Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Medios de Comunicación'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 18 results

  1. La tienda Paris hizo un gran cambio, paso de una dulce Pin Montane a una mediática Mayte Rodríguez, la transición fue evidente y esto causo eco en las redes. Por otro lado la primera no se quedo atrás y firmo por La Polar. Tú [email protected] ¿Con qué rubia te quedas? ¿Pin Montane o Mayte Rodríguez? ¿Por qué?
  2. Senado fija sanción penal a fiscales por filtraciones de casos judiciales El martes se aprobó en la Cámara Alta una pena de hasta 541 días de cárcel a quien filtre investigaciones del Ministerio Público. Medida fue ingresada vía indicación del Ejecutivo, a recomendación de la propia Fiscalía y parlamentarios. A inicios de este año, la plana mayor del Ministerio Público acudió a la Comisión de Constitución del Senado a participar de la tramitación de la llamada “Agenda Corta Antidelincuencia” del Ejecutivo. Esto, para hacervaler la opinión del organismo en materia de persecusión penal de los delitos de “robo, hurto y receptación”, objetivos centrales de la iniciativa. Así, la fiscalía planteó su opinión sobre una serie de herramientas que otorgaría el proyecto a su labor investigativa y persecutora, tales como la protección de testigos y nuevas formas en la toma de declaraciones. En este contexto, fue que la discusión abordó un asunto sensible para la contingencia política: la reserva de las investigaciones que llevan a cabo los fiscales. En este escenario fue que en enero pasado se comenzó a debatir la regulación sobre el secreto de las diligencias. En una de las sesiones de ese mes se acordó ampliar los plazos de reserva de la investigación de la fiscalía: desde los actuales 40 días que establece la Ley Orgánica Constitucional del Ministerio Público, se extendió a 90 días. Asimismo, y a propuesta del propio Ministerio Público, se endurecieron las sanciones a las filtraciones del trabajo de los fiscales, alcanzando “pena de presidio menor en su grado mínimo a medio”, es decir, de 61 a 541 días. Este criterio fue acogido por la unanimidad de la Comisión de Constitución. El martes de esta semana, en tanto, fue aprobado por la unanimidad de la sala. No hubo debate en el hemiciclo, pues ninguno de los senadores pidió votar por separado los artículos del proyecto. La votación pasó prácticamente desapercibida. Con esto, se acoge una crítica recurrente expresada por los implicados en distintas causas indagadas por la fiscalía relacionadas con el financiamiento irregular de campañas políticas: las filtraciones de las carpetas judiciales de los casos Penta, Soquimich y Corpesca, que han expuesto antecedentes comprometedores de la investigación para personeros de prácticamente todo el espectro político del país. “Faranduliza el proceso” La idea de sancionar con cárcel las filtraciones fue tomada de común acuerdo entre la fiscalía y los parlamentarios de la Comisión de Constitución del Senado, la que es presidida por Alfonso de Urresti (PS) e integrada por Felipe Harboe (PPD), Pedro Araya (Indep.DC), Hernán Larraín (UDI) y Alberto Espina (RN). Según el acta de la comisión, a la cual tuvo acceso La Tercera, este debate comenzó a propósito de una indicación presentada por el senador Harboe, en relación a fijar sanciones disciplinarias al fiscal y sus ayudantes “que realizare acusaciones infundadas u omitiere maliciosamente la práctica de actuaciones procesales”. Con esto, se abría paso a interpretaciones sobre el “deber de reserva”. “El Honorable Senador señor Espina puntualizó que la situación que plantea la indicación tiene lugar preferentemente cuando se producen filtraciones de la carpeta investigativa”, dice un extracto del acta de la sesión. “Expresó que esa información, difundida por los medios de comunicación social, importa una verdadera condena anticipada del imputado”, se agrega. Ante esto, el entonces fiscal nacional subrogante, Andrés Montes, calificó esta situación como “un asunto delicado”. “Se trata de una conducta indebida que socava el principio de objetividad y que faranduliza el proceso penal”, añadió el persecutor. En una sesión posterior, el presidente de la UDI, senador Hernán Larraín, insistió en “establecer alguna forma de sancionar las filtraciones”. En esto coincidió el senador Harboe. Luego, el fiscal Montes sostuvo que muchas de las filtraciones “son realizadas por personal ajeno al Ministerio Público”, luego que expira el plazo de 40 días de reserva. Actualmente, la Ley Orgánica del Ministerio Público establece, en su artículo 64, que “los fiscales deberán abstenerse de dar opiniones acerca de los casos que tuvieren cargo”. En tanto, el artículo 182 del Código Procesal Penal, señala: “Los funcionarios que hubieren participado en la investigación y las demás personas que, por cualquier motivo, tuvieren conocimiento de las actuaciones de la investigación estarán obligados a guardar secreto respecto de ellas”, sin explicitar una sanción sobre las filtraciones. Por lo mismo, el fiscal propuso a la comisión una redacción con un castigo “más contundente”, pues “la regla actual sólo hace una remisión confusa a las reglas del desacato”, explicó. “El que violare las normas sobre secreto establecidas en el presente artículo, será sancionado con la pena de presidio menor en su grado mínimo a medio”, sentencia la indicación, ingresada por el ministro del Interior y aprobada por la unanimidad de la comisión . Dos meses después, la enmienda sería ratificada por la totalidad de la Cámara Alta en su segundo trámite constitucional. El presidente de la Comisión de Constitución del Senado defiende esta penalización, a propósito del clima de desconfianza generado por casos de corrupción. “Se establece una mayor rigurosidad en relación a la obligación de reserva. Nadie puede llamarse a suspicacias cuando se pide pleno cumplimiento de la ley”, afirmó el senador De Urresti. Por su parte, el senador Araya agrega que “no hay que mirar el cambio bajo suspicacia, porque es norma de carácter general que no aplica solo a las investigaciones políticas. Hay que pensar en los casos de tráfico, lavado de activos y terrorismo, que requieren de reserva”. http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/03/674-673744-9-senado-fija-sancion-penal-a-fiscales-por-filtraciones-de-casos-judiciales.shtml
  3. 31 Marzo 2016 Giorgio Jackson emplaza a los empresarios en su propia casa: “¿Ustedes creen en la democracia?” “El rol del sector privado es de ser copartícipe de esa evolución que se necesita tener para una democracia sana. El rol que les cabe a los empresarios es cómo aportamos a esto. O cómo buscamos mantener las reglas y los privilegios, los intereses que debemos defender. Es una pregunta que todos se deben hacer”, planteó además el diputado de RD en su intervención en el foro Icare que se desarrolla en Casa Piedra. Con intervenciones del tipo “en RD queremos que dejen de mandar los que están en esta sala y que empiece a mandar Chile”, o “¿Ustedes creen en la democracia?” el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, se presentó esta mañana en el foro Icare “¿Cómo viene el 2016?”. El ex líder estudiantil habló de manera directa, no se guardó nada, y no tuvo empacho en afirmar que “nunca más voy a asistir a un panel donde se excluya a las mujeres. Ninguno de los expositores es mujer; uno mira y no hay cómo enterarse de que la mitad del país son mujeres”. Jackson emplazó directamente al empresariado presente en Casa Piedra, preguntando si “pesa más el amor al país o la ambición de tener más”. El parlamentario también se refirió a las reformas, en su opinión, algo que no sólo hay que seguir haciendo, sino que profundizando. “Creemos en otro Chile, con un mejor sistema se seguridad social, salud y educación pública. Recorro todos los días las calles recogiendo las inquietudes de las personas y, a diferencia de lo que opina Jaime (Bellolio), la gente siente incertidumbre por hasta dónde van a llegar las reformas, pero no hay duda de que quieren reformas. Buscan certeza y nosotros no vamos a titubear para transmitir certezas con respecto a los cambios que Chile quiere. Y entre seguir haciendo cambios o devolverse, no me pierdo: no sólo hay que seguir haciendo cambios, sino profundizarlos”, afirmó. “La democracia va a ser cada vez más intensa y va a exigir una forma distinta de hacer política, pero no sólo de forma. Hay mucho de fondo en la discusión que se viene”, complementó además. Sobre el papel que en todo esto juegan los empresarios, expresó que “el rol del sector privado es de ser copartícipe de esa evolución que se necesita tener para una democracia sana. El rol que les cabe a los empresarios es cómo aportamos a esto. O cómo buscamos mantener las reglas y los privilegios, los intereses que debemos defender. Es una pregunta que todos se deben hacer”. “Una sociedad donde callamos lo incómodo y escondemos lo injusto no es estable. Es una bomba a de tiempo”, dijo asimismo, el líder de RD. Finalmente, con la frase “la política viene desafiante para 2016 porque tenemos que pelear por otro Chile”, Jackson cerró su alocución. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/03/31/giorgio-jackson/
  4. 27 Marzo 2016 Al menos 63 muertos y 290 heridos en atentado suicida en parque en Pakistán Al menos 63 personas murieron y 290 resultaron heridas, entre ellas mujeres y niños, en un atentado suicida ocurrido hoy en un parque de la ciudad de Lahore, en el este de Pakistán, informaron a Efe fuentes oficiales. Al menos 63 personas murieron y 290 resultaron heridas, entre ellas mujeres y niños, en un atentado suicida ocurrido hoy en un parque de la ciudad de Lahore, en el este de Pakistán, informaron a Efe fuentes oficiales. “Un suicida hizo explotar las bombas que portaba en el parque Gulshan Iqbal cerca de una zona infantil en torno a las 19.00” hora local (14.00 GMT), dijo a Efe el portavoz policial del área, Mohamed Salim. El agente indicó que las 290 personas que resultaron heridas están siendo trasladadas a hospitales. Un portavoz de los servicios de rescate de la ciudad, Jam Sajjad, explicó a Efe que el parque Gulshan Iqbal tiene una gran extensión, con zona de actividades para niños, y que en el momento de la explosión el lugar estaba lleno de familias que van a pasar allí la tarde los fines de semana. El Gobierno provincial del Punjab, cuya capital es Lahore, informó en su cuenta de la red social Twitter que se ha declarado el estado de emergencia en todos los hospitales de la ciudad y anunció tres días de luto oficial. A mediados de marzo, 15 personas murieron y 30 resultaron heridas en un atentado con bomba contra un autobús en el que viajaban empleados del Gobierno en la ciudad de Peshawar, en el noroeste del país. A pesar de ello, los atentados talibanes se han reducido tras el comienzo de una operación militar en las zonas tribales en 2014 y que todavía continúa en la que han muerto unos 3.500 insurgentes, según el Ejército. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/03/27/al-menos-63-muertos-y-290-heridos-en-atentado-suicida-en-parque-en-pakistan/
