Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Democracia'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 14 results

  1. 06 Agosto 2019 La Conferencia sobre la Democracia en Venezuela culminó con un consenso sobre la presión diplomática contra el régimen chavista: "Los resultados son alentadores" El encuentro, con 60 delegaciones, reflejó un choque de opiniones con respecto al proceso de diálogo que llevan adelante los representantes de Nicolás Maduro y Juan Guaidó. El mensaje de clausura del canciller peruano apuntó a "una clara coincidencia en el sentido de urgencia para resolver la crisis" Luego de un encuentro que agrupó a más de 50 países que reconocen a Juan Guaidó como presidente interino, inició la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, organizada por el Grupo de Lima con un claro llamado a la acción regional y global para atender la crisis en el país sudamericano, y celebrada horas después del anuncio de un bloqueo total de los bienes estatales venezolanos en Estados Unidos. "Aspiramos a que la reunión sea un hito para que la comunidad internacional dé un salto de acción, con esfuerzos que no están exentos de riesgos", declaró Néstor Popolizio, canciller peruano, en la apertura del encuentro, que reúne a decenas de delegaciones de países y organismos internacionales. No obstante, a última hora, México y Uruguay, países que reconocen a Nicolás Maduro, cancelaron su participación. Así, compartieron la postura de países como Rusia, China, Irán, Cuba o Turquía de no participar en la Conferencia. "La decisión es de cada país, ello no resta importancia a la reunión", indicó Popolizio. Cancilleres y embajadores participantes del plenario Con respecto al foro matutino, se unieron representantes de gobiernos cuyas autoridades todavía reconocen a Nicolás Maduro como presidente, por lo que el debate podría empujar a estos gobiernos a tomar posiciones más condenatorias. Sin embargo, la realización de la primera parte y el anuncio del bloqueo incomodó a países que terminaron cancelando su participación. La organización, que envió invitaciones a más de 100 países, había optado por descartar la presencia de delegados del régimen chavista y de la oposición, para no "polarizar" las discusiones. Ya sobre el cierre de la jornada, Popolizio aseguró que los resultados de la Conferencia "son alentadores" y adelantó: "Vamos a continuar en esta presión internacional". "Es momento de decisiones, su decisión es urgente e impostergable. La indiferencia de la comunidad internacional no es una opción cuando es el propio pueblo venezolano el que reclama la solidaridad de nuestros países", añadió Popolizio. Por su parte, el canciller argentino, Jorge Faurie, coincidió con la postura peruana y alertó que esta crisis "tiene implicancias para la paz, la seguridad y la estabilidad de la región e implicancias de repercusión global". También, subrayó que "no se trata de una disyuntiva entre capitalismo y libre mercado", sino "una discusión entre dictadura y democracia". El ministro argentino también hizo un fuerte llamamiento para que no se permita que Venezuela ocupe en octubre una banca en el Consejo de Derechos Humanos, puesto al que se accede con una votación en la Asamblea General de la ONU. La exposición estadounidense estuvo a cargo del secretario de Comercio, Wilbur Ross, quien explicó los planes económicos de la Casa Blanca para "el día después" de una eventual caída del chavismo, apuntando a una reconstrucción del mercado doméstico con asistencia internacional. Wilbur Ross y John Bolton, altos funcionarios estadounidenses presentes en la cumbre El mensaje de apertura hizo hincapié en la necesidad de considerar a nuevas elecciones "libres y transparentes" como punto de partida de "cualquier solución posible". En ese sentido, en la víspera, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, indicó que Estados Unidos no apoyaría un proceso electoral que todavía sea controlado por las autoridades chavistas, ya que considera que carecería de legitimidad. "El tiempo para dialogar terminó. Es tiempo de la acción", agregó este martes en su presentación. Por ello, el jefe de la diplomacia peruana reiteró el llamado a una mayor presión: "Apelamos a que la comunidad internacional impulse colectiva y decididamente un entorno que facilite una pronta solución política en Venezuela, así como la reconstrucción de la economía, bajo el amparo de su Constitución y los principios del derecho internacional. Su presencia en esta conferencia es una expresión que respalda este llamado". Sin embargo, también indicó que no todos los países comparten la misma postura. En referencia al rechazo expresado por Estados Unidos al proceso de diálogo en Barbados, conversaciones que Perú sí apoya, el canciller indicó: "No todos los países tienen la misma postura acerca de los diálogos. Tenemos expectativas, pero son con escepticismo y para que no se produzca una especulación". MÁS SOBRE ESTE TEMA: John Bolton, sobre el bloqueo contra el chavismo: "Funcionó en Panamá, en Nicaragua y funcionará en Venezuela y Cuba" Qué países integran junto a Venezuela el "club de los 5" con peores sanciones de Estados Unidos Fuente: https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/08/06/peru-inauguro-la-conferencia-sobre-la-democracia-en-venezuela-es-momento-de-decisiones-es-urgente-e-impostergable/
  2. 21 Mayo 2018 Contraloría en la polémica: Las crisis que enfrentaron al organismo con los gobiernos desde el retorno a la democracia Pese a que desde Chile Vamos han cuestionado el rol protagónico que ha adoptado en las últimas semanas, el control que ha ejercido el organismo siempre ha sido incómodo para el sector político que ha estado en el poder. La institución tuvo que esperar casi quince años para ser modernizada y recibir nuevas atribuciones fiscalizadoras. Han sido días movidos para la Contraloría General de la República (CGR), luego de que la oposición decidiera recurrir a ella en numerosas ocasiones para objetar decisiones adoptadas por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera. La solicitud de ilegalidad del reglamento de objeción de conciencia de la ley de aborto y la nominación de Pablo Piñera como embajador en Argentina, la cual no alcanzó a revisar, son algunos de los casos que ha tenido que abordar la entidad fiscalizadora. La ofensiva ha sido cuestionada por el oficialismo, quienes hicieron un llamado al bloque compuesto por la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio a ejercer una oposición constructiva y no "vivir en la Contraloría". Sin embargo, el reclamo de Chile Vamos no es algo nuevo: Desde el retorno de la democracia en 1990, el control que ha ejercido el organismo siempre ha generado roces con quienes detentan el poder del Ejecutivo. Ello, pese a que la institución no siempre ha contado con todas las herramientas para hacer bien su trabajo. De hecho, recién en 2007 se comenzó a modernizar la institución, lo cual redundó en una mejor fiscalización de la gestión gubernamental. Gasto público y primeros casos de corrupción Durante el gobierno de Patricio Aylwin hubo varias situaciones complejas que tuvo que abordar el contralor de esa época Osvaldo Iturriaga Ruiz, quien había asumido el cargo en 1978 y lo dejó en 1997, durante el mandato de Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Una de ellas, por ejemplo, fueron los cuestionamientos liderados por el ex senador de RN, Sebastián Piñera, hacia la legalidad de la fórmula con la cual el Gobierno aumentó el gasto público, el cual a su juicio se estaba haciendo fuera de la Ley de Presupuestos. En junio de 1991, la Contraloría se tuvo que pronunciar sobre el caso Pinocheques, señalando que no hubo irregularidades administrativas en los documentos girados desde el Ejército al hijo del Comandante en Jefe de la institución, Augusto Pinochet. Ante ese dictamen, el PS y el PPD anunciaron una acusación constitucional en contra del contralor, por su informe "incompleto y decepcionante''. Incluso alegaron que era "hombre de confianza"del general. Sin embargo, la acción finalmente no tuvo éxito. Aylwin cerró su periodo con cuatro casos que fueron objeto de revisión de la Contraloría: Las irregularidades en la ONEMI, la Refinería de Petróleos de Con-Con y la Digeder y un caso que remeció al país: Las millonarias pérdidas de Codelco con el "Davilazo". Intervencionismo y sobresueldos Eduardo Frei Ruiz-Tagle asumió prometiendo poner atajo a la incipiente corrupción, pero en 1995 el ex ministro de Salud, Carlos Massad, se vio envuelto en una polémica por el traspaso de mil 98 millones de pesos para aumentos de sueldo en la Fenats detectado por el organismo. En tanto, en junio de 1996 estalló el caso Esval, el cual puso en un duro trance al contralor Iturriaga, luego de que declarara que el colector construido en la Región de Valparaíso no era una obra pública, quedando una serie de irregularidades fuera del control estatal. En tanto, en junio de 1997, la Contraloría detectó irregularidades en algunos contratos de la Junta de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb)sobre adquisición de alimentos, los cuales significaron millonarias pérdidas para el fisco. El periodo de Frei culminó bajo una serie de denuncias sobre intervencionismo electoral ante el organismo, en medio de la estrecha batalla electoral que tuvo el entonces candidato presidencial Ricardo Lagos Escobar contra Joaquín Lavín (UDI) en 1999. Sin embargo, el ciclo más duro en años para la Contraloría fue precisamente el de Lagos. De hecho, al inicio de su gobierno en abril de 200, diputados de oposición confirmaron que el organismo detectó 76 casos de indemnizaciones ilegales generadas en la época de Frei. Ese mismo año, además, hubo elecciones municipales, en las cuales se intensificaron los reclamos de intervencionismo. Ante el instructivo de Contraloría, Lagos justificó el apoyo de ministros en la campaña fuera de sus horarios diciendo que "son ciudadanos de este país". En noviembre de 2002, Lagos cuestionó la labor de la Contraloría liderada en ese entonces por Gustavo Sciolla, luego de que esta objetara los gastos por 600 millones de pesos efectuados por el Ministerio de Salud para publicitar el plan AUGE. Sin embargo, ese problema fue pequeño en comparación con lo que vino después: La serie de gastos objetados por la Contraloría en el denominado caso MOP-GATE y el caso Inverlink, entre otros, pusieron de rodillas al Gobierno y a toda la institucionalidad. Chiledeportes y caso Kodama En octubre de 2006, en el primer periodo de Michelle Bachelet, la Contraloría informó sobre una serie de irregularidades en el manejo de los recursos del Fondo Nacional del Deporte, dando inicio al caso de irregularidades en Chiledeportes. Otra situación en la que el ente estuvo en medio de la polémica fue cuando tomó razón del decreto supremo que incorporó las nuevas normas de fertilidad del Gobierno en 2007. El documento, aceptaba la entrega de la píldora del día después a partir de los 14 años. En marzo de 2008, la Contraloría objetó una serie de traspasos desde el Ministerio de