Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Editorial'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 11 results

  1. 04 Noviembre 2019 El deber de los demócratas es dialogar y llegar pronto a acuerdos concretos La crisis –si se prolonga- instala no solo el ethos del populismo sino también el de la especulación y la posibilidad de afiebradas soluciones autoritarias. Por ello parece casi absurda la lentitud política con que el gobierno ha actuado y todo lo que demoró para armar –por fin- un gabinete con una perspectiva de real interlocución política; aunque con un Presidente que parece no comprender que debe levantar una agenda de acciones concretas e inmediatas contundentes, tanto en lo social como en lo institucional, que satisfaga a los ciudadanos. Tanto o más incomprensible aparece que parte de la oposición se niega a dialogar de verdad con el Gobierno y proponga soluciones que sólo proyectan la crisis con cambios institucionales completos, inabarcables en el corto plazo: elecciones generales con renuncia o remoción del Presidente, o una asamblea constituyente, que no es respuesta a la crisis sino agitación de programas electorales que no triunfaron en las urnas. Todo indica que es imprescindible para Chile una nueva Constitución, pero con tiempos más largos y con responsabilidad, retomando el trabajo constitucional ya comenzado durante el último período presidencial de Michelle Bachelet, por las vías institucionales, plebiscito incluido. https://www.elmostrador.cl/destacado/2019/11/04/el-deber-de-los-democratas-es-dialogar-y-llegar-pronto-a-acuerdos-concretos/
  2. Libros en la infancia, una clave para formar futuros lectores En la Feria, en un panel integrado por Ingrid Beck, Laura Leibiker, Gonzalo Heredia, Paula Bombara, Antonio Santa Ana, Teresa Usandivaras y Natalia Blanc se habló sobre la importancia de la lectura en la temprana edad. Todos recordaron sus primeras lecturas No todo el mundo creció en una familia ilustrada con una gigantesca biblioteca en el living de donde poder sacar libros y llenar el aburrimiento infantil de buena literatura. Ejercitar la mente, sin la ayuda de figuras paternas o un Estado presente, no siempre es fácil. Muchos, por el motivo que fuere, han podido encontrarse con la lectura a partir de la adolescencia. Pensando en esta problemática, distintas personalidades se presentaron en la Feria del Libro con la propuesta Infancia en Deuda. ¿De qué se trataba? De hablar de esas lecturas que los marcaron al comienzo de su vida. No es sólo hablar de la literatura, sino también de tomar conciencia de la importancia del arte y la imaginación en la infancia y de cómo esos libros, de estar allí, listos para ser tomados por las pequeñas manos, podrían cambiar la vida de muchas personas. La editora Laura Leibiker, el actor Gonzalo Heredia, los escritores Paula Bombara y Antonio Santa Ana, la música Teresa Usandivaras y la periodista Natalia Blanc fueron quienes se encargaron de ponerle cuerpo a este asunto relatando sus experiencias personales. La periodista y escritora Ingrid Beck fue la encargada de oficiar como presentadora. La sala Javier Villafañe (Pabellón amarillo) estaba llena de espectadores inquietos. "Mi relación con la literatura de niño prácticamente no existió. En mi casa no estuvo presente la literatura y mi iniciación fue más de adolescente, por decisión propia. Hoy, como padre, trato de inculcarle a mi hijo la lectura de manera indirecta", confesó el actor Gonzalo Heredia que leyó, entre sus primeros libros, Nicoleta usa anteojos: "En su momento me sentí muy reflejado en ese cuento y creo que son justamente esas imágenes, que te atraviesan y te quedan para siempre, lo que hace tan trascendental a la lectura". Leibiker, directora de la editorial Norma, comentó que, "cuando hoy reviso esos libros que leí, me sorprende ver que muchos hoy son ilegibles y por eso creo que está buenísima la creación de nuevas producciones. Los chicos de hoy necesitan leer otras cosas". Por su parte, quien moderaba el encuentro, la periodista Natalia Blanc, sostuvo que "hay un libro para cada uno y es fundamental no sólo leer con ellos, sino también dar el ejemplo leyendo y hablando sobre libros; tomarse ese tiempo". Pero como les sucede a muchos, la imaginación, la inventiva y todo eso que suele generar la literatura ingresa por otro carril: la música por ejemplo. "Aprendí a leer escuchando las canciones de María Elena Walsh -comentó Paula Bombara-. Las infancias no son todas iguales, hay tantas infancias como personas y eso no lo tenemos que perder de vista nunca. Hoy nuestros hijos no leen de la misma manera que nosotros. Entonces, la literatura tiene que tener una línea directa a eso que compartimos todos, que es la emoción, el afecto, la pasión". Infancia en Deuda, más que una propuesta es una causa: la de concientizar sobre la importancia de la literatura en la temprana edad, como forma de estimular la imaginación de los más chicos y darles herramientas para enfrentar la vida adulta. Distintas organizaciones la integran: Asociación civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), el Colectivo de Derechos de Infancia y Adolescencia, la Asociación por los Derechos civiles (ADC), la Fundación Sur, Haciendo Camino y Aldeas Infantiles. Su único objetivo no es el de la mera concientización -que a veces suele perderse en el discurso-, sino también la práctica concreta: por eso buscan que se cumpla la Ley 26.061 promulgada en 2005 que, además de crear el cargo del Defensor del Niño, incluye la realización de una encuesta nacional nutricional para precisar un informe sobre la situación actual de la niñez. "Los libros sirven para generar una experiencia", comentó Blanc, autora de la sección Qué vas a leer con tu hijo esta noche, del diario La Nación, sobre el final de la charla. ¿Qué mejor, entonces, que los chicos adquieran experiencias valiosas desde pequeños? Al fin de cuentas, como decía Joseph Addison, la lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo.
