Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'FERNANDO'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 7 results

  1. https://www.youtube.com/watch?v=bIqfblGGPBU
  2. 09 Septiembre 2017 Columna de Fernando Villegas: El Cuento de Nunca Acabar Dominga muere y resucita por turnos: ha sido rechazado por unos, aprobado por otros, reconsiderado, revisado, replanteado, vuelto a rechazar y hasta rehabilitado como tal vez aceptable en ciertas condiciones por Girardi. El caso Dominga, proyecto minero cuyo desplome arrastró consigo al entero equipo económico del gobierno, es el ejemplo más reciente de caída brutal en la calidad de gestión de la política, del deterioro de su conceptualización, de la torpeza de su enmascaramiento como lo que no es -en este caso con una supuesta “sensibilidad ambiental”– y de patética mala comunicación por parte del gobierno. La historia del estropicio, como en una farsa de los tres chiflados, acumula un episodio cómico y ridículo tras otro. Es “el cuento de nunca acabar”. En efecto, el proyecto muere y resucita por turnos: ha sido rechazado por unos, aprobado por otros, reconsiderado, revisado, replanteado, vuelto a rechazar y hasta rehabilitado como tal vez aceptable en ciertas condiciones por Girardi, apóstol del medio ambiente recién llegado de Irán donde por un momento olvidó su vocación verde y habló con el ministro de Minería para tentarlo a hacer negocios en Chile, a todo lo cual se suman las misteriosas razones dadas por la Presidenta acerca de no darle la espalda a la gente pero sí a los números, otras ofrecidas por distintos ministros, las habituales cantinfladas de la vocera, declaraciones del flamante ministro de Hacienda -“aún no está muerto el proyecto”– a 24 horas de la caída del anterior equipo que él reemplazó NO por pensar distinto, porque piensa lo mismo, pero a su vez escogido como reemplazo supuestamente porque no piensa lo mismo… salvo que S.E., quien tal vez ya hoy no piense lo mismo, desee dar una “señal” al sector empresarial ahora que varios especialistas en marketing a contrata libretean al progresismo instruyéndole para que hable de crecimiento y desarrollo. Todo eso constituye tan enredoso cuadro de ineptitud, oportunismo y conflictos políticos chocando en confusa masa y desconcierto global y transversal que su descripción y análisis no tiene cabida en ninguno de los niveles en los que usualmente funciona la comunicación, no al menos entre los seres humanos. Los niveles En un mundo razonablemente normal la evaluación o explicación de eventos, procesos, iniciativas y proyectos políticos puede operar en tres diferentes planos. El superior es regulado por el método científico, esto es, por la observación empírica y el uso de la lógica; es lo que se espera -y a veces se encuentra- en un texto académico. Por debajo de aquél se ubica el discurso ideológico, el cual puede expresarse con articulación y hasta elocuencia, pero deja de lado parcial o totalmente la evidencia empírica, su lógica suele caer en falacias para forzar puntos de doctrina y el peso de axiomas no examinados o meras creencias se hace importante. Aún más abajo se encuentra el tercer nivel, el de la demagogia de frentón, artefacto verbal dominado por un parloteo que usa como punto de partida una ideología con todas sus falencias, pero a la que mutila aun más para ponerla al alcance de todas las orejas; es entonces cuando observamos el predominio de la emocionalidad más descarada, de adjetivos estrepitosos, de vociferaciones y afirmaciones gratuitas pero capaces de suscitar eco en las masas. La demagogia ya no trata de demostrar, como en el primer nivel, pero tampoco de adoctrinar, como en el segundo, sino de “movilizar”. Para arrastrar a una turba no se necesitan ni argumentos científicos ni invocaciones doctrinarias; basta despertar el instinto gregario y encender la mecha de la hormonalidad, a flor de piel en cualquier muchedumbre. Arrebatos de amor o de odio, no de comprensión, suelen ser el resultado de dichas invocaciones demagógicas y mucho más de lo último que de lo primero. Sin embargo, aun en este bastardo tercer nivel se requiere un mínimo absoluto de coherencia para que dicha masa sepa, al menos, adónde ir y a quién odiar y linchar. Normalmente las sociedades alimentan su actividad política con material del segundo y tercer nivel, dejando al primero reposando en los estantes de las bibliotecas, pero en ocasiones el discurso puede descender todavía más peldaños y derrumbarse en una total y senil incoherencia. Es cuando se vuelve incomprensible hasta para sus actores. Dicho estado agudo de perturbación político-mental con cierto parecido al Alzheimer tiene como más notorio síntoma el momento en que el habla se convierte en ininteligible balbuceo. La pérdida de rumbo, si acaso alguna vez lo tuvo, es lo que llevó al gobierno a tan calamitosa comedia de equivocaciones. Su confusión, en esto como en todo, o lo paraliza o lo arroja a espasmos frenéticos. Propensión Facilita el desarrollo de ese penoso mal cierto problema genético que afecta principalmente a los sectores cuyas posturas se alimentan más de memes ideológicos que de simple sentido común, pero aun mucho más de demagogia que de ideología. Las abstracciones desprovistas de contenido preciso, las meras invocaciones de vocablos mágicos como “equidad”, “justicia”, “movimientos sociales”, “inclusión”, “calidad de vida”, “respeto al medioambiente”, etc., suelen hacer expedito el tránsito por el territorio de la vaguedad, lo que a la postre condena a los viajeros a perder toda noción de hacia dónde se dirigían y