Educación hacia la Seremi de esa cartera en la RM. Bachelet se enfrentó ante el nuevo contralor, Ramiro Mendoza, exigiendo rapidez en los informes sobre esas irregularidades. La polémica terminó con la titular de la cartera, Yasna Provoste, fuera del Gobierno. En 2009, al finalizar su periodo, la jefa de Estado se enfrascó en una nueva disputa con Mendoza, quien emitió un dictamen que estableció que los ministros son funcionarios públicos y no podían intervenir en la presidencial de 2009. En 2010 llegó el turno de Sebastián Piñera, quien partió su primer periodo con disputas ante la Contraloría. Primero por el dictamen sobre el conflicto de intereses del Mandatario al hacer nombramientos en Televisión Nacional siendo al mismo tiempo dueño de CHV. Luego el ente fiscalizador obligó al subsecretario de Deportes, Gabriel Ruiz-Tagle a vender sus acciones en Colo-Colo, debido a que según el organismo no podía tomar decisiones sobre el fútbol manteniendo el 25% de las acciones del club. En abril de 2011, en medio de las indagaciones de la Contraloría por las irregularidades que se habrían producido en la negociación con la Constructora Kodama, la ex ministra de Vivienda, Magdalena Matte, renunció a su cargo para evitar problemas al Gobierno. En octubre de 2012 reaparecieron las críticas por intervencionismo electoral, esta vez desde la Concertación. La participación del titular de OO.PP. y luego candidato presidencial, Laurence Golborne, en la campaña municipal generó molestias en La Moneda. Finalmente, en el último periodo de Bachelet en La Moneda, la Contraloría pasó ocho meses sin tener una cabeza visible. De hecho, entre medio perdió a su candidato, el abogado Enrique Rajevic y terminó asumiendo el actual contralor, Jorge Bermudez. Una de sus primeras acciones al mando de la entidad fue detectar las elevadas pensiones en Gendarmería. Un dictamen de Bermúdez declaró ilegal la entrega de esos montos, lo cual redundó en una grave crisis para el oficialismo. Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Nacional/2018/05/21/906722/Contraloria-en-la-polemica-Las-crisis-que-enfrentaron-al-organismo-con-los-gobiernos-desde-el-retorno-a-la-democracia.html
  3. Registro de evasores del Transantiago se implementará desde junio La evasión del Transantiago continúa siendo prioridad para el actual Gobierno, por lo que el registro de evasores comenzará a regir el 5 de junio con el objetivo de endurecer las sanciones. En ese contexto, el año pasado fueron citadas más de 96 mil personas a los juzgados de policía local por no haber pagado su pasaje en los buses. Dicho grupo de evasores pasará el 5 de junio a integrar el denominado “registro de evasores”, luego de que el jueves pasado se publicara la ley en el Diario Oficial, la que fijó su implementación en 60 días, consigna La Tercera. Asimismo, ingresar a la lista de infractores involucra que no se devolverán impuestos y se les suspenderá la entrega de licencias de conducir. Sin embargo, la creación del registro fue bautizado como “Dicom de los pobres”, debido a que un grupo de parlamentarios aclararon que este tipo de pasajeros sería de escasos recursos, por lo que no podrían pagar la tarifa. El Registro Civil comenzará a entregar los nombres al Ministerio de Transportes, entidad que deberá habilitar un sitio web con el objetivo de consultar los datos. El exsubsecretario de Transportes, Carlos Melo, explicó al medio que el registro con los nombres de los infractores “no serán antecedentes públicos, sino que cada persona no infractora podrá consultar un máximo de ocho veces por año“. Además, el ingreso a la lista no sería inmediato, puesto que si una persona es sancionada y no se presenta al juzgado entrará a esta base, pero si antes de eso paga, no estará afecto a la medida. Para quienes comercialicen la información, habría presidio menor en su grado mínimo y hasta 20 UTM ($946 mil). Sobre los pasajeros que no cumplen, la multa llegará a más de $70 mil. Otro aspecto incluido en la ley, es la sanción con un grado más de pena a los agresores de los fiscalizadores del Transantiago. Fuente: http://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/region-metropolitana/2018/04/06/registro-de-evasores-del-transantiago-se-implementara-desde-junio.shtml
  4. Historia de topic acá http://foros.fotech.cl/topic/331635-partido-por-la-democracia-dirigentes-del-ppd-piden-a-lagos-asumir-rol-en-debate-doctrinario/ 03 Marzo 2018 Ricardo Lagos Weber: “No sé cuán madurada fue la decisión de la Nueva Mayoría de embarcarnos en el proyecto en que nos embarcamos” El senador PPD aborda cómo afectaron los “matices” al bloque y propone una “coordinación” de la centroizquierda que implique alianzas electorales y de más largo aliento. Será, dicen en su sector, una de las figuras claves de la futura oposición. Ad portas del cambio de mando, el senador Ricardo Lagos Weber (PPD) hace un duro diagnóstico de los errores de la Nueva Mayoría y aboga por una “alianza más allá de lo electoral” con sectores como el Frente Amplio. El PPD tuvo un golpe electoral importante. ¿Cuáles fueron las causas? El cambio de sistema electoral por una parte. Influyó también que hoy hay una mayor oferta política y espacios comunes que se topan con otras propuestas. A nivel de diputados, el PPD tuvo un mal resultado, eso no tiene dos lecturas; a nivel senatorial, por contraste, somos la principal fuerza política junto con el PS. Entonces, tiene de dulce y agraz. Creo que el partido sí requiere hacerse un planteamiento de su identidad, su domicilio político, y a partir de ahí ver su estructura de alianzas. Ese proceso lo estamos iniciando. No puedo garantizar que el resultado sea óptimo, no quiero sonar negativo. ¿Por qué no puede garantizarlo? Va a depender de cómo se dé ese debate, y tengo la impresión de que a partir de lo que ocurrió en el consejo nacional no va a ser un debate fácil, porque me pareció que había poca autocrítica, y si no partes por una autocrítica, difícilmente vas a hacer un diagnóstico adecuado que te permita resolverlo. Sí valoro que iniciáramos el proceso. Algunos han planteado que una oferta más “atractiva” del Frente Amplio perjudicó al PPD. ¿Usted lo cree? Sí y no. El PPD tuvo en su minuto propuestas muy contestatarias para el conservadurismo que tenía Chile. Hoy no hay ninguna candidatura presidencial que no hable del tema del medioambiente, de temas valóricos, que no se plantee el tema de la interrupción del embarazo, de la eutanasia, y todos son temas que hemos abordado en el PPD. Hoy son patrimonio de todos, no de un partido. Pero este no es un tema del PPD, que tuvo un resultado malo en diputados. Decir que al PPD le fue mal y a los otros les fue bien es bien curioso, porque entiendo que el gobierno lo perdimos todos y todos los partidos bajaron su votación. Yo quiero escuchar lo que me dicen los chilenos, conversar con otras fuerzas progresistas y también con gente de derecha para tratar de entender qué nos dijeron los chilenos. ¿Nos dijeron que les gustaba la gratuidad? Parece que sí, por eso Piñera cambió de caballo en la segunda vuelta. Pero tal vez hay otras cosas que no estamos abordando cómo corresponde. No creo que sea solo un tema de gestión. De que hubo un tema de gestión severo del gobierno, lo hubo. Tenemos que plantearnos qué es ser de izquierda hoy día. ¿El PPD perdió su diversidad, esa de antaño que incluía a María Maluenda y a Armando Jaramillo, como señalan ciertos dirigentes? Sí, el PPD creo que se fue achicando en materia de sus miradas, en esa capacidad de diversidad, y eso ha ido alejando personas del partido. ¿Por qué se redujo? Creo que ciertas miradas han tenido una mayor prevalencia a la hora de definir las estructuras de poder interno en el partido. ¿La mirada de Guido Girardi? Es que otros dirán que Girardi ha hecho un muy buen trabajo en el partido, y tiene una muy buena ascendencia sobre cierta militancia. Entonces, no creo que se traduzca en que el tema es Girardi, sería muy injusto. Él, como una figura preponderante, ciertamente ha tenido responsabilidades, pero no podría decir que el problema del partido es una persona, porque eso sería tirar la pelota para el córner. Siento que la pregunta como partidos de la Nueva Mayoría es por qué no fuimos capaces de proponer una oferta presidencial que no fuera de un independiente, con todo el esfuerzo que le puso Alejandro Guillier, pero es bien curioso que una coalición que nace con un gobierno de marcado tinte progresista y reformador, con una mayoría parlamentaria, termine su primera y única experiencia entregando la banda a la derecha, con la coalición desmembrada, con profundas diferencias y sin haber sido capaces de poner un representante que interpretara lo que se suponía que habíamos hecho y queríamos proyectar. ¿No se entendió el proyecto de la Nueva Mayoría, que se vio incómoda entre el PC y la DC? Voy a dar un paso hacia atrás en lo que voy a decir porque la idea es que no me saquen de contexto. Para hacer cambios estructurales requieres mayoría, y para eso requieres sumar. Y para eso se constituyó la Nueva Mayoría y amplió la Concertación del punto de vista político. Y eso estuvo asociado a una popularidad de la Presidenta Bachelet. Yo no sé cuán madurada fue la decisión por todos los miembros de la Nueva Mayoría de embarcarnos en el proyecto en que nos embarcamos. Cuando veo algunos ex presidentes de partido que dicen no leímos el programa o no pensamos que se iba a aplicar en serio… Surgieron matices, para mi sorpresa, visiones de decir “no, si el programa no era en serio, era como por si acaso”. Eso no es correcto. Al final, todo lo logramos, pero con tantas dificultades y matices entre nosotros que lo que terminamos aprobando ya venía con esa sensación de que todo lo que hicimos fue un parto difícil. Y ahora como oposición, ¿cuál es la alianza natural del PPD? ¿Se puede ser oposición sin coalición? Bajo el supuesto de que la NM como la conocemos deja de existir (…) siento que vamos a tener un periodo en que vamos a trabajar tema a tema. ¿Alianza natural? La respuesta corta es yo voy a trabajar con las fuerza de centroizquierda, como oposición si tú me dices, pero aspiro a ser gobierno, porque desde el gobierno uno fija políticas públicas, y para eso tenemos que sumar. Si eso se traduce en una coalición o no, no lo sé. Oposiciones creo que vamos a ser varias. Está el Frente Amplio, con sus diferencias al interior, y en ese esquema ojalá tengamos la madurez política, me incluyo, de poder ponernos de acuerdo en temas bien fundamentales, sin apurar ningún tranco, e ir construyendo las confianzas para tener una mirada común al mediano plazo. Estamos hablando tres o cuatro años. Ya para bajar al mundo real, vamos a tener elecciones municipales y de gobernadores regionales en 2020, yo creo que eso es un elemento a considerar a la hora de ir generando confianzas hacia ese escenario, porque a tres bandas, que no es lo mismo que tres tercios, puede haber dos bandas chicas y una más grande, y la más grande se lleva todo. ¿Qué significa eso? Conversar proyecto a proyecto, porque aquí nosotros no vamos a estar