Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Niños'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 50 results

  1. 24 Octubre 2018 Casen 2017: En casi la mitad de los hogares con niños y adolescentes han existido actos de violencia Las cifras que se dieron a conocer hoy de la encuesta, fueron calificadas como "preocupantes" por la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Castillo. Esto porque, además, se reveló que más de la mitad de los menores pertenecen al 40% más pobre del país. Esta mañana, el gobierno dio a conocer los resultados de la encuesta Casen 2017 en el área que mide como viven los niños, niñas y adolescentes del país. Los resultados de la encuesta fueron calificados como “preocupantes” por las autoridades, ya que, entre otras cosas, se reveló que el porcentaje de hogares con niños y adolescentes, en donde alguno de sus integrantes ha presenciado o vivido un acto de violencia (49,7%) supera al de hogares sin menores (42,8%). Además, se indicó que el 56,4% de los menores pertenecen a los primeros dos quintiles de la población (es decir, 40% de menores ingresos). Así, los menores de 18 años son más pobres tanto por ingresos como multidimensionalmente que el resto de la población. De hecho, el 13,9% de los menores de 18 años son pobres por ingresos, mientras que el 22,9% son pobres multidimensionales. En la población de 18 años o más esas proporciones ascienden a 7% y 20%, respectivamente. El 23,3% de la población total del país son niños, niñas y adolescentes, lo que equivale a más de 4 millones de personas. Esta proporción ha ido disminuyendo de manera importante en el tiempo: en 1990 un tercio de la población eran menores de 18 años y ahora representan menos de un cuarto. Los hogares con niños tienen mayores carencias en seguridad social (34,5%, respecto de 27,8% de los hogares sin niños), habitabilidad (24,3% versus 14,5%), hacinamiento (13,4% contra 1,3%) y seguridad (14,1% versus 10,3%). Del total de los hogares con menores, 9,9% vive en condiciones de hacinamiento medio bajo (2,5 a 3,49 personas por dormitorio en la vivienda), mientras que en el caso de hogares sin menoresel porcentaje llega a solo 0,8%. Tras la presentación, la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia, sostuvo que “las cifras que nos entrega Casen 2017 son preocupantes, ya que reflejan que muchos de nuestros niños están en vulnerabilidad o en riesgo de caer en esa situación. Por lo mismo, en conjunto con la Subsecretaría de la Niñez, estamos elaborando Alerta Niñez, una herramienta que nos permita llegar a tiempo a aquellos niños, niñas y adolescentes que están en riesgo”. Por su parte, la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, explicó que “los resultados reflejan que, como Gobierno, debemos reforzar, potenciar y universalizar la oferta programática del sistema Chile Crece Contigo, a fin de poder entregar una eficiente red de apoyo, que fortalezca el rol protector de las familias y las habilidades parentales”. Fuente: https://www.latercera.com/nacional/noticia/casen-2017-casi-la-mitad-los-hogares-ninos-adolescentes-existido-actos-violencia/373700/
  2. 16 Agosto 2018 Ley Mortinato: Piñera firma proyecto para dar identidad a niños que mueren antes de nacer La Ley Mortinato -como se llama la iniciativa- busca, además, que los padres, que lo decidan de forma voluntaria, puedan sepultar de forma individualizada a sus hijos que mueren antes de nacer. “Este proyecto busca que nuestras leyes entreguen un trato más humano, un trato más civilizado a esos niños que murieron antes de nacer”. De esa manera el Presidente Sebastián Piñera explicó el proyecto de ley que se firmó hoy en el Patio de Los Naranjos en La Moneda, que tiene como objetivo permitir que las familias puedan dar un nombre, de manera legal, a los niños que mueren antes de nacer. La Ley Mortinato -como se llama la iniciativa- busca, además, que los padres, que lo decidan de forma voluntaria, puedan sepultar de forma individualizada a sus hijos que mueren antes de nacer. El Mandatario, acompañado de los titulares de Justicia, Salud, y Derechos Humanos, aseguró que el proyecto se enmarca dentro del compromiso “con la defensa de la vida de todos los seres humanos, y muy especialmente de esos niños y niñas que están por nacer”. Esto permitiría la creación de un catastro nacional de mortinatos en el Registro Civil, para evitar que los mismos sean calificados como “N.N”., como ocurre en la actualidad. “La creación de este registro especial va a permitir que los padres puedan disponer con mayor facilidad de los restos del hijo que no logró nacer, para poder despedirse, para poder vivir su duelo, para poder darles una sepultura que tenga en la tumba el nombre, el nombre propio de ese hijo que no nació”, afirmó Piñera. En la actualidad, más de dos mil familias enfrentan la muerte de un hijo en gestación o parto cada año. Y si bien los padres pueden darle sepultura e inscribir a su bebé en el registro de muertes fetales del Registro Civil, sólo pueden hacerlo bajo la denominación “NN”. Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/ley-mortinato-pinera-firma-proyecto-dar-identidad-ninos-mueren-nacer/283727/
  3. 01 Julio 2018 A 20 años de la ley que terminó con los niños ilegítimos en Chile Ley de Filiación, promulgada en 1998, acabó con las categorías de hijos legítimos o ilegítimos, en muchos casos llamados “huachos”. Norma impactó en el régimen en que nacían los niños. Si en 1998 el 70% nacía dentro del matrimonio, hoy el 74,3% lo hace fuera de este, legitimando la convivencia. El 8 de septiembre de 1998 se instauró una de las modificaciones más importantes del Código Civil en materia de filiación. Luego de cinco años de discusión legislativa, el Congreso aprobó una ley que les otorgaba un trato igualitario a todos los hijos nacidos en Chile, independiente de las circunstancia de su nacimiento, es decir, si habían nacido dentro o fuera del matrimonio. La ley, publicada el 26 de octubre de ese año en el Diario Oficial bajo el número 19.585, y que entró en vigencia un año después, se conoció como Ley de Filiación. Esa norma terminó con la categoría de hijos legítimos e ilegítimos, nombre que se daba legalmente a los niños según la situación legal de sus padres, y que establecía marcadas diferencias de trato para un grupo y otro. Esta clasificación, establecida por el Código Civil desde 1855, indicaba además que en el caso de los ilegítimos (a los que históricamente se les denominó “huachos”), se subdividían entre ilegítimos propiamente -aquellos que no tenían reconocimiento alguno- y los naturales -que eran reconocidos por escritura pública por uno de sus padres, o por ambos. Fue un cambio que implicó, entre otras cosas, que ante la muerte de los padres, todos sus hijos, sin importar si nacían dentro o fuera del matrimonio, tenían los mismos derechos de cuidado e igualdad de derechos hereditarios. Una modificación que socialmente no fue fácil de asumir. “Había resistencia social a que se les diera igualdad de condiciones a todos los hijos”, señala la jueza titular del Primer Juzgado de Familia de Santiago, Carolina Bustamante Sasmain. Hace dos décadas, en Chile existían opiniones divididas frente al cambio. Eso se reflejó, por ejemplo, en que al momento de votarse la ley en el Senado, esta tuviera 21 votos a favor y ocho en contra. Quienes se oponían argumentaban que la normativa no solo atentaba contra el matrimonio, sino que además alentaba las uniones extraconyugales y debilitaba la familia. Para los defensores, en cambio, terminar con esa categorización de los hijos implicaba acabar también con la discriminación e indefensión jurídica en que se encontraban los “ilegítimos”. Realidad creciente Pero más allá de las visiones en pro o en contra, cuando se discutió la ley era socialmente innegable que los hijos fuera del matrimonio eran una realidad creciente. El fenómeno de los niños nacidos fuera del matrimonio no es reciente y está bien documentado gracias a registros estadísticos disponibles, señala José Díaz-Bahamonde, académico del Instituto de Economía de la U. Católica, quien realizó junto a los investigadores Jeanne Lafortune y Francisco Gallego un estudio que analiza esta realidad desde 1848 hasta el presente en Chile. “Siempre esta medida de legitimidad ha sido superior a la observada en Inglaterra y EE.UU. Sin entrar en detalles, es razonable conjeturar que la ilegitimidad está asociada a pobreza y a dificultades para acumular capital humano. Ello sin descartar que muchos niños ilegítimos eran luego legitimizados”, indica Díaz-Bahamonde. Si en 1960 el porcentaje de niños nacidos fuera de un vínculo matrimonial era 15,9%, para la década de los 90 había aumentado a 34,3%. Hoy son mayoría y alcanzan el 74,3% de las inscripciones de nacimientos al 31 de mayo de este año, y en 2017 fueron 73,4%, según detallan en el Registro Civil. Una tendencia que siempre fue en alza. Al inscribir a un niño debía señalarse la paternidad, y lo que se aprecia es que el número de ilegítimos aumenta desde 1848 y hasta 1920, probablemente como resultado de la creciente urbanización, explica Díaz-Bahamonde. Luego descienden hasta 1960 y aumentan hasta hoy. “El último ciclo es similar al observado en varios países del mundo y probablemente refleja cambios culturales profundos”, señala. La Ley de Filiación recoge así una realidad nacional e histórica. “Una realidad país que habíamos tenido siempre. La historia habla de muchos de estos casos, especialmente en la época latifundista, donde la existencia de los ‘huachos’ era un hecho sabido y consentido por la cónyuge”, indica Bustamante. Por lo general, en Chile los cambios legales se producen una vez que en la cultura están profundamente socializados y aceptados, señala Ana María Stuven, directora del Programa de Historia de las Ideas Políticas en Chile, de la U. Diego Portales. Ocurrió de esa forma con la ley de divorcio, comenta, que en algún momento pareció imposible discutir. “La primera vez que se debatió en Chile la ley de divorcio fue en 1917, pero no tenía ninguna posibilidad de ser aprobada. Cuando fue adoptada (2004) ya estaba internalizado que ese cambio debía venir y era necesario para adecuar al país a la modernidad”, agrega. Costó mucho romper tradiciones legales que eran atávicas a la cultura española y el régimen patriarcal, dice Stuven. “Fue un proceso complejo entender que el matrimonio, sea religioso, sea civil, no puede ser fuente de legalidad del estatus de los niños. Me parece que es un rasgo que nos alejaba del mundo moderno y contribuía a discriminación. De la misma manera como no se puede diferenciar entre niños de distintas razas, no se puede hacer con niños dentro o fuera del matrimonio”. Derechos de los niños Hace dos décadas, la normativa llegó a satisfacer las pretensiones de la Convención sobre Derechos de los Niños y de otros instrumentos internacionales que Chile ratificó, como la Convención de los Derechos Humanos, explica Anuar Quesille, abogado del Área de Protección del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef): “Todas normas que tratan de abogar por la igualdad entre las personas”. La idea de establecer mejoras en esa materia y armonizar la legislación nacional con los estándares internacionales, dice Quesille, fue una recomendación que hizo el Comité de los Derechos del Niño a Chile en 1994. En esa oportunidad, se advirtió al Estado que había una situación preocupante en cuanto a derechos del niño en la categorización de “ilegítimos”, y que se trataba de una “distinción arbitraria que estaba en contra del principio de igualdad, dependiendo de si los niños nacían o no en un matrimonio”, aclara. Posteriormente se realiza esta gran reforma. Y en 2002, un nuevo informe de Naciones Unidas respecto de Chile valora positivamente el paso que se dio, y se felicita al Estado “por haber adoptado una reforma que establece esta dimensión de acabar con esta distinción entre hijos legítimos e ilegítimos”, indica el experto de Unicef. Hoy cualquier persona, al sacar su certificado de nacimiento, obtiene la información sobre su nombre completo, el de su papá o mamá, “pero no sale si es hijo legítimo, y antes hasta el certificado de matrícula lo decía”, indica Carolina Bustamante Sasmain, jueza titular del Primer Juzgado Familia de Santiago. Para Carmen Rodríguez, académica de Derecho de la U. Católica, se trata de uno de los cambios más importantes del Código Civil en materia de familia. “Sus dos grandes reformas fueron la igualación de los conceptos de los hijos, los derechos y deberes que existen de los padres con respecto de los hijos que son iguales, cualquiera sea el tipo de filiación que exista”. La norma también aclara las obligaciones y derechos que son parte de la paternidad. “Es decir, la crianza y cuidado, educación que le permita al hijo ser autónomo en su adultez, darle alimentos, y corregirle excluyendo todo tipo de maltrato físico y psicológico”, resalta el sociólogo y académico de la U. Academia de Humanismo Cristiano, José Olavarría. La ley reconoce, asimismo, el derecho de los padres a tener contacto permanente, directo y regular con el hijo. “En ese momento se estaba discutiendo que una familia pudiera tener hijos fuera del matrimonio, y hoy día la posibilidad de la adopción homoparental. En ese sentido, la institución de la familia ha ido cambiando culturalmente, la ley debe adecuarse a los cambios de la cultura”, dice Stuven. Fuente: http://www.latercera.com/tendencias/noticia/20-anos-la-ley-termino-los-ninos-ilegitimos-chile/227203/
  4. 23 Junio 2018 A dónde van los niños y niñas trans: así es el día a día en el primer colegio pensado especialmente para acogerlos La Escuela Amaranta Gómez, en Ñuñoa, es la primera institución educativa en Chile pensada para jóvenes transexuales. Sus alumnos y alumnas llegaron porque no encontraron espacio ni acogida en la educación tradicional. Esta es la historia de su primer semestre. Las salas de la Escuela Amaranta Gómez están construidas únicamente de ladrillos y cemento, lo que amplifica la sensación del frío invernal en Santiago. Sobre todo en las mañanas. Los estudiantes se abrigan con chaquetas, gorros y bufandas, porque hay una sola estufa, que no alcanza a elevar la temperatura. Nadie se queja. Todos llegaron a primera hora para la clase de inglés. “¡Qué fome, están todes sentados en sentido binario. Eso no puede ser!”, les dice el profesor de la asignatura, Franco Vira. Los aludidos se ríen con complicidad. Son 11 alumnos y alumnas, que están sentados en tres grupos. Una mesa para cada uno. El primero está compuesto por cuatro niñas que están en los primeros años de educación básica. Ellas son las más desordenadas y se distraen rápidamente con cualquier estímulo. A su lado hay tres niños que están recién empezando la educación media. Hablan siempre en voz baja y pasan el tiempo dibujando en sus cuadernos. En la última mesa hay cuatro niñas, que son un poco mayores que el resto. Desde atrás, parecen observar todo lo que pasa. Pese a la diferencia de edad, el grupo entero se conoce, conversan y se ayudan con las clases. El profesor intenta recuperar la atención y pide que digan en inglés las cosas que más les gustan a cada uno. A la mayoría les da vergüenza por el miedo a hablar en público. Sin embargo, igual lo intentan. Las respuesta quedan anotadas en la pizarra: “-I like dancing. -I like Spiderman. -I like Nicky Minaj. -I like drag culture”. Hay algo de ese idioma que les llama la atención a la mayoría de los niños y niñas transexuales de la Escuela Amaranta Gómez. “El inglés casi no hace diferencia de género en sus palabras. Se puede hablar en general de una persona sin especificar el género. Me encanta eso”, afirma Fernanda, una de las alumnas. *** Ángela es una de las niñas que llegaron desde el primer día a la Escuela Amaranta Gómez, que abrió el 3 de abril en Ñuñoa y que depende de la Fundación Selenna, institución activista por los derechos de jóvenes transexuales. Ximena, su madre, nunca olvidará el día en que su hija le dijo lo que sentía: “Cuando ella me lo dijo, no tenía la palabra ‘trans’ en mi mente. No sabía lo que significaba. La busqué en Google: ‘Que es ser mujer y tener biológicamente cuerpo de hombre. Yahí apareció la palabra trans’”, recuerda. Su hija empezó en ese momento el proceso de transición. Tenía 12 años. Primero visitó a varios siquiatras, que no sabían muy bien cómo tratarla. Algunos, incluso, le decían que era un estado que se le iba a pasar con el tiempo: era una confusión causada por la adolescencia. “Finalmente, fui a una psicóloga que habló cinco