Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Cristian Varela'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 5 results

  1. OFERTA DE LA CADENA POR EL CANAL DEL FUTBOL SEDUCE A CLUBES CHILENOS FOX: los nexos con la red de sobornos del fútbol de la principal interesada en el CDF Por : Matías Jara en Actualidad y Entrevistas Publicado: 04.02.2016 La millonaria compra del CDF está en la recta final: antes del 31 de marzo la ANFP debe cerrar un negocio valorado en US$900 millones. Pero el escenario vuelve a complicarse para Arturo Salah. La oferta que más entusiasma a los clubes es la de FOX, cadena que se ha visto salpicada por las revelaciones de la trama de sobornos que investiga la fiscal Loretta Lynch, y que dejó a la plana dirigente del fútbol sudamericano en el banquillo de los acusados. FOX es dueña del 50% de La millonaria compra del CDF está en la recta final: antes del 31 de marzo la ANFP debe cerrar un negocio valorado en US$900 millones. Pero el escenario vuelve a complicarse para Arturo Salah. La oferta que más entusiasma a los clubes es la de FOX, cadena que se ha visto salpicada por las revelaciones de la trama de sobornos que investiga la fiscal Loretta Lynch, y que dejó a la plana dirigente del fútbol sudamericano en el banquillo de los acusados. FOX es dueña del 50% de T&T, empresa cuyos ejecutivos son acusados de pagar sobornos a la Conmebol por los derechos de las copas Libertadores y Sudamericana., empresa cuyos ejecutivos son acusados de pagar sobornos a la Conmebol por los derechos de las copas Libertadores y Sudamericana. La compra del Canal del Fútbol (CDF) está en su recta final y aún no hay certeza de cómo se cerrará un negocio que está valorado en US$900 millones, el más importante del fútbol criollo. En la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) poco se comenta sobre el tema: “Hay cosas más importantes”, es la respuesta cuando se pregunta en la sede de Quilín por el estado del negocio. Como si la instalación del nuevo DT de la Roja tuviese más peso en los clubes que los más de $40 mil millones que les reparte por año el CDF. Esa sola cifra indica que no hay algo más gravitante para los dueños de los equipos que el cierre de este contrato, que debe quedar finiquitado el próximo 31 de marzo. De hecho, hay clubes que arriesgan la quiebra sin los dineros que reciben del CDF, como sucede con Wanderers. La ANFP ya formalizó su intención de adquirir el 20% del CDF que está en manos de inversionistas liderados por Jorge Claro. El tema es cómo se va a financiar esa adquisición, pues el porcentaje que controla Claro está valorado en US$180 millones. Una posibilidad es recurrir a un préstamo sindicado (otorgado por varios bancos). Otra es concesionar la señal a una cadena internacional por un periodo de tiempo, a cambio de que facilite el financiamiento de la compra. Una tercera vía es vender completamente el CDF y repartir el dinero entre los clubes, oferta que ha sido formulada por las cadenas Turner y la catarí BeIN Sports. El tema fue uno de los puntos centrales abordado por el Consejo de Presidentes de la ANFP en su sesión de este jueves 4 de febrero, la primera dirigida por Arturo Salah. Entre los clubes, el ofrecimiento más seductor es el de la cadena FOX. CIPER consultó tanto a FOX como a la ANFP si esta oferta se había formalizado, pero de la primera no recibió respuesta y en la segunda informaron que no hablarían por el momento sobre los detalles del negocio. No obstante, fuentes de la ANFP que conocen las negociaciones indicaron que las cadenas FOX, Turner y BeIN Sports ya oficializaron su interés en participar en la operación, lo que se formalizó mediante la firma de un acuerdo para incorporarse a una licitación que será manejada por BTG Pactual. Las mismas fuentes indicaron que como las tratativas corren contra el tiempo, a principios de enero se le consultó a la contraparte representada por Jorge Claro si se podía flexibilizar la fecha tope del 31 de marzo y la respuesta, inicialmente, fue positiva. Algunos clubes conocieron en reuniones informales la oferta de FOX en 2015. Los detalles del ofrecimiento se esparcieron entre los integrantes del Consejo de Presidentes. En ese círculo se señala que el lobby a favor de la cadena estadounidense lo lideran Mario Conca -hombre de confianza del dueño del club Universidad de Chile, Carlos Heller- y Cristián Varela, socio de la productora ChileFilms (ver reportaje de CIPER “Cristián Varela, dueño de ChileFilms: el primer ganador de la Copa América”). La oferta de FOX es repartir $45 mil millones anuales a los clubes, con un aumento de 5% cada año, a cambio de la concesión del CDF por 12 años. La fórmula se basa en una agresiva planificación tributaria destinada a rebajar el pago de impuestos del CDF para aumentar la cifra a repartir entre los clubes (vea el reportaje de CIPER “La milagrosa fórmula para rebajar impuestos del CDF”). Lo que seduce a los clubes es mantener el nivel de ingresos actual y no perder la propiedad de esta verdadera mina de oro del fútbol local. En medio de las turbulencias provocadas por la caída del ex presidente de la ANFP, Sergio Jadue, el 26 de noviembre FOX anunció que desistía de pujar por el CDF. No obstante, volvió a la carga tras la llegada del nuevo directorio comandado por Arturo Salah. Pero la ANFP tendrá que medir muy bien sus pasos antes de embarcarse en un negocio con FOX, debido a que el nombre de esa cadena ya figura en la carpeta de la fiscal estadounidense Loretta Lynch, quien investiga los sobornos pagados a los dirigentes de la FIFA y de la Confederación Sudamericana (Conmebol).