Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Ricardo Lagos'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 39 results

  1. 24 Septiembre 2019 Ricardo Lagos respecto a la migración: "En Chile debiéramos tener los brazos abiertos" Tras presentar un libro sobre el "Winnipeg", el ex mandatario reflexionó sobre "si estamos a la altura" de esa gesta: "A ratos pienso que no, me preocupa enormemente". Aseguró que el Gobierno "debe firmar" el pacto migratorio de la ONU. El ex Presidente Ricardo Lagos Escobar (2000-2006) participó este lunes en Santiago en la presentación del libro "Pablo Neruda y el Winnipeg", en el marco del 80° aniversario de la llegada a Chile de más de 2.000 exiliados españoles a bordo del buque. Tras el lanzamiento del texto de Fundación Neruda, que contó con la asistencia de más de 400 personas en el edificio del ex Congreso, Lagos aprovechó de reflexionar sobre el legado de la empresa que, hacia el final de la Guerra Civil española (1936-1939) y por gestión del poeta, evacuó rumbo a Valparaíso a los republicanos desplazados en Francia y la actitud que, a su juicio, tiene hoy el Estado chileno frente a la migración. "Chile reaccionó y fue capaz de abrir los brazos. Pregunto, entonces, si ahora las condiciones son similares y si estamos a la altura de lo que hicimos ayer. A ratos pienso que no, y eso me preocupa enormemente", dijo el ex gobernante. "Creo que en Chile - que supimos también cómo nos recibieron fuera cuando tuvimos problemas- debiéramos tener los brazos abiertos, porque ahora son muchos (los desplazados) y la migración es un fenómeno que está para quedarse, sea por razones políticas - veamos lo que ha significado la Guerra Civil en Siria-; sea por razones económicas, por tener un mejor futuro; o sea por el cambio climático. Es un tema muy importante", señaló Lagos. "Chile debe firmar el protocolo de migración", sentenció el ex Presidente, haciendo alusión al Pacto Global para la Migración Segura, Ordenada y Regular que firmaron 164 de los 193 países miembros de las Naciones Unidas el pasado 10 de diciembre, en Marrakech (Marruecos), y donde el Gobierno de Sebastián Piñera se abstuvo, desatando fuertes críticas de la oposición. Al explicar las razones por las que decidió que Chile no suscriba el Pacto Global, el Presidente Piñera aseguró que el acuerdo "no resguarda adecuadamente los legítimos intereses de Chile y los chilenos". Lagos Escobar también se refirió a otro pacto que el actual Mandatario decidió no firmar: el Acuerdo de Escazú, el primer tratado vinculante en política ambiental de la región, que contiene disposiciones para proteger a los defensores de derechos humanos en asuntos ambientales. "(El acuerdo) es muy importante, Chile lo lideró y cuando llegó el momento de firmar, no lo firmamos. Creo que eso es malo para Chile", afirmó el ex jefe de Estado. Este lunes, en el marco de la Cumbre para la Acción Climática, que arrancó en la sede de Naciones Unidas, Piñera -sin precisar fechas- se abrió a la posibilidad de suscribir a Escazú, aunque aclaró que están haciendo observaciones para corregir algunos puntos. Fuente: https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/politica/ricardo-lagos/ricardo-lagos-respecto-a-la-migracion-en-chile-debieramos-tener-los/2019-09-24/032041.html
  2. 19 Junio 2019 VIDEO | La receta de Ricardo Lagos para disminuir la pobreza El expresidente participó de un seminario en Argentina por el Grupo Clarín donde analizó una serie de políticas impulsadas en su gobierno para disminuir la pobreza. Este martes, el expresidente Ricardo Lagos Escobar fue uno de los principales exponentes del seminario Democracia & Desarrollo 2019, organizado por el diario Clarín de Argentina donde participaron diversos líderes políticos de la región. Allí el exmandatario se refirió a diferentes políticas realizadas durante su gobierno en Chile, particularmente las que apuntaron a disminuir la pobreza. Esto en un contexto donde hay 32% de personas que se encuentran bajo la línea de la pobreza en ese país, equivalente a 14 millones de argentino, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos de Argentina (INDEC). Lagos inició su exposición explicando que gracias a los años de bonanza económica lograron disminuir la pobreza, pero que eso se tradujo que a la vez la gente tuviera otras demandas. “Voy a ver un conjunto de viviendas sociales construidas hace más de 20 años atrás, y me dicen ‘presidente, mire las casas que nos entregaron, no hay dónde dejar el auto'”, relató. “Perdón, le digo. Con toda franqueza, usted pensó 20 años atrás que iba a tener un auto. ‘No, cómo se le ocurre’. Bueno, ése es el problema, yo tampoco pensé que ustedes iban a tener auto. Ustedes van por las autopistas en Santiago, bueno, las que salen hacia los sectores modestos tienen una salida para un puro auto. No le digo la cola que hay ahí donde cabe un solo auto”, agregó. El expresidente aseguró que las demandas actuales apuntan, por ejemplo, a que los hijos de familias de menores recursos puedan acceder a la universidad. “Y no me va a decir usted, señor, que no puede ir a la universidad porque usted fue a la universidad cuando era gratis, ¿no? Sí, claro, cuando éramos 4 gatos los que íbamos a la universidad. No más de un 15 o 20% llegaba a la universidad”, explicó sobre su propia experiencia con a educación superior. Y agrega: “Pero ahora usted descubre que es más fácil bajar pobreza que dar universidad para todo aquel que la demanda. Allá (en Chile) están molestos porque sienten que van hacia abajo. Nuestras molestias en la región son porque aquellos que dejaron la pobreza sienten que son ellos los que se pusieron de pie, en lo cual tienen razón. Ellos hicieron el esfuerzo. Pero al mismo tiempo tienen otras demandas“. “Eso obliga a cómo mantienes el crecimiento, cómo distribuyes adecuadamente y ahí es donde yo creo que tenemos buena parte del desafío. Una vez estaba en Europa y les dije a los europeos: les tengo buenas noticias, tenemos el mismo desafío. Porque ustedes también tienen sectores que están bajando y demandan, y nosotros tenemos sectores que van subiendo y demandan. Y en consecuencia, ahí tenemos un desafío de marca mayor”, concluye. ¿Cómo enfrentarlo? Consultado por Ricardo Braginski, editor general de Clarín, sobre la fórmula para enfrentar la pobreza, el expresidente Lagos apuntó a que se debe “focalizar muy bien”. “Y focalizar quiere decir dónde están. En mi caso, cada vez que había una mujer jefa de hogar, ese hogar era pobre, porque había uno solo que tenía ingresos para ese hogar”, respondió. “Por lo tanto, todos los programas sociales de acceso a la vivienda, becas de retención para los muchachos que eran candidatos para dejar de seguir estudiando, el acceso a la educación adulta, todas esas medidas estaban destinadas a los sectores más pobres. Al tiempo descubrimos que la gente era tan pobre que no sabía lo que era una beca de retención”, agregó. Lagos explicó que se trataba de un “muy modesto ingreso para que ese muchacho siguiera estudiando y no se fuera a pescar con su padre que salía todos los días o con la madre que sale a recolectar fruta seis meses al año. En consecuencia, descubrimos que había que tener un programa Chile Solidario, donde había apoyos familiares que les enseñaban los derechos que ellos tenían por ser pobres”. “Hubo un gran debate. Si usted sabe dónde están, mándeles un cheque todos los meses. Pero ese clientelismo me pareció que afectaba la dignidad de la gente. La solución al final fue tener un apoyo familiar, que se definía a nivel comunal. Ese fue uno de los proyectos que fue útil y sirvió”, explicó a la audiencia. Fuente: https://www.eldinamo.cl/nacional/2019/06/19/ricardo-lagos-pobreza-argentina/
  3. 11 Mayo 2019 Ricardo Lagos Weber, senador PPD: “Hay que articularse ahora para frenar el avance de la ultraderecha” El legislador hace un llamado a toda la oposición a “conversar sin complejos” para generar condiciones para un entendimiento. Está preocupado por el futuro de la oposición y emplaza a su sector a buscar entendimientos. El senador Ricardo Lagos Weber dice que el gran problema hoy es el crecimiento de la ultraderecha en Chile, no obstante, insiste en que acciones como la votación a favor de la idea de legislar en materia tributaria, que realizaron diputados de la DC, hacen perder las confianzas. En clave de candidato presidencial -aunque dice que solo ha manifestado su disposición y no está en precampaña- el legislador sostiene que hay que proponer una alternativa progresista y creíble para llegar al poder. ¿Qué le parece que figuras de la centroizquierda como Rodrigo Valdés, respaldaran la reforma laboral, cuando desde el propio PPD se ha dicho que se puede precarizar el trabajo? Es un proyecto que ni siquiera se conoce en detalle, pero ciertamente se genera un cuadro. Ellos terminan diciendo que la flexibilidad puede ser buena con los resguardos necesarios y ahí está el tema a discutir. Llamé a Rodrigo Valdés y le planteé que creía que era prematuro, sin conocer los detalles, señalar que estaban los resguardos necesarios para no precarizar el mercado laboral. Siempre es posible pensar reformas, pero que no precaricen el trabajo y que ayuden a la flexibilización en la medida que estén los resguardos adecuados y eso está por verse. También hay posiciones diversas en la oposición en otras reformas, ¿cómo deben enfrentarlas? Como oposición vamos a tener que hacer esfuerzo muy grande para encontrar puntos de entendimiento. Está fácil decir que no, lo complejo es que junto con decir que no propongamos una alternativa que les haga click a los chilenos. No basta aparecer bloqueando. Ahora, yo voy a parar todos los goles, voy a votar a todo en contra cuando haya que hacerlo. Pero aquí lo importante es que hay que parar a la ultraderecha, ese es el tema. Para mí lo que viene es que la oposición debe articularse para ofrecer una alternativa progresista y creíble frente al avance de la ultraderecha. Veo un neoconservadurismo muy fuerte en Chile que trata de tocar fibras de muchos compatriotas a los que les empieza a hacer sentido. Y esto pasa mientras en la izquierda o centroizquierda nos debatimos si en el pasado se hizo lo correcto o no. Hay que articularse ahora para frenar el avance de la ultraderecha. Pero, ¿cómo se hace? Conversando sin complejos, entendiendo nuestras biografías, no digo aplaudiéndolas, pero entendiéndolas. Conversando, generando confianzas mínimas y por eso que fue tan serio lo que ocurrió en el tema tributario. El trabajo de tres meses se vino abajo producto de la decisión que tomó la DC en ese minuto y con eso cuesta generar las confianzas, yo no quiero ocultarlo. ¿Creo que es posible recuperarlo? Sí. En la votación en particular, seguramente la DC va a rechazar la integración, ojalá que así sea. Ni siquiera existe una orgánica en la oposición para debatir. Tenemos seis u ocho meses para poder generar esos espacios. Tal vez no lo logramos y hay que ponerse en esa eventualidad, pero yo miro lo que ha ocurrido en otras latitudes. Miro el caso español, Podemos a regañadientes le permitió a Sánchez formar gobierno en la elección anterior, pero ellos no tenían ningún interés en participar de ese gobierno, fueron categóricos. No obstante, en esta elección hubo guiños de que tal vez iban a tener que trabajar juntos y ahora están planteando distribuir responsabilidades políticas, ¡qué elegante! ¿Qué quiere decir? Que hay un debate que tiene que darse al interior del Frente Amplio y al interior de nosotros, de cuáles son los bordes y las orillas de una futura mirada de centroizquierda chilena. Tal vez, me puedo equivocar, en el sentido de que no va a haber ese espacio, pero la responsabilidad -de aquellos que incluso hemos levantado la mano para decir que estamos disponibles para cosas más grandes- pasa por generar esos espacios. Hay que cuidar los vocabularios, cuidar las conductas, las expresiones corporales, para generar las condiciones para un entendimiento. El desafío es mucho más grande que simplemente una elección. En el PPD hay diferencias sobre el TPP11, ¿por qué existen? Tal vez no hubo espacio ni deseo de conversar, como dijo Heraldo Muñoz. He visto muchas críticas al TPP, algunas que son derechamente fake news, pero hay temas que sí son dudas razonables y que hay que despejar. Pero he visto tanto encono, que yo me pregunto, ¿hay 60 profesionales chilenos -que tomaron parte en la generación del TPP- que fueron a dañar a Chile? Lo encuentro bien inaceptable. He visto diputadas del PPD que dijeron que el texto lo redactaron las grandes corporaciones del mundo, o sea que ¿Heraldo Muñoz, se dejó manejar por las grandes corporaciones?, ¿la Presidenta Bachelet se dejó manejar por las grandes corporaciones? Se ha vinculado el desarrollo económico con los acuerdos de libre comercio, y creo que no es correcto. Hay una campaña en su contra, con folletos en las calles, en redes sociales, ¿no lo hace reflexionar? Es imposible que producto de eso uno vaya a cambiar su opinión, qué clase de legislador es uno si se sintiera presionado. No me pretendo victimizar, esto se lo hacen a todos en las redes sociales. ¿Y muchos hacen política por las redes sociales? Sí, creo que sí. Y ¿eso es bueno o malo? No es sano hacer política por las redes sociales, porque cuando empiecen a decir que se reponga la pena de muerte o que no queremos migrantes o no queremos gente de tal religión, o que los pueblos originarios no son tan importantes, ahí se socava todo. Las redes sociales son importantes, existen, vivo en este planeta, pero hay que calibrar. Usted ha planteado que en política internacional el gobierno tiene un multilateralismo a la carta, ¿qué significa eso en la práctica? Acá hay un cambio en política exterior que es real. La Constitución le otorga al Presidente la conducción de la política exterior, pero eso no significa echar por tierra todo por lo que Chile ha sido identificado en los últimos 40 o 50 años. Lo que ocurrió con el acuerdo de Escazú o cuando el Presidente alaba el pacto global de migraciones y da marcha atrás. Y lo que ocurrió ahora con la CIDH, donde no hay una institución de DD.HH. del mundo que no haya tenido críticas a la forma en que el gobierno operó. ¿La Cancillería supo algo? No supo nada. Y ahora el Presidente quiere que todo el mundo concurra a apoyar el TPP. Lo que ha hecho el Presidente con esto, es decirle a la opinión pública de que la política exterior se va a jugar en clave doméstica. Usted dice que el Presidente es el verdadero canciller… No sé quién es el verdadero canciller, pero sabemos quién no. ¿Ampuero? Sí, yo siento que a Ampuero lo han pasado por arriba, la desmoralización al interior de la Cancillería es grande. Las decisiones las están tomando en el Segundo Piso de La Moneda, esa es la verdad, entre el Presidente, Larroulet y Benjamín Salas Kantor. Entonces, a mí no me extrañaría que en el Congreso se le dijera al Presidente que el TPP puede esperar un año tranquilamente hasta que no se suscriba el acuerdo de Escazú y rectifique lo que hizo ante la CIDH. ¿Cree que es el momento de un cambio de gabinete? Todos los gobiernos hacen cambio de gabinete en algún minuto. Yo no estoy pidiendo ajuste de gabinete, estoy más preocupado de las señales que da el gobierno con sus reformas. En otro tema, ¿cuál es el objetivo de la gira que inició por el país? Estoy yendo donde me inviten, para tomarles el pulso a las regiones, para tomarle el pulso a los militantes y a los ciudadanos. La vida no es solamente la V Región. ¿No es una precampaña presidencial? No, si no ando ni con folletos (risas). Paremos el juego de máscaras. Estoy aprovechando de recorrer Chile para hablar de cosas que uno tiene que opinar, pero no es una gira. “Paremos el juego de máscaras”, ¿lo dice porque está disponible para ser candidato presidencial? Yo levanté la mano pero dije, en todo caso, que no hay candidatura ahora, habrá que definirlo en el futuro y seguramente van a haber primarias para esto en varios partidos. Pero más que candidaturas, volviendo al principio, la oposición debe tener capacidad de aglutinarse o tal vez vamos a tener dos oposiciones o tres oposiciones, partamos por ahí, lo otro va a ser secundario. ¿Heraldo Muñoz ha perdido liderazgo en el PPD? Heraldo y la mesa han hecho un esfuerzo para darle conducción al partido y, desde ese punto de vista, lo han hecho bien, más allá del tema puntual bancada de diputados y TPP. Ahora, en general la mirada que hay hacia los partidos es bastante mala, veíamos esta semana las cifras del Servel sobre afiliación a los partidos y el PPD está entre aquellos que perdió hartos militantes. Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/ricardo-lagos-weber-senador-ppd-articularse-ahora-frenar-avance-la-ultraderecha/652173/
