Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Ministro del Interior'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 13 results

  1. 15 Noviembre 2018 Oposición define estrategia y anuncia interpelación contra ministro Chadwick El proceso será liderado por la diputada Emilia Nuyado. Además desde la centro izquierda solicitaron la presencia del secretario de Estado en las comisiones de DD.HH y Seguridad Pública y la renuncia inmediata del intendente Luis Mayol. La oposición anunció este jueves que interpelará al ministro del Interior, Andrés Chadwick, por sus responsabilidades políticas en el marco de la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca, ocurrida ayer en la comuna de Ercilla en medio de un incidente con Carabineros. La información fue dada a conocer por las diputadas Carmen Hertz (PC) y Emilia Nuyado (PS). Esta última fue elegida para liderar el proceso. “Se va a estar preparando en conjunto con las diversas asesorías de cada uno de los parlamentarios de las bancadas de oposición, así que les estaremos entregando posteriormente más información”, dijo la legisladora en un punto de prensa. La oposición finalmente optó por esta estrategia que será votada durante la próxima semana y para la que ya tendrían los votos. . Durante el día algunos parlamentarios del PPD habían planteado la posibilidad de acusar constitucionalmente al intendente Luis Mayol. La diputada Carmen Hertz anunció que se solicitó la presencia del ministro Chadwick en las comisiones de DD.HH.y Pueblos Originarios y Seguridad Ciudadana. Además exigieron al gobierno la renuncia inmediata del intendente por sus dichos contra el comunero mapuche a quien ayer vinculó con un hecho delictual. Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/oposicion-define-estrategia-anuncia-interpelacion-ministro-chadwick/403505/
  2. 25 Diciembre 2017 Mario Fernández, ministro del Interior: “El llamado que haría a mis compañeros de generación es que hay que ir retirándose” El secretario de Estado asegura que no abandonará la DC, pero descarta que una vez que termine el gobierno vuelva a la vida política activa. Dice que ya se debe abrir paso a las nuevas generaciones. El ministro del Interior, Mario Fernández, estaba convencido de que la reciente elección presidencial sería pareja, apretada, donde cualquiera de los dos candidatos, Alejandro Guillier -por la Nueva Mayoría- o Sebastián Piñera -por Chile Vamos-, podía ganar. Por tanto, sentencia, “un resultado tan categórico fue una sorpresa”. Pero antes de analizar en detalle lo que significa para el gobierno y el oficialismo, incluso para el Frente Amplio, qué implica que el abanderado de la oposición haya ganado la elección con nueve puntos de ventaja, quiere dejar en claro que él no dejará de militar en la Democracia Cristiana, pero tampoco, una vez que termine su papel como secretario de Estado, volverá a tener una vida partidaria activa. “Terminado el gobierno me reintegro a mis tareas académicas, vuelvo a la vida universitaria y quiero mantenerme exclusivamente en ella. Tengo mi nombramiento de profesor en propiedad en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile desde 1998, y ahí me desenvolveré”, dice. Es más, recomienda a sus pares de generación que ya es tiempo de ir pensando en el retiro. ¿Cuál es la lectura que hace del resultado de la elección presidencial? Lo que explica el resultado es una diferencia en el agrupamiento político en cada sector. Por un lado, la derecha ya venía unida, incluso antes de la primera vuelta, y en las elecciones del 19 de noviembre tuvo sólo dos candidaturas, lo que es mucho más fácil para incorporar después al candidato que no pase a la segunda vuelta. Y, además, la candidatura de José Antonio Kast se plegó al día siguiente a la candidatura de Piñera. O sea, desde el primer día de la segunda campaña ya estaba unida toda la derecha, mientras que en el lado de la candidatura de Guillier ese proceso fue más lento y menos completo. O sea, había defecciones prácticamente en todas las otras candidaturas. Que no se plegaron inmediatamente… O sea, el plegarse no fue algo unánime, salvo Carolina Goic, que le dio altiro el apoyo, y Beatriz Sánchez, que fue unos días después. Ojo, que no me refiero a los partidos, sino al electorado de Sánchez. Este no se sintió motivado para traspasarse. En eso tuvieron razón los dirigentes políticos del Frente Amplio al señalar que ellos no eran los dueños de los votos. ¿El error de origen fue la división de la Nueva Mayoría? Eso es claramente demostrable hoy día. No sólo por haberse dividido -siempre que una fuerza se divide está más expuesta a perder-, sino que, además, esto trajo consigo la ausencia de primarias. Hoy resulta evidente, por los resultados, que fue un error no haber ido a primarias, porque ésta jurídicamente obliga a juntarse, porque es vinculante. Hoy puede constatarse que no ir a primarias se transformó en una desventaja clara en un doble sentido. Primero, en movilizar adherentes y votantes, aquí la derecha tomó la delantera y la propia Beatriz Sánchez y, en segundo lugar, el nivel de conocimiento del candidato que deja una primaria permitió que Beatriz Sánchez fuera conocida, por ejemplo. ¿Qué otro factor explica esta derrota para la Nueva Mayoría? La cantidad inesperada de nuevos votantes en la segunda vuelta, que no participó en la primera, cuya composición en términos de preferencia era desconocida y resultó ser favorable a Piñera. Esa fue una sorpresa, porque se estimaba en la Nueva Mayoría que una mayor cantidad de votantes traería consigo más votación para Guillier, y no resultó así. ¿Para el gobierno constituye este resultado una derrota política? Esa diferenciación entre derrota electoral y política es meramente analítica y entiendo que se refiere a lo siguiente: lo electoral es perder por una cantidad de votos, perder una elección, y lo político tiene una perspectiva mayor. Entiendo que se ponga en duda de que necesariamente para el gobierno el resultado de esta elección haya sido una derrota política, pero del punto de vista estricto de su obra está por verse qué pasó con el gobierno en términos de balance. Por ejemplo, veremos con cuánta aprobación termina la Presidenta. ¿No cree que hay una respuesta clara de la ciudadanía al apoyar una candidatura que no está en la línea del gobierno? Claro, si esto está bien, por eso es una derrota electoral, porque se perdió esa elección, pero como las reformas que el gobierno ha emprendido tienen un desarrollo y un impacto que sobrepasa este tiempo, que se verán después, vamos a ver ahí si hay o no derrota política. Por ejemplo, revisemos el período del ex Presidente Eduardo Frei Montalva. La Democracia Cristiana salió tercera en la elección presidencial de fines de ese gobierno, pero actualmente todo el país reconoce los grandes logros del ex mandatario y todos reconocen que fue un buen gobierno que hasta el día de hoy impacta su reforma educacional, pero en su momento no se valoró. Cuesta creer que el análisis del gobierno se remita sólo a votos y no a una autocrítica del rol que tuvieron en estas elecciones… No estoy señalando que no hay una autocrítica, pero ésta tiene que venir cuando termine el gobierno. El gobierno no tiene tiempo para la autocrítica, porque tenemos que seguir trabajando todos los días. Y creo que la autocrítica tiene que ser completa: gobierno, partidos y coaliciones cuando terminemos este periodo. Ahí debe haber una evaluación profunda de qué pasó. Insisto en que después del 11 de marzo tendrá que haber una evaluación de todos, de los partidos, de los parlamentarios y del gobierno, pero, además, del propio comando y de la candidatura, para tomar lecciones verdaderas. ¿Tampoco le provocó al gobierno un remezón este resultado tan categórico, como dice usted? No, porque nosotros tenemos que seguir gobernando para todos los chilenos. Pero el gobierno en la campaña de segunda vuelta se la jugó por la candidatura de Guillier. Casi todos los días salían ministros a criticar sus propuestas. Entonces, es difícil creer que no provoque un remezón el resultado… Este es el único país en que se critica a un gobierno que esté al lado de quienes van