Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'José Miguel Insulza'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 8 results

  1. 20 Mayo 2019 “Ahora hacen gárgaras”: Pancho Saavedra le da como nadie a José Miguel Insulza por la AFP El ex ministro de Michelle Bachelet emitió un comentario que no gustó nada al rostro de Canal 13. Un mensaje de José Miguel Insulza en Twitter enfureció a Francisco Saavedra, quien no dudó en contestarle duramente en menos de 280 caracteres. A través de su cuenta, el “Panzer” criticó a las AFP, expresando que “el sistema de pensiones no existe”. “¡Lo que tenemos es un sistema de ahorro obligatorio, en que cada trabajador entrega una parte de su salario a empresas privadas para que lucren por décadas y entreguen dividendos de hambre a los ancianos!“, agregó el socialista en la red social. Ante esto, el conductor de “Lugares que hablan” salió a emplazar al ex secretario General de la OEA, cuestionando su real apoyo a un cambio al sistema de AFP. “Ahora hacen gárgaras y durante años han sido cómplices del Sistema, pudiendo hacer algo, no lo hicieron“, expresó Saavedra. Agregó: “No vengan ahora a darnos estos discursos. Jamás han marchado contra las AFP, nunca se han revelado contra el sistema, no vengan ahora con esto“. Fuente: https://www.eldinamo.cl/actualidad/2019/05/20/ahora-hacen-gargaras-pancho-saavedra-le-da-como-nadie-a-jose-miguel-insulza-por-la-afp/
  2. 23 Diciembre 2018 José Miguel Insulza, senador PS: “Queremos participar, no solo que el gobierno nos diga qué va a hacer y nosotros decir sí y sí” Legislador está dispuesto a un gran acuerdo sobre Carabineros, pero exige que La Moneda permita a la oposición participar de los cambios. “Lo único que no necesitamos son más peleas”, dice. EL SENADOR JOSÉ MIGUEL INSULZA SEÑALA QUE NO ES PARTIDARIO DE ANDAR PIDIENDO RENUNCIAS. El senador socialista José Miguel Insulza está preocupado. El excanciller sostiene que se están dando malas señales en política exterior. También el exministro del Interior está preocupado por la situación de Carabineros. Si bien plantea el acuerdo, respecto de la institución policial espera que La Moneda mejore las reformas. Por ejemplo, pide mayor claridad sobre el mando civil sobre los uniformados. ¿Usted cree que el Presidente Piñera mostró debilidad luego de que el el exgeneral director de Carabineros, Hermes Soto, no aceptara la renuncia que le solicitó? No, el Presidente lo que hizo fue recurrir a la norma constitucional que se dictó el año 2005 y que le permite pedir la renuncia al general director de Carabineros, igual que a los demás comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas. Cumplió el procedimiento estrictamente. Ahora, naturalmente, no es una buena señal para un gobierno que tenga que cambiar al general director de Carabineros 200 días después de haberlo nombrado. Usted planteó que no era el momento de estar pidiendo renuncias. ¿Lo sigue manteniendo? Lo dije cuando todo el mundo estaba, como siempre ocurre cada vez que hay algún problema, pensando en acusaciones constitucionales y renuncias. Entonces, a eso me refería, pero naturalmente, si el Presidente estimaba que el general director ya no estaba en condiciones de seguir ejerciendo su cargo, no veo problema en eso. ¿Todavía se deben buscar responsabilidades políticas? Uno puede pedir todas las responsabilidades que quiera. Escuché parte del debate en la Cámara y eso está muy bien. El Senado tampoco fue una taza de té, pero la verdad es que otra cosa es cuando se dan las acusaciones constitucionales. Sobre eso no me puedo pronunciar porque, si se llegara presentar una acusación, tendría que fallarla en su mérito, y como senador no puedo adelantar opinión sobre ello. Pero más allá de la fórmula, ¿usted cree que todavía se deben asumir responsabilidades políticas por lo sucedido en el caso de Camilo Catrillanca? Bueno, creo que sí se deben asumir responsabilidades políticas y, sobre todo, deben asumirse tomando lecciones de las cosas que han pasado y promoviendo una política de Estado en materia de seguridad pública. Es la mejor forma de asumir la responsabilidad. ¿No cree que Andrés Chadwick tenga que salir? No voy a pronunciarme sobre eso. En la Cámara plantearon que Piñera le pida su renuncia… Bueno, las bancadas podrán opinar lo que quieran. Yo le reitero: no puedo hablar sobre temas de acusaciones constitucionales, porque me toca fallar sobre ellas. Pero le digo la renuncia del ministro Chadwick, no una acusación constitucional. Bueno, eso lo decidirá el Presidente. Los ministros son de la exclusiva confianza del Presidente. No estoy pidiendo ninguna renuncia, si esa es la pregunta. Usted lo mencionaba recién, la responsabilidad política se asume buscando mejorar… Mejorando la situación de Carabineros. Estamos en una situación muy difícil, muy dramática, y en este momento lo único que no necesitamos