  4. 14 Abril 2019 Expresidente Ricardo Lagos por Reforma Tributaria: “Es indispensable ponernos de acuerdo porque es inequitativo” En conversación con el programa Estado Nacional, el expresidente aseguró que él "no habría ido a Cúcuta" por la ayuda humanitaria enviada por Chile a Venezuela el pasado 22 de febrero. Esta semana la comisión de Hacienda aprobó con 8 votos a favor la idea de legislar la Reforma Tributaria. El expresidente Ricardo Lagos, invitado en el programa Estado Nacional, hizo algunos reparos en cuanto a este sistema, instando a “ponernos de acuerdo porque es inequitativo”. Primeramente, el expresidente subrayó que Chile “tiene el nivel de tributos más bajos de América Latino, un 20%”, cuando “la media de América Latina es un 22% según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD)”. En la oportunidad además mencionó que cuestionó al ministro de Hacienda, Felipe Larraín sobre si “antes y después de impuestos, con esta reforma –que está próxima a pasar a la Cámara de Diputados- va a haber diferencia en la distribución de ingreso en Chile. Y tenemos la fama de tener un ingreso tremendamente desigual”. En ese sentido asegura que “es indispensable ponernos de acuerdo porque es inequitativo. A nadie le puede gustar más un sistema tributario que subraya la inequidad”, aseguró. Asimismo aseguró que comparte las opiniones del expresidente del Banco Central, Vittorio Corbo quien señaló que esta reforma “no es la bala de plata que nos lleva al desarrollo”. Respecto a ello, el exmandatario aseguró que “lo que tenemos aquí es que ambos sectores creemos tener la panacea y la queremos imponer y eso es un grave error”. Junto con ello agregó: “Yo creo que lo que se está discutiendo son detallitos y no el concepto global, pero nadie puede estar en contra de que vayamos a crecer, y ojalá crezcamos harto como lo hacíamos antes”. Crisis en Venezuela En el programa de 24 Horas, Lagos también habló sobre la crisis que afecta Venezuela y el viaje que realizó el presidente Sebastián Piñera a Cúcuta para recibir la ayuda humanitaria enviada por diferentes países, solicitada por la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro. Respecto a ello, el expresidente señaló que lo que hay en Venezuela “es un conflicto de poderes. El señor Maduro tenía un mandato legítimo y lo eligieron presidente el año 2013 por seis años. En ese mandato hubo una elección de Asamblea Nacional y el señor Maduro la perdió por lejos”, quien además “violando la constitución (venezolana) crea la Asamblea Constituyente”, la cual “le quita la prerrogativas a Juan Guiadó como miembro de la asamblea”. Sobre el viaje del presidente Piñera a Cúcuta, Colombia el 22 de febrero para hacer entrega de ayuda humanitaria a Venezuela, señaló que “los presidentes saben a dónde van. La pregunta es ¿está acorde con el mandato de un presidente ir a una actividad de esa naturaleza o puede enviar al canciller? Bueno, esa respuesta la da el presidente”. En ese sentido, el exmandatario aseguró que “no hubiera ido” a Cúcuta. “Lo cual no quiere decir que no hubiera estado de acuerdo en que la ayuda humanitaria tenía que dejarla pasar” a Venezuela. Credibilidad internacional También fue consultado por los últimos casos de corrupción que se han dado a conocen en Chile desde diferentes instituciones y que también han llegado hasta la Corte de Apelaciones de Rancagua. Al respecto, el expresidente indicó que “por los datos, estamos perdiendo la credibilidad internacional que teníamos de un país libre de corrupción” y “creo que lo que está ocurriendo obliga a plantearse qué nos está pasado”. Habló además sobre la polémica que surgió luego de que el senador PS Juan Pablo Letelier, fuera fotografiado con los jueces suspendidos de la Corte de Apelaciones de Rancagua por presunto tráfico de influencias. Consultado por este tema manifestó que conoce a Letelier “de chiquitito (…) y en consecuencia no concibo una cosa de esa naturaleza“. En cuanto si es que cree que existe un conflicto de interés declaró “seguramente las hay, pero eso es lo que tienen que resolver los tribunales”. Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/expresidente-ricardo-lagos-reforma-tributaria-indispensable-ponernos-acuerdo-inequitativo/614119/
  5. 07 Marzo 2019 Lagos criticó la creación de Prosur: “Le expliqué al Presidente Piñera que no me parecía lo mejor para Chile” El ex Presidente cuestionó al bloque que busca reemplazar a Unasur y afirmó que "no puede haber una entidad latinoamericana que sea ideológica". El ex Presidente Ricardo Lagos criticó la creación del Prosur, el nuevo bloque de países latinoamericanos impulsado por el Presidente Sebastián Piñera, el que busca reemplazar a la Unasur en medio de la crisis que vive Venezuela. En una entrevista a Radio Duna, el ex mandatario calificó como un “error” la instancia, la que tendrá su cumbre oficial en Santiago el próximo 22 de marzo. “No puede haber una entidad latinoamericana que sea ideológica, eso no está en el orden de las cosas. Otra cosa es que haya una coincidencia en un momento dado porque en eso consiste la democracia. Puede ser que América del Sur esté más a la izquierda o más a la derecha por sus presidentes“, señaló. Lagos también señaló que habló en privado con Piñera, a quien le comentó su rechazo a la idea. “El me llama. En este caso, yo me permití llamarlo cuando vi lo que quería hacer y le expliqué mi punto de vista que no me parecía que el Prosur era lo mejor para Chile“, cerró. Fuente: https://www.eldinamo.cl/nacional/2019/03/07/lagos-critico-la-creacion-de-prosur-le-explique-al-presidente-pinera-que-no-me-parecia-lo-mejor-para-chile/
  6. 06 Enero 2019 Ricardo Lagos, expresidente de la República: “Tenemos que hacer un esfuerzo por entendernos” El exmandatario sostiene que el deterioro de las instituciones tocó fondo en 2018 y que llegó el momento de que todos se sienten a reflexionar sobre el futuro del país. “Las democracias hay que cuidarlas, de repente nos encontramos con que hay un punto de no retorno”, advierte. “Se requiere un gran consenso para acordar el tipo de país que queremos”, remata. “El 2018 terminó en condiciones muy duras”, reflexiona el expresidente Ricardo Lagos. Y se pone a enumerar: la golpiza al presidente del Tribunal Constitucional, Iván Aróstica; la crisis de Carabineros y la disputa sin cuartel entre el contralor Jorge Bermúdez y la subcontralora Dorothy Pérez. Dice estar preocupado y llama a todos -sin exclusiones- a inquietarse también y poner esfuerzos en generar un acuerdo nacional para superar la crisis de instituciones en el país y hacer frente a los desafíos que implica un nuevo mundo. Tras la crisis de Carabineros con que terminó 2018 y la remoción del general director Hermes Soto se ha retomado el debate por impulsar nuevas reformas constitucionales… Se necesita más que eso, se trata de cómo queremos organizar el país, porque hablemos con franqueza: nunca he visto una crisis de instituciones del aparato del Estado como ahora. Nunca he visto un contralor discutiendo con la subcontralora y terminando en la Corte Suprema; ¿qué le puedo decir cuando al presidente del TC, a la salida de una audiencia, lo golpean y lo botan? ¿En qué mundo estamos, no? Cuando se ven las dificultades que ha habido en las Fuerzas Armadas, respecto de los viajes, viáticos, que no sé qué, el desfalco en una magnitud que uno dice ¿pero cuáles son los controles de los aparatos del Estado? Acá se ha producido un deterioro de nuestras instituciones. ¿Y qué propone? Hay dos fenómenos simultáneos, uno, nuestro, de Chile, pero hay otro que es más amplio, que tiene que ver con las nuevas tecnologías y ese deterioro es tal vez universal. Por ejemplo, ahora el ciudadano quiere ser escuchado y se lo manda a decir por el Twitter inmediatamente. ¿Cuáles van a ser las instituciones políticas que van a surgir como resultado de esta necesidad de escuchar? Hay mecanismos. El Parlamento de Finlandia tiene un sitio web y un parlamentario puede decir “pido que este proyecto de ley se someta a la red” y los ciudadanos tienen un número clave y participan del debate, no para obligar al Congreso, sino que para que esté informado. Y en Uruguay, cuando no gusta una ley se puede derogar a través de un plebiscito representativo. A eso se refería al plantear un nuevo trato en su mensaje de Año Nuevo… Tenemos que hacer un esfuerzo por entendernos. Pensar ¿qué tipo de país queremos? Se necesitan, claro, nuevas políticas que aborden esto. ¿Nos podemos poner de acuerdo ? En establecer principios, tener una mirada común, a eso voy. Se requiere un gran consenso para acordar el tipo de país que queremos ¿Cómo se hace eso en tiempos en que la polarización se está instalando? Pero ¿por qué no somos capaces de decir: superemos esta polarización y aceptemos ciertos principios en los cuales concordamos? El Presidente Piñera llamó a acuerdos nacionales sobre cinco temas y parte de la oposición se restó… Me parece muy bien que haga un esfuerzo, el Presidente tiene que hacer ese esfuerzo, lo único que le diría es: “Hágalo, Presidente, de tal manera que los principios sean tales que es difícil decirles que no a esos principios”. Veo con preocupación lo que está pasando, no me gusta, porque veo que el sistema democrático empieza a estar en peligro, no en Chile, en el mundo. Las democracias hay que cuidarlas. De repente nos encontramos con un punto de no retorno y los que tenemos más edad vimos cómo llegamos al 11 de septiembre. ¿Cree que haya ánimo de consensos, de acuerdos? Me parece muy grave lo que nos ha pasado y lo que estamos viendo con las instituciones; están en un estado que no lo hemos tenido en cuenta. Se cumplen 14 años desde las últimas reformas significativas a la Constitución, las de 2005. ¿Cree que ya llegó el minuto de hacer una nueva revisión…? Llegó el momento de ver cómo construimos un consenso. Está el avance de la tecnología, las formas de producción en un mundo globalizado, el deterioro de nuestras instituciones. No quiero detenerme en eso, pero creo que ha llegado el momento, a lo mejor, de intentar hacerlo y ojalá esta crisis que tenemos nos pueda hacer meditar para una oposición más… Le falta ahí el apellido… Es una oposición… Primero, estamos de acuerdo en que tenemos una crisis de proporciones mayúsculas, que tiene razones internas y externas, podemos establecer ciertos principios de cómo queremos que sea nuestro país, nuestra sociedad, entonces, por ejemplo, yo le diría: no me mande una reforma tributaria en que diga que el sistema tiene que ser tal y cual, porque entonces nos empezamos a complicar, ¿verdad? Hay que establecer principios. ¿Y cómo se materializa eso? ¿En una mesa en la que estén todos sentados? Creo que lo peor es cuando uno empieza a dar las recetas por la prensa, porque entonces… “Ah, es la idea de Fulano, ese Fulano es un tonto… ya, de nuevo, este gallo es”… Creo que estas cosas hay que hacerlas… bueno, a lo mejor hagamos un concurso de ideas, un concurso de… no sé, distintas formas ¿o no? Le recuerdo que su propio partido, el socialista, se ha negado a participar en las mesas de acuerdo del Presidente Piñera… ¿Qué le hace pensar que ahora estarían disponibles para una conversación? Es que las cosas están peores, pues, oiga… Una cosa es que le diga no quiero participar de tal o cual reforma, pero ahora tenemos una situación de crisis más grande. A ver… ¿en qué situación encuentra hoy día a Carabineros en Chile? Tiene que haber una decisión de decir: ‘Mire, esto va en serio’ y entre todos apoyemos. Me comentaron en días pasados que un carabinero había sacado un parte por exceso de velocidad y que la persona le había dicho “quién eres tú que crees que me vas a sacar un parte?, ándate a buena parte”, y le pasó un chilenismo y siguió en el auto… ¿Se da cuenta? Y el carabinero no fue capaz de reaccionar… Jamás se habría pensado que iba a haber gente que le iba a pegar a un caballero que nadie lo conocía, entonces… creo que eso nos tiene que hacer meditar con mucha fuerza. Cuando usted firmó el texto constitucional de 2005 habló del término de la transición… Dije algo que lo sigo pensando. Hay muchas cosas en esa Constitución que a mí no me interpretan, pero que una Constitución sin los enclaves autoritarios, salvo el binominal que ya lo eliminamos, pasa el test democrático… lo pasa… ¿Me explico? Más que discutir un texto constitucional, comencemos por principios y después vemos cómo los aterrizamos. Un primer paso, dice usted … No estoy en la política cotidiana ni me corresponde, pero veo que el tema es inquietante, no solo en Chile, sino que en el mundo. El 2018 terminó en condiciones muy duras. Hay un sector de la izquierda que es muy duro con ese tema de en la medida de lo posible y prefiere no hacer nada antes que transar ciertos principios. Cuando se planteó el Auge se financiaba porque yo juntaba los fondos del Fonasa con los de las isapres para que se hiciera un solo fondo y se sostuvo que eso era expropiatorio, entonces no podía sacar adelante la reforma del Auge. Bueno, hubo que hacer distintos artilugios financieros, pero cuando ve lo que ha significado el Auge y cuántos son los que dependen de él dices: “Bueno, valió la pena”. Hay que dar pasos, aunque sean cortos… No conozco otra forma de avanzar. “Me reí un poco de las vueltas de la vida” Cuando el ministro del Interior, Andrés Chadwick, fue a informar al Congreso la remoción del general director de Carabineros comentó que usted lo había llamado. ¿Por qué lo contactó? Venía llegando de China ese día y decidí contactarlo para que no fuera a hacer lo que hizo: ir al Congreso. Él tenía que hacer algo muy simple: mandar el oficio, y lo que tiene que hacer el secretario es decir al Senado: “Recibimos un oficio que dice esto. Tómese nota. Terminada la sesión”. Si después quieren discutir el tema, que lo discutan. Por supuesto. Nadie prohíbe discutir las cosas. ¿Por qué era eso importante para usted? Era primera vez que se invocaba la reforma constitucional. ¿Cómo destituía usted antes a un comandante en jefe? Iba al Consejo de Seguridad Nacional, que eran cuatro militares y cuatro civiles, y ahí decía vengo a destituir a uno de estos caballeros, uno de los que están al frente, y espero que me lo aprueben. Y si no se lo aprobaban él seguía en el cargo. En las negociaciones del 2005 yo dije: ‘No, el Presidente destituye y se acabó’, y comenzó el tira y afloja. Y terminamos en esto del decreto fundado. Quienes negociaron en ese entonces fueron protagonistas esta vez del episodio de la renuncia de Hermes Soto… Por supuesto. Con quien se negociaba ese tema era con los senadores Chadwick, Hernán Larraín y Alberto Espina. O sea, se negociaba con tres miembros del gabinete. Me reí un poco de las vueltas de la vida. El gobierno señaló que aprendió la lección y anunció que enviará una reforma sobre este tema… ¿Sabe lo que pasa con la derecha?: llega 12 años tarde siempre. Pasaron 12 años desde el 2005 hasta ahora y aprendieron la lección. Ahora quieren -y me parece muy bien- que basta con que el Presidente diga que se vaya. A usted le tocó enfrentar el “servilletazo” y la renuncia del entonces comandante en jefe de la Fach Patricio Ríos. ¿Cómo recuerda esos episodios? El único Presidente que ha pedido la renuncia a un comandante en jefe y se la han entregado he sido yo. ¿Había pensado eso? Aylwin le insinuó a Pinochet que se fuera. Y Pinochet le dijo: “No, Presidente. No haga tal. Yo le mantengo al Ejército tranquilo, lo mejor que puede pasarle es que me quede”, y se quedó ocho años. Después, Frei decidió pedirle la renuncia al general director de Carabineros Rodolfo Stange y este le dijo que no y se quedó. Entonces, hubo hechos que pasaron en mi gobierno -bueno, los cuento en un libro que va a salir por ahí- y al final se entendió. ¿Qué pasó tras el “servilletazo” ? Se reunieron los cuatro comandante en jefe de cada rama en un restaurancito, al lado de una ventana, como señal de unidad para respaldar al general Pinochet, que no fuera desaforado. Y me indigné, porque estaban ofendiendo a Chile, les dije: “¿Ustedes han visto entrar a todos a la Casa Blanca? ¿Han visto ustedes entrar al comandante en jefe donde el primer ministro en Holanda? ¿En qué rol nos están colocando?, la próxima vez que lo hagan, voy a pedir su renuncia en la plaza pública. Eso lo hice separadamente con cada uno. Y les dije: “Sé que dos de ustedes pueden llamar al Cosena. El día que lo hagan, búsquense un lugar donde reunirse, porque a La Moneda no van a entrar, y yo, por cierto, no voy a concurrir a ese consejo. Así de claro. Ahora se puede desclasificar y decirlo. Después de esa conversación, ¿la relación con los líderes uniformados cambió? Entendieron perfectamente cuando les dije: “Están ofendiendo a Chile”. Lo primero que hice fue preguntarle al edecán quién pagó la comida. Resultó que la había pagado el carabinero. Entonces le dije: “Me cita al general director”, que era el general Ugarte. ¿Usted pagó la comida? Sí, me dijo, yo la pagué. ¿Y por qué la pagó? Porque esta es una costumbre que tenemos. Nos juntamos todos los meses y vamos rotando y a mí me tocó pagar hoy día. Fíjese, pero las otras reuniones eran tan privadas, nadie supo… Perdóneme, le dije, el Presidente no es tan tonto como para creerle eso. Y después hice pasar a Izurieta y le hablé fuerte. En estos términos que le acabo de explicar a usted, y entendió. Después hice pasar al general Ríos y hablé con el almirante, él fue el único que trató de decirme que ellos podían ejercer sus atribuciones. Sí, claro, por eso le estoy diciendo, para que tenga cuidado en ejercer sus atribuciones, porque yo también tengo claras mis atribuciones y las voy a ejercer y no quiero que haya un malentendido. ¿Y en el caso de Ríos, posteriormente? Él sabía que tenía que presentar la renuncia y la presentó. Yo estaba en Cerro Castillo, me pidió ir a verlo, se bajó del helicóptero y me pasó su carta de renuncia. Y al que nombré, su reemplazo, comenzó diciéndome: “Quiere usted, Presidente, que yo le entregue de inmediato mi carta de renuncia”. No, le dije yo, no es necesario. ¿Me entiende? O sea, ya en ese momento entendieron que el Presidente mandaba. Yo creo que es muy importante que quede claro cuáles son las atribuciones del Presidente. ¿Usted cree que hizo bien el Presidente Piñera en pedir la renuncia de Hermes Soto? Eso lo resuelve el Presidente Piñera, ¿me entiende? En eso yo soy muy respetuoso. Yo digo: “respeto su atribución, Presidente”. Fuente: https://www.latercera.com/reportajes/noticia/ricardo-lagos-expresidente-la-republica-tenemos-esfuerzo-entendernos/472055/