dibujados, el gobierno nos va a bombardear a proyectos. La derecha no viene a gobernar por cuatro años, viene por 8 o por 10 años, por largo, y por eso es que van a ser juiciosos y vamos a tener que ser coordinados e inteligentes en la oposición para dar una respuesta ojalá lo más amplia y común posible. ¿Cuánto se arriesga sin esa coordinación? En la Nueva Mayoría ya han señalado que sin alianza con el FA desaparecen en la municipal. Lo mínimo es un acuerdo electoral para enfrentar una elección, y eso yo creo que se va a trabajar, pero estoy tratando de ir más allá de un acuerdo electoral. Porque yo puedo llegar a un acuerdo electoral: mire, nos omitimos en tal comuna o nos damos apoyo recíproco, que es otro grado de entendimiento, pero uno está en política para hacer cambios, y para eso requiero influir. Y eso se hace desde los gobiernos generalmente, no de la oposición. Y para hacer gobierno requiero una mayoría, y hoy como está la actual estructura no me da, ni a mí ni al Frente Amplio. Le da a la derecha. Entonces, creo que tengo que darme la oportunidad de llegar a entendimientos con todo el amplio mundo de la centroizquierda (…). Lo que sí me queda claro es que con el sistema político que tenemos acá se requieren coaliciones, y para tener coaliciones no basta un acuerdo electoral. ¿Cómo se van a parar en ese rol opositor? Me imagino que como oposición haremos un esfuerzo para ver si toda la oposición puede acordar ciertos temas (…). Cuando lleguen las propuestas del gobierno, también en lo que será una oposición muy diversa van a generar tensiones, y la forma en que abordemos como oposición en conjunto las propuestas de la agenda legislativa nos va a ir marcando qué capacidad de entendimiento vamos a tener para los desafíos futuros: llámese para algunos acuerdos electorales y para otros, que es lo que yo aspiro, tener entendimientos más amplios, profundos. Volviendo al PPD. Un documento en que participó Gonzalo Navarrete señalaba que el partido se convirtió en el símbolo de la corrupción. ¿Qué piensa de eso? Decir que el PPD se transformó en el símbolo de la corrupción lo encuentro exagerado, pero lo puedo entender. Pueden cargarle la mano a quién quieran, ¿pero le cargan la mano por qué? ¿Porque te fue mal en diputados? ¿Porque no tienes pasado? No siento que sea el partido de la corrupción. ¿Por qué el PPD y no otro partido de la corrupción? ¿Y por qué hay un problema de marca? Siento que los partidos en general tienen problemas de marca. ¿Cuáles, la UDI? O sea, hablas de la ley de pesca y te dicen que es la ley Longueira, hablas de Soquimich y el PS, que no solamente boleteaban algunos a Soquimich, sino que además invertían en el PS a través de la mesa. Es la caricatura, no es que yo lo crea. Entonces, siento que no es un partido. Lo que sí sé es que un partido tiene que entender para qué está, qué quiero promover yo. ¿Y cuál es su proyecto para el PPD? Siento que el PPD tiene una oportunidad si se aboca, ciertamente, a los temas que conocemos, pero trata de colaborar en los temas que son importantes para el siglo XI: migraciones, cambio climático, sustentabilidad. ¿Le gustaría que haya competencia interna, que el presidente no esté vinculado al sector de Girardi, como aseguran algunos que ha pasado hasta ahora? Creo que es probable y sano que haya competencia en un partido. Ahora, para eso la gente tiene que querer competir. Siento que en el PPD el tema de la elección y de la nueva directiva va a ser muy difícil de explicarlo con un acuerdo. Mira las palabras que estoy usando, porque tal vez me las van a cobrar después. Pero creo que al cuadro de hoy va a ser difícil explicarlo por un acuerdo, salvo que ese acuerdo implique un cambio real en las estructuras de influencia al interior del partido. ¿Qué significa eso? De poder. Tú misma dijiste que había una mirada prevaleciente en el partido. ¿Sí o no? Lo que dice la mayoría del PPD es que en los últimos años ha estado representado el girardismo. Porque es mayoría. Yo le pregunto cuál es su opinión. Yo espero que haya competencia, y si no es competencia y se llega a un acuerdo de alguna naturaleza, ese acuerdo no va a tener éxito si no refleja un cambio genuino en los puntos tradicionales de poder del partido. ¿Cree que Heraldo Muñoz y Francisco Vidal son cartas de Girardi? Creo que a Heraldo, que es una persona sana y genuina, le hicieron un flaco favor al hacerle esa comida a menos de 24 horas de haber perdido la elección en una reunión de grupo. No fue bueno, no ayudó. Y en el caso de Vidal, a mí la verdad siempre me habría gustado verlo de candidato a elección popular en un cargo, más que designaciones a dedo. Dirigentes han pedido que usted sea el presidente. ¿Está disponible? Falta mucho para considerar eso todavía, hoy no. Hoy no está eso del punto de vista de abordar. Si empezamos con los nombres, es lo que hizo el PPD veinticuatro horas después de perder la elección presidencial: vamos a buscar a Heraldo Muñoz para que sea presidente y solucionamos los problemas. Mal. Como dicen los jóvenes, fail. Yo voy a ser responsable, le voy a dar la oportunidad al proceso, al debate. Por eso soy cuidadoso en esta entrevista de tratar de no generar anticuerpos. Fuente: http://www.latercera.com/politica/noticia/ricardo-lagos-weber-no-se-cuan-madurada-fue-la-decision-la-nueva-mayoria-embarcarnos-proyecto-nos-embarcamos/86017/
  5. 06 Agosto 2017 José Miguel Insulza: “Aún quedan vestigios de democracia en Venezuela” Aunque hace duras críticas a la administración de Nicolás Maduro, el hoy candidato a senador socialista asegura que la única solución en Venezuela es el diálogo, y que todavía no se puede hablar de dictadura. Si bien dejó el más alto cargo en la Organización de Estados Americanos (OEA) en 2014, José Miguel Insulza (PS) sigue atento a lo que sucede en la región y sigue con especial detalle la crisis política y social que vive Venezuela. De hecho, está preparando un documento sobre el tema y en esta entrevista analiza la votación del domingo pasado para formar una Asamblea Constituyente y repasa sus días al mando del organismo internacional. ¿Cuál es su visión de lo que está ocurriendo actualmente en Venezuela? Hay que recordar que el Estado venezolano adhirió a la Carta Democrática Interamericana y la fecha de eso es inolvidable: el 11 de septiembre de 2001. Mientras caían las bombas en Nueva York, los cancilleres de América estaban firmando la carta. Sin embargo, el gobierno venezolano no cumple con algunas de las definiciones básicas que están en la carta. Se habla de elecciones libres con votación secreta y esto fue todo menos eso. No sé si obligaron a todos los funcionarios públicos a votar. Entonces parto de la base de que no sabemos cuál ha sido el resultado real, no sabemos si fueron tres o cuatro millones los que votaron. Puede haber algún despistado que votó que no, pero no creo que esos despistados hayan votado masivamente. Los dos plebiscitos que hubo, el del domingo y el anterior, adolecieron del mismo problema: eran en el fondo solo una manifestación de las mayorías. ¿Usted comparte entonces lo dicho por el canciller Heraldo Muñoz, que señaló estar decepcionado de lo que ocurre en Venezuela? Decir que no es legítimo, como lo dijo el canciller Muñoz, es decir una obviedad, no sé por qué se enojaron tanto nuestros amigos del Partido Comunista. Otro precepto: la separación de poderes. Tan partidario es el gobierno del Presidente Nicolás Maduro de la Carta Inte- ramericana que le quiere quitar la sede al Parlamento porque es contrario a él y quiere instalar ahí su Asamblea Constituyente. Y podría seguir, está en jaque la libertad de expresión también. ¿Por qué detuvieron a Leopoldo López y Antonio Ledezma? Porque dijeron cosas. Ahora, que quedan muchos vestigios de democracia en Venezuela, no cabe duda, estamos viviendo una época de transición. Pero manifestar preocupación por lo que está pasando, además de decir que no es legítimo lo que ocurre, no es injerencia, es un país que le dice al otro que no está cumpliendo los compromisos que acordaste conmigo, el 2001, con la Carta Interamericana. Otra cosa es que no haya demasiados instrumentos, pero la carta es un compromiso de los estados igual. Usted señala que no se están cumpliendo los compromisos de la carta, que no hay libertad de expresión ni tampoco separación de los poderes del Estado. ¿Es una dictadura? Lo que digo es que todavía quedan rasgos o vestigios de democracia. O sea, todavía no meten presos a todos los parlamentarios, sí lo están haciendo con los miembros de la Corte Suprema elegidos por el Parlamento de oposición… Entonces, para usted aún no es una dictadura… Hay una situación compleja que conduce a una dictadura. El otro día alguien citó al ex Presidente José Mujica que dijo que lo más probable es que Venezuela terminaría como una dictadura de izquierda y creo que puede ocurrir eso. Si se dicta una nueva Constitución y dice que el Ejecutivo va a nombrar a la Corte Suprema o crea una nueva forma de elegir al Parlamento de manera de obtener una mayoría, claramente estaríamos frente a una dictadura. Es que ese, precisamente, ha sido un debate que ha tenido que enfrentar la izquierda, no solo la chilena, si calificar o no a Venezuela como una dictadura. Es un tema que, al parecer, incomoda… Los que la califican ahora tienen buenos argumentos para decirlo, por cierto. A la izquierda chilena aún le cuesta mucho calificar la situación de Venezuela. ¿Por qué cree que todavía sucede esto? Y no solo le cuesta Venezuela, sino que también a Cuba y los antiguos regímenes. Por ejemplo, cuando Xi Jinping dice que China es la segunda economía de mercado del mundo, yo no escuché a nadie de la izquierda que eso era horrible. Entonces, creo que hay una dificultad en las fuerzas políticas, no solo del PC, sino que también entre los míos, de romper con eso, con el pasado para asumir el presente. El actual secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha sido un férreo opositor al gobierno de Nicolás Maduro. Si bien los tiempos eran distintos, se pueden ver diferencias entre él y usted en la forma de enfrentar esta crisis… Absolutamente, pero yo no voy a juzgar nada de lo que está haciendo Luis Almagro. Gracias a César Gaviria, que no ocupó nunca nada de lo que estuviera haciendo yo, es bueno en cualquier institución que el que se va, no se vaya a pelear con el sucesor y viceversa. Como dijo un diplomático brasileño: todo sucesor es un mal agradecido y todo antecesor es un incompetente (risas), así que mejor no meterse. Pero lo que sí es cierto es que los tiempos eran muy distintos. El 2014 empezó la primera rebelión en Venezuela con el nuevo Congreso y ahí había margen para un diálogo. En febrero de ese año saqué una declaración mía, que después fue apoyada por el consejo, diciendo que tenía que haber diálogo, porque de lo contrario iba a haber ganadores y perdedores, y eso nunca era bueno en un conflicto de este tipo. Además que para sentarse a dialogar había que estar dispuesto a hacer concesiones. Yo diría que la oposición, sin decirlo, en esa ocasión hizo lo que