Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Concertación'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 25 results

  1. 04 Enero 2019 Cofundador de Podemos: “La Concertación abandonó la socialdemocracia” De paso por Santiago, Juan Carlos Monedero, plantea que "la izquierda que no tiene autocrítica no es izquierda". Además sostiene que parte de la izquierda intelectual se rió de Jair Bolsonaro y ahora es el Presidente de Brasil. Invitado al “Festival Radicaliza la Democracia”, una serie de seminarios y encuentros organizados por el Frente Amplio para analizar los desafíos de la izquierda, el cofundador e intelectual del partido Podemos de España, el politólogo Juan Carlos Monedero, conversó con La Tercera PM sobre la escena política en Chile y el avance de la extrema derecha, entre otros temas. ¿Cuál es su visión de la situación política actual de Chile? La política chilena me recuerda mucho a la política española. Venimos de un trauma de la dictadura, de un intento de silencio y olvido y una pugna de resucitar constantemente y al final son los nietos los que de alguna manera reclaman sincerar la historia porque si no los lodos de las transiciones son los barros de la democracia y mi sensación es que hay un Chile emergente que quiere dejar de ser una excepcionalidad continental y que quiere incorporarse a una democracia avanzada que no quiere cargar con el fargo de un pasado que les lastra en forma de ausencia de servicios públicos, de deudas estudiantiles, de silencios de respeto de los Derechos Humanos, de enormes desigualdades, y al igual que en España, estoy esperanzado de la emergencia de una España que quiere salir de la maldición de ese país que muere y bosteza. Igualmente, veo en Chile la esperanza de una emergencia y una nueva generación que va incorporar a Chile a la reinvención de la democracia en el continente. Lo cierto es que en la última elección presidencial, que gana Sebastián Piñera, la derecha por primera vez triunfa con la más alta votación de un candidato de derecha en la historia reciente. Y la izquierda, por otra parte, no supo dar respuesta a la demandas de una clase media emergente en el país. ¿A qué atribuye eso? En las transformaciones siempre hay procesos de ajuste. En el Chile moderno creo que una parte importante se ha abstenido y la abstención cobra un significado que demanda a las fuerzas políticas de izquierda a actualizar su mirada. Es muy evidente que cuando la abstención es tan alta, es una señal de que hay gente que está reclamando un espacio político que no termina de verse representado y es el espacio que me encuentro en unos debates muy profundos que hay en Chile y que están precisamente interrogando en esa dirección. Hay una lectura clara de que hay una vieja izquierda que ha agotado su ciclo y que hay que reinventarla. Íñigo Errejón, diputado de Podemos, visitó Chile hace poco tiempo y dijo que “la izquierda tiene que quererse un poco menos y querer más a sus pueblos”. ¿Está de acuerdo con esa afirmación? Siempre he pensado que la izquierda que no tiene autocrítica no es izquierda. Es absolutamente evidente que si no tienes una mirada que constantemente esté interrogando tu quehacer, te anquilosas, te burocratizas. Y un problema de la izquierda durante el siglo XX ha sido precisamente eso, su burocratización. Tampoco creo en unas visiones idealizadas del pueblo. El pueblo es una construcción, es un diálogo permanente, y no creo que debamos presentar al pueblo como sabio per se. El pueblo es soberano pero si no se le entregan herramientas de discusión o de deliberación, si el pueblo se forma en los debates o en la cultura política que genera la televisión, si hay un cierre a las miradas críticas, pues los pueblos pueden perfectamente equivocarse y por tanto no me gusta caer en esa mirada electoral donde tienes que estar constantemente agradando al pueblo porque al final convertimos en la democracia donde tenemos que agradar al cliente. ¿A qué se refiere? Que el pueblo no es una idea mágica que vale en cualquier circunstancia sino que el pueblo es una construcción política sometida a conflicto y a debate. Entonces lo que hay que inyectar en el pueblo son debates y al final después de la deliberación las decisiones que se tomen estarán mucho más cerca de los intereses de las mayorías. A menudo confundimos democracia con decisión cuando para mi es importante la idea de la deliberación porque en ausencia de eso no hay posibilidad de tomar decisiones correctas. Tenemos que discutir más en los sectores populares. Una de las grandes críticas que se le ha hecho al Frente Amplio, y que también recibió Podemos en España, fue esta especie de soberbia, o de superioridad, de algunos dirigentes que por el hecho de ser más jóvenes creían que sus ideas también eran más frescas. Y cuando se alcanzaron espacios de poder se terminaron cometiendo los mismos errores que ellos criticaban. ¿Crees que eso fue un error? No ha habido tiempo para cometer esos errores. Las formaciones son relativamente jóvenes para haberse burocratizado. Lo importante es tener una alerta temprana para no caer en esos errores pero es muy pronto en comparación con otros políticos, estoy pensando en José Antonio Kast por ejemplo, que se presenta como un renovador de la política y lleva toda su vida trabajando y viviendo de la política. A Podemos y el Frente Amplio, que son formaciones relativamente jóvenes, no se les puede achacar los problemas de las viejas formaciones. Algunos analistas han dicho que es muy difícil que coaliciones como el Frente Amplio puedan hacer frente al surgimiento de líderes populistas de derecha porque también son calificados como “extrema izquierda”. Apuntan que la respuesta está por la vía de la socialdemocracia… Hay un intento de establecer que solamente hay espacio político para fuerzas moderadas de la centroizquierda y la centroderecha, y quienes se coloquen en otros ámbitos están en los extremos. El Frente Amplio, al igual que Podemos en España, recupera lo más transformador de la socialdemocracia. Hoy la socialdemocracia no está en los partidos socialistas porque se han entregado al neoliberalismo. El Frente Amplio ha criticado a fuerzas socialdemócratas precisamente por eso. En especial a los gobiernos de la Concertación… Desde mi perspectiva los partidos que están reclamando las transformaciones que la socialdemocracia puso en marcha por ejemplo en los años 50’ en Europa -e incluso gobiernos desarrollistas en algunos países de América Latina- lo veo más cerca de lo que está planteado el Frente Amplio en Chile o Podemos en España. Porque los partidos socialdemócratas son los principales responsables de las privatizaciones, de las reformas laborales, de ese tipo de políticas que son las que han generado la crisis del modelo neoliberal. Una de las principales críticas que se le han hecho al Frente Amplio han sido ese “desprecio” a los gobiernos de la Concertación… Los gobiernos de la Concertación, o el gobierno de Felipe González en España, fueron privatizadores y si no fuera por la gestión de esos gobiernos, no surgirían fuerzas como el Frente Amplio o Podemos. Ellos abandonaron la socialdemocracia y su compromiso con las mayorías. En una encuesta que sacó El Mundo, de Sigma Dos, Podemos sale cuarto con un 15.8, pero el PSOE aparece primero. Sin embargo, el PP está segundo y lo que dice el análisis es que, si uno sumara en este momento la votación del PP, más Ciudadanos, más el fenómeno Vox, estarían en condiciones de tener un gobierno. Yo quería saber un poco en qué, atendiendo esta encuesta, en qué pie está hoy Podemos y después que me comentaras un poco tu análisis del fenómeno este de Vox en España. En primer lugar, creo que ya va siendo hora de que las diversidades intervengan en la calidad de las encuestas, porque se están convirtiendo en herramientas de propaganda política en un escenario ya fragmentado como el español, donde el bipartidismo se ha terminado. Pretender que con mil encuestas pueden sacar conclusiones es académicamente un insulto. Y, por tanto, creo que esa encuesta no es sino una herramienta más de propaganda política. En ese sentido, ¿usted piensa que Podemos tiene más apoyo incluso? Claro, las encuestas serias, que se hacen con muestras mucho más grandes, es que, si no no te sale, es imposible. Con 17 comunidades autónomas, con 4 partidos… es imposible al final estar sacando proyecciones con tres votos, cuatro votos. No es serio. Por eso te decía que, o interviene la universidad o los colegios de política y sociología, o las encuestas van a perder todo tipo de credibilidad. De hecho, fallan constantemente. Las encuestas al final dicen lo que quieren que digan los que las hagan. Las últimas dos encuestas serias en España dan a Podemos el 18% de los votos y, por tanto, hay un suelo de Podemos muy fuerte. También se explica porque el bipartidismo se quebró y las nuevas generaciones, su primer voto es para Podemos y ese voto es un voto estable. Eso no quita que haya una reflexión que hacer respecto del resultado de un partido de extrema derecha como Vox en Andalucía. Desde mi perspectiva, el hecho más evidente del resultado no es tanto el resultado de Vox, sino el 41% de abstención. Y lo que tiene que preguntarse la izquierda es por qué no ha sido capaz de movilizar a ese 41%. Y ahí aparece lo que para mí es el elemento más relevante, que vale para España y vale para Chile, y es que el ciclo de impugnación política sigue abierto. ¿Cómo es ese combate del que habla en su Twitter? Porque todos son iguales, tanto Kast aquí como los sectores del pinochetismo más radical y, en España, la gente de Vox. Son gente que ha venido siempre de la política, son gente que agita los espesos del sistema, no para solventar los problemas del sistema, sino para consolidar el sistema. Nadie de esta gente va a señalar como el responsable del malestar de los chilenos a la economía financializada, no va a señalar al modelo neoliberal, no va a señalar a las desigualdades como responsables de la impunidad de algunos sectores. Por tanto, lo