  5. Opinan académicos, una pintora y el abogado de Krassnoff “¿Dar o no un coscorrón?”: En La Segunda sugieren “cómo castigar a los hijos” "Si la falta es grave, repetitiva y consciente, no dudaría en dar un coscacho", dice Julio Retamal, historiador y docente de las universidades Adolfo Ibáñez y Gabriela Mistral. "Mis hijos no pasaban al comedor a compartir con el resto de la familia hasta que hicieran la primera comunión", confiesa Luis Valentín Ferrada, abogado de Miguel Krassnoff. El Ciudadano Hoy 13:03 Este viernes 11 de marzo, en su sección de Economía, el diario La Segunda publicó un artículo en donde -a través de las opiniones de académicos, un analista político, una artista y un ex político, entre otros-, le sugiere a los lectores “cómo castigar a los hijos”. La nota, según su epígrafe, se enmarcaría dentro del debate surgido por la Ley de Inclusión en los colegios. La pregunta que se plantea directamente el medio es si “dar o no un coscorrón”. Para responder a esta interrogante el medio le pidió su opinión a una serie de personas ligadas a distintas áreas de la vida pública, como la política, el arte, la psicología y la academia. Los dos primeros comentarios no parten mal. “El castigo es una válvula de escape para el adulto. No cumple ninguna función educativa”, sostiene la psicóloga infantil Amanda Céspedes. “No creo en los castigos físicos, pero en situaciones extremas hay que negar permisos y privilegios”, señala el analista político Max Colodro. De ahí la cosa se comienza a colocar más complicada. “A mis hijos los hacía comer cosas que no les gustaban”, cuenta Mathías Klotz, decano de la Facultad de Arquitectura de la UDP. Y el panorama que sigue es simplemente feo. “El ideal sería que no hubiera castigo físico, pero si la falta es grave, repetitiva y consciente, no dudaría en dar un coscacho”, dice Julio Retamal, historiador y docente de las universidades Adolfo Ibáñez y Gabriela Mistral. “A mis hijas cuando les quería dar un coscacho arrancaban, así es que las pellizcaba en un brazo”, dice la pintora Carmen Aldunate, quien aprovecha de exponer que “estoy completamente en contra de esta ley (de Inclusión)”. “Sigo creyendo que un par de palmadas en el traste, cuando hay falta de respeto, es muy importante, no dudaría en dar un tapabocas”, señala Luis Valentín Ferrada, abogado del criminal Miguel Krassnoff y ex diputado por RN. “Tengo 8 hijos y todos recibieron una educación del campesinado, muy dura. Hace 35 años conté que mis hijos no pasaban al comedor a compartir con el resto de la familia hasta que hicieran la primera comunión, y me hicieron un bullying terrible”, agrega Ferrada. Daniel Labbé Yáñez Fuente: http://www.elciudadano.cl/2016/03/17/265869/dar-o-no-un-coscorron-en-la-segunda-sugieren-como-castigar-a-los-hijos/
  6. Análisis semanal ¿Es la prensa la mala? Víctor Herrero | Lunes 14 de marzo 2016 7:59 hrs. La prensa chilena, al menos la oficial, nunca ha querido ser un “cuarto poder”, nunca ha querido investigar mucho. Es más, los medios tradicionales son pro-modelo económico, conservadores y derechistas. Han estado históricamente alineados con los Longueira, los Ominami, los Matte y los Luksic y con las grandes empresas en general. Incluso en estos últimos meses, han sido la punta de lanza de la candidatura de Ricardo Lagos. Es curioso cómo la elite de Chile -sea la empresarial, la política, la eclesial, la militar o la futbolística- coincide en un diagnóstico: gran parte de los males que los aquejan proviene de la prensa. O de filtraciones de prensa orquestadas por fiscales que desconocen las formas caballerescas y tradicionales de obrar en nuestra República. El episodio más reciente fue la renuncia la semana pasada de Pablo Longueira a la UDI. El ex general del gran partido pinochetista (porque la jerarquía política de Longueira es mucho mayor a la de un coronel) se sintió injustamente tratado por fiscales y la prensa, acusando entre líneas ser víctima de un asesinato de imagen. Fue la misma estrategia que ocupó su colega Jovino Novoa, pero también el otrora hombre de confianza de Ricardo Lagos, Carlos Ominami, o el ex candidato presidencial Marco Enríquez Ominami. Y es el mismo discurso que utilizan los grandes empresarios, que se quejan amargamente porque la prensa los mete a todos en el mismo saco, a pesar de que los casos de abusos son, a juicio de ellos, aislados. ¿Aislados? Una breve y reciente lista incluye la colusión de las farmacias, la de los pollos, el caso La Polar o Johnson, por no hablar de Penta, Soquimich, el financiamiento político de compañías como el BCI, la incestuosa relación entre el Grupo Luksic y la Concertación, Corpesca, los abusos ambientales de Agrosuper, la colusión de la Papelera de Los Matte. Y, probablemente, muchas otras colusiones y abusos que aún no se han revelado, entre ellos seguramente la de las grandes inmobiliarias (casi todos los chilenos nos preguntamos por qué los precios de las viviendas no paran de subir, y nos contestan que son las leyes de mercado, de una demanda que supera la oferta; es decir, no muy distinto a lo que se decía en Estados Unidos poco antes de que estallara la llamada crisis “subprime” en 2008 que, precisamente, se originó en el mercado inmobiliario). Lo extraño de esta defensa corporativa de la elite es que la prensa chilena, al menos la oficial, nunca ha querido ser un “cuarto poder”, nunca ha querido investigar mucho. Es más, los medios tradicionales son pro-modelo económico, conservadores y derechistas. Es decir, han estado históricamente alineados con los Longueira, los Ominami, los Matte y los Luksic y con las grandes empresas en general. Es más, en estos meses han sido, en especial El Mercurio, la punta de lanza de la candidatura presidencial de Ricardo Lagos, un hombre que sólo entusiasma a la propia elite cuestionada, pero a casi ningún ciudadano de a pie. Entonces, ¿cómo se explica ese discurso de atacar a aliados históricos? La explicación más simple es que sencillamente no saben a quién cargarle la culpa, y la prensa siempre es un culpable fácil. Después de todo, la credibilidad de los noticiarios de TV y de los periodistas en general, es muy baja. Resulta casi tragicómico cómo los próceres y arquitectos del Chile de los últimos 25 años ahora tratan de manera desesperada de cargarle el muerto a la prensa y a la fiscalía, cuando fueron ellos mismos los que crearon el actual paisaje de medios en nuestro país, a costa de sacrificar en los años 90 a la prensa independiente y crítica. Fue Eugenio Tironi, siendo secretario de Comunicaciones del gobierno de Patricio Aylwin, quien habría acuñado la frase “la mejor política comunicacional es no tener política comunicacional”. Un pensamiento que fue absolutamente funcional a que las leyes del mercado dictaran la pluralidad de expresión. Y, a estas alturas, ya sabemos que en Chile no existen políticas pro-mercado, sino pro empresas. Y así, se entregó en bandeja a los empresarios e ideólogos de derecha gran parte de los medios de comunicación de nuestro país. En abril de 2001, el entonces Presidente Lagos estaba en Quebec, Canadá, participando de una conferencia hemisférica. El periodista que escribe esta columna le hizo una pregunta incómoda en medio de una improvisada conferencia de prensa. Lagos le dijo: “Aprenda de la seriedad de medios como el New York Times o Washington Post”. Ante ello, el periodista le respondió: “Presidente, debe darse con una piedra en el pecho que en Chile no seamos tan serios como esos medios, que no investiguemos tanto, ni podamos ser tan independientes, de lo contrario usted estaría en una posición mucho más vulnerable”. Era la época del escándalo Mop-Gate. Ese intercambio casi termina a puñetazos con un asesor de prensa de la presidencia. ¿Qué se quiere decir con todo esto? Entre todas las transiciones que el país ha tenido en los últimos 25 años, incluyendo el tema militar, los derechos humanos, una mayor democratización de nuestras instituciones, el único ámbito en el que se ha avanzado poco o nada es precisamente el de la prensa. Ciertamente, hay medios loables que diariamente hacen esfuerzos por romper con el duopolio conformado por la elite y la prensa tradicional, como lo es este mismo medio. Sin embargo, aún estamos a años luz de contar con una prensa verdaderamente inquisitiva, como las que, ironías de la historia, existieron incluso en los años 80 durante la dictadura. Entonces, la próxima vez que un político, empresario, cura, militar o futbolista se queje de la “mala prensa” que recibe, piénselo dos veces: No es mala prensa, es mala conducta. Diario Uchile Radio Universidad de Chile Fuente:http://radio.uchile.cl/2016/03/14/es-la-prensa-la-mala
  7. 09.12.2015 Delincuencia, Medios de Comunicación y alienación: “Cuando Luksic cayó en su propia trampa” Mariano Rivera y José Miguel Pereira No es secreto que las élites, ante la necesidad de defender el sistema que les privilegia, se han apoderado de las herramientas que posibilitan su dominio ideológico: la insostenible concentración en los Medios de Comunicación Masivos por parte de consorcios nacionales y transnacionales es reflejo de aquello. Foto: Agencia Uno No es secreto que las élites, ante la necesidad de defender el sistema que les privilegia, se han apoderado de las herramientas que posibilitan su dominio ideológico: la insostenible concentración en los Medios de Comunicación Masivos por parte de consorcios nacionales y transnacionales es reflejo de aquello. ¿Pero por qué preocuparnos de esta triste realidad?, ¿qué es lo que pierde nuestra sociedad con esta evidente manipulación? Habermas nos diría que la opinión pública puede manipularse e instrumentalizarse, a costa de que los individuos pierdan de vista el sentido de sus vidas y olviden, de paso, la importancia radical de la interdependencia dentro de una sociedad. Así, la manipulación de la opinión pública tiene como objetivo, simplemente, justificar y legitimar un statu quo propicio para la ideología neoliberal, creando seres humanos egoístas, competitivos y poco reflexivos, lo que Carlos Marx definiría como seres humanos “alienados”. Lo anterior, resulta indispensable para la élite chilena en el contexto de “develamiento de la crisis de Estado”, lo que Álvaro García Linera define como el momento en que las ideas dominantes de la sociedad ya no son creíbles y comienzan a ser cuestionadas. Precisamente en esa lógica, en noviembre pasado uno de los aparatos de reproducción ideológica del Capital (Canal 13 de Luksic) operó abiertamente para imponer en la agenda pública, uno de los elementos más convenientes para la clase explotadora: el “problema de la delincuencia”. Así, por intermedio del show televisivo “En su propia trampa”, el empresariado, Luksic y su canal de TV volvieron a amedrentar a la población, con mensajes larga y rigurosamente reproducidos por los noticieros y