son más peleas, más debates y más tensión. Lo que necesitamos es trabajar intensamente en modificar sustantivamente la forma de organización de Carabineros, la dependencia de Carabineros, los procedimientos que Carabineros utiliza y levantar fundamentalmente la moral en una institución que ha sido muy golpeada. Necesitamos a Carabineros, entonces no podemos seguir meses y meses en esta crisis. ¿Y usted cree que aquí hay que buscar un acuerdo político amplio desde el gobierno a la oposición para reformar la institución? Nosotros así lo esperamos, efectivamente. ¿Pero usted está dispuesto a dar el respaldo para ese acuerdo? Depende de cuáles sean las propuestas, pues. Usted dice lograr un acuerdo, y a mí me gustaría hablar sobre cuál sería el acuerdo. Pero, ¿una reforma a la institución, por dónde debiese pasar? Para empezar, por el mando civil, de quién van a depender Carabineros e Investigaciones, y ese es un proyecto de ley que está en parte en el Congreso, pero no todavía entero. Pero el mando civil no está en el gobierno… No, eso no está suficientemente dicho en la ley, Si usted mira la estructura de la cual se está hablando, se dice que va a haber en el Ministerio de Interior y Seguridad Pública una división de Carabineros y una división de Investigaciones dependiendo del subsecretario, eso es altamente insuficiente. Lo que es necesario es decir que Carabineros depende del Ministerio del Interior y su jefe, por tanto, es el ministro del Interior o el Presidente de la República a través de su ministro. Quiero que haya un Ministerio de Seguridad Pública del cual realmente dependan las policías y no que esto sea un diálogo entre el Ministerio del Interior y las policías a través de una dirección. ¿Qué otro punto es relevante? El tema de la formación. Cuando, por ejemplo, se entra a un lugar disparando y matando a gente inocente, eso significa que la formación anda mal. Si usted mira cosas como el caso del Pacogate, bueno, ahí hay una deficiencia de organización en la gestión financiera muy fuerte. Si mira esta cosa absurda, esta tragicomedia de la Operación Huracán, ahí hay un desconocimiento tremendo. En seguida está todo el control, por cierto, la revisión de cuentas, los planes, el programa, eso está en el proyecto de ley que estamos discutiendo ahora. Pero en vista de lo que ha pasado, quisiéramos tener una visión amplia de qué más vamos a tener. O sea, para entender, senador, ¿estaría por un acuerdo político desde el gobierno a la oposición, siempre y cuando tenga estos alcances? En la medida en que discutamos esas cosas, claro. Usted me dice “estaría de acuerdo o no”. Nadie está de acuerdo en el aire. El ministro llegó con este instrumento sobre gestión de la policía, probidad, ética, etc., y nosotros le dijimos que estábamos de acuerdo en legislar, le dimos de inmediato la aprobación general al proyecto, pero vamos a discutir ahora los aspectos fundamentales. Queremos participar, no solamente que el gobierno nos diga qué es lo que van a hacer y como es un tema importante, nosotros decir sí y sí. Usted planteó que Hermes Soto fue más víctima que responsable… Creo que sí, no quiero discutir mucho las razones de su salida, en donde el Presidente ha hecho uso de su prerrogativa, pero acepto la idea de que probablemente se había desgastado en toda esta cosa de que le habían mentido por todos lados sus subordinados. Entonces, probablemente ya no estaba en condiciones de ejercer el cargo, y con eso yo aceptaría las razones del Presidente, pero al mismo tiempo es verdad que no le dieron una oportunidad y que la gente que dependía de él le falló. Se habla de una disputa interna entre la gente leal al exgeneral director Bruno Villalobos y la leal a Hermes Soto. ¿Cómo se puede resolver ese tipo de diferencias? Seguramente hay ese tipo de problemas y habrá que resolverlo con un mando firme y deshaciendo los grupos que se hayan creado al interior. A pesar del caso Catrillanca, de lo ocurrido con el pacto migratorio y otros episodios, el Presidente evaluó lo que va de este primer año de gobierno con nota de 6 para arriba. ¿Cómo lo evalúa usted? No le voy a poner nota al Presidente, no creo que corresponda hacer eso. La evaluación final la da el electorado. Sí efectivamente ha habido cosas que no me han gustado. El giro que ha adoptado la política multilateral del gobierno en política exterior no me gusta. Cuando estamos a punto de realizar la reunión de APEC a fin de año y la de medioambiente a comienzos del próximo año, deberíamos conversar y revisar de nuevo los grandes aspectos de la política exterior. La Cancillería no ha estado funcionando bien en eso. ¿El canciller Ampuero tiene la altura para liderar Relaciones Exteriores? Eso tendrá que evaluarlo el Presidente. Solamente digo que el espectáculo que dimos en el asunto del pacto de migración, más allá del contenido del pacto, esto de estar