Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Eyzaguirre'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 24 results

  1. 14 Septiembre 2018 Propuesta de Eyzaguirre le da permiso al Presidente para disolver el Parlamento La propuesta que trabajó con los abogados Tomás Jordán y Pamela Figueroa, plantea que "se debe avanzar en una fórmula basada en que el Presidente de la República cuente con una mayoría clara en el Congreso con la cual gobernar". “El necesario cambio al régimen político, hacia un presidencialismo parlamentarizado“. Así se titula la propuesta de cambio al régimen político que esta semana terminaron de escribir el ex ministro secretario general de la Presidencia y luego titular de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, en conjunto con el abogado constitucionalista Tomás Jordán, y la ex directora de Estudios de la Segpres, Pamela Figueroa. La versión final del ensayo -al que tuvo acceso La Tercera PM- tiene su origen en el trabajo realizado por Eyzaguirre y su equipo para el Proceso Constituyente que impulsó la ex Presidenta Michelle Bachelet y que derivó en un proyecto de Nueva Constitución. Y también emana de la discusión por las reformas políticas para el perfeccionamiento de la democracia, como la Nueva Ley de Partidos Políticos. El texto será presentado el 3 de octubre en Flacso por los constitucionalistas Gastón Gómez, Lucas Sierra, María Cristina Escudero, además del ex ministro Genaro Arriagada (DC), el sociólogo Manuel Antonio Garretón (PS) y el dirigente de RD Sebastián Depolo. La propuesta que atraviesa las 32 páginas del ensayo de Eyzaguirre, Jordán y Figueroa, plantea que “se debe avanzar en una fórmula que permita equilibrar e instituir un sistema de colaboración entre Ejecutivo y Legislativo, basada en que el Presidente de la República cuente con una mayoría clara en el Congreso con la cual gobernar. Esto requiere avanzar hacia una democracia de partidos fuertes. No hay democracias estables ni duraderas sin partidos en igual situación”. La propuesta emana del diagnóstico de que la excesiva concentración del poder en el Ejecutivo, no permite que ningún Gobierno -desde la derecha a la izquierda- pueda desarrollar su propio programa de Gobierno. Sostiene que este “no sólo es un modelo que desconfía de la oposición original a la Constitución, sino que impide que cualquier proyecto político se pueda realizar”. “Gobernar en un sistema multipartidista (hoy con 16 fuerzas políticas en el Congreso y en el Congreso pasado con 12) basado en liderazgos individuales, con quórums supra-mayoritarios y un Tribunal Constitucional como tercera cámara y controlador de la política, hacen muy difícil ejecutar una agenda de Gobierno. Lo anterior se agrava si el Gobierno está en minoría como ocurre actualmente”, dice el ensayo. Agrega que “el Presidente enfrenta un Congreso cuya mayoría le exige otra agenda política y, por ende, su única salida es una negociación programática. En este contexto, la ciudadanía no tiene un rol activo en el sistema y únicamente es una ciudadanía electora, ajena a la toma de decisiones”. Solo una vez La propuesta establece la facultad del Presidente de disolver, por una sola vez, durante los dos primeros años de su mandato, al Congreso Nacional. “El Presidente(a) de la República inicia su mandato con una mayoría en el Congreso producto que ésta lo eligió. El modelo propuesto permite que éste cuente con esta mayoría, pero también que ella se mantenga en el curso de su mandato”. Respecto al periodo presidencial, que recurrentemente es motivo de debate al considerar que cuatro años es un tiempo insuficiente para ejecutar proyectos, los autores sostienen que el camino apropiado es mantener los cuatro años, pero con la posibilidad de reelección inmediata por una sola vez. Congreso unicameral El ensayo plantea “volver a la segunda vuelta en el Congreso Nacional, como fue nuestro sistema electoral bajo la Constitución de 1925, pero modificada”. Sostiene que la “finalidad es que el Presidente(a) sea aquel que tenga la mayoría nacional, y la forma más expresiva de ello es que cuente con sus votos (primera vuelta) pero también con los votos de la mayoría parlamentaria. Se busca la confluencia de la doble legitimidad de los regímenes presidenciales (Presidente(a) y Congreso), y la construcción de mayorías de gobierno post electorales”. La propuesta del ex ministro de Bachelet y de los abogados Jordán y Figueroa cree en la figura de un Congreso unicameral para permitir que los liderazgos políticos relevantes lleguen al Congreso. Al respecto sostiene que: “en Chile la bicameralidad no se justifica por diversas razones. La Cámara de Diputados y Senado realizan las mismas funciones y tratan ambas de ser proporcionales a la población (cuestión que el Senado no cumple). La duplicación de funciones (la formación de la ley establece procedimientos espejos) y la incorporación de más actores (dos cámaras) hace más lento el proceso legislativo, generando muchas veces bloqueo entre cámaras” También propone la facultad del nuevo Congreso de censurar al Presidente y convocar a nuevas elecciones presidenciales. Fundamenta la posibilidad de censura al jefe de Estado en que “se requiere de partidos políticos fuertes que puedan velar por el correcto y responsable ejercicio del poder político. El presidencialismo parlamentarizado hace co-responsable al Congreso en la toma de decisiones relevantes. “El híper-Presidencialismo debe ser atenuado con un Congreso fuerte pero que le permita mayorías al Presidente para el buen ejercicio del Gobierno”, sostiene el texto. Tribunal Constitucional: eliminar el control preventivo La propuesta también aborda el rol del tribunal Constitucional que hoy opera como cámara revisora de las leyes emanadas del Congreso. “La relación ejecutivo/legislativo sólo puede cerrar correctamente si el Tribunal Constitucional habilita el juego democrático. Es necesario eliminar el control preventivo de constitucionalidad de las leyes”, dice el texto. Junto con ello, señala que “una reforma al sistema de nombramiento le otorgará una relegitimación. Es necesario incorporar las audiencias públicas obligatorias para su nombramiento en las tres sede del poder (Ejecutivo, legislativo y judicial)”. Democracia directa Inspirado en el Proceso Constituyente de 2016, la propuesta de reforma al régimen político revaloriza los mecanismos de democracia directa. “La ciudadanía debe influir en las decisiones públicas. Es una demanda y un estándar inevitable. La incorporación de ciertos mecanismos de democracia directa como el mandato revocatorio de leyes permitirán establecer una relación y control directo entre ciudadanía y Congreso. Este mecanismo evitará leyes espurias, al funcionar como instancia previa de deliberación entre la ciudadanía y el Parlamento con miras a evitar la vigencia de leyes que representen intereses sectoriales y no generales”, sostiene. fuente: https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/propuesta-politica-eyzaguirre-le-da-permiso-al-presidente-disolver-parlamento/320065/
  2. 06 Julio 2018 La reservada propuesta que trabaja Eyzaguirre para cambiar el régimen político No es una propuesta nacida al alero de la fundación de la expresidenta Michelle Bachelet, pero cuenta con la venia de la ex jefa de Estado. El ex ministro Nicolás Eyzaguirre, el abogado Tomás Jordán -ex coordinador del proceso constituyente impulsado en la administración pasada- y la ex jefa de estudios de las Segpres, Pamela Figueroa, trabajan desde hace meses en una propuesta sobre régimen político que le fue informada a la ex mandataria, pues recoge algunos aspectos del proyecto de reforma constitucional que presentó al final de su mandato. La tesis de la iniciativa es que la democracia es un régimen de mayorías y, por tanto, debe gobernar esa mayoría. Así, el sistema deseable es que el Presidente cuente con una mayoría acorde a su proyecto en el Parlamento. Eyzaguirre trabaja en paralelo en un libro sobre la historia económica de Chile, por tanto, el proyecto avanza de acuerdo a los tiempos excedentes de cada uno de los autores. Tras su salida del gobierno, Jordán se adhirió al estudio AD Abogados, y Figueroa a la docencia. Para avanzar en su propuesta sobre régimen político se intercambian papers vía whatsapp. La idea es que el material derive en un libro y en la convocatoria a un seminario en las próximas semanas al que estarán invitados constitucionalistas de distintas vertientes. Esa es la idea base, aunque los impulsores aún no avanzan en los aspectos comunicacionales de su iniciativa. El ex ministro de la Segpres y sus socios en el proyecto de régimen político creen que aunque por ahora el gobierno de Sebastián Piñera cerró la puerta a trabajar en reformas a la Constitución, el tema va resurgir en algún momento. Los gobiernos, asegura un conocedor del proyecto, funcionan a mediano plazo por eso es errado afirmar que no habrá novedades en ese tema. Según un cercano, es lo mismo que creen los abogados Francisco Zúñiga y Gastón Gómez que en paralelo mantienen diálogos con el presidente del Senado Carlos Montes y la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández (ambos socialistas) para explorar la idea de avanzar en retomar el tema constitucional. En el gobierno, si bien el asunto parece congelado, el constitucionalista Sebastián Soto lo monitorea desde el Segundo Piso en su calidad de asesor. En el entorno de Eyzaguirre cree que la coyuntura llevará en algún momento a Piñera a crear una comisión o algo similar. Propuesta en rodaje A través de una entrevista ofrecida a Reportajes de La Tercera en diciembre de 2016 cuando era ministro, Eyzaguirre esbozó su idea sobre los cambios que requiere el régimen político y argumentó sus razones. “El sistema político en que el Presidente tiene que entenderse con cada uno de los parlamentarios es muy inestable, muy complejo. ¿Por qué funcionó antes? Porque las reformas no eran tan estructurales, y porque veníamos de la dictadura, entonces la vocación de unidad, de códigos compartidos era enorme. Y tercero, porque eran gobiernos muy populares. ¿Qué pasa? Se nos atraviesa la crisis de la política (…) Nos vamos a enfrentar a un tiempo en que vamos a tener liderazgos relativamente débiles. Y en este escenario, hay que ver cómo los presidentes ordenan a sus parlamentarios. Se puede avanzar hacia un sistema más presidencialista. Hay otros que preferimos un arreglo donde el Parlamento tenga más iniciativa y sea corresponsable”, dijo en esa oportunidad. “Es imposible hacer un cogobierno entre el Ejecutivo y cientos de parlamentarios, entonces necesitas un órgano intermedio más fuerte, que son los partidos”, añadió entonces el entonces ministro Segpres. Quienes conocen el proyecto que darán a conocer Eyzaguirre, Jordán y Figueroa, aseguran que está bastante avanzado, aunque sin entregar detalles. Solo aseguran que toca todas las teclas del sistema político e incluiría rebajar los quórums del Congreso y establece un periodo presidencial de cuatro años con posibilidad de reelección. Hasta el cierre de esta edición el ex ministro de la Presidenta Michelle Bachelet no respondió el llamado de La Tercera. Fuente: http://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/la-reservada-propuesta-trabaja-eyzaguirre-cambiar-regimen-politico/233179/
  3. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/335157-reforma-tributaria-larrain-responde-a-eyzaguirre-y-afirma-que-es-curioso-que-no-se-hicieran-estas-criticas-en-la-reforma-anterior/?hl=%2Breforma+%2Btributaria&do=findComment&comment=23439374 03 Abril 2018 Valdés critica reintegración en plan tributario de Sebastián Piñera El ex ministro de Hacienda Rodrigo Valdés se sumó a los reparos que planteó la semana pasada su sucesor en el anterior gobierno, Nicolás Eyzaguirre, respecto del futuro proyecto de simplificación a la reforma tributaria que se enviará al Congreso. El cuestionamiento de Valdés apuntó a la reintegración del sistema. “Creo que es una mala idea integrar de vuelta el sistema, al final del día se logró subir un impuesto al capital que pagan las personas de casi 10%”, dijo. Valdés apoyó la idea de simplificar el esquema de tributos, “pero cómo es la siguiente gran pregunta”, añadió. También se mostró abierto a evaluar una rebaja del impuesto de primera categoría. “Creo que disminuir la tasa corporativa de 27% a 25% merece una seria discusión, no es una mala idea. Hay que considerar que dado lo que está pasando en el mundo, especialmente después de la reforma tributaria que pasó Trump en Estados Unidos es algo que tenemos que considerar”, dijo. Fuente: http://www.pulso.cl/economia-dinero/valdes-critica-reintegracion-plan-tributario-sebastian-pinera/
  4. 29 Marzo 2018 Nicolás Eyzaguirre en picada contra futura reforma tributaria de Piñera: “Es una rebaja a los súper ricos” En una exposición en la Fundación Chile 21, el ex ministro de Hacienda apuntó principalmente contra la reintegración total del sistema tributario. Además, calificó de “tonta e inconducente” la polémica por el mayor déficit estructural informado por el Consejo Fiscal Asesor, insistiendo en que las 0,4 décimas de diferencia “se van a deshacer solas”. Una exposición con duras críticas a la propuesta tributaria del Presidente Sebastián Piñera realizó el ex ministro de Hacienda de Michelle Bachelet, Nicolás Eyzaguirre, en el marco de un ciclo de charlas en Chile 21. El economista disparó contra la propuesta que prepara el gobierno de rebajar el impuesto corporativo a las grandes firmas y la reintegración total del sistema de impuestos que pagan las empresas con los de sus socios. A juicio de Eyzaguirre, esta última idea sería la más riesgosa dentro del plan tributario. “Es muy inconveniente la reforma tributaria que ha insinuado el ministro (Felipe) Larraín por una razón muy simple. Podemos discutir si el impuesto a las empresas es alto en Chile, estamos algo arriba de la media de la OCDE. La recaudación de impuestos directos en Chile está en la mitad. Entonces si los impuestos directos son la mitad y las tasas de impuestos corporativos están a la media hacia arriba, la recaudación a las personas es extremadamente baja y eso tiene que ver con el tema de la integración. Por qué la recaudación a las personas es extremadamente baja, porque en Chile hasta antes de la desintegración las empresas no pagan impuestos, solo las personas”, sostuvo. INTEGRACIÓN. El ex jefe de las finanzas públicas detalló que “los sistemas integrados tienen un grave problema de que llegado el momento de acreditar la renta del capital sobre la persona, la relación entre quién es el propietario del capital y quién es la persona es sumamente difícil de establecer. Una persona con mucho patrimonio que tiene acciones en una empresa, pero que tiene otros salarios, al momento de descargar el 25% quizás va a estar en la tasa del 35% y debería pagar 10% más. Pero eso no es lo que hace, la propiedad de esas acciones es de otra sociedad que esta persona de altos ingresos ha formado con cuanto pariente de baja renta anda dando vuelta por ahí. Esa sociedad puede distribuir para efecto del global complementario la renta del capital que es de la persona de alto ingreso que la ha submarineado en esta sociedad de personas que es dueña de las acciones”, dijo. Agregó que por esta razón “lo que ocurre es que el 25% termina siendo superior al global complementario del promedio de los familiares que están en esta sociedad, entonces se devuelven plata, en vez de pagar más”, dijo. Eyzaguirre además descartó efectos positivos a nivel macro producto de la reintegración. “Hoy las empresas ya tienen un crédito tributario y reintegrar lo único que hace es que los descuentos que se hacen en la operación renta sean mayores, por tanto es un impuesto que favorece a las empresas de mayores rentas, entonces no sé en qué ayuda eso a la trayectoria económica”, enfatizando que “es una rebaja tributaria de los súper ricos”. DEFICIT FISCAL. Eyzaguirre volvió a abordar las críticas producto de la sorpresiva alza en el déficit estructural de 2017, de 1,7% a 2,1% del PIB. “Es una discusión inconducente porque esas 0,4 décimas de diferencia se van a deshacer solas porque quedan algunas perdidas todavía por descontar en el año 2018 y el 2019 eso no va a seguir ocurriendo. Esos ingresos van a quedar frescos para poder reducir ese déficit”. Con todo, admitió una autocrítica y dijo que “con la metodología actual cometimos un error que no pasó inadvertido y me hubiera gustado haberlo advertido antes para haberlo explicado y no una vez saliendo del gobierno”. Fuente: http://www.pulso.cl/economia-dinero/nicolas-eyzaguirre-picada-futura-reforma-tributaria-pinera-una-rebaja-los-super-ricos/
  5. Ministro Eyzaguirre le dejó duro recado a la oposición: “No empiecen a construir castillos en el aire” El ministro de Hacienda ya prepara su salida del gobierno y la próxima semana tendrá su primera reunión con su sucesor en la cartera. Tras 20 días de descanso, el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, vive sus últimos días en el gobierno, al punto de que ya el 1 de marzo se reunirá con su sucesor, Felipe Larraín, para hacer el traspaso sectorial de mando. En ese contexto, en entrevista con La Tercera, se refirió al legado de la presidenta Michelle Bachelet. “Este gobierno, aunque les pese a muchos, aunque saquen las cuentas del almacén de cuánto fue el ingreso per cápita, acercó a la sociedad chilena estructuralmente a ser un país desarrollado“, afirma el secretario de Estado. Interrogado sobre cómo se ha crecido menos que antes sin que hubiera crisis, Eyzaguirre responde: “El que hayamos crecido 2% en estos años responde predominantemente, aunque no únicamente, a este ciclo internacional. Ahora, un mínimo de nobleza debiera llevar a los analistas a aceptar que teníamos razón, porque dijimos varias veces que esto estaba quedando atrás y que la economía se estaba recuperando”. Consultado sobre si la ciudadanía aún no asimila los cambios hechos por el gobierno, el ministro dice: “Nosotros tuvimos una derrota política (…); también hubo una derrota política cuando terminó el primer gobierno de Piñera y la gente después volvió a elegirlos. Por tanto, no era una derrota tan estructural, por así decirlo, sino que era más bien un cambio de mano, y eso no significa que la credibilidad de esa coalición hubiese desaparecido para siempre, todo lo contrario, es lo mismo que creo que pasará ahora”. “Chile se puso más complicado“, dice al ser consultado sobre si el segundo tiempo de Bachelet fue más difícil. “Es un país que se va empoderando y ya no tolera que se posterguen indefinidamente sus demandas o el que las autoridades tengan reglas del juego para sí mismas distintas que para el resto de la ciudadanía”, añade. “Yo les aconsejaría que se prepararan bien para comenzar a gobernar y que no empiecen a construir castillos en el aire, porque este caballo (el país) es mucho más chúcaro de lo que era“, dijo Eyzaguirre en una entrevista que publica este domingo La Tercera. http://lanacion.cl/2018/02/25/ministro-eyzaguirre-le-dejo-duro-recado-a-la-oposicion-no-empiecen-a-construir-castillos-en-el-aire/
  6. Eyzaguirre reconoce que "no es viable" aprobar modificación del CAE en este Gobierno Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Nacional/2018/01/05/890006/Eyzaguirre-reconoce-que-no-es-viable-aprobar-modificacion-del-CAE-en-este-Gobierno.html El ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, reconoció este viernes que no es viable que el proyecto que modifica el sistema de Crédito con Aval del Estado (CAE) sea aprobado durante el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, aunque recalcó que siguen trabajando para al menos dejarlo ingresado en el Congreso Nacional. En medio de las dudas sobre el futuro de la iniciativa y de las señales que ha enviado la ministra de Educación, Adriana Delpiano, quien ha apuntado a Hacienda por el retraso en su elaboración, el secretario de Estado explicó que "yo he dicho exactamente lo que ha señalado la ministra. Así que estamos perfectamente coordinados". "Ella no ha planteado lo de la tardanza, lo que ha dicho es que lo estamos viendo. Es una materia enteramente financiera, cuestión que es completamente correcta", argumentó. En ese contexto, Eyzaguirre recalcó que "lo que ha agregado con completo realismo, y yo suscribo enteramente sus palabras, es que pensar que ese proyecto pueda ver la luz -en el sentido de ser aprobado en este gobierno- por razones de espacio legislativo, como he comentado, simplemente no es viable". "Las comisiones de Educación están absolutamente atochadas de temas. Tenemos las dos leyes madres de educación superior, la ley miscelánea del Ministerio de Educación, los asistentes de la educación. Por tanto, por espacio legislativo poder tener listo el proyecto del CAE virtualmente sería un voluntarismo completo", expresó. No obstante, al ser consultado si el proyecto que modifica el CAE será ingresado al Parlamento, el jefe de las finanzas públicas indicó que "es un tema en el que estamos trabajando, yo diría que lo tenemos ya avanzado, pero cuando tengamos novedades sobre su ingreso se los haremos presente".