a continuar con su obra. Es raro que siendo de la propia coalición no se esté con el candidato respectivo. Pero aparte de eso quiero aclarar con todas sus letras, una vez más, que la segunda vuelta coincidió con la etapa final del gobierno en que las realizaciones, las obras, se van inaugurando y entregando a la comunidad, y la mejor muestra de eso es que las visitas presidenciales a terreno han seguido toda esta semana y seguirán invariable hasta marzo. Nuestra tarea es terminar el gobierno el 11 de marzo bien. ¿Qué significa terminar bien? Cumplir con todo lo posible de lo que se prometió. Esto va desde lo material, que se ve todos los días, hasta avanzar lo más posible en las reformas que se prometieron al electorado y que se iniciaron en este gobierno. Algunas ya están instaladas, pero hay una agenda bien densa en enero que puede dar como resultado que las reformas pendientes se saquen. ¿Cómo cuáles? La reforma a la educación: educación superior y universidades estatales esperamos que salgan; está en la fase final de despacho la elección popular de gobernadores regionales y la transferencia de competencias del gobierno central a los regionales. ¿Y cuáles serán los nuevos proyectos que ingresarán al Congreso? El envío del proyecto de nueva Constitución, el primer cuerpo de reformas legislativas sobre la reestructuración de Carabineros y la modificación de la Ley Antiterrorista. ¿El gobierno no leyó que este resultado electoral a favor de Piñera refleja que las reformas no eran lo que la gente esperaba? Las reformas se hacen porque son necesarias para el país, no por una motivación electoral inmediata. Y nadie duda hoy que una reforma a la educación era indispensable para Chile. Ahora, si tienen un impacto electoral inmediato, tanto mejor, pero lo más probable era que no lo tuvieran, porque reformas estructurales de este tipo tienen un impacto posterior. Ahora, es cierto también que era necesario permanentemente explicar este punto para lograr comprensión en la gente respecto de la profundidad de las mismas y luchar con reacciones provisorias. Las reformas tampoco le gustaban al Frente Amplio, que quería algo más profundo, y a sectores más de centro, que no querían algo tan radical… El desacuerdo cubría todo el espectro. Entonces, la persistencia de esa valoración tan múltiple de las reformas explica también, en gran parte, la votación del Frente Amplio y explica también que una parte de los votos de Beatriz Sánchez inevitablemente hayan terminado votando por Piñera, porque es inexplicable aritméticamente que ello no ocurriera. ¿Cuál es su opinión del Frente Amplio? Ya he dado mi opinión. Primero, hay que verlo como un rasgo positivo del sistema político chileno que surja una fuerza predominantemente joven tan poderosa. Segundo, el FA significa un toque de atención para los demás partidos, especialmente del mundo de la centroizquierda. ¿Un toque de atención para qué? Es un toque de atención para su renovación interna. Ahora, esto vale para todos los partidos, desde luego. Hay una señal de renovación de la política chilena que hay que tomar en cuenta muy seria y positivamente. Creo que los jóvenes políticos en Chile tienen un gran potencial. Veo muchos jóvenes líderes prometedores y prometedoras. ¿No sería raro ver en las próximas elecciones que sus protagonistas sean estas nuevas generaciones? No, desde luego que no. Ya en la elección de senadores, donde se requiere más edad, vamos a tener gente de esta horneada, y en una de esas en la elección presidencial. O sea, la generación donde están usted, Ricardo Lagos, ya es tiempo de que se abra para dar paso a estas generaciones… Ya estamos pasaditos. Uno en política nunca se muere, pero hay que tener el sentido de que cuando se pasa de la edad madura ya hay que ir retirándose, ese sería el llamado que haría a mis compañeros de generación: hay que ir retirándose. Volviendo a la reciente elección, ¿de quién es la responsabilidad del mal resultado? La primera responsabilidad en toda elección es de la campaña misma, o sea, de los partidos y de la candidatura. Además, hemos visto que el propio candidato tuvo el coraje de asumir inmediatamente su responsabilidad al día siguiente de la elección, y ya los partidos han empezado con sus debates internos y el gobierno lo hará cuando termine. Ahí verá cuál es su balance. Hay voces que plantean que la Presidenta Bachelet debería haber tenido un liderazgo político mayor para aunar a la Nueva Mayoría… Esa es una crítica completamente injusta, porque en su momento, ya después de la elección municipal, a fines del año pasado, en una cumbre que hubo en noviembre de la Nueva Mayoría, quedaron delimitadas las áreas en que se iban a mover unos y otros: el gobierno se dedicaba al gobierno y los partidos, a sus candidaturas y sus coaliciones. En ese momento todavía no había separación. Por lo tanto, no se puede hacer ningún reparo de liderazgo político de la Presidenta en materia de la coalición de gobierno visto desde el punto de vista electoral. En lo que sí hubo y hay liderazgo de la Presidenta es en la Nueva Mayoría como coalición de gobierno, y ha sido un muy buen liderazgo, pero en materia electoral y partidaria quedó claro que ese es un problema de los partidos políticos. ¿Es como echarle la culpa al empedrado? No es echarle la culpa a nadie, hay que ver bien dónde se juegan los roles no más, y en ese rol no hay reparo alguno. Es cuestión de verla cómo va cumpliendo su tarea todos los días. La coalición de la Nueva Mayoría se mantuvo en el gobierno justamente por el liderazgo de la Presidenta. Donde se dividió fue para esta última elección. ¿Le hubiera gustado ver a una DC liderando este proceso electoral? Como ministro de Estado no quiero involucrarme en la discusión partidaria y sólo quiero recordar, como ya lo señalé en este mismo diario, que por un Chile más justo es necesario un partido cristiano de vanguardia. ¿Eso qué implica? Ir adelante, no en el medio ni en un lado ni en el otro. Entré a la Democracia Cristiana cuando nuestro grito de batalla era: “Juventud chilena, adelante”. Eso es lo que quiero para mi partido. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/mario-fernandez-ministro-del-interior-llamado-haria-mis-companeros-generacion-ir-retirandose/
  3. 21 Marzo 2017 Ministro del Interior francés renuncia tras escándalo de empleos de sus hijas La cadena de televisión TMC reveló dos contratos sospechosos: uno en que la mayor se encontraba en Bélgica realizando una práctica y el segundo era a tiempo completo mientras la menor se encontraba en clases. El ministro del Interior francés, Bruno Le Roux, renunció este martes a su cargo luego que se diera a conocer las revelaciones de que contrató a dos de sus hijas como asistentes parlamentarias cuando ellas eran menores de edad. Le Roux anunció en una declaración a la prensa que ha presentado su renuncia al presidente francés, François Hollande, porque su “responsabilidad es preservar la acción gubernamental”, después de que la Fiscalía Nacional Financiera haya abierto hoy una investigación por esos contratos. Según el canal de televisión TMC, que destapó este caso, Le Roux firmó hasta 24 contratos con sus hijas y recibieron un total de 55.000 euros. El ministro se defendió y dijo que “todos los contratos evidentemente se cerraron con respeto a la edad legal para trabajar”, ya que el Parlamento lo permite bajo ciertas condiciones. No obstante, la cadena reveló dos contratos sospechosos. Uno de ellos fue firmado por la mayor entre junio y septiembre de 2013 cuando la joven se encontraba en unas prácticas a tiempo completo en Bélgica. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/ministro-del-interior-frances-contrato-dos-hijas-asistentes-parlamentarias/
