Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Gloria Laso'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 3 results

  1. Viejos amores se presenta gratis en Villa Grimaldi Viejos amores El documental de Gloria Laso recoge el testimonio de las actrices Bélgica Castro, Carmen Barros, Nelly Meruane, Delfina Guzmán, Gloria Münchmeyer, Gabriela Hernández y Liliana Ross (cuyo deceso se dió a conocer esta madrugada), quienes hablan de su infancia, sus familias, que tuvieron que romper esquemas y enfrentarse a una sociedad machista y conservadora. “Estas mujeres que rompieron esquemas en el siglo veinte fueron capaces de mostrar la fuerza del género y romper con una sociedad rígida de un país subdesarrollado como Chile. Se enfrentaron a sus familias, a la tradición, a todo tipo de obstáculos para luchar por su vocación, por elegir lo que querían hacer con sus vidas”, afirmo Gloria Laso cuando se estrenó “Viejos amores”. Viejos amores de Gloria Laso Viernes 15 de junio, 18:00 horas Entrada gratuita
  2. Gloria Laso: Hay mucho punga que cree que siendo de derecha va a entrar al club de golf Gloria Laso regresará a las teleseries en las próximas semanas después de tres años alejada las producciones de pantalla chica. De todas formas, pese a su ausencia de la tevé, la actriz no se ha restado del debate público, sobre todo en los últimos meses donde se ha referido a diversos temas contingentes a través de sus redes sociales. El rodeo, las desigualdades, la violencia contra la mujer y las violaciones a los Derechos Humanos son tópicos que normalmente comenta y que la han llevado a protagonizar acaloradas discusiones con varios usuarios, normalmente de derecha. En medio del lanzamiento de la nueva teleserie de TVN, Wena Profe, y dejando de lado por unos minutos su cuenta de Twitter, la actriz conversó con El Dínamo sobre educación, la gestión de Bachelet, el cierre de Punta Peuco, las encuestas, Sebastián Piñera y la mirada retrógrada que ofrece la oposición en temas valóricos, como son el aborto y el matrimonio igualitario. Wena Profe tocará un tema esencial como la educación. ¿Cómo lo abordas entendiendo el contexto nacional y las reformas en esta área? La educación es todo. Todo empieza y termina en la educación. Un pueblo educado es un pueblo que no va a ser corrupto, que va a saber elegir a la gente. La educación es lo básico. ¿Te parece correcto lo que se ha hecho en materias de educación en el gobierno de Bachelet? Hay miles de personas de clase media que llegan a duras penas a fin de mes, entonces no es llegar y pagar una universidad. Es el 1% el que puede pagar y prefiero que ese 1% pague sus impuestos y todos estudien gratis. Así era en nuestro tiempo, nosotros estudiamos gratis. La Universidad Católica tenía un cierto margen de pago yo creo que un pueblo educado es un pueblo consciente. La cultura es todo, no sacamos nada con que la economía vaya fantástico, el PIB sea perfecto, todo el desarrollo económico marche viento en popa si tenemos un pueblo inculto que solo sabe comprar y que no sabe donde está parado. ¿Y cómo evalúas el gobierno de la Presidenta en general? Creo que Michelle Bachelet fue muy valiente. Si no hubiera sucedido lo que pasó con el hijo, probablemente habría sido distinta la percepción de la gente. A pesar de ese tremendo bache, que fue muy duro porque nadie esperaba eso, ha sido muy valiente en enfrentar y cumplir lo que prometió. Porque prometer en campaña y cumplir en gobierno es otra. Creo que ha sido muy valiente en eso y espero que no tenga marcha atrás. De todas formas, Sebastián Piñera lidera las encuestas y podría convertirse en presidente Creo que lo primero es ver con detención quiénes son los que hacen estas encuestas. A mí me encantaría que fueran personas objetivas, porque