Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Encubrimiento'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 4 results

  1. 16 Enero 2019 Exdirectivo de la Fiscalía Nacional que renunció tras denuncia por acoso, lleva a Abbott a tribunales y lo acusa de encubrimiento Luis Torres presentó una querella contra la máxima autoridad del Ministerio Público, acusándolo de una serie de irregularidades en el sumario interno que se llevó en su contra. “Estimado fiscal nacional, junto con saludar, le informo personalmente que he interpuesto una querella criminal en su contra. He decidido que usted no se entere por la prensa, tal como me comunicaron a mi la sanción de remoción del cargo de Director de la Unidad Especializada que dirigía”. Así empieza el correo electrónico que el exjefe de la Unidad de Delitos Sexuales y Derechos Humanos de la Fiscalía Nacional, Luis Torres, le envió hoy a las 10.00 a su entonces jefe, Jorge Abbott. Torres estuvo casi dos años en el puesto y no solo dio a conocer el catastro de los abusos sexuales presuntamente cometidos por miembros de la Iglesia Católica, sino que además quedó a cargo de coordinar todas las investigaciones emprendidas por las fiscalías locales y regionales. Esto fue parte de su trabajo hasta que el 29 de octubre de 2018, cuando se efectúo una denuncia en su contra por hechos presuntamente de acoso sexual contra alumna en práctica, supuestamente ocurridos en la celebración del aniversario institucional de la Fiscalía Nacional el 26 de octubre pasado. Luego de la acusación, la institución tomó la decisión de suspenderlo de sus funciones de forma temporal, mientras se resolviera el sumario en el que se están investigando tras las denuncias en su contra. En el mail, le explicó las razones de la acción legal en su contra: “Como le señale el 10 de diciembre y le reiteré el 6 de enero al comunicarle mi renuncia, no descansaré hasta agotar todos los medios legales para defenderme de las falsas acusaciones en mi contra, y del ilegal y arbitrario sumario realizado por Mauricio Fernández (director de la Unidad de Lavado de Activos, ULDECCO, de la Fiscalía Nacional), el cual no ha respetado las más mínimas normas del debido proceso, con prácticas constitutivas de delitos que ahora fundan la querella”. Agregó en el correo, acusando a Abbott de encubridor, que “todas estas conductas punibles se las comuniqué oportunamente por los canales formales y usted decidió rechazarlas, fuera de los casos que le permite el reglamento institucional. Asimismo, se negó reiteradamente a remitir las denuncias efectuadas a la fiscalía competente, en actos que no pueden ser sino calificados de una intención de encubrir los hechos y las personas que los ejecutaron”. La querella En detalle, son cuatro los delitos que acusa Torres en contra de los funcionarios de la Fiscalía Nacional: perjurio, falsificación de documento público, violación de secretos y falta penal de omisión de denuncia. Y la querella apunta no solo contra Abbott, también va en contra Mauricio Fernández; la abogada asesora de la Unidad Especializada en DD.HH., Catalina Duque; y Gisela Schoenmakers, abogada asesora de la Unidad de Asesoría Jurídica de la Fiscalía Nacional. En relación al perjurio, apunta en su querella, tendría participación Catalina Duque. De acuerdo a Torres, la jurista “faltó gravemente a la verdad en sus dos declaraciones como testigo en la investigación administrativa”. Esto ya que nunca transparentó, según Torres, “su calidad de denunciante del sumario, no reconociendo una reunión privada con la afectada antes de la presentación de la denuncia, y no reconociendo la colaboración de una abogada de la unidad de asesoría jurídica de la Fiscalía Nacional”. Torres también cuestiona el actuar de Schoenmakers, indicando que “el investigador designado Mauricio Fernández, atendido que no se encontraba disponible, solicitó al fiscal nacional la designación de Gisela Schoenmakers como investigadora ad-hoc, con la sola finalidad de tomar contacto con la afectada y recibir la denuncia”, cosa que la abogada realizó, pese a que “ya conocía los hechos motivo de la denuncia, y que había asesorado a la denunciante Catalina Duque”. De esta forma, Torres cuestiona por qué “no se inhabilitó de aceptar el nombramiento como investigadora ad-hoc teniendo el deber de hacerlo”. El