas generaciones y que lo están haciendo bien. Ahora, no sólo participo en las reuniones de política monetaria: tengo reuniones habituales con el presidente del Banco Central, donde discutimos de coyuntura, pero para la conducción macroeconómica es bueno mantener esas conversaciones en el ámbito que corresponde. ¿Sigue manteniendo para este año la proyección de crecimiento del PIB de 2,25%? Nosotros no hemos cambiado ni vamos a cambiar nuestra proyección. Nuestro negocio acá no es andar haciendo estimaciones cada dos semanas, como lo hacía yo cuando era analista. ¿Lo más probable es que cuando termine este gobierno se registre la cifra más baja promedio de crecimiento desde 1990, ¿no queda en deuda su gestión? Una analogía que se me ocurre para esta pregunta es que cuando uno da una prueba también depende del grado de dificultad de la prueba. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/rodrigo-valdes-chile-rato-problema-terminos-concretar-inversiones/
  15. 07 Marzo 2017 El ministro de Hacienda y el Presidente del Banco Central participaran este miércoles en seminario de la Sofofa La presentación secreta del ministro Valdés en evento privado de LarrainVial Entre los los invitados están ejecutivos de la polémica constructora peruana implicado en el caso Odebrech, Graña y Montero. El evento tiene lugar en el Sheraton y es exclusivo para clientes del banco de inversión e inversionistas, que tienen la oportunidad de reunirse con ejecutivos de las empresas más grande de Chile, Perú y Colombia. Este martes Mario Marcel, titular del BC, generó ruido similar por una presentación privada que hará ante el Instituto Libertad y Desarrollo. En el mismo día en que el Presidente del Banco Central, Mario Marcel, daba una presentación privada y sin acceso para la prensa ante una audiencia invitada en el Instituto Libertad y Desarrollo, el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés hacía algo similar ante clientes de LarrainVial. A ese encuentro privado no estaba invitada la prensa y no aparecía en la agenda oficial del ministro. Desde el ministerio explican que fue una reunión privada en al que el ministro expuso sobre el escenario económico. Este medio tienen entendido que la decisión de mantener en secreto la presencia del ministro Valdés fue a pedido de Hacienda. LarrainVial prefirió no referirse al tema. Entre los los invitados al exclusivo evento están los nuevos ejecutivos de la polémica constructora peruana implicado en el caso Odebrech, Graña y Montero. La firma es la socia de la constructora brasileña en Perú. Esta habría admitido que pagó al menos 29 millones de dólares en sobornos en Perú entre 2005 y 2014, incluyendo pagos al ex Presidente Toledo. Hace dos semanas renunció la cúpula directiva completa de Graña y Montero. Este mes las acciones caen 43% y en lo que va del año más de 60%. Entre las afectadas por el desplome estaría la filial peruana de AFP Habitat, que tendría a la acciones en su cartera de inversiones. El evento de LarrainVial tiene lugar en el Sheraton y es exclusivo para clientes de la corredora e inversionistas. El encuentro les da la oportunidad de reunirse con ejecutivos de las empresas más grande de Chile, Perú y Colombia. La polémica presentación de Marcel La presencia de Valdés en un encuentro privado y secreto genera un ruido similar al que causó la participación del presidente del Banco Central en el Taller de LyD. Críticos apuntan a la falta de transparencia y que hay un trato diferencial a los diferentes actores del mercado con respecto a acceso directo a la información. En el Banco Central minimizaron la polémica. “El Presidente y los integrantes del Consejo tienen habitualmente reuniones con centros de pensamiento o think tanks en las que se sostienen conversaciones en un ámbito estrictamente técnico. Cuando estas reuniones son sin acceso a la prensa, no se incluyen en la agenda de eventos que se envía cada viernes a los medios de comunicación”, explicaron en respuesta a preguntas de este medio. A eso agregaron que este tipo de actividades, “como otras que tiene el Presidente fuera del Banco son informadas en la agenda que se encuentra en la página de transparencia”. El banco originalmente dijo que la exposición que realizará Marcel sería publicada en el sitio web institucional una vez que terminara el encuentro. Aunque posterior a la publicación de esta nota el ente emisor hizo pública la presentación que hará esta noche. Cabe mencionar que este medio sólo pudo constatar de un situación similar para un presidente del Banco. Esa fue la presencia de Rodrigo Vergara también en un evento de Libertad y Desarrollo. Le pedimos al ente emisor que nos diera otros ejemplos, pero hasta el cierre de esta nota no había respuesta. Tanto Marcel como el ministro Valdés participaran en el seminario anual de la Sofofa este miércoles. Ambas exposiciones serán abiertas a la prensa y públicas. Fuente: http://www.elmostrador.cl/mercados/2017/03/07/la-presentacion-secreta-del-ministro-valdes-en-evento-privado-de-larrainvial/
  16. 05 Enero 2017 Ministro Valdés: “El cuarto trimestre está siendo bastante más débil de lo que habíamos esperado” El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, dijo que el bajo crecimiento de 0,8% anotado por el Imacec en noviembre, se explica en parte por el efecto del paro del sector público, en especial en el comercio exterior. Luego que el Banco Central informara que el Indice Mensual de Actividad Económica (Imacec) registró un aumento de 0,8% en noviembre, cifra que se ubicó bajo las expectativas de los analistas que esperaban un incremento de 1,4%, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, sostuvo que las economía está creciendo menos de lo esperado y que no hay una explicación exacta para esa situación. “El cuarto trimestre está siendo bastante más débil de lo que habíamos esperado hace unos seis meses atrás, y tenemos que redoblar los esfuerzos, entre todos trabajar para revertir este bajón”, dijo Valdés. El ministro añadió que si bien en noviembre hay un efecto puntual, sobre todo en el comercio exterior, producto del paro en el sector público, la desaceleración económica también podría explicarse por otros motivos. Sin embargo, aclaró que de momento no existen suficientes antecedentes para medir lo que está pasando. Valdés estimó que el crecimiento económico en el conjunto de 2016 se ubicará entre 1% y 1,2%. El ministro reiteró las críticas del gobierno al proyecto de ley, originado en moción parlamentaria, que busca modificar la legislación de los servicios público sanitarios y enfatizó que el Ejecutivo hará todo lo posible para que los cambios que afectan la rentabilidad de las empresas del sector no se materialicen. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/ministro-valdes-cuarto-trimestre-esta-siendo-bastante-mas-debil-lo-habiamos-esperado/
  17. 22 Enero 2017 Juan Gabriel Valdés: “Trump no es una amenaza para Chile, pero abre interrogantes” El embajador de Chile en Estados Unidos, , asistió el viernes 20 a la asunción del mando del hoy Presidente Donald Trump, y aunque la llegada del magnate a la Casa Blanca genera incertidumbre por su estilo y las medidas económicas que prometió en campaña, para el diplomático la relación bilateral con el país norteamericano tiene una base muy sólida. El martes 17 en la noche, el embajador de Chile en Estados Unidos, Juan Gabriel Valdés, asistió al auditorio Andrew W. Mellon a la tradicional cena de gala que los presidentes entrantes dan a los diplomáticos extranjeros acreditados en Washington, previo a la ceremonia de asunción del mando. Entre platos de bacalao negro a la mostaza y filete mignon, Valdés tuvo un primer cara a cara con Donald Trump, el excéntrico magnate inmobiliario que sorprendió a todos al ganar las elecciones presidenciales, en noviembre pasado, con la promesa de hacer “grande a Estados Unidos” con restricciones al comercio mundial, a la entrada de inmigrantes y su poco apego a los órganos multilaterales. Esa noche, Trump volvió a sorprender a los cerca de 200 embajadores y representantes extranjeros presentes en la cena. “Tenemos un gran respeto por sus países. Tenemos gran respeto por todo el mundo”, les dijo el nuevo ocupante de la Casa Blanca. “Ustedes son grandes personas”, añadió con su habitual histrionismo. Las salidas de libreto no faltaron. Trump bromeó sobre el proceso de selección de su vicepresidente, afirmando que tenía “un par de bellezas que pude haber elegido”, pero que estaba feliz de haber optado por Mike Pence. O cuando le señaló al nuevo secretario de Estado, el ex CEO de la petrolera Mobil Exxon, Rex Tillerson, que “las cosas iban a ser más difíciles de lo que él pensaba”. El viernes 20, Juan Gabriel Valdés volvió a ver a Trump, esta vez de lejos, en las escalinatas del Capitolio, mientras éste juraba como Presidente, y pese a la incertidumbre que provoca la llegada del magnate a la Casa Blanca, el representante de Chile en Estados Unidos prefiere quedarse con el compromiso que hizo el hoy mandatario antes de finalizar la cena de que “iba a haber un diálogo muy abierto, franco y amistoso”. Cerca de 50 congresistas demócratas se negaron a asistir a la ceremonia de asunción del mando de Trump. ¿Fue el anticipo de una relación tensa entre el Congreso y la Casa Blanca? No quisiera aventurar opiniones sobre el desarrollo interno de la política de EE.UU., porque como embajador no debiera hacerlo. Sin embargo, es evidente que hay temas que van a producir negociaciones duras, partiendo por la situación del seguro médico, el famoso Obamacare. La ratificación de funcionarios de Estado tampoco va a ser un paseo campestre. Esto viene con mucha dureza de ambas partes, porque refleja la continuidad de una campaña que fue muy agresiva. Hay mucha especulación sobre lo que va a pasar, todo es muy incierto. Es evidente que hay una parte muy importante de la población de EE.UU. que siente incertidumbre sobre la manera cómo se van a desarrollar las relaciones entre los partidos, la relación entre gobierno y oposición, la relación entre el presidente y sus ministros. Pero creo que la institucionalidad norteamericana tiene una fuerza tal que lo más probable es que haya un acomodamiento de los distintos roles y tengamos, a lo mejor, un rol muy distinto del presidente de lo que estábamos acostumbrados y un rol muy distinto de los partidos. Además, pienso que la tendencia principal del Partido Republicano va a ser consolidar a su presidente y buscar una cierta estabilización del proceso. Durante la campaña, tanto usted como la mayoría de los analistas y observadores, incluso la Presidenta Bachelet, emitieron duros juicios respecto de Trump. Tras la conformación del gabinete y los anuncios de las primeras medidas, ¿cree que su caricatura como un líder nacional populista se acrecentó o disminuyó? No voy a hacer juicio sobre eso. Lo que hicimos en algún momento fue simplemente una descripción de lo que los norteamericanos y la prensa norteamericana estaban diciendo sobre los candidatos. Efectivamente, vimos que