propuse, que era reconocer a Maduro. Fueron a una reunión con él y le decían presidente, algunos eso sí, y estaba Leopoldo López preso, así que no fue fácil para ellos. Pero Maduro no estuvo dispuesto a ni una sola concesión y hoy sigue mostrando una tremenda tozudez. ¿Y cree que hoy la solución sigue siendo el diálogo entre gobierno y oposición? Sigue siendo la misma solución. Pero no sé si los que votaron son tres o cuatro millones, o cinco, no sabemos, pero si hay un enfrentamiento será entre millones contra millones y es lo peor que puede pasar. En América Latina todos los gobiernos son distintos, pero por alguna razón, cuando pasa una cosa en un país empieza a pasar en otro también. Para la democracia latinoamericana lo que está pasando no es bueno, no estoy diciendo tampoco que tiene que ganar la oposición. A veces la oposición es demasiado radical, más la de afuera que la de adentro. Son más los que dicen cosas desde algún otro país que al interior de Venezuela, porque la salida de profesionales ha sido tremenda y esto va a terminar en una crisis humanitaria sin instrumentos para enfrentarla. Y lo que más podría hacer la OEA es declarar que ha habido una ruptura de la democracia y, por lo tanto, suspender a Venezuela mientras no haya un cambio, como se hizo con Honduras. A pesar de que el único camino que veo es el diálogo, desgraciadamente está ocurriendo lo que dijo Eduardo Fernández, dirigente del Copei, quien señaló que al final iba a haber diálogo, el problema era si ocurría antes o después de los muertos. Y ya llevamos cerca de 120 muertos. Más allá de las diferencias de carácter o de estilo, la posición que ha tomado Almagro por el tema de Venezuela ha sido distinta a la suya… No voy a hablar de eso. Él dirige la OEA hoy, lo respaldo en cuanto a secretario general y no voy a juzgar sus actos. Pero sí puede hablar de la labor de la OEA y lo que puede hacer para aportar a la solución de la crisis… La OEA tiene la tutela de la Carta Interamericana. Si se viola la carta, tiene que hacérselo ver a los estados y tiene distintas formas de hacerlo. Puede ser una declaración del secretario, puede ser una resolución del consejo, puede llamar a una asamblea extraordinaria, pero para tomar medidas contra un país, tiene que declarar que ha habido una ruptura de la democracia. Y también puede actuar cuando la democracia está en peligro, pero para eso requiere el consentimiento del país. La semana pasada, el venezolano Moisés Naím, ex ministro en Venezuela, calificó su papel en la OEA como “bastante ineficaz y timorato”. Y no han sido pocos los analistas internacionales que han hecho una mala evaluación de su gestión. ¿Se arrepiente de algo? En esa época no me criticaban, me masacraban. El señor Naím vino a Chile incluso a decir que yo apoyaba al gobierno de Chávez. ¿Pero cree que pudo haber hecho algo distinto? Se lo pregunto, porque la característica principal de la crítica es que usted tuvo una actitud pasiva frente a lo que ocurría en Venezuela. Creo haber hecho lo que debía hacer un secretario general. Ahora, alguna cosa habré hecho mal de repente. Cuando Condolezza Rice me pidió la aplicación del artículo 17 de la Carta de la OEA, yo pedí autorización a Venezuela para enviar una misión especial y lo hice. Me dijeron que no, por cierto, pero lo hice. A lo mejor podría haber ido con una pistola a pedirlo. No había nadie en ese momento que estuviera por aplicarle la Carta Democrática a Venezuela en el Consejo de la OEA, porque todos sabían que la habrían perdido por paliza. Eso cambia todo. ¿Y por qué cree entonces que califican su gestión como ineficaz o que fue suave? Puede que haya sido todo lo que se podía ser en ese momento, pero siempre les dije a los venezolanos, y lo dije en el consejo, las cosas que me parecían mal. Era lo más allá que podía hacer. Una parte importante de su gestión estuvo bastante concentrada en volver a incorporar a Cuba a la OEA, y en ese sentido, entrar en un conflicto con Venezuela podía derribar sus propios esfuerzos. ¿Se inhibió? Cuando fui secretario general de la OEA había un poderoso movimiento de países de izquierda en la región que tenían que ser atendidos en sus preocupaciones. Lo que más me motivo desde temprano en la OEA fue la declaración de un ex canciller uruguayo que dijo que por fin la OEA ahora era mucho más latinoamericana que antes. Y eso confieso que a lo mejor no les gustó a los que viven en Estados Unidos, como Álvaro Vargas Llosa o Naím. Yo viajaba mucho por América Latina y me complacía mucho la opinión que tenían en esos países de la OEA, y eso para mí era más importante. Por esa razón, con el gobierno de Estados Unidos la cosa no fue fácil. DC: “Lo de Rincón fue un pretexto” ¿Cuál es su opinión sobre la crisis que pasó en la DC? En lo fundamental, lo que hay detrás es el descontento de muchos democratacristianos con la forma en que se está llevando a cabo el proceso político en general; estaban dudosos de su candidatura presidencial porque no marcaba en las encuestas. Me parecía un ejemplo que la DC presentara su candidato sin preguntarles a los encuestadores cómo le iba a ir al final del día. Pero hubo muchos en la DC que no compartieron eso y estaban preocupados por los efectos que podía tener en las elecciones parlamentarias. Analizaban los efectos de una foto con Guillier versus una foto con Goic. Eso es lo principal, lo del diputado Rincón, en el fondo, es un pretexto. Ellos no se dieron cuenta, o no quisieron aceptar o estaban demasiado concentrados mirándose el ombligo, el estallido que iba a venir después. Aquí hay algo que no dice relación solo con la DC, sino con todos los partidos, cualquiera que tenga alguna yaya creíble, por cariño y respeto a su partido, debiera abstenerse de ir de candidato. Ahora, si este tema va a terminar afectando a toda la coalición, creo que va a depender de que otros partidos no se metan en nuevos líos, porque ya tenemos bastantes. Nuestra coalición: Democracia Cristiana más el resto de los partidos de la Nueva Mayoría, a mi juicio, es mayoría en el país, pero esa mayoría la vamos a liquidar como consecuencia de nuestros errores. ¿Cree que esta tensión que vive la DC y parte del oficialismo termine favoreciendo electoralmente a Piñera o al Frente Amplio? No tengo ninguna duda de que estos conflictos y errores van a favorecer que la gente vaya a votar por el Frente Amplio más en primera vuelta y por Piñera más en segunda vuelta. Un sector de la DC nunca se sintió cómodo en la Nueva Mayoría, que la coalición se ampliara hacia la izquierda, con la incorporación del PC. ¿Cree que la DC está en riesgo de un quiebre interno significativo? En la DC hay un sector que cree que la unión entre el centro y la izquierda debe ser permanente y, por lo tanto, se sienten incómodos con esto de ir en una lista propia. Así como hay otros que se sienten incómodos con esto de que se diga que van en una lista propia solo por cuestiones electorales. Pero tengo la impresión de que las lecciones de las divisiones anteriores fueron aprendidas y no veo que haya muchos democratacristianos interesados en formar un proyecto político nuevo o un partido al estilo del Mapu u otro en alianza con el centro. ¿Y las facciones de la DC pueden seguir coexistiendo en un mismo partido? No hay duda, de hecho, han coexistido y a veces no se sabe bien quién pertenece a cada grupo. La DC ya no está a tiempo para cambiar de candidato y mucho menos para adherir a otro candidato. Carolina Goic ya resolvió que seguirá adelante en la carrera presidencial y en eso cuenta con gran parte del partido, por lo tanto, no creo que se vayan a producir divisiones, por el contrario, van a salir fortalecidos de esto. ¿La candidatura de Goic se fortalece después de esta crisis? No me extrañaría que subiera dos o tres puntos después de esto, en ningún caso suficiente como para llegar al segundo lugar. En el escenario actual, ¿es bueno para el futuro de la Nueva Mayoría el que se mantenga la candidatura de Goic en paralelo a la de Guillier? Yo creo que es mejor tenerla que no tenerla. Y creo también que para el conjunto de la Nueva Mayoría hasta le podría proporcionar unos votos más. Estoy seguro de que toda la DC va a votar por Carolina Goic. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/jose-miguel-insulza-aun-quedan-vestigios-democracia-venezuela/
  6. Belisario Velasco acusa a Gutenberg Martínez de “querer sacar a la DC de la centroizquierda” El ex ministro añadió que “hemos estado en la centroizquierda desde siempre, porque la DC es un partido de centroizquierda y ese debe ser nuestro camino y vocación” El ex ministro y líder del grupo de los “chascones” de la DC, Belisario Velasco, respondió a las críticas del ex diputado Gutenberg Martínez por los diálogos sostenidos por un grupo de dirigentes con el candidato presidencial Alejandro Guillier. “Ni uno ni otro sector debe conversar respecto del programa ni comprometerse a definir un programa con otro sector o candidato”, afirmó Velasco, identificado con el ala más a ala izquierda de la falange. Según consignó El Mercurio, el ex ministro asegura que no fue parte de las conversaciones con el senador, pero que “ha habido dos varas para medir este tipo de situaciones”. Esto, en referencia al respaldo que ha recibido el sector de la DC que se ha reunido con el ex presidente Ricardo Lagos. Gutenberg Martínez es un dirigente histórico del sector “guatón”, de posturas menos progresistas al interior de la DC. Recientemente, el ex diputado señaló que “es inaceptable que un sector interno tenga tratativas directas con un candidato proclamado por otro partido”. Además, aseguró que ellos están haciendo lo mismo, ya que tienen conversaciones “con Ciudadanos -movimiento del ex ministro Andrés Velasco- y otros de la centroderecha, incluso algunos han conversado con RN”. Para Belisario Velasco, el objetivo de Gutenberg es “sacar a la DC de la centroizquierda y eso es un error político que pagaríamos muy caro y que está fuera de lo que postulamos”. Además, sobre el futuro de Guillier y su camino a La Moneda, el ex ministro señaló que “es una persona nueva, pero no le he oido cuál es su postura frente a los aspectos que hay que modificar y rectificar; por ejemplo, de las reformas tributarias, laboral y educacional. Tampoco le he oído el cómo lo haría”. Durante el próximo 11 de marzo, la DC llevará a cabo una junta nacional de partido que podría aclarar este y otros escenarios. Para Velasco, deben ir “sí o sí” a una primaria de la Nueva Mayoría y apoyar el candidato que defina la coalición, aunque Carolina Goic es una de sus candidatas. “Hemos estado en la centroizquierda desde siempre, porque la DC es un partido de centroizquierda y ese debe ser nuestro camino y vocación”, cerró Velasco. http://www.eldesconcierto.cl/belisario-velasco-acusa-gutenberg-martinez-querer-sacar-la-dc-la-centroizquierda/
