Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Peña'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 15 results

  1. Historia del topic acá https://foros.fotech.cl/topic/345115-evopoli-francisco-undurraga-diputado-y-vicepresidente-de-evopoli-la-diversidad-de-chile-vamos-no-va-a-permitir-asonadas-populistas/?hl=%2Bevopoli&do=findComment&comment=24179714 05 Noviembre2018 Evópoli vs. Peña: “Esto no es una competencia de quién es más liberal” Ayer Carlos Peña los acusó de ser "liberales a costa ajena" por oponerse al reglamento del aborto en tres causales junto a la UDI y RN. "¿Una institución objetora puede, o no, dar una prestación como una cesárea? Nosotros creemos que sí", insiste jefe del partido. No tardaron en acusar el golpe luego que ayer Carlos Peña, los acusara de ser “liberales a costa ajena” en su casi siempre controversial columna de los domingos en El Mercurio. ¿El pecado que les imputó? Declararse liberales a los cuatro vientos, pero luego alinearse con el ala conservadora de la derecha, la UDI y RN, para oponerse en el Tribunal Constitucional al reglamento del aborto: “El problema es que ahora Evópoli pretende que una institución pueda ser objetora de conciencia -homenajear sus convicciones incumpliendo la ley- y al mismo tiempo recibir dineros del Estado para prestar atención ginecológica u obstétrica”. Peña les formula el cargo de “hacer la propia voluntad sin llevar los costos de hacerlo” y que “así cualquiera es liberal”. La reacción del partido fue tan o casi más rápida que si los hubiesen provocado la jefa UDI Jacqueline Van Rysselberghe o su par RN Mario Desbordes. Antes de ir a las comillas, puntos y comas, valga subrayar que el alto mando de Evópoli insiste en que no son conservadores y que sus principios no están en cuestión. Pero desde que Peña habló ya le han contestado al menos cuatro veces. Ayer mismo, el presidente del colectivo, Hernán Larraín Matte, partió por enviar una carta a El Mercurio en que defiende sus ahora cuestionadas credenciales liberales. Después, el partido hiló cuatro posteos consecutivos en su cuenta de Twitter. Luego Larraín ahondó el debate con La Tercera PM, y detrás suyo, algunos dirigentes. “Hay, efectivamente, principios liberales que están en tensión. Estamos convencidos que Evópoli está defendiendo principios propios de su ideario liberal, y nos parece muy legítimo que Carlos Peña exprese su punto de vista, y que nosotros respondamos”, explica el jefe del partido. Recalca que “lo importante es que el liberalismo es una tradición donde no existe “un” liberalismo; es una familia amplia y buscamos consistencia al defender los principios liberales que están en cuestión”. -¿Por qué se están comprando este problema, de que les cuestionen alinearse con la UDI y RN, si en estos meses se han desmarcado de ellos en temas valóricos y han hecho de todo por ser los liberales o chascones de la derecha? -Estamos recurriendo al TC porque para Evópoli existe el principio fundamental de libertad de asociación, la autonomía de los grupos intermedios, la diversidad y riqueza que le aportan a la sociedad civil y los privados -en su rol público- al país. Estamos defendiendo convicciones liberales, y al mismo tiempo estamos defendiendo principios comunes de Chile Vamos. -Entonces, al menos en este tema sí están de acuerdo con la UDI y RN. -En esta materia estamos defendiendo un principio común: libertad de asociación, autonomía de cuerpos intermedios y la subsidiariedad. -Peña los compara con “una comunidad amish” al referirse al estatus en que se busca dejar a las clínicas y planteles: “Es como si una comunidad amish pretendiera financiamiento para su escuela y, al mismo tiempo, no cumpliera el currículum escolar arguyendo que es contrario a sus creencias y que de todas formas presta un servicio puesto que enseña a leer”. -Es un ejemplo, que está en el límite de la caricatura, respecto del punto de fondo. ¿Una institución objetora puede, o no, dar una prestación como una cesárea? Nosotros creemos que sí. Según Larraín, la postura que su partido hoy asume “tiene que ver con principios que son parte de la cultura liberal. Evópoli está defendiendo convicciones liberales, tiene que ver con nuestra doctrina, con nuestra visión pluralista de la sociedad. Para nosotros esto no es una competencia de quién es más liberal; queremos ser genuinos defensores de nuestras convicciones”. “No estamos en contra del aborto en tres causales” El diputado y antecesor suyo en la testera del partido, Francisco Undurraga, subraya que, además de dicha explicación, y para que quede claro -dice- el fondo del asunto, “nosotros no estamos en contra del aborto en tres causales. Es una ley de la República”. También salió a defenderse el también ex presidente y hoy senador, Felipe Kast, para quien es “curiosa” la carta de Peña. “No me parece muy liberal querer imponer un régimen único a los cuerpos intermedios. Tal como diría Constant, si no hay cuerpos intermedios fuertes, la libertad individual se vuelve impotente frente al poder organizado del Estado”. Sigue Kast: “Lo que parece no incorporar Peña en su análisis es que la libertad de convicciones de los cuerpos intermedios no impide el pleno cumplimiento de la ley, y por el contrario, una limitada visión de la subsidiariedad sí genera costos sanitarios importantes a la sociedad, pues esos hospitales dejarían de atender a un grupo importante de la población”. Otras voces liberales salieron a respaldarlos desde fuera del partido. El empresario Álvaro Fischer dijo que tampoco comparte el juicio de Peña: “El convenio de salud es un pago por un servicio que el Estado considera beneficioso para la población, beneficio que no desaparece porque la institución invoque la objeción de conciencia. Quitarle el subsidio por esa sola razón es más un ejercicio de poder excesivo del Estado que una promoción indebida de sus valores por parte de la institución”. Y, volviendo a la comparación “caricaturesca” del rector, añadió que “tampoco comparto lo del ejemplo de la comunidad amish. Creo que el sentido de otorgar subsidios a la educación de las personas no es condicionarlo a lo que este (o la mayoría de turno) crea deben ser los contenidos del currículum, sino que a través de ellos permitir que las comunidades eduquen a sus miembros de acuerdo a sus creencias, (aunque no sean las del Estado) mientras ‘salven los derechos de terceros’, como dice Peña, frase con la que concuerdo. Eso también vale para una escuela que decida no enseñar evolución por razones religiosas”. Durante la mañana, en tanto, el Twitter de Evópoli (que partió reconociendo “críticas respecto al rol liberal que tiene nuestro partido”) ha insistido en que “el aborto en tres causales es una legislación que se debe cumplir, y que “lo que pretendemos con esta acción, es defender la autonomía, la diversidad de la sociedad civil y el rol público. Esto significa que estamos por la posibilidad de que los hospitales objetores de conciencia puedan continuar entregando prestaciones que beneficien a la comunidad”. Fuente: https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/evopoli-vs-pena-esto-no-es-una-competencia-de-quien-es-mas-liberal/388171/