trabajando un año y medio codo a codo con los demás países, en revisar cada cosa y de pronto, el último día decir que nos vamos a bajar, eso no es habitual en la política exterior de Chile. ¿Se marcó un antes y un después en la relación con el gobierno tras esta situación? No, no creo en las relaciones de antes y después. Simplemente estamos en un momento muy complejo y sería bueno que realmente pusiéramos en práctica esto de las políticas de Estado, porque no es bueno retroceder a la política exterior, porque no es bueno que la principal institución policial del país, la más prestigiada del continente hasta hace poco, esté en la situación en la que está. Es grave, es delicado, es crítico para la democracia, tenemos que tratar de lograr acuerdos, más que andar acusándonos unos a otros. Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/jose-miguel-insulza-senador-ps-queremos-participar-no-solo-gobierno-nos-diga-va-decir/458194/
  3. 08 Julio 2018 José Miguel Insulza, senador y exministro socialista: “No entenderse con el gobierno es jugar con fuego” El senador -contrario a la decisión del PS de rechazar el nombre de Ángela Vivanco en la Suprema- asegura que su partido sucumbió a presiones y alerta de los riesgos de evitar diálogo con el Ejecutivo en un sistema presidencial, donde “a veces no se necesita al Parlamento”. Incómodo se reconoce el senador José Miguel Insulza (PS) con acciones que ha ejercido su partido desde la oposición. La primera, restarse de las comisiones del gobierno -dice que aún “lamenta” no poder participar en la de seguridad- y, más recientemente, el rechazo de su bancada a la nominación de Ángela Vivanco como ministra de la Corte Suprema, episodio que terminó por generar un quiebre de la ex Nueva Mayoría en el Senado. El exministro cuestiona el tono opositor del PS y advierte los peligros de la falta de diálogo con La Moneda en un sistema presidencial, donde “el Ejecutivo para ser relevante no siempre necesita al Congreso”. ¿Por qué se abstuvo en la votación de Vivanco? Porque mi bancada de manera unánime acordó revocar la decisión de votar a favor la nominación de Ángela Vivanco. Yo no había estado en la negociación, pero me pareció que como ya les había dicho a muchos que iba a votar a favor, era demasiado fuerte votar en contra. Lo segundo, que fue circunstancial, fue que me molestó el argumento usado por algunos de los que se opusieron, de que como esta señora participaba en política no tenía calificaciones para ser miembro de la Corte Suprema. Yo soy tan profesor universitario y he escrito tantas cosas como ella, en otra rama, pero imaginando que mi obra fuera jurídica, me sentiría ofendido que alguien dijera que por haber sido dirigente de un partido no tengo derecho a ser ministro de la Corte Suprema. En su partido dijeron eso… Fue lo que dijeron en mi propio partido y eso me molestó mucho. Lo tercero, el PS se acaba de declarar feminista y yo supongo que feminista significa todas las mujeres, entonces encontré que era un poquito de mal gusto que el primer voto que emitía después de esta declaración tan solemne fuera en contra de una mujer. No es la primera vez que usted debe sumarse a una decisión de bancada que no comparte. No es la primera vez, la otra (no asistir a la comisión de seguridad del gobierno) no fue tanto de bancada y hubo, además, algunos temas de coyuntura importantes, pero lo de ayer (miércoles) fue una lástima. No se puede decir que no hubo acuerdo, a lo mejor no lo firmamos en un papel, pero yo sabía hace dos semanas que determinado día iba a votar por esa señora, a quien no conozco (…). Fue muy complicado, porque creo mucho en la amistad cívica y esta se puede romper cuando se hacen esas cosas y me duele haber tenido que participar de esa manera. En cuanto a los dos casos en que he tenido este problema, sigo pensando que tenía razón en los dos. ¿Sigue creyendo que el PS debió participar en las comisiones? Lamento todavía, hasta hoy, no haber estado en esa comisión. Me hubiera gustado estar, dar mi contribución. Yo fui ministro del Interior y eso no se consideró. ¿Su partido no respetó eso? No, simplemente no se consideró. Se había adoptado en la comisión política, en otras partes, esta idea de que si el gobierno quería dialogar que fuera al Congreso a dialogar. Yo decía, por qué no buscamos un camino intermedio, podemos buscar un terreno común. Pero eso ya es pasado. Le confieso que más de una vez me han dado ganas de ir, pero en realidad ya está terminando la comisión, sé de lo que se va a tratar y creo que voy a poder dar mi contribución igual. Pero las dos cosas me han preocupado, porque nunca ha sido mi estilo en la política. Mi estilo es conversar, dialogar, ponerse de acuerdo y, sobre todo, actuar claramente. ¿Cuánto le incomoda este tono que ha tenido el PS? En realidad sí incomoda un poco, lo reconozco, pero creo que no solamente a mí, hay otros