Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Miedo'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 8 results

  1. ¿ cual a sido la música de película que consideras mas terrorífica ? algunos ejemplos https://www.youtube.com/watch?v=tvg6JTMyqDY
  2. Crisis de confianza: Mariana Aylwin afirma que Chile tiene “cimientos sólidos para salir adelante” “Pese al sentimiento de impunidad, en Chile las instituciones democráticas están funcionando. Parlamentarios, grandes empresarios, incluso familiares de la Presidenta, están siendo investigados y procesados por actos incorrectos. No obstante, los catones quieren sanciones mayores”, afirma Aylwin y critica a los “hipócritas” que despotrican contra la justicia chilena. A través de una columna en La Segunda, La ex ministra del gobierno de Ricardo Lagos y una de las militantes emblemáticas de la DC, Mariana Aylwin, habla del “mal ambiente” que vive Chile por hechos que provocan indignación en la ciudadanía. Aunque, aclara que en algunas oportunidades existe hipocresía cuando se evalúan casos de corrupción y no se distinguen entre las situaciones de mayor gravedad con las insignificantes. “Hay algo positivo en cómo reaccionan los chilenos frente a actos irregulares o de corrupción que, aunque no sean lo mismo, suscitan un enorme y similar rechazo en la opinión pública. Hay países -especialmente en nuestro continente- en que se trata de hechos admitidos. Se supone que el que tiene poder, de cualquier tipo puede abusar de él. Asesinatos de fiscales y enriquecimientos ilícitos de autoridades son, en la práctica tolerados. Es la herencia de una sociedad jerarquizada donde los privilegios de los poderosos eran la ley y las grandes mayorías vivían bajo el peso de la noche, sin conciencia alguna de sus derechos”, escribe Aylwin al inicio de su texto. “En la tradición chilena republicana, la honestidad y corrección han sido valores importantes, sobre todo de una clase media ilustrada cuyo ascenso se basó en el mérito y en las oportunidades que brindaron la educación y el servicio público. De eso nos hemos enorgullecido, aunque también hayamos convivido con una suerte de moral victoriana en que la basura se escondía debajo de la mesa, lo cual nos ha permitido guardar las apariencias, Pero eso, felizmente, no es posible en una sociedad más educada e informada”, agrega la hija del primer presidente desde el retorno de la democracia. Además, la ex autoridad profundiza su teoría sobre el mal entorno que produjeron en nuestro país los casos relacionados a la política como Penta, SQM, Caval la confusión que existe al compararlos con delitos de menor complejidad. “Estamos viviendo en un ambiente donde predomina la desconfianza. No se distingue entre hechos de mayor o menor gravedad. Nos hemos convertido en catones, sospechando de todos, tirando la primera piedad aunque pueda ser recibida de vuelta. El juicio es en la plaza pública y las mayorías quieren ver correr sangre”, argumenta. “Pese al sentimiento de impunidad, en Chile las instituciones democráticas están funcionando. Parlamentarios, grandes empresarios, incluso familiares de la Presidenta, están siendo investigados y procesados por actos incorrectos. No obstante, los catones quieren sanciones mayores”, complementa Aylwin y endurece su tono a los “hipócritas” que despotrican contra la justicia chilena. Del mismo modo, la otrora diputada en la comuna de La Florida cierra su columna con un dicho popular y está convencida de que Chile puede dejar atrás la corrupción gracias a sus instituciones y a sus “sólidos cimientos”. “Bueno es el cilantro pero no tanto, dice el dicho. Bien por un país que se indigna frente a los abusos de poder, los actos irregulares y la corrupción, venga de dónde venga. Mal por el espíritu vengativo, especialmente de quienes hablan desde una supuesta autoridad moral, sembrando la imagen de que todo está podrido. Hay mucho que mejorar, pero tenemos sólidos cimientos para hacerlo”, cierra. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/02/16/crisis-de-confianza-mariana-aylwin-afirma-que-chile-tiene-cimientos-solidos-para-salir-adelante/