había una incredulidad en un inicio sobre la candidatura del señor Trump, luego una gigantesca sorpresa respecto del desarrollo de la primaria del Partido Republicano y después una expectativa de que la elección de Trump era inviable, cuestión que se mantuvo hasta el día de la elección. Por lo tanto, creo que la canciller Merkel, el presidente de Francia, la inmensa mayoría de los presidentes de América Latina, todos creyeron que los resultados de las elecciones iban a ser diferentes. Hoy día, lo que hay que hacer es mantener las muy buenas relaciones que todos estos países tienen con Estados Unidos. ¿Pero desde entonces la incertidumbre sobre lo que representa Trump se acrecentó o disminuyó? Lo que nos importa a nosotros es entender cómo este fenómeno y esta transformación que están ocurriendo en el mundo occidental afectan a Chile y a América Latina. Chile es multilateralista, defendemos el derecho internacional y el uso de la diplomacia. No nos gustan las amenazas ni la guerra. Creemos en la cooperación internacional y sabemos que para que ello se pueda dar tiene que haber confianza y respeto por las diferencias. Sobre la base de esas convicciones vamos a continuar haciendo con el Presidente Trump el mismo trabajo de mantención de una relación de Estado a Estado que hemos mantenido, y que ha sido excelente, durante el período del Presidente Bush y durante el período del Presidente Obama. Con Estados Unidos siempre hemos construido sobre acuerdos. Hemos mirado de manera muy similar el mundo y las amenazas a la seguridad, los temas del libre comercio y de la globalización. Naturalmente que hemos tenido discrepancias, en un momento llegamos a discrepar con Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, rechazando la guerra de Irak. Pero no descartamos que haya un grado de entendimiento mucho mayor de lo que puedan ser las diferencias, porque esta es una relación de Estado a Estado que está construida sobre bases muy sólidas. Aquí hay una relación de muy largo plazo, de trabajo en conjunto y de confianza mutua, y eso no cambia con un proceso electoral. Algo más, hemos visto desde hace muchos años que no basta con tener una buena relación con Washington. Para un país como Chile, que no tiene problemas de conflictos internos, que no tiene conflictos con Estados Unidos, ni requiere de ayudas especiales, hay que darle otra gravitación. Lo que a nosotros nos interesa es el desarrollo de la tecnología en Estados Unidos, el desarrollo de la ciencia en Estados Unidos y la capacidad que tiene nuestra gente de vincularse con la de Estados Unidos, y para eso tenemos que trabajar con los estados. El acuerdo Chile-Massachusetts, el acuerdo Chile-California tienen gran importancia. Por lo tanto, la relación directa con los estados de Estados Unidos para nosotros es prioritaria y eso no cambia en absoluto. ¿Cree que los acuerdos suscritos por Chile con los estados de California, Masachusetts y Washington pueden servir de resguardo ante medidas proteccionistas que pueda tomar la Casa Blanca? Yo no creo que se llegue a cuestionar un acuerdo de libre comercio como el que nosotros tenemos con Estados Unidos. Hay que pensar que este no es un acuerdo que cubre áreas en las cuales Estados Unidos se sienta vulnerable, sino en las cuales tiene necesidades y, por lo tanto, veo difícil que eso se vaya a revisar. Respecto de la política hacia América Latina en general, yo creo que Estados Unidos no va a mirar a América Latina en su conjunto, sino que va a mirar a países por separado. La principal alusión, como se sabe, es a México y tiene que ver con una relación vecinal que es extraordinariamente compleja, pero que tiene consecuencias muy duras para México. Creo que en esta materia nosotros también, que estamos en la Alianza del Pacífico, que somos socios de México, vamos a tener que mirar esa relación con atención. Nosotros, naturalmente, vamos a entender que un cambio en el Nafta es algo que puede tener consecuencias también para nosotros. ¿Cuáles podrían ser los principales efectos de la asunción de Trump para Chile? Honestamente, creo que no hay ninguna razón para que Chile sienta incertidumbre frente a este proceso. Puede sentir sorpresa, puede sentir curiosidad, pero incertidumbre respecto de nuestra relación bilateral no veo por qué nosotros vamos a alimentar un sentimiento de esa naturaleza. Alguien podrá sentir incertidumbre sobre lo que va a pasar en Medio Oriente, la paz entre Israel y Palestina, los problemas que tengan que ver con Rusia y con Ucrania, pero pensar que los chilenos tienen incertidumbre respecto de la relación bilateral, yo personalmente no la tengo, no la considero justificada. Por cierto que, como ya he dicho, nosotros en nuestra relación estable y positiva y de alta calidad con Estados Unidos vamos a tener acuerdos en la mayoría de los casos, pero podemos tener algunas diferencias y esas diferencias podrían venir solamente de hechos que no nos afectan directamente, pero que sí afectan a nuestros principios y a nuestra manera de cómo observamos el mundo. Naturalmente, a nosotros nos interesa que la Organización Mundial de Comercio sea respetada, nos interesa que las Naciones Unidas sean respetadas, nos interesa que las organizaciones que tenemos en América Latina sean respetadas, y desde ese punto de vista nosotros tenemos solidaridad en la región que también vamos a respetar, y esas son cosas que naturalmente vamos a conversar con Estados Unidos de manera muy franca, muy clara y con mucho respeto también, por sus puntos de vista por problemas que ellos tienen, porque sin duda que las relaciones vecinales y las relaciones dentro del hemisferio no son siempre suaves. Un principio de toda diplomacia es siempre ponerse en los zapatos del otro. Chile ha tenido buen comportamiento en el uso de la Visa Waiver. ¿Ha recibido usted alguna señal de las futuras autoridades respecto de que se pueda excluir a Chile de una eventual revisión de ese sistema? No, solamente hemos recibido por parte de las autoridades de Estados Unidos seguridad de que estamos haciendo bien las cosas, que las dificultades las estamos sorteando conjuntamente con un trabajo de colaboración y, por lo tanto, no veo que exista ninguna razón hoy día para que Estados Unidos ponga en cuestión la forma acerca de cómo se ha desarrollado este acuerdo. Nosotros hemos constituido con Estados Unidos un grupo conjunto de análisis y de trabajo para examinar el proceso de desarrollo de Visa Waiver. Hay algunos cambios legales que están en el Congreso, a los cuales el gobierno les ha puesto extrema urgencia y que deben estar resueltos antes de fines de enero. Es lo que se me ha dicho y me parece muy importante que eso se cumpla. Chile es el único país latinoamericano con ese acuerdo y ellos ven con preocupación ese programa en algunos países europeos, naturalmente que ahí hay un espacio de acción que nosotros no podemos prever ni imaginar en este momento y lo único que podemos decir es que vamos a estar muy atentos a ese tema durante el curso de este año. Embajador, ¿Trump es una amenaza para Chile? No, en absoluto, Trump no es una amenaza para Chile. Es el Presidente de los Estados Unidos, país con el cual tenemos una relación de Estado a Estado, estable, de muy alta calidad, muy compleja, muy diversificada, que va a seguir desarrollándose en muy buenas condiciones. Naturalmente, plantea un cambio y una cantidad de interrogantes que nos llevan a preguntarnos ¿cómo nuestros principios y la manera como nosotros ejercemos nuestra política exterior van a empalmarse con los objetivos y desarrollo de los Estados Unidos? Esa es la única pregunta que yo mantengo abierta. Obama no tuvo un acercamiento muy contundente con Sudamérica, y para Trump, América Latina comienza y termina prácticamente en México. ¿Cómo visualiza la relación a futuro de Washington con el Cono Sur? Mi padre, que algo sabía de relaciones internacionales, decía siempre que a él le encantaba cuando Estados Unidos no tenía muchas políticas hacia América Latina, porque era América Latina la que tenía que tener políticas y no eran dictadas por nadie más. Y yo, la verdad es que creo que ese principio vale hasta hoy. Aquí hay una necesidad nuestra, como dije, de sostener nuestras convicciones, de no tener incertidumbre de lo que nosotros pensamos como país. Y esa es una cuestión muy esencial, porque al final Estados Unidos es un socio fundamental para nosotros. En ese sentido, Trump, como Obama, va a querer que le digamos las cosas con franqueza y con sinceridad y no que juguemos juegos. Lo importante es que nosotros seamos francos y claros en lo que nosotros queremos y a lo que nosotros nos interesa. Yo creo que nunca ha estado mejor la relación de Chile con Estados Unidos que en el gobierno del Presidente Obama, y eso fue porque pudimos conversar de igual a igual sobre temas que nos preocupaban a los dos países. Nunca en mi experiencia se habían producido reuniones binacionales entre Chile y Estados Unidos como las que se produjeron los últimos tres años, en las cuales discutimos desde los temas bilaterales hasta temas como Irán, la paz en Medio Oriente o China en un cuadro de absoluta franqueza y con absoluto respeto por las diferencias de percepción que dan el rol y la dimensión de Estados Unidos y Chile en el mundo. No hay ninguna razón para que eso no se siga manteniendo. Hace algunos días surgió una diferencia entre Trump y su secretario de Estado, Rex Tillerson, respecto del futuro del TPP. Mientras el presidente insiste en que el acuerdo está muerto, Tillerson dice que éste debe ser revisado solamente: ¿Cree que exista alguna posibilidad de que el TPP siga adelante? Yo creo que sí. El señor Tillerson mencionó, efectivamente, en televisión, en la entrevista que le hizo el Senado en el interrogatorio al que lo sometió la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, que él veía el TPP de manera positiva y que creía que había que hacerle cambios. Por otra parte, esto se contradice con lo que ha dicho el Presidente Trump en múltiples oportunidades, sin embargo, al ser consultado el Presidente Trump declaró que él les daba libertad a sus ministros para que fueran ellos mismos y desarrollaran sus propias visiones, por lo tanto es difícil saber qué es lo que va a suceder. La inmensa mayoría del Partido Republicano apoya el TPP y solo tiene objeciones sobre algunos aspectos del TPP, por lo que es posible que planteen la posibilidad de renegociar. Cada país deberá decidir si está dispuesto a renegociar lo que ya se negoció. Entiendo que nosotros tenemos una postura clara en esa materia, de que el acuerdo no va a ser renegociado. Las diferencias de Trump se han extendido a otros miembros del gabinete. ¿Cree que va a ser una relación fluida o va a ser más bien tensa la que va a tener Trump con su gabinete? No puedo hacer esas predicciones, estamos todos esperando que inicie el gobierno para ver exactamente cómo se desarrolla. Por primera vez, en muchas décadas, Estados Unidos tiene como presidente a un empresario que no tiene experiencia