} En esa pesquisa sobre la Conmebol apareció el nombre de una empresa constituida en el paraíso fiscal de Islas Caimán en 1997: T&T Sports Marketing. En la propiedad de T&T se unieron dos gigantes de los negocios oscuros ligados al fútbol latinoamericano: la brasileña Traffic y la argentina Torneos. Es la huella de T&T la que ha salpicado ahora a FOX. El 3 de diciembre pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos amplió sus acusaciones en la investigación a la Conmebol e indicó que “tres ejecutivos asociados con T&T” sobornaron a lo menos a 15 dirigentes sudamericanos para obtener los derechos de las copas continentales de clubes (Libertadores y Sudamericana). Uno de esos ejecutivos -se lee en el documento- es el argentino Alejandro Burzaco, controlador de la empresa Torneos, quien ya declaró ante la justicia de Estados Unidos. Es decir, T&T habría sido el brazo operativo que pagó las coimas a la plana mayor de la Conmebol, entidad en la que participaba el chileno Sergio Jadue, quien recibió US$2,2 millones en sobornos. Sede Conmebol Según señala la investigación de la fiscal Lynch, T&T Sports Marketing es propiedad de Torneos y “un grupo de inversores que incluye una filial de una importante compañía de Estados Unidos cuya identidad es conocida por el gran jurado”. Esa filial de una “importante compañía” es Fox Pan American Sports, una subsidiaria del conglomerado 21st Century Fox.Según documentación entregada por la propia cadena FOX a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), T&T es considerada como subsidiaria de 21st Century Fox (Ver el documento). Esa información fue proporcionada a la SEC en 2014. Según reportó Wall Street Journal el año pasado, Fox Pan American Sports adquirió en 2011 el 50% de T&T. En la misma nota del diario se cita a una portavoz de Fox que argumenta que la compañía no tiene control operacional sobre T&T. En todo caso, ya en 2004 la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia de Argentina (CNDC), había acreditado que la cadena FOX, a través de Pan American Sports, era propietaria del 50% de T&T Sports Marketing. El porcentaje restante pertenecía a Torneos y, en menor medida, a un fondo de inversión. A pesar de los vínculos establecidos en los documentos de la SEC de Estados Unidos y en los registros de la CNDC argentina, la acusación de la fiscal Lynch no se dirige ni contra FOX ni contra T&T (Ver documento). CIPER pidió entrevistas y envió preguntas a los responsables de FOX para Latinoamérica, pero no obtuvo respuesta. CAMBIO EN EL EQUIPO Fox Pan American Sports, la propietaria del 50% de T&T, es operada por la cadena estadounidense a través de Fox International Channels (FIC). El 12 de enero pasado el mercado internacional de la TV fue sacudido por una noticia que no estaba en los cálculos de los entendidos: el máximo jefe de FIC, el argentino Hernán López, abandonó ese puesto y anunció que se dedicaría a montar un negocio personal de podcast en línea. López es considerado un crack del negocio de la TV. Tras cinco años como CEO de Fox International Channelsy 18 trabajando para FOX, se estima que fue el principal artífice de la expansión global de esa cadena, que pasó de facturar US$30 millones a US$3 mil millones por año, como él mismo lo deja entrever en su carta de despedida. En FOX justificaron su salida como parte de la reorganización que realizará la compañía para manejar los 350 canales que posee en el mundo. Sin embargo, ejecutivos ligados a los negocios de la TV estiman que la inesperada salida de López podría ser parte de una operación de “control de daños” en caso de que la investigación de la fiscal Lynch se oriente a escarbar en la relación de T&T con Fox International Channels, el brazo del grupo FOX que dirigía el argentino. LA GÉNESIS DEL NEGOCIO El vínculo entre FOX y T&T se empezó a tejer a principios de 2002. Entonces se forjó una alianza comercial entre Liberty Media, PSE Holdings e International Sports Programming, las que constituyeron Fox Pan American Sports en el Estado de Delaware, un paraíso fiscal dentro de Estados Unidos, donde se registran más corporaciones que habitantes. Según la documentación a la que tuvo acceso la revista uruguaya Caras y Caretas, el acuerdo entre las tres empresas fue el siguiente: Fox aportaba dinero y sus activos de los canales Fox Sports Latin America y Fox Sports World Español, mientras que Liberty colocaba capital efectivo y PSE Holdings entregaba su participación de 50% en T&T Sports Marketing. Al mismo tiempo, Liberty ya tenía acciones de Torneos, empresa que controlaba una porción de T&T. En 2004 la CNDC argentina revisó la concentración económica que significaría esta alianza. Fue entonces cuando dejó establecido que FOX tenía el 50% de las acciones de T&T y que por su ingreso a esa compañía había negociado “los derechos de transmisión de la Copa Libertadores y la nueva Copa Panamericana” (Ver documento). De esta manera, se daba la paradoja de que la empresa que compraba los derechos televisivos de los torneos continentales de clubes -T&T, perteneciente a Fox- los revendía a su propio socio mayoritario. T&T es la predecesora de la empresa investigada por pagar coimas para quedarse con los derechos de la Copa América: Datisa, cuyo nombre de fantasía es WeMatch. De hecho, Datisa reúne en su propiedad a tres compañías, dos de las cuales eran las controladoras originales de T&T: Traffic y Torneos. A ellas se unió la argentina Full Play. Los sobornos por la Copa América fueron acordados por Datisa y los dirigentes de la Conmebol. FOX, Datisa y Full Play no son las únicas compañías que tienen vínculos con T&T Sports Marketing. De manera indirecta, DirecTV tambiénmantiene lazos con T&T. La operadora de televisión satelital, que cuenta con casi 20 millones de suscriptores en Latinoamérica, es propietaria de un 40% de Torneos, la que a su vez participa en la propiedad de T&T y Datisa. Incluso, DirecTV tiene registrada a T&T como una subsidiaria ante la SEC estadounidense (Ver ese registro de la SEC). EL FACTOR URUGUAYO El vínculo de FOX con el fútbol sudamericano ya suma