  7. 14 Octubre 2016 Pato Bañados revela cómo la clase política carroñó después del triunfo del NO El comunicador, abierto opositor a la dictadura, revive cómo se desilusionó de la clase política tras la vuelta a la democracia. “Hasta donde me acuerdo, no he vuelto a votar”. “Yo considero a la abstención, la gente que no va a votar, una posición política, y una posición política que por lo visto le duele mucho al mundo político”, defiende. “Hasta donde me acuerdo, no he vuelto a votar”, revela en entrevista con el programa “Mentiras verdaderas” de La Red el comunicador Patricio Bañados, quien rememora la desilusión que sintió luego del plebiscito de 1988, donde fue presentador de la franja del “No”, por el hecho de haber sido marginado por el mundo político, al igual que todas las personas que se manifestaron abiertamente. “Aquí en Chile, la gente que nunca se pronunció en nada, en la televisión, ha tenido un destino muy feliz, muy feliz, muy por encima de todos los periodistas y la gente que se opuso a la dictadura, que fueron verdaderamente agredidos cuando volvió nuestra democracia. Yo no estoy hablando, ni por un segundo, de apuntar con el dedo a los que no se pronunciaron, pero lo que resulta inexplicable es el rechazo, la persecución a aquellas personas que lucharon contra la dictadura”, afirma la voz de Radio Beethoven en la conversación con Ignacio Franzani. En ese sentido, se pregunta “¿qué le pasó a la clase política? Seguramente lo que le pasó es que en realidad no respondieron a las expectativas que se cifraron en la franja del “No”, que fuera la apertura hacia una sociedad más participativa, un poco más justa, y se transformó nada más que en un botín, ‘llegamos al gobierno’, los sintieron como potenciales enemigos, porque aquí se ha dado el caso muy curioso de que la gente confiable (…) el tipo que nunca se pronuncia, no hace oposición es un tipo muy confiable, tú llegas al poder está contigo, te sirve, lo hace todo bien. Llega otro al poder también le sirve, nunca va a ser un problema. Son tipos muy confiables, pueden cambiar de un lado al otro la balanza en cuanto a ideología política y ningún problema. En cambio hay tipos que no son confiables, yo no soy confiable, le voy a salir con un domingo siete”. Explica que “la oposición mía de lo que estaba pasando se refleja en los artículos que escribí en el diario La Época, ya en noviembre y diciembre del mismo año del plebiscito, porque quedé estupefacto cuando a un mes de haber ganado el plebiscito, en la DC entraron a robar unos documentos, no me acuerdo de qué, porque ya se estaban disputando quién iba a ser candidato presidencial. Pero,¡ por Dios! cuando faltaba un año y medio, todavía el pueblo estaba en manos de la dictadura, en fin. Entonces, indudablemente hubo una persecución, todos los medios, la revista Apsi, Análisis, Cauce, a la larga el diario La Época, Fortín Mapocho, todos fueron liquidados, en cambio subsistieron los medios que habían sido afines a la dictadura”. “La clase política vio este triunfo como un botín, ¡llegamos al gobierno! Uno esperaba una cosa un poco más general, dirigida hacia toda la población”, afirma tajante. La participación Luego de proferir esos argumentos, Bañados contextualiza los hechos con la desafección que se advierte en la actualidad. “Ahora están pidiendo constantemente participación, el ciudadano tiene que participar, pero resulta que los que participaron recibieron el rechazo, porque si por participar vamos a entender que cada tantos años yo los llamo ‘ a ver, vaya a votar’, y tú tienes que hacer eso y en eso consiste tu participación, caramba que es pobre. La gente va a participar en la medida que vea abiertas la posibilidades de participar, y aquí han estado cerradas”. Según opina, “se llega ya a la insolencia de decir ‘ah, es que se quieren quedar en cama el domingo’, ¡no! la participación consiste en algo mucho más constante y palpable que que le digan a usted ‘mire, mi amigo, usted no se meta en nada, no opine, no haga nada, yo le voy a decir cuándo hay que ir a votar, y tiene que votar por mí'”. “Yo considero a la abstención, la gente que no va a votar, una posición política, y una posición política que por lo visto le duele mucho al mundo político”, defiende. En esa tónica, asevera que después de la vuelta a la democracia, “hasta donde me acuerdo no he vuelto a votar”. “Aquí se instaló la clase política en los puestos, estaban cómodos, empezaron a vivir muy bien y estaba todo bien”, sintetiza. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/10/14/pato-banados-presentador-de-la-franja-del-no-la-clase-politica-vio-este-triunfo-como-un-botin/
  8. Mariana Aylwin: La DC debe tomar una decisión sobre la continuidad de la Nueva Mayoría La ex diputada aseguró la discusión de fondo dentro del partido debe ser esa. "En ese debate yo quiero participar", agregó. SANTIAGO.- La ex ministra de Educación, Mariana Aylwin, aseguró que no descarta ser candidata a la directiva de la DC, pero recalcó que prefiere una carrera parlamentaria. En conversación con Punto de Encuentro de Radio Agricultura, la ex diputada aseguró que "la discusión sobre la presidencia del partido se debería politizar en términos de que la Democracia Cristiana tome una decisión respecto a la continuidad de la Nueva Mayoría o no. Yo creo que ese es el debate de fondo y en ese debate yo quiero participar". A juicio de Aylwin, lo que no puede seguir pasando es que dentro de la DC existan posiciones tan distintas, porque eso limitaría las posibilidades de influir y de construir una alternativa distinta. Además, insistió en que la DC debe adoptar una decisión en relación a la Nueva Mayoría. Por otra parte, manifestó que no le gustó la emoción de la ministra, Claudia Pascual, cuando se aprobó la idea de legislar el proyecto de despenalización del aborto en tres causales. “En estas leyes nunca va a ver perfección porque se está legislando sobre excepciones”, aseveró. www.emol.com
  9. 11 Junio 2016 Sergio Campos: a la democracia chilena le falta prensa pluralistaç "La clase política está muy desprestigiada por su relación con los negocios. Ningún empresario financia la política si no es a cambio de favores", dice el informador, para quien esta situación debe propiciar "un periodismo responsable y coherente con la libertad de expresión y con el derecho a la información". "Donde no hay prensa pluralista, la democracia está enferma. Chile padece esa enfermedad y yo espero que se cure con más democracia y una nueva Constitución", dice Sergio Campos, el locutor más influyente de Chile y que acaba de publicar un libro sobre sus 45 años de trayectoria. Campos (Curicó, 1949) repasó en una entrevista con Efe la persecución que sufrió durante la dictadura militar, la evolución de los medios de comunicación en su país, la falta de pluralismo informativo y la reciente tentativa de aprobar una "ley mordaza". "Colocar una mordaza a alguien que quiere expresar una idea o hacer una denuncia constituye un atropello flagrante a la libertad de expresión y a los derechos humanos. Los periodistas tenemos que bregar para que eso no ocurra", enfatiza. Campos estudió para profesor y acabó convirtiéndose en un profesional del periodismo. Ambas facetas le han sido reconocidas. En 2010, con la Orden al Mérito Docente y en 2011, con el Premio Nacional de Periodismo. "Fue una evolución natural", dice el conductor de "El Diario de Cooperativa", quien en 1995 se licenció en Comunicación Social y actualmente también imparte clase en la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile. Campos recuerda el 11 de septiembre de 1973 como "una experiencia brutal" que frustró las expectativas de futuro de Chile. El entonces jovencísimo periodista llevaba cuatro años trabajando en Radio Corporación cuando se produjo el golpe militar y fue testigo directo del bombardeo al palacio de La Moneda. "La radio fue clausurada, muchos de mis compañeros fueron detenidos y llevados al Estadio Nacional", relata. Ese día él se libró de la prisión, pero poco después fue encarcelado en la Academia de Guerra Aérea, donde fue torturado. Y como "no contaba con la confianza de la Junta de Gobierno" fue despedido de la escuela donde daba clase. Entonces, Campos se exilió en Argentina. "Salí de las llamas y caí en las brasas", narra, porque en 1976 se produjo el golpe militar en el país transandino que acabó con la vida de 30.000 personas. Después de una etapa como corresponsal de la Agencia Latinoamericana de Información, Campos regresó a Chile y en 1978 se incorporó a Radio Cooperativa. Su expresión se endurece cuando habla del Chile de la dictadura, un Chile "en el que el 45 por ciento de la población vivía en la pobreza extrema y la gente comía directamente en la basura". Radio Cooperativa "abrió una posibilidad inmensa" para denunciar esa situación sin pensar mucho en los riesgos que corría. "Todo el equipo periodístico estaba volcado en conseguir espacios de libertad, aunque fueran milimétricos", afirma. "La tarea fue difícil y arriesgada, las brutalidades de la dictadura fueron impresionantes. El temor siempre estaba latente, pero seguíamos bregando para recuperar la democracia", cuenta el locutor. "Cuando la gente escuchaba '¡Urgente. El Diario de Cooperativa está llamando!' albergaba la esperanza de que escuchar que la dictadura se había terminado", asegura. Desde entonces hasta ahora, el periodismo en Chile ha evolucionado considerablemente. "Ha habido una diversificación de medios, pero al mismo tiempo hay una concentración que a mí me parece muy perniciosa", opina el locutor. Campos se muestra especialmente crítico con la televisión, "sometida a una farandulización" que a él recuerda lo sucedido en otros países con el modelo implantado por Rupert Murdoch o Silvio Berlusconi. Y también enfatiza la necesidad de una "mayor transparencia" en las reglas del juego, especialmente en lo que a se refiere la publicidad institucional, tan importante para la viabilidad de los medios de comunicación privados. Reconocido como una de las voces más influyentes del periodismo chileno, Sergio Campos entra de lleno para hablar de los casos de corrupción que están afectando a la actividad pública en Chile, un país que pasaba por ser un modelo de probidad y transparencia. "La clase política está muy desprestigiada por su relación con los negocios. Ningún empresario financia la política si no es a cambio de favores", dice el informador, para quien esta situación debe propiciar "un periodismo responsable y coherente con la libertad de expresión y con el derecho a la información". Su faceta de académico se entremezcla con la de periodista cuando se refiere a los nuevos fenómenos de la comunicación. "Las redes sociales a veces se convierten en medios de comunicación tremendamente explosivos, pero carentes de verosimilitud". "La opinión pública desconfía y esto impacta a los medios tradicionales que se basan en ellas", concluye Sergio Campos, para quien en medio de este panorama "es la radio la que sale fortalecida". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/06/11/sergio-campos-a-la-democracia-chilena-le-falta-prensa-pluralista/