abogado, además, apuntó al actuar de Fernández, ya que “el 12 de noviembre, tanto Mauricio Fernández como Gisela Schoenmaker, según consta a fojas 167 del sumario, toleraron y permitieron que Catalina Duque no dijera la verdad, con la aquiescencia de ambos, puesto que ellos sabían y no podían sino conocer la denuncia de fojas 7 que dio inició a la investigación administrativa”. Torres también denuncia que el 10 de diciembre de 2018 se comunicó vía correo electrónico con el fiscal nacional para informarle de todas las presuntas irregularidades ocurridas durante el desarrollo de la investigación administrativa seguida en su contra, “señalándole además que el investigador del sumario me había negado el derecho de defenderme, al solo entregarme copias de la investigación el mismo día que cerró la investigación”. Sin embargo, Abbott rechazó iniciar una investigación administrativa por estos hechos. “Se acompaña (…) la referida resolución de manera íntegra, la cual, en síntesis, da cuenta que ante mi denuncia, el fiscal nacional pidió informe a los denunciados y como ellos negaron los hechos, entonces rechazó iniciar un sumario interno, omitiendo completamente los fundamentos de mi petición y toda la documentación de respaldo que justificaba el inicio de una investigación conforme dispone el reglamento de responsabilidad administrativa del Ministerio Público”, dice la acción legal. Además, indica Torres, la Fiscalía Nacional “nunca remitió la denuncia a la Fiscalía Centro Norte”. Así, según la querella, “las conductas antes descritas referidas al fiscal nacional, Jorge Abbott Charme, constituyen la falta penal de omisión de denuncia, referida a los hechos que tomó conocimiento que son hechos punibles y no los denunció a la autoridad competente” y “de encubrimiento (de) los hechos ilícitos (…) relacionados con los hechos que configuraron perjurio y falsificación de instrumento público por las personas antes ya referidas”. Otros casos Esta no es la primera vez que Abbott debe comparecer ante la justicia. En agosto pasado dio inicio el juicio contra el fiscal nacional por prácticas antisindicales. El caso se llevó adelante en el Segundo Juzgado Laboral de Santiago y la contraparte fue la Federación de Funcionarios del Ministerio Público. El caso se cerró luego que se llegara a un acuerdo. A nivel político, un grupo de parlamentarios del Frente Amplio llevó adelante un juicio de destitución ante la Corte Suprema, ya que los diputados acusaban a la autoridad de la fiscalía de promover las salidas judiciales por las causas de financiamiento de campañas políticas. El máximo tribunal falló a favor del fiscal nacional en octubre del año pasado. Un tercer caso fue el protagonizó el fiscal regional de O’Higgins, quien presentó un recurso contra Abbott acusándolo de arbitrariedades en el sumario en que se llevó a cabo en su contra, donde este fue sancionado por su actuar en los incendios forestales de 2017. La Corte Suprema respaldó el actuar de Abbott. Fuente: https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/exdirectivo-la-fiscalia-nacional-renuncio-tras-denuncia-acoso-lleva-abbott-tribunales-lo-acusa-falsificacion/487651/
  2. 07 de julio del 2016 / 14:54 Hrs Detienen a Juan Emilio Cheyre por el caso Caravana de la Muerte Además, otras seis personas quedaron detenidas por encubrimiento de 15 homicidios en La Serena. El ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, se encuentra detenido junto a otras seis personas en la brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones. Su detención ocurre en el marco de la investigación por el encubrimiento de 15 personas en La Serena. Los hechos ocurren tras una instrucción del juez Mario Carroza que lleva la causa de la Caravana de la Muerte. EN DESARROLLO Fuente: http://www.latercera.com/noticia/politica/2016/07/674-687925-9-detienen-a-juan-emilio-cheyre-por-el-caso-caravana-de-la-muerte.shtml