en verdad hasta del concepto mismo de haber direcciones. Llegadas las cosas a ese punto sucede con la política lo que en los ejercicios de yoga, práctica terapéutica en la que los términos que se usan y repiten en cantinela carecen de significación en el espacio semántico, conceptual y operacional, sino sólo en el fonético para suscitar determinados estados de ánimo. La pérdida de rumbo, si acaso alguna vez lo tuvo, es lo que llevó al gobierno a tan calamitosa comedia de equivocaciones. Su confusión, en esto como en todo, o lo paraliza o lo arroja a espasmos frenéticos. Dicho desorden no se queda en La Moneda sino afecta a toda la maquinaria política y electoral de la NM, coalición reducida cada vez más a hacer “proposiciones de futuro” basadas en expectorar veneno contra el candidato de la derecha. Es un estado anímico y mental que se manifiesta en la fenomenal incoherencia en el actuar y discursear de los actores entre sí y de los actores dentro de sí. Como efecto de dicha lamentable condición es que hemos contemplado tan distintas y opuestas visiones sobre Dominga, pero al mismo tiempo tan consensuadas visiones sobre proyectos ambientalmente mucho más peligrosos. La incoherencia es tal que ni siquiera es todo el tiempo incoherente. Paraíso perdido Una sola cosa resta clara y cierta para el elenco gobernante porque ofrece una evidencia fáctica que, aun en su monumental ceguera, todos sus miembros pueden ver: es la horrible visión de que podrían estar a punto de perder la Gracia Divina y ser condenados y arrojados al infierno del mercado y la vida privada. Esa convicción, aunque mezquina y estrecha, es al menos irrefutable. De ahí que hayan desarrollado una notoria predisposición a hacer y decir LO QUE SEA para no perder su lugar al lado del Señor Padre Todopoderoso, el Estado. Reducidos a eso, ya poco importa el no saber adónde van y ni siquiera recordar adónde querían ir; ahora lo que interesa no es ir a alguna parte, sino quedarse donde están. De eso deriva no sólo la confusión sino la desvergüenza. Llegado a esta fase de total desmoralización, este colectivo político, imbuido alguna vez en la arrogante pretensión de estar investidos de facultades y virtudes superiores para salvar al país, se presenta y conduce hoy tan erráticamente que para los testigos ya casi no es posible discriminar si en esas almas perdidas deambulando a los tropezones se encara a un cínico, lo que supone cierta claridad de percepción, a un hipócrita, lo cual presume saber qué es lo correcto para simularlo, o simplemente se está frente a un caso de simple necedad, que es no saber nada de nada. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/columna-fernando-villegas-cuento-nunca-acabar/
  3. 21 Junio 2017 Fernando Zegers, ginecólogo especialista en medicina reproductiva: “Sería una vergüenza para el país que no se apruebe la causal de violación” Fernando Zegers ha sido una voz relevante desde los años 80 sobre políticas públicas en sexualidad y reproducción en Chile y el mundo. Aquí las ha peleado todas: la fertilización asistida, la píldora del día después y el aborto. En la ONU, logró detener la clonación humana para fines reproductivos. Hace unas semanas fue nombrado Profesor Emérito de la Universidad Diego Portales, donde además dirige el Programa de Ética y Políticas Públicas en Reproducción Humana. No avala posturas sin evidencia científica ni comandadas por alguna religión. Para él, es evidente que el poder de la Iglesia Católica, ligada a poderes económicos, hace difícil legislaciones más liberales. De hecho, comparado con lo que fueron las políticas de anticoncepción a fines de los 60, cree que nos hemos estancado: “Hay mucho menos capacidad de avanzar en libertades, autonomía y hacia el respeto por los individuos que antes”, asegura. Aquí, cuenta cuando se enfrentó al Cardenal Fresno y al ex ministro Mañalich; habla de la adopción homoparental, del dilema legal de dar reconocimiento a dos madres y deja en claro por qué el derecho de una mujer está por sobre el de un embrión. ¿Qué crees que nos ha pasado que no hemos avanzado en materia de libertades? -Desde los 70 en adelante, por los grandes descubrimientos científicos, que pusieron al hombre en control de su reproducción, aparece la bioética, una disciplina que trata de definir los mínimos morales y se comienza a generar marcos regulatorios, que es algo bueno. Lo malo, es que el extremismo religioso ha influido en todo el mundo. Y en la Iglesia Católica ha surgido un movimiento conservador extremadamente fuerte que se ha alejado de la gente y se ha puesto intelectual. Y no es sorpresa de nadie que la Iglesia en nuestro país está ligada a poderes económicos y capacidad de decisiones que hace difícil legislaciones más libres. Una vez fuiste a un programa de televisión con el Cardenal Juan Francisco Fresno con quien tuviste un enfrentamiento no menor. -Eso fue el 87, justo después que salió el documento vaticano Donum Vitae. El único documento que existe hasta ahora con relación a la fertilización asistida de la Iglesia Católica… Te recomiendo que lo bajes y lo leas, porque vas a quedar asqueada. ¿Qué dice tan terrible? -Que los niños nacidos de fertilización in vitro carecen de la perfección que es querida, debida y propia cuando la procreación resulta del acto conyugal, eso es casi literal. Y cuando te enfrentas al cardenal en la televisión, ¿cómo fue? -Él me dice: “Usted viene hablar de reproducción y yo vengo hablar de Dios”. Yo le respondí: “Yo no vengo hablar solo de reproducción, vengo a dejar que Dios hable a través mío”. Ja,ja,ja, le dio ataque… – Eso