  10. 29 Abril 2016 Carta del diputado Gabriel Silber: No neguemos la democracia Primero, un grupo de estudiantes en la Universidad de Chile ha buscado demonizar y censurar todo lo que venga del Estado de Israel, tildándolo de anti-democrático e ilegítimo, acusándolo de abusar de los derechos humanos. El debate sobre el comportamiento del Israel es legítimo, siempre y cuando sea un debate, no la anulación como lo que pretenden los países y grupos terroristas que, desde que las Naciones Unidas votara a favor de su fundación en 1947, han deseado destruirlo. * Por el diputado Gabriel Silber Romo. Cualquier dictadura, incluyendo la nuestra en su momento, se ve obligada a limitar el cuestionamiento, la búsqueda de la verdad y el debate abierto. Por eso, entre los primeros blancos de cualquier régimen no democrático se encuentran la prensa y las universidades. Hoy, en democracia, esas mismas instituciones siguen amenazadas. Esta vez no por un gobierno, sino por un grupo pequeño pero radical que se opone al debate, no desea que su postura sea cuestionada, y ve cualquier intento de presentar otro punto de vista como una intolerable amenaza. En las últimas semanas, hemos vivido dos ejemplos del fenómeno. Primero, un grupo de estudiantes en la Universidad de Chile ha buscado demonizar y censurar todo lo que venga del Estado de Israel, tildándolo de anti-democrático e ilegítimo, acusándolo de abusar de los derechos humanos. El debate sobre el comportamiento del Israel es legítimo, siempre y cuando sea un debate, no la anulación como lo que pretenden los países y grupos terroristas que, desde que las Naciones Unidas votara a favor de su fundación en 1947, han deseado destruirlo. Esto es más burdo cuando ningún otro país de los 195 estados independientes – incluyendo dictaduras o estados que invaden a sus vecinos – es blanco del mismo tipo de crítica. Y cuando ese mismo grupo desea prohibir el debate – como se intentó hacer con el embajador de Israel en la Universidad de Chile – el objetivo queda claro. Es imponer, a la fuerza, una particular visión de los hechos. Afortunadamente, ni la Universidad, ni el país, se prestó para aquello. Sin embargo, el intento por intimidar el debate y anular a quien piensa distinto continúa. Hace unos días, Nicolás Copano publicó una columna que no hace más que señalar, a partir de lo que él vivió y observó de primera mano en una visita a Israel y Palestina, que la situación en el Medio Oriente es compleja, y que dicha complejidad no siempre es transmitida en su totalidad. Fue suficiente para que se intentara silenciarlo y descalificarlo. El alcalde de Recoleta lo tildó de ‘agente de Israel’. El secretario general de la Federación Palestina de Chile, negando que ambos pueblos sean víctimas de una trágica historia, sugiere que Israel está detrás de ISIS y defiende a Hamas, régimen que desde el 2001 ha lanzado unos 20,000 cohetes desde Gaza hacia Israel. Sorprendentemente el responsable editorial de un medio que se dice informativo se han sumado a la crítica a Copano en términos personales, tratándolo de ingenuo y negándole, incluso, su oficio de periodista. Tal vez Copano fue ingenuo, por no caer en las teorías de conspiración de sus detractores, y en decir algo obvio y verdadero, pero que en Chile pocos se atreven a decir : que existe hoy en día una trágica situación en la que ni Israelíes ni Palestinos se sienten seguros del presente ni optimistas de su futuro. Las caricaturas no cuajan con la realidad, pero son más fáciles de presentar. La caricatura más falaz de todas es la que intenta presentar a Israel como un estado en que reina el apartheid, sistema de separación y negación de derechos civiles a la mayoría negra en Sudáfrica. La realidad es que hoy en Israel existe representación de la minoría árabe entre sus soldados, diplomáticos y en la Corte Suprema. Hay un partido político con 13 parlamentarios árabes en el Congreso. Y hace solo unos días se nombró un subdirector árabe de la policía nacional. La realidad es que hoy Israel tiene buenas relaciones con muchos países árabes, con los cuales comparte comercio, tecnología de punta, y una profunda preocupación por el futuro de una región cada vez más inestable. La realidad es que Gaza recibe 10 millones de metros cúbicos de agua desde Israel, y el estado judío le entrega electricidad tanto a Gaza como a Cisjordania, a pesar de una deuda de U$450 millones por parte de la Autoridad Palestina. Más de 100,000 palestinos cruzan la frontera todos los días, legal e ilegalmente, para trabajar en Israel. El hecho es que un árabe homosexual se siente más seguro en Israel que en cualquier otro país del medio oriente. Lo mismo las mujeres y lo mismo que cualquiera que piense distinto al régimen imperante. Todo lo anterior no es para sugerir que ambos pueblos sean los mejores amigos, sino que las relaciones son complejas. Hay buenos y malos, hay aciertos y errores, tragedias y éxitos. Sugerir que lo malos están de un solo lado, habla de un pensamiento totalitario. Suponer que las víctimas en un conflicto tan complejo como éste son monopolio de un solo pueblo y desacreditar a quien piense distinto, es subestimar la inteligencia de los chilenos. Negar esa realidad es negar la humanidad, pero prohibir la discusión a través de amenazas e intimidación es negar la democracia. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/04/29/columna-no-neguemos-la-democracia/
  11. Autor: Sebastián Andrés Amar Muñoz Fecha: 5/04/2016 Después de cabalgar por varios sitios de Santiago y el Sur de Chile la pandilla llegaba hasta una cueva que usaba como residencia Manuel Rodríguez: ¿Qué sucede Capitán Prat?. …¿no está feliz de ayudar a los pueblos originarios y a los pequeños campesinos que han perdido sus tierras? Arturo Prat: Con todo respeto Sr. Manuel Rodríguez, pero fui entrenado para servir a la patria como marino del gobierno de Chile. …no para convertirme en un forajido que en las noches roba ganado como un simple cuatrero y quema fundos de latifundistas Manuel Rodríguez: La libertad cuesta mucho trabajo Capitán Prat. …los latifundistas y hombres despreciables como el Regidor Supremo Bernardo O’Higgins no entienden con las palabras, por eso hay que tomar desesperadas para lograr la Democracia Arturo Prat: ¿Y quemar fundos es la solución? (en forma irónica). …usted es un burgues igual que Bernardo O’Higgins, yo soy abogado, podríamos usar nuestras influencias para tratar de lograr la Democracia en forma pacífica, tal vez sacarlo mediante un plebiscito en donde la gente decida su continuidad Manuel Rodríguez: No sea ingenuo Capitán Prat. …aunque sacaramos a O’Higgins mediante un plebiscito lo más probable que algunos políticos corruptos bastante acomodados en su estilo de vida y constitución dictatorial harían todo lo posible para impedir los cambios que la Democracia necesita, por eso la mejor solución de momento son las armas, los plebiscitos y asambleas llegarán después que lo hayamos derrocado A lo que encillando su caballo Miguel Molina (Francisco Reyes) le responde a Arturo Prat (Cristián Carvajal) en forma bastante ruda Miguel Molina: Sino está listo para ser un forajido Capitán Prat. …mejor renuncie, este trabajo es solo para quienes tienen las agallas para hacerlo A lo que Santos Molina (Néstor Cantillana) también encillando su caballo le responde en forma bastante amigable a su hermano Miguel Molina (Néstor Cantillana) Santos Molina: No seas tan cruel con el cuiquito hermano. …solo le llevará tiempo acostumbrarse A lo que Matilde Solar (Tamara Acosta) se acerca su esposo Miguel Molina (Francisco Reyes) en forma bastante temerosa Matilde Solar: ¿Por cuánto tiempo va a estar este hombre aquí? (susurrándole). …no me causa confianza que esté frente a los niños Miguel Molina: No seas desconfiada mujer. …si Manuel Rodríguez piensa que es de confianza, seguirá en esta cueva todo lo que sea necesario Una tarde lluviosa en Santiago el temible Lord Dracula (Christian Bale) y James Moriarty (Michael Fassbender) iban en una carreta por las calles Lord Drácula: ¿How to advance the research of Dr. Frankenstein Mr. Moriarty ?. ... ¿Cómo avanzan las investigaciones del Dr. Frankenstein Sr. Moriarty?. … James Moriarty: The Dr. Frankenstein is just a good samaritan who wants to save the world. ...But you and Mr. Lord Dracula are only two criminal minds looking take ownership across Europe and South America if spare some also El Dr. Frankenstein solo es un buen samaritano que quiere salvar al mundo. …pero usted y yo Sr. Lord Drácula solo somos dos mentes criminales buscando adueñarnos de toda Europa y si sobra algo de Sudamérica también Lord Drácula: You have not answered my question Dr. Moriarty. ... No ha respondido mi pregunta Dr. Moriarty. … James Moriarty: It lacks little to resurrect this monstrosity that calls best friend. ...Then no problems will be dedicated to his plan to unleash the apocalypse and revive the dead, I'm curious as someone as you have done to survive so long, a vampire must be the most amazing experience of mankind Le falta poco para resucitar ese adefesio que llama mejor amigo. …después sin problemas se dedicará a su plan de desatar el Apocalípsis y revivir a los muertos, siento curiosidad por como alguien como usted ha hecho para sobrevivir tanto tiempo, ser vampiro debe ser la experiencia más increíble de la humanidad Lord Drácula: The correct name is Nosferatu and is not an amazing experience, it's a curse, it is not recommend Mr. Moriarty, although still insisting I'll have to break his neck and drinking their blood from a bite Jajaajajajjaj (riéndose irónicamente) El nombre correcto es Nosferatu y no es una experiencia increíble, es una maldición, no se la recomiendo Sr. Moriarty, aunque si sigue insistiendo me veré obligado a romperle el cuello y beber su sangre de una mordida Jajaajajajjaj (riéndose irónicamente) James Moriarty: But tell me about his experiences as a warrior prince in Transylvania before the Turkish invasion or the battle with Genghis Khan. ... Pero hábleme de sus experiencias como príncipe guerrero en Transilvania antes de la invasión turca o la batalla con Genghis Khan. … Lord Drácula: I lost my humanity to save my people. ...However I did not sell my soul, though I can not go out during the daylight, now I just look fulfill the prophecies that long ago announced the scriptures Perdí mi humanidad para salvar a mi pueblo. …sin embargo no vendí mi alma, aunque no pueda salir durante la luz del día, ahora solo busco cumplir las profecías que hace tiempo anunciaron las sagradas escrituras James Moriarty: I always thought that vampires, ¡sorry!, ¡Nosferatu! they were creatures who feared Christianity and the religion of Christ. ...At least according to Bram Stocker's books, but I'm here doing business with the Dark Knight Siempre pensé que los vampiros, ¡perdón!, ¡Nosferatu! eran criaturas que le temían a la cristiandad y la religión de cristo. …al menos según los libros de Bram Stocker, pero acá estoy haciendo negocios con el Caballero de la Noche Lord Drácula: Much of what is written by Stocker myths of folklore. ...But his no have idea on how are vampires Mucho de lo escrito por Stocker son mitos del folclor. …pero no tiene ninguna idea sobre como son los vampiros A lo que la carroza pasaba al lado de Abraham Van Helsing (Nissim Sharim) quien se volteaba al reconocer el escudo del castillo Drácula CONTINUARÁ. …