  7. 07 Octubre 2018 Ex Presidente Ricardo Lagos: “Yo me olvidaría de seguir hablando de Bolivia… Chile tiene temas más importantes” "Lo que no quiero más es tener a altos personeros de nuestras Relaciones Exteriores dedicados a Bolivia", sostiene el exmandatario, poniendo énfasis en que el fallo de La Haya que rechazó la demanda boliviana en contra de Chile permitirá a las autoridades del país dar prioridad a una nueva agenda internacional. Cuando faltaban pocos minutos para las 10 de la mañana del lunes 1, el expresidente Ricardo Lagos Escobar se retiró de su oficina y bajó hasta el primer piso de la Fundación Democracia y Desarrollo, ubicada en Providencia. Acompañado de dos de sus asesores, el exmandatario encendió la televisión y escuchó con atención la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya ante la demanda marítima que el 2013 interpuso Bolivia. “Como un campeonato de fútbol alguien podría decir que fue un 8-0, porque les rechazaron todos los argumentos”, señala. Se podría decir que el Presidente Evo Morales ha terminado siendo un mal perdedor. Ha dicho que la Corte de La Haya se parcializó con Chile, ha sido crítico justo en un momento en que el fallo abre una nueva etapa de relación con Bolivia. ¿Cómo se debe continuar la relación entre ambos países? Hagamos una lectura adecuada del fallo. Esto no es solo resolver un conflicto entre Chile y Bolivia es un alegato al mundo de que se puede conversar y no porque usted conversa crea derechos. Usted conversa para llegar a acuerdos y, normalmente, en el ámbito internacional se conversa -en lo que llaman en la jerga de acuerdos comerciales- single undertaking, o sea, todo lo que yo ponga en la mesa, mientras no haya un solo acuerdo final no vale. El fallo, a mi juicio, es una obra adecuada para la capacidad de seguir conversando, porque si hace una negociación para resolver algo, de cualquier naturaleza, y basta entrar a negociar para crear derechos, entonces quiere decir que está prohibido conversar. Por lo tanto, lo primero que yo diría es que la corte hizo este fallo pensando en cómo mantener el diálogo internacional, y eso me parece muy importante; segundo, y respecto del caso concreto, lo que está diciendo es ‘señores, vuelvan a conversar’, y para conversar se requieren dos. ¿Y cómo visualiza que se debe continuar la conversación con Bolivia?, ¿de inmediato? No, si usted dice estoy listo para reiniciar las conversaciones y del otro lado no pasa nada. Bueno, el Presidente (Sebastián Piñera) ahora va a Europa, podrá decir que este fallo tiene la importancia de que es una señal muy potente para la comunidad internacional y de paso decir: ‘Nosotros estamos listos para seguir conversando, nosotros no nos paramos de la mesa’, pero habrá que ver lo que hace la contraparte, pero yo no haría nada más. ¿Quién tiene que dar el primer paso? Pero si no es primer paso, si es muy simple, se resolvió el tema. Pero usted dice que hay que iniciar un nuevo ciclo de conversaciones, ¿Bolivia es el llamado a dar un primer paso? No, si yo ya di (el primer paso). ‘Mire, señor, volvemos a donde estábamos antes, estábamos sentados en una mesa negociando, bueno, volvámonos a sentar a la mesa negociando’. Pero para eso Chile tiene que llamar a una negociación y sentarse… No, pero ¿por qué?, si la negociación se interrumpió, yo ofrezco sentarme donde usted se paró, usted se fue y yo me quedé sentado. Entonces, ¿cómo se retoman esas conversaciones? Lo más fácil es iniciar relaciones diplomáticas, es decir, demos vuelta la página, pero ellos se pararon hace mucho tiempo y decidieron romper relaciones diplomáticas. Ahora, si no se quieren relaciones, bueno, díganme ustedes, ‘yo estoy listo con una reunión de los presidentes, de los cancilleres, de personas que usted designe especialmente’. ¿Y a usted le parece que Evo Morales es un interlocutor válido en estas conversaciones o hay que esperar, como han sugerido algunos? Quién es uno para decir quién es interlocutor de la otra parte. No. Que el tema lo arreglen los bolivianos. Yo no voy a decir quién es válido o quién no es válido. Constato nada más que respecto del Presidente Morales no ha habido nadie en la historia de Bolivia que haya gobernado más tiempo, que tenga un control tan férreo de los distintos poderes del Estado y, por lo tanto, para un acuerdo es importante tener a alguien que tenga mando. ¿A usted le parece que Evo Morales es un interlocutor más válido por eso? No. Es muy claro lo que digo: ese es un tema que lo resuelven los bolivianos. Ahora, es mejor negociar con alguien con poder que con alguien sin poder. ¿Usted cree que no se ha debilitado Evo Morales por el mismo fallo? Si lo eligen Presidente, hay que negociar con él, pero este es un tema boliviano. Yo me olvidaría de seguir hablando de Bolivia. Quisiera que la Cancillería hable de otras cosas. Ese es mi punto de vista. Chile tiene temas más importantes. El que tiene el problema es Bolivia: Chile anda feliz por la vida. Entonces, qué tanto: me parece bien dedicarle tiempo. Yo le dediqué mucho tiempo, pero ahora ¿qué sentido tiene si él se reelige, si no se reelige? ¿Cree que es conveniente esperar los resultados electorales de Bolivia para iniciar un diálogo? Si ellos quieren iniciar el diálogo y él (Evo Morales) aún es Presidente, con él hay que conversar. No se puede andar calificando a los presidentes según el gusto. Otra cosa es que se le diga que la forma en que se ha referido a Chile es inadecuada, y eso está bien. Pero ganamos, no nos preocupemos de esas pequeñeces. Lo que no quiero más es tener a altos personeros de nuestras Relaciones Exteriores dedicados a Bolivia. De la agenda internacional, más inmediata, de Chile, usted dice que desaparezca el tema Chile-Bolivia… Claro, tenemos temas mucho más importantes. ¿Qué tema a usted le parece más importante? Qué cosas parecen… ¿le parece poco a usted cómo está el mundo? La guerra comercial China-Estados Unidos, y nos está afectando ya. Sin embargo, la causa boliviana causa simpatía, y usted mismo dice que en el mundo se le preguntaba a Chile por esto, ¿tras el fallo, toda esta carga desaparece? Van a seguir preguntando en el mundo… ‘¿Por qué no me pone al día? ¿Ha vuelto a conversar con Bolivia?’. Hicimos un ofrecimiento, pero haga lo que haga no va a modificar eso. Ésa es mi percepción. Por lo tanto, lo lógico es buscar una solución de otra forma. Usted ha ocupado una palabra, que hay que ser “generosos” en una conversación con Bolivia… Ah, eso es otra cosa. Ha planteado que a un socio le tiene que ir bien, ¿a qué se refiere exactamente? ¿No fue generoso Chile cuando dijo: sin costo tiene acceso a los puertos chilenos? Ésa es la generosidad de Chile: a perpetuidad, le damos derecho a perpetuidad, por cualquier de nuestros puertos. Ellos, si quieres, pueden exportar por Punta Arenas. Entonces, ésa es la generosidad que yo digo. ¿Y usted cree que se puede ser igual de generoso ahora después del fallo de La Haya? ¿Están las condiciones? Es más difícil, porque palabras sacan palabras, ¿verdad? Pero es que esa generosidad reditúa para Chile enormemente. Usted cambia la relación geopolítica en el cono sur: es pensar de otra manera. ¿A usted le parece que ha habido triunfalismo en Chile post fallo, como algunos han insinuado…? No diría tanto triunfalismo o satisfacción. Alexis Sánchez metió goles y, más menos, es eso, ¿verdad? Pero, claro, al final como que había cierta preocupación en el país sobre qué iba a pasar. Y como fue tan contundente. Hay ciertas voces en la oposición que llaman a tener cuidado para no aparecer celebrando un triunfo que puede afectar al pueblo boliviano… ¿usted cree que hay que tener cierta austeridad? Mire, cuando se está en política, se gana y se pierde mucho, muchas veces. Entonces, cuando usted gana, debe tener cierta modestia, ¿verdad? No fanfarronear más. Y cuando pierde, mejor que usted se consuele y se lama sus heridas tranquilo, sin llorar mucho, porque también hay que tener un poquito de dignidad. Y aquí es lo mismo. Entonces, esta suerte de forma de referirse al fallo y toda esta cosa, que ha tenido Bolivia, yo miraría para el techo. Que se desahogue, está bien. Pero no le demos bola: no reaccionemos a eso. Porque entonces se mantiene el tema Chile-Bolivia, y lo que yo quiero es que desaparezca el tema Chile-Bolivia, en el sentido de que no es un tema que nos quite un sueño. Tenemos la tranquilidad, se ha reconocido nuestro derecho, seguimos tranquilo por la vida. “La alegría llegó: ahora puede soñar el país que quiere y nadie se lo puede impedir”¿Le gusta que el Presidente Piñera conmemore en La Moneda el Plebiscito del 5 de octubre de 1988? Me sorprende, quién soy yo para decir me gusta o no. Me sorprende que lo va a celebrar con una gran mayoría que votó Sí. Y creo que esto es muy parecido a lo que pasa entre los O’higginistas y los Carrerinos. Todavía no se ponen de acuerdo. La dictadura fue un parteaguas muy profundo en la historia de Chile. No conozco otro, por supuesto, porque ni siquiera pasó con la independencia. Entonces qué fue el Sí y el No, vota Sí el que quiere que Pinochet siga ocho años más. Sabíamos lo que era. Entonces, yo estimo a Hernán Larraín, pero cuando dijo que votó por el Sí porque le tenía miedo al caos. ¿Pero cómo ante el caos? ¿iban a haber más torturas? Íbamos a tener inflación, a lo mejor, porque no sabíamos manejar la economía. Está bien, no sé manejar la economía ¿pero qué querían: que siguieran torturados, que siguieran desaparecidos? No lo entiendo. En el oficialismo ahora incluso dicen que qué bueno que ganó el No o que ahora, en retrospectiva, habrían votado por el No. Está bien. Cuando cambian las circunstancias yo tengo que cambiar mis ideas. Cuando me dicen que hicieron una encuesta en que el 70% habría votado No, bueno me sorprendió mucho el 30% ¿Qué quiere que le diga? ¡Un tercio de este país quiere volver a una dictadura y torturen y hagan todo eso! O sea no nos confundamos: no es lo mismo. No estamos haciendo un acuerdo tributario. Entiendo la necesidad del Presidente de convocar y estar por encima de las peleas internas y partidarias, y en eso aplaudo la intención, aplaudí cuando dijo quiero hacer grandes acuerdos en esto y aquello. Pero esto otro… Yo no quiero mantener las heridas abiertas, no, quiero que se cierren rápido. Entonces a lo mejor a veces la discreción es más importante. En estos 30 años se reeditó también la discusión acerca si a Pinochet se le derrotó con un lápiz y un papel y cuánto contribuyó la lucha armada promovida por el PC. ¿Hay también victoriosos y derrotados en la izquierda? Cuando hay un régimen dictatorial, es inevitable este debate. Lo voy a derrotar a lo Ghandi o a la fuerza. Cuando a uno le hacían la pregunta: “¿Usted ha visto a un dictador que se va porque pierde un plebiscito?”. Costaba responder, pero más importante, sin duda, que para llegar a esa conclusión teníamos que tragarnos la constitución de Pinochet, y eso fue un tema muy doloroso, muy desgarrador. Pero cuando usted pone en una balanza lo uno y lo otro… Una vez en Renca haciendo campaña comenzaron a gritar unos jóvenes “inscripción, traición” y quedamos en una reunión, ahí yo dije que esta estrategia nuestra requiere coraje, el coraje de que usted se atreva a decir que no, inscribirse en los registros electorales y firmar por un partido. No es una traición a nada. Claro que al inscribirse está reconociendo la función de Pinochet, es obvio. Pero sabe que más, cuando un carabinero le pasa un parte por exceso de velocidad también lo hace bajo una argamasa jurídica que comienza en la Constitución de Pinochet. Y yo a eso tengo que pagar el parte, porque o si no, no puedo seguir andando en auto. Al PC no les gusta cuando se dice con un lápiz y un papel, pero reconozco que detrás de eso hay un proceso de movilización, si fueron 16 años largos en que se fue haciendo de a poquito. Pero hubo una tesis política que se impuso al final. ¿Y llegó la alegría? Cuando me dicen a mí ‘la alegría no llegó’, perdóneme, pero depende de lo que usted cree. Si cree que alegría quiere decir que estamos todos contentos y satisfechos con Chile, ¿quiere decir que entonces nos cruzamos de brazos y no hacemos nada? Así no se construyen los países. La alegría consiste en que usted ahora puede soñar el país que quiere y nadie se lo puede impedir. La alegría consiste en que hay un sistema democrático y el que tiene mejores ideas, interpreta mejor al pueblo, ése va a gobernar. Si usted me dice que la gente tiene muchas necesidades insatisfechas, sí, es normal. Si la alegría consiste en que toda una sociedad esté satisfecha y contenta, quiere decir que esa sociedad murió como sociedad, porque no tiene objetivos, propósitos futuros, sueños. Eso no existe. Lo que mueve el progreso es la insatisfacción del presente y, por lo tanto, yo siempre tengo temas entre lo malo. Con qué criterios los resuelves es otra cosa. Pero cuando me dicen dónde está alegría, no, la alegría está en que hoy puedes preguntar dónde está, organizarse y tratar de imponer su alegría, la que usted entiende que es la alegría, hágalo. Eso es. Fuente: https://www.latercera.com/reportajes/noticia/ex-presidente-ricardo-lagos-me-olvidaria-seguir-hablando-bolivia-chile-temas-mas-importantes/344304/
  8. 05 Septiembre 2018 Ricardo Lagos: “Lo que me preocupa de lo que ocurre hoy es que veo un disenso por cualquier tema” El ex Presidente se refirió al rol de la oposición y a la acusación constitucional contra tres ministros de la Corte Suprema. Esta mañana, el ex Presidente Ricardo Lagos, se refirió al rol de la oposición y a la acusación constitucional en contra de tres ministros de la Corte Suprema por liberar a reos condenados por violaciones a los derechos humanos. Respecto al primer punto, señaló en conversación con radio Duna que él no creía que la oposición esté “negando la sal y el agua” como ha señalado el Presidente Sebastián Piñera. “Así no se construyen los países. Los países se construyen buscando ciertos consensos grandes”, indicó el ex Mandatario. “Creo, en consecuencia, que independiente que usted esté en el Gobierno o en la oposición, tiene que hacer consensos básicos como los ha habido en el pasado”,agregó. “Lo que me preocupa de lo que ocurre hoy es que veo un disenso por cualquier tema. Aquí el tema que usted ponga, encuentra automáticamente una opinión tajante“, analizó Lagos. Por otra parte, sostuvo que hay ciertas situaciones que le parecen “inquietantes”, como “cuando uno de los poderes del Estado se entromete uno con el otro”. En ese sentido, el ex Presidente se refirió a la acusación constitucional que está liderando la oposición en contra de los ministros Hugo Dolmestch, Manuel Valderrama y Carlos Künsemüller, a quienes se los acusa de notable abandono de deberes. “Yo no diría que es una intromisión, porque ellos tienen el derecho cuando se produce notable abandono de deberes. El tema es qué es el notable abandono de deberes: ¿es una sentencia o un conjunto de sentencias reiteradas?”, cuestionó el ex Mandatario. “Porque si son un conjunto de sentencias reiteradas, entonces quiere decir que no es viable lo que se ha hecho. Ahora, si es por una sentencia, entonces quiere decir que estamos introduciendo un elemento muy complejo en nuestra institucionalidad”, explicó. Ricardo Lagos dio como ejemplo a uno de los jueces de la segunda sala: “Si a mí me dicen que ahí hay ministros como Dolmetsch que fueron determinantes para el establecimiento de la CNI como una actividad tipo terrorista de estado, bueno, ese señor tiene un historial hacia atrás que también tiene que considerarse para ver si hubo o no abandono de deberes”. “Creo, en consecuencia, que aquí hay a lo mejor ciertos errores que se cometen y que no son buenos para la buena dirección”,sentenció el ex Presidente. (NOTA : En página de fuente, se puede ver el video) https://www.latercera.com/politica/noticia/ricardo-lagos-lo-me-preocupa-lo-veo-hoy-disenso-cualquier-tema/307902/ Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/ricardo-lagos-lo-me-preocupa-lo-veo-hoy-disenso-cualquier-tema/307902/
  9. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/342107-fin-al-cae-proyectan-que-deficit-por-nuevo-cae-llegaria-a-35-mil-millones-anuales/ 02 Agosto 2018 Invitan a deudores del CAE a dar testimonios para integrarlos a informe parlamentario Comisión investigadora lanzó una campaña para que los estudiantes den a conocer el "agobio" y el "abuso" sufrido. Se estableció un plazo hasta el próximo 10 de septiembre. La comisión investigadora del CAE lanzó esta campaña. https://twitter.com/CamaraDiputados/status/1025055902284611586?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1025055902284611586&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.cooperativa.cl%2Fnoticias%2Fpais%2Fpolitica%2Fcamara-de-diputados%2Finvitan-a-deudores-del-cae-a-dar-testimonios-para-integrarlos-a-informe%2F2018-08-02%2F170224.html La comisión investigadora sobre la implementación de la ley que creó el Crédito con Aval del Estado (CAE) lanzó una campaña para recoger testimonios de estudiantes endeudados y afectados por cláusulas abusivas. Esta iniciativa fue acordada en forma unánime por el grupo parlamentario que preside la diputada Camila Rojas, del movimiento Izquierda Autónoma. "Quienes tengan testimonios por haber tenido estos créditos, ya sea el crédito con aval del Estado, el crédito Corfo, el Fondo Solidario, nos puedan hacer llegar sus testimonios de agobio, de abuso, de manera que los podamos incorporar en el informe final de la comisión y que puedan ser considerados para que en futuras políticas públicas los errores que se hayan cometido en estos créditos no se vuelvan a cometer", dijo la parlamentaria. Los interesados en entregar su testimonio a la comisión podrán hacerlo por escrito, en una extensión máxima de una carilla, en la que además deben identificarse con nombre y RUT para relatar su caso. Deben enviar su testimonio a [email protected] hasta el 10 de septiembre. Cá[email protected] [FOTOS] ¿Te endeudaste por estudiar? La Comisión Investigadora del CAE recibirá hasta el 10 de septiembre testimonios sobre deudas universitarias en Corfo, CAE o Fondo Solidario. Escríbenos a [email protected] Más fotos https://bit.ly/2tkCLsg 17:58 - 2 ago. 2018 Fuente: https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/politica/camara-de-diputados/invitan-a-deudores-del-cae-a-dar-testimonios-para-integrarlos-a-informe/2018-08-02/170224.html
  10. 12 Agosto 2018 Ricardo Lagos es trasladado a la Clínica Alemana tras accidente doméstico El ex mandatario se encuentra en el recinto estable y fuera de peligro. Según radio Biobío, habría sufrido un TEC cerrado y estaría siendo evaluado en el centro asistencial. Esta tarde, el ex presidente Ricardo Lagos fue hospitalizado en la Clínica Alemana tras sufrir un accidente doméstico. Según informó radio Biobío, el ex mandatario tuvo una caída, que le habría provocado un TEC cerrado. Lagos Escobar está estable y fuera de peligro, aunque continuará siendo monitoreado en el centro asistencial. La Clínica Alemana informó que entregará en las próximas horas un comunicado sobre la situación de Lagos. Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/ricardo-lagos-trasladado-la-clinica-alemana-tras-accidente-domestico/279530/