casi 15 años. Desde 2002 transmite sus torneos continentales y últimamente agregó partidos clasificatorios para el Mundial. De hecho, puede transmitir en la TV por cable los partidos que la Roja juega en Chile gracias a un acuerdo entre Fox Sports y MegaSports, la empresa de Carlos Heller que ostenta los derechos de la selección nacional hasta Rusia 2018 (vea reportaje de CIPER “Copa América: las huellas en Chile de los empresarios del fútbol internacional acusados de corrupción”). Si FOX pudo transmitir entre 2002 y 2015 las copas Libertadores y Sudamericana, fue porque T&T le vendió los derechos de esos torneos. La Conmebol le había entregado a T&T la exclusividad de esas competencias hasta 2022. Así, FOX no sólo es dueña del 50% de T&T, sino que también era su mejor cliente. Esta suerte de “intermediación” de T&T, que recibía los derechos de la Conmebol para entregárselos a FOX, navegó sin contratiempos hasta 2015, año en que se destapó en Estados Unidos el pago de los sobornos. En noviembre del 2015 la confederación decidió suspender el trato que tenía con T&T hasta 2022 y renegociar directamente los derechos con Fox International Channel (FIC) (Ver el contrato 2002 y la renegociación con FIC). Wilmar Valdez, presidente AUF. En declaraciones recogidas por el diario uruguayo El Observador, el ex timonel interino de la Conmebol tras las detenciones de sus dirigentes titulares, Wilmar Valdez, señaló que la confederación resolvió renegociar los derechos de los torneos continentales con FOX a fines de 2015, debido a que temía acciones legales de la cadena, que quedaba fuera del negocio por la salida de T&T. La Conmebol renegoció con Fox International Channels (FIC), cuando todavía la dirigía el argentino Hernán López, y le entregó a FOX los derechos de las copas hasta 2018. Desde 2019, dijo Valdez, el negocio será licitado. Gran parte de la documentación que acredita las irregularidades de la relación entre T&T y la Conmebol ha visto la luz gracias a las recientes investigaciones de la prensa de Uruguay, impulsadas por un proceso judicial que se inició por la acusación del empresario de la TV local Francisco “Paco” Casal. El dueño del canal GolTV denunció que la Conmebol decidió entregar los derechos de las copas continentales de clubes a T&T a pesar de que él había hecho una oferta sustancialmente mayor. La acusación de Casal es tramitada en la Justicia Especializada en Crimen Organizado de Uruguay. Según alega el dueño de GolTV, la decisión de la Conmebol de rechazar su oferta y vender los derechos a T&T en US$372 millones, privó a la confederación de recibir US$433 millones adicionales. Casal sostiene que esto constituye un ilícito que lesionó el patrimonio de la Conmebol, de sus asociaciones nacionales federadas y de los clubes, que no recibieron todo el dinero que les correspondía por participar en esos torneos. Inicialmente, siete clubes de Uruguay, incluido el popular Peñarol, respaldaron la denuncia. Pero luego desistieron y la acusación ahora sólo está apadrinada por la Mutual Uruguaya de Futbolistas (Mufp). Dirigentes de clubes uruguayos han revelado que fueron sometidos a presiones por Gorka Villar -ejecutivo de la Conmebol e hijo del presidente del fútbol español, Ángel María Villar-, quien los habría amenazado con dejar al fútbol uruguayo fuera de las competencias internacionales si persistían en estas denuncias. Fue en Uruguay también donde el miércoles de esta semana la U. de Chile enfrentó a River Plate de Montevideo, en la primera acción de un elenco nacional en esta nueva versión de la Copa Libertadores. Allí, las radios chilenas que quisieron transmitir el cotejo se encontraron con la negativa de FOX. Según una nota de El Dínamo, la cadena les cobraba US$70 mil (unos $50 millones) por los derechos de transmisión del torneo. En los círculos de la ANFP algunos interpretaron este round como un adelanto de los obstáculos que pueden suscitarse si no hay un buen entendimiento con la cadena en el negocio del CDF. El popular relator de radio Cooperativa, Ernesto Díaz Correa, no se amilanó con ese golpe: “Llegó el canal fome y nos está matando”. Fuente: http://ciperchile.cl/2016/02/04/fox-los-nexos-con-la-red-de-sobornos-del-futbol-de-la-principal-interesada-en-el-cdf/
  2. AUMENTARÁ EL PRECIO DE LOS DERECHOS TELEVISIVOS QUE COBRA LA ANFP La milagrosa fórmula para rebajar impuestos del CDFPor : Matías Jara y Gabriela Pizarro en Actualidad y Entrevistas Publicado: 27.11.2015 El Canal del Fútbol es la principal fuente de recursos de las Sociedades Anónimas Deportivas. Sus utilidades han aumentado estratosféricamente, llegando a $42.700 millones a repartir entre los clubes. Este modelo cambiará: ahora el pago no será por las utilidades, sino por los derechos televisivos, estancados desde 2008 en US$5,4 millones y que aumentarán significativamente. El costo lo asumirá el Fisco, que dejará de percibir cuantiosos tributos del CDF. Todo en medio de la ventana de compra del 20% del canal a Jorge Claro, la que desató una disputa donde el más perjudicado fue Sergio Jadue. Vea también: Especial Ciper, “Cronología: Las huellas de la gestión de Jadue al mando del fútbol chileno” Entre los factores que gatillaron la escandalosa salida de Sergio Jadue de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), hay uno que involucra el pozo de dinero más importante del fútbol chileno: el futuro del Canal del Fútbol (CDF). La estación genera los mayores ingresos de las sociedades anónimas de los clubes de la ANFP, entidad propietaria del 80% del canal: el año pasado el CDF repartió $42.700 millones entre estos clubes (vea una nota de Pulso con esas cuentas). Cada cinco años, la ANFP tiene la opción de comprar el 20% del CDF que está en manos del empresario Jorge Claro. Y este 2015 es uno de esos años. El Consejo de Presidentes de la ANFP acordó adquirir el porcentaje