  7. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/321605-presupuesto-de-la-nacion-tension-entre-ambas-camaras-aumento-de-parlamentarios-podria-entrampar-ley-de-presupuesto/?hl=%2Bpresupuesto&do=findComment&comment=22672838 12 Septiembre 2017 Eyzaguirre prevé reducción en el déficit fiscal efectivo para el próximo año El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, explicó que en el Presupuesto 2018 se incluirá una proyección de ingresos estructurales para los próximos cuatro años. El ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, destacó los esfuerzos del gobierno en pos de reducir el déficit estructural, al exponer este martes los lineamientos y prioridades que considerará el análisis del proyecto de Ley de Presupuesto 2018 ante la Primera Subcomisión Especial Mixta de Presupuestos del Congreso. El secretario de Estado se refirió a la posición fiscal del próximo año, asegurando que “la consolidación fiscal que ya iniciara el ministro Valdés y que vamos a continuar el año 2018, se va a reflejar también en una reducción del déficit efectivo”. Detalló que ello implica “un menor nivel de endeudamiento, que es lo que obviamente uno debe hacer cuando la situación económica comienza a mejorar”. Respecto a la continuidad en el tiempo de los esfuerzos de reducción del déficit efectivo, considerando que el próximo año se espera mayor recaudación por la entrada en régimen de la reforma tributaria, el titular de Hacienda sostuvo que sin esa ley los ingresos fiscales tienden a crecer más o menos alineados con el crecimiento del PIB. “Con la reforma tributaria pueden crecer más que el crecimiento del producto, porque justamente se está subiendo la tasa de impuestos. Por lo tanto, en 2018 los ingresos fiscales van a crecer conforme al crecimiento proyectado de la economía por parte de distintos analistas y el Banco Central, está en una cifra que probablemente duplica al crecimiento de este año y eso por tanto sube los ingresos fiscales”, sostuvo. Agregó que además “hay todavía un efecto remanente de la reforma tributaria, que hace que los ingresos crezcan más que proporcionalmente el crecimiento de la economía”. No obstante, agregó que hacia adelante “no es que se detenga el crecimiento de ingresos, sino que va a ser pari passu (a igual nivel) con el crecimiento de la economía”. Consultado por la prensa a la salida de la instancia parlamentaria, Eyzaguirre insistió en que “hacia 2018, tal como ya ocurrió con el Comité Consultivo del Precio de Referencia del Cobre, las perspectivas son de una mejoría. Como también vamos a reducir el déficit estructural, las dos cosas juntas implican necesariamente que el déficit efectivo también se reduce”. El secretario de Estado precisó que “efectivamente pensamos presentar el presupuesto con cuáles son los ingresos estructurales previstos para los cuatro años siguientes y cuáles son los gastos comprometidos. Ya es materia de la futura administración, conforme a La ley de Responsabilidad Fiscal, el definir cuál va a ser su política de reducción del déficit. Por tanto, van a estar los ingresos y los gastos comprometidos, allí una diferencia y si esa diferencia se usa para reducir déficit o para aumentar gasto ya es una decisión de política”. Consultado respecto a si se incluirá un fondo de libre disposición para la próxima administración en el erario 2018, la autoridad fiscal dijo que se continuará “una tradición republicana que es que la administración que llegue cuente con un porcentaje del gasto, como ha sido en la historia, a efectos de poder determinar al más breve plazo sus prioridades”. No obstante, recordó que “los gobiernos tienen la atribución de hacer reasignaciones, por tanto, tampoco es estrictamente cierto que los grados de maniobra en el año 18 estén limitados al fondo de libre disposición”. Detalló que nuestra legislación “no obliga a la ejecución plena de todas las partidas, y por tanto pueden perfectamente hacerse reasignaciones para re priorizar”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/eyzaguirre-preve-reduccion-deficit-fiscal-efectivo-proximo-ano/
  8. 06 Septiembre 2017 Eyzaguirre revisará proyectos de ley en trámite Foco estará en efecto en la inversión. Reforma al Sernac será analizada. El nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, declaró tras reunirse el comité ejecutivo de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) que analizará una serie de iniciativas legislativas en trámite, para aprovechar “los nuevos vientos que se vienen de reactivación”. En esa línea, el jefe de las finanzas públicas dijo que revisará iniciativas como la reforma al Sernac, las modificaciones a la Ley General de Bancos y el Fondo de Infraestructura, entre otros. “Son temas en los que en definitiva la letra chica es muy importante y vamos a estar conversando, porque según cuál sea esa definición es sí van a traer más inversiones o más bien pueden ser vistos como una mala señal”, dijo. De esta forma, Eyzaguirre se sumó a los planteamientos del ministro de Economía, Jorge Rodríguez, quien también pidió aplazar la votación del proyecto de Sernac para “analizarlo en detalle”, según afirmaron algunos parlamentarios. Este tema no cayó bien a algunos senadores que han apoyado la iniciativa. Según explicó el senador independiente Pedro Araya “la solicitud del ministro Rodríguez es entendible, pero el ministro Eyzaguirre era ministro de Segpres y esa cartera es la que lleva la relación con el Congreso y sabe de los proyectos que se están discutiendo”. Misma opinión dio el senador Jorge Pizarro (DC) quien agregó que “no veo qué letra chica es la que puede revisar el ministro de Hacienda, porque este proyecto lo discutimos largamente tanto en la comisión de Economía como en Constitución y en Hacienda. Si él tiene cualquier duda tendría que expresarla en el debate en la Sala”. Respecto a la reunión con la CPC, Eyzaguirre dijo que los dirigentes gremiales “expresaron claramente cuáles son sus esperanzas y también sus aprensiones”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/eyzaguirre-revisara-proyectos-ley-tramite/
  9. 03 Septiembre 2017 Nicolás Eyzaguirre: “hacemos esto por convicción, no vinimos a trabajar para ganar una elección” Para el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, la salida de su antecesor, Rodrigo Valdés, no se debió exclusivamente al caso Dominga, sino “al desgaste producido por años de luchar por tratar de preservar un modelo” y “de mantener el timón firme de la sanidad fiscal”. A su juicio, la Presidenta “apoyó al ministro Valdés y me apoyará a mí también, así como a los ministros Céspedes y Rodríguez”. “¿Ustedes prefieren algún proyecto expansivo al costo que eso eventualmente baje la posible recuperación del crecimiento económico? O ¿ustedes creen que las personas que votan no van a pensar si por quienes votan están trabajando para que les mejoren sus condiciones de vida?”. Es el emplazamiento que hace desde Teatinos 120, piso 12, el nuevo y tercer ministro de Hacienda de este gobierno, Nicolás Eyzaguirre, a los parlamentarios oficialistas que deberán tramitar la Ley de Presupuestos 2018. Pese a que al momento de esta entrevista no llevaba ni 24 horas en el cargo, las fotos que lo acompañan desde La Moneda ya estaban instaladas, una de las cuales ocupa un lugar protagónico arriba de su computador: un primer plano blanco y negro de él con la Presidenta Michelle Bachelet. Ya se cambió completamente la camiseta y tiene claro que ahora su prioridad legislativa será el último erario de esta administración. Confiesa que su llegada a la misma oficina que ocupó entre 2000-2006, con los mismos sillones antiguos, aunque más ajados, se ha convertido en un cúmulo de grandes recuerdos. Le sale natural hablar de economía y dice tajantemente que ya no es su rol hacerse cargo de las consecuencias políticas que trajo el abrupto e inédito cambio del equipo económico sucedido esta semana. ¿Fue un proceso doloroso para usted la salida del Rodrigo Valdés de la cartera de Hacienda? Yo mantengo mi amistad con Rodrigo. Solo tengo agradecimientos hacia él y, por tanto, como no ha habido quiebre humano de ninguna naturaleza, ese dolor está mitigado. ¿Cree que el gobierno logrará levantarse después de esta inédita salida de parte fundamental del equipo económico? Yo ahora soy ministro de Hacienda, y como tal, jefe del equipo económico, y mi preocupación central tiene que ser levantar la economía. Las consecuencias políticas de una cosa u otra son tarea de otros ministros y le puedo dar la seguridad de que por empeño no nos vamos a quedar. ¿Cómo? En términos de lo que será mejor para el país, que es que habiendo recibido una economía que iba hacia abajo vamos a heredar una economía que va a ir hacia arriba. ¿Qué señal cree se le transfiere al mercado, a los inversionistas, a las grandes empresas con estos hechos que se han dado al interior del gobierno? Pienso que ahora que estamos, como comenté la semana pasada en este mismo diario, terminando un ciclo muy complejo, donde el comercio mundial crece poco y donde las materias primas están pasando por una fase fuerte de debilidad, es tremendamente difícil mantener la dinámica económica, pero cuando uno mantiene el timón firme, como ha sido el caso de la Presidenta, los malos tiempos no duran para siempre y ahora todo indica que están llegando a su fin. ¿Cuánto será de cambio del ciclo económico y cuánto será el aporte del gobierno? Las políticas indicadas cuando se tiene una caída tanto del comercio mundial como del mercado de las materias primas son distintas, casi opuestas respecto de las que se tienen que tomar cuando las cuestiones se revierten. Como ya me ocurrió el año 2002-2003 cuando se venía de un ciclo de baja, que había comenzado con la crisis asiática, y comenzó un ciclo de alzas, nosotros cambiamos el switch y pasamos de presupuestos y políticas más bien expansivas, a una consolidación fiscal, a una reducción de deuda y a marcados superávit. Entonces, lo que corresponde ahora es comenzar a pagar y para eso hay que consolidar las finanzas públicas, el ministro Valdés ya venía preparando un presupuesto que sigue la regla de superávit estructural y el compromiso concretamente es reducir en un cuarto de punto del producto el déficit estructural y eso es lo que vamos a hacer. ¿Eso se mantendrá? Sí, por supuesto, absolutamente. ¿Y por qué? Porque la credibilidad de las políticas es fundamental para mantener un bajo costo del crédito y cuando hay nuevamente señales de impulso de la economía internacional hay dos elementos que cautelar fuertemente: que el costo del crédito siga reducido y que la competitividad de las exportaciones se mantenga lo mejor posible. Ambas cosas se logran solo cuando se hace consolidación fiscal. Entonces, eso es lo que voy a hacer, lo que sé hacer, lo he hecho toda la vida y lo que hice ya. ¿Qué le parecen las críticas que han hecho algunos economistas respecto a que el gobierno no ha respetado la regla de superávit estructural? Faltan pocos días para la presentación del presupuesto, ahí lo podrán ver: obras son amores y no buenas razones. Y en esto estoy continuando la política que hizo Rodrigo Valdés y que se esmeró por preservar. Entonces, ¿veremos cumplido el compromiso de que la meta fiscal sea de 0,25% en el presupuesto? Así es. Es una tarea compleja… Cuando se reduce en 0,25 del PIB el déficit estructural, no significa que se revierta enteramente un déficit y se transforme en un superávit. Se va mitigando ese déficit y conforme la economía va subiendo, mejoran los ingresos tributarios, y eso poco a poco pasa de territorio negativo a positivo. Pero nosotros, obviamente, no vamos a tener un presupuesto con superávit. Eso sería contraer la economía, no habría estudiado economía si hiciera una cosa así. Aquí está en juego la credibilidad del gobierno, ¿lo comparte? Como digo: obras son amores y no buenas razones, júzguennos al nuevo equipo económico por los hechos y el primer hecho notorio va a ser la presentación del presupuesto fiscal. Más que poner en duda la credibilidad por ser usted quien encabeza ahora el Ministerio de Hacienda es ¿cómo en tres días se desarma todo un equipo económico? Eso va a ir quedando atrás con el paso de los días y cada vez va a pesar más lo que hemos hecho nosotros versus el problema que haya acaecido con el equipo anterior. Puedo comentar brevemente, porque seguir mirando hacia atrás no tiene mucho sentido, que el equipo anterior recibió todo el desgaste de lo que significó mantener el timón firme de la sanidad fiscal en un momento en que producto de este ciclo bajó la inversión privada. ¿Cómo podría creerle ahora el sector privado? En todas las sociedades, lo pueden ver en España, Italia y Chile en el pasado, donde quieran ir, hay una cierta desconfianza del sector privado de impulsar la economía, y mucha presión a que el Estado comience a ocupar todos los espacios. Entonces, lo que corresponde a quien dirige el equipo económico, y tal como lo hizo Valdés y yo voy a seguir su línea, es evitar esos efectos péndulos. Ahora, hemos aprendido que se maneja de una forma en las rectas y de otra forma en las curvas. A partir del jueves da la sensación de que el discurso del gobierno es que enfrentamos una nueva etapa en la economía, que se está reactivando, que vienen mejores números, pero las cifras no dicen eso todavía. No lo digo yo. Si se mira el comportamiento de la Bolsa de Comercio en Canadá, Brasil, Colombia, Perú y Chile, están muy fuertemente insertos en el mercado de materias primas, verán que tocaron fondo hacia comienzos del 2016 y todos han subido de manera muy persistente. Entonces, ¿por qué la gente invierte en la Bolsa? Porque espera que la rentabilidad de las empresas mejore, de lo contrario sería filantropía; ¿por qué esperan que la rentabilidad de las empresas mejore? Porque ven que viene un ciclo de alza, esto no va a ser y ojalá no lo sea, porque a veces tanta abundancia también nos marea como el ciclo anterior, pero por lo menos vamos a recuperar una dinámica normal. Usted dijo que este gobierno tiene mala pata y que no alcanzaría a vivir este mejor ciclo económico… Cada vez que uno hace una analogía o se da cierta libertad de lenguaje las personas tienden a usar eso para tergiversar: yo no he dicho que el bajo crecimiento de este período ha sido de mala pata, lo que dije es que la recuperación no la íbamos a ver complemente nosotros y que obviamente si usted llega tarde a una fiesta y ya no queda torta ¡tiene mala pata! Si hubiera llegado un poco antes hubiera comido torta, es bien evidente lo que digo, pero algo de torta vamos a alcanzar a comer. ¿Cómo enfrentará la elaboración del próximo presupuesto considerando que cada vez cuesta más alinear al oficialismo? Aquí hay dos cosas que se mezclan. Uno, los ciclos de baja siempre traen mucha tensión política al interior de las coaliciones gobernantes, mucha, justamente porque hay dos visiones: unos que creen que ha llegado la época del péndulo y de cambiarlo todo y otros que creen que hay que cambiar algunas cosas. Pero el otro fenómeno que desgraciadamente nos seguirá acompañando, también en el próximo gobierno, es la crisis de la política, la capacidad de los gobiernos de alinear sus coaliciones se ha visto mucho más en jaque. Entonces, cuando los dos elementos se sobreponen: la crisis de la política con un ciclo de baja en la economía, la tarea se hace extremadamente ardua, que fue lo que tuvo que vivir el ministro Valdés. Hace rato que ya está la crisis de la política, ¿cómo la enfrentará? Con mucha convicción y con mucho apoyo de la Presidenta, porque al final ella es la que dispone hacia dónde vamos. Lo primero que trataremos de hacer es convencer que esta no es la oportunidad para estar expandiendo fuertemente el gasto fiscal, los programas sociales, sino que es la oportunidad de consolidar para mantener alta la credibilidad y facilitar la recuperación económica. Es difícil creer que el gobierno en época electoral no vaya a ceder a presiones políticas. La convicción puede más que la presión. Nosotros ya lo vivimos en el pasado y lo que se hizo durante estos años en materia fiscal era lo apropiado: la economía estaba muy débil y había que compensar de alguna forma esos vacíos con despliegue de obras públicas, con aumento de protección social, y eso se hizo y es correcto que se haya hecho, pero más de lo mismo cuando cambió la dirección del camino es contraindicado y, definitivamente, tendremos que hacer todo el esfuerzo para persuadir a nuestra coalición. ¿La coalición tiene que entender que la próxima elección presidencial y parlamentaria también se juega en esta discusión económica? Nosotros estamos haciendo esto por convicción, porque vinimos a trabajar por el país, no vinimos a trabajar para ganar una elección. Cuando los gobiernos se dedican a tratar de ganar elecciones y no hacer su tarea, eso produce severos problemas y la Presidenta no estará disponible para eso. Esa es la convicción de ustedes, pero hacia el otro lado tienen que entender que esta discusión sobre la economía que como usted dice es “crecimiento, crecimiento, crecimiento”, también es parte de la elección presidencial que viene… Estoy íntimamente convencido de que las dos cosas van para el mismo lado, que un manejo bien y correcto de la economía y la recuperación del crecimiento es buena para Chile, que es lo que más me importa, pero también es buena para los candidatos que comparten con el gobierno un cierto proyecto para el país. ¿Pero qué receta va a implementar para convencer de eso a los integrantes de la coalición? Si se mira la trayectoria de los presupuestos fiscales, fueron expansivos durante los