minutos con ella y luego me dijo: su hija no tiene dudas, usted es la que tiene dudas. Ella es Ángela, una niña trans, y usted tiene que tratarla como Ángela”, recuerda Ximena. En ese proceso, la niña dejó temporalmente el colegio. Cuando volvió a clases, los directores de la institución -un colegio de curas también en Ñuñoa- se comprometieron a integrarla sin problemas. Era la primera vez que pasaba en ese lugar. Ángela no pasó por episodios graves de bullying o discriminación a su regreso. Se encontró con una comunidad escolar que no estaba preparada para el cambio, pese a las buenas intenciones. Ella no quería ir al baño, porque sentía que todos la miraban para ver si entraba al baño de hombres o al de mujeres. Tenía un grupo de amigas, pero el resto la seguía tratando con su nombre masculino. Muchas veces sin querer. Empezó a tener una dualidad incómoda. En la casa era Ángela, pero mientras estudiaba no podía serlo. El detonante final vino con un problema, en apariencia, pequeño. Quería usar aros y los profesores no sabían si correspondía o no darle el permiso. Ese día, Ángela decidió faltar al colegio y no volver más. *** La Escuela Amaranta Gómez abrió sus puertas en abril para recibir a jóvenes trans que han pasado por situaciones similares a las vividas por Ángela. Los activistas de la Fundación Selenna se dieron cuenta de que la mayoría de los niños y niñas con los que trabajaban terminaban abandonando la educación tradicional al no sentirse integrados ni visibilizados. Amaranta Gómez es una activista mexicana que se define como muxhe, un concepto que viene de la cultura zapoteca y que se refiere a personas que tienen una identidad construida desde lo femenino, pese a haber sido asignados a un sexo masculino. A principios de año estuvo en Chile y en su honor fue bautizada la primera institución educativa en el país que está orientada a la educación de jóvenes transexuales. La escuela está ubicada en la Junta de Vecinos de la Villa Olímpica, en Ñuñoa. Ximena vivía por ahí y preguntó si las dependencias podían ser utilizadas para hacer clases a un pequeño grupo. Los dirigentes vecinales cedieron de forma gratuita una sala que poco a poco se está haciendo pequeña. El primer día de clases llegaron cinco jóvenes. Tras casi tres meses de funcionamiento ya hay 12 estudiantes que van a clases de lunes a viernes, desde las 9.00 hasta las 14.00. Según cuentan sus profesores, existen planes para irse a un lugar más grande y privado durante el próximo semestre. Los estudiantes del Amaranta Gómez deben convivir con vecinos que al mismo tiempo van a sacar certificados de residencia y otro tipo de trámites. La mayoría de los niños y niñas que asisten a clases son transexuales. También hay jóvenes que están recién empezando su transición y, en menor número, estudiantes cisgénero, es decir, menores que su identidad de género coincide con el sexo que les fue asignado al nacer, pero que también arrastran experiencias de discriminación en sus antiguos colegios. Sus edades van desde los ocho a los 20 años. En la Fundación Selenna asumen que tratar con hormonas a menores de edad puede resultar dañino para los jóvenes trans. Por eso no lo recomiendan a sus estudiantes. “Acá encontraron un espacio donde poder ser ellos mismos. Estar más tranquilos, hay más respeto y no hay discriminación de ningún tipo”, cuenta la directora de la escuela y de la Fundación Selenna, Evelyn Silva. Los ramos incluidos en la malla curricular son los clásicos: inglés, historia, matemática y lenguaje. Además, hay talleres durante la tarde, de formación ciudadana, bordado, deporte y yoga. La idea es acompañar a los estudiantes y prepararlos para dar exámenes libres a fin de año. Y es que el Amaranta Gómez no está reconocido por el Ministerio de Educación y están suscritos a la pedagogía Waldorf, un método que promueve un aprendizaje sin calificaciones, sin lista de asistencia y con todos los estudiantes aprendiendo juntos, independiente de sus respectivas edades. “Uno como adulto comete el error de pensar que como todos son trans, todo lo que pasa acá ronda en lo trans. Y no, a la larga, son niñes igual que cualquier otro (…). Las dinámicas en las aulas no son muy distintas a las de cualquier colegio tradicional”, dice Franco Vira, el profesor de inglés. *** Matías llegó hace una semana al Amaranta Gómez y apenas está comenzando el proceso de transición. Un amigo que conocía en la Fundación Selenna le recomendó ir a la escuela, luego de estar un largo tiempo fuera de la educación formal. Su experiencia ha sido buena: “Es divertido estar acá. No es como en mi colegio antiguo, donde uno estaba obligado y se siente demasiada presión. Además que también tenía miedo de lo que podían decir los demás de mí, pero aquí es un lugar súper tranquilo y divertido”, cuenta. “Lo que me gusta acá es que no es igual a todos los colegios, que no se molesta, no se hace diferencia ni por el corte de pelo, ni por el color”, continúa Fernanda, otra de las alumnas. El lunes 18, la Organización Mundial de la Salud eliminó la transexualidad del listado de patologías mentales. Una decisión que fue muy celebrada por toda la comunidad del Amaranta Gómez. “Me gusta esto, porque hay respeto y amor. Se respetan todos y eso es bueno, porque en los colegios no hacen eso”, explica Josefa, una de las alumnas de menor edad. Todos los estudiantes de la escuela llegaron a ese lugar por las mismas razones: la escasa integración en establecimientos de educación tradicional, en los que enfrentaron problemas de discriminación. “Es difícil tener una persona trans en clases cuando no se ha hablado nunca del concepto. Por eso hay problemas de confusión. En los recreos te van a preguntar qué eres”, cuenta Ángela sobre su experiencia antes de llegar a su nueva escuela. El taller de formación ciudadana es el espacio donde los estudiantes comparten sus experiencias y hablan de sus sueños. La mayoría de ellos quiere estudiar Diseño y Programación. Otros miran con interés las carreras de Psicología y Kinesiología. Pero para eso aún falta tiempo. Los jóvenes del Amaranta Gómez son bien inquietos, muy críticos y muchas veces cuesta que presten atención en clases. Parecen estar atentos a demasiadas cosas a la vez. Los profesores y padres de la escuela son enfáticos al señalar que los niños y niñas que estudian en ese lugar tienen una vida bastante tranquila. Muchos de los prejuicios sobre la transexualidad llevan a pensar que son personas muy introvertidas y con poca vida. Nada más lejos de la realidad, dicen. Esta nota fue producida en el marco de la Beca Cosecha Roja Fuente: http://www.latercera.com/reportajes/noticia/donde-van-los-ninos-ninas-trans-asi-dia-dia-primer-colegio-pensado-especialmente-acogerlos/217427/
  5. 02 Mayo 2018 “Quizá si morimos podremos jugar”: los conmovedores dibujos de los niños afectados por la guerra en Siria Bombardeos, apuñalamientos y prisiones, así retratan Siria los más pequeños. Organizaciones de ayuda humanitaria que trabajan en ese país recolectaron los dibujos de menores que sufren una sangrienta guerra que ya dura siete años. MYASSAR, DE 14 AÑOS: "ME DIBUJÉ A MÍ Y A MI HERMANA LLORANDO CUANDO MI PADRE NOS ABANDONÓ HACE DOS AÑOS. NO SABEMOS NADA DE ÉL. ESTE ES MI RECUERDO MÁS TRISTE". “Quizá si morimos podremos jugar”. Es un sentimiento replicado por muchos niños que sufren la guerra en Siria, le contó a la BBC el doctor Mohammad Khalid Hamza. Su equipo de médicos y psicólogos de la Sociedad Médica Sirio Estadounidense (Sams, por sus siglas en inglés) han estado trabajando con niños afectados por un conflicto que ya dura siete años. 7 preguntas para entender el origen de la guerra en Siria que lleva años desangrando al país Esta y otras organizaciones de ayuda humanitaria han recolectado dibujos hechos por niños de hasta 14 años que muestran cómo ven la guerra. Algunos nombres de los autores fueron omitidos para proteger sus identidades. LAS LEYENDAS EN ESTE DIBUJO DICEN: “FUERZA AÉREA DE AL ASAD”, “AMBULANCIA”, “LOS NIÑOS DE KHAN SHEIKHOUN” Y “SANGRE DE LOS NIÑOS”. EXPERTOS DE LA ONU CONCLUYERON QUE EL GOBIERNO ESTUVO DETRÁS DE UN ATAQUE QUÍMICO EN LA CIUDAD DE KHAN SHEIKHOUN, CONTROLADA POR LOS REBELDES, EN ABRIL DE 2017. DECENAS DE PERSONAS MURIERON, INCLUIDOS VARIOS NIÑOS. LAS PALABRAS ESCRITAS SOBRE LAS LÁGRIMAS DICEN: “BELLA SIRIA”. ESTE DIBUJO MUESTRA UN APARENTE ATAQUE AÉREO CON MISILES QUE GOLPEAN UN EDIFICIO. EL TEXTO ENCIMA DEL SOLDADO QUE DISPARA UNA AMETRALLADORA DICE: “ESTE ES NUESTRO EJÉRCITO DE RESISTENCIA. NACIÓN, HONOR Y LEALTAD”. “ESTO ES SIRIA”. EL DOCTOR HAMZA, NEUROPSICÓLOGO DE LA SOCIEDAD MÉDICA SIRIO ESTADOUNIDENSE, DICE QUE LOS NIÑOS QUE HA CONOCIDO HAN PERDIDO LA ESPERANZA. MÁS DE LA MITAD DE LA POBLACIÓN DE SIRIA HA SIDO DESPLAZADA POR LA GUERRA, CON LA HUIDA DE MÁS DE 5,6 MILLONES DE SIRIOS DE SU PAÍS. PESE A LOS RIESGOS QUE SUPONE CRUZAR EL MAR MEDITERRÁNEO EN EMBARCACIONES INADECUADAS Y REGIDAS POR TRAFICANTES DE PERSONAS, CIENTOS DE MILES DE REFUGIADOS HAN BUSCADO ASILO EN EUROPA. “MI PATRIA”. MÁS DE 118.000 SIRIOS HAN SIDO DETENIDOS O HAN DESAPARECIDO DESDE 2011, LA GRAN MAYORÍA POR LAS FUERZAS GUBERNAMENTALES, DE ACUERDO A LA RED SIRIA POR LOS DERECHOS HUMANOS, UN GRUPO DE MONITOREO. LA LEYENDA SUPERIOR (DE DERECHA A IZQUIERDA) DICE: “HERMANOS: SAFA, ZAHRA, FATIMA, OSAMA, JOUD”. LA LEYENDA INFERIOR (DE IZQUIERDA A DERECHA) DICE: “MI PADRE EN 2010”, “MI PADRE EN 2011”, “MI PADRE EN 2014”. MYASSAR, DE 14 AÑOS: “ME DIBUJÉ A MÍ Y A MI HERMANA LLORANDO CUANDO MI PADRE NOS ABANDONÓ HACE DOS AÑOS. NO SABEMOS NADA DE ÉL. ESTE ES MI RECUERDO MÁS TRISTE”. ESTE DIBUJO PARECE MOSTRAR LA TORRE DEL RELOJ EN UNA PLAZA CENTRAL EN HOMS. LA TERCERA CIUDAD MÁS GRANDE DE SIRIA FUE CONSIDERADA ALGUNA VEZ COMO “LA CAPITAL DE LA REVOLUCIÓN” CONTRA EL PRESIDENTE BASHAR AL ASAD. QUEDÓ DEVASTADA HACE TRES AÑOS DESPUÉS DE UN FEROZ ENFRENTAMIENTO ENTRE EL GOBIERNO Y LAS FUERZAS REBELDES. Fuente: http://www.latercera.com/mundo/noticia/quiza-morimos-podremos-jugar-los-conmovedores-dibujos-los-ninos-afectados-la-guerra-siria/150735/
  6. Cuando el abuso sexual lo comete un niño Si se habla de abuso sexual infantil, la imagen que tenemos es la de un adulto perverso. Pero en Chile, un tercio de los casos son cometidos por otro menor o por un adolescente que, muchas veces, es el hermano, el primo o el vecino del abusado. ¿Qué hacer cuando el victimario es apenas un niño? Por Consuelo Terra / Producción: María Eugenia Ibarra Paula 095. Como todos los sábados, Amanda (38 años, su nombre, y el de sus hijos, ha sido cambiado) se levantó muy temprano para ir a comprar a la feria. Cuando salió de su casa en Peñalolén, su hijo Pedro, de 13 años, y sus hijas Camila, de 9, y Anita, de 5, todavía dormían en el segundo piso. Su marido, Jorge (48), se quedaría cuidándolas. Una hora después Amanda dejó las bolsas cargadas de frutas en el mesón de la cocina y subió a despertar a sus hijos para darles desayuno. En el pasillo se encontró con Pedro saliendo apurado de la pieza de Anita. Saludó a su mamá sin mirarla. Por la puerta entreabierta Amanda vio a la niña de 5 años poniéndose la parte de arriba de su pijama. Algo no le cuadró a Amanda en esta escena. Siguió a su hijo y le preguntó qué había pasado, él respondió que nada. Fue adonde su hija y le preguntó qué estaba haciendo Pedro en su pieza. La niña se quedó callada. Su madre insistió, preguntándole suavemente. Estábamos jugando, le dijo Anita. Y le explicó que era un juego en que Pedro la tocaba. A Amanda se le apretó el estómago. No podía ser. Pedro tenía solo 13 años. Quizás estaba malinterpretando las cosas. ¿Dónde te tocó?, le preguntó, tratando de mantener un tono de voz tranquilo. Aquí, le respondió Anita en voz muy baja, señalándose el pubis. Y miró a su mamá con miedo. Amanda no alcanzó a pensar. Abrió de un portazo la pieza de Pedro y se abalanzó sobre él pegándole manotazos. ¡¿Por qué le hiciste eso a tu hermana?! ¡Tiene cinco años!, le gritó, mientras Pedro se ovillaba sobre su cama y se protegía la cabeza con los brazos, llorando y pidiendo perdón. Con el alboroto, llegó su marido a preguntar qué pasaba. Al enterarse, zamarreó al niño y le habló duramente: ¿Por qué te aprovechaste de tu hermana chica? ¿Qué pasaba por tu cabeza?. No sé, no sé porqué lo hice perdón, repetía Pedro. Les aseguró que había sido la primera vez. Amanda, preocupada, fue a corroborar con Camila, su hija de 9 años, si Pedro alguna vez la había tocado y ella le juró que nunca. Jorge y Amanda se miraron con la misma pregunta en la cara: ¿Qué hacer? ¿Pedirles consejo a sus propios padres, a sus hermanos? No, por ningún motivo, señalarían a Pedro con el dedo, vigilarían cómo se comportaba con sus primitos cuando hubiese una reunión familiar. ¿Denunciarlo a Carabineros? ¡Al propio hijo!, ¡tan chico! ¿Llevarlo al doctor? Yo estaba destrozada. Apenas podía mirarlo, relata ahora Amanda. No entendía nada. Pedro era mi regalón, un niño atento y cariñoso. No sabíamos cómo enfrentar lo que estaba pasando. El lunes Amanda visitó a un siquiatra para pedirle asesoría. El profesional les restó importancia a los hechos: Esos juegos sexuales son lo más común que hay entre hermanos, le dijo, quédense tranquilos. Esa tarde, ya más calmados, ambos padres hablaron seriamente con su hijo. Le explicaron que la situación no podía repetirse jamás, le manifestaron su sorpresa y su enojo y, para que no quedaran dudas, lo castigaron con un mes sin salir de la casa después del colegio, sin jugar fútbol, sin internet y sin tele. Pedro prometió que nunca más lo iba a hacer. Confiaron en que habían actuado a tiempo y del asunto no se habló más. Era demasiado doloroso recordarlo. Pero sí redoblaron la vigilancia. Amanda se preocupaba de que ella o Jorge estuvieran presentes en la casa cuando Pedro llegaba del colegio para que no se quedara a solas con sus hermanas. Monitorearon los comportamientos de Anita: no parecía angustiada ni con cambios visibles después del episodio. Cada tanto, le preguntaban si había vuelto a pasar algo. La niña decía que no. Pasaron los meses. Pasaron los años. Pedro entró derechamente en la adolescencia y presentó a sus primeras pololas. El incidente estaba superado. Hasta que un día, Anita, ya de 8 años, se comportó especialmente triste y ausente. Interrogada una y otra vez por su madre acerca de qué le ocurría, de pronto la niña, entre llantos, confesó: Volvió a pasar. Volvió a pasar con Pedro. Amanda abrazó a su hija y tratando de aguantar sus propias lágrimas, le preguntó, lo más delicadamente que pudo, detalles sobre lo ocurrido. La niña contó solo de tocaciones. Encaramos a Pedro, por cierto, pero a estas alturas mi marido y yo sabíamos que con eso no bastaba, recuerda Amanda.Se nos vinieron encima todos los miedos. ¿De qué sería capaz nuestro hijo más adelante?, ¿por qué actuaba así?, ¿cómo ayudarlo?, ¿cómo proteger a nuestra hija? Nos sentíamos completamente abatidos. Justo esa semana Pedro tenía que someterse a una cirugía menor y debía pasar la noche hospitalizado en el Hospital Calvo Mackenna ¿Cómo dejarlo solo en una sala llena de niños?, ¿debía advertirles a los doctores? Era atroz. No nos atrevíamos a dejar a Pedro solo ni a sol ni a sombra. Lo que salió a la luz Aunque el caso de Pedro parezca inconcebible, no es aislado: el año pasado, en Chile, según el Ministerio Público, 1.111 jóvenes entre 14 y 18 años fueron acusados de perpetrar abusos sexuales. De ellos, 211 fueron condenados a cumplir sentencias en centros de reclusión juvenil o a penas no privativas de libertad. Si la cifra sorprende, lo cierto es que no es nueva. Según expertos, se calcula que un tercio de los abusos sexuales infantiles son cometidos por adolescentes o, incluso, por niños de 12, 11 y hasta 9 años. Siempre ha sido así, solo que antes los adolescentes agresores no eran requeridos por la justicia y menos sometidos a tratamiento. Pero desde que en 2007 se fijó la edad de responsabilidad penal en 14 años, estos casos salieron a la luz, dice la doctora Laura Germain, directora de la Fundación de Prevención de Violencia Infantil (Previf), pionera, en 2002, en crear el primer programa de tratamiento para jóvenes y niños que han abusado sexualmente. El grave problema es que la sociedad no está preparada para asumir que un agresor sexual puede ser un menor de edad. No sabemos cómo actuar y no hay centros especializados suficientes para tratar a niños agresores. Aparte de Previf, solo hay otros dos en Chile: Trafún, de la ONG Paicabí, en Viña del Mar, que desde 2004 atiende a menores de 14 años, y Meninf, creado en 2003 por la Policía de Investigaciones. Todos