Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Teleseries de Mega'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 48 results

  1. Publimetro, jueves 16 de abril de 2020. Camila Hirane está consciente que no solo es la protagonista de "Verdades ocultas", la teleserie más vista del año, sino también del fenómeno que se ha creado en torno a la producción de Mega, que lleva más de dos años al aire y durante el período de cuarentena, ha aumentado su sintonía de tal manera que ha obtenido los ratings más altos desde su estreno en 2017. "Feliz de poder acompañar a la gente en estos momentos, feliz de que la teleserie funcione y que ayude a que la gente se sienta acompañada", señala la actriz sobre el éxito de estas semanas, además, explica que efectivamente ha notado el aumento del interés de la gente "se siente el boom, es entretenido, todas esas cosas que a uno le dan cuenta que el trabajo que hace es valorado, es gratificante". Además comenta que lee las teorías que se tejen en redes sociales sobre el futuro de la trama "es entretenido seguir las teorías, me entretiene ver como la gente se encariña con la teleserie", señala. La producción dramática de Mega, se ha convertido en un fenómeno debido a lo inédito de su trama, respecto a las historias insólitas que presenta el guión, la actriz explica que "yo soy una fanática del guión, me pasa que cada vez que recibo nuevas ideas que me propone el guión, siento pánico, digo ¿cómo vamos a hacer eso? he ido comprobando que todas estas ideas locas, la libertad creativa que tiene el guión, funciona, hago las escenas y lo paso chancho, no hay mejor sensor que eso, me desafía", dice añadiendo que "pienso ¿cómo se les ocurre esta locura, pero se empieza a armar a articular la trama y ves que tienen efectos en el público, "Verdades ocultas" no es el pan comido, el chicle estirado, qué dices más de lo mismo. No, te va poniendo en aprietos, lo pasas bien actuando y el público engancha de la teleserie, por lo que es un gran acierto". Hirane cuenta que ve la teleserie estando en su casa y confiesa que "lloré tres días con la muerte de Marcos", señala añadiendo que "si bien veo las escenas después de grabarlas, al aire la disfruto más, esta teleserie esta bien cuajada. Mientras que respecto a la continuidad de la producción, ya que las grabaciones están suspendidas por el confinamiento, adelanta que "se está viendo día a día, las teleseries se graban con un colchón, hay capítulos para seguir emitiendo, pero no tengo claro cuanto más", señala detallando que "para mi lo primero es el respeto por el público, el show debe continuar, pero la vida y la salud es lo primero. Estoy segura que se va a resolver de la mejor manera siempre desde el respeto que le tenemos a la audiencia. Espero que sea pronto para seguir acompañando a la gente con VO".
  2. HISTORIA Un grupo de amigos, interpretados por Simón Pesutic, Augusto Schuster y Fernanda Ramírez, van en auto y atropellan a dos personas. Huyen del lugar, sin prestarles ayuda, y sin saber que una de las víctimas queda viva. Uno de los tripulantes es hijo de un importante político, lo que origina un conflicto que escala mediáticamente a nivel nacional. Ese es el punto de partida de la teleserie nocturna de Mega que será emitida en 2019, aseguran algunas fuentes vinculadas al proyecto. La trama, que tiene en los guiones a Luis Ponce, estaría inspirada libremente en el caso Larraín. El hecho real ocurrió la madrugada del 18 de septiembre de 2013, cuando en Curanipe (VII Región) Martín Larraín -hijo del exsenador y expresidente de Renovación Nacional Carlos Larraín- atropelló a una persona mientras conducía junto a unos amigos. El suceso generó un proceso legal que duró años, y que terminó con Larraín absuelto y dos de sus acompañantes condenados por obstrucción de la investigación. El caso que tuvo amplio impacto mediático y ya sirvió de base para la película "Aquí no ha pasado nada" (2016), del director Alejandro Fernández Almendras, que protagonizaron Alejandro Goic y Agustín Silva. Pesutic será quien encarne al hijo de un importante político, que será interpretado por Álvaro Rudolpy. Francisa Imboden personificará a la esposa de Rudolphy, mientras que Ingrid Cruz será la amante de él y pareja del fiscal a cargo del caso. En el elenco también están confirmadas Patricia Rivadeneira y Alejandra Araya. Esta última será una de las tres detectives de la PDI que investigan el caso. Aún faltan por definir varios roles que completarán el elenco -Claudio Arredondo, Roberto Farías y Rodrigo Soto suenan, entre otros nombres-, incluyendo el de otro de los detectives que según fuentes de Mega estará a cargo de un actor de alto perfil que será la contraparte del personaje de Rudolphy. Schuster, pareja de Ramírez en la ficción, tendrá el primer rol antagónico de su carrera, encarnando a unos de los "villanos" de la historia. ELENCO Simón Pesutic como Camilo Beltrán Álvaro Rudolphy como Mariano Beltrán Jorge Zabaleta como Aníbal Ramos Fernanda Ramírez Augusto Schuster - Villano Francisca Imboden Ingrid Cruz - Villana Patricia Rivadeneira Alejandra Araya Paula Sharim Claudio Arredondo Roberto Farías Christian Zúñiga Diego Boggioni Juan Carlos Maldonado Fernando Olivares Lorena Capetillo Solange Lackington Ingrid Isensee Rodrigo Soto Pedro Campos Catalina Stuardo Guion: Luis Ponce Lula Almeyda Felipe Montero Valentina Pollarolo Dirección General: Patricio González Producción General: Daniela Demicheli Género: Thriller y drama Dirección General Área Dramática: María Eugenia Rencoret
  3. SER RICO SE PAGA CARO ¿Qué harías si fueras un chileno común y corriente y de un día a otro tienes la gran suerte de ganar un premio millonario que cambiará tu vida para siempre? A lo largo de todo el país miles de chilenos están frente a televisores, radios y smartphones esperando el sorteo del premio más grande en la historia de los juegos de azar: más de seis mil millones de pesos. Finalmente la suerte llega a tres compatriotas cuyas vidas nunca volverán a ser las mismas: Nelson Peña, Pascuala Domínguez y Matilde Varela. Originario de Hualpén, un barrio bravo de Concepción, su padre fue un hombre violento y con problemas con el alcohol, que nunca le brindó a su familia estabilidad afectiva y económica. Decidió forjarse su propio destino al entender que, sin apellido ni relaciones, el camino iba a ser más difícil. Su innegable inteligencia y carisma fueron sus principales armas. Y fue muy hábil al usar los medios de comunicación para construirse un nombre como asesor financiero. Individualista, competitivo, con estándares éticos más que relajados, es un estafador 2.0 que hasta ahora ha sabido mantenerse al margen de la debacle de los “asesores financieros” manteniendo la imagen de un hombre exitoso y confiable. En el plano sentimental, nunca se ha casado ni formado una familia. Entregarse completamente a una mujer es algo que no encaja con el individualismo de Erick. Vive con Dante, su sobrino, de quien se ha hecho cargo y a quien quiere como un hijo. Ferrada vive en un complejo equilibrio entre sus negocios turbios y la necesidad de mantener su imagen de hombre honesto. Fracasar, quedar expuesto y volver a ser el pililo de Hualpén es uno de sus mayores miedos. Lo que no espera es que la vida le abrirá dos caminos el día menos pensado: obtener mayor poder e influencia o arrepentirse de sus actos y comenzar una nueva vida. Nelson Peña es un chileno medio que trabaja hace 15 años en una ferretería como vendedor. Aunque muchas veces ha querido renunciar, le pone el hombro para luchar contra los problemas económicos y darle la mejor vida posible a su familia. Nelson es puro corazón: generoso, leal en sus vínculos de amistad y sufre cada vez que su familia o amigos están en problemas. Es apasionado e impulsivo, pero Julia, su mujer, es