senadores que también. Al final escuchamos siempre el mismo discurso, estamos por una oposición constructiva, pero el ‘pero’ aflora cada tres días. Le confieso que me sentiría más cómodo, no digo más de acuerdo, si me dijeran mire, nos vamos a oponer a todo, esta es oposición cerrada y dejémonos de cuentos. Por lo menos uno tendría a qué atenerse, pero estar diciendo que somos una oposición constructiva y hacer lo contrario no me parece lo más razonable. ¿El PS debiera tener más apertura en su rol opositor? No lo sé en realidad. No crea que es el PS el que está con la guaripola en la mano para salir a combate. Hemos tenido actitudes razonables. No me imagino a algunos de mis colegas senadores peleándose por un asunto cuando se puede llegar a un acuerdo. Es la retórica externa la que nos está perjudicando e incidentes como el de la votación por Vivanco. El Presidente Piñera acusó al PS de obstructor. No creo que hayamos obstruido nada. Y cuando digo nada, es nada. Hay leyes que ha habido que votar y se han votado, más de alguna excepción podrá haber, pero hemos sacado prácticamente todas las cosas que el gobierno ha mandado o están en marcha. ¿Es un tema de retórica entonces? Es un problema de retórica (…). Algunos todavía tienen interés de seguir en el club de la pelea eternamente. El club de la pelea no me ha gustado nunca. Yo soy bien peleador, pero a la hora concreta hay que buscar acuerdos, ¡si este país tiene que progresar pues! ¿Y cómo ve las críticas a Álvaro Elizalde? Algunos lo sindican a él, como presidente del PS, estar detrás de esta retórica. Para un presidente de partido es difícil ir contra corriente y creo que es una corriente un poquito más profunda. Estas cosas son populares entre algunos sectores. Las redes sociales estaban llenas de personas que exigían que los socialistas votaran en contra de Vivanco. ¡Por favor! Cuándo llegó a ser la señora Vivanco un personaje tan odioso para la izquierda, no entiendo por qué. Aquí hubo una presión, y muy fuerte, de mucha gente. ¿Debió Álvaro Elizalde haberse opuesto? No fue que él amaneció con la idea de cambiar de opinión y cambió de opinión. ¿Y qué fue lo que pasó? Siempre tuve la idea de que el PS, como el PPD y la DC, íbamos a votar a favor de Ángela Vivanco, que a muchos no les gustaba esta señora, unos por una razón política, otros por sus opiniones, pero que teníamos la esperanza, como va a haber una renovación de una cantidad de miembros de la Corte Suprema en los próximos años, que esto permitiera abrir la posibilidad de que se consultaran en cada caso personas con inclinaciones distintas y que no viviéramos cosas como las que vivimos cuando se rechazó, al menos dos veces, a Carlos Cerda. Entonces entendí que esa era la razón. Al respecto, en el gobierno se comentó que esto podía generar un efecto búmeran al PS… Espero que no. Creo más bien que el error fue que hablamos tanto de esto en los últimos tres meses. ¡Por favor!, si almorzamos juntos todos los miércoles y este tema se ha discutido tantas veces. ¿Qué pasó en el camino? Que no se aguantó la presión de la gente, lo mismo pasó con las comisiones del gobierno. ¿Se cedió a esas presiones? Recuerdo muy bien a otros dirigentes del partido, se me ocurren dos en este momento: Ricardo Núñez y Camilo Escalona. A mí me encantaba cómo convencían a la gente de que, a pesar de todo y de las dificultades, lo que había que hacer era esto. No estoy criticando con esto a Elizalde, creo que, en general, uno no tiene que plegarse a todo lo que dicen las redes sociales, (porque) entonces gobernemos con las redes sociales pues. ¿Cómo ve la gestión de Gonzalo Blumel, que ha sido blanco de críticas de la oposición? Le daría tiempo, va aprendiendo con la experiencia. En mi caso, y de varios más, el que llegó a la Segpres traía un bagaje y una cantidad de años lidiando con la gente. Blumel es más joven, tiene menos experiencia en eso, esperémoslo un poquito, démosle una oportunidad. Me entiendo bien con él, creo que se puede trabajar con él. ¿Y qué le parecen las señales del gobierno de que no todo se tiene que hacer por medio de leyes, que también están los decretos, la vía reglamentaria? Hay un riesgo, y espero que la oposición alguna vez entienda, y esto no es ninguna novedad, pero parece que a la gente de repente se le olvida que en un régimen tan presidencial como el nuestro, a veces no se necesita el Parlamento. Todo lo que el gobierno necesita es un tercio más uno de la Cámara y el Senado para impedir que le metan goles, pero maneja el presupuesto (…). De pronto, no entenderse con el gobierno a veces es jugar con fuego también. Esto lo vengo diciendo desde el primer día del gobierno: para que el Congreso sea relevante necesita del Ejecutivo, para ser relevante el Ejecutivo no siempre necesita al Congreso. ¿Cree que con este tono la oposición tienta al Ejecutivo a pasar por encima del