Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Proceso Constituyente'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 11 results

  1. 02 Febrero 2019 Nueva mesa del Senado reactivará proceso constituyente de Bachelet Senadores Quintana y De Urresti plantean una “devolución” a quienes participaron de encuentros locales y cabildos para modificar el texto que está en el Congreso. “Retomar la discusión sobre una nueva Constitución desde el Congreso”. Así se titula la minuta que elaboró la próxima mesa del Senado -que encabezará Jaime Quintana (PPD) junto al socialista Alfonso de Urresti como vicepresidente- para reimpulsar el proceso constituyente que se inició en el segundo gobierno de Michelle Bachelet. El informe, al que tuvo acceso La Tercera, plantea fundamentalmente realizar un proceso de “devolución”. La idea, se explica en el texto, es reenviar el proyecto de una nueva Carta Fundamental que presentó la pasada administración a quienes formaron parte de la etapa de participación ciudadana -que consistió en consultas individuales, encuentros locales y cabildos provinciales y regionales-, para poder recoger nuevamente sus opiniones en relación con el texto final. “Para incentivar el debate nacional en torno a una nueva Constitución nacida en democracia se propone comenzar desde el Congreso, y con el impulso inicial de la nueva mesa del Senado, el proceso de devolución a las personas que participaron de los cabildos”, se lee en la minuta. El documento añade que “este proceso no tiene como objetivo validar el texto constitucional propuesto, sino recoger las críticas y observaciones de los ciudadanos para introducir eventuales modificaciones a la propuesta para que goce del mayor grado posible de legitimidad”. Según el senador Quintana, el objetivo final de esta iniciativa es poner en discusión el proyecto de una nueva Constitución en el Senado. “El proceso constituyente no puede quedar a mitad de camino, por respeto a las 204.402 personas que participaron en los cabildos”, señaló el legislador. En esa misma línea, De Urresti manifestó que “en el Congreso debemos hacer un esfuerzo para que esta reflexión constitucional avance, y así hacemos eco no solo de una demanda de la izquierda, sino de diferentes mundos”. Asimismo, el legislador se refirió al rol que debe jugar el Congreso en esta discusión “para así avanzar hacia la generación de una nueva Constitución que permita un nuevo tipo de desarrollo de nuestro país y sea percibida como legítima por las mayorías”. Tras el proceso de “devolución”, en la minuta se propone poner en discusión el proyecto de una nueva Constitución en el Senado, lo que ya ha sido conversado con el actual presidente de la Comisión de Constitución de la Corporación, Francisco Huenchumilla (DC), y también con el senador PPD Felipe Harboe, quien encabezará esa instancia desde marzo. Para ambas etapas, explicaron, se consideran dos años (2019-2020) como plazo total. Además, aseguran fuentes de la futura mesa, el texto fue compartido ayer con distintos senadores de oposición, como Álvaro Elizalde (PS), Alejandro Guillier (Ind.), Ximena Órdenes (PPD), Yasna Provoste (DC) y Juan Ignacio Latorre (RD), además del presidente del PPD, Heraldo Muñoz. El proceso constituyente Actualmente, el mensaje -que fue ingresado por Bachelet seis días antes del término de su mandato y que está compuesto por 133 artículos- se encuentra en la Comisión de Constitución del Senado, y no ha registrado avances. Adicionalmente, en la Cámara duerme un proyecto para reformar el artículo XV de la actual Carta Magna -también ingresado por Bachelet-, que permitirá establecer un mecanismo que facilite la aprobación de una nueva Constitución. En ese sentido, en la minuta elaborada por la futura mesa del Senado señalan que la iniciativa sobre nueva Constitución ha quedado congelada y sin urgencias legislativas. Además, afirman que el tema “tampoco ha sido repuesto con la fuerza necesaria en el debate público por la oposición”. Asimismo, en el texto afirman que “en conversaciones informales con los ministros Andrés Chadwick y Gonzalo Blumel, ambos han señalado que el gobierno del Presidente Sebastián Piñera no tiene intenciones de retirar el proyecto”. En este contexto, la reactivación del proceso constituyente se realizaría a través de una consulta on-line en la página oficial del Senado. Para ello, la próxima semana los senadores sostendrán una reunión con los expertos informáticos de la Cámara Alta para hablar de los alcances de la iniciativa. Según las mismas fuentes, esto no tendría costos para el Senado. Además, se propone firmar un convenio entre la Cámara Alta y la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, junto con la creación de una comisión observadora de carácter académico y ciudadano. Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/nueva-mesa-del-senado-reactivara-proceso-constituyente-bachelet/512329/
  2. TOPIC OFICIAL 2016 PROCESO CONSTITUYENTE - 2NDA ETAPA 09 Julio 2016 Topic antiguo http://foros.fotech.cl/topic/290560-proceso-constituyente-ex-presidente-pinera-acusa-falta-de-garantias-del-proceso-constituyente/page-1 09 de julio del 2016 / 10:50 Hrs Proceso Constituyente: Gobierno se despliega en terreno por segunda etapa del proceso El ministro Marcelo Díaz llegará hasta el barrio Franklin para compartir con los locatarios, mientras Javiera Blanco encabezará un diálogo ciudadano en Coquimbo. Un nuevo despliegue en terreno realizarán este mediodía algunas autoridades del gobierno, para explicar la segunda etapa participativa del Proceso Constituyente. Esto ya que el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, llegará hasta el barrio Franklin para reunirse con locatarios, acompañado del ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, y la alcaldesa de Santiago Carolina Tohá. En la oportunidad se explicará la segunda parte del proceso, que contempla cabildos provinciales y regionales. En tanto, la ministra de Justicia, Javiera Blanco, encabezará una jornada de diálogos ciudadanos en la región de Coquimbo. La nueva etapa comenzará el 23 de julio para la parte provincial, mientras el 6 se agosto se extenderá a regional. El lunes pasado, Díaz se reunió con el Consejo Ciudadano de Observadores para abordar la difusión de la nueva fase. Un cabildo local realizado por un grupo de jóvenes en Municipalidad de Santiago el 11 de mayo. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/07/674-688160-9-proceso-constituyente-gobierno-se-despliega-en-terreno-por-segunda-etapa-del.shtml