  3. Editorial de Cambio21: Las altísimas utilidades de las empresas desmienten discurso empresarial Desde 2014, posterior a la aprobación de la Reforma Tributaria, hemos escuchado en todos los medios de comunicación –en especial aquellos que controla el empresariado- el discurso de que “la economía chilena se derrumbó”, “que las reformas afectaron el crecimiento”, “que hemos retrocedido mientras los demás siguen progresando” o sea –según empresariado y la derecha- el país se cayó, entró en crisis producto de las reformas, en especial la tributaria que elevó la carga impositiva y que según Banco Mundial es progresiva porque el 70% de lo recaudado lo paga el 1% más rico del país. Ese discurso catastrofista tuvo eco en diversos sectores de la sociedad, azuzado por consignas que ocultaban la realidad. Veamos la situación de las empresas, revisemos sus balances del año 2016 informado a la SVS y el panorama es distinto: los resultados de las grandes empresas que operan en el país durante el 2016 es que sus utilidades subieron un 37%. Esas rentabilidades del 2016 no tienen que ver con el discurso ideológico y campaña del terror de que la economía chilena se derrumbó producto de la agenda reformista de Bachelet. El sector del retail tuvo ganancias del 45% el 2016 producto del impacto de nuevas tiendas; el sector eléctrico tuvo utilidades del 8% superior al 2015. A nivel individual hay empresas que tuvieron buenas utilidades el 2016, como la Viñas Santa Rita y San Pedro (15% y 7% respectivamente);AFPs como Capital con 25% de utilidades. Las más de 500 grandes empresas del país que informaron a la SVS obtuvieron una rentabilidad del 37% el año pasado y según un diario económico que publicó esta información en las páginas interiores señaló que "las mayores ventas operacionales, las mejoras en la rentabilidad de los proyectos y la contención de costos fueron algunos de los factores que impulsaron este crecimiento de las utilidades". Adicionalmente la Bolsa de Comercio de Santiago en este primer trimestre 2017 tuvo la mayor ganancia de los últimos 18 años con un 15,2% de incremento de las acciones transadas. Lo que revela que nuestra economía tiene luces. Y también sombras -como el alto impacto en el IMACEC de la larga huelga en la empresa minera Escondida, revelando una vez más la alta y perversa cobre-dependencia. Claramente la realidad desmiente el discurso ideologizado del empresariado. La economía chilena no se ha derrumbado, ni hay debacle económica. Hay sectores que siguen produciendo, innovando y exportando; pero debemos asumir que las exportaciones requieren un nuevo impulso y la política pública debiera apoyar que se diversifique la canasta exportadora del país, tanto en materia de productos como también con nuevos mercados/destinos. El país debiera consensuar -Gobierno, privados, parlamentarios a lo menos- una agenda que mejore la competitividad de nuestras industrias exportadoras. Pero eso requiere interlocutores empresariales que abandonen el discurso catastrofista y del lloriqueo permanente producto de que las empresas deben pagar más impuestos. Esta aspiración -que prime un debate de futuro y se busque impulsar las exportaciones de manera consensuada- se ve compleja ya que los organismos empresariales están siendo "capturados" por ex ministros de Piñera (como la CPC con el ex canciller piñerista y "chico Penta", Alfredo Moreno, y se habla que en SOFOFA postularía otro ex ministro piñerista y militante UDI). Pareciera que el diseño de revertir las reformas sociales -como la tributaria y la gratuidad en educación superior- se busca construir desde el férreo control del poder empresarial y que quede subordinado al poder político derechista. El país está creciendo al 2%, como ocurre con todas las economías desarrolladas y esto esta originado en la caída de los precios de los commodities (cobre para Chile). Por tanto, volver a crecer no es hacer marcha atrás como propone Piñera sino asumir el desafío de diversificar la canasta exportadora con una matriz productiva interna con mayor variedad y sustentada en una nueva cultura empresarial que valore la Innovación, los nuevos emprendimientos y el desarrollo de las ciencias y la tecnología, lo que claramente no lo obtendremos con la actual cúpula empresarial marcada por la colusión y los abusos a los consumidores. http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20170407/pags/20170407154747.html
  4. 31 Marzo 2017 Fiscal Nacional dice que el Ministerio Público no está pauteado por los tiempos electorales Dura carta de Abbott contra editorial de El Mercurio por platas políticas: "Lo que su medio valora como malas prácticas son derechamente delitos" "La pretendida minimización de estas conductas es en sí un problema. ¿O acaso su diario estaría dispuesto también a llamar una 'mala práctica' a un robo por sorpresa, a un portonazo o a un robo violento?", pregunta. Este jueves, El Mercurio exigió -a través de su editorial- una evaluación de los recursos que ha destinado el Ministerio Público en los casos penales que causaron más revuelo en los últimos años: Penta, SQM, Corpesca y OAS. "Por una parte, es positivo que estas investigaciones hayan puesto sobre el tapete una serie de malas prácticas ampliamente extendidas en el financiamiento de la actividad política. Pero, por otro lado, parece discutible que todas o siquiera la mayoría de ellas sean constitutivas de delitos tributarios", señaló el matutino. "Una de las grandes interrogantes es si el combate de estas malas prácticas, que es la buena noticia, exigía la utilización del instrumento penal con todos los efectos negativos que ello tiene para los afectados por las investigaciones, sobre la imagen de la política y, de paso, también para el propio derecho penal, cuya fuerza se debilita cuando se persiguen hechos cuyo carácter delictivo es dudoso", agregó El Mercurio. El Fiscal Nacional Jorge Abbott contestó la arremetida mercurial a través de una carta, que fue publicada hoy por el mismo medio. "El editorial de ayer llama al Ministerio Público a poner "en perspectiva" lo que su medio califica como causas "políticas", a las que asigna la mera calidad de malas prácticas. Y en ese contexto apremia a la Fiscalía a justificar la "gran cantidad de recursos" humanos y financieros destinados a su persecución", comenzó el persecutor. Recalcando que "Lo que su medio valora como malas prácticas no son simples irregularidades, sino conductas derechamente constitutivas de delitos, conforme a la legislación penal vigente e investigadas como tales por el Ministerio Público". "La pretendida minimización de estas conductas es en sí un problema. ¿O acaso su diario estaría dispuesto también a llamar una "mala práctica" a un robo por sorpresa, a un portonazo o a un robo violento? Intuyo que no, así como creo que tampoco tendría dudas en llamar delincuente a quien comete