  11. 28 Julio 2018 Columna de Ricardo Lagos Escobar: Derechos de los pequeños grandes chilenos Al celebrar el Día del Niño, demandamos que el Estado asuma su deber de respetar los derechos de estos pequeños grandes seres humanos mediante garantias explícitas. No hacerlo nos expone a las consecuencias posteriores, cuando muchas veces ya es demasiado tarde porque el daño ya está hecho. En democracia, la gran conquista ha sido establecer que los seres humanos, hombres y mujeres, tienen derechos que el Estado y la sociedad deben garantizar. Estos derechos comienzan con el niño cuando nace o, a veces antes, cuando está en el vientre materno y es necesario velar por la alimentación y salud de la madre. Los derechos acompañan luego a la persona durante su infancia, adolescencia y vida adulta. Pero, ¿qué significa que el Estado garantice los derechos de la infancia? En primer lugar, que debe promover y vigilar que éstos sean ejercidos, sin discriminar según el lugar en el que los niños nacen, quiénes son sus padres o dónde viven. Para garantizar que todos los niños tengan iguales oportunidades, el Estado debe implementar políticas públicas que aseguren que los recursos y apoyos necesarios lleguen a aquellos lugares donde hay más carencias. El Estado debe, entonces, garantizar que allí donde hay menos recursos, los niños tengan las mismas oportunidades que en el resto del país. Especial responsabilidad tiene el Estado hacia los niños sin padres, o que han sido abandonados por ellos, en cuyos casos existe una institucionalidad que debe hacerse cargo. Sin embargo, las inaceptables situaciones que hemos conocido respecto del Servicio Nacional de Menores nos indican que el Estado no ha estado a la altura de su obligación para con esos niños, ni ha garantizado sus derechos. Es importante que cada gobierno asuma su responsabilidad en esta tarea y haga su aporte. Hemos visto avances: el gobierno de la Presidenta Bachelet creó la Subsecretaría de la Niñez y el del Presidente Piñera una Comisión de la Infancia. Esta última reafirmó la responsbilidad del Estado en tres ámbitos de protección. Primero, cómo proteger en general estos derechos para el desarrollo integral de todos los niños, asegurando anticipadamente que tendrán el debido trato; segundo, cómo implementar medidas adicionales de protección para aquellos en situación de riesgo, resguardando un tratamiento especial para que puedan desarrollar sus capacidades; y, finalmente, cómo proteger y recuperar a aquellos niños cuyos derechos ya han sido vulnerados, es decir, donde el Estado ha fallado en su obligación de garantizarlos. Establecer derechos a nivel constitucional implica una obligación estatal para que éstos se respeten y ejecuten. Es importante que la sociedad así lo entienda y asuma, especialmente en relación a los niños, que no pueden salir a la calle a protestar, a diferencia de otros sectores que se levantan y exigen cuando ven sus derechos vulnerados. Para poder responder, es indispensable que la institucionalidad jurídica del Estado, a través de la Subsecretaría de la Niñez, de la Junta de Auxilio Escolar y Becas, y de las distintas instancias de educación, entiendan y subsanen también las desigualdades a las cuales se expone a los niños en su vida diaria, como la falta de parques, canchas deportivas, desarrollo y acceso al arte, etc. Comparado con sus vecinos latinoamericanos, Chile tiene buenos indicadores. Destacamos en mortalidad infantil –la mas baja del continente–, en esperanza de vida de niños al nacer, en sus capacidades de alimentación, en cobertura en educación pre-básica, y en educación básica y media, donde tenemos los mejores indicadores del continente. Pero queda mucho por hacer. Al celebrar el Día del Niño, demandamos que el Estado asuma su deber de respetar los derechos de estos pequeños grandes seres humanos mediante garantias explícitas. No hacerlo nos expone a las consecuencias posteriores, cuando muchas veces ya es demasiado tarde porque el daño ya está hecho. Los niños, precisamente porque son niños, son personas que no pueden exigir por si mismos sus derechos. Por ello, la sociedad en su conjunto debe estar alerta y verificar que se respeten. La Convención de los Derechos del Niño, que Chile suscribió hace 28 años, está plenamente vigente. Debemos estar a la altura de ese compromiso. Ricardo Lagos Escobar es expresidente de la República Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/columna-de-ricardo-lagos-escobar-derechos-de-los-pequenos-grandes-chilenos/261431/
  12. 15 Mayo 2018 Comisión sobre el CAE pedirá testimonio de expresidente Lagos vía oficio Intancia fijó ayer el cronograma de trabajo y la citación de varias autoridades, entre ellos el ministro de Educación, Gerardo Varela; el contralor general, Jorge Bermúdez; y los exministros Sergio Bitar, Nicolás Eyzaguirre y Pilar Armanet. El expresidente Ricardo Lagos es uno de los nombres a quien la comisión investigadora de la Cámara sobre el Crédito con Aval del Estado (CAE) solicitará su testimonio. Así se determinó ayer en la instancia -presidida por la diputada Camila Rojas (IA)-, tras concordarse que se invitaría a declarar a autoridades del ámbito administrativo y político. Entre las autoridades que fueron citadas o invitadas a la comisión también figura el actual ministro de educación, Gerardo Varela; el contralor general de la República, Jorge Bermúdez; el exministro de Educación Sergio Bitar, el exministro de Hacienda Nicolás Eyzaguirre y la exministra Pilar Armanet. Según se señaló, la comisión tendrá por objeto “investigar los actos del gobierno vinculados a la implementación de la Ley N° 20.027, que crea el Crédito con Aval del Estado y, en general, de la legislación relativa al sistema de créditos para el financiamiento de la educación superior”. Luego de la fecha de constitución de la comisión, que se estableció el miércoles 9 de mayo pasado, se contemplan 60 días hábiles que culminan el viernes 20 de julio de 2018, día en que comienza el plazo para votar las conclusiones, que concluye el 6 de agosto. Cabe recordar que la instancia fue impulsada por parlamentarios del Frente Amplio y fue aprobada de forma unánime el pasado 18 de abril. En un principio desde el PPD manifestaron su molestia por el impulso de la instancia que se hizo en alianza con diputados de Chile Vamos, aunque finalmente se sumaron. Fuente: http://www.latercera.com/politica/noticia/comision-cae-pedira-testimonio-expresidente-lagos-via-oficio/165331/
  13. 06 Mayo 2018 Ricardo Lagos, exPresidente: “Algunos añoran lo que se construyó con Pinochet y otros quieren volver a las utopías de los 60 o 70” En esta entrevista con La Tercera, el exmandatario aborda el complejo momento que viven las democracias. A su juicio, el orden global “se está desmoronando”. De entrada, Ricardo Lagos lanza una advertencia: “Se está desmoronando un mundo que se creó después de la Segunda Guerra Mundial. Hay un sistema democrático que no está satisfaciendo las demandas”. Siempre interesado en los temas de alcance global, el expresidente (2000-2006) no se detiene. Como muestra de aquello, esta semana participó en una reunión con Mario Vargas Llosa, recibió al dirigente español Albert Rivera en la oficina de la Fundación Democracia y Desarrollo, y además tiene dos viajes programados, a México y Estados Unidos. También se dio tiempo para asistir al velatorio de Max Berrú, fundador de Inti-Illimani. Lagos, a sus 80 años, cultiva a diario su estatura de estadista -así lo han calificado sus amigos y enemigos- no solo con reuniones con líderes planetarios, sino que también está al día con lo que se ve (encontró excelente La hora más oscura, el filme sobre Winston Churchill) y lo que se lee (acaba de terminar La patria de cristal de Elizabeth Subercaseux y le interesa La llamada de la tribu, la última obra de Vargas Llosa). En esta entrevista con La Tercera, Ricardo Lagos Escobar habla sobre los desafíos inmediatos en América Latina, el encarcelamiento de Lula, el liberalismo, el populismo, la derecha y la izquierda, de Donald Trump, China y Kim Jong-un. “La democracia está en peligro. Como el sistema democrático no está satisfaciendo las demandas, entonces la gente corre a abrazar propuestas populistas, de uno u otro signo”, alerta. Para que surgiera este tipo de populismo tuvo que generarse una ventana que posibilitó eso. ¿En qué falló entonces el sistema democrático? Se puede ver con nitidez tanto en Estados Unidos como en Europa. El mundo globalizado es el mundo del futuro. La globalización está aquí para quedarse, pero la globalización produce, en el norte más desarrollado y en el sur menos desarrollado, ganadores y perdedores. Se pensó que el mercado resuelve todo. El primer campanazo fue la crisis de 2008, pero cuando se vino abajo el modelito, todo el mundo fue corriendo a preguntar qué piensa Bush, Obama, Sarkozy, Gordon Brown y la señora Merkel. La respuesta debió ser política. ¿Esto se plasmó con el triunfo de Donald Trump en 2016? Al final se termina con el que fue el elemento central en la construcción del mundo de posguerra, como Estados Unidos, que elige un Presidente que lo que quiere es destruir lo que era la esencia de la política exterior de Estados Unidos. Su teoría de America first echa por el suelo todo. Entonces hoy lo que se tiene es el surgimiento del orden mundial crudo, del poder de cada país. Cada uno está en America first. ¿Qué significa esto? Que Estados Unidos es lo que es y que China emerge con su nueva potencialidad económica con el Presidente Xi Jinping. Y ya se ve en el horizonte cómo emerge India. Entonces los grandes jugadores en el escenario del poder son India, China y Estados Unidos. Y por allá Putin que juega su propio juego. Pese a todo, ¿le sorprende lo que ha hecho Trump respecto de Corea del Norte, que puso fin a su programa nuclear, dialoga con Surcorea y pronto con el Presidente de EE.UU.? Bueno, lo de Corea del Norte es el establecimiento del precedente más notable del ‘yo quiero que me respeten’. Entonces, la única forma del ‘quiero que me respeten’ es tener armas nucleares y amenazar. Lo que parecía una teoría lejana, la definición de Kim (Jong-un) que hizo en marzo de 2013 en cuanto al doble desarrollo, nuclear y económico, en el fondo lo que está detrás es que si tú no tienes poder nuclear capaz que te derroquen, como lo que le pasó a Saddam Hussein en Irak o al señor Muammar Gaddafi en Libia. Usted mencionaba el caso de China como potencia. ¿Qué le parece la reciente medida del Partido Comunista Chino para que Xi tenga un poder ilimitado en cuanto a mandatos presidenciales? ¿Eso de alguna manera podría ser el modelo para algunos? Yo diría lo siguiente. Lo que están diciendo ellos es que tienen su propio sistema, su propio modelo. Un modelo de inspiración socialista, pero enriquecido de miles de años de experiencia. Ellos tienen esa forma y Occidente tiene otra, y nosotros la respetamos. Usted planteaba que el orden mundial estaba en riesgo. ¿Hay líderes capaces de asumir el desafío? Se está desmoronando, más bien. No deja de ser notable que cuando Trump dice America first y va a la guerra comercial y al proteccionismo, bueno, aparece Xi en Davos siendo ahora el campeón del libre comercio. Es decir, el espacio que usted deja lo lleno, con toda legitimidad por supuesto. Macron hizo una visita a Estados Unidos, trató de establecer una relación, pero él mismo reconoció que no convenció a Trump en lo que quería convencerlo. En ese contexto, pero en América Latina, en los últimos años la izquierda ha perdido elección tras elección. ¿Falló en no cumplir las expectativas de más justicia social? No. Yo diría que la izquierda, en Europa, para ser bien concreto, falló para enfrentar el 2008. Porque ahí (ante la crisis económica) la respuesta era política, y no como algunos dirigentes que estaban en el poder dijeron si tomo tal o cual medida los mercados no la van a entender. Cuando escuché eso pensé que era un grave error. La política está para ordenar los mercados, los mercados son un instrumento útil y esencial en un sistema económico moderno, pero el cómo y el cuándo manda el mercado y el cómo y cuándo manda la política, eso lo decide el ciudadano. Y como ciudadanos somos todos iguales, mientras que en el mercado algunos son más importantes que otros, dependiendo del tamaño del bolsillo. ¿Y en América Latina? Acá lo que ha habido es una insatisfacción. América Latina dio un tremendo salto para derrotar a la pobreza. El problema es que los que ayer eran pobres y ahora no lo son, primero, sienten que ellos se pusieron de pie y que no le deben nada a nadie; segundo, sienten incertidumbre porque el dejar la pobreza no quiere decir que podrían volver a ser pobres. Y más importante, hoy en el presente, piensan: ‘Mi hijo por primera vez puede llegar a la universidad. ¿Pero hay que pagar? Pero si yo no puedo pagar. Qué sociedad es esta, que me discrimina porque no tengo plata para algo tan elemental, para la educación’. ¿Por qué entonces el votante que salió de la pobreza en el ciclo de la izquierda en la región luego termina votando por una alternativa de centroderecha? Porque el presente no le es satisfactorio. Cuando tienes un 40% de pobres, está claro que tu problema es la pobreza, ¿verdad? Pero cuando redujiste los pobres a 10% -aunque no se trata de andar contando a los pobres- quiere decir que ahora hay un 30% que no quiere volver atrás, pero tiene otras demandas. ¿Usted coincide en que la región ha dado un giro a la centroderecha o se trata de un cambio normal? Los ciclos son normales en una democracia. El tema es otro. Es (distinguir) cuáles son las demandas. Una vez le escuché una frase a Felipe González, que dijo: ‘No nos dimos cuenta de que porque tuvimos éxito en nuestras políticas cambiamos a España. Y si cambiamos a España tuvimos que cambiar la agenda de lo que hay que hacer’. Entonces, claro, si a mí me tocó gobernar con un país de ocho mil o nueve mil dólares por habitante y ahora tenemos 25 mil, oiga, no me diga que lo que podía hacer ahí y lo que podría hacer hoy, por favor… ¿Se puede atribuir únicamente al fin del ciclo de los gobiernos de izquierda el término del superciclo de las materias primas? Depende del país. En Chile, claro, el precio del cobre es muy importante. Entonces yo a usted le puedo decir que yo lo que ocupé de Codelco en seis años, algunos sucesores míos lo sacaron en un año y medio. Claro, el precio del cobre llegó a estar en 60 centavos y ahora cuando está debajo de los tres dólares decimos que está muy mal ¿Se da cuenta? Pero lo que quiero indicar es que esa es una causa, pero lo más importante es que ahora usted tiene que adaptarse a esta nueva realidad. Ahí está entonces la falla, la incapacidad de hacerlo o, si usted quiere, el no entender lo mucho que se avanzó y que implica ahora tener una agenda distinta. Creo que el gran debate hoy es cuáles serán los caminos para reconstruir un sistema más justo, en una sociedad en la que algunos ganan mucho pero hay otros que quedan estancados o caen. Ante la irrupción del liberalismo, ¿la izquierda está capacitada para abrazar esa bandera? Bueno, hay muchos liberales, pero hubo una época en Chile, a comienzos del siglo XX, en que hubo una amplia familia liberal. Muchos dirán que hoy hay un liberalismo socialista, pero claro… Hay otros que dicen: ‘soy orgulloso de ser socialista… y de ser tan liberal’. Pero creo que lo que hay es una forma distinta de aproximación a los temas y de eso no hay una claridad hoy. Mire usted los ejes clásicos izquierda y derecha. ¿Ahora cuál es la diferencia? Hay que preguntarse: ¿está usted consciente de que la globalización tiene ganadores y perdedores? Si eso es así, ¿usted está disponible para actuar y tener políticas para los perdedores? Es decir, ¿hay una nebulosa hoy entre derecha e izquierda? ¿Eso quiere decir? Lo que quiero decir es que las diferencias apuntan a algo que no es lo clásico de ayer. Lo clásico de ayer es la clase obrera, la mayoría, por tanto la sociedad se construía sobre la base de esa clase trabajadora y sus necesidades. Pero esa clase obrera y sus necesidades hoy -no me gustaría usar la expresión es una clase en extinción-, claramente, con las nuevas tecnologías, el ajuste que se va a producir en el mundo laboral obliga a otras propuestas. ¿El mundo ya no se dividirá en izquierda y derecha? No. Siempre en el mundo habrá alguien que esté contento con el statu quo, a los que les va bien están cómodos; otros estiman que no están cómodos y quieren cambiar. Si usted mira cualquier sociedad y observa esa sociedad, no obstante la riqueza que haya acumulado, va a concluir que se puede mejorar. Esas son las fuerzas del progreso; los otros, del statu quo, están contentos. Esa es la diferencia verdadera entre izquierdas y derechas. La derecha es más el statu quo, la izquierda es más (movimiento). Es inevitable, es parte del ser humano. El movimiento… Mario Vargas Llosa dijo en una entrevista con La Tercera que durante su gobierno la “izquierda era civilizada y democrática”, pero que “esa corriente no se ha seguido expandiendo”. ¿Coincide? Creo que efectivamente, como en toda tribu, para usar la expresión de Vargas Llosa -yo una vez hace mucho hablé de tribu para referirme a los míos y se ofendieron-, simpatizo con el título del libro de Vargas Llosa, en el que él reconoce que al final de su recorrido por la vida, con gran honestidad intelectual, terminó en la tribu del liberalismo. Cuando él habla referido a la derecha, que está contento con la derecha que se ha consolidado, que, en fin, corta los amarres con la dictadura de Pinochet, yo diría que efectivamente, como en todo, así como algunos quieren estar amarrados y añoran lo que se construyó con Pinochet, otros quieren también volver un poco a las utopías de los años 60 o 70. ¿Ambos están equivocados, según usted? En mi opinión, por cierto. Porque no dan cuenta de que lo que pasó en los años 60 es un mundo que no tiene nada que ver con el actual. Es un mundo donde tenías a un Chile absolutamente cerrado al exterior, porque no teníamos cómo importar. Teníamos que sustituir importaciones. Es un mundo donde había ingresos muy modestos. Claro, ahora estamos más ostentosos. Yo vi niños en mi escuela que iban a pie pelado. ¿El populismo y la corrupción son los grandes males y peligros de la democracia? Bueno, claro. No es nueva la relación entre dinero y poder. La democracia te obliga a concursar. Ahora la democracia está en peligro porque en la última elección en Estados Unidos se pudieron dirigir a 80 millones de personas porque (gracias a Facebook) sabían lo que pensaban y pudieron hacer una campaña dirigida, distinta. Pero volvamos a la pregunta. El dinero siempre ha incidido en la política. Porque si tienes que concursar ante la opinión pública… ¿El demagogo qué es? Aquel que anda ofreciendo lo que quieres escuchar o recibir y te dice vote por mí y yo a cambio le doy tal cosa. ¿Cómo se previene eso? Aquel que está en el poder de la riqueza desea mantenerla y va a querer incidir en el resultado de una elección, es humano. Y ahí viene la distinción entre empresa y persona. El que tiene derecho a dar recursos es el ciudadano. El ciudadano es el que piensa, la empresa no. Y cuando surgió el MOP Gate y se tomaron las primeras medidas sobre este tema, yo dije ‘aquí hay que ir al financiamiento público de las campañas’. ¿Y qué pidió la derecha? ‘Ah sí, pero con una exigencia, que las empresas puedan dar plata’. Yo dije que ‘no, por ningún motivo’, porque ¿cuál es el color político de una empresa? No, la política es de los ciudadanos de carne y hueso, la empresa no. ¿Por qué aprobamos que la empresa sí? Porque de lo contrario no había plata pública. Pasaron 10 años, con los Penta de por medio, y ahora nadie discute que las empresas no pueden dar plata. Pero la primera reacción fue no, no y no. ¿Qué faltaría para mejorar en este aspecto? ¿Qué faltaría? Bueno, las cosas obvias. Los financiamientos tienen que comenzar antes. ¿Qué faltaría? Un mayor control de los recursos públicos. Un mayor control sobre los que hacen estas definiciones, que es el Parlamento, y cuál es la relación entre ética y política y el Parlamento, que es muy importante. ¿Qué faltaría? Cuando se planteó la necesidad de un seguro de desempleo en mi gobierno me dijeron ‘con una condición: lo administran los privados’. ‘Cómo se les ocurre’, les dije yo. Me parecía obvio que el