  3. Patricio Fernandez 07 Julio 2016 Editorial: Observaciones constitucionales, los ELA La prensa conservadora, en especial El Mercurio, ha hecho todo lo posible por desvirtuar este proceso participativo. Ha incluso mentido descaradamente con tal de darse la razón a la hora de constatar trampas o manipulaciones. El Consejo de Observadores puede dar fe, sin embargo, de que más allá de las falencias e improvisaciones que fueron apareciendo durante su desarrollo, aquí no ha habido fraudes de ninguna especie. Tarea nuestra será seguir velando porque no los haya en lo que resta. Terminó el tiempo de los Encuentros Locales Autoconvocados (ELA) y creo que viene al caso, en mi categoría de observador ciudadano, contar una vez más lo que he observado: — No fueron los partidos políticos (ni de derecha ni de izquierda) los protagonistas de este proceso. Casi todos ellos descreyeron y lo menospreciaron desde el comienzo. Las excepciones fueron dos partidos nuevos: Evópoli y Revolución Democrática, este último a partir de la segunda mitad, porque antes su prioridad fue reunir las firmas para constituirse. — Incluso a gente de derecha que se oponía a esta actividad constituyente, le fue dando ganas de participar. Es absurdo quedarse afuera de una fiesta por orden de partido. Los hijos de los dirigentes de Chile Vamos (que tras oponerse a la convocatoria pasó a ser conocido como Chile No Va), participaron de los ELA sin pedirle permiso a sus padres. Así sucedió con los Larraín, los Chadwick y los Monckeberg. — La prensa conservadora, en especial El Mercurio, ha hecho todo lo posible por desvirtuar este proceso participativo. Ha incluso mentido descaradamente con tal de darse la razón a la hora de constatar trampas o manipulaciones. El Consejo de Observadores puede dar fe, sin embargo, de que más allá de las falencias e improvisaciones que fueron apareciendo durante su desarrollo, aquí no ha habido fraudes de ninguna especie. Tarea nuestra será seguir velando porque no los haya en lo que resta. — No puedo dar números ni porcentajes, pero ciertamente los vecinos, los centros de padres, las iglesias, los grupos de amigos, tomaron la iniciativa. Nadie esperaba que sucediera así –se pensaba que los distintos grupos de presión monopolizarían la historia–, pero cundieron las reuniones en casas particulares. — Algunos dijeron por ahí que se había tratado de un ejercicio clasista. Tonteras se dicen todo el tiempo. Es verdad que convocó más a los sectores de clase media y media alta, pero ése no es un problema del proceso constituyente propiamente tal, sino otra consecuencia de la desigualdad de ingresos, acceso a la cultura y al poder que envenena nuestra democracia. Lo mismo sucede, por ejemplo, con el voto voluntario y el deporte. Nadie puede decir que salir a trotar sea privilegio de ricos, y, no obstante, los ricos trotan mucho más que los pobres. — Es cierto, eso sí, que la muy deficiente promoción de estos Encuentros Locales Autoconvocados los mantuvo lejos del conocimiento de las mayorías desatentas al acontecer público. La etapa de educación cívica programada por el gobierno con el fin de preparar el ambiente para los ELA, brilló por su ausencia. (A ratos dio la sensación de que buena parte del gobierno mismo mirara todo esto con desdén). El verdadero ejercicio de educación cívica fueron los ELA propiamente tales. Fue el boca a boca lo que llevó a la población a aumentar su interés por participar a medida que el proceso avanzaba. Lentamente cedió la desconfianza. — Según las últimas cifras que maneja el Consejo, realizaron cerca de 9000 encuentros locales y llenaron la consulta individual 85.559 personas. Está por verse cuántos participan de los cabildos provinciales y de los cabildos regionales antes de contar con el total de voluntades manifestadas. Hasta aquí suman entre 200 mil y 300 mil. — Es poco si se compara con el padrón electoral y mucho si se compara con cualquier ejercicio de deliberación ciudadana, no sólo en Chile, sino en el mundo. No es lo mismo votar que dedicar medio día a reflexionar sobre los contenidos que pudiera tener una futura Constitución. — Los que formaron parte de un ELA, salieron felices. La metodología no estuvo libre de críticas (a mí, el capítulo de las Instituciones me sigue pareciendo difícil de aprehender), pero el ejercicio de reunirse y conversar fue agradecido por todos. — Cundió la amistad cívica. Los chilenos supieron dialogar en paz, escuchándose y buscando acuerdos. La alteración y el griterío que se aprecia en la discusión pública no fue replicada por los ciudadanos de a pie. Una demostración más de la enorme distancia que se ha establecido entre las elites y los viandantes, entre los que hablan con micrófono y los que charlan en las esquinas. — Aún no es tiempo, sin embargo, de hacer evaluaciones finales. Faltan los cabildos, falta la sistematización de los datos y su síntesis en un texto coherente que deberá redactar el Consejo de Observadores con miras al rescate fiel de las opiniones vertidas, que, aunque no son opiniones vinculantes, debieran constituir la primera piedra de una gran obra en construcción. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/07/07/editorial-observaciones-constitucionales-los-ela/
  4. 28 Junio 2016 Columna: Lo que dijeron los presos en los encuentros locales La oportunidad para debatir nuestros acuerdos políticos fundamentales en esta etapa participativa del proceso constituyente fue acogida con entusiasmo y responsabilidad por los presos. Los internos le dieron prioridad al derecho a la educación y a la participación democrática. Según ellos, estos derechos permiten construir una sociedad más justa e igualitaria, expresar sus preferencias políticas, y fortalecer su sentido de pertenencia a la comunidad. Por primera vez en la historia, la población penal en Chile ha podido expresar sus opiniones políticas en un proceso de participación ciudadana. Fuera del debate sobre la legitimidad de los encuentros locales autoconvocados y la reforma constitucional, ONG Leasur junto con la Capellanía de Gendarmería y el Centro Universitario Ignaciano de la Universidad Alberto Hurtado decidieron invitar a las personas privadas de libertad a ser parte del debate constitucional. La relevancia de esta oportunidad única radica en que se da en el contexto de un sistema político que, a diferencia de países como Suecia y Dinamarca, despoja de su derecho a voto y priva de ciudadanía a la mayoría de los presos. Hoy en día a los acusados por delitos sancionados con una pena de prisión de más de tres años y un día (conocida como «pena aflictiva») se les suspende el derecho a sufragio y, una vez condenados, la Constitución los priva de la ciudadanía. Además, el sistema chileno niega de facto el derecho a voto de los privados de libertad condenados a penas menores, porque no les provee una instancia para sufragar (Pablo Marshall, académico de la Universidad Austral, tiene un esquema que resume esta situación). ¿Cuál es el resultado de este régimen de marginación? El impacto es inconmensurable. La exclusión política no solo tiene el potencial de distorsionar los resultados electorales, sino que también profundiza el sentimiento de desafiliación social. La Constitución actual desincentiva el compromiso de los infractores con la sociedad y su respeto por las leyes. A su vez, excluir a los presos del debate político perjudica tanto a la población penal como a nosotros, los ciudadanos libres. ¿Cómo saber qué opinan los presos?, ¿cuáles son sus necesidades y las de sus familias?, ¿cuáles son sus condiciones dentro de la cárcel?, ¿qué creen ellos que necesitan para salir del circuito de la criminalidad? Si ignoramos sus opiniones, nuestra comprensión de su realidad y las alternativas que ofrezcamos para solucionar el problema de la delincuencia siempre serán parciales y desinformadas. La oportunidad para debatir nuestros acuerdos políticos fundamentales en esta etapa participativa del proceso constituyente fue acogida con entusiasmo y responsabilidad por los presos. La respuesta de la población penal femenina del Centro Penitenciario San Joaquín es ilustrativa y conmovedora. El primer y más importante