  3. ¿Por qué la CEP no mide a Gabriel Boric? La pregunta que una vez más quedó dando vueltas The Clinic Online 16 Diciembre, 2015 La ausencia del diputado de la Izquierda Autónoma no pasó inadvertida en las redes sociales. “Lo que tratamos de hacer es ir balanceando a las personas que aparecen”, respondió el coordinador de la CEP, Ricardo González, quien agregó que “sin perjuicio que no haya aparecido en esta encuesta podría aparecer en la siguiente”. Giorgio Jackson, el político mejor evaluado en noviembre, le escribió a Boric en Twitter que “si te hubieran medido te habría ido igual o mejor. Desafío es despersonalizar apoyo”. Si está Giorgio Jackson, hoy el político con la valoración positiva más alta de Chile, por qué no figura Gabriel Boric, su camarada de la llamada bancada estudiantil, su socio, como lo llamó el ex presidente de la FEUC este mismo miércoles. La pregunta, tal como aconteció en otras entregas de la encuesta CEP quedó en el aire, toda vez que en distintos sondeos, como la CERC-MORI, el diputado de la Izquierda Autónoma figura en la lista de los cinco políticos con más futuro. En palabras del coordinador de la CEP, Ricardo González, consultado sobre el tema tras hacer entrega del estudio, “pesan también que sean personas que estén vinculados al gobierno o no. Por supuesto que hay una lista y hay más personas de centro izquierda que centro derecha, y eso es porque la centro izquierda es gobierno”. “Lo que tratamos de hacer es ir balanceando a las personas que aparecen”, agregó. González dijo además que “sin perjuicio que no haya aparecido en esta encuesta podría aparecer en la siguiente”. “El grado de conocimiento es una variable importante”, respondió además al ser interrogado por el hecho de que Boric no figura en la lista donde se mide el porcentaje de conocimiento. Gracias socio, “Si te hubieran medido en la @cepchile te habría ido igual o mejor. Desafío es despersonalizar apoyo”, escribió en su cuenta de Twitter, Giorgio Jackson luego de que Boric lo felicitara por la misma vía, indicando que “felicitaciones a mi socio (no comercial sino de futuro) por su evaluación en la CEP. En Chile hay espacio para 3era fuerza”. En las redes sociales, parece que no cayó muy la ausencia de Boric en la medición, lo que algunos leyeron como miedo. Fuente: http://www.theclinic.cl/2015/12/16/por-que-la-cep-no-mide-a-gabriel-boric-la-pregunta-que-una-vez-mas-quedo-dando-vueltas/
  4. Tío de Kim Jong-un escapó a EEUU por miedo a la "crueldad" del régimen en Corea del Norte Lee Kang se exilió en Estados Unidos en 1998 "por temor a lo que pudieran hacer quienes estaban en el poder". Actualmente vive a cargo de una lavandería con un nombre falso. Lee Kang, tío político del líder norcoreano Kim Jong-un exiliado en EEUU, escapó al país norteamericano por miedo a la "crueldad" del régimen comunista, según explicó en una entrevista telefónica con la agencia surcoreana Yonhap. Lee Kang es el marido de Ko Young-sook, hermana menor de la madre del líder, Ko Yong-hui, fallecida en 2004 en París de un cáncer de mama que arrastraba desde 1998. Durante la década de los noventa, la pareja vivía en Suiza con el cometido de cuidar a su sobrino y entonces candidato a sucesor Kim Jong-un durante sus años de estudiante en el país europeo, pero en 1998 ambos decidieron exiliarse en EEUU. Lee reveló a la agencia surcoreana que su mujer tomó la decisión de escapar a ese país en busca de un tratamiento para salvar a su hermana enferma de cáncer y él la siguió "por miedo a lo que pudieran hacer quienes estaban en el poder", afirmó. "Pude comprobar la crueldad del poder al permanecer durante casi 20 años cerca del anterior líder de Corea del Norte", aseguró, en referencia a Kim Jong-il, padre del actual dirigente y segundo dictador de la dinastía Kim. Kim Jong-il, fallecido en 2011, gobernó el país desde 1994, pero ya desde los años 70 gozó de un alto poder de decisión en el Gobierno al amparo de su padre, el fundador Kim Il-sung. El tío del líder también reveló a Yonhap que es dueño de una lavandería en EEUU, donde reside bajo un nombre falso. Las declaraciones del tío del líder llegan después de revelarse que su esposa, Ko Young-sook, había demandado a refugiados norcoreanos en Seúl por presuntamente decir calumnias sobre ella en medios de comunicación locales, como que se sometió a cirugía estética con dinero de los fondos ilícitos de Kim Jong-il. www.latercera.com