lo hablamos en maquillaje antes de salir. Fue para ponerlo en contexto, que aquí nadie habla de Dios en particular. Leí que el encontrón fue más duro, porque el cardenal trataba los nacidos por fertilización asistida como “entes” y tú golpeaste la mesa y le dijiste: “Cardenal, si yo le muestro una guagua nacida de reproducción espontánea y otra de fertilización asistida, ¿usted podría decirme quién goza de perfección? ¿quien está bendecida por Dios? Lo que usted dice es atroz”… -Bueno, afortunadamente el programa se fue a comerciales y nunca más nos encontramos. ¿Por qué sigues participando en foros en la televisión? Te vi en uno donde se debatía de las tres causales de despenalización del aborto y una joven de Voces Católicas era de una ignorancia escandalizadora… -…y de una violencia también… ¿Por qué sigues yendo a esos foros? -Porque siento que es una necesidad. He venido discutiendo de la fertilización in vitro, la anticoncepción de emergencia, el aborto… Y fíjate, yo nunca he hecho un aborto. Y ya no lo hice, porque dejé de hacer cirugía y sin embargo, soy el único médico que defiende el aborto en Chile. Cuando me fui becado a Inglaterra el 79, el director me dice que los martes era mi día de termination, que es hacer abortos. “No hago abortos”, le dije. “Tú estás becado y tienes que hacer lo que dice el hospital, si no te puedes ir a Irlanda”, dijo. Pero yo le expliqué que estaba becado por la Organización Mundial de la Salud y que tenía autonomía para decidir. Era un pendejo en ese tiempo, pero así era y así he sido yo. Yo no defiendo el aborto porque me gusta o porque creo que es bueno, sino porque defiendo a las mujeres. Ese es mi objeto de defensa. En esos foros te enfrentas a mucha ignorancia y confusión, como cuando se habla de mórula, feto, guagua, persona, como si todo fuera lo mismo. -En una discusión en la Cámara de Diputados, traté de hacerles entender que el embrión de cualquier mamífero es igual y que los procesos biológicos para llegar a ser una mórula o un feto en el hombre, en el ratón o en el mono son los mismos. Esto para explicar que uno no debía definir como niño a un embrión. Se tenía que aplicar definiciones comunes a todos, porque eran todos los mismos procesos. Tampoco se habla de mono, sino de embrión de mono y que al final, la perfección en el desarrollo es la misma y que ellos no podrían diferenciar un embrión de una especie o de otra. La misma dignidad está en toda la naturaleza. Bueno, lo que salió después de eso fue: “Fernando Zegers está a favor del aborto porque piensa que los embriones humanos son iguales que los de los ratones”. Eso fue todo. Entonces claro, con un racionamiento un poquito elaborado, se pierden, pero así he sobrevivido. En la discusión en Chile sobre el aborto, ¿cuál es la aberración científica más frecuente que se usa en los mal llamados grupos pro vida? -No hay tantos errores científicos, las interpretaciones son las que cambian. Cuando la gente dice que luego de ser fecundado un óvulo hay un nuevo individuo, eso es cierto. Hay un genoma nuevo y esa estructura celular es de la especie humana, si es de humano, y de ratón, si es ratón. El tema es cómo pasas de esta estructura celular a llamarlo persona y que tenga los derechos de una persona y que estos sean iguales a los de la mujer. Ese es el asunto. Y la Corte Interamericana de Derechos Humanos fue categórica en esto en su fallo del 2012, a raíz del caso de Artavia Murillo de Costa Rica, que presentó una demanda porque el país prohibió la fertilización in vitro. Esta fue la primera vez que una corte internacional falla en temas de derechos reproductivos y lo más relevante que dice es que quien tiene derecho es la persona y no el embrión. “El embrión no puede ser entendido como persona”, dice textual. Que el paso de ser embrión a persona es dinámico, que no se adquiere de manera inmediata y que los derechos del embrión se expresan a través de la mujer y no directamente en él. Y que debe primar siempre el derecho de la mujer por sobre el derecho de los embriones. Un fallo histórico. -Lo es y va más allá, interpreta también el artículo 4.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos, que es el artículo fundamental del derecho a la vida. La Corte europea, americana y la africana, tienen como uno de sus primeros artículos que todas las personas tienen el derecho a la vida. La diferencia entre las convenciones es que en la americana se agrega, “y en general desde la concepción”. Una frase compleja. -Claro. Lo primero es definir qué es concepción, según la RAE es “estar preñada la hembra”. Es decir, estar embarazada, no es generar un embrión. Y acá en Chile han homologado concepción a la fecundación. La Corte Interamericana de Derechos Humanos, decidió definir que la concepción se refiere a embarazo, justamente por la fertilización in vitro. Y el otro elemento importante de esa frase es, “y en general”. Esto significa que hay excepciones. Muchos países usan esta frase porque tienen aborto terapéutico, por lo tanto se aseguran que siempre prime el derecho de la mujer y de la persona. Así está estructurado en el derecho internacional. ¿Cuándo ese feto o embrión se constituye una persona para ti? -Legalmente cuando nace. De ahí se es persona. Nunca lo he querido definir en términos de un día o una semana, pero no hay duda que desde que hay viabilidad uno debiera protegerlo de una manera distinta. De hecho hay definiciones distintas. Una interrupción de un embarazo antes de las 22 semanas es un aborto, y uno después de las 22 semanas se define como mortinato, ahí lo que se haces es