están copados. No dan abasto. En este momento tenemos a 30 niños en lista de espera dice Nelly Navarro, directora del Centro Trafún. Nos han enviado chicos de Antofagasta, de Isla de Pascua y los internan en hogares de acá, totalmente desarraigados y solos, para que reciban terapia. El director de Sename, Rolando Melo, reconoce el déficit: Nuestra prioridad ahora es crear nuevas plazas para las 1.300 víctimas de abuso sexual que están en listas de espera de programas de reparación. Para los jóvenes agresores sexuales abriremos este año un nuevo centro en Chiloé. Aún así estamos sobrepasados. La consecuencia de esta situación es graficada así por Iván Zamora, director de la ONG Paicabí: Estamos frente a un dilema ético: ¿a este chico que abusó de su hermana lo vamos a sacar de su casa y llevarlo a un hogar del Sename o condenarlo judicialmente sin darle tratamiento? Claramente no, pero es lo que está ocurriendo. Estos niños deben ser tratados pues aún están en etapa de desarrollo y pueden ser recuperados. El gran riesgo de no hacerlo es que se profundicen sus conductas abusivas. Es urgente fortalecer la oferta pública y privada de intervención especializada en Chile. Tienes que irte de la casa El calvario que vivió la familia de Pedro lo demuestra. Después de mucho preguntar buscando asesoría, Amanda llegó con sus dos hijas a Cavas Metropolitano, el Centro de Atención a Víctimas de Atentados Sexuales de la Policía de Investigaciones (PDI). A las dos niñas las pusieron en terapia. La asistente social trató de convencer a Amanda de que denunciara a su hijo, pero ella se negó. Quería ayuda para él. En Cavas le prometieron buscar un lugar que lo atendiera pero, mientras tanto, le advirtieron, debía sacar a su hijo inmediatamente de la casa o las niñas seguirían expuestas. Amanda y Jorge le pidieron a una tía que se llevara a Pedro a vivir con ella. El niño partió con sus útiles del colegio, su cama y su televisor. Pero se fue entre comillas, porque casi todas las noches comía en el hogar familiar, compartía con ellos los domingos y veía regularmente a sus hermanas. Les rogaba a sus padres que lo dejaran volver. A ellos se les partía el corazón. Para completar el cuadro, Anita sentía que por su culpa el hermano estaba exiliado. Recién después de seis meses, una asistente social de Cavas le encontró a Pedro un cupo para tratarse en Previf. Él se resistió. Sus padres lo llevaron prácticamente a la rastra. En la primera sesión, la terapeuta fue tajante: Nos dijo que Pedro tenía que irse de frentón de la casa. Nada de domingos con nosotros, ni de ver a sus hermanas. La idea, nos explicó, era que él tomara real conciencia de que lo que había hecho era gravísimo y que tenía consecuencias severas. Nos dijo: La primera obligación de ustedes es proteger a sus hijas. O se va Pedro o hago un informe a tribunales para mandar a las niñas a un hogar. Ahí me tembló la tierra, recuerda Amanda. Pedro perdió el derecho a compartir con su familia. Fue una etapa durísima para todos. Aunque Amanda y Jorge lo visitaban continuamente, el niño se deprimió. Lloraba constantemente, bajó las notas en el colegio y estuvo al borde de ser echado. Pese a que iba a terapia todas las semanas, seguía empecinado, en cada sesión, en no hablar del tema. La sicóloga nos decía que él tenía una postura de niño mimado, no se responsabilizaba por nada. No quería poner de su parte, resume Amanda. No fue sino hasta que llegó una orden de los Tribunales de Familia para llevarse a las niñas al hogar María Ayuda, que Pedro cambió. El Cavas había enviado un informe a tribunales y el juez había resuelto que Anita y Camila no estaban protegidas por sus padres y debían irse. Vinieron los carabineros a buscarlas y yo no entendía nada, cuenta Amanda. Fue terrible. La familia se destrozó. Las chicas pasaron varios meses en el hogar de menores, pero el impacto hizo que Pedro despertara: angustiado por sus hermanas, se comprometió a fondo con la terapia. Por primera vez, reconoció el daño causado. El primer reencuentro de Pedro con las niñas fue en el hogar de menores. Ellas no lo veían hace más de un año y, Camila, la mayor, corrió a abrazarlo y darle besos. Con Anita se sonrieron y se saludaron tímidamente. Pedro estaba muy emocionado. Le pidió perdón a su hermana, delante de todos nosotros, por haberle faltado el respeto en lo más íntimo. También nos pidió perdón a Jorge y a mí, relata Amanda. Muchos niños y adolescentes que agreden sexualmente han sido víctimas. 37% de loa que llegan a nuestro centro sufriero abuso sexual. 20% ha sido violado. 41% vivió maltrato físico. 32% ha sido víctima de bullying dice el sicólogo Rodrigo Medina del programa Menine. Comenzaba la sanación. Después de un año y medio de tratamiento, en febrero de 2010, lo dieron de alta. Según sus terapeutas, ya no había peligro de que reincidiera. Había madurado, era más afectuoso, reconocía sus errores y la sicóloga nos dijo que él había internalizado que ya no podía cometer esos actos, cuenta Amanda. Seis meses después, en agosto, los Tribunales de Familia autorizaron el regreso de las niñas. Pedro volvió para Navidad. El proceso de reconstituirnos como familia nos tomó bastante tiempo, revela Amanda. Para Anita fue muy difícil. Aunque estaba contenta de tener a su hermano de vuelta, me miraba mucho si se acercaba a Pedro a preguntarle alguna cosa. Le costó soltarse. Ella fue la última en terminar su terapia. Ella era calladita, sumisa, y tenía que ganar herramientas para poner límites y entender que nadie debía pasarla a llevar. Hasta que aprendió a sacar su voz. Tres años después de la debacle, Amanda resume: Estoy demasiado feliz de verlos al fin a todos bien. Y soy muy consciente de que si no fuese por las terapias quien sabe qué habría ocurrido y cuál hubiese sido el destino de Anita y de Pedro. Pero ojalá yo, como madre, hubiese tenido la información sobre adónde acudir en busca de ayuda para mis dos hijos cuando ocurrió el primer abuso. ¡Nos hubiéramos ahorrado tantos sufrimientos!. Cómo enfrentar lo que no se quiere ver ¿Frente a qué señales deben preocuparse los padres? ¿Cómo diferenciar un juego de exploración sexual normal en la infancia de un abuso? Lo que distingue una agresión sexual es que no hay un consentimiento mutuo entre dos iguales. Existe una relación de sometimiento de un niño sobre otro, un abuso de poder, y diferencias grandes de edad, afirma Salvador Arredondo, de la ONG Paicabí. También hay distintos niveles de violencia y gravedad en los abusos. Un niño de 11, 12 o 13 es más probable que realice tocaciones. Pero en los adolescentes de 14 o 16, a veces hay intimidación y fuerza, incluyendo violaciones, advierte Laura Germain. Las razones para que un menor de edad abuse son múltiples: en gran parte de los casos, los niños agresores han sido, antes, también víctimas de abuso; en otras, son jóvenes que han recibido una sobreestimulación sexual, como el acceso a pornografía, a una edad en que su sexualidad está en formación. Pero, según los especialistas, no hay un perfil definido ni un solo factor desencadenante. Ocurre en todos los estratos sociales y en todo tipo de familias. Cuando el daño ya está hecho, la terapia integral, a toda la familia, es indispensable para reparar. Lo peor es tratar de tapar el problema, o no creerle a la víctima. Hay padres que ponen las manos al fuego por su hijo y se niegan a admitir que cometió un abuso. Si se descubre una agresión sexual, hay que buscar ayuda especializada inmediatamente, señala Laura Germain. Mientras antes se intervenga, mejor. Respecto si el niño agresor debe salir del entorno cercano del abusado, el criterio de los especialistas es tajante: si ambos viven en la misma casa, aunque sean hermanos, hay que sacar inmediatamente del hogar al adolescente que abusó. Puede parecer duro, pero es absolutamente necesario. Lo explica Laura Germain: No basta con que el niño agresor esté en la pieza del lado y vigilado por los padres, porque el menor abusado necesita que se le reconozca su condición de víctima y se le proteja. Al niño que agredió también hay que protegerlo, pero por separado. Es difícil sacar de la casa, por ejemplo, al propio hijo, pero es el único camino en estos casos. Sobre si se debe denunciar o no a un menor, la ley es clara: cualquier situación de abuso sexual, incluso si los agresores son niños, debe ser denunciada. De hecho, los profesionales de salud, profesores y funcionarios públicos están legalmente obligados a hacerlo en un plazo de 24 horas tras conocidos los hechos. Pero más allá de la obligación legal, los especialistas han advertido que seguir los pasos judiciales es indispensable en el proceso de reparación y sanación. Cuando comenzamos a trabajar en esto éramos reticentes a denunciar, porque queríamos proteger a los menores, cuenta Nelly Navarro, directora del Centro Trafún, pero nos fuimos dando cuenta de que es mejor hacerlo, porque un abuso sexual nunca debe quedar en la impunidad ni en el secreto. Tiene un efecto sensibilizador en el agresor, porque el niño toma conciencia de que lo que hizo es un delito. Y también es reparador para la víctima, señala. El caso de Matías Le pasó a Matías (su nombre ha sido cambiado) en noviembre de 2010, cuando tenía 12 años. Estaba tomando el té en su casa, cuando escuchó que la vecina chillaba a gritos: ¡Matías es un pedófilo!. Se le congeló la respiración. Se acordó de lo que había pasado tres días antes, cuando la vecina había dejado a Roberto, su hijo de cuatro años, al cuidado de su mamá mientras hacía un trámite. Entonces él había llevado al niño al piso de arriba a jugar play-station. Allí, le había pedido a Roberto que se bajara los pantalones. Tras conversar con la vecina, la mamá de Matías entró corriendo a la cocina y encaró a su hijo: ¿Es cierto lo que me cuenta la vecina, Matías, es cierto?. Él lloró, confesó y dijo mucho más. Le contó a su madre que, cuando tenía 5 años, el hijo de 15 años de una amiga que solía venir de visita, había hecho lo mismo con él. Matías fue demandado en Tribunales de Familia por la madre del niño abusado. Por ser menor de 14 años no fue imputado de delito, pero el juez ordenó que saliera por unos meses de la casa de su mamá y viviera con su abuela, en una parcela de la Quinta Región. También ordenó que recibiera terapia semanal en el centro Trafún. Los primeros meses fueron un caos. A Matías le vino depresión. Según él mismo cuenta pasaba llorando en la parte de atrás de la parcela de mi abuela, pidiéndole perdón a Dios. Hoy, después de 15 meses de terapia, Matías volvió a la casa familiar, aunque los vecinos nunca más les dirigieron la palabra ni a él ni a su madre. El niño, que ahora tiene 13 años, resume así su proceso: Nunca pensé que iba a recuperarme de esto, fue una decepción enorme que le di a mi familia y tenía miedo de que no me quisieran más. Además, nunca le había contado a nadie lo que me había pasado cuando chico y no sabía con quién hablar. Pero en la terapia me enseñaron a expresarme, a tener confianza con mi mamá y a ser responsable. Por eso quiero entregar ahora mi experiencia, para que otras personas sepan que se pueden superar. La reparación Cuando un adolescente que ha cometido abusos llega a terapia, lo primero es lograr que reconozca lo que hizo, lo que le causa mucha vergüenza. Se le hace entender que su agresión provocó un daño en el otro niño. También hablamos de la etapa de adolescencia en que están, cómo puede canalizar sus impulsos sexuales y desarrollar habilidades sociales para tener amigos, pololear, integrarse. Es un tratamiento con mucha reflexión y discusión con ellos, explica Rodrigo Medina, de Meninf. Como cierre del tratamiento, el adolescente tiene que llegar a pedir perdón. A veces es una carta simbólica que se lee frente al terapeuta. Si están las condiciones, se disculpa frente a la víctima y su familia. También los preparamos para la posibilidad de que no los perdonen. Es legítimo que la víctima decida si quiere o no perdonar y cuándo, acota Laura Germain, de Previf. La efectividad de estas terapias es contundente. En Meninf y en Paicabí han atendido a unos 600 niños y adolescentes que cometieron abusos sexuales y, a dos años de ser dados de alta, solo 5% ha reincidido. Es muy pronto todavía para saber los efectos de largo plazo, pero estudios internacionales arrojan una tasa de éxito del 90 por ciento. Al intervenir tempranamente, no solo reparas a un adolescente. También previenes que, a futuro, otros niños sean víctimas de abuso sexual, dice Iván Zamora, director de la ONG Paicabí. Por eso reiteramos: nunca esconder el problema, y buscar ayuda cuanto antes. Para colaborar con la Fundación de Prevención de Violencia Infantil, ingresa aquí. Qué hacer, en cinco pasos Si una persona es testigo o sabe que un menor de edad agredió sexualmente a otro niño, esto es lo que los especialistas aconsejan hacer: 1. Separar al abusador de la víctima. Es la primera medida, inexcusable, sean los niños hermanos, primos, amigos, compañeros de curso, vecinos. 2. Buscar inmediatamente ayuda especializada tanto para el agresor como para la víctima. 3. Si se trata de un abuso reciente, constatar lesiones en cualquier establecimiento de salud público o privado. 4. La ley exige denunciar. Además, es necesario para la reparación de la víctima y para toma de conciencia del abusador. Si el agresor es menor de 14 años se debe acudir a una OPD (Oficina de Protección de Derechos) de Sename o un juzgado de familia. Si es mayor de 14 años, denunciar en Fiscalía, Carabineros o en la Policía de Investigaciones. 5. Hacer una terapia efectiva, en familia y con contención, tanto para el agresor como la víctima. Los tratamientos son largos, pero en esta etapa de la vida muy efectivos. Recuerde que usted está previniendo un daño mayor y entregándoles al agresor y a la víctima una mejor oportunidad de vida. Testimonio completo La ONG Paicabí tiene en Viña del Mar un centro especializado en dar tratamiento a menores de 14 años que han realizado prácticas sexuales abusivas con otros niños. Han atendido a más de 300 chicos de 13, 12, 11, e incluso 10 y 9 años. En el mismo sofá que ocupa desde hace 15 meses en sus sesiones de terapia, está Matías, un adolescente de 13 años que no llega al 1,60 m de estatura y recién está cambiando de voz. De pelo castaño corto, cara tierna y vestido con un buzo del colegio, se sienta bien pegado a su mamá, Carmen, mirando el suelo, casi escondiéndose detrás de ella. Está nervioso. Su mamá también. Es que lo que tienen que contar no es fácil. Para proteger su identidad, sus nombres fueron cambiados. Me llamo Matías y tengo 13 años. Empecé este tratamiento en enero del año pasado y cuando vengo es con mi mamá, porque me siento protegido y acompañado, no me gusta venir solo. Este testimonio es para compartir con otras personas cómo me fui recuperando y me hice responsable del error que cometí una vez. Porque fue un abuso, empieza. Fue hace un año y medio. Matías recién había cumplido 12 años. La vecina trabajaba y a veces dejaba a su hijo de cuatro años al cuidado de Carmen, la madre de Matías. Esa tarde, Matías y el pequeño vecino se quedaron solos en el segundo piso, jugando Play Station. Su mamá y su hermana de 17 años estaban abajo, encerando. Lo que pasó fue que le dije que se sacara la parte de abajo del pantalón. Lo toqué ahí. Y fue un abuso. En ese momento no supe bien por qué lo hice, pero sé que estuvo mal, confiesa Matías. Carmen subió a los pocos minutos y se extrañó al encontrarlos encerrados en la pieza con las ventanas y las puertas tan cerradas. Pero el niño no hablaba. Y Matías tampoco. Me acuerdo que de ahí bajé rápido y me bañé. Y de ahí mi mamá me preguntó qué fue lo que pasó y le dije que nada, dice. Carmen no siguió indagando y todo pareció quedar ahí. Pero a los pocos días, estalló la bomba. Era un día en que estábamos con visitas, con mi hermana invitada a tomar once, recuerda Carmen. Mi vecina, que vivía en la casa contigua, salió indignada al patio y me empezó a gritar que Matías había abusado de su hijo y que iban a llamar a Carabineros para que se lo llevaran preso. Fue bien complicado para nosotros, porque tachó al Matías de pedófilo y cosas peores. Mientras ocurría la gritería en la calle, Matías estaba adentro, sentado a la mesa con su tía, aterrado. Su mamá entró y le preguntó qué había pasado. Matías se puso a llorar y le dijo la verdad. Pero había otro secreto más antiguo: -Mamá, hay algo que no le he contado. Cuando yo era pequeño, me pasó lo mismo. Y le contó que cuando él tenía 5 años, fue abusado sexualmente por el hijo de 15 años de una amiga que