sabemos que todos los dueños de estas encuestas son precisamente de derecha. Es un poquito pisarse la manguera entre bomberos, no sé si será tan real eso de que Piñera tiene la carrera ganada. Buena parte de la Nueva Mayoría argumenta que con Piñera se ponen en riesgo las reformas. ¿Cómo lo ves? Por lo menos no va a poder echar marcha atrás, lo que ya es bastante. Yo siento que en este país pasa algo complicado, igual que en todo el mundo, pero la gente no se pone en los zapatos del otro, no sabe y no es capaz de percibir. Los Piñera no fueron de mucha plata, pero tampoco fueron pobres de vivir en los extra muros de Santiago y andar cuatro horas para llegar a un trabajo en micro o metro. Siento que la gente de derecha, sin mala intención, no entienden porque nunca lo han vivido. Los pobres tampoco han sido tan ricos, si hubieran sido ricos, seguramente tendrían un resentimiento horroroso de haber sentido eso. Siento que es complicado, todo lo hacen en el papel en Chile: la cifra, la cifra, la cifra. Hace un par de semanas el equipo económico de Bachelet renunció por el tema Dominga. ¿Sientes que es acertada la visión de la Presidenta en cuanto a economía y medio ambiente? Soy hija de militar y mi papá, cuando yo era chica, estaba en la Academia de Guerra. Recuerdo que se paseaba y decía pasa esto, esto, y esto otro: 500 bajas, yo le decía papá, yo creo que no son bajas, son personas y mi papá me decía que me callara porque no tenía idea. Para los militares son bajas, para los economistas son cifras y resulta que somos personas, somos seres vivos, bosques, diversidad, no todo es plata. Tú no puedes, para dar 10 mil puestos de trabajo, arrasar con el medio ambiente que es lo único que tenemos en este planeta. Esos conceptos yo siento que Bachelet los ha entendido y los ha asumido. Crecer dentro de un respeto al medio ambiente es fundamental. En estos años se han aprobado cosas como la ley del maltrato animal y cuando yo era chica existía el dicho morir como un perro. Los perros sienten, los seres vivos sentimos todo. ¿Sientes que hay un retroceso en este sentido? tomando en cuenta eso de morir como perro Creo que hay gente del siglo XX y del siglo XXI. Creo que mucha gente que está en puestos de poder se quedo en el siglo XX y no pasó al siglo XXI, con los conceptos distintos del siglo XXI. Porque esa gente del siglo XX fue educada con gente del siglo XIX, sus padres y sus abuelos tuvieron conceptos victorianos. El mundo avanzó cien años y como Chile es súper aislado, y la gente que viaja, va a los lugares turísticos pero no vive allá, no entienden el nivel de relación con la cultura y con el avance del mundo. Chile es un país muy aislado y por eso es tan xenófobo, y por eso es tan racista y por eso es tan clasista, porque se quedó en el siglo XX. ¿Cómo proyectas un posible nuevo gobierno de Chile Vamos? Lo que a mí me da susto de los cambios de gobierno es que la gente que pueda estar en el poder, es gente que tiene conceptos de vida, de mundo, de escala de valores, de relaciones humanas del siglo XX. En el siglo XXI tú le preguntas a los niños y quieren ser vegetarianos, no les importa la homosexualidad. Los niños tienen otro conceptos, se relacionan de otra manera con el mundo y yo creo que esa gente, en vez de decir me estoy quedando atrás, no son capaces de más. En vez de sentarse y aprender lo que viene con el mundo, tratan de imponer sus viejos conceptos. Me da susto que Chile vuelva para atrás. Yo siento que con el Golpe de Estado, Chile retrocedió 30 años. Y cómo recuerdas al Chile antes de eso Cuando era joven estaba en la universidad para el Golpe. Hubo un momento en que no existían las clases sociales. La gente se casaba con cualquiera, solo porque te gustaba, porque estaban en lo mismo y porque