Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Grupo Luksic'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 5 results

  1. Canal 13 lanzaría en marzo o abril radio informativa y trabaja en canal de noticias En una primera etapa, la emisora que ocuparía el 103.3 del dial FM, sería el principal proyecto de Cristián Bofill como director ejecutivo de la empresa controlada por Andrónico Luksic. Julián Mazzucco | Pulso Si bien la idea fue aprobada hace poco tiempo por el directorio de Canal 13, la nueva radio informativa que lanzará la empresa ya comienza a tomar forma y estaría al aire en marzo o abril del próximo año. La idea, impulsada por Cristián Bofill, director ejecutivo de la señal de propiedad de Andrónico Luksic, consiste en crear una radio de carácter informativa que pueda competir de igual a igual con Cooperativa, Biobio y ADN. Para ello, el canal está en proceso de definición de varias aristas del proyecto. Entre ellas, el nombre, la ubicación física de la radio y, por supuesto, la contratación de periodistas y ejecutivos. Por lo pronto, varios personeros del canal, como su director de prensa, Enrique Mujica, han dejado a radios de la competencia. El ex director de Prensa en TVN dejó su lugar en radio Duna para no tener imcopatibilidadescon el proyecto del 13. Junto con él, el periodista y rostro de los informativos Iván Valenzuela abandona Cooperativa y Ramón Ulloa hará lo propio en Infinita. Adicionalmente, existen otras negociaciones con conductores para que apuesten por el nuevo proyecto. Entre los que estarían en proceso de definición está el periodista deportivo Aldo Schiappacasse, que podría terminar su vínculo con Biobío tras arribar de Cooperativa. Consultado al respecto, Enrique Mujica indicó escuetamente que “este proyecto ha sido aprobado hace muy poco por el directorio, por lo cual hay muchas cosas en definiciones”. Otro de los puntos que, según fuentes cercanas, está en proceso de resolverse es el dial que ocupará la nueva emisora. Esto puesto que actualmente Canal13 posee cuatro radioemisoras: Play, Horizonte (on line), Sonar, Oasis y Top. En esta línea, la compañía ve posibilidades de que el nuevo proyecto utilice el espectro que actualmente le corresponde a Top, la radio juvenil del grupo que inició sus transmisiones el año pasado. El 103.3 es operado por Top y correspondía hace un tiempo atrás a la desaparecida radio Horizonte, que fue adquirida por la compañía al empresario Julián García-Reyes. Con la radio informativa transmitiendo, la oferta de contenidos del grupo quedará constituida por Canal13, 13c, radio Play (ligada a un público juvenil, principalmente femenino), Sonar (cuyo foco está en la música rock), Oasis (para público adulto), la radio online Horizonte y REC TV. En paralelo, la estación liderada por Luksic trabaja en el desarrollo de un canal de televisión exclusivo para noticias.
  2. 23 Diciembre 2017 Gobierno de Trump revoca decisión de Obama que impedía a grupo Luksic explotar mina en EE.UU. Yacimiento se ubica en una importante área silvestre de Minnesota. El diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ) en su página web de ayer informó que el gobierno del Presidente Donald Trump otorgará concesiones mineras que beneficiarán a Andrónico Luksic, líder del grupo chileno, presente también en la banca, la industria, entre otras áreas. La administración Trump dijo que renovará concesiones mineras para extraer cobre y níquel, adyacentes a un área silvestre de Minnesota, revocando así una decisión del gobierno de Obama, lo cual constituye una victoria para Luksic. Al conocerse la información se dijo que Luksic arrienda una gran mansión a la hija de Donald Trump, Ivanka. El multimillonario chileno propietario de la casa de alquiler, según WSJ, dijo que nunca se reunió con sus inquilinos. El gobierno demócrata del ex presidente Barack Obama en sus últimos días, bloqueó un plan de una compañía controlada por la familia de Andrónico Luksic para construir una gigantesca mina de cobre y níquel adyacente a un área silvestre de Minnesota, estado que se ubica en el centro norte de Estados Unidos. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/gobierno-trump-revoca-decision-obama-impedia-grupo-luksic-explotar-mina-ee-uu/