previa en procesos de administración del Estado, no ha sido gobernador, nunca antes había sido figura electa y muchos de sus ministros son personas que también vienen del sector privado. Los ciudadanos norteamericanos que han apoyado esta opción del Presidente Trump consideran que eso es una enorme virtud, y piensan que el tener a este grupo de empresarios y ex generales en el gabinete constituye un factor enormemente positivo para reorientar la economía norteamericana, darle nuevo vigor y enfrentar las enormes tareas que quiere enfrentar Estados Unidos. Nosotros, como observadores externos, respetamos ese punto de vista. Ahora, que es un fenómeno nuevo, es un fenómeno inédito absolutamente. Estamos frente a un gobierno completamente diferente a todos los que ha habido en el pasado en Estados Unidos. Si Trump logra bajar la tasa de desempleo y reactivar la industria estadounidense, es probable que otros líderes y en otros países pretendan también levantar el discurso nacionalista y proteccionista. ¿Cree que es el inicio del fin de la globalización neoliberal que se impuso a partir de los 80? No es posible continuar observando la globalización como un proceso que no tiene conjuntamente decisiones de equilibrio y de apoyo a los grupos que están siendo dañados por la globalización dentro de cada país. Aquellos que sueñan con dejar a las fuerzas del mercado los procesos globales están siendo derrotados y van a tener que retroceder por cuanto eso no tiene viabilidad futura. Porque lo que está ocurriendo es la reacción, no solo de grupos que fueron más marginados y se han empobrecido con la globalización, sino que también de sectores medios que ven de una manera desconfiada los procesos globales. Desde ese punto de vista es evidente que los gobiernos van a tener que entender que tienen que invertir en un cuadro de equilibrio interno para paliar las consecuencias necesarias y fatales que tiene el proceso de globalización. Que esto signifique que se acabó la globalización, eso es tan ingenuo como lo de los procesos de globalización entregados al mercado. Durante la campaña, cuando las encuestas y los medios daban ganadora a Hillary Clinton, usted hizo comentarios duros respecto de Trump. ¿Cree que quedó en una situación incómoda ante la Casa Blanca en su calidad de embajador de Chile ante Estados Unidos? No, en absoluto. No creo que haya quedado en ninguna situación incómoda, por cuanto dificulto que ustedes puedan encontrar algún embajador o alguna persona en estas ciudades que no hayan dicho algo similar de Trump en algún momento. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/juan-gabriel-valdes-trump-no-una-amenaza-chile-abre-interrogantes-2/
  18. 15 Enero 2017 El aterrizaje de Valdés que vuelve a tensar a la Nueva Mayoría Los últimos dos datos del Imacec golpearon sobre la información que manejaba el ministro de Hacienda. Redujo de inmediato la previsión de crecimiento de 2016 y en el oficialismo no descartan que lo haga pronto para este año. Pero el tono y el llamado a no meter “más ruido” para alentar las inversiones calaron en el oficialismo, donde advierten un choque de enfoques. Hace ya casi dos meses que el senador socialista Carlos Montes no asiste al tradicional almuerzo parlamentario de los lunes en Hacienda. Dice que no va no por una pataleta, por flojera o porque está haciendo campaña, como podría advertirse, sino porque, “la verdad, en mi opinión, como están las cosas ahora, esas reuniones no sirven para nada… El ministro Valdés no nos escucha, él tiene un enfoque, lo respeto, pero no comparto para nada lo que plantea ni cómo cree que esto se puede abordar”. Lo de Montes no es casual, tampoco una práctica común, y menos en un político que año tras año es reconocido por sus pares por su labor parlamentaria (comisiones incluidas), que jamás vota apurado y al que transversalmente se considera como serio. Lo de Montes, dicho por él y por el resto de sus pares en la comisión, no es más que reflejo del distanciamiento político e ideológico entre el jefe económico del gobierno y un sector histórico de la Nueva Mayoría por las diferencias que enfrentan sobre cómo puede revertirse o, al menos, amortiguarse el sostenido declive del crecimiento chileno. ¿Qué está pasando que las discrepancias se han vuelto tan radicales? En la cartera responden que simplemente Valdés está convencido de que el deterioro progresivo de la actividad reportada por el Banco Central da cuenta ya no sólo de una persistencia de la desaceleración económica minera, algo que estaba en los cálculos de todos, sino que hay un detrimento mayor en los índices de actividad no mineros, que ya no sólo se observa con nitidez, sino peor aún, no muestra señales de un pronto límite. Atento al curso de las cifras y aun cuando siempre se ha mostrado realista sobre la posibilidad de un repunte, para el economista el punto de inflexión fueron los últimos dos Imacec, ya que tras la caída de 0,4% en octubre, en noviembre pasado la sorpresa fue mayor, porque mientras el mercado esperaba una expansión de 1,3%, finalmente dio apenas para un 0,8%. El dato y lo que hay tras él es que el país habría crecido, con suerte, en torno a 1,5% en 2016 -si es que en diciembre no hay otra baja, el mercado espera un 1%- y que eso no sólo implica que el gobierno no ha sabido leer el comportamiento del ciclo, pues su última estimación anual era de 1 ¾% (1,75% en simple), sino también que este gobierno sumaría un cuarto año de baja en la tasa de crecimiento. Si el año se hubiera cerrado con el dato de noviembre último, de hecho, el crecimiento promedio en 2016 bordearía el 1,9%. La preocupación del ministro fue tal que, según comentan en Hacienda, el pasado jueves 5, día en que el Banco Central publicó el nuevo Imacec, dado que no tenía una pauta pública en el marco de la cual pudiera comentar la cifra, tempranamente esa mañana decidió convocar a la prensa para referirse a la cifra y evidenciar su preocupación. No es menor que aun cuando sostuvo que veía una recuperación del crecimiento mes a mes, reconocía también una debilidad mayor que la prevista en el cuarto trimestre de 2016 e inmediatamente -algo que no acostumbran hacer los ministros de Hacienda- modificaba su proyección de expansión del PIB desde el 1 ¾% original a un nuevo 1 ½%, “una décima más o menos”. Valdés, sin embargo, no sólo apostó por corregir sobre la marcha la proyección oficial de crecimiento 2016, dada tan sólo hace unos meses, en el marco de la tramitación de la Ley de Presupuesto 2017. En los días siguientes también habría esbozado su inquietud y desánimo respecto de la velocidad que muestra el ritmo de crecimiento para incluso cumplir la proyección para este año, de una expansión del PIB de 2 ¼%. Una señal que si bien no transmitió tácitamente en el almuerzo del lunes pasado, sí esbozó al plantear que, “hasta donde tiene evidencia o le indican los datos, no ve señales de que la desaceleración esté pronta a llegar a su límite, a su piso, y si es así, yo entiendo y supongo que el resto de quienes estuvimos ahí también. Es obvio que las proyecciones para 2016 y para este año tendrán que ser ajustadas a la baja”, afirma el senador PPD Eugenio Tuma, miembro de la Comisión de Hacienda. Agrega que en esa reunión, Valdés no sólo evidenció preocupación por el hecho de que las proyecciones estarían quedándose más atrás ahora, sino más aún en el hecho de que de confirmarse aquello, esta administración promediaría un crecimiento por debajo del 2%, y eso no sólo dejaría un escenario macro muy debilitado para el próximo gobierno, sino que dejaría a este mandato de la Presidenta Michelle Bachelet como el de peor desempeño de las últimas cuatro administraciones. “Yo apoyo al ministro, creo que todos lo apoyamos y podemos tener discrepancias con él, pero es evidente que no podemos permitirnos ser recordados como el gobierno que más mal lo hizo en materia de crecimiento. Y no lo digo por los números, sino que porque detrás de eso hay desempleo y pobreza, y eso no lo podemos permitir”, señala Tuma. Comienzan las tensiones Que el ministro Valdés esté preocupado y que lo reconociera ante la prensa, corrección de cifras incluida, es algo que no debiera molestar en la Nueva Mayoría, reconoce un integrante que participa del gabinete económico que se reúne los jueves en Hacienda. Lo que tensó nuevamente la relación entre el ex gerente de Estudios del Central y la coalición es que nuevamente cuestionó algo que, para bien o para mal, está en el corazón de esta administración: el espíritu reformista. Aunque en público ninguna autoridad osaría expresar su malestar por los dichos del jefe de Hacienda -el ministro al que, supuestamente más escucha la Presidenta-, en privado algunos personeros que habitan en La Moneda expresaron su desacuerdo con el llamado explícito que hizo en el sentido de no seguir con los ruidos. Es decir, no insistir en cambios que compliquen al sector privado y al emprendimiento. Y es que Valdés, ese mismo jueves, advirtió que detrás del magro Imacec había un factor que hasta ese día no estaba tan claro para él y su equipo: si bien la actividad minera, tras la caída de 7,1% en octubre, había podido repuntar un 2,2% en el mes siguiente, promediando a la fecha una caída anual de 2,6%, es la economía no minera la que enfrenta un bajón mayor a lo esperado. En octubre pasado, si bien aquella avanzó un 0,3%, un año antes subía 1,5%, una distancia que, sin embargo, se agudizó en noviembre de 2016, ya que con el aumento de apenas 0,6% se ubicó bajo el 2,6% anotado 12 meses antes. Diferencias de enfoque ¿Qué leyó en las cifras? Sus críticos afirman que intentó culpar a las reformas de aquello. En Teatinos 120, en tanto, explican que tal como lo dijo en el punto de prensa, su tesis es que la economía avanza con debilidad y que enfrenta “un bajón” más allá del escenario macroeconómico, dado el fin del ciclo de altos precios de la minería, un contexto regional difícil y los efectos locales de las reformas implementadas por el gobierno, porque “hay varios sectores teniendo un comportamiento menor del que podrían tener”. “La política macroeconómica que seguimos es la correcta: disciplina fiscal, espacio para que la política macroeconómica en general se despliegue y un esfuerzo especial en concesiones e inversiones de las empresas públicas”, reiteró ese jueves, dando paso a la frase que gatilló el malestar del oficialismo. “En términos microeconómicos, es necesario redoblar los esfuerzos para atenuar y, ojalá, hacer desaparecer ruidos que son completamente innecesarios para que las empresas puedan tomar decisiones”, planteó. Fue así como el jefe de Teatinos 120 abrió la primera disputa de este 2017 con la Nueva Mayoría. Hasta ahí habría ido todo más bien desde lo político, comenta el diputado DC Pablo Lorenzini, histórico miembro de la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja, quien asegura que en la reunión del lunes pasado expresó categóricamente su malestar por los dichos del ministro y por lo que hay detrás de ellos. “Plantear que la respuesta