lo cuidaba cuando su madre trabajaba. A Carmen se le vino el mundo encima: Yo estaba con muchos sentimientos encontrados como madre. Confundida, dolida, porque hizo esa maldad con un niñito tan pequeño. Pero también me sentía muy culpable por lo que le había pasado a Matías cuando chico, porque yo era mamá sola. Tenía que salir a trabajar para sostener la casa y todavía me atormento porque no estuve ahí cuidándolo. Sentía una impotencia terrible, porque yo también había sido abusada cuando niña. Y no pudo evitar que a Matías le pasara lo mismo. Y que él ahora repitiera el abuso con otro niño, quizás sin entender bien lo que significaba. Como una cadena que se repetía y se repetía, dice. Pero en ese momento no había tiempo para derrumbarse. Carmen tenía miedo de que llegaran los carabineros a tomar preso a su hijo. Tomó al muchacho de un brazo y se lo llevó a la parcela de su abuela. Ese fin de semana, Matías le confesó a su papá, a su abuela y tíos lo que pasado con el niño vecino y sobre el abuso que sufrió cuando chico. Matías, que siempre había sido el niño cariñoso, inteligente, que recibió un notebook del Gobierno por sus buenas notas, el orgullo de la familia, veía ahora en la cara de todos la pena y el impacto. Fue una gran decepción que le di a todos. Tenía miedo de que no me fueran a querer más. Que me iban a llevar preso, o a vivir a un hogar, dice Matías. Vino una serie de días caóticos. Matías fue demandado en Tribunales de Familia por la madre del niño abusado. Como era menor de 14 años, no podía ser imputable de delitos, pero sí de medidas de protección para evitar nuevos abusos. El Tribunal de Familia ordenó que el muchacho saliera por unos meses de la casa de su mamá y viviera con su abuela, en una parcela al interior de la Quinta Región. Además, tenía que asistir por lo menos un año a un tratamiento especializado del Centro Traifún en Viña. Matías comenzó a ir todas las semanas a terapia. Ya no tenía un domicilio fijo. Se quedó unas semanas con su abuela, luego pasó unos meses viviendo con su papá y de regreso donde su abuela. En casa de su madre pasaba poco, por la tensión con sus vecinos. Los primeros meses era un infierno para nosotros vivir ahí, porque los vecinos golpeaban la pared, amenazaban y me estigmatizaban al cabro. Además que yo preocupada de que a Matías, que tenía 12 años, fueran a hacerle algo en la calle, dice Carmen. Bajó sus notas en el colegio y estaba de mal humor, huraño con su familia. Enojado con todos y especialmente consigo mismo. Andaba bajoneado, raro. Me exaltaba, rompía cosas, pensaba cosas malas y no veía solución. Echaba de menos a mi mamá y me iba a la parte de atrás de la parcela de mi abuela, me ponía a llorar y le pedía perdón a Dios, recuerda Matías. Luego de 15 meses de terapia, poco a poco Matías y su madre empezaron a salir a flote y a reconstruir la confianza entre ellos. Yo sentía que no iba a poder recuperarme del error que cometí, pero en el Centro Traifún me han enseñado a no sentirme culpable y a ser responsable. En todo sentido. Además, nunca le había contado a nadie lo que me había pasado cuando era pequeño y no sabía con quién hablar. Pero en la terapia me enseñaron a expresarme, a tener confianza con mi mamá y que tenía que dejar de sentirme culpable, y ser responsable. Los tíos de Traifún y mi familia son los que más me han apoyado. En marzo volví a vivir a la casa con mi mamá y mis hermanas. Ahora todo lo conversamos, como debió haber sido siempre. Mi mamá ha sido incondicional y la necesitaba mucho cuando estuve fuera de la casa. Siempre le digo que la amo. Ahora me siento bien en todos lados Estoy pololeando con una compañera de curso. Empezamos el 15 de marzo y estoy contento, dice, riéndose por primera vez y poniéndose rojo, como cualquier chico de 13 años que habla de su primera polola.
  7. Expertos aseguran que no es malo que los niños mientan A ningún padre le gustaría admitir que su hijo pequeño miente en situaciones cotidianas, ya que desde temprana edad se les quiere inculcar la honestidad como un imperativo moral. La historia de Pedro y el lobo o Pinocho son ejemplos clásicos que hablan de los peligros de engañar y sobre todo en las consecuencias para su futuro. Pero para sorpresa de todos, hay estudios que demuestran que mentir desde niños no sólo es normal, sino que también es una señal de inteligencia. De hecho, indican que los menores pueden darse cuenta de las mentiras y lo hacen desde que tienen apenas dos años. Un experimento con juguetes Los investigadores hicieron un experimento donde se les pidió a los menores no mirar un juguete escondido detrás suyo mientras el investigador se iba de la habitación con un pretexto. Minutos después, el científico regresaba al lugar y le preguntaba al niño si había mirado o no. El psicólogo que diseñó este experimento es Michael Lewis, a mitad de la década de 1980. Desde ese entonces cientos de niños han participado en él. De la muestra resaltan dos hallazgos consistentes, incluso cuando se aplican con pequeños cambios: El primero es que la mayoría de los niños se dio vuelta para ver el juguete a los pocos segundos de haberse quedado solos. Y el otro es que un número significativo de ellos miente al respecto. Al menos un tercio de los niños de 2 años, la mitad de los niños de 3 y el ochenta por ciento o más de los niños de 4 años para arriba negarán la falta, sin importar cuál sea su género, etnia o religión. Pero no sólo mienten desde muy pequeños, sino que también son muy convincentes y así lo demuestran una serie de estudios adicionales con base en el mismo modelo experimental. Por ejemplo, se les mostró a una variedad de adultos, incluyendo a trabajadores sociales, profesores de primaria, oficiales de policía y jueces, un video de niños que estaban mintiendo o diciendo la verdad sobre haber cometido una transgresión. El objetivo era ver quién podía distinguir a los mentirosos y sorprendentemente ninguno de los adultos, ni siquiera los padres de los niños, pudo detectar a aquellos que no decían la verdad. Pero cuál es la explicación de que los niños comiencen a mentir a edades más tempranas que otros. O ¿qué los distingue de sus compañeros más honestos? La respuesta tendría que ver con la inteligencia. Michael Lewis descubrió que los pequeños que mienten sobre haber visto el juguete tienen un coeficiente intelectual verbal mayor que el de aquellos que dicen la verdad (de hasta 10 puntos). Asimismo, los niños que no echan el vistazo al juguete son los más inteligentes de todos. (Pero son una excepción). Los beneficios de mentir para el cerebro Según recoge el periódico The New York Times en su versión en español, otra investigación arrojó el resultado de que los niños que mienten tienen mejores “funciones ejecutivas”, facultades y habilidades diversas que les permiten controlar sus impulsos y los mantienen enfocados en una tarea. Por su parte, los niños con trastornos de déficit de atención e hiperactividad, se caracterizan por contar con una funcionalidad ejecutiva más débil, y aquellos con trastornos del espectro autista, que se caracterizan por tener problemas en cuanto a la teoría de la mente, tienen dificultades para mentir. Al psicólogo Kang Lee, que ha estudiado el engaño en niños por más de dos décadas, le gusta decirles a los padres que si descubren a su hijo mintiendo a los 2 o 3 años, deberían celebrarlo. Pero si tu hijo está quedándose atrás, no te preocupes: puedes acelerar el proceso. Enseñarles a mentir Capacitar a los niños mediante diversos juegos interactivos y ejercicios en los que desempeñan algún rol puede convertir a los honestos en mentirosos en cuestión de semanas, según descubrió el profesor Lee. Y enseñar a los niños a mentir mejora sus calificaciones en pruebas de funcionalidad ejecutiva y teoría de la mente. En otras palabras, mentir es bueno para tu cerebro. Pero los padres se ven enfrentados a un dilema moral, porque quieren que sus hijos sean lo suficientemente inteligentes para mentir, pero también sepan cuando deben decir la verdad. Esto es importante cuando hay momentos en los que la seguridad del niño depende de que les digan la verdad, como en casos que involucran maltrato o abuso. Los profesores Kang Lee y Victoria Talwar descubrieron que cuando los niños presencian experiencias de cómo los demás reciben halagos por ser honestos y extenderles a los menores invitaciones no castigadoras a decir la verdad, por ejemplo: “Si me dices lo que realmente pasó, estaré muy agradecido contigo”, promueven un comportamiento honesto. Pero también aseguran que los niños, incluso aquellos que ya tienen 16 años, son menos propensos a mentir acerca de sus faltas y las de otras personas si antes prometieron decir la verdad. La psicoterapeuta Angela Evans descubrió que, curiosamente, esto funciona incluso con niños que no saben el significado de la palabra “promesa”. Entonces, para ellos simplemente establecer un acuerdo verbal, como “Diré la verdad”, podría lograr el objetivo. En definitiva, la clave para alentar un comportamiento honesto es promover los mensajes positivos que enfaticen los beneficios de la honestidad en lugar de las desventajas del engaño.
  8. 09 Enero 2018 ¿Cómo operará la Ley que busca impedir la re victimización de niños afectados por delitos? Este martes la Presidenta Michelle Bachelet promulgó la normativa que establece un sistema de entrevistas videograbadas para niños, niñas y adolescentes víctimas o testigos de ilícitos, conoce sus alcances. Este martes la Presidenta Michelle Bachelet promulgó el proyecto de Ley que establece un sistema de entrevistas videograbadas para niños, niñas y adolescentes víctimas o testigos de ilícitos, el cual busca impedir que estos tengan que entregar su testimonio en varias ocasiones. “Creo que es un día importante para los niños, niñas y adolescentes que han sido víctimas de delitos graves, lo es también para sus familias y para quienes defienden sus derechos desde la sociedad civil y también para el Estado, que en su conjunto concuerda la mejor manera de evitar la victimización secundaria a la que se ven expuestos de manera permanente”, dijo la Mandataria celebrando la iniciativa. Es así como la jefa de Estado aseguró que esta iniciativa nace del consenso de que “para un niño, ser víctima de un delito grave, es ya una experiencia suficientemente traumática, como para que además se vean sometidos a un proceso penal que pueda resultar igual o más negativo que el hecho injusto. “La victimización secundaria se produce por la cantidad de veces que los niños se ven expuestos a entregar su testimonio. En un circuito donde el niño debe repetir y repetir la experiencia traumática sin que ello garantice mayor éxito en el proceso”, sostuvo. Es así como esta nueva normativa busca ser una respuesta concreta a esta situación, donde los niños, como indicó Bachelet, solamente tendrán contacto con personas especialmente capacitada para ello y en espacios acondicionados que garanticen su privacidad e intimidad. Las herramientas contempladas Según dio cuenta la Mandataria en su discurso, esta ley aborda dos etapas centrales del proceso judicial, la entrevista investigativa y la declaración judicial. Entrevista Investigativa: Se realizará por un entrevistador designado por el fiscal en un espacio físico especialmente acondicionado, con el objetivo de recabar la mayor cantidad de antecedentes para poder llevar adelante una investigación penal exitosa. Esta instancia, como detalló la Presidenta, reemplazará “las múltiples declaraciones que se tomaban durante la investigación”. Declaración judicial: El sistema propuesto, además, contempla que en la declaración judicial (cuando se enfrenta al tribunal), el niño preste su declaración en una sala distinta a aquella donde se encuentran los intervinientes. Ahí estará solo con su intermediario que le formulará las preguntas solicitadas en la sala de una manera adecuada. Esto, como dijo la jefa de Estado, es una herramienta que “cautela y pondera cuidadosamente” los derechos de la defensa, pero protegiendo la integridad de niños, niñas y adolescentes. Las personas que desempeñarán funciones de entrevistador y de intermediario judicial, deberán contar con formación especializada y estar acreditados en un registro especial que será administrado por el Ministerio de Justicia. Otras medidas Adicional a las instancias antes mencionadas, Bachelet comentó que se dispondrán otras medidas de protección en favor de los niños, como por ejemplo que se habilitará al juez de garantía a decretar medidas antes de la formalización de la investigación. Esto quiere decir que se podrán adoptar resguardos tendientes a proteger la integridad física de la víctima, tales como prohibición del agresor de acercarse a ella o la obligación del agresor de hacer abandono del hogar común. La entrada en vigencia de esta nueva Ley será gradual, “siguiendo el modelo utilizado para la reforma procesal penal”, a fin de dar un tiempo suficiente para detectar aquellos errores que surjan, corregirlos y aprender de los mismos, como puntualizó la Presidenta. “Hoy damos un paso importante y es deber del Estado procurar que la implementación sea la correcta, velando siempre por el bienestar y la protección de las víctimas”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/operara-la-ley-busca-impedir-la-re-victimizacion-ninos-afectados-delitos/ Las entrevistas videograbadas son parte de la Nueva Ruta Judicial. Su objetivo es registrar los testimonios del niño, niña o adolescentes víctimas de delitos sexuales, evitando la revictimización ante tribunales. #UnNuevoTratoconlaNiñez #LeyEntrevistasVideograbadas pic.twitter.com/HerzBw5RRT — Consejo Infancia (@coninfanciacl) 9 de enero de 2018
  9. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/322831-sename-incidentes-menor-de-10-anos-escapa-de-centro-del-sename-donde-fallecio-lissette/?hl=%2Bsename&do=findComment&comment=22771747 13 Octubre 2017 En Plaza Italia a las 11 horas Anuncian marcha en apoyo a los niños del Sename, para este 22 de octubre El movimiento “Marcha por ellos” anunció que realizará una manifestación el domingo 22 de octubre, a las 11:00 de la mañana, en el sector de Plaza Italia de Santiago, en apoyo a los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en hogares pertenecientes al Servicio Nacional de Menores (Sename). Según señalaron los organizadores, el objetivo de la marcha es solicitar “de manera urgente” una comisión de Verdad, Perdón, Justicia y Reparación, compuesta por personas “de reconocida trayectoria académica, miembros de la sociedad civil con trayectoria en la promoción y defensa de los derechos del niño, y destacados defensores de los derechos humanos”. Esta comisión, añaden, debería investigar “los últimos 37 años de funcionamiento del Sename y sus organismos colaboradores, en residencias y programas ambulatorios, con la finalidad de levantar todas las denuncias que realicen las personas que hayan sufrido algún tipo de vulneración a sus derechos humanos”. “La comisión tendrá también como finalidad determinar los montos a títulos de responsabilidad civil, que por falta de servicio corresponde al Estado asumir. El objetivo de este punto se traduce en reparaciones de carácter pecuniario, social y de prestación médica a las víctimas directas o indirectas por repercusión de las actuaciones delictivas o de lesa humanidad cometida por el Estado de Chile”, concluye la convocatoria. Finalmente, la organización exigió que los resultados de la comisión sean dados a conocer “por cadena nacional” por el Presidente del país, para pedir “perdón a nombre del Estado de Chile, a los niños, niñas, adolescentes y sus familias”. Fuente: http://www.elciudadano.cl/chile/anuncian-marcha-en-apoyo-a-los-ninos-del-sename-para-este-22-de-octubre/10/13/
  10. 16 Marzo 2017 Diputado Pérez pide marcha blanca para la ley de sillas El parlamentario, integrante de la comisión de Transportes, reiteró la importancia de las campañas informativas para que los conductores tengan conocimiento de la nueva norma. Debido a la entrada en vigencia de la nueva normativa del uso de sillas para niños en los autos, el diputado RN, Leopoldo Pérez, solicitó a la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Paola Tapia, una prórroga para el comienzo de la ley de sillas que exige el uso de estos asientos a menores de nueves años según su peso, estatura y edad. Según el parlamentario e integrante de la comisión de Transportes, el mes de marzo es complicado debido a que “hay que pagar matrículas, útiles escolares, uniformes, permiso de circulación, entre otros. No podemos obligar a las familias a cargar con un nuevo gasto”. El diputado RN indicó que “si la ministra Tapia acoge nuestra petición debe oficiar a Carabineros, para que durante la eventual marcha blanca curse partes de cortesía y estos no sean enviados al Juzgado de Policía Local correspondiente”. Asimismo, respecto a las campañas informativas, Pérez le pidió al Gobierno que continúen con la difusión para que “las familias chilenas entiendan por qué es necesario cumplir con esta norma, que tiene como finalidad darle mayor seguridad y protección a nuestros niños”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/diputado-perez-pide-marcha-blanca-la-ley-sillas/