  3. 28 Abril 2016 Transversales redes de Andrónico y su familia, los más ricos de Chile La telaraña política que se teje en torno a los Luksic Desde personeros del PS, el PPD, la DC y distintos simpatizantes de la Nueva Mayoría, hasta miembros de RN, la UDI y personas con cargos políticos durante la dictadura, han pasado por la dirección y planas ejecutivas de las empresas del grupo Luksic. Las redes políticas de la familia comienzan en Quiñenco –matriz de sus negocios– y son largas y anchas. Además que abarcan a todo tipo de personajes e ideologías. Hernán Büchi, Francisco Pérez Mackenna, Rodrigo Hinzpeter, René Cortázar y Carolina García de la Huerta, son algunos de los nombres que se repiten. Máximo Pacheco, Jaime Estévez, Alberto Arenas, Vivianne Blanlot y muchos otros, son parte de un entramado que no tiene como desenredarse y ha mantenido a los dueños del 58% del Banco de Chile y el 67% de Canal 13, por nombrar solo dos ejemplos, en lo más alto del Olimpo. "¿Cuál ha sido mi gran pecado? Quizás el no haber salido antes a explicar que soy un ser humano, igual que todos ustedes, que soy un poderoso, que tengo por supuesto influencia en muchas cosas, pero no tengo influencias para hacer llover en Santiago", decía Andrónico Luksic el domingo pasado en un video socializado por su hijo a través de YouTube. El video fue la respuesta del empresario a los insultos que le profirió el diputado independiente que renunció a RN, Gaspar Rivas, en plena discusión de la Agenda Corta Antidelincuencia, donde tildó al líder de Quiñenco de “máximo delincuente” e “hijo de puta”. Y también le sirvió para confrontar todos los flancos que la familia tiene abiertos, incluyendo el Caso Caval. El controlador del Banco de Chile reconoció que su reunión con Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon, para negociar el polémico crédito que la institución bancaria le entregó a la empresa Caval, fue en error. Aseguró, por otro lado, que su participación en Alto Maipo le ha traído altos costos y dijo que no se va a ir de Chile, todo en menos de siete minutos. Rivas no tardó en disparar nuevamente contra el empresario, asegurando que el video se trató de un lavado de imagen. Desde el empresariado y distintos sectores surgieron apoyos y rechazos a la táctica comunicacional del presidente del holding, perteneciente a la familia más acaudalada de Chile, según la revista Forbes. Lo cierto es que nadie quedó indiferente ante la imagen del magnate aceptando que es “un poderoso” y se abrió una vez más la pregunta por los vínculos del primogénito de los Luksic, que en toda su trayectoria ha sabido tejer amplias redes entre el mundo privado y la política. El banco de todos los chilenos Las redes políticas que se tejen en el Banco de Chile son múltiples. Jorge Awad, democratacristiano y miembro del directorio de la institución financiera desde 1996, fue director nacional de la Dirección de Industria y Comercio, Dirinco, entre 1968 y 1970, y es el ex presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif) que encabezó entre los años 2011 y 2015. Además es el ex presidente del directorio de LAN Airlines, que lideró entre 1994 y 2012, con una interrupción entre 2000 y 2001. También fue director de Codelco, TVN, Laboratorio Chile e Icare. En 2014 fue reelegido como director del banco de todos los chilenos. El PS Jaime Estévez es miembro del directorio del banco desde 2007 y fue reelegido en 2014. Fue diputado entre 1990 y 1998 y presidente de la Cámara baja entre los años 1995 y 1996. Además ejerció como presidente del Banco Estado desde 2000 a 2005 y fue ministro de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, durante el gobierno de Ricardo Lagos, entre 2005 y 2006. Francisco Pérez Mackenna es un nombre clave cuando se trata del grupo de los croatas y, por lo mismo, no podía quedarse fuera del directorio del Banco de Chile. El ex presidente de la Asociación de AFP, inició su carrera cuando creó –junto a Juan Bilbao y Alfredo Moreno– una consultora de empresas. Luego pasó a Citigroup Chile, el gigante de Wall Street, donde también trabajó el ex presidente Sebastián Piñera. Francisco es hermano de Rodrigo Pérez Mackenna, militante de la UDI desde 2013, ex ministro de Vivienda y Urbanismo entre 2011 y 2014, y de Bienes Nacionales desde 2012 hasta 2014. En 2014 fue elegido presidente de la Asociación de AFP de Chile. “Es el hombre de confianza de Guillermo Luksic. Alabado y criticado por igual por su personalidad. ‘Es el que catetea’, dice uno de los directores. ‘Como él hace bien las cosas, su nivel de exigencia es alto’, afirma otro. Es ‘inteligente, metódico y analítico’, aseguran quienes lo conocen”, decía Economía y Negocios de El Mercurio en agosto de 2012 sobre Francisco Pérez. La estación televisiva Uno de los grandes negocios del primogénito de los Luksic es Canal 13, estación que le vendió la Universidad Católica al vicepresidente del Banco de Chile en 2010. El número de figuras mediáticas que han pasado por el directorio y la plana ejecutiva del canal católico–y las que todavía se encuentran allí– está lejos de ser pequeño. Carolina García de la Huerta se integró al directorio de Canal 13 en 2013, y en 2014 fue nombrada su presidenta. Su trayectoria empezó muchos años antes y su notoriedad comenzó cuando en 1995 creó la empresa Nexos de comunicación estratégica, que asesora a casi todas las empresas del grupo Luksic: bancos, aseguradoras y firmas industriales. Nexos también es la asesora de la mayoría de las empresas del Grupo Matte. De la Huerta, entre 2000 y 2004, fue concejala por Santiago, elegida