el delito. Por el contrario, la calificación de malas prácticas no hace sino restar gravedad a los hechos investigados y, de alguna manera, parece exculpar a quienes incurrían en ellas, infringiendo la ley", prosiguió Abbott. Para el fiscal resulta igualmente curiosa la crítica respecto de la asignación de fiscales y funcionarios altamente calificados a la persecución de delitos especialmente complejos, como los investigados. Al respecto, señaló: "El combate eficiente a flagelos criminales de alto impacto en la estabilidad social, financiera y reputacional de nuestro país, como la corrupción, los delitos económicos o el lavado de dinero, requiere de los equipos más competentes. Lo contrario sería, justamente, un pésimo uso de nuestros recursos, lo que, sin duda, justificaría la exigencia de explicaciones". Sobre el uso de los recursos de la Fiscalía, Abbott invitó a El Mercurio a recurrir a los diversos informes mensuales que envía la Fiscalía a la Contraloría y a la Dirección de Presupuestos, además de la cuenta que recibe una vez al año el Congreso Nacional, como también a la Cuenta Pública Anual, que se presenta cada mes de abril. "Si las causas investigadas involucran o no delitos tributarios o de cohecho, lo que su medio cuestiona, haciendo eco de lo que han planteado los imputados, será evaluado por los Tribunales de Justicia sobre la base de las pruebas que ha recogido la Fiscalía", subrayó. "El llamado que hace su diario a mirar en perspectiva las causas políticas es confuso y no pone en foco que el Ministerio Público no es pauteado por los tiempos electorales. ¿Qué perspectiva se podría tener que no fuese la señalada por ley, en orden a investigar en profundidad y perseguir conductas que comprometen gravemente el funcionamiento del sistema político y su estabilidad y que afectan gravemente la fe pública? Cualquier otra "perspectiva" solo llevaría a un grave incumplimiento de nuestros deberes constitucionales y legales", concluyó Abbott. Al final de la misiva escrita por el Fiscal Nacional, El Mercurio contestó a través de una "nota a la redacción". "Ninguno de los editoriales publicados por "El Mercurio" referidos a las investigaciones penales sobre financiamiento irregular de la política ha negado que algunas de las conductas indagadas sean constitutivas de delitos. El editorial que motiva la carta del fiscal nacional sí constata que respecto de ciertos casos existe discusión jurídica acerca de su carácter delictivo y sobre la procedencia de su persecución penal -a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, respecto de un robo violento-, lo cual se manifiesta en que el mismo Servicio de Impuestos Internos generalmente no los denunciaba ni se querellaba por ellos con anterioridad. Asimismo, nuestro editorial valora la evaluación que la Fiscalía debe hacer comparando los resultados procesales que obtiene. Ello entrega al menos uno de los factores orientadores de su labor". "Así, por ejemplo, las querellas presentadas en 2015 contra directores y ejecutivos de diversas sociedades abiertas por los aportes electorales reservados dieron lugar a sendas investigaciones que se prolongaron durante más de un año, e incluyeron citaciones, oficios, informes, etcétera. Todas estas causas fueron sobreseídas, en algunos casos con costas, porque los hechos descritos en las querellas no eran constitutivos de delito". "Este balance orientador frente a la ciudadanía en nada menoscaba la plena autonomía de ese organismo para establecer sus prioridades y políticas de persecución". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/03/31/dura-carta-de-abbott-contra-editorial-de-el-mercurio-por-platas-politicas-lo-que-su-medio-valora-como-malas-practicas-son-derechamente-delitos/
  5. Editorial: La pequeñez derechista Chile un país azotado por diversas catástrofes y emergencias durante su vida que ha privilegiado un modo de enfrentarlas: es la hora de la unidad nacional y de la solidaridad con los afectados. Primero ayudemos a los afectados y después enfrentemos las responsabilidades institucionales y hagamos los aprendizajes para ir mejorando la gestión frente a las emergencias. La manera de enfrentar estas emergencias ya sea de desastres naturales o de acciones intencionales -como podrían ser algunos de estos incendios forestales- es con unidad nacional en torno al sistema de coordinación institucional que despliega los recursos del país para enfrentar estas situaciones; incluida la presencia del personal de las FFAA que han estado presentes -más de 4.000 efectivos- coordinados por los Comités Operativos regionales en los territorios afectados. Este modo de actuar generó en nuestra cultura esta idea extendida de que somos un país solidario; pero ahora producto de los incendios forestales y el año electoral hemos visto una actitud mezquina y odiosa de la derecha política que ha quebrado esta tradición nacional. Hemos visto como los líderes de la derecha, sus parlamentarios, presidentes de partidos derechistas -como el PRI- iniciaron una campaña de desinformación y de crítica mezquina a la gestión del gobierno buscando sacar ventajas políticas durante la emergencia; cuestión que definieron en su coordinación política semanal; incluso uno de sus parlamentarios pagó en facebook publicidad para reforzar esa mal intencionada campaña política; otros impulsaron campañas paralelas de municipios ricos -gobernados por los cheerleaders de Piñera- que distorsionaron el funcionamiento del sistema de protección civil para enfrentar las emergencias; todo este aprovechamiento político revela la pequeñez derechista. Estamos frente a una derecha que frente a cualquier evento busca sacar ventajas políticas, ya sea desinformando o generando temor y/o miedo en la población, como lo hicieron irresponsablemente ex autoridades militares -vía redes sociales- que imputaban estas acciones a grupos anárquicos extranjeros. Es una derecha que carece de sentido de unidad nacional, sólo busca desprestigiar al Gobierno por su impronta reformista y buscaba -la última semana- "tapar" que la presidenta de la UDI se coordinaba con empresarios de la industria de la pesca para legislar en su favor, revelando que dicha entidad política -la UDI- está y seguirá estando al servicio de los grupos empresariales. Chile requiere unidad nacional y solidaridad y la ciudadanía está respondiendo en esos códigos implementando y apoyando las acciones solidarias que desde la sociedad civil se están impulsando; pero también se requieren que las instituciones públicas del sistema de protección funcionen correctamente y claramente en el ámbito forestal se revelaron falencias para enfrentar estos fenómenos ligados al cambio climático. Lamentablemente estos episodios ligados al cambio climático requieren que los sectores productivos, las instituciones y la ciudadanía se adapten a las nuevas circunstancias que