  2. 17 Septiembre 2017 Dice que no es una imposición de silencio, sino una regla de privacidad la que contiene la ley Peña y "la tortura de Lagos" El rector de la UDP explica que, en relación al informe de la Comisión Valech, "muchas de las víctimas prefieren cubrir con el silencio, y con el esfuerzo del olvido, los detalles de lo que les ocurrió. No lo hacen por proteger a los victimarios, sino que para protegerse a sí mismas de un recuerdo que, encerrado en la soledad de su conciencia, puede resultarles menos dañino que si saliera a la luz". En su última columna, el rector de la UDP, Carlos Peña, defiende al ex Presidente Lagos ante las críticas que le han hecho a propósito del informe de la Comisión Valech. "Lo que hace la ley 19.992 es poner los detalles de la tortura a disposición de la voluntad de quien la padeció", explica el abogado, "quien podría decidir entregarlos a un tercero o a la justicia. En vez de imponer el silencio, como se quiere ahora hacer creer, lo que la ley hizo fue simplemente establecer una regla de privacidad a favor de la persona que padeció prisión política o tortura, de manera que fuera ella, y nadie más que ella, quien pudiera decidir si lo que vivió debía ser conocido". Agrega que no es, entonces, una imposición de silencio, sino una regla de privacidad la que contiene la ley, que según él sería "una regla razonable", consigna El Mercurio. Y explica: "Muchas de las víctimas prefieren cubrir con el silencio, y con el esfuerzo del olvido, los detalles de lo que les ocurrió. No lo hacen por proteger a los victimarios, sino que para protegerse a sí mismas de un recuerdo que, encerrado en la soledad de su conciencia, puede resultarles menos dañino que si saliera a la luz". Luego defiende que Lagos promovió una privatización del dolor, pero que eso vendría a ser un "gesto de humanidad". "Por eso es razonable lo que dispuso la ley 19.992: que fuera la intimidad de la víctima, y no el simple furor de la justicia, la que decidiera si lo que le ocurrió, la tortura que padeció, la violación de la que fue objeto, las humillaciones que consintió como producto del miedo, debían ser o no conocidas por terceros", concluye. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/09/17/pena-y-la-tortura-de-lagos/
  3. Madre muere tras dar a luz a gemelos el mismo día del funeral de su esposo Una historia repleta de coincidencias trágicas llama la atención de los habitantes de California, Estados Unidos. Es el caso de Stephanie Cáceres, una mujer cuyo desenlace fatal da la vuelta al mundo: falleció tras dar a luz a gemelos el mismo día del funeral de su marido. La pareja dejó tres niños huérfanos: Kailanie, de dos años, y sus dos hermanos gemelos que apenas tienen semanas de vida. El hecho sucedió recientemente, cuando Jevaughn Suckoo, de 26 años, fue encontrado muerto en un departamento de West Palm Beach donde vivía con su familia. Pasadas 72 horas del fallecimiento, Cáceres dio a luz a los gemelos que esperaba con Jevaughn: Jevaughn Jr y Lailah, cuyo parto terminó complicándose a raíz de una una infección en la cesárea. La difícil situación médica de la madre se extendió hasta la semana pasada, cuando Stephanie falleció coincidentemente el mismo día en que se realizaban los funerales de su marido. La historia la recogió el matutino Palm Beach Post, que afirma que los delincuentes que balearon a Suckoo continúan prófugos. En internet ya existe una campaña para recaudar fondos para la educación de los tres niños, el principal foco de preocupación de la conmovida audiencia. Lina Niemczyk, jefa de Stephanie en la clínica pediátrica donde trabajaba, impulsa ahora una campaña en GoFundMe. La meta es conseguir 100.000 dólares (más de 65 millones de pesos). Según la publicación, ahora serán los abuelos de los niños quienes se harán cargo de ellos.
  4. 02 Abril 2017 Luksic se defiende de críticas de Peña por su cuenta de Twitter El más rico le sale a responder al más influyente: "No estoy dispuesto a inhibirme por lo que digan usted u otros" "La confusión del rector Peña". Así se titula la respuesta del empresario, publicada a través de su cuenta de Twitter, en la que punto por punto combate los argumentos del rector de la UDP, quien hoy, en una columna de nombre "La confusión de Luksic", criticó duramente al presidente de Quiñenco por "no entender la diferencia entre la opinión del público y la opinión pública". "La confusión de Luksic". Así se tituló hoy la columna de Carlos Peña que acusa al empresario de no entender la diferencia entre la opinión del público y la opinión pública. "Ahí está Andrónico Luksic leyendo y respondiendo tuits y creyendo que el número que recibe o la cantidad de likes que gana, son equivalentes a una buena reputación o que consolidan su prestigio", argumentó el rector de la UDP, quien además tildó al presidente de Quiñenco como un "adolescente entusiasta". Pero el asunto no quedó hasta ahí. "La confusión del rector Peña" fue el nombre elegido por Andrónico Luksic quien, a través de su cuenta de Twitter, combatió punto por punto los argumentos del columnista más influyente del país. "No se confunda don Carlos", escribe al comienzo, "estoy en Twitter porque hoy debemos aceptar el diálogo de igual a igual sin intermediarios ni dueños de la verdad". Luego, el empresario argumenta que su intención no ha sido "estar bien con el público para mejorar mi imagen" y asegura que no confunde la opinión pública con la opinión del público. "Busco que las personas en Chile conozcan cómo somos y qué nos mueve al hacer empresa", dice, subrayando que no opina distinto en Twitter "que en los directorios a los que asisto o en los foros en los que me toca intervenir en Chile o el extranjero". Entre las otros argumentos que entrega el empresario, está el hecho que la red social le sirve para "recibir y entender las preocupaciones e inquietudes, en forma directa, de quienes quieran hacerse parte de este diálogo, de este foro, con respeto". Destaca, además "que el 60% de la población accede a alguna red social, por cierto mucho más transversal". "Claramente", escribe al final del texto, "no estoy dispuesto a inhibirme por lo que digan usted u otros; no quiero dejar que se siga caricaturizando a los empresarios y a la iniciativa privada, masivamente y sin contrapeso, poniendo en duda el tremendo aporte que ésta he hecho al progreso de Chile". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/04/02/el-mas-rico-le-sale-a-responder-al-mas-influyente-no-estoy-dispuesto-a-inhibirme-por-lo-que-digan-usted-u-otros/
  5. Tanto las que formaban parte de la banda sonora, como aquellos temas y melodías incidentales. O aquellos de los que se realizaron versiones en tono de tristeza.