en la lista de la Alianza por Chile. Después de casi 20 años, para asumir la presidencia del canal del angelito, García de la Huerta dejó la propiedad de Nexos, donde manejaba el 28% de las acciones. Carolina García de la Huerta es gerenta de Asuntos Corporativos y Comunicaciones de Quiñenco desde 2014 y dejó la presidencia del directorio de Canal 13 en abril de 2015, pero sigue siendo parte de él. René Cortázar es otro político que Andrónico Luksic reclutó porque había hecho carrera en el mundo público. El DC fue ministro de Trabajo entre 1990 y 1994, titular de Transportes y Telecomunicaciones desde 2007 hasta 2010 y es ex director de D&S, Entel Chile, CorpBanca, AES Gener y La Polar. Además fue presidente del directorio de Cieplan. El 10 de agosto de 2010 Cortázar fue nombrado cabeza del directorio de Canal 13, cuatro días después de que Andrónico Luksic anunciara que ingresaría a la estación católica con el 67%. El falangista dejó ese cargo en 2012 y lo retomó en abril de 2015. El PDD, ex ministro de Hacienda entre 2000 y 2006, ex titular de Educación desde 2014 hasta 2015 y actual ministro Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, fue nombrado presidente del directorio del canal de los Luksic a mediados de 2012, en reemplazo de René Cortázar. En agosto del año siguiente –en 2013– renunció al cargo y lo sucedió Rodrigo Terré, sobrino de Andrónico, que en ese momento era el vicepresidente del directorio. La histórica de la Democracia Cristiana y política controvertida en el último tiempo por su férrea oposición al proyecto de aborto en tres causales del actual gobierno de Michelle Bachelet, Soledad Alvear, también está al alero de los Luksic. Ex ministra del Sernam entre 1991 y 1994, ex ministra de Justicia desde ese año hasta 1999, ex canciller desde 2000 a 2004, y ex senadora por Santiago entre 2006 y 2014, llegó al directorio del canal en reemplazo de Martín Rodríguez en 2014 y dejó la estación en abril del año siguiente. Alberto Arenas, socialista y ex ministro de Hacienda entre 2014 y 2015, tampoco se quedó abajo del barco y ocupó un sillón en el directorio de la estación televisiva entre 2010 y 2013. El ex presidente de la Comisión Nacional de Energía entre los años 1994 y 1998 durante el gobierno de Aylwin, Alejandro Jadresic, que también se desempeñó como coordinador de políticas sectoriales en el Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, fue director de Canal 13 hasta el 30 de abril de 2015. Pero los Luksic no se mueven solo en la nueva Mayoría y, así, una amplia gama de militantes de partidos de la ex Alianza, hoy Chile Vamos, y también simpatizantes de derecha, son parte del entramado político del grupo liderado por Iris Fontbona, viuda de Andrónico Luksic Abaroa, y a quien la revista Forbes ubicó como la más acaudalada de Chile en marzo de este año, con un patrimonio de US$10.100 millones. El UDI Rodrigo Álvarez, diputado entre 1998 y 2010, ex presidente de la Cámara Baja entre 2009 y 2010, ex subsecretario de Hacienda entre 2010 y 2011 y ex ministro de Energía entre 2011 y 2012, se sumó en 2012 al directorio de la estación, cargo que dejó en abril de 2015. El gremialista, además, fue presidente de Enap entre 2011 y 2012 y vicepresidente del Comité Sistema de Empresas, SEP, órgano público encargado de la administración de los derechos, acciones y cuotas de las sociedades en las que Corfo tiene participación, entre 2010 y 2012. Además de entrar al directorio de Canal 13, Álvarez asumió la presidencia de Copsa en 2013 y es director del Banco Ripley. Una mina de cobre Antofagasta Terminal Internacional, conglomerado que opera diversos yacimientos mineros como Tesoro, Michilla y Los Pelambres a través de Antofagasta Minerals, también ha tenido presencia de políticos. Aurora Williams, titular de la cartera de Minería desde 2014 a la fecha, es ex gerenta de Administración y Finanzas de la compañía, cargo que ocupó entre 2010 y 2014. También fue seremi de Obras Públicas entre 2006 y 2010, durante el primer gobierno de Michelle Bachelet. Los minerales preciosos del grupo Luksic Antofagasta Minerals es responsable de operaciones mineras que producen concentrados de cobre –y en menor medida oro y molibdeno– a partir de minerales extraídos de minas a rajo abierto en Antofagasta y Coquimbo. Pero el oro no es lo único que brilla en la compañía de los Luksic, donde distintos personajes vinculados al mundo de la política despuntan por sus vastas vinculaciones. La PPD Vivianne Blanlot, ex directora de la Comisión Nacional de Medio Ambiente, Conama, entre 1995 y 1997, ex secretaria ejecutiva de la CNE entre 2000 y 2003, y ex ministra de Defensa desde el año 2006 hasta 2007, es una de las directoras de Antofagasta Minerals. Además, Blanlot es presidenta del Consejo para la Transparencia desde 2014 –cargo que debería dejar este mes–. Pablo Orozco, ex jefe de prensa del Presidente Ricardo Lagos, es el actual