único que hacen es agitar el resentimiento y los problemas para intentar llevarles hacia posiciones que en el fondo son una manera indirecta de salvaguardar el sistema. En ningún lugar del mundo las posiciones de extrema derecha han cuestionado a los responsables de las desigualdades ni del malestar de las mayorías. Lo que tiene que hacer la izquierda no es reírse de ellos como payasos, porque hace 4 años los medios de comunicación de la izquierda intelectual se reían de Bolsonaro, y Bolsonaro es el Presidente de Brasil. O sea, reírse es una absoluta frivolidad e ignorarlos también es absurdo, porque están, con su discurso contra las mujeres, contra los sindicatos, contra el estado social, contra la pluralidad sexual… Por lo tanto, tenemos que hacer lo que decía Gramsci: a los adversarios políticos hay que combatirlos políticamente donde sean más débiles e intelectualmente donde sean más fuertes. Eso los obliga a combatir intelectualmente ese sentido común que justifica este tipo de posiciones y políticamente haciendo ver que no hay ningún tipo de alternativa que mejore la vida de las mayorías. ¿Le preocupa lo que pueda pasar con Brasil y si hay algún tipo de imitación? América Latina con los gobiernos del cambio sacó a 80 millones de personas de la pobreza y volvió a estar en la agenda mundial. Los BRIC formaban parte de una referencia obligatoria de la agenda global. Hoy, tanto Brasil como México han desaparecido de esta agenda. Hay que entender qué es lo mejor que hicieron esos gobiernos del cambio y uno de los elementos centrales fue la mirada regional latinoamericana, es decir, la UNASUR, la Celac, que de alguna manera eran espacios de encuentro de los países del sur con una colaboración sur-sur. Creo que la vinculación de Bolsonaro con EE.UU., perder ese espacio de reequilibrio que implica la existencia de China y esa función a los intereses de EE.UU. creo que es un profundo error, que se materializa de manera clara si miramos en qué ha consistido la política de Macri, que se acerca a la política del Bolsonaro. Ha aumentado más de 2 millones los pobres en Argentina, han subido los servicios mínimos, ha aumentado la violencia… es decir, la derecha no tiene soluciones para la mayoría, la derecha solo tiene relatos para la mayoría, que son mentira. El mensaje es que, si crees a los mentirosos, no vas a dejar ningún tipo de descendencia. ¿Hay un distanciamiento de Podemos con Venezuela? Hay que entender que Venezuela siempre se ha utilizado como un arma contra cualquier gobierno de cambio. Se utilizó contra Bernie Sanders, Manuel López Obrador y Podemos. Es normal, porque Chávez dijo 3 cosas que eran los 3 mandamientos de prohibición de los norteamericanos, que era proponer una integración regional, proponer un cuestionamiento del dólar como moneda de intercambio de las transacciones petrolíferas y, en tercer lugar, plantear un reequilibrio de las alianzas. Esas 3 cosas que puso en marcha Venezuela las convirtieron en el enemigo, por eso se ha construido durante todos estos años esa imagen de Venezuela por encima de países como México, Arabia Saudita o Colombia, que no son señalados como responsables porque tienen una relación personal con EE.UU.. Es evidente que hay un problema en la región, y ese problema afecta también a Venezuela. Es evidente que la situación económica en Venezuela no es buena, hay una inflación intolerable, desabastecimiento, a los cuales ayuda muchísimo un bloqueo que, como cualquier tipo de bloqueo, perjudica a los pueblos. La situación en la región es preocupante y yo creo que las democracias que se respetan a sí mismas deberían pensar qué está ocurriendo con el compromiso democrático en la región. Estoy pensando en la caravana de los hondureños, en los más de 300 asesinatos desde que se firmó la paz con las Farc en Colombia, la lucha contra los derechos humanos que acaba de inaugurar Bolsonaro. Debemos salir del uso de América Latina como una herramienta que ataque. Tenemos todos la responsabilidad de ver cómo la comunidad internacional ayude a que América Latina recupere su compromiso con la democracia y el bienestar que habían logrado en los últimos años. Fuente: https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/cofundador-de-podemos-la-concertacion-abandono-la-socialdemocracia/469876/
  2. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/329485-polemica-gutierrez-califica-de-peligrosos-dichos-de-canciller-munoz/?hl=%2Bheraldo+%2Bmu%F1oz&do=findComment&comment=23128729 02 Enero 2018 Presidente de la Cámara de Diputados: "Volver a la vieja Concertación forma parte del pasado" Consultado por las declaraciones de Heraldo Muñoz quien señaló que la Nueva Mayoría debe reflexionar sobre su vinculo con el Partido Comunista, Fidel Espinoza declaró que "prescindir del PC no soluciona los problemas". El presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza, aseguró que "es tiempo de la nueva política" al comentar la derrota electoral que sufrió la Nueva Mayoría. "La nueva política involucra cambiar rostros, involucra también cambiar ideas y, desde ese punto de vista, volver a la vieja Concertación... la Concertación, para mí, forma parte del pasado político del país", sostuvo en entrevista con Radio Cooperativa. "Si queremos recuperar el gobierno, tenemos que mirar hacia adelante y mirar hacia adelante también implica que vamos a tener un gobierno con dos tipos de oposición distintas, porque con el Frente Amplio tenemos que converger en muchas materias probablemente, pero vamos a ser dos oposiciones que van a tener sus identidades propias", agregó el parlamentario PS. Consultado por las declaraciones de Heraldo Muñoz quien señaló que la Nueva Mayoría debe reflexionar sobre su vinculo con el Partido Comunista, Espinoza declaró que "prescindir del PC no soluciona los problemas". "Hemos sido Gobierno con ellos. No demonizo la relación con el Partido Comunista, el PC ha tenido una actitud responsable dentro del Gobierno y sus dirigentes tampoco se han extralimitado en ninguna materia. Hemos tenido discrepancias también en algunos puntos, pero creo que buscar las causas ahí no creo que sea el elemento de fondo", afirmó el timonel de la Cámara. "Eso es tratar de mirarse el ombligo no más hoy y ver si 'sabe qué, ahí están las causas de por qué perdimos' y no ser más autocríticos y decir 'no, hay muchas más causas por las que perdimos', en donde también los dirigentes de los partidos tienen que asumir responsabilidades, en donde también todo el mundo parlamentario tenemos que asumir responsabilidades. En definitiva, un Gobierno no se pierde por una sola causa, (sino que) por muchas causas. He sido crítico, incluso, de algunos que han salido a culpar a la Presidenta Michelle Bachelet como queriendo culparla de la derrota. Creo que la Presidenta ha sido una Presidenta que va a dejar un legado para Chile, del cual debemos sentirnos orgullosos y debemos defender", concluyó. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2018/01/02/presidente-de-la-camara-de-diputados-volver-a-la-vieja-concertacion-forma-parte-del-pasado/
  3. 18 Diciembre 2016 Además, cree que Frente Amplio de Boric, Jackson y Sharp puede ser "una tragedia" para el país y la izquierda El lloriqueo de Ominami y la Concertación: “Lagos no se merece esto” En su regreso al debate público tras sufrir una peritonitis, el ex senador salió en defensa del actual candidato presidencial y dijo que es “muy injusto que una trayectoria súper respetable, valiente, esté simplemente reducida al Transantiago y al CAE”. Por otra parte, planteó que lo mejor para el ex Presidente hubiera sido "quedarse en una posición donde los partidos lo fueran a buscar, y no a la inversa, donde ha terminado". "Un desperdicio". Ese es el diagnóstico de Carlos Ominami frente al estancamiento electoral de Ricardo Lagos, a quien, en un principio, dijo que "estaría pintado para ser el presidente de una asamblea constituyente". Según el ex senador, el hecho de ser candidato era contradictorio con lo anterior, "porque al entrar en campaña iba a perder la transversalidad y se iba a meter al pantano de guerra sucia. Es muy injusto que una trayectoria súper respetable, valiente, esté simplemente reducida al Transantiago y al CAE". Por otra parte, señaló que lo mejor para el ex Presidente hubiera sido "quedarse en una posición donde los partidos lo fueran a buscar, y no a la inversa, donde ha terminado". "Ese sábado", agregó, "en el PS (cuando recibió pifias en el comité central socialista) fue un sábado triste; Lagos no se merecía eso". En otros temas, aprovechó de calificar la gestión del gobierno como un “despilfarro”, argumentando que se desperdiciaron las energías transformadoras que había en Chile: “La gente ya no le hace la crítica a la política educacional o a la tributaria; la idea misma de reforma hoy se puede transformar en una palabra palabra. Es pone al mundo del que soy parte en una situación difícil. Enfrentamos el riesgo de tener el próximo año no solo una derrota cultural, ideológica, que nos puede dejar heridos y marginados de la escena público por un tiempo muy largo”. "Hegel dijo que la historia se repite. Se le olvidó decir que la primera vez es como tragedia, y la segunda, como comedia", sentenció. Por último, lanzó sus críticas contra los nuevos referentes de izquierda: Borick, Jackson y Sharp, asegurando que “no son un Frente Amplio, son del tipo del Podemos de España”, agregando que podría ser una “tragedia” para el país, y para la izquierda, que sigan creciendo como lo han hecho. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/12/18/el-lloriqueo-de-ominami-y-la-concertacion-lagos-no-se-merece-esto/