  4. 02 Marzo 2017 Ministro del Interior: “La coalición debe mantenerse en aras de tener una base mayoritaria para gobernar” El ministro del Interior, Mario Fernández, abordó la tensión entre la DC y el PC tras el impasse de Mariana Aylwin con el gobierno cubano, y la importancia de proyecto la Nueva Mayoría de cara a las elecciones presidenciales. “Una coalición que tiene siete partidos no puede ser una coalición que viva en paz, sería entonces reducirse a un partido. Los partidos etimológicamente significan partes, son partes de la sociedad que piensan distinto”, dijo el secretario de Estado en conversación con radio Zero. En esta línea, aseguró que las coelctividades “se unen en coaliciones para darle mayoría a un gobierno, eso es básico. Por lo tanto, es obvio y natural que haya divisiones e incluso oposiciones entre los partidos”. “Pero estamos en medio de un proceso previo a las primarias y normalmente cuando aparecen las candidaturas tienen que asumirse como tales, distinguirse de las otras y competir”, añadió. Asimismo, el titular del Interior justificó las disputas al interior del bloque enfatizando que “estamos en medio de un proceso previo a las primarias y normalmente cuando aparecen las candidaturas tienen que asumirse como tales, distinguirse de las otras y competir”. En tanto, sobre la tensión histórica entre la DC y el PC, Fernández detalló que “Eduardo Frei dijo una vez que peor que el comunismo es el anticomunismo. El PDC no es anticomunista no tiene tradición anticomunista. Lo que sí es cierto es que competíamos con el Partido Comunista en tener dos visiones de cómo cambiar Chile”. “Pero en ese competir llegamos a la tragedia del 73 porque no hubo capacidad política para unirse, entonces los famosos tres tercios llevaron a Chile a una tragedia y por lo tanto hay que tener muy presente eso para no tener de nuevo ese tipo de derroteros, puede estar en peligro eso. Eso no puede volver a pasar, Chile debe ser gobernado por una mayoría (…) eso no hay que perderlo de vista nunca”, sostuvo el ministro. “Hay propósitos mayores por los que hay que luchar, por lo tanto la coalición debe mantenerse en aras de tener una base mayoritaria para gobernar y esa base es diversa. Nuestro desafío es la unidad en la diversidad. Nuestra alianza es diversa y debe mantenerse unida para gobernar”, culminó Mario Fernández. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/ministro-del-interior-la-coalicion-mantenerse-aras-una-base-mayoritaria-gobernar/
  5. 05/08/2016 RN amenaza a La Moneda con interpelación contra el ministro Fernández La decisión fue dada a conocer por la diputada Paulina Núñez a la revista Qué Pasa, explicando que se buscan explicaciones por los casos de falsos exonerados políticos. La bancada de diputados de Renovación Nacional (RN) acordó preparar una interpelación contra el ministro del Interior, Mario Fernández, si es que no se cesa el pago de pensiones a los exonerados políticos que no cumplen los requisitos necesarios. La decisión fue dada a conocer por la diputada Paulina Núñez a la revista Qué Pasa, explicando que son casi tres mil casos los objetados. "El Gobierno aún no ha ordenado el cese del pago. Más allá de la arista penal, hay una decisión política administrativa que se está obviando con conocimiento del perjuicio fiscal", precisó. Núñez explicó que esperarán una respuesta por parte del Ejecutivo a más tardar a mediados de agosto, momento en el que definirán la interpelación que ya esta semana enfrentó la ministra de Justicia, Javiera Blanco, por la situación en el Sename y por las polémicas en Gendarmería. Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160805/pags/20160805113536.html
  6. 12 Agosto 2016 El escaso sentido del poder del ministro del Interior Peso pluma Afable, simpático, inteligente, buena persona, directo y leal. Tanto en el círculo presidencial como en los partidos oficialistas se destacan los atributos de Mario Fernández. Pero ahí también se enfatiza su principal carencia, decisiva para quien ocupa el cargo de jefe de gabinete: que es “intrascendente” en términos políticos, que “no tiene peso”, que está “disfrutando” del cargo y que se ha tomado demasiado tiempo para empaparse de los temas ministeriales. Hace dos meses tomó las riendas del Ministerio del Interior, su llegada despertó expectativas de una relación menos conflictiva públicamente con la Presidenta Michelle Bachelet y su estilo afable era la promesa de un mejor diálogo político de La Moneda con los partidos de la Nueva Mayoría. Parte de eso se ha cumplido, pero en este tiempo el ministro Mario Fernández ha acumulado una deuda política no menor por su falta de empoderamiento político y su incapacidad para concretar y resolver, lo que ha instalado una suerte de resignación interna en el oficialismo respecto a que la autoridad DC llegue finalmente a ejercer, en la práctica, como el verdadero conductor político que necesita la administración bacheletista. El falló no es unánime, hay opiniones divididas en público, muchos dudan de cuestionarlo tan prematuramente, porque con eso golpean al Gobierno y por ello aplican la cautela. Pero en privado son más las críticas que se escuchan en el Congreso, los partidos e incluso en el seno de Palacio al estilo de Fernández. Es cierto que nunca ha sido fácil para nadie ser ministro del Interior de Bachelet, en ninguno de sus dos gobiernos, con excepción de Rodrigo Peñailillo, que era su hombre de confianza, su brazo derecho, factores que le dieron un poder político para manejarse y actuar que ninguno de sus antecesores ni sucesores ha tenido con la Mandataria. Pero la conocida buena relación de Fernández con Bachelet –de la que nunca gozó, por ejemplo, Jorge Burgos– hizo prever en el oficialismo que podría tener un protagonismo político mayor que lo poco que ha mostrado hasta ahora. Efectivamente, no es un elemento menor que, desde su llegada a La Moneda en junio, se acabaron los gallitos públicos con Bachelet, no tiene conflictos con el segundo piso de Palacio, especialmente con la poderosa jefa de gabinete, Ana Lya Uriarte. Al contrario, en Palacio afirman que tiene una buena llegada con la Mandataria y su círculo más estrecho, que tienen largas conversaciones, que lo quieren mucho, que valoran que sea tan “pacífico”, que no tenga agenda propia y que, por lo mismo, no levante “olitas”. Transversalmente en la Nueva Mayoría y el Gobierno reconocen que Fernández “intelectualmente es muy sólido”, que jurídicamente da cátedra a todos, que tiene un fuerte sentido republicano, que es encantador, que sabe escuchar y conversar con todos, que se da el tiempo y el espacio para eso, que goza de una incuestionable legitimidad interna en la DC, porque es parte del ADN del partido, de su inventario político. Fue valorado por la Nueva Mayoría en su conjunto el gesto político que tuvo de reunirse, una a una, con todas las colectividades del oficialismo, de escuchar y abrir ese canal de diálogo y, para los sectores más progresistas de la coalición, también fue un acierto que el ministro fuera más allá de sus convicciones religiosas conservadoras y adscribiera desde el primer día a la plataforma programática de La Moneda, como el proyecto de aborto en tres causales. El jefe de la bancada de diputados DC, Fuad Chahin, recalcó que el ministro del Interior ha ido “de menos a más, se ha ido metiendo en los temas, ha tratado de canalizar las inquietudes de los parlamentarios, de los partidos (…), está tratando de apoyar al Gobierno, no está apostando por posibles candidaturas”. Su par del PC, Karol Cariola, precisó que Fernández “ha buscado generar el diálogo, los partidos hemos tenido un mayor espacio para el debate en mayor detalle de las políticas que ha ido implementando el Gobierno, a diferencia de Burgos que nos enterábamos de muchas decisiones por la prensa (…) a pesar de convicciones personales, él también ha asumido de manera integral los compromisos de Gobierno, no antepuso su opción personal íntima, que no es lo mismo que pasaba con Burgos, que le quitaba piso a la Presidenta”. Y, desde el PS, el titular de la bancada, Leonardo Soto, destacó que “la lealtad que tiene con la Presidenta es un buen punto de partida, él está recién interiorizándose de las tareas”. Para el timonel del PC, Guillermo Teillier, la evaluación del ministro Fernández es buena, porque valora que sea una persona accesible, que diga “las cosas con certeza y a la cara”, que no rehúya el contacto, “ha logrado unir más a los presidentes de partido” y “se ha puesto muy a disposición de la Presidenta”. El diputado DC, Matías Walker, recordó que la comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara Baja se reunió con Fernández en La Moneda, que “nos recibió a todos, dos horas conversando, no es una persona apurada, tiene un estilo a la antigua de hacer política, del café, eso está bien”. Y su par PPD, Marco Antonio Núñez, dijo que tenía fe en la capacidad política del ministro, por lo que “le pongo todas las fichas”. Pero eso es la parte buena que se le reconoce al ministro del Interior, porque –según confiesan en todo el oficialismo en privado– lo que realmente importa es que hasta ahora no demuestra tener un peso político real, el necesario para romper el “encastillamiento” de la Presidenta Bachelet, que la ha llevado a un nivel histórico de bajo apoyo ciudadano. Yes man Hay algo que, si no le molesta, al menos le incomoda bastante al ministro del Interior y es que, desde el primer día que llegó a La Moneda, se diga que peca de ser un yes man de Bachelet, que le dice a todo que sí. Un juicio que proviene de diversos sectores del oficialismo, aquellos que lo conocen de su paso por la Segpres y el Ministerio de Defensa, que cohabitan con él en Palacio y en el resto de la administración bacheletista. Varios atribuyen esa falencia en parte a una responsabilidad de la propia Bachelet, que no le ha dado el espacio para ello, mientras que otros aseguran que es producto del estilo político de Fernández, no concretar. “Hay personas que por sí mismas le dan poder al cargo que ocupen, mientras que otros obtienen ese poder gracias al cargo, ese es el caso del ministro del Interior, tiene poder político solo por la oficina que ocupa”, explicó un alto asesor de La Moneda. En La Moneda afirman que, en más de una ocasión en este tiempo, el ministro se ha hecho cargo en privado de esa calificación y que ha explicado que, si Bachelet lo puso en ese cargo, su deber es hacer lo que la Mandataria le dice, porque él considera que un Gobierno es como una orquesta y todos los músicos deben hacer caso al director. Una mirada que es plenamente coincidente con lo que dicen en la DC de Fernández, que es “doctrinariamente oficialista” y “excesivamente presidencialista”, lo que a la larga termina convirtiéndose en una debilidad ante la falta de un equilibrio necesario en el seno de la administración. Pero esa debilidad de la que hablan en la DC es percibida en el resto de la Nueva Mayoría y en el propio Gobierno. A nivel de bancadas hay otros parlamentarios que consideran que Fernández no ha tenido el papel protagónico que requiere su cargo, que no pasa más allá de las conversaciones, que al salir de una reunión queda en el aire la sensación de que no se amarró nada y que luego, por lo tanto, hay que insistir a través de Uriarte o del subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy. “Se requiere que alguien ejerza el poder para ponerse de acuerdo en la Nueva Mayoría y parece que el ministro no ha logrado ese rol desde el punto de vista público ni desde la gestión política, que implica articular acuerdos, convocar, eso no está ocurriendo”, sentenció un diputado y ex jefe de bancada de la Nueva Mayoría. Otros parlamentarios son más duros incluso. En el PR reclaman por el estilo “ermitaño” de Fernández, su excesivo bajo perfil y desde el PPD hablan de “invisibilidad” del ministro en materia de seguridad ciudadana, falta de una estrategia clara y de difusión del trabajo realizado, que el Gobierno está en su último tercio, en la recta final y que no hay tiempo para esperar que el ministro del Interior se tome otros dos meses más para empoderarse. Entre los timoneles de la Nueva Mayoría hay quienes lamentan que las promesas iniciales de Fernández, especialmente la de una mayor cercanía de La Moneda con los partidos de la cual surjan resultados y darle un relato político a esta parte final de la administración bacheletista, hayan quedado hasta ahora en el aire. “Es verdad que tiene diálogo, más apertura y cercanía, pero está totalmente en deuda a la hora de resolver los problemas”, aseguró un presidente de partido oficialista. Entre los dirigentes, parlamentarios y asesores de Gobierno se habla de falta de empoderamiento real de Fernández como conductor político y el verdadero jefe de gabinete del Gobierno. Hay quienes afirman que es “intrascendente” en términos políticos, que “no tiene peso”, que está “disfrutando” del cargo y que se ha tomado demasiado tiempo para empaparse de los temas ministeriales. Varios atribuyen esa falencia en parte a una responsabilidad de la propia Bachelet, que no le ha dado el espacio para ello, mientras que otros aseguran que es producto del estilo político de Fernández, no concretar. “Hay personas que por sí mismas le dan poder al cargo que ocupen, mientras que otros obtienen ese poder gracias al cargo, ese es el caso del ministro del Interior, tiene poder político solo por la oficina que ocupa”, explicó un alto asesor de La Moneda. De muestra un botón. Este jueves cerca del mediodía, Fernández salió de la reunión que tuvo Bachelet con todas las fuerzas políticas para debatir el tema de las pensiones; cruzó el patio y, ante las preguntas de los periodistas por las beligerantes declaraciones en un video de YouTube del director general de Carabineros, Bruno Villalobos, defendiendo el sistema previsional de la institución y que circulaba desde primera hora del día, el ministro se mostró incómodo, molesto y sin una respuesta contundente: “Vengo de una reunión de pensiones y yo he señalado que no tengo idea por qué se está hablando si de este tema no hemos hablado (…). No me voy a referir a ese asunto, yo vengo saliendo de una reunión de pensiones y no quiero referirme a ese tema ahora”, sentenció con enfado, mientras esquivaba erráticamente las cámaras en el Patio de los Cañones. Tras eso, hubo una reunión en La Moneda en la que participaron Uriarte, Aleuy y el vocero Marcelo Díaz, en la que, entre varios temas, se trató en profundidad la profunda molestia que había en Palacio con el actuar de Villalobos y el camino a seguir. Pasaron varias horas hasta que Díaz salió a asegurar que el ministro Fernández había llamado a Carabineros para que Villalobos aclarara sus dichos. Cuando asumió Fernández, en junio, se dijo que todos los cambios en los equipos gubernamentales –ministros, subsecretarios e intendentes– habían quedado congelados a la espera de la evaluación del nuevo ministro. Luego se precisó que el esperado cambio de elenco debía tener el sello de la autoridad DC, su impronta, que era su prueba de fuego, que ahí demostraría su capacidad de poder ante la Mandataria, si es escuchado y considerado, que no podía pasar más de un mes y medio para eso, porque es indispensable reactivar la alicaída gestión gubernamental. “En la ronda con los partidos, cuando asumió el ministro, dijo que los cambios serían en julio y eso ya pasó, no ha sucedido nada”, reclamaron desde el PPD. No son los únicos que tienen ese reclamo. Son varios los comités políticos en La Moneda donde dirigentes y parlamentarios le han pedido a Fernández que despeje de una vez la incógnita del cambio de gabinete, que se zanje el tema para ordenar el escenario interno y saber cuál es el elenco que llegará hasta el final, pero no ha habido una respuesta clara hasta ahora. Ante esa presión, públicamente Fernández ha esquivado el tema lo más que ha podido. A principios de agosto, en el Congreso dio a entender que el asunto estaba en el escritorio de Bachelet y que el cómo, quiénes y cuándo depende de ella solamente: “El que durante semanas se haya hablado del tema no quiere decir que sea efectivo, la Presidenta sabe cuáles son las necesidades en el funcionamiento de los equipos de Gobierno y ella decidirá un cambio si así lo considera adecuado”, indicó. En el Ministerio de Interior dicen que Fernández tiene un estilo de trabajo que es de bajo perfil, que no le gusta ventilar lo que hace, que siempre está monitoreando –especialmente lo que sucede en regiones– y que él siente que está empezando a concretar cosas. Las próximas encuestas dirán si eso es así, ya que la última Adimark arrojó que el ministro tiene un escaso nivel de conocimiento ciudadano, un 42%, y que solo el 39% aprueba hasta ahora su gestión. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/08/12/peso-pluma/