matinales, reduciendo el fenómeno de la delincuencia a la mera figura de los “portonazos” y confundiendo a la población con el eterno comodín del miedo a la otredad… a la marginalidad. Si antes fueron los lanzasos o alunizajes, hoy por hoy los asaltos a centros comerciales o los robos de automóviles son el arma infalible para llamar la atención de la ciudadanía e invisibilizar las demandas de interés nacional, como la incipiente articulación de ideas en torno a la Asamblea Constituyente. A sabiendas de lo anterior, “En su propia trampa” evidenció groseramente el interés de la clase dominante, manipuló la indigna realidad de la segregación social presente en las poblaciones del país y se regocijó con la conculcación de los Derechos Humanos de quienes habitamos en ellas. El montaje realizado por Canal 13 sobre la Población Parinacota, nos permite reconocer los intereses sombríos detrás de la escandalosa manipulación mediática y su utilización como dispositivo para controlar el Sentido Común. Esto, pues aquel 31 de octubre, lo que la prensa neoliberal reprodujo como “un enfrentamiento entre bandas narcotraficantes rivales”, fue contradicho por los propios pobladores de Quilicura quienes en un video viralizado en redes sociales, narraron el “levantamiento de una población frente al poder del narcotráfico que los sometía a base de la fuerza y el terror”. Si este relato es cierto, los abusos y la usurpación de la dignidad habrían terminado por colmar la paciencia de los pobladores y éstos, en pleno ejercicio de su soberanía, se alzaron para recuperar la tranquilidad perdida echando mano al mismo método que la élite ha usado sistemáticamente desde el siglo XIX: la fuerza y la imposición. Los hechos de la población Parinacota evidencian que la energía revolucionaria habita en la memoria de un pueblo que, tarde o temprano, ejercerá su soberanía, renunciando a la condición mendicante a la que ha sido reducido. Fuente: http://www.eldesconcierto.cl/debates-y-combates/2015/12/09/delincuencia-medios-de-comunicacion-y-alienacion-cuando-luksic-cayo-en-su-propia-trampa/
  8. [Video] La autocrítica de CNN por el aumento de la sensación de inseguridad: "El miedo da rating, pero también da votos" por El Mostrador 17 noviembre 2015 "¿Cómo es posible que la realidad esté tan divorciada de la percepción, que según la misma encuesta estemos más seguros pero vivamos sintiéndonos más inseguros?", se preguntaron los conductores. Según la última encuesta Adimark hubo un alza de un 7% de quienes tienen un alto temor de ser víctimas de un delito, mientras que las víctimas disminuyeron en un 4%, es bajo este panorama que ayer los conductores del noticiario central de CNN Chile analizaron el rol de los medios en esta "sensación de inseguridad". "¿Cómo es posible que la realidad esté tan divorciada de la percepción, que según la misma encuesta estemos más seguros pero vivamos sintiéndonos más inseguros?", se preguntaron los conductores. Por su parte Daniel Matamala aseguró que los medios deben hacer una autocrítica al respecto; y Mónica Rincón aseguró que la clase política también debe hacer su propio mea culpa: "El miedo da rating, pero también da votos". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/multimedia/2015/11/17/video-el-mea-culpa-de-cnn-por-el-aumento-de-la-sensacion-de-inseguridad-el-miedo-da-rating-pero-tambien-da-votos/
  9. Estudio revela cómo El Mercurio y La Tercera excluyen a la ciudadanía en casos Penta, SQM y Caval El Desconcierto tuvo acceso en exclusiva al estudio realizado por un equipo de investigación de la UDP, que revela que para los contenidos relacionados con el caso Penta y SQM los medios de comunicación como El mercurio entrevistaron a un 73% a políticos, un 12% a empresario o alto ejecutivo, otro 12% a técnico no académico y sólo en un 3% a representantes de la sociedad civil. Por su parte, La Tercera entrevistó en un 52% a políticos, un 29% a técnicos no académicos, un 10% a académicos o centros de estudios y un 9% a empresarios o altos ejecutivos. Por eldesconcierto.cl | 28/10/2015 La Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales forma parte de la Alianza Comunicación y Pobreza, que también la integran la Fundación para la Superación de la Pobreza, Hogar de Cristo y América Solidaria. Este año, la universidad investigó sobre la cobertura que los diarios La Tercera y El Mercurio hicieron sobre los escándalos políticos de Penta, SQM y Caval. Un seguimiento que se realizó entre septiembre del 2014 a junio del 2015 y cómo dicha cobertura y tratamiento excluyó a la ciudadanía y a los sectores que viven en condiciones de vulnerabilidad en Chile. En el fondo, qué voces están representadas en los medios y cuáles no. En ese sentido, eldesconcierto.cl tuvo acceso en exclusiva al estudio, que revela que para los contenidos relacionados a estos casos, El Mercurio entrevistó en un 73% a políticos, un 12% a empresario o alto ejecutivo, otro 12% a técnico no académico y sólo en un 3% a representantes de la sociedad civil. Por su parte, La Tercera entrevistó en un 52% a políticos, un 29% a técnicos no académicos, un 10% a académicos o centros de estudios y un 9% a empresarios o altos ejecutivos. Además de evidenciar esto, quedó patente que el discurso y la producción de informaciones giraron sobre lo político-ideológico y lo técnico-legal, dejando aminorado el contenido ético que está en el fondo de la recuperación de la confianza pública. Sobre esto, en conversación con eldesconcierto.cl, la coordinadora de la investigación de la Escuela de Periodismo UDP, Nicole Etchegaray, explica que “analizamos las columnas y editoriales y se ve que las voces que se autorizan a hablar del tema son pura elite técnica, política y académica, todas masculinas”. En esa línea, destaca que de todos esos artículos de editoriales y de opinión, “son muchos menos los que ven esto como un conflicto ético y priorizan hablar de los prismas político-ideológico y lo técnico-legal. Hay una diferencia muy grande desde dónde se pone el énfasis al referirse al tema”. Cabe destacar que el estudio será presentado mañana jueves 29 de octubre, a partir de las 10.00 horas, en la Biblioteca Nicanor Parra de la UDP. Fuente: http://eldesconcierto.cl/estudio-udp-revela-como-el-mercurio-y-la-tercera-excluye-a-la-ciudadania-en-penta-sqm-y-caval/
  10. Opinión Medios de comunicación, lenguaje y violencia hacia las mujeresDesde hace mucho tiempo que asistimos a un uso del lenguaje, por parte de algunos medios de comunicación, que banaliza e ironiza la violencia hacia las mujeres. Por Stella Salinero Rates | 21/10/2015 Desde hace mucho tiempo que asistimos a un uso del lenguaje, por parte de algunos medios de comunicación, que banaliza e ironiza la violencia hacia las mujeres. Se ha llegado a un tal extremo de irrespeto que ya no podemos dejar de expresar con fuerza nuestro malestar, así como la enorme impotencia que sentimos al observar -ya sea en la portada o en el interior de diferentes periódicos- cómo la agresión física, sexual y psicológica pareciera ser un solo chiste o por lo menos merecer el tratamiento de una broma. Pienso que deberían tomarse medidas drásticas por parte del colegio de periodistas e iniciar una campaña para tipificar legalmente dichos actos como promoción de la violencia en el marco de la ley antidiscriminación. ¿Dónde está la ética profesional de las y los periodistas de estos medios? Sanciones morales no bastan para solucionar la falta de profesionalismo, el tratamiento burdo y escandaloso que algunos “profesionales” hacen del maltrato que vivimos las mujeres. Pienso que deberían tomarse medidas drásticas por parte del colegio de periodistas y que deberíamos iniciar una campaña para tipificar legalmente dichos actos como promoción de la violencia en el marco de la ley antidiscriminación. Como ejemplo de lo que comento, hace un par de semanas el diario La Cuarta publicó la siguiente portada: “HIZO ANTICUCHO CON LA POLOLA” ¿Cuál es el mensaje que nos entrega este titular y en qué lugar sitúa la violencia? El uso del lenguaje que hace La Cuarta, permítanme decirlo, no tiene nada que ver con la libertad de expresión, sino más bien con la producción y reproducción de un modo de presentarnos a las mujeres degradadas en nuestra humanidad, denigradas física y psicológicamente. La Red Chilena Contra la Violencia hacia las mujeres lleva trabajando arduamente, desde su fundación en 1990, para terminar con estas expresiones sexistas que señalan cómo las mujeres estamos devaluadas y envueltas en un continuo de violencia, tal y como queda debidamente corroborado en la última investigación presentada en el libro de reciente aparición titulado El continuo de violencia hacia las mujeres y la creación de nuevos imaginarios. Desde 2007 la Red lanza la campaña contra la violencia hacia las mujeres El Machismo Mata en múltiples regiones del país, en un esfuerzo y coordinación nacional, como una herramienta para concienciar a las mujeres mismas sobre nuestros derechos y el valor de nuestras vidas y a los hombres sobre esta situación permanente de violencia que está enquistada en nuestra sociedad, la que por supuesto también los degrada. Cuestiones como el tratamiento que da un periódico a la noticia, el lenguaje con que se expresa, la opción que toma conscientemente para dirigirse a sus lectores no es algo inocuo, sino que responde a una política editorial (y con ella a un intento de que determinados sectores, sus lectores, capten la realidad desde una determinada óptica). Lo que hacen estos medios de comunicación masivos es poner en circulación imaginarios que apoyan y difunden ideologías como el machismo (y decimos que el machismo es una ideología pues se trata de un conjunto de representaciones que contribuye a enmascarar, reforzar y sostener relaciones desiguales y de dominio entre hombres y mujeres). No es otra cosa que una apología de la violencia de género. Pareciera que en relación a las mujeres el respetuoso uso del lenguaje no tuviese importancia, por lo que una brutal agresión o asesinato puede ser leído como una anécdota. Esto ya ha sido denunciado en la obra de Frida Kahlo “Unos cuantos piquetitos” (1935), que critica la presentación de un acto atroz de violencia como si fuese una minucia. La obra de la artista mexicana nos remese ante semejante falta de justicia y crueldad por lo que tiene justamente de real y cotidiano. Eventos como el que enunciamos (titular del diario La Cuarta) nos muestran el enorme trabajo que hay que seguir realizando en este campo. Resulta lamentable observar cómo muchas y muchos aún ven en estas expresiones cuestiones sin importancia y livianas. Afirmar el valor de estas manifestaciones es negar la violencia que sentimos, es afirmar el derecho a invadir públicamente nuestra intimidad (desgraciadamente nos muestra también cómo las ideologías pueden ser sostenidas y apropiadas por el propio grupo de las víctimas). No puedo terminar esta crónica sin hacer referencia a las imágenes que aparecen en