  4. 14 Julio 2016 Uno de los ideólogos del movimiento estudiantil hace crudo diagnóstico del proyecto de Reforma a la Educación Superior Atria y el problema de fondo de la reforma universitaria: “Para oponerse a intereses económicos se necesita harto poder y eso es lo que no hay” Para el académico y militante PS, la promesa inicial de campaña de considerar la educación como un derecho social está lejos de materializarse al no haber gratuidad universal, ya que las lógicas de mercado se mantendrán mientras predominen los rasgos neoliberales de la Concertación en la Nueva Mayoría. Y respecto al rol de Nicolás Eyzaguirre, apunta sin pelos en la lengua: “Nunca lo he visto como alguien que le duela el estado de la educación”. La reforma a la Educación Superior parece estar –como reza el dicho popular– “entre Tongoy y los Vilos”. El proyecto que ingresó al Congreso con una batería importante de detractores, parece tener un difícil futuro en el proceso de tramitación parlamentaria. Un complejo momento para la Nueva Mayoría, que estableció en su programa de Gobierno el proyecto de Educación Superior como uno de los principales hitos de los cambios transformadores que traía la nueva apuesta política. El abogado constitucionalista y fundador la corriente “Izquierda Socialista” al interior del PS, analizó con El Mostrador el contenido de la reforma y el complejo escenario político que enfrenta la Nueva Mayoría junto a uno de sus principales caballitos de batalla. Fernando Atria parte desde la premisa de que en el mundo político y “en la situación actual, el Gobierno no tiene poder", lo que imposibilita la generación de cambios estructurales. Esto se configura por distintos factores. Uno de ellos, propio de la Nueva Mayoría, es que la coalición vive con una fractura entre este nuevo grupo “que no acabó nunca de nacer y la Concertación que no acabó nunca de morir". Es bajo este contexto que nace un proyecto de Educación Superior con bajo apoyo. “Lo primero que pasa es que la agenda transformadora se hace una agenda que no puede realizarse. Porque para transformar uno necesita poder y harto poder. En cantidades inusualmente altas. Es mucho más fácil administrar que transformar”, señala el abogado. Frente a este panorama, para el académico “el problema ahora es que la posibilidad de que este Gobierno realice una transformación importante de la Educación Superior es cercana a cero”. Según Atria, son tres los escenarios posibles para la Reforma a la Educación Superior: que pase sin pena ni gloria, que “naufrague en un arrecife burocrático” o que se dicte una ley completamente neutralizada, comparable a lo que fue la Ley General de Educación (LGE) de la Ley Orgánica Constitucional de la Educación (LOCE), posterior a la llamada revolución pingüina. "Se va a promulgar diciendo que la Nueva Mayoría cumple sus promesas y al poco tiempo nos vamos a dar cuenta de que es pura letra chica", puntualiza. Sin embargo, el abogado cree que el proyecto no debe ser evaluado según las opciones que contiene, sino de acuerdo a cómo ordena la discusión para el futuro. Y parafraseando a Churchill afirma: "Este proyecto no es el fin de la discusión, no es ni siquiera el principio del fin de la discusión, es el fin del principio de la discusión". Gratuidad en la letra chica: financiamiento e impuesto al graduado El proyecto de reforma –que tiene una extensión de más de 170 páginas– contiene elementos estructurantes para un sistema de Educación Superior. Crea un marco de institucionalidad que es valorado por el abogado, una superintendencia, una subsecretaría y una agencia de calidad "con más dientes" que la anterior. Además, reconoce la inyección basal de recursos del fisco a las instituciones estatales. Pero los buenos ojos no se mantienen a la hora de hablar de la gratuidad. Para Atria, la promesa de campaña inicial del Gobierno consideraba a la educación como un derecho social, dentro de este marco –a su parecer– la gratuidad debe ser “genuinamente universal”, de lo contrario, el resultado final “va a reproducir a nivel universitario lo que pasa a nivel escolar. Vamos a tener universidades públicas para pobres y universidades particulares subvencionadas para no tan pobres y universidades particulares pagadas para ricos”. La gratuidad de carácter universal no se evidencia en el proyecto de ley. "No es posible que uno piense el sistema educacional diciendo 'si usted va a la universidad A es tratado como ciudadano con un derecho. Si usted va a la universidad B, allá usted'. Si el punto era que la educación es un derecho social, eso vale para todos", puntualiza el abogado. Para él, el sistema de financiamiento establecido en el proyecto –que depende directamente del PIB Tendencial y la recaudación fiscal– no es el óptimo. A su juicio –al igual como ha sido señalado por otros actores, como el diputado Giorgio Jackson– la mejor forma de financiamiento debe ser con el impuesto a los graduados. Pese a que hay –según dice el profesor– sectores de la izquierda que señalan que esto no es gratuidad, él ve el impuesto como la manera de sacar al mercado de la Educación Superior. "Esa es una opción que se excluyó por una mala comprensión de lo que significa la gratuidad. Como se excluyó, lo que va a haber es gratuidad parcial y la gratuidad parcial mantiene la lógica del mercado y vamos a seguir con esta lógica, cuando hubo una oportunidad de incluirlo en este Gobierno", dice. Y añade: "Siempre alguien tiene que pagar. La única pregunta es si yo recibo aquello por lo que pago o si yo recibo por ser ciudadano. Y si se paga un impuesto –sea general o especial–, yo recibo por ser ciudadano y pago conforme a mi capacidad de contribución", explica. Sobre la posibilidad de nacionalizar el cobre para financiar la Educación Superior –idea impulsada por distintos sectores de izquierda–, el socialista lo ve lejano: "Si se nacionaliza el cobre lo haremos, pero poner como condición para la gratuidad universal la nacionalización del cobre es hacerle un servicio bien flaco a la demanda por gratuidad. Es como decir 'va a haber gratuidad cuando se acabe el capitalismo'. Sí, pero eso quiere decir que al menos en nuestra vida es poco probable que haya", apunta. Las universidades públicas, realmente públicas, no tienen dueño Otro ítem relevante para la concepción de la educación como un “derecho social” y que, según Fernando Atria, es de “interés de todos los chilenos”, es el hecho de que las universidades no deben tener dueño. "Es fundamental para el desarrollo de Chile que haya un sistema estructurado y fuerte de universidades estatales que no tengan dueño, en que no hay agendas particulares que estén legitimadas y que eso constituya la columna vertebral del sistema de Educación Superior", añade. El proyecto de Reforma a la Educación Superior genera una clara distinción entre la propiedad de las instituciones a la hora de entregar sus fondos basales que son otorgados vía ley de Presupuesto. Establece un fondo especial para las universidades del Estado y otro que apunta al financiamiento de la investigación, al que las universidades deben postular. “No sabemos cuánto significa, pero por lo menos separa las cosas. Separa las universidades privadas –sean o no del Cruch– y separa las universidades estatales. Esas distinciones creo que son importantes de hacer”, asegura el profesor. La crítica que trae consigo esta división es justamente que aúna a todas las universidades privadas pertenecientes al Cruch con las privadas que no son parte del Consejo, entre ellas, la Universidad de Concepción y la Pontificia Universidad Católica, por ejemplo. Ante la pregunta de si estas instituciones pueden pasar a tener un aporte directo del Estado y ser tomadas como parte de las instituciones públicas, Atria es claro: "Yo cortaria por lo sano y les preguntaría a ellas mismas". “Las universidades públicas son las que no tienen dueño. Eso significa una forma de gobierno que es académica o universitaria, que puede tener influencias y representación de fuerzas vivas de la sociedad exterior a la universidad, pero hay una forma de gobierno que garantiza que la universidad va a ser autónoma, que no va a tener controlador”, agrega. Para el profesor es fundamental que los académicos tengan un estatuto asegurado por ley, “que les da autonomía e independencia y libertad académica completa y que ninguna autoridad externa, ningún poder fuera de la universidad, les puede venir a decir qué es lo que un académico puede enseñar o no, cuándo puede dar clases o no. Eso es una universidad”. Respecto a la Pontificia Universidad Católica, en específico, Atria detalla: “Pondría en la ley: ‘Estas son las condiciones’. Todas las que estén dispuestas a someterse a estas entran. Yo le preguntaría a la Universidad Católica: '¿Son ustedes una universidad que está sometida al control del dueño? ¿Los profesores tienen la libertad que el dueño les quiere dar?’. No soy yo el que tiene que venir a decir si la Universidad Católica es una universidad o no. Yo les dejaría eso a los académicos de la UC, qué les parece a ellos que en una discusión como esta la Católica se quedara afuera, si es que se queda afuera”. La sombra del mercado sigue presente La “expulsión del mercado” del sistema de Educación Superior también ha sido una de las principales demandas, principalmente del mundo estudiantil. Para Fernando Atria el proyecto no logra este objetivo. “Lo que yo creo que tiene el ministro Eyzaguirre es que es un ministro que nunca asumió el sentido de la Reforma Educacional como si fuera una cuestión de real urgencia política. Yo creo que él lo veía más bien como 'bueno, es la pega que me tocó para tener posibilidades de ser Presidente’, creo que ese era su cálculo el primer año”, afirma. Un ejemplo en el texto es el Sistema Único de Admisión: “El proyecto dice que todas las instituciones que reciban fondos públicos van a estar obligadas a usar este mecanismo. ¿Por qué no todas las instituciones? Da la sensación de que determina en función de si te doy o no te doy plata de las arcas fiscales”, indica el académico. Para el militante PS, el problema reside en continuar con la lógica de que “cuando el dinero es fiscal, tiene un régimen distinto”. Pero el punto “no es acerca del dinero, es acerca de cuál es el régimen que corresponde a entender la educación como un derecho social”. Esto también se evidencia en la gratuidad parcelada, “es bien difícil que no termine siendo una suerte de voucher”, y