había un proyecto en común, de vida. Pero eso se acabó de un día para otro y volvimos a los apellidos, a los colegios, a de dónde vienes, quiénes son tus padres y de nuevo la cosa separada en castas, igual que en la India. Con el avance del siglo, hemos vuelto a avanzar pero corremos peligro de retroceder si acaso se imponen las ideas antiguas. Siempre en Chile está esa lucha entre el autoritarismo y el progresismo. Entre el pensamiento que va hacia adelante y lo que va hacia atrás. Hace algunas semanas se anunció que en septiembre se cerraría Punta Peuco, ¿eso es ir hacia adelante? No creo que sea tan importante, no tengo un espíritu de venganza. A mí me preocupa mucho más que las personas que cometieron esas brutalidades inconmesurables la otra vez estuve hablando con una amiga mía, que yo no sabía, que a ella la habían violado con perros. Lo supe y casi me morí, porque de verdad es muy fuerte y ella estudiaba veterinaria. Nunca más pudo estudiar su carrera. Entonces, cuando tú dices que hubo gente capaz de hacer eso y que no es capaz de arrepentirse a mí no me importa que estén en Punta Peuco o en otra parte, porque lo que sí me importa, y sí creo que es tremendo, es que no se hayan arrepentido de los horrores que hicieron. Lo dramático es que nunca hayan dicho lo siento, me equivoqué, no debí haber hecho esto. Eso es lo trágico. ¿Cómo explicas esa indolencia? Encuentro que ellos son un poquito víctimas. El Golpe de Estado y lo que pasó después con el Ejército fue una maniobra maquiavélica de Pinochet y de un grupito bastante chico cercanos a él. Él se enriqueció hasta que le dio puntadas, robó hasta que le dio puntadas, su familia se enriqueció y robó hasta que le dio puntadas, sus amigos se enriquecieron y robaron hasta que le dieron puntadas. Él se murió en su cama, feliz de la vida, y están los hijos con los nietos, la vieja y todo el mundo, millonarios, felices. Quiénes le hicieron el trabajo sucio y quiénes están presos, ¿qué ganaron ellos siguiendo las órdenes de Pinochet y Contreras? Contreras murió en su ley, fue más digno que el otro. Pinochet salió incólume, multimillonario, robándole a todo el mundo y cientos de miles de civiles que empujaron a los militares a hacer el Golpe. Los civiles Ellos gobernaron en las sombras y están hoy día en el Congreso, felices de la vida. Siento que de algún modo, los que están presos son el pato de la boda, porque ellos fueron a la DINA, hicieron lo que otros militares no quisieron hacer. ¿Cuántos están pagando y cuántos son realmente culpables? ¿Son realmente más culpables los que torturaron o los que mandaron a torturar? Es como el poema de Sor Juan Inés de la Cruz, O cuál es más de culpar, aunque cualquiera mal haga: la que peca por la paga o el que paga por pecar?. Gloria Laso, tuitera Te volviste una activa usuaria de redes sociales y llevas varios encontrones con seguidores de la derecha. ¿Qué opinión te merecen ellos? -Volvemos al tema de la cultura y al tema de ponerse en la piel del otro. Creo que es pura ignorancia, ni siquiera es maldad, creo que es una ignorancia feroz y un arribismo tremendo. En Chile están convencidos que ser de derecha es ser de clase más alta, entonces hay mucho punga que cree que si es de derecha va a entrar al club de golf. No sabe nada que los de derecha se mueren de la risa de ellos, los han ridiculizados y se han reído siempre, como lo hicieron con los milicos la vida entera. Porque los conozco requetebien. ¿Por qué tan bien? Vi a mi abuelo materno reírse la vida entera -era el presidente del Salón Azul del Club de la Unión- y habló toda la vida de estos picantes, de estos rotos, estos siúticos y estos arribistas. Nunca los consideraron iguales. Creo que pasa lo mismo con toda esa gente mira, por ejemplo, los de la UDI