gerente de Comunicaciones de la compañía. Fue gerente de Comunicaciones de Codelco, cargo que desempeñó entre los años 2006 y 2014. Otro cercano al oficialismo que hoy ocupa uno de los puestos de director de la minera es el ex director de Codelco entre 2006 y 2013, y actual director de Enap, Jorge Bande. Daniel Yarur fue director de Antofagasta Minerals entre 2004 y 2011. El ex superintendente de Valores entre 1994 y 2000, fue director del Banco BCI hasta que renunció a su puesto en marzo de 2011 después de diez años de gestión por “la necesidad de contar con la independencia necesaria para seguir adelante con la demanda que emprendió contra su primo y actual accionista del mismo banco, Jorge Yarur Bascuñán, a quien acusa de no pagarle una comisión de 45 millones de dólares por una asesoría”, consignaba El Mostrador ese año. Quiñenco, el holding de la familia Luksic, ingresó a la Compañía Sudamericana de Vapores en 2011. En 2012, tras un aumento de capital realizado en febrero, el grupo de origen croata se convirtió en el controlador legal de la firma. Hoy tiene un 54,5% de su propiedad. En tres años los Luksic soportaron pérdidas de casi US$2000 millones y aportaron más de mil millones en aumentos de capital para que la CSAV no quebrara. En abril de 2014, firmaron un acuerdo vinculante de fusión con la alemana Hapag-Lloyd para crear la cuarta naviera más grande del mundo. Un tercio de la empresa sería controlada por Vapores. “Con la fusión se pone fin a una parte de la historia de Chile, pues luego de 142 años la Compañía Sudamericana de Vapores deja de ser una empresa chilena”, decía El Mostrador ese año. El artículo agregaba que “fuentes que conocen bien la compañía señalan que la entrada de los Luksic a la propiedad –y los millones que le han inyectado– salvó a la empresa de la quiebra”. El DC José de Gregorio se desempeña actualmente como director de Vapores. El ex presidente del Banco Central entre 2007 y 2011, también fue triministro de Energía, Minería y Economía entre los años 2000 y 2001, durante la administración de Ricardo Lagos. Hernán Büchi, el ministro de Hacienda que lideró esa cartera entre 1985 y 1989, cuando la dictadura militar estaba llegando a su ocaso, y ex candidato presidencial en 1989, también es director de la CSAV. Büchi fue por años director de SQM, la empresa vinculada al ex yerno de Pinochet y ahora enlodada por su millonario financiamiento irregular de campañas políticas de todos los sectores. El también ex ministro de Odeplan y ex superintendente de Bancos e Instituciones Financieras, también es director del Banco de Chile, SM SAAM S.A., Tech Pack S.A, Consorcio Nacional de Seguros y de Falabella, además de ser asesor del directorio de CCU. El RN Óscar Hasbún, que comenzó su carrera política presidiendo las juventudes del partido en el cual milita, entre 1990 y 1992, es el actual gerente general de la naviera. Su relación con los Luksic partió muchos años atrás, cuando en 2002 fue contratado por el grupo para administrar sus negocios en Croacia, donde permaneció hasta 2009. En 2014 Hasbún y Francisco Pérez Mackenna, actual presidente del directorio de Vapores, se integraron al directorio de Hapag-Lloyd, tras materializarse la fusión de ambas empresas de transporte naviero. Un mundo de sabores Con distintos negocios en el mundo de los bebestibles, que incluyen bebidas, cervezas, vinos, néctares, pisco, ron y otros, CCU se transa en las bolsas de Santiago y Nueva York y sus principales accionistas son Heineken y Quiñenco S.A., el holding de los Luksic. El ex presidente del Banco Central entre 2003 y 2007, Vittorio Corbo, es uno de los directores de la Compañía Cervecerías Unidas, creada en 1902. Corbo se incorporó en 2012 en reemplazo de Carlos Olivos Marchant y desde 2014 también es director del Banco Santander. Si bien las relaciones de los Luksic con militantes y simpatizantes de la Nueva Mayoría son extensas, en CCU la derecha se reivindica. Felipe Lamarca fue director del Servicio de Impuestos Internos entre 1978 y 1984, en plena dictadura militar. Durante 19 años fue presidente de Copec y entre 1997 y 2001 encabezó la Sofofa. Fue vicepresidente del Club Deportivo Universidad Católica, y actualmente es el presidente del directorio de Ripley Corp, además de desempeñarse como director de la empresa líder del negocio cervecero en Chile. Carolina Schmidt fue ministra del Sernam entre 2010 y 2013 y titular de Educación durante el último período del gobierno de Piñera. René Cortázar es otro político que Andrónico Luksic reclutó porque había hecho carrera en el mundo público. El DC fue ministro de Trabajo entre 1990 y 1994, titular de Transportes y Telecomunicaciones desde 2007 hasta 2010 y es ex director de D&S, Entel Chile, CorpBanca, AES Gener y La Polar. Además fue presidente del directorio de Cieplan. El 10 de agosto de 2010 Cortázar fue nombrado cabeza del directorio de Canal 13, cuatro días después