una inducción de un parto prematuro. Cuando hay viabilidad uno podría decir que hay una persona en potencia, más que potencialmente una persona. Y esto tiene que ver con biología, porque la mayor parte de las pérdidas espontáneas y los abortos ocurren antes de las 22 semanas. Por eso es potencialmente una persona. Pero persona se es al nacer. ¿Por qué se escucha tanta tontera cuando se discute el tema del aborto? -Porque la gente es poco culta en Chile. Lee poco, se instruye poco, pero opina mucho. Sin embargo, este tema es complejo en todas partes. En Escocia, el acceso a la interrupción del embarazo es libre y pese a esto, los centros que tienen programas de aborto cada cierto tiempo tienen manifestaciones afuera. En el Reino Unido pasa lo mismo. Está bien que se manifiesten si quieren hacerlo, pero no impedir que se hagan. En Chile las fundaciones pro vida hacen su buena campaña, debe haber una cantidad importante de dinero para que empujen este tema. -Bueno, cuenta la plata que la Universidad de Los Andes, que es del Opus Dei, recibe en donaciones. El otro día lo leí en el diario, recibe aportes por más de 2.800 millones de pesos. Uno podría decir que son aportes a la educación, pero no van a un fin general, van a esa universidad y no a otra. ¿Te parece aberrante? -¿De dónde viene el financiamiento para las fundaciones pro vida?, de personas que están convencidas y que tienen dinero, pero cuántos son en el país. ¡Mínimos! Las encuestas dicen que la gran mayoría de los chilenos está a favor de todas estas causales, los que están en contra son muy pocos, pero muy influyentes. ¿Se puede ser liberal y estar en contra del aborto, tal como dice el candidato Felipe Kast? Nunca entendí muy bien lo que quiso decir. Lo que él no debe hacer, como buen liberal, es imponer su concepto de bien y de mal al resto de la sociedad. Entonces, si Felipe Kast se define como liberal debe aceptar que su particular manera de vivir la moral no debe ser impuesta en otros y debe, por lo tanto, permitir que las personas liberales como él recurran al aborto en las causales en discusión. Sería su obligación propender a que se generen las instancias gubernamentales para que el liberalismo, se exprese de la mejor manera posible. ABORTO VIOLACIÓN Has defendido el aborto por violación. -No tengo dudas. Por qué alguien va a tener que llevar adelante un embarazo y cargarle la vida a una persona que la ha violentado de esa manera y además perpetuar los genes de un violador, ¿quién quiere hacer eso? Y si lo quiere hacer, bendita sea. ¿Pero forzarla?, significa que las mujeres no tienen exactamente ni un derecho. Me parece absolutamente inhumano. La despenalización del aborto en tres causales está aún en trámite, ¿qué te parece si no se aprobara la causal de la violación? -Sería una vergüenza para el país y para los legisladores. Como dijo muy bien Agustín Squella, ¿que argumento justifica que un legislador le otorgue autonomía de conciencia al médico y se la niegue a una mujer que sufre? Con el agravante que el médico está en una situación de poder y la víctima de una violación está en una situación vulnerable. Sería vergonzoso y despreciable que Chile le niegue una vez más a la mujer la posibilidad de vivir su vida privada sin interferencias invasivas y abusivas. Has dicho que si se aprueban las tres causales hay que ponerse de acuerdo en el cómo. -En esto debe estar involucrado el Estado; los procedimiento deben ser bien hechos, que no dejen secuelas, las muchachas deben ser bien acogidas y no pésimamente tratadas como es en la actualidad por las matronas, el auxiliar, el personal médico como si fueran alguien excluido. Y luego debiera haber un seguimiento con un sicólogo o un asistente social, que vea cuáles son los factores de riesgo para que esto no se repita, que la apoye bien. El aborto no es sacar lo que hay y chao. Estás en contra del aborto libre, ¿por qué? -En el 79, cuando estaba en Inglaterra, el aborto era legal desde 1969 y vi una presentación en la que se mostraba un gráfico donde el número de solicitudes de segundos abortos, en menores de 18 años era una línea ascendente. Y la conclusión del médico era que había que ampliar la red de centros de aborto. Me acuerdo que me paré y le dije, ¿pero cómo puede ser esta la conclusión? Lo que usted está diciendo es una tontera, hay que analizar por qué niñas requieren un segundo o un tercer aborto. Estaban usando el aborto como método anticonceptivo. Andabas en el metro en Londres y en todas partes podías ver dónde hacerte un aborto, pero en ninguna parte veías cómo acceder a métodos anticonceptivos. Holanda tiene un aborto con libre demanda, y es probablemente el país del mundo con menos abortos, porque tiene una muy buena red de anticoncepción. Cuando lleguemos a un nivel así de cobertura de anticonceptivos, entonces me da lo mismo lo que legislemos. No estás en contra del aborto a libre demanda por un asunto moral, sino porque crees que es una mala política pública. -Siempre hay una razón para hacerse un aborto y puede haber una sensación de alivio, pero no está libre de dolor. No es un hecho inocuo. No sé si siempre hacerse un aborto es un dolor. -En esto hay montón de bemoles. La mayor parte de los abortos son con químicos, por lo tanto no hay un acto traumático y casi no hay conciencia de estar preñada. Pero cuando hay conciencia de estar embarazada hay un dilema y eso es un dolor. Puedes decir que hacer una cosa te produce menos dolor que otra, pero eso no está libre de trauma. Hay que tomar una decisión, pero no siempre es un dilema traumático. -La verdad es que