de Claro, valorizado en unos US$180 millones, pero el pecado de Jadue fue optar por una fórmula para concretar esa compra que difiere de los intereses de los clubes más poderosos. La crisis que ha generado la caída de Sergio Jadue provocó el congelamiento del proceso para comprar el CDF. Uno de los principales interesados, la cadena estadounidense Fox Sports, anunció este jueves 26 de noviembre que se retiraba de la puja. Aunque no está claro cómo van a seguir las tratativas, lo que ya está definido es que la fórmula de negocios del CDF cambiará y que esa modificación va a perjudicar solo a un actor: el Fisco. No importa cómo se concrete finalmente la compra del canal, quienes lo administren pagarán mucho menos en impuestos. Jorge Claro Fox Sports había informado a algunos clubes que estaba dispuesta a facilitarle a la ANFP el financiamiento para la compra del 20% de Jorge Claro a cambio de quedarse con la administración del CDF por 12 años, hasta 2028. Lo sorprendente es que ofreció repartir $45 mil millones por año –poco más de $2 mil millones por sobre el pozo que recibieron los clubes en 2014–, con una promesa de aumentar esa suma en un 5% anual mientras dure el trato. La pregunta que rondó en el mundo del fútbol y entre los principales ejecutivos del mercado de la TV es de dónde saldrían los recursos para cubrir la diferencia entre lo que hoy reparte el CDF y lo que ofrecía Fox Sports. La fórmula es simple: declarando menos utilidades y, por lo tanto, pagando menos impuestos. El negocio del CDF es uno de los que arroja más utilidades en Chile y, por lo mismo, una gruesa suma en tributos. CIPER consultó al canal por estos números, pero la respuesta fue que se trata de un negocio privado que se mantiene bajo reserva. Un ejecutivo de televisión que conoce las negociaciones que se han hecho por el CDF en las últimas semanas, explicó a CIPER que las enormes utilidades que tiene el canal se deben a que el único activo que posee son los derechos de imagen de los clubes y que éstos están subvalorados. El precio de esos derechos es de US$5,4 millones (unos $3.700 millones). Por lo mismo, casi todos los ingresos de la estación constituyen utilidad y generan un alto volumen de impuestos. La subvaloración de los derechos tuvo su origen en el acuerdo que alcanzaron la ANFP y Jorge Claro cuando se fundó el CDF. En ese momento el negocio no era más que un proyecto y Claro se comprometió a financiar de su bolsillo un pago mínimo anual a repartir entre los clubes mientras no hubiese utilidades. Se estableció que ese mínimo correspondía al costo de los derechos de imagen del torneo, que inicialmente se fijó en US$3,5 millones y luego, en 2008, aumentó a US$5,4 millones, cifra que se mantiene hasta hoy (ver reportaje CIPER “’CDF Popular’: La revolucionaria apuesta de Jorge Claro”). La apuesta de Fox Sports era “normalizar” el valor de esos derechos. Dirigentes del fútbol confirmaron a CIPER que los $45 mil millones (US$ 60 millones) que pretendía repartir Fox Sports corresponderían al pago de derechos de imagen y no a utilidades, por lo que disminuiría el pago de impuestos y crecería la torta a repartir. DUPLA CONCA-VARELA Las mismas fuentes dicen que los primeros en promocionar esta fórmula “mágica” fueron dos dirigentes que conocen en detalle el negocio de la TV. Uno de ellos es Mario Conca, director de Azul Azul, ex gerente de Chilevisión y mano derecha del dueño de Mega y de la “U”, Carlos Heller. El segundo es Cristián Varela, miembro del directorio recién censurado de la ANFP, integrante de la Comisión de Finanzas de la Conmebol y de la Comisión de Disciplina de la FIFA, además de dueño de Chilefilms, la principal empresa que presta servicios de producción al CDF. Cristián Varela Conca y Varela habrían conseguido interesar a Fox Sports en el negocio del CDF. Ambos mantienen vínculos con esa cadena. Varela, a través de Chilefilms, produjo los partidos de la Copa América y los que se jugaron en Chile de la Copa Sudamericana, la Copa Libertadores y la Recopa. Los derechos de estos últimos campeonatos están en manos de Fox Sports hasta el 2018, según la actualización de contratos que publicó la Conmebol el 23 de noviembre pasado. En el caso de Conca, él es uno de los asesores más cercanos a Heller y hasta 2014 fue presidente del directorio de Mega, canal que ostenta los derechos de TV de la selección chilena, los que cede a Fox a cambio de poder transmitir los partidos que la Roja juega en el extranjero por las clasificatorias mundialistas (ver reportaje de CIPER “Copa América: las huellas en Chile de los empresarios del fútbol internacional acusados de corrupción”). “UN DIRIGENTE BAJITO” El 12 de noviembre pasado, a la llegada de su misterioso viaje a Brasil que marcó el inicio de su derrumbe, Sergio Jadue dejó al descubierto el botín que estaba en juego entre los integrantes del Consejo de Presidentes de la ANFP. En el mismo aeropuerto disparó: “Investiguen quién está detrás, averigüen qué compra viene ahora, qué es lo que se quiere hacer con el fútbol chileno, qué es lo que se quiere hacer con su canal de televisión, con el campeonato nacional. Aquí hay muchas cosas detrás, son miles de millones de dólares”. El entonces presidente del fútbol chileno hizo una alusión velada pero directa a Mario Conca como uno de los promotores de los ataques a su persona: “Un dirigente de un equipo de mayor convocatoria, bajito, que da boletas ideológicamente falsas a Aguas Andinas”, dijo el calerano. Mario Conca Lo que Sergio Jadue no contó fue que, junto a Nibaldo Jaque, quien este viernes 27 renunció a la secretaría general de la ANFP, habían ideado su propia estrategia para el futuro del CDF. Ambos impulsaron un contrato con BTG Pactual para que asesorara a la ANFP en este negocio. La corredora ya había trabajado para la asociación en el primer semestre de este año, cuando