años anteriores, porque estábamos con el ciclo hacia abajo. El equipo económico anterior quería obviamente hacer la reinstitucionalización de la disciplina fiscal y de las señales pro inversión su sello, y se encontró, probablemente, con que la inercia de las políticas anteriores eran muy poderosas y que costaba mucho que renunciaran a eso. Pero cuando la economía se recupera no se puede seguir haciendo lo mismo. Todo lo contrario. Ese switch es difícil de cambiarlo, y ellos hicieron una tarea muy encomiable en ese sentido y lo que nosotros vamos a hacer es continuar eso. A propósito del caso Dominga, la Presidenta afirmó el jueves que en “el mundo que viene, y que ya está aquí, no se puede hablar de negocios sin hablar de sustentabilidad ambiental”, ¿cómo se compatibiliza? Eso es completamente correcto. No es crecimiento o medioambiente, es crecimiento y medioambiente, si se combina de manera virtuosa. Esta tensión se puede manejar de manera favorable para ambos objetivos, pero claro, es fácil decirlo y difícil en la práctica. ¿Eso se demostró con lo ocurrido en el proyecto Dominga? Ahí lo más importante para tener reglas claras es respetar la institucionalidad. Ahora, si alguien piensa que esa institucionalidad puede mejorarse, esa es una discusión plenamente válida. Lo que no corresponde es cambiar la institucionalidad cuando la horma del zapato no le conviene a un proyecto particular. En todo caso, como lo dijo la Presidenta, este Comité de Ministros en este periodo ha visto 10 proyectos, de los cuales ha aprobado nueve. Entonces, no saquemos cuentas políticas cortas… Pero con un proyecto que no se aprobó se cambió un equipo económico entero… Eso lo está afirmando usted, yo no lo suscribo. Creo que este equipo económico dio una lucha encomiable por mantener una conducción económica correcta. Esto no fue más que un desafortunado episodio, pero no creo que eso sea lo que hizo la diferencia. Incluso, lo dijo el ministro Valdés, él dijo que la razón es que ‘no logré que todos compartieran esta convicción’. ¿Dijo en algún momento que renunciaba por lo que había pasado con un proyecto en particular? No. ¿Y qué fue entonces? Fue el desgaste producido por años de luchas por tratar de preservar un modelo que si bien atiende las necesidades sociales y del medioambiente, y que si bien busca redistribuir oportunidades no puede llegar al extremo de reemplazar o sustituir la indispensable energía del sector privado por solo más regulaciones e interferencia estatal. La historia moderna demuestra que los países no se desarrollan así. Usted pone en la mesa la preocupación del gobierno para que la economía se vuelva a encumbrar. ¿Podría asegurar que la Presidenta está absolutamente convencida de ello? No hablo por la Presidenta, ni me corresponde juzgarla. Todas las señales que he recibido de ella y la trayectoria que yo he visto de una mujer que se ha entregado a su país en forma completa, me hacen estar seguro de que ella apoyó al ministro Valdés y me apoyará a mí también, así como al ministro Céspedes y al ministro Rodríguez. La Presidenta tiene una visión que está por arriba. Cuando ella, por ejemplo, en la reunión de la minería planteó que el crecimiento hay que combinarlo, en ningún caso dijo que el crecimiento era dispensable, pero acá tenemos dos extremos que hay que evitar: primero ponerle tanto colgajos al crecimiento o tantas condiciones adicionales que lo termine abortando, y la otra es creer que el crecimiento por sí solo va a solucionar los problemas de la sociedad, y eso está demostrado que no es así. Dado este cambio de ciclo, ¿cómo convence ahora a los empresarios que dicen que se han sentido afectados por las reformas? Obras son amores y no buenas razones, que nos juzguen por nuestros hechos. En el análisis que hago no responsabilizo a los empresarios por la baja de la inversión, porque responde predominantemente, aunque no únicamente, a factores cíclicos. Digo que el comportamiento de los empresarios fue por factores de mercado muy explicables, que van a cambiar en la medida en que esos factores se reviertan, como ha estado ocurriendo. Por tanto, tengo plena confianza en que con reglas claras desde el gobierno y con el tirón del comercio mundial los empresarios van a volver a invertir. Tengo confianza en ello, los que dicen que han dejado de invertir por las reformas están diciendo que en el fondo han tenido una disposición algo sesgada por factores políticos, yo no creo eso. Otro agente económico importante es el Banco Central, ¿cuál es, a su juicio, el rol del instituto emisor en el actual escenario económico? Mantener controlada la inflación, tratando de que ese control sea consistente con el normal crecimiento de la economía. Y, por lo que ha estado comunicando, es que mientras la inflación se mantenga por debajo de la meta inflacionaria van a continuar con una política monetaria expansiva. ¿Es posible revertir la caída en la clasificación de riesgo? No hay que sobrerreaccionar. Obviamente, si nosotros continuáramos con una política fiscal hiperexpansiva y continuáramos acumulando deuda, eso claramente nos traería nuevas reducciones en los ratings. Pero si sabemos bien surfear la ola, lo que va a ocurrir en los años posteriores es que estas cifras fiscales de déficit se van a revertir y yo apostaría a que si el futuro gobierno conduce así las cosas, es muy posible que, al menos, no se baje más el rating hasta que se revierta. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nicolas-eyzaguirre-hacemos-conviccion-no-vinimos-trabajar-ganar-una-eleccion/
  10. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/321769-nuevos-ministros-eyzaguirre-elogia-gestion-de-valdes-y-anuncia-que-prioridad-sera-el-crecimiento-economico/?hl=%2Beyzaguirre&do=findComment&comment=22685556 01 Septiembre 2017 Mario Marcel fue director de Presupuestos en el Gobierno de Lagos Nuevo equipo económico de Bachelet sale a calmar nerviosismo de los mercados y buscará recuperar confianzas con privados Nicolás Eyzaguirre y Jorge Rodríguez Grossi se reunieron este jueves con Mario Marcel, presidente del Banco Central. Los ministros de Hacienda y Economía dicen que el foco será crecimiento y la aplicación de "normas claras" que hagan repuntar la inversión. Eyzaguirre dijo que preocupará "fundamentalmente" de retomar el crecimiento y "dejar una economía en ascenso para el próximo Gobierno". Los nuevos ministros de Hacienda y Economía, Nicolás Eyzaguirre y Jorge Rodríguez Grossi, respectivamente, anunciaron hoy que se proponen durante su gestión "recuperar las confianzas" con el sector privado mediante la aplicación de "normas claras" que hagan repuntar la inversión. El trabajo "será recuperar las confianzas, darle ánimo a la economía y ojalá empezar a retomar el crecimiento", dijo a los periodistas Rodríguez Grossi, tras una reunión de ambos con el presidente del Banco Central, Mario Marcel. Eyzaguirre y Rodríguez Grossi, que ya ocuparon las mismas carteras en el Gobierno de Ricardo Lagos (2000-2006), asumieron sus cargos este viernes, después que la presidenta Michelle Bachelet aceptó las renuncias de Rodrigo Valdés en Hacienda y de Luis Felipe Céspedes en Economía, cuyas opiniones sobre decisiones del Gobierno los distanciaron de la mandataria. Mario Marcel, actual presidente del BC, fue director de Presupuestos en el Gobierno de Lagos al alero de Eyzaguirre en Teatinos 120, a casi una cuadra exacta de distancia del instituto emisor, cruzando por la plaza de la Constitución. "El objetivo es mejorar el desarrollo, que contiene crecimiento, medioambiente, políticas sociales. Se trata de mejorar el bienestar de las personas y con Nicolás (Eyzaguirre) estamos en el esfuerzo y esperamos que sea exitoso", subrayó el titular de Economía. Según Eyzaguirre, uno de los objetivos de los siete meses que resta del Gobierno de Bachelet será "reimpulsar la economía con mensajes claros a la comunidad internacional, de que el orden fiscal en este país no se ha perdido ni se perderá". Asimismo, indicó que los principales desafíos que vienen, que son el Presupuesto Fiscal 2018 y el ajuste salarial del sector público, "se tomarán con cierta austeridad". Añadió que se debe preocupar "fundamentalmente" de retomar el crecimiento "y dejar una economía en ascenso para el próximo Gobierno". "Todo indica que el período difícil del comercio mundial y las materias primas llega a su fin, ahora toca pasarle la posta al sector privado para que despliegue sus energías y debemos tener una conducción que haga viable eso", subrayó el nuevo responsable de las finanzas públicas. "Chile continúa con todos los planes que tiene y vamos a ayudar a que el próximo Gobierno tenga una pista mucho mejor que la que hay en este momento", acotó en esa misma línea Rodríguez Rossi. Respecto de la reunión con el presidente del Banco Central, Eyzaguirre la consideró "grata" y "muy útil", en la que el responsable del emisor "nos expuso la evolución económica y los detalles de inflación y crecimiento que yo no tenía muy presentes, así que ahora creo haberme quedado con un barniz bastante actualizado de lo que está ocurriendo". Hacienda es el tercer ministerio que Eyzaguirre, que también ha sido director del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), ejerce durante el actual Gobierno de Michelle Bachelet, en el que comenzó como titular de Educación y siguió hasta ayer como responsable del Ministerio Secretaría General de la Presidencia. Fuente: http://www.elmostrador.cl/mercados/2017/09/01/nuevo-equipo-economico-de-bachelet-sale-a-calmar-nerviosismo-de-los-mercados-y-buscara-recuperar-confianzas-con-privados/
  11. 27 Agosto 2017 Nicolás Eyzaguirre: “Tenemos tan mala pata que el mejor crecimiento se verá hacia el próximo año, entonces van a decir que es obra del futuro gobierno” El ministro Eyzaguirre dice que si la actual administración fuera de otro sector político, “no hubiera hecho una gran diferencia en el tema económico y habría tenido una baja popularidad, tanto o mayor que la que ha tenido la Presidenta”. Lleva 10 años como ministro en distintas carteras. Y a partir de marzo, cuando finalice el gobierno, quiere hacer una pausa. No sabe cuánto tiempo durará su retiro público de la actividad política, pero por ahora está concentrado en cumplir con la agenda comprometida. Cuando le quedan menos de siete meses en La Moneda, el ministro secretario general de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, hace un balance de lo que han sido estos casi cuatro años al lado de la Presidenta Michelle Bachelet. “Ha sido un gobierno extremadamente difícil, en que hemos encontrado obstáculos que no previmos, desde económicos a políticos, para llevar adelante reformas que son de un calado mayor y que consideramos imprescindibles para que Chile llegue al desarrollo. Los obstáculos han sido enormes, y ha sido difícil”, dice. No obstante, señala entusiasmado que “al fin del día no nos dejamos abatir, y la Presidenta va a llegar al fin de su gobierno cumpliendo su palabra empeñada”. ¿Usted cree que esto ya debería empezar a reflejarse en la mejora de popularidad de la Presidenta? Se ha estado notando. La Presidenta ha estado subiendo, y muy posiblemente, sobre todo ahora que se han logrado triunfos importantes en temas que son muy ciudadanos, como la despenalización de la interrupción del embarazo en tres causales. La educación también es un tema ciudadano… Los temas educacionales tienen una maduración lenta. Entonces, no se alcanza a apreciar por la ciudadanía el contenido profundo de esas reformas. Pero en los otros casos la apreciación es más inmediata, y eso contribuirá, primero, a que la gente vea que la Presidenta cumple y, segundo, conforme se acerca el fin del gobierno las personas comenzarán a hacer una evaluación más global y no tan centrada en aspectos coyunturales que pudieron haber sido difíciles. ¿Lograr la despenalización del aborto en tres causales en estos momentos significa para el gobierno anotarse un golazo? Significa que el país logra avanzar hacia umbrales civilizatorios que teníamos claramente desfasados y, por tanto, es simbólicamente un tema de la mayor trascendencia, que tiene que ver con limitar el poder coercitivo del Estado en decisiones que son de carácter privado. El país evoluciona hacia una sociedad más libre con las personas más empoderadas y más responsables de su destino. ¿Fue un paso atrás que el TC no haya votado favorablemente la objeción de conciencia? No conocemos exactamente el tenor del fallo. Hay versiones de prensa. Sabemos que en el tema de la objeción de conciencia hubo una votación masiva: ocho a dos por corregir algunos aspectos del proyecto del gobierno, pero no sabemos exactamente cuáles son. Esa pregunta la puedo contestar cuando conozcamos el fallo. ¿El gobierno ya empezó a delinear su plan de cierre? Hace tiempo que estamos tratando de priorizar con el objeto de saber cómo termina la última foto de esta película, y puedo decir que tenemos una fundada satisfacción de que la Presidenta cumple. En lo más emblemático, hemos cambiado el binominal; eliminamos la segregación escolar con la Ley de Inclusión; hicimos una reforma completa a la educación parvularia, a la carrera docente; estamos en el segundo trámite en la nueva educación pública; vivimos la última parte de la discusión de la gratuidad y la educación superior. En materia de descentralización, estamos avanzando muy rápidamente, no obstante que no podrá haber elecciones de gobernadores regionales el 2017, sino que en la próxima oportunidad, pero la ley de transferencia de competencias y la ley orgánica de elección de gobernadores quedarán despachadas en este gobierno; terminamos con la despenalización de las tres causales y, por tanto, si se hace el listado y se compara con el programa de la Presidenta, se verá que es casi una canasta limpia. Virtualmente, todos los compromisos que hizo con el país los llevará adelante. En la derecha tienen la sensación de que el proyecto de matrimonio igualitario se puede transformar en la recordada reforma laboral del ex Presidente Frei, cuando se acusó que se había enviado a último momento para gatillar un pronunciamiento de Lavín. ¿Por qué se presenta ahora el matrimonio igualitario? Lo descarto absolutamente. Por el contrario. El haber fallado en presentar este proyecto hubiera significado renunciar a lo que hemos planteado por mucho tiempo debido a consideraciones políticas coyunturales. El problema fundamental es que cada cual puede tener sus convicciones, pero el matrimonio es un contrato frente al Estado y éste no puede hacer una diferencia entre unos y otros según su orientación sexual. Es un tema muy de principios. También hay un acuerdo con el Movilh ante la Comisión Interamericana de DD.HH., que se arrastra hace varios años. ¿Por qué no se presentó antes? Queda la sensación de que se enviará sólo por cumplir… El tema de la despenalización tomó más de tres años. Y algunos dicen que ha tomado 27, porque los primeros proyectos parten en cuanto se recupera la democracia. Estos temas son muy profundos. Por tanto, pensar que se van a resolver de una plumada y que iba a quedar resuelto en este gobierno, en el caso del matrimonio igualitario, según lo hubiéramos presentado a principios de año o a mediados de año, es absurdo. Va a demorar más tiempo. ¿Cree que el gobierno ha tenido que ceder mucho para lograr los consensos con la oposición? La Presidenta acuñó como a medio tiempo una frase que fue el “realismo sin renuncia”. Entonces, nosotros no hemos renunciado a ninguno de nuestros postulados, porque creemos que representan un paso necesario a la modernidad, pero obviamente los contratiempos que fuimos encontrando, tanto económicos como políticos, llevaron a que graduáramos el paso. Un ejemplo, lo más elocuente posible, fue haber planteado un paso mucho más gradual en alcanzar el 100% de gratuidad en la educación superior. ¿Pero esa gradualización responde a una necesidad de ceder o a una realidad distinta a la estimada inicialmente respecto de las reformas? Tendería a pensar que en la cancha se ven los gallos, como se dice. Cuando se tiene un programa y después se empieza a aplicar, se comienza a ver que a veces las cosas son más complejas de lo que se imaginó con el papel en blanco, que la cantidad de intereses que hay que armonizar y las dificultades administrativas de llevar adelante las reformas y también los costos de hacerlas en términos financieros. Diría que ha sido un ejercicio de realismo, no un ejercicio de falta de convicción o de concesiones, lo que también en política incorpora las resistencias que uno va encontrando para ir logrando los votos. Usted dice que el gobierno tiene una fundada satisfacción de que la Presidenta cumple. ¿Cuál es la “fundada satisfacción” si el país con suerte este año crecerá un 2%, si la Presidenta cuenta con una popularidad muy baja en relación a como partió y, además, existe una Nueva Mayoría que enfrenta una elección dividida? Vamos punto por punto: en primer lugar, el tema del crecimiento económico. He dedicado una vida completa a estos temas, por tanto, no estoy improvisando. El menor crecimiento está predominantemente ligado al ciclo de precios de las materias primas. Si se compara lo que ha crecido América Latina en estos cuatro años con el mismo período del expresidente Sebastián Piñera, la verdad es que Chile no ha decaído más que el promedio de la región. O sea, hemos sido más resilientes que el promedio de América Latina. Pero si queremos otra variable de control, revisemos el África Subsahariana, que también son productores de commodities, un continente entero. Vean cuánto creció en los cuatro años de Sebastián