diarios, revistas y la TV cuando se habla de temas como el aborto. Particularmente, quiero referirme a la campaña que se ha tomado la ruta 68 que iguala aborto con violación de los derechos humanos en dictadura en nuestro país, cooptando la simbólica imagen del Estadio Nacional, como si se tratase de situaciones y contextos que pudiesen homologarse. Es una provocación y una profunda falta de decoro decir que el terrorismo de Estado es equivalente a la realización de un aborto, y más aún cuando se trata de casos en que esa vida es inviable, y donde someter tanto al feto como a la madre a una espera en que se sabe de antemano que ambos van a sufrir, resulta en un lamentable agravante de la situación. Me sorprende la enorme falta de empatía ante quienes deberíamos mirar como víctimas (parte de quienes apoyan dichas campañas son justamente quienes irrespetaron la vida y justificaron o callaron ante la violencia represiva del Estado y sus agentes). En el caso de una violación, me parece injustificado imponer a esa mujer una doble violencia, la ya ejercida por el violador y la social que impone la obligación de gestar. Vuelvo al titular de La Cuarta para recordar que el uso del lenguaje (visual o escrito) agrega una dimensión de penalización o sanción pública al legítimo derecho que tenemos de ser libres sujetos de derecho. No sería extraño que quienes están detrás de medios y titulares como el aludido sean los mismos que inician campañas por la vida en que muestran el doble racero con que juzgan la realidad. Cuando una mujer aborta corren a acusar de asesinato, cuando una mujer es asesinada restan peso con alusiones a lo “pasional” o haciendo bromas de mal gusto sobre los hechos. Fuente: http://eldesconcierto.cl/medios-de-comunicacion-lenguaje-y-violencia/
  11. ¿Libertad de Expresión en Chile? Delegación de periodistas denuncia al Estado de Chile ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Los directores de El Ciudadano junto a la presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares, presentaron a la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Rose-Marie Belle Antoine, los antecedentes de la denuncia en que se establece que en Chile existen vulneraciones a la libertad de expresión. Colegio de Periodistas Hoy 10:10 En la foto de izq a der: Pedro Ortusteguy, Rose-Marie Belle Antoine (CIDH), Bruno Sommer, Mauricio Daza, Javiera Olivares, Sebastián Larraín Hasta las oficinas centrales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington viajaron esta semana los directores de El Ciudadano Bruno Sommer y Sebastián Larraín, la presidenta del Colegio de Periodistas de Chile Javiera Olivares, y los abogados Mauricio Daza Carrasco y Pedro Orthusteguy. El objetivo, denunciar al Estado de Chile por la condena de cárcel para los directores del semanario –dictada por la jueza Paola Robinovich del Tercer Juzgado de Garantía de Santiago- a raíz de la publicación en 2013 de un artículo sobre el ex diputado Miodrag Marinovic, el cual fue calificado por los tribunales como injurioso. Gracias a la irreprochable conducta anterior de los profesionales, estos quedaron firmando en Gendarmería por 18 meses. Para Javiera Olivares las sanciones penales tan graves como el presidio a propósito de injurias o calumnias “ilustran la gran distancia entre la regulación chilena y los tribunales internacionales, que señalan que este tipo de penas atentan contra la libertad de expresión, lo cual sienta un precedente para la autocensura incluso en informaciones de interés público”. Expresó que “por cierto nuestro ordenamiento jurídico debe cautelar la honra y vida privada de las personas, y establecer sanciones, pero de ninguna manera contemplar penas de cárcel”. En este sentido puntualizó que “Chile requiere dar un amplio debate en materia de libertad de expresión y derecho a la comunicación, en este y otros temas. De lo contrario estamos empobreciendo la calidad de nuestra democracia”. Para Daza Carrasco y Orthusteguy “esta sentencia constituye una grave violación al derecho a la libertad de expresión y al derecho de ser juzgado por un tribunal imparcial, lo cual vulnera convenciones internacionales”. Recordaron que Chile ha sido condenado a nivel internacional por infracción a estos mismos derechos “lo cual debe hacer preguntarnos cual es la situación real que hoy existe en relación al respeto efectivo de los derechos humanos por parte de nuestro Estado”. Explicaron que en los últimos años Honduras, Jamaica y Argentina han eliminado del Código Penal los delitos de injurias y calumnias, recogiendo así los acuerdos de la Convención Americana de Derechos Humanos. Agregaron los juristas que “debemos además avanzar en la dirección que han seguido otras naciones de América, que han terminado con la criminalización de los atentados al honor, lo que sin duda aparece como imprescindible cuando a través de esta figura se pretende perseguir penalmente a los directores de medios de comunicación social”. Esto es válido más aún para denuncias que se hacen sobre actos ilícitos cometidos por autoridades públicas “donde el interés general exige que se permita un control ciudadano efectivo sobre quienes ejercen el poder político, dando espacio a quienes se sienten afectados para hacer sus descargos”. En el caso de “El Ciudadano” consideran que se ha ejercido una especie de represalia y amedrentamiento que estaría fuera de los parámetros mínimos de una democracia en forma. Para los afectados, en tanto, la decisión del Estado de Chile es simplemente perseguir a quienes tienen una visión crítica. “El problema es que en Chile se está persiguiendo con penas de cárcel a los periodistas y comunicadores sociales que incomodan al poder, lo que se hace violando de manera flagrante las normas del Pacto de San José de Costa Rica que garantizan el libertad de expresión y el debido proceso, que Chile suscribiera” indicó Sommer. “Es grave que en un juicio por injurias se apliquen normas que alteran la carga de la prueba, se presuma tu culpabilidad, y no sirva de nada para desvirtuar esa inaceptable presunción el hecho que un investigador periodístico tenga fuentes, pruebas, que lo que publiques sea de interés público y se refiera a actos de una autoridad” indicó. El director de “El Ciudadano” recalcó que en todo momento primó que el aludido se sintiera injuriado “y por ello puedes terminar sufriendo penas corporales; es decir, hoy en Chile si alguien siente que su honra se afecta con lo publicado, especialmente si se trata de una persona relacionada con el poder político, te pueden mandar tras las rejas hasta por 3 años y un día. Esto es inaceptable en cualquier Estado que diga respetar los derechos humanos de sus ciudadanos” argumentó Sommer. Para Larraín “después de esta condena cualquier director de medio en Chile que publique una denuncia o lo que fuese de interés periodístico, aún con prueba de la emisión de los dichos y un declarante claramente identificado, puede ser sancionado, por el simple hecho de que un tercero señale sentirse injuriado y que su honra fue afectada, aún siendo este un funcionario público y existiendo pruebas documentales o testimoniales en su contra”. La publicación realizada por “El Ciudadano” consistió en la reproducción de una entrevista (grabada en video como respaldo) a un ex trabajador de la familia Marinovic, quien hizo una serie de graves denuncias contra el acaudalado empresario ganadero y hotelero de Punta Arenas Miodrag Marinovic, quien en ese entonces era diputado y candidato al Senado. Junto con su visita a la CIDH, la delegación chilena se reunirá con el relator de Libertad de Expresión del organismo, Edison Lanza, para hacer visible tanto este caso como otros relativos a vulneraciones de la libertad de expresión en Chile, producto de la alta concentración mediática, como también aquellos relativos a la persecución y hostigamiento a radios comunitarias por parte de organismos del Estado. Colegio de Periodistas El Ciudadano Fuente: http://www.elciudadano.cl/2015/10/21/224146/delegacion-de-periodistas-denuncia-al-estado-de-chile-ante-la-comision-interamericana-de-derechos-humanos-cidh/
  12. El crudo diagnóstico del entorno presidencial y la medidas para resolver la debilidad oficialista ante la prensa Bachelet culpa a los medios de todos sus males por El Mostrador 16 octubre 2015 La convicción instalada en La Moneda es que gran parte de la baja popularidad presidencial tiene que ver con la mala comunicación de los beneficios de las reformas. Para mejorar, se han incrementado los presupuestos e implementado nuevos equipos. El 4 de octubre en el multitudinario acto en su apoyo en el Teatro Caupolicán, con motivo de un aniversario más del triunfo del NO en el plebiscito del 5 de octubre de 1988, la Presidenta Michelle Bachelet mostró una de sus principales preocupaciones, respecto a la manera en que la opinión pública está percibiendo a su Gobierno. “Debemos mostrar capacidad para derribar el muro de la desinformación”, aseguró la Jefa de Estado. Según informó la revista Qué Pasa, la frase resume en buena medida la tesis instalada por Pedro Güell, director de políticas públicas del gobierno en el sentido de que la baja popularidad del gobierno expresada en las bajas cifras que muestran las encuestas, se debe a la poca capacidad de comunicar los beneficios de las reformas a los ciudadanos. La preocupación queda demostrada en el presupuesto asignado a las áreas desde donde se gestiona la política comunicacional del Gobierno. Según las estimaciones expuestas por el semanario, los fondos asignados al Ministerio Secretaría General de Gobierno crecen en un 12,5% , lo que implica un aumento sustantivo respecto de otras reparticiones. En números esto significa que el presupuesto total de la Segegob es de $ 29.173 millones, que contiene un extra para 2016 de $3.256 millones. En detalle, una de sus reparticiones, la Secretaría de Comunicaciones (Secom), cuya misión específica es definir las estrategias comunicacionales y cuidar la imagen presidencial, tendrá un presupuesto de 1.010 millones y adicionalmente otros $1.600 millones para concretar convenios de transmisiones oficiales. Estos recursos ya están siendo reflejados en efectos prácticos, como la confección del boletín Todos x Chile que desde 2014 difunde los programas gubernamentales, especialmente del área social. Esta difusión también incluye la compra de mensajes radiales en regiones, donde el vocero Marcelo Díaz explica la ejecución del presupuesto a las personas. En este ítem se incluyen las cadenas de televisión, en que la Presidenta ha explicado, con pocas semanas de diferencia, los trazos generales del proyecto de ley de presupuesto y el mecanismo constitucional. Por otra parte, a fines de septiembre el gobierno abrió una licitación de $105 millones para concretar entrevistas y segmentos informativos especialmente en regiones, después de una reunión del vocero Marcelo Díaz con los representantes de los 23 canales de este tipo. Este estilo marca un precedente, pues –de acuerdo a Qué Pasa– en gobiernos anteriores solo se compraba publicidad estatal, pero no contenido periodístico. El equipo de Marcelo Díaz, que en parte busca impulsar un diseño comunicacional para informar en medio de lo que se reconoce como una prensa muchas veces "hostil" hacia el trabajo de La Moneda, está formado por experimentados realizadores y productores audiovisuales, como Bruno Bettati, quien antes trabajó con la ex ministra de Cultura Claudia Barattini; el ex director de programación de CHV, Pablo Morales; y el ex jefe del área no ficción de TVN, Germán Berger Hertz, al mando de la Secom. Junto a ellos trabajan en el segundo piso los periodistas Sergio España y Haydee Rojas, jefa de prensa de la Presidencia. España junto a Jorge Grossi ayudan a Díaz a elaborar sus vocerías diarias sobre temas de contingencia. Y las actividades en terreno de la Presidenta son registradas por la cineasta Tatiana Gaviola. A ellos se suma el ex gerente de estudios de TVN Matías Chaparro. Aunque la idea no es iniciar una "guerra frontal" contra la prensa, sí se maneja la idea de mejorar la políticas de medios del bloque oficialista, una deuda pendiente desde que existe la antigua Concertación y que podría tener un giro a partir de lo que se haga con los medios regionales. Por ahora, Germán Berger, director de la Secom, se reunió con los presidentes de partido de la Nueva Mayoría para detallar la cobertura de prensa y el impacto del discurso y las actividades oficialistas, principalmente para unificar los discursos del sector. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/10/16/bachelet-culpa-a-los-medios-de-todos-sus-males/
  13. Pedro Briger: “Ya la mayoría entiende que los medios no son neutrales” Raúl Martínez | Jueves 8 de octubre 2015 12:57 hrs. Así lo asegura el periodista y sociólogo argentino Pedro Brieger, reconocido por sus comentarios en la TV Pública argentina acerca de la realidad chilena. Este jueves participará en un foro en Santiago. Las ciencias sociales no son neutrales y el periodismo tampoco lo es. Así lo afirma el periodista y sociólogo argentino Pedro Brieger, conocido por sus análisis sobre la realidad chilena y en particular por sus comentarios sobre el movimiento estudiantil de 2011 cuando los medios nacionales centraban su parrilla informativa en los enfrentamientos entre encapuchados y la policía. En conversación con Radio Universidad de Chile, el comentarista de la Televisión Pública argentina sostuvo que durante mucho tiempo la gente creyó la afirmación de que los medios eran “objetivos”, situación que para Brieger está lejos de la realidad. “Creo que durante mucho tiempo los medios de comunicación construyeron un aura de objetividad, como si estuvieran por sobre la sociedad, casi como por fuera de la sociedad y tuvieran una verdad revelada. Cada noticiero, cada diario al elegir una información, al jerarquizarla, al tomar una foto está tomando una postura política también porque al fin y al cabo, lo que está transmitiendo es su visión de lo que considera es la realidad y lo importante para un determinado momento”, precisó. El sociólogo que participará este jueves en el foro “Reformas en América Latina: hegemonía y medios de comunicación” que se realizará hoy a las 18 horas en el Instituto de Ciencias Alejandro Lipchutz, comentó que esta situación se ha modificado y las audiencias ahora buscan otras vías de comunicación que les permita conseguir otras informaciones que contrastan los discursos hegemónicos de las grandes cadenas privadas. Uno de los problemas que advierte Pedro Brieger es la falta de medios de comunicación de algunos gobiernos de la región que les impide colocar su propia agenda ante la opinión pública. “Creo que los gobiernos progresistas –en el amplio sentido de la palabra- han sido muy disímiles respecto del tema de los medios de comunicación. Chile, por ejemplo, no tiene una agencia de noticias del Estado. Hay países como la Argentina que tiene una larga tradición de agencia de noticias del Estado. Entonces existe una seria dificultad por parte del propio Gobierno de comunicar lo que está haciendo. Esto, para los gobiernos progresistas en particular, representa un problema, porque la pregunta es quién marca la agenda política. Y la agenda política la siguen marcando los medios de comunicación que en la mayoría de los casos están enfrentados con el Gobierno”, comentó Brieger. Las nuevas tecnologías son otro ingrediente que se suma a un nuevo cuadro donde los medios tradicionales buscan uniformar la información hacia intereses de las corporaciones que representan, como por ejemplo durante el mismo movimiento estudiantil de 2011 en Chile cuando los jóvenes utilizaron las plataformas digitales para mostrar su perspectiva de lo que estaba ocurriendo. Para Brieger, “gran parte de la transformación tiene que ver con el hecho de que muchos ciudadanos o un conjunto de ciudadanos han podido utilizar las nuevas tecnologías para transmitir ellos directamente, sin necesidad de depender de los medios de comunicación. Es lo que pasó con la revuelta de los estudiantes en Chile en el año 2011 cuando, por ejemplo, transmitían con una computadora en alguna universidad las imágenes sin depender de lo que pasaba por los medios de comunicación”, lo que crea una independencia de los movimientos sociales de los discursos que cada medio intenta imponer a través de sus parrillas informativas sobre la contingencia. Fuente: http://radio.uchile.cl/2015/10/08/pedro-briger-ya-la-mayoria-entiende-que-los-medios-no-son-neutrales
  14. Contra resolución judicial que exige al Servicio Electoral detalles de dineros a políticos Los aportes reservados de Álvaro Saieh que omitió el editorial de La Tercera por Claudia Urquieta Ch. 8 octubre 2015 La dura crítica al dictamen, publicada por el medio el domingo pasado, no mencionó que su controlador es un histórico financista de la política a través de este tipo de donaciones y que eventualmente podría verse salpicado por una investigación que ha dejado heridos en todos los sectores. Punto clave que, en opinión de distintos actores, es un conflicto de interés no resuelto que necesita ser transparentado. La resolución del Cuarto Juzgado de Garantía de exigir al Servicio Electoral (Servel) que identifique a los políticos que recibieron aportes reservados para sus campañas de parte del holding Cencosud, de propiedad de Horst Paulmann, de Quiñenco –empresa matriz del grupo Luksic– y de la sociedad anónima AntarChile, controlada por el grupo Angelini, encendió las alarmas en distintos sectores, que rechazaron la medida. Este malestar tuvo tribuna en el editorial del domingo pasado del diario La Tercera, del grupo Copesa, que criticó duramente la decisión judicial e hizo un llamado a que los tribunales superiores de justicia la rectificaran, con el fin “de evitar que se tuerza el sentido de la ley y se viole la garantía dada por el legislador a quienes, de buena fe, confiaron en su intangibilidad”. Según señalaba el medio, “lo más grave” es que se ordene a la entidad que dé a conocer el nombre de los candidatos y el monto de las donaciones que les fueron entregadas por estas empresas desde 2005, ya que “de aprobarse lo solicitado por el fiscal se violaría la reserva garantizada a las personas naturales y jurídicas, que, confiadas en esta disposición, aportaron a las campañas entendiendo que quedaban protegidas de las represalias u otros efectos que esa revelación pudiera causar”. Lo que el editorial omitía es que la apertura de los aportes reservados a campañas políticas influye directamente en los intereses del dueño de Copesa, el empresario Álvaro Saieh, que a través de CorpBanca ha sido un asiduo donante de este tipo de aportes desde 2004, el primer año electoral en que empezó a funcionar este sistema. De hecho, el acuerdo de fusión firmado en 2014 entre Corpbanca a Itaú, señala el compromiso de los accionistas a que CorpBanca haga “donaciones políticas a beneficiarios que serán propuestos y acordados con los accionistas y que serán consistentes con las prácticas pasadas de los últimos cuatro años”. El mismo acuerdo detalla que durante 2013 el grupo hizo aportes a la política por más de mil millones de pesos a través de CorpBanca, CorpBanca Corredores de Bolsa, CorpBanca Corredores de Seguros y CorpBanca Administradora General de Fondos. Para el director de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales (UDP), Claudio Fuentes, “es legítimo que los medios tengan líneas editoriales, sin embargo, en este caso y si el dueño de La Tercera realizó aportes reservados, sería muy conveniente para la opinión pública que se explicitara ese hecho, de modo que exista transparencia sobre la posición editorial y las acciones del dueño del diario”. No solo eso: los negocios de uno de los hombres más ricos de Chile –que según Forbes 2015 ocupa el puesto número seis entre las 12 fortunas más grandes de Chile, lugar que comparte con el ex Presidente Sebastián Piñera– han aparecido vinculados a la entrega de dineros a campañas políticas bajo el mismo modelo de Penta. El 7 de noviembre del año pasado, el fiscal Carlos Gajardo envió un informe al Servicio de Impuestos Internos (SII), en el que adjuntaba testimonios y facturas que mostraban que los pagos irregulares vinculados a campañas políticas también salpicaban a otras compañías. Entre ellas CorpBanca. En esta conclusión fue clave el testimonio dado a la Fiscalía por Luis Chaparro Cavada en octubre de 2014, que entregó detalles del trabajo de asesorías que realizó mediante la consultora Pekadocapital, asegurando que el primer pago que recibieron fue por 10 millones de pesos, facturados a nombre de CorpBanca, pese a que nunca le prestaron asesoría al banco de Saieh. Conflicto de interés En opinión de un colaborador habitual de La Tercera, este editorial “es insostenible”, ya que considera que “hay dos problemas, uno legal y otro de carácter político. Efectivamente en términos legales tenemos un conflicto porque el sistema de financiamiento, bueno o malo, contiene una norma que se creó para precaver que la persona que recibe las donaciones pudiera saber a ciencia cierta quién se lo había donado y, paralelamente, permitía que la empresa donara con mayor tranquilidad, evitando estar expuesta. Entonces el juicio del juez efectivamente va contra esta norma legal, pero está amparado en otra norma legal que es parte de los gobiernos corporativos, que establece la obligación de proteger el patrimonio de las empresas, derecho que puede exigir cualquier accionista y en este caso lo han ejercido los minoritarios”. El colaborador recalca que “en términos políticos, son varias las empresas que estos minoritarios han llevado a la justicia y, por lo tanto, es plausible pensar que Cencosud, así como las empresas de Luksic y los Angelini sean solo las primeras de una larga lista. En esa larga lista es sabido que Álvaro Saieh no solo ha participado activamente dentro del debate público, sino financiado