tienes que entrevistar a mujeres. Hay mucha literatura, muy mala a mi juicio, porque la he estudiado, que sugiere que hay un efecto traumático post aborto. La buena literatura, que son los estudios longitudinales de Dinamarca, Inglaterra y otros países, que tienen estadísticas vitales, no demuestran que haya una mayor prevalencia de enfermedades siquiátricas como consecuencia de hacerse un aborto. Pero yo no hablé de enfermedades siquiátricas, hablé de dolor. Y el dolor uno lo resuelve. LIBERTAD DE CONCIENCIA Una de las discusiones en la despenalización del aborto se ha dado con respecto a la objeción de conciencia. ¿Cómo se debiera enfrentar ese tema? -La objeción de conciencia es una forma de expresión de la libertad de conciencia. Su opuesto es el compromiso de conciencia, en el que la persona siente que es su obligación hacer un acto determinado; en este caso interrumpir el embarazo. En un país no totalitario se debe respetar por igual la objeción y el compromiso de conciencia. Debe haber objeción de conciencia en el proyecto de ley y estamos luchando porque haya espacio para compromiso de conciencia con relación al aborto. El comité de Ética del Colegio Médico, reconoce que es el equipo de salud directamente involucrado en el procedimiento el que debiera tener acceso a objetar (anestesista, arsenalera, matrona y medico). Pero la objeción de conciencia tiene limitaciones. El objetor debe asegurarle a la paciente que por el hecho de objetar, su salud no se verá afectada y debe asegurar su derivación en perfectas condiciones. De todos modos, si uno trabaja en el sistema nacional de salud pasa a ser un servidor público y está obligado a cumplir con las ordenanzas del ministerio. La libertad de conciencia es para vivir su vida privada, pero no para servir al pueblo El rector de la Universidad Católica ha sido categórico: “En nuestra red no se harán abortos”, ha dicho. -La Universidad Católica no puede argumentar que va a contravenir una ley por cuestiones de objeción de conciencia pues las instituciones no tienen conciencia; esa es una propiedad de las personas. Si la Universidad Católica respeta la libertad de conciencia de sus profesionales, debe aceptar entonces que habrán profesionales que harán abortos pues objetan conscientemente la ordenanza católica. La Universidad Católica tiene todo el derecho a decidir qué política implementar, pero el Estado tiene el derecho y el deber de poner sus recursos en aquellas instituciones que actúan en consonancia con sus políticas públicas. Sería razonable entonces que fondos públicos, como los fondos destinados a los programas de salud de la mujer, se entreguen sólo a instituciones que cumplen con la ley. BACHELET Y PIÑERA Has colaborado en distintos gobiernos en temas de medicina reproductiva, ¿Cuál ha sido tu experiencia? -Durante el gobierno de Piñera dirigí el grupo que elaboró el reglamento de cómo debiera funcionar el Servicio Nacional de Salud en términos de fertilidad. Escribimos una guía incluyendo la fertilización in vitro, la congelación embrionaria, la donación de óvulos, etc. Tiempo después, nos llama el ministro Mañalich para que firmáramos el reglamento antes de difundirlo. Pero al verlo nos dimos cuenta que la parte de la reproducción asistida no estaba. ¿Y qué hicieron? -Le dije al ministro que así no se firmaba. Y la reunión duró un minuto y medio. Este gobierno también nos citó y sacamos una guía en la que el ministerio reconoce la infertilidad como una enfermedad del sistema reproductivo, acepta la fertilización in vitro y todas las técnicas asociadas. ¿Por qué durante el gobierno de Piñera querían sacar la parte de la fertilización asistida? -Por las presiones de la UDI. ¿Crees que un gobierno de Piñera puede ser un retroceso en políticas públicas como la fertilización asistida? -Esta guía pasó por todas las comisiones y fue firmada por la ministra actual. No hay vuelta atrás, de hecho creo que puede haber más acceso en un gobierno de Piñera. Él ha dicho que quiere favorecer la fertilidad y cuando uno mira las tasas de crecimiento de nuestra población, lo mejor que podría hacer cualquier país es promover la fertilidad, ayudar a la gente a que tenga hijos. No que tenga terceros, quintos o sextos hijos, porque eso deteriora la calidad de vida de la familia. Pero sí que tenga uno o dos. ¿La Nueva Mayoría se ha visto interesada en ampliar ese programa? -Desgraciadamente, el gobierno de Piñera ha funcionado mucho mejor que el de la Bachelet. Han tenido grandes ideas, pero han sido muy ineficientes en la ejecución. Es verdad, logramos sacar íntegramente la guía ministerial de fertilización, sin embargo la cobertura de Fonasa ha sido menor que la que dio el gobierno de Piñera. ¿Te decepciona esto viniendo de un gobierno de izquierda? – No sé si es decepción la palabra. Yo a la presidenta la quiero mucho y he colaborado con ella en muchos aspectos desde que era ministra, pero es una cosa de estructura. Son poco rigurosos. ¿Debiera seguir gobernando una alianza de centro-izquierda? -Yo estoy muy confundido a este respecto, porque se requiere rigor. Es fundamental en este país en tener orden, ser capaz de ejecutar cosas. Gran parte de las reformas son muy buenas, pero se han desmoronado casi todas, por una mala ejecución. Le tengo susto a este grupo. DOS MAMÁS Qué te parece que una pareja de mujeres, que se hacen fertilización in vitro solo una de ellas legalmente sea la madre? -El tema es legal, porque a nadie emocional y socialmente se le impide ser mamá, es decir vivir como tal. Claro, según la ley es madre solo aquella que ha parido. -No es