  5. 09.12.2015 Delincuencia, Medios de Comunicación y alienación: “Cuando Luksic cayó en su propia trampa” Mariano Rivera y José Miguel Pereira No es secreto que las élites, ante la necesidad de defender el sistema que les privilegia, se han apoderado de las herramientas que posibilitan su dominio ideológico: la insostenible concentración en los Medios de Comunicación Masivos por parte de consorcios nacionales y transnacionales es reflejo de aquello. Foto: Agencia Uno No es secreto que las élites, ante la necesidad de defender el sistema que les privilegia, se han apoderado de las herramientas que posibilitan su dominio ideológico: la insostenible concentración en los Medios de Comunicación Masivos por parte de consorcios nacionales y transnacionales es reflejo de aquello. ¿Pero por qué preocuparnos de esta triste realidad?, ¿qué es lo que pierde nuestra sociedad con esta evidente manipulación? Habermas nos diría que la opinión pública puede manipularse e instrumentalizarse, a costa de que los individuos pierdan de vista el sentido de sus vidas y olviden, de paso, la importancia radical de la interdependencia dentro de una sociedad. Así, la manipulación de la opinión pública tiene como objetivo, simplemente, justificar y legitimar un statu quo propicio para la ideología neoliberal, creando seres humanos egoístas, competitivos y poco reflexivos, lo que Carlos Marx definiría como seres humanos “alienados”. Lo anterior, resulta indispensable para la élite chilena en el contexto de “develamiento de la crisis de Estado”, lo que Álvaro García Linera define como el momento en que las ideas dominantes de la sociedad ya no son creíbles y comienzan a ser cuestionadas. Precisamente en esa lógica, en noviembre pasado uno de los aparatos de reproducción ideológica del Capital (Canal 13 de Luksic) operó abiertamente para imponer en la agenda pública, uno de los elementos más convenientes para la clase explotadora: el “problema de la delincuencia”. Así, por intermedio del show televisivo “En su propia trampa”, el empresariado, Luksic y su canal de TV volvieron a amedrentar a la población, con mensajes larga y rigurosamente reproducidos por los noticieros y matinales, reduciendo el fenómeno de la delincuencia a la mera figura de los “portonazos” y confundiendo a la población con el eterno comodín del miedo a la otredad… a la marginalidad. Si antes fueron los lanzasos o alunizajes, hoy por hoy los asaltos a centros comerciales o los robos de automóviles son el arma infalible para llamar la atención de la ciudadanía e invisibilizar las demandas de interés nacional, como la incipiente articulación de ideas en torno a la Asamblea Constituyente. A sabiendas de lo anterior, “En su propia trampa” evidenció groseramente el interés de la clase dominante, manipuló la indigna realidad de la segregación social presente en las poblaciones del país y se regocijó con la conculcación de los Derechos Humanos de quienes habitamos en ellas. El montaje realizado por Canal 13 sobre la Población Parinacota, nos permite reconocer los intereses sombríos detrás de la escandalosa manipulación mediática y su utilización como dispositivo para controlar el Sentido Común. Esto, pues aquel 31 de octubre, lo que la prensa neoliberal reprodujo como “un enfrentamiento entre bandas narcotraficantes rivales”, fue contradicho por los propios pobladores de Quilicura quienes en un video viralizado en redes sociales, narraron el “levantamiento de una población frente al poder del narcotráfico que los sometía a base de la fuerza y el terror”. Si este relato es cierto, los abusos y la usurpación de la dignidad habrían terminado por colmar la paciencia de los pobladores y éstos, en pleno ejercicio de su soberanía, se alzaron para recuperar la tranquilidad perdida echando mano al mismo método que la élite ha usado sistemáticamente desde el siglo XIX: la fuerza y la imposición. Los hechos de la población Parinacota evidencian que la energía revolucionaria habita en la memoria de un pueblo que, tarde o temprano, ejercerá su soberanía, renunciando a la condición mendicante a la que ha sido reducido. Fuente: http://www.eldesconcierto.cl/debates-y-combates/2015/12/09/delincuencia-medios-de-comunicacion-y-alienacion-cuando-luksic-cayo-en-su-propia-trampa/