implica mayores temperaturas, escasez hídrica y en especial en el mundo forestal donde pareciera debatirse algo accidental como es si la Conaf es pública o privada, cuando en realidad el país debiera estar debatiendo temas como la relación superficies de forestación y ciudad, tipos de forestación, valor agregado de las exportaciones forestales, fomento pymes forestales etc. El cambio climático requiere adaptaciones institucionales y productivas que deben acelerarse. Pero la derecha sólo busca instalar el miedo y la demagogia en este nuevo Chile, no anhela un futuro diferente. Hace semanas quiso instalar la xenofobia buscando culpar a los migrantes por el aumento de la delincuencia -y sus voceros persisten en una mirada clasista y xenófoba ante el fenómeno de los migrantes-; ha culpado estos años del bajo crecimiento económico -2% de crecimiento PIB para el período- a la reforma tributaria que elevó el impuesto a las empresas como ocurre en los países OCDE y no asume que el país no crecerá si en el país predominan empresarios como los de ASIPES que sólo buscan corromper a los parlamentarios. Chile necesita empresarios que inviertan en innovación, en diversificar la matriz productiva exportadora y no que se dediquen a corromper a parlamentarios para que legislen "barreras de entrada a sus mercados". Chile requiere unidad y solidaridad; esa tarea deben asumirla quienes quieren construir un país más inclusivo, donde los más vulnerables sean la prioridad de las políticas públicas y eso no está ni estará en la derecha. http://www.cambio21.cl/cambio21/stat/movil/articulo.html?ts=20170203141909
  6. 30 Diciembre 2016 "Sentimos molestia cuando desde el exterior, con falsedades, se pretende desprestigiar", sostuvo Chadwick sale a responder duro editorial de La Nación de Argentina contra "piñericoimas" de Latam Respecto de la publicación del diario trasandino, que llevaba por título "Cielos sin ley ni transparencia", donde se cuestionaba al ex Presidente de la República por pagar coimas para entrar al mercado argentino, el ex ministro del Interior de Piñera contestó: "El caso ha sido investigado por la justicia de tres países y nunca, en ninguna circunstancia, se ha atribuido responsabilidad alguna". Una respuesta al editorial publicado el jueves 29 de diciembre en el diario La Nación de Argentina sobre el caso Latam, realizó el ex ministro del Interior y presidente de la Fundación Avanza Chile, Andrés Chadwick. "Extraño que se mencione con tanta liviandad a la figura del ex Presidente, en referencia a una investigación que ya tiene seis años de duración, que estaba cerrada desde 2012, sin ninguna asignación de responsabilidades, y que fue reabierta en Argentina solo por una denuncia sin fundamento alguno, malintencionada y falsa, interpuesta por una ciudadana venezolana que tenía como antecedente una anterior denuncia por la pérdida de pasajes y equipaje en un vuelo de dicha compañía", declaró el ex secretario de Estado. En esa línea, dijo que el caso ha sido "ampliamente investigado por la justicia norteamericana, no siendo en ningún momento requerido o mencionado el ex Mandatario chileno. Dicho caso, actualmente se encuentra cerrado". "Igualmente ha sido investigado en Chile por ya más de cinco años. Y al igual que todos los directores de la época de la compañía, el ex Mandatario fue requerido para declarar únicamente en calidad de testigo", acotó. El ex senador hizo hincapié en que el "caso ha sido investigado por la justicia de tres países y nunca, en ninguna circunstancia, se ha atribuido responsabilidad alguna al ex Presidente Piñera. Me veo en el deber de responder por el profundo respeto que tenemos los chilenos por la institución de la Presidencia de la República y la profunda molestia que sentimos cuando, desde el exterior y con falsedades, se pretende un desprestigio de ella". ¿Qué dice el editorial? El caso se remonta a comienzos de agosto, cuando la prensa argentina reveló la trama detrás del supuesto pago de poco más de un millón de dólares a los sindicatos de Latam en Argentina en el año 2006 Latam, apenas estalló el caso, precisó que el dinero corresponde a pagos a una consultora de Manuel Vázquez, quien sería el testaferro (una especie de palo blanco) del ex ministro de Transporte argentino, Ricardo Jaime, con destino final a sindicatos de Lan. Pero, de acuerdo al programa del periodista Jorge Lanata, en realidad se trataría de coimas al Gobierno destinadas a la promulgación de un decreto que abrió la puerta para que Lan operara en Argentina sin tener 50% de capitales locales. Así, según explicó en el programa el periodista Ernesto Tenenbaum, una investigación detallada permitiría llegar al vínculo entre Piñera y el ex Presidente de Argentina, el fallecido Néstor Kirchner. El editorial "Cielos sin ley ni transparencia", publicado el jueves 29 de diciembre, asegura que "el servicio de transporte aerocomercial en la Argentina se encuentra frente a un momento crítico. Tanto en lo que respecta a la conexión de nuestro país con el exterior como al servicio de transporte aéreo de cabotaje, la política aerocomercial es un eje estratégico del desarrollo. Su vinculación con el turismo, con el comercio, con la cultura, con el traslado continuo y ágil de hombres de negocios y, en general, con la conexión de nuestro extenso territorio y el mundo hace que las decisiones en la materia sean muy importantes para el progreso nacional". Al respecto, resalta que "se han dado en los últimos meses una serie de hechos que van en contra del respeto estricto de las normas aplicables, los que no pueden ser soslayados, ya que su rectificación hace a la seguridad jurídica de la República". El diario La Nación de Argentina, recalca: "En primer lugar, la noticia de que una de las empresas más importantes que continúan operando en nuestro país, Lan Argentina, hoy Latam, de capitales chilenos esencialmente, haya reconocido ante el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y la US Securities and Exchange Commission haber pagado coimas en la época de su ingreso en el mercado nacional. Tal reconocimiento trajo la lógica consecuencia de ser sancionada en aquel país: la empresa y hasta uno de sus ejecutivos y accionistas más importantes debieron pagar más de 21 millones de dólares como multa por tal inconducta". Y agrega: "El segundo hecho que llama la atención es que ninguna autoridad regulatoria argentina (Ministerio de Transporte, ANAC), ante tal reconocimiento de un delito, haya realizado ni instado ninguna investigación para determinar los hechos y aplicar las sanciones que correspondieran, tarea que sí iniciaron autoridades chilenas. En nuestro país, además de existir una investigación abierta en la Oficina Anticorrupción, un fiscal imputó al ex presidente chileno Sebastián Piñera, al ex ministro Julio De Vido y al ex secretario Ricardo Jaime por el pago de coimas