derecho para las mujeres privadas de libertad es tener acceso a la vivienda digna. Esta preferencia tiene sentido si consideramos que gran parte de la población penal chilena, previo a su encarcelamiento, ha vivido en situación de calle o en precarias condiciones habitacionales. Problemas de hacinamiento y acceso a servicios, construcciones en situaciones no regularizadas y barrios marginalizados constituyen el contexto que da lugar a la demanda por el derecho a la vivienda. Asimismo, el propio Ministerio de Desarrollo Social considera que una de las poblaciones con mayor riesgo de vivir en la calle es la población penal recién liberada. Si consideramos que cada mes salen 150 presos libres en promedio, tenemos una población anual de 1800 personas con altas probabilidades de caer en la indigencia y volver a delinquir. También es iluminadora la respuesta de los presos de Colina II. En la cárcel más peligrosa del país, los internos le dieron prioridad al derecho a la educación y a la participación democrática. Según ellos, estos derechos permiten construir una sociedad más justa e igualitaria, expresar sus preferencias políticas, y fortalecer su sentido de pertenencia a la comunidad. Una vez más, el sentido común de la población penal es irrefutable: 87% de la población penal en Chile no alcanza a tener educación media completa. Esta exclusión del sistema escolar es un problema crónico que va de la mano con las demandas sociales por herramientas y oportunidades educacionales que nos permitan vivir en una sociedad más justa e inclusiva. Los seis encuentros realizados en el Centro Penitenciario Femenino se San Joaquín, en Colina 2 y la ex Penitenciaria también nos enseñaron el valor central que los presos le dan al derecho a la igualdad, conscientes del distinto trato y oportunidades que existen entre los chilenos. Una vez más, su experiencia vital sobre las discriminaciones del sistema penal permite entender la prioridad que le otorgan a la igualdad ante la ley. La población penal sostiene que es necesario que tanto los poderosos como los humildes —delincuentes comunes y delincuentes de cuello y corbata— sean tratados de la misma manera. La importancia que le otorgan a la igualdad se expresó además en demandas por que exista autonomía regional, protección de la naturaleza para el bienestar de las generaciones futuras y un defensor del pueblo para proteger los derechos de los más vulnerables. Pero los presos no solo discutieron seriamente sobre derechos; también lo hicieron respecto a sus deberes. Sus expectativas y las de la sociedad libre son extraordinariamente similares. Los presos de Colina II declararon que el primer deber ciudadano es el respeto a las leyes, a las normas cívicas y a los derechos de los otros. Que los presos quieran cumplir con la ley no debiese sorprendernos. La evidencia internacional señala que los valores de la población penal no difieren de los valores de la población en general. Es más, la mayoría de quienes han infringido la ley no creen que sus actos hayan sido ni moral ni legalmente correctos. Al contrario, los presos frecuentemente manifiestan su culpa, remordimiento y admiración por quienes, en similares condiciones, logran respetar la ley. Si consideramos que la mayoría de los delitos que se cometen en Chile atentan contra la propiedad, podemos afirmar que la población penal chilena delinque no porque tenga un sistema de valores diferente, sino porque su contexto y posición en la estructura social entrega escasas alternativas. El caso de la población penal femenina es ejemplar. Las mujeres privadas de libertad han sufrido de esta falta de oportunidades y muchas trafican drogas porque deben mantener a su familia sin el apoyo de un compañero o compañera o de alternativas laborales estables. Solo el tiempo dirá cuán relevantes fueron los encuentros locales para crear una Constitución justa y democrática. En el intertanto, creemos que dar voz a los privados de libertad es un ejercicio que permite reconocer su dignidad y visibilizar su voluntad política como una herramienta crucial para el resguardo de sus derechos. Encontrar respuestas novedosas y efectivas para mejorar el sistema de justicia penal depende radicalmente de la visibilidad que le demos a la población penal y su manera de comprender Chile. *Investigadoras de Leasur. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/06/27/lo-que-dijeron-los-presos-en-los-encuentros-locales/
  5. TOPIC OFICIAL 2016 PROCESO CONSTITUYENTE Presidenta Bachelet llamó a chilenos a participar en proceso constituyente La Mandataria realizó una cadena nacional este martes. Apuntó a que la Constitución se debe discutir de una nueva manera. Publicado: 21:07 | Autor: Cooperativa.cl Presidencia La Presidenta realizó una alocución que no superó los cuatro minutos. La Presidenta Michelle Bachelet llamó a todos los chilenos a participar en el proceso constituyente, en una cadena nacional emitida este martes. En una alocución que no superó los cuatro minutos, la Mandataria manifestó que "esta nueva Constitución no sólo debe ser nueva en su contenido, sino que también debe ser nueva en la manera en que se discute y elabora. Se trata de que los compatriotas tengan verdaderamente la oportunidad de decir lo que piensan y sean tomados en cuenta". "Seis meses atrás, en octubre del 2015, informé al país del inicio del proceso para elaborar una Constitución para Chile, nacida en democracia y como resultado de las propuestas hechas por ustedes, los ciudadanos y ciudadanas. Ya culminamos la primera etapa de este proceso, que estaba dirigida a comunicar y explicar los objetivos y métodos de la elaboración de una nueva Constitución", recordó Bachelet. "Queremos que sean miles los jóvenes, adultos, hombres y mujeres, campesinos, emprendedores, mineros, pescadores, profesionales, del Norte, del Sur, del campo y la ciudad y los pueblos indígenas, quienes, además, tendrán una participación y consulta específica", destacó. "En nuestro país, la inmensa mayoría quiere una Constitución moderna, que refleje mejor lo que somos y que responda adecuadamente a nuestras necesidades de hoy. Pero no basta con que algún experto presente una propuesta concreta de texto y se someta a votación popular", dijo la Presidenta. La Mandataria continuó indicando que "están todos invitados a expresar sus sueños de país; están invitados a plantear cómo imaginan el Chile del futuro, en temas como ¿cuáles son los valores y principios que deben inspirar nuestra Constitución? ¿Cuáles son los derechos, deberes y responsabilidades que la Constitución debe establecer para todas las personas? O, ¿cuáles y cómo deben ser las instituciones del Estado que contemple la Constitución?". Oportunidad única "¿Quiénes pueden participar? Todas las personas mayores de 14 años, chilenas y chilenos, y extranjeros residentes. Bueno, ¿y cómo podemos participar?. Hay diferentes formas de hacerlo: en forma individual, en grupos a nivel comunal, en instancias provinciales y regionales", precisó Bachelet. Además, los interesados podrán encontrar más detalles en el sitio web www.unaconstitucionparachile.cl. "Como país tenemos una oportunidad única de poder escribir entre todos nuestra Carta Fundamental. No se hará entre cuatro paredes, sino que serán millones de manos las que tendrán la posibilidad de participar en esta elaboración inédita. Todas las miradas tienen cabida, el proceso es abierto y nos pertenece a todos", aseguró Bachelet. "Es un derecho, pero también una responsabilidad. Quienes quieren un Chile mejor, tienen que levantar su mano y opinar. Es hora, pues, de involucrarse y de actuar, porque el futuro depende de todos nosotros. Ahora te toca a ti ser parte de la historia de la nueva democracia", finalizó. Fuente: http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/presidenta-bachelet/presidenta-bachelet-llamo-a-chilenos-a-participar-en-proceso-constituyente/2016-04-12/210737.html