cacharon y le pusieron UDI popular. Discúlpame, pero son la cosa menos popular del mundo. A lo mejor pueden tener mucha base en las poblaciones, también la tienen los evangélicos, pero eso no significa que tengan más fuerza que la Iglesia Católica. Siento que hay mucha gente que cree que ser de derecha es estiloso. Así como yo soy de clase alta, soy un éxito, he conseguido el éxito. Eso habla un poco de empatía, también -La gente hoy en día no lo concibe. Si yo te digo, ¿sabes lo que sintió Camiroaga cuando se iba cayendo el avión? No te lo puedes imaginar y yo tampoco, porque nunca hemos vivido esa experiencia. Hipotéticamente decimos sí, debe haber sido muy angustioso, pero si nosotros nos hubiésemos caído en un avión y hubiéramos sobrevivido, a lo mejor miraríamos de otra manera la situación. A esa gente le pasa eso, no tiene la capacidad de empatizar y no tiene la cultura ni la inteligencia suficiente para decir qué pasaría si me hubiera pasado a mí y si fuera mi papá, mi abuelo o mi hermano. Pienso que si la gente tuviera más cultura, más educación, también habría más compasión, más empatía y más ponerse en el lugar del otro, porque la gente cuando tiene más inteligencia, tiene más capacidad de reflexión.
  3. Confesiones de 7 divas del teatro chileno La historia de Chile y la del teatro nacional, a través del relato de sus vidas y carreras, desgranan siete de las mayores actrices de su generación en el documental "Viejos Amores". Aquí, a ocho voces, Gloria Münchmeyer, Bélgica Castro, Delfina Guzmán, Carmen Barros, la cineasta Gloria Laso, Nelly Meruane, Gaby Hernández y Liliana Ross reafirman por qué la actuación ha sido el eje de sus vidas. Por María Cristina Jurado. Fotografías: Carla Dannemann. Yo quisiera morirme arriba del escenario. La frase la repiten todas. Siete mujeres que han hecho su vida sobre el escenario. Siete actrices con carreras teatrales rutilantes y medio siglo de recuerdos que dan origen a "Viejos Amores", documental de una hora y media que da cuenta de cómo se forjaron estas divas nacionales. Se estrena hoy en el Gam y, desde el jueves, se podrá ver en la Cineteca Nacional y en el Cine Arte Alameda, antes de ir a regiones. Una experiencia fílmica que emprendió hace menos de un año la actriz y cineasta Gloria Laso, su segunda incursión en el cine. Y, en los días de su estreno, estas siete actrices icónicas repasan y recuerdan. Como Gloria Münchmeyer: -Yo no he hecho nada extraordinario. Lo único que he hecho es trabajar toda la vida nomás. Y no parar y persistir. El único mérito que tengo yo como actriz es la persistencia. Y creo que este documental es un premio a la persistencia, la de todas. Persistencia en el tiempo, a pesar de los embates de todo tipo. Münchmeyer, altiva, de personalidad directa y dueña de una de las mayores reputaciones actorales en este país -acumulada en 49 años de vida profesional- es esquiva en sonrisas. A veces, su sentido del humor traspasa la barrera. Entonces, todo su cuerpo se ríe: -Mira, para el 2016, estoy igual que Sampaoli. Esperando las ofertas y ofreciendo seis años ¡por muchos millones de pesos! El año pasado, esta actriz cosechó aplausos en todos los géneros, desde las televisivas "Los Años Dorados" y "Las Matriarcas", hasta la teatral "El Marinero", de Fernando Pessoa, pasando por la cinematográfica "El Bosque de Karadima". Y, aunque no dice su edad, "tengo menos de los que crees y más de los que quisiera tener", Münchmeyer reconoce que debutó, veinteañera, a mediados de los 60, y enfiló, con tesón y talento, directo al estrellato. Para la cineasta y actriz Gloria Laso era importante recoger la experiencia de estas mujeres. -En 80 o 90 años de vida, ellas tenían la experiencia de toda la historia del país. Y creo fundamental guardar la memoria, los