  6. Agenda Antidelincuencia La fiebre de la delincuencia: Las políticas públicas basadas en la percepción que agravan el problema La palabra “delincuencia” se ha tomado el país. Forma parte de la dieta diaria de los medios de comunicación, la ciudadanía exige mayor seguridad, la policía sacó un Plan Antiportonazos y la agenda antidelincuencia del Gobierno se tramita en el Senado. A pesar de toda la batahola, las cifras indican que no existe razón para estar tan asustados y que las políticas públicas propuestas se basan en la percepción de la ciudadanía más que en la realidad. Políticos y expertos consultados por eldesconcierto.cl aseguran que esto podría agravar el problema. Por Greta di Girolamo | 25/09/2015 En julio de este año comenzó una serie de cacerolazos en la capital. Aunque participaron vecinos de distintas comunas, el corazón de las manifestaciones estuvo en el sector oriente. Los vecinos de Las Condes, Lo Barnechea, La Reina y Vitacura golpearon indignados sus ollas para manifestar la sensación de inseguridad y el descontento que tienen por las “sanciones insuficientes que reciben los delincuentes”. Los datos de percepción del delito y de delitos cometidos no coinciden perfectamente entre distintas instituciones. Pero los cacerolazos se condicen con los resultados de la última encuesta CEP, de agosto de este año. Ahí, el 60% de los consultados opinó que el problema al que el Gobierno debería dedicarle mayor esfuerzo es la delincuencia, priorizándola por sobre asuntos relacionados con salud y educación. Además, el 84% de los encuestados declaró estar muy preocupado de sufrir o que alguien de su familia sufra un delito violento como un robo. Chile tiene un nivel de victimización de 25%, uno de los más bajos de Latinoamérica. Según los últimos datos de las Naciones Unidas, que fechan de 2012, en nuestro país ocurren 3,1 homicidios cada 100 mil habitantes; la tasa más baja de Sudamérica. El mismo fenómeno registró la última Encuesta de Seguridad Ciudadana, del Instituto Nacional de Estadísticas de Chile, en 2014. Se indica que la percepción de la delincuencia aumentó significativamente del año 2013 al 2014. Por ejemplo, si antes el 38,3% pensaba que iba a ser víctima de un delito el próximo año, un 43,8% lo pensaba en 2014. Frente a la pregunta “¿Usted diría que la delincuencia en el país aumentó?”, en 2013 un 71% respondió que sí, mientras que en 2014 la cifra aumentó a 79,9%. Pero cuando se trata de la tasa de victimización, es decir, la cantidad de personas que efectivamente han sido víctimas de delitos, la encuesta registra una diferencia considerable. Entre 2005 y 2014 la proporción de hogares victimizados muestra una disminución de 13,3 puntos porcentuales, una diferencia estadística que el mismo documento tilda de significativa. Lo mismo ocurre con la proporción de personas que han sido víctimas de hurto, robo con sorpresa, robo con violencia o intimidación, robo con fuerza en la vivienda y robo de vehículo. Algunos de estos delitos aumentan su tasa de 2013 a 2014, mientras que otros la disminuyen. Los datos más recientes son de la Dirección nacional de orden y seguridad de Carabineros, que corresponden al primer semestre de 2015. Indican, en comparación al año anterior, un aumento de robos con fuerza (7,7%), robo con intimidación (6,1%) y robo en lugar no habitado (4,9%). Sin embargo, también se registra una baja en delitos de lesiones (-6,6%), robo por sorpresa (-3,8%), hurto (-3,1%) y una baja de un 1% en los delitos violentos y los que son contra la propiedad. La