de que Andrónico Luksic anunciara que ingresaría a la estación católica con el 67%. El falangista dejó ese cargo en 2012 y lo retomó en abril de 2015. Antes de entrar a la política fue gerenta general de la Revista Capital entre 2000 y 2008, y ese año, cuando la publicación le pertenecía a Guillermo Luksic, fue nombrada directora de la Viña Tabalí. Luego fue gerenta general de la filial Foods de CCU, cargo que dejó al asumir el ministerio en 2010. Una vez más Francisco Pérez Mackenna se hace presente. Y es que, además de Banco de Chile, Vapores y otros, el hermano del ex ministro de Piñera tomó las riendas de CCU en 1991, empresa de la cual fue gerente general entre ese año y julio de 1998. En julio del 98 fue nombrado gerente general de Quiñenco, matriz de los negocios del grupo. Viejos amigos Andrónico Luksic y Máximo Pacheco –socialista, colaborador de las campañas presidenciales de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, y actual ministro de Minería– se conocieron en Antofagasta siendo jóvenes y, desde ahí, comparten placeres que han desarrollado un estrecho vínculo entre ambos. En el verano de 2003 pasaron 22 días juntos en la Antártica escalando el macizo Vinson, la cumbre más alta del continente antártico, con temperaturas de 50°C bajo cero, sin poder distinguir el día de la noche y con vientos que alcanzaban los 120 kilómetros por hora. Pero la confianza entre Luksic y Pacheco, no solo los ha hecho compartir viajes y deportes, sino que llevaron al actual titular de Minería a ocupar puestos directivos en las empresas Luchetti y el Banco de Chile, institución financiera en la cual el economista y empresario tiene acciones por $230 millones, según se declaración de intereses. En julio de 2013 Antofagasta Minerals se incorporó al proyecto Alto Maipo comprando el 40% de las acciones de la filial de AES Gener Alto Maipo SpA, para asegurar el suministro eléctrico de Los Pelambres, su mayor yacimiento minero. El ministro de Energía encendió el debate por la central hidroeléctrica Alto Maipo cuando dijo que “ya se está construyendo, hay más de mil personas trabajando y les pedimos a los dueños que se acelere su construcción, porque esperamos inaugurarlo en 2017”, consignaba El Mostrador en septiembre de 2014 sobre las controvertidas declaraciones de Pacheco. El cableado político del grupo Luksic La compañía Invexans –ex Madeco– realiza actividades relacionadas con la administración de la inversión de la empresa francesa Nexans, de la cual es la principal accionista. Es una de las mayores productoras de cables y tubería de cobre en el mundo y durante 2014 tuvo ventas por 6.043 millones de euros. La compañía que cambió su foco del cobre al plástico como uno de los cambios estratégicos que hizo Andrónico Luksic en Quiñenco y sus filiales, cuando asumió nuevas responsabilidades tras la muerte de su hermano Guillermo, que por tres décadas lideró esa rama del holding familiar, tiene nombres conocidos y repetidos en su directorio. Rodrigo Hizpeter es director y miembro del Comité de Directores, Francisco Pérez Mackenna es el presidente de la compañía y Hernán Büchi también es director. El democratacristiano Alejandro Ferreiro, quien fuera superintendente de Isapres entre 1996 y 2000, superintendente de Electricidad y Combustibles en 2000, superintendente de AFP entre 2000 y 2003, superintendente de Valores y Seguros entre 2003 y 2006 y ex titular de Economía entre los años 2006 y 2008 durante el primer gobierno de Bachelet, hoy es director y miembro del Comité de Directores de Invexans. La Matrix En el corazón del grupo Luksic también abundan las vinculaciones políticas. En la vereda izquierda de la plana ejecutiva, el PPD Álvaro Sapag se desempeña como gerente de Sustentabilidad del holding desde 2014. Sapag fue director ejecutivo de la Conama durante el primer gobierno de Michelle Bachelet y cuando asumió Piñera se vio involucrado en una polémica porque la ministra de Medio Ambiente entrante, María Ignacia Benítez, le pidió que se quedara en el puesto hasta que se creara la Subsecretaría Ambiental. Tras decidir aceptar el cargo, el Partido Por La Democracia señaló mediante un comunicado que "la particular situación de Álvaro Sapag debe entenderse como una situación transitoria en la que, no obstante, es natural el congelamiento de su situación de militante. Una vez concluida sus tareas dentro de un breve plazo, puede retomar su militancia. Si optara por aceptar un cargo de confianza política en el gobierno de la derecha, cesará de inmediato su militancia en el PPD", según consignó El Mostrador en febrero de 2010. Mauricio Lob, ex director de la Secretaría de Comunicaciones del gobierno de Piñera entre 2010 y 2013, y subsecretario general de gobierno entre 2013 y 2014, fue nombrado gerente de Asuntos Públicos de Quiñenco en abril de 2014. Matko Koljatic, ex gerente general de Johnson y Johnson Chile y Gillette Chile, y ex presidente de la Asociación Nacional de Acreditación, CNA, entre 2012 y 2014, que también se desempeñó como presidente del directorio de la Polla Chilena de Beneficencia, es director del holding desde 2003. Rodrigo Hinzpeter, RN, ex ministro de Interior entre 2010 y 2012 y ex titular de Defensa entre los años 2012 y 2014, es gerente legal de Quiñenco desde 2014. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/04/28/la-telarana-politica-que-se-teje-en-torno-a-los-luksic/