viejos tienen sabiduría, inteligencia, conocimiento de vida: había que transmitir ese conocimiento a las nuevas generaciones. Para los nuevos actores, el ver a estas mujeres que tienen 94 años y siguen arriba del escenario y tienen vidas tremendamente ricas, tremendamente valientes, es algo que quedará. Laso acumuló veintidós horas de conversación que, en un laborioso trabajo, se convirtieron en una película de una hora y media. Desde sus propias casas, Delfina Guzmán, Bélgica Castro, Liliana Ross, Gaby Hernández, Nelly Meruane, Gloria Münchmeyer y la actriz y cantante Carmen Barros evocaron tropiezos, alegrías, amores, vidas y carreras. Incombustibles y vigentes Bélgica Castro -quien este año batió dos récords: cumplió 95 años y veintiuno desde que ganó el Premio Nacional de Artes de la Representación, y es considerada por los expertos como la mejor actriz que Chile ha tenido- sorprende por su energía y vigencia. Castro respira teatro y jamás ha cedido frente a las millonarias ofertas en televisión, un medio que ella juzga mediocre y pobre. -Nunca voy a parar en teatro. Si puedo trabajar, sigo. Porque te llena la vida tener un compromiso, eso es lo que importa. En este momento tengo fuerza, tengo ánimo, puedo aprender cosas. Uno nunca termina, yo quiero aprender siempre. Recuerda sus inicios con Pedro de la Barra en el Teatro Experimental de la Chile, un teatrista visionario que la marcó en el oficio. También su amor por el dramaturgo Alejandro Sieveking, "¡lo más importante que me ha pasado, porque él también es teatro!". -Lo conocí y nunca más nos separamos... Alejandro ha sido una suerte para mí, me ha aconsejado, es muy inteligente, me ha orientado a elegir solo teatro de calidad. Ahora, desde el 5 de abril, voy a actuar en "Pobre Inés, sentada ahí", que él escribió. Es muy interesante. -Entonces, ¿nunca dejará las tablas? -¡Cómo se te ocurre! ¡Para qué irse cuando lo están buscando a uno! Y yo escucho y acepto..., pero solo cuando las cosas son de calidad, esa es la condición. Las anécdotas salpican la filmación. Como cuando Carmen Barros recuerda a sus padres, embajadores en Berlín, bailando Charleston entre plato y plato, para no engordar. O cuando Nelly Meruane, 87, evoca a los suyos, inmigrantes árabes y comerciantes en Toltén, quienes iban a comprar en bote porque llovía mucho. Gaby Hernández, quien el año pasado destacó en la teleserie "Pituca sin Lucas" e hizo cine, recuerda en el documental sus viajes por el mundo: -Tengo 77 años y actúo desde los 21. Con Gloria (Laso), que es muy amiga mía, nos fuimos por el lado de mis aventuras, porque yo he tenido una vida muy aventurera. Pero mi profesión siempre ha sido parte fundamental de ella, todo ha estado absolutamente imbricado. Por primera vez, en 2015 no hizo teatro. La televisión la absorbió. "Siempre había hecho televisión y teatro. Y, cuando no hacía televisión, como en España, hacía teatro y clases, hacía esto y lo otro. El año pasado me tocó un papel que tenía muchas escenas en una teleserie de mucho éxito, también hice cine. Pero no teatro. Y, por un momento, me sentí muy vacía. Porque la energía la habría sacado, por supuesto. Siempre saco energía para hacer teatro". Y Carmen Barros, cuyos hitos teatrales, evalúa, fueron la Carmela de San Rosendo en "La Pérgola de las Flores" en 1960 y "Esta Señorita Trini", dos años antes -que ella califica como la primera comedia musical chilena y que hoy está en manos de un productor para reponerse en 2016 con ella como directora-, tuvo sus inicios en el canto: -Yo pasé a las tablas como cantante, después de estar metida de lleno en una carrera operática. Y es que la ópera te pone en las tablas. Mi primera incursión fue muy linda, vino un elenco del Metropolitan de Nueva York a hacer la única ópera de