además, “es parcial al interior de cada institución”, lo que –agrega Atria– mantiene la lógica de mercado y de la competencia. Pero, además, en la dimensión política tampoco logra extraerlo del sistema. “El aparato institucional no está en condiciones de enfrentarse a los intereses que están aquí”, asegura. Por otra parte, en opinión de Atria, existe una traba institucional que no permite sacar al mercado y que se origina en la actual Carta Fundamental. “La transformación del modelo neoliberal bajo las condiciones de esta Constitución no es posible. Lo cual no tiene nada de raro, esta Constitución fue hecha para que eso no fuese posible”. El peso neoliberal concertacionista La tesis de Fernando Atria sobre la falta de poder en el aparato institucional, en el Gobierno y en el mundo político en general, se expresa también en la construcción de la Reforma a la Educación Superior, principalmente en la discusión sobre su esencia, que se debate en la disputa del centro de gravedad al interior de la Nueva Mayoría. Fractura que se da dentro de un grupo conformado por “más o menos” la misma “gente de la Concertación. La diferencia es que el centro de gravedad está en la izquierda. El centro de gravedad hacia el neoliberalismo es la Concertación. La Nueva Mayoría era la promesa de que los neoliberales habían perdido protagonismo. Lo notaron y lo resintieron”, afirma Atria. Según el experto en materia constitucional, “la Concertación devino neoliberal” y esto se refleja al escuchar a estandartes de la Concertación como “Eduardo Aninat y Velasco”. Según Atria en el proceso de la pugna interna “la correlación de fuerzas al interior de la Nueva Mayoría cambió y la Concertación adquirió más fuerza y el centro de gravedad se movió de nuevo, pero no completamente. Hay una cuestión en lucha e indefinición”, precisa. Indefinición que no ha sido cerrada porque la Mandataria Michelle Bachelet no ha dado una señal clara. "Cada vez que la Presidenta tiene que hacer un anuncio importante se empieza a anunciar ‘no, ahora sí que va a rectificar’. Hasta el ministro Burgos dijo alguna vez sobre lo que esperaba o no que dijera la Presidenta. Y esa rectificación desde arriba nunca ha venido por mantener esta cuestión abierta, no decidida". Pero para Atria lo que “cada vez es más importante” es “cómo se proyecta esto para el futuro, en vez de qué es lo que va a pasar en este año y medio que queda. Cómo lo avanzado en este Gobierno –sea mucho o poco– se profundiza en la dirección correcta en el siguiente”. El rol de Eyzaguirre y la neutralización del proyecto Al inicio del Gobierno de Michelle Bachelet, Atria estableció la necesidad de generar un programa que iniciara un proceso de transformación del modelo. Uno de los proyectos que debían ser parte de este objetivo era la Reforma a la Educación Superior. Ante la pregunta de si el proyecto del Ejecutivo logra su objetivo inicial, el académico indica que esto depende de su resultado final. “Puede cambiar enfatizando su dimensión transformadora o ratificadora de un sistema de mercado. Mi impresión es que el aparato institucional no está en condiciones de enfrentarse a los intereses que están aquí”, manifiesta. Para el abogado, si la reforma se dicta el año 2017, “sería más bien un proyecto que ratificaría (el modelo), porque para oponerse a intereses económicos se necesita harto poder y eso es lo que no hay. Desde el punto de vista de la posibilidad de transformar el sistema universitario de Educación Superior, yo creo que hay que tener una mirada más larga que se extienda más allá de la próxima elección”, indica. Respecto al rol que tendrá el titular de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre –que fue asimismo ministro de Educación al inicio del Gobierno ycumplió un rol clave en el proceso de la gratuidad, junto al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, ya habiendo dejado dicha cartera–, en el proceso de tramitación de la Reforma a la Educación Superior en el Congreso, Fernando Atria dice no tener claridad de cómo será. “Lo que yo creo que tiene el ministro Eyzaguirre es que es un ministro que nunca asumió el sentido de la Reforma Educacional como si fuera una cuestión de real urgencia política. Yo creo que él lo veía más bien como 'bueno, es la pega que me tocó para tener posibilidades de ser Presidente’, creo que ese era su cálculo el primer año”, afirma. Para Atria, este es un punto importante a la hora de tomar definiciones desde el Gobierno. “En las condiciones de neutralización los gobiernos normalmente están dispuestos a conseguir que algo salga, que haya un acto de promulgación y poder decir 'cumplimos'. Lo que pasó con la LGE, que se dicta porque los gobiernos no solo son proyectos teóricos e ideológicos, necesitan sobrevivir en el mundo real. De repente eso tiene que pasar, pero no puede ser así todo el tiempo”, sostiene. En ese caso, “si la principal prioridad del Gobierno es obtener un proyecto de ley dictado antes de su fin, ese es el peor escenario, porque entonces es un Gobierno que estaría dispuesto a conceder cosas para que sea aprobado. A lo mejor yo me equivoco y pensaría que la lógica de Eyzaguirre sea esa. Nunca lo he visto como alguien que le duela el estado de la educación (...). Yo esperaría que la discusión quedara abierta”, sentencia. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/07/14/atria-apunta-a-eyzaguirre-nunca-lo-he-visto-como-alguien-que-le-duela-el-estado-de-la-educacion/
  5. 24/06/2016 Desafección, desacuerdos, matices y retroexcavadoras: Futuro de la Nueva Mayoría en entredicho Los cuestionamientos del saliente ministro del Interior Jorge Burgos, quien manifestó sentirse más cómodo dentro de la Concertación que de la NM, sumado a las ácidas críticas de la diputada Camila Vallejo a quien representa “el corazón” de la Concertación, Ricardo Lagos Escobar, ponen en el tapete el futuro del conglomerado de gobierno. Que una -la Concertación- representó solo "cambios en la medida de lo posible", emulando las palabras del Presidente Patricio Aylwin, y que la otra -la Nueva Mayoría- si bien asumió una agenda de profundas transformaciones del modelo solo se ha convertido en un acuerdo superestructural de gobierno, son algunas de las críticas de quienes ven en ambos conglomerados una etapa superada de la transición política en Chile. No son los únicos cuestionamientos. También se reclama que la NM perdió el ethos, la razón ética que llevó a la Concertación a derrotar a la dictadura, transformándose apenas en una suma de partidos, solo unidos por el poder. Ello podría explicar en parte las profundas críticas tanto del exministro del Interior Jorge Burgos como de la diputada Camila Vallejo que, si bien expresan dos miradas, desnudan un mismo problema, el del futuro del conglomerado de gobierno. Para Belisario Velasco (DC), exministro y exsubsecretario del interior de gobiernos de la Concertación, ambas coaliciones "han sido momentos, acontecimientos diferentes, tiempos distintos para el mundo y para Chile. Desde el triunfo del NO y del plebiscito de 1988 el conglomerado de gobierno ha ido creciendo hasta llegar a integrar hoy al Partico Comunista y ello, si bien puede significar conflictos, como en cualquier organización, sin duda ello ha sido menor", señala a Cambio21. Igual pero no lo mismo Para el sociólogo y ensayista Alberto Mayol, entre uno y otro conglomerado existen importantes diferencias, donde su continuidad, en los términos actuales, aparece no tan evidente. "La Nueva Mayoría nace modificando la estructura de relaciones internas del pacto que antes era la Concertación, que significa que se le daba mayor peso al ala progresista, pero no estaban dadas las condiciones estructurales para que eso fuera permanente y ha ocurrido que la coalición ha terminado por ser tomada bajo el control de los grupos de carácter conservador, como había sido históricamente en el pacto de la Concertación", expone Mayol a Cambio21. De resultar cierta la afirmación, el partido Comunista aparecería doblegado por una muy mala decisión al integrarse al actual gobierno como parte del motor de cambios estructurales, cambios frustrados, matizados o al menos negociados, según los críticos. Amor por conveniencia "El Partido Comunista, sobre la posibilidad de hacer un camino propio ahora, después de un proyecto de tan breve plazo (gobierno de Bachelet), estima que sería una señal muy fuerte de que de alguna manera fue derrotado por los conservadores. Por eso prefieren mantenerse adentro de la coalición que gobierna, aunque sea incluso en una situación de cierta desventaja, mientras ritualmente hacen demostraciones de que no es tan grave el daño. El PC está esperando la oportunidad que les sea propicia, entienden que no harían bien con retirarse en esta ocasión, no es esa su estrategia", afirma Mayol. Una visión distinta manifiesta Belisario Velasco: "Para gobernar un país se necesitan grandes acuerdos y la Nueva Mayoría ha sido un gran acuerdo. Que han habido problemas en los últimos años es obvio, pero que con buena voluntad y un análisis realista de lo que significa la Nueva Mayoría y lo que significa mantener un gobierno e implementar reformas que son conversables en el Parlamento -incluso de la UDI u otros sectores-, se debe mantener. El país necesita que se mantengan e implementen las urgentes transformaciones sociales que permitan una mayor justicia social", asegura. Las ácidas críticas de parte de la diputada del PC Camila Vallejo al expresidente Ricardo Lagos aparecen como una estrategia al margen de su partido, casi como una cruzada personal, pues la instalación de la candidatura del exmandatario implicaría, según ella, una clara vuelta a la Concertación y al avance transado de cambios sociales. EL PC se ha caracterizado por ser un partido leal, al menos así lo fue en la Unidad Popular con el gobierno de Allende. ¿En qué está entonces Vallejo? Las "dos almas" de Vallejo "Lo de Camila Vallejo es distinto -asegura Mayol-. La agenda de la diputada del PC es la de todos los líderes jóvenes y ella está leyendo bien la