posible para salir de este estancamiento es dejar los proyectos de lado, porque eso fue lo que sugirió con otras palabras respecto de la reforma a las sanitarias, y advertir los riesgos de la incertidumbre regulatoria cuando no es bien estudiada, obviamente que es una afrenta a lo que como coalición compartimos y supone que no pensamos ni estudiamos los proyectos”, fustiga. Tuma tampoco comparte el planteamiento del ministro, pero cree que es necesario ordenar la agenda, dejar a un lado las diferencias y buscar todos los mecanismos para evitar no sólo un crecimiento mediocre, como advierten los críticos del gobierno. “Lo que importa es que podamos avanzar, sacar adelante a la economía y claro que esas cuñas no ayudan. Pero el ministro es serio, y si piensa así no es porque el empresariado sea lo importante para él, es porque ve que macroeconómicamente ya no puede hacerse mucho más. Podemos coincidir o no, pero en lo que sí tiene razón es que los datos no son alentadores”, dice. Montes, sin embargo, discrepa de su colega de coalición y atribuye lo que está ahora advirtiendo el ministro a un error de diagnóstico del equipo económico. “Probablemente, es el ministro de Hacienda con mejor trato que hemos tenido, es derecho, buena persona. El problema, desde mi perspectiva, es de enfoque ideológico sobre cómo enfrentar cuatro años de estancamiento. Valdés ve la respuesta en mantener la macro y eliminar los ruidos para que las empresas retomen inversiones, es decir, hacerle el juego al empresariado. Creo que es un error, que subvaloró el efecto multiplicador de la inversión pública y que su error fue apostar por una caída de 3,7% en la inversión pública para este año y no haberla aumentado un 1%, por ejemplo. Nunca le pedimos algo monstruoso, y no haberle doblado la mano fue nuestro error también”, sentencia. El senador PS, incluso, asegura que se usaron US$ 2.000 millones del fondo de educación para gasto corriente, y que si eso se hizo era perfectamente viable elevar algo más la inversión pública. “Las estimaciones que tenemos en el partido es que la economía está en riesgo de caer a 1%, y si eso pasa, el desempleo subiría en unos dos puntos porcentuales. Eso se puede evitar y Valdés lo sabe”, añade. Lorenzini se suma a esa opinión, y si bien coincide en que hay que mirar la coyuntura con prudencia, cree que Valdés debe dar un giro. “Nada habría costado que el ministro hubiese aceptado aumentar la inversión pública con fuerza este año para apuntalar la actividad, porque los privados no lo harán. Si una empresa quiere invertir lo hace con o sin reforma laboral o tributaria, y está comprobado. De hecho, la reforma tributaria ayudó el año pasado a la recaudación. Creo que su enfoque ha sido demasiado restrictivo, que estamos creando un ambiente más pesimista del que efectivamente hay y que aún puede revertirlo si hace una excepción e inyecta recursos para acelerar las cosas y si el Central se apura con una baja de tasas ya esta semana. ¿Qué más hay que esperar?”, se pregunta Lorenzini. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/aterrizaje-valdes-vuelve-tensar-la-nueva-mayoria/
  19. 13 Diciembre 2016 Durante el debate de la Ley de Presupuesto Saffirio: "Ministro Valdés me pidió presionar para que se cumplieran los compromisos de la Presidenta" por tema del Sename El diputado calificó la situación como insólita y dijo que "obviamente el Ejecutivo no va a poder a cumplir" con las promesas ya que "tratan de compatibilizar dos intereses, el interés superior del niño, que es un compromiso internacional que tiene Chile, con el interés político de minimizar el impacto de esa situación, y por otro lado, el interés económico". El diputado René Saffirio acusó al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, de haberle pedido a él -durante el debate de la Ley de Presupuesto- que presionara para que "se cumplieran los compromisos de la Presidenta de la República". Esto, en el marco la crisis que enfrenta el Servicio Nacional de Menores (Sename) y los proyectos sobre la responsabilidad penal juvenil y protección infantil. "En la partida del Ministerio de Justicia y en lo que se refería al Sename, se acercó a conversar conmigo el ministro de Hacienda, porque le llamó la atención mi discurso en la sala, en que yo decía que no correspondía que se aumentaran los recursos al Sename para el año 2017 porque eso significaba volver a transferir más recursos aún a una institución fracasada, que estaba clínicamente muerta, pero que además esos recursos se iban a dar a las mismas instituciones que habían ocultado la verdad sobre abusos y muertes durante décadas", sostuvo el parlamentario en entrevista con Radio Agricultura. "Entonces cómo le llamó la atención esa postura mía, fue a hablar conmigo, y yo de alguna manera le planteé, con mucha fuerza, la necesidad de acelerar el ingreso de estos dos proyectos, el de protección infantil y el de responsabilidad penal infantil y la respuesta del ministro de Hacienda, que es miembro del comité político, fue la siguiente, ‘Diputado, presione usted, porque es la única forma que esto salga. El proyecto sobre la responsabilidad penal juvenil está avanzado, pero el proyecto sobre protección infantil estamos muy atrás’", agregó Saffirio. "Si un miembro del comité político del gobierno, un ministro de Hacienda, que es un hombre que tiene poder en el Ejecutivo para tomar este tipo de decisiones, le pide a un diputado que presione para que se cumplan los compromisos de la Presidenta de la República, me pareció francamente insólito. Obviamente no lo van a poder cumplir porque ellos tratan de compatibilizar dos intereses, el interés superior del niño, que es un compromiso internacional que tiene Chile, con el interés político de minimizar el impacto de esa situación, y por otro lado, el interés económico", declaró el legislador. Respecto a la crisis del Sename, reparó que "han transcurrido dos, tres años, entre una comisión investigadora y otra, y la conclusión a la que yo arribo, es que ni respecto de la primera ni respecto de esta segunda ha habido cambios sustantivos a pesar de lo dramático que ha sido o que han sido los hechos que hemos tenido que ir conociendo (...) el gobierno ha asumido compromisos, la Presidenta de la República muy congestionada, muy afectada por la información cuando tuvo que reconocer por parte del gobierno y por parte del Estado, la existencia de 1.313 muertes, anunció que durante el año se presentarían dos proyectos de ley: el servicio de protección infantil y el servicio de responsabilidad penal juvenil, ninguna de esos dos proyectos ha sido ingresado”. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/12/13/saffirio-ministro-valdes-me-pidio-presionar-para-que-se-cumplieran-los-compromisos-de-la-presidenta-de-la-republica/
  20. 04 Diciembre 2016 Rodrigo Valdés: “Sabiendo que viene un Imacec muy malo, me preocupa que eso nos lleve a un bajón anímico innecesario” “No saben las ganas que uno tiene a veces de contestar algo y mandarse una pachotada, pero hay que tener la disciplina para que las cosas vayan mejor”, agregó el ministro de Hacienda. Rodrigo Valdés afirma riéndose -y ya más relajado que a principios de semana- que no es de siútico que prefiera referirse a las proyecciones de crecimiento de la economía chilena para este y el próximo año de la siguiente manera: 1,3/4% y 2,1/4%, respectivamente. Aunque explica que matemáticamente es igual a decir 1,75% y 2,25%, respectivamente, de este último modo “se está dando una precisión que no existe” y que él prefiere un rango más amplio. Agrega, en todo caso, que no es una fórmula que se le haya ocurrido a él, así se usa en el mundo anglosajón desarrollado. ¿Han surgido nuevos antecedentes que lo impulsen a cambiar estas proyecciones? Se mantienen, pero dado el ambiente internacional e incluso local que ha existido en las últimas semanas, no sería raro tener riesgos al alza para el próximo año. Si bien para el ministro de Hacienda noviembre fue un mes complejo por el debate del reajuste del sector público, las consecuencias de las elecciones en Estados Unidos y por la tramitación de la Ley de Presupuestos 2017, cree que diciembre no partirá mucho mejor. Salvo el pequeño respiro que le está dando la recuperación del precio del cobre. Entre el miércoles y jueves de esta semana ha hecho harto énfasis en que el Imacec correspondiente a octubre, que se conocerá mañana, es malo. ¿Por qué está tan preocupado? Porque en Chile somos muy buenos para sobrerreaccionar a los datos de alta frecuencia, que son volátiles y, posteriormente, revisados. Por lo tanto, sabiendo que viene un Imacec muy malo, dados los datos sectoriales, me preocupa que eso nos lleve a un bajón anímico innecesario. ¿Por qué? ¿Vendrán mejores resultados en noviembre, diciembre o enero? Porque cuando uno ve las cosas más profundas, como el sentimiento que uno ve en la calle, la rentabilidad de las empresas, las encuestas de confianza, lo que ha pasado con la Bolsa y el mismo precio del cobre; creo que hay buenas razones para pensar que la economía va a ir creciendo más. En el fondo, hay que tratar de mirar hacia adelante más que por el espejo retrovisor. Pero la tónica todo este año ha sido que las cifras siguen saliendo bajas, parece ser que no es sólo cosa de mirar por el espejo retrovisor… Sé que las cifras han sido bajas. Ahora, hemos tenido un ambiente internacional súper complicado: Latinoamérica ha estado en recesión, la gente se olvida de eso. Hice un esfuerzo bien transparente en la Enade de esta semana de mostrar la realidad peruana y la nuestra. Perú está creciendo más que nosotros, porque la minería se está expandiendo allá, porque invirtieron en proyectos nuevos, pero si uno ve lo que ha pasado con la inversión y con la actividad distinta al cobre, la dinámica peruana y la de Chile en los últimos cinco años son básicamente indistinguibles. ¿Para usted es mediocre este crecimiento en torno al 2%? Es una tasa baja para lo que Chile puede dar y refleja condiciones difíciles, pero también que nos queda tarea pendiente. ¿Cuánto es lo que Chile podría dar? Como tenemos una brecha de crecimiento entre el PIB y el PIB Potencial -que las estimaciones lo sitúan entre 3% y 3,5%-, uno podría pensar que, por algún tiempo, se podría crecer más que eso y la economía no debería sufrir desbalances macroeconómicos. Pero eso tampoco es un número escrito en piedra. ¿En el año cuatro meses que le queda al gobierno se podrá alcanzar un crecimiento cercano al 3% o superior a eso? Veamos cuánto es el crecimiento del último trimestre del gobierno. Espero que el primer trimestre del 2018 sea bastante más alto de lo que tenemos ahora. ¿Esto es como su piedra en el zapato no lograr que el país muestre cifras más altas de crecimiento? Evidentemente es responsabilidad de todos, y como todas las cosas en la vida el resultado no depende sólo de lo que se haga, sino también de las condiciones. ¿Los factores internos han cambiado o se mantienen? Se han moderado bastante. La manera cómo hemos abordado el tema de