misma institución recalca que en julio pasado “la Región Metropolitana presenta una disminución de un -0,2%, cifra que es significativa”. Además, Chile tiene un nivel de victimización de 25%, uno de los más bajos de Latinoamérica. Lo mismo ocurre con la tasa de homicidios. Según los últimos datos de las Naciones Unidas, que fechan de 2012, en nuestro país ocurren 3,1 homicidios cada 100 mil habitantes; la tasa más baja de Sudamérica. Todos los datos indican que, en cuanto a delincuencia, Chile no está tan mal como se cree. ¿Qué explica entonces la alta percepción de miedo? “La percepción del miedo al delito se construye a partir de variables, una de ellas es la exposición a los medios de comunicación. Si no te han entrado a robar, a tus vecinos tampoco y no has visto ningún ladrón con pistola pero has visto esto en las noticias, construyes esa imagen de la realidad a partir de lo que te muestran los medios”, explica Alejandra Mohor, socióloga del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de la Universidad de Chile que trabaja hace doce años en el tema. Renovación Nacional @RNchile NOTICIA: @JuventudRN se manifiesta contra la delincuencia en la región de Coquimbo. http://bit.ly/1JaBvmr 17:33 - 15 sep 2015 Mohor es bastante crítica con el rol que los medios nacionales han cumplido en este sentido: “Todos los días ocurren cosas importantísimas en el país, sin embargo los medios eligen algunas para informar. Si ves que se repiten delitos hoy día, mañana y pasado en todos los canales de televisión, se genera una sensación de gravedad, profundidad y extensión de la delincuencia que no se condice con la realidad. La cobertura que se hace genera la imagen de que la delincuencia se tomó el país”, dice a eldesconcierto.cl. La importancia de los medios en la percepción de miedo es compartida por el cientista político DC Carlos Huneeus. “Es evidente. Comenzando por la prensa escrita, que tiene un perfil político conocido. El Mercurio tiene una organización dedicada al estudio de la delincuencia, no puede sorprender que de más cobertura a ello, lo ha definido como un tema prioritario del país”. “La delincuencia también sirve para cubrir otros temas que son de importancia en el debate público, como la desigualdad y las reformas. Es un tema que ha planteado la derecha de manera sistemática en los últimos años y que también le gusta a las tendencias autoritarias de la izquierda. Es una manera de desviar la agenda reformista de este y anteriores gobiernos”, concluye Huneeus. POPULISMO PENAL Los cacerolazos tuvieron sus frutos. El 30 de junio el Gobierno pidió suma urgencia a la agenda antidelincuencia que endurece los castigos para los delitos de robo, hurto y receptación (ser cómplice de un delito) firmada por la presidenta a fines de enero de este año. El proyecto, que ya fue despachado al Senado por la Cámara de Diputados, además incluye el control de identidad preventivo y pena de cárcel para robo en lugar habitado, dos banderas de lucha de la derecha. A lo anterior se suma el Plan Antiportonazos que entregaron la semana pasada Carabineros y la PDI al ministerio del Interior. En conjunto, ambas policías aumentarán el patrullaje de las zonas que se consideran más vulnerables a este tipo de robo, que consiste en llevarse el auto mientras el chofer estaciona o espera que se abra el portón de su casa. El día del anuncio de la agenda corta, el diputado Daniel Farcas (PPD) expresó su satisfacción. “No existe otro tema más importante en las diversas organizaciones sociales que la seguridad ciudadana. Vivimos una ola de robos y asaltos, muchas veces generada por el narcotráfico, que debe ser detenida con fuerza y convicción”, declaró. Entre los que celebran también está el diputado Arturo Squella (UDI).