situación, no está equivocada en lo que está haciendo. Ella entiende que su figura y la de los líderes estudiantiles de 2011 suponen una gran crítica a la etapa de la transición y el nombre más importante de la transición se llama Ricardo Lagos Escobar. Ella no puede aparecer apoyándolo y no puede permitir que Ricardo Lagos sea el abanderado de la coalición. Está tratando de curar la enfermedad antes de que sea evidente". Según el sociólogo, Vallejo está atrapada en una difícil encrucijada: "No son muchas sus posibilidades: o se somete al imperio de aquellos que piensan que la transición fue un éxito y en ese caso su capacidad propia de crecimiento político posterior se vería muy mermada, o asume lo que está haciendo, aunque la estrategia del Partido Comunista no esté en su misma línea". "El PC evalúa que en el nuevo escenario aún tienen capacidad de juego, que el convenio (ser parte de la NM) no ha sido del todo malo para ellos, aunque políticamente ha sido complicado desde el punto de vista de las reformas estructurales y los enfrentamientos. Pero no ven mal este convenio y por ello las diferencias de postura con Camila Vallejo se transforman en un gallito que se va a tener que resolver en el tiempo -indica Mayol-. Hay que recordar que en el anterior ‘gallito' (medición de fuerza) con Michelle Bachelet el Partido Comunista se impuso a Camila Vallejo. Ahora veremos quién se impone". Me voy o me quedo... Para el sociólogo Manuel Antonio Garretón, Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales, "las críticas de Camila Vallejo a Ricardo Lagos no incorporan una crítica a las estructuras de la Concertación o la Nueva Mayoría. Las posibilidades de que Ricardo Lagos sea candidato es que lo sea dentro de la Nueva Mayoría. Frente a eso Camila Vallejo señala que ella no estaría en primera instancia con apoyarlo mientras él no participe de una primaria y si él la gana, por supuesto se plegaría a ello. Hay que recordar que ella dijo en algún momento que jamás votaría por Bachelet y posiblemente sí lo hizo y con una enorme lealtad", manifiesta a Cambio21. No comparte el optimismo Mayol: "Se ve difícil que Camila Vallejo pueda retroceder. Ella está haciendo el juego del todo o nada; lo que diferencia esta situación con aquella en que se opuso a que Bachelet fuera nuevamente candidata a la Presidencia es que ahora el Partido Comunista tendría un problema, porque Vallejo sí tendría dónde irse porque en los próximos años se vislumbra una vertebración de los sectores que son independientes de la Nueva Mayoría y que están a la izquierda de la izquierda y allí Vallejo tendría un lugar donde salir. Sería una coalición donde participan los Jackson, Boric, (Cristián) Cuevas, etcétera. Sería una situación bastante distinta a que tenga que someterse a lo que el PC diga", apunta. Lealtad... ¿a quién? Para Mayol el tema va más allá de la adhesión. "Si bien ella es muy leal al partido, si sale para poder vertebrarse con quienes ha construido su realidad política en todo este periodo histórico reciente, no cabe duda que contaría con un espacio para moverse con cierta facilidad. Este es un escenario que en viabilidad hoy no se ve posible, porque si la aprietan, ella no tiene dónde ir; pero si tuviera capacidad de maniobra y ese Frente Amplio o como se llame estuviera estructurado, no le quepa duda que el Partido Comunista en sus bases se vería muy complicado con su partida", augura. "Baste imaginar que si el PC por la izquierda se enfrenta a una coalición y ellos están insertos en otra coalición gobernada en la práctica por los sectores más conservadores de la centro izquierda, que incluso posee sectores identificables con la derecha, la salida de Vallejos podría significar también la salida de esas bases, entonces la situación no sería sencilla. Vallejo hace bien en colocar sobre la mesa el nombra de Lagos ahora, antes de las definiciones para que no pase colado", estima Mayol. Según Garretón, "la llamada izquierda de la izquierda más allá de la Nueva Mayoría ha sido siempre el planteamiento de Jorge Arrate, que es la creación de una alternativa que él llama "Allendista" o alternativa "Popular", que es para reagrupar a la izquierda. Pero ello es impensable sin el Partido Socialista, impensable como alternativa de gobierno. Y el PS está en la Nueva Mayoría tal como está el PC, aunque no vería como una deslealtad si el PC decide, ante las nuevas alternativas presidenciales, tomar una posición diferente e incluso de llegarse a discutir la conformación de la NM, pero no veo al PC preocupado de eso sino más bien preocupado de la proyección de la Nueva Mayoría", asegura. Los tres tercios En tiempos en que los liderazgos y personalismos parecieran imponerse a las ideas y proyectos colectivos, los dichos del exministro Burgos y las estocadas de Camila Vallejo a Lagos hacen "ruido" sobre la continuidad de la Nueva Mayoría y de la "estabilidad del sistema político", tal como lo conocemos ahora. "Es absolutamente legítimo que eso se produzca. Piense usted que la DC discute eso y que incluso el exministro Burgos ha dicho que se siente más cómodo dentro de la Concertación. Es evidente que es una discusión que va a atravesar a todos los partidos del conglomerado, acerca de a qué tipo de coalición se aspira. Veo más bien dentro de la NM un cierto pensamiento mayoritario y transversal de mantenerla y proyectarla, aunque yo creo que eso debiera ser pensando en ampliarla en cierto modo hacia los sectores de izquierda, lo que implica una discusión programática y una radicalización del programa. Habrá que ver qué pasa en eso con la Democracia Cristiana", plantea Garretón. Para Alberto Mayol, "la Concertación o Nueva Mayoría como tal, aunque sin saberse con qué ancho, es un hecho importante en la política nacional. La tendencia histórica chilena va a ser volver a los tres tercios y la Concertación representa bien el centro político histórico chileno, donde confluyen los elementos sociales liberales, elementos sociales cristianos, elementos relacionados con la cultura del orden chileno, pero al mismo tiempo con cierta preocupación por los sectores más desposeídos, donde la idea de caridad es muy fuerte. Ese sector es representado bien por la Concertación, pero la pregunta es hasta dónde va a llegar hacia la izquierda: llegará a captar a todo el PS, este se va a fracturar y se va a ir en parte al Frente Amplio o como se llame la otra coalición de más a la izquierda", pronostica. Objetivo: ¿jibarizar a la derecha? Y va más lejos: "En ese escenario la derecha sale con muy poco poder electoral, por lo tanto la posibilidad de que haya ‘negocio' para una coalición de centro y una coalición de izquierda es importante, donde podría darse un 40 - 40 - 20 (derecha), donde podría darse una partición de la Nueva Mayoría en dos partes y esa fractura podría ser incluso no negativa desde el punto de vista electoral, pues podría significar inclusive jibarizar a la derecha. Por lo tanto, el escenario de mucho movimiento que estaba inmovilizado por la existencia de restrictivas leyes electorales que impedían hacer cambios, hoy no es tal. Disuelto ya ese escenario es más viable volver al sistema de los tres tercios. La pregunta es cómo se van a configurar los actores en ese escenario", se cuestiona Mayol. Al cierre de esta edición no se recibía respuesta de la diputada Camila Vallejo, contactada para conocer su opinión. Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160624/pags/20160624165539.html
  6. 26 Mayo 2016 Bachelet defiende pega de la Concertación y NM: “Hemos evitado al país la crisis de gobernabilidad que se deriva de no actuar a tiempo” En el marco de su presentación en el 21 Congreso de la Democracia Cristiana de América, la Mandataria afirmó que “todos hemos tenido dos convicciones al formar primero la Concertación y hoy la Nueva Mayoría. Primero, que hemos hecho lo que debíamos hacer y segundo que hemos hecho lo que nos propusimos hacer”. La Presidenta Michelle Bachelet defendió la labor efectuada tanto por la Concertación como La Nueva Mayoría, ya que ha sabido evitar grandes crisis sociales en Chile. Según consigna Emol, la Mandataria manifestó en el 21 Congreso de la Democracia Cristiana de América que “hemos enfrentado problemas por construir grandes reformas políticas en educación, en el sistema tributario, en las relaciones laborales, en probidad, en transparencia”. Precisó que aquello “es cierto, pero más cierto aún es que hemos evitado al país las grandes explosiones sociales o la crisis de gobernabilidad que se derivan de no actuar ni querer actuar a tiempo”. “Sin desconocer ninguna de nuestras flaquezas y debilidades, muy conscientes de los problemas que enfrentamos en el presente, creo que puedo decir que en nuestro país hemos sabido construir grandes alianzas y hemos dado gobernabilidad democrática a la nación”, destacó la Jefa de Estado, al mismo tiempo que aseguró que “lo que hemos logrado es una obra política consciente, no exenta de errores, pero tampoco exenta de grandeza. Porque el centro y la izquierda han logrado confluir en un conglomerado cada vez más amplio y representativo en nuestro país”. Bachelet aprovechó la instancia para recordar que “hemos hecho primar lo verdaderamente importante por sobre lo que no lo es. Hemos puesto por delante lo que nos une por sobre lo que nos separa cuando se ha tratado de emprender las grandes tareas nacionales y dar respuesta a las demandas ciudadanas”. “Todos hemos tenido dos convicciones al formar primero la Concertación y hoy la Nueva Mayoría. Primero, que hemos hecho lo que debíamos hacer y segundo que hemos hecho lo que nos propusimos hacer”, cerró. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/05/26/bachelet-defiende-pega-de-la-concertacion-y-nm-hemos-evitado-al-pais-la-crisis-de-gobernabilidad-que-se-deriva-de-no-actuar-a-tiempo/