por parte de LAN, denuncia que quedó radicada en el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral". "En tercer término, quizá lo más grave por las consecuencias futuras, es que sorprende que los vicios del caso LAN Argentina, es decir, el cohecho y los distintos negociados reconocidos por los empresarios chilenos, que motivaron un decreto de 2006 firmado por Néstor Kirchner, Alberto Fernández y De Vido, puedan ser utilizados por el gobierno actual como instrumento para permitir el acceso al mercado local de otras líneas aéreas extranjeras que ahora anuncian que muy pronto vendrían al país", afirma el editorial. "Lo más irónico es que la corrupción que se verificó en el caso LAN sea hoy la puerta de acceso que permitiría a Avianca compañía aérea colombiana que está gestionando las autorizaciones respectivas la compra de la empresa McAir, propiedad del padre del presidente Macri, para operar en el transporte aéreo interno de nuestro país. Todos estos hechos están demostrando que está sucediendo una cadena de errores graves que hacen imprescindible una rectificación por la salud de las instituciones", indica. El debate gira en torno a la entrada de Avianca al mercado aéreo trasandino, aerolínea que hizo negocios con el padre del presidente Mauricio Macri. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/12/30/chadwick-sale-a-responder-duro-editorial-de-la-nacion-de-argentina-contra-pinericoimas-de-latam/
  7. 27 Noviembre 2016 “Ceguera ideológica”: la editorial de Mónica Rincón por la muerte de Fidel Castro La periodista criticó que quienes fueron "incapaces de levantar la voz" contra Augusto Pinochet o "entusiastas partidarios" de la dictadura militar, "hoy sí crítican a Fidel Castro". La muerte de Fidel Castro fue el tema central de la editorial que Mónica Rincón realizó la noche de este sábado en CNN Prime de CNN Chile. La periodista sostuvo que “como tantas veces antes, vemos que frente a figuras con una carga ideológica tan definida es la cercanía o la lejanía de su postura, la que marca la evaluación que otros tienen: ceguera ideológica”. Porque quienes fueron “incapaces de levantar la voz” contra Augusto Pinochet o “entusiastas partidarios” de la dictadura militar, “hoy sí crítican a Fidel Castro”. “Desde la vereda de en frente, quienes con razón sostuvieron que los avances económicos de Pinochet no podían justificar la dictadura, ni matizar su condena, ahora argumentan que Castro llevó la salud y la educación a niveles ejemplares y que esos también son derechos humanos que el capitalismo no respeta“, agregó. En esa misma línea, añadió que “siempre es así. Unos no vieron los crímenes de la Alemania Oriental, otros envían saludos a Corea del Norte por la muerte de Kim Jon-Il”, además de quienes reciben la visita del líder de China. Fuente: http://www.eldinamo.cl/tech/2016/11/27/monica-rincon-editorial-cnn-chile-fidel-castro/
  8. 22 Septiembre 2016 Editorial: Shirley, la guerrillera de las FARC El lunes 26 de septiembre, tras 52 años en guerra, casi 250.000 muertos, 49.000 desaparecidos y 7.000.000 de desplazados, el presidente de Colombia Juan Manuel Santos firmará la paz en Cartagena de Indias con Timoleón Jiménez, “Timochenko”, máxima autoridad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Una semana después, el domingo 2 de octubre, este acuerdo deberá ser ratificado por los colombianos en un plebiscito que, todo indica, ha ido ganando el afecto de las mayorías. Describir las atrocidades que se han vivido a lo largo de este conflicto costaría barriles de tinta y de lágrimas. Antes de juzgar “a mata caballos”, conviene entender que no todos los protagonistas de este conflicto son monstruos. Esta conversación aconteció en el campamento guerrillero José María Carbonell a comienzos de julio. Shirley debe medir menos de 1,60 m., tiene los ojos oscuros y se amarra un mechón de pelo negro que salta hacia arriba de su cabeza. Capturó de inmediato mi atención cuando a la 5:15 am del día siguiente a nuestra llegada me acerqué a ver los ejercicios del pelotón. Fue la primera vez que vi a la tropa reunida. Ese moño enchuecaba su gorro de tal manera que, de uniforme completo y con su arma recortada subiendo y bajando según el jefe Schneider ordenara a la compañía, le daba un toque de gracia. Marcaba su personalidad. No era la desordenada del grupo: mientras estaba en formación, por más que buscara su mirada la mantenía atenta y marcial. En los días sucesivos intenté repetidas veces sacarle un guiño de complicidad en medio de los entrenamientos, pero jamás conseguí distraerla. La primera mañana, después de los ejercicios, nos sentamos juntos en el búnker, y mientras los profesores hablaban de la realidad según Marx (“Los hechos son incorruptibles”, decían que decía), ella me preguntaba si tenía miedo. Le dije que “No, ¿y tú?”. Sonrió. Los demás seguían atentos la clase mientras nosotros cuchicheábamos. Cuando pusieron un video de la ceremonia realizada en La Habana el 23 de junio, en la que el presidente Santos y Timochenko se comprometían al cese al fuego bilateral, le conté que yo había estado en Cuba con Timo y con los comandantes Pastor Alape e Iván Márquez, en una jornada larguísima donde nos tomamos “hasta el agua de los floreros”. Cogió mi libreta y escribió lo siguiente: “Hermanos chilenos, saludos con honor desde las montañas de la revolución”. Entonces acerqué su cuaderno y contesté: “En la guerra con dolor y en la paz con regocijo, si estos profes no se callan, yo me voy del escondrijo”. El mensaje le pareció tan gracioso y atrevido que se cubrió la cara con las manos para ocultar una risa nerviosa y cómplice. No cundía el humor en ese sitio. Los jóvenes que estaban ahí no se permitían la duda que siempre lo sustenta, y Shirley, al experimentarlo, vivía un placer culpable. Shirley “Churri” tiene 26 años e ingresó a los trece a la guerrilla, poco después de que Álvaro Uribe asumiera la presidencia de Colombia y el ejército entrara en su pueblo. “La cosa se calentó tanto que había enfrentamientos armados incluso adentro de la escuela”, me dijo más tarde. La suya, como la de todos con quienes conversé, fue una niñez plagada de miserias. Muchos coincidían en que de no haber entrado a las Farc, hubieran terminado en el ejército, con los paras o los narcos. “Tenía cuatro años cuando mis papás cayeron presos en Bogotá por tráfico de drogas. A mi mamá la soltaron un año después que a él, y ese mismo día que fuimos a buscarla a Facatativá, en Cundinamarca, murió mi papá. Nunca se me olvida ese día. Yo creo que él lo tenía planeado de antes, algo había sucedido entre ellos. Llegamos y los dos estuvieron hablando un buen rato. Parece que ahí mi mamá le dejó claro que no quería seguir con él, de modo que se envenenó”. Su familia paterna culpó a su madre del suicidio y, en venganza, no le permitieron llevarse a Shirley. Hasta los siete años