  6. 19 Marzo 2017 A propósito de las empresas zombie que le permitieron eludir impuestos Peña cuestiona las habilidades de Piñera para dirigir el país y lo compara con los controladores de Penta El rector de la UDP se pregunta: "¿En qué sentido la prodigiosa habilidad para hacer fintas contables y comprar empresas desprovistas de toda actividad, simples cascarones, para disfrazar la propia prosperidad y así rebajar impuestos podría ser útil en el gobierno de un país?", enfatizando que, a su juicio, "la escala de la virtud política, no es equivalente a la escala de la riqueza". A propósito de la comparación que hizo el columnista David Gallagher, entre Sebastián Piñera y Alejandro Guillier, en la que destacó las habilidades que tenía el primero para ganar dinero y menospreció las habilidades del segundo, al llamarlo un simple "lector de noticias", Carlos Peña escribió, en su columna, una crítica a las supuestas "habilidades de Piñera que lo haría más virtuoso que un simple lector de noticias" "Una investigación del periodista Juan Andrés Guzmán acaba de revelar que Inversiones Bancard Ltda. compró empresas que habían estado sin actividad durante años para de esa forma declarar pérdidas tributarias y eludir impuestos ("empresas zombie" las llamó Jorge Rojas en una investigación publicada por The Clinic). Inversiones Bancard habría declarado pérdidas por $44 mil millones, nada menos, gracias a la argucia de revivir empresas quebradas del grupo Cruzat. Todo eso se tradujo en una notable rebaja de impuestos que solo logró ser corregida por el SII para el período 2001-2004", recordó el rector de la UDP. "Esa prodigiosa habilidad del ex Presidente no es privativa suya", continúa", "por supuesto, sino que es compartida por varios otros empresarios entre los que se contaban los dueños y controladores de las empresas Penta", consigna El Mercurio. Luego Peña cuestiona explícitamente los planteamientos de David Gallagher, preguntándose si es efectivo que esas habilidades sean más útiles para el país que las de un lector de noticias. "Porque ocurre que uno de los deberes de un gobierno, incluso en opinión de los más recalcitrantes partidarios de un Estado mínimo, es el de recaudar impuestos, es decir, obtener coercitivamente renta de los ciudadanos para financiar bienes públicos. Usted puede discutir si el deber del gobierno es promover la igualdad o la eficiencia o cualquiera otra cosa. Lo que nadie discute es que una de las tareas básicas del Estado es recaudar impuestos y de esa forma financiar bienes que los particulares, por un problema de free rider , no se mostrarían dispuestos a financiar de manera espontánea", argumenta. Y después enuncia: "¿En qué sentido, entonces -cabría preguntar-, la "prodigiosa habilidad" para hacer fintas contables y comprar empresas desprovistas de toda actividad, simples cascarones, para disfrazar la propia prosperidad y así rebajar impuestos podría ser útil en el gobierno de un país?" "La única forma de presentar como virtud o prodigiosa habilidad conductas como esa de Piñera que se acaba de revelar (y otras suficientemente conocidas que se le parecen) es un tosco utilitarismo, que para calificar la corrección o incorrección de un acto, atiende solo a los resultados que brinda a quien lo ejecuta. Pero esta forma de medir las virtudes o las habilidades de un político -según cuánto ha logrado engrosar su billetera sin atender a los modales que empleó para lograrlo- es un argumento obviamente erróneo, que nadie, con un mínimo de reflexión, aceptaría. La escala de la virtud política, no es equivalente a la escala de la riqueza", defiende. Por último, asegura que hay muchas formas de evaluar a los políticos, a los candidatos, a los periodistas o a quien fuera. "En algunas queda bien Piñera y mal Guillier; en otras bien Guillier y mal Piñera. Se puede, por ejemplo, juzgar su inteligencia, su carácter, su cultura, la índole de sus actos, sus ideas o cualquier otro aspectos de su comportamiento público; pero lo que no parece correcto es sostener, o siquiera sugerir, como inexplicablemente lo ha hecho Gallagher, bajo otros respectos tan ponderado, que la medida de las virtudes públicas de un político, o de quien fuera, es simplemente la fortuna que ha logrado reunir con prescindencia de la conducta que mostró para lograrlo", sentencia.14:31 19/03/2017 Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/03/19/pena-cuestiona-las-habilidades-de-pinera-para-dirigir-el-pais-y-lo-compara-con-los-controladores-de-penta/
  7. 09 Octubre 2016 Carlos Peña vapulea la llegada de Bachelet a Twitter: “el carisma sin buenas políticas arriesga ser vacío” El académico fustigó la llegada a Twitter e Instagram de la Mandataria señalando que “en la medida en que las redes sociales (como la recién estrenada cuenta de Twitter de la Presidenta) eximen de ideas y de conceptos, y en cambio exigen frases estereotipadas, imágenes sencillas, fáciles de coincidir con la que otros miles de partícipes de esas redes elaboran (como la imagen con las zapatillas rosadas) las redes favorecen y hacen más fácil el logro de ese propósito”. El rector de la UDP y columnista de la sección de Reportajes de http://www.elmercurio.com/blogs/2016/10/09/45623/Las-redes-de-la-Presidenta.aspx, Carlos Peña, dedicó esta semana su espacio en el matutino para comentar el estreno de Michelle Bachelet en las redes sociales, ocurrido esta semana. El abogado señala que luego del caso Caval, la presidenta “acostumbraba llevar un leve rictus de amargura y rehuía la exposición pública, reduciéndola a lo estrictamente necesario, limitándolo a lo que era indispensable y no se podía rehuir, de pronto decidió mostrarse en todas las formas de comunicación posible y reemplazar el rictus triste por una sonrisa”. Para Peña, no existe otro motivo a la inauguración de las redes sociales que el de intentar “recuperar con su carisma (que languidece, pero no expira) lo que no ha logrado con su conducta gubernamental”. “El empeño deliberado por recuperar la espontaneidad de su sonrisa (un oxímoron, puesto que una conducta espontánea, si es de verdad espontánea, no puede ser el fruto de una decisión) indica que los diagnósticos que inspiran esta nueva actitud de la Presidenta han identificado el decaimiento de su personalidad como la causa principal de su baja aprobación. Y así sugieren reverdecer su actitud como una forma de mejorarla”, dice. Según el académico, “en