  6. Renuncia Javiera Parada, agregada cultural de la embajada de Chile en EE.UU. Según informó la Cancillería, Parada buscará impulsar la participación de los chilenos en el proceso constituyente. SANTIAGO.- El ministerio de Relaciones Exteriores comunicó hoy que Javiera Parada, agregada cultural de Chile en Estados Unidos, presentó su renuncia ante la Presidenta Michelle Bachelet. “En su carta de renuncia, Javiera Parada manifiesta su deseo de sumarse al llamado de la Presidenta de la República a impulsar la participación de los chilenos en el proceso constituyente que dotará a Chile de una nueva Constitución”, explicaron desde Cancillería. De acuerdo a lo expresado por Relaciones Exteriores, la Presidenta Bachelet “ha agradecido a Javiera Parada la excelente tarea realizada como agregada cultural en Estados Unidos, reflejada en un número importante de actividades que permitieron difundir el arte, la poesía, el cine y el teatro de Chile en diversas ciudades norteamericanas”. Parada había generado controversia a inicios de mayo cuando en su cuenta de Twitter publicó 109 mensajes sobre la Constitución y el proceso constituyente. Aunque los textos pertenecían al dramaturgo chileno Guillermo Calderón, y fueron difundidos en el marco del lanzamiento de la canción “Proceso Constituyente” que interpreta Manuel García, personeros de oposición solicitaron la salida de Parada de su cargo. Durante las elecciones de 2013, Parada participó en el movimiento que llamó a firmar los votos con las letras AC, solicitando una Asamblea Constituyente para reformar la Carta Magna. www.emol.com
  7. 01.05.2016 En español y mapudungun: Escucha la canción de Manuel García sobre la nueva Constitución “Conversar y escuchar tu opinión”, “construir un nuevo país”, “crear nuestra historia” y “renovar nuestra hermandad” son algunas de las frases del tema original creado por García y Carlos Cabezas. Fue lanzado ayer por el vocero de gobierno. Por [email protected] / Agencia Uno El proceso constituyente del gobierno ya está en marcha e incluso tiene banda sonora. Se trata del cantante nacional Manuel García, quien junto al músico Carlos Cabezas (Electrodomésticos) compusieron la canción “Una Constitución para Chile”, que fue lanzada ayer sábado por el ministro vocero de gobierno, Marcelo Díaz. “Conversar y escuchar tu opinión”, es la idea fuerte de la letra, que habla también de construir un nuevo país, crear nuestra historia y “renovar nuestra hermandad”. La canción fue grabada en español y en mapudungun y la puedes escuchar acá: Español: Mapudungun: Fuente: http://www.eldesconcierto.cl/cultura-y-calle/2016/05/01/en-espanol-y-mapudungun-escucha-la-cancion-de-manuel-garcia-sobre-la-nueva-constitucion/
  8. 01 de mayo del 2016 / 00:53 Hrs Luciano Cruz-Coke: "Llegamos tarde a casi todos los debates que se instalan en la opinión pública" El ex ministro de Cultura y vicepresidente de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, llama a Chile Vamos a "perder el miedo a participar en las instancias públicas y a salir a la calle". Partidario de participar activamente del proceso constituyente del gobierno, Cruz-Coke defiende el derecho de su colectividad a marcar diferencias en la derecha. Tras intensas conversaciones, Chile Vamos acordó el lunes 25 dar libertad de acción a sus militantes y adherentes para participar en el proceso constituyente del gobierno. La postura fue defendida por Evópoli, pese a que el ex Presidente Sebastián Piñera y sus socios de conglomerado instaban a marginarse de los cabildos. El ex ministro de Cultura y vicepresidente de ese partido, Luciano Cruz-Coke, insiste en que desde adentro “podemos fiscalizar de mejor manera el proceso y exigir garantías”. ¿Qué razones determinaron que Evópoli defendiera la participación en el proceso constituyente del gobierno? La constatación de que nosotros, como coalición, estamos llegando tarde a casi todos los debates que se instalan en la opinión pública y en la que a veces la centroderecha se encuentra sin respuesta. Llegamos tarde al debate laboral, al debate por el cambio del sistema electoral y nos pareció en Evópoli que en este debate, el constitucional, no podíamos caer en el mismo error. ¿Qué riesgos implicaba la marginación? Este es un tema que está instalado, nosotros hemos venido trabajando en esto, y tenemos que perder el miedo de participar en las distintas instancias públicas. Queremos romper esa hegemonía que ha tenido la izquierda a través de Fernando Atria, por ejemplo, y ver también qué se piensa de la libertad, de la transferencia de poder a algunas instituciones, del emprendimiento, temas que son propios de la centroderecha y sentimos que si nosotros no somos capaces de instalarlos nos vamos a convertir en el chivo expiatorio de que este proceso eventualmente falle. Su postura es muy distinta a la que han manifestado la UDI y el PRI, que advertían el riesgo de terminar validando el proceso... Vemos que en RN hay un grupo que se armó que se llama Cabilderos, Diego Schalper armó algo también, Republicanos también está en eso. Y el PRI no cree que el proceso del gobierno ofrezca garantías y nosotros también respetamos a quienes no quieren participar. Acá la idea del Partido Comunista de con un pie en la calle y otra en el gobierno se aplica perfectamente. Hay gente que no quiere participar, y está bien, sin embargo, que no nos inhiba a aquellos que sí queremos, porque creemos que así podemos fiscalizar de mejor manera el proceso y exigir garantías. ¿Por qué entrar a jugar a una cancha cuyas reglas las pone el gobierno? El gobierno convocó a un Consejo de Observadores y ese consejo, a pesar de las presiones o jugarretas, como las llama Patricio Fernández, cuando se trata de imponer medios propagandísticos o cuando a través de la Segegob se busca la intervención de los funcionarios de gobierno en el proceso, ha dado muestras de autonomía y ha pataleado cuando ha sido necesario. Creemos que con esas reglas, el consejo puede dar garantías de que se lleve adelante de buena forma. ¿Qué garantías aún son necesarias? Hay que darle autonomía legal al consejo y también hay que exigirle al gobierno que no puedan participar funcionarios públicos. ¿Y qué pasa si esas exigencias no se cumplen? Si vemos que esto no se está cumpliendo vamos a presionar. Este tema va a estar instalado en las municipales, en las presidenciales, y nosotros creemos que tenemos que tener una voz firme y fuerte ahí. Sería muy torpe políticamente restarnos de ese proceso. El debate constitucional evidenció que en la derecha siguen existiendo dos visiones frente a temas clave: valóricos, DD.HH., la necesidad de una nueva Carta Fundamental. ¿Cómo abordan este tema? ¿Les preocupa? Es un poco maniqueo hacer la distinción entre conservadores y liberales. La Constitución