Piñera y cuánto ha crecido en estos años. Si ya eso no convence, digamos que difícilmente alguien podrá argumentar que África Subsahariana y América Latina han decaído por las políticas de la Presidenta Bachelet. Los empresarios dicen que son las reformas de este gobierno las que han causado incertidumbre y no han ayudado a incentivar la inversión… Lo que pasa es que un sector importante, legítimamente, plantea que no le gustan las reformas y usan la desaceleración económica como una forma de llevar agua a su molino, tratando de establecer una relación causal entre las reformas y la desaceleración económica. No obstante, esa relación causal es solo espuria. Es más, afirmo acá que independientemente de cuál sea el gobierno que venga, Chile, América Latina y el África Subsahariana van a tener crecimientos más importantes en los años que están por venir. Entonces, si esas cosas ocurren usted me dará por lo menos el beneficio de la duda de si este menor crecimiento tuvo que ver con las reformas. ¿No es nivelar para abajo el compararse con los países de África y de América Latina y no con la Ocde? Nos comparamos con los países de la Ocde en términos de sus instituciones y políticas. Estamos hablando de crecimiento. Y si usted mira las estadísticas, en los primeros cuatro años de esta década los que más crecían eran los países de América Latina y del África Subsahariana. Por lo tanto, nos estamos comparando con el parámetro más exigente. O sea que nosotros vamos a crecer más que el promedio de la Ocde es obvio, porque ellos tienen un ingreso per cápita mucho más alto que nosotros, por lo que tenemos que pillarlos. ¿Por qué cree que habrá un crecimiento mayor más adelante? Vea lo que ha ocurrido con la inversión en los países exportadores de commodities, vea lo que ha ocurrido con la inversión minera, compárela con lo que le ocurrió a Chile y verá dos gotas de agua. Compare la Bolsa y vea que desde Canadá, pasando por Brasil, Perú, Colombia y Chile, todas las bolsas cayeron hasta un mínimo a comienzos de 2016, y todas han subido notablemente desde enero de 2016 a esta parte. ¿Por qué puede ser eso? Porque el ciclo de materias primas se está revirtiendo. Cómo puede haber ocurrido que en todos esos países pasara lo mismo, si no es porque aquí estamos en presencia de un problema sistémico. Y, por eso, afirmo con certidumbre que Chile va a comenzar a crecer cada vez más. Desgraciadamente, tenemos tan mala pata que el mejor crecimiento se verá con más nitidez hacia el próximo año, entonces van a decir que es obra del futuro gobierno. ¿Para ustedes, no hubo efectos de las reformas en la economía? En general, un proceso de reformas relativamente estructurales trae incertidumbre. Que eso tiene un cierto efecto en la economía, lo tiene, aunque no creo que sea el principal, pero tampoco digo que sea cero. Ahora, ¿cuál era la alternativa? No hacer esas reformas. Pero si no se hacían, eso también tiene un efecto en la economía, porque produce falta de cohesión social, huelgas, y manifestaciones. ¿Cree que el efecto de las reformas es que se evitara una mayor insatisfacción social? No sé si la evitó, porque hay muchos temas pendientes, pero la tensión social para los años por venir habría sido aún mucho mayor, no me cabe duda. Creo que igual va a ser fuerte, por la crisis de legitimidad de la política y los problemas que tiene nuestro ordenamiento político actual. Y se lo digo a todos mis amigos de la oposición, si es que ellos esperan ganar el gobierno, cosa que todavía no está clara: prepárense, porque el gobierno ahora es un caballo mucho más difícil de cabalgar. Usted dice que desgraciadamente el mayor crecimiento se va a ver en el futuro gobierno. ¿Cree que la centroizquierda tiene posibilidad de ganar la elección presidencial? Absolutamente. Es más, le afirmo que la segunda vuelta va a ser voto a voto. No sé para qué lado, pero va a ser voto a voto. ¿Y qué voto marcará usted en la presidencial? El voto que marca un ministro de esta Presidenta es secreto, porque si lo digo arrastro a la Presidenta con eso. En la Nueva Mayoría admiten en privado que es difícil ganar la elección presidencial, y la principal apuesta de ellos es la parlamentaria. ¿Hay un pesimismo en el gobierno respecto del resultado de la elección? El resultado de las parlamentarias y las presidenciales depende cada día menos del gobierno. Entonces, quienes tienen que ganar esa elección son ellos. Nosotros lo que tenemos que hacer es cumplir con lo prometido, a objeto de que sus candidaturas sean creíbles, porque ellos formaron parte de esta coalición que le prometió al país un conjunto de cuestiones. ¿Hasta ahí, a su juicio, llega el rol del gobierno? Y, desde luego, administrar bien el país, pues. Que no es solo leyes. Esto es gestionar, es terminar carreteras, hospitales, agua potable rural y subsidios que se comprometieron. Ser probos, evitar cualquier sospecha de intervencionismo excesivo. Se desprende de eso que la forma que tiene el gobierno de ayudar a la elección de su sector es haciendo bien la pega… Gobernando bien. ¿Pero cómo se hace eso cuando en su sector hay dos candidatos presidenciales que tienen visiones distintas? Guillier se ha planteado como continuador, y Goic ha marcado algunas diferencias. Entonces, ¿a quién se termina ayudando al final? Lo que ellos le plantean al país como su ideario a partir del 11 de marzo es su exclusiva prerrogativa. Pero no he escuchado a ningún miembro de los comandos o parlamentarios asociados a las candidaturas de Guillier y Goic que no vayan a acompañar a la Presidenta hasta el 11 de marzo con el conjunto de las reformas que hemos planteado. El segundo factor en este análisis es la baja en la popularidad… El tema de la baja popularidad puede tener que ver, en parte, con el menor crecimiento económico. Pero en lo fundamental, el problema de popularidad de los gobernantes tiene que ver con la crisis de la política. Todo el tema del financiamiento irregular ha golpeado muy duramente a la política en general, y más en particular al gobierno, porque es al que sindican como el más visual. Entonces, si el gobierno hubiese sido de un signo distinto, no hubiera hecho una gran diferencia en el tema económico y habría tenido una baja popularidad, tanto o mayor que la que ha tenido la Presidenta. Hay un tercer factor en todo esto: la situación de la Nueva Mayoría… Creo que cuando se tratan de hacer reformas más profundas, los matices son más evidentes y se producen muchas más tensiones al interior de una coalición. Y cuando eso está acompañado de una baja muy importante de popularidad del gobierno, la tendencia a luchas intestinas en la coalición de gobierno se potencia al máximo. ¿Todo este escenario trascenderá más allá de marzo próximo? El próximo gobierno, cualquiera que sea, va a enfrentar problemas ojalá menores, pero similares, porque aunque la economía creo que va a ayudar un poco, la crisis de la política está lejos de abatirse. No creo, cualquiera sea el Presidente o Presidenta, que vaya a tener índices grandes de popularidad. Y por tanto, el desorden que va a tender a tener en sus bancadas va a ser significativo. Estoy completamente convencido de que la centroizquierda es la única que le puede dar gobernabilidad al país, por lo menos en esta parte del tránsito hacia el desarrollo. Creo que cuando Chile logre umbrales civilizatorios de menor desigualdad, mayor inclusión y menores abusos, es posible que puedan itinerarse sin problemas gobiernos de centroderecha con gobiernos de centroizquierda. Todavía le faltan tiempos a la centroizquierda para llegar a ese umbral civilizatorio. En el intertanto, es posible que la gobernabilidad sea extremadamente compleja. Pero en el caso de este gobierno, más allá de los factores que usted explica, hubo hechos puntuales que afectaron la popularidad de la Presidenta, en particular el caso Caval… Todos los problemas de financiamiento de la política y el caso Caval en el ámbito político fueron, sin duda, lo que produjo este punto de inflexión de falta de credibilidad de la ciudadanía en las elites gobernantes. Entonces, uno se pregunta: en el problema del financiamiento irregular de la política usted no va a convencer a la gente de un día para otro que todo es perfecto y prístino, pero tiene que actuar. Nosotros hicimos 12 leyes de probidad y hemos llevado adelante, contra viento y marea, aquellas cuestiones que le prometimos al país. Por tanto, del punto de vista de la centroizquierda, la consecuencia entre lo que se dice y lo que se hace es lo fundamental si queremos que ese proyecto continúe vivo, más allá de los avatares de una elección u otra. ¿Usted cree que estamos frente al término de la centroizquierda como estábamos acostumbrados a verla? Para nada, para nada. ¿Por qué? Chile no ha logrado todavía tener umbrales civilizatorios en materia de educación, salud, regulación de los abusos, cortafuegos completo entre el dinero y la política, y protección social que generen un contrato social consensual. De paso, la Presidenta va a terminar su mandato enviando un proyecto de nueva Constitución. Y todavía quedan muchos resabios de un modelo económico social que fue impuesto, durante los 17 años de dictadura, y que no es legítimo. Hablando de la centroizquierda por la Nueva Mayoría, por la DC y por el Frente Amplio, ¿qué llamado haría usted para la segunda vuelta? Que se unan. ¿Cree que es posible? Los intereses electorales hacen milagros. ¿Y si es la oposición la que gana el próximo gobierno? Si llegáramos a perder la elección, que espero que no ocurra, le garantizo que en un abrir y cerrar de ojos nuevamente habrá una fuerte coalición de centroizquierda. Esa es mi convicción. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nicolas-eyzaguirre-tenemos-tan-mala-pata-mejor-crecimiento-se-vera-hacia-proximo-ano-van-decir-obra-del-futuro-gobierno/
  12. 17 Marzo 2017 Luis Larraín, director ejecutivo de LyD: “Los ministros Rodrigo Valdés y Nicolás Eyzaguirre tiraron la toalla” El economista afirma que el país no tiene un liderazgo claro y fuerte que permita empujar el carro del crecimiento económico. Agrega que la tesis del titular de Hacienda sobre que la economía enfrenta un problema estructural es inconsistente. Su hijo -que se llama igual que él- será candidato a diputado, pero Luis Larraín padre no tiene interés alguno en levantar una candidatura. Aunque no se quedará fuera del proceso electoral que viene, porque desde su cargo como director ejecutivo del instituto Libertad y Desarrollo (LyD) apoyará al abanderado presidencial de la oposición. No milita en ningún partido, pero dice que tiene domicilio político conocido: “Nosotros, como Libertad y Desarrollo, tenemos una tradición bastante institucional, en el sentido de apoyar a los candidatos de centroderecha con nuestro aporte programático y con profesionales tanto para el trabajo de campaña como para constituir el gobierno, como nos pasó en la administración del ex Presidente Sebastián Piñera”. La aparición, en estos últimos años, de otros centros de estudios, que representan también a la derecha, como Clapes UC y la misma fundación Avanza Chile, ¿no le han restado espacio a LyD en el debate público? A nosotros, por formación, no nos molesta la competencia. Apreciamos mucho lo que ha hecho Clapes-UC bajo la conducción de Felipe Larraín, que son una voz importante, sobre todo en materia de política económica. Nosotros creemos, modestamente, que en materia de políticas públicas todavía somos más que Clapes y Avanza Chile, pero ellos hacen aportes importantes. Creo que parte del fortalecimiento de la política en Chile tiene que darse por la vía de tener apoyo técnico importante en la propuestas y en eso estamos dispuestos a jugar un rol y colaborar bastante con Clapes y Avanza Chile. Pero viniendo -el más probable candidato presidencial Sebastián Piñera- de Avanza Chile, ¿no les resta a ustedes influencia en un futuro gobierno? Por eso nos interesa estar en un trabajo programático, somos modestamente un poco más grandes que Avanza Chile, tenemos más investigadores y eso nos permite estar en varios temas. No le tenemos susto a perder influencia mientras tengamos buenos profesionales, pero esto exige estar constantemente renovando a la gente. ¿Como pasó con la salida de Rosanna Costa, que se fue como consejera al Banco Central? Exactamente, pero nosotros estamos felices de que en la elección de consejero del Banco Central se considere a gente de Libertad y Desarrollo, pero claro, tenemos el desafío que no es fácil de reemplazarla. Ahora, hemos ideado una fórmula donde tenemos a Susana Jiménez y a Francisco Orrego a cargo de dos subdirecciones. Nos rearmamos. Apoyo presidencial ¿Tienen definido ya su apoyo a Sebastián Piñera? Obviamente que Sebastián Piñera hoy es el más probable candidato de la centroderecha y, en ese carácter, nosotros lo apoyaríamos, pero también tenemos una relación con el diputado Felipe Kast, que trabajó con nosotros acá y que está en un intento, a través de su partido Evópoli, de llegar a las primarias. De manera que apoyaremos al candidato que la centroderecha elija. ¿Ideal sería que de ser electo como candidato del sector Sebastián Piñera informara una decisión sobre cómo separará sus negocios de su actividad política? Sería bueno que, en un plazo razonable, manifieste una voluntad de qué es lo que va a hacer y, obviamente, ojalá pudiera materializar una figura de fideicomiso ciego antes de asumir como Presidente de la República, si es que es elegido. ¿Los acercamientos con los candidatos pasan ya por delinear los desafíos del próximo gobierno? Claro, el desafío del próximo gobierno, cualquiera que sea, es tratar de volver a poner a Chile en la senda del crecimiento, porque lo más probable es que vamos a crecer sólo 1,5% promedio este año, que es bajísimo, el peor de toda la Alianza del Pacífico. Realmente estamos en una situación como que se hubiera estancado el país, por tanto, el desafío del próximo gobierno es ponerlo en marcha, echando a andar la máquina de creación de riqueza. El debate económico El consejero del LyD Juan Andrés Fontaine dijo que Chile está empantanado y el candidato presidencial Alejandro Guillier, que el país se estancó. Si bien ambos apuntan a distintas direcciones, ¿se inscribe usted con esta apreciación de que se pudo haber hecho más en este gobierno? Definitivamente, el crecimiento económico es muy bajo, no satisface para nada las expectativas que tiene la población ni tampoco la trayectoria que usualmente teníamos en estas materias. Por lo tanto, tenemos un problema serio, donde pueden empezar a exacerbarse algunas de las tensiones que hay en la sociedad chilena, justamente por el bajo crecimiento. El fin de semana pasado, tanto los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, como de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, afirmaron que Chile enfrentaba un problema estructural en materia de crecimiento, ¿comparte esta tesis? Precisamente, lo que me preocupa más todavía es esa tesis que han planteado, porque me dio la sensación que los ministros Valdés y Eyzaguirre tiraron la toalla. ¿Por qué? Antes uno escuchaba que el ministro Valdés hablaba de brotes primaverales, que una cifra está mal por cosas puntuales, pero que después vendría una mejor, pero hoy el tono es decir que no vamos a lograr reactivar este país y, por lo tanto, están más bien abocados a otra tarea, que humanamente los entiendo, pero que al país no le sirve, porque ellos han liderado la conducción económica de un gobierno que ha hecho una muy mala performance. El ministro de Hacienda argumentó -en entrevista con la Tercera- que “lo más estructural es que hemos dejado de crecer vía exportaciones”… Encuentro inconsistente lo que dice, porque si Chile tiene un problema con las exportaciones que es estructural y que incluso sostiene que viene desde hace 10 años, entonces está claro que requeríamos para este período, en el que él ha sido ministro de Hacienda y la coalición que él apoya ha sido gobierno, un programa que se hiciera cargo de ese tema y que impulsara medidas a favor de la productividad. No obstante, este gobierno ha hecho exactamente lo contrario. ¿Con las reformas? Ha impulsado una reforma laboral que atenta contra el pago de remuneraciones de acuerdo a la productividad de los trabajadores y una mala reforma tributaria. Ahora, por lo menos, Rodrigo Valdés no dice lo que señalaba el ex ministro Alberto Arenas, que aumentar en tres puntos del PIB la carga tributaria no iba a tener efectos sobre la inversión, pero sale con esta otra tesis de las exportaciones. Es sospechoso que justo haya salido Nicolás Eyzaguirre con una tesis parecida a la del ministro Valdés el mismo fin de semana. Esto parece un operativo para exculpar al gobierno de Bachelet de su responsabilidad en cuanto a esta especie de tapón que le han puesto a la economía chilena. También en la entrevista el ministro de Hacienda hace un reconocimiento de que “Chile tiene hace rato un problema en términos de concretar inversiones”, a propósito de la paralización del proyecto minero Dominga. Aquí hay una explicación pendiente de cómo está funcionando nuestro sistema de evaluación ambiental. Es más, algunas versiones que vienen de la misma Nueva Mayoría dicen que derechamente aquí hubo una intervención del gobierno para que no se aprobara. Entonces, es como desesperanzador ver, desde el punto de vista de alguien que espera que el ministro de Hacienda esté liderando el proceso de recuperación de la economía chilena, que empieza a dar explicaciones de otro tipo de por qué la economía está desacelerada. Eso tiene como objetivo exculpar a la actual administración de este bajo crecimiento. ¿Pero el ministro Valdés este último tiempo ha hecho una gran arremetida en distintas instancias por el crecimiento? Si el problema es que ellos están gobernando, no son comentaristas. El como ministro de Hacienda debiera ser el principal interesado en que las cosas cambien si es que hay problemas. Y, a veces, parece que ciertos sectores dentro del gobierno no quieren que se concreten las inversiones. Y, por otro lado, no hay un liderazgo, yo no vi a una figura, que podría haber sido él, que se parara frente al senador Guido Girardi, que se opone al proyecto Dominga, que le dijera que los funcionarios tienen que cumplir su rol técnico y aprobar las inversiones. No vi ese liderazgo, vimos una cosa que es desesperanzadora para la inversión, es como decir: ¡No hay caso con esto! Fuente: http://www.latercera.com/noticia/luis-larrain-director-ejecutivo-lyd-los-ministros-rodrigo-valdes-nicolas-eyzaguirre-tiraron-la-toalla/