  7. 31/07/2016 Mientras escribe sus Memorias, (prefiere llamarlas “crónicas”) el exministro Enrique Krauss confiesa a Cambio21: “me duele Chile” Quien ostenta el record de haber sido ministro del Interior durante todo el gobierno de Aylwin, reflexiona sobre la contingencia: “nos hacemos trampas en el solitario”, lamenta. A Enrique Krauss Rusque los días se le pasan volando; está con agenda copada. Al punto que no siempre puede arrancarse los fines de semana a una parcela familiar en Curacaví ("de Los Hornitos hacia el cerro", cuenta). Trabaja intensamente en una oficina de abogados, donde elabora informes de coyuntura legislativa para empresas que quieren saber "hacia donde va la micro", y se reúne con un par de profesionales con los que redacta los capítulos del libro en que desea dejar constancia de los hechos que lo tuvieron como primer actor en la política nacional. También busca temas para su columna en un matutino, donde con su proverbial buen humor enfoca la actualidad. "Esta vez la haré sobre el día nacional del circo, que acaban de aprobar sus ‘colegas' del congreso", dice entre risas. Disparo a los pies Como a todos, le preocupa la parte vacía del vaso de la política nacional. "Una frase de Gabriela Mistral me interpreta al ciento por ciento: ‘Me duele Chile'. Me duele porque, siendo el nuestro un país solidario, al que no le gusta el conflicto, a la clase política eso parece importarle poco, enfrascada como está en divisiones que a nada conducen", sostiene. Echando una mirada a la historia, señala que de nuevo, "cuando nos hemos generado una oportunidad de crecer como país, nos hacernos trampas en el solitario, nos disparamos a los pies; lo hicimos hace un par de siglos, cuando dejamos de ser la colonia más pobre de España y comenzamos un incipiente desarrollo industrial, pero el parlamentarismo echó por tierra lo alcanzado; después no fuimos capaces de administrar la riqueza generada por el nitrato, los alemanes inventan el salitre sintético y nos dejan sin el sueldo de Chile. Igual que ahora. ¿Qué hay detrás de estos debates por nueva constitución?, una idea nefasta en mi opinión: la búsqueda del fin del presidencialismo", dice. "Aún hay patria..." Los cambios, desde su punto de vista, deben hacerse en forma paulatina, "en la medida de lo posible como decía Aylwin", sostiene recordando una frase del fallecido ex presidente "que ha sido criticada por la izquierda joven, pero que es de gran contenido y praxis". Añade que también puede aplicarse una folclórica expresión del senador Andrés Zaldívar: "Los piojos se matan de a uno". En un alto de la entrevista, asoma un colega de Krauss para contar sobre una cita transversal de líderes de opinión, parlamentarios y ex autoridades de gobierno con Ricardo Lagos Escobar, reunión efectuada hace unos días en la sede de la Masonería. "Habló con gran propiedad sobre los desafíos que enfrenta el país, pensando en el 2025. Fue ovacionado", refiere el abogado. "Entonces, ¿aún hay patria, ciudadanos?", le consulta Cambio 21. "Por supuesto que sí", dice con entusiasmo. Crónicas, no memorias Volviendo al texto en elaboración, Krauss explica por qué resolvió llamarlo "crónicas" en vez de "memorias", que es lo usual: -Considero que las memorias son demasiado solemnes; creo que se reservan para personajes que realmente tienen necesidad de dejar un testimonio político importante. Yo, más bien, he optado por rememorar hechos trascendentes, en los que tuve la suerte de participar. "Hay algunos que escriben para justificar sus conductas y otros que asumen el rol de justicieros", agrega, "que hablan bien de los amigos y mal de sus contradictores. Uno se encuentra con alguien que escribe una historia y por el motivo que fuere, no se reconoce lo que otro ha hecho, y así van quedando como soldados desconocidos en el camino; entonces, es bueno aportar los antecedentes que uno tiene". A eso, añade Krauss, se suma la avalancha de información, no siempre exacta, que se transmite por una multiplicidad de medios, "lo que hoy llaman redes sociales, que emiten y transforman en ‘noticias' comentarios u opiniones que se traducen en información volátil, efímera. Todo conduce a la distorsión". Diez capítulos El exministro diseñó una obra en diez capítulos, en los cuales expondrá hechos y hablará de personajes decisivos en historia política chilena de la segunda mitad del siglo pasado, en la cual él mismo fue activo protagonista. Su amigo Juan Aldea, de la Feria Chilena del Libro, así como otros de Antártica, esperan que los primeros ejemplares lleguen luego a sus vitrinas. Los lectores tendrán ante sus ojos un interesante trozo de la historia de Chile, que está por ver la luz. Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160729/pags/20160729204633.html
  8. 17 de julio del 2016 / 02:05 Hrs Mario Fernández: "Para recuperar posiciones dentro de la coalición, la DC tiene que tener más votos no más" Tras un mes como jefe de gabinete, el ministro Mario Fernández habla del rol de la DC en el gobierno y responde a las críticas de sus camaradas a las reformas de la Presidenta Bachelet. "Los partidos no pueden echarle la culpa al empedrado", afirma el titular de Interior. Hace apenas una semana, el hoy ministro del Interior, Mario Fernández, logró cerrar definitivamente sus pendientes en Uruguay -donde se desempeñó como embajador- y se instaló en Santiago. Su nombramiento en Interior -en reemplazo de Jorge Burgos- lo sorprendió en la etapa final de su carrera política y desde ya esboza cuál pretende ser su impronta en La Moneda: “Proyectar a la Nueva Mayoría”. ¿Cómo calificaría la actual relación entre la Democracia Cristiana y el gobierno? Es una relación normal en un gobierno de coalición. Un gobierno de coalición significa, siempre, una cierta distancia con cada partido. Habiendo varios partidos, es imposible que haya una armonía o una congruencia permanente en todo, con todos. Pero es una relación normal, una buena relación. Hace poco trascendió que en la reunión que tuvo con la bancada de diputados DC, ante las quejas de sus camaradas sobre la relación con el gobierno, usted les respondió que la DC no estaba acostumbrada a no ser ya la mayoría del conglomerado, ¿a qué se refiere puntualmente con eso? Eso, como usted dice, son trascendidos, lo que no quiere decir que no sea cierto, pero el problema de los trascendidos es que no dan cuenta de todo el contexto de la discusión. Esta fue una conversación entre camaradas, franca, abierta. Y, por lo tanto, se utiliza el lenguaje de ese tipo de conversaciones. Pero, desde luego, se toca el punto de la condición de la DC dentro de una coalición. La DC durante dos períodos tuvo el Presidente de la República, los dos primeros después de la recuperación democrática, y después ha sido parte de la coalición sin tener presidente, eso significó un cambio en la correlación de fuerza dentro de la coalición y, por lo tanto, es un dato que hay que tener presente, y eso fue lo que surgió de la conversación. Y para recuperar posiciones dentro de la coalición, hay que tener más votos no más, hay que ganar más la adhesión de la gente en la competencia leal y sana entre los partidos. Es decir, a usted le parece normal que en este nuevo reacomodo de fuerzas se escuche más lo que pueda plantear el PS o el PPD, por ejemplo. No se trata de eso. Durante estas cuatro semanas como ministro, he tenido ya la experiencia de escuchar por igual a los partidos. A todos. Incluyendo a los partidos menores digamos. Es igualitario. En ese sentido, ¿qué le parecen los mensajes que le han enviado por la prensa algunos dirigentes DC para que manifieste al interior del gabinete su sintonía con la Democracia Cristiana? (Ríe).. Yo encuentro muy curioso ese consejo de actuar como democratacristiano, si soy democratacristiano; en política yo actúo siempre como democratacristiano, yo soy militante antiguo de la DC. ¿Hay un sector de la DC que se siente desplazado de la conducción del gobierno? No se puede hablar de desplazados. No se trata de tener voz más fuerte, la voz debe ser más clara, más útil, pero hablar de voz más fuerte no tiene mucho