que pretendemos construir es una coalición que debe abarcar a personas de distintas vertientes. Venimos elaborando una propuesta desde hace un año, con tener una Constitución mínima, que sea minimalista, que señalara mínimos comunes, como la Constitución americana. Dado que nuestro proyecto es a 20-25 años plazo, de crear una derecha con un nuevo paradigma que proviene de una situación histórica muy distinta de otros miembros de Chile Vamos, hemos tomado temas que nos parecen relevantes y los hemos ido trabajando. ¿No los debilita como coalición que trascendieran sus diferencias sobre participar del proceso? Tenemos que aprender en una nueva coalición a vivir con la tolerancia, con la diversidad de opiniones. En la derecha no siempre tenemos que tener posiciones únicas, taxativas, acerca de los temas. Hay distintas opiniones, reconocemos que las hay y estamos todos a favor de que exista una gran fiscalización del proceso. Restarnos de las instancias de participación es tremendamente nocivo para la derecha. ¿Lo consideran como una victoria? Finalmente se impuso la postura de su partido al interior del conglomerado... No quiero pecar de pedantería en esta materia, porque si como coalición vamos a empezar a funcionar públicamente en términos de quién impone determinada visión al otro, finalmente no vamos a durar mucho. Nosotros partimos con esto y lo hemos liderado, pero también se han sumado otros, como el senador Ossandón, los distintos movimientos del conglomerado; me gustaría entender que esto es fruto del diálogo y la reflexión que ha habido. Y así lo dice el ex Presidente Piñera en su carta, afirma que el gobierno tiene que dar más garantías, pero que también está dispuesto a participar. Pero el ex presidente hace la distinción. El habla de participar del debate a través de las propuestas que se están preparando al interior de la coalición, pero no llama a participar de las instancias que el gobierno ofrece. ¿Fue una derrota política para el ex mandatario? No, no creo que haya sido una derrota. En una coalición que aspira a tener distintas posiciones y mayor diversidad, no hay ganadores ni perdedores, sino que se van adoptando diversas posturas según algunos argumentos van convenciendo más. Es evidente que el ex presidente buscó desmarcar a Chile Vamos de todo este proceso... Es que no hago la misma lectura de que él no esté validando el proceso, porque él dice que debe haber participación. Sin embargo, estamos de acuerdo en que el gobierno debe dar las muestras de ecuanimidad que un proceso así requiere. Se ha hablado de que el temor del ex presidente y su entorno era de que en el supuesto de que él gane la próxima elección presidencial, tendrá que lidiar con este proceso constituyente sí o sí... No me atrevo a tirar los balazos tan lejos. Este proceso está partiendo y evidentemente no lo va a terminar este gobierno. Y por eso no se puede ser mezquino y no se puede decir que el texto responde a una u otra administración, de hecho, este texto no será de Bachelet ni de un próximo gobierno, esperamos que sea el texto de los ciudadanos. No me preocupa esa apreciación, porque, además, falta mucho para determinar quién será el candidato del sector o el próximo presidente. Sus críticos aseguran que lo que está haciendo Evópoli es entregar un cheque en blanco al gobierno. Es como decir: “Participamos y esperamos que se cumplan nuestras exigencias”... No, no estamos dando un cheque en blanco desde ningún punto de vista, porque este es un proceso que recién comienza. Vamos a estar vigilantes, participando, pero exigiendo también, y si las garantías no se dan, vamos a ser los primeros en denunciar. El ex ministro Andrés Chadwick afirmó que el proceso era una “trampa política”... Es que puede serlo, hay signos de eso. Todas las intervenciones que ha hecho el vocero de gobierno y, en general, los funcionarios de gobierno respecto del proceso constituyente, toda la chambonada o jugarreta que hubo con el docureality que el consejo fue el primero en denunciarlo, apuntan a esa sospecha, por tanto no es raro que muchos piensen que aquí puede haber una trampa. Es tarea del gobierno dar esas garantías y despejar esas dudas, no es tarea nuestra. Cuando se discutió la declaración de principios del conglomerado, Evópoli manifestó sus aprensiones sobre el aborto y sus causales, hoy, de nuevo vuelven a ser la voz disonante al interior del bloque. ¿Se siente incómodo el partido en Chile Vamos? No, por el contrario. Nosotros aspiramos a perder el miedo a participar en las instancias públicas y a salir a la calle. Y en el escenario que se viene eso es tremendamente relevante. Hoy, el sistema electoral cambió y quedó bastante contrapesado hacia la izquierda y, por tanto, si existía en algún momento la eventual protección de un sistema a un cierto número de parlamentarios que pudiera favorecernos, eso ya no existe. Hoy tenemos que cuidar la coalición que hemos formado y no sólo tolerar el valor de la diversidad, sino que fomentarlo. Cuando Chile Vamos discutió sobre los mínimos comunes de la coalición se produjo un fuerte debate que incluso derivó en conflictos. A tanto llegó la discusión, que algunos, en privado, minimizaron la importancia de tener un acuerdo de ideas. ¿Cuál es su postura? Ningún documento puede dejar a todos conformes. Tenemos vertientes muy distintas al interior de la coalición. Están los liberales, algunos que son liberales conservadores, hay un socialcristianismo más apegados a instituciones como la Iglesia, hay nacional populares dentro de la coalición. Lo más virtuoso de todo esto es que finalmente funciona, hay acuerdo, está ahí, eso da cuenta de que hay una voluntad de que no podemos cometer los errores del 46-65, donde la derecha desapareció, 2012 y 2013, que fueron un desastre en términos electorales, y que nuestra fuerza consiste en estar unidos. Hace bastante tiempo se viene hablando de la “nueva derecha”. Incluso, hace poco, el ex ministro Rodrigo Hinzpeter recordó que él abogó por esta renovación cuando estaba en el gobierno. ¿Cree que Evópoli encarna hoy este concepto? Nosotros hemos hecho un esfuerzo unitario. Desde el principio entendimos que esto tenía que hacerse en grupo, en equipo. Para nosotros, en algún momento en que algunos de nuestros socios estaban en el suelo, siendo procesados, formalizados, hubiera sido muy fácil patearlos en el suelo, salirse de la coalición y correr por la libre. No somos un partido que emerge de los tiempos de la UP y la dictadura, no somos un partido que emerge de la coalición liberal-conservadora, ni tampoco en tiempos de la transición, somos un movimiento de personas independientes que no vienen de algún partido político en particular, sino que somos personas que no venían del mundo de la política y que finalmente arman un partido el año 2012. Entendemos los errores históricos que nuestro sector ha cometido y no queremos volver a cometerlos. La idea del ex ministro Hinzpeter era una idea muy acertada, pero muy inmadura en su tiempo. Los procesos requieren que se vayan asentando en la realidad. Nosotros, hoy estamos en condiciones de señalar que sí se está formando una nueva derecha o una centroderecha, pero para eso tiene que haber una coalición que se abra a temas que en el sector estuvieron por mucho tiempo vetados. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/05/674-678843-9-luciano-cruzcoke-llegamos-tarde-a-casi-todos-los-debates-que-se-instalan-en-la.shtml