su cable a tierra y a quien ama por sobre todas las cosas, y tiene una gran influencia sobre él. Así como ama a sus hijos ama igualmente al Renca Juniors, club de fútbol de segunda división. Durante 10 años ha jugado religiosamente a los juegos de azar soñando con ese golpe de suerte que le permita dejar atrás las deudas y pellejerías. Cuando por fin se gana el Loto, su vida da un vuelco que jamás imaginó. Sin cambiarse de barrio ni renunciar a sus raíces, Nelson comparte, festeja y disfruta sin complejos de su nueva riqueza. Mientras va cumpliendo sus mayores sueños, revoluciona al barrio y al ambiente deportivo, pero por sobre todo se transforma en una fuente de conflictos con Julia, su esposa, quien siente que la situación se puede ir de las manos. Es así como Nelson tendrá que hacer más que un sacrificio por mantener a su familia unida, luchar por sus hijos y por la mujer que ama tras verse entrampado por ambiciones y sueños que lo podrían alejar de su verdadera esencia. Julia Molina es la esposa de Nelson Peña y una reconocida modista de su barrio por su responsabilidad y buena mano. Es madre de Camila y Ronaldo de quienes vive preocupada todo el tiempo. Es cariñosa y dedicada y siempre velando por el bienestar de su familia. Resuelta y clara en sus parámetros, manifiesta su opinión de manera transparente sin miedo al conflicto. Le cuesta cambiar de opinión sobre todo cuando se trata de proteger a su familia. Es el cable a tierra de su marido, ya que es mucho más realista. Luego de que Nelson gane el premio mayor, Julia al fin obtiene la seguridad y estabilidad que siempre soñó para su familia y poder crecer ella como mujer. Sin embargo, mientras Nelson disfruta sin tapujos el dinero, Julia tendrá que ir detrás cuidando dicha fortuna no termine afectando la estabilidad familiar o acabe destruyendo por completo la relación con su marido. Miguel tuvo una infancia dura y muy solitaria. A su padre lo vio solo una vez cuando muy niño y su mamá falleció cuando él tenía sólo 12 años. Miguel quedó completamente solo y desamparado. De ahí a dejar el colegio y realizar hurtos menores para subsistir hubo un paso muy corto. Es un solitario, más bien escéptico y desconfiado. A ratos malas pulgas, proyecta indiferencia e independencia, manteniendo un círculo cerrado en torno a su vida privada. Vive en una pieza pequeña y sencilla. Sus vecinos apenas lo conocen, pero respetan su espacio pues no se mete en problemas y paga su arriendo puntualmente. Su único lujo es una moto y un plasma en que disfruta viendo películas de acción y también el Chavo del 8, pues le trae los únicos recuerdos felices de su infancia. Pololea hace años con Tamara, una peluquera que conoció cuando ella cortaba el pelo en una peluquería de barrio. A pesar de llevar años con ella, no ha decidido comprometerse, ya que está más enamorada que él. Pese a la imagen que ha construido, en el fondo es un tipo sensible, capaz de conmoverse y de actuar con nobleza cuando ve desamparo. Cuando conoce a Pascuala tiene la oportunidad de revelar su verdadera esencia y desplegar su nobleza en actos concretos. A la vez tendrá que batallar con sus propios secretos, el miedo a ser herido y el revivir nuevamente el desamparo afectivo de su infancia. Pascuala es asistente social, soltera y tiene un hijo de 7 años: el Pipe. Nació en Punta Arenas y de pequeña fue una niña muy inquieta, inteligente y vivaz, pero con cierta torpeza para las cosas prácticas. Esto no fue obstáculo para que fuera una excelente alumna en el colegio y la universidad, además de muy solidaria y con una fuerte vocación social. Orgullosa, Pascuala no quiso aceptar la ayuda cargada de reproches de sus padres y terminó la carrera con mucha dificultad. Desde entonces su vida ha sido muy dura y exigente, corriendo de un lado a otro para poder mantener a su hijo. Es una persona íntegra y transparente, que expresa sus opiniones con sinceridad. Aunque a veces esa integridad raya en la rigidez. Al ser distraída, Pipe es quien le recuerda cargar el celular y echar bencina al auto entre otras cosas, acostumbrado a un rol de “viejo chico”. Ha sido drástica en poner fin a potenciales relaciones sentimentales y a cerrar capítulos de su vida que puedan amenazar su aparente estabilidad emocional. Cuando conoce a Miguel se ilusiona rápidamente con él. Comienza a confiar por primera vez en un hombre y aceptar el apoyo y amor de otro para sanar sus heridas. Una historia de amor que esconde grandes mentiras que, de salir a la luz, podrían derrumbar todas sus ilusiones y lo que tenía establecido. Hija mayor de Andrés Varela y Mariana Sotomayor. Su mamá murió cuando ella tenía 11 años y Tomás tres. Más tarde su padre volvió a casarse, pero falleció en un accidente automovilístico a poco tiempo del comienzo de su nuevo matrimonio. Matilde y Tomás quedaron huérfanos de padre y madre viéndose obligados a vivir con su madrastra Mónica y su hija Begoña. Tras las tragedias que golpean su vida, Matilde tuvo que endurecerse para sobrevivir y proteger a su hermano, aunque su verdadera esencia es ser una niña alegre, imaginativa y cariñosa. Sus principales herramientas han sido su inteligencia y voluntarismo. Pero esto convive con una autoestima dañada por la sensación de indefensión y por las ironías y humillaciones a las que Mónica y Begoña la han sometido. Su historia de vida le ha generado un dolor y una rabia que hasta ahora ha mantenido reprimida, pero que amenza con pasarle la cuenta en cualquier momento. Al ganar el Loto ve que esa es su oportunidad para liberarse su madrastra y hermanastra para intentar construir una nueva vida junto a Tommy. Lo que Matilde no sabe es que para poder cobrar el premio se embarcará en una aventura peligrosa y encontrará obstáculos que jamás imaginó y que podrían hacer peligrar su oportunidad de ser feliz. Dante es el único hijo de un matrimonio de origen humilde. Desde muy pequeño tenía conflictos con su padre y a medida que fue creciendo, la relación con él se hizo insostenible e hizo crisis cuando su madre murió. Al congelar la carrera de derecho por no soportar el ritmo de estudio, tiene un quiebre mayor con su padre y es ahí donde se muda con su tío Erick Ferrada, con quien tiene una gran afinidad y le financia la vida que siempre quiso darse. Dante creció admirando su éxito en la vida y deseando ser como él. Muy parecido a su tío, tiene el carisma para obtener la atención y admiración de su entorno, especialmente cuando quiere obtener algo a cambio. Es seductor e inteligente, disfruta la ropa, la música y la vida nocturna. Sin embargo, a pesar de querer asimilarse a lo que representa su tío Erick, Dante no fue del todo inmune al ejemplo y enseñanzas de su padre; en el fondo es mucho más escrupuloso y sensible de lo que está dispuesto a aceptar. Al conocer a Matilde afloran las dos caras que tiene su personalidad: por un lado enfrenta sus ambiciones, la codicia y la vida que siempre quiso tener, y a la vez entiende que acercarse a ella le entregará la oportunidad de asumir el modelo paterno correcto y transformarse en mejor persona. Solange Lackington como Mónica Salas Coca Guazzini como Yolanda Santander, vda de Molina Claudio Arredondo como "El Compadre" Inostroza. Katyna Huberman como Antonia Miller Fernando Larraín como Rubén de la Maza. Álvaro Gómez como Facundo Grandinetti. Carolina Arredondo como Tamara Martínez. Manuela Opazo como Begoña Cuadra Andrés Commentz como Tomás "Tomy" Varela. Diego Guerrero como Felipe Ríos Domínguez. Magdalena Urra como Lucía "Lucy"Escobar. Catalina Benítez como Camila Peña Molina. Oliver Borner como Ronaldo "Rony" Peña Molina. Matilde Campero como Constanza "Cuky" Palma Guionistas: Rodrigo Cuevas Isabel Budunich José Fonseca Claudia Villarroel Producción general: Verónica Brañes Producción ejecutiva: Patricio López Dirección general: Víctor Huerta Supervisión general: María Eugenia Rencoret