Beethoven, "Fidelio". Son diálogos hablados en alemán y yo, como hablaba alemán como el castellano, fui llamada para hacer La Muchacha. Fue mi primera subida al escenario del Teatro Municipal. Con un éxito extraordinariamente bueno, porque éramos dos chilenos nomás. Fue en 1945 y Carmen tenía 20 años. Hoy, a los 91, brilla en "Los Años Dorados". Y a Nelly Meruane, quien también debutó en el Teatro Municipal con "El Tiempo y los Conway" en 1952, muchos de sus roles la marcaron de por vida. Hoy, a los 87, nombra a la pituca Cotocó Pereira -gran amiga de Bebé Mackay de Moller, que interpretaba Silvia Piñeiro en una de las series más famosas que recuerda Chile, "Juani en sociedad"- y se ríe con nostalgia. En sus paseos, la paran en la calle: -El público es realmente el juez de uno. Y tú en la calle ves el amor que la gente siente por uno, es una cuestión impresionante. Eso quiere decir que uno ha perdurado. Y eso a mí me llena, me da una satisfacción inmensa: dejé algo en esta vida. Durante 25 años, Meruane, quien es profesora titulada en la Chile, actuó y enseñó al mismo tiempo. "Una profesión se nutría de la otra. Por ejemplo, anoche era la Cotocó. Al otro día llegaba y las niñas se descolgaban por las ventanas del liceo para mirar a esta persona que estaba anoche en la televisión. En clases, ¡yo les hacía todos los personajes! Lo pasaban muy bien conmigo". Como Delfina Guzmán, quien desafió a su medio conservador a mediados de los 50; como Bélgica Castro, quien llegó de Temuco para ser profesora; como Gaby Hernández, cuyo padre quería que ella fuera pianista; como Carmen Barros y su pasado aristocrático; como Liliana Ross, quien llegó de Italia huyendo de la Segunda Guerra; como Gloria Münchmeyer, Nelly Meruane tuvo que vencer infinitas barreras para ser actriz: -En este documental está la vida, y todo es importante, todas las facetas. De dónde viene uno, cómo evolucionó, como sufrió para poder lograr lo que uno quería. Por todo ese entorpecimiento familiar...¡que 'cómo la niña iba a estar en un escenario'! Todos esos atavismos que existían. Y ya lleva 64 años. -El teatro para el ser humano es purificador. Es un arte que sube el estatus del hombre, en el sentido de lograr alcanzar dimensiones. Me acuerdo de "Mama Rosa", que fue un hito teatral en 1982. Nosotros veníamos llegando de vivir nueve años en Caracas. Y ahí vino el famoso director Pedro Mortheiru y yo le dije: '¡Cómo se te ocurre que voy a interpretar a una niña de 16 años!'. Ya la tercera vez que me vino a convencer, le contesté: 'Bueno, está de Dios'. Y partimos con "Mama Rosa", una de las cosas más lindas que he hecho en mi vida. "vivir otras vidas" Delfina Guzmán, deslenguada, inteligente y talentosa, continúa, a un mes de cumplir sus 88, diciendo lo que piensa y haciendo lo que dice. Es una de sus gracias. Como hoy, que recuerda uno de los momentos clave de su existencia, cuando descubrió su oficio. Ya estaba casada con su primer marido y tenía dos hijos pequeños, Joaquín y Nicolás. - ¡Tuve muchas dificultades para poder actuar! Muchas dificultades para cumplir mi profesión, la más linda que puede tener un ser humano. Y me acuerdo de un momento en que me dio mucha rabia. Alguien me preguntó en qué trabajaba yo. 