  3. Caso Karadima: Ezzati reitera que no hubo encubrimiento y por primera vez tilda el hecho de “algo horripilante” The Clinic Online 30 Diciembre, 2015 El arzobispo de Santiago realizó un balance anual en donde abordó el bullado caso. Hizo mención a la declaración del expárroco en que negó los abusos. “Hubiera sido mucho mejor que, con humildad, hubiera confesado la verdad y hubiera pedido perdón por todas sus faltas”, aseveró. En medio del balance anual de la Iglesia, el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, se refirió a los casos de abusos sexuales que han afectado a la institución, en particular a la situación del expárroco del Bosque, Fernando Karadima. “Lo que he podido leer del juicio, es algo horripilante que no tiene ninguna justificación”, expresó el jefe de arquidiócesis de la capital. Por otro lado afirmó que desde que se conoció la condena del Vaticano, las órdenes “se han ejecutado tal como se ha pedido”. Tema obligado, Ezzati abordó las acusaciones de encubrimiento, tema por el que la Iglesia enfrenta una demanda civil de parte de los querellantes y víctimas de Karadima. Según dijo, éstas no tienen ningún asidero. Asimismo, hizo mención a los correos revelados respecto de conversaciones en torno al tema que mantuvo con el cardenal Francisco Javier Errázuriz, en donde criticaban al padre Felipe Berríos y a Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima. “Mi invitación es a que sean objetivos y lean los correos, porque no dicen nada (…) ha habido una sobrevaloración o sobreexposición de la prensa, no sé por cuáles motivos, pero es injustificada y ha creado un clima de desconfianza”, aseguró. “He actuado de acuerdo a lo que me dice mi consciencia”, complementó el prelado. Ezzati se refirió además a la declaración que prestó Karadima ante el ministro Juan Manuel Muñoz, oportunidad en que negó haber cometido abusos. “Carece de toda objetividad (…) Hubiera sido mucho mejor que, con humildad, hubiera confesado la verdad y hubiera pedido perdón por todas sus faltas”, aseveró. Fuente: http://www.theclinic.cl/2015/12/30/juan-carlos-cruz-demandante-de-karadima-ezzati-es-un-mentiroso-y-un-desastre-de-cardenal/
  4. Topic Oficial Caso Karadima Exclusivo: Cartas del cardenal Errázuriz revelarían intentos de encubrimiento de la Iglesia en el caso Karadima Pablo Basadre e Ivonne Toro 07 Septiembre, 2015 Para esta semana está previsto que se inicie el periodo de rendición de pruebas de las partes involucradas en la demanda civil en contra de la Iglesia, entablada por las víctimas del caso Karadima. En ese escenario y a semanas de que comiencen también las declaraciones de los testigos, la defensa de las víctimas tuvo acceso a dos cartas -hasta ahora desconocidas y que publica The Clinic Online- donde se da cuenta del decisivo rol que cumplió el entonces Cardenal Francisco Javier Errázuriz cuando ocupaba el cargo más alto de la jerarquía de la Iglesia en Chile. En agosto pasado, a días de que la Corte de Apelaciones terminara la revisión de los puntos de prueba en la demanda civil entablada por las víctimas del ex cura Fernando Karadima -Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo- y de que el ministro de fuero Juan Manuel Muñoz dictase el cúmplase para que las partes presenten sus pruebas, el equipo liderado por el penalista Juan Pablo Hermosilla recibió importantes documentos en los que se evidencia el decisivo rol que tuvo el cardenal Francisco Javier Errázuriz en el caso de los abusos sexuales cometidos por el ex párroco de El Bosque. El abogado explicó a The Clinic Online que los documentos muestran una serie de antecedentes a los que como defensa no habían tenido acceso. Entre ellos, el fallo del Vaticano que condenó al ex párroco por abusos sexuales -del que sólo se conocía un extracto- , además de dos cartas que habrían sido escritas por Errázuriz: la primera dirigida al entonces vicario Diego Ossa, discípulo de Karadima en la parroquia El Bosque, y la segunda remitida al propio Karadima. “Nos llegó información en forma anónima y confidencial que muestra una serie de antecedentes a los cuales no habíamos tenido acceso, pero que venían circulando en el tiempo a propósito de lo que sería la confirmación de indicaciones de parte de las autoridades eclesiásticas de la época. En particular del Cardenal Errázuriz por, derechamente, dar instrucciones de cómo encubrir y cómo tapar los distintos ángulos del caso a medida que iba avanzando. Estamos en proceso de examinar toda esta información, hemos recibido algunos documentos de alto interés y creemos que es importante que esto sea conocido”, comenta Hermosilla. En una de las misivas, escritas en computador con el logo del Arzobispado de Santiago y la firma de Errázuriz, entrega instrucciones respecto de las graves acusaciones