  4. Mitú fue una serie de televisión emitida en 2006 dentro del programa juvenil Mekano. Emisión: Entre el 29 de agosto de 2005 y el 3 de enero de 2006 Dirección: Álex Hernández con apoyo de Iván Canales Sugg Guiones: Mateo Iribarren y León Murillo. Tema principal: "Brujería" (interpretado por Carolina Molina, "La Rancherita") Argumento Laura Castaño (Andrea Freund) es una psicóloga muy bondadosa, Lucía Armazán (Andrea Freund) es una millonaria excéntrica, ambas son totalmente iguales de rostro y un día se conocen y deciden cambiar de vidas. Mientras en la universidad, Américo Román (Sebastián Layseca) es un estudiante de psicología que desea aprender el comportamiento femenino, por lo que se disfraza de mujer y vive el día común de una mujer, ahora como Viviana. Mientras Fernanda Carreño (Chabe Indo) es una estudiante de neurocirugía pero el profesor de esa asignatura es muy machista, por lo que no la deja aprobar. Entonces decide trasformarse en Emilio Marin, y así conocer más al chico de que está enamorada, Américo, y aprobar el curso. Elenco Andrea Freund como Lucía Armazán / Laura Castaño. Agustín Moya como Adán Armazán. María Isabel Indo como Fernanda Carreño / Emilio. Sebastián Layseca como Américo Román / Viviana. Monserrat Torrent como Martina Román. Julio Rivera como Pedro Carreño. Sergio Aguirre como Jorge Amenábar "Cadena". Ingrid Parra como Antonella Power. Ariel Levy como Gustavo Canales "Niño Rayo". Michelle Trillat como Hilda Vázquez "La Panzer". Claudio González como Roberto Castro "El Máquina". Ignacio Achurra como Javier Aceituno. María José Mateluna como María Luisa de Toro "La Madame". María Paz Jorquiera como Daniela García. Ana María Martínez como Eva Castaño. Gonzalo Robles como Bruno Carreño. Luis Dubó como Mariano Román. Fernando Farías como Abel Armazán "El Gato". Francisca Opazo como Amanda Carreño. Elvira Cristi como Gabriela Román. Oscár Garcés como Gaspar Mellado. Alain Soulat como Bastián Müller. Tanja Zahri como Sofía Santibáñez. Claudio Olate como Vasco Solari. Fernando Alarcón como Eduardo Yávar. Francisca Concha como Estefanía Mellado. José Luis Bouchón como Miguel Aceituno. Ximena Abarca como Delia. Philippe Trillat como Jaime. Eduardo Mujica como Aníbal Power. Alejandra Dueñas como Úrsula. Loreto Araya-Ayala como Herminia.
  5. PÁRRAFOS SELECCIONADOS DE ENTREVISTA REALIZADA A PABLO ILLANES EN REVISTA SML / Viernes 8 de junio de 2018 "Me quedan 20 capítulos por terminar de un total de 160-170 y tantos y desperto obsesionado con que se me olvidó algo, pegado con el rollo de la continuidad, que son elementos que le dan coherencia al relato. La cabeza humana está preparada para teleseries de 90 capítulos pero no de 170, ese es el problema. No hemos tenido descanso, no nos hemos desconectado, ha sido bien agotador. Yo pensaba que no iba a ser tanto pero hoy ya siento la batería baja. (...) Un capítulo se puede escribir, aunque es relativo, entre una semana y 10 días. Los diálogos son muy difíciles en teleseries de época, por los modos de hablar, las palabras que se usaban o no, etc. Y luego de esa edición, se corrige otra vez, entonces el abandono del capítulo nunca llega" "Ahora me gusta que Fuera de control sea (un objeto) de culto, pero en ese momento estuve un año con una depresión absoluta, no quería escribir más teleseries después de esa. La teleserie marcó 19 puntos, lo cual hoy es un éxito, pero en ese tiempo no. Lo que pasó con Fuera de control fue terrible porque me desangré por esa teleserie, había mucho de biográfico en la historia, entonces lo primero fue pensar "¡no les gustó mi vida!" y el resultado no fue catastrófico, pero sí tuvo un costo personal grande" "Hay discursos que están en los diálogos de los personajes, que hablan del clasismo que existe hasta hoy y la gente sabe leerlos bien y eso se debe a que la única herramienta que tenemos como guionistas son esas: el diálogo filoso, la representación de un personaje, esas son tus bombas y no tienes más que eso. Y hay que hacerlo delicadamente, sin ofender sensibilidades y también dentro del contexto de la historia. Cuando empezamos la teleserie (Perdona nuestros pecados) teníamos dos tesis: una era que Chile no ha cambiado nada en los últimos 58 años; la otra era que los curas se debían casar. Y con eso iniciamos el trabajo. Sobre lo primero, usamos a Villa Ruiseñor como especie de Chile metafórico, pequeño pero donde hay pilares: la Iglesia, el poder, la moda. Y la idea era destrozar este universo, lo moral que no era tan moral, el doble estándar. Todos los personajes se mienten a sí mismos, de alguna u otra forma y en el momento que ese engaño sale a la luz para ellos mismos se empieza a resquebrajar la moral del pueblo, y cómo lo hacemos, en el fondo es leer mucho los diarios, hay muchos personajes hoy que aún hablan como Armando Quiroga; hay una mirada frente a las mujeres, frente al pobre y a la clase trabajadora que no ha cambiado y nos hemos apropiado de eso, pero hay que mirar en qué sentido lo abordamos y a qué personaje le adjudicamos palabras que a veces son muy fuertes. Ahora tenemos todo un tema con los inmigrantes que viene en los siguientes capítulos y que está súper interesante pero nos hemos preocupado de hacerlo como un trabajo de joyería. En esos temas es muy fácil pasarse para el otro lado, caer en el absurdo, en lo inverosímil e incluso en la falta de respeto, entonces hay que actuar desde la responsabilidad, sobretodo porque lo está viendo mucha gente. Y el resultado es ese, que suena muy actual, mucho más contemporánea que una teleserie de hoy". "La clave del éxito (de Perdona nuestros Pecados) es no mentir, no ofrecer algo que no es, no ofrecerle al público una comedia cuando es un drama y viceversa. Nosotros como equipo, desde el guión, a los actores, producción y técnicos, sabíamos lo que estábamos contando y eso se debe exclusivamente a que trabajamos un año antes de empezar a salir al aire. El tiempo en esta industria es importantísimo. Y en otros lados hay mucho de improvisar. El guión hay que madurarlo, darle vueltas, conversarlo, buscar referencias. Trabajamos con asesores: uno eclesiástico, uno histórico, uno psiquiátrico y siempre les estamos preguntando cosas. Por ejemplo, ahora estamos viendo el tema de la Ley de Sodomía en ese tiempo, que se aplicaba también a las mujeres, en Internet no está y es indispensable tener ese bagaje. No se puede improvisar en una ficción tan grande, una inversión como esta no es de un día para otro ni en tres meses, es de un año por lo menos, y sin duda ese tiempo nos ha dado la capacidad de entender mejor lo que estamos haciendo y eso es error y corrección. Improvisar es peligroso, por eso los costalazos de áreas dramáticas son tan grandes. Esta teleserie la ve mucha gente que prefiere Netflix. A nosotros con el Chascas Valenzuela nos decían al comienzo "no pongan flashbacks ni raccontos porque la gente no entiende" y ahora la gente se peina con eso, quizás no sabe cómo se llaman los recursos, pero entienden La casa de papel al revés y al derecho. Ha cambiado mucho el público y en parte es gracias a Netflix, que sin querer ha dado un acercamiento a las herramientas del guión a un público que no estaba tan familiarizado siempre en la señora Juanita, es un poquito básico en todo y resulta que la señora Juanita se peina en las aplicaciones del televisor, en Netflix, entonces no hay que menospreciarlos a priori". "El final (de Perdona nuestros Pecados) ya lo tenemos pensado. Hay alternativas de final, pero hemos ido despejando la ecuación de a poquito. Ahora, es súper difícil hacer un final que deje contento a todo el mundo, pero en este caso el desafío es poder hacerlo. Es difícil de ir terminando todo, porque está pensada como una saga familiar, pero se va achicando el foco, en esta etapa no puedo sumar más, me tengo que amarrar las manos, es súper frustrante a veces. Aunque te parezca insólito, hemos tenido que dejar un montón de tramas fuera de la historia porque hay que terminar. Al aire, la teleserie debería terminar en agosto". "(El caso de Ximena Rivas) me afectó por partida doble. Como guionista y de manera personal porque considero a Ximena una amiga, la conozco desde hace mucho tiempo. Como guionista uno casi nunca se entera de los detalles que rodean una producción, menos de los sueldos o de lo que ocurre en los elencos. En este caso fue muy triste lo que pasó, pero entiendo totalmente la decisión de Ximena, la considero una de las grandes actrices de Chile y en este momento de su carrera ella sentía que no podía transar. La comprendo. Sin embargo. teníamos una historia marchando, un personaje diseñado y que recién estaba revelando su sicología, entonces lo sentí como una tremenda pérdida." http://www.revistasml.cl/wp-content/uploads/2018/06/Pablo-Illanes-Revista-SML.mp4