seguro de desempleo lo administrara el Estado. Es tan obvia la relación entre dinero y política. Al menos, hasta ahora eso sí, no han surgido cuestionamientos en Chile respecto de la transparencia de los procesos electorales; a diferencia de Venezuela, que llevará a cabo elecciones presidenciales el 20 de mayo. ¿Ese proceso podrá ser legítimo? No, eso es una farsa. Pretender un proceso electoral en donde la inmensa mayoría de los líderes no puede participar, en donde han inventado que si los partidos políticos no hacen tal o cual cosa no valen, es una farsa. ¿El voto electrónico en Venezuela facilita el fraude? Sí. Es decir, depende de cómo sea el voto electrónico. Durante años los dirigentes de la oposición venezolana han apelado a la figura de la Concertación chilena como una fórmula para unirse en su oposición a Hugo Chávez primero y a Nicolás Maduro después, pero la oposición no ha logrado su objetivo. ¿Por qué? Es tan difícil dar consejos. Conozco a toda la dirigencia opositora y me considero amigo de ellos. Por aquí por esta oficina han pasado casi todos. Con otros tengo contacto por WhatsApp casi cotidiano. Cuando pasó por acá la señora de Leopoldo López, yo le regalé algunos libros míos. Ella me dijo que el libro Así lo vivimos (2013) se le permitió que lo leyera (en la cárcel) y lo tenía de cabecera. Bueno, nosotros (en Chile) también tuvimos discusiones en su momento sobre cuál era el camino más adecuado. Una dificultad muy grande es que no ha habido modalidades muy grandes para que ellos resuelvan. Pero efectivamente es fácil desde afuera decir ‘mire, la oposición debería actuar con mayor convergencia y voluntad… pero…’. Cuando en abril enviaron a Lula da Silva a la cárcel usted salió de inmediato a criticar esa medida y a defender al expresidente brasileño. Otras voces que comparten su visión política alabaron el encarcelamiento. ¿Es injusta la cárcel para Lula? ¿No se ha cumplido el orden jurídico en cuanto a pruebas? Cada uno tiene su opinión, pero me parece que la decisión se tomó habiendo recursos pendientes. Dicho sea de paso, la norma que se está aplicando en el caso de Lula, en cuanto a que los que están acusados no pueden ser candidatos, es una norma del gobierno de Lula. (La defensa) la hice por una profunda convicción de la persona, del personaje. Una vez le pregunté a Lula sobre qué haría cuando dejara de ser presidente. Me dijo: ‘lo tengo muy claro, me voy a ir a tomar unas cervezas con mis compañeros del sindicato en Sao Paulo y espero que me sigan tratando de compañero’. Me pareció una definición bonita de lo que él era, de lo que es. No soy ingenuo. Lo que ocurría con el Lava Jato y todo aquello era algo que venía del sistema político brasileño desde hace mucho tiempo. Puede acusársele de no haberlo enfrentado, pero no creo en su enriquecimiento personal. No me coincide con el personaje. En su defensa, Lula ha dicho que le están pasando la cuenta por haber sacado a 30 millones de brasileños de la pobreza y que esos mismos poderes temen que vuelva a ganar en octubre. Bueno, esas son frases que son propias de la lucha política. Simplemente me quedo con la anterior, con la persona de Lula. No olvidemos que con Dilma Rousseff se hizo algo parecido. Se le acusó de algo que hacían todos los gobiernos. No es que se echara la plata al bolsillo. ¿Fue justo o fue legal? “Allende era un demócrata” Una elección clave de este año tendrá lugar en México el próximo 1 de julio. Andrés Manuel López Obrador (AMLO) encabeza las encuestas, seguido de Ricardo Anaya (coalición derecha-izquierda). Hace unas semanas usted recibió a Anaya aquí en Santiago. ¿Cómo observa el proceso electoral mexicano? Bueno, por acá pasan muchos (políticos). Mi política es que todo dirigente democrático, sea o no de mi tribu, lo recibo como expresidente. Tuvimos una conversación con Anaya, que me expresó que ellos quieren hacer la Concertación de Chile. ‘Eso queremos hacer nosotros’, me dijo. Él es de centroderecha, según me dijo, pero lo está apoyando el PRD, partido de izquierda (donde militó AMLO). México, no solo por su tamaño, es muy significativo e importante. Nosotros les vendemos más a ellos de lo que ellos nos compran a nosotros. Es esencial para la política exterior de Chile tener un entendimiento con México. ¿A usted le parece que AMLO es más chavista y populista? Qué le puedo decir. Si le pregunto a mi amigo Héctor Aguilar Camín, él no cree que AMLO si es elegido va a tener una política más pragmática, piensa que él se quedó en 1983. Otros, sin embargo, dicen que una vez con la responsabilidad del cargo se dará cuenta de que no es posible y actuará en consecuencia. Yo quisiera creer que López Obrador, si es elegido presidente, va a entender que hay ciertas cosas que no son ni de izquierda ni de derecha. (Deberá tener) una política económica sólida, una macroeconomía equilibrada, con un balance estructural adecuado; son cosas que ya hemos aprendido. Y son cosas que cuando usted se aparta de ellas, después las paga muy caro. Eso es lo que uno esperaría. Porque de lo contrario, qué sentido tendría terminar como Venezuela. Creo que en eso hay mucho que aprender de líderes del pasado, en su consecuencia. ¿Como quiénes? Allende era un demócrata: funcionaba el Poder Legislativo, el Judicial, la prensa no fue nunca tocada, pero claro, hubo un manejo económico que no fue el mejor y, por lo tanto, eso tuvo un costo al final. Una vez Raúl Alfonsín, que todos consideran el padre de la democracia restaurada en Argentina, me dijo que su mayor error fue que no se preocupó de la economía. Y tuvo que terminar su mandato cinco meses antes. Entonces lo que estoy diciendo son cosas muy elementales. Fuente: http://www.latercera.com/nacional/noticia/ricardo-lagos-expresidente-anoran-lo-se-construyo-pinochet-otros-quieren-volver-las-utopias-los-60-70/155015/
  14. Historia de topic acá http://foros.fotech.cl/topic/331635-partido-por-la-democracia-dirigentes-del-ppd-piden-a-lagos-asumir-rol-en-debate-doctrinario/ 03 Marzo 2018 Ricardo Lagos Weber: “No sé cuán madurada fue la decisión de la Nueva Mayoría de embarcarnos en el proyecto en que nos embarcamos” El senador PPD aborda cómo afectaron los “matices” al bloque y propone una “coordinación” de la centroizquierda que implique alianzas electorales y de más largo aliento. Será, dicen en su sector, una de las figuras claves de la futura oposición. Ad portas del cambio de mando, el senador Ricardo Lagos Weber (PPD) hace un duro diagnóstico de los errores de la Nueva Mayoría y aboga por una “alianza más allá de lo electoral” con sectores como el Frente Amplio. El PPD tuvo un golpe electoral importante. ¿Cuáles fueron las causas? El cambio de sistema electoral por una parte. Influyó también que hoy hay una mayor oferta política y espacios comunes que se topan con otras propuestas. A nivel de diputados, el PPD tuvo un mal resultado, eso no tiene dos lecturas; a nivel senatorial, por contraste, somos la principal fuerza política junto con el PS. Entonces, tiene de dulce y agraz. Creo que el partido sí requiere hacerse un planteamiento de su identidad, su domicilio político, y a partir de ahí ver su estructura de alianzas. Ese proceso lo estamos iniciando. No puedo garantizar que el resultado sea óptimo, no quiero sonar negativo. ¿Por qué no puede garantizarlo? Va a depender de cómo se dé ese debate, y tengo la impresión de que a partir de lo que ocurrió en el consejo nacional no va a ser un debate fácil, porque me pareció que había poca autocrítica, y si no partes por una autocrítica, difícilmente vas a hacer un diagnóstico adecuado que te permita resolverlo. Sí valoro que iniciáramos el proceso. Algunos han planteado que una oferta más “atractiva” del Frente Amplio perjudicó al PPD. ¿Usted lo cree? Sí y no. El PPD tuvo en su minuto propuestas muy contestatarias para el conservadurismo que tenía Chile. Hoy no hay ninguna candidatura presidencial que no hable del tema del medioambiente, de temas valóricos, que no se plantee el tema de la interrupción del embarazo, de la eutanasia, y todos son temas que hemos abordado en el PPD. Hoy son patrimonio de todos, no de un partido. Pero este no es un tema del PPD, que tuvo un resultado malo en diputados. Decir que al PPD le fue mal y a los otros les fue bien es bien curioso, porque entiendo que el gobierno lo perdimos todos y todos los partidos bajaron su votación. Yo quiero escuchar lo que me dicen los chilenos, conversar con otras fuerzas progresistas y también con gente de derecha para tratar de entender qué nos dijeron los chilenos. ¿Nos dijeron que les gustaba la gratuidad? Parece que sí, por eso Piñera cambió de caballo en la segunda vuelta. Pero tal vez hay otras cosas que no estamos abordando cómo corresponde. No creo que sea solo un tema de gestión. De que hubo un tema de gestión severo del gobierno, lo hubo. Tenemos que plantearnos qué es ser de izquierda hoy día. ¿El PPD perdió su diversidad, esa de antaño que incluía a María Maluenda y a Armando Jaramillo, como señalan ciertos dirigentes? Sí, el PPD creo que se fue achicando en materia de sus miradas, en esa capacidad de diversidad, y eso ha ido alejando personas del partido. ¿Por qué se redujo? Creo que ciertas miradas han tenido una mayor prevalencia a la hora de definir las estructuras de poder interno en el partido. ¿La mirada de Guido Girardi? Es que otros dirán que Girardi ha hecho un muy buen trabajo en el partido, y tiene una muy buena ascendencia sobre cierta militancia. Entonces, no creo que se traduzca en que el tema es Girardi, sería muy injusto. Él, como una figura preponderante, ciertamente ha tenido responsabilidades, pero no podría decir que el problema del partido es una persona, porque eso sería tirar la pelota para el córner. Siento que la pregunta como partidos de la Nueva Mayoría es por qué no fuimos capaces de proponer una oferta presidencial que no fuera de un independiente, con todo el esfuerzo que le puso Alejandro Guillier, pero es bien curioso que una coalición que nace con un gobierno de marcado tinte progresista y reformador, con una mayoría parlamentaria, termine su primera y única experiencia entregando la banda a la derecha, con la coalición desmembrada, con profundas diferencias y sin haber sido capaces de poner un representante que interpretara lo que se suponía que habíamos hecho y queríamos proyectar. ¿No se entendió el proyecto de la Nueva Mayoría, que se vio incómoda entre el PC y la DC? Voy a dar un paso hacia atrás en lo que voy a decir porque la idea es que no me saquen de contexto. Para hacer cambios estructurales requieres mayoría, y para eso requieres sumar. Y para eso se constituyó la Nueva Mayoría y amplió la Concertación del punto de vista político. Y eso estuvo asociado a una popularidad de la Presidenta Bachelet. Yo no sé cuán madurada fue la decisión por todos los miembros de la Nueva Mayoría de embarcarnos en el proyecto en que nos embarcamos. Cuando veo algunos ex presidentes de partido que dicen no leímos el programa o no pensamos que se iba a aplicar en serio… Surgieron matices, para mi sorpresa, visiones de decir “no, si el programa no era en serio, era como por si acaso”. Eso no es correcto. Al final, todo lo logramos, pero con tantas dificultades y matices entre nosotros que lo que terminamos aprobando ya venía con esa sensación de que todo lo que hicimos fue un parto difícil. Y ahora como oposición, ¿cuál es la alianza natural del PPD? ¿Se puede ser oposición sin coalición? Bajo el supuesto de que la NM como la conocemos deja de existir (…) siento que vamos a tener un periodo en que vamos a trabajar tema a tema. ¿Alianza natural? La respuesta corta es yo voy a trabajar con las fuerza de centroizquierda, como oposición si tú me dices, pero aspiro a ser gobierno, porque desde el gobierno uno fija políticas públicas, y para eso tenemos que sumar. Si eso se traduce en una coalición o no, no lo sé. Oposiciones creo que vamos a ser varias. Está el Frente Amplio, con sus diferencias al interior, y en ese esquema ojalá tengamos la madurez política, me incluyo, de poder ponernos de acuerdo en temas bien fundamentales, sin apurar ningún tranco, e ir construyendo las confianzas para tener una mirada común al mediano plazo. Estamos hablando tres o cuatro años. Ya para bajar al mundo real, vamos a tener elecciones municipales y de gobernadores regionales en 2020, yo creo que eso es un elemento a considerar a la hora de ir generando confianzas hacia ese escenario, porque a tres bandas, que no es lo mismo que tres tercios, puede haber dos bandas chicas y una más grande, y la más grande se lleva todo. ¿Qué significa eso? Conversar proyecto a proyecto, porque aquí nosotros no vamos a estar dibujados, el gobierno nos va a bombardear a proyectos. La derecha no viene a gobernar por cuatro años, viene por 8 o por 10 años, por largo, y por eso es que van a ser juiciosos y vamos a tener que ser coordinados e inteligentes en la oposición para dar una respuesta ojalá lo más amplia y común posible. ¿Cuánto se arriesga sin esa coordinación? En la Nueva Mayoría ya han señalado que sin alianza con el FA desaparecen en la municipal. Lo mínimo es un acuerdo electoral para enfrentar una elección, y eso yo creo que se va a trabajar, pero estoy tratando de ir más allá de un acuerdo electoral. Porque yo puedo llegar a un acuerdo electoral: mire, nos omitimos en tal comuna o nos damos apoyo recíproco, que es otro grado de entendimiento, pero uno está en política para hacer cambios, y para eso requiero influir. Y eso se hace desde los gobiernos generalmente, no de la oposición. Y para hacer gobierno requiero una mayoría, y hoy como está la actual estructura no me da, ni a mí ni al Frente Amplio. Le da a la derecha. Entonces, creo que tengo que darme la oportunidad de llegar a entendimientos con todo el amplio mundo de la centroizquierda (…). Lo que sí me queda claro es que con el sistema político que tenemos acá se requieren coaliciones, y para tener coaliciones no basta un acuerdo electoral. ¿Cómo se van a parar en ese rol opositor? Me imagino que como oposición haremos un esfuerzo para ver si toda la oposición puede acordar ciertos temas (…). Cuando lleguen las propuestas del gobierno, también en lo que será una oposición muy diversa van a generar tensiones, y la forma en que abordemos como oposición en conjunto las propuestas de la agenda legislativa nos va a ir marcando qué capacidad de entendimiento vamos a tener para los desafíos futuros: llámese para algunos acuerdos electorales y para otros, que es lo que yo aspiro, tener entendimientos más amplios, profundos. Volviendo al PPD. Un documento en que participó Gonzalo Navarrete señalaba que el partido se convirtió en el símbolo de la corrupción. ¿Qué piensa de eso? Decir que el PPD se transformó en el símbolo de la corrupción lo encuentro exagerado, pero lo puedo entender. Pueden cargarle la mano a quién quieran, ¿pero le cargan la mano por qué? ¿Porque te fue mal en diputados? ¿Porque no tienes pasado? No siento que sea el partido de la corrupción. ¿Por qué el PPD y no otro partido de la corrupción? ¿Y por qué hay un problema de marca? Siento que los partidos en general tienen problemas de marca. ¿Cuáles, la UDI? O sea, hablas de la ley de pesca y te dicen que es la ley Longueira, hablas de Soquimich y el PS, que no solamente boleteaban algunos a Soquimich, sino que además invertían en el PS a través de la mesa. Es la caricatura, no es que yo lo crea. Entonces, siento que no es un partido. Lo que sí sé es que un partido tiene que entender para qué está, qué quiero promover yo. ¿Y cuál es su proyecto para el PPD? Siento que el PPD tiene una oportunidad si se aboca, ciertamente, a los temas que conocemos, pero trata de colaborar en los temas que son importantes para el siglo XI: migraciones, cambio climático, sustentabilidad. ¿Le gustaría que haya competencia interna, que el presidente no esté vinculado al sector de Girardi, como aseguran algunos que ha pasado hasta ahora? Creo que es probable y sano que haya competencia en un partido. Ahora, para eso la gente tiene que querer competir. Siento que en el PPD el tema de la elección y de la nueva directiva va a ser muy difícil de explicarlo con un acuerdo. Mira las palabras que estoy usando, porque tal vez me las van a cobrar después. Pero creo que al cuadro de hoy va a ser difícil explicarlo por un acuerdo, salvo que ese acuerdo implique un cambio real en las estructuras de influencia al interior del partido. ¿Qué significa eso? De poder. Tú misma dijiste que había una mirada prevaleciente en el partido. ¿Sí o no? Lo que dice la mayoría del PPD es que en los últimos años ha estado representado el girardismo. Porque es mayoría. Yo le pregunto cuál es su opinión. Yo espero que haya competencia, y si no es competencia y se llega a un acuerdo de alguna naturaleza, ese acuerdo no va a tener éxito si no refleja un cambio genuino en los puntos tradicionales de poder del partido. ¿Cree que Heraldo Muñoz y Francisco Vidal son cartas de Girardi? Creo que a Heraldo, que es una persona sana y genuina, le hicieron un flaco favor al hacerle esa comida a menos de 24 horas de haber perdido la elección en una reunión de grupo. No fue bueno, no ayudó. Y en el caso de Vidal, a mí la verdad siempre me habría gustado verlo de candidato a elección popular en un cargo, más que designaciones a dedo. Dirigentes han pedido que usted sea el presidente. ¿Está disponible? Falta mucho para considerar eso todavía, hoy no. Hoy no está eso del punto de vista de abordar. Si empezamos con los nombres, es lo que hizo el PPD veinticuatro horas después de perder la elección presidencial: vamos a buscar a Heraldo Muñoz para que sea presidente y solucionamos los problemas. Mal. Como dicen los jóvenes, fail. Yo voy a ser responsable, le voy a dar la oportunidad al proceso, al debate. Por eso soy cuidadoso en esta entrevista de tratar de no generar anticuerpos. Fuente: http://www.latercera.com/politica/noticia/ricardo-lagos-weber-no-se-cuan-madurada-fue-la-decision-la-nueva-mayoria-embarcarnos-proyecto-nos-embarcamos/86017/