vivió con su abuela y unos tíos, y la vieja le pegaba tanto que se escapó en una canoa por el río Guaviare hasta llegar a Villeta, donde volvió a reunirse con su mamá. Ahí conoció a sus cuatro hermanos y volvió a la escuela, “y todo fue color de rosas hasta que a mi mamá la echaron de la heladería (fuente de soda) y se enfermó”. Entonces volvieron a hacerse cargo de ella y de sus hermanos los mismos tíos de antes, pero eso no duró mucho “porque la mayoría de mis tíos tenían orden de captura. Corríamos riesgos. Eran todos mafiosos (narcos) en mi familia y nos mandaron al campo cuando supieron que iban a entrar los paramilitares”. Shirley tenía once años cuando volvió a huir en busca de su madre. Esta vez la siguieron sus hermanos, pero al llegar al pueblo lo halló todo cerrado y destruido como después de una estampida de elefantes: la heladería, el pool y la casa en que habían vivido ya no eran los mismos. “Entonces comenzamos a buscarla y nos dijeron que la habían tenido que sacar del pueblo, de manera que nos quedamos solitos en Calamar, que parecía un pueblo fantasma. A finales del año ella volvió. Como ahora no tenía trabajo debía levantarse temprano a vender buñuelos y pericos (café con leche) para darnos de comer. A mi hermana grande –ella tenía 16 y yo 12– le gustaba el baile y el alcohol, así que no era mucho lo que ayudaba. Se lo gastaba todo con los hombres. Intenté trabajar, pero nadie quería contratar a una niña tan chica. Entonces me fui a un sitio que se llama Argelia, y pedí ingreso en la guerrilla”. Recién había cumplido los 13 años. “Ideas políticas en sí, no tenía. Fue la única posibilidad que se me ocurrió. No le conté a nadie de mi familia. No me despedí de ninguno. A mí mamá le dejé una nota donde le decía que no quería más esa vida, y que iba a buscármelas sola. Le escribí algo de los colores: ‘me voy tras el color verde, que es el color de la esperanza’, algo así fue que le escribí. Ese mismo día ella llegó a buscarme, pero me escondí. Mis tíos, para convencerme, me ofrecieron educación y hasta armas si lo que quería eran armas. Pero les respondí que no con tanta fuerza que lo comprendieron. ‘Entonces échale pa delante’, me dijeron, y nos despedimos para siempre”. Todo esto me lo contaba Shirley en voz baja, como se les habla a los sicólogos, a los sacerdotes o a los pretendientes, los dos solos en una mesa de palos en medio del bosque, mientras el resto de los guerrilleros almorzaban unas cazuelas en platos hondos de aluminio y con las armas apoyadas en los árboles vecinos. “Yo era tan pequeña que no había uniformes para mi tamaño –retomó riendo–. Me pasaron un bucito y unas botas y me mandaron a la escuela del campamento, donde a una le enseñan las normas, el régimen disciplinario por el que se rigen las Farc y cómo parar guardia, los giros en formación, sacar consignas, todo eso. Antes de enseñarle a disparar a uno lo forman. Me trataron siempre bien. Era una vida mucho mejor que la de donde yo venía. Mi mamá, cuando me fue a buscar, me dijo que volviera con la familia y yo le contesté que mi familia estaba acá”. En eso se puso a llover muy fuerte. “Tu historia es tan triste –le confesé– que me dan ganas de abrazarte”. Había pasado 13 años de su vida combatiendo a tiros, pero ahí se veía como una niña, harto menor que los 26 años que ya tiene. Me dijo: “eso hacía mi novio cuando le contaba mi historia, pero mejor no hablemos de él”, e indicó con el codo una mesa que estaba cerca del horno, donde él almorzaba con su nueva pareja. Poco antes me había mostrado un cuaderno maltratado en el que escribía pensamientos románticos que luego envolvía en el dibujo de una nube. “Hay palabras que duelen dependiendo de quién vengan. Chao amor”, fue el primero que me permitió leer. “Las huellas bien puestas, jamás se borran”, decía otro, y cuando leí en voz alta: “No quiero ser más tu marioneta. Prefiero ser una persona normal. No sentir nada por nadie jamás”, la Churri me quitó el cuaderno de las manos. “Me da vergüenza”, alegó. Aún tiene colgando de una cadena la medalla de lata con las iniciales de los dos. “Cuatro meses después salí a un enfrentamiento. La primera arma que me pasaron fue una MP5 de 9mm, livianita, como una mini UZI. Yo estaba en una unidad de orden público, que son las encargadas de enfrentar al enemigo, y como se planteó la necesidad, pues fui. Todavía no cumplía 14. Es difícil describir lo que se siente la primera vez. Era como si no tuviera nada en la barriga. Estás en el medio del susto y viene ese vacío en la barriga. Uno hace lo que dice el mando. Si es vamos, vamos. Y partimos a la emboscada. Ahí murieron dos compañeros. A mí me decían ‘queme para allá’ y yo disparaba. No es un susto que dé ganas de escapar, sino eso otro, el vacío en la barriga. Ese primer enfrentamiento no se olvida jamás”. Hubo un par de años que Shirley los pasó sin combatir, dedicada al estudio del marxismo, cartografía, primeros auxilios y manipulación de explosivos. No lleva la cuenta de cuántos cientos de kilómetros ha recorrido caminando –“regiones enteras, pues”– ni de la cantidad de campamentos en que ha dormido. Nunca salió, eso sí, del Bloque Oriental. Hace 13 años que no pone los pies en una ciudad, que no interactúa con gente común y corriente, que se acuesta y levanta combatiendo por una Revolución que parece dormir en la literatura y con la cual los miembros de su generación jamás se topan al interior de sus teléfonos celulares. Ahí no se drogan ni emborrachan. Los comandantes toman whisky, y a veces algo la tropa, pero nada parecido a lo que se bebe en cualquier fiesta de Occidente. Deben ser los únicos colombianos que no bailan. Celebran recitando, brindando y cantando himnos socialistas el 27 de mayo, día del aniversario de las Farc, el 8 de octubre, día del Guerrillero Heroico en que conmemoran la última batalla del Che Guevara, y el 8 de marzo, día de la mujer. Es cierto que ninguna de ellas forma parte del Secretariado o comandancia, pero en la vida del campamento cumplen un rol protagónico. “Los explosivos se usan principalmente para causar sicología en el enemigo –continuó Shirley–. Las minas antipersonales no es que maten, pero quitan pies. Yo he colocado muchas minas. Y eso, claro, es algo de cuidado, porque cualquier falla queda en la historia. Tampoco es que dé orgullo ser explosivista. Nadie se siente contento de tumbarle los pies a un soldado, pero es la manera de evitar que se metan en las áreas nuestras. No hay otra. Así como ellos utilizan los borbandeos, nosotros necesitamos recurrir a esto. Son muchas las áreas con minas y parte del trabajo de paz será desminarlas”. ¿Y hay algo de lo que has visto o hecho durante todo este tiempo que no te haya gustado?, le pregunto. “Cosas que tuvieron que ver con la población civil. Cometimos fallas. No me gusta que nos ayuden sólo esperando algo a cambio, plata o lo que sea. No es que uno diga ‘no’, pero cuando todo es por un interés… Eso es fatal, porque el día que uno no tenga nada para ofrecerles, ¿se acaba la masa, entonces?”