más mamá que la que lo parió. He revisado en otros países el tema de la doble maternidad para parejas lesbianas y no he visto ninguna legislación que aborde el tema otorgando doble maternidad. En general, hacer una ley especial de maternidad para parejas del mismo sexo lo encuentro peligroso pues es una forma de discriminación positiva. Cuando una sociedad decide que discriminar es una buena política pública, se corre el riesgo que lo que en un día fue una discriminación positiva, en otro tiempo pasa a ser negativa. Lo central es evitar la discriminación. Pero sus derechos debieran ser igual a los de la otra madre. -A la de la pareja, no de la madre. Lo que se debe corregir es la manera en que los acuerdos societarios o civiles dan garantías. Por ejemplo, que si la madre biológica muere, los hijos queden con la pareja, independiente de su sexualidad. Igual como sucede en una pareja heterosexual. La legislación debe buscar el más alto interés para el niño, aquello que le asegure mejor bienestar. Piñera, sobre la adopción homoparental ha dicho que, “para un niño lo mejor es tener una figura materna y paterna”. Tú haces fertilización asistida a parejas del mismo sexo, ¿qué te parece esta declaración? -Pienso que Sebastián Piñera concuerda conmigo que lo fundamental para un niño es tener a su alrededor personas que lo quieran, lo cuiden y lo protejan. Se han hecho muchos estudios en hijos e hijas de mujeres lesbianas y la evidencia demuestra que la orientación sexual de los hijos de mujeres lesbianas no se ve afectada por la condición sexual parental. Y que el bullying al que están sometidos los niños en el colegio, al menos en el Reino Unido, no difiere del bullying al que están sometidos niños obesos o con discapacidades físicas serias. Es evidente que las parejas heterosexuales no son garantía de un adecuado ambiente para el crecimiento y desarrollo infantil. De hecho, hay mucha más violencia familiar en hogares donde vive un hombre y una mujer que en hogares con dos mujeres que se quieren. En relación con parejas homosexuales masculinas, hay mucho menos experiencia empírica. El desarrollo de la medicina reproductiva plantea muchos dilemas, algunos aterradores, como decidir a quiénes voy a dejar nacer, el uso de información genética para discriminar, en fin…¿No te aterra todo lo que viene? -No voy a vivirlo, voy a morir antes. Pero aterrarse es una palabra que no sirve para nada. Porque no hay límite en la ciencia. La ciencia no va a parar y nos va a sorprender siempre y es absolutamente incontrolable. No es hacia dónde va ir la ciencia, el tema es qué hacer con ella, cómo caminar con ella. El desarrollo de la ciencia trae consigo beneficios enormes, pero a la vez que podemos estar mucho más controlados y perder nuestra individualidad y nuestra autonomía. Tengo conciencia de esto. Pero la sociedad puede protegerse. En Naciones Unidas yo inicié la convención en contra de la clonación. Fui quien el 2002 dio el discurso a todos los países presentes en la ONU, justamente para detener la clonación con fines reproductivos. Y lo paramos. Hay una comunidad internacional que está extremadamente concientizada de lo ilegal e inmoral que es discriminar. Fuente: http://www.theclinic.cl/2017/06/21/fernando-zegers-ginecologo-especialista-medicina-reproductiva-seria-una-verguenza-pais-no-se-apruebe-la-causal-violacion/
  4. 18 Abril 2017 La polémica por declaraciones del padre Fernando Montes contra la prensa chilena El sacerdote señaló que los periodistas se dedican a "encontrar defectos y tener más rating", afirmando que "tan corrupto, o más corrupto, es ese periodista que el ladrón, rompe el alma del país". “Se les llena la boca en este país a los periodistas hablando contra el militar corrupto, contra el carabinero que robó, contra el empresario, y se queda callado que anda hurgando la caca del país (sic) para encontrar defectos y tener más rating. Tan corrupto, o más corrupto, es ese periodista que el ladrón. Rompe el alma del país”. La reflexión pertenece al padre Fernando Montes, y fue parte de su retiro transmitido el Sábado Santo desde el colegio San Ignacio por la radio Duna. En ella, el sacerdote jesuita cuestionaba el rol jugado por los medios de comunicación, en una aparente crítica a las informaciones que han revelado escándalos y malos manejos en diversas instituciones y firmas del país. Pero sus declaraciones abrieron una controversia, en especial por el tono en que se refirió al trabajo periodístico realizado en el último tiempo. De hecho, el periodista Matías del Río contestó este martes a la opinión de Montes, defendiendo la labor que se ha hecho y marcando sus diferencias con el religioso. “La labor del periodista es exactamente esa y que no somos más corruptos los periodistas que mencionamos las noticias malas que hay en Carabineros, sí hay formas de decirlas con mala leche y formas de decirlas de la manera más constructiva posible, pero esa generalización me parece tan injusta como cuando se generaliza de los curas, que porque hay una sotana hay un pedófilo, me parece un error y una lesera”, dijo Del Río en el programa Hablemos en Off de radio Duna. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/la-polemica-declaraciones-del-padre-fernando-montes-la-prensa-chilena/