  7. Apunta a que todo edificio se construye sobre base de avances graduales Comienza operación Lagos: Escalona dice que ex Presidente "da seguridad al país" por El Mostrador 8 enero 2016 "Tiene un perfil más cercano a lo que la sociedad chilena va a requerir del 2018 en adelante. Y ese es el factor de la seguridad", sostuvo el vicepresidente del PS. "Yo pienso que Lagos le da seguridad al país", sostiene Camilo Escalona. El vicepresidente del PS cree que el país debe construirse sobre la base de avances graduales y en ese marco el ex Presidente ofrece un perfil más cercano a lo requerido por los chilenos que buscan seguridad. "Todo edificio se construye sobre la base de avances graduales. Hemos atravesado por una etapa de cambios, de transformaciones indispensables, especialmente en el ámbito de la educación, está planteado en el ámbito constitucional, en la redistribución del ingreso, porque tenemos un grado de desigualdad que afecta la convivencia a escala nacional; y el país, además, ha tenido que hacerse cargo de una situación de estrechez estructural que lo afecta muy severamente, porque hay que hacer más con menos recursos", dice el ex senador en entrevista para revista Qué Pasa. "Todo esto ha abierto un debate, en que las opciones que se presenten, una vez concluido el gobierno de Bachelet, deben tener un perfil frente a la sociedad y, desde mi punto de vista, la fisonomía de una candidatura de Lagos tiene un perfil más cercano a lo que la sociedad chilena va a requerir del 2018 en adelante. Y ese es el factor de la seguridad", recalca. ¿Lagos está dispuesto a ser candidato presidencial? Escalona piensa que Lagos va a reservar la decisión hasta el final, pero subraya: "Lo veo con ánimo, aunque no sé cuándo él decidirá si ir o no ir a esta competencia, que no será fácil". De igual modo, el ex timonel del PS hace un balance de 2015. Al resopecto, señala: "Tiene claros y oscuros. No creo que haya sido el peor, como dijo Bachelet, discrepo de su frase, faltan dos años todavía y hay que ver". Escalona hace un llamado a la austeridad fiscal. “Si nosotros seguimos cargando el arbolito llamado Estado, de luces, adornos, guirnaldas y todo tipo de pesos, finalmente se va a desplomar. Para mí, la gobernabilidad democrática es la tarea esencial del próximo tiempo y eso exige fortalecer el Estado y no agotarlo, exprimiéndolo sin descanso (...) en estos dos años hemos puesto tal sobrecarga sobre el Estado que estamos matando la gallina de los huevos de oro". "Hay que gastar lo que se pueda gastar, porque el principal factor que colapsa las reformas son los gastos sin respaldo. Así pasó en Grecia, en España y en Francia. El derrumbe del Estado del bienestar social ocurrió porque no se tuvo en cuenta el factor esencial: que el ejercicio de los derechos sociales se tiene que financiar; si no, son una frase vacía", concluyó. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/01/08/comienza-operacion-lagos-escalona-dice-que-ex-presidente-da-seguridad-al-pais/
  8. Eyzaguirre admite que el modelo económico que trajo "prosperidad" comenzó "con Hernán Büchi, y sus cosas se profundizaron durante la Concertación" Pero aseguró que "llega un momento en que más de lo mismo ya no resulta" El ministro de la Segpres defendió las reformas enfatizando que la incertidumbre viene en parte de personas que han estado anclados en un diseño rentista y que han vivido "cómodamente en un coto de caza". Asegura que ninguno de los cambios impulsados "espantarían a un empresario de país desarrollado" El economista Nicolás Eyzaguirre, ex Ministro de Hacienda de Lagos y actual titular de la Segpres de Michelle Bachelet, conversó con la revista Capital, ocasión en la cual dio un vistazo a gran parte de los temas de contingencia, incluido el humor político en Viña y una eventual carrera entre Piñera y Lagos, pero básicamente Eyzaguirre se ocupó de defender la pertinencia de las reformas impulsadas por este gobierno y en ese contexto, descartar que sean el elemento central de la desaceleración ecomómica, a pesar de la incertidumbre que generan en los círculos empresariales. El ministro atribuyó la baja de aprobación del gobierno a una baja de confianza generalizada. "Yo creo que lo que ha ocurrido con la aprobación del gobierno tiene que ver con una caída brutal en la aprobación de las elites: gobierno, oposición, Iglesia, Jadue, etc. No les sigamos dando crédito a hipótesis que han probado ser falaces. Lo que hemos hecho, por encargo de la presidenta, es ir desarrollando las reformas conforme a lo que razonablemente podemos ir procesando. No significa que no nos hayamos precipitado en el pasado, pero corregimos esa marcha", aseguró. Eyzaguirre explicó que el estancamiento de la economía chilena se explica en parte porque las recetas que sirvieron en el pasado hoy están agotadas. "Cuando llegas a un PIB per cápita más alto, se tiende a desacelerar. Esa es una regularidad. ¿Estamos condenados a crecer a 2%? No pues, nosotros debemos hacerlo al 4,5%. Pero es evidente que vamos a crecer algo menos que Colombia y Perú, porque ellos están más abajo que nosotros en PIB per cápita. Cuando se hace más de lo mismo, la fase de crecimiento comienza a generar cuellos de botella y hay que comenzar a inventar cosas nuevas… y eso es difícil", enfatizó. Sin embargo, al respecto matizó afirmando que "no digo que el crecimiento haya sido completamente indiferente a las reformas. Sin duda que estas generaron incertidumbre y eso en el margen tiene un efecto sobre la inversión y otras cosas. Pero no es lo principal, lo principal es el contexto". Sobre las críticas al diseño e implementación de las reformas que han sido precipitadas y acerca de las faltas de prolijidad, cuestionamientos que han llegado desde economistas de su propio sector, Eyzaguirre puntualizó que "lo dijo Aninat. Lo dijo Velasco. Pero no tienen evidencia rigurosa para afirmar eso: es su opinión y yo no la comparto. Lo que no significa que las reformas hayan sido hechas de manera perfecta. Yo dije que a ratos habíamos abarcado más de lo que podíamos apretar y eso había significado ciertas desprolijidades. Y eso lo acepto. Pero que eso es lo que explica la caída de crecimiento de cinco y medio a dos, por favor, o sea, no se sostiene. Si alguien escribe un paper académico demostrando esa tesis, yo creo que no lo publicaría nadie", afirmó. Eyzaguirre insiste en que hay un diseño respecto al modelo de desarrollo que comienza a agotarse y eso explica en parte la alarma al interior del empresariado. "Cuando vives en países desarrollados, el crecimiento está basado en la lógica de la productividad, de la innovación, no en la lógica de agarrarte un coto de caza y vivir cómodamente con ese coto de caza.Nada de lo que se está haciendo en las reformas laborales es algo que espantaría a un empresario en un país desarrollado. Nada. Como tampoco lo que estamos haciendo en reforma educacional. Entonces, a los que más espantan las reformas es a quienes están anclados en un modelo rentista. Te quiero aclarar que sí puede haber cuestiones que te descarrilen. Por ejemplo, un keynesianismo excesivo como le pasó a Brasil. Pensar que puedes vivir a punta de políticas de estímulo de banda fiscal y meterse en una espiral de endeudamiento como le pasó también a España, sin duda sería peligrosísimo.". Sin embargo, Eyzaguirre no se pierde al identificar el origen del modelo actual que ya parece cumplir sus ciclo y le da el crédito correspondiente. Yo creo que este encuentro con un modelo de crecimiento dinámico, que nos ha traído tanta prosperidad, comienza con Hernán Büchi, no con la Concertación. Él entendió que había que tener un modelo exportador, una política monetaria responsable que anclara la inflación, una economía privada, un sistema tributario que fomentara el ahorro, y esas cosas se profundizaron durante la Concertación". En este contexto Eyzaguirre explica el rol que se impuso este gobierno "Fui ministro de Hacienda de Lagos, por tanto, difícilmente podría decir que lo anterior no era válido. Chuta, con qué ropa, si yo estaba metido ahí. Lo que se hizo en esos largos años era lo apropiado para ese momento. Y si miras las cosas que han hecho Perú o Colombia, siguen bastante de cerca lo que nosotros realizamos en su época. Ahora, llega un momento en que más de lo mismo ya no resulta –les pasa a las empresas y es algo que en otro nivel lo está viviendo China–. Cuando parecía que las tasas de crecimiento elevadísimo no iban a tener fin, comienzan a encontrarse con cuellos de botella.Eso era lo que correspondía para esa época y no hacerlo cuando había una oportunidad, unos nichos fantásticos, hubiera sido un absurdo, es como no explotar el cobre. Pero no puedes vivir sólo del cobre. Fuente: www.elmostrador.cl
  9. Opinión Ya nada es como antes: el lloriqueo de la elite por Mirko Macari 19 febrero 2016 El tiempo que viene recién lo empezamos a palpitar, pero intuimos sus contornos. Su tono es el de las redes sociales: directo, coloquial, un tanto insolente. Su jerarquía es horizontal. Su valor, la transparencia; su desvelo, los privilegios. No siempre es razonable ni educado, pero es auténtico. No hay espacio aquí para los eufemismos, las frases vaticanas ni los políticos florentinos. (Buena parte del siguiente texto es un extracto de la introducción del libro Las Crónicas imperdibles de El Mostrador). El ex canciller Insulza pone el grito en el cielo. Dice que el actual clima político del país es el peor que ha vivido nunca, salvo los meses previos al 73. Queda claro que los inmediatamente posteriores a dicha fecha no fueron tan malos para él. Salió a decir que Longueira era un estadista y el abucheo desde la galería fue muy superior al aplauso que alguna vez le brindó la derecha en el Congreso, cuando se fue como secretario general a la OEA. Mariana Aylwin se queja amargamente del clima de linchamiento. Cual María Antonieta, observa horrorizada y dice que “el juicio es en la plaza pública y las mayorías quieren ver correr sangre”. Su cuello transpira. Lo propio hace el decano de la Universidad del Desarrollo (UDD), Eugenio Guzmán, un tipo más bien frío y simpaticón que no se inmutaba por nada, pero que ahora se nota alterado por lo que califica como ‘la cultura del circo romano’. Su tesis es que “en los