. ¿Y lo más triste que te ha tocado vivir? “El borbandeo en la travesía del 7mo al 27, donde murieron 36 camaradas. No me la podía creer. Íbamos todas las compañías de marcha. Fue un estruendo del berraco. Si el borbandeo es cerca toca quedarse quietico, porque caen las bengalas y ahí te ven los soldados que desembarcan. Los que murieron eran ‘cursantes’, venían entrando, y yo los conocía a todos. No pudimos rescatar los cuerpos. En el camino encontramos heridos, eso sí. Tipos con las piernas todas rajadas. Con los muslos descolgados”. Asegura que no le gustaría casarse, porque “casarse no es la palabra adecuada para estar al lado de la persona que uno quiere”. Está segura, sin embargo, de que si encuentra a alguien para compartir su vida, será de la organización. “No puedo imaginarme que no tenga convicciones revolucionarias. Tiene que ser un comunista. No me puedo imaginar emparejada con un borrachín después de tanto tiempo dedicada a esto. No funcionaría con un man del cine, por ejemplo, que le gusten los lujos y las joyas. Querría decir que boté mi aprendizaje a la basura. ¿Tener hijos? Todavía no”. –¿Valió la pena esta guerra, Shirley? –No se puede decir que haya valido la pena la guerra, porque querría decir que me gusta. Se dio y la enfrentamos, y sobrevivimos a ella. Y la sociedad no es mejor todavía, pero va a serlo. No hemos sido derrotados. Hemos estado en guerra porque no nos han dejado hacer política, porque no nos han querido escuchar. Y ahora, aunque entre dientes, están escuchando más. Quizás igualdad no puede haber, pero un equilibrio mejor, sí. *** (El sábado recién pasado –17 de septiembre– comenzó la X Conferencia Nacional de las FARC-EP en los Llanos del Yarí. Alrededor de 200 delegados de la guerrilla y más de 350 medios de comunicación acreditados están participando de ella. Lo que se vive allí es un ánimo festivalero que ha llevado a algunos periodistas a bautizar el evento como el Woodstock de las Farc. Se baila, se bebe, se festeja. Shirley ha sido elegida para formar parte de un coro que por estos días ensaya con esmero. El 26 de septiembre, cuando se firme la paz en Cartagena de Indias, estas guerrilleras cantarán para Colombia, para América Latina y para el mundo entero Himno de la Alegría). Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/09/22/554825/
  9. Patricio Fernandez 15 Septiembre 2016 Editorial: La autoridad está perdida No es lo mismo el respeto a la autoridad que el sometimiento: sin lo primero no se puede vivir en comunidad, mientras que lo segundo ofende la dignidad humana. El corte, sin embargo, es complejo. Puede, por ejemplo, que el límite fijado por cierto grupo no coincida con el que les parecería aceptable a algunos de sus miembros: que bajo el argumento de la civilidad, algunos vean opresión. Cuando las decisiones de todos las toman muy pocos y sin consultar, hasta las soluciones cuerdas resultan inaceptables. Pero al mismo tiempo es evidente que no todo lo pueden decidir todos. Para evitar accidentes, aceptamos suspender toda deliberación frente a un semáforo en rojo. No es difícil constatar que vivimos una crisis del concepto de autoridad. A mí me ha costado largas conversaciones con mis hijos quinceañeros (14 y 16) explicarles que una decisión paterna no pesa lo mismo que una de las suyas, y que esto no significa que ellos valgan menos. Le he dedicado horas al asunto, pero no entienden, no están de acuerdo, y para dejárselos en claro, cambio mi tono de voz y ordeno. Aseguran que yo me convierto en un dictador macabro, pero ni aún así me hacen caso. Mientras grito, mi hija se lleva el dedo a la sien y lo gira como un destornillador. Una vez, terminada mi rabieta, preguntó: “¿Más tranquilo, loquito?”. Cuando vi la imagen de esa niña mirando fijamente a los ojos de un carabinero de las fuerzas especiales, a pocos centímetros de su máscara de combate, pensé en ella. Esa foto de Carlos Vera ha dado la vuelta al mundo como testimonio de la fuerza contestataria de nuestra juventud. Lo que se olvida es que no estamos en medio de una tiranía. No al menos de esas que hemos conocido, donde los generales y los ricachones hacen impunemente lo que quieren. Hoy son ellos quienes están bajo la lupa, y otros los que apuntan con el dedo. Insultar a una autoridad ya no aísla, como cuando nació este pasquín, sino que da popularidad. Vean qué pasa en las redes sociales si le dan la razón a un paco en vez de aplaudir al que le pega una pedrada. Los estudiantes están entrando a patadas y garabatos en la oficina del señor rector, con una prepotencia de la que el rector adolece. He escuchado a profesores de escuela y universidad, de clase alta, media y baja, que lloran de impotencia. Les hacen bullying. Es cierto que es tarea del maestro ganarse la atención de sus aprendices –“quien de verdad sabe de qué habla, no necesita levantar la voz”, decía Leonardo–, pero si los alumnos no quieren aprender, si creen que lo saben todo, si escuchar es una vejación y apreciar es una deshonra… “¡¿Acaso me querís decir que ese viejo culiao cacha más que yo, conchetumadre?!”. No es lo mismo el respeto a la autoridad que el sometimiento: sin lo primero no se puede vivir en comunidad, mientras que lo segundo ofende la dignidad humana. El corte, sin embargo, es complejo. Puede, por ejemplo, que el límite fijado por cierto grupo no coincida con el que les parecería aceptable a algunos de sus miembros: que bajo el argumento de la civilidad, algunos vean opresión. Cuando las decisiones de todos las toman muy pocos y sin consultar, hasta las soluciones cuerdas resultan inaceptables. Pero al mismo tiempo es evidente que no todo lo pueden decidir todos. Para evitar accidentes, aceptamos suspender toda deliberación frente a un semáforo en rojo. “En una sociedad, hasta las tareas más simples requieren que alguien influya sobre las conductas o el pensamiento de otros”, respondió a The Clinic la socióloga Kathya Araujo, autora del libro “El miedo a los subordinados”, a propósito de la dificultad que estamos teniendo en Chile para manejar el tema de las jerarquías. Hace un par de días, apareció otra fotografía de la misma adolescente en la conmemoración del 11 de septiembre, pero esta vez, en lugar de mirar fijamente al uniformado, aparecía empujándole la cara con los dedos del medio levantados. No era el policía el agresor. El carabinero antimotines, seguramente, estaba más asustado que ella. Una digresión final: cierto fenómeno nuevo está aconteciendo también en los medios de comunicación. Ya van dos rebeliones de periodistas en contra de los dueños del medio: los de Chilevisión que protestaron en pantalla contra la expulsión de su jefe de prensa, y ahora los de La Tercera para reclamar contra el inserto en homenaje a los héroes fascistas de la dictadura. (¿Corresponde publicar cualquier cosa que se pague como inserto o el periódico debe discernir, el de derecha con mentalidad de derecha, el cristiano según su religión y el de izquierda en consecuencia con su ideología? La pregunta es incómoda.) En ambos casos comparto la causa de los sublevados, pero convengamos que se trata de fenómenos inéditos en el habitual sistema de patronaje chileno. ¿Quién decide en una empresa? A mí, el problema me entusiasma y las respuestas fanáticas me asustan. Para aquellos que habitan el territorio de la convicción, cualquier matiz ofende y enfurece. No será tarea fácil para el progresismo nacional establecer los límites de la democracia a la que aspira. Sin esos límites, siempre se impone el más fuerte. El que grita más alto. Aquel que se siente por sobre la ley, y mejor que ella. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/09/14/editorial-la-autoridad-esta-perdida/