pensiones; cómo sacamos un presupuesto apegado completamente a la regla fiscal; lo que perdimos políticamente con el reajuste, pero hicimos lo que responsablemente había que hacer; el acuerdo que hicimos en educación; el que la Presidenta esté muy enfocada en consolidar y proyectar su gobierno con una agenda realista, son todas cosas que han ayudado a mejorar el clima interno. Cierto que algunos en Enade seguían criticones, especialmente los más políticos, pero escuché harto también de mejores perspectivas y mayor tranquilidad. En Enade, varios representantes del sector privado pusieron como ejemplo, precisamente a Perú, como un país que da confianza para invertir, en cambio, señalaron que las reformas de este gobierno siguen generando incertidumbre. Hay casos en que ha habido problemas en nuestra gestión que han generado más incertidumbre que la necesaria, pero creo que esto es de los dos lados también. Yo hablé el miércoles de la post verdad como un tema que me preocupa, porque cosas que no son ciertas se dan por ciertas. Fue lo que pasó con la discusión sobre los cambios al Código de Aguas por parte de algunos sectores, lo que no dista mucho de lo que vimos con el video de los poderosos de siempre. Eso le hace mal a la discusión. ¿Cuál es el rol del gobierno para no dar paso a que se exacerben los ánimos? Gobernar con la mirada de mediano plazo y, como dijo la Presidenta, sin darse gustitos. No saben las ganas que uno tiene a veces de contestar algo y mandarse una pachotada, pero hay que tener la disciplina para que las cosas vayan mejor. ¿Le dieron ganas de decir lo que realmente sentía durante el debate del reajuste del sector público cuando la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, lo insultó en el Congreso? Ese fue un episodio ingrato que ya dejé atrás, hay que distinguir y no enganchar con cualquier tipo de debate. Yo me refiero a otros momentos, como al lobby que uno observa en algunas cosas por lado y lado. En la discusión universitaria, precisamente, me he encontrado con esto y sólo me resta decir: ¡Por Dios que somos buenos para disfrazarnos del bien común! ¿Lo dice por la discusión que se dio ahora con el presupuesto? No, la más larga. La de presupuestos fue corta y muy constructiva, con varios parlamentarios como Andrés Allamand, Ena von Baer, Carlos Montes e incluso Jaime Quintana, que se abstuvo. Pero quedaron heridos en el camino, porque el senador Montes dijo que se saldría de la Comisión de Hacienda y el senador Quintana que evaluaría su participación en la de Educación, porque acusan al gobierno de ceder al chantaje de la derecha. Nosotros fuimos muy pragmáticos y con un resultado excelente para los jóvenes y las familias de Chile. Cuando llegó al gobierno, ¿sentía que había esta convicción de respetar la regla fiscal, de calmar las expectativas y que las reformas fueran más realistas? El cambio de gabinete que me tocó a mí fue bien profundo. No es habitual que cambien los ministros del Interior y de Hacienda al mismo tiempo. Hacía décadas que no pasaba y, por lo tanto, más allá de que había una visión distinta, lo que constato es que la Presidenta decidió hacer un cambio que implicaba hacerse cargo de distintas restricciones que enfrentábamos en lo fiscal, en la capacidad política y en la producción de reformas, que requería ser afinada. ¿Qué esté tan adelantado el debate presidencial le hace un flaco favor a esta necesidad de mantener un clima estable para el crecimiento? No dramatizo en nada que exista una discusión de candidatos a estas alturas. Más bien, y esta es una apreciación que compartimos en el comité político, sería mejor una discusión más unitaria, en el sentido de tener más claro cómo será el proceso presidencial.. El ministro del Interior, Mario Fernández, le pidió a la Nueva Mayoría que definiera su candidato presidencial en enero o antes de marzo, ¿lo comparte entonces? El constató un hecho de que la acción política es más fácil en la medida en que esta dispersión que hoy existe se reduzca luego. Pero cada partido tiene sus propios tiempos, hay varios candidatos, pero se hace más fácil la política si hay tiempos mejores definidos y una manera de acordar candidatos que sea más clara. ¿Cómo los afecta esta dispersión? Nos hace más difícil el trabajo, es obvio que cada uno tiene incentivos distintos en la acción política. Los economistas estamos acostumbrados a hablar de incentivos económicos con mucha naturalidad y entendemos súper bien cómo cambian el comportamiento humano. Pero he ido descubriendo que los incentivos políticos son distintos a los económicos. Si bien la decisión del proceso presidencial está más en el mundo de los partidos que de nosotros, es evidente que condiciona también la capacidad que tenemos para seguir creciendo. Es decir, la acción política nuestra se ve favorecida con un camino más claro y con más unidad. ¿Cómo llevará a la práctica la afirmación de la Presidenta de que “no se puede hacer todo” en un año de elecciones? Como dijo la Presidenta, tenemos que consolidar y proyectar. Esto implica ir terminando cosas que hemos hecho y preocuparnos de que estas cosas sigan hacia adelante. ¿Qué le contesta usted al ex Presidente Sebastián Piñera cuando dice que si él vuelve a La Moneda “van a reorientar las reformas, porque partieron de un mal diagnóstico y de un programa ideologizado? Aumentar el acceso de la educación en Chile, mejorar la calidad de la educación, ser fiscalmente responsable con eso y tratar de construir bases comunes, de manera que las reglas básicas representen a todos, no es ideología, es mejorar nuestro país. ¿Sería un error que se cambiaran las reformas? Siempre son perfectibles. El secretario general de la Ocde felicitaba a Chile por estar en “modo reforma”. La educación es central para el futuro de Chile y hay que seguir empujando más calidad y más acceso. ¿Y la tributaria? Es necesaria. Si hay ideas de cómo perfeccionarla sin perder recaudación y que los que paguen sean los mismos, se puede discutir, no hay que enamorarse de una reforma porque sí. Pero lo que pasa es que lo que yo leo siempre implica o bajas de la carga tributaria o tirarles la carga tributaria a otros. Es fácil decir subamos el IVA. ¿La laboral? Es una reforma que no era central en el programa y resultó ser importante. Es más compleja, porque chocan temas de eficiencia con equidad de manera más evidente. Como todos los países tenemos que seguir avanzando en estos cambios laborales. A esto hay que sumar pensiones, como un gran tema, y probidad, que son dos cosas que tampoco estaban en el programa de gobierno y que nos han consumido una enorme energía. ¿En la agenda de probidad existe el espacio para incluir la propuesta del ex Presidente Piñera de legislar sobre el fideicomiso ciego para las inversiones que se hagan en el exterior? La verdad es que para hacer lo correcto uno no necesita que la ley lo obligue Fuente: http://www.latercera.com/noticia/rodrigo-valdes-sabiendo-viene-imacec-malo-me-preocupa-nos-lleve-bajon-animico-innecesario/
  21. 23 de agosto del 2016 / 20:27 Hrs PC lanza nueva ofensiva en antesala de negociación para presupuesto Colectividad pide a Hacienda que se usen los fondos soberanos para obtener más recursos. Para la próxima semana, el Partido Comunista agendará una cita con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. La idea es que la colectividad le entregue al secretario de Estado la propuesta del partido para el presupuesto de 2017. En los planteamientos del comunismo, sintetizados en un documento de cinco páginas, se pide utilizar los fondos soberanos como una forma de paliar los efectos de la desaceleración económica. Así, el PC solicitará al Ejecutivo hacer un uso “acotado” del Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES) -en torno a una cifra entre US$ 1.000 y US$ 2.000- con el objeto de utilizarlo en “inversión pública”; fomentar el Plan de Inversiones de Codelco y promover las pymes y cooperativas agrícolas. Sin embargo, los comunistas están conscientes de que Hacienda tiene una posturas restrictiva al uso de estos recursos. “Hacienda no puede tener una mirada dogmática. Si se ponen limitaciones exageradas, entonces no tiene sentido ahorrar si no se ocupan esos recursos cuando hay dificultades”, advierte el legislador a cargo de la redacción de la propuesta, el diputado Daniel Núñez. Además, adelanta que pedirán que el próximo presupuesto tenga un mayor gasto en Vivienda, Obras Públicas y en otros sectores. La negociación se iniciará en septiembre, ya que el Ejecutivo tiene plazo hasta fines de ese mes para ingresar el presupuesto. Los fondos soberanos se dividen en el Fondo de Reserva de Pensiones (FRP), creado en 2006, y el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES), elaborado un año después. Y su objetivo es asegurar la estabilidad macroeconómica, pudiendo utilizarse, en casos puntuales, para cubrir déficit fiscales, entre otras cosas. La petición del PC es vista con distancia en el oficialismo. Y se suma a otras ofensivas que ha realizado el partido y que han provocado incomodidad en La Moneda, como la crítica postura que adoptó la colectividad frente a la discusión del reajuste al sector público y el sueldo mínimo. En paralelo, el PC impulsó otras medidas que generaron, directamente, fuertes cuestionamientos al interior de la coalición: el intento por anular la Ley de Pesca, el proyecto que busca derogar el artículo sobre invariabilidad tributaria en el royalty a la minería y la indicación para modificar el sistema de financiamiento de la educación pública. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/08/674-693659-9-pc-lanza-nueva-ofensiva-en-antesala-de-negociacion-para-presupuesto.shtml
  22. TOPIC OFICIAL CASO PENTA 2016 01 de Agosto 2016 Antiguo Topic http://foros.fotech.cl/topic/290880-caso-penta-corte-rechaza-recurso-de-la-fiscalia-y-confirma-cautelares-de-laurence-golborne/page-2?hl=%2Bcaso+%2Bpenta&do=findComment&comment=20946041 Imputado por delitos tributarios en los casos Penta-SQM Malas noticias para Piñera: tribunal rechaza sobreseer a su ex administrador electoral Santiago Valdés seguirá con arraigo nacional y firma mensual, luego que el juzgado rechazara el argumento de prescripción levantado por su defensa, en el proceso donde se le acusa de recibir $500 millones de pesos en aportes de campaña supuestamente irregulares desde distintas empresas. Este lunes, el Octavo Juzgado de Garantía, donde se tramitan los casos Penta y SQM, rechazó la solicitud de sobreseimiento presentada por la defensa de Santiago Valdés, ingeniero civil de la UC, quien era gerente de Bancard, el brazo inversor del ex Presidente Sebastián Piñera, de quien fuera administrador electoral durante su campaña a La Moneda en 2009. Valdés fue acusado por la Fiscalía de delitos tributarios a partir del presunto aporte irregular a la campaña por un total de $500 millones. Por estos hechos, el tribunal decretó las medidas de arraigo nacional y firma mensual, las que buscaban ser revocadas al sobreseer el caso, por cuanto su defensa alegó que los supuestos delitos estaban prescritos, al haberse cumplido los 5 años correspondientes. Sin embargo, la Fiscalía logró imponer su argumento al sostener que el plazo de prescripción se detuvo cuando el SII presentó una denuncia contra Valdés, en octubre de 2015, el mismo día en que fue formalizado en el contexto de los casos Penta y SQM. Santiago Valdés. hijo de Fabio Valdés, uno de los amigos más cercanos a Piñera, asumió el manejo de Bancard en 2005, luego de cursar un MBA en la escuela de Kellog, en Estados Unidos y estuvo en el cargo hasta 2010. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/08/01/malas-noticias-para-pinera-tribunal-rechaza-sobreseer-a-su-ex-administrador-electoral/ Para quienes quieren ver historia http://foros.fotech.cl/topic/290880-caso-penta-corte-rechaza-recurso-de-la-fiscalia-y-confirma-cautelares-de-laurence-golborne/page-2?hl=%2Bcaso+%2Bpenta&do=findComment&comment=20946041