  13. 04 Diciembre 2016 La entrevista en que Eyzaguirre anuncia su salida de la política El titular de la Secretaría General de la Presidencia dice que 10 años como ministro es suficiente y que la idea de su candidatura presidencial “se pasmó”. Su reflexión en este tiempo: el sistema presidencial que tiene Chile ya no da estabilidad. "No me veo en la política después de este gobierno", dijo a Reportajes el titular de la Secretaría General de la Presidencia. Revisa en video las declaraciones del ministro. “Estoy siendo completamente honesto. Creo que entrando al décimo año como ministro, it’s time to go. Y quiero decir lo que pienso de verdad, no estoy haciendo ningún cálculo de ninguna especie… No me veo en la política después de este gobierno”.Sería prematuro anunciar que Nicolás Eyzaguirre (PPD) se despide de la vida política, porque todavía le queda más de un año en La Moneda. Pero, atendiendo al realismo sin renuncia, se puede decir que son sus primeras palabras de cierre. El ministro secretario general de la Presidencia, ex de Educación y ex de Hacienda durante el gobierno de Lagos, termina su período con Michelle Bachelet y quiere recluirse en la academia. Atrás quedan las ideas de una candidatura presidencial, de ser el tapado del PPD o el continuador de una obra laguista-bacheletista. Eyzaguirre ya tomó su decisión. En la reunión que tuvo el jueves el comité político con la Nueva Mayoría ya se empezó a hablar de la importancia del clima de unidad para la prolongación de las reformas de Bachelet en un próximo período presidencial. ¿Usted piensa participar en esa prolongación? ¿Seguir en la vida política? Sin duda alguna, voy a estar desde mi casa mirándolo por la televisión. Ah, se va. ¿O sea… “chabela”? Sí, “chabela”. Quiero escribir y dar clases, eso es lo que quiero hacer. ¿Escribir sobre economía, sobre política o una novela? No, no tengo talento para escribir una novela. Tampoco, posiblemente, para escribir sobre economía o sobre política, pero ya pronto voy a comenzar mi décimo año como ministro, entonces ya es suficiente. Enough is enough, dicen. Me retiro a la academia. Tú acumulas una cantidad enorme de experiencia, entonces hace mucho tiempo que quiero escribir sobre la historia de la economía chilena, por qué estamos donde estamos, por qué somos así de desiguales, las raíces desde la Colonia hacia adelante, y a partir de ahí, entender bien nuestra historia y cuáles son las posibles soluciones para el mañana. ¿Se acaba la vida política activa? El otro día le pregunté a mi hijo chico, que acaba de dar la PSU, qué se imaginaba para el futuro. Me contestó: “En cualquier lugar, salvo en el gobierno”. ¡Qué horror!, pensé. Esto es muy desgastador. Siempre estuve por un llamado emocional desde muy pequeño, en que sentía que la injusticia me era intolerable a la piel, pero no tengo un apego a esto como forma de escalar en la vida. Todo lo contrario. ¿Y la ilusión de ser candidato presidencial? La otra vez con el ministro Fernández conversamos que para ser candidato presidencial tienes que tener dos características. Un liderazgo muy fuerte y claridad de ideas, y segundo, hambre de poder, porque aquí al que se descuida lo matan. Y yo no lo tengo.Pero era una carta hasta hace no mucho…Pero me pasmé poh, arrugué -se ríe-. ¿Y parlamentario? Tampoco. Sistema haciendo agua El gobierno ha tenido una relación difícil con los parlamentarios de la Nueva Mayoría y el jueves 1 tuvieron una reunión para definir la agenda legislativa. ¿Cómo estuvo? Fue una reunión muy franca, nos dijimos las cosas por su nombre. Obviamente, esto es un proceso, porque convenir qué vamos a hacer con más de 140 proyectos de ley que hay es complejo. Fuimos acotando criterios, estableciendo prioridades y fue una reunión bastante fructífera. ¿A qué se refiere con que dijeron las cosas por su nombre? ¿Una catarsis? ¿Se retaron mutuamente? Obviamente, consensuar proyectos en una coalición amplia, algunos que son sumamente complejos, porque significan transformaciones estructurales, genera tensión. En ese sentido es que digo que nos dijimos las cosas por su nombre. Por ejemplo, frente al tema de la interrupción del embarazo en tres causales, muchos expresaron que era impostergable y otros, con mucha honestidad, dijeron que en esto iban a decretar libertad de conciencia. ¿Y no tiene que ver también con la idea de generar un ambiente de paz para terminar este año? El ministro del Interior, incluso, pidió a los partidos acelerar su definición presidencial para no seguir contaminando el ambiente.Digamos que fue una fortuita coincidencia. Durante los dos últimos años se produjo mucha tensión con la coalición, porque el gobierno aprovechó ese cierre de período legislativo para tratar de sacar proyectos que eran muy complicados. Entonces, de alguna forma nos habíamos comprometido a que este enero no fuera de nuevo con ese pie forzado. La segunda razón es que, efectivamente, los proyectos más emblemáticos no están todavía listos para ser votados, por tanto se produce la feliz coincidencia de que no tenemos que forzosamente tratar de llegar a la hora de la verdad en enero en ninguno de ellos. Usted estuvo en el gobierno cuando existía la Concertación y era más fácil entenderse con ellos que con la Nueva Mayoría. ¿Por qué esa diferencia? Hoy día es muchísimo más difícil que antes. Hay múltiples causas. La más simple: esta es una coalición de mayor diversidad, lo que no es casual, porque es el armado político que se requería para intentar reformas de un mayor calado. Entonces, de una parte tienes que poner de acuerdo a gente más diferente que el pasado y, de otra parte, la resistencia que despiertan las reformas que harás, como son de mayor calado, son mayores también. ¿Lo ha pasado mal en eso? Uno al final es un ser humano, pero tiene que tratar de distanciarse un poco, porque esto es política. Es un poquito absurdo esta división entre lo que es personal y es político, porque la vida es una sola y uno también se lo toma… Diría que el gran tranquilizante que nosotros tenemos es que al interior del Ejecutivo y del comité político tenemos mucha amistad y buena onda, entonces de alguna forma, cuando nos pegan afuera, nos contenemos unos con otros. ¿Y funcionan extraordinariamente bien, como dijo la Presidenta? Funcionamos muy bien, la verdad. No hay personalismos, ni individualismos, ni que alguien se quiera llevar la pelota para la casa. Obviamente, peleamos, por ejemplo una clásica división se producía más con el ministro Díaz entre los abogados y los economistas. “Estos economistas que creen que se las saben todas y ustedes de política no entienden tanto como presumen”, ese tipo de cosas. Y el ministro del Interior, ¿por qué no aparece? El ministro del Interior y yo somos más bien de bajo perfil. Trabaja mucho hacia el interior, como le corresponde a su título, y quien hace las veces más fuerte de presencia es el ministro vocero o el ministro de Hacienda. Marcelo Díaz, cuando salió del gabinete, dijo que había poca lealtad de la Nueva Mayoría hacia al gobierno. ¿Lo ha sentido usted también? Eso tiene que ver con la tercera causal, que es lo que muchos denominan parlamentarización de la política. El poder relativo que ha ido adquiriendo cada parlamentario por separado es mucho mayor que el que había antes y eso exige una reflexión respecto de nuestro sistema político. Se están sintiendo ciertas grietas en un sistema muy presidencialista, con parlamentarios que son individuales y muy autónomos, entonces lograr ponerse de acuerdo es realmente muy difícil. Mirado en retrospectiva, ¿no fue muy ambiciosa la agenda de reformas que se puso el gobierno? La Presidenta lo ha señalado con claridad, y yo ahondé en que efectivamente nosotros subestimamos la complejidad técnica y de gestión para hacer tantas reformas simultáneas. Primero tienes que diseñar las reformas, después tienes que ser capaz de gestionarlas políticamente, y al final del día, como decimos con el ministro Valdés, somos más menos los mismos que estamos en todas las cosas, entonces hay una insuficiente capacidad del Estado para hacer muchas cosas a la vez. Subestimamos estas complejidades posiblemente porque la Presidenta tenía tal nivel de aprobación que solo el cielo era el límite. ¿Y cómo ha sido vivir por dentro la caída de la adhesión presidencial, a partir del caso Caval? Ha sido muy difícil. El caso Caval implicó una pérdida de popularidad para la Presidenta muy fuerte, y para mi gusto, muy injusta, porque ella no tiene absolutamente nada que ver. Mucha gente la percibió como parte de este sistema en que las reglas son distintas entre las bases y las elites. Yo pongo las manos al fuego por su total probidad, pero ocurrió porque así es la política. Y ¿por qué eso hizo todo más difícil? Porque los regímenes presidenciales funcionan cuando la figura del Presidente es muy popular. Pero si cae en popularidad, se desarticula el centro de poder. Por mi formación economista no puedo sino rendirme a la teoría de los incentivos. Y cuando los incentivos están mal puestos, los comportamientos van a ser disfuncionales. Es una realidad de la política que cuando el Presidente tiene alta popularidad, el costo de desalinearse es alto, y cuando tiene baja popularidad, el costo es cero. O por el contrario. No tengo nada contra los parlamentarios, porque así es el sistema, y al que no lo hace, se lo va a comer el competidor. Es un problema de sobrevivencia. El parlamentario tiene mucho más poder frente a su partido, que el partido frente al parlamentario, porque es quien lleva los votos.Exacto, además, ese parlamentario le va a traer dinero al partido, porque éste cobra según la votación que obtuvo el candidato. Entonces, ya el hecho de que haya primarias -entonces el partido no decide el candidato-, y que sea el parlamentario quien lleve la plata, le da un poder acrecentado al parlamentario bis a bis con el partido. Por otra parte, como tenemos un sistema presidencial y la iniciativa de ley es prerrogativa casi exclusiva del Ejecutivo, los parlamentarios tienen muy poca influencia en la agenda, pero como son dueños de los votos, se produce una relación bidireccional entre el Ejecutivo y los parlamentarios. Entonces, ¿cómo te pones tú de acuerdo con esa cantidad de parlamentarios? ¿Y para eso cuál es la solución?Estamos todavía en el diagnóstico. Como tienen los votos, los parlamentarios son bastante dueños de los partidos, y luego, dado que no tienen iniciativa de ley, empiezan a presionar para ser dueños también del gobierno. Cuando el Presidente es muy popular, todo esto funciona. Pero cuando es impopular, estas cosas se ponen muy difíciles. Bueno, pero ¿hacia dónde puede evolucionar?Si ese es el estado de cosas, sincerémonos y quizás podemos hacer un mejor acuerdo sobre la base de darles más poder a los partidos para iniciativa de ley, pero más poder a los partidos para que puedan, de una forma, ordenar a sus parlamentarios. ¿Y cómo se da ese mayor poder? Hay muchas soluciones, está el tema de las órdenes de partido, el voto por lista, distintas fórmulas, y hay que adecuarlo a nuestra cultura. Un sistema político en que el Presidente tiene que entenderse con cada uno de los parlamentarios es muy inestable, muy complejo. ¿Por qué funcionó antes? Porque las reformas no eran tan estructurales, y porque veníamos de la dictadura, entonces la vocación de unidad, de códigos compartidos era enorme. Y tercero, porque eran gobiernos muy populares. ¿Qué pasa? Se nos atraviesa la crisis de la política, entonces ves que en la Adimark sumas a Piñera, Guillier, Lagos, etc., y comparas con la CEP del mismo momento durante el gobierno de Piñera, y ya la Presidenta marcaba 51%. Nos vamos a enfrentar a un tiempo en que vamos a tener liderazgos relativamente débiles. Y en este escenario, hay que ver cómo los presidentes ordenan a sus parlamentarios. Se puede avanzar hacia un sistema más presidencialista. Hay otros que preferimos un arreglo donde el Parlamento tenga más iniciativa y sea corresponsable. Un cogobierno.Claro, porque cuando las cosas salen mal, la culpa es del gobierno. Se reparte la responsabilidad, pero es imposible hacer un cogobierno entre el Ejecutivo y cientos de parlamentarios, entonces necesitas un órgano intermedio más fuerte, que son los partidos. ¿Entonces habría que darles más plata para que dependieran menos de los parlamentarios? Es fundamental reequilibrar ese poder. Y que ellos tengan más iniciativa, pero te pones de acuerdo con menos actores. Culpa de nadie ¿Y no le dieron ganas de irse en el último cambio de gabinete?Es que esto no es culpa de nadie. Es culpa de todos que no hemos sido capaces de ir al fondo del asunto. No es tema de deslealtad, es de incentivos, es que el que se porta demasiado bien termina perdiendo la elección. Pero había hasta gente de su partido que lo quería sacar… No es así, pero lo importante es que nosotros somos los lugartenientes de la Presidenta y, obviamente, vamos a tener tensiones con nuestros partidos que quieren que seamos operadores en el gobierno. El ministro Fernández ha tenido problemas con la DC por eso, y yo con el PPD por lo mismo, porque no soy intermediario de las reivindicaciones del PPD en La Moneda. Y la Presidenta, ¿ha repuntado en su ánimo después de Caval? Nunca la he visto con el ánimo, ni con la estamina, como dice Trump, baja. Y toma las cosas como son, no a la personal. Yo la admiro, porque cuando tienes el 60% de aprobación y todos corrían a sacarse fotos contigo, y después te dicen “si te he visto no me acuerdo”, pucha que tiene que ser duro. Pero ella no se lo toma mal, es real politik. Entonces, creo que mi contribución puede ser reflexionar sobre lo que nos está pasando, porque sería re fácil actuar en la post verdad y decir que esta gente trató de hacer reformas estructurales que no cuentan con el apoyo de la población, entonces son minoritarios, y ahora va a venir un cambio de signo y todos vamos a ser felices. Cuéntate una de cowboys ahora. Yo nunca he creído que la pérdida de la popularidad de este gobierno tenga que ver con las reformas, sino que es la crisis de la política. Yo creo que es el caso Caval.Y eso está en la crisis de la política, en que las elites se gobiernan con reglas distintas de las que le imponen al resto. Caval, Penta, SQM tienen el mismo hilo conductor. Yo, como dije, me voy a retirar a la academia, y por eso me interesa plantearlo. Si no corregimos el problema institucional, al gobierno que venga le va a pasar lo mismo. Y en ese contexto, ¿a qué obedece que aparezcan candidaturas como la de Guillier? No voy a hablar sobre candidatos presidenciales. Pero quiero decir que lo que pasa acá no es aislado: el progresismo moderno está viviendo una crisis y eso también le pasa a la Nueva Mayoría. Pasa en Estados Unidos con Hillary Clinton, en UK con el Brexit, o en España con el triunfo de Podemos: los costos de la globalización, que son muy fuertes, no han sido bien absorbidos. Son costos asociados a la desindustrialización, al imperio de Wall Street y la migración. Yo me siento totalmente partidario de la globalización, de que lo va a crear la riqueza y justicia social es una economía privada, y creo querer volver a utopías propias de los 60 -con el cariño que les tengo a Boric y Jackson- no nos lleva a ninguna parte. Pero tenemos que hacernos cargo de que la globalización y el mercado dejan muchos heridos en el camino y a veces no hemos tenido claridad en construir formas de protección y reinserción de los perdedores. Entonces, ¿qué pasa políticamente? Que si te quedas corto en esa absorción de costos, aparece fuerte una izquierda retardataria y una derecha rentista, y todo lleva a un problema de gobernabilidad. Y de eso se va tratar mi libro. Me equivoqué El otro día, Ricardo Lagos dijo que estaba arrepentido de haber creado el CAE y que fue un “error de cálculo garrafal”. ¿Cómo le cayó eso a usted, que era su ministro de Hacienda?Sería de una hipocresía sin nombre que yo deslindara responsabilidad, porque yo estaba en el diseño del sistema. Antes del CAE las familias pedían crédito de consumo al 18% de interés para pagar estudios, una situación dramática, en que te podían rematar hasta el perro. Entonces diseñamos el crédito en que podían pedir plata a una tasa más razonable y contingente al ingreso. ¿Dónde pudieron estar los errores? En que la tasa era excesiva, segundo, era completamente evitable haber metido a la banca -pero la experiencia de meter al Estado en los créditos era muy mala- y, tercero, que la ley de acreditación se hizo mal y, al final, terminaron endeudados, con los bancos de por medio y con carreras que no le permitían buen acceso al mercado laboral. ¿Se podría haber hecho mejor? Sí. ¿Era mejor que lo que había? También. Mira, después de la batalla son todos generales. Y ahora que se empieza a despedir de su vida política, ¿qué cosas ha hecho mal en estos años? O sea, una cantidad enorme de declaraciones inadecuadas. Tengo una colección. ¿Cuál es la que más le pesa?En el caso de los patines, o cuando hablé de los colegios que tienen nombres en inglés, subestimé la fuerza de los que se oponen. Porque desde el punto de vista conceptual, las dos cosas son correctas, pero las dije de un modo muy fácil de tergiversar. Fui estúpido. En los patines lo que dije es que antes de la ley de inclusión, la regulación de los particulares subvencionados, bis a bis con los municipales, favorecía abrumadoramente a los primeros, pues ese sistema iba en patines y el otro, descalzo. No dije niños en patines. Yo a los niños les pondría alas, no solo patines, como dice la canción Luchín. O sea, los condoros son verbales.Sí, pero son políticos. De bruto no más. Decir tonteras que se prestan para que me hagan papa. ¿Y en términos de políticas públicas?Básicamente estratégicos, de creer que se pueden hacer más cosas bien hechas al mismo tiempo. Quizás no fui lo suficientemente fuerte como para decir, al comienzo de este gobierno, disculpen, pero esto es inabordable al ritmo que lo estamos planteando. Lo dije, pero tendría que haber sido más claro. Quizás me subí a la ola del optimismo, no sé. Para qué voy a tratar de parecer perfecto. Me equivoqué en calibrar la fuerza que tenía la oposición y en no saber precisar mejor las reformas sin abrir flancos innecesarios. Me equivoqué en no haber sido suficientemente locuaz, convincente. Pero soy lo que soy nomás. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nicolas-eyzaguirre-no-me-veo-la-politica-despues-este-gobierno/