  6. La trastienda de "Isla Paraíso", la teleserie que marca el regreso a regiones Domingo 12 de agosto de 2018, Patricia Cerda F., El Mercurio La nueva producción de Mega -que tiene el desafío de reencantar a la audiencia de las 20 horas- se graba en el pueblo que Silvio Caiozzi construyó en Chiloé para su película "Y de pronto al amanecer". Fue hace más de un año que la directora del área dramática de Mega, María Eugenia Rencoret, conoció el pueblo que construyó Silvio Caiozzi en Chiloé para su película "Y de pronto al amanecer". "Lo encontré precioso y con una mística especial y pensé: 'Algún día tenemos que hacer algo aquí'", dice la realizadora. La oportunidad llegó cuando el guionista Alejandro Cabrera le presentó la idea original de "Isla Paraíso", una historia que transcurría en un pueblo perdido en el sur del país y donde solo vivían hombres. "Buscamos muchos lugares, recorrimos toda la Región de Los Lagos, pero no dimos con nada similar. Al final, nos acordamos de que en Chiloé estaba este pueblo en los terrenos de Caiozzi y se lo arrendamos", cuenta Rencoret, quien regresó al lugar junto a su equipo. Desde marzo pasado, las visitas al sector cercano a la localidad de Rilán se hicieron recurrentes y se decidió que la próxima vespertina de Mega se haría en ese pueblito "mágico" que la directora recordaba. "Ahí empezamos a trabajar nosotros", cuenta Guillermo Murúa, director de arte del área dramática, que cambió la sala de cine que tenía el lugar por una iglesia, refaccionó fachadas, cercó caminos y construyó jardines. "Todo con los colores verde, rojo y amarillo, muy fuertes y tan propios de Chiloé", comenta Murúa. Además del pueblo donde transcurre la historia protagonizada por Paola Volpato (Celeste y Carolina), quien interpreta a una monja y a su hermana gemela que huye tras una estafa, y Francisco Melo (Óscar), un poderoso dueño de tierras, las grabaciones incluyen, al menos, otras cuatro locaciones: un fundo ubicado en Rilán, donde está la casa de Óscar; los palafitos del sector de Gamboa, el cementerio de Quilquico y diferentes lugares del sector de Tongoy. Reencantar a la audiencia "Isla Paraíso" representa también una búsqueda del área dramática de Mega. El horario de las 20 horas se ha convertido en el más complicado y con menor rating -"Si yo fuera rico" fluctúa entre 16 y 18 puntos-, por lo que volver a regiones es una opción para reencantar a la audiencia. Lo admite Rencoret: "El público de las 20 horas es de amplio espectro. En este horario se tiene que atraer a niños, jóvenes y gente adulta", dice y agrega que "es un atractivo muy grande poder mostrarle a la gente lugares que no conocen y ver cómo vive la gente de Chiloé". Sobre los costos que representa grabar hoy una teleserie en regiones, la productora ejecutiva de la teleserie, Daniela Demichelli, asegura: "Tenemos un presupuesto en el área dramática que hay que cumplir y esta teleserie no es más costosa, por ejemplo, que 'Si yo fuera rico'", dice. Además, comenta, los costos se equilibran y que si se gasta más en viajes de actores y equipo realizador, se ahorra en otras cosas. "Se ahorra en temas como la movilización, los caterings o en las grabaciones donde no arrendamos autos si no aparecen en escena. Otro ejemplo es que los 30 extras que ocupamos acá vamos a tener que cambiarlos en Santiago, porque no podemos invertir en traslados", dice.
  7. Pablo Illanes en la recta final de "Perdona nuestros pecados": "Esta no es una teleserie para Disney" sábado, 28 de julio de 2018, Sebastián Cerda, El Mercurio El guionista ya terminó de escribir la historia que ha acaparado el interés de la audiencia, y que llegará a su fin tras casi un año y medio de tensión a ambos lados de la pantalla. "Esta ha sido una teleserie bien visceral, que no ha pasado mucho por el cedazo de lo políticamente correcto", reconoce. Aunque el lapso de un año y cuatro meses al aire cumplido por "Perdona nuestros pecados" parecía instalarla largamente como la teleserie más extensa exhibida alguna vez en Chile, lo cierto es que recién desde inicios de este mes puede lucir el título en toda propiedad: con la llegada a las 280 emisiones, dejó definitivamente atrás la marca impuesta por "Lola", producción que entre 2007 y 2008 también llegó a superar el año en pantalla. Pero, en lo que a extensión se refiere, el gran hito de Mega en el último tiempo no irá mucho más allá de ese registro. En agosto, la exitosa teleserie llegará a su fin tras casi un año y medio, aunque el epílogo ya esté siendo vivido desde hace algunas semanas por sus responsables, en particular por Pablo Illanes: A mediados de junio, el guionista llegó hasta la oficina de María Eugenia Rencoret con el último capítulo de la historia bajo el brazo. "Siempre lo más complejo son los comienzos y los finales", cuenta Illanes, quien lleva más de 15 teleseries en el cuerpo, aunque con "Perdona nuestros pecados" debió enfrentarse por primera vez al régimen de temporadas. Ello supuso un desafío adicional, ya que no solo tuvo que cerrar los nudos con que comenzó la teleserie, sino también los que se sumaron a partir del segundo ciclo. "Hay una continuidad que es compleja, y tanto los finales muy abiertos como los muy cerrados tienen siempre detractores, no se puede dejar a todo el mundo contento", dice, anticipando lo que se avecina. -¿Y cómo piensa que va a recibir la gente el final acordado? "Es complejo dejar al público boquiabierto, porque es una teleserie en la que ya hemos experimentado mucho con las expectativas. Hemos tenido terremotos, accidentes, todos los personajes han tenido un quiebre en algún momento. Era muy complejo sentarse a terminar. Entonces optamos por el clasicismo, volver a las raíces y reivindicar la manera en que habíamos enfrentado este proyecto en un comienzo, que era básicamente demostrar que en 58 años no ha cambiado absolutamente nada. Esa es la primera gran tesis". -¿Y hay una segunda? "Sí. La segunda es que los curas deberían casarse". Illanes sonríe al pronunciar esa última definición, como entendiendo que una parte de ella puede situarse en el plano de la seriedad y otra en el del humor. Pero lo cierto es que las cavilaciones del sacerdote Reynaldo Suárez, el personaje interpretado por Mario Horton, han sido uno de los tantos nudos con los cuales la teleserie ha sabido participar de los debates presentes hoy en la sociedad chilena. Para el guionista, ese factor es una de las claves que ha transformado a "Perdona nuestros pecados" en un éxito avasallador, expresado en cifras de sintonía cercanas a los 30 puntos. Un rating que parece una rareza en la realidad televisiva actual, pero que a él no le resulta desconocido: en TVN, con producciones como "Alguien te mira" y "Dónde está Elisa?", Illanes ya