  4. Servel informa a la Fiscalía monto total de aportes reservados de matriz del grupo Luksic El organismo comunicó que Cencosud y Antar Chile no registraron aportes. Quiñenco donó $ 536 millones en 2013. El Servicio Electoral cumplió con la primera de las solicitudes realizadas por el Ministerio Público para obtener el monto de los aportes reservados de varias empresas chilenas. El 21 de octubre, el director del Servicio Electoral, Eduardo Charme, envió a la Fiscalía Local de Las Condes la respuesta sobre los aportes reservados de Quiñenco, matriz de negocios del grupo Luksic; Cencosud, el grupo de retail controlado por Horst Paulmann; y Antar Chile, el principal vehículo de inversiones del grupo Angelini. La fiscalía había solicitado información sobre las donaciones realizadas por esas empresas desde agosto de 2003. La petición fue visada por el Cuarto Juzgado de Garantía. El Servel informó que solo Quiñenco realizó aportes reservados. Cencosud y AntarChile no hicieron aportes. Para el caso de Quiñenco, el Servel informó solo los montos globales aportados por elección y no detalló destinatario ni monto específico. Una respuesta del mismo tenor dará en el caso de las otras compañías sobre las cuales la Fiscalía ha requerido esta información. Quiñenco ha aportado en total $ 1.285 millones desde 2004. El 2013 aportó $ 536 millones: $ 34 millones fueron destinados a las primarias, $ 442 millones a las presidenciales y las parlamentarias; y $ 60 millones a la segunda vuelta. “Cabal cumplimiento...” Los juzgados de garantía han acogido a tramitación varias querellas por apropiación indebida presentadas por Oscar Gajardo, un pequeño accionista que reclama que los aportes políticos debieron haber sido autorizados por juntas de accionistas y que los directorios de varias empresas (ver recuadro) excedieron sus facultades. Esa opinión, sin embargo, no es compartida por el Servel. En el oficio remitido a la Fiscalía, adjuntó documentos de respaldo de las referidas donaciones, certificados de aportes reservados y copias de escrituras públicas presentadas por Quiñenco S.A. con los acuerdos y poderes conferidos por el directorio, “las que luego de ser evaluadas por este servicio se estimaron que daban cabal cumplimiento a lo prevenido en el artículo 10” de la Ley 19.884 sobre Transparencia, Límite y Control del Gasto Electoral. Ese texto establece que “los aportes de campaña electoral que efectúen personas jurídicas con fines de lucro requerirán decisión expresa de quienes tengan las facultades de administración, de conformidad con los acuerdos que sobre esta materia haya adoptado previamente el órgano social competente”. www.latercera.com
  5. El trato preferente a Los Pelambres de la ministra de Minería que trabajó en empresa controlada por Luksic Ivonne Toro Agurto | 25 Mayo, 2015 Durante el mes de abril, el jefe de gabinete de la ministra Aurora Williams, Adolfo Galindo, le entregó a la empresa una carta certificando la “buena fe” con que actuó la minera del grupo Luksic en la construcción y operación del botadero Cerro Amarillo, en la frontera con Argentina y por el cual Los Pelambres mantiene un litigio con Glencore en tribunales trasandinos. Ello pese a que a Minería le corresponde fiscalizar a Los Pelambres. No fue la única gestión: ese mismo mes el equipo jurídico de esta mina solicitó acceso a un estudio sobre contaminación hecho en la zona a través de una carta directa a Williams donde se aludía a la ley de Acceso a la Información Pública. A fines de abril, Galindo entregó el análisis para ser presentado ante la justicia, pero el ingreso oficial al sistema de la solicitud se cumplió recién en mayo. Desde Cancillería, ministerio que durante el año pasado había consignado que la disputa entre Los Pelambres y Glencore era un tema entre privados, aseguraron a The Clinic Online que no fueron informados de las diligencias que beneficiaron al grupo Luksic. El 8 de abril, el abogado Andrés Jana Linetzky, en representación de Minera Los Pelambres, perteneciente al grupo Luksic, le hizo llegar dos cartas a la ministra de Minería, Aurora Williams, quien antes de asumir como secretaria de Estado se desempeñó como gerente de Administración y Finanzas de Antofagasta Terminal Internacional, empresa controlada en 65% por el grupo Luksic a través de las sociedades SAAM Puertos S.A. e Inversiones Punta de Rieles Ltda. En una de las misivas, Jana le informa sobre la querella criminal