“El Estado tiene la responsabilidad de brindarnos seguridad y eso no está cumpliéndose. El gobierno, que fue bien sensato, dijo ‘vamos a atacar los delitos que generan más temor en la población’. Muchos tienden a bajarle el perfil a la sensación de temor, pero es tremendamente relevante; la gente cambia conductas tan naturales como entrar y salir de su casa. Y esa sensación se combate con medidas preventivas y también con la percepción de efectividad del control y sanción de la delincuencia”, asegura a eldesconcierto.cl. Sobre la posibilidad de que las medidas impliquen un aumento de población carcelaria, el diputado es claro: “No vamos a dejar de meter a la gente a la cárcel porque no hay más cárceles. Habrá que construir más”. Su partido está dentro de la lista de quienes apoyan la propuesta. Sin embargo, el despliegue antidelincuencia ha encontrado duros opositores. La propia Corte Suprema, a pedido de la Cámara, emitió un informe en el que tacha de ineficaz el proyecto antidelincuencia. Además de incluir una serie de datos que dan cuenta de que no existe un aumento significativo de la delincuencia como se cree, tildó de “retroceso mayúsculo” el control de identidad preventivo en materia de presunción de inocencia. También explicó que el aumento de penas que se propone es desproporcionado, ya que llevaría a que algunos delitos contra la propiedad tuviesen mayor castigo que otros, por ejemplo que atentan contra la vida. El ministro de Interior , Jorge Burgos, dijo que iban a analizar con calma las observaciones de la corte. Carlos Huneeus El cientista político Carlos Huneeus afirma que el proyecto responde a la debilidad del gobierno y de la clase política en general. “Son decisiones en función de lo que la gente quiere y no en función del bien común. Medidas que responden a presiones de sectores de la población con un gobierno que no se considera suficientemente fuerte como para impulsar su propia agenda”, afirma. “El gobierno está actuando de manera irresponsable frente al tema de la delincuencia. Con soluciones que no han dado resultado en ninguna parte, como el aumento de penas y mayores facultades a Carabineros, pretende solucionar un tema que es mucho más profundo que es la tremenda desigualdad que tenemos en Chile. Lo más grave es que se dejó seducir por una suerte de populismo penal”, dice el diputado de la Izquierda Autónoma Gabriel Boric a eldesconcierto.cl. El mismo concepto utiliza la socióloga del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana Alejandra Mohor. Para la experta, es grave que las políticas públicas se basen en la percepción de la gente. “Ha sido un pecado de los gobiernos de Lagos en adelante: permitirse que la política pública esté basada en la casuística. No puedes definir la política pública de un país ni en seguridad ni en nada a partir de un caso. Esto tiene un nombre y es populismo penal, que es un fenómeno extendido por América Latina. Cuando los políticos inauguran campañas con lemas como ‘Se les acabó la fiesta’”, afirma, haciendo referencia al eslogan que hizo famoso el ex presidente Sebastián Piñera. Miembros del ministerio del Interior y la Subsecretaría de Prevención del Delito fueron contactados por eldesconcierto.cl para incluir la opinión del Gobierno sobre otros cuestionamientos, pero no se obtuvo respuesta. Mohor explica que el tema de la delincuencia es popular porque suele ser unificador, ya que afecta a todos los ciudadanos sin importar su situación socioeconómica, sexo o edad. “Todos estamos de acuerdo en que no queremos vivir en un país en que no se pueda caminar por la calle. Otra cosa es permitir que la gente crea que este es un país donde no se puede caminar en la calle, porque eso tiene efectos absolutamente nefastos para la sociedad. La delincuencia es un problema más profundo y es social. Para solucionarlo se requiere compromiso de la política pública del Estado de Chile, no del gobierno de turno”, concluye Alejandra Mohor. Fue en busca de propuestas alternativas a la agenda corta antidelincuencia que los diputados Giorgio Jackson (RD) y Karol Cariola (PC) invitaron a diversas organizaciones relacionadas con el tema a exponer a la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara en agosto. La idea era hacer un diagnóstico más profundo del problema y encontrar salidas de mediano y largo plazo en vez de “hacer medidas cortas que tienden a mostrar efectividad cuando nada