había experimentado lo que significa dar vida a un fenómeno. "Las teleseries tienen su momento histórico, una coyuntura socio-política que tiene que ver con las necesidades de la audiencia en ese preciso momento, y no en seis meses más. Antes pensaba que con la historia bastaba, pero ese es el punto de partida. Todos los elementos deben estar siempre contando lo mismo", dice listando las claves del éxito. -¿Y qué otros elementos de esta teleserie cree que le hablan a la audiencia de hoy? "Tiene elementos muy subversivos, trata de socavar ciertas bases para mirarnos un poco como sociedad. Y creo que la manera de hacerlo en este momento era volviendo al pasado. Si hubiéramos hablado de abuso, machismo, discriminación y homofobia en una historia contada desde 2018, no habría tenido el mismo impacto". No apta para personalidades sensibles Buena parte de los elementos mencionados por Pablo Illanes pueden aunarse perfectamente en un solo nombre: Armando Quiroga. El villano, encarnado por el actor Álvaro Rudolphy, ha sido tema recurrente entre los seguidores de la historia, y símbolo de una crudeza que las sensibilidades menos gruesas han resistido. "Una vecina me pegó con un sobre el otro día en el ascensor, por el nivel de violencia", cuenta el guionista, quien se tomó el episodio con humor y no ahondó más en el tema, como suele hacer cada vez que le comentan sobre la crudeza de los capítulos. Sin embargo, sabe que "esta ha sido una teleserie bien visceral, que no ha pasado mucho por el cedazo de lo políticamente correcto. Ha respondido a un contexto histórico, y a lo que los personajes nos han indicado. Esta no es una teleserie para Disney o Nickelodeon". En el otro lado de las reacciones, en tanto, está la acogida que diversos personajes han encontrado, y que Illanes certifica mediante una práctica que ha transformado en hábito: seguir cada capítulo con el celular en la mano, revisando las redes sociales. "Me ha calado el impacto que provocan Mechita y Bárbara, las chicas lesbianas, y cómo se ha seguido la historia en diferentes partes. A veces recibo tuits en chino o en filipino. Sé que hay fandoms en países como Bulgaria o Rumania. Un señor incluso me envió un mapa y me mostró dónde quedaría Villa Ruiseñor, según todo lo que se había dicho hasta el momento. Gracias a él empezamos a mencionar algunos pueblos alrededor", cuenta. -¿Cree que la teleserie termina en su momento justo? ¿Era necesario llegar a un año y medio al aire? "Yo incluso siento que nos faltó tiempo, pudo haber durado más. Hay cosas que hubo que extirpar, porque no cabían. Y aunque otras cosas se agregaron, como el terremoto, mi lógica dice que faltaron los meandros del río". -¿Nunca sintió que esto de la segunda temporada fuera en realidad un alargue? "Aunque lo discutimos mucho, para mí no lo fue, porque hubo un cierre en la primera temporada. Además, el final que teníamos preparado es el que se va a ver. Lo que sí hicimos fue hacer que los personajes tuvieran un arco más grande, que entraran a jugar otros temas. Los alargues, en cambio, implican estirar los conflictos y mantener el statu quo de las relaciones". "Las teleseries tienen su momento histórico, una coyuntura que tiene que ver con las necesidades de la audiencia" "(La teleserie) tiene elementos muy subversivos, trata de socavar ciertas bases para mirarnos un poco como sociedad". Abusos en cine y TV: "Me golpean ambos casos" Habiendo escrito más de 15 teleseries y dirigido dos películas, Pablo Illanes tiene un conocimiento de la industria audiovisual que le impide permanecer indiferente ante las denuncias de abuso sexual que afectan a los directores Herval Abreu y Nicolás López. "Me golpean ambos casos, porque los conozco. Ambas situaciones me violentan profundamente, sobre todo por las víctimas, que deben tener una valentía enorme para enfrentar esto", dice.
  8. La intérprete de 79 años protagoniza la nueva teleserie nocturna de Mega, Casa de muñecos. Pese a no tener uno de los personajes protagónicos en Pituca sin lucas, Gabriela Hernández confiesa que luego de interpretar en 2014 a Lita Amunátegui en la exitosa teleserie de Mega, su vida cambió en 180 grados. Tanto, que dejó de frecuentar ciertos lugares, como el Persa Biobío. “Todos me saludan. La gente es muy amable conmigo y nunca antes había recibido tanto cariño”, relata la actriz. Cuatro años después Hernández sigue en la señal de Bethia, aunque esta vez sí tiene a su cargo el papel principal de una ficción, porque será ella quien lleve la historia de Casa de muñecos, la telenovela que sucederá a Perdona nuestros pecados en el bloque nocturno. Allí, la actriz de 79 años será Nora Elizalde, quien luego de ser diagnosticada de Alzheimer decide dejar a su marido, que siempre la postergó y le fue infiel. “Decide liberarse de todas sus cadenas y vivir su vida como ella quiere el poco tiempo que le quede con la cabeza sana”, explica. ¿Lita y Nora son similares? Nora tiene ciertos rasgos parecidos a Lita, como el humor, pero nada más. Nora es una mujer fuerte y valiente, le hace frente a la vida y es más garabatera y menos convencional. Tiene mucho dinero pero no es de familia de apellidos, no es pituca. Usted es una de las pocas actrices de su edad que puede decir que tiene trabajo estable en televisión. ¿Por qué cree que es así? Yo, lo que siempre digo, es que tengo la suerte de tener buena salud. Me quebré una cadera hace poco y ya me repuse. Todo esto de la tercera edad depende de la salud, porque el que no tiene salud o dinero para buenos tratamientos no se le puede pedir que esté feliz en la tercera edad. Yo nunca he experimentado lo de sentirme excluida. Al contrario, de mayor me llamaron para Pituca sin lucas y creo que nadie se imaginó el exitazo en el que se convertiría mi personaje. ¿Teme que dejen de llamarla? No es que le tema. Si sucede, lo encuentro normal. Pero yo todavía estoy vigente. De partida, yo necesito trabajar. Mi sueldo no es ni la sombra de lo que pueden ser otros sueldos de este mismo canal y de otros. A mí lo que me gusta es trabajar y ganar un buen sueldo para mantenerme a mí, ayudar a mi hija y a algún pariente, y poder viajar. Lo demás no me interesa. ¿Siente que tiene algo de Nora? No nací feminista, pero sí con una idea absoluta de la igualdad que tiene que haber entre hombre y mujer. Me eduqué en el Manuel de Salas, un colegio mixto, y mi padre, un español, nos crió a mí y a mis hermanas para que fuéramos mujeres independientes, universitarias, para que jamás dependiéramos de un hombre. Yo nunca fui Nora en la vida real y eso fue por crianza y por personalidad. Casa de muñecos tendrá mucha presencia femenina, partiendo por usted. ¿Qué le parece la ola feminista que se tomó la contingencia? Me parece fantástico, y qué bueno que por fin llegó. Aquí el feminismo llegó tarde. O más bien, creo que hay un resurgimiento del movimiento feminista de los 60, que fue heavy y en todos lados. Tienen todo mi apoyo, porque para mí esto es normal, es lo lógico. Incluso, creo que aquí es tardío. Y no hablemos de feminismo, hablemos de una cosa natural de la que tenemos que darnos cuenta. ¿Cuál es su postura frente a las denuncias de acoso y abuso contra directores de cine y televisión? Es bueno que se norme al respecto y que las madres no críen tan machistas a sus hijos. Eso es lo principal. Después, que las madres no críen a sus niñas como princesitas, y que les den las herramientas para defenderse con inteligencia, hacerlas más fuertes. Que les enseñen que nadie puede pasarles por encima. Muchas veces me enfrenté a situaciones de abuso en la vida, pero si me metía sola en las patas de los caballos, tenía las herramientas para salir. Y si un jefe pretendía algo más, me iba y me quedaba sin trabajo, pero no importa. Hay que enseñarles a las niñas a saber reaccionar y saber elegir.