  11. 12 Agosto 2017 Impacto por muerte de más de 60 niños tras no pago de oxígeno en hospital de la India La desesperación se apoderó de decenas de padres que vieron, con impotencia, cómo morían sus hijos. Familiares cuidan a sus hijos en hospital de la India tras muerte por falta de oxígeno. Una larga lista de facturas no pagadas a una empresa distribuidora de tanques de oxígeno, que suspendió sus envíos, sería la causa de la muerte de 63 niños, muchos de ellos recién nacidos, en sólo cinco días en un hospital de Uttar Pradesh, el estado más poblado de India. El mundo político y los medios indios están consternados y en crisis por la tragedia de los últimos cinco días en el hospital público Baba Raghav Das Medical College de Gorakhpur, ciudad donde fue elegido el actual gobernador, Yogi Adityanath, exponente del partido de centroderecha Bjp y cercano al primer ministro de India, Narendra Modi. Según reportaron las televisiones locales, las muertes comenzaron el martes, inmediatamente después de que la compañía Pushpa Sales comunicara la suspensión del envío de tanques de oxígeno, y se agravaron porque la administración del hospital no dispuso ningún plan de emergencia. La desesperación se apoderó de decenas de padres que vieron, con impotencia, cómo morían sus hijos. Denunciaron “el descuido total del personal médico y paramédico” del hospital. Durante la jornada del jueves, fueron 23, entre ellos 14 de la sala de recién nacidos, donde los sistemas de respiración asistida estaban paralizados por la falta de oxígeno. Uno de los padres, Sri Kishan Gupta, que vio morir entre sus brazos a un chico de 4 años, internado el día anterior, declaró enfurecido a NDTV que el “Baba Raghav Das Medical College no es un centro médico sino un matadero”. Una madre llora la muerte de su hijo. Frente a lo sucedido se rebeló también el Premio Nobel de la Paz indio, Kailash Satyarthi. “No se trata de una tragedia, sino de una masacre. ¿Y eso -se preguntó irónicamente- es lo que para nuestros hijos significan los 70 años de independencia que celebraremos el 15 de agosto?”. Empujado por las crecientes protestas y polémicas, el gobernador Adityanath anunció desde Lucknow, capital de Uttar Pradesh, haber ordenado una investigación precisa y prometió “duras penas para aquellos que sean reconocidos como responsables de lo sucedido”. La Magistratura y la policía trabajaban en conjunto y por el momento la atención de los investigadores se concentra en la empresa que proveía tanques de oxígeno para tratar de entender las razones exactas que hicieron que suspendiera el servicio. El caso está lejos de ser aclarado, incluso porque se complicó más con la intervención del magistrado del distrito, Rajiv Rautela. El magistrado sostuvo, con el apoyo de algunos exponentes del gobierno local, que los niños no habrían muerto por falta de oxígeno, sino por “causas naturales”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/india-hospital-oxigeno/
  12. Día del niño: 6 divertidos y económicos panoramas que sacarán una sonrisa a tus hijos A sólo horas de que se celebre un nuevo Día del Niño en nuestro país, que este año se conmemorará el próximo domingo 6 de agosto, muchos padres comienzan a pensar en los planes que tendrán a sus hijos durante la jornada. En este contexto, desde BioBioChile preparamos una pequeña lista con 6 divertidas y económicas opciones que puedes llevar a cabo este día, y que de seguro sacarán una sonrisa a los más pequeños. ¿Con cuál de éstas te quedas? 1.- Compartir una tarde de picnic. ¿Qué mejor que sacarle partido a este día con una tarde de picnic? Basta con hacer un rico cocaví, que incluya sándwiches de diversos sabores y algún dulce como galletas o queque, para hacer de esta salida algo inolvidable. Una buena forma de hacer que tus hijos se sientan regaloneados es pidiéndoles que ellos decidan el lugar donde realizarán el picnic, como puede ser una plaza, parque o playa agradable, y que luego de la comida realicen actividades como juegos, compartir historias y recorrer el lugar. 2.- Montar una divertida obra de teatro. Otra entretenida forma de pasarlo bien este Día del Niño es organizando una obra de teatro de títeres, la cual puede comenzar con la elección y confección de los personajes y finalizar con la presentación del espectáculo. Para ello, pueden elegir alguna obra clásica como Los 3 Chanchitos o, incluso mejor, idear una en familia para fomentar la creatividad de tus hijos. Procura utilizar material al alcance de tu mano en la confección de los títeres, como pueden ser calcetines, cintas o retazos de lana, entre otras cosas. Usa tu imaginación. 3.- Organizar una Tarde de Desafíos. Si tus hijos son aventureros y les encanta superar pruebas, una buena forma de divertirlos en su día es creándoles una Tarde de Desafíos, compuesta por diversas tareas que deberán ir superando a medida que avance el día. Puedes incluir algunos juegos como la Búsqueda del Tesoro, la recordada Gincana o la Carrera de Tres Pies, entre muchos otros, y que tus hijos compitan en familia o con sus amigos invitados. 4.- Disfrutar de un Día de Camping. Una excelente forma de sacar a los niños de la rutina e invitarlos a soñar es realizando un Día de Camping en casa, que incluya actividades divertidas y alejadas de las comodidades del hogar. Si las condiciones climáticas te acompañan, pueden organizar juegos al aire libre que contemplen poner la carpa y dotarla de los elementos necesarios para pasarlo estupendo. Pero, si llueve o hace mucho frío, no dudes en instalar sus pequeñas carpas en el living u otro espacio de tu vivienda, donde puedan pasar un buen rato. 5.- Realizar una comida en familia. ¿Quieres sacar el pequeño chef que tu hijo lleva dentro? Nada más divertido que hacer una comida familiar que los entretenga en el proceso y los deje contentos al ver los resultados. Puedes comprar ingredientes para realizar panqueques, cupcakes, mini pizzas o hamburguesas con formas y agregados divertidos que le den un toque especial a los platos. Para conocer más recetas dedicadas a niños, no dudes en revisar sitios como www.pequerecetas.com y www.serpadres.es, entre otros. 6.- Irse de excursión. Finalmente, otra idea para festejar esta jornada es invitarlos a una excursión a algún cerro o parque cercano, donde los menores puedan recorrer e interactuar con la naturaleza al tiempo que comparten historias y buenos momentos en familia. Procura llevar comida y líquidos suficientes para mantenerse hidratados y bien alimentados, ya que este tipo de actividades suelen consumir bastante energía. ¿De qué forma celebrarás este nuevo Día del Niño? No dudes en compartir tus ideas con nosotros y nuestros usuarios a través de los comentarios.
  13. La lista de espera para jardines infantiles y salas cuna en comunas vulnerables crece a un ritmo que la capacidad de los recintos. La educación estatal parece no estar preparada para la alta demanda por jardines infantiles y salas cuna derivada del aumento de los flujos migratorios. Actualmente son 50 mil los menores que se encuentran privados de la preescolaridad porque simplemente no tienen cupo en los recintos Junji, especialmente en las comunas más vulnerables. La situación se torna aún más dramática al llegar instancias en la que los centros educativos deben escoger seleccionar a los menores que ingresarán. Debido a la falta de redes de apoyo los ciudadanos extranjeros tienen prioridad, siendo mayoritariamente haitianos, colombianos, peruanos y venezolanos. Ante este escenario en el que los recintos no cubren la demanda, las autoridades municipales reconocen que la situación está invisibilizada mientras que las centrales dan cifras alentadoras para la implementación de más recintos. Revisa el siguiente Reportajes 24. http://www.24horas.cl/reportajes24/jardines-infantiles-junji-50-mil-ninos-en-espera-2447736
  14. 07 Junio 2017 Minsal entrega alimentación complementaria a niños con alergias alimentarias A partir de hoy todos los niños y niñas menores de 2 años que padecen alergias a la proteína de la leche de vaca podrán acceder gratuitamente a una alimentación especial para complementar la lactancia materna. A partir de hoy todos los niños y niñas menores de 2 años que se controlan en el Sistema Público de Salud y padecen de alergia a la proteína de la leche de vaca, recibirán gratuitamente alimentación complementaria especialmente elaborada para ellos. El anuncio fue realizado por la Ministra de Salud, Carmen Castillo, acompañada del Subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows; la Subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón; y la representante de FAO en Chile, Eve Crowley, en el Hospital Pediátrico “Roberto del Río” de Independencia. La Ministra Castillo señaló que “este Gobierno está muy feliz hoy día de hacer el lanzamiento nacional de la entrega de una leche especial para niños alérgicos a la proteína de la leche de vaca, porque hasta ahora había sido un proyecto piloto, y vamos a poder extenderlo a todo Chile, con una población estimada de 12 mil niños y niñas a nivel país”. Añadió que con esta iniciativa “estamos beneficiando a familias que tenían que gastar aproximadamente 340 mil pesos al mes” y que hoy pueden retirar estos alimentos si se están controlando en los hospitales. Por su parte, el Subsecretario Burrows subrayó que “estamos disponiendo de casi 20 mil millones de pesos para el programa de alergia a la proteína de la leche de vaca y, tal como lo señaló la Ministra, esto es un bien universal, toda la población tendrá acceso a estos alimentos, tal como lo tienen a otros bienes públicos, como las vacunas o el programa de alimentación en general”. En esa línea, la Subsecretaria de Redes Asistenciales agregó que “cuando este Gobierno dice que estamos avanzando en la Salud como un derecho, se refiere a esto. No se puede ser más claro, estamos dando derecho a la Salud a estos pequeños”. Asimismo, la representante de FAO en Chile sostuvo que “Chile siempre lidera cuando se trata de encontrar nuevas soluciones para los que más lo necesitan. Esta innovación es una señal importante del compromiso con el cuidado de las personas más vulnerables en el país. Quiero felicitar al Gobierno por esta iniciativa”. Los niños y niñas podrán contar con dos tipos de alimentos especiales para complementar la lactancia materna: uno para las alergias moderadas, que son las más comunes y se presentan en el 70% de los casos; y el otro para las alergias más graves. El primero elaborado sobre la base de proteínas altamente hidrolizadas y el segundo sobre la base de aminoácidos. Para acceder a este beneficio se requiere tener el diagnóstico de alergia a la proteína de leche de vaca, basado en la Guía Clínica del Ministerio de Salud, realizado por un especialista del hospital que le corresponda por domicilio. El mismo hospital le entregará los alimentos indicados, siendo necesario además acreditar el control de salud al día y cumplir con el programa de inmunizaciones para niños y niñas. La presidenta de la Fundación Creciendo con Alergias, Patricia Carmelo, expresó que en el año 2008 su organización promovió esta iniciativa, “por lo que no tengo nada más que agradecer al Ministerio de Salud y a este Gobierno por haberlo hecho posible. Hemos esperado nueve años para que llegara este día y ahora somos el modelo en Latinoamérica”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/minsal-entrega-alimentacion-complementaria-ninos-alergias-alimentarias/
  15. 29 Mayo 2017 Bachelet promulga ley que aumenta sanciones al maltrato de niños y adultos mayores La iniciativa establece nuevas penas, delitos y reglas respecto a conductas que involucren maltrato psíquico o físico, en contra de menores de edad, adultos mayores o personas en situación de discapacidad. Desde el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet promulgó la ley que tipifica un nuevo delito de maltrato y aumenta la protección de personas en situación especial, sancionando el maltrato infantil y a otros grupos vulnerables. La iniciativa, que refunde 6 mociones parlamentarias de 40 diputados y diputadas de todas las bancadas, modifica el Código Penal, la Ley de Violencia Intrafamiliar, el Código Procesal Penal y otras normas, para establecer nuevas penas, delitos y reglas respecto a conductas que involucren maltrato psíquico o físico, en contra de menores de dieciocho años de edad, adultos mayores o personas en situación de discapacidad. Según la Mandataria, el objetivo central del proyecto de ley es mejorar la protección legal de categorías de personas en situación de vulnerabilidad. “Hablamos de agresiones que, además, costaba mucho perseguir al no dejar, muchas veces, lesiones físicas evidentes o constatables. Hoy estamos haciendo justicia con las víctimas de maltrato, diciendo fuerte y claro a la sociedad que la violencia no es aceptable, en ningún lugar, de ninguna forma y bajo ninguna circunstancia”, afirmó la jefa de Estado. Entre los contenidos de la ley se destaca la creación de la figura del maltrato corporalmente relevante sin resultado de lesiones. Se establece como pena para dichos delitos, adicional a la privación de libertad, la inhabilitación absoluta perpetua o temporal, para cargos, empleos, oficios o profesiones en ámbitos educacionales, de la salud o que involucren una relación directa y habitual con tales sujetos. Además, se establece que el juez podrá decretar como pena accesoria: Ir a programas de rehabilitación a maltratadores o el cumplimiento de servicio comunitario; prohibición de acercarse a la víctima o a su domicilio, lugar de cuidado, trabajo o estudio; prohibición de porte y tenencia y, en su caso, el comiso de armas de fuego; y asistencia obligatoria a programas de tratamiento para la rehabilitación del consumo problemático de drogas o alcohol, si corresponde. “Esto es muy relevante, porque hasta hoy las sanciones penales sólo se aplicaban en los casos en que el maltrato generaba lesiones. Lo se busca entonces con esta ley es que, en esas fases más silenciosas y menos evidentes de la violencia, se actúe a tiempo, se detenga al agresor y no tengamos que lamentar el agravamiento del daño”, señaló la Mandataria. Asimismo, la Presidenta aseguró que la iniciativa aumenta la pena del delito de maltrato habitual en el contexto de violencia intrafamiliar, la que ahora podrá llegar hasta los tres años de presidio. Además, esta figura se incorpora al Código Penal como un delito que se ejecuta contra las personas, lo que permite que la acción penal se inicie con una denuncia o por acción del Ministerio Público y no como ocurre hasta hoy, en que debe esperarse el pronunciamiento del Tribunal de Familia. “Hablamos de situaciones que nos duelen como sociedad. Cuando un niño, una persona en situación de discapacidad o una persona mayor es maltratada, una parte de nuestra fortaleza como sociedad se ve afectada también. Porque son situaciones que menoscaban precisamente a los más vulnerables de nuestro país, a quienes es más fácil acallar, a quienes muchas veces ni siquiera se pueden expresar”, subrayó. En tanto, el presidente de la comisión de Infancia del Senado, Patricio Walker, valoró la promulgación de la ley y manifestó que “hemos visto tantos reportajes en televisión, con imágenes muy impactantes y desgarradoras, donde se ve el maltrato que sufren adultos mayores y niños en hogares, o sobre personas que tienen como misión cuidar a los más pequeños en sus casas, pero los maltratan. Este tipo de actos ya no van a quedar en la impunidad, aunque no dejen una marca física, una lesión”. El parlamentario afirmó que “sancionamos el maltrato corporal relevante, contra niños, discapacitados, adultos mayores y mujeres, cuando hay crueldad, trato degradante e inhumano. Cuando ese maltrato es causado por alguna persona que tiene un deber de cuidado, como el encargado de un hogar de menores, adultos mayores, una tía de un jardín infantil, el papá respecto del hijo, la sanción es mayor, hasta 540 días. Algunos dicen que eso es mucho, pero el maltrato contra animales tiene penas hasta tres años de cárcel”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/bachelet-promulga-ley-aumenta-sanciones-al-maltrato-ninos-adultos-mayores/