calculó en US$180 millones el valor del Canal del Fútbol, a objeto de determinar cuánto se debe pagar a Jorge Claro por su porcentaje. Este nuevo contrato con BTG Pactual no alcanzó a ser informado por Sergio Jadue al Consejo de Presidentes. Estaba programado que esa información se entregaría en el consejo del 6 de noviembre pasado, pero éste terminó abruptamente con una pataleta de Jadue, quien se retiró indignado debido a los primeros cuestionamientos a las cuentas de la ANFP (Ver reportaje CIPER “Platas de la ANFP: todas las evidencias contra Jadue que los dirigentes dejaron pasar“). El viernes 20 de noviembre el diario El Pulso publicó que la corredora BTG Pactual había llegado a un acuerdo “con cinco entidades bancarias: Santander, Banco de Chile, BBVA, BCI y Scotiabank”, bajo la modalidad de crédito sindicado, para que le facilitaran a la ANFP un monto de US$180 millones destinado a comprar el 20% del CDF a 15 años plazo. El plan de Jadue, de financiar con créditos bancarios la compra del canal, chocó con la fórmula que promocionaban Conca y Varela y que ya había conquistado a los clubes más poderosos. Para mantener bajo su control todo el proceso, Jadue y Jaque establecieron que cualquier oferta que se hiciera relacionada con la compra del CDF debía ser ingresada a través de BTG Pactual. La férrea imagen de esa compañía debía ser prenda de garantía de la seriedad del proceso. No obstante, en la mañana de este miércoles 25 de noviembre las esquirlas de una bomba que detonó en Brasil impactaron a la oficina de BTG en Chile: el CEO de la matriz de BTG Pactual, André Esteves, fue detenido por vínculos con el caso de corrupción de Petrobras (vea esta noticia en El Mostrador). En paralelo a los esfuerzos de las duplas Conca-Varela y Jadue-Jaque, el Consejo de Presidentes abrió una tercera vía para llevar el proceso de adquisición del canal: creó la Comisión CDF, integrada por Colo Colo, U. de Chile, Audax, Huachipato, O’Higgins, Copiapó, San Felipe y Ñublense. El consejo le encargó a esta comisión que buscara la forma de financiar la compra del 20% –fórmula que de todos modos implicar revalorizar los derechos y pagar menos impuestos– y, eventualmente, recibir las ofertas que llegaran por el canal. El viernes 6 de noviembre, El Mercurio publicó que la Comisión CDF había conseguido que un pool de cuatro bancos –BBVA, Security, Itaú y Corpbanca– se interesara en financiar unos US$175 millones, a través de un crédito sindicado, para que la ANFP comprara el 20% del CDF. No obstante, dos de los integrantes de esta comisión –Colo Colo y la “U”– estaban más interesados en la oferta de Fox Sports. Los ejecutivos de Fox jamás presentaron su oferta de manera formal ante BTG Pactual, como lo quería Jadue. Se reunieron con dirigentes de distintos clubes e incluso con personeros de la ANFP, pero nunca validaron a la corredora como intermediaria. Nibaldo Jaque En octubre trascendió en la prensa que existían tres cadenas interesadas en el negocio: Fox Sports, BeINSports y Time Warner. Hasta ahora, la única opción que ha formalizado su propuesta a través de BTG Pactual es la estadounidense Time Warner. A diferencia de Fox, tanto Time Warner como la qatarí BeINSports no están interesados en financiar la compra del CDF para la ANFP, sino que pretenden adquirir el canal para ellas y hacerse con los derechos del torneo chileno a perpetuidad. Dos dirigentes del fútbol aseguraron a CIPER que Nibaldo Jaque viajó a París para escuchar la oferta de BeINSports, cuyo propietario es Nasser Al-Khelaïfi, también dueño del club Paris Saint-Germain. Según El Mercurio, esta oferta alcanzaba los US$1.300 millones por la totalidad del canal y la cesión de los derechos televisivos del torneo local. Además de las tratativas con la señal qatarí, Jaque y Jadue sostuvieron una reunión el 19 de octubre con ejecutivos de Fox Sports. Los representantes de la señal estadounidense salieron ofuscados de aquel encuentro, que no concluyó en buenos términos, pues consideraron que los estaban utilizando para aumentar el precio de otros posibles oferentes. Más allá del desaire de Jadue, la propuesta de Fox resultó más atractiva para los clubes porque no enajenaba la propiedad –que volvería a manos de la ANFP en 2028– y repartía un volumen de dinero superior al actual. Pero el interés de Fox Sports se desvaneció el jueves 26. Ese día, trascendió una carta, publicada por La Tercera, donde formalizó su retirada: “Fox International Channels retira la oferta no vinculante presentada a la comisión de evaluación, así como suspende, con efecto a partir del día de hoy, las discusiones y conversaciones existentes entre Fox y ANFP”. De acuerdo al contrato suscrito entre la ANFP y Jorge Claro, dueño del 20% en disputa, el plazo para formalizar la intención de compra es el 31 de diciembre, la que puede hacerse efectiva hasta el 31 de marzo del 2016. Después de eso, la organización del fútbol deberá esperar cinco años más para tener una nueva oportunidad de compra, pero probablemente a un precio más elevado. Las negociaciones corren contra el reloj, pero están detenidas no sólo por la crisis que desató la caída de Sergio Jadue, sino también porque la Fiscalía Nacional Economica (FNE) puso sus ojos en el negocio. El 26 de octubre, después de que se conoció el interés de las grandes cadenas, la FNE anunció que investigaría “posibles riegos anticompetitivos” en esta operación. Esto después de que Guillermo Ponce, gerente general de VTR, la principal cableoperadora chilena, informó a La Segunda que el CDF constituye el 25% de su parrilla deportiva, seguido por Fox Sports, con el 23%. Frente a estas cifras y ante la posibilidad de una integración entre Fox y el CDF, fue el gerente general del cableoperador Grupo GTD, Alberto Bezanilla, quien saltó a la palestra para alertar por una situación con “tintes de monopolio”. Fuente: http://ciperchile.cl/2015/11/27/la-milagrosa-formula-para-rebajar-impuestos-del-cdf/