  9. La hilarante pieza teatral de los protagonistas de la teleserie del momento Los secretos de camarín y lo que pasa entre bambalinas mientras esperan las grabaciones de la teleserie más exitosa de la actualidad, es parte de esta divertida obra de teatro. Pre estreno miércoles 28 de febrero / 21:00 hrs Estreno Sábado 10 de Marzo / 20:00 hrs Viviana Rodríguez, Julio Milostich, Carmen Gloria Bresky, Ricardo Vergara, Rocío Toscano y Renato Munster, son los protagonistas de la teleserie impacto del momento. Y a través de las historias de sus personajes, es que presentan la obra de teatro “Secretos de Camarín” ...Verdades casi ocultas , hilarante montaje que se presentará a partir del 10 de marzo en el Centro Cultural San Ginés. En esta pieza, que promete entretención y risas por doquier, los actores harán participe al público de las divertidas anécdotas que se viven a diario en los camarines de un estudio de grabación. Los tiempos de espera entre una escena y otra, así como los chascarros que suceden durante el rodaje, las improvisaciones y las vivencias propias del set, son parte del hilo conductor de esta obra de teatro. Serán los queridos personajes María Luisa, Pedro, Gladys, Franco, Roxana y José, quienes cobren vida en tono de comedia para hacer reír a todo el público en este montaje de corte familiar. Todo, en medio del término de las grabaciones y ante el inminente final de la teleserie éxito de la tarde, que obliga a los actores a pensar en la incertidumbre del desempleo y en los posibles emprendimientos a realizar para salir adelante. Un elenco de lujo para una propuesta cercana y con un humor irresistible que promete risas y una entretenida velada a cargo de los personajes del momento. “Secretos de Camarín” ...Verdades casi ocultas se presentará a partir del 10 de marzo (viernes a las 20:30 hrs, sábado a las 20:00 hrs y domingo 19:30), en el Centro Cultural San Ginés, ubicado Mallinkrodt 76, Barrio Bellavista, Providencia. Valor de las entradas: $12.500 general en boleterías del teatro. http://www.sangines.cl/san-gines-cartelera/secretos-de-camarin
  10. Alejandra Araya y su rol en "Perdona nuestros pecados": "La historia refleja a nuestro Chile" martes 20 de febrero de 2018 / Raimundo Flores / El Mercurio La actriz, quien interpreta a Isabel en la nocturna de Mega, habla de su intenso y oscuro papel, con el que debutó en las teleseries, y de cómo ha enfrentado su repentina fama. El exitoso elenco de "Perdona nuestros pecados" incluye entre sus filas a una debutante en la TV. Se trata de la actriz Alejandra Araya, quien había desarrollado parte de su carrera en el teatro y quien se ha encargado de uno de los personajes que más ha dado que hablar en la teleserie nocturna de Mega: Isabel Quiroga, la malvada hija del matrimonio entre Armando Quiroga (Álvaro Rudolphy) y Estela Undurraga (Patricia Rivadeneira). "Es un personaje súper intenso y mi trabajo ha sido entender su cabeza", señala Araya, quien ha trabajado con un psicólogo y un psiquiatra para acercarse a las experiencias traumáticas que definen a su personaje. A pesar de su maldad, Araya admite que fue el carácter de Isabel lo que más le cautivó del papel y confiesa que existen similitudes entre su forma de ser y el rol que interpreta. "Compartimos la obsesividad, no en su magnitud, pero sí soy muy obsesiva con el trabajo, las cosas que quiero y mis metas", dice. Junto al éxito de "Perdona nuestros pecados", también llegó el reconocimiento público. "Es un ingrediente que viene con la tele y ha sido todo un proceso aprender a lidiar con eso", plantea Araya, quien no solo ha tenido que acostumbrarse a que la gente la aborde en la calle, sino que también a recibir críticas e insultos en las redes sociales por la naturaleza de su personaje. "Una que es más novata quiere el feedback de la gente. Entonces me metía a las páginas y me encontraba con gente que escribe cosas terribles y es imposible que no te afecte, porque es tu pega". Sobre el éxito de la teleserie, Araya comenta que la alta sintonía funciona como motivación para el equipo y cree que la razón por la cual están triunfando es que la gente se logra sentir identificada con la ficción. "Creo que la historia refleja a nuestro Chile. Seguimos viviendo en una sociedad machista, donde la mujer cada vez se ha ido empoderando más y eso se ve a través de los personajes", opina. Además de las grabaciones de la teleserie, que continúan debido a la extensión de la teleserie en una segunda temporada, Alejandra Araya participa ahora en cuatro obras de teatro, de las cuales tres están enfocadas al público infantil ("Nupaaka, un viaje a nuestros ancestros", "Isabel Patapelá" y "El secuestro de la bibliotecaria"), donde sus papeles contrastan fuertemente con su rol televisivo. "Es el espacio para mostrar mi versatilidad", dice la actriz, y cuenta que tiene una especial atracción por el teatro infantil: "Si tú le brindas una experiencia positiva a un niño en el teatro, ese niño va a querer volver y en el futuro va a ser un amante de la cultura". Sobre su futuro, declara querer seguir en la TV y no piensa en un descanso después de las grabaciones de la teleserie, que se extenderían hasta mediados de año. "Me encanta lo que hago. Me estreso si es que estoy sin nada que hacer. Si viene algo altiro, feliz", sentencia.