'Soy actriz', le contesté. Y me dice: 'No, le pregunto en qué trabaja'. Entonces me enojé y le digo, furiosa: 'Mire, yo además de hacer teatro, soy puta'. -Ha dicho que su estreno de mayo será su última obra. -¡Quién sabe, no soy adivina! En verdad, no me lo creo ni yo misma. Pero no todo fueron risas. También hubo lágrimas. Por ejemplo, cuando las siete actrices recordaron el 11 de septiembre de 1973, un evento que a todas les trastocó la vida de diferentes maneras. Dice la documentalista: -Yo creo que el golpe, en mayor o menor medida, a todos nos quebró la vida. La gente no volvió a ser la misma, aunque hayan sido los momios más momios, hasta los mismos militares. El país cambió y es otro. Pero, cruzando los momentos difíciles de sus vidas y carreras -ninguna esquivó recuerdos- las siete actrices encontraron la tónica que domina la película. La palabra clave fue Entusiasmo. Laso dice: -Ellas tienen más de 80 y 90 años y siguen entusiasmadas. Siguen trabajando, siguen queriendo, siguen enamoradas, siguen contentas. Creo que son un paradigma para las personas en general, pero en particular para las mujeres. Esas mujeres que se dejan morir porque el marido se les fue con una más joven o porque los nietos son lo único que importa y ellas ya no valen. Yo creo que no, ¡que uno tiene que seguir creciendo! La actriz Carmen Barros concuerda: -Me siento parte de la memoria de Chile. Soy alguien que ha sido muy querido por el hombre de la calle. Ahora, con "Los Años Dorados", es impresionante la cantidad de gente que se me acerca. Con este personaje, a pesar de que esta vieja es lo más pesado del mundo, la gente me pesca, me abraza y me dice: 'Sigue, sigue diciendo garabatos'. Como si fuera yo quien los dice. También comparte esta óptica Liliana Ross, quien, a los 76, va al gimnasio regularmente y cumplió medio siglo en las tablas. Ross, quien en realidad se llama Brescia, llegó a Chile a los seis años con su familia desde Italia, huyendo de la Segunda Guerra Mundial. Se subió a un escenario en los años 40 y lleva consigo recuerdos imborrables. Uno de ellos se liga directamente a un hito actoral. -Fue la teleserie "Machos", de 2003. Una de las cosas más maravillosas que he hecho y por la cual he sido reconocida en Chile y hasta en San Petersburgo, Rusia. Se exportó a muchas partes. En 2007, estando en San Petersburgo con Raoul (su marido), estaba comprando y una muchacha me dice: 'You are an actress, you are the one of Machos'. Y me abraza llorando. En Rusia dejaban el original y escribían abajo en ruso. Puede hablar horas de cómo las obras del Siglo de Oro español definieron mucho de su aprendizaje y de su vocación. "Haber hecho, La vida es sueño, con Héctor Noguera fue un trabajo que me obligó a prepararme. Y a trabajar la voz, el comprender, el entender lo que estabas diciendo porque no era nada fácil'. Hoy siente igual entusiasmo que cuando se quemaba las pestañas con los textos y, en paralelo, criaba a tres hijas. -El teatro, más que la televisión, es la gran escuela para un actor. Lo que uno más ama es el teatro. Es donde uno realmente se da cuenta que esta es una profesión, donde te afirmas en tu trabajo. Y para la actriz Gaby Hernández, quien está en la teleserie "Pobre Gallo" y actuará en la obra "Fugitivos de la ausencia", del dramaturgo Jorge Díaz, hay un solo hito en sus 56 años arriba del escenario: -Mi carrera de más de 50 años. Por la que me gusta levantarme todos los días a trabajar todavía. Y crear personajes. Y vivir otras vidas. Un hito haber podido hacer algo que me fascinó desde niña y todavía me fascina. Ese es mi gran hito. Maquillaje: Glenda Barra para Bobbi Brown. "anoche era la cotocó. al otro día, las niñas se descolgaban por las ventanas del liceo para mirarme", dice Nelly Meruane, actriz y profesora. Disciplina férrea, ética y defensa de textos de calidad ha sido la tónica de estas siete actrices icónicas de Chile. Y un amor sin límites por el teatro. 1. Liliana Ross, con poco más de un año, en Italia, con su madre. 2. Delfina Guzmán, quien pronto cumplirá 88 años, en 1929. Tenía un año de edad. 3. La actriz y cantante Carmen Barros a fines de los años 50, en la Plaza San Marcos de Venecia. 4. Bélgica Castro en 1953, en el Teatro Experimental de la U. de Chile, con Agustín Siré. Fuente: Revista Ya, Martes 8 de marzo de 2016.
×