  3. Venta del CDF: crónica de una negociación esperada por Eduardo Bruna 29 septiembre 2015 Desde que se decretó la quiebra de Colo Colo y Universidad de Chile, para lograr implantar en el país el sistema de Sociedades Anónimas Deportivas, siempre quedó claro que el botín mayor iba a estar en la transmisión del fútbol a través de la televisión. ¿Quién vende un negocio exitoso? Es más: ¿Quién querría vender uno de los negocios más importantes y con menos riesgo de los últimos tiempos? ¿Uno que, al contrario de estancarse, muestra un alza sostenida casi desde su arranque? Al parecer, el fútbol, que cooptado primero por el poder económico fruto de un neo liberalismo desatado que lo engulle todo, ahora pretende seguir el mismo ciclo que han seguido otros lucrativos negocios del país: su venta al capital económico extranjero. Como la salud, la previsión y hasta ese elemento vital para la vida que es el agua. ¿Sorprende? A estas alturas de la realidad nacional, en que hasta las conciencias parecen tener precio, por cierto que no. Y menos cuando la venta de este inmenso activo que es el Canal del Fútbol aparece como el último acto de una lucha que se arrastra por años, y en la que han tenido intervención –por acción y por omisión- incluso esferas gubernamentales. Para entender este último acto, esta verdadera “crónica de una venta anunciada”, es preciso retroceder a los tiempos en que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, ANFP, era dirigida por Ricardo Abumohor, con el abogado Darío Calderón como su colaborador más cercano. Ante los primeros atisbos de comenzar a llevar el fútbol a través de la pantalla chica, la ANFP se encontró con un problema insoslayable para concretar su intención de vender el campeonato como producto: la férrea oposición de Colo Colo y Universidad de Chile, clubes que se negaban a que el organismo máximo del fútbol dispusiera arbitrariamente de sus “derechos de imagen”, reconocidos mundialmente como “derechos inalienables”, de acuerdo al estudio que en su oportunidad hizo el abogado constitucionalista José Luis Cea. Peter Dragicevic y René Orozco, presidentes de Colo Colo y la U, respectivamente, se transformaron en “personas non gratas” y los principales obstáculos para la concreción de un negocio que en todas partes del mundo era sencillamente millonario, y más aún luego de la irrupción avasalladora de la internet, que abría todo un mundo de posibilidades. En su lucha por defender esos “derechos de imagen”, albos y azules llegaron a realizar una maniobra hasta desesperada: los vendieron a la empresa ISL. Como ya se sabe, Colo Colo y Universidad de Chile perdieron la batalla y, más tarde, la guerra. La única manera de sacarse de encima ambos incordios fue la quiebra de las dos instituciones. Una quiebra absolutamente abusiva, irregular, inducida e ilegal. Primero, porque como Corporaciones de Derecho Privado sin fines de lucro podían desaparecer frente a una manifiesta insolvencia, pero en ningún caso quebrar. Y, sin embargo, el 23 de enero de 2002, Helga Marchant, jueza del 22° Juzgado Civil de Santiago, decretó la quiebra de Colo Colo por una deuda que el club mantenía con la empresa Factoring Alianza Leasin, por 4 millones de pesos. Enterado de la decisión de la jueza Marchant, Dragicevic concurrió a entrevistarse con ella, obteniendo la promesa que, pagada la deuda, ella levantaba de inmediato la quiebra. El timonel albo pagó al día siguiente la deuda con un cheque de su cuenta personal, pero sin embargo la quiebra siguió en pie. Si esa fue una situación al menos sospechosa, para que no quedaran dudas acerca de hacia dónde iba la maquinaria de los denominados “poderes fácticos”, intervino luego el Servicio de Impuestos Internos, quien lisa y llanamente, y sin mediar explicación alguna, desconoció el DFL 1 de 1970, que dejaba claro que los jugadores de fútbol profesional, por lo breve de su carrera, no tenían que tributar de aquellos dineros que recibieran por concepto de primas y premios. Ni siquiera se trataba de que los clubes hubieran eludido impuestos. Apegándose a un decreto con más de 40 años de vigencia, simplemente no les habían descontado tributos a sus jugadores por ambos conceptos de los cuales, según el decreto, quedaban liberados. El fútbol se hizo entonces, de la noche a la mañana, de una deuda desconocida y ciertamente gigantesca. Si alguna duda quedaba acerca de que se les pavimentaba el camino a las Sociedades Anónimas Deportivas, el dictamen del SII terminó por aventarlas: aquellos clubes que decidieran entrar al sistema SAD, podrían cancelar dicha deuda en cómodas cuotas mensuales. Los que no, debían de pagar de inmediato esos impuestos no retenidos de los últimos cinco años. Los síndicos de Colo Colo (Juan Carlos Saffie, primero, y Patricio Jamarme, luego) renunciaron a la defensa que el club popular había pretendido hacer respecto de la insólita derogación del DFL 1. No sólo eso: entregaron mansamente los “derechos de imagen” que con tanto celo habían defendido sus respectivos directorios. Y no les fue mal a ambos, desde el punto de vista económico: de un club supuestamente quebrado y en la ruina, entre los dos cobraron cerca de un millón de dólares. Eso sin contar los emolumentos que recibieron parientes cercanos que también llegaron a sacrificarse para mantener con vida a Colo Colo. José Manuel Edwards, síndico designado para la quiebra de Universidad de Chile, fue incluso más expedito: a un año del decreto que acabó con el mandato del doctor René Orozco, llamaba a licitación para aquellos interesados en hacerse de la propiedad del club. Lo que vino después, ya se conoce: durante el directorio de Reinaldo Sánchez (2001-2006), la Asociación Nacional de Fútbol Profesional acogió la iniciativa del empresario