la medida en que las redes sociales (como la recién estrenada cuenta de Twitter de la Presidenta) eximen de ideas y de conceptos, y en cambio exigen frases estereotipadas, imágenes sencillas, fáciles de coincidir con la que otros miles de partícipes de esas redes elaboran (como la imagen con las zapatillas rosadas) las redes favorecen y hacen más fácil el logro de ese propósito”. Sin embargo, Peña señala la historia personal y el carisma -en el que según él ha reposado la popularidad de la Mandataria- “no son suficientes si no van acompañados de acciones que hagan plausibles las expectativas que ellas desatan. Y esa ha sido la lección de este tiempo que le ha acarreado a ella tantos malestares: ha faltado la estructura de plausibilidad, el puñado de acciones que estén a la altura de lo que su empatía silenciosa fue capaz de desatar”. “Y es que, desgraciadamente, si las buenas políticas sin carisma son opacas; el carisma sin buenas políticas arriesga ser vacío. Igual que Twitter”, sostiene. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/10/09/carlos-pena-vapulea-la-llegada-de-bachelet-a-twitter-el-carisma-sin-buenas-politicas-arriesga-ser-vacio/
  8. Carlos Peña 18 Septiembre 2016 Rector UDP analiza la figura del senador y ex rostro de TV que irrumpe en la presidencial Peña barre el piso de la fonda con Guillier: "La visibilidad de los medios y una personalidad atractiva por lo inocua es cuanto se necesita para conducir el Estado” Peña estima que la precandidatura de Guillier “no tiene un significado estrictamente político, social; no expresa un reverdecimiento del radicalismo, sino su delicuescencia; no es el surgimiento de un liderazgo, sino la confirmación de que hoy basta con muy poco para pretenderlo”. Después de haberse definido como “laguista” y cuestionar su propia candidatura si es que el ex Presidente daba un paso al frente, Alejando Guillier manifestó –en entrevista con radio La Clave– que “liderazgos como el de Lagos se quedaron en el siglo XX”, dejando prácticamente claro su interés por ser candidato presidencial. ¿Qué significa la “irrupción”, como lo señala Carlos Peña, de esta candidatura? Según el columnista, aparentemente, Guillier podría reverdecer al Partido Radical, del que es cercano. “El Partido Radical representó durante un largo tiempo a las capas medias (Aguirre Cerda, Juan Antonia Ríos, González Videla). Se trataba de grupos sociales surgidos al amparo de la expansión del Estado. Esos grupos, a través del Partido Radical, meditaron entre los intereses de los grupos oligárquicos y los populares”, escribe. “El resultado fue un período de larga estabilidad”, acota Peña, “que se conoce en la literatura como el Estado de compromiso (1932-1970)". Peña cree que la irrupción de Guillier podría ser indicativa de que las capas medias retoman ese papel, “por llamarlo de algún modo, histórico”, aunque luego, taxativamente, dice que no es el caso. Explica que las capas medias de hoy no son las del siglo XX, de modo que “los nuevos grupos medios, a diferencia de aquellos que acunaron durante largo tiempo a los radicales, están conformados por los sectores populares ascendidos gracias al mercado”. En ellos, según Peña, “no existe nada de la nostalgia que los sobrevivientes de la vieja clase media sienten por el Estado y la antigua educación pública (buena, pero de minorías). En vez de concebir su trayectoria como atada al Estado, la viven como el fruto de su propia autonomía y desempeño; en vez de cultivar la antigua sobriedad, que más que virtud moral era simple pobreza, los nuevos grupos tienden, en la medida de sus posibilidades, al consumo conspicuo (es decir, el consumo que confiere estatus); en vez de arriscar la nariz frente a la provisión privada de educación (que siempre fue signo de ascenso), la apetecen, y en vez de tener consciencia de clase, sentido de pertenencia a un mismo estrato, no tienen ninguna (puesto que sus miembros tienden, cada vez más, a la individuación)”, escribe. En síntesis, Peña distingue la clase media del siglo XX de la clase media del siglo XXI, argumentando que “una es la clase media del Estado de compromiso y la otra de los grupos medios surgidos al abrigo de la modernización capitalista”. Su pronóstico, entonces, es que salvo que el PRSD haya abandonado sus raíces y su inspiración, “es difícil pensar que pueda acompasarse a los cambios que ha vivido Chile y sintonizar con ellos”, escribe, agregando que “si lo anterior es así, la irrupción de Guillier no equivale a un reverdecimiento del radicalismo hace ya tiempo languidecente, ¿a qué equivale entonces? La respuesta del columnista es “a una muestra de levedad que ha alcanzado la política: primero las ideas fueron sustituidas por el programa; ahora, el liderazgo por la simple notoriedad; el político por la figura pública”. Lo anterior, según Peña, es la única explicación para la candidatura de Guillier, “que hasta ahora no destaca por sus ideas, sino por la rigurosa precaución de no expresar ninguna –sea como vista como plausible”, expresa. Haciendo un repaso por la antigua tradición del radicalismo, Peña señala que “la política era una profesión que se ejercía por largo tiempo, un quehacer meritocrático que se desenvolvía al alero del partido y de las formas de sociabilidad que él estimulaba (desde los clubes de la masonería). En esa tradición resultaba incomprensible la aparición de un liderazgo repentino, azaroso, de una figura, como la de Guillier, cuya evaluación y conocimiento público no es fruto de un genuino desempeño o reflexión política, sino nada más que el resultado fortuito de los medios, de la habilidad de emitir frases generales que empatizan con el espectador promedio, ese individuo que es todo y es ninguno”. Por último, Peña estima que la precandidatura de Guillier “no tiene un significado estrictamente político, social; no expresa un reverdecimiento del radicalismo, sino su delicuescencia; no es el surgimiento de un liderazgo, sino la confirmación de que hoy basta con muy poco para pretenderlo”. “La candidatura de Guiller”, cierra Peña, “expresa así los cambios de la sociedad chilena, la levedad que ha adquirido la política y la desorientación de la centroizquierda, al extremo que algunos de sus miembros piensan, y lo piensan al parecer en serio, que la visibilidad de los medios y una personalidad atractiva por lo inocua es cuanto se necesita para conducir el Estado”. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/09/18/pena-barre-el-piso-de-la-fonda-con-guillier-la-visibilidad-de-los-medios-y-una-personalidad-atractiva-por-lo-inocua-es-cuanto-se-necesita-para-conducir-el-estado/