últimos años en nuestra sociedad se ha instalado un ambiente en que lo único que vale es el veredicto público”. Mi amigo, el transversal Jorge ‘Pirincho’ Navarrete, nos alerta que en la cultura de las redes y la información digital el “descubrimiento de la verdad adquirió una estatura desproporcionada. Ya no se trata del papel fiscalizador de la prensa al poder, sino del hallazgo de lo estimado secreto como un bien en sí mismo, independientemente de su relevancia”. Y al ex ministro y senador Carlos Ominami se lo nota incómodo e irritado con lo que denomina en clave fuguetiana “la mala onda”: “Estamos viviendo en una atmósfera tóxica que favorece las acusaciones falsas, los comentarios tendenciosos, la propagación de todo tipo de rumores infundados que terminan haciendo un grave daño. Prácticamente ninguna de las instituciones se salva de estas malas prácticas”. Qué duda cabe –como diría el ex Presidente Ricardo Lagos o nuestro predicador favorito, el rector Peña–, las elites están remecidas, a contrapelo del espíritu de los tiempos. Sin duda los arrulla la nostalgia de ese periodo dorado llamado la transición. Ese en el que brilló una generación que fracasó en su ideario juvenil de construir el socialismo, pero se irguió triunfante en su conversión al paradigma neoliberal. Ambas apuestas absolutamente ideológicas, aparentemente opuestas y contradictorias, pero unidas por una misma necesidad: un partido único en el poder. Es un tiempo plebeyo y por eso Óscar Contardo puede escribir una columna en un diario del establishment haciendo sorna de un ex Presidente que se ve a sí mismo como el Rey Sol, seguramente con nostalgia de esos tiempos en que él golpeaba la mesa cuando alguien osaba levantarle la voz. Una pena: ya nada es como antes y de poco sirve el lloriqueo. Ese partido, construido al alero de la privatización de la vida y la política, es el que hemos denominado el partido del orden. Del orden, porque su sustrato y composición oligárquica, que incluye elites de las viejas izquierdas y derechas, poder político y económico –separados solo para efectos del espejismo electoral–, entronca con la tradición más profunda de las clases dirigentes chilenas, cocinada al alero de la historiografía conservadora. Augusto Pinochet rebautizó el edificio de la UNCTAD como Diego Portales, y Ricardo Lagos tenía en su despacho presidencial un retrato del ex ministro del siglo XIX, cuya idea del gobierno fuerte, autoritario e impersonal era condición sine qua non para la prosperidad de hombres de negocios y comerciantes. El templo de esta religión no fue La Moneda sino el centro de eventos Casa Piedra. Sus mantras fueron el crecimiento y el consenso; su sumo sacerdote el ex ministro Edgardo Boeninger y su representante en la tierra Enrique Correa; sus salones, las páginas sociales y de opinión de El Mercurio y los encuentros a puertas cerradas en el Centro de Estudios Públicos. Su negrito de Harvard, Camilo Escalona. Su fantasma, el desborde. El fin de las reglas claras, le llaman. La incertidumbre les da pánico. Pero la incertidumbre ha llegado para quedarse. No de la mano del viejo Marx, sino más bien de Ilya Prigogine y su teoría del caos, expresada en una sociedad más indócil y compleja, y de “el fin del poder”, tan bien descrito por Moisés Naím, hijo predilecto de sus seminarios de corbatas caras. Este tiempo fue fuerte y largo, consistente y exitoso respecto a sus propias expectativas. Pero ese tiempo ya fue o, más bien dicho, está dejando de ser. El tiempo que viene recién lo empezamos a palpitar, pero intuimos sus contornos. Su tono es el de las redes sociales: directo, coloquial, un tanto insolente. Su jerarquía es horizontal. Su valor, la transparencia; su desvelo, los privilegios. No siempre es razonable ni educado, pero es auténtico. No hay espacio aquí para los eufemismos, las frases vaticanas ni los políticos florentinos. Es más digital que análogo. Su energía viene de abajo más que de arriba. No tiene problemas con el dinero pero no lo idolatra. Habla de calidad de vida y no de rendimiento ni productividad. No transforma en deporte la siguiente elección presidencial ni comulga con la rueda de carreta de que la democracia es ir a votar cada cuatro años. ‘El pensamiento complejo’, de Edgard Morin, es una buena herramienta conceptual para analizarlo. Es un tiempo plebeyo y por eso Óscar Contardo puede escribir una columna en un diario del establishment haciendo sorna de un ex Presidente que se ve a sí mismo como el Rey Sol, seguramente con nostalgia de esos tiempos en que él golpeaba la mesa cuando alguien osaba levantarle la voz. Una pena: ya nada es como antes y de poco sirve el lloriqueo. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2016/02/19/ya-nada-es-como-antes-el-lloriqueo-de-la-elite/
  10. REVELADORA INVESTIGACIÓN DEL CIENTISTA POLÍTICO JUAN PABLO LUNA Crisis de la política: “Al final, el problema de Chile sigue siendo esencialmente la desigualdad” Por : Juan Andrés Guzmán en Actualidad y Entrevistas Publicado: 16.02.2016 El sistema político pasa por su crisis más profunda desde que recuperamos la democracia. Para el cientista político Juan Pablo Luna, el escándalo del financiamiento ilegal solo evidenció una degradación que lleva años y que incluye: partidos sin programas, desconectados de la sociedad; y elecciones ganadas por los que van a la reelección o los que más gastan. Las investigaciones de Luna ayudan a entender por qué tantos partidos buscaron la “plata negra” de la elite; por qué la UDI es, hasta ahora, la colectividad más comprometida; y por qué la crisis es mas profunda que el lunar de su financiamiento. A mediados de 2014, en un debate en el programa Vía Pública de TVN (ver a partir del minuto 17.20), José Antonio Viera Gallo, entonces presidente de Chile Transparente, afirmó: “La experiencia del parlamento chileno es que no ha habido compra de votos. No ha pasado como en el parlamento argentino, o brasilero, felizmente. Yo creo que si una empresa hace donaciones después no pide una contraprestación. Eso está fuera de la cultura. No tienen cara para decir, ´mire, como le di tal cantidad para su campaña, usted vote de esta manera´”. En el estudio de televisión estaba Juan Pablo Luna, cientista político uruguayo, PhD en Ciencia Política en la Universidad de Carolina del Norte, profesor titular en la UC, e investigador principal del Núcleo Milenio para el Estudio de la Estatalidad y la Democracia en América Latina. Luna tomó distancia del respaldo de Viera Gallo a la clase política (respaldo que siguió ofreciendo hasta 2015 en distintos medios): -José dice “sabemos que no hay compra de votos en el parlamento” y yo diría, “lo suponemos”, en base a las experiencias vitales de cada uno, pero la verdad es que no tenemos información suficiente para afirmarlo –dijo Luna Viera Gallo, actual embajador de Chile en Argentina, se apuró en precisar: “Claro, pero como no tenemos información hay que presuponer inocencia”. Los hombres de derecho presuponen inocencia. Los cientistas sociales y políticos como Luna no presuponen nada: cuando no saben, ponen un signo de interrogación e investigan. Las prácticas que a Viera Gallo hace solo un año y medio atrás le parecían fuera de la cultura criolla, nos golpean a diario con nuevos detalles. Ahora sabemos, cada vez con más claridad, que el financiamiento ilegal no consigue sus fines toscamente, como especulaba Viera Gallo en TVN (“te puse plata, cúmpleme”), sino que se materializa usando los rituales propios de “la cultura” de quienes intercambian favores. También se hacen ilegalidades con cordialidad y buenas maneras. Los correos electrónicos publicados por The Clinic entre el ex presidente de la UDI Pablo Longueira y el gerente general de Soqumich, Patricio Contesse, son un buen ejemplo: el político y el gerente se escriben con humor, se tratan de “mi coronel”, hablan de “obediencia debida”, disfrutan su relación de confianza mientras Longueira le facilita información sobre las propuestas del royalty minero o la reforma tributaria que quiere hacer el gobierno de la Presidenta Bachelet y que al equipo de Contesse le parecen ideológicas y politizadas. Pablo Longueira Se sabe ahora que SQM donó más de $700 millones a la campaña de Longueira, según el informe de la consultora Sherman & Stearling que publicó La Tercera, pero en el intercambio de correos no hay actos brutales como mencionar ese dinero; hay pertenencia a un mismo mundo y complicidad. Ese tipo de relación fue bien resumida por Enrique Krauss (DC), ex ministro del gobierno de Aylwin, cuando habló en La Tercera de lo exagerado que le parecía la ley del lobby: “No éramos corruptos, éramos amigos de los amigos”. Las investigaciones de Juan Pablo Luna examinan el sistema político desde el trabajo cotidiano de los partidos, desde su cocina y su sala de máquinas, desde los discursos que elaboran y cómo se vinculan con la sociedad a la que buscan representar. Richard Katz, cientista político de la universidad Johns Hopkins, ha dicho que los partidos no solo son un ingrediente irremplazable de la democracia, sino que además “la salud y el carácter de los partidos se halla entre los principales determinantes de la salud y el carácter de la democracia”. Con sus investigaciones, Luna ha prendido la alarma sobre aspectos claves de nuestra democracia, preguntándose quién logra ser candidato y quién gana las elecciones; o cómo la igualdad electoral (esto es, todas las personas valen lo mismo, un voto) ha sido afectada por la enorme desigualdad económica chilena, donde cada uno de los cinco hombres más ricos gana lo mismo que un millón de chilenos (vea reportaje de Ciper). Aunque algunas cosas que Luna ha indagado seguramente el lector las ha oído o las intuye, la visión de conjunto que ofrece en esta entrevista, configura una fotografía detallada de nuestra democracia y ayuda entender por qué tantos partidos buscaron el “dinero negro” de la elite; por qué la UDI es, al menos hasta ahora, la colectividad más comprometida; y sobre todo, por qué la crisis que vive la política