Parlamento? A veces con justicia o sin justicia el Ejecutivo tiende a pasar un poco por encima del Congreso… ¿Y que la oposición tienta al gobierno? Por cierto que lo tienta, hagámoslo por aquí, hagámoslo por allá, nosotros corremos al Tribunal Constitucional y a la Contraloría a decir que eso es pecado. Hay que tener cuidado, el riesgo de gobernar sin Parlamento es una tentación en la que no hay que caer, pero de que se puede hacer, claro que se puede hacer. ¿Cómo ha visto al Frente Amplio en el Congreso? Es más fácil ser oposición que ser gobierno. El Frente Amplio tiene que acomodarse a que ahora responde por algunas cosas y, para serle franco, creo que en algunos aspectos lo han hecho bien. Han ido a las comisiones presidenciales, no tienen ningún problema. Felizmente, la gente joven que está recién empezando en la política la tiene más fácil. No me quiero quejar, pero me encantó el otro día cuando se constituyó la comisión sobre transparencia, invitaron a Gloria de la Fuente y le preguntaron si le había preguntado a Elizalde y dijo: no, si es una comisión técnica, por qué le voy a preguntar. Yo dije, ojalá le hubiera pedido que me asesorara a mí cuando me pasó esa cuestión (se ríe). Fuente: http://www.latercera.com/politica/noticia/jose-miguel-insulza-senador-exministro-socialista-no-entenderse-gobierno-jugar-fuego/235138/
  4. José Antonio Viera-Gallo sale en defensa del panzer: “La reflexión de Insulza es seria” El diplomático se refirió a las palabras del ex ministro y a la solicitud de extradición de Galvarino Apablaza: “Sería un profundo error si se mira la relación con Argentina solo a través del caso Apablaza” El embajador en Argentina, José Antonio Viera-Gallo, se refirió a la columna de José Miguel Insulza, en la que rechaza el linchamiento a los políticos, y también abordó la relación con el país trasandino y la situación que atraviesa el Caso Apablaza. “Las relaciones entre Chile y Argentina eran buenas en el gobierno de Cristina Fernández y hoy tienen la posibilidad de incrementarse en múltiples frentes. Tiene que ver con temas económicos, de infraestructura fronteriza, con coincidencias políticas a nivel internacional y en la región y con colaboración militar, con intercambio cultural y científico. Entonces, ningún tema específico puede opacar la agenda completa a futuro que hay entre los dos países. Sería un profundo error si se mira la relación con Argentina solo a través del caso Apablaza”, sostuvo el diplomático en entrevista con El Mercurio. Sobre la posible extradición del ex frentista, Viera Gallo aseguró que no es fácil: “Complejo ha sido porque llevamos desde 2005 en esto y, aunque las condiciones políticas cambien, se ha visto que hay una serie de pasos jurídicos, procesales, que no son de fácil solución. Pero creo que hoy estamos más cerca de una solución que antes”. Consultado por la columna del ex ministro José Miguel Insulza en que pidió que “se juzgue y condene por la justicia y la política, pero que se respete en ambos casos la presunción de inocencia”, comentó: “leí su columna, es una reflexión seria, que merece que la gente la medite. Pero evidentemente, no me corresponde a mí opinar sobre la política interna chilena. “Chile salió bastante bien ubicado en el índice de transparencia internacional. Perdimos uno o dos lugares, no lo recuerdo, y Uruguay nos sobrepasó, siempre estamos peleando ahí con Uruguay. Pero estamos lejos como el primer país con mayor probidad en América Latina. Eso no quita que tengan que investigarse todas las denuncias de corrupción, eso es otra cosa”, afirmó. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/02/20/
  5. Hasta Alfredo Moreno, presidente de Penta, es socio de la entidad Daniel Matamala critica duramente a Chile Transparente, donde es director Insulza, por defensa del ex canciller a Longueira por El Mostrador 16 febrero 2016 El periodista cuestiona el estándar de la organización local frente al de su matriz internacional al recordar que aquí al menos su presidencia parece un cargo reservado para políticos en tránsito a otros cargos. Sin contar que algunos de sus socios son conocidos nombres de la elite, pero cuestionados en algún momento por su desempeño privado. "Transparencia a la chilena" se llama la columna que el periodista Daniel Matamala publicó en revista Qué Pasa a propósito de la entrevista en que José Miguel Insulza defendió al ex senador Pablo Longueira, después de que se descubrieran los correos relativos al lobby que hizo con Patricio Contesse, ex gerente de SQM en el marco de la tramitación de la reforma tributaria. Matamala, autor del recientemente publicado Poderoso Caballero: El peso del dinero en la política chilena, recuerda que Insulza está entre los integrantes del directorio de Chile Transparente, capítulo chileno de la ONG global Transparency International. Matamala se encarga de comparar el estándar de la