  9. Carlos Peña 04 Septiembre 2016 Rector de la UDP apunta a que ambos son expresión de la modernización capitalista de Chile Peña: “Tanto Lagos como Piñera piensan que las demandas de la ciudadanía no son el signo de una ruptura sino la constatación de un éxito” “La Presidenta Bachelet, o sus asesores, llegaron al poder presumiendo que iniciarían un nuevo ciclo en la política chilena. Y como lo nuevo, para ser genuinamente nuevo, requiere declarar la vejez de lo que le antecede, Bachelet, o sus asesores, se apresuraron a diagnosticar la decrepitud del proyecto modernizador que la Concertación impulsó. La Nueva Mayoría construyó así su identidad sobre la base de devaluar el tiempo que le había antecedido”, explica el académico de la Universidad Diego Portales. El rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, analiza la decisión tomada por el ex mandatario Ricardo Lagos de competir en la elección presidencial y la actitud de Sebastián Piñera, quien ya casi está en campaña, y apunta a que ambos son la expresión de la modernización capitalista del país y que las demandas de la ciudadanía, expresada en las marchas, no son el signo de una ruptura sino la constatación de un éxito. En su habitual columna en El Mercurio, Peña señala que la determinación de Lagos configura un significado que es imposible de ocultar, “la derogación del sentido histórico que el gobierno de la Presidenta Bachelet se autoatribuyó”. “La Presidenta Bachelet, o sus asesores, llegaron al poder presumiendo que iniciarían un nuevo ciclo en la política chilena. Y como lo nuevo, para ser genuinamente nuevo, requiere declarar la vejez de lo que le antecede, Bachelet, o sus asesores, se apresuraron a diagnosticar la decrepitud del proyecto modernizador que la Concertación impulsó. La Nueva Mayoría construyó así su identidad sobre la base de devaluar el tiempo que le había antecedido. Se asistió así, durante estos años, al raro fenómeno de un grupo de políticos que se avergonzaron de su propio quehacer y que, en rara esquizofrenia, al verse a sí mismos en el espejo del pasado, se sonrojaban y maldecían”, explica. Y agrega que “si el primer gobierno de la Presidenta Bachelet había continuado, a su pesar y por influencia de Velasco, la modernización capitalista, su segundo gobierno principiaría una reforma radical, y pasaría entonces a la historia como el umbral de un nuevo ciclo”. El académico también se pegunta si “¿Habrá un sueño más seductor para un político que entrar a la historia navegando sobre una nueva ola del tiempo?” y su respuesta es que la llegada de Lagos y Piñera a la carrera presidencial “apagará definitivamente ese sueño: donde hubo el sueño de un umbral, habrá la sencilla realidad de un paréntesis”. En ese sentido, sostiene que “tanto Lagos como Piñera piensan que las demandas de la ciudadanía no son el signo de una ruptura, sino la constatación de un éxito. Es el cambio en las condiciones materiales de la existencia de los chilenos y chilenas que la modernización hizo posible -en una palabra, su éxito-, lo que provocó el cambio de expectativas que alimentan las demandas de hoy. Mientras la Presidenta Bachelet ve en esas demandas un deseo de ruptura, Lagos y Piñera coinciden en una cosa: esas demandas no exigen el abandono de la modernización capitalista, sino abrigo frente al infortunio y la realización de los ideales, de igualdad y de mérito, que esgrime para legitimarse”. Precisa que resulta irónico que el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet fuera el que advirtió esa demanda y “ese fue el origen de la reforma al sistema previsional (el fortalecimiento del pilar solidario) y de las transferencias directas a los más desfavorecidos por la rueda de la competencia, que ideó Andrés Velasco. Y es una doble ironía -ironía sobre la ironía- que sea la misma Presidenta Bachelet la que, como si nunca hubiera comprendido el secreto del éxito de su primer gobierno, lo olvidara apenas inició el segundo, dibujando así la primera línea del paréntesis que cerrarán, es casi seguro, o Lagos o Piñera”. “Por supuesto, la Presidenta Bachelet sabe eso y de ahí el semblante sombrío y el lugar común que pronunció al comentar la noticia de la candidatura de Lagos. En esas palabras no había solo el propósito de mantenerse neutral frente a otras candidaturas de la coalición, había también el esfuerzo por controlar sus propias emociones. Y es que no debe ser fácil para alguien que hizo de la renovación de las élites uno de sus lemas, estar condenada a entregar la Presidencia a una de dos figuras a las que tácitamente presumió dejar atrás. Y tampoco ha de ser sencillo constatar, cuando es ya tarde para arrepentirse, que para torcer la trayectoria de los países o comprender sus demandas no bastan ni el entusiasmo moral, ni la empatía retórica, ni la cercanía carismática, ni la indudable bondad de los objetivos”, menciona. Siguiendo la línea argumentativa, Peña argumenta que si Lagos o Piñera sucedan a Bachelet “¿acaso no será esa una vuelta al pasado? Esa pregunta -se repetirá por estos días- olvida que es la Presidenta Bachelet la que ha estado más influida por el pasado”. El rector sostiene que Bachelet ha estado movida por una “deuda, por una falta que la hiere y que ha intentado saldar. Una deuda con su propia memoria biográfica e ideológica que tiene un acreedor, un pueblo, que ya no existe. La convicción de esa deuda (toda deuda remite al pasado) es la que explica la notable dificultad que ha tenido para sintonizar con los cambios que introdujo la modernización capitalista. Y por haberse dejado atrapar por esa deuda es que hoy día Lagos (y Piñera) son quienes tienen el rostro del futuro”. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/09/04/pena-tanto-lagos-como-pinera-piensan-que-las-demandas-de-la-ciudadania-no-son-el-signo-de-una-ruptura-sino-la-constatacion-de-un-exito/