chilena no tiene que ver solo con su financiamiento, sino que es mucho más profunda. LA UDI En 2010, cuando la UDI llevaba casi una década siendo el partido más votado y con mayor representación en el Senado y en la Cámara, Juan Pablo Luna publicó una investigación en la que trataba de entender cómo una colectividad financiada por grupos económicos y fuertemente enlazada con la dictadura, el Opus Dei y los Legionarios de Cristo lograba atraer a los votantes más pobres, y gracias a ellos, imponerse electoralmente. ¿Había que entender el éxito de la UDI como un respaldo popular a sus propuestas económicas y políticas o, de alguna manera, ese partido había encontrado la forma de que electores muy distintos –incluso irreconciliables en la historia de Chile– apoyaran a los mismos candidatos sin pensar lo mismo sobre temas centrales? En su investigación de 2010 –Vínculos entre partidos segmentados y votantes en Latinoamérica: el caso de la UDI (Segmented Party–Voter Linkages in Latin America: The Case of the UDI)– integró los estudios disponibles sobre ese partido con entrevistas y observación en terreno en 12 municipalidades manejadas por distintas colectividades. Uno de los elementos más clarificadores de esta investigación es lo que dijo una fuente que Luna identifica como “un alto dirigente nacional de la UDI”: “Lo que hicimos, y este es un trabajo que hizo muy bien Jaime (Guzmán), es convencer a la elite de que teníamos que estar en el Congreso para proteger sus intereses. Jaime los convenció de que aunque fuéramos un partido chico, con las ventajas que nos daba el binominal y los quórums, podíamos proteger sus intereses. Al mismo tiempo los convenció de que para que nosotros pudiéramos hacer eso, teníamos que ganar votos en los sectores populares, porque la elite es muy chica. Entonces, básicamente lo que el partido hace es tomar los recursos que dan los empresarios y volcarlos a las poblaciones”. La investigación de Luna recogió los antecedentes que había hasta 2010 sobre el financiamiento legal que recibía la UDI y que indicaban que era el partido que más aportes reservados recibía y, a la vez, el que más gastaba en las elecciones (en 2005 la UDI gastó US$90.000 por campaña, seguida por el PPD que desembolsó US$70.000). La misma situación documentó para el periodo 2009-2010 un estudio de Claudio Agostini publicado en 2012 (Financiamiento de la política en Chile). Dice Agostini: “Al considerar la magnitud total de las donaciones, la UDI supera fuertemente a todo el resto de los partidos. En particular, en las donaciones reservadas para campañas parlamentarias, en las que la mayoría de los donantes son personas jurídicas, la UDI recibe más del doble de recursos que RN y cuatro veces más que el PDC, que son los partidos que le siguen en magnitud de aportes recibidos”. En su libro Poderoso Caballero el periodista Daniel Matamala constató que esta tendencia se prolongó hasta las últimas elecciones. En 2013, “los 22 candidatos a diputados que recibieron más aportes reservados fueron todos de la Alianza, y 15 de ellos, militantes de la UDI”. Respecto de los senadores, Matamala cita el caso de la senadora Ena Von Baer, la cual, de acuerdo a las cuentas públicas, obtuvo $323 millones en aportes reservados a su campaña mientras que todos sus contendores sumaron apenas $45,5 millones, esto es, siete veces menos (ver ficha de la Región de Los Ríos en especial de CIPER). A lo anterior hay que agregar el dinero recibido por la vía ilegal, donde la UDI aparece nuevamente claramente favorecida. LA ELITE NO APARECE EN LA FOTO Juan Pablo Luna identificó en su investigación estrategias a través de las cuales la UDI transforma los recursos de la elite en voto popular. Primero, el desarrollo de un discurso antipolítico –o “cosista” como se lo llamó durante la candidatura de Joaquín Lavín en 2000–, que transmite la idea de que ese partido se preocupa de los problemas reales de las personas y no de las peleas políticas. Ese discurso, “hace que las personas no vean que la política está detrás de muchas circunstancias que determinan como transcurre su vida”, dice Luna. El discurso antipolítica ayudó a la UDI a conseguir algo muy importante: poner un velo sobre el vínculo ideológico que tiene con la elite empresarial. Ese velo era parte central del diseño de Jaime Guzmán, según se lo dijo a Luna el ya citado dirigente nacional de la UDI: Foto: TVN. “Nosotros les dijimos a nuestros amigos que para representarlos necesitamos más votos en los sectores populares, no en la élite, porque ahí no podemos crecer. Entonces les dijimos que necesitábamos su financiamiento, pero también les dijimos que se abstuvieran de acercarse a nosotros. En las fotos teníamos que aparecer con los pobres, no con ellos. Al principio fue difícil para ellos entender que teníamos que apelar a los pobres, pero ahí es donde hay más votos disponibles. Y uno de los obstáculos que enfrentamos actualmente es que hay menos personas pobres en Chile”. La segunda estrategia que usa la UDI es el clientelismo. Luna argumenta que durante la dictadura la UDI construyó, a través de su participación en el gobierno (particularmente en Odeplan y en las municipalidades), una máquina clientelística usando recursos del Estado. Desde el regreso de la democracia la UDI habría alimentado esa máquina con las donaciones privadas. Su intensivo clientelismo está registrado en declaraciones que recibe el Servicio Electoral (Servel). El ítem “donaciones” muestra que todo el espectro político recurre al regalo para hacerse querido y confiable y así ganar votos: está lleno de tortas para bingos, galvanos para competencias, pelotas para clubes deportivos. Pero, dado su mayor acceso a recursos, la UDI va más allá. Algunos ejemplos tomados de las elecciones municipales de 2012: 1.440 lentes ópticos ($690.000) comprados por la candidata de la UDI a concejal por Recoleta, María Inés Cabrera Squella; 303 tenidas completas, camisetas y shorts ($3.000.000) comprados por el candidato independiente pro UDI Juan Pablo Barros, alcalde de Curacaví; 5.000 latas de bebida ($1.600.000) compradas por Gonzalo Cornejo, candidato a alcalde por Recoleta; $5.100.000 en dos avalúos de un camión y una camioneta pagados como donación por Carlos Ward, candidato a concejal de la UDI en Lo Barnechea; $2.500.000 gastados en una función gratis de circo por el candidato UDI Rodrigo Delgado a la alcaldía de Estación Central; $925.000 en donaciones sin especificar, gastados por la candidata de la UDI a concejal por Las Condes, María Carolina Cotapos. El resultado de la expansión del clientelismo ha causado un gran daño a la democracia chilena. Escribe Luna: “Los políticos exitosos tienden a ser los que regularmente son capaces de pagar las cuentas de los servicios durante el periodo de campaña, ofrecer asistencia médica y legal o distribuir equipos de televisión, cajas de comida, anteojos, equipos fútbol para el club local o la torta que necesita la junta de vecinos para organizar un bingo”. En suma, agrega Luna, los políticos que desarrollan una eficiente red de solución de problemas “disfrutan de una ventaja competitiva sobre los candidatos que no desarrollan ese tipo de contactos”. Coincidente con esto es la entrevista que la diputada María Angélica Cristi (UDI) le dio a Luna para explicarle por qué la UDI tenía más trabajo en una comuna como Peñalolén (sector medio-bajo) que en La Reina (sector medio): “La gente pobre te necesita todo el tiempo. Te necesitan para sobrevivir porque todos sienten las puertas cerradas. Ellos no saben dónde ir, qué cosas hacer… en La Reina nosotros no atraemos la atención de nadie”. Este tipo de vínculo contrasta con el que describe Julio Dittborn, en ese momento diputado de la UDI en el distrito 23 (Las Condes, Lo Barnechea y Vitacura), zonas donde la UDI obtiene su financiamiento: “El 90% de las personas que viven aquí no esperan que yo resuelva problemas específicos de ellos ni que los visite en sus casas. Lo que esperan es que yo represente su opinión en los medios y que vote como ellos votarían si estuvieran en mi sillón”. La secuencia descrita refrenda lo señalado por el dirigente nacional de la UDI a Luna. El partido recolecta dinero en la elite y, a través del clientelismo y el antipoliticismo captura votos en los sectores populares. La fuerza política que construye, la usa en el Congreso para representar las ideas de la elite o, como dice Luna, para “proteger a la elite empresaria preservando el modelo económico legado por el régimen autoritario”. Examinando las votaciones en el Congreso, Luna confirma que la UDI cumple con su tarea. La UDI, más que RN, es la sistemática defensora de las reformas orientadas al mercado “oponiéndose a diferentes paquetes legislativos que podían afectar los intereses de los empresarios o eventualmente redistribuir recursos a los estratos bajos, a través de políticas de alzas de salario mínimo o de regulaciones a los mercados, al trabajo, subsidios a la educación pública, aumentos tributarios para los sectores altos o reformas al sistema de pensiones”. ACTUAR COORDINADAMENTE El escándalo del financiamiento ilegal de la política, que ha golpeado especialmente a la UDI, ha levantado sospechas sobre los verdaderos motivos de parlamentarios de ese partido al momento de votar proyectos de ley y en su trabajo político. Sin negar que es grave el que se pueda vincular el aporte electoral con el envío de información –como se sugiere en los emails de Longueira y Contesse–, la investigación de Luna hace pensar que el actual escándalo, más que revelar algo completamente desconocido, sólo hace más visible un diseño del que ya había bastantes evidencias y que permitía que la UDI y la elite actuaran coordinadamente. Tasha Fairfield (Foto: clas.berkeley.edu) Un ejemplo de esto se encuentra en el reciente libro de la investigadora Tasha Fairfield, donde busca explicar por qué la elite chilena ha logrado pagar menos impuestos que las elites latinoamericanas y de la OECD. Una de las estrategias, dice Fairfield, fue contar con partidos políticos