Jorge Claro para la creación del Canal del Fútbol (CDF), que comenzó oficialmente sus transmisiones el 11 de abril de 2003.es tomadas por los socios minoritarios. Porque Claro es dueño sólo del 10 por ciento. El restante 10 por ciento es propiedad de varios socios que nunca aparecen y que pocas veces son mencionados. El CDF ha tenido en doce años un crecimiento explosivo, aunque explicable: se trata de un monopolio total y absoluto al cual adhieren año a año miles de abonados. ¿Y cómo no, cuándo frente a la violencia imperante en los estadios es lógico que la gente prefiera seguir a su equipo favorito desde la comodidad de su living antes que exponerse ellos y sus hijos a hordas que no trepidan en agredir y hasta acuchillar a quien se les ponga por delante? De eso, sin embargo, está resultando un fenómeno peligroso: las asistencias de público a los estadios es preocupante por su estancamiento e, incluso, su baja respecto de décadas anteriores. Algo que a los regentes de los clubes parece tener sin cuidado: el reparto de los mal llamados “excedentes” del Canal del Fútbol son tan sustanciosos que no resulta buen negocio disponer de la cantidad necesaria de guardias privados que ayuden a mantener la normalidad del espectáculo. ¿No fue una batalla campal la que se desató en el encuentro entre Everton y Wanderers por Copa Chile, cuando la entidad viñamarina, instada a contar con 200 guardias que garantizaran la seguridad, apenas contrató poco más de 60 para el partido que debía jugarse en el estadio Sausalito? Lo que ocurrió, ya se sabe: una verdadera guerra a piedras, palos, cuchillos y cadenas entre hinchas, que se sumó a otras similares ocurridas en Talca y en La Serena. El Canal alcanza hoy un valor cercano a los mil millones de dólares. Comprar ese 20 por ciento en poder de particulares tiene, por ende, un costo cercano a los 200 millones de dólares, pero que la ANFP, al parecer, está dispuesta a cancelar. Cantidades hasta escalofriantes, pero que al parecer no asustan a las empresas extranjeras interesadas en hacerse de un canal que es toda una mina de oro. Según se ha sabido, sobran los interesados. El negocio promete un futuro esplendoroso para los clubes, transformados hoy mayoritariamente en Sociedades Anónimas Deportivas, aunque cabe preguntarse cuál será el costo que deberá pagar el aficionado por esta mega negociación. Vamos preparándonos desde ya a un alza sustancial de las tarifas por abonado. A que un genio de los negocios decida cobrar como “premium” los derechos por los goles, los partidos de las series menores que se definan como de interés superlativo o la entrevista exclusiva al crack de moda. Después de todo, ingenio no les falta a todos aquellos que tratan de obtener las mayores utilidades en el menor tiempo posible. Sería, por lo demás, una prueba más de que en el mundo actual la codicia está absolutamente desenfrenada. La posibilidad de un negocio grande tiene por cierto muy entusiasmados a los actuales regentes del fútbol. Tanto, que según consigna una nota del Diario Financiero, uno de ellos, para explicar esta venta, señaló que hay que reforzar el producto, ya que “pagar US$ 190 millones por un canal no tiene sentido. Este producto ya está inflado por la Selección, entonces si el día de mañana no le va bien a la Selección, la gente no se va a seguir inscribiendo para ver partidos mediocres", enfatizó. Extraño argumento. Porque el Canal del Fútbol ha logrado su explosivo crecimiento sin tener a la Selección en su “parrilla programática”, puesto que los partidos de la Roja ya fueron privatizados hace rato vendiendo sus derechos de transmisión a Mega y a Fox y porque, además, el CDF despegó precisamente en aquellos años en que la Selección fracasó rotundamente en las clasificatorias para el Mundial de Alemania 2006. Hay más: ¿ahora que quieren vender y hacer el negocio de sus vidas nos vienen a decir que los abonados somos todos unos imbéciles que contratamos el CDF para ver sólo partidos mediocres? La más que segura venta del CDF, a largo o breve plazo, plantea una serie de interrogantes, a saber: ¿Ya que es claramente un monopolio, nada tendrá a este respecto que decir la Fiscalía Nacional Económica? ¿Quién protegerá al aficionado que finalmente ha optado por seguir a su cuadro favorito a través de la televisión? ¿Cómo se van a repartir las Sociedades Anónimas esta gigantesca torta? ¿Van a seguir utilizando la martingala de los “excedentes” en lugar de hablar derechamente de utilidades? ¿Quién va a garantizar que los principales accionistas de los clubes, una vez recibidos los millones de dólares que se aprestan a recibir, no se van a ir con el botín para su casa? ¿Va a seguir siendo la ANFP una Corporación de Derecho Privado sin fines de lucro, cuando en realidad maneja a su antojo y sin control de nadie una empresa multimillonaria? Lo concreto es que, después de muchos episodios que remecieron al fútbol chileno desde sus cimientos, ha terminado por aflorar la verdad irrefutable: el poder económico de este país, voraz e insaciable, ha terminado por arrebatarnos también el fútbol. Como ya lo había hecho con la educación, la salud, la previsión y un largo etcétera que sería inoficioso de enumerar. Evo Morales, resistido y ahora hasta detestado en este país tras esa primera derrota chilena en La Haya, se anotó un punto, sin embargo, cuando le respondió al canciller Heraldo Muñoz, que para defender la posición nacional utilizó el término “soberanía”. Dijo el mandatario boliviano que “de qué soberanía me puede hablar el señor Muñoz, cuando hasta el mar chileno está privatizado”. Hasta ahora, no se ha sabido de una respuesta del canciller a este emplazamiento de Morales. Un Heraldo Muñoz que, durante la presidencia de Ricardo Lagos, desde su puesto de Subsecretario de Gobierno fue el gran impulsor de la implantación del sistema de Sociedades Anónimas Deportivas en el fútbol nacional. Este país es tan chico, que en ciertas materias no parece ser coincidencia que los mismos nombres se repitan con absoluta y total pertinacia. Fuente: http://www.elmostrador.cl/dia/2015/09/29/venta-del-cdf-cronica-de-una-negociacion-esperada/