demuestra que la tengan”, como dijo el diputado de Revolución Democrática a eldesconcierto.cl. Una de las organizaciones invitadas fue Litigación Estructural para América del Sur (Leasur), que se dedica a prestar asesorías legales a personas privadas de libertad. “La delincuencia siempre se ha enfrentado aumentando las penas y recurriendo a la cárcel. Pero la cárcel agrava el problema; el contagio criminalístico que hay en adentro es tan alto que es mucho más costoso que beneficioso a nivel de criminología. Lo que hace el gobierno es una propuesta poco eficiente y cortoplacista sin tener en consideración los datos duros. “¿Cómo callo el sentimiento de inseguridad? Ya, listo, los voy a castigar”. Es el camino fácil”, alega María de los Ángeles Barros, Subdirectora de Leasur, en eldesconcierto.cl. Para ella, la manera de eliminar de raíz el problema de la delincuencia es redireccionar el gasto público a suplir carencias educativas, trabajar en penas alternativas a la cárcel e incluso darles el derecho a todos los presos de votar en las elecciones para reincorporarlos al sistema democrático. Una idea que, por ahora, parece incompatible con el crispado clima antidelincuencia que vive Chile. Camila RamíreZ S @CamilaRamreZS Ante tanto miedo por la delincuencia y "portonazos" les dejo la receta 11:44 - 15 sep 2015 Fuente: http://eldesconcierto.cl/la-fiebre-de-la-delincuencia-datos-indican-que-no-ha-subido/
  7. El falso retorno del fantasma de la Unidad Popular Víctor Herrero | Lunes 31 de agosto 2015 7:26 hrs. Lo que estamos viviendo hoy es una farsa histórica: La agenda de reformas del gobierno está lejos, de la radicalidad del programa de la Unidad Popular. Mientras la derecha, comandada por El Mercurio, hace creer que lo importante para el país son 13 camiones, es decir aquellas cosas que afectan su billetera. Cuando ya muchos creían que nada en este agitado año podría sorprendernos, se vivió otra semana de devastación política que volvió a demostrar que los seres humanos tenemos una capacidad casi infinita para soportar tragedias. El despido poco decoroso del intendente de la Novena Región, Francisco Huenchumilla, la llegada de un puñado de camioneros de la misma Araucanía que pusieron durante horas en jaque a La Moneda y a la propia capital del país, el bajo precio del cobre, el dólar por las nubes, la inseguridad ciudadana y el fantasma de un reforma laboral que podría empeorar aún más la debilitada situación económica del país, configuran un escenario casi soñado para la derecha permanente chilena. Son todos elementos que le permiten frenar o aguar cualquier reforma –sea la educacional, tributaria o la laboral- que vaya en contra de sus intereses. En otras palabras, conjuran el fantasma de la Unidad Popular. A muchos chilenos mayores de 50 o 60 años, que por cierto son los que más participan en las elecciones, los titulares de El Mercurio, pero también de La Tercera y de la mayoría de los noticiarios de la TV chilena, les recuerda a lo que sucedía a comienzos de los años 70. Los más de derecha están furiosamente opinando en la sección de comentarios de Emol exigiendo poner orden a un país supuestamente controlado por el Partido Comunista. Los de izquierda se asustan y comentan a sus hijos o nietos: “Así comenzó todo en esa época, y ya sabemos cómo terminó”. El Mercurio, que desde que asumió el actual gobierno de Bachelet ha estado en la vanguardia de la oposición, es un diario que representa a los intereses permanentes de la derecha de este país. Y lo hace de una manera tan inteligente que hace creer a sus lectores –y también a los periodistas de otros medios sobre los cuáles influye- que éstos son los intereses de la nación. Como dijo el ex senador comunista Volodia Teitelboim en agosto de 1967: “En Chile, Agustín Edwards y El Mercurio negocian con el patriotismo. Todo lo que sea bueno para sus intereses, es bueno para el país. Todo lo que dañe el bolsillo o la sacrosanta cuenta corriente del clan Edwards, es perjudicial a la nación. Para ellos el patriotismo es un negocio y Chile una profesión”. Sin embargo, como dijo