  15. 13 Marzo 2918 “¡Por favor, seamos serios!”: Ricardo Lagos rechaza dichos de Guillier sobre aspiración marítima boliviana “Compensación territorial (…) y con soberanía. Lo planteó Pinochet, lo hemos planteado todos”, dijo el senador al ser consultado por el caso. Dichos que causaron polémica y que también fueron comentados por el ex Mandatario. El ex Presidente Ricardo Lagos se reunió esta mañana con Julio Borges, ex presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, para abordar la crisis política y las próximas elecciones presidenciales que se realizarán en el país. A la salida del encuentro, Lagos fue consultado por temas contingentes como las polémicas declaraciones de Alejandro Guillier – quien planteó la opción de intercambiar mar con soberanía por territorio con soberanía. En entrevista con CNN Chile, el senador, quien viajará a La Haya durante los alegatos, sostuvo: “Compensación territorial (…) y con soberanía. Lo planteó Pinochet, lo hemos planteado todos”. Pese a que en un principio, Lagos dijo que “oportunamente opinaría sobre política interna”, terminó refiriéndose a los dichos del ex presidenciable de la Nueva Mayoría: “Pediría que la gente sobre estos temas fuera más cuidadosa, nada más”, sostuvo escuetamente. ¡Pero qué quiere que le diga, cuando a un señor empieza a decir que cambia territorio por no sé qué! … ¡Por favor seamos serios!, agregó Lagos. Cierre de Punta Peuco El ex Presidente también fue consultado por las críticas a Michelle Bachelet quien finalmente no cerró el penal. Sobre este tema, Lagos sólo se remitió a decir que “estuvo en el origen de todo esto”, recordando así que el ex Presidente era ministro de Obras Públicas de Eduardo Frei cuando se ordenó construir la cárcel y amenazó con renunciar al no compartir la idea de levantar una cárcel especial para los uniformados condenados por violaciones a los DD.HH. durante la dictadura militar. Y agregó que “no estaba dispuesto a hacer una cárcel de esa naturaleza porque se me dijo que si no habrían situaciones muy complejas y difíciles y yo en ese momento dije: ‘Ese es un juicio que tengo que hacer yo como ministro de Obras Públicas y como ministro no estoy de acuerdo con eso y no hay ningún peligro a la democracia chilena el que no se haga eso'” “Al final se optó porque fuera una ley del Parlamento y está muy bien”, relató Lagos. Consultado por la polémica que enfrenta el ex ministro de Justicia Jaime Camos, quien se habría negado a firmar el decreto que cerraba el Penal, según publicó La Tercera PM (lee la nota de La Tercera PM aquí), Lagos contestó:”Lo que yo he leído no apunta en esa dirección y él dice que no tuvo ningún decreto. No tengo más que opinar”. Fuente: http://www.latercera.com/politica/noticia/lagos-rechaza-dichos-guillier-demanda-boliviana-favor-seamos-serios/97855/
  16. 21 Agosto 2017 Protestas de trabajadores portuarios impiden foro sobre Patrimonio de Valparaíso La manifestación de unas cien personas obligó a cancelar el encuentro que reunía al alcalde Sharp y al ex Presidente Ricardo Lagos. En él se discutirían proyectos como el mall Barón y el Terminal 2. Un grupo de unos cien trabajadores portuarios se tomaron el edificio Cousiño de Valparaíso, lugar donde se desarrollaría un seminario sobre Patrimonio de la ciudad, y se analizarían proyectos polémicos para el puerto, como el mall Barón y Terminal 2. En este, además, se esperaba la participación del alcalde Jorge Sharp, del ex Presidente de la República, Ricardo Lagos Escobar, y también del arquitecto colombiano Juan Luis Isaza, autor del estudio de impacto al patrimonio que el Gobierno encargó para presentar a la Unesco, a partir de la polémica por ambos proyectos. En éste, el experto alerta sobre impactos “irreversibles”, acerca del Terminal 2. La manifestación comenzó antes de iniciada la convocatoria, quedando el establecimiento acordonado por los portuarios. Un grupo de ellos logró entrar, por lo que se decidió suspender la jornada antes que llegaran todos los invitados. Al respecto, uno de los manifestante, Roberto Rojas, acusó al municipio de Valparaíso de “aludir a sus problemas políticos, cuando aquí se rechaza un proyecto que va a dar más de 2 mil trabajos directos”. Asimismo, añadió que “¿qué se pretende, dejar cesante a la ciudad puerto?”, cuestionó. El concejal Claudio Reyes (IND) lamentó el cese de la actividad y aseguró que “aquí la idea era llamar al diálogo. Siempre se ha actuado de cara a la ciudad con ideas y consideramos pertinente las demandas, pero hacemos un llamado a los portuarios a conversar”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/protestas-trabajadores-portuarios-impiden-foro-patrimonio-valparaiso/
  17. 03 Diciembre 2016 Cerebro de la trenza público-privada deja claro que candidatura de ex Presidente es una defensa de la transición El abrazo de Chile: Enrique Correa, lobista de Penta, SQM y Saieh apoya a Ricardo Lagos Personaje recurrente cuando las empresas están en aprietos, requieren tender puentes con el gobierno o simplemente hacer lobby frente a proyectos de ley. El ex vocero de Aylwin destaca que Lagos es "simbólico y emblemático" para la generación que construyó la transición. Agrega que "es el más expresivo (...) Y creo que hay un intento permanente por estigmatizarlo, y de alguna manera, al estigmatizar a Ricardo Lagos se estigmatiza a quienes participamos en la transición. Podemos decir: todos somos Ricardo Lagos". Los empresarios lo prefieren por su inteligencia, su información, sus contactos y su habilidad para leer los escenarios de conflicto. Entre sus hitos, destaca haber asesorado a los controladores de Soquimich y CorpGroup (y, como si fuera poco, también fue requerido por Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, dueños de Empresas Penta, en medio de la investigación por financiamiento irregular de campañas política. "Correa está en muchos más lugares de los que se lo ve", afirmó una fuente del mundo de los negocios a El Mostrador, hace dos años). En el contexto de las próximas elecciones presidenciales, el ex vocero de gobierno admite cercanía con tres de los cuatro presidenciales del Partido Socialista, aunque hace pública su preferencia: "Yo estaría muy contento de votar por Ricardo Lagos. Es el más expresivo de esta generación", señaló en entrevista con El Mercurio. Además de estar convencido de que la coalición oficialista "sigue siendo fuerte y que muestra signos de vitalidad importante", Correa no duda en dejar clara su fe en el laguismo: "Aún queda un buen tiempo de despliegue de ideas, pero además hay un procedimiento; él ha manifestado su voluntad de ser nominado por el PS y el PPD. Los partidos resolverán su candidato y en ambos estará presente el nombre de Ricardo Lagos. Esos dos procesos no hay que apurarlos y la gente decidirá, como muy bien lo ha dicho él, en la elección se gana o se pierde". Según el lobista, cualquiera de los candidatos presidenciales tiene que tener en cuenta tres objetivos principales: el crecimiento, las reformas y la inclusión social. "Y el propio Lagos lo ha dicho así. Si el país crece, todo es posible; si el país está estancado, todo es ilusión", explicó. Piñera, Guillier y el oficialismo Con respecto al efecto de las inversiones de Bancard en la candidatura de Piñera, Correa sostuvo que "debilita a las instituciones en nuestro país que un ex Presidente y candidato presidencial tenga conflictos de interés de esa magnitud". Por otra parte, defendió lo que Guillier había dicho sobre sí mismo (que venía de los movimientos ciudadanos): "No viene de nuestro mundo, sino más social", comentó, agregando que su irrupción en el escenario es una "muy buena noticia para toda la centroizquierda y muestra que esta centroizquierda tiene más vitalidad de lo que se puede pensar, y esta vitalidad se muestra aun con un desempeño bien bajo en aprobación del Gobierno". "Guillier optó por ser una candidato dentro de la Nueva Mayoría. No optó por ser un nuevo ME-O, por ejemplo", puntualizó. Por último, consultado acerca de la última etapa de gestión de la administración de Bachelet, destacó que "el gobierno tiene fronteras muy claras con el populismo", aunque admitió que "hay un solo número que no cambia desde hace 15 meses, y es el 70% de desaprobación del Gobierno". "Tengo la impresión de que el ministro de Hacienda ha logrado, con la aprobación de la Ley de Presupuestos, dar una demostración clara de que el país no va a abandonar la responsabilidad fiscal", agregó. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/12/03/el-abrazo-de-chile-enrique-correa-lobista-de-penta-sqm-y-saieh-apoya-a-ricardo-lagos/
  18. 23 Noviembre 2016 Las 7 frases más polémicas de la entrevista de Ricardo Lagos con Tomás Mosciatti La noche del miércoles el ex mandatario y precandidato presidencial habló en "Ahora Noticias" de Mega. Estas son sus principales declaraciones. REFORMA TRIBUTARIA “Había que hacer una Reforma Tributaria, pero la forma en que se hizo no me gustó. No me gustó que se mantuvo el FUT”. PROGRAMA DE BACHELET “Creo que el programa de Gobierno de Michelle Bachelet estaba bien, pero cómo se gestionó no me gustó”. DESAPROBACIÓN AL GOBIERNO “La ciudadanía le ha puesto la nota que todos conocemos. El 15% no indicaría que es un buen gobierno (por la administración de Bachelet) según la percepción ciudadana”. TRANSANTIAGO “La implementación del Transantiago fue en el Gobierno de Bachelet”. DEMANDAS CIUDADANAS “Hay derechos sociales que hay que hacer posibles para todos, pero esos derechos implican deberes”. LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS “Contra las drogas duras con todo. Pero por la marihuana diría ¿por qué no?”. CANDIDATURA DE GUILLIER “Él es una persona que ha hecho un buen desempeño periodístico y creo que es la razón por la que yo estoy aquí de candidato diciendo qué es lo que he hecho y cómo hacerlo hacia delante”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/las-7-frases-mas-polemicas-la-entrevista-ricardo-lagos-tomas-mosciatti/
  19. ChicaLiberty

    COLUMNA | Una cáscara muerta

    Oscar Contardo Periodista y Escritor 30 Octubre 2016 Una cáscara muerta El derrumbe comenzó hace mucho. Lo que escuchamos el pasado domingo fue sólo el resultado del eco, el sonido que llegó con retardo hasta los oídos de quienes intentaban hacer lucir una cáscara muerta como el envoltorio colorinche de un regalo envenenado. El desplome había empezado hace dos décadas, un deterioro que primero fue silencioso, como un zumbido sordo, tan agudo que sólo algunos lo alcanzaban a escuchar, porque pasaba inadvertido para la gran mayoría. Era el deterioro de una vieja casona, de aquellas que habitaban los personajes de José Donoso, carcomidas por dentro, manteniendo una dignidad hecha de remiendos y una insolencia anclada en las viejas glorias que se repetían como un rosario. Un mantra que cada tanto valía la pena escuchar, para sentir que estar ahí valía la pena. En eso quedó convertido el entusiasmo de hace 30 años, en una fórmula que se repetía en cada una de las campañas electorales: nosotros recuperamos la democracia, nosotros derrotamos al dictador, nosotros empujamos los acuerdos que nos han dado prosperidad, voten por nosotros, que si no lo hacen, ganarán ellos. Un cantar de gesta con regusto a chantaje, que comenzó a desafinar en 1999, cuando la primera gran derrota fue un fantasma que rozó la elección de Ricardo Lagos y volvió con más fuerza en 2009, cuando la Concertación comenzó a echar mano a los viejos trofeos para enfrentar los desafíos para los que no estaba preparada. Hace mucho que los habitantes de la casona habían empezado a vender los muebles de familia para mantenerse a flote. Una venta de garaje en la que se incluyeron joyas y antigüedades, reliquias que claramente podríamos considerar valiosas, porque son el testimonio del trabajo y el buen gusto de otro tiempo. Pero en nada de eso había vida, ni futuro, sólo eran señales de orgullo que servían para enrostrarle al adversario aquello que nunca hizo: repudiar la dictadura, sus crímenes y su profunda vulgaridad. ¿Había algo malo en hacer eso? Nada. Quienes apoyaron el horror se merecen la memoria perpetua de su silencio. El problema es que no bastaba con señalar al adversario sus muchos defectos; porque el compromiso con la democracia es mucho más que una condecoración por haber luchado contra la tiranía. No quisieron verlo -por comodidad, por desprecio- y creyeron que era suficiente, que eso les daba patente de corso para comerciar con lo que representaban, transformar sus campañas en una liquidación de temporada de las ideas que decían defender, aceptando fondos de manera torcida, dinero que los transformaban en títeres de ocasión. Nos prometían ser algo que no eran y lo hacían mientras hacían visitas de estilo a los mismos financistas de sus adversarios. Hoy por ti, mañana por mi. La Nueva Mayoría no vivió un desastre la semana pasada, lo que vivió fue la constatación de que el viejo truco para atraer votos que venía ensayando desde su pasado concertacionista ya no funcionaba. El cantar de gesta se había vaciado hasta perder sentido. Cayó en cuenta que el foso que construyeron los partidos durante 30 años entre ellos y su electorado era lo suficientemente profundo como para desalentar a cualquiera que intentara cruzarlo. Menos aún darles su confianza a través del voto. ¿Qué sentido tendría hacerlo? ¿Para qué votar por un conglomerado cuya idea de renovación era presentar como candidato a un rapero de reality? ¿Por qué confiar en quienes jamás han asumido responsabilidades de nada? Las vigas que sostenían la casona terminaron por ceder, pero estaban carcomidas desde hace mucho por las termitas cultivadas con dedicación por sus propios habitantes. Creían que la solución era recubrir la estructura floja con mampostería y yeso, fingir un compromiso fresco para darle un ambiente nuevo y presentar los planos de una reforma audaz que nadie sabía cómo poner en marcha. Invitaron a una fiesta de reinauguración, con algunos rebeldes de plasticina en el decorado y mandaron a callar a los primos aguafiestas. Eso hicieron hace tres años. Tuvieron una fiesta y un, aparentemente, nuevo comienzo. El plan les dio resultado, porque abrazaron ideas ajenas -las que brotaron del ansia de igualdad surgida con el movimiento estudiantil- que ellos mismos se encargaron de asfixiar con su impericia y mezquindad. Ahora ya no hay más a lo que echar mano. Fueron abandonados y lo único que les queda es pensar qué harán con tantos escombros, tan pocas ideas y tan escasas convicciones. Fuente: http://www.latercera.com/voces/una-cascara-muerta/
  20. 19/09/2016 Ricardo Lagos Escobar: El candidato que causa desorden en la Nueva Mayoría Muchos se preguntan por qué renuncia a la tranquila vida de un expresidente y asume una tarea en donde más tiene que perder que de ganar. Hoy, a diferencia de lo que cree la mayoría, el exgobernante no se lanzó a la piscina, “la está construyendo”. Los claroscuros del "presidenciable". "Si chilenas y chilenos consideran que nosotros podemos llevar adelante una propuesta de avance y progreso y que entregue a las nuevas generaciones un Chile fortalecido, yo no me restaré a ese desafío", dijo Ricardo Lagos. Fue un golpe de timón que no pasó inadvertido. En el comunicado, dos frases destacaron: "Es necesario que se reúnan con decisión muchas voluntades" y "será un camino difícil, pero con un objetivo noble". Unir voluntades ¿A quiénes iba dirigido el mensaje? Desde luego, a la Nueva Mayoría, una coalición a punto de zozobrar, enfrentada a sus dos almas: la sociedad de los consensos tan propia de la ex Concertación y aquella de la retroexcavadora que busca acelerar el proceso de reformas. Más específicamente, a la propia izquierda, o lo que queda de ella, pues no se trata de la misma que lo eligió de manera unánime el 11 de marzo de 2000 y que hoy se debate entre quienes lo ven como la única alternativa de sobrevivencia de una centroizquierda que humanice el modelo y aquellos que sienten que se desnaturalizó y pasó a ser más de lo mismo, "derechizándose". Quizás el mensaje quede reflejado de modo patente en su "conversatorio" con parlamentarios, tanto del PPD como del PS, a quienes planteó "la necesidad de contar con ellos" y a quienes buscó reencantar con fuertes críticas al modelo neoliberal, sacrificando su discurso de centro en un esfuerzo de ir a buscar la aceptación de los sectores antisistema. El recado también va a una DC mayoritariamente entusiasmada -o necesitada- de recuperar protagonismo y que siente que distanciarse del PC y de quienes pretenden radicalizar los cambios es una cuestión de supervivencia; se transforma en el receptor perfecto del discurso del exmandatario quien justamente representa ese "equilibrio entre el cambio y progreso". No es de extrañar que desde importante sectores de ese partido hayan destacado que la disposición de Lagos no solo es una "buena noticia", sino que además es "la mejor carta" del conglomerado. Creando lazos generacionales Hace una década hablar de la izquierda de la izquierda era situar el límite en el Partido Comunista y aquellos que se hacían llamar "la izquierda extraparlamentaria". Como mucho, algunos sostenían que Marco Enríquez-Ominami podría personificarla. Hoy, que el PC se encuentra domiciliado al interior de la Nueva Mayoría y ME-O está casi desaparecido del espectro político debido a su vínculo con casos de corrupción, el límite pasó algo más allá y fue encarnado por nuevas caras y otras consignas. Los Boric y Jackson alegan que les arrebataron las banderas de lucha y que son ellos los que ahora representan a la "verdadera alternativa progresista". Por eso la primera reacción desde los sectores cercanos al nuevo "Frente Amplio" ha sido de rechazo a apoyar una eventual candidatura del exmandatario. El diputado Gabriel Boric señaló que "Ricardo Lagos es parte de quienes han generado el malestar que hoy atraviesa al pueblo de Chile y yo creo que él está en una posición contraria de quienes padecen ese malestar". Su par Giorgio Jackson no se quedó atrás y afirmó que "Lagos juega de visita es estos tiempos, porque Chile ya no confía en la élite que él simboliza". Pero, como se recordará, existieron reservadas reuniones entre Revolución Democrática y el entorno del expresidente, las que al develarse públicamente provocaron la molestia desde ese partido; molestia, no negación. Difícil dilema enfrentarían los jóvenes líderes políticos en una eventual segunda vuelta que enfrente a la carta de la derecha más probable, Sebastián Piñera, y eventualmente al mismo Lagos. ¿Candidato del orden o que llega a poner orden? Hoy Lagos busca encauzar el sentir de "los ciudadanos, que quieren un país ordenado, un país con una ruta clara, con un sentido de propósito que siga cosechando los frutos de lo sembrado durante 25 años de democracia". Es el candidato del "orden" que llama a "atreverse a mirar más lejos, porque ese es el sentido de la actividad pública"; quien ha declarado que "gobernar es tener una idea de país en el largo plazo", llamando a preguntarse ¿cómo quiero que sea este país en 20 años, en 30 años? Sin embargo está consciente de que no bastará solo con el discurso y que no podrá soslayar las dificultades del aquí y ahora pidiendo mirar hacia delante. Las AFP, la educación, la desigualdad, la salud y tantas otras necesidades acuciantes requieren respuesta ahora. "Lagos se fue del gobierno hace 10 años, todos cambiamos en 10 años. Lagos no es el mismo