  9. Topic de Archivo 2016 Reforma Constitucional Proceso constituyente: los temores ciudadanos ante el poder de los partidos Fernando Seymour | Domingo 3 de enero 2016 9:25 hrs. No son pocos los que piensan que el inicio de los “diálogos ciudadanos” es la oportunidad para un reencantamiento con la política. Sin embargo, también surgen suspicacias sobre la cooptación que generarían las colectividades en el camino hacia la nueva Constitución. Según la más reciente encuesta Plaza Pública Cadem, un 76 por ciento de los encuestados está de acuerdo con que Chile necesita una nueva Constitución. Además, un 60 por ciento considera que este cambio “es muy o bastante prioritario” para el país, lo que implica nueve puntos más que en la medición de octubre. Datos que reflejan el interés que podría generar en la ciudadanía la participación en el proceso constituyente anunciado por el Gobierno, el que durante 2016 comenzará a implementarse. Si bien ya existe una campaña comunicacional y el nombramiento de 17 integrantes que forman el Consejo Ciudadano de Observadores, el proceso aún genera dudas y ciertas complejidades, especialmente si se trata de los futuros cabildos locales, provinciales y regionales. En lo inmediato, no han pasado inadvertido diversos cursos y encuentros para la formación de delegados constituyentes. ¿El objetivo? Educar a quienes participarán en los llamados “diálogos ciudadanos”, a desarrollarse entre marzo y octubre de 2016. Sin embargo, entre quienes desempeñen ese rol figuran militantes de partidos políticos y líderes de organizaciones sociales. “Una cosa es el Consejo y otra son los facilitadores de la participación”, aclara el abogado y doctor en Sociología Salvador Millaleo, uno de los 17 observadores designados por la Presidenta Michelle Bachelet. “Nuestra misión es garantizar ese proceso. Lo importante es siempre ser fiel a la forma en que se expresa la población”, agrega el también académico de la Universidad de Chile, destacando la importancia de “no eliminar los desacuerdos para privilegiar los acuerdos. Y que los acuerdos se basen en cuestionen que tengan una mayoría y un respaldo robusto y amplio, y no solo un acuerdo de mayoría simple o algo similar, además de las otras opiniones que se recojan”. Cabildos ciudadanos: en la mira de los partidos políticos No cabe duda que el rol que desempeñarán los facilitadores en los “diálogos ciudadanos” será fundamental. Los mismos que, a sugerencia del Consejo Ciudadano de Observadores, serán contratados por Alta Dirección Pública. A éstos se sumarían otros voluntarios no remunerados. En este punto, las suspicacias son inevitables, especialmente cuando se trata de los intereses que ya manifiestan los partidos políticos por incidir en estas instancias. “Al menos yo, hasta el momento, no he escuchado en las reuniones que hemos tenido, que los partidos políticos estén poniendo gente”, reconoce Ruth Olate, presidenta de la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadoras de Casa Particular (Fesintracap) e integrante del Consejo. La misma que anticipa que “se recibirá a los partidos para que puedan plantear sus inquietudes. Y también a las organizaciones sociales”. Por ejemplo, tal como menciona, a las distintas centrales de trabajadores. Y es que al no existir claridad sobre los límites de cada uno de los protagonistas, “perfectamente un cabildo, al nivel que sea, podría ser cooptado por las máquinas de los partidos políticos para medir sus fuerzas, llevar gente y ordenar sus preferencias”. Así lo advierte el cientista político Alejandro Olivares, investigador del Instituto de Asuntos Públicos (INAP) de la Universidad de Chile, quien insiste en que mientras no exista una reglamentación al respecto, este riesgo estará latente. En ese sentido, Salvador Millaleo aclara que “nuestra tarea en el Consejo es procurar que no se produzca ningún tipo de captura y que se mantenga el pluralismo y se refleje la diversidad en el proceso de participación”. Respecto de la viabilidad de este tipo de experiencias, Olivares no duda en que efectivamente pueden funcionar, “en la medida que se desarrollen a través de varias sesiones, que exista la certeza de que se registrarán consensos y disensos, que se reconocerán votos de mayoría y de minoría y donde todas las posiciones quedarán reflejadas en un documento final”. En suma, como plantea el académico, un proceso que debería apuntar a un trabajo dotado de múltiples reuniones, en el que se logre que las personas se sientan parte del mismo, lo que requiere definiciones claras sobre los procedimientos. Es por ello que no duda en que lo primero es generar confianzas en las comunidades y demostrar que lo que se trabaje y discuta será considerado como un insumo para otro debate. “Hoy, nadie sabe si eso será así efectivamente”. Sin embargo, el que se trate de un proceso que carezca de un carácter vinculante podría implicar cierto distanciamiento y desconfianza. “Si hablamos de lo jurídico, este proceso no es vinculante, porque no está establecido de esa manera en la Constitución. La Constitución actual establece como vinculante un procedimiento de reforma bastante alambicado. Y eso es lo que ha causado esta discusión sobre la indefinición de roles, porque no existe ninguna ley que contemple la Constitución y por eso hay poca claridad, lo que es legítimo”. A su planteamiento, Millaleo añade que “nosotros queremos contribuir a aclarar este proceso en la medida que lo vamos desarrollando”. Definiciones y desafíos pendientes No son pocos los que piensan que el proceso constituyente que inició el Gobierno al nombrar este Consejo de Observadores, con integrantes tan disímiles como diversos, genera un problema. “Debe tener un equilibrio entre lo político y lo ciudadano”. La afirmación de Olivares se explica en que “los partidos políticos cumplen un rol de intermediación, de agregación de valor y de interés, de canalización de demandas, por lo que no pueden quedar fuera de este proceso. Debiesen ser centrales en todos los procesos de cambio de una Constitución. Por lo tanto, cuando aparecen otras instancias, como un consejo de observadores, que los amenaza, y donde además pareciera que no los incluirán, los partidos tienden a sobrerreaccionar, porque no está claro cuál será el punto de equilibrio entre uno y otro”. Asimismo, advierte que “la ciudadanía muestra un descrédito bastante grande hacia la clase dirigente, lo que incluye prácticamente a todos los partidos políticos, y también presiona para que estos procesos sean menos políticos y más ciudadanos”. En consecuencia, anticipa que el desafío del Gobierno es lograr un punto de equilibrio entre ambos. “Mientras no exista un procedimiento explícito que diga cómo se integrarán los ciudadanos y los partidos políticos, hasta qué punto llega cada uno, comenzaremos a ver una serie de tensiones con respecto al proceso constituyente”. Una preocupación que comparte Ruth Olate, a propósito de cómo se definirá a quienes conduzcan los cabildos. Por ahora, tal como lo confirma, se realizaría una licitación. “Se definirán criterios para determinar las personas que participarán en estos cabildos, las que también tendrán que educarse”. A eso, se suma la necesidad de definir cuál será la injerencia que tendrán los