Carlos Marx en uno de sus escritos: “Hegel dice que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen dos veces. Pero se le olvidó agregar: la primera vez como tragedia, la segunda como farsa.” Y lo que estamos viviendo hoy en Chile es precisamente una farsa histórica. La agenda de reformas del gobierno está lejos, muy lejos, de la radicalidad del programa de la Unidad Popular. Es más, las reformas están en línea con planteamientos centristas y pragmáticos esbozados por organizaciones como la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en lo que se refiere a la reforma laboral; a la OCDE en lo que se refiere a la reforma educacional, y en temas tributarios y de constitucionalidad política todavía está a años luz de países europeos, así sean gobernados por la derecha o la izquierda. La Nueva Mayoría “pisó el palito” comunicacional de la derecha permanente. En sus intentos desesperados por recuperar algo de credibilidad y de apoyo en las encuestas, La Moneda primero giró hacia el conservadurismo –de ahí el eslogan del “realismo sin renuncia”- para después dar un vuelco y girar hacia la izquierda: de ahí las alusiones a la Alemania comunista que hizo Bachelet, o los intentos por desenterrar del olvido el nombre de Salvador Allende. Sin embargo, se trata de una “farsa” o de una falacia. En los hechos, se sabe que los gobiernos de la Concertación han sido administraciones de centro-derecha en el sentido europeo. Nunca antes en democracia, al menos desde el primer tercio del siglo 20, los bancos y los grandes empresarios se habían enriquecido tanto como en las últimas tres décadas. No es casualidad que en 1990 ningún empresario criollo figuraba en la lista de las 400 personas más ricas que publica la revista Forbes de Estados Unidos. Hoy son casi una decena. Así las cosas, el gobierno de Bachelet se encuentra en la incómoda posición de ser criticado por la poderosa derecha de este país, pero también por la izquierda que no entiende del todo por qué la Presidenta no ha usado la mayoría parlamentaria para avanzar de verdad en la agenda de reformas. Y, claro, el caso Caval que involucra a su hijo –que recientemente cenó en un reconocido restaurante pinochetista, el Lili Marleen- fue el fin del cariño, supuestamente incombustible, que la ciudadanía le tenía a Bachelet. Y mientras tanto, la mandataria se dedica a frases de buena crianza en eventos de poco impacto político en jardines infantiles. En paralelo, el nuevo intendente de la Novena Región, el ex asesor de Burgos y operador DC, Andrés Jouannet, afirma en una entrevista que si el ministerio del Interior se lo pide, invocaría la Ley Antiterrorista en la Araucanía. Al tiempo que se suceden estos hechos políticos, hay tres eventos que han pasado poco advertidos para la opinión pública, y todos sucedieron la semana pasada. El primero es el último libro del periodista Javier Rebolledo titulado “A la sombra de los cuervos”, lanzado la semana pasada, que cuenta en detalle como empresas forestales del grupo Matte colaboraron directamente en la represión y muerte de varios de sus propios trabajadores en septiembre de 1973. De paso, esa investigación muestra que los hechos de violencia de la dictadura y el auge del nuevo empresariado chileno son dos elementos vinculados de manera íntima. El segundo es que la justicia chilena condenó al periodista Patricio Mery a una pena de 32 días de cárcel por revelar graves violaciones a los derechos humanos cometidos a fines de los años 80 por personal de Carabineros que hoy forman parte del alto mando de esa institución. Y el tercero es el esfuerzo de un grupo de ex presos políticos por exigir de vuelta sus testimonios originales a la comisión Valech, con el fin de desclasificar esos documentos y saltarse así los 50 años de secreto, y de impunidad institucionalizada, que actualmente pesa sobre ese informe de torturas y prisión política. Pero esos son temas menos relevantes dada la actualidad. Mucho más importante parecen ser 13 camiones. Fuente: http://radio.uchile.cl/2015/08/31/el-falso-retorno-del-fantasma-de-la-unidad-popular
×