sentido, no se trata de competir dentro de la coalición de quién tiene la voz más fuerte o de quién impone sus criterios. Lo más valioso que ha tenido la Nueva Mayoría de hoy y lo que fue la Concertación antes, es dar cuenta de una amplitud de posiciones, obviamente eso impone el desafío de relacionarse bien, y hasta ahora, para lo amplia que es la coalición, eso ha funcionado muy bien. Comentaba que le ha tocado conversar con todos los partidos en este periodo, ¿no le parece que hay una suerte de desafección con el gobierno mayor en su propio partido, que es la Democracia Cristiana? No, no es así. El ministro del Interior es democratacristiano. Eso ya da cuenta de que la desafección no es real y que el Partido Demócrata Cristiano tiene una posición preponderante en el gabinete. Y en segundo lugar, las dos bancadas, senadores y diputados, han sido impecablemente leales con el gobierno en todas las votaciones de proyectos de ley, especialmente en las más importantes y en las más polémicas. Entonces, no se puede hablar de desafección, porque ahí están los datos concretos. Ahora, es cierto que hay mucho debate siempre. En la Democracia Cristiana hay una antigua costumbre de debatir mucho internamente, cuando se habla de debates internos en la Democracia Cristiana de que hay opiniones, hay grupos o fracciones, eso es normal en la vida partidaria desde su nacimiento. Estamos acostumbrado a vivir con eso, es parte de nuestro modo de ser. ¿Cómo explica entonces que haya tanta crítica pública de personeros DC a la marcha del gobierno? Bueno, pero eso se ve en todos los partidos. No es particular de la DC. De acuerdo con el tema surgen muchas veces cuestionamientos, digamos, bien firmes. Pero de nuevo, es parte de la amplitud y heterogeneidad de la coalición gobernante y eso es también parte de su vitalidad. De su fuerza. Si una coalición representa más puntos de vista, es más poderosa. Es más complicada, pero es más poderosa. ¿Usted le pediría a los partidos y en especial a la DC contener esas críticas? No, mi tarea no es partidaria. Eso hay que tenerlo bien claro. Y debe existir un respeto de quienes tenemos cargos de gobierno con la lógica y la forma de operar de los partidos. Nuestra preocupación es que los partidos colaboren con la función del gobierno, especialmente en materia legislativa. Ahora, cómo se resuelven los debates internos de los partidos es problema de los partidos, no del gobierno. Es impropio mezclarse en eso. Además, no me preocupa mucho eso, para nada. En el último consejo nacional de la DC circuló un documento que afirmaba que la DC era el partido más perjudicado en términos electorales por el desempeño del gobierno, que es el votante de centro, el que se siente más alejado por la gestión de gobierno. ¿Usted comparte ese análisis? Eso forma parte de los análisis propios de toda colectividad. Y por lo tanto, no es más que eso: un análisis. Entiendo que se basa en encuestas, pero para que sea realidad debe confrontarse a la hora de contar los votos. Ahí hay que ver si un partido aumenta o disminuye su poder y eso no está a la vista hasta octubre. En octubre vamos a ver cómo le va a cada partido. Estamos cerquita, a quince semanas más o menos. Por ende, si a la DC le va mal en esa elección, ¿eso quiere decir que sí está siendo más afectada por la gestión de gobierno? Yo tiendo a pensar que nos va a ir bien, en primer lugar. No me pongo en esa situación. La noche esa, o el día siguiente, será el momento de hacer los análisis. La elección que mide el poder de los partidos es la de concejales, porque cada partido va con sus candidatos en todo el país. Todos los partidos tienen candidatos en todo Chile, entonces es una buena muestra para saber efectivamente cuánto tiene cada partido. Por eso es que yo le doy tanta importancia a esta elección municipal, especialmente ahora. Esta es una elección distinta a las otras, además, porque tendrá un efecto sobre la próxima elección parlamentaria, la que además, por primera vez, tendrá más candidatos y distritos diferentes. ¿Usted tiene la convicción de que este gobierno toma en cuenta la opinión de la Democracia Cristiana? Sí. Claro. ¿Y a qué atribuye las quejas de sus dirigentes entonces? Eso no es privativo de la Democracia Cristiana, es de todos los partidos. Este gobierno ha sido, tomando en cuenta el volumen y la importancia de sus desafíos, un bueno gobierno. ¿Por qué? Porque asumió esos grandes desafíos en su cabalidad. No todos los gobiernos hacen eso. En Chile había que reformar profundamente la educación, nadie dudaba de eso y todos los análisis comparativos a nivel internacional indicaban eso. Para competir hoy día en el mundo en el que estamos y al nivel que se encuentra Chile, como parte de la OCDE, no podíamos seguir con el mismo sistema educacional, teníamos que cambiarlo. Algunos hablan de que este es un tema ideológico, ese es un error, la reforma a la educación era un imperativo del desarrollo actual. Y es una empresa colosal. Sin duda alguna, era obvio que la reforma en su globalidad iba a impactar de una manera muy compleja a toda la sociedad. Entonces, era obvio que iban a surgir tantas opiniones, como habitantes hay en Chile, respecto de qué es lo que está bien, de cómo había que organizar la educación, cuál era el financiamiento para este tipo de educación y este tipo de establecimiento. Entonces, con esto estoy diciendo lo siguiente: si era tan multifácetica la reforma, tan compleja y tan amplia, era inevitable recibir todo tipo de opiniones y de críticas, y desde luego los partidos, que se supone van absorbiendo, canalizando ese tipo de opiniones, no iban a coincidir. O no coinciden hoy día en todo. Si usted ve los rectores, por ejemplo, son un crisol de opiniones también, no hay una sola opinión de todos los rectores, salvo que la reforma no los deja contentos. ¿Usted cree que la DC todavía no se acostumbra a que ya no es mayoría en la coalición? No sé si es acostumbrarse o no. Pero los partidos no pueden echarle la culpa al empedrado por la posición que tienen dentro de una coalición. Los partidos son más importantes cuando tienen más votos, cuando tienen más acogida en el pueblo. Esa es una regla fundamental de la democracia. Independiente de las expresiones que me atribuyen, lo que dije fue como una apelación a que estamos frente a una elección y la Democracia Cristiana debe emplearse a fondo para obtener la mayor cantidad de votación posible. Porque eso, además, contribuye a que la Nueva Mayoría tenga más votos. La Nueva Mayoría es un acopio de votos que le van sumando todas sus fuerzas. Y esa mayor votación, a su juicio, se obtiene sumándose de manera más fehaciente al programa de gobierno o tomando una actitud crítica, sobre todo ahora que las encuestas reflejan una alta desaprobación al gobierno... La Democracia Cristiana forma parte de una coalición de gobierno y, por lo tanto, su primer mensaje es ser muy decidido adherente de lo que el gobierno hace, en primer lugar. Ahora, después de eso viene el componente que la DC le agrega a la coalición, cada partido le agrega un componente a la coalición. ¿Y cuál usted cree que es el aporte más importante que le agrega la DC al gobierno? Bueno, su inspiración cristiana. Somos un partido de inspiración cristiana, no somos un partido clericalista. Eso desde luego le ofrece una impronta a la coalición. Y en segundo lugar, yo diría nuestra trayectoria. De cambios dentro de la democracia. No hubo nada más elocuente de esto que el reciente funeral del presidente Aylwin. Yo creo que más allá del honor que se le rindió al presidente, muy merecido, este suceso mostró a la DC en su trayectoria, y eso vale también en momentos de enfrentar al pueblo para pedir los votos, es decir, mire, vengo a pedirle que usted me apoye, que apoye a nuestros candidatos por lo que hemos sido. ¿No le preocupa que en su partido haya una sensación de que son maltratados por el gobierno y sus socios de coalición? No, a mí no me preocupa. No tengo ninguna inquietud por eso. Yo tengo en mi ADN una cultura de comportamiento democrático. Yo valoro el disenso, la política se hace discutiendo, disintiendo. Y resolviendo la diversidad de opiniones. Esa