  12. Ottone se queja por el tono “histérico” y “jacobino” del debate público y dice que se ha impuesto una “percepción deformada” de la realidad Hombre clave del laguismo se suma a voces de la elite preocupadas por el clima político “Son cosas que tienen que ver con la crisis de representatividad de la democracia en Chile y, de paso, en buena parte del mundo, con los actos de corrupción que han salido a la luz respecto de la relación entre el dinero y la política, con las conductas codiciosas y ruines de algunos empresarios y con los escándalos de uno u otro tipo que no respetan barreras institucionales, y se han producido en la Iglesia, en el Ejército y en el fútbol, “en el mismo lodo todos manoseados”, como dice el tango, que han conducido a un descreimiento generalizado”, sostiene el sociólogo y doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de París III. Uno de los hombres clave del laguismo, el sociólogo y doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Paris III, Ernesto Ottone, se sumó a las voces de la elite que están preocupadas por el actual clima político, quejándose a su vez por el tono “histérico” y “jacobino” que tenido el debate público. Además, sostiene que se ha impuesto una “percepción desinformada” de la realidad. En su columna en La Tercera, Ottone explica que la convivencia democrática está dada por la existencia y el respeto de las reglas democráticas, como también elecciones libres e informadas, libertades y un nivel mínimo de igualdad material, “para que la libertad no pierda todo sentido para ciudadanos más desfavorecidos”. Sin embargo, sostiene que también se requiere de costumbres democráticas, de estilos democráticos y de tonos democráticos. “Lo señalo porque veo con preocupación que esa textura, esas costumbres y esas conductas de convivencia democrática están alcanzando en Chile una delgadez preocupante. Ello se expresa en un tono que hace del sospechismo la mirada normal de unos hacia otros, la expansión de una estridencia algo histérica cuando se debate de la política y los políticos, casi todos ellos convertidos en personajes malignos. Una actitud jacobina que se recoge en algunos medios, donde todos los responsable públicos parecen ser culpables hasta que demuestran lo contrario. Ello se acompaña de una descalificación rápida y categórica del que tiene una opinión diferente”, precisa. Estima que a pesar de todo existen razones para el enojo y la amargura, “para la indignación con quienes han fallado a la confianza pública recibida. Son cosas que tienen que ver con la crisis de representatividad de la democracia en Chile y, de paso, en buena parte del mundo, con los actos de corrupción que han salido a la luz respecto de la relación entre el dinero y la política, con las conductas codiciosas y ruines de algunos empresarios y con los escándalos de uno u otro tipo que no respetan barreras institucionales, y se han producido en la Iglesia, en el Ejército y en el fútbol, “en el mismo lodo todos manoseados”, como dice el tango, que han conducido a un descreimiento generalizado”. Añade que el estado de ánimo escéptico que genera tal percepción provoca “un clima áspero, rudo, agresivo, incluso en momentos de diversión”. Ottone también admite que como país existen muchos problemas que hay que resolver y mucho de qué quejarse. “Es cierto, además, que no atravesamos por un momento de crecimiento espectacular, estamos creciendo un mínimo. Pero tampoco estamos viviendo una hecatombe social. Hasta ahora no ha bajado el empleo ni ha subido la pobreza ni la desigualdad. Que se sepa, nuestros derechos y libertades no han sido puestos en cuestión, y si algo tiende a escasear es más bien el cumplimiento de los deberes y la responsabilidad”, menciona. “Es verdad que el gobierno actual, junto con mostrar logros no menores, ha cometido y comete muchos errores. Pero tengamos sentido de las proporciones, no estamos inmersos en una crisis generalizada y decir que el país no funciona es una exageración, no se sostiene en pie ni por un instante. Las altas cifras de chilenos en vacaciones dentro y fuera del país creo que no deben tener antecedentes en nuestra historia. Chile no está viviendo en un valle de lágrimas ni creo que lo hará, porque nuestras bases son sólidas. Pero si queremos avanzar más y mejor se requiere, entre otras cosas, un nuevo estado de ánimo, menos desconfiado y más optimista”, agrega. Para esto, el sociólogo explica que es necesario hacer más exigentes las reglas procedimentales que eviten los abusos, la frescura, la sinvergüenzura y los privilegios que “irritan con razón a una ciudadanía más alerta y crítica. Pero también se requiere producir un cambio de tono, y ahí la responsabilidad es de todos, es compartida”. Afirma que es el gobierno el que debe dar la pauta, al igual que los empresarios, los comunicadores, los gremios sindicales y los políticos, debido a que cree que “así el clima social mejoraría, que se adquirirían costumbres y tonos menos destemplados. La convivencia democrática se reforzaría y administraríamos mejor nuestra libertad y, lo que no es menor, lo pasaríamos mejor. En caso contrario, la percepción y la realidad terminarían coincidiendo, pero para mal, convirtiendo en realidad lo que hasta hoy es más bien una percepción deformada”. El clima de desconfianza política también se ha hecho sentir en el mundo político, ya que el propio ex canciller y actual agente chileno ante La Haya, José Miguel Insulza sostiene que el clima es el peor que ha vivido nunca, con excepción de los meses previos a 1973. Por su parte, Mariana Aylwin expresa su preocupación por el grado de linchamiento que existe, indicando que “el juicio es en la plaza pública y las mayorías quieren ver correr sangre”. Una posición similar asume el decano de la Universidad del Desarrollo (UDD), Eugenio Guzmán, quien cree que “en los últimos años en nuestra sociedad se ha instalado un ambiente en que lo único que vale es el veredicto público”. En tanto, el ex ministro y senador Carlos Ominami menciona que “estamos viviendo en una atmósfera tóxica que favorece las acusaciones falsas, los comentarios tendenciosos, la propagación de todo tipo de rumores infundados que terminan haciendo un grave daño. Prácticamente ninguna de las instituciones se salva de estas malas prácticas”. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/02/28/
  13. El fenómeno Bernie Sanders o la democracia contra los megarricos Autodefinido como socialista democrático, logró amargarle el inicio del proceso de primarias a Hillary Clinton, tal como lo hizo Barack Obama hace ocho años, logrando empatarle en un estado rural y conservador donde en teoría no tenía posibilidad. Sanders es la expresión de un sentimiento antiestablishment particularmente fuerte entre la juventud, indignada con la desigualdad de la sociedad estadounidense. Janelle Markgren tiene 24 años, es estadounidense y vive en Chile hace unos años. Es blanca anglosajona, de familia protestante y nacida en Wisconsin, un estado del Medio Oeste gobernado por un republicano. Janelle forma parte de esa masa que los republicanos deben captar si pretenden volver a la Casa Blanca, “estadounidenses de pura cepa”, nacidos y criados en la cultura dominante del país. Sin embargo, ella es de los que creen que Bernie Sanders puede dar la sorpresa. “Sus propuestas son interesantes, nos dice que tenemos la opción de cambiar las cosas. Creo que puede ganar, pero depende de la cantidad de gente que vote. Si mi generación llega a votar, puede que Bernie gane”, dice. Y es que justamente Bernie Sanders obtiene sus mayores niveles de apoyo en jóvenes con ideas progresistas, muchos de ellos con algún nivel de educación universitaria, un grupo que ha crecido enormemente en los Estados Unidos durante las últimas décadas, pero que ha costado sostenidamente llevar a las urnas. “A los jóvenes de mi generación, la generación de los millenials, nos gusta mucho Bernie Sanders, nos gustan sus ideas”, señala Janelle. El socialista Bernie Sanders nació en 1941 en Brooklyn, New York, en el seno de una familia judía estadounidense. Su padre era un polaco que perdió a toda su familia en el Holocausto, mientras que su madre era una neoyorquina hija de judíos estadounidenses. El propio Sanders ha contado que parte de su interés en la política proviene de sus raíces judeoeuropeas, como declaró en 2015 al Christian Science Monitor: “Un tipo llamado Adolf Hitler ganó una elección en 1932 y murieron 50 millones de personas. De muy pequeño aprendí que la política es de hecho muy importante”. Después de graduarse de la escuela secundaria y tras un paso por el Brooklyn College de la Universidad de New York, se fue a estudiar artes en la Universidad de Chicago, la misma que sirvió de alma mater de la economía neoliberal a nivel mundial. Sin embargo, Sanders tomó un camino opuesto al de muchos de sus compañeros y se unió a la Young People's Socialist League (juventud política del Partido Socialista de los EE.UU.), involucrándose también en el Movimiento por los Derechos Civiles. En esa época Sanders fue encontrado culpable de resistirse al arresto durante una manifestación contra la segregación racial en las escuelas públicas de Chicago y debió pagar una multa de $25 dólares. Participó también de la Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad, encabezada por Martin Luther King, en la cual el líder afroamericano pronunció su célebre discurso “I have a dream”. Tras egresar tuvo varios empleos en Nueva York y Vermont, estado donde había comprado una pequeña casa de veraneo, pero influido por sus ideas socialistas decidió irse a vivir por unos meses a Israel, donde ingresó a un kibutz, comuna agrícola sionista donde se vive bajo el comunitarismo. Al volver a los Estados Unidos se instaló en Vermont, lugar que marcaría su vida y su carrera política para siempre. En 1981 fue electo alcalde de la ciudad de Burlington, la más grande del estado, siendo reelecto tres veces y derrotando tanto a demócratas como a republicanos. Durante su gestión Sanders apoyó la primera marcha del orgullo gay realizada en la ciudad y firmó una ordenanza prohibiendo la discriminación habitacional, en una época en que personas y empresas se negaban a vender o arrendar viviendas a homosexuales o transgéneros. En 1993 llegó a la Cámara de Representantes obteniendo el cupo por Vermont como independiente, algo histórico a nivel nacional que no ocurría hacía 40 años. Desde ahí se opuso a emblemáticas leyes como la “Dón't ask, Don't tell” de Bill Clinton , la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA), que establecía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer y que fue declarada inconstitucional en 2013 por la Suprema Corte, y la polémica Ley Patriota de George W. Bush, que otorga facultades especiales al gobierno y a las agencias de inteligencia para combatir amenazas terroristas. Desde 2007 es senador y el único miembro del Congreso que se define públicamente como “democratic socialist” término