  23. 14 de agosto del 2016 / 02:25 Hrs Rodrigo Valdés: "Estamos más que dispuestos a empujar nuevas ideas que nos parezcan buenas" Varias son las modificaciones que el gobierno está pensando para cambiar el sistema previsional. Además de las ya anunciadas esta semana, el secretario de Estado menciona buscar más incentivos para el APV colectivo y profundizar la licitación de cartera de las AFP, entre otras medidas ¿Cotiza en alguna AFP? Sí, pero tengo un par de años de laguna previsional, porque en algún momento de mi vida que trabajé a honorarios no hice lo que debería haber hecho, que era cotizar como independiente. Así lo revela el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, tras una semana marcada por el llamado de la Presidenta Michelle Bachelet a lograr un gran pacto nacional para acordar una propuesta que permita reformar el sistema previsional. No todo está dicho, señala el secretario de Estado en esta entrevista con La Tercera. Al contrario, para él lo ideal es no poner plazos rígidos, ni forzar medidas que no logren un amplio consenso. Cuando vio la marcha No+AFP, ¿qué pensó? Me llamó la atención la cantidad de gente de clase media y de no tanta edad que estaba marchando y que era más masiva de lo que yo esperaba. Fue genuinamente representante de los ciudadanos, no de alguien en particular. Tras esta manifestación, entonces, ¿se aceleró la reforma previsional? Como dijo la Presidenta, nosotros teníamos un itinerario bastante claro, pero adelantó algunos aspectos. Los gobiernos no pueden ser ciegos o sordos a las realidades, pero también tienen que ser muy responsables. Y si algo yo tomo de todo lo que ha ido pasando es la valoración que hay, primero, por llamar a un pacto nacional y, segundo, esta reacción de responsabilidad republicana de muchos actores. En otros países se han hecho cambios muy rápidos que son pan para hoy y hambre para mañana. ¿No va en desmedro de superar la crisis de confianza que el gobierno siga escuchando la calle? Hay que escuchar lo que piensan los ciudadanos, pero gobernar significa también tomar decisiones y no siempre hacer lo que un grupo de personas pide, porque saber distinguir entre los que dicen algo y la comunidad en general no es fácil. ¿Hoy día sí se está haciendo con esta reforma lo que un grupo de personas pide, ya que el gobierno sólo estaba elaborando una hoja de ruta sobre este tema? Estamos haciendo una propuesta de cambio sustancial al sistema de pensiones en Chile, porque es algo que los ciudadanos, en general, valoran. El mundo político ya nos había hecho ver esto. Evidentemente, la marcha importa y también el “jubilazo” de Gendarmería, que provocó un cambio de giro, pero déjeme ser bien franco en esto: nosotros estábamos bastante preparados, esto no se hace en poco tiempo. La Presidenta constituyó la Comisión Bravo a los pocos días que partió el gobierno; el comité de ministros estaba funcionando. Es cierto que no tuvimos todas las semanas reunión, pero los equipos técnicos trabajaron todos estos meses. Por lo tanto, tampoco es que nosotros estemos reaccionando a algo nuevo. ¿Cómo se supera la crisis de confianza que vive el país anunciando cada cierto tiempo otra reforma? Los problemas de confianza se sanan muy gradualmente y con acciones, y creo que la forma de abordar estos temas ayudará mucho. Yo dije que la respuesta en pensiones era seria y responsable, eso es sine qua non para mejorar la confianza, y así en las otras dimensiones. Creo que valorar que el mundo político puede ponerse de acuerdo y trabajar en un objetivo común es clave para este saneamiento de las confianzas. Los expertos señalan que el próximo año Chile crecerá en torno al 2% y, en el actual contexto, ¿cómo se resuelve este desincentivo que hay para invertir en Chile? Los empresarios en algún momento han tenido dudas de la capacidad de Chile de reaccionar de manera sensata y seria a los desafíos, y no me refiero al gobierno, sino al sistema político y a ellos mismos. El problema de la elite es bien conocido. Creo que eventos como los que estamos viendo ahora ayudan mucho a demostrar que Chile puede tener reacciones muy sensatas a problemas muy grandes. ¿Se refiere a este llamado a un pacto nacional? A eso y al diseño específico que ha anunciado la Presidenta. Aquí hay un rayado de cancha que deja mucho espacio para conversar y espero que sea valorado por todos como un acto de mucha responsabilidad y sensatez. ¿Qué piensa cuando escucha declaraciones como la del ex Presidente Lagos, que dice que “esta es la peor crisis política e institucional que ha tenido Chile”, o como la del ex ministro Jorge Burgos, que señaló que “el país se ha descarrilado”? Ya se han comentado suficientemente estas declaraciones. Todos tenemos que ayudar a que haya más convergencia en Chile, creo que seguirle dando más vuelta a una declaración no es muy práctico. Cada uno puede ponerle el apellido que quiera, pero no hay ninguna duda que tenemos en Chile desafíos grandes. En el tema específico de pensiones usted dijo: “No existen soluciones mágicas, es un tema técnicamente muy complejo, en que se juegan muchas cosas para la economía en general, por lo tanto, dar pasos en falso en esto es una posibilidad y tenemos que tomar todos los resguardos para hacerlo”, ¿cuáles son los pasos en falsos que no se pueden dar? Hay varios temas, como tener cuidado con los incentivos. Uno no puede hacer un diseño que invite a la informalidad, que disminuya el ahorro o que implique terminar en un menor nivel de inversión. Por lo tanto, lo más importante en estas materias es la sostenibilidad. Ahora, con la misma fuerza uno puede decir que más de lo mismo también es un paso en falso. ¿Cómo más de lo mismo? He escuchado que hay que aumentar la cotización del empleador y dejar el sistema actual tal como está. Eso también sería un paso en falso, porque no cambiará la legitimidad y la apreciación del sistema. ¿Cuándo se dará por logrado un acuerdo nacional? Esa es una decisión de la Presidenta. ¿Esto es con un proyecto de ley de aquí a fines de año? Hay distintas alternativas, ojalá pueda ser esa, como decía el ministro Mario Fernández, que abrigaba la esperanza de aquí a fines de año, pero creo que en estos procesos, donde uno tiene que hacer la síntesis con mucha gente, no es bueno ponerse muy rígido en los plazos. ¿Están dispuestos a recoger propuestas e incorporarlas a la reforma? Por supuesto que estamos dispuestos a recoger propuestas y a hacer cambios. La Presidenta ha dicho que lo presentado esta semana es un marco sobre el cual se discutirá. Hay muchas cosas que son conversables en este marco, hay que reconocer que nadie tiene la verdad absoluta y viene un proceso donde es muy importante escuchar y conversar sobre los pros y los contras. Es más, estamos más que dispuestos a empujar nuevas ideas que nos parezcan buenas. O sea, si existe un consenso en que subir la cotización en cinco puntos (de 10 a 15) no es lo más conveniente y se propone otra alternativa, ¿están dispuestos a cambiarla? A no ser que me haya perdido mucho, no veo cómo se pueden hacer cambios importantes a las pensiones de los chilenos para el futuro sin aumentar la tasa de cotización. Otro ejemplo, ¿están dispuestos a modificar la propuesta de reducir las comisiones de las AFP cuando haya rentabilidades negativas? Por supuesto, eso es perfectamente debatible. De hecho, la Presidenta dijo que eso era un ejemplo. Es muy relevante decir que aspectos como estos son enteramente debatibles y uno tiene que estar abierto a buscar el mejor instrumento para el objetivo. Enamorarse de instrumentos es un problema que tenemos en política pública, que a veces sólo trae dificultades. ¿Cuánto tiempo durará este debate? Estamos empezando, tenemos que armar un cronograma. Empresarios, economistas y trabajadores, valoran en términos generales que se suba la cotización en cinco puntos con cargo al empleador. Sin embargo, plantean que al menos un porcentaje de ello debiera destinarse a las cuentas individuales. ¿Qué tan factible es eso considerando que la Presidenta dijo que iría a la creación de un fondo? La Presidenta dijo que a ella le gustaría que fuera al Fondo Solidario, pero que estaba abierta a otras alternativas. La distribución exacta y los parámetros son temas que tenemos que construir juntos. Cada una de estas cosas tiene pros y contras y van a ser, sin duda, parte importante de las decisiones que se deben tomar. ¿Cuáles son sus argumentos ante la opinión de expertos que señalan que este aumento en la cotización con cargo al empleador será un impuesto al trabajo? Esta es una contribución obligatoria al sistema de seguridad, no es un impuesto, pero entiendo bien que a nivel de economistas se discuta esto. Sin embargo, les preguntaría por qué no dijeron lo mismo después de que se propuso, por ejemplo, por parte de gente muy importante un aumento de tres a cuatro puntos de cargo al empleador para la cuenta individual... Precisamente, los economistas afirman que estos cinco puntos no irán a la cuenta individual… Mi respuesta es que dos tercios de los chilenos no saben que va a la cuenta individual. Entonces, estamos como extremando argumentos de supuestos de ultrarracionalidad, de perfecta información, que creo que cuando uno discute sobre seguridad social tiene que levantarlos. Yo les preguntaría ¿por qué es necesario obligar a ahorrar? Una cosa es que la gente no sepa que los dineros de la cuenta individual sean de ellos, pero al final del camino reciben los recursos… Sí, pero lo primero es lo que importa para la discusión que algunos economistas quieren levantar, que es sobre distorsiones e incentivos. Economistas como Tomás Izquierdo, Gonzalo Sanhueza y Salvador Valdés, ¿están tan equivocados? Me gustaría que los economistas dijeran con todas sus letras que quieren que el sistema siga siendo tan individualista como lo es hoy y que moverse de eso es una gran distorsión. Creo que moverse del individualismo del sistema valida lo que estamos haciendo, hace posibles acuerdos y es bueno al final del día para nuestra sociedad. ¿Cree que les molesta el componente solidaridad? No tengo por qué suponer