observadores en esas instancias. “Todavía no está claro. Lo estamos viendo y lo hemos conversado en las cuatro reuniones que ya hemos tenido. Aún estamos definiendo la metodología para elegir a las personas que se desempeñarán como facilitadores”. La gran oportunidad para reencantar a la ciudadanía “Si no es este proceso, no es ningún otro”, advierte con esperanza Alejandro Olivares. “Este puede ser el punto de inflexión para recuperar la politización, en el buen sentido, de una ciudadanía bastante más activa, lo que perdimos tajantemente con el Golpe de Estado de 1973 y que no hemos podido recuperar hasta hoy”. Por supuesto que se trata de un proceso lento y muy largo, tal como detalla Olivares, apuntando, sin embargo, a la posibilidad de desarrollar un proceso efectivo, integral, de respeto, con movilizaciones ciudadanas. “Discutir una nueva Constitución debiese significar una fuerza para recuperar capacidad de organización y reencantar a la gente con la actividad y la discusión política”. Tanto por la desmovilización generada durante la dictadura de Augusto Pinochet y luego por la implementación de las reformas neoliberales en la década del ’80, así como la posterior ampliación de las mismas durante los gobiernos de la Concertación, más los escándalos de corrupción de hoy, “la Política, con mayúscula, está en descrédito. Y los que hacen política son todos corruptos y ladrones, donde pagan justos por pecadores”. Por ello, su insistencia en que debe ser éste el momento para que la gente descubra que la política es más que todo eso. “La política es la conversación cotidiana, la discusión, la organización, es poder tomar entre nosotros algunas decisiones que le estamos traspasando a la autoridad, conocer al vecino para evitar que nos estafen cada cuatro año los distintos candidatos. Si éste no es el momento, no habrá otro y la calidad de la política en Chile no tenderá a mejorar. Soy optimista en que si ocurrirá, si es que el proceso es bien llevado”. “Es importante que se diera algo así –reconoce Ruth Olate– porque estamos muy alejados y criticamos tanto, por lo que si no participamos las cosas no se darán, porque siempre es minoría. Sería muy bueno que la gente se reencantara, participara, sacara la voz y dijera lo que le gusta o lo que no. Y que su opinión quede plasmada”. Junto con insistir en la importancia de la participación, cuestiona “lo fácil que es decir lo que a uno no le gusta y criticar cómo quedará la Constitución. Pero si no hemos tomado parte, después no tendríamos derecho a alegar”. Su reflexión es que “para tener un juicio hay que escuchar a toda la gente. A veces la mayoría toma acuerdos que dejan mucho que decir y ahí es donde tenemos que actuar. No siempre lo que dice la mayoría es lo correcto”. A esto se suma la conclusión de Olivares. “La historia de Chile tiene la tendencia al multipartidismo, por lo que podría ser ésta la instancia para que se organicen nuevas opciones y alternativas. Es en estas coyunturas, cuando se producen cambios, donde efectivamente la gente se organiza”. En lo inmediato, tal como ha ocurrido en los últimos cuatro lunes, este 4 de enero los 17 observadores del Consejo Ciudadano se reunirán nuevamente en el GAM, el Centro Cultural Gabriela Mistral que sigue siendo testigo de las discusiones y definiciones que podrían llevar al país a definir un nuevo texto constitucional. Las conclusiones de éstos, que se agruparán en un texto denominado por el Gobierno como “Bases ciudadanas para la nueva Constitución”, debieran ser el soporte para la redacción de la nueva Carta Magna, que el Ejecutivo proyecta concretar en 2017. Fuente: http://radio.uchile.cl/2016/01/03/proceso-constituyente-los-temores-ciudadanos-ante-el-poder-de-los-partidos-pol%C3%ADticos
  10. Topic de Archivo 2015 Reforma Constitucional Bachelet firma reforma constitucional que permite elección de intendentes Junto con este proyecto de ley remitirá al Parlamento un conjunto de indicaciones para fortalecer el proyecto de regionalización que actualmente se discute y, que a más tardar, el 16 de enero se realizará un traspaso efectivo de competencias y de servicios a los gobiernos regionales. Martes 30 de diciembre de 2014 | por Giselle Sauré Publicado por: C.M. - Foto: Presidencia “Avanzar en materia de descentralización es un acto de justicia con millones de chilenos y chilenas que no pueden esperar más”, afirmó este martes en Puerto Montt la Presidenta Michelle Bachelet al firmar el proyecto de reforma constitucional que busca permitir la elección directa de los intendentes como jefes de los gobiernos regionales y así dar un paso en la descentralización del país. La capital de la Región de Los Lagos fue la ciudad escogida por la Jefa de Estado para remitir al Congreso el texto legal que irá acompañado de un conjunto de indicaciones para fortalecer el proyecto de regionalización que actualmente se discute y, que a más tardar, el 16 de enero se realizará un traspaso efectivo de competencias y de servicios a los gobiernos regionales. “Lo hemos dicho muchas veces, la única posibilidad de un desarrollo armónico y sostenible de Chile, es que sea con sus regiones, no de espaldas a ellas”, recalcó, subrayando que “para que eso sea posible, es necesario reformar la Constitución”. Explicó que “actualmente los intendentes cumplen un doble rol: por una parte son los representantes del gobierno central en las regiones y, al mismo tiempo, dirigen el gobierno regional. Y hoy, lo lógico es que, si todos los consejeros regionales son elegidos directamente por sufragio universal, quien encabeza ese consejo, también lo sea”. A su vez, hizo hincapié en que la iniciativa plantea que en elecciones democráticas y abiertas, los chilenos y chilenas elijan a sus intendentes en un período de cuatro años, con la posibilidad de ser reelectos por una vez. Finalizando su intervención, la Jefa de Estado, señaló que “democratizar las decisiones y que cada comunidad determine su senda de progreso, es parte de esa convicción. Porque sólo si la soberanía y la participación es una realidad en cada región, vamos a poder hacer del progreso una realidad integral encada ciudad, en cada pueblo y en cada hogar”. DIFERENCIAS EN LA DC La decisión presidencial tuvo una acogida disímil en los diputados de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín y Matías Walker. El primero dijo no estar de acuerdo que en que se presente este proyecto antes de que se discuta, por ejemplo, el modelo de descentralización que se quiere para el país o las facultades y autonomía que tendrán los intendentes como jefes de las regiones elegidos por su propia comunidad. “Hoy día se presenta es solamente la reforma constitucional, siempre es discutible cuál es la mejor oportunidad para hacer esa elección, pero creo que el gran tema de fondo es cuál es el modelo de descentralización que queremos, cuáles son las facultades que le vamos a dar a los intendentes y a los gobiernos regionales, cuál va a ser la autonomía que van a tener desde el punto de vista de la elaboración de planes, programas, proyectos, diseños, qué va a pasar con los presupuestos, con los ingresos regionales”. A su juicio “estos parches manosean la descentralización”, ya que en su opinión si todo se hace vía elección popular la labor de los jefes regionales se centrará en aquellas localidades o ciudades con mayor cantidad