  10. 05 Agosto 2016 Beatriz Sánchez dedica duro editorial a José Piñera: “Es muy violento cuando un hombre desconoce a un dictador” “Es muy violento un hombre que parece que vive en una burbuja y que claramente no sabe nada de lo que pasa en Chile (…) Es muy violento un hombre que dice todo el rato que la gente no entiende, que la gente no sabe, que él tiene que explicarle, que los periodistas no saben, que hay una manipulación de los medios, que todos no saben, que solo él sabe, y finalmente habla de amistad cívica, de diálogo cívico”, dijo la comunicadora en radio La Clave. “Se puede tomar en serio a un hombre como José Piñera, es lo que me daba vueltas ayer por la cabeza”, comenta la periodista Beatriz Sánchez en su editorial de este jueves en radio La Clave, y luego de que el exministro defendiera el modelo de las AFP en Mega y TVN. “Yo creo que hay que tomarlo muy en serio porque es un discurso muy violento, quizá si no fuera tan violento no lo tomaríamos en serio. Es muy violento cuando un hombre desconoce a un dictador e insiste en llamarle presidente Pinochet y que hay que tratarlo con respeto. Es violento que lo diga así”, opina la comunicadora, quien luego insiste en que “también es muy violento que está tan enamorado de lo que hizo, que al sistema de AFP le llama Mercedes Benz”. En el mismo tono, Sánchez prorrumpe con que “es muy violento un hombre que viene a defender un sistema, no entrega ningún argumento y no responde ninguna pregunta. Si no fuera tan violento, uno realmente no lo tomaría en cuenta”. “Pero esa es de la violencia que estamos hablando, es muy agresivo que alguien que fue ideólogo de un sistema, insiste en que salvó a siete millones de chilenos de la pobreza”, agrega. También añade que de lo expuesto por Piñera, “es muy violento cuando mostraba una y otra vez un gráfico, que parecía un cohete espacial, como estaba creciendo Chile”. “Es muy violento un hombre que parece que vive en una burbuja y que claramente no sabe nada de lo que pasa en Chile (…) Es muy violento un hombre que dice todo el rato que la gente no entiende, que la gente no sabe, que él tiene que explicarle, que los periodistas no saben, que hay una manipulación de los medios, que todos no saben, que solo él sabe, y finalmente habla de amistad cívica, de diálogo cívico”. Para Sánchez, “José Piñera dejó claro que vive en un realidad paralela, que es un hombre que está acostumbrado a hacer las cosas en dictadura, que no lo importa que salgan 750 mil o un millón de personas a la calle”. “Y tampoco escuchamos sus propuestas para mejorar el Mercedes Benz que dice que es el sistema de AFP. Ese es el hombre que en dictadura instauró un sistema económico en el que todos nos volvimos clientes y el que tiene más lucas se salva, y el que tiene menos, no”, cierra la periodista. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/08/04/547591/
  11. 3 de junio, 2016 Dura editorial de Qué Pasa: seguiremos trabajando para que la Presidenta se entere por la prensa La revista publicó en su edición de hoy una nota que relata cómo sucedieron los hechos que gatillaron la molestia de la Presidenta dado que, a su juicio, se dañaba su honra. Lejos de entender la decisión de la Mandataria, el medio advierte las inconsistencias de la acción penal, así como el efecto de cortar la libertad de expresión. “Nuestro compromiso es que todo el país, incluida la presidenta, se siga enterando de los asuntos importantes por la prensa”. Con esa frase finaliza la nota redactada en Qué Pasa para referirse a la querella por injurias que presentó la Presidenta Bachelet contra ese mismo medio. Las palabras escogidas hicieron clara referencia a cómo la Presidenta dijo que se enteró de los negocios que tenía su hijo junto a su nuera en el denominado caso Caval; por la prensa.De eso ha pasado más de un año y desde entonces Bachelet dejó de contar con la aprobación ciudadana que gozaba en un inicio. La polémica escaló luego que el jueves pasado la revista publicara una transcripción de uno de los imputados de Caval, el operador Juan Díaz, quien la vinculaba directamente con la investigación mediante una llamada telefónica. A raíz de ello, la revista hace un mea culpa diciendo que ello no cumplía con sus estándares editoriales y pide disculpas a los lectores y a las personas que se mencionaban en acusaciones graves. Sin embargo, lejos de entender la decisión de la Mandataria, el medio advierte las inconsistencias de la acción penal contra cuatro de sus periodistas. "Resulta, por decir lo menos, curioso, dado que el anuncio de posibles acciones judiciales fue anunciado por la presidenta el jueves 26, y considerando además que el abogado Hermosilla alude a ‘los periodistas que firman la nota’, siendo que las notas en esta sección no llevan firmas y que la edición en papel no estaba en la calle”, explica. Bachelet se querelló como ciudadana, pero aún así fue anunciado por el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, fija su domicilio en La Moneda y presenta como testigos a funcionarios de Gobierno para su defensa. Como muchos periodistas que han hablado del tema, la revista advierte que el calidad de ciudadana no se puede separar de su calidad de Jefa de Estado. Ahí radica, advierten, la presión que coartaría la libertad de expresión. La revista indica: “En Qué Pasa nos preocupa el efecto amedrantador que la acción judicial y las acusaciones públicas vertidas en contra del medio potencialmente puedas tener contra nuestras periodistas y contra los otros medios del país”. “Lamentamos que la presidenta se haya inscrito en la historia como la primera gobernante en querellarse contra un medio de comunicación y contra periodistas desde el retorno de la democracia”, dice el medio. Fuente: http://www.eldinamo.cl/nacional/2016/06/03/dura-editorial-que-pasa-seguiremos-trabajando-para-que-presidenta-se-entere-por-la-prensa/?rel=sociales
×