intenciones, pero esta fijación con que si va a la cuenta individual o a otro lugar hace una diferencia del cielo a la tierra respecto de si esto es un impuesto o no, me parece que es una exageración enorme. ¿Es partidario de que vaya íntegramente al fondo? Como gobierno esperaremos el debate, y como ministros, lo que la Presidenta decida. Yo voy a ser súper disciplinado con el proceso. No obstante, para mí es clave aumentar el ahorro para poder tener mejores pensiones y ayudar a financiar un mayor crecimiento económico. Algunos abogados constitucionalistas también advierten que este tema tiene vicios de constitucionalidad, ya que en la práctica viene a ser “un impuesto” destinado a un grupo específico y para un fin específico, ¿han estudiado esta materia? Yo no soy abogado, pero tenemos el seguro de invalidez y sobrevivencia y el seguro de cesantía, que en mi concepción tienen el mismo espíritu y, por lo tanto, me cuesta ver que esto tenga problemas. La diferencia es que en el seguro de cesantía es tripartito, por tanto cada estamento aporta y una parte se va a la cuenta individual y la otra al fondo… Al final estamos defendiendo el individualismo del sistema o qué… ¿Habrá medidas para terminar con la práctica “impóngame por el mínimo”? Si hay buenas medidas para eso sería un avance. ¿En esta reforma se contempla colocar incentivos para que la gente aumente su cotización? Un estudio de la Asociación de AFP señala que sólo el 16% de quienes se pensionaron en 2015 cotizó más de 30 años y el 52% de los que se pensionaron ahorraron menos de 15 años. La densidad de cotizaciones de la gente depende de muchas cosas, creo que sería injusto decir que todos los que no cotizaron escogieron ser informales. Pero hay que tener cuidado con los incentivos, tenemos que tener cuidado con los efectos colaterales. Una de las cosas nuevas que tenemos en este pilar de ahorro colectivo solidario es que la parte intrageneracional opera cuando uno está cotizando. Uno tiene derechos y deberes dentro de ese sistema, por lo tanto, habrá un incentivo a cotizar, donde la técnica o el instrumento hay que afinarlo aún más. ¿Se estudiarán nuevos incentivos tributarios? Tenemos uno bastante importante, que es el APV, que para mis expectativas ha funcionado bien en la parte individual, pero ha habido menos uso del APV colectivo. Por tanto, posiblemente haya que pensar en maneras de que esto tenga más fuerza, no necesariamente con mayores incentivos, porque sabemos bien que no tenemos recursos para eso, pero sí ponerlo en las negociaciones colectivas. Creo que hay espacio para una mayor cultura del ahorro. ¿Modificar el sistema de previsión de las Fuerzas Armadas no se abrirá en esta discusión? La Presidenta ha sido muy clara con que el tema de eventuales distorsiones que existan; los abusos que ya se han conocido es necesario revisarlos y ver si hay que legislar al respecto. Pero el tema más global tiene otro camino, que ni siquiera la Comisión Bravo ni el comité de ministros hemos analizado. JP Morgan calcula que el costo anual en régimen del aumento en las cotizaciones para las empresas será de US$ 4.200 millones, ¿tienen la misma cifra? Nosotros lo calculamos en menos que eso, pero una parte significativa lo paga íntegramente el Fisco. Pero sí quiero adelantar que estos son gastos para producir la renta y, por lo tanto, de manera indirecta también el Fisco tendrá menores ingresos tributarios. Ahora, va a depender de cómo se acomoda la economía también. ¿Quién va a administrar ese fondo? Eso está para ser diseñado, tenemos alternativas. De nuevo, una fijación respecto de los instrumentos no es una buena consejera en estos momentos. ¿Alternativas como la AFP estatal, las AFP privadas? Y puede haber incluso más, como el ISP, pero está todo en diseño. Otra cosa que no está clara es sobre el aumento del tope imponible, ¿será para todos o sólo para el Fisco? Para todos. Es un cambio paramétrico igual como la edad para jubilar. El tope imponible es un número en Chile que se fijó en un tiempo, ahora está aumentando gradualmente, pero es bastante más bajo de lo que era en el pasado en términos relativos. Ahora el tope imponible tiene otros efectos, como en salud. Entonces, es un parámetro a analizar, lo que sí se tiene que decir es que si alguien está cercano al tope imponible y tiene una tasa de reemplazo baja, se le tendrá que aumentar el tope imponible, porque a esos niveles me cuesta pensar que el resto de la sociedad tenga que mejorar su pensión. ¿Por ejemplo? Si una persona gana $ 2 millones 300 mil y espera que el resto de la sociedad le financie un aumento de pensión, tiene que saber que es muy difícil en el contexto que tenemos. Esa persona es del decil más rico y, por lo tanto, si queremos una mejor pensión para esa persona, o ahorra voluntariamente o ahorra obligatoriamente. ¿Revisaron los efectos que este aumento del tope imponible tendrá en las isapres y en Fonasa? Eso es absolutamente arreglable, busquemos una solución en este debate que está empezando. Otro punto de este tema es que la Presidenta dijo que si deciden elevar la edad de jubilación habría que ver cómo compensar a las mujeres… Es parte de las cosas que estamos conversando. ¿Por qué les irrita que las AFP tengan utilidades tan grandes? ¿Es como el fin al lucro? No, para nada. En una economía como la nuestra, las ganancias son un motor para la invención, para la competencia. Pero no es habitual encontrar industrias donde haya utilidades de este monto y que no se disipen con la competencia, que vuelvan a números más normales. Y lo que también es irritante para muchos es que, además, esas utilidades sean poco sensibles a cómo es el servicio que están otorgando las AFP. ¿Cómo poco sensibles? Que el período en que les va mal a los fondos las utilidades no se mueven mucho. Si transitáramos a un cobro por el fondo y no por flujo, uno podría alinear mejor los incentivos, pero esa situación es compleja. Este es un ejemplo de cómo alinear mejor los incentivos. Y respecto de las utilidades, tenemos una batería de temas y estamos dispuestos a recoger otros para mejorar la competencia. Por ejemplo, el tema de la licitación de cartera ha funcionado bien y hay que profundizarlo. ¿No hay más grandes reformas? Definamos grandes reformas… Como la tributaria, educacional, laboral, constitucional y previsional… Quiero agregar la agenda energética como una reforma muy importante, incluyendo la mayor competencia, los cambios en distribución y el éxito en las licitaciones. También quiero sumar el tema de la descentralización. Ahora, sobre esa lista espero que no haya nuevas. ¿Está decepcionado con que termine su último año de gobierno (2017) con crecimiento cercano al 2%? Me encantaría más. Pero quiero decir que veo el próximo año bastante no jugado. ¿Cree que el país pueda crecer más de 2%? Esa historia está por escribirse. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/negocios/2016/08/655-692519-9-rodrigo-valdes-estamos-mas-que-dispuestos-a-empujar-nuevas-ideas-que-nos.shtml
  24. 09 de agosto del 2016 / 00:22 Hrs Valdés: "Valoro bastante más al empresario que al dueño del capital" Dijo que diferencias en distribución de ingreso y la segregación han generado, en parte, la percepción poco positiva de los empresarios. “Quiero diferenciar a un empresario de un capitalista, que en nuestro país se confunden con una facilidad enorme, pero son distintas personas, son distintos roles. Y créanme que yo valoro bastante más al empresario que al dueño del capital”, dijo ayer el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés. El secretario de Estadio dio estas declaraciones en su exposición en el marco del Seminario “Ser Empresario Hoy, ¿Quién paga la cuenta?”, organizado por el Colegio Saint George para conmemorar sus 80 años, donde asistió invitado como ex alumno del establecimiento. Incluso, partió su discurso precisando que si bien él no es un empresario, su padre sí lo es, por lo que tiene una mirada cercana sobre el tema. Esto se da en el marco de las diferencias que han existido entre el gobierno y el empresariado, donde incluso Valdés llamó a “lloriquear menos y trabajar más”, lo que fue interpretado como un llamado de atención a la clase empresarial. “El dueño del capital al final ha acumulado porque ha tenido suerte, porque ha sido eficiente, porque heredó o porque fue un hábil empresario que no gastó”, indicó. Sin embargo, añadió, “es mucho más valioso aquel que se atreve, que arriesga, que junta capital con trabajo. Capital de otro con trabajo de otros. Mágicamente producen cosas que no existirían si no fuera por ese esfuerzo del empresario”. En este contexto, Valdés interpeló a los asistentes señalando que hay que preguntarse por qué existe una visión poco positiva del empresario en la sociedad chilena. “Mi diagnóstico es que hay más cosas pasando en la sociedad actual que tenemos que entender y enfrentar, en la medida que podemos, para sostener una mejor sociedad, una sociedad con más cojín”, sostuvo. Al respecto, el jefe de las finanzas públicas explicó que, a su juicio, hay tres cosas que pueden explicar esta situación. Por un lado, hay un individualismo que está presente en casi todas las esferas de la sociedad, donde es muy difícil desarrollar proyectos colectivos. Otro factor es que ve una segregación creciente. De hecho, aseguró que “Chile está totalmente segregado”. En tanto, la tercera causa que expuso fue que existen diferencias absolutas en la distribución del ingreso, lo que genera molestias en los sectores sociales que se ven menos favorecidos. Otro de los ex alumnos del Saint George que expuso en el seminario fue Axel Christensen, director ejecutivo de BlackRock para América Latina, reconoció que ya no es lo mismo ser empresario, pues, argumentó, actualmente es una actividad que no está legitimada por una gran parte de la sociedad. Ante esta situación, Christensen llamó a los presentes a “no enterrar su talento”, en referencia a que los empresarios generan riqueza, innovan y crean empleo, entre otras cosas. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/negocios/2016/08/655-691975-9-valdes-valoro-bastante-mas-al-empresario-que-al-dueno-del-capital.shtml