de hace 10 años", sostuvo su homónimo hijo y actual presidente del Senado. No bastará el "dedo acusador" que simbolizó la resistencia al tirano; la gente pide mucho más que gestos y discursos. Boric ya lo interpeló: "Nosotros queremos saber si el señor Lagos está en contra o a favor de terminar con las AFP, si está a favor de que la educación sea un derecho y no un negocio". El expresidente ha encarado este último tema: "Hubo un error de cálculo garrafal (...) Los jóvenes tienen razón al estar molestos con el CAE. (...) Si de algo me arrepiento es de no haber seguido tan de cerca (el tema) como para decirle al Banco del Estado 'usted se baja'", afirmó recientemente. Esquivar fuego amigo A diferencia del año 2000, donde el desafío era demostrar que con Lagos no volvería la "Unidad Popular", 16 años después es demostrar que es capaz de aglutinar a las fuerzas progresistas de centroizquierda. No solo han cambiado el país y él mismo, también la devoción que en algún momento despertó y que lo hizo terminar con 65% de apoyo popular en el último gobierno que durara seis años en nuestro país. Hoy es desafiado al interior del PPD por el diputado Jorge Tarud, quien demandó de su partido la realización de primarias e invitó al expresidente a participar de ellas "a pesar de su condición de doble militante PS y PPD, su distancia conocida respecto del partido en estos años, el trato que nos brindó en su mando presidencial y la evaluación actual a algunas de las decisiones tomadas cuando era Presidente de Chile". Sin perjuicio de ello parece determinante el apoyo que el exmandatario despierta en las huestes de ese colectivo, excluido el senador Guido Girardi, distanciado de él desde el episodio que terminó con la salida del partido del diputado Pepe Auth. Desde el PS tampoco la ha tenido fácil. A las aspiraciones de la senadora Isabel Allende, quien se ha puesto a "disposición de las bases" para encabezar una candidatura presidencial, se suman las expectativas del excanciller José Miguel Insulza, quien ha indicado que está dispuesto a "competir con cualquiera" en primarias internas. Como sea, en el reciente Consejo General del partido se impuso el criterio que cualquier definición de la colectividad en materia presidencial se realizará después de los comicios municipales de octubre. Para el abogado constitucionalista Fernando Atria, "no es posible que los mismos que condujeron la ‘República Binominal', sean los que pretendan encabezar la discusión acerca de la ‘nueva política' que requiere Chile". El juristase pregunta "cómo es qué él no se dio cuenta de lo que estaba pasando" en materia constitucional, por ejemplo, donde lo que planteó como "nueva Constitución" no fue sino un "enchulamiento" de la de Pinochet. "¿Por qué nosotros deberíamos creer que él ahora entiende el problema que mostró en 2005 de haber identificado las cosas de modo tan espectacularmente equivocadas?. Es poco probable que pueda ahora identificarlas correctamente", afirmó a Cambio21. El "reojo" del PC y radicales Los otros socios de la Nueva Mayoría, el PC y el PR, por distintos motivos han mantenido distancia de Lagos el candidato. Desde luego los radicales no lo miran con malos ojos, pero hoy están seducidos por su propio aspirante a la Primera Magistratura -aunque no sea militante-, Alejandro Guillier, quien representa "la renovación" dentro de la continuidad de las reformas y no aparece contaminado con la "élite política". Arthur Badilla, miembro del Consejo Nacional de ese partido ha declarado que "Ricardo Lagos tiene toda una historia y es bueno que él sea una opción a futuro". Desde el Partido Comunista ha existido mayor resistencia al nombre. "Primero el programa", señaló la diputada Karol Cariola, mientras la también diputada Camila Vallejo manifestó que le parecía "esquizofrénico que en la encuesta ellos (Lagos-Piñera) aparezcan liderando, cuando representan todo lo que la gente está criticando en estos momentos". "Lo atribuyo a que ellos tienen una mirada crítica de lo que fue el gobierno de Lagos. Están en su legítimo derecho. Como lo tuvieron en su momento respecto de Michelle Bachelet y algunos de ellos cambiaron de opinión. La gente tiene derecho también de cambiar de opinión, porque los contextos políticos son diferentes", respondió al respecto el "otro" Ricardo Lagos, el senador. Conocida es la "disciplina partidaria" que ha caracterizado históricamente al PC, que incluso no siendo parte de la Concertación se cuadró de manera más o menos expresa en segundas vueltas con los candidatos de ese conglomerado. Esta vez, enfrentados a la misma disyuntiva (Lagos - Piñera), no descartan a priori y aunque sea a regañadientes, apoyar al expresidente Lagos. "Algunos se mofaron de la diputada Vallejo porque en algún momento ella dijo que no votaría por Bachelet y luego hizo campaña por ella. Pero el cuadro político era totalmente distinto: acordaron un programa de gobierno que les satisfacía. Eso es ser coherente en política", señaló el senador Lagos. ¿Qué hay de nuevo, viejo? A Ricardo Lagos se le asocia con encarnar el descontento social durante la dictadura, con la valentía de decir y hacer lo que muchos nunca dijeron o hicieron por miedo o falta de oportunidad, o de aquellos tiempos en que encabezó importantes procesos de cambios sociales como estadista, ministro y Presidente de la República. También se le asocia por equivocadas políticas públicas, como el CAE y el Transantiago, entre otras. También por haberse conocido en su gobierno los primeros casos de corrupción en que se vieron mezclados miembros de su administración. Hoy se le medirá por su capacidad de interpretar los apremiantes desafíos del Chile de cara al futuro. Este país al que él mismo ayudó a empoderar, hoy se ha transformado en un pueblo que demanda la profundización de cambios pero no a costa de la estabilidad. No basta aumentar el ingreso per cápita, hoy importa también cómo se distribuye y equilibra la cancha. "Claramente algo no ha funcionado", ha sido una de las críticas que ha deslizado a la implementación de las reformas durante este gobierno. No se trata de echar pie atrás. Para él "el tema fundamental acá es que el programa me parece adecuado a las necesidades del Chile de hoy. El cómo vas a gestionar, qué gradualidad va a tener, cómo lo vas a implementar, cuál es tu horizonte en el tiempo, eso es muy importante explicarlo. Y con la realidad, no con voluntarismo. Y cuando las cosas no se pueden, se dice ‘No'. Hay que ponerse colorado una vez, no de a poquito", ha sostenido. Lagos no puede resistir su naturaleza y no quiere hacerlo. Está convencido que puede hacer algo para revertir el mal momento. "El drama de hoy, es que las instituciones políticas están puestas en tela de juicio por las razones que todos conocemos", asegura. Mirar más allá de la nariz En una clase magistral en la Universidad de Talca, a principios del año pasado, Lagos efectuó un símil entre lo logrado en el Chile después de recuperar la democracia y los desafíos del futuro. "En los 90 la economía nacional era de 5 mil dólares por habitante y hoy ronda los 16 o 17 mil. Cosa distinta es cómo está distribuido", indicó. "En los 90, Chile tenía el 16% de la producción mundial de cobre, el año 2010 el 30 por ciento; en los 90 Chile tenía el 15 o 16 por ciento de la reserva mundial de cobre, ahora anda por los 30", afirmó. Pero para él los avances representaron a su vez retos en lo social: "Con mucho orgullo podemos decir que bajamos los niveles de población viviendo bajo la línea de pobreza de 40 a 10 por ciento, ¿Pero qué quiere decir ese 29 % que dejó atrás la pobreza como demandas de futuro? Ellos, que fueron capaces de ponerse de pie y superar la línea de la pobreza y están en una etapa distinta de su desarrollo como personas y como familias, ellos tienen otras demandas. Sí, es cierto, podemos decir también que había 12% de mortalidad infantil que se bajó a 8 por ciento. Orgullosos, nos permite estar en primer lugar de América Latina. No tan orgullosos si pensamos que en una comuna de Chile la mortalidad es 2 por mil, pero en otra comuna es 43 por mil", reflexionó. En materia de educación, Lagos recordó que en el 90 habían algo más de 200 mil estudiantes entre universidades y otras instituciones de educación superior y en 2010 sobre el millón cien mil en instituciones superiores. En el año 90, de esos doscientos mil el cuarenta por ciento correspondía al quintil superior y el quintil inferior solo al 4%. En 2010 había un avance, el 40 era cercano al 60 y el 4 al 16, pero "todavía queda un largo camino por recorrer". El "factor edad" Una de las cosas que se ha representado al exmandatario -y que él mismo destacó en su oportunidad-, es la edad (77). También, que busque "repetirse el plato". Un elemento extraño del liderazgo actual en Chile "es que los dos candidatos principales sean expresidentes y eso nada tiene que ver con un tema cronológico, de edad, eso queda demostrado con Bernie Sanders y José Mujica. Estos liderazgos tienen que ver más con una falta de ideas adecuadas a la expectativa ciudadana, donde hay un tema de sintonía sin ideas para ser propuestas", explicó a Cambio21 el analista Guillermo Holzmann. "No quiero caer en rebatir eso de que usted es un señor del pasado... Eso me da lo mismo. Pero no es un tema del pasado pensar el Chile del futuro", afirmó el exmandatario. "Ha llegado el momento de hacer un planteamiento global del país al que queremos llegar, con metas compartidas que podemos discutir (...) El salto que hemos dado es gigantesco. Y no concibo la posibilidad de poder seguir avanzando sin intentar una mirada común y un entendimiento de envergadura, a la altura de lo que el país nos va a demandar", manifestó poco antes de entrar en "modo candidato". "La receta para 2018 no es la misma de 2006. Porque se construye sobre lo que pasó en todo ese tiempo. Hay gente que no ve eso. Pero yo no veo posible construir todo como si se partiera de cero. Hoy estamos discutiendo despenalizar la interrupción del embarazo en tres causales y hace quince años había gente que creía que no era posible distribuir la píldora del día después. Chile ha cambiado y Lagos ha cambiado", reflexiona Lagos Weber. No será fácil, pero amigos hay... "Es cierto, se terminaron los enclaves autoritarios que existían el año 90 y que desaparecieron en 2010 -coincidente con su periodo presidencial-, pero precisamente porque no hay esos enclaves autoritarios, entonces podemos iniciar una forma distinta de mirar cómo hacemos un nuevo contrato entre los chilenos y chilenas. Ahora tenemos una ciudadanía que se siente más segura de sí misma, más empoderada, más demandante y más exigente (...) El desafío no es solo aumentar los ingresos, sino que mirar la forma cómo ese ingreso se distribuye. Esos serán los nuevos indicadores sociales", sostiene Ricardo Lagos. Al anunciar que repostularía a La Moneda afirmó que no sería fácil. Su propio hijo confidencia que "lo conversé con él por mucho tiempo. Pero él llegó a la convicción de que estaba en condiciones de contribuir a proyectar la Nueva Mayoría. Esta es una apuesta incierta y como él dijo en su comunicado: ‘El camino no será fácil'. Valoro que haya tomado esta decisión y que diga que si él puede contar con un respaldo suficiente para proyectar la Nueva Mayoría, profundizar las reformas e implementar las actuales, él está en condiciones. Acá no hay ninguna carrera corrida y muchos dicen que las encuestas no lo favorecen. Pero aun así tomó la decisión. Eso habla de mucha convicción". Lagos Escobar, a pesar de reticencias, cuenta con una base de apoyo no menor y que es transversal en los partidos que hoy integran la Nueva Mayoría. Su círculo más estrecho recién se está conformando sobre la base de nuevos cuadros de trabajo provenientes de la Fundación Democracia y Desarrollo, con la cual durante años ha venido auscultando el sentir ciudadano y proyectando políticas públicas. Desde los "cuadros permanentes" también se exterioriza apoyo. La "escuela concertacionista" de la DC salió en masa a apoyarlo. Andrés Zaldívar, Jorge Burgos y hasta Ignacio Walker, entre otros, no guardaron elogios hacia su postulación. De "piscinazo" a "constructor" En el PS, la casa del diputado Marcelo Schilling fue la primera trinchera abierta que concitó la presencia de otros diez diputados de ese partido, entre ellos Fidel Espinoza y Osvaldo Andrade, además del senador Rabindranath Quinteros. El exsenador Camilo Escalona ha sido también un fuerte defensor de la postulación del exgobernante. Su entorno en el PPD es más amplio y, salvo Girardi, abarca casi a todo el partido. Las palabras del exministro y senador Sergio Bitar reflejan ese sentir: "Es más un acto de responsabilidad política que de ambición personal. Él es una de las personas mejor posicionadas para encaminar al país en un proyecto nuevo y para enfrentar a la derecha. Todo político serio sabe que el juicio público muchas veces está marcado por la última interpretación y no por las primeras ni la fase del apogeo". "Ricardo Lagos no se lanzó a la piscina, se lanzó a construir una piscina", aseguró a nuestro medio el analista Guillermo Holzmann, para quien el ex Mandatario "dentro de su perspectiva de liderazgo genera un espacio dentro de la institucionalidad democrática que le produce alternativas reales y viables presidenciales para el próximo gobierno, sobre la base de un término razonable del actual". La abstención tampoco es tema para el analista: "tanto Lagos como Piñera están jugando a que la abstención se mantiene. Si ellos logran capturar algo de ese universo van a estar muy contentos, pero lo que ellos sí saben es que el 40% que vota es voto tradicional, en consecuencia, va a dirimir entre los candidatos tradicionales", asegura. Para Holzmann, "en esta línea la opción está abierta para Lagos -y Piñera-, no para los outsiders ni para los que proponen cambios. En consecuencia, hoy Lagos está en una perspectiva de realismo completo, porque hizo la piscina". Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160917/pags/20160917101552.html
  21. 08 de julio del 2016 / 13:25 Hrs Ricardo Lagos Escobar y candidatura presidencial: "Lo estoy pensando" El ex presidente agregó que "hay días que me siento con los ánimos de que esto se debe hacer", durante una entrevista radial. "Lo estoy pensando", admitió esta mañana el ex Presidente Ricardo Lagos, consultado por una eventual candidatura a La Moneda. En entrevista con Radio Pudahuel, el ex jefe de Estado afirmó que se mantiene evaluando la opción de convertirse en abanderado presidencial. Esto, luego de que sectores del PPD, PS y hasta desde la DC plantearan su disposición a apoyarlo. "Lo estoy pensando. Voy a ser bien franco: Hay días que me siento con los ánimos de que esto se debe hacer, toda mi vida he tratado de contribuir y creo que puedo hacerlo", dijo Lagos. Sin embargo, el ex Mandatario mencionó que los inconvenientes para su eventual candidatura pasan por el clima de desconfianza actual hacia la opinión pública, tras estallar múltiples casos de corrupción en la política. "Esta carga está más pesada que las otras, esta olla de grillos (...) La gente lo va a mirar y le va a decir: ¿Será sincero este caballero? Precisamente por ese ambiente", describió. A su juicio, "los cuestionamientos están en todo. Ahora yo entiendo, he tratado de servir a Chile en la medida que las mismas ideas han sido las que he tenido siempre". El ex Mandatario aseguró que "lo único que no me gusta es cuando más de una personas me ha dicho algo así como: '¿por qué nos ha dejado solo?' Eso me ha dolido mucho y es lo que me hace pensar en decir: 'bueno, hay que tirarse a la piscina'. Pero frente a eso yo diría, lo que me gustaría es que nadie piense que no estoy pensando en el bien de Chile”, afirmó. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/07/674-688053-9-ricardo-lagos-escobar-y-candidatura-presidencial-lo-estoy-pensando.shtml
  22. 28 de julio del 2016 / 01:11 Hrs Ricardo Lagos Escobar: "Esta es la peor crisis política e institucional que ha tenido Chile" Según el ex presidente, la desconfianza ciudadana está poniendo en entredicho la legitimidad del sistema político. Hace falta un gran reencuentro nacional que restaure el prestigio de la política y la credibilidad de las instituciones. ¿Está en problemas la República, presidente? Creo que estamos frente a una gran crisis. Recién fui invitado por la Gran Logia de Chile a una actividad suya, los Diálogos Republicanos. El año pasado habían invitado a tres distinguidos políticos -Andrés Allamand, Camilo Escalona y Gutenberg Martínez- y los tres habían coincidido en que estábamos frente a una crisis política, pero no institucional. Las instituciones estaban funcionando, los fiscales acusando, los jueces fallando, el Parlamento funcionando… En consecuencia, la crisis era política, no institucional. Yo dije que si ese mismo debate se hubiera repetido este año, seguramente coincidirían en que la crisis ahora es institucional. No porque las instituciones hayan dejado de funcionar. Lo que pasa es que están perdiendo legitimidad. Y esto tiene que ver con la reacción de la ciudadanía ante la institución presidencial, ante el Parlamento, ante los jueces… Y no hablemos de los partidos políticos. ¿Se trata de una crisis más severa, entonces? Creo que es la peor que ha tenido Chile desde que tengo memoria. Dejo aparte, por cierto, el quiebre de nuestra democracia el año 1973, cuando el país se dividió en dos. Hablo exclusivamente en términos de legitimidad. Quizás podríamos remontarnos al ibañismo, que llegó al poder con una escoba para barrer con todo. Ibáñez, lo sabemos, tenía su historia, había encabezado una dictadura y volvió al poder con una enorme votación. Pero, en realidad, la escoba que traía era básicamente para barrer con los 14 años de gobiernos radicales. Después de aquello, por lo demás, si lo vemos bien, el sistema político reaccionó. A los tres o cuatro años surgió la DC. Y por la misma época se reunificaría el PS, cuando se reencuentran los socialistas de Allende que habían estado contra el ibañismo con los socialistas de Almeyda y Salomón Corbalán, que lo habían apoyado. Fue una respuesta política. Se reordenó el escenario. No digo que con eso se haya resuelto la crisis o que eso nos haya inmunizado de terminar como terminamos el año 1973. Pero no hubo entonces una crisis de legitimidad. Hoy, me parece, la situación es distinta. Lo que hay acá es una crisis de legitimidad asociada a una crisis de confianza. La ciudadanía no está confiando ni en las instituciones ni en los actores políticos. ¿En ninguno? Estamos todos cuestionados, cualesquiera sean nuestras posiciones y cargos. Es cosa de verlo. Las colusiones lastimaron mucho al sector privado. Es difícil no