por abuso sexual que recaían en el entonces vicario Diego Ossa. En otra de las cartas el mismo Errázuriz le recomienda, esta vez a Karadima, cómo presentar ante los feligreses la decisión de traspasar el mando de la Parroquia de El Bosque evitando así reconocer que la determinación se debía a las acusaciones que habían en su contra y que se conocían en la Iglesia hacía más de tres años. Ambos documentos, a juicio de la defensa de las víctimas, son pruebas de cómo Errázuriz, representando el más alto cargo en la jerarquía eclesiástica chilena, se esforzaba por proteger a Karadima, quien fue finalmente condenado por abusos sexuales por el Vaticano y cuya causa fue sobreseída por la justicia luego de que prescribiera. Los documentos podrían convertirse en una de las tantas evidencias que dejarían en entredicho la postura que ha mantenido el Cardenal y Arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati, quien si bien estuvo dispuesto a acoger a las víctimas y a pagar una suma de dinero simbólica por los delitos, hasta ahora no ha aceptado una tercera condición: reconocer la responsabilidad que tuvo la Iglesia en el caso. LA CARTA A OSSA En 2010, en medio de la investigación del caso Karadima, Oscar Osbén, ex feligrés de la parroquia Jesús Carpintero de Renca -que era mantenida por la parroquia El Bosque-, acusó al sacerdote Diego Ossa de haber abusado de él en 2003, lo que abrió una nueva arista en la investigación. De hecho, en su tiempo el ex fiscal Xavier Armendáriz indagó el pago a Osbén de parte del ex abogado eclesiástico de Karadima, Juan Pablo Bulnes, de $10 millones, algo que en el entorno de Karadima atribuyeron a un acto de caridad. Por esa época también se conocieron otros pagos a ex empleados de Karadima, entre ellos a su otrora cocinera, a quien le entregó $20 millones para que arreglara su departamento y en agradecimiento a que cuidó a la madre del sacerdote. Una de las cartas que recibió la defensa de las víctimas de Karadima, da cuenta del rol que tuvo Errázuriz dentro de toda la historia. En la misiva, de una carilla de extensión, con fecha 18 de julio de 2010, le escribe a Ossa para darle instrucciones de cómo se deben explicar los pagos que se entregaron a Osbén. Según una publicación de La Tercera de julio de 2010, las alarmas por las denuncias de Osbén en la Iglesia se encendieron cuando estalló públicamente el caso Karadima. La información da cuenta de que Osbén había enviado en ese tiempo varios emails a Ossa, donde le decía que estaba atravesando por una mala situación económica y se desprendía que el ex feligrés podía atentar contra su vida. La nota del diario informa además que las más altas autoridades de la Iglesia en Chile habían recibido una carta de la víctima, en la que denunciaba los abusos de Ossa cometidos en su contra cuando tenía 23 años en el 2003. En su primer párrafo, la carta de Errázuriz, que está en poder de la defensa de las víctimas, se refiere a esta situación: “Entre tantas cosas urgentes, no había tenido el tiempo tranquilo para dar respuesta al envío que me hiciste de los email y del largo relato del Sr. Osbén, en el cual habla tan bien y tan mal de ti”, comienza la misiva. “Te escribo ahora para agradecértelo. Después de conversar contigo, esperaba encontrar entre las comunicaciones alguna palabra del Sr. Osbén con la cual se desdijera de sus afirmaciones, pero al parecer no existe”, agrega. En los párrafos siguientes dice: “Seguramente recuerdas mi proposición para hacer más verosímil tu versión: que el dinero entregado era una obra de misericordia, y no una medida para acallar a un denunciante”, escribe Errázuriz en la carta que lleva el logo del Arzobispado de Santiago y su firma al final con un lápiz de color azul. “Te propuse que fuera don Juan Pablo Bulnes, es decir, el abogado que conversó con el Sr. Osbén sobre el tema -que le aclaró que el dinero se le entregaba por caridad y no por otro motivo, y que fue testigo de su angustia-, y no tú mismo, que eras el supuesto acusado. No sé qué razón decidieron que fueras tú el que hiciera la declaración. Lo siento, porque una declaración tuya, que aparecías bajo sospecha, para la gran mayoría de los lectores (seguramente, no así para la gente cercana a ti), no podía disipar la sospecha”. Primera denuncia José Andrés Murillo realiza la primera denuncia contra el