iniciada en Argentina por Glencore contra Los Pelambres producto de la disputa judicial por el Botadero Cerro Amarillo -en el límite entre Chile y Argentina- y le solicita a la autoridad que le otorgue una especie de certificado de “buena fe” a la empresa; en la otra, le pide acceso a un estudio técnico. La primera petición, contenida en un documento al que tuvo acceso The Clinic Online tras consultar por el tema en el gabinete ministerial, Jana recalca que “nos vemos en la necesidad de solicitar al ministerio de Minería que en su respuesta a la presente carta, confirme que en la construcción y operación del botadero Cerro Amarillo, Minera Los Pelambres actuó de buena fe en forma consistente con la información pública disponible en Chile”. El 22 de abril, con la firma del jefe de gabinete de Williams, Adolfo Galindo- hombre de confianza del exministro del Interior Rodrigo Peñailillo y miembro del grupo G90- se extendió a Jana un documento oficial, con membrete ministerial, donde se consignó precisamente lo pedido: “la buena fe” de los Pelambres en los procedimientos relacionados con el terreno en controversia. La situación es a lo menos extraña, ya que una cartera no puede extender una calificación de este tipo a una entidad que debe regular. Un exministro destaca que no existe una atribución ministerial para garantizar la buena fe de una empresa y que frente a una solicitud de esta naturaleza lo normal es extender los permisos con los que cuenta la compañía para que ésta los use como estime conveniente. Además, agrega, la buena fe se presume en el ordenamiento jurídico nacional. Otro elemento que agrega complejidad es que se está ante un conflicto que en diciembre de 2014 la Cancillería definió como un tema estrictamente entre privados. “El Estado de Chile estima que la situación de la Minera Los Pelambres constituye un tema entre empresas particulares, en el cual no le cabe responsabilidad”, respondió oficialmente el ministerio de Relaciones Exteriores al ser consultado por el asunto por El Mercurio. El botadero Cerro Amarillo, del tamaño de un Parque Bicentenario y medio, está emplazado a cuatro mil metros de altura en la frontera de Chile y Argentina. Fue asignado en el año 2004 para tirar los desperdicios de la actividad minera de los Luksic y funcionó hasta 2011. Ello porque en el año 2012 la subcomisión binacional de límites fronterizos corrigió los hitos y se descubrió que parte del basurero minero -51 hectáreas- está en Argentina, en una propiedad de la firma Glencore. Glencore realizó entonces tres acciones : 1) En 2013 solicitó a los Luksic sacar los materiales. 2) En 2014 presentó una demanda civil ante el juez federal de la Provincia de San Juan para que Los Pelambres retire sus residuos, los traslade a Chile y pague por los daños; y 3) En marzo de 2015, a través de su filial Pachón, entabló una querella criminal contra los ejecutivos de Pelambres. Frente a esto, la minera de los Luksic ha respondido que se operó con los permisos oficiales chilenos que sólo se modificaron cuando ya se estaba en funcionamiento. También han asegurado que los desechos son inocuos para el medio ambiente, pero que trasladarlos generarían un problema ambiental. Como sea, la respuesta de la ministra Williams a Luksic, a través de Galindo, certificando la “buena fe” en aspectos comprobables sólo con los papeles de permiso de la compañía es algo que conocedores del servicio público califican como “anómala”. Desde Cancillería, en tanto, aseguraron a este medio que no hubo información sobre las gestiones y que para Exteriores el tema sigue siendo un asunto entre privados. INFORMACIÓN PÚBLICA El mismo día 8 de abril, Jana -asesor jurídico técnico de Chile en la demanda de Bolivia ante La Haya, amigo del senador Ricardo Lagos Weber y del exministro de Interior, Rodrigo Hinzpeter- envió una segunda carta a Williams en que, aludiendo a la ley 20.285 de Acceso a la Información Pública y Transparencia, pidió “todos los análisis efectuados, los resultados obtenidos y cualquier conclusión emanada” del peritaje técnico el 30 de enero realizaron funcionarios de Chile y Argentina en las las aguas aledañas al botadero y que, por indicación del Servicio Nacional de Geología y Minas (Sernageomín) fueron llevadas la consultora SGS. El 22 de abril, desde el gabinete de la ministra se entregó una copia de los estudios a Jana, pero éstos no tenían timbre oficial por lo que el abogado insistió en tener acceso a documentos formales. El 28 de abril, Sernageomín entregó los resultados con membrete al ministerio de Minería y 48 horas después, otra vez a través de Galindo, se derivó el estudio a Jana. Lo extraño del caso no es que Jana haya elegido una vía directa para hacer la petición que podría haber realizado a través de la web institucional, sino que no se haya generado, tras la petición, un número de atención, paso que la ley 20.285 contempla como obligatorio, y