  5. Historia del topic aca: http://foros.fotech.cl/topic/306209-proyecto-ley-aborto-senado-aprobo-en-general-proyecto-de-despenalizacion-del-aborto-en-tres-causales-vocera-chile-vamos-relaciona-incendios-y-aborto-%E2%80%9Cquizas-no-es-coincidencia%E2%80%9D-pagina-3/page-3?hl=%2Baborto&do=findComment&comment=21883599 08 Marzo 2017 Fernando Atria: "Aprobar el aborto en tres causales es lo mínimo que se les debe a las mujeres" "La igualdad de género es una agenda fundamental dentro de la expansión de los derechos sociales para crear espacios de poder político de igualdad entre los chilenos y chilenas", recalcó el precandidato presidencial. El precandidato presidencial del Partido Socialista, Fernando Atria, inició aoche una gira nacional en la comuna de Santa Cruz, en vistas a las primarias internas en la cual también compite el ex agente de Chile ante La Haya José Miguel Insulza, donde reiteró que se debe “cambiar el modelo neoliberal que impera en Chile”. Asimismo, sostuvo que "la igualdad de género es una agenda fundamental dentro de la expansión de los derechos sociales para crear espacios de poder político de igualdad entre los chilenos y chilenas”. En ese sentido, aseguró que “la discusión del aborto en tres causales es lo mínimo que se les debe a las mujeres y declarar por lo menos que su cuerpo no es propiedad pública”. La legislación de la ley de cuotas es bienvenida, pero advirtió que “es posible que se produzcan intentos de leyes cortas y otros artilugios cuando la participación femenina obstaculice las negociaciones entre los partidos”. “Esa legislación puede contribuir a producir un cambio considerable, en la medida en que sea cumplida, la agenda pro igualdad de género tiene prioridad hoy, es importante, porque estamos aprendiendo a descubrir cómo discriminaciones que antes nos parecían perfectamente naturales, hoy son inaceptables”, puntualizó. Asimismo, Atria se refirió a otros temas de la realidad nacional como la recientemente promulgada ley de estacionamientos, respecto a la cual manifestó que lo que allí sucedió fue que la “intención era ponerle límites al poder fáctico de quienes abusaban del poder de los propietarios de estacionamientos, la ley iba a proteger al ciudadano e iba a contener la voracidad, enfrentados terminó que los estacionamientos son más caros. También se preguntó si acaso “hay algún país dónde las aguas sean privadas o donde las pensiones sean esencialmente de capitalización individual, donde la seguridad social sea un puro nombre, porque es en verdad seguridad individual. La respuesta es no”. “En la elección presidencial se va a plantear el tema de quienes van a decir que las transformaciones que se iniciaron con este gobierno, el más transformador desde el año 1990 deben ser revertidas o deben ser continuadas. Chile necesita que continúen y es lo que surge desde las demandas sociales”, concluyó. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/03/08/fernando-atria-aprobar-el-aborto-en-tres-causales-es-lo-minimo-que-se-les-debe-a-las-mujeres/
  6. 05 Octubre 2016 Las redes políticas tras el rostro más amable de la cuestionada industria previsional Fernando Larraín: un laguista en la gerencia de la Asociación de AFP Cuando en enero pasado aún no se vislumbraban las marchas masivas que tendría a las calles llenas de carteles de “No+AFP”, Fernando Larraín llegó hasta la gerencia general de la asociación gremial. Asesor del Ministerio de Hacienda cuando Nicolás Eyzaguirre era titular de esa cartera y luego parte del equipo del “segundo piso” de Eugenio Lahera en el Gobierno de Ricardo Lagos, su experiencia técnica y sus redes políticas son sumas importantes en un momento clave para la industria. En su oficina, en el piso 14 de una torre de Providencia que alberga a la Asociación de AFP, Fernando Larraín Aninat tiene varios libros de economía en español e inglés, pero también fotografías que le recuerdan la vida: algunas de su familia y una con el ex Presidente Ricardo Lagos. Esa fotografía refleja quizás los años más importantes de Larraín –gerente general de las AFP– en el sistema público. El año 2002 –y después de enviar varios currículos– llegó a trabajar al piso 12 del Ministerio de Hacienda a un lugar que en ese entonces, quienes se desempeñaban en el edificio, denominaban “el cuartito azul”, una oficina donde también se sentaban jóvenes profesionales. Aunque en ese momento el ministro era Nicolás Eyzaguirre, su jefe directo era el economista Marcelo Tokman; en un momento álgido y donde la discusión social apuntaba a evaluar cómo financiar proyectos estrella de la administración Lagos, como el Plan de Acceso Universal de Garantías Explícitas (Auge), el Programa Chile Solidario y la ley del postnatal. Aunque quienes lo conocen aseguran que en su cabeza encontraba más cabida la idea de sumar impuestos a los alcoholes o a las empresas de primera categoría, el plan A resultó ser el elegido: aumentar el IVA. Ese fue el contexto en el que Fernando Larraín, que antes había estudiado en la Universidad Católica, que había creado la Fundación Trabajo en la Calle, que también había pasado por Un Techo para Chile –y que años después sería máster en Asuntos Públicos de la Universidad de Princeton–, llegó a vincularse con los hombres más poderosos de la Concertación. Sus redes políticas Pese a que Fernando Larraín no milita en ningún partido político, está vinculado a dos de los hombres fuertes de la Concertación en materia económica. Es sobrino –su mamá es prima hermana– del ex ministro de Hacienda Eduardo Aninat y es sobrino político de José De Gregorio, ministro de Economía del ex Mandatario Ricardo Lagos y ex presidente del Banco Central. “Él sabe que su apellido es Larraín y que eso importa en Chile, pero tampoco se aprovecha de eso. Ni siquiera veranea en los mismos lugares con ellos. Mientras su papá aún tiene una casa en Santo Domingo, a él le gusta ir a acampar”, comenta un