iniciativas políticas. Y por lo tanto el no hacer un disclosure y poner este hecho antes de escribir el editorial, revela un conflicto de interés no resuelto. El editorialista de La Tercera tiene todo el derecho a escribir, pero no sin decir que el diario en cuestión, el grupo Copesa y el controlador, es una persona directamente involucrada en cómo se resuelve esta disputa en el futuro”. Para el director de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales (UDP), Claudio Fuentes, “es legítimo que los medios tengan líneas editoriales, sin embargo, en este caso y si el dueño de La Tercera realizó aportes reservados, sería muy conveniente para la opinión pública que se explicitara ese hecho, de modo que exista transparencia sobre la posición editorial y las acciones del dueño del diario”. Además, sostiene Fuentes, “así como hoy día la sociedad chilena pide un estándar más alto a los actores políticos, al Poder Judicial y los distintos actores del Estado, también lo hace al sector privado. Y los medios de comunicación cumplen un rol fundamental en la sociedad, así que, si no explicitas tus acciones y posiciones que defiendes, se genera un conflicto de interés”. En tanto, el diputado Felipe Ward (UDI) señala “compartir el argumento de fondo de este editorial, así como opiniones similares que han dado otras personas en orden a que esa es la ley vigente en torno al secreto de los aportes reservados, incluidos los 2 millones de dólares que recibió la Presidenta. Modificar eso es modificar las reglas del juego, y las leyes no son retroactivas”. Pero, aclara el parlamentario, “debe primar la prudencia en las personas o medios directa o indirectamente vinculados a la investigación a la hora de emitir juicios, considerando que pueden ser tildados de sesgados. Ese editorial en particular podría ser imprudente”. El subdirector de la Fundación Ciudadano Inteligente, Rodrigo Echecopar, opina que “es legítimo que den su opinión, pero es importante que la ciudadanía conozca los intereses detrás. Debiesen haber incluido el conflicto de interés potencial y evidente, y que el dueño del diario haya sido uno de los que más haya utilizado este mecanismo de los aportes reservados”. No es la primera vez que el grupo Copesa y sus medios asumen un rol a través de columnas y artículos en torno a debates que buscan definir la realidad nacional. Cuando estaba en plena discusión la gratuidad en la educación universitaria, la postura de sus medios fue de rechazo ante esta idea, pero en ningún momento se hizo presente que CorpBanca ha sido uno de los bancos que ha liderado la administración del negocio de Crédito con Aval del Estado (CAE). Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/10/08/los-aportes-reservados-de-alvaro-saieh-que-omitio-el-editorial-de-la-tercera/
  15. El "muro de la desinformación" que busca derribar Bachelet: medios que permitan al ciudadano decidir con conocimiento Por Felipe Reyes La Presidenta solamente enunció la queja, la que puede ser evidente al revisarse los monopolios editoriales de los medios de comunicación masivos. Miradas empresariales, uniformidad editorial, defensa de los conglomerados y crítica a las propuestas de cambio social se aprecian como una constante. El domingo recién pasado la presidenta Michelle Bachelet encabezó la conmemoración de los 27 años del triunfo del NO. La ceremonia se realizó en el Teatro Caupolicán. En su discurso la Presidenta destacó la participación ciudadana y política que pudo triunfar contra la dictadura y sobreponer la democracia. Fue un llamado a no olvidar el triunfo conseguido pero también fue un recordatorio de que se deben seguir haciendo las cosas bien, al mismo tiempo que reconocía los errores cometidos por gobiernos concertacionistas. De este modo la mandataria indicó que se debe "superar la desigualdad de información" al referirse a las posibilidades de mejorar el país y su democracia. Bachelet aseguró que los cambios introducidos en el país, y aquellos que están por venir, se enmarcan en un trabajo arduo y disciplinado del país. La llegada de la democracia fue un trabajo de todos, y que en la actualidad el apoyo se necesita. Todo apuntando a la necesidad de avanzar democráticamente en concordancia con las necesidades de las personas. El muro de la desinformación La Presidenta, al referirse a la necesidad de superar las desigualdades del país, argumentó que se necesitaba "superar el muro de la desinformación" en el sentido de la más alta transparencia. Aquello se enmarcó con una frase posterior, "superar la desigualdad de la información", buscando la igualdad, la democracia y lo mejor para el país. La transparencia es un esfuerzo de todos. La mayoría de hace 27 años es la misma mayoría de los tiempos actuales. Pero lamentablemente la desigualdad también es la misma, y eso es lo que se debe combatir. La información es un elemento crucial a los gobiernos y su control debe desligarse de las minorías y ser "una información igualitaria". Reacciones a la reflexión de la Información Javiera Olivares, presidenta del Colegio de Periodistas de Chile, conversó con Cambio21 sobre la frase de la Presidenta relacionada con lo que llamó el "muro de la desinformación". "Lo que ilustran los dichos de la Presidenta es que el gobierno hoy día ve que el sistema comunicacional de nuestro país está muy concentrado. Tanto en términos de propiedad como en el discurso, es un solo sector ideológico de la palestra política. Esto ha implicado que este gobierno, e incluso sectores cercanos al gobierno, hayan presentado propuestas de cambio al actual modelo, sobre reformas de distinta profundidad, todas estas propuestas han sido muy vapuleadas y generando cierta confusión por parte de los grandes los medios de comunicación" expresa Olivares. "Ella plantea en esa frase acusar la realidad y, al mismo tiempo, denunciando la necesidad de cambiarla. Me hubiera gustado que también hubiera dicho que derribar el muro de la desinformación implicará que el mismo Gobierno mejore sus formas de comunicación al momento de presentar sus distintas propuestas, y que también la Presidenta se comprometa a mejorar las distintas políticas públicas de comunicación. Una especie de diversificación de la realidad comunicacional. Fortalecer y ampliar los márgenes de la comunicación a las distintas miradas y visiones", explica Olivares. "Cuando ella habla de "muro" se refiere a la concentración. Si pensamos en cómo sería un Chile sin ese muro, probablemente las voces críticas que hablan del problema de querer cambiar este modelo tendrían su contraparte con aquellos que sí están de acuerdo con cambiarlo. Habría más diversidad en el fondo. Eso es muy importante, la diversidad y el pluralismo expresan las distintas voces de una democracia, viene en ayuda de fortalecer esa misma democracia. Hay muchas cosas que se pueden hacer hoy: televisión pública, canal cultural, originar un debate sobre la crisis de la televisión y sobre el futuro de TVN. Es importante hablar de avisaje público y de concentración de medios. Hablar de estos temas no requiere de una gran revolución, sí lo es hablar de un debate profundo de libertad de expresión y derecho de opinión del pueblo en una nueva Constitución. Esos son temas que se tienen que abordar", expresó la Presidenta del Colegio. Para Juanita Rojas, decana de la facultad de Comunicaciones de la Universidad Central, en conversación con Cambio21, se refirió al "muro de desinformación". "De que los chilenos estamos desinformados, eso sí es cierto, pues el pluralismo informativo es bien escaso. Si miramos quienes concentran la propiedad de los medios, la pluralidad informativa es poca. Efectivamente la concentración de parte de Copesa y El Mercurio es altísima, los canales de televisión están relacionados con grandes empresas, por lo tanto la información es sesgada según los intereses de los poseedores de los medios. Hay una relación muy perniciosa entre empresas y medios de comunicación y sus respectivos intereses. El muro de desinformación es la ausencia de la información que los chilenos merecen tener", explica la periodista. "La pregunta es cuántas personas alcanzan a llegar a los medios de información alternativos, sin considerar los medios masivos, y la respuesta es que muy pocos. Si tuviéramos medios transversales tendríamos una sociedad como la europea o la norteamericana, una sociedad más informada, que toma decisiones informada. Cuando tengo acceso a todos los puntos de vista, cuando tengo acceso a todos los fenómenos, tengo la posibilidad de entender ese fenómeno y de formarme mi propia opinión. Esa decisión se basa entonces en amplios puntos de vista. Cuando eso no es así, me dejo llevar por lo que me están diciendo, luego la idea de país que me formo es la que los medios de información masivos me proporcionan", asevera la profesional. "Los medios tergiversan y direccionan la información que se entrega a la ciudadanía. El tema de el muro que denuncia la Presidenta, no ha avanzado mucho. El pluralismo real y la diversidad de información potencian la verdadera democracia. Cuando todos los medios responden a los mismos intereses esa calidad de la democracia se restringe. La calidad de la información se refleja en la calidad de la democracia. Se masifican datos, sensaciones y la información que los medios entregan, así se arma una opinión común desinformada", finaliza la decana. http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20151005/pags/20151005173135.html