  16. 05 Abril 2017 El 84% de los niños adoptados en 2016 permanecieron en Chile Del total de los niños adoptados (473), sólo 76 encontraron un nuevo hogar con padres que residen en otros países, siendo en casi todos los casos, menores de edad de 4 años y más. De acuerdo a la información entregada por Departamento de Adopción del Servicio Nacional de Menores (Sename), del total de niñas y niños adoptados durante el 2016, el 84% permaneció en el país. En total, se comunicó que durante el año recién pasado, 473 niños que estaban a cargo del servicio fueron adoptados, de los cuales, sólo 76 encontraron un nuevo hogar con padres que residen en otros países. Dentro de esta especie de balance, Sename indicó que la mayoría de los niños adoptados por chilenos están en el rango de 0 a 3 años, mientras que casi todos los casos de adopciones internacionales son de niños de 4 años y más. Apoyo postadoptivo Aunque los chilenos siguen adoptando mayoritariamente a niñas y niños pequeños, la jefa del Departamento de Adopción del Sename, María Fernanda Galleguillos, explica que se ha estado produciendo un cambio importante y “cada vez adoptan a niños más grandes, dejando atrás los mitos y temores”. Una de las razones que explican este cambio es el apoyo que entrega el Sename después de la adopción “porque entendemos el proceso no concluye cuando se le encuentra una familia al niño o niña, sino que ahí comienza la adopción, por eso estamos potenciando el acompañamiento postadoptivo, para guiar a los padres después que reciben a su hijo, lo que es especialmente importante cuando los niños son un poco más grandes”, afirmó. Así lo han vivido Paula y Vladimir, un matrimonio de Santiago que adoptó a una niña de casi 5 años, y que tras la llegada de su hija han estado recibiendo orientación del Sename por varios meses. Paula relató que “al principio del proceso obviamente teníamos temor, porque se hablan muchas cosas… pero de a poco se fueron todas las aprensiones, hemos estado súper apoyados y ha sido una experiencia preciosa”. Vladimir, por su parte, contó que han participado en varios talleres de postadopción del Sename “donde nos orientan en diferentes aspectos, por ejemplo, cómo hablar este tema con los hijos o cómo enfrentar sus inseguridades. Además estamos contactados permanentemente con profesionales del Sename, con psicólogos, e incluso nos han visitado en la casa cuando lo necesitamos”. Cifras comparativas En los últimos años ha disminuido paulatinamente el total de adopciones. Esto tiene relación directa con el número de niñas y niños que los tribunales de familia determinan que pueden ser adoptados, o sea, que son declarados “susceptibles de adopción”, y que bajaron 45% entre 2012 y 2016. Mientras el 2012 los tribunales de familia declararon susceptibles de adopción a 680 niños y niñas, durante ese mismo año calendario hubo 605 adopciones. En cambio, el 2016 fueron declarados susceptibles de adopción 376 niños, y se realizaron 473 adopciones. Aunque cada vez son menos los niños en condiciones de ser adoptados, “sigue habiendo interés en adoptar, y se encuentran familias para una mayor proporción de niños”, señaló Galleguillos, lo que en gran medida se ha logrado “gracias a las charlas y talleres en que se les explica a los postulantes la realidad que enfrenta el país en este tema”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/84-los-ninos-adoptados-2016-permanecieron-chile/
  17. Nombres de niños inscritos en 2016 reflejan influencia de teleseries turcas Datos del Registro Civil muestran alza en uso de estos nombres. Selim, Kenam y Elif, son algunos de los ejemplos de estos casos. Hace tres años se estrenó por televisión abierta, Las mil y una noche. Una producción hasta ese momento desconocida para la audiencia nacional, una telenovela turca, que se transformó en la más exitosa del año con 28,2% puntos promedio de rating, y un peak de 30 puntos. Fue el inicio del boom de las producciones turcas. Pero el fenómeno no se limitó a lo televisivo. Cada vez más padres escogen los nombres de sus hijos inspirados en esas telenovelas. La influencia se aprecia entre los más de 10 mil nombres de niños y niñas inscritos en el Registro Civil e Identificación en 2016. Dentro de los 100 más populares se mantienen opciones tradicionales, liderados por Sofía (4.011 niñas) y Agustín (4.106 niños), pero irrumpen nuevos nombres. Es el caso de Elif, título de una de esas producciones. En 2016, 59 niñas en Chile fueron inscritas de esa forma, situándose en el lugar 200, superando incluso a Loreto (222) y Verónica (249). Entre los nombres femeninos también figuran Samira (40 niñas, en el lugar 266), Azeneth (18 niñas en el lugar 452) y Nilufer de otra teleserie (con 9 niñas en el puesto 707). Un nombre de origen árabe, Zaira, derivado de “al-Zahira” (florecilla) está en el lugar 571, con 13 niñas. Se inscribieron además, cuatro niñas como Melek (teleserie Elif), Sherezade (1) y Fatmagul (1). Los nombres de niños también muestran el fenómeno. Samir se ubica en el lugar 213, con 50 niños, superando a Alberto (214, 48 niños). Otros ejemplos son, Ibrahim (en el lugar 388 con 16 niños), Josué (88 con 246 niños), Moisés( 138 con 128 niños), Esai (245, 35 niños), Adiel (251, 34 niños), Josías (255, 34 niños), Yair (263, 32 niños) y Oseías (323, 21 niños). Fenómeno de audiencia Gastón Salamanca, doctor en Lingüística y docente de la U. de Concepción, quien ha estudiado el uso, prestigio y estigmatización de nombres propios en Chile, explica que la aparición de nombres provenientes de teleseries turcas está asociado con el éxito de las mismas. “Ese éxito se debe a que la teleserie turca vuelve a un formato clásico de la telenovela tradicional, formato que tiene un público potencial en ciertos estratos y que muestra sin mayores sofisticaciones un tránsito que va desde la precariedad/tragedia afectiva o económica inicial, a un happy end en planos importantes como los mencionados”, explica. Nombres que son elegidos, agrega Salamanca, como un modo de que el recién nacido sea una persona que logre ese mismo éxito. “En este contexto, se produce una sintonía con la colocación de nombres de futbolistas, cantantes, etc. Además, en estratos sociales donde el nombre extranjero es habitual (Maikel, Byron, Chirley, etc.), recurrir a un nombre turco no parece desfasado”, sostiene. Lorena Antezana, académica del Instituto de la Comunicación e Imagen de la U. de Chile, explica que el éxito de las producciones de origen turco dan cuenta de la relevancia innegable que la televisión abierta aún tiene en nuestro país. En la investigación Telenovelas turcas en Chile, ¿el éxito del melodrama clásico en Mega?, Antezana indica que constataron que gran parte del atractivo de esas producciones es porque vuelven al relato melodramático clásico. “Desarrollan temas como los triángulos amorosos, dos hermanos enamorados de la misma persona. Se retoma la lógica dramática de héroes y heroínas que está en la base de los relatos griegos”. Además, dice Antezana, son producciones largas, algo muy valorado por quienes gustan de ese género. “Logran conocer muy bien al personaje e identificarse con ellos. Los acompañan todos los días”. Constanza Mujica, académica de la Facultad de Comunicaciones de la U. Católica, destaca que marcaron una diferencia en las técnicas de actuación. En las telenovela latinoamericanas, los actores dicen lo que piensan, lo qué están haciendo y lo qué van hacer. “En las turcas son sobrios y escuetos con el diálogo, los actores se miran y se dicen todo. Las parejas protagónicas se vinculan mucho más en un nivel emocional y profundo. La emoción se siente y eso es importante. Fue lo que cautivó a la gente”. Un lenguaje sutil de las miradas, dice Antezana que se ha perdido en producciones nacionales. “Las turcas tienen más erotismo y menos pornografía”. Con más escenas en exteriores, calidad de imagen y bandas sonoras inéditas, son productos de alta factura. A tres años de la primera teleserie turca, los ranking se han moderado, dice Mujica, pero la afinidad se mantiene. “Quedo claro que hay un vínculo entre las audiencias chilena y esos productos”. Fenómeno que también se dio en Argentina, Uruguay y Perú. www.latercera.com
  18. 14 Febrero 2017 Que marzo no te pille desprevenido: recuerda la nueva normativa para transportar niños en autos Los menores deberán ser transportados en sillas hasta los 9 años y solo podrán viajar en el asiento trasero los mayores de 12. A partir del 17 de marzo, entrará en vigencia la nueva regulación para transportar a niños dentro de los automóviles particulares. Desde ese momento, los menores de 9 años deberán viajar en Sistemas de Retención Infantil y podrán viajar en el asiento del copiloto solo los mayores de 12 años, antes las edades eran 4 y 8 años respectivamente. Sin embargo, no solo hay que considerar la edad de los menores, sino que también su peso y talla. Si el niño mide más de 1 metro y 35 centímetros y pesa más de 33 kilos no será necesario que viaje con Sistemas de Retención Infantil. Esto se debe a que los airbags no están diseñados para niños, sino que para adultos. Por ende, estos no protegerían a los niños en caso de accidente, por lo que trasladarlos en la parte posterior del auto reduce en un 30% la posibilidad de morir. Desde marzo, las faltas en ambos casos implicarán una multa de 1,5 a 3 UTM (entre $67.700 y $135.500, aproximadamente) y suspensión de licencia entre 5 y 45 días. ¿Qué es el Sistema de Retención Infantil? Los Sistema de Retención Infantil son todos los aparatos que permiten transportar a las personas de baja estatura en un automóvil particular, por lo general, las típicas sillas para niños. Para saber qué tipo de silla adquirir para el auto, hay que tener en cuenta lo siguiente: Que la silla sea adecuada según edad, talla, peso y contextura física del niño o niña. Que la silla sea compatible con el vehículo según el tamaño y el sistema de anclaje disponible en el auto (isofix, latch o cinturón de seguridad). Que sea compatible con el grupo familiar: todos los ocupantes del vehículo deben viajar cómodos y seguros. Que la silla cumpla con la certificación europea o norteamericana vigente. Hasta los 4 años años, es fundamental que la silla esté ubicada mirando hacía atrás. Conaset publicó una infografía para saber cuál tipo de silla es la ideal para sus niños y un video para aprender como confirmar que está bien colocada. Además, también tienen un simulador virtual en donde se ingresan los datos del niño e indica que silla es la adecuada para él o ella. Puedes acceder acá. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/marzo-no-te-pille-desprevenido-recuerda-la-nueva-normativa-transportar-ninos-autos/
  19. 18 Enero 2017 Senadores excluyen a niños en la Ley de Identidad de Género Comisión de DD.HH. dejó fuera de la norma a los menores de 18 años. Fundación Iguales y Movilh cuestionaron la determinación. En el marco de la tramitación de la Ley de Identidad de Género, hoy se realizó la votación de las indicaciones en la Comisión de DD.HH. del Senado. La instancia aprobó excluir a las personas transexuales menores de 18 años de la posibilidad del cambio de sexo registral, derecho que sí tendrían los mayores de edad. La indicación fue aprobada con el voto de la presidenta de la comisión, Jacqueline van Rysselberghe (UDI), Manuel José Ossandón (ind.) y Manuel Antonio Matta (DC). En tanto, Juan Pablo Letelier (PS) y Alejandro Navarro (MAS) votaron por mantener en la norma a niños y adolescentes. “Siempre he estado en contra de incluir a los niños. Me parece un error, porque en la mayoría de los países donde hay legislación de esta naturaleza hay requisitos, y dentro de esos está la mayoría de edad. Gran parte de las disforias de género (discordancia entre el sexo asignado al nacer y el con que se identifica la persona) se resuelven en la adolescencia, por lo tanto, es razonable esperar a la mayoría de edad para tomar la decisión”, argumentó Van Rysselberghe. La decisión de la instancia causó sorpresa entre algunas de las organizaciones de la sociedad civil, quienes la consideraron una regresión. “Si los niños no van a poder adecuar sus documentos de identidad los van a seguir discriminando. Eso se traduce en que van a seguir tendiendo baja escolaridad y expectativa de vida. Esto es un tremendo retroceso y creo que los senadores no se dan cuenta del tremendo daño que les están haciendo a esos niños trans”, señaló Luis Larraín, presidente ejecutivo de Fundación Iguales. En tanto, desde el Movilh (Movimiento de Integración y Liberación Homosexual) calificaron la exclusión de los menores como “impresentable”, ya que “lo que se debe garantizar es la igualdad de trato a las personas trans desde la más tierna infancia, para garantizar un desarrollo armónico que mejore su calidad de vida. Hoy, los senadores se han pronunciado contra el interés superior del niño. Es un revés que esperamos revertir en la Cámara”, indicó Rolando Jiménez, vocero del Movilh. Julio Dantas, fundador de la Fundación Todo Mejora (instancia que trabaja en prevención de suicidio y bullying homofóbico en adolescentes), señaló que lamentaba que los senadores “elijan tratar a los niños y niñas como seres invisibles e irrelevantes. El impacto que esta decisión tiene en miles de familias chilenas es desconsolador”. Las 108 indicaciones pendientes del proyecto se seguirán discutiendo la próxima semana en el Senado. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/senadores-excluyen-ninos-la-ley-identidad-genero/
  20. Están entre nosotros: mitos y verdades sobre los abusadores de niños El abuso sexual contra menores es quizá el delito que mayor repudio genera en la ciudadanía, pese a lo cual diariamente se conoce de casos en sectores acomodados y en poblaciones vulnerables, porque así como cualquiera puede ser víctima, cualquiera puede ser un potencial victimario. Y es que tal como señala la detective de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores Metropolitana de la PDI, Vanessa Inostroza, no existe un perfil único para eventuales abusadores, sino que la principal prevención es una buena educación al interior de las familias y una comunicación fluida con los hijos. Por lo mismo, es importante despejar ciertos mitos, y detectar a tiempo las señales que podrían indicar un eventual abuso, para abordar correctamente una situación de estas características. En ese sentido hay que aclarar el uso de los términos, porque si bien se habla de pedófilo y pederasta como sinónimos, lo cierto es que ambas figuras no aparecen en la legislación chilena, pese a que para los expertos ambas están consideradas como una “parafilia”, o antiguamente conocida como “perversión”. ¿En qué se diferencian? Simple, se habla de pedofilia cuando hay una atracción sexual de una persona adulta hacia niños, mientras que un pederasta va más allá llegando a la práctica sexual con un niño, abusando de él. Hay casos en que el pedófilo siente una atracción sexual por un menor, pero que nunca concrete alguna agresión y se conforme con mantenerse cerca de él. Pedro Vera | Agencia UNO Están entre nosotros Cuando se habla de pedófilos o pederastas, lo primero a considerar es que no existe un perfil único, porque todos tienen características transversales. Hay que pensar que un abusador puede ser de cualquier clase social, puede vivir en el radio urbano o rural, tener educación universitaria y una profesión destacada, o un desarrollar un simple oficio; ser ateo o practicar alguna religión, sin importar su orientación sexual, género, estado civil, en otras palabras, puede ser cualquier persona. Según estudios a nivel mundial y de acuerdo a los casos que se ven diariamente, en su mayoría los victimarios son varones, con edades promedio entre los 20 y los 50 años, pero que bajo ningún punto de vista significa que una persona de 80 años no sea un eventual abusador. Reitero, no hay un perfil único ni nada certero, solo características que se repiten. Entre esas características, en base a los casos registrados, un gran porcentaje de los agresores están dentro del núcleo cercano, ya sea padres, familiares cercanos, o simples conocidos, y en último lugar los desconocidos. Esta misma situación genera una complicación para indagar casos donde los abusadores son los padres, debido a que son la figura representativa del niño. Ello