cercano. Sin embargo, su cercanía a la Concertación es obvia. Después de trabajar durante 18 meses en Hacienda, Larraín pasó a ser parte del "segundo piso" de la administración Lagos, en un momento en que ganaban reconocimiento por su poder e influencia los hombres del laguismo Ernesto Ottone y Eugenio Lahera. Con este último –quien falleció hace 4 años y fuera Mapu y luego militante PPD– es con quien trabajó Larraín después de dejar el “cuartito azul” de Hacienda. Si Ottone y su equipo manejaban los asuntos políticos, Lahera los técnicos. Así, rodeado de otros jóvenes profesionales como él y guiados por el ingeniero civil y una de las manos derechas de Lagos, Larraín Aninat debió participar en varias reuniones y decisiones vinculadas a otros ministerios y a la Dirección de Presupuestos, que en ese entonces estaba en las manos de Mario Marcel. Si Ottone y su equipo manejaban los asuntos políticos, Lahera los técnicos. Así, rodeado de otros jóvenes profesionales como él y guiados por el ingeniero civil y una de las manos derechas de Lagos, Larraín Aninat debió participar en varias reuniones y decisiones vinculadas a otros ministerios y a la Dirección de Presupuestos, que en ese entonces estaba en las manos de Mario Marcel. “Habla el mismo idioma con el Gobierno”, señala un cercano, quien ha tenido la opción de estar presente en algunas de las seis reuniones que se han realizado entre la Asociación –con Larraín y el presidente de la gremial, Rodrigo Pérez Mackenna (ex ministro de Piñera) a la cabeza– y el Ejecutivo –con autoridades como el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, entre otros–. A Macías no lo conocía, “pero han entablado una muy buena relación”, comenta una fuente que conoce de cerca la materia. El proyecto de activos –con el objetivo de ampliar el rango de inversión de las AFP– fue la primera prueba a comienzos de año. “Más allá de si tiene llegada con los políticos, lo bueno es que es muy sólido en el tema técnico y tanto él como Pérez Mackenna han cambiado el estilo de las AFP; es como si la asociación se hubiera sacado la corbata”, cuenta la fuente. Estallada la crisis de las administradoras, tras las masivas marchas convocadas por el movimiento “No + AFP”, Larraín tendría línea directa con su ex jefe, el ahora poderoso ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre. Quienes conocen a Larraín, refieren que parte de su forma de abordar las reuniones también tiene una fortaleza en su labor en el mundo académico, cuya carrera ha desempeñado por más tiempo en la universidades Adolfo Ibáñez y la Diego Portales. Una hora clave para las AFP Después de más de un año en el “segundo piso” de Lagos, Fernando Larraín viajó a Princeton, trabajó en la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Washington, donde se vinculó a temas relacionados con modernización del Estado, corrupción, gestión pública y economía política. Fue en ese tiempo cuando la idea de colaborar en políticas públicas desde el sector privado le comenzó a rondar en la cabeza. Por eso, después de un proceso largo liderado por un headhunter, en enero de este año, Larraín se instaló en la gerencia general de la Asociación de AFP, en uno de los momentos clave para el sector. Aunque ni él se imaginaba lo que se vendría. Un cercano a Larraín cuenta que, pese a que nunca ha ido a una marcha, sí las sigue con atención y está incluso siempre al tanto de lo que le escriben algunos de los críticos al sistema vía Twitter. Incluso se ha dado tiempo para tomar café con alguno de ellos y escuchar sus propuestas. No está en desacuerdo ideológicamente con la idea de un AFP estatal, pero sí se pregunta si ese formato será capaz de competir en igualdad de condiciones o si efectivamente puede generar mejores pensiones. “Cree que las AFP son un camino, pero está consciente de que se deben mejorar las pensiones y generar avances en ese ámbito”, señala un cercano que conoce su trabajo al interior de la asociación. Larraín trata de mantener diálogos con todos los actores y de asistir a seminarios y debates, principalmente porque de verdad cree que el sistema necesita modificaciones y que las expectativas de los afiliados no tienen relación con la realidad. De hecho, lo ha señalado públicamente: “Lo que suscribe la Asociación de AFP es que este es un sistema que requiere cambios, y lo que más nos preocupa son las pensiones de todos los chilenos y en esa línea la Asociación de AFP está disponible para dialogar, para conversar y para tratar de hacer todas las mejoras que el sistema requiera”, señaló Larraín hace dos meses en Radio Cooperativa. Al interior de la asociación el nombre de Fernando Larraín no solo representa el de un economista capaz de enfrentar en términos técnicos este momento, sino que también políticos. Características que Larraín cumple de sobra, sobre todo en un escenario en que las AFP enfrentan el descontento ciudadano y un nuevo Gobierno deberá encontrar puntos dialogantes. En un eventual administración de la Nueva Mayoría su figura se levanta como nombre clave. Consultado por El Mostrador respecto a este momento, donde su figura se puede ir transformado en un puente entre la asociación gremial y la coalición de gobierno, Larraín señala que no existe ningún iluminado que vaya a resolver las cosas, sino instancias que posibiliten acuerdos. “Esto necesita espacios de diálogo y yo creo que los gobiernos valoran cuando se sientan a conversar y hay trabajo previo hecho”, afirma. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/10/05/fernando-larrain-un-laguista-en-la-gerencia-de-la-asociacion-de-afp-2/
×