  16. Agenda Antidelincuencia La fiebre de la delincuencia: Las políticas públicas basadas en la percepción que agravan el problema La palabra “delincuencia” se ha tomado el país. Forma parte de la dieta diaria de los medios de comunicación, la ciudadanía exige mayor seguridad, la policía sacó un Plan Antiportonazos y la agenda antidelincuencia del Gobierno se tramita en el Senado. A pesar de toda la batahola, las cifras indican que no existe razón para estar tan asustados y que las políticas públicas propuestas se basan en la percepción de la ciudadanía más que en la realidad. Políticos y expertos consultados por eldesconcierto.cl aseguran que esto podría agravar el problema. Por Greta di Girolamo | 25/09/2015 En julio de este año comenzó una serie de cacerolazos en la capital. Aunque participaron vecinos de distintas comunas, el corazón de las manifestaciones estuvo en el sector oriente. Los vecinos de Las Condes, Lo Barnechea, La Reina y Vitacura golpearon indignados sus ollas para manifestar la sensación de inseguridad y el descontento que tienen por las “sanciones insuficientes que reciben los delincuentes”. Los datos de percepción del delito y de delitos cometidos no coinciden perfectamente entre distintas instituciones. Pero los cacerolazos se condicen con los resultados de la última encuesta CEP, de agosto de este año. Ahí, el 60% de los consultados opinó que el problema al que el Gobierno debería dedicarle mayor esfuerzo es la delincuencia, priorizándola por sobre asuntos relacionados con salud y educación. Además, el 84% de los encuestados declaró estar muy preocupado de sufrir o que alguien de su familia sufra un delito violento como un robo. Chile tiene un nivel de victimización de 25%, uno de los más bajos de Latinoamérica. Según los últimos datos de las Naciones Unidas, que fechan de 2012, en nuestro país ocurren 3,1 homicidios cada 100 mil habitantes; la tasa más baja de Sudamérica. El mismo fenómeno registró la última Encuesta de Seguridad Ciudadana, del Instituto Nacional de Estadísticas de Chile, en 2014. Se indica que la percepción de la delincuencia aumentó significativamente del año 2013 al 2014. Por ejemplo, si antes el 38,3% pensaba que iba a ser víctima de un delito el próximo año, un 43,8% lo pensaba en 2014. Frente a la pregunta “¿Usted diría que la delincuencia en el país aumentó?”, en 2013 un 71% respondió que sí, mientras que en 2014 la cifra aumentó a 79,9%. Pero cuando se trata de la tasa de victimización, es decir, la cantidad de personas que efectivamente han sido víctimas de delitos, la encuesta registra una diferencia considerable. Entre 2005 y 2014 la proporción de hogares victimizados muestra una disminución de 13,3 puntos porcentuales, una diferencia estadística que el mismo documento tilda de significativa. Lo mismo ocurre con la proporción de personas que han sido víctimas de hurto, robo con sorpresa, robo con violencia o intimidación, robo con fuerza en la vivienda y robo de vehículo. Algunos de estos delitos aumentan su tasa de 2013 a 2014, mientras que otros la disminuyen. Los datos más recientes son de la Dirección nacional de orden y seguridad de Carabineros, que corresponden al primer semestre de 2015. Indican, en comparación al año anterior, un aumento de robos con fuerza (7,7%), robo con intimidación (6,1%) y robo en lugar no habitado (4,9%). Sin embargo, también se registra una baja en delitos de lesiones (-6,6%), robo por sorpresa (-3,8%), hurto (-3,1%) y una baja de un 1% en los delitos violentos y los que son contra la propiedad. La misma institución recalca que en julio pasado “la Región Metropolitana presenta una disminución de un -0,2%, cifra que es significativa”. Además, Chile tiene un nivel de victimización de 25%, uno de los más bajos de Latinoamérica. Lo mismo ocurre con la tasa de homicidios. Según los últimos datos de las Naciones Unidas, que fechan de 2012, en nuestro país ocurren 3,1 homicidios cada 100 mil habitantes; la tasa más baja de Sudamérica. Todos los datos indican que, en cuanto a delincuencia, Chile no está tan mal como se cree. ¿Qué explica entonces la alta percepción de miedo? “La percepción del miedo al delito se construye a partir de variables, una de ellas es la exposición a los medios de comunicación. Si no te han entrado a robar, a tus vecinos tampoco y no has visto ningún ladrón con pistola pero has visto esto en las noticias, construyes esa imagen de la realidad a partir de lo que te muestran los medios”, explica Alejandra Mohor, socióloga del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de la Universidad de Chile que trabaja hace doce años en el tema. Renovación Nacional @RNchile NOTICIA: @JuventudRN se manifiesta contra la delincuencia en la región de Coquimbo. http://bit.ly/1JaBvmr 17:33 - 15 sep 2015 Mohor es bastante crítica con el rol que los medios nacionales han cumplido en este sentido: “Todos los días ocurren cosas importantísimas en el país, sin embargo los medios eligen algunas para informar. Si ves que se repiten delitos hoy día, mañana y pasado en todos los canales de televisión, se genera una sensación de gravedad, profundidad y extensión de la delincuencia que no se condice con la realidad. La cobertura que se hace genera la imagen de que la delincuencia se tomó el país”, dice a eldesconcierto.cl. La importancia de los medios en la percepción de miedo es compartida por el cientista político DC Carlos Huneeus. “Es evidente. Comenzando por la prensa escrita, que tiene un perfil político conocido. El Mercurio tiene una organización dedicada al estudio de la delincuencia, no puede sorprender que de más cobertura a ello, lo ha definido como un tema prioritario del país”. “La delincuencia también sirve para cubrir otros temas que son de importancia en el debate público, como la desigualdad y las reformas. Es un tema que ha planteado la derecha de manera sistemática en los últimos años y que también le gusta a las tendencias autoritarias de la izquierda. Es una manera de desviar la agenda reformista de este y anteriores gobiernos”, concluye Huneeus. POPULISMO PENAL Los cacerolazos tuvieron sus frutos. El 30 de junio el Gobierno pidió suma urgencia a la agenda antidelincuencia que endurece los castigos para los delitos de robo, hurto y receptación (ser cómplice de un delito) firmada por la presidenta a fines de enero de este año. El proyecto, que ya fue despachado al Senado por la Cámara de Diputados, además incluye el control de identidad preventivo y pena de cárcel para robo en lugar habitado, dos banderas de lucha de la derecha. A lo anterior se suma el Plan Antiportonazos que entregaron la semana pasada Carabineros y la PDI al ministerio del Interior. En conjunto, ambas policías aumentarán el patrullaje de las zonas que se consideran más vulnerables a este tipo de robo, que consiste en llevarse el auto mientras el chofer estaciona o espera que se abra el portón de su casa. El día del anuncio de la agenda corta, el diputado Daniel Farcas (PPD) expresó su satisfacción. “No existe otro tema más importante en las diversas organizaciones sociales que la seguridad ciudadana. Vivimos una ola de robos y asaltos, muchas veces generada por el narcotráfico, que debe ser detenida con fuerza y convicción”, declaró. Entre los que celebran también está el diputado Arturo Squella (UDI).“El Estado tiene la responsabilidad de brindarnos seguridad y eso no está cumpliéndose. El gobierno, que fue bien sensato, dijo ‘vamos a atacar los delitos que generan más temor en la población’. Muchos tienden a bajarle el perfil a la sensación de temor, pero es tremendamente relevante; la gente cambia conductas tan naturales como entrar y salir de su casa. Y esa sensación se combate con medidas preventivas y también con la percepción de efectividad del control y sanción de la delincuencia”, asegura a eldesconcierto.cl. Sobre la posibilidad de que las medidas impliquen un aumento de población carcelaria, el diputado es claro: “No vamos a dejar de meter a la gente a la cárcel porque no hay más cárceles. Habrá que construir más”. Su partido está dentro de la lista de quienes apoyan la propuesta. Sin embargo, el despliegue antidelincuencia ha encontrado duros opositores. La propia Corte Suprema, a pedido de la Cámara, emitió un informe en el que tacha de ineficaz el proyecto antidelincuencia. Además de incluir una serie de datos que dan cuenta de que no existe un aumento significativo de la delincuencia como se cree, tildó de “retroceso mayúsculo” el control de identidad preventivo en materia de presunción de inocencia. También explicó que el aumento de penas que se propone es desproporcionado, ya que llevaría a que algunos delitos contra la propiedad tuviesen mayor castigo que otros, por ejemplo que atentan contra la vida. El ministro de Interior , Jorge Burgos, dijo que iban a analizar con calma las observaciones de la corte. Carlos Huneeus El cientista político Carlos Huneeus afirma que el proyecto responde a la debilidad del gobierno y de la clase política en general. “Son decisiones en función de lo que la gente quiere y no en función del bien común. Medidas que responden a presiones de sectores de la población con un gobierno que no se considera suficientemente fuerte como para impulsar su propia agenda”, afirma. “El gobierno está actuando de manera irresponsable frente al tema de la delincuencia. Con soluciones que no han dado resultado en ninguna parte, como el aumento de penas y mayores facultades a Carabineros, pretende solucionar un tema que es mucho más profundo que es la tremenda desigualdad que tenemos en Chile. Lo más grave es que se dejó seducir por una suerte de populismo penal”, dice el diputado de la Izquierda Autónoma Gabriel Boric a eldesconcierto.cl. El mismo concepto utiliza la socióloga del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana Alejandra Mohor. Para la experta, es grave que las políticas públicas se basen en la percepción de la gente. “Ha sido un pecado de los gobiernos de Lagos en adelante: permitirse que la política pública esté basada en la casuística. No puedes definir la política pública de un país ni en seguridad ni en nada a partir de un caso. Esto tiene un nombre y es populismo penal, que es un fenómeno extendido por América Latina. Cuando los políticos inauguran campañas con lemas como ‘Se les acabó la fiesta’”, afirma, haciendo referencia al eslogan que hizo famoso el ex presidente Sebastián Piñera. Miembros del ministerio del Interior y la Subsecretaría de Prevención del Delito fueron contactados por eldesconcierto.cl para incluir la opinión del Gobierno sobre otros cuestionamientos, pero no se obtuvo respuesta. Mohor explica que el tema de la delincuencia es popular porque suele ser unificador, ya que afecta a todos los ciudadanos sin importar su situación socioeconómica, sexo o edad. “Todos estamos de acuerdo en que no queremos vivir en un país en que no se pueda caminar por la calle. Otra cosa es permitir que la gente crea que este es un país donde no se puede caminar en la calle, porque eso tiene efectos absolutamente nefastos para la sociedad. La delincuencia es un problema más profundo y es social. Para solucionarlo se requiere compromiso de la política pública del Estado de Chile, no del gobierno de turno”, concluye Alejandra Mohor. Fue en busca de propuestas alternativas a la agenda corta antidelincuencia que los diputados Giorgio Jackson (RD) y Karol Cariola (PC) invitaron a diversas organizaciones relacionadas con el tema a exponer a la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara en agosto. La idea era hacer un diagnóstico más profundo del problema y encontrar salidas de mediano y largo plazo en vez de “hacer medidas cortas que tienden a mostrar efectividad cuando nada demuestra que la tengan”, como dijo el diputado de Revolución Democrática a eldesconcierto.cl. Una de las organizaciones invitadas fue Litigación Estructural para América del Sur (Leasur), que se dedica a prestar asesorías legales a personas privadas de libertad. “La delincuencia siempre se ha enfrentado aumentando las penas y recurriendo a la cárcel. Pero la cárcel agrava el problema; el contagio criminalístico que hay en adentro es tan alto que es mucho más costoso que beneficioso a nivel de criminología. Lo que hace el gobierno es una propuesta poco eficiente y cortoplacista sin tener en consideración los datos duros. “¿Cómo callo el sentimiento de inseguridad? Ya, listo, los voy a castigar”. Es el camino fácil”, alega María de los Ángeles Barros, Subdirectora de Leasur, en eldesconcierto.cl. Para ella, la manera de eliminar de raíz el problema de la delincuencia es redireccionar el gasto público a suplir carencias educativas, trabajar en penas alternativas a la cárcel e incluso darles el derecho a todos los presos de votar en las elecciones para reincorporarlos al sistema democrático. Una idea que, por ahora, parece incompatible con el crispado clima antidelincuencia que vive Chile. Camila RamíreZ S @CamilaRamreZS Ante tanto miedo por la delincuencia y "portonazos" les dejo la receta 11:44 - 15 sep 2015 Fuente: http://eldesconcierto.cl/la-fiebre-de-la-delincuencia-datos-indican-que-no-ha-subido/