es la democracia y esa es la política democrática. Por lo tanto, la capacidad política se mide en la capacidad para entender las distintas posiciones e irlas adaptando al curso que está teniendo un gobierno. En torno a una reforma, a una iniciativa o a una postura frente a los problemas. Se trata de aunar, de escuchar, ver en qué coinciden las posiciones y en las divergencias ver cómo se van resolviendo. A mí no me asusta para nada, ni me preocupa tampoco; mientras más diversidad de opiniones hay en un conglomerado, mayor es la cantidad de gente que se gana para ese conglomerado. Cuando llegó el ministro Burgos a esta cartera lo hizo con la impronta del realismo sin renuncia, en el entendido de que había que poner cierta lentitud a la ejecución del programa de gobierno dado el escenario que se abría. ¿Cuál va a ser su impronta, ministro? ¿Usted me está pidiendo un eslogan? (Ríe)... Parece que siempre hay que tener una definición. La mía es: cumplir y ganar ¿Cumplir el programa y ganar la próxima elección? Proyectarse. Cuando usted habla de que este es un buen gobierno, ¿cómo conjuga esa convicción con el hecho de las malas encuestas, la baja adhesión que tiene este gobierno, que tiene rankings históricos de mala evaluación? La acción del gobierno ha sido una buena acción. Este ha sido un buen gobierno. Segundo, en las preferencias, porque no es rechazo, sino más bien es desacuerdo. Es desaprobación, ministro. Bueno, es lo mismo. Desaprobación. Esa desaprobación que se dice que hay a través de las encuestas proviene justamente de lo que yo he señalado recién, de la diversidad de opiniones que hay frente a lo complejo de las reformas propuestas, y era inevitable eso. Ahora, si usted pregunta si era necesaria una reforma a la educación, la enorme mayoría de los chilenos sigue pensando que sí; entonces, es muy importante hacer esa distinción. Cuando este gobierno termine su tarea y se juzgue si cambió la educación en Chile, la respuesta va a ser sí, la cambió. Y como la cambió y la mayoría de los chilenos quieren una reforma a la educación, van a coincidir las dos variables. Sí, pero ahí la variable es si la cambió para mejor o para peor... El gobierno va a triunfar, el gobierno de la Presidenta Bachelet va a ser un gobierno exitoso, porque al finalizar su período, Chile va a ser menos desigual. Por eso se le eligió. Todas la reformas son instrumentos para esa meta; a la Presidenta Bachelet se le eligió para que Chile resolviera el problema de su desigualdad, que era patente, que era estructural. Pero esos compromisos en cierta medida no han terminado ejecutándose de la forma en que habían prometido... Bueno, pero vamos en la mitad del gobierno, poquito más de la mitad. En términos futbolísticos, estamos empezando el segundo tiempo recién. Lo que pasa es que ha sido tan intenso el primero que da la idea de que ya se ha completado gran parte, pero no, vamos a tiempo. O sea, las reformas estructurales están casi todas planteadas ya, en desarrollo y algunas ya terminadas. La Presidenta señaló que la obra gruesa ya estaba terminada, pero al parecer, por la alta cifra de desaprobación, da la sensación de que la gente no siente que las reformas cumplieron el objetivo de lograr una mayor igualdad... Es que estamos en las terminaciones. Si usted ve una obra gruesa en cualquier lado, una casa en obra gruesa, lo que ve no le dice mucho, salvo que efectivamente están los cimientos, están las paredes, el armado, eso está, pero usted no puede tener una valoración de eso hasta verla completa. ¿Eso quiere decir, ministro, que no le importa mucho el tema de las encuestas en este minuto, porque cree que al final eso se va a revertir? No, no he dicho eso. Yo estoy dando una explicación de las encuestas existentes, nada más. Y estoy señalando que es una situación transitoria y explicable. Pero eso no es resignarme, ni mucho menos que me de lo mismo, se toman en cuenta, obviamente. ¿Y cómo se toman en cuenta si no es un dato para cambiar el rumbo? Es que cuál es el rumbo que hay que cambiar. Si las encuestas sólo dan cuenta de una determinada valoracion de algo que no está terminado; bueno, entonces el rumbo es terminar las cosas. Por eso que es tan importante, desde mi punto de vista, entender que las encuestas reflejan un momento, que es transitorio en una secuencia, es una parte del camino la que se está valorando y no dan cuenta de todo el camino. Y cuándo debiera empezar a modificarse esa tendencia, porque al gobierno le queda un año y medio.... Una primera modificación clara va a ser el día del recuento de la elección municipal. Ahí va a ver una valoración concreta, cuando se diga estos son los votos de la Nueva Mayoría, de la coalición de gobierno. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/07/674-689163-9-mario-fernandez-para-recuperar-posiciones-dentro-de-la-coalicion-la-dc-tiene-que.shtml
  9. 8 Junio 2016 Ex ministro de Ricardo Lagos, Mario Fernández (DC), asume Ministerio del Interior Tras la renuncia de Jorge Burgos, el ex miembro del TC y actual embajador de Chile en Uruguay liderará la cartera. El ex ministro de Ricardo Lagos, Mario Fernández Baeza (DC), asumirá el Ministerio del Interior tras la renuncia de Jorge Burgos. A través de una declaración pública, Presidencia indicó que Burgos renunció a la cartera "por razones personales" y que será el actual embajador de Chile en Uruguay quien asumirá el cargo. Fernández fue ministro de Defensa en 2000 durante la administración de Ricardo Lagos y posteriormente encabezó la Secretaría General de la Presidencia, entre 2002 y 2003. Luego fue designado embajador en Alemania y en 2005 el Senado lo nombró ministro del Tribunal Constitucional, cargo dond einclusó voto en contra del gobierno y apoyó un requerimiento de la Alianza sobre la píldora del día después. REVISA LA DECLARACIÓN PÚBLICA DE PRESIDENCIA: La Presidenta de la República, Michelle Bachelet Jeria, ha aceptado, hoy miércoles 8 de junio, la renuncia que por razones personales ha presentado hoy el hasta ahora Ministro del Interior y Seguridad Pública, don Jorge Burgos Varela. La Presidenta de la República agradece la dedicada labor que el ex Ministro desarrolló en el ejercicio de su cargo. Su excelencia, la Presidenta de la República, ha procedido a designar como Ministro del Interior y Seguridad Pública, al señor Mario Fernández Baeza, quien hasta ahora se desempañaba como embajador ante la República del Uruguay. El recién designado Ministro del Interior es abogado de la Universidad de Chile, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Heidelberg, ex ministro de Estado, ex integrante del Tribunal Constitucional, ex embajador, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Chile y militante de la Democracia Cristiana. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/06/674-684170-9-ex-ministro-de-ricardo-lagos-mario-fernandez-dc-asume-ministerio-del-interior.shtml
  10. 8 Junio 2016 Dirigentes estudiantiles rechazan designación de Fernández en el Ministerio del Interior Jorge Burgos presentó su renuncia al cargo de ministro del Interior, luego de trece meses de haber asumido, provocando una ola de reacciones en el mundo político. Jorge Burgos presentó su renuncia al cargo de ministro del Interior, luego de trece meses de haber asumido, provocando una ola de reacciones en el mundo político. Los motivos que originaron la decisión, según sostuvo, son personales. “No le puedo echar la culpa a nadie, fue una razón personas. Estoy profundamente agradecido de la Presidenta, primero porque haya confiado en mí en dos ministerios, y segundo porque haya entendido mis razones personales”, aclaró durante la jornada. De manera posterior a que la noticia trascendiera, se dio a conocer quién sería el reemplazante de Burgos en la cartera: Mario Fernández Baeza, abogado e histórico militante de la DC. Los dirigentes estudiantiles también quisieron participar del debate en torno a la determinación y manifestaron sus opiniones al respecto, según consigna Emol. La presidenta de la Fech, Camila Rojas, se refirió al tema -a través de su cuenta de Twitter- y precisó que “se va Burgos, represor de los movimientos sociales, y entra Fernández, gran fascista que votó en el TC contra la píldora del día después #NadaQueCelebrar”. Por su parte, el presidente de la Feuc, Daniel Gedda, escribió en la red social de 140 caracteres que “Burgos (DC), responsable de torturar a estudiantes, de agresión a Rodrigo (Avilés) y la muerte de Quichillao. Ahora Fernández (DC), no nos detendrán!”