sacerdote Fernando Karadima Fariña. Murillo había llegado a la parroquia de El Bosque en 1994, recién egresado del colegio Verbo Divino. Se convirtió en secretario personal de Karadima quien comenzó a acosarlo sexualmente. Al entregar su testimonio, le dijeron que rezarían por él. Agencia Uno. Karadima fue denunciado por primera vez en 2003. https://cdn.knightlab.com/libs/timeline/latest/embed/index.html?source=1lHz8Z2l3-ABNuBK5_3ryPE21ydoWcf9CM-tmSkT_mMM&font=Bevan-PotanoSans&maptype=toner&lang=en&height=650 La carta de Errázuriz, a quien siempre se le criticó por su posición, contrasta con las declaraciones del abogado del Arzobispado Nicolás Luco Illanes, quien el pasado 30 de agosto se refirió en La Tercera al caso y también a la demanda civil entablada en el 2013 por las víctimas de Karadima, donde se acusa una supuesta complicidad o encubrimiento de parte del arzobispado en los abusos que cometió el ex párroco de El Bosque. “Este proceso comenzó hace casi tres años. Durante ese período hemos trabajado intensamente, analizando con cuidado todos los antecedentes de lo sucedido, para determinar si existe algún indicio de lo que señalan los demandantes respecto del arzobispado. Y no hemos encontrado nada”, declaró el abogado que representa legalmente a la Iglesia de Santiago. Respecto a la investigación de la ministra Jessica González, donde se sobreseyó el caso porque los delitos de abuso estaban prescritos, el abogado señaló que “la sentencia de la ministra ratifica la condena que efectuó la Iglesia sobre Karadima, dictada un año antes, a partir de la investigación que inició el arzobispado. Hay plena concordancia. La parte demandante considera que en esa investigación hay antecedentes que darían cuenta de que el arzobispado tenía algún conocimiento de lo ocurrido, antes de las denuncias, y que fue cómplice o encubrió los hechos. Es una acusación muy grave. Ahora deberá concentrarse en probarla. Seguramente, la discusión se centrará en eso”. Al finalizar la carta que podría complicar a Errázuriz, éste le dice a Ossa que “durante la próxima semana me gustaría conversar nuevamente contigo. Al P. Fernando y al P. Juan Esteban, vaya un cordial saludo. Desde ya les deseo toda la bendición de Dios en este domingo”, finaliza. LA CARTA A KARADIMA En la segunda carta, Errázuriz le atribuye cualidades de “santo” a Karadima, pese a que ya conocía, desde hace al menos dos años, las denuncias que pesaban en contra del poderoso sacerdote. Aunque no figura el día en que fue enviada, la misiva hace referencia a la Fiesta de San Antonio en la Iglesia Católica, que se celebra en el mes de junio. Fue en ese mes, el año 2006, que Errázuriz le escribió una carta a Karadima en la que le recomienda cómo presentar ante los feligreses la decisión de traspasar el mando de la Parroquia de El Bosque a su brazo derecho, el padre Juan Esteban Morales, quien en 2013 fue condenado por la Iglesia por “abuso de poder” en el ejercicio de la dirección espiritual. Según se estableció en la investigación judicial, en mayo de 2004 Errázuriz le encomendó al sacerdote Eliseo Escudero que investigara canónicamente los testimonios que comenzaron a llegar a la Iglesia en 2003 y que terminaron por revelar que detrás de una apariencia intachable, Karadima perpetró una serie de vulneraciones sexuales en contra de los jóvenes a quienes debía guiar a través de su movimiento Acción Católica. Sin embargo, dos años después, cuando Errázuriz ya conocía -según el mismo reconoció ante la ministra Jessica González- los testimonios de José Andrés Murillo (2003) y James Hamilton (2004)- y mientras la indagatoria estaba en curso, según establece la segunda carta que fuentes anónimas hicieron llegar a la defensa de las víctimas, el mismo Cardenal trató por escrito a Karadima de “hermano” y “amigo”. Además le aseguró que su dimisión cómo párroco de El Bosque “no es un castigo” y lo comparó con la Virgen María “que dejó Nazareth para ir donde su prima Isabel, que dejó Nazareth para dar a luz en Belén”. Asimismo, le aseguró que serían festejados sus 50 años de sacerdocio y le dio instrucciones para ocultar por qué era removido del cargo. “Está en sus manos que nadie considere injustamente que esto es un castigo. Basta con que usted mismo tome la iniciativa y me pida que le confíe pronto la parroquia al P. Juan Esteban. Entonces