  10. 21 Agosto 2016 Cuestiona que la mandataria sea populista Peña explica la caída de Bachelet en la CEP: “El pueblo al que ella le es fiel no es real: es imaginario” “El pueblo para la Presidenta Bachelet es algo que subyacería por debajo de esa realidad, algo que solo latiría en la gente de a pie y que, según ella cree, conforme avancen las reformas, asomará y comenzará a aplaudirla. En suma, lo que explica la conducta de la Presidenta Bachelet es que, para ella, el pueblo no es la gente que tiene ante los ojos, sino aquello en que esa gente se transformaría una vez que las reformas empiecen a fructificar”, explica el rector de la UDP. Un análisis a la caída en el apoyo a la Presidenta Michelle Bachelet en la encuesta CEP, la más baja para un gobierno desde el regreso a la democracia, hizo el rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, en la que rechaza algún sentido populista de la mandataria y asegura que el problema radica en que el pueblo al que ella “le es fiel no es real: es imaginario”. “Uno de los misterios aparentes de la política chilena lo constituye Michelle Bachelet. Su desempeño en las encuestas -la del CEP la deja por los suelos- muestra que las personas no aprueban ni su forma de gobernar ni la manera en que ha ejecutado las reformas que ha emprendido. La pregunta es: ¿por qué entonces insiste en ellas? ¿A quién -ya que no a la ciudadanía que se refleja en las encuestas- quiere ser fiel Michelle Bachelet?”, señala en su habitual columna en El Mercurio. Peña sostiene que hay personas que dicen que “Bachelet se deja llevar por el populismo; por la tendencia a halagar a la calle; por el intento permanente de adivinar lo que la gente quiere, a fin de complacerla y ganarse su aprobación; por la propensión a satisfacer lo que, según ella augura, la gente anhela; por su proclividad a dejarse guiar por la pregunta ¿qué quiere la ciudadanía de mí? Ese juicio acerca de Bachelet es obviamente equivocado. Si ella fuera populista (si su pulsión básica fuera saciar los anhelos de la gente), en vez de ponerse de espalda a las encuestas y hacer oídos sordos a ellas -como lo ha hecho-, les prestaría atención”. Ante esta posición, el rector se pregunta por qué no lo hace y dice que “la respuesta es obvia. Porque ella no es populista. Y es que el pueblo al que Bachelet es fiel no es real: es imaginario”. “No está integrado por la gente de a pie que confía en sí misma, trabaja, contesta las encuestas y descree de la política. No. El pueblo para la Presidenta Bachelet es algo que subyacería por debajo de esa realidad, algo que solo latiría en la gente de a pie y que, según ella cree, conforme avancen las reformas, asomará y comenzará a aplaudirla. En suma, lo que explica la conducta de la Presidenta Bachelet es que, para ella, el pueblo no es la gente que tiene ante los ojos, sino aquello en que esa gente se transformaría una vez que las reformas empiecen a fructificar”, explica. Y agrega que no es extraña esta posición, porque “ocurre con quienes ejercen la política lo mismo que pasa a los individuos en su vida personal. Logran funcionar y soportar las asperezas y las pedradas de la vida, gracias a una fantasía que, interpuesta entre ellos y la realidad, les ayuda a reinterpretarla una y otra vez”. En ese sentido, el académico sostiene que el problema de la mandataria no son los objetivos que persigue, sino “la fantasía con que encubre y oculta, ante sí misma, la increíble impericia que sus equipos han mostrado para alcanzarlos. En el caso de Bachelet, esa fantasía es simple de describir”. Afirma que “para ella, la mala opinión de las encuestas no sería una señal de que las reformas se han diseñado defectuosamente, sino una prueba de que la gente, alienada por el consumo y el tráfago del día a día, no es capaz de advertir cuán buenas serán. Una vez que las reformas emprendan su curso, y principien a fructificar, la gente -piensa ella- valorará retrospectivamente lo que ahora rechaza. Su interés actual llevaría a la gente a rechazar al Gobierno; pero su interés futuro la llevará a aplaudirlo. Es cosa, pues, de esperar”. Peña también pone en entredicho el estilo que tiene Bachelet posee, el cual a su juicio “parece hacerla inmune a advertir la impericia propia y ajena”, añadiendo que “hasta los años ochenta (dictadura incluida), ese estilo no era raro. Hacer política consistía en tolerar sacrificios presentes en pos de un futuro imaginado. La imagen en pos de la cual se hacía la política cambiaba según las fiebres de la hora (desde la sociedad sin clases al mercado perfecto); pero el estilo cultural de la política era el mismo: la promesa del futuro ayudaba a soportar los tropiezos del presente”. “Y en esa ilusión del futuro confía la Presidenta Bachelet. Su estilo no es entonces populista, es un remedo inconsciente de un mundo que ya quedó atrás, el mundo de principios de los setenta, el mundo atado a su memoria familiar, cuando Chile no estaba habitado, como lo está hoy, por masas igualadas por la ilusión del consumo, confiadas en sí mismas, quejosas de cualquier forma de autoridad, gente para la que no bastan los buenos propósitos aliñados con la espera de días mejores. Estas masas, descreídas y urgentes, no soportan que los gobiernos excusen su incompetencia técnica con los aires del futuro. Y si alguien les ofrece algo así -si no, que lo diga la Presidenta Bachelet-, lo ponen rápidamente por los suelos”, concluye. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/08/21/pena-explica-la-caida-de-bachelet-en-la-cep-el-pueblo-al-que-ella-le-es-fiel-no-es-real-es-imaginario/
  11. 08 de agosto del 2016 / 06:20 Hrs Juan Cristóbal Peña, periodista: "Los fusileros hoy venden planes de Isapre, son obreros o guardias de seguridad" Como edición de aniversario por los 30 años del atentado a Pinochet, el periodista relanza su libro Los Fusileros. “Es un domingo soleado de 2016 y Juan espera en las cercanías del punto habitual en el que nos encontrábamos hace diez años. La oficina de Recoleta esquina Dardignac. No nos vemos hace cinco años, por lo que publica en Facebook me he enterado de que es dirigente comunal del Partido Comunista en Los Álamos, en la provincia de Arauco. Juan llegó allí después de dejar su trabajo en Santiago, ahora es maestro de la construcción y gana el sueldo mínimo.” Juan Moreno Ávila, Sacha en otros tiempos, fue uno de los responsables del atentado a Augusto Pinochet. Ese 7 de septiembre de 1986, 20 hombres y una mujer atacaron la caravana del dictador en el cajón del Maipo. El plan fracasó. Moreno fue el primero en caer detenido y las torturas que sufrieron él y su familia lo obligaron a delatar al resto. Su historia, y la de los demás guerrilleros, fue contada en 2007, cuando Juan Cristóbal Peña publicó Los Fusileros. “La