  14. 26 Noviembre 2016 Apunta a la miopía política de Eyzaguirre y dice que solo entendía de “financiamiento” Carlos Huneeus: “Poner a un ministro de Hacienda a cargo de Educación fue un error gigantesco” “La Presidenta no ha sabido movilizar adhesión a las reformas”, comenta el editor de “Eduardo Frei Montalva: un gobierno reformista”. Dicha publicación, según el académico, merece especial atención si se considera que los cambios impulsados entre 1964 y 1970 sirven para “aprender cómo llevar a cabo cambios estructurales, para que queden bien, y no ocurran olas reaccionarias”. Como un elefante en una librería. Así ve Carlos Huneeus la performance del ministro Eyzaguirre en la cartera de Educación, a quien usa como ejemplo de mala implementación de las reformas estructurales impulsadas en el actual Gobierno. “En un período precioso de tiempo, se hizo mucho daño. Ese señor no sabía nada de nada y la política la entendía solo a través de sus costos, de cómo financiarlas”, comenta. Huneeus estuvo a cargo de la edición del libro Eduardo Frei Montalva: un gobierno reformista, que nació a partir de un seminario donde treinta autores, de diversas especialidades, universidades y tendencias ideológicas, analizaron las principales políticas públicas impulsadas entre 1964 y 1970. Fernando Atria, Calos Massad y Sergio Molina son algunos de los nombres que se encontrarán en los estudios que avanzan por el programa de reformas que –y esto se destaca a lo largo de toda la obra– “para ser exitoso tenía que estar bien preparado, con tiempo, con profesionales destacados (con o sin militancia) y en eso Eduardo Frei fue muy amplio y abierto, teniendo ministros del más alto nivel en cada una de sus carteras”, puntualiza Huneeus. “Siempre se aprende de la historia, pues esta se repite, y hay que leer para aprender cómo se hacen las reformas –para que queden bien y no ocurran olas reaccionarias–. Después todos andan llorando y hablando de fracasos democráticos (…). Es bueno saber qué errores se cometieron cuando se buscó impulsar reformas tan profundas como las que inicio Frei Montalva”, dice. El abogado y ex embajador del Gobierno de Aylwin recuerda que, cuando convocaron al seminario a fines de 2013, ad portas del nuevo mandato de Bachelet, “la publicación tenía una actualidad impresionante, porque la Presidenta había anunciado reformas estructurales”. Sin embargo, asegura que ambos procesos son completamente distintos. “Frei estaba encima de las cosas y mantenía una relación estrecha con la directiva del partido, reuniéndose con los parlamentarios, mostrando un esfuerzo notable por lograr una coordinación entre el Gobierno y los partidos –que es la única forma de tener éxito en este tipo de gestiones–. Hoy, es casi imposible un liderazgo de ese nivel”, señala, agregando que Bachelet no ha sido capaz de “movilizar adhesión a las reformas” y que, en general, “algunos políticos del Gobierno creen que la historia de Chile comienza en los 90 y que no hay nada que aprender de antes. Eso es un grave error”. Si bien prefiere no responder qué queda de los liderazgos de Eduardo Frei Montalva y Bernardo Leighton en la actual Democracia Cristiana, dice que "cuando se hizo el seminario, nadie del partido se hizo presente. Eso dice algo. También recuerdo que cuando fue la presentación del libro El otro modelo, Ignacio Walker, quien era presidente de la DC, simplemente desconocía la obra del principal líder de su coalición". “Líderes como Frei Montalva se dan a cada 50 años, tal como la izquierda no tiene un Allende: son figuras que formaron dos colectividades cuando el país se estaba desarrollando democráticamente. Le tocó la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, los problemas del subdesarrollo. Entonces, el contexto es único, no se repite, y Frei tenia condiciones personales de ser muy estudioso, gran orador, que simplificaba las cosas, no era doctoral. Ricardo Lagos, que es el que más se aproxima, no es como Frei Montalva, Lagos es un profesor, Frei no era un profesor”, critica. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/11/26/carlos-huneeus-poner-a-un-ministro-de-hacienda-a-cargo-de-educacion-fue-un-error-gigantesco/
  15. En tiempo real: Presidenta confirma por Twitter que realizará hoy "un ajuste" de gabinete Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Nacional/2016/11/18/831769/En-tiempo-real-Presidenta-Bachelet-realiza-sexto-cambio-de-gabinete.html Además de las presiones de los partidos que exigen modificaciones en el comité político, el ajuste se realiza porque hay algunos secretarios de Estado que serán candidatos en las próximas elecciones parlamentarias. Según ha trascendido, la ministra del Deporte Natalia Riffo sería una de las que dejará el cargo y los usuarios de Wikipedia ya se hicieron cargo del rumor adjudicándoselo a Pablo Squella Serrano, reconocido atleta en la década de los '80 y actualmente se desempeña como Presidente de la Comisión Nacional contra el Dopaje (CNCD). Pablo Squella asumiría en el ministerio del Deporta ya que Natalia Riffo quiere ser candidata al parlamento por Talcahuano, Hualpén, Concepción, San Pedro de la Paz y Coronel
  16. MARCELA JIMÉNEZ 20 Octubre 2016 Ajuste no baja criticas al comité político de La Moneda por escándalo de padrón electoral Bachelet entrega la cabeza de Javiera Blanco y resiste salida de Eyzaguirre Entre quienes conocen a la Presidenta hace años, no dudaron en asegurar que la decisión de la Mandataria de no mover a Eyzaguirre obedece exclusivamente a “su conocida porfía”, su rechazo a ceder ante las presiones de los partidos y que los que creyeron que estaba acorralada definitivamente “no la conocen”, que esta fue su forma de golpear la mesa, propia de su forma de ser, lo que no necesariamente implica que sea la opción política más acertada. La sorpresa en el oficialismo fue mayúscula y no por la salida del Ministerio de Justicia de Javiera Blanco -algo que se pidió insistentemente y más aún tras el bochorno del padrón electoral- ni por la estratégica jugada del laguismo al reclutar a Máximo Pacheco como generalísimo, sino porque en el ajuste de gabinete que la Presidenta Michelle Bachelet anunció personalmente ayer en la tarde optó por sacrificar a quien fue una de sus colaboradoras más cercanas, pero respaldó a la cuestionada triada de ministros de Palacio que lidera el DC, Mario Fernández, a pesar de la evidente debilidad política que los afecta hace meses y que se hizo pública y notoria esta semana tras el estrepitoso fracaso que protagonizaron con la ley exprés. Vestida de rojo y negro, notoriamente incómoda, en pleno salón Montt-Varas la Mandataria leyó aceleradamente una declaración pública en la que dijo que por “razones personales y políticas” le aceptaba la renuncia a Blanco, Pacheco y al ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio y en su lugar designó, respectivamente, a Jaime Campos, Andrés Rebolledo y Nivia Palma. Eso fue todo, no hubo más y tras el juramento de los nuevos secretarios de Estado, comenzó la avalancha de críticas en el oficialismo donde consideraron el ajuste “insuficiente” y una decisión que era muy difícil de entender, para un gobierno que requiere dar la señal política que no ha bajado anticipadamente la cortina a 17 meses de dejar legalmente La Moneda. Públicamente dirigentes, parlamentarios y analistas políticos han insistido esta semana en la “intrascendencia” política que caracteriza al ministro Fernández, que está lejos de ser un conductor político del gobierno como corresponde a su cargo y también en el hecho que no resiste más la falta de diálogo y mala relación que tiene el titular de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, con la mayoría de las bancadas del Congreso. No por nada estos días el diputado Gabriel Boric lo calificó como “un zombi” que se pasea por el Parlamento. Los dardos a la autoridad PPD se remontan hace meses, con fuerza especialmente desde agosto cuando el todas las semanas se instalaba en el ambiente político la posibilidad de un cambio de gabinete. El nombre de Eyzaguirre era uno de los primeros en salir siempre a la palestra, aunque con un dejo de resignación en la Nueva Mayoría, ya que su fuerte e histórica amistad con Bachelet, alimentado por un estrecho grado de confianza política y personal entre ambos, hace augurar a muchos hasta el día de hoy que la Presidenta nunca cederá ni un ápice y que mantendrá contra viento al guardián programático de su gobierno. Durante esta semana, en la seguidilla de reuniones que se realizaron en el Congreso tratando de sacar a flote la ley exprés no fueron pocos los que en seno del oficialismo pidieron nuevamente la salida de Eyzaguirre, argumentando sus evidentes falencias en su tarea central de alinear a las bancadas, obtener los votos y sacar los proyectos adelante. Es que es visto como uno de los responsables, no solo del escándalo del padrón, sino que de la mala relación de la coalición con la Mandataria. Pero la petición -se sabe- cayó pésimo en La Moneda, porque fue entendida como una suerte de “chantaje”, un intento de usar el escándalo del padrón para “operarse” políticamente del ministro PPD y aplicar así, una lógica de empate, ya que se puso como condición en algunas reuniones el que debía salir del gabinete junto a Blanco, que no se podía sacar a uno y dejar al otro. Este fue un punto que generó molestia en el gobierno a principios de la semana, como también en algunos sectores de la coalición. Entre quienes conocen a la Presidenta hace años, no dudaron en asegurar que la decisión de la Mandataria de no mover a Eyzaguirre obedece exclusivamente a “su conocida porfía”, su rechazo a ceder ante las presiones de los partidos y que los que creyeron que estaba acorralada definitivamente “no la conocen”, que esta fue su forma de golpear la mesa, propia de su forma de ser, lo que no necesariamente implica que sea la opción política más acertada. Efectivamente la Presidenta terminó ofreciendo a Blanco como “sacrificio” -como calificó el timonel de la UDI Hernán Larraín- para descomprimir el escenario político excesivamente revuelto por el escándalo del casi medio millón de electores que fue cambiado de domicilio electoral mayoritariamente en forma arbitraria, lo que imprimió un hálito de desconfianza a las elecciones municipales que se realizarán este domingo. Diversas fuentes gubernamentales confirmaron que la ex ministra no renunció, como se trató de filtrar, que incluso quedó sorprendida con la decisión presidencial, que se sintió casi "en medio de una encerrona", más aún porque hasta último momento comentó en diversos círculos de amistades que Bachelet le había pedido que se quedara hasta marzo del 2018, razón por lo que no fue casual verla durante la ceremonia en el Montt-Varas con los ojos vidriosos, casi a punto de llorar. Diversas fuentes gubernamentales confirmaron que la ex ministra no renunció, como se trató de filtrar, que incluso quedó sorprendida con la decisión presidencial, que se sintió casi "en medio de una encerrona", más aún porque hasta último momento comentó en diversos círculos de amistades que Bachelet le había pedido que se quedara hasta marzo del 2018, razón por lo que no fue casual verla durante la ceremonia en el Montt-Varas con los ojos vidriosos, casi a punto de llorar. A pesar de que Bachelet se resistió todo lo que pudo, la decisión de la Mandataria pasó finalmente porque la renuncia de Pacheco esta mañana le entregó la oportunidad de oro de no sacar a su ministra sola, de tener que hacer un cambio único, para que quedara como flanco de todas las críticas y del linchamiento público. Eso es coincidente con la decisión permanente en Palacio de protegerla en todo momento, al punto de no exponerla el lunes a que asistiera al Congreso para que se convirtiera en víctima de un circo romano. Con esto, la Presidenta ganó tiempo y aquietó en parte las aguas de cara a llegar a las elecciones del domingo con menos presión pública. En el seno de La Moneda la decisión de Bachelet igual generó ruido. Fue considerada “contraproducente”, porque el gobierno apareció públicamente sometido a la voluntad de la gente que decide irse. La preocupación en Palacio pasa porque observan que no se puede tapar el sol con un dedo y negarse ante la realidad de la incapacidad de este comité político de conducir eficientemente a la actual administración hasta el final. Conocidas bacheletistas, como pocas veces, salieron públicamente a cuestionar la decisión de la Mandataria. La timonel DC, Carolina Goic, dijo que este ajuste “no es suficiente si uno quiere enmendar el rumbo, dar un golpe de timón y dar sobre todo certezas de que vamos a trabajar distinto: que vamos a ser críticos como gobierno, y esto lo digo en plural, pero qué duda cabe, que hay que hacer autocrítica sobre todo en la relación en el parlamento (…) creo que todavía queda cambio pendiente. No se resuelven con este cambio, las dificultades que han quedado en evidencia durante esta semana". Su par socialista, Isabel Allende, reconoció que “había expectativas de un cambio mayor” y coincidió en que “hay un cambio que seguirá pendiente, habrá que evaluar el equipo político y el Gobierno tendrá que mejorar su gestión (…) no tuviera la capacidad para tener una respuesta ante el descalabro, no concitó el apoyo necesario”. El timonel radical, Ernesto Velasco, dijo vía twitter que el ajuste fue “insuficiente”; el diputado DC, Aldo Cornejo agregó por la misma vía que este fue “sin duda un insuficiente cambio de gabinete, que no hace efectivas responsabilidades y que no contribuye a enmendar rumbo”. El presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD), advirtió que “el comité político va a tener que hacer mucho esfuerzo ahora” para recomponer las cosas y su par de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade (PS), afirmó que “esperaba una respuesta más contundente” pero sobre todo puso el acento en que lo que deja este ajuste es la ausencia total de “un plan político que diga que quiere hacer el gobierno de aquí a que termine su mandato y que le pide a la Nueva Mayoría”. El ministro Díaz se limitó a recalcar que “los cambios son facultad de la Presidenta de la República”, agregó que se decida lo que se decida “siempre van a criticar” y defendió el trabajo del comité político, asegurando que si hay algo que hace este equipo ministerial “es dialogar, dialogar y dialogar y vamos a seguir haciéndolo”. Golpe a la cátedra Era un secreto a voces en el laguismo que Pacheco desembarcaría como generalísimo de la campaña del ex Mandatario, que ha visto cuesta arriba su opción de convertirse en el abanderado único de la Nueva Mayoría para el 2017. Las conversaciones entre el ex ministro socialista y Ricardo Lagos Escobar vienen desde hace semanas, confesaron entre sus cercanos, puntualmente desde el 29 de septiembre, día en que el ex Presidente lanzó en la sede del Congreso en Santiago su libro “En vez del pesimismo”, el cual fue comentado en la testera por el hoy ex titular de Energía y otros de los nuevos miembros de su comando como Iván Poduje y Gloria de la Fuente. Dicen que Pacheco lo medito bastante, lo conversó con Lagos en varias ocasiones, pero también con la Presidenta Bachelet, que estuvo al tanto de todo con anticipación, tal como se desprende de la carta de renuncia que entregó ayer en la mañana en La Moneda. “De acuerdo a lo conversado con Ud. la semana pasada, por la presente vengo en presentarle mi renuncia, a contar de esta fecha (…) Quiero, en primer lugar, agradecer la comprensión que Ud. me ha expresado por los motivos que explican esta decisión. Estoy consciente que su buena disposición es una demostración más de su liderazgo y claridad con las tareas de avanzar con las transformaciones políticas, sociales, culturales y económicas que hemos estado impulsando juntos durante su Gobierno”, reza el texto. No solo