de electores. Una opinión distinta manifestó Walker al señalar que “la elección democrática de intendentes es un compromiso del programa de Gobierno en materia de descentralización, naturalmente que se discute cuál va a ser el período de transitoriedad pero nosotros vamos a apoyar al subsecretario de Desarrollo Regional, es una agenda amplia que no se agota con la transferencia de competencias”. ASÍ SERÁN LOS NUEVOS INTENDENTES De aprobarse la reforma constitucional, corresponderá, posteriormente, dictar normas legales que permitan implementar materialmente la elección. Ello implicará legislar en el futuro sobre procesos de inscripción de candidaturas, inhabilidades, tribunal encargado de calificar la elección, financiación pública, límites al gasto electoral, aplicación o no del mecanismo de primarias, etc. Contenidos de la iniciativa • Se dispone elección de intendentes por sufragio universal en votación directa. • Para ser elegido intendente se requerirá la mayoría absoluta de los sufragios válidamente emitidos, por tanto, se contempla la posibilidad que haya segunda vuelta. • Los mandatos durarán 4 años, pudiendo postular sólo a la reelección inmediata. • El intendente, dado su carácter electo, presidirá el consejo regional. Además, le corresponderá la coordinación, supervigilancia y fiscalización de los servicios públicos que operen en la región, y que dependan o se relacionen con el gobierno regional respectivo. • El consejo mantiene su rol de ser el órgano normativo, resolutivo y fiscalizador sin modificaciones. • El intendente hoy ejerce tareas como ejecutivo de gobierno regional (administración superior) y como representante del Presidente de la República en la región respectiva (gobierno interior). Estas funciones serán ejercidas por una nueva autoridad que se denominará gobernador regional; quien será el representante del nivel central en la región y tendrá a su cargo tareas propias de gobierno interior, tales como control del orden público, combate a la delincuencia, extranjería, emergencias, etc. Además, el gobernador regional coordinará, supervigilará y fiscalizará el accionar de los órganos públicos desconcentrados del nivel central en la región (seremis y directores regionales de servicios). El gobernador regional será designado y removido libremente por el Presidente de la República. • Seguirán existiendo las gobernaciones provinciales; sin embargo, no habrá gobernador en la provincia que sea asiento de la capital regional. En ella, la autoridad de gobierno interior será el gobernador regional. • El gobernador regional podrá ser sometido a juicio político por el Congreso Nacional. • El Ejecutivo desea que los gobiernos regionales administren servicios públicos regionales que satisfagan necesidades de la población. Ello se efectuará mediante un proceso gradual a través del cual servicios públicos nacionales irán traspasando sus funciones y atribuciones a los regionales. • Ello requerirá de la autorización del Congreso a los sucesivos Gobiernos centrales para dictar decretos con fuerza de ley que permitan implementar el proceso de creación de servicios públicos regionales. Hoy la Constitución permite que esta delegación sólo se extienda por un año. De allí que se añade en el proyecto de reforma constitucional una norma transitoria que permitirá que la citada facultad se extienda por períodos más amplios dentro de los 10 años siguientes a la fecha de publicación de dicha reforma. Fuente: http://www.lanacion.cl/noticias/pais/gobierno/bachelet-firma-reforma-constitucional-que-permite-eleccion-de-intendentes/2014-12-30/193512.html
  11. Coordinador Marca AC por retraso de proceso constituyente: "Estamos esperando que el ministro Eyzaguirre haga la pega que tiene que hacer" por El Mostrador 16 septiembre 2015 A juicio de Genaro Cuadros, "el equipo político de La Moneda no le ha puesto la seriedad ni la persistencia que este proceso de reformas requiere. Desde ese punto de vista esperamos que se pongan las pilas". El coordinador nacional del movimiento marca AC, Genaro Cuadros, se refirió a la postergación del inicio del proceso constituyente, asegurando que lo relevante no está en si se realizará "una semana más o una semana menos" sino en el hecho de que el equipo político de La Moneda "no le ha puesto la seriedad ni la persistencia que este proceso de reformas requiere". En otras palabras: "No se ha puesto las pilas". "Hemos solicitado hace más de dos semanas una reunión con el ministro secretario general de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, que no concurrió al encuentro con los los ministros Jorge Burgos y Marcelo Díaz la semana pasada en La Moneda, precisamente para explicar en qué consistía el proceso constituyente y de educación cívica que estaban prediseñando. Y aún no hemos tenido respuesta, lo que refleja el estado del arte en esta materia. No le han puesto a esto la prioridad y celeridad que el proceso constituyente se merece y requiere", sostuvo a El Mostrador. "La Presidenta Michelle Bachelet ha comprometido no sólo iniciar un proceso si no que hacerlo de forma participativa, no la veo con el más mínimo ánimo a renunciar al proceso. Lo que yo veo más bien es una actitud por parte del parlamento, partidos políticos el comité político de La Moneda: una cierta parsimonia inexplicable dado el nivel de debate que hemos tenido los últimos días", acotó Cuadros. En ese sentido, dijo: "Esperamos que el ministro Eyzaguirre haga la pega que tiene que hacer en estas materias y que alguien asuma el liderazgo de este debate que es uno clave para el país, dado que es evidente que no todos los ministros están en condiciones de hacerlo". Cabe consignar, que el vocero de La Moneda, Marcelo Díaz, anunció para hoy un encuentro del comité político, donde se analizarán las fechas de un futuro proceso constitucional. "Mañana (hoy) en un comité político de ministros se revisarán las fechas y el proceso mismo. La Presidenta ha planteado que este proceso constituyente requiere de participación ciudadana incidente, que tenga un momento constitucional legítimo a partir de las reglas que rigen, y un acuerdo amplio político", afirmó el secretario de Estado. La postergación también fue cuestionada por el abogado constitucionalista y académico de la Universidad de Chile, Fernando Atria, quien aseguró que ésto demuestra que el Ejecutivo no tiene muy claro qué hacer con este asunto. “Yo creo que hay una percepción de que no saben qué hacer con esto, entonces que es mejor dejar que se vaya disolviendo solo y darle largas al asunto, empezar a decir que lo que importa es lo que va a decir el próximo Congreso, y eso creo que es una mala decisión, no creo que ayude en nada al Gobierno en la situación en la cual se encuentra de baja en la aprobación popular”, indicó Atria. En esa misma línea, el vocero del movimiento por una Asamblea Constituyente, Matías Sagredo, lamentó que "todos estos son medidas de dilación, nada más, esperando que la ciudadanía se tranquilice en esta demanda, y, como se puede decir en un lenguajes coloquial, pase la vieja y esto se calme. Ese es el objetivo de ellos. Y una de sus estrategias fue dilatarlo hasta septiembre sabiendo que no lo iban a poder hacer”. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/09/16/estamos-esperando-que-el-ministro-eyzaguirre-haga-la-pega-que-tiene-que-hacer/
×