historia de la resistencia armada a la dictadura había sido muy maltratada”, dice. A 30 años del atentado, el periodista lanza una nueva edición del libro que incluye un epílogo en que cuenta cómo continuaron las vidas de algunos de sus protagonistas tras la publicación. “Quienes sobreviven deben ser dos tercios de los que participaron y ellos representan el bando derrotado de este conflicto. Los fusileros, a diferencia de los organismos de seguridad, no tienen pensiones, ni reconocimientos y fueron perseguidos penal y políticamente”, explica Peña. Según el conocimiento que Ud. tiene de Juan Moreno y otros ex-guerrilleros ¿Cómo diría que son hoy sus vidas? Quienes sacaron la peor parte son los que permanecieron en el país, porque quienes partieron al exilio tuvieron contención y pudieron rehacer sus vidas. Pero los que se quedaron lo hicieron viviendo de manera clandestina, cuando lo único que habían hecho -en la época en que las personas estudian algo o encaminan su futuro-, fue prepararse para la guerra, y eso era lo único que sabían hacer. La vida para muchos de ellos ha sido bastante difícil, algunos de los que yo he conocido se dedican a lo que se dedica la gente que no tuvo la fortuna de tener una profesión, como por ejemplo, vender planes de Isapre, hay uno que vende tumbas y varios, como es el caso de Juan Moreno, que fueron guardias de seguridad, obreros de la construcción y carpinteros. ¿Cómo cree que repercutió para ellos la publicación Los Fusileros en 2007? Partiendo por la portada, en que aparecen a rostro descubierto, hay una intención de mostrar a los fusileros desde la intimidad y la humanidad. Creo que la historia de la resistencia armada a la dictadura había sido bastante maltratada, contada con parcialidad. Este libro muestra un lado más cercano de los protagonistas del atentado y da cuenta de que son sujetos bastante sencillos. Ttambién son una muestra representativa de nuestra sociedad: un gásfiter, un bombero, un estudiante de filosofía, uno de cine, un escolar, a diferencia del mito de que podrían haber sido guerrilleros del estereotipo guevarista, preparados en Cuba. Al contrario, se muestran personajes de carne y hueso que podrían haber sido cualquier otro. Cualquiera de nosotros pudo haber sido un fusilero. ¿Cree que Chile ha cambiado en cuánto a la conciencia que se tiene de los hechos ocurridos en dictadura? Creo que sí. Un programa como fue Guerrilleros de CHV, no hubiese podido ahondar de esa forma si no hubiese existido antes un libro como este. Así se avanza y se ayuda a mirar los hechos con mayor perspectiva. También a ver a los personajes que participaron en esas acciones como personas corrientes, como también lo fueron los agentes de la CNI, en condiciones y con una ética muy distintas, sin duda. Ayuda a ver lo que fue la resistencia armada a la dictadura desde un lado más humano. Estoy orgulloso de lo que generó el libro en cuanto a ahuyentar algunos prejuicios con respecto a lo que fue la lucha armada y hablar de ella directamente. Ni siquiera el Partido Comunista lo habla transparentemente. “Unas semanas después de que este libro fuera publicado por primera vez, recibí el llamado de una muchacha. Se llamaba- se llama- Alejandra y decía ser hija de Bigote. Me dijo que tenía antecedentes sobre la desaparición de su padre que no estaban en el libro... ‘Mi papá era una buena persona, íntegra, leal, no podía haber traicionado a nadie’. Bigote, Luis Arriagada Toro, fue un comandante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez acusado de traición y que terminó ejecutado por sus compañeros. Su ex esposa e hijos se comunicaron con Peña para reivindicar su figura, y esas conversaciones se cuentan en el nuevo epílogo. La versión cinematográfica de Los Fusileros, en manos de Juan Sabatini, comenzará a grabarse en julio de 2017. Peña trabaja en otro libro sobre la violencia política en Chile desde la vuelta a la democracia. Además, junto al historiador Gonzalo Peralta, preparan una antología de crónica chilena: “En dos libros reuniremos piezas publicadas en medios impresos desde comienzos de la República hasta llegado el siglo XX”. Como director de la Escuela de Periodismo de la U. Alberto Hurtado, Peña cree que a los futuros comunicadores se les debe estimular más la beta narrativa: “La no ficción está demostrando que es un género literario tanto o más valioso que la ficción. El periodismo y la crónica también son un arte literario”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/cultura/2016/08/1453-691836-9-juan-cristobal-pena-periodista-los-fusileros-hoy-venden-planes-de-isapre-son.shtml
  12. 10 de junio del 2016 / 22:08 Hrs Senadores presentan proyecto que aumenta penas y plazo de prescripción para el cohecho Iniciativa legislativa pretende pasar de los tres años actuales de prisión hasta los 15. Senadores oficialistas y de oposición piden aumentar la prescripción a diez años. En la Comisión de Constitución del Senado se pondrá en discusión durante las próximas semanas un proyecto de ley que busca aumentar las penas y el plazo de prescripción para los delitos de cohecho y soborno. La iniciativa, de la que ya se dio cuenta en la sala, fue suscrita por todos los miembros de dicha comisión: los senadores Alberto Espina (RN), Alfonso De Urresti (PS), Felipe Harboe (PPD), Pedro Araya (Indp) y Hernán Larraín (UDI). “La baja penalidad asignada a los delitos de corrupción, en especial al delito de cohecho (...) no permite que haya una sanción proporcionada con la gravedad de las conductas”, se señala en la propuesta. Se advierte que esta realidad “genera insatisfacción por parte de la comunidad, que tiene expectativas de que los agentes públicos que desempeñan torcidamente sus funciones, así como aquellos particulares que los corrompen con el poder del dinero, sean duramente sancionados”. En concreto, la propuesta de los senadores pretende aumentar las penas establecidas para quienes, siendo empleados públicos, “soliciten o acepten un beneficio económico indebido” para ejecutar actos propios del cargo, omitir dichas funciones o cometer delitos como la malversación de fondos, fraude al fisco o prevaricación. Para esto último, el proyecto busca alzar las sanciones actuales que van desde 541 días a tres años de cárcel, para llegar a una pena de 5 a 15 años de presidio. Junto con esto, se pretende establecer una multa “de hasta cuatro veces el provecho solicitado o aceptado”, junto