porque la víctima debe enfrentar la disyuntiva respecto a que “si yo denuncio ,me quedo sin mi papá o sin mi mamá”. Otro mito que se ha mantenido con los años, es la relación entre la homosexualidad y la pedofilia, cuando no existe algún estudio científico serio que los vincule. La pedofilia no tiene que ver con una condición sexual, es decir, un homosexual tiene inclinaciones hacia personas de su mismo sexo, pero no un niño. Ahora bien, si cree que por tener hijos tiene menos probabilidades de ser víctima, lamentablemente no hay un patrón determinado, porque es el agresor quien elige a su víctima sin importar si es hombre o mujer. Aunque, también hay casos donde un agresor sólo se inclina por varoncitos o sólo con niñas. Incluso hay agresores que operan toda la vida con distintas víctimas, mientras que hay otros que se inclinan una sola vez con un niño determinado. Francisco Castillo | Agencia UNO Otro de los puntos a considerar es que si bien hay algunos abusadores que presentan cuadros psiquiátricos y psicológicos, como falta de control de impulsos, también hay quienes jamás han enfrentado un diagnóstico previo, o algún rasgo que apunte a su parafilia. Por lo mismo es que el agresor promedio generalmente busca instancias para relacionarse y poder acceder a relacionarse con niños, por eso es normal encontrar agresores entre profesores, miembros de iglesia, trabajadores escolares y todas aquellas actividades mas ligadas a niños. A diferencia de otros tipos de delincuentes, los agresores sexuales se destacan por ser intachables, puesto que deben generan la confianza de sus víctimas y de su círculo cercano. Para esto utilizan diversos métodos, para llamar la atención del niño. Puede sacarlo a pasear, llevarle regalos, o tratar de suplir ciertas falencias que tenga el niño. Sin embargo, cada niño en particular tiene su mundo, y un eventual abusador intentará ingresar a él para ganarse su confianza y conseguir el delito, por lo que elabora estrategias de acuerdo a su víctima. De ahí que no sea sorpresa para los investigadores descubrir que el abusador sabe más de un niño que sus propios padres. Por lo mismo, una de las últimas tácticas es crear un perfil de Faceboook falso o mantener dos cuentas, con una dedicada en exclusiva a su accionar delictivo. Pero no es exclusivo, puesto que también contactan a niños por Whatsapp, se hacen pasar por otras personas para averiguar primero si el niño va a acceder o no a conversar, para ganarse su confianza. “Ellos hacen preguntas como típicas como “¿estás solo?” “¿qué edad tienes?” “¿a qué hora llegan tus papás a la casa?”, “¿tienes más hermanos?”… hay agresores que preguntan si ha tenido relaciones, si sabe lo que es un pene, es decir, lo empiezan a evaluar para saber cuánta información tiene”, señala la experta. “Cuando ya logran tener la confianza del niño comienzan a hacer mas requerimientos, le piden fotografías, audios, y siempre asegurándose que estén solos y que no le cuenten a los papás”, agrega Inostroza. El agresor manipula la situación de forma que el niño acceda a sus exigencias, para luego involucrarlo de forma que entienda que no es bueno lo que está haciendo. Así, los niños quedan en la encrucijada si le cuentan o no a los papás, porque les da vergüenza y sienten que le han fallado a los papás, por hacer cosas como fotografiarse desnudos, por ejemplo. ¿Cómo saber si mi hijo sufre algún abuso? Para nuestro desaliento no hay una lista taxativa que permita alertar a los padres de un eventual abuso. Sin embargo, hay indicadores físicos, emocionales y conductuales que deberían al menos llamar la atención. En primer lugar están los indicadores a nivel corporal, como dificultad para caminar o para sentarse, dolor y/o lesiones en los genitales, contusiones o sangrado, ropa interior con manchas de algún fluido o derechamente ensangrentada. Además, aunque es poco usual, pueden presentar dolores estomacales, vómitos y/o dolor de cabeza. Eso, porque no se atreven a verbalizar la situación, entonces somatizan alguna situación de amenaza que puedan estar sufriendo. Ahora bien, a nivel emocional y conductual, hay que prestar atención a los cambios repentinos de comportamiento, baja del rendimiento escolar, relatos de actos sexuales explícitos, conocimiento sexual muy avanzado para la edad del niño, que puede presentar un comportamiento y lenguaje sexualizado que no es acorde a su edad. Pedro Vera | Agencia UNO ¿Cómo abordarlo? Según nos explica Inostroza, lo primero que deben hacer los padres en el caso que el niño presente alguna lesión, es formalizar la denuncia en Carabineros, Ministerio Público o en la PDI. Incluso, se recomienda guardar posibles evidencias, como ropa interior con alguna mancha. También, es necesario llevar a la eventual víctima para un exámen sexológico que determinará si existen lesiones atribuibles a un hecho de connotación sexual, para luego dejar todo en manos de la justicia. Lo importante, asegura la funcionaria de la Brisexme, es que una vez que el niño revela el hecho, no se siga tratando el tema en círculos familiares para evitar una victimización secundaria. Por lo mismo, en el caso de la PDI el menor es entrevistado por un psicólogo, donde se graba su declaración para ser presentada en un eventual juicio, evitando que el niño vuelva a contar una y otra vez lo sucedido y recuerde permamentemente el hecho. En esa misma línea, se recomienda que -en el caso que sea necesario- los padres pongan al tanto de lo sucedido al colegio para que no intervengan mas de lo justo y necesario, para que el tema no se vuelva a tocar y menos con el niño. De acuerdo a la detective Inostroza, si bien no hay relación en que un niño abusado se convierta en abusador cuando sea grande, es importante que los padres estén atentos a su conducta, y de ser necesario pedir ayuda profesional si lo amerita. ¿Cómo prevenir un abuso? Lo más importante para prevenir un abuso es un niño bien educado, que sabe cuáles son sus partes íntimas, los tipos de secretos que pueden tener con sus papás y demás personas, y que en el minuto que alguien intente agredirlo sexualmente, lo va a acusar de inmediato o va a tener las herramientas para defenderse ante una agresión. Aquí es donde toma mucha importancia la educación y la confianza en la casa, con papás que sepan sutilmente consultar a diario cómo le fue en el colegio, dónde jugó, con quién, no en actitud dominante. Asimismo, deben mantener un control de las redes sociales, y tener esa confianza para el que el niño sepa lo que es bueno y lo que es malo, y en caso de sentirse amenazado, poder comunicarlo de inmediato a los papás. Por lo mismo, hay que responder las preguntas que los niños hagan, ser claro con el nombre de los genitales y enseñarle con claridad las partes de su cuerpo. En lo posible, también se sugiere consultar el registro de pedófilos, que los padres deben revisar para elegir el transporte escolar o un colegio determinado.
  21. La increíble recuperación de un niño de 8 años que pesaba 4 kilos antes de ser adoptado Advertencia Imágenes Explícitas: Pueden herir la sensibilidad de algunas personas Fue en 2014 cuando el matrimonio de Tennesse, compuesto por Priscilla y David Morse, decidió recorrer miles de kilómetros para llegar hasta Bulgaria y adoptar a Ryan, un niño que permanecía abandonado en un orfanato. El pequeño de sólo 7 años presentaba un avanzado estado de desnutrición, y sus fuertes imágenes sorprendieron a los norteamericanos, quienes las descubrieron en Facebook. Pesaba apenas cuatro kg. Dos años han pasado desde entonces, y la evolución que Ryan ha tenido ha sido notable. La pareja ya tenía dos hijos biológicos además de McKenzie, un niño ruso con Síndrome de Down y problemas cardíacos que adoptaron hace un tiempo. El pequeño Ryan en junio de 2014 | Facebook Pero cuando vieron al niño búlgaro supieron que tenían que hacer algo al respecto. En octubre de 2015 llegaron hasta Bulgaria y conocieron al pequeño que no era capaz de caminar ni hablar. Según publicó el periódico británico The Daily Mail, luego de que el matrimonio regresara a Estados Unidos junto al niño, temían que éste pudiera morir debido a su delicado estado. “La primera vez que lo vio fue aterrador”, comentó Priscilla. “Era hueso y piel, literalmente, como un esqueleto. Lo primero que me pasó por la cabeza es que iba a morir”, agregó. El pequeño Ryan en octubre de 2015 | Facebook Al llegar a su nuevo país, Ryan fue ingresado en un centro especializado para comenzar un tratamiento de recuperación, el que afortunadamente ha funcionado de acuerdo a lo establecido. Hoy en día Ryan pesa más de 10 kg, está comenzando a hablar y su aspecto ha cambiado notoriamente. De hecho ahora es posible ver una tierna sonrisa en su rostro, algo que hace un tiempo habría sido imposible. También ha comenzado a moverse por si solo. El niño fue matriculado en una escuela en donde esperan que su progreso continúe con la ayuda de un profesor especial. CONTENIDO OCULTO El pequeño Ryan en noviembre de 2015 | Facebook “La primera vez que lo vi no fui capaz de decir una sola palabra. Estaba convencida que moriría antes de que pudiera traérmelo a casa, y ahora es un niño activo y feliz”, expresó su madre adoptiva. Después de traerlo a casa, el matrimonio descubrió que Ryan tiene parálisis, microcefalia, escoliosis, pies zambos y enanismo, lo que explica su pequeño tamaño. Pero a pesar de todas las complejidades que ha debido sortear en su corta vida, los Morse confían en que podrá salir adelante. El pequeño Ryan en noviembre de 2016 | Facebook El pequeño Ryan en noviembre de 2016 | Facebook El pequeño Ryan en diciembre de 2016 | FacebooK
  22. REVISTA PAULA 05 Octubre 2016 La caleta de los ex niños Sename A pocas cuadras de La Moneda, en plena Alameda, hay una caleta donde vive un grupo de ex niños Sename. Son jóvenes que se escaparon hasta 25 veces de los centros de protección porque prefieren la calle a estar encerrados. En esta improvisada comunidad, donde las piezas están armadas con cartones y nylon, se da una peculiar solidaridad entre ellos. “Se aprenden mejores valores en la calle”, aseguran. Paula.cl adelanta este reportaje que está incluido en la edición impresa que aparece este sábado. Viven a cuatro cuadras de La Moneda, donde hace pocas semanas se anunció que la pobreza ha disminuido de 14,4% a 11,7%. Viven al lado del poder, pero no tienen luz, agua potable, radio o televisor que los conecte con la actualidad o la política, aunque sí logran tomarle la temperatura al país. “Cachamos que está la embarrada en Chile cuando comienzan a haber muchas marchas por la Alameda”. Son 12 habitantes del casco histórico de Santiago, pero no se sienten ciudadanos, ni siquiera se sienten personas. –Somos palomas. ¿Cómo es eso? Palomas. La gente nos mira, a veces nos tiran comida, otras nos espantan, pero la mayor parte del tiempo pasan por nuestro lado, nos miran en menos o no existimos. Y es difícil conocerlos. Para llegar a ellos hay que introducirse por un orificio de 90 centímetros de alto por 60 de ancho de una histórica fachada en plena Alameda con Los Héroes. Cuando se logra traspasar este pequeño portal improvisado y tapado con una frazada aparece un mundo casi irreal. “Tía se puede dar vuelta que me quiero limpiar”, grita Polette Maliqueo (21) sentada en un inodoro conectado a un hoyo en medio del sitio. A menos de un metro, su pareja, una joven morena de 17 años, prepara algo de comer en una parrilla en el suelo. Son las 12 del día y el resto de los jóvenes que habitan esta caleta no han salido de sus improvisadas piezas hechas de nylon, géneros de colores, cartones o cualquier material que pueda protegerlos del frío de la noche. Julio Merino (21) sale a la luz al escuchar que alguien llegó a su territorio, en el que vive hace más de 2 años. Parece ser el líder del grupo aunque no lo reconoce. “Aquí todos somos iguales, nadie manda a nadie. Somos democráticos”. Mientras se peina con los dedos y se limpia la cara nos invita a sentarnos en una silla coja junto a un desarmado sillón. Se siente cómodo, parece no percibir que en el ambiente se mezcla el hedor por no tener alcantarillado con la humedad de colchones y frazadas botadas entre escombros. Pero no es raro, este enjuto joven vive desde los 13 años en la calle. “Cuando tenía 5 años mi papá falleció por culpa de la pasta y mi mamá cayó presa. Yo estuve en Paternitas pero me escapé junto a mi hermana y nos fuimos a vivir debajo del Mapocho”, relata sin pena, sin rencor; es la vida que le ha tocado y no la discute. Desde ese día nunca volvió a tener una casa, una pieza o una cama bajo techo. Han sido ocho años de calle y más de 24 pasadas por el Sename. Conoce todos los centros desde Galvarino hasta Tiempo Joven. Lo llevaban por protección y también por robo, pero siempre logró escapar. A Polette la abandonaron sus padres. Quedó a cargo de la abuela, quien murió cuando estaba en cuarto básico. Entró al Sename por protección y estuvo en 24 centros: escapó cada vez que pudo. “Me deprimía estar encerrada”, dice. ¿No es mejor estar en el Sename que vivir así en la calle? Es mejor vivir en la calle. No me acostumbré a estar encerrado, no me gustaba. El COD Pudahuel era terrible. ¿Lo conoce? Los recuerdos del Sename son confusos. “Tenía que pelear todo el tiempo para defenderme. Pero también aprendí violín y flauta, pero no podía dejar que me pasaran a llevar y los tíos, que son pasados de vivos, nos paqueaban y eso a mí no me gustó nunca”. Su carácter lo traiciona a cada minuto y la Carla, su pareja con la que lleva dos años conviviendo, lo sabe muy bien. Ella con sus 16 años y cara de niña ha logrado cambiar a Julio, a quien contempla con profundo amor mientras sonríe y le da de comer a Tontín, el perro que la acompaña especialmente en la noche para no sentir frío. “Es mi guaterito”. Ella se presenta así: Carla Pineda Vásquez (16). Es la menor de 9 hermanos y desde los 6 años ha estado en la más absoluta desprotección. Su mamá alcohólica mató a su papá y desde ese momento comenzó su travesía por hogares. Estuvo más de 5 veces en el Sename y también se escapó. Su mejor fuga, según sus propias palabras, fue a los 13 años desde los propios tribunales de justicia. “Salí caminando con la tía que me tenía que cuidar. Llegando al Metro le dije que me soltara el brazo porque me lo llevaba muy apretado. Cuando llegó el carro, ella entró con la gente y yo me quedé atrás. Las puertas se cerraron, el Metro partió y yo en el andén me despedí sonriendo”, dice. El recuerdo le provoca gran satisfacción y sigue riendo por la imagen de la tía con cara de sorpresa al perderla de vista. Debió vivir bajo el Mapocho buscando un ruco o casucha para protegerse. Pero prefería esa vida que estar en el Sename. “Se aprenden mejores valores en la calle. Aquí se habla con la verdad. Además, a los 7 años, la vida es un juego”. EL PRIMO Inquieto, riendo, con un corte de pelo estilo Justin Bieber, pero moreno y “aguja”, como lo califican sus compañeros de vida, aparece de la nada Vladimir Lillo. Es primo de Julio, 1 metro y 40 centímetros de alto, y a primera vista cualquiera diría que tiene 10 años. Hasta que abre la boca. “¿El Sename? Pfff… yo tenía que dormir con un ojo abierto y otro cerrado para que no me violaran. Además, con un fierro para defenderme”. Vladimir tiene en realidad 14 años, está suspendido del colegio porque le pegó al profesor, se mueve entre los distintos rucos del sitio como si fuera el dueño del lugar y bombardea el ambiente opinando sobre su entorno. “Este (indicando a uno de los residentes) anoche andaba vendiendo su dignidad”, dice y todos ríen por el humor negro que sale de los labios de quien ya tiene responsabilidades mayores. Tan chico y tan hablador. Chico, pero tengo mis cosas. ¿Por qué? ¿Qué cosas? Tengo una hija de 2 meses. ¡Una hija! Para que vea, soy cumplidor. SEIS EN UN DORMITORIO Entramos a una de las piezas, armadas con palos, nylon negros, géneros y frazadas. En un colchón de 2 plazas están acostadas Alejandra (21) y María (29). Sus parejas están en la cárcel y ellas esperan la salida de quienes, sueñan, las harán felices para siempre. Al lado de ellas, en una plaza y media, se acarician unas jovencitas lesbianas que no aceptan conversar, pero prestan una esquina del colchón para poder sentarnos y conocer la historia de Alejandra. En el mismo espacio, en un sillón donde duerme Rony (29) un limpiador de autos, y Dany (18) un extranjero y, en el suelo, Raúl (29) un homosexual con el que se pelearon la noche anterior y cuya dignidad ha sido burlada por Vladimir. Alejandra no quiere fotos, dice que la representará en este reportaje Anarquía, una perrita que encontró en un paradero y que jamás se separa de ella. Esta joven cuenta que fue abandonada por su madre cuando era guagua. La dejó con su bisabuelo. “Mi mamá me iba a ver una vez a las quinientas. Me puse rebelde y quería ir a buscarla. Me fui a la calle”. Estuvo en el CTD Pudahuel del Sename y no le gustó. “Me tenían encerrada todo el día sin hacer nada y me asusté cuando a un amigo lo violaron”, cuenta. Se arrancó 5 veces. Dormía en el Parque de Los Reyes o donde la pillara la noche. Tenía 12 años y no tenía miedo. “Sabía defenderme”, precisa. Alejandra es de pocas palabras, un pasado doloroso la mantiene en silencio por horas y cuesta que nos relate lo que ocurrió. “A los 13 me volví a mi casa. Mi mamá se fue a vivir con nosotros. Lo malo es que llevó a mi padrastro”, no cuesta visualizar qué sucedió esos meses: maltrato y posible abuso. Cuando Alejandra lo acusó, su madre defendió a la pareja y le gritó que se fuera. De ahí a la calle nuevamente y otra vez al Sename. “Estaba embarazada. El juez me quitó a mi guagua porque era menor de edad y vivía en la calle. En el CTD Pudahuel entregaron a mi hija en adopción”. Y nuevamente se arrancó. Vivió bajo el puente, en el Mapocho, tuvo otra hija, deambuló por las calles de Providencia y casas okupa. Hizo todo el recorrido hasta llegar a esta caleta hace 2 años. Su compañera de cama –no de amor– es María. Lleva 20 años en la calle y 8 pasadas por el Sename. “Cuando murieron mis abuelos me fui”, dice. Otra historia de abuso, de parte de su hermano, la tiró al puente Bulnes, Quinta Normal, Mapocho y las calles de la Posta Central. Fue violada. ¿No pensaste abortar? No, porque los niños no tienen la culpa. De esa violación nació su primer hijo. Otros dos vendrían de una historia de amor fallida. Todos ellos están con la abuela, con quien María no se lleva bien. “Mi mamá me echó de la casa y me vine a vivir acá”. Está a la espera de una hora para casarse con su novio (9 años menor) que está cumpliendo condena. “El matrimonio será en la cárcel”, dice y se ve el primer atisbo de ilusión en su rostro. Carla ha pensado incluso en escribirle una carta a la Presidenta, pero desiste porque cree que nadie la leerá, ni vendrán a conocer sus historias. “¿A quién le puede interesar la vida de cabros que han robado, se han drogado y han vivido todo el tiempo en la calle?”