sede chilena con el de la matriz internacional con sede en Berlín, Alemania. "No soy partidario de los linchamientos populares", repitió dos veces en entrevista con La Segunda el director de Chile Transparente. Y agregó que la conducta de Longueira ("negoció muchas cosas y seguramente intercambió mucha información con muchos empresarios") era "perfectamente normal". ¿Cómo calzan tales palabras con los ideales que TI promueve en el mundo? La corrupción, debemos recordar citando la definición de la misma TI, es "el abuso del poder confiado para obtener una ganancia privada". A Pablo Longueira le fue un confiado un poder en representación de los ciudadanos (un cargo de senador), el cual usó en beneficio de un poder privado con quien mantenía relaciones de mutua conveniencia. Y sin embargo, en nuestra muy chilena versión de la transparencia, cuestionar las prácticas de ese poder confiado por los ciudadanos equivale a salir a la calle portando cruces ardiendo y con la cara tapada con un gorro cónico blanco, buscando a quien colgar de un árbol, escribió Matamala. El conductor de CNN cita al presidente de la organización para cuestionar la posición de Insulza. "El presidente de Transparency International, José Ugaz, cree lo contrario. El abogado peruano destaca la indignación pública ante los escándalos en países como Brasil: "'Es alentador que los ciudadanos se hayan movilizado para combatir la corrupción y los corruptos', consigna Matamala, y agrega: Sabemos que Pablo Longueira no sólo filtró información reservada a su amigo y financista Patricio Contesse en 2010, cuando era senador. Hizo lo mismo en 2014, cuando ya no ejercía cargos formales, pero de todos modos negociaba la reforma tributaria. Hay en ese episodio una doble opacidad: la participación de Longueira se hizo de espaladas a la ciudadanía, y él uso esa posición secreta para beneficio de su financista. Y luego vuelve sobre Insulza recordando otra de sus respuestas en la entrevista con La Segunda: "No siendo funcionario público yo informo a quien quiero de lo que me da la gana'", es el estándar de Insulza. O sea, quienes participan de las «cocinas» extrainstitucionales en que suele condimentarse la política chilena, tienen carta blanca para usar esa posición para su provecho personal (...) El estándar de TI, afortunadamente, es muy diferente al del miembro del directorio de su capítulo chileno: la corrupción política, explican, es cometida por quienes 'abusan de su posición para sostener su poder, estatus y riqueza. Después Matamala además cuestiona una especie de "silla musical" para políticos en tránsito que se da en la versión chilena de la organización. En la presidencia, antes que Insulza, estuvo José Antonio Viera-Gallo, quien había cumplido su período como ministro en el Tribunal Constitucional y "dejó" en el cargo a José Miguel Insulza, cuando fue nombrado embajador en Argentina. Insulza venía de cumplir su período en la OEA y dejó la presidencia de Chile Transparente, para quedar solo en el directorio, cuando fue nombrado agente chileno para la demanda boliviana en La Haya. Un perfil que contrasta fuertemente con el de TI, donde los principales cargos no son ocupados por políticos en transición entre un cargo y otro, sino por destacados luchadores contra la corrupción en sus respectivos países. Su directorio está presidido por Ugaz, quien persiguió, hasta llevar a la cárcel, a Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos, escribe Matamala Efectivamente, el nombre de Insulza no es el único que podría cuestionarse entre los socios que aparecen en la lista de Chile Transparente. Entre ellos se encuentra además el ex canciller Alfredo Moreno, parte directorio de las empresas Penta, y asesor del grupo cuando estallaron los casos de financiamiento irregular en la política. También lo integran el abogado Enrique Barros, que defendió a la empresa Don Pollo, multada por colusión. Además el estudio al que pertenece tomó la defensa de la supermercadista SMU, acusada de coludirse con la competencia en el mercado avícola. Entre los socios también está el ex subsecretario Jorge Correa Sutil, que mientras estuvo en Interior, durante el gobierno de Lagos, fue cuestionado por la forma en que manejó el programa de Derechos Humanos que dependía de él, dificultando la investigación en algunos casos. En la lista también está el ingeniero Marcos Lima que, como gerente de Codelco, no quiso en primera instancia entregar los sueldos de algunos ejecutivos de la estatal con la excusa de que la competencia podía levantarlos. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/02/16/daniel-matamala-critica-duramente-a-chile-transparente-donde-es-director-insulza-por-defensa-del-ex-canciller-a-longueira/