  17. Opinión El pluralismo informativo como derecho social garantizado en la nueva Constitución Luego del golpe de Estado de 1973, una de las medidas inmediatas adoptadas por la dictadura impuesta en nuestro país tuvo que ver con la intervención directa sobre los medios de comunicación existentes, clausurando la gran mayoría de ellos. Esta medida adoptada por el régimen de facto, estuvo enmarcada dentro de un contexto general de fuertes restricciones a las libertades sociales, delineándose así las condiciones que determinaron el origen histórico, político y económico de la actual concentración de los medios de comunicación existente en Chile. Por José Miguel de Pujadas Guzmán, Periodista | 04/09/2015 Luego del golpe de Estado de 1973, una de las medidas inmediatas adoptadas por la dictadura impuesta en nuestro país tuvo que ver con la intervención directa sobre los medios de comunicación existentes, clausurando la gran mayoría de ellos. En efecto, el Bando N° 1 de la Junta Militar ordenó la suspensión de las actividades informativas de diversos medios, en tanto el N° 15 sólo autorizó la emisión de unos cuantos -entre ellos los diarios El Mercurio y La Tercera-, los que pudieron funcionar bajo la manipulación de sus contenidos para fines de propaganda oficialista. Esta medida adoptada por el régimen de facto -“empeñado en lograr una depuración de las publicaciones de prensa”, como señala el documento citado- estuvo enmarcada dentro de un contexto general de fuertes restricciones a las libertades sociales, tanto individuales como colectivas, delineándose así las condiciones que determinaron el origen histórico, político y económico de la actual concentración de los medios de comunicación existente en Chile. De manera paulatina, durante el gobierno civil-militar comenzaron a aparecer algunos medios disidentes, principalmente escritos; sin embargo, este incipiente pluralismo informativo terminó por sucumbir aplastado bajo las reglas del mercado, instaladas a punta de bototo y fusil por la ideología dominante. Así, la libertad de prensa se vio severamente restringida, vulnerándose de manera flagrante el derecho inherente de las personas a la expresión e información (entre otros derechos sociales que también fueron coartados, como salud y educación) Esta restricción a la diversidad de miradas de los distintos actores sociales, generó un impacto no tan sólo respecto de cómo fue comunicada la realidad de la época a la población, sino también en la desinformación histórica difundida por la propaganda del régimen a través de sus medios de comunicación. Tal antecedente es el que explica el monopolizado escenario existente hoy, el que nos entrega una versión incompleta y tendenciosa de los hechos noticiosos para la creación de determinadas condiciones sociales, las que son puestas en escena de manera conveniente a intereses particulares. A lo largo de este violento proceso privatizador durante el cual fueron entregadas a manos de grupos económicos-empresariales tanto las riquezas naturales del país -patrimonio de todos (as) los chilenos (as)- como los derechos sociales básicos de las personas para su aprovechamiento en calidad de oportunidades de negocio, el mercado de las comunicaciones ha ido definiéndose, como tal, en virtud de la misma dinámica acaparadora estructurante de todo este esquema global. El regreso a la democracia formal no significó cambios al respecto, al contrario; los sucesivos gobiernos de centro-izquierda legitimaron la ideología de un modelo económico en la medida en que también pudieron beneficiarse de él. De esta forma, los medios que enfrentaron la dictadura murieron en medio de la indiferencia de la Concertación, la que les limitó su ayuda, condenándolos a su desaparición por deudas y falta de liquidez. Suerte similar corrió la TV pública al ser dejada sin financiamiento, privatizándose la universitaria y licenciándose nuevos canales privados. Se cercenó, así y hasta nuestros días, la necesaria construcción del debate público a partir de las distintas miradas de sociedad que debe otorgar el pluralismo informativo en los medios de comunicación. La creación de monopolios de medios de comunicación, determinada por criterios de mercado, incrementa la inequidad respecto de la distribución de poder y ampara escenarios de corrupción institucionalizada. Por ello, la discusión en el Chile del 2015 sobre las grandes desigualdades sociales existentes alcanza el área de las comunicaciones respecto, por ejemplo, del uso equitativo del recurso natural que representa el espacio aéreo, en cuanto espectro radioeléctrico, como bien público de libre disposición para la emisión de información televisiva y radial. En este sentido, la desconcentración de la propiedad de los medios y el término de los monopolios en la información resultan de vital importancia para asegurar el derecho social a la libre expresión e información de las personas, optimizando la calidad de la opinión pública, y con ello, el actual sistema democrático formal. Porque contrariamente a lo que señalan algunos actores del sector, las comunicaciones en nuestro país no viven dentro de un ámbito muy extenso de diversidad editorial, ya que aunque la oferta existente en quioscos, radio o televisión presente distintas opciones, la gran mayoría de ellas está en las mismas manos. Se trata, en consecuencia, de un pluralismo ilusorio, aparente, desde el cual se direcciona a la opinión pública hacia determinadas líneas de pensamiento e interpretación de los hechos, logrando la aceptación y reproducción del discurso hegemónico y, con ello, la validación del orden establecido junto con sus profundos desequilibrios. Precisamente de ellos se nutre, en medida importante, la mantención de determinados privilegios. Hablar de redistribución en escenarios de acaparamiento ha generado desde siempre conductas reaccionarias en aquellos sectores en donde se concentra la mayor parte de la riqueza. Propuestas de esta naturaleza reformista subvierten las estructuras tradicionales de apropiación por desposesión, siendo desvirtuadas por omisión o atacadas directamente, en su carácter anti-sistémico, a través de los medios funcionales al poder. Por ende, la concentración de la propiedad de los medios de comunicación, en cuanto herramientas para la perpetuación sin alteraciones del statu quo, responde a una visión profundamente ideologizada de la sociedad, la que apunta a la mantención excluyente de privilegios por sobre el concepto de bien común. En esta dirección, se hace indispensable incorporar en la discusión constituyente a abrirse durante el presente mes la garantía efectiva del derecho a la comunicación en sus tres componentes, como son libertad de prensa, libertad de expresión y acceso a la información. Esto, además de establecer impostergables regulaciones al libertinaje obsceno con el que se ha llevado a cabo la concentración privada en Chile, logrando una distribución equitativa del avisaje estatal para el desarrollo inclusivo del tercer sector de las comunicaciones (junto con el público y el privado), como es el perteneciente por derecho humano a los medios comunitarios y ciudadanos. La relación entre dinero y política ha demostrado ser, de manera fehaciente, perniciosa para el ejercicio ético de la democracia. De la misma manera, la creación de monopolios de medios de comunicación, determinada por criterios de mercado, incrementa la inequidad respecto de la distribución de poder y ampara escenarios de corrupción institucionalizada. Por ello, los avances que como sociedad son necesarios para un desarrollo sano y colectivo de la misma, requieren cortar los lastres que así lo impiden, y que favorecen el bienestar de unos pocos antes que el común. Y para ello, se debe elaborar, con la base social como actor protagónico, una nueva Constitución que reponga y garantice los derechos sociales expropiados, privatizados y luego transformados en negocio. Fuente: http://eldesconcierto.cl/el-pluralismo-informativo-como-derecho-social-garantizado-en-la-nueva-constitucion/
  18. Lunes 31 agosto 2015 | 17:20 Actualizado: 17:20 Diputado Aguiló culpa a concentración de los medios de comunicación por baja aprobación a Bachelet En medio de la crisis que vive el oficialismo por la caída en la credibilidad hacia el sistema política, además de la baja popularidad con la que cuenta la presidenta Michelle Bachelet, el diputado Sergio Aguiló realizó un análisis de la actualidad política. Cristóbal Escobar | Agencia Uno Publicado por Felipe Delgado En medio de la crisis que vive el oficialismo por la caída en la credibilidad hacia el sistema política, además de la baja popularidad con la que cuenta la presidenta Michelle Bachelet, el diputado Sergio Aguiló realizó un análisis de la actualidad política. En conversación con el Podría ser peor, el miembro de la Izquierda Ciudadana comentó que actualmente hay “buen ánimo” en La Moneda y que “la presidenta está consciente de que tiene una baja adhesión hoy en las encuestas. Es producto de muchas razones”, como el caso Caval, dijo. Lee también: Nueva Mayoría pide comenzar debate de partidas presupuestarias durante comité político en La Moneda “Hay otras razones que tienen que ver con que este es el único país que tiene un nivel de concentración de los medios de comunicación escritos, de televisión, en radios está un poco más pluralista la cosa, pero hay una concentración tan contra del actual gobierno (…) Ni siquiera durante la dictadura”, añadió. Aguiló aprovechó la ocasión para criticar a El Mostrador, medio que la semana pasada informó de los rumores que circulaban acerca de la salud de la mandataria, específicamente sobre consumo de pastillas y alcohol, tratando su actuación como “una bajeza“. El legislador fue parte del comité político realizado este lunes en La Moneda donde participó el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. Para el legislador, la cita sirvió para “ratificar formalmente el rumbo de las reformas que estamos haciendo para un Chile más justo, pero bajar el ritmo y la intensidad para que pueda ser compatible, con realismo, con los datos económicos“. Escucha la entrevista completa realizada por Julio César Rodríguez en el Podría ser peor: Fuente: http://www.biobiochile.cl/2015/08/31/diputado-aguilo-culpa-a-concentracion-de-los-medios-de-comunicacion-por-baja-aprobacion-a-bachelet.shtml
×