. Asimismo, el secretario general de la Feuv, Carlos Vergara, precisó que “en el ascenso del movimiento estudiantil, Burgos (DC) renuncia entrando Fernández (DC), prepárense porque ahora nuestra ofensiva va con todo”. En el Twitter de la Confech también se difundió una opinión por la llegada de Fernández: “Sale Burgos (DC) responsable de torturar y reprimir a Movimientos Sociales. Entra Fernández (DC): Dos caras, una misma política represiva”. Cami Rojas V @Cami_RojasV Se va Burgos represor de los mov sociales y entra Fernández gran fascista q votó en el TC contra la píldora del día después#NadaQueCelebrar Daniel Gedda @DanielGedda Burgos (DC), responsable de torturar a estudiantes, de agresión a Rodrigo y la muerte de Quichillao. Ahora Fernández (DC), NO NOS DETENDRÁN! 14:22 - 8 jun 2016 Confech @Confech Sale Burgos (DC) responsable de torturar y reprimir a Movimientos Sociales. Entra Fernández (DC): 2 caras, una misma política REPRESIVA 14:15 - 8 jun 2016 Carlos Vergara Peña @CarlosVergaraP En el ascenso del Mov Estudiantil, Burgos (DC) renuncia entrando Fernández (DC), prepárense porque ahora nuestra ofensiva va CON TODO!!! 14:24 - 8 jun 2016 Imagen referencial Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/06/08/dirigentes-estudiantiles-rechazan-designacion-de-fernandez-en-el-ministerio-del-interior/
  11. Santiago, 9 de junio de 2016 | Hora: 00:56:53 Analistas descartan “giro conservador” de nuevo ministro del Interior pero insisten con que el cambio de gabinete “debe ocurrir” Mientras el sociólogo y académico Manuel Antonio Garretón dice que la llegada de Mario Fernández "no puede ir en contra de los lineamientos respecto a los avances de las reformas y del proceso constituyente", el investigador del Instituto Libertad Pablo Rodríguez afirmó que "lo que realmente importa es que el cambio en el gabinete debe ocurrir cuando antes". A pesar de tener una cercanía con el ex diputado y líder de la Democracia Cristiana, Gutenberg Martínez, considerado como conservador al interior de la Nueva Mayoría, y de manifestar hace algunos años que la Iglesia Católica influye en sus decisiones personales, el nuevo ministro del Interior, Mario Fernández, no constituye un giro a la moderación de parte del Gobierno de la Presidente Michelle Bachelet. Al menos así lo cree el sociólogo y académico Manuel Antonio Garretón, que en diálogo en Cambio21 manifestó que la llegada de otro jefe de gabinete "no puede ir en contra de los lineamientos respecto a los avances de las reformas y del proceso constituyente en todas sus fases. No habrá ningún cambio de switch". "Es por eso que no veo un giro conservador, porque ya hubo un giro conservador con la salida de Rodrigo Peñailillo y la llegada de Jorge Burgos el año pasado. Ya lo fue. Además, lo más importante es que más allá de la postura con la que llega Fernández es que la visión del Ejecutivo es muy clara en lo que falta por hacer", agregó. Y no solo eso. El analista destacó que "mientras Burgos nunca se entusiasmó con la asamblea constituyente, incluso en su primera declaración como ministro, a Fernández le gusta esta materia, sumado que con experiencia en el Estado le permitirá tener menos rigidez y un mejor manejo en la relación con los partidos de la Nueva Mayoría... yo le restaría dramatismo". Liderazgo más conciliador Más crítico en sus planteamientos se manifestó el investigador del Instituto Libertad, Pablo Rodríguez, quien afirmó a este diario que "más que la llegada de un hombre del mismo partido del ministro saliente (DC), lo que realmente importa es que el cambio en el gabinete debe ocurrir cuando antes". "Eso es lo que nos muestran las encuestas en carteras como Trabajo, Economía, Transporte y otras, porque se sabe que Mario Fernández no llega a cambiar las cosas de una manera profunda. Es pronto para aventurar juicios personales", añadió. De todas formas, el profesional alabó la "capacidad de llegar a acuerdos que podría aplicar con los partidos del oficialismo" y que "respecto a su experiencia en materia de relaciones internacionales y los juicios que se sostienen con Bolivia en la Corte de La Haya, es posible que la Mandataria quiera potenciar ese tipo de liderazgo más conciliador". Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160608/pags/20160608162536.html
  12. Burgos tras amenazas en La Araucanía: "No me amedrentan, pero me preocupan" El ministro del Interior reaccionó de forma cautelosa ante los rayados encontrados en una campamento forestal de la región atacado por desconocidos. SANTIAGO.- El ministro del Interior, Jorge Burgos, se tomó con cautela las amenazas en su contra encontradas en un campamento de la forestal Bosques Arauco, el cual fue atacado el sábado por la noche por un grupo de encapuchados, quienes rayaron en los muros la frase "Burgos, te estamos esperando". El hecho ocurrió cerca de las 23:00 horas, cuando aproximadamente 10 personas llegaron al predio ubicado en el kilómetro 41 de la ruta R-49, en el sector Río Negro de la comuna de Collipulli, en el cual redujeron a los guardias, robaron diversas especies y quemaron una caseta que resultó con daños totales. Consultado al respecto, el jefe de gabinete desestimó vincular el hecho al apoyo que ha brindado a Carabineros para enfrentar la violencia en la zona. "No me gustaría entrar a analizar algo que pudiera justificar una amenaza, jamás tiene justificación una amenaza, no tiene que ver con el cargo no con nada, es simplemente una amenaza. De hecho, es un delito en el código penal la amenaza, en fin", dijo. En ese contexto, Burgos reconoció que "son gajes del oficio, no me amedrentan, pero me preocupan, particularmente los políticos también tenemos familia, mujeres, hijos. Así es la vida". En cuanto a si el Gobierno tomará alguna medida para abordar este tema, el secretario de Estado respondió que "si tuviera que tomar alguna, no la anunciaría". No obstante, los rayados están siendo investigados por personal especializado de la policía uniformada, entre ellos, el mensaje que está firmado por "Los Weichafe". www.emol.com
  13. Presidente de camioneros del sur amenaza con caravana de protesta a Santiago José Villagrán, que también es presidente subrogante de los dueños de camiones a nivel nacional, anuncia que de no ser recibidos por el ministro del Interior harán una caravana desde la zona sur hasta Santiago en protesta por los atentados. Una carta dirigida al ministro del Interior, Jorge Burgos, entregó hoy el presidente (s) de la Confederación Nacional del Transporte de Carga en Chile, José Villagrán, para pedir una solución al aumento de los robos y atentados que han sufrido los transportistas de carga. “Llevamos una carta al ministro donde le explicamos que nosotros hemos dialogado, hemos conversado para solucionar los problemas que tenemos ya no sólo en el sur, sino que casi en todo Chile por los robos, la delincuencia y el terrorismo. Le pedimos una audiencia y no la dio. Entonces, le vamos a dar un plazo al ministro para que nos reciba porque si no es así, haremos una caravana de los indignados por la delincuencia que va a salir del sur hacia Santiago. Armaremos la caravana con vehículos quemados y no quemados, y con la gente que está indignada por la delincuencia y el terrorismo en Chile”, señaló a La Tercera. El también presidente de la Federación de Dueños de Camiones del Sur agregó que “cuando se haga la caravana ya no vamos a querer hablar con el ministro, sino que con la Presidenta para poder arreglar los problemas de inseguridad que afectan tanto a los camioneros y la ciudadanía. Antes nos robaban 360 camiones al año y hoy llegan a 1.100 y llevamos a la fecha 130 camiones quemados. Esto no da para más y hay que buscar una solución. Parece que este gobierno trabaja sólo con presión, porque cuando uno presiona se soluciona el problema”. www.latercera.com
×