  6. Opinión Ya nada es como antes: el lloriqueo de la elite por Mirko Macari 19 febrero 2016 El tiempo que viene recién lo empezamos a palpitar, pero intuimos sus contornos. Su tono es el de las redes sociales: directo, coloquial, un tanto insolente. Su jerarquía es horizontal. Su valor, la transparencia; su desvelo, los privilegios. No siempre es razonable ni educado, pero es auténtico. No hay espacio aquí para los eufemismos, las frases vaticanas ni los políticos florentinos. (Buena parte del siguiente texto es un extracto de la introducción del libro Las Crónicas imperdibles de El Mostrador). El ex canciller Insulza pone el grito en el cielo. Dice que el actual clima político del país es el peor que ha vivido nunca, salvo los meses previos al 73. Queda claro que los inmediatamente posteriores a dicha fecha no fueron tan malos para él. Salió a decir que Longueira era un estadista y el abucheo desde la galería fue muy superior al aplauso que alguna vez le brindó la derecha en el Congreso, cuando se fue como secretario general a la OEA. Mariana Aylwin se queja amargamente del clima de linchamiento. Cual María Antonieta, observa horrorizada y dice que “el juicio es en la plaza pública y las mayorías quieren ver correr sangre”. Su cuello transpira. Lo propio hace el decano de la Universidad del Desarrollo (UDD), Eugenio Guzmán, un tipo más bien frío y simpaticón que no se inmutaba por nada, pero que ahora se nota alterado por lo que califica como ‘la cultura del circo romano’. Su tesis es que “en los últimos años en nuestra sociedad se ha instalado un ambiente en que lo único que vale es el veredicto público”. Mi amigo, el transversal Jorge ‘Pirincho’ Navarrete, nos alerta que en la cultura de las redes y la información digital el “descubrimiento de la verdad adquirió una estatura desproporcionada. Ya no se trata del papel fiscalizador de la prensa al poder, sino del hallazgo de lo estimado secreto como un bien en sí mismo, independientemente de su relevancia”. Y al ex ministro y senador Carlos Ominami se lo nota incómodo e irritado con lo que denomina en clave fuguetiana “la mala onda”: “Estamos viviendo en una atmósfera tóxica que favorece las acusaciones falsas, los comentarios tendenciosos, la propagación de todo tipo de rumores infundados que terminan haciendo un grave daño. Prácticamente ninguna de las instituciones se salva de estas malas prácticas”. Qué duda cabe –como diría el ex Presidente Ricardo Lagos o nuestro predicador favorito, el rector Peña–, las elites están remecidas, a contrapelo del espíritu de los tiempos. Sin duda los arrulla la nostalgia de ese periodo dorado llamado la transición. Ese en el que brilló una generación que fracasó en su ideario juvenil de construir el socialismo, pero se irguió triunfante en su conversión al paradigma neoliberal. Ambas apuestas absolutamente ideológicas, aparentemente opuestas y contradictorias, pero unidas por una misma necesidad: un partido único en el poder. Es un tiempo plebeyo y por eso Óscar Contardo puede escribir una columna en un diario del establishment haciendo sorna de un ex Presidente que se ve a sí mismo como el Rey Sol, seguramente con nostalgia de esos tiempos en que él golpeaba la mesa cuando alguien osaba levantarle la voz. Una pena: ya nada es como antes y de poco sirve el lloriqueo. Ese partido, construido al alero de la privatización de la vida y la política, es el que hemos denominado el partido del orden. Del orden, porque su sustrato y composición oligárquica, que incluye elites de las viejas izquierdas y derechas, poder político y económico –separados solo para efectos del espejismo electoral–, entronca con la tradición más profunda de las clases dirigentes chilenas, cocinada al alero de la historiografía conservadora. Augusto Pinochet rebautizó el edificio de la UNCTAD como Diego Portales, y Ricardo Lagos tenía en su despacho presidencial un retrato del ex ministro del siglo XIX, cuya idea del gobierno fuerte, autoritario e impersonal era condición sine qua non para la prosperidad de hombres de negocios y comerciantes. El templo de esta religión no fue La Moneda sino el centro de eventos Casa Piedra. Sus mantras fueron el crecimiento y el consenso; su sumo sacerdote el ex ministro Edgardo Boeninger y su representante en la tierra Enrique Correa; sus salones, las páginas sociales y de opinión de El Mercurio y los encuentros a puertas cerradas en el Centro de Estudios Públicos. Su negrito de Harvard, Camilo Escalona. Su fantasma, el desborde. El fin de las reglas claras, le llaman. La incertidumbre les da pánico. Pero la incertidumbre ha llegado para quedarse. No de la mano del viejo Marx, sino más bien de Ilya Prigogine y su teoría del caos, expresada en una sociedad más indócil y compleja, y de “el fin del poder”, tan bien descrito por Moisés Naím, hijo predilecto de sus seminarios de corbatas caras. Este tiempo fue fuerte y largo, consistente y exitoso respecto a sus propias expectativas. Pero ese tiempo ya fue o, más bien dicho, está dejando de ser. El tiempo que