. PERUANO-COLOMBIANO El rostro de Dany Zapata (18) no tiene expresión. En su bolsillo una botella de tolueno revela que la noche anterior ha estado drogándose por varias horas. ¿En este momento estás drogado o puedes hablar? Estoy bien, sé lo que estoy diciendo y con quién estoy hablando. Aunque de pronto las ideas se pierden tras el ruido de una de las tantas marchas estudiantiles que comienza a gestarse en la esquina de Los Héroes, Dany logra contar que lleva 6 años en Chile. Llegó a los 12 junto a su madre peruana. A su padre colombiano no lo conoció. “Vivíamos en la comuna de El Bosque. Mi mamá era nana en Las Condes y yo me quedaba en la calle todo el día”. Desde entonces consume marihuana y tolueno, lo hace para desahogarse y para evitar el hambre. “Con esto no como”. En el año 2014 se peleó con su mamá y llegó a vivir a Quinta Normal. Hoy su familia son los habitantes de la caleta. “Me tratan bien, no se burlan. Para ellos soy un chileno más. No hay racismo”. Julio se sienta a su lado y le hace cariño en el pelo. “A este negro culiao lo tenemos que soportar”, ríen a carcajadas como dos hermanos haciendo una maldad delante de la madre. Dany quiere volver a Perú, pero sabe que no tiene ninguna posibilidad, machetea y vende dulces para conseguir un poco de comida y la droga lo tiene prácticamente consumido. Dejarla y lograr trabajar es un sueño que se ve demasiado lejano. Y él lo sabe. “He hecho tres veces el compromiso de dejarla y las tres veces lo he roto. Me siento mal conmigo mismo”, y sus ojos vuelven a perderse entre los colchones, cocinas y refrigeradores abandonados, la basura y las bombas lacrimógenas que hacen correr lágrimas que se confunden entre la pena y la fuerte bocanada de gas. MAPUCHE, POBRE Y LESBIANA Otros ojos negros grandes miran con resignación el lugar donde ha estado viviendo hace 7 meses. Polette Maliqueo lleva 8 años en la calle. Sus padres la dejaron cuando guagua y su abuela mapuche se hizo cargo de ella. Cuando Polette estaba en cuarto básico la mujer, a la que recuerda cada día, murió. Desde ese momento su vida fue prácticamente un infierno. Llegó al Sename por protección, pasó 25 veces por diversos centros y se arrancó cada vez que pudo. “Me deprimía estar encerrada”. Y las marcas del dolor se ven en sus brazos: tiene más de 20 cortes. “Veía mi sangre y me desahogaba. Por no hacerles daño a otras personas, me cortaba”, dice y esboza una sonrisa de culpa y resignación. Estar en la calle y ser lesbiana no ha sido nada fácil, asegura. “A los 15 años salí del clóset. Antes tuve una pareja hombre, pero no me gustó. Ser de la calle y además besar a una mujer parece que es un pecado aún mayor. Me han discriminado como a nadie: mapuche, pobre y lesbiana, la peor combinación”. –¿Iney pingeymen? (¿Cómo te llamas?) –dice Polette. ¿Hablas mapudungún? Sí, mi abuelita antes de morir me enseñó. Ve que no soy tan tonta. Al contrario, eres muy inteligente para poder sobrevivir en la calle. Polette se siente mapuche y no ciudadana chilena, pero no es la única, todos los que habitan esta caleta, ubicada prácticamente en el patio de atrás de La Moneda, sienten lo mismo. “Me tratan bien, no se burlan. Para ellos soy un chileno más. No hay racismo”, dice Dany Zapata, quien es peruano, sobre sus compañeros de la caleta. VECINOS DE BACHELET Las autoridades locales saben que existen. De hecho los han desalojado un par de veces. “Vienen de la municipalidad, nos sacan los carabineros, lo poco que tenemos lo tiran en un camión y nos llevan a la comisaría. Después de un par de horas nos dejan libres. Terminamos todos parados en medio de la calle, sin nada, sin saber adónde ir y más pobres que antes”, relata Julio con una gran lucidez de lo que ocurre y con pocas esperanzas de lograr salir de esta situación. Carla ha pensado incluso en escribirle una carta a la Presidenta, pero desiste porque cree que nadie la leerá, ni vendrán a conocer sus historias. “¿A quién le puede interesar la vida de cabros que han robado, se han drogado y han vivido todo el tiempo en la calle?”. ¿Quiénes creen que son los culpables de su vida? ¿Sus padres? No, nosotros somos responsables de nuestras vidas. Pero la mayoría fueron abandonados cuando eran muy chicos. Pero llega un momento en que la vida depende de cada uno. No podemos estar pensando en lo que nos pasó. Yo soy culpable de estar acá. Sus historias los convierten en una gran familia con un pasado común: abandono, muerte y su paso por el Sename. Fue allí donde no recibieron la protección que el Estado prometió darles, fue allí donde el concepto de hogar jamás existió y donde el encierro los abrumaba. Hoy solo necesitan una mediagua para partir con un verdadero hogar, lejos de la basura, del frío de la noche, pero especialmente para sentir que tienen algo por que luchar. “Sería el puntapié inicial para querer surgir”, concuerdan todos los miembros de este especial clan. Pero Carla y Julio son drásticos en el análisis de su realidad. No aceptan la compasión. Ninguno de los jóvenes la acepta y aunque el análisis es racional y parece tener una lógica abrumadora, los hechos no los acompañan. Siguen tirados en sus colchones todos los días, todo el día. Y la explicación más clara la da Alejandra: “No me la puedo con los recuerdos, no me dejan vivir. Mi pasado me pesa sobre los hombros, muchas veces no quiero levantarme”. SUEÑOS LEJOS DEL COLCHÓN Aunque siguen tirados entre sillones rotos, colchones y plumones recogidos de la basura y escuchan cada vez más fuerte la sirena de carabineros, logran salir de ese casi irreal espacio para contar sus más profundos sueños. “Vamos a trabajar y arrendar una pieza para esperar a nuestras parejas hasta que cumplan condena. Queremos recuperar a nuestros hijos y vivir sin tomar ni fumar marihuana”, divagan Alejandra y María. “Quiero vivir en una isla desierta con Julio. ¿Ha visto la película La Laguna Azul? Así, estar solos y comenzar una sociedad de nuevo. Donde nadie nos mire feo, donde podamos tener hijos y no tengan que estar en este lugar”, Carla mira a su pareja con ternura o pena sabiendo que eso jamás ocurrirá. Polette es menos cinematográfica, “quiero jugar al fútbol, tener una casa y también me gustaría tener un hijo para darle el amor que a mí no me dieron. Tener algo mío que me acompañe el resto de la vida”. Lee también Las residencias para madres adolescentes, donde Paula investigó cómo funcionan las Residencias de Protección para Madres Adolescentes, programa que depende del Sename. Fuente: http://www.paula.cl/reportajes-y-entrevistas/la-caleta-los-ex-ninos-sename/
  23. Fin de semana del proyecto de bricolaje: Hacer un tablero de actividades para niños pequeños Cuando llegó el momento de mi esposa y yo para llegar a nuestro hijo Graham su primer regalo de cumpleaños, estábamos teniendo un tiempo difícil la creación de ideas. Lo que más le gusta es nada con botones, puertas, utensilios, herramientas de papá, etc. Básicamente, todo excepto los juguetes caros que muchas personas tienden a conseguir para los cumpleaños de sus hijos. Así que decidimos ir a la ruta de bricolaje, y poner todas sus cosas favoritas sobre una tabla de madera de la actividad por él para jugar. Mientras que las versiones de producción comercial de este existen por ahí, que son muy caros (que se ejecuta $ 100 o más). Usted puede crear su propia para una fracción de eso, y personalizarlo a lo que le gusta a su niño. Los materiales, en total, me costará alrededor de $ 20, y después de sólo unas pocas horas de trabajo, tuve una (y divertido) tablero de actividades de aspecto agradable que nuestro hijo ama y sigue disfrutando de jugar con todos los días. A continuación voy a caminar a través de los materiales y los pasos para crear uno para su niño, o como un regalo para los nuevos padres. materiales 1 pieza junta del proyecto / La pieza de madera contrachapada que utilicé es 1,5 'x 3'; Lo compré como está en Lowe porque parecía que el tamaño perfecto. También puede comprar madera contrachapada y cortarlo al tamaño que necesite. Cualquier cosa que es más o menos 3 o 4 pies cuadrados hará el truco. Hardware. El nuevo hardware es caro, sobre todo cuando es sólo para un niño para jugar. Así que fui a Hábitat para la Humanidad de restauración. Todo lo que se reclama, generalmente a partir de las obras de construcción de edad o donaciones, por lo que es muy asequible. Otras opciones son de buena voluntad de otros o tiendas de segunda mano. Puede, por supuesto, también consigue un nuevo hardware. Más consejos sobre qué comprar a continuación. Otros Juguetes / Fun Stuff. Lo que le gusta a su niño? En la actualidad, la mina ama interruptores de luz, pantallas de televisión, y utensilios de cocina al azar. Así, alrededor de la casa y garaje, y me encontré con extras de todas esas cosas y las han incorporado a la junta actividad. Sea creativo y dejar que los intereses de su niño le guían aquí. Tornillos / dispositivos de fijación. Si compra una nueva, su hardware lo más probable es que vienen con tornillos. Si usted compra cosas usadas, ya sea que usted necesita tornillos que tiene en la casa - la más corta es la mejor, así que no pasan por la parte posterior de la madera - o que necesita para comprar un poco. También he usado un par de velcro gancho y tiras para sujetar las cosas al azar. Almohadillas de fieltro. Acabamos inclinan la placa contra la pared en vez de asegurar de forma permanente en algún lugar, por lo que adjunto algunas almohadillas de fieltro en la parte posterior para asegurarse de que no rayar las paredes. (No se preocupe, es lo suficientemente pesado que no se caiga muy fácilmente.) Si elige para asegurarlo, también necesitará tornillos / anclajes para ese propósito. Cómo crear una tabla de actividad para su niño 1. instalar el hardware / Juguetes En mi búsqueda de hardware que Graham podía jugar y disfrutar, que tenía unos criterios. Quería que las cosas que se siente a ras de un tablero - esto elimina una gran cantidad de artículos. obviamente, busqué cosas que no tienen bordes afilados o tornillos al azar que hacen estallar hacia fuera. También busqué cosas que tenían algún tipo de movimiento o bisagra que Graham disfrutaría jugando con. Algunos de los artículos que he comprado: bisagras pomos de las puertas Cerraduras - todas las clases: Cerrojo, cadenas, pernos barril Topes de puerta (el tipo de resorte que se tambalee) Manijas / perillas (éstos en realidad no lo hacen en el tablero; lo veremos más adelante) Ruedas (que terminó siendo demasiado sucia para estar limpios, y por desgracia no se acostumbre) ¡Mucho más! (Por ejemplo, no tengo ni idea de lo que lo es gris con los dos polos, pero parecía divertido) Use su imaginación aquí. Al caminar por los pasillos de la tienda lo que se encuentre, pensar en cómo sería sentarse en una tabla y cómo su niño podría interactuar con él. Como se señaló anteriormente, también rastreado la casa por un par de cosas adicionales que conocía Graham le gustaría. 2. Limpieza profunda del hardware Especialmente si usted compra el hardware utilizado, tendrá que darle una limpieza profunda. manos de su niño estarán por todas partes, y muy posiblemente su boca también. Llene su fregadero con un poco de agua muy caliente y un agente de limpieza fuerte, tirar toda la gran cantidad de hardware allí, y deje reposar durante 15-30 minutos. Después del remojo, dar a cada elemento de un buen lavado y enjuague, y luego ponerla a secar. 3. Plan de la disposición de la tarjeta Cuando haya limpiado su hardware y listo, sentar a cabo en el tablero y ver lo que aparece / fluye. Si las cosas se ven bien, empezar a atornillar las cosas! 4. Esté preparado para resolver Cuando llegué a este punto de haber atornillado unas cuantas cosas, me di cuenta que tenía que hacer algunos cambios. En primer lugar, había un par de tornillos que pasaron por la parte posterior del tablero, así que tuve que sustituirlos por otros más cortos. Además, después de Graham se acercó y tocó con él un poco, me di cuenta de que no iba a hacer mucho con cualquiera de los equipos que no tienen piezas móviles. Así que nixed las asas / perillas, e hice algo de espacio extra para las otras cosas: a distancia del televisor, interruptor de la luz, etc. Esté dispuesto a adaptar el proyecto a medida que entrar en ella! 5. Finalizar para arriba, y ver su pequeño juegue! Solía ​​tiras de velcro para fijar la distancia del televisor y el interruptor de la luz, y un gancho para las cucharas de medir de cocina. También os adjunto un pequeño pomo púrpura que se enrosca dentro y fuera de su base. Adjuntar sus almohadillas de fieltro en la parte posterior, y eso es todo! Deje que sus Kiddo juegan lejos! https://translate.google.com/translate?sl=en&tl=es&js=y&prev=_t&hl=es-419&ie=UTF-8&u=http%3A%2F%2Fwww.artofmanliness.com%2F2016%2F09%2F23%2Fweekend-diy-project-make-a-toddler-activity-board%2F&edit-text=
  24. 09 de septiembre del 2016 / 16:48 Hrs Más de diez niños lesionados deja accidente en juego inflable en Pica Los niños forman parte de la escuela F-100 "Vertiente del Saber", de la Región de Tarapacá y celebraban la jornada de aniversario del establecimiento. Al menos diez niños heridos dejó un accidente en un juego inflable en una escuela de Pica, en la Región de Tarapacá. Según consignó el fiscal (s) de Pozo Almonte, el juego habría hecho explosión producto de una falla. Los menores pertenecen a los cursos de séptimo y octavo básico de la escuela F-100 "Vertiente del Saber", y habrían estado celebrando la jornada de aniversario del establecimiento. De acuerdo a la información entregada por el director del Hospital de Iquique, hay siete niños en urgencia pero ninguno de ellos con riesgo vital. La directora del Servicio de Salud Iquique, doctora María Paula Vera Zamora, destacó la oportuna respuesta de la red ante el accidente masivo. “Nuestra Red Prehospitalaria de emergencias respondió de forma óptima ante esta emergencia y se coordinó muy bien con los municipios involucrados. Esto da cuenta de la experiencia y efectividad de nuestra red”, enfatizó. Noticia en desarrollo... Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2016/09/680-696044-9-mas-de-diez-ninos-lesionados-deja-accidente-en-juego-inflable-en-pica.shtml
×