que podría traducirse como socialista democrático o socialdemócrata. Ahora está embarcado en una candidatura presidencial a la que nadie daba ningún futuro hace algunos meses, pero que gracias al envión anímico del pasado lunes en Iowa, y a un mensaje dirigido a jóvenes y ciudadanos descontentos, amenaza con amargar la casi segura nominación de Hillary Clinton, tal como hiciera un desconocido Barack Obama hace ocho años. El fenónemo antiestablishment: descontento y desigualdad Como candidato presidencial Sanders se ha planteado como la alternativa a la candidata del establishment, Hillary Clinton, una mujer blanca, protestante, esposa de ex Presidente y proveniente del “mundo de Washington”. Se ha expresado a favor de ampliar los derechos LGBT, de defender el derecho a elegir de las mujeres frente al aborto, de dar a los trabajadores vacaciones pagadas y postnatal (en Estados Unidos no es obligación hacerlo a nivel federal), educación superior gratuita, salud pública universal y del fin de las donaciones de empresas a campañas políticas. Además uno de sus principales focos es “controlar a Wall Street” y a ese “1% de megamillonarios” para que paguen más impuestos en favor de la mayoría ciudadana. Propuestas como estas lo han convertido, a pesar de su edad avanzada y de su larga carrera política, en el rostro del sentimiento antiestablishment. Tal como Podemos lo ha sido en España y Jeremy Corbin en el Reino Unido, en los Estados Unidos es Bernie Sanders quien reta a los sectores tradicionales del poder y de la elite. El propio Sanders no se complica en asumir ese rol rupturista en medio de la sociedad capitalista por antonomasia; uno de sus afiches de campaña dice: “La revolución comienza ahora”. ¿Pero cómo un autodenominado socialista puede tener opciones de llegar a la Casa Blanca en un país donde “socialista” es casi una palabra peyorativa? La analista política Claudia Heiss apunta al fenómeno mundial de indignación ciudadana postcrisis del 2008. “Lo de Sanders tiene directamente que ver con la crisis de 2008 y con la crisis de la relación entre democracia y capitalismo. La alianza entre democracia y capitalismo ha sido puesta en cuestión, se está mostrando progresivamente que el capitalismo actual genera excesiva concentración de riqueza. La popularidad que tuvo en Estados Unidos El capitalismo del siglo XXI de Piketty es una muestra, hace 15 o 20 años no lo hubiesen ni tomado en cuenta ”. Pero, al mismo tiempo, Heiss enfatiza que esto no debe interpretarse como una izquierdización del electorado norteamericano, sino que es una expresión de la derechización que han tenido los republicanos. “Antes de todo esto, el Partido Republicano se derechizó con el Tea Party, con Trump, y dejaron fuera alestablishment más moderado. Hoy, comparado con los candidatos que van arriba en las encuestas republicanas, John McCain parece casi un ángel”. Para el también analista Guillermo Holzmann el asunto tiene que ver asimismo con cómo la gente común y corriente no ha sentido las mejoras macroeconómicas. “Lo de Iowa va al corazón mismo de Estados Unidos, es un estado pequeño pero que representa el corazón del país. Los números macroeconómicos del país no logran ser percibidos como un beneficio que llegue directamente a la clase media y ahí aparece una visión más cálida sobre la socialdemocracia. Por ejemplo, él se opone al recorte de subsidios agrícolas, y eso en una zona productora de maíz como Iowa es muy importante”, explica. Sin embargo, Holzmann apunta a lo que viene, concretamente al 1 de marzo: “Sanders tendrá varios altos y bajos de aquí en adelante, pero hay que esperar al Súper Martes, donde varios estados harán sus caucus y sus primarias. Ahí se verá realmente qué potencial tiene, pero será una de las elecciones más complejas de los Estados Unidos, por la derechización de los republicanos y la izquierdización de los demócratas. Pero ambos tienen ese deseo de volver a ese 'American way' que se ha descuidado”. Para Claudia Heiss, Sanders se explica por la conjunción de desigualdad e indignación, expresada en la crisis del sistema desde el crack del 2008: “Cuando se empezaron a destapar los casos de corrupción, los abusos de los ejecutivos de grandes empresas y todo lo que ha ocurrido con Wall Street, se comenzó a sacar también a la luz que en Estados Unidos hay millones de personas que no tienen cobertura de salud, ni siquiera tienen acceso a una salud mala como alguien sin recursos en Chile, simplemente se mueren. En Estados Unidos son muy ricos, pero muy desiguales”. Los expertos todavía dudan de que Sanders pueda siquiera pretender vencer a Hillary Clinton, pero desde el lunes por la noche en Iowa ya es una alternativa. “Obama se pasó ocho años diciendo que no era socialista, por la carga negativa de la palabra, y ahora aparece algo nuevo, un tipo que se define socialista y pretende ganar. Sin embargo, es muy difícil, no veo a la sociedad estadounidense disponible para votar por un socialista y eso le haría más fáciles las cosas a la derecha”, dice Heiss. Por ahora, Bernie Sanders va primero entre los demócratas en las encuestas para la primaria de New Hampshire, el segundo round electoral que será la próxima semana. www.elmostrador.cl
  14. Gabriel Boric: "En Chile hay un simulacro de democracia donde las decisiones las toma una elite" El legislador por Magallanes hace un crítico balance de sus dos años en el Congreso, donde, dice, llegarían las leyes "precocinadas" por "poderes fácticos". En marzo del próximo año, Gabriel Boric, diputado de Izquierda Autónoma, cumplirá dos años desde su ingreso al Congreso. Un espacio que al ex presidente de la Fech todavía no le acomoda del todo, pese a reconocerle cierta utilidad política. En esta entrevista, su balance refleja un tono de denuncia. “El Congreso no es lo que parece ser. No es representativo de la diversidad, no es el lugar donde se toman las decisiones que definen el rumbo del país. Desgraciadamente, las decisiones se toman en otros pasillos, donde la democracia no tiene acceso”, sostiene el diputado por Magallanes. ¿Dónde se toman las decisiones a su juicio? Son los poderes fácticos. En las mesas y reuniones con los empresarios, en los debates internos de los partidos y no sometidos al escrutinio público. Más allá de lo que se diga en el discurso oficial, termina siendo una suerte de buzón, en donde llegan leyes precocinadas y a las que es posible echarle un poquito de sazón, pero en ningún caso determinar su contenido y carácter. ¿Podría identificar quiénes protagonizan esos “poderes fácticos”? En instancias como Icare, en citas con lobistas, en las relaciones que tienen los políticos con los empresarios, en reuniones de asesores. Todo el circuito de decisiones no está sometido al escrutinio público. Y eso es un déficit tremendo de la democracia en Chile, habla de su desgaste y revela el profundo abismo que existe entre sociedad y política. A la sociedad le cuesta mucho entrar a los circuitos institucionales que están raptados por una casta que es minoritaria y que no quiere soltar el poder. Eso fue muy patente en la discusión de la ley de partidos políticos, donde los partidos tradicionales han hecho todo lo posible para dificultar la entrada de nuevas fuerzas al escenario político institucional. Entonces, ¿hay una debilidad de la democracia? En Chile hay un simulacro de democracia, donde las decisiones las toma una pequeña elite, que además es muy endogámica. Tiene las características de ser santiaguina, rica y machista. Y eso genera una suerte de protección donde no se escucha lo que pasa afuera. Si uno ve las reacciones que han tenido los actores institucionales frente a los casos de corrupción, han sido súper erráticas. El mismo Congreso no capta lo que pasa afuera. Ejemplo de ello es que el PS defiende a Fulvio Rossi, la UDI defendiende a Jovino Novoa y se igualan en eso, dos partidos que vienen de tradiciones muy diferentes. ¿Se puede acercar la sociedad al Congreso utilizando sus espacios? Se supone, por ejemplo, que los parlamentarios se acercan a la gente en sus semanas distritales. La semana distrital se transforma en una suerte de momento de clientelismo. Y si bien reconozco que hay parlamentarios que hacen un trabajo real, hay muchos que se dedican sólo al asistencialismo, que era lo que hacía Fulvio Rossi en Iquique, con su casa de acogida que tenía pagada por las mineras. Se requieren nuevas alternativas políticas y dar por superado el bicoalicionismo de derecha y Nueva Mayoría. Es el desafío de Izquierda Autónoma, Revolución Democrática, entre otras fuerzas políticas que no están representadas en el Congreso. A las comisiones del Congreso van invitados de la sociedad civil a exponer sus argumentos. ¿Tampoco vale eso? Pese a las excepciones, muchas de las instancias de participación que hay acá terminan siendo para la foto, para dejar tranquilo a las personas que vienen. Por ejemplo, he visto a muchos parlamentarios de la Nueva Mayoría que estaban de acuerdo con lo que exponía la gente que iba a la Comisión de Trabajo por la reforma laboral y al final votaban en bloque. El Congreso suele emitir proyectos de acuerdo sobre diversos temas ¿Sirven? Hay muchos diputados que apenas pasa algo, presentan un proyecto de ley. Esa cuestión es para la foto, porque los proyectos que se aprueban son muy pocos. Se utilizan de manera muy grosera para decir ‘nosotros presentamos esto’, cuando saben que no hacen nada porque se apruebe, eso sí que es para la galería. He visto muy pocos proyectos de acuerdo que tengan una utilidad concreta. Otro fenómeno son los perfeccionamientos que hace el Senado a los proyectos que aprueba la Cámara. Hay que pensar si tiene sentido esta bicameralidad en donde el Senado se atribuye un rol de consejo de sabios que no lo tiene. Uno ve que ahí están los senadores Iván Moreira (UDI), Jaime Orpis (UDI) Ena von Baer (UDI) y Fulvio Rossi (PS), que están igual de comprados por el empresariado. Se atribuyen una función revisora o de madurez que no tienen. En el Senado se producen los mismos vicios que en la Cámara, lo que pasa es que se dan más ínfulas, tienen un divismo mayor. Así las cosas, ¿cree que ha sido útil su paso por la Cámara? Sin lugar a dudas. Ha sido útil desde una perspectiva de aprendizaje, de conocer in situ los límites de la democracia chilena y los vicios de la misma, pero también el tener la posiblidad de traer intereses sociales no representados en la política al Parlamento. Ha servido como una plataforma para dar cuenta de esta crisis. El discurso general es bastante autocomplaciente y es bueno que hayan voces críticas adentro. Y yo estoy hablando desde la política, me interesa hacer política, por tanto no me siento un outsider hablando de esto. Lo hago sin pasarme el rollo, con humildad. ¿Y piensa repostularse? Es muy pronto para decirlo, pero para eso hay que analizar tres factores: tener una buena evaluación en Magallanes, que Izquierda Autónoma tenga fuerza a nivel nacional y tiene que ser por la región de Magallanes. Soy de ahí y no estoy disponible para hacer turismo político. www.latercera.com
×