viene recién lo empezamos a palpitar, pero intuimos sus contornos. Su tono es el de las redes sociales: directo, coloquial, un tanto insolente. Su jerarquía es horizontal. Su valor, la transparencia; su desvelo, los privilegios. No siempre es razonable ni educado, pero es auténtico. No hay espacio aquí para los eufemismos, las frases vaticanas ni los políticos florentinos. Es más digital que análogo. Su energía viene de abajo más que de arriba. No tiene problemas con el dinero pero no lo idolatra. Habla de calidad de vida y no de rendimiento ni productividad. No transforma en deporte la siguiente elección presidencial ni comulga con la rueda de carreta de que la democracia es ir a votar cada cuatro años. ‘El pensamiento complejo’, de Edgard Morin, es una buena herramienta conceptual para analizarlo. Es un tiempo plebeyo y por eso Óscar Contardo puede escribir una columna en un diario del establishment haciendo sorna de un ex Presidente que se ve a sí mismo como el Rey Sol, seguramente con nostalgia de esos tiempos en que él golpeaba la mesa cuando alguien osaba levantarle la voz. Una pena: ya nada es como antes y de poco sirve el lloriqueo. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2016/02/19/ya-nada-es-como-antes-el-lloriqueo-de-la-elite/
  7. La Haya: Contramemoria chilena presentará visión "histórica, jurídica y política" del caso Así lo indicó el agente José Miguel Insulza, tras el segundo día de reunión con el equipo jurídico internacional en Francia, quien agregó que se espera que a fines de marzo se realice una cita similar donde el documento estará "bastante terminado". "Vamos a presentar el caso por Chile, desde el punto de vista histórico, jurídico, como político", aseguró hoy el agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), José Miguel Insulza, tras los dos días de reunión con el equipo jurídico internacional que representa a Chile en el caso de la demanda marítima boliviana. Insulza, se refirió específicamente al estado de avance de la contramemoria, que debe ser entregada a más tardar el 25 de julio próximo en el tribunal internacional. Al respecto, indicó que "tenemos el esqueleto fundamental de nuestra contramemoria, que es lo que estamos trabajando ahora, tenemos un esquema bastante adecuado, bien desarrollado y hay algunas partes que están muy avanzadas, y además se nota una gran unidad en tanto en el análisis como en la forma en que los abogados tanto chilenos como internacionales ven el caso, y los puntos que es necesario abordar de manera fundamental". El agente agregó que en el documento "no vamos a hacer un espejo de la memoria boliviana (...) Es lo que corresponde y creo que en eso estamos muy bien avanzados". Insulza además calificó como "muy favorable" el encuentro al que también asistió el canciller Heraldo Muñoz y el ex agente Felipe Bulnes. También señaló que se espera que a fines de marzo se realice una reunión similar para continuar afinando el documento. "Reuniones de esta envergadura no las podemos hacer a cada rato, creo que hemos trabajado muy intensamente estos dos días y ha sido muy positivo, vamos a seguir trabajando en grupos más pequeños y esperamos hacia fines de marzo reunirnos de nuevo como equipo y espero que en ese momento vamos a tener un texto bastante terminado", puntualizó. www.latercera.com
  8. Felipe Bulnes renunció a su cargo como agente ante La Haya Felipe Bulnes presentó su renuncia a la Presidenta Bachelet.José Miguel Insulza asume como agente chileno ante La Haya Publicado: 18:34 | Autor: Cooperativa.cl AGENCIA UNO Insulza tendrá dedicación exclusiva. El ex ministro y ex secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, asumió como agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, tras la renuncia a su cargo de Felipe Bulnes. La información fue confirmada este lunes por la Presidenta Michelle Bachelet, quien explicó que Bulnes le pidió dejar el cargo para rearmar el equipo en la mira de la segunda etapa del proceso. Bulnes explicó que "se había perdido la cohesión", por lo que era necesario rearmar el equipo encargado de realizar la memoria por la demanda marítima boliviana. "Esta nueva etapa estará marcada por una acción política y comunicacional que le va a mostrar al mundo no solo las razones de Chile, sino también el papel positivo y pacífico que nuestro país ha desempeñado en la región y en el mundo", dijo Bachelet. "El ex ministro Insulza desempeñará con dedicación exclusiva estas funciones porque así lo requiere la importancia de esta tarea. Le hemos conferido los poderes necesarios para representar a Chile ante la Corte de La Haya junto a nuestros coagentes Claudio Grossman y María Teresa Infante", precisó la Mandataria. Fuente: http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/relaciones-exteriores/bolivia/jose-miguel-insulza-asume-como-agente-chileno-ante-la-haya/2015-11-23/183338.html
×