  11. Perdona Nuestros Pecados: el temido éxito de Mega enfrenta a Viña Francisca Pérez, Lunes 19 de febrero de 2018, La Tercera La teleserie nocturna más vista de la TV batallará contra el evento entre mañana y el jueves. El canal del Grupo Bethia ha sido el que menos interés ha mostrado este año por cubrir la cita. Perdona nuestros pecados se ha consolidado como la revelación televisiva del último tiempo: con 28.6 puntos promedio de rating desde que comenzó a emitirse en marzo, es la líder indiscutida del prime y uno de los espacios más vistos de la TV. Incluso, a pesar de que el visionado baja durante el verano, continúa imponiéndose ampliamente ante su competencia, con 24.3 puntos promedio durante la semana del 5 de febrero. Ni siquiera los festivales televisados del verano han significado una amenaza. El Festival de Olmué transmitido por TVN no pudo con la teleserie protagonizada por Mario Horton, y se quedó con el segundo lugar en ese horario. La Fiesta de la Independencia de Talca, del mismo canal, también quedó lejos durante la primera noche, que fue cuando se enfrentó al drama de Mega. Sin embargo, el desafío llega esta semana con Viña. La señal del grupo Bethia deberá competir con el Festival entre mañana y el jueves, pero también el domingo, debido a que el resumen de la teleserie que se transmitía ese día en horario prime, se cambiará por un capítulo nuevo a partir de este 25 de febrero, la noche de cierre del evento. Según recalcan al interior de Mega, no se trata de una estrategia para batallar contra la fiesta musical, sino que simplemente de una medida que se mantendrá durante marzo y que estaba planificada para empezar en esa jornada. “Hay un público fiel que va a querer saber cómo sigue la historia, que además siempre va en una curva ascendente, entonces me imagino que le va a ir bien, como hasta ahora”, dice Cristián Carvajal, actor que interpreta a Nicanor Pereira, el comisario que llegó a revelar los secretos del pueblo. Igual, la batalla de Perdona… con el espectáculo es una suerte de simbolismo: Mega ha sido el canal que menos interés ha mostrado por cubrir la cita. De alguna manera, han seguido la lógica de no potenciar un evento que sólo favorece a la señal que organiza. Por ejemplo, el pasado sábado, su matinal, Mucho gusto, fue el único que no salió al aire para comentar los pormenores de la Gala. La misma instancia donde la estación del Grupo Bethia fue una de las que menos representantes tuvo: ocho, y gran parte de ellos actores. De hecho, su dupla de las mañanas, Katherine Salosny y Luis Jara, no apareció por la alfombra roja. Pero Mega ya había puesto a prueba su éxito de los últimos años enfrentándose de manera estrecha al certamen. En 2015, las teleseries Fatmagül y Ezel lograron competir de cerca; al año siguiente, Papá a la deriva y el reality Volverías con tu ex fueron a la pelea haciéndole buen frente al evento; pero en 2017 hicieron un cambio que les jugó una mala pasada, suspendiendo los últimos capítulos de Sres. Papis -que marcaba cerca de 22 puntos- y dejando al reality Doble tentación -que se movía entre los 16 y los 18 puntos- en el primer tramo del prime. La apuesta se hizo debido a que en 2012 Canal 13 puso nerviosos a los organizadores del Festival con la gran sintonía del reality Mundos opuestos. Este año nuevamente llegan de lejos TVN y Canal 13. La señal estatal continuará trasmitiendo hasta el jueves la producción Dime quién fue, en la primera franja del horario frente a Viña, para luego dar paso a el especial llamado Festivales de selección; mientras que Canal 13 seguirá su programación habitual, que incluye recuentos de Hola y adiós, El camino del comediante y repeticiones de rutinas humorísticas. CIFRA 24.3 puntos es el rating promedio alcanzado por la teleserie de Mega la semana del 5 de febrero. http://www.latercera.com/entretencion/noticia/perdona-pecados-temido-exito-mega-enfrenta-vina/72300/
  12. El periodista Carlos Cisterna se encontró con la sorpresa de ver la teleserie "Amanda" doblada al francés en Guayana Francesa, como lo pudo constatar en un tuit: Una de las mil cosas que no esperaba encontrar en Guyana Francesa: enciendo la tele del hotel y en el primer canal están dando Amanda doblada al francés! Freak https://twitter.com/carloscisterna/status/964112713327751170/video/1 Pero al buscar detalles, pudimos averiguar que Guayana es un departamento de ultramar, una región de Francia ubicada en América del Sur, y que recibe programación ofrecida por France Ô, canal disponible en todos los territorios de ultramar franceses localizados en el mundo. Amanda comenzó sus transmisiones el 15 de enero de este año en Francia por France Ô, por lo que no sería extraño que en otras colonias francesas del país también se esté emitiendo la teleserie que fue tan exitosa en Chile. Acá todos los capítulos emitidos a la fecha: https://la1ere.francetvinfo.fr/emissions/amanda
  13. Porky te amo fue una teleserie emitida dentro del programa juvenil Mekano. Emisión: Entre el 14 de marzo de 2006 y el 30 de junio de 2006 Dirección: Álex Hernández con apoyo de Iván Canales Sugg. Guiones: Francisca Fuenzalida, Rodrigo González, Mateo Iribarren y León Murillo. Tema principal: "Vivir así es morir de amor" (interpretado por Karen Paola) Argumento Porky te amo trata de dos colegios, uno es una especie de granja llamado "Tierra Viva", habitado en su mayoría por hombres, y el otro es un internado de mujeres, llamado "Tradiciones". Están uno al lado del otro y no se relacionan, pero empiezan conflictos amorosos que se dan en un local llamado "Porkys", un bar-restorán que les sirve de punto de encuentro a los estudiantes. La trama central está basada en el romance de Daniela y Martín. Pero este amor será combatido por sus respectivas familias, pues una hermana de Daniela falleció hace unos años, cuando pololeaba con un pariente de Martín. La trama incluye mucho humor y ficción, porque los animales que aparecerán en pantalla podrán comunicarse con los humanos. Elenco Carla Jara como Daniela Rioseco. Philippe Trillat como Martín Andrade. María Paz Jorquiera como Nicole Dekovic. Sandra O'Ryan como Angélica Santa María. Jorge Alis como Leonardo Andrade. Monserrat Torrent como Belén Santa Cruz. Francisca Marín como Macarena Miller. Samantha Sánchez como Déborah Sanfuentes. Tanja Zahri como Constanza "Cony" Velasco. Ariel Levy como Clemente Goycolea. Matías González como Caco Andrade. Francisca Opazo como María Jesús "Jechu". Óscar Garcés como Benito Goycolea. Felipe Hurtado como Miguel Soto Pérez. Ximena Abarca como Estrella Morales. Sergio Aguirre como Gonzalo Alemparte. Rosita Parsons como Josefa Montes. Santiago Tupper como Chester. Otilio Castro como Alberto. Elvira Cristi como Pascuala. Carolina Oliva como Taty. Silvia Novak como Milenka Bozic. Felipe Constans como Rodrigo Baraona. Luis Dubó como Luchito Mario. Constanza González como Maripepa Loyola. Sarita Ramírez como Celeste.
  14. "La gente está dispuesta a ver cosas fuertes" La actriz es una de las protagonistas de "Verdades ocultas", la nueva producción de Mega que reemplazará a "Amanda". Camila Hirane es una de las protagonistas de "Verdades ocultas", la producción dramática de Mega, que se emitirá en el horario de las a las 15.00, una vez que "Amanda" llegue a su fin. La actriz vuelve a la hora del almuerzo, pero esta vez en otra casa televisiva. Su última teleserie, "Ésa no soy yo", la protagonizó en TVN, canal en el que actuó como pareja de Matías Oviedo, su pareja en la vida real. Pero en la nueva producción de Mega también los unirá el amor. Entre las grabaciones y la presentación de la producción dramática la actriz se da tiempo para conversar. "Ésta es la tercera teleserie en que con Matías trabajamos juntos. Hay un ritmo de trabajo bastante fluido. Tenemos fiato y nos gusta trabajar juntos. Es bacán en ese sentido", dice Hirane. La actriz interpreta a Rocío, una joven que se culpa por la desaparición de su hermana menor Rosa (Carmen Zabala). Pero el personaje desconoce una dura verdad: su madre (Marcela Medel), para poder darle una mejor condición de vida a sus dos hijas, vendió a Rosa, quien, en su nueva familia, será bautizada como Agustina Mackenna. Las dos hermanas volverán a encontrarse, sin saberlo, y competirán por el amor de Tomás Valencia (Matías Oviedo). "Creo que Amanda sirvió para eso: se ha ido comprobando que la gente está dispuesta a ver cosas fuertes. Las teleseries turcas también abrieron ese camino. Hablemos de cosas delicadas, importantes y fuertes que pasan", dice la actriz sobre la historia.