eso, Lagos Escobar habló no una, sino varias veces con Bachelet sobre el tema, punto que el ex Mandatario dejó claro durante la conferencia de prensa que dio junto a Pacheco solo una hora después que se concretó su salida del gobierno. “Quisiera dar mis agradecimientos personales por la generosidad de la Presidenta de la República, con quien conversamos este tema y en donde ella entendió que en esta etapa valía la pena compartir a Máximo Pacheco en estas tareas (…) el hecho de que ella haya aceptado la renuncia del ministro Pacheco, yo se lo quiero agradecer porque es una muestra de gran generosidad con Chile quisiera pensar yo, más que conmigo", sentenció Lagos. Ante la conocida tensión que ha existido en la relación política entre Bachelet y el ex Mandatario, en el seno del laguismo confesaron que las palabras del candidato no respondieron a un exabrupto, sino que tenía expresamente considerado en su libreto dejar claro públicamente del reiterado diálogo que tuvo con la Mandataria por este punto. En el gobierno confesaron que en varias ocasiones se habló con Pacheco la posibilidad de sumarlo al equipo político, que se instalara en una de las carteras de La Moneda, debido a sus buenas redes políticas y empresariales, su estilo llano y la buena evaluación de su gestión en Energía, que lo instaló como uno de los “ministros estrella” del gabinete al cumplir antes de tiempo con la agenda de su cartera. Pero Pacheco nunca consideró realmente la oportunidad y apenas regresó de Perú la madrugada de ayer, país donde tuvo una intensa agenda oficial, optó por gatillar el ajuste y renunció. Si bien el ex ministro socialista llamó ayer en la mañana a Allende para informarle de la decisión, ésta igual fue un tremendo balde de agua fría para la timonel PS. Fue comentario en el partido el mal pié que quedó la senadora, no solo porque también ha declarado su disposición a competir el 2017 como abanderada presidencial, sino porque desde palacio la notificaron de su poca influencia ante el gobierno, ya que por meses ha pedido incorporar gente de su línea política al gobierno y a cambio, se instala al radical Campos Quiroga en Justicia, un histórico laguista de tomo y lomo. No por nada, el diputado y jefe de bancada de la DC, Fuad Chahin, dijo con todas sus letras que “si el cambio fue por lo de Pacheco, quiere decir que el cambio lo hizo Ricardo Lagos Escobar”. La analista Marta Lagos consideró “una movida magistral” la que hicieron Bachelet, Lagos y Pacheco. “El gobierno estaba en el fondo del barril y no solo cambió la discusión sobre el padrón, sino que además Lagos hace gol de media cancha y nos deja a todos mirando, dejó a todos los demás candidatos atrás sin lugar tenientes”. La directora de Mori explicó que “lo magistral de la movida es que se logró hacer un giro de la agenda en 5 minutos, este fue un golpe comunicacional, es cierto que se cortó el hilo por lo más delgado, que se dejó a Fernández y Eyzaguirre, pero se eliminó por un rato toda la discusión sobre el ministerio de Justicia, Javiera Blanco y del padrón electoral, porque ahora la noticia es Pacheco”. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/10/20/bachelet-entrega-la-cabeza-de-javiera-blanco-y-resiste-salida-de-eyzaguirre/
  17. 01 de septiembre del 2016 / 23:35 Hrs Ministros explican uso de recursos y reciben críticas de parlamentarios Díaz y Eyzaguirre asistieron el miércoles a la subcomisión mixta de presupuesto en el Congreso. Desde la oposición surgieron quejas por la falta de detalles sobre los fondos extra para el proceso. Una exposición para explicar parte del presupuesto utilizado por sus carteras encabezaron el miércoles pasado los ministros Nicolás Eyzaguirre (Secretaría General de la Presidencia) y Marcelo Díaz (vocero de gobierno) en la segunda subcomisión mixta de presupuesto del Congreso. En la oportunidad, los secretarios de Estado profundizaron en el gasto realizado durante este año para el proceso constituyente. Esto, luego que en la discusión presupuestaria para 2016 el Parlamento aprobara un total de $ 2.800 millones a esas dos carteras -además del Ministerio del Interior- para llevar a cabo el programa para una nueva Constitución. Y uno de los compromisos adquiridos en esa oportunidad entre el Ejecutivo y la comisión mixta de Presupuesto fue que, de manera trimestral, los ministros de estas carteras debían acudir al Congreso a rendir cuentas sobre el uso de los montos ejecutados en el período. En ese contexto, Ezaguirre y Díaz explicaron detalles del proceso constituyente durante este año. En el caso de la Segpres, el jefe de esa cartera detalló que a la fecha, de los $ 1.200 millones asignados para su ministerio, se han ejecutado $ 713 millones, que se dividen en costos de personal y bienes y servicios de consumo. Dicha cifra corresponde al 57% del total. En el caso de la Segegob, Díaz mencionó el uso de recursos extras que debieron ser reasignados de otras partidas del presupuesto, debido a la implementación de un sistema de streaming en los cabildos regionales, con costo extra de $ 300 millones. Según recordó Díaz, el gasto se produjo tras un acuerdo con el consejo de observadores. El secretario de Estado afirmó que se trató de recursos adicionales autorizados desde Hacienda. Sin embargo, no entregó detalles respecto a la forma en que esos montos fueron reasignados. Otro de los gastos incurridos por parte del gobierno en el proceso constituyente corresponde a la fase de capacitación de los denominados facilitadores. Dichos recursos extras, sin embargo, no fueron explicados por los ministros ante la comisión. Esto, ya que los gastos fueron financiados con reasignaciones de fondos de Alta Dirección Pública y del Servicio de Impuestos Internos. Tras la exposición de los secretarios de Estado, desde la comisión se plantearon varias reticencias por la falta de información sobre estos montos. “Con Pablo Lorenzini hemos sido críticos en esto: ayer (miércoles) no hubo una explicación en detalle respecto del origen de esos nuevos recursos. Tampoco entendimos por qué se usaron esos y para qué”, dijo el senador Baldo Prokurica (RN). En la misma línea, el diputado Javier Macaya (UDI) reclamó que, a su juicio, el uso de recursos adicionales que se requirieron en la Segegob y también desde el Servicio de Alta Direccción Pública “demostró, además, una alta improvisación del gobierno en este proceso”. Y agregó: “La crítica política que hicimos el año pasado la mantenemos, y durante este presupuesto debe mantenerse ese cuestionamiento”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/09/674-695015-9-ministros-explican-uso-de-recursos-y-reciben-criticas-de-parlamentarios.shtml
  18. 03 de julio del 2016 / 00:49 Hrs Aldo Valle, vicepresidente del Consejo de Rectores (Cruch): "Eyzaguirre explicitó que el crédito con aval del Estado continuará de por vida" Indica que el titular de Segpres les aseguró que se fortalecerá la educación pública, pero Valle cree que en la práctica se consolidará el mercado privado. La autoridad de la U. de Valparaíso subrayó que estar de acuerdo con una reforma no es lo mismo que apoyar cualquier cambio. El viernes el vicepresidente del Consejo de Rectores, Aldo Valle, fue citado de emergencia a una reunión con la ministra de Educación, Adriana Delpiano, y Nicolás Eyzaguirre, titular de Segpres. Acudió a la cita también el representante de los planteles estatales, Ennio Vivaldi, y el de las instituciones regionales, Patricio Sanhueza. Tras cinco horas de diálogo, el rector Valle remarcó que salieron con la misma incertidumbre que los había llevado a criticar tan fuertemente al gobierno esta semana. La autoridad relató a La Tercera detalles del encuentro y reveló los motivos de su molestia. ¿Cómo fue la estructura del encuentro y el rol de los ministros? Fue una reunión extensa en la que escuchamos primero a la ministra Adriana Delpiano y luego al ministro Nicolás Eyzaguirre, quienes se extendieron sobre diversos aspectos del proyecto. Después, hablamos los rectores y pasamos a analizar en especial lo relativo al financiamiento público. Recibimos más información, hicimos algunas observaciones que esperamos se consideren, y se habló, claro, de los efectos que tendría no presentar el proyecto en los próximos días o de separar algunos temas para que sean ingresados con posterioridad. Fue una conversación útil y amable, pero poco convincente, estimo, para una y otra parte. ¿Qué les explicó el ministro Eyzaguirre? Explicó lo que iba en el proyecto sobre las universidades estatales, señaló que había aportes basales específicos, pero que los recursos correspondientes eran materia de ley de presupuesto, sin que pudiera anticipar algún indicador, porcentaje o ítem de gasto o inversión determinado. Desde luego, hizo un esfuerzo por persuadirnos de las bondades del proyecto en materia de financiamiento, en el sentido de que las regulaciones establecidas iban a terminar con el lucro y la mercantilización. El ministro Eyzaguirre trató de convencernos de que se fortalecerá la educación pública, pero en la práctica se consolidará el mercado privado, transfiriendo mayores recursos públicos a ese sector. No hay ninguna señal acerca de cómo cambia esa cuantiosa transferencia de recursos. ¿Se les mostró el articulado? No, no tuvimos acceso a texto alguno. ¿Les pidió que apoyen el proyecto sin conocer el articulado? Se nos dijo que era importante nuestro apoyo para llevar adelante esta reforma. A mi juicio, es muy difícil esperar que el otro manifieste una voluntad definida respecto de algo que no conoce. Decir que uno está de acuerdo con llevar a cabo una reforma, implica también una crítica al estado actual de las cosas, pero no equivale a entregar un apoyo a cualquier reforma. ¿Qué pudieron conocer? El sistema de financiamiento fue explicado con más precisión. El ministro Eyzaguirre explicitó que el crédito con aval del Estado continuará de por vida, incluso para universidades que podrán fijar sus aranceles libremente. ¿Hasta cuándo forzarán el endeudamiento para que los jóvenes puedan estudiar? Donde hay recursos públicos no puede haber libertad de precios, al menos para quien hace uso de ese beneficio. ¿Qué es lo que más les molesta del modelo de financiamiento ? El sistema de educación superior no puede operar como el mercado público o Chile Compras. Si lo que se pretende es un financiamiento estatal, sólo por la vía de fijar un “precio unitario” o arancel regulado por docencia, sin distinguir el carácter y fines de la institución, se transformará al Estado en un mero comprador de servicios docentes. La reforma debe garantizar que un conjunto de instituciones, de carácter público o privado, junto con recibir financiamiento estatal asuman responsabilidades en el logro de objetivos de bien común y en la función social que corresponde a todo sistema educativo. Si el Estado se reduce a comprar educación a oferentes no diferenciados, terminará haciendo lo que no pudo hacer el mercado por sí mismo, tal como ocurrió en el sistema escolar. ¿Por qué piensan que el proyecto consolidará la cobertura privada? Porque el Estado se convierte en un gran comprador de docencia de pregrado de la misma oferta privada que hoy existe. Es decir, habrá un gran mercado más regulado, pero financiado por el Estado igual. La propuesta de reforma conocida hasta ahora, si bien contiene aspectos positivos, como una mayor regulación pública, proyecta y consolida la actual fisonomía de la educación superior chilena: no se fortalece ahora ni para el futuro la educación pública. ¿Qué pasa al interior del Cruch con la postura del G9? Siempre han sido públicas las diferencias que hay en el Consejo de Rectores, particularmente respecto de la relación de uno y otro grupo con el Estado. Son diferencias explicables, que debe ir resolviendo la política pública, sobre la base de entender que ambos grupos han prestado un gran servicio al país. Mi opinión, en todo caso, es que este proyecto de reforma no puede pretender tratar a las universidades no estatales del Cruch de la misma forma que a aquellas claramente vinculadas a proyectos particulares o de carácter mercantil. Ello sería un desatino. ¿Por qué ellos no fueron invitados a la reunión del viernes? Desconozco la razón, tal vez el objetivo de las autoridades era hablar sólo de las universidades estatales, aunque en los hechos no fue así. A mí me corresponde representar a todas las universidades que integran el Cruch y, por eso mismo, tratamos también otras situaciones que espero sean consideradas. ¿Qué pasará si esto sigue así? Si no es posible a partir de estos cambios incrementar las oportunidades de elegir entre lo público o lo privado, ni terminar con los incentivos a la privatización, si no contribuyen a fortalecer la complejidad y calidad de las instituciones públicas, y la gratuidad será el único eje del nuevo financiamiento público, esta ley no transformará el actual estado de cosas. En consecuencia, la decisión en educación seguirá respondiendo más a una lógica de mercado que a una relación de carácter cívico y de orden público. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2016/07/680-687335-9-aldo-valle-vicepresidente-del-consejo-de-rectores-eyzaguirre-explicito-que-el.shtml
  19. Eyzaguirre admite que el modelo económico que trajo "prosperidad" comenzó "con Hernán Büchi, y sus cosas se profundizaron durante la Concertación" Pero aseguró que "llega un momento en que más de lo mismo ya no resulta" El ministro de la Segpres defendió las reformas enfatizando que la incertidumbre viene en parte de personas que han estado anclados en un diseño rentista y que han vivido "cómodamente en un coto de caza". Asegura que ninguno de los cambios impulsados "espantarían a un empresario de país desarrollado" El economista Nicolás Eyzaguirre, ex Ministro de Hacienda de Lagos y actual titular de la Segpres de Michelle Bachelet, conversó con la revista Capital, ocasión en la cual dio un vistazo a gran parte de los temas de contingencia, incluido el humor político en Viña y una eventual carrera entre Piñera y Lagos, pero básicamente Eyzaguirre se ocupó de defender la pertinencia de las reformas impulsadas por este gobierno y en ese contexto, descartar que sean el elemento central de la desaceleración ecomómica, a pesar de la incertidumbre que generan en los círculos empresariales. El ministro atribuyó la baja de aprobación del gobierno a una baja de confianza generalizada. "Yo creo que lo que ha ocurrido con la aprobación del gobierno tiene que ver con una caída brutal en la aprobación de las elites: gobierno, oposición, Iglesia, Jadue, etc. No les sigamos dando crédito a hipótesis que han probado ser falaces. Lo que hemos hecho, por encargo de la presidenta, es ir desarrollando las reformas conforme a lo que razonablemente podemos ir procesando. No significa que no nos hayamos precipitado en el pasado, pero corregimos esa marcha", aseguró. Eyzaguirre explicó que el estancamiento de la economía chilena se explica en parte porque las recetas que sirvieron en el pasado hoy están agotadas. "Cuando llegas a un PIB per cápita más alto, se tiende a desacelerar. Esa es una regularidad. ¿Estamos condenados a crecer a 2%? No pues, nosotros debemos hacerlo al 4,5%. Pero es evidente que vamos a crecer algo menos que Colombia y Perú, porque ellos están más abajo que nosotros en PIB per cápita. Cuando se hace más de lo mismo, la fase de crecimiento comienza a generar cuellos de botella y hay que comenzar a inventar cosas nuevas… y eso es difícil", enfatizó. Sin embargo, al respecto matizó afirmando que "no digo que el crecimiento haya sido completamente indiferente a las reformas. Sin duda que estas generaron incertidumbre y eso en el margen tiene un efecto sobre la inversión y otras cosas. Pero no es lo principal, lo principal es el contexto". Sobre las críticas al diseño e implementación de las reformas que han sido precipitadas y acerca de las faltas de prolijidad, cuestionamientos que han llegado desde economistas de su propio sector, Eyzaguirre puntualizó que "lo dijo Aninat. Lo dijo Velasco. Pero no tienen evidencia rigurosa para afirmar eso: es su opinión y yo no la comparto. Lo que no significa que las reformas hayan sido hechas de manera perfecta. Yo dije que a ratos habíamos abarcado más de lo que podíamos apretar y eso había significado ciertas desprolijidades. Y eso lo acepto. Pero que eso es lo que explica la caída de crecimiento de cinco y medio a dos, por favor, o sea, no se sostiene. Si alguien escribe un paper académico demostrando esa tesis, yo creo que no lo publicaría nadie", afirmó. Eyzaguirre insiste en que hay un diseño respecto al modelo de desarrollo que comienza a agotarse y eso explica en parte la alarma al interior del empresariado. "Cuando vives en países desarrollados, el crecimiento está basado en la lógica de la productividad, de la innovación, no en la lógica de agarrarte un coto de caza y vivir cómodamente con ese coto de caza.Nada de lo que se está haciendo en las reformas laborales es algo que espantaría a un empresario en un país desarrollado. Nada. Como tampoco lo que estamos haciendo en reforma educacional. Entonces, a los que más espantan las reformas es a quienes están anclados en un modelo rentista. Te quiero aclarar que sí puede haber cuestiones que te descarrilen. Por ejemplo, un keynesianismo excesivo como le pasó a Brasil. Pensar que puedes vivir a punta de políticas de estímulo de banda fiscal y meterse en una espiral de endeudamiento como le pasó también a España, sin duda sería peligrosísimo.". Sin embargo, Eyzaguirre no se pierde al identificar el origen del modelo actual que ya parece cumplir sus ciclo y le da el crédito correspondiente. Yo creo que este encuentro con un modelo de crecimiento dinámico, que nos ha traído tanta prosperidad, comienza con Hernán Büchi, no con la Concertación. Él entendió que había que tener un modelo exportador, una política monetaria responsable que anclara la inflación, una economía privada, un sistema tributario que fomentara el ahorro, y esas cosas se profundizaron durante la Concertación". En este contexto Eyzaguirre explica el rol que se impuso este gobierno "Fui ministro de Hacienda de Lagos, por tanto, difícilmente podría decir que lo anterior no era válido. Chuta, con qué ropa, si yo estaba metido ahí. Lo que se hizo en esos largos años era lo apropiado para ese momento. Y si miras las cosas que han hecho Perú o Colombia, siguen bastante de cerca lo que nosotros realizamos en su época. Ahora, llega un momento en que más de lo mismo ya no resulta –les pasa a las empresas y es algo que en otro nivel lo está viviendo China–. Cuando parecía que las tasas de crecimiento elevadísimo no iban a tener fin, comienzan a encontrarse con cuellos de botella.Eso era lo que correspondía para esa época y no hacerlo cuando había una oportunidad, unos nichos fantásticos, hubiera sido un absurdo, es como no explotar el cobre. Pero no puedes vivir sólo del cobre. Fuente: www.elmostrador.cl