usted podrá decir a quien quiera escucharlo, más o menos lo siguiente: ‘En la diócesis se está introduciendo la costumbre de cambiar a los curas párrocos cada 10 ó 12 años. Yo llevo 22 años y ya cumplí mis 75 años de edad'”, consigna la carta que publica íntegramente The Clinic Online y que va en línea con lo que han acusado las víctimas de Karadima en cuanto a que las autoridades eclesiásticas de la época protegieron al abusador y no escucharon a las víctimas. El texto de Errázuriz es pródigo en alabanzas a Karadima. El obispo manifiesta en primer lugar su preocupación porque “usted estaba muy afligido por las consecuencias que podría tener el hecho de dejar próximamente la parroquia”. Luego ahonda en cuatro puntos: 1. Los 50 años de sacerdocio de Karadima: “Faltando más de dos años para ello, ciertamente los preparativos en la parroquia no pasan de ser por ahora un deseo y una hermosa idea. Cuando se acerque la fecha lo van a celebrar con mucha oración y gratitud, ya que será el gran aniversario, las bodas de oro, de su sacerdocio. Nadie va a quedar decepcionado por no haberlo celebrado debidamente”. 2. La situación de los jóvenes de El Bosque: “El gran número de sacerdotes que acuden a la parroquia, como también de jóvenes, sobre todo los miércoles, entre los cuales usted intuye que pueden haber 30 ó 40 posibles vocaciones al sacerdocio, es un gran motivo de alegría y no de aflicción (…) Esta atención no va sufrir en nada. Si no me equivoco, el P. Juan Esteban ayuda cada vez más en el discernimiento vocacional, apoyo que antes usted prestaba más solo”. 3. Destitución como Párroco: “Quiero alentarlo de corazón a dar un gran paso, un salto en la fe. Usted quiere ser santo, y así lo han hecho los santos. Le han agradecido a Dios todos los encargos recibidos y las seguridades que Él les otorgaba con sus amigos y sus trabajos, pero no han dudado en dejar en sus manos, con entera libertad, los cambios que su Obispo les pedía. De corazón lo animo a dar este salto en la fe, en la confianza, en la esperanza y en el amor. Usted comprobará cuánto crece su libertad interior y su abandono en las manos de Dios, como también su capacidad de orientar a otros sacerdotes diocesanos, cuando imite a la Virgen María que dejó Nazareth para ir donde su prima Isabel, que dejó Nazareth para dar a luz en Belén. Que dejó Israel para ir a Egipto, y que dejó la Tierra Prometida, cuando partió con Juan a otros lugares y llegar probablemente a Éfeso”. 4. El castigo: “Usted me manifestó, querido P. Fernando, que lo afligía también la posibilidad de que el traspaso de la responsabilidad sobre la parroquia al P. Juan Esteban Morales podudiera ser considerado como un castigo. No lo es; y todos comprobarán que no es un castigo. Si lo fuera, no seguiría trabajando en el mismo lugar como hasta ahora, ni junto a su más cercano colaborador. Pero está en sus manos que nadie considere injustamente que esto es un castigo. Basta con que usted mismo tome la iniciativa y me pida que le confíe pronto la parroquia al P. Juan Esteban. Entonces usted podrá decir a quien quiera escucharlo, más o menos lo siguiente: ‘En la diócesis se está introduciendo la costumbre de cambiar a los curas párrocos cada 10 ó 12 años. Yo llevo 22 años y ya cumplí mis 75 años de edad. Por eso le presenté mi renuncia al Sr. Arzobispo como lo pide el derecho canónico, y le pedí que nombrara pronto al P. Juan Esteban, que ya está preparado para conducir la parroquia. El Sr. Arzobispo me felicitó por el paso que daba, y el P. Juan Esteban asume durante el mes de septiembre'”. *The Clinic Online se contactó con el Arzobispado desde donde se informó que declinaban entregar una versión sobre este tema. Revisa las cartas de Errázuriz: http://issuu.com/ivonnetoro3/docs/cartas_564f774e1abf82 Revisa el proceso judicial: Denuncia Se interpuso la primera denuncia a través de un correo electrónico por parte de José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz. Agencia Uno. Murillo fue uno de los primeros en denunciar. https://cdn.knightlab.com/libs/timeline/latest/embed/index.html?source=104MYJzmEiYMXbV0yNE4zYj4yGV3KxBTAR45FESPH8lU&font=Bevan-PotanoSans&maptype=toner&lang=en&height=650 Fuente: http://www.theclinic.cl/2015/09/07/exclusivo-cartas-del-cardenal-errazuriz-revelarian-intentos-de-encubrimiento-de-la-iglesia-en-el-caso-karadima/
×