que le hubiera permitido al abogado conocer si se estaban cumpliendo los plazos legales establecidos. Es más, el 8 de mayo, una semana después de que Galindo entregó el estudio -que fue presentado en el tribunal de San Juan- se ingresó al sistema la solicitud de Jana con fecha estimada de resolución del 20 de mayo, pero se consignó que ya había sido respondido todo vía sistema. Frente a esto existen dos versiones contradictorias. Desde el gabinete ministerial aseguraron a The Clinic Online que al ingresar la petición por la ley 20.285 como Acceso a la Información Pública no es preciso generar el número de seguimiento. Sin embargo, un experto en esta área asegura que da igual si se apela a eso o Transparencia, porque el procedimiento es el mismo. Este medio consultó en el Consejo para la Transparencia sobre el procedimiento. Judith Ledezma, Analista de la Unidad de Promoción y Clientes del organismo aseveró que un servicio público, independiente de la forma en que ingresa una petición, tiene la obligación de dejar un código de identificación de éste para salvaguardad los intereses del solicitante y de la institución pública y garantizar que se responda en un tiempo y forma adecuado. Eso no se cumplió en este caso. Ledezma explicó que ello está contenido en la Instrucción General Número 10 de la ley de transparencia en su artículo 1.4. referido al “acuse de recibo de las solicitudes de acceso a la información”. En este punto se establece que los órganos públicos “deberán otorgar a los requirentes el correspondiente recibo que acredite la fecha de presentación, el número de ingreso y su contenido, cuando así éstos lo exijan” y que “para dar cumplimiento a esta obligación podrán disponer de formularios autocopiativos o la entrega de una copia de la presentación en la cual se estampe la fecha de recepción, así como el envío de un correo electrónico en el que se incorpore de manera textual la solicitud formulada, ya sea por transcripción de aquélla o mediante su escaneo, o bien, la remisión a través de carta certificada, de una copia de la presentación en la que conste la fecha y hora de recepción de la misma, en caso que la solicitud se haya enviado por ese medio y el peticionario no haya solicitado ser notificado vía correo electrónico” . Se destaca que se “considerará buena práctica que el servicio entregue en todos los casos el referido recibo, aún en ausencia de solicitud expresa del peticionario” e informe, entre otras cosas, cuándo comienza a correr el plazo para responder al requerimiento. PELAMBRES: SÓLO SE BUSCABA DESCARTAR CONTAMINACIÓN Desde Pelambres, en tanto, se respondió por escrito a este medio que el objetivo de los análisis realizados era “verificar si existía contaminación, tal como sostenía Glencore en su demanda” y que la minera de los Luksic “sólo tuvo acceso a los resultados de las muestras chilenas, pero estamos seguro que no pueden ser distintos a los obtenidos por el Estado argentino”. Acotan que los resultados “prueban que el Botadero no está generando drenajes ácidos que puedan contaminar el ambiente”. “Nosotros entregamos copia de la información del primer informe, sin timbres en cada hoja, a las autoridades argentinas a través de nuestros abogados. Al Tribunal, en cambio, se le entregó el mismo informe días más tarde, pero con las hojas certificadas”, destacan. De acuerdo al estudio jurídico de Los Pelambres “lo que ocurre en este caso es que Glencore ha preferido ignorar esta evidencia y no solicitar los resultados, por cuanto éstos desmienten de manera irreversible sus alegatos de existencia de contaminación por drenaje ácido proveniente del Botadero” y acusan que “el propósito último de obtener un beneficio económico, totalmente injustificado”. Desde la empresa, además, rechazaron cualquier trato preferente a la compañía. Desde Minería, en tanto, sólo se precisó que se “ha recibido la solicitud del estudio de abogados, y ha respondido a ella, en virtud a lo dispuesto en la ley 20.285 sobre Acceso a la Información Pública”. LUKSIC, OTRA VEZ La relación de Andrónico Luksic, líder del grupo económico, con el Ejecutivo ha estado en entredicho desde que se conoció que en noviembre de 2013 él, como vicepresidente del Banco de Chile, recibió al hijo de la Presidenta Bachelet, Sebastián Dávalos y su esposa Natalia Compagnon quienes solicitaban un préstamo de $6500 millones para la compra de 44,3 hectáreas en Machalí, que se vendieron generando una ganancia de $2.500 millones. El caso, que provocó la renuncia de Dávalos como director de desarrollo sociocultural de La Moneda, está siendo investigado en la Fiscalía de Rancagua y fue el detonante de la crisis del Gobierno. Lea la petición de Minera Los Pelambres de certificar la “buena fe” y la respuesta de Minería: Fuente: http://www.theclinic.cl/2015/05/25/el-trato-preferente-a-los-pelambres-de-la-ministra-de-mineria-que-trabajo-en-empresa-controlada-por-luksic/
×