  25. 05/08/2016 Santiago Valdés, exadministrador de su campaña, rompe el silencio: El lucrativo negocio de Piñera Antes de ser formalizado y en cada citación ante la fiscalía, quien fuera la mano derecha del expresidente guardó silencio. Sabía que de hablar implicaría a su mentor. Pidieron dinero a SQM, Penta y otra decena de empresas para su campaña presidencial, pero esta se usó en los especulativos fondos mutuos. Primero se descubrió que pagaba con erogaciones políticas truchas a trabajadores en Chilevisión, entonces empresa suya. Hoy, con los documentos aportados por su exjefe de campaña a fiscalía, se acredita que además lucraba en el mercado financiero con dineros provenientes de "donaciones" ilícitas. Cada escándalo político-económico que explotó en 2015 y en lo que va del año ha tenido en el exmandarario un actor principal: facturas y boletas ideológicamente falsas, contratos forwards, aportes rectificados, decenas de colaboradores en casos de corrupción, incluso exministros, etcétera. Abandonado a su suerte, Santiago Valdés, exadministrador electoral de la campaña de Sebastián Piñera en 2009 y quien además fuera su hombre fuerte en Bancorp como gerente general, al parecer optó por romper la red de protección y puso a disposición de la fiscalía importantes antecedentes contables (peritajes) que acreditarían que los dineros obtenidos de manera cuestionada judicialmente y cuyo destino original habría sido la campaña presidencial, en realidad se usaron para lucrar a través de su inversión en fondos mutuos. Todo calza Como se recordará, el primer atisbo de la existencia de los mentados contratos forwards apareció durante la investigación de la arista Penta y fue dado a conocer en el marco de la formalización de los dueños y controladores de esa empresa, Carlos Eugenio Lavín y Carlos "Choclo" Délano, en su relación con la empresa CB de propiedad de Carlos Cruzat, otro de los operadores de estos "negocios financieros". Lo que se ignoraba era que existía un tercero, el verdadero beneficiario de los dineros obtenidos ilegalmente: Bancorp, empresa del expresidente Sebastián Piñera. En medio de aquella audiencia el fiscal Carlos Gajardo espetó: "Le tomé declaración a don Iván Rojas, gerente del grupo Cruzat. Voy a contar toda la verdad (dijo). 102 forwards y acompañó el listado de los forwards. 102 forwards: 3.000 millones de pesos de fraude. 40 de entrada, 62 de salida. En cuarenta ocasiones se metió plata, en 62 ocasiones se sacó plata. Los montos calzan perfecto. ¿No sabían los señores Délano y Lavín lo que estaba pasando?", se preguntó el fiscal justo antes de disparar el misil. "Hay un décimo contrato, muy relevante, que la Fiscalía solo lo incautó la semana pasada, 25 de febrero del año 2015. Lo tengo en mi poder, es de público conocimiento, está en la carpeta. Fecha de este forward: 7 de noviembre de 2009, el pago se realiza en enero de 2010. ¿Quiénes intervienen en este forward? Inversiones Penta III, que deposita 50 millones de pesos en CB, forward de entrada. Y 50 millones de salida. ¿A qué empresa? Para administradora Bancorp S.A., domiciliada en Apoquindo 3000, piso 16. Saquen sus propias conclusiones de qué es lo que significa ese forward", señaló, involucrando de manera directa a la sociedad ligada al expresidente Sebastián Piñera. Faltaba un detalle: El contrato forward se encuentra firmado por la hermana de Carlos Alberto Délano, Ana María Délano, y el hijo de Fabio Valdés -íntimo amigo de Piñera-, Santiago Valdés, quienes en ese tiempo trabajaban en Bancorp. Puntualmente el contrato aparece firmado por Administradora Bancorp S.A. para el fondo de inversión privado Mediterráneo. Ana María Délano ha sido siempre cercana a Piñera. Cuando el expresidente era propietario de CHV, la hermana del "Choclo" ocupó una gerencia en el canal, además de ser gerenta de Axxion, que se encargaba de las acciones bursátiles del exmandatario antes que llegara a La Moneda, en marzo del 2010. Pruebas al canto Dos son los documentos que Santiago Valdés entregó a la fiscalía. Ellos analizan los ejercicios comerciales entre 2009 y 2010 de la Administradora Bancorp S.A. y, de paso, Vox Populi S.A., ambas empresas vinculadas al exmandatario y ambas en el ojo del huracán, relacionadas con platas políticas ilegales. Así lo estableció la querella del Servicio de Impuestos Internos (SII), donde este impugnó la emisión de 16 facturas falsas de Bancorp a SQM por $340 millones. En el caso de Vox Populi el SII cuestionó la emisión de cinco documentos por $26 millones a la minera no metálica. Lo que se pretende acreditar mediante los informes elaborados por el contador auditor Janine Jorratt es "analizar las facturas emitidas por Bancorp y Vox Populi a SQM en los ejercicios comerciales de los años 2009 y 2010, que han sido objeto de cuestionamientos y querella por parte del SII", indica la presentación. Lo primero que se busca es demostrar que los documentos impugnados son "materialmente verdaderos", es decir, se encuentran autorizados por el SII antes de su emisión. Lo particular aparece cuando el contador Jorratt concluye en el informe que en las dos empresas los fondos obtenidos fueron aplicados "en las operaciones normales del negocio cuyos excedentes se invirtieron en fondos mutuos". Así, busca establecer que en su origen los documentos son verdaderos y que el uso del dinero fue dirigido a una operación financiera lícita. Lo que no se dice Una boleta o factura o contrato es ideológicamente falso cuando, a pesar de ser "verdadero" en su origen, esto es, que lo haya emitido el SII, en su contenido es falso. En el caso de boletas y facturas truchas, cuando se dice haber prestado un servicio que jamás se efectuó o por montos no reales. Además, estos instrumentos, siendo tributarios, inciden en el descuento de impuestos a las empresas involucradas y en beneficiar con la devolución monetaria al emisor de los documentos. Lo aseverado en los informes contables, si bien aclara el destino lucrativo de los dineros, nada dice acerca de si se prestó o no el servicio por el cual se emitieron las facturas imputadas como ideológicamente falsas por la fiscalía y el tribunal y que tienen formalizado a la mano derecha del expresidente Piñera. Lo está específicamente por la "facilitación de documentos ideológicamente falsos" que permitieron la presentación de declaraciones de impuestos maliciosamente adulteradas que indujeron a la liquidación de un impuesto inferior al que correspondía, al haber incorporado en ellas montos correspondientes a facturas fraudulentas por servicios que no se prestaron. También la acción en contra de Santiago Valdés Gutiérrez lo alcanza por haber participado en la facilitación de un alto número de facturas falsas al contribuyente SQM S.A., emitidas por las sociedades Inversiones La Música, Vox Populi y Administradora Bancorp S.A. Al respecto el presidente del Consejo de Defensa del Estado, Juan Ignacio Piña, aseguró que "la existencia de contratos no es el problema, es ver si detrás de ellos hay operaciones reales o no. Por lo menos en el caso de los cinco que hemos conocido, claramente no lo fueron. Mientras no tengamos los antecedentes malamente podemos dar una opinión". Los desmentidos de Penta y SQM Cada arista abierta termina mencionando a Piñera. Con Penta no solo fueron los contratos forwards señalados por el persecutor Carlos Gajardo, también la Fundación Futuro, de propiedad del expresidente, fue mencionada por el exgerente del holding, Hugo Bravo, como receptora de platas políticas ilegales, aunque se haya tratado de desmentir desde el entorno del exmandatario. Fue el propio El Mercurio quien reveló la declaración de Hugo Bravo al fiscal Carlos Gajardo. El ex ejecutivo aseguró que la Fundación Futuro, creada y presidida por Sebastián Piñera, recibió "de manera fraudulenta" $50 millones. En SQM son muchos más los vínculos acreditados. Desde luego los bonos pagados al exdirector de CHV, Jaime de Aguirre, a través de la empresa La Música, de su propiedad, por SQM Salar. En su oportunidad, el vicepresidente de finanzas del holding empresarial, Ricardo Ramos, frente a los fiscales confesó la "inexistencia de servicios prestados por Administradora Bancorp S.A.", sociedad de inversión perteneciente a Sebastián Piñera, que según la denuncia del Servicio de Impuestos Internos emitió 15 facturas a SQM por $318 millones entre 2009 y 2010. "La única explicación plausible es que esa asesoría nunca existió", aseguró el exejecutivo en su declaración ante el Ministerio Público. No es el único que desmiente los trabajos y que le da a los documentos el carácter de "ideológicamente falsos": el otrora gerente general de la empresa del yerno de Pinochet, Patricio de Solminihac, en su comparecencia en fiscalía el 16 de abril de 2015 efectuó similar desmentido. En total, en esta arista y Penta las empresas ligadas a Piñera son investigadas por más de 500 millones de pesos y por más de una decena de facturas, boletas y contratos truchos. Al rectificar su declaración ante el SII, SQM se encargó de sepultar la justificación del entorno de Piñera: "La modificación del resultado declarado en cada ejercicio se refiere al agregado a la renta líquida de desembolsos que no reúnen cabalmente los requisitos establecidos en el artículo 31 de la Ley de la renta para ser rebajados de la misma". ¿En castellano? SQM terminó reconociendo que hubo servicios que "no se prestaron" o que no eran de su giro, respecto de 237 facturas por un total cercano a los tres mil millones de pesos, entre ellas las de la empresa de Piñera. Eso llevó al SII a presentar una denuncia por delito tributario contra Soquimich y quienes resulten responsables. Todos los caminos conducen a Piñera La excusa de haberse sometido a un fideicomiso ciego -que parece más bien tuerto- durante su administración ya no resulta suficiente, pues muchos de los ilícitos que se han imputado en torno al financiamiento de la campaña de Piñera se produjeron justamente mientras él era candidato. Ello, con independencia de a dónde fueron a parar los dineros que se pidieron con fines políticos. El entorno del expresidente Piñera no solo trianguló dineros que se han imputado como ilícitos con Penta y SQM. Los pagos que se develaron al exdirector ejecutivo de CHV mostraron que otras empresas también habían participado de la faramalla. Además de Bancorp, SQM también rectificó dineros de Vox Populi S.A. No fueron las únicas empresas que aparecen financiando ilegalmente la campaña de Piñera o, en su caso, cuyos dineros este recibió pero destinó a otros fines, de acuerdo con las denuncias. Jaime de Aguirre declaró ante el fiscal Carlos Gajardo haber emitido boletas a SQM y otras tres empresas adicionales durante 2010, por orden expresa de Bancard, la principal sociedad de Sebastián Piñera. En ese tiempo el expresidente era dueño de CHV, siendo De Aguirre su director ejecutivo y quien recibió y emitió una boleta por 146 millones de pesos por un bono por desempeño. Más tarde se le ordenó eliminar ese documento y emitir otras cuatro a SQM (45 millones de pesos), la cascada Pampa Calichera (15 millones de pesos), Aguas Andinas (30 millones de pesos) e Inversiones Ilihue (20 millones de pesos). En la frontera legal SQM y Pampa Calichera son empresas controladas por Julio Ponce Lerou, ya sancionadas entre otros por el Caso Cascadas (en que también aparece involucrado Piñera), y que son parte de las aristas más importantes de los dineros sucios en política y que son investigadas además por fraudes tributarios. Por su parte, Inversiones Ilihue es una empresa ligada a José Cox, un íntimo amigo del exmandatrio. No fue el único que emitió una factura a Aguas Andinas. Mario Conca, ex gerente general de CHV y dirigente deportivo, confesó haber entregado facturas por más de 33 millones de pesos a esa empresa a petición de Bancard. Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160805/pags/20160805235439.html
×