  20. Giorgio Jackson critica incertidumbre que dejó la entrevista de Eyzaguirre: “Tú no puedes entregarle esa herramienta a tus opositores políticos” The Clinic Online 14 Septiembre, 2015 El diputado de Revolución Democrática y gran ganador de la pasada encuesta CEP señaló que esta conversación otorgada al diario La Tercera dio pie a especulaciones en cuanto a si el ministro dijo lo que la Presidenta realmente pensaba del programa o si originó sorpresa en la Mandataria. “Ese desorden es un error garrafal”, precisó Jackson. Al ser consultado por sus buenos números en estudio calificado como el “oráculo”, el parlamentario sostuvo que “para mí esta cosa sube y baja, no sé si hay que vivir de esto de las encuestas”. “Para mí esta cosa sube y baja, no sé si hay que vivir de esto de las encuestas”. Con estas palabras el diputado de Revolución Democrática Giorgio Jackson se tomó los buenos resultados que obtuvo en la encuesta CEP, donde se ubicó en el cuarto lugar de la lista de los políticos mejor evaluados con un 40% de aprobación. En ese sentido y considerando los malos números históricos conseguidos por la Presidenta Michelle Bachelet (22% de apoyo y 61% de rechazo), el gran ganador de la considerada madre de todas las encuestas descartó en conversación con RadioZero que con esto se evidencia una situación caótica. “Yo no lo veo así”, señaló, al mismo tiempo que explicó que “la interpretación que tengo es que hay un problema de incertidumbre y falta de conducción, más que de un tema de que esté el caos”. El parlamentario precisó que si bien “hay una percepción más grande del delito, todo lo demás sigue igual. Lo que hay es una falta de liderazgo y eso se refleja en el apoyo”. Para el joven diputado las malas cifras conseguidas por la clase política en general apuntan claramente a que “la gente está muy hastiada” por todas las posibles trucherías que se han ido destapando en torno a los casos de financiamiento irregular de la política. “La gente dice esto ya no tiene sentido, es un desastre, nadie hace las cosas bien”, expresó Jackson. Al ser consultado por lo que puede hacer un gobierno para enfrentar los malos resultados de aprobación y rechazo de encuestas, o el descontento de la ciudadanía por ciertos ámbitos, Jackson sostuvo que el problema es que en Chile no hay ciertos mecanismos que en otros países sí, “como por ejemplo cabildos, consultas ciudadanas, iniciativas populares de ley, plebiscitos, presupuestos participativos locales, para que la gente pueda en el trayecto tener instrumentos”. Por su parte el parlamentario de Revolución Democrática rechazó que Bachelet tenga que renunciar sólo por los resultados de una encuesta. Pese a que “aquí hay que hacerle caso a ambas cosas, aquí el mandato hay que cumplirlo y terminarlo”. A su vez precisó que de todas formas “han ido creciendo preocupaciones a las que hay que adaptarse” en el camino. Otro punto que Jackson se dio el tiempo de analizar fue el mea culpa realizado por el ministro Segpres, Nicolás Eyzaguirre quien en entrevista con el diario La Tercera señaló hace algunas semanas que el Gobierno pecó de una excesiva ambición en cuanto a las reformas que propuso. Pues en esa línea el parlamentario indicó que “no comparto la opinión política del ministro Eyzaguirre. Hacer reformas radicales no significa improvisación que es lo que instalan los sectores conservadores. Se han cometido muchos errores, pero conceptualmente cuando uno se plantea un desafío ambicioso no es sinónimo de improvisación o descontrol”. Lo que sí el ex dirigente estudiantil aprovechó de criticar fue el hecho de realizar esta entrevista y dar pie a las especulaciones en cuanto a si él dijo lo que la Presidenta realmente pensaba del programa o si originó sorpresa en la Mandataria. “Ese desorden es un error garrafal, tú no puedes entregarle esa herramienta a tus opositores políticos o a quienes están remando para otro lado de tu sector”, sentenció. Fuente: http://www.theclinic.cl/2015/09/14/giorgio-jackson-critica-incertidumbre-que-dejo-la-entrevista-de-eyzaguirre-tu-no-puedes-entregarle-esa-herramienta-a-tus-opositores-politicos/
  21. ¿Bajamos la cortina? La señal de Eyzaguirre no pasa desapercibida y programa de Bachelet queda en la UTI Tras la publicación de la entrevista del ministro Secretario General de la Presidencia, fueron variadas las reacciones. Pero la conclusión es una sola: las reformas se encuentran con diagnóstico reservado. José Robredo H. Hoy 13:09 “Estábamos en una vorágine de reformas que no íbamos a ser capaces ni de diseñar ni de tramitar sin excesivos conflictos” fue la frase del ministro Nicolás Eyzaguirre que golpeó el domingo por la mañana y que desataron una serie de reacciones tanto en el oficialismo como en la oposición. La autocrítica de Eyzaguirre, quién tiene el aval de ser muy cercano a la presidenta Bachelet, se da en momentos en que la conducción del gobierno se encuentra casi por completo cooptada por los sectores más conservadores de la Nueva Mayoría. Esto, a pesar de las – cada vez menores – señales de Bachelet de mantener el control de La Moneda y su agenda. Al mismo tiempo, el ex ministro de Educación deja claro que el programa de reformas que le permitió a la Nueva Mayoría acceder al gobierno se encuentra en la UTI, con escasas posibilidades de sobrevida. “(Al) Hacer muchas reformas de manera simultáneas, se tiende a tropezar con los factores que permiten llevar buenas políticas públicas. Porque no alcanzas a diseñarlas bien técnicamente, o porque no calculas la cantidad de enemigos que te vas a ganar al mover los flancos” señaló claramente Eyzaguirre. ¿La puesta en escena de Eyzaguirre puede considerarse tardía (por qué no lo dijo cuando partía este gobierno) o busca voltear la balanza hacia la vieja Concertación? Según Jorge Pizarro presidente de la DC, los dichos de Eyzaguirre refuerzan el discurso de la falange y destaca que “Nos alegra que la haga, nosotros permanentemente hemos dicho que el problema es la gestión”. “Me hubiera gustado que hubiera tenido antes esa capacidad autocrítica cuando estábamos conversando todos los temas referentes a educación” repasó el senador por la cuarta región. Mientras que el senador Alejandro Navarro, presidente del MAS y permanente defensor del programa de la Nueva Mayoría, señala que “No ha habido cojones para hablar desde el principio de las diferencias”. Aun que de todas formas Navarro busca darle una interpretación favorable a los dichos de Eyzaguirre señalando que es “una interpelación a la Nueva Mayoría, a los ministros, al Gobierno en su conjunto, es la interpelación de la Presidenta a los suyos”. Los dichos del ministro Eyzaguirre también hicieron eco en la oposición, quienes los celebraron e interpretaron como una apertura a la política de los consensos. “El ministro Eyzaguirre ha hecho la autocrítica que todos están esperando que la Presidenta Bachelet haga. Nosotros queremos, desde la oposición, acoger el llamado que ha hecho a iniciar una etapa de amistad cívica y, fundamentalmente, a trabajar en conjunto las reformas que están por delante”, señaló el senador, y quizás presidenciable de RN, Andrés Allamand. Mientras que desde la UDI, fue Juan Antonio Coloma quién señaló que “junto con reconocer un diagnóstico, y si además él mismo dice que la salud y la delincuencia son los problemas pendientes, yo invito al ministro a actuar en consecuencia, a cambiar completamente el rumbo, a olvidarse de esta lógica reformista, este frenesí que le ha hecho tan mal (al Gobierno) y preocuparse de la salud y la delincuencia”. José Robredo H. El Ciudadano Fuente: http://www.elciudadano.cl/2015/09/07/209299/la-senal-de-eyzaguirre-no-pasa-desapercibida-y-programa-de-bachelet-queda-en-la-uti/
  22. Eyzaguirre tras leer El Mercurio: “quedé con estupor al ver una información falsa” Titular de la Segpres sostuvo que nunca ocurrió el llamado que se le atribuye haber hecho a su par de Hacienda, Rodrigo Valdés, para que dejara en claro públicamente que no había un quiebre en el comité político. “Es una burda mentira”, dijo. "Parece que como ahora hay gran éxito de teleseries que vienen desde el exterior, los guionistas están desocupados y parece que están proveyendo a la prensa de estas historias de ficción que carecen de toda realidad", manifestó este lunes el ministro secretario general de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, para desmentir a El Mercurio. De esta forma, la autoridad se refirió a una información publicada el domingo por el matutino y que sostiene que éste fue mandatado por la Presidenta Michelle Bachelet para que se le hiciera ver a su par de Hacienda, Rodrigo Valdés, que la imagen de un quiebre respecto a cómo abordar las reformas en el comité político, en la que se le veía alineado con el jefe de Interior, Jorge Burgos, no era buena para el equipo ni para el Gobierno. "Al leer la prensa el día de ayer quedé con una sensación de estupor, por cuanto vi destacado en un matutino de alta circulación una información que es completa y totalmente falsa respecto a un eventual llamado que yo hubiese hecho para introducir una cuña entre los ministros Valdés y Burgos", sentenció con molestia el titular de la Segpres, al calificar la supuesta división como un "mito urbano". Recalcó en ese sentido que "primero, yo no puedo darle ningún tipo de instrucción al ministro Valdés,somos colegas, y si hay algo él tiene mayor precedencia que la que tengo yo. En segundo lugar, jamás me prestaría, ni haría, ni creo, ni nadie me pediría que introduzca una cuña entre dos ministros que son mis colegas a quienes debo completa lealtad y coordinación". Por ello enfatizó que la orden de la Jefa de Estado es trabajar unidos, llegar al máximo de consenso entre miembros del comité político que también integra el vocero de La Moneda, Marcelo Díaz, y que cualquier diferencia será zanjada por ella. "Esa es la forma que operamos, todo lo otro es una burda mentira", resaltó. www.lanacion.cl
  23. Eyzaguirre termina con la polémica por el rol de Burgos y Valdés: Los ministros “llegan a seguir rumbos que define la Presidenta” El titular de la Segpres abordó los cuestionamientos y confusiones que durante esta semana se originaron al interior de la Nueva Mayoría, todo esto en torno al papel que llegaron a jugar los secretarios de Estado tanto de Interior como de Hacienda en este denominado segundo tiempo de Gobierno. Pues bien, el ex ministro de Educación explicó que Bachelet “dijo que se iba a iniciar una nueva etapa porque había que cambiar algunas cuestiones y nos ha definido un derrotero y todos los ministros, encabezados por el equipo político, lo que hacemos no es cambiar rumbos sino seguir los que define la Presidenta”. El ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, abordó la polémica que se instaló esta semana en la Nueva Mayoría, en torno al rol de los secretarios de Estado Jorge Burgos y Rodrigo Valdés, todo esto luego de que Bachelet asegurara que están equivocados los que creen que ambos llegaron a cambiar el rumbo del Gobierno. En palabras de Eyzaguirre, que hoy realizó una actividad pública en Cerrillos, “los ministros no llegan a cambiar rumbos, llegan a seguir rumbos que define la Presidenta de la República”. En ese sentido el ex titular de Educación enfatizó que la Presidenta Michelle Bachelet “dijo que se iba a iniciar una nueva etapa porque había que cambiar algunas cuestiones y nos ha definido un derrotero y todos los ministros, encabezados por el equipo político, lo que hacemos no es cambiar rumbos sino seguir los que define la Presidenta”. Eyzaguirre también fue consultado por los cuestionamientos internos en el bloque oficialista, entre ellos el del timonel de la DC, Jorge Pizarro, quien aseguró sentirse confundido en torno a para qué llegan Burgos y Valdés a La Moneda si no es a cambiar las cosas. “Un gobierno que es mayoría, aunque haya tenido una merma en las encuestas, tiene por definición fuerzas que tiene matices, distintas formas de ver las cosas, desde la DC, pasando por el PS, PPD, los radicales y llegando hasta el PC”, contestó simplemente el actual ministro que llegó a la Segpres en reemplazo de Jorge Insunza. Por otra parte aprovechó de explicar que “cuando decimos realismo sin renuncia, se pretende que tengamos los pies sobre la tierra pero que sigamos soñando con lo que le prometimos al país”. “Algunos van a sentirse más identificados con el realismo y otros más con el sin renuncia, pero formamos parte de una coalición y sabremos resolver nuestras diferencias”, sentenció. www.theclinic.cl
  24. Eyzaguirre reafirma que gratuidad en la educación superior comenzará en 2016 El ministro de Educación además indicó "esperamos que a fines de marzo puedan ingresar proyectos de Plan Nacional Docente y de Desmunicipalización". El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, supervisó el proceso de distribución de textos escolares para el año lectivo 2015. La distribución de textos escolares beneficia a cerca de 3.100 millones de alumnos de prekínder a 4° medio. En la instancia, el secretario de Estado resaltó que "hoy estamos distribuyendo más de 15 millones de textos escolares a lo largo de todo Chile". Además, se refirió al Cruch precisando que "para el Ministerio todas las universidades son nuestra contra parte", por lo que "no hacemos distingo de ninguna especie. Lo que pasa es que con ésta especie de club (Cruch) tenemos una relación larga en la historia. Pero mientras nosotros vamos integrando los proyectos de regulación de la educación superior veremos la prorrogativa que tendrán las distintas universidades. Materias del financiamiento público, ciencia, etc. no dicen relación con ser o no ser Cruch" "La reforma va a ir cambiando esta forma de relacionamiento entre el Ministerio y el conjunto de las universidades. Y nosotros creemos que es decisión -y lo vamos a consultar con los integrantes del Cruch- que seria bueno ampliar la participación de otras universidades en una relación más directa con el Ministerio", enfatizó. Según Eyzaguirre, "efectivamente, tanto el tema de carrera docente como el tema de nueva educación pública, así como el tema de nueva regulación del financiamiento de la educación superior son tres proyectos enormes. Cada uno tan grande como el propio proyecto de ley de Inclusión que sacamos el año pasado y por tanto está lleno de temas cada uno de ellos". Es por ello, que recalcó que "es importante tener un espacio prelegislativo de relación con los actores y lo hemos estado teniendo con los profesores, con el mundo de Plan Maestro. En materia de Plan Nacional Docente hemos tenido una instancia prelegislativa, hemos comenzado ya a conversar con los parlamentarios de la Comisión de Educación de la Nueva Mayoría de las Cámaras de Diputado y el Senado. Y vamos a seguir en eso y esperamos prontamente poder ingresar esto al Parlamento, pero creo que tenemos que concluir bien este proceso de conversación con los actores". Junto con ello, señaló que "también tenemos que hacerlo en materia de educación pública donde los actores son otros para poder ir afinando los puntos de vista. Todos sabemos en definitiva nuestro orden constitucional, en donde se van a zanjar los contenidos exactos de lo que va a ser el proyecto de ley es en el Parlamento". "Nosotros poco sacamos con presentar proyectos si estos no tienen espacios en el Parlamento para ser discutidos y procesados", afirmó. Dijo además que "hoy día hemos sacado todo lo que tiene que ver con Inclusión Escolar, reconocimiento oficial de los jardines infantiles, la nueva institucionalidad de educación parvularia, administrador provisional, pero en este momento están en discusión las dos universidades regionales, los 15 CFT públicos, el DFL 2 y esos proyectos deben despacharse. En esta línea remarcó que "esperamos que a fines de marzo puedan ingresar proyectos de Plan Nacional Docente y de Desmunicipalización, así que aún nos queda tiempo para seguir trabajando con los actores en el plano prelegislativo". "La Presidenta ha dicho que la gratuidad en la educación superior se dará en el 2016 y nosotros vamos a honrar dicho compromiso. Independientemente de los avatares, en el 2016 la gratuidad completa va a comenzar", subrayó. FUENTE: CONTENIDO OCULTO http://www.24horas.cl/politica/eyzaguirre-reafirma-que-gratuidad-en-la-educacion-superior-comenzara-en-2016-1585890
×