  15. Camila Hirane y Carmen Zabala: Las nuevas estrellas del melodrama Por Magdalena Andrade N. / Viernes 21 de julio de 2017 / Wikén de El Mercurio. Las jóvenes protagonistas de "Verdades ocultas", nueva teleserie de Mega que se estrena este lunes 24, forman parte de un refrescante recambio actoral en la TV. Estas son sus historias. En "Verdades ocultas", la telenovela de las 15:00 horas que Mega estrenará este lunes 24, las actrices Camila Hirane (31) y Carmen Zabala (28) son Rocío Verdugo y Agustina Mackenna: dos hermanas que de niñas fueron separadas por su madre (interpretada por la actriz Marcela Medel), quien decidió vender a una para darle una mejor vida a la otra. Veinte años después, el destino y los guionistas de la historia harán que ambas se encuentren, y que se conviertan en enemigas. Por eso ahora, mientras hablan de sus roles, Carmen Zabala y Camila Hirane se abrazan y luego juegan a tironearse del pelo y empujarse, al mismísimo estilo de las antiguas "malas" de las teleseries. Las poleras que llevan puestas las ayudan en ese juego: una tiene estampada la cara de Soraya Montenegro, la malvada la telenovela mexicana "María la del barrio"; la otra tiene a María Joaquina, la niñita de "Carrusel" que despreciaba una y otra vez al pobre Cirilo. Ambas actrices saben que la historia de "Verdades ocultas" también tiene algo de eso: una suerte de regreso a las teleseries más tradicionales, con un conflicto más melodramático que sus antecesoras, "Eres mi tesoro", "Te doy la vida" y "Amanda", que han sido líderes de rating en su horario. Pero explotar esa faceta, dicen, no significa que los personajes se vayan a convertir en una caricatura. Los tiempos que corren, creen, no soportan actuaciones demasiado sobrecargadas. -Este formato permite "tirar toda la carne a la parrilla", pero también requiere de mucha verdad en la actuación. Si el melodrama está hecho como una maqueta, la gente no se va a identificar, pero si tiene verosimilitud, eso se logra. A mí, a partir de la promoción de la teleserie, se me ha acercado gente a decirme: "Tengo una amiga a la que le pasó algo parecido" -cuenta Camila Hirane, quien conoce bien este tipo de programas: en 2015 protagonizó "Esa no soy yo", teleserie de la tarde de TVN en la que encarnaba a unas gemelas, una buena y otra mala. -Siempre la realidad supera a la ficción. Uno dice "melodrama", esto de que las hermanas se separan, pero son historias que pueden pasar y que tocan la fibra del público, por eso tienen éxito. Y además de todo, son entretenidas -agrega Carmen Zabala, quien luego de pasar por el taller de talentos de Moira Miller en Mega, entró a las teleseries el año pasado con un papel secundario en "Te doy la vida", que fue muy bien recibido por la audiencia. Ambas actrices saben, también, que esta nueva producción puede tener un aire similar a las telenovelas turcas. Pero eso, dicen, no significa que sea una copia. -No sé si se puede comparar, pero sí tiene cierto parecido (a las turcas) en los giros de la historia, en los personajes. La trama no gira en torno a uno o a dos, sino que todos tienen cierto protagonismo e influencia en la historia central -cree Carmen Zabala. -Las turcas no son fantasiosas -dice Camila Hirane, quien ve con admiración la factura, producción y trabajo actoral de esos programas-. Son culebrones, pero con cosas que le pasan a la gente en sus vidas. Y gustan porque están bien hechas. Las dos están conscientes del peso de hacer un papel protagónico. Pero ninguna, por ahora, tiene como objetivo especial convertirse en una "diva" de teleseries. Camila Hirane empezó su carrera con el pie derecho: su primer trabajo en TV fue en "Prófugos", la serie de HBO dirigida por Pablo Larraín. Luego de haber terminado "Esa no soy yo", a comienzos de 2016, se fue durante dos meses a Los Angeles a conocer el ambiente internacional. Allá arrendó un departamento, hizo audiciones en algunos estudios, se contactó con un abogado para saber los trámites para sacar la visa de artista, se tomó decenas de cafés con productores que le dieron consejos y tomó clases con Sharon Chatten, coach de actores. -Cuando haces un protagónico en una teleserie es muy absorbente. No tienes mucha más vida que eso, estás de sol a sol, de lunes a sábado, terminas agotada. Me fui a Los Angeles porque allí hay mucho que aprender y porque tenía la necesidad orgánica de hacer otra cosa, de volver a nutrirme -cuenta. Carmen Zabala, antes de encasillarse en un formato quiere explorar todas las facetas que le da ser actriz, vocación a la que llegó en la adolescencia, cuando el director Álex Bowen la eligió para ser una de las compañeras de Denise Rosenthal en su programa "El blog de la Feña", de 2008, y luego, cuando fue parte de la serie "Cartas de mujer", de Chilevisión, en 2010. Claro que, antes de elegir las tablas, Carmen se dio un par de vueltas: estudió diseño de interiores y fue, incluso, candidata a Miss Chile. Un dato que, cree, poco marcó su vida si lo compara con lo que ha dedicado a la actuación. Más ahora, que enfrenta su primer protagónico. -La presión es más grande. Da miedo. Tanta exposición inseguriza y hay que luchar contra eso. EL FUTURO ES FEMENINO. Camila Hirane recuerda haber visto trabajar a su mamá, publicista de profesión, desde siempre. También, saber que ganaba menos que sus compañeros hombres. -Mi mamá vive esa realidad hasta hoy. Ella es de la generación que sabía sobre la diferencia y la vivía con impotencia -dice sobre un tema que en los últimos meses ha sonado fuerte en la industria del espectáculo: las diferencias de sueldo entre actores y actrices. -Yo no estoy de acuerdo, hago y vivo esa lucha, y me siento con el deber de hacerlo -cuenta la actriz-. Estamos en el momento en que podemos presionar para que se nos pague lo mismo, y ese es el deber de nuestra generación. No es solamente lo mismo, no es lo que gana mi compañero, sino lo que corresponde. He pasado de estar en proyectos por no llegar a acuerdo económico, y prefiero no hacer esa pega que trabajar por un monto que creo que no es justo. Ahora estoy en esa posición porque no tengo un hijo que mantener, porque tengo ahorros, pero en la medida de lo posible, las que podemos, tenemos que dar la lucha -dice, recordando el caso emblemático de la actriz Robin Wright, coprotagonista de "House of cards", exigiendo que le pagaran lo mismo que a su partner Kevin Spacey. -Lo importante es buscar un lugar justo, más allá que estar comparándose con el del lado -dice Carmen Zabala, quien cree que las mujeres de su generación están ayudando a romper ese paradigma.Por eso, aplaude que la promoción de "Verdades ocultas" esté protagonizada por tres mujeres. -Hay hombres protagónicos, pero el núcleo está basado en tres mujeres. Más que ver al hombre guapo, lo que se quiere es que los espectadores se sensibilicen, se emocionen con lo que están viendo. CAUSAS POR QUÉ LUCHAR. En mayo del año pasado, el rostro de Camila Hirane llegó a un público mucho más allá de las teleseries. Lo hizo a través de las redes sociales: estaba buscando a Ginger, una perrita que recogió de la calle y que se convirtió en un miembro más de su familia. Ella y su hermana, que es periodista, crearon un sitio en Facebook llamado "Encontremos a Ginger", que hoy tiene más de 11 mil seguidores. Después de tres meses de búsqueda, Ginger apareció muerta, pero el impacto que causó su historia fue tal que la actriz y su familia decidieron seguir con la página de Facebook, esta vez, ayudando a encontrar a otros perros perdidos. -Me mueve la adopción animal. Yo no era animalista ni dog lover. Adopté a esta perrita en una locura después de un carrete. Pero la Ginger era brillante, de una simpatía e inteligencia que nos conquistó. Ahí me encontré con este mundo de los rescatistas de perros. Cuando apareció muerta, pensamos qué hacer con esa página. Han encontrado muchos perros y sé que me siguen muchos dog lovers, algo muy espontáneo por todo lo que luché: "Esta niña no se va a dar por vencida nunca", decían. Todavía lloramos recordándola -cuenta la actriz.La historia de Ginger le demostró a Camila el lado positivo de las redes sociales. Carmen Zabala las mira con más reticencia: -Me preocupa la impersonalidad, la poca empatía en las redes sociales, el poco mirar a las personas que se tienen enfrente. Eso me prende una alarma muy grande. El mundo del teléfono nos está hundiendo de a poquito. El ser humano es inteligente, pero sus preocupaciones se están yendo a lugares equivocados -dice la actriz, quien tiene Facebook e Instagram, pero, dice, "no los explota". También, evita subir publicidad a sus redes. -He ido a eventos y he subido fotos, pero no me gustaría que se transformara solo en eso -dice Carmen Zabala-. Las redes sociales no son para ser Buda y no juzgo, pero mientras pueda, voy a hacer publicidad lo menos posible.
×