  4. Ministerio de Justicia declara ilegales los salarios de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional De acuerdo al gobierno existirían irregularidades en estos pagos, y habría solicitado la devolución de los salarios. El presidente de la ANFP, Sergio Jadue debería reponer 34 millones y fracción de pesos y la institución tiene 30 días para hacer sus descargos.  Estadio8 de septiembre, 2015 Autor: El Dínamo Los sueldos de cinco de seis directores de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, junto con el de Sergio Jadue, fueron declarados como ilegales por parte del Ministerio de Justicia. A causa de esto, se solicitó la devolución de los montos. Según planteó Canal 13, como la ANFP es una institución sin fines de lucro, los salarios autoasignados estarían fuera de la ley. La notificación habría llegado el pasado viernes al ente rector del fútbol nacional. El jefe del departamento de personas jurídicas del Ministerio de Justicia, Carlos Aguilar, manifestó que “había una infracción, una irregularidad de carácter civil que tenía que ver con la remuneración que se le otorgaba al presidente” y a otros dirigentes de la entidad. La ANFP debería entregar sus descargos en un plazo máximo de 30 días hábiles, o en su defecto tendría que anular los contratos y devolver los montos, que sólo en el caso de Jadue, se trata de más de 34 millones 610 mil 487 pesos. Y en caso de no cumplirse, el ente rector del fútbol chileno corre el riesgo de que se cancele su personalidad jurídica. El secretario Ejecutivo de la ANFP, Óscar Fuentes, reveló que la defensa institucional que realizarán se ampara en el artículo 551 del código civil, el que indica que las corporaciones pueden establecer remuneraciones para sus directores cuando está autorizado en sus estatutos. La explicación que entregó Fuentes a La Tercera establece que “en la última modificación de estatutos aprobada por los socios de la corporación, determinamos que los cargos del directorio son remunerados. Esta modificación se presentó ante los organismos que establece la ley, los que dentro del plazo legal de 30 días para hacer una observación o reparo no lo hicieron”. Y en esa línea agrega que “en base a lo anterior, no compartimos la interpretación antojadiza del Ministerio de Justicia y, dentro del plazo de 30 días que nos otorgaron para hacer los descargos, los haremos. Dependiendo de la respuesta que tengamos, concurriremos a todos los recursos que otorga el estado de derecho para hacer respetar nuestros estatutos”. Fuente: http://www.eldinamo.cl/estadio/2015/09/08/ministerio-de-justicia-declara-ilegales-los-salarios-de-la-asociacion-nacional-de-futbol-profesional/
  5. Según valorización hecha por la consultora PwC CDF vale $1.000 millones y se transforma en el canal más valioso de la televisión chilena por El Mostrador 14 junio 2015 La consultora proyectó un salto en su desempeño económico, mencionando que hacia fines de este año los ingresos llegarán a US$122 millones, un 8% superior registrado en 2014; con un Ebitda de US$ 84 millones y utilidades por US$65 millones, un 4,6% mayor al del periodo anterior. Un informe elaborado por la consultora PwC estableció que el Canal del Fútbol (CDF) está valorizado en US$967 millones, con un tipo de cambio proyectado de $625, transformándose en la estación de televisión más valiosa del país. Según señala La Tercera, el CDF, en manos de Jorge Claro Mimica, en 12 años tiene más de 800 mil abonados que pagan por la señal premium, mientras que la señal básica en 2014 se vio en 2,7 millones de hogares y 800 mil se abonaron a la señal HD, mientras que 7.500 a internet. De acuerdo a lo que señala el director ejecutivo del CDF, Martín Awad, el formato de negocio es algo inédito, ya que "el fútbol es dueño de su imagen y la comercializa por sí mismo, a diferencia de otros países que venden sus derechos a terceros". Además, es llamativo para otros canales, debido a que actualmente las estaciones de televisión abierta atraviesan por un complicado momento económico. La nota pone como referencia explicativa que en 2010, Sebastián Piñera vendió Chilevisión a Time Warner en unos US$ 155 millones; ese mismo año, Andrónico Luksic desembolsó US$ 55 millones por el 67% de Canal 13 y, dos años después, el grupo Bethia pagó poco más de US$ 180 millones por el control de Mega. Además de la valoración de mercado, el nivel de audiencia que alcanza el CDF probablemente da cuenta de su exitosa realidad, ya que el informe de PwC estima que para 2015 los abonados totalizarán 2,8 millones al plan básico, 813 mil a la señal premium y 113 mil al HD. La consultora también proyectó un salto en su desempeño económico, mencionando que hacia fines de este año los ingresos llegarán a US$122 millones, un 8% superior registrado en 2014; con un Ebitda de US$ 84 millones y utilidades por US$65 millones, un 4,6% mayor al del periodo anterior. En tanto, en el CDF mencionan que se estima para 2016 unos 2,89 millones de suscriptores de TV pago en el país, mientras que para el 2025 alcanzarían los 3,85 millones, logrando que 1,6 millones de abonados estén en la señal premium más los HD. La propiedad del canal, actualmente se divide en la ANFP con el 80% y Claro con un 29%. La gran discusión que se dará durante este año en el fútbol profesional es la compra de ese porcentaje restante, ya que tiene plazo hasta el 31 de diciembre para decidir si lo adquieren. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/06/14/cdf-vale-1-000-millones-y-se-transforma-en-el-canal-mas-valioso-de-la-television-chilena/
×