hablar de captura del aparato del Estado cuando en algunas reparticiones las jubilaciones se arreglan con mañas. La Iglesia, que era parte de la reserva moral del país, quedó golpeada a raíz de los abusos. Y no hablemos de lo ocurrido en el fútbol, justo cuando estábamos celebrando los triunfos de La Roja. ¿En quién confiar? ¿Desde dónde hay que comenzar a reconstruir? Se darán cuenta ustedes -le decía a mi audiencia en la masonería- que combatir la colusión, la corrupción, los abusos, los privilegios al día de hoy ya no es una agenda de derecha ni de izquierda, sino que responde a la necesidad de llamar a un gran encuentro nacional de todos -sí, de todos- para recuperar la confianza. ¿Cómo se hace? Es lo mismo que me preguntaban en la Gran Logia. Mi respuesta es que quienes lo deben hacer son los poderes del Estado: el Ejecutivo, el Legislativo, los jueces. El gran maestre, el ex rector Luis Riveros, imaginaba que hace 50 años, ante una crisis así, se habría reunido el Senado para tratar con urgencia el tema y que, en esa instancia, habrían salido a opinar algunas de las mejores espadas del sistema político para generar alguna respuesta a la crisis y encontrar algún consenso. Es cierto. Eso ya no existe. Antes, en la hora de incidentes, se escuchaban planteamientos muy de fondo sobre el estado del país. Eran intervenciones macizas que hasta los adversarios, hasta los que no compartían ese punto de vista, celebraban. Que ese discurso se publique en extenso, pedían. ¿Está añorando el pasado? No, estoy dando un dato solamente. La crisis es muy severa. Oí decir que tal vez el próximo Parlamento, que ya no será elegido bajo el sistema binominal, pueda resolver esto. Me parece atendible. Recuerdo lo que hicieron las cortes españolas cuando se autodisolvieron en plena transición, con Adolfo Suárez a la cabeza, planteando que la próxima legislatura iba a tener atribuciones para disponer de una nueva Carta Fundamental. Como en Chile no cabe la autodisolución, eso significa tener que esperar año y medio. Y yo no sé si el país aguanta año y medio con esta crisis. Lo cual no obsta a que se seguirá haciendo política del día a día, a pesar de la persistencia del complejo cuadro que yo veo. De todos modos, el próximo Parlamento -elegido con otra mecánica electoral, bajo otras normas de financiamiento de las campañas- debiera tener mayor legitimidad. Esperemos que sí. Por de pronto, van a estar mejor representadas corrientes políticas que tengan un 10%, un 15% del electorado, que ahora sólo accedían a la Cámara o al Senado sólo si alguien les hacía un hueco. Pero también es esperable que la dispersión será mayor. Supongo que las grandes coaliciones van a tratar de evitar eso yendo en una sola lista parlamentaria, que optimiza mejor la cifra repartidora. En un país tan presidencialista como el nuestro, ¿no diría que la iniciativa ante una crisis de esta magnitud debe venir de la Presidencia de la República? Bueno, algo se ha hecho. La Comisión Engel fue una respuesta para sanear la relación entre el dinero y la política. Pero no todas sus propuestas se han implementado y varias incluso se han desdibujado. Fue un buen paso. Habrá quienes crean que es poco. Es un asunto opinable. Poco o mucho, cada gobierno es como es. Lo concreto es que seguimos en deuda en la parte política… Es cierto que la crisis no se resuelve poniendo sólo un nuevo rayado de cancha en materia de dinero y política. De hecho, seguimos entrampados en problemas de captura del aparato del Estado por grupos de interés que pueden ser muy legítimos, pero cuya legitimidad termina cuando se hace a expensas del resto. Creo que en este plano tenemos tareas pendientes que hacer. El problema es que aún queda año y medio de mandato… Sin duda, por eso yo recordaba la experiencia de las cortes españolas. Los sistemas parlamentarios tienen una flexibilidad que el presidencialismo no tiene. En estos 18 meses tendremos dos elecciones. Efectivamente, la municipal ahora y la parlamentaria y presidencial el año próximo. De algún modo, esta circunstancia hace que el problema sea más complejo. Tenemos una crisis política. Tenemos una crisis institucional. Mi impresión -puede haber otras percepciones- es que no estamos frente a una crisis económica declarada. Sin duda que estamos creciendo menos de lo que podríamos. Pero no nos estamos hundiendo. En el plano político e institucional, en cambio, el riesgo es mayor. Precisamente porque la ciudadanía lo percibe, y porque advierte un vacío objetivo de liderazgo, es que la campaña presidencial se está anticipando y tanto su nombre como el del Presidente Piñera comienzan a imponerse en la escena política, más allá de que efectivamente ustedes vayan a ser candidatos. Yo lo pondría en los siguientes términos. En el caso de Piñera, pienso que incide mucho el hecho de que se acortara el período presidencial a cuatro años. Los presidentes perciben que les quedan muchas tareas pendientes y por eso tratan de volver. Aunque él diga que aún no lo ha pensado, somos varios los que creemos que él lo pensó incluso antes de abandonar La Moneda. Yo, en cambio, goberné por seis años y me fui con la sensación de que había sido suficiente. Las actividades que comencé a hacer después, pensando que los ex presidentes pueden ser figuras un poco molestas en el país, estuvieron enfocadas básicamente al exterior. Nada de lo que he hecho ha sido pensando en volver al poder. Como quiera que sea, el vacío de poder existe. Pereciera haberlo. Algo le leí tiempo atrás a Eugenio Tironi a este respecto. Efectivamente, el horizonte presidencial se ha adelantado. Y también es cierto que hay quienes creen que yo podría estar en condiciones de enfrentar la elección. Dicho sea de paso, la reducción del período presidencial se produjo en mi mandato. A mí me gustaban los cuatro años, pero con reelección. El ministro Insulza, que fue quien llevó las negociaciones, me dijo después que la idea de la reelección no tuvo ninguna acogida. Y que incluso muchos pensaban que era un traje a medida para mí. Yo, que siempre tuve claro que fui elegido por seis años sin reelección, mal hubiera podido repostular. Yo estaba pensando en reelección para el mandato siguiente, no para el mío, obviamente. Al final, la fórmula terminó en cuatro años sin reelección, con lo cual se hacía coincidir el mandato con la renovación del Parlamento, lo cual es positivo. Cuando eran seis años, sólo cada dos mandatos los presidentes podían partir gobernando con Congreso nuevo. Ibáñez, que comenzó a gobernar en noviembre, tuvo parlamentarias en marzo y sacó la mitad del Parlamento. Frei tuvo la misma suerte. Ni Alessandri ni Allende tuvieron esa ventaja. Pero esto es otra historia. ¿Cree que haya que esperar a la elección municipal para tomar su decisión? Ciertamente, la elección municipal debiera clarificar algo el panorama. Pero no nos hagamos muchas ilusiones. La municipal clarificará lo que ya sabemos: que va a haber poco interés en votar. Lo cual nos va a confirmar aún más la crisis en que estamos. La falta de legitimidad va a quedar todavía más al desnudo. Imagínese que acuda sólo un 35% del padrón. No siendo yo partidario del voto voluntario, creo que no sería solución reimponer la obligatoriedad del sufragio. El voto no es para resolver una crisis de legitimidad. El voto obligatorio tiene otro fundamento, que descansa en que la sociedad tiene derecho a exigirle al ciudadano que destine tres minutos de su tiempo para expresar qué es mejor para la comunidad de la cual es parte. Pero esta elección no va a clarificar los temas de fondo. Los resultados -supongo- van a ocultar la baja convocatoria ciudadana. Las dos grandes coaliciones van a capturar una fracción muy relevante del electorado, entre el 80% y 90%. De suerte que no cree que estemos yendo al esquema de cuatro cuartos como España. Quizás vamos hacia allá. No digo que esté a la vuelta de la esquina. Eso no lo veremos en la municipal, donde las grandes coaliciones tienen mucho a su favor. Los incentivos para los partidos emergentes se van a dar en la parlamentaria, no en la municipal. ¿Vamos a tener una papeleta presidencial con muchos candidatos? Desde luego. Fueron varios ya en la elección pasada, cuando la actual Presidenta corría con amplia ventaja. Ahora los incentivos son mayores. No es menor que la franja de televisión se reparta por el número de candidatos y no por la representatividad que cada uno tenga. Volvamos a la pregunta del millón. ¿Qué va a decidir? Recientemente, usted abrió la puerta a considerar el tema. De ninguna manera quise generar un hecho político. Sólo lo dije con la franqueza con que siempre hablo. Y en política la franqueza suele tener costos. Sí, lo tendré que pensar. Podemos conversar en marzo. ¿No será muy tarde marzo? Si es tarde, entonces tendrá que ser poco antes. Hay que ver cómo evolucionen los acontecimientos. Yo prefiero esperar a que se decanten los hechos antes de andar haciendo conjeturas y supuestos. Supongo que tiene a su familia en contra. Sí, es verdad. No hemos conversado formalmente el tema. Mi familia consideró que con mi presidencia ya habíamos cumplido una suerte de servicio militar. Lo pasaron mal. A ninguna familia le gusta que a uno de los suyos lo traten mal cuando lo quieren un poco. Es duro para ellos entrar a algunas redes sociales muy populares -especialmente anónimas- donde a mí me atacan con saña. Pero al lado de eso, no sólo en el PPD, sino también en otros partidos del bloque, su nombre tiene cada vez más peso. Puede ser. Pero en estos temas yo prefiero pasar. No corresponde que yo comente lo que ocurra o deja de ocurrir en los partidos. No es lo mío. Yo siempre he pensado en el país y lo voy a seguir haciendo. Por eso, cuando lo considero necesario, digo o escribo algunas cosas. Sé que hay muchos a quienes no les gusta. Lo siento, pero igual lo seguiré haciendo. ¿Por qué? Bueno, porque creo que es tan obvio lo que estoy planteando, que no requiero andar dando explicaciones. Aquí hay una crisis seria. Hay, además, una mutación de escala mundial de la cual -tengo esa impresión- no nos estamos haciendo cargo. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/07/674-690530-9-ricardo-lagos-escobar-esta-es-la-peor-crisis-politica-e-institucional-que-ha.shtml
  23. 08 de julio del 2016 / 20:31 Hrs PPD pedirá a ex Presidente Lagos que hable en consejo nacional Directiva busca que Lagos entregue un mensaje a la colectividad. La cita partidaria está programada para la próxima semana. Este viernes, la mesa directiva del PPD, que encabeza el alcalde de Lo Prado, Gonzalo Navarrete, se reunió en la sede del partido para continuar con el trabajo de coordinación de los dos encuentros que la colectividad tendrá 15 y 16 de julio: la reunión de mesa nacional y el consejo nacional, respectivamente. Fue en esa cita de trabajo que Navarrete y el resto de los integrantes de la mesa se enteraron de los detalles de la declaración del ex Presidente Ricardo Lagos, quien aseguró estar “pensando” una candidatura a La Moneda. La definición generó sorpresa entre los dirigentes, quienes habían escuchado del ex Mandatario que no anunciaría definiciones hasta después de las elecciones municipales. Con todo, la mesa admitió que tras sus dichos será difícil no “presidencializar” el consejo nacional del partido, instancia a la que normalmente asisten unos 300 dirigentes de todo el país y que hasta ahora tenía como objetivo principal cerrar varias candidaturas municipales y elaborar una estrategia electoral de cara a los comicios del 23 de octubre. En días anteriores, el PPD comenzó a enviar invitaciones al evento a sus principales autoridades: ministros, subsecretarios, intendentes y parlamentarios. Pero, además, se invitó a la Presidenta Michelle Bachelet y al propio Lagos. Sin embargo, tras las declaraciones de este viernes del ex jefe de Estado, Navarrete se contactará personalmente con él para conversar del tema. “Nos vamos a comunicar con Ricardo Lagos y le pediremos que nos pueda hablar a nosotros como partido. Si él está en la idea de evaluar seriamente su participación en una contienda presidencial, nosotros estamos disponibles para tener esa conversación con él”, dijo Navarrete. El alcalde agregó que “el mejor momento para hablar del tema es nuestro consejo nacional”. En caso de que Lagos se excuse de asistir por problemas de agenda, el timonel del PPD afirmó que le planteará la idea de que envíe una carta. “Le pediremos que evalúe cuál es la mejor forma de hablar con nosotros: si personalmente o a través de una carta. Que él considere la forma más pertinente”, explicó Navarrete. Por su parte, el diputado y vicepresidente del partido Marco Antonio Núñez dijo esperar que “estas reflexiones que él hizo nos las pueda decir en nuestro próximo consejo nacional”. En todo caso, la directiva volverá a analizar el tema en profundidad este lunes, durante una reunión de su comisión política. En el partido varios han insistido en la necesidad de potenciar una candidatura del ex Presidente, e incluso en la mesa algunos insisten en que pueda sumarse a la campaña municipal para ayudar a los candidatos a alcalde y concejal. Sin embargo, desde el sector que encabeza el senador Guido Girardi han tomado distancia de una eventual candidatura de Lagos y han dicho tener dudas de que el ex Mandatario esté dispuesto a enfrentar una primaria dentro de la Nueva Mayoría. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/07/674-688120-9-ppd-pedira-a-ex-presidente-lagos-que-hable-en-consejo-nacional.shtml
  24. 09 Julio 2016 El recadito de Tarud a Piñera de cara a las presidenciales El diputado PPD, Jorge Tarud, se tiene toda la fe de cara a unas posibles primarias que lo puedan enfrentar con figuras de la talla del expresidente Ricardo Lagos o la actual cabeza del Senado Isabel Allende. De superar ese obstáculo oficialista, Taurd le mandó un recadito a Sebastián Piñera. Primero fue el expresidente Ricardo Lagos quien manifestó en radio Pudahuel que derechamente “está pensando” una posible candidatura presidencial. Hoy Sábado, en entrevista con El Mercurio la timonel del Partido Socialista Isabel Allende afirmó que su opción “efectivamente está en proceso de valoración”. Pues bien, ante estos dichos más definidos que lo que se venía leyendo desde hace bastante tiempo, el diputado PPD Jorge Tarud, que ya ha manifestado su intención de competir, se mostró motivado y con más fuerzas para luchar su candidatura. Según consigna Radio Bíobío, el parlamentario dijo que “estoy dispuesto a competir con esas condiciones, en consideración a que en evaluación positiva de la ciudadanía estamos bastante parejos, considero que será una atractiva competencia para los ciudadanos y podremos en consecuencia darle a conocer al país nuestras propuestas para conducirlo”. No tranquilo con eso, Tarud lanzó un aviso a la derecha: En caso de salir victorioso de las primarias oficialista afirmó que “tengo la convicción, que a Sebastián Piñera le voy a ganar, por múltiples razones que habrá tiempo para explayarse”. “Estoy muy consiente que la tarea del próximo Presidente de Chile no va a ser fácil, en consideración a los múltiples problemas del país: bajo crecimiento económico, desempleo, falencias en salud, la reforma educacional, así como también la delincuencia que agobia a las chilenas y chilenos, sin embargo, siempre he estado dispuesto a jugármela por el país”, sentenció full motivado Tarud. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/07/09/el-recadito-de-tarud-a-pinera-de-cara-a-las-presidenciales/
  25. 07 Julio 2016 El ex presidente es parte de una serie de conversaciones con pensadores regionales Ricardo Lagos habla con Bloomberg sobre la globalización: "Chile decidió abrirse al mundo" Dice que no hay un receta igual para todos, pero la globalización llegó para quedarse y será la realidad del siglo XXI, aunque no beneficia por igual a todos los sectores. En ese sentido, señala que la globalización debe tener determinadas reglas en el plano internacional, pero también obliga a cada país a garantizar que los beneficios alcancen a todos. La globalización es blanco de críticas en algunas economías desarrolladas, pero en algunos países de las Américas los votantes dan su apoyo a líderes que buscan profundizar la integración y el comercio. Bloomberg Benchmark publicará una serie de conversaciones con pensadores regionales sobre el tema de la globalización. Comenzamos por Ricardo Lagos, el primer presidente izquierdista de Chile elegido luego de que el dictador militar Augusto Pinochet abandonara el cargo en 1990. La siguiente es una versión reducida de la entrevista de David Biller. ¿Cuál es el mayor desafío que enfrentan en Latinoamérica y en Chile los gobernantes que impulsan el libre comercio? La globalización llegó para quedarse y será la realidad del siglo XXI, pero no beneficia por igual a todos los sectores. En ese sentido, la globalización debe tener determinadas reglas en el plano internacional, pero también obliga a cada país a garantizar que los beneficios alcancen a todos. Usted pertenece al PPD (Partido por la Democracia), que viene del Partido Socialista, pero firmó varios acuerdos de libre comercio durante su gestión. ¿Por qué la posición de Chile sobre globalización difiere tanto de la del resto de la región? ¿Es producto de las dimensiones del país? Voy a hacer referencia a una frase de Mandela, que decía que la globalización es como el invierno. Todos sabemos que llega. Lo que hay que hacer es prepararse, tener leña seca y refugio. Hay muchas reacciones diferentes en relación con este fenómeno, así como toda negociación de un acuerdo comercial se diferencia de otras. Si se es un país grande, como Brasil, se defiende el gran mercado interno que se tiene. Cuando se es un país pequeño, como Chile, lo que tenemos que defender es muy pequeño. No hay una receta válida para todos. Todo depende de cada país. Chile decidió abrirse al mundo. ¿Cuál es la mejor manera de que los países manejen la política de inmigración en un mundo globalizado, en especial cuando crisis humanitarias –como podría pasar, tal vez, en Venezuela- generan olas de refugiados? No puede ser que todo esté globalizado menos el derecho de una persona a cambiar de lugar de residencia. Lo que pasa en Europa es consecuencia de la tragedia de Siria y Medio Oriente. ¿Cuántos europeos que no tenían qué comer en el siglo XIX mandó Europa a América? A veces se lo olvida. Con un click se envían miles de millones de dólares de un país a otro, Si se intenta abordar el fenómeno migratorio como una cuestión de política interna, se termina por construir muros. Fuente: http://www.elmostrador.cl/mercados/2016/07/07/ricardo-lagos-habla-con-bloomberg-sobre-la-globalizacion-chile-decidio-abrirse-al-mundo/
×