con mantener la sanción de “inhabilitación absoluta y perpetua para cargos u oficios públicos”. La moción busca aumentar las penas en la misma proporción para quienes propicien dichos delitos, es decir, los particulares que intenten persuadir a funcionarios públicos a través de beneficios económicos. En este caso, las actuales sanciones también van desde 541 días a 3 años, y la idea es aumentarlas a entre 5 y 15 años de cárcel. En tanto, para quienes en labor pública acepten un beneficio económico para omitir alguna de sus funciones, la iniciativa establece una pena mínima de entre 3 a 10 años de cárcel, a lo que -al igual que en los casos anteriores- se aplicará una multa de hasta cuatro veces el beneficio percibido y el funcionario quedará inhabilitado para ejercer cargos públicos. Junto con aumentar las sanciones para diversos delitos de corrupción, la propuesta de los senadores también apunta a ampliar los plazos de prescripción. Esto, se explica en el texto, considerando “que los delitos de corrupción generalmente no son descubiertos en situación de flagrancia, siendo en la mayoría de los casos investigados con bastante posterioridad a su perpetración”. Con el aumento de penas también se pretende cambiar “la naturaleza de la conducta desde un simple delito a un crimen”. Con esto, el plazo de prescripción quedaría en 10 años. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/06/674-684581-9-senadores-presentan-proyecto-que-aumenta-penas-y-plazo-de-prescripcion-para-el.shtml
  13. 20 Mayo 2016 Carlos Peña: “No hay ningún liderazgo que estime digno de admiración” El rector UDP, el intelectual chileno más admirado según La Segunda, advierte que el debate en Chile está intenso, pero que muchas veces tiene a caer el nivel de racionalidad para dar paso a los estereotipos, “y los prejuicios más que a las razones”. “Soy vanidoso, estas cosas a uno lo halagan, pero no soy idiota”, afirma en entrevista con La Segunda el rector de la UDP y columnista, Carlos Peña, quien en una encuesta del mismo medio fue elegido como el intelectual chileno más admirado. Aún cuando admite el reconocimiento, el abogado toma distancia… “no creo que este tipo de ranking refleje una admiración a ultranza (…) comprendo perfectamente que hay muchos que me mencionan porque consideran que soy el más notorio, el más polémico”. Peña advierte que el debate en Chile está intenso, pero que muchas veces tiene a caer el nivel de racionalidad para dar paso a los estereotipos, “y los prejuicios más que a las razones”. Sospecha que parte de aquello se debe a las redes sociales, y cuán pendientes están de ellas la élites y los políticos. Dice que en lo personal siempre vuelve a los clásicos del pensamiento social, como Marx o Weber, y que en estos tiempos siente distancia de los actuales liderazgos. “Siempre he votado por la izquierda o la centroizquierda, hasta ahora, pero no hay ningún liderazgo que estime digno de admiración”, afirma. Finalmente, aventura que el país seguirá transitando por la misma senda, por el mismo trayecto que recorren las sociedades que se han ido modernizando, “una mezcla permanente de progreso y desilusión”. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/05/20/carlos-pena-no-hay-ningun-liderazgo-que-estime-digno-de-admiracion/
  14. Perú sancionará con hasta cinco años de cárcel el maltrato contra los animales La norma contempla políticas públicas en beneficio de los animales, como la construcción de albergues y la prohibición de su utilización para experimentos, salvo que sea imprescindible para el estudio y avance de la ciencia. Ambiente20 de noviembre, 2015 Autor: EFE El Congreso de Perú aprobó el proyecto de Ley de Protección y Bienestar Animal, que sanciona con entre tres y cinco años de prisión a quien mate animales, excepto en las corridas de toros, las peleas de gallos y otros espectáculos con animales declarados de carácter cultural. La iniciativa legislativa quedó pendiente de ser promulgada por el presidente de Perú, Ollanta Humala, tras ser aprobada en el pleno del Congreso con 91 votos a favor. El objetivo de la ley es proteger la vida y la salud de los animales e impedir su sufrimiento e incluso muerte por el maltrato o crueldad recibidos directa o indirectamente por el ser humano. La ley fomenta el respeto a la vida de los animales mediante la educación y la prevención de accidentes a sus propietarios y de aquellas enfermedades transmisibles al ser humano. La norma contempla políticas públicas en beneficio de los animales, como la construcción de albergues y la prohibición de su utilización para experimentos, salvo que sea imprescindible para el estudio y avance de la ciencia. En la ejecución de esas políticas estarán involucrados los ministerios de Agricultura y Riego, Ambiente, Salud y de Producción. Fuente: http://www.eldinamo.cl/ambiente/2015/11/20/carcel-maltrato-animal-peru/
  15. LA TERCERA | Así fue el regreso de Consuelo Saavedra a las noticias Con despacho desde la zona del desastre, la periodista de TVN Consuelo Saavedra regresó al mundo de las noticias hoy. Después de su alejamiento del noticiario Tu mañana en octubre pasado, tras la investigación del caso Penta que involucraba a su marido, el político Andrés Velasco, la periodista había estado trabajando en el área de reportajes de la señal estatal, con una participación en Informe Especial, y la conducción a fines de 2014 del programa Por qué en mi jardín. Saavedra regresó con despachos en vivo desde la zona de catástrofe en el norte del país. Hasta antes de su aparición, era su compañera Mónica Pérez quien cubría los detalles desde los lugares más afectados por las fuertes lluvias de la semana pasada, la que producto del revelo entre ambas, vuelve a su transmisión habitual de 24 Horas Central. Esta mañana, Saavedra hizo su primera aparición en el programa del que participaba junto a Mauricio Bustamante, con un despacho desde el hospital de campaña instalado en Tierra Amarilla, donde conversó con algunos de los encargados del recinto. Luego, en 24 Horas al día hizo un enlace desde San Antonio, ambas localidades cercanas a Copiapó. Por el momento, Saavedra se quedará cubriendo es misma zona. Este retorno sería el definitivo y el que mantendría a la periodista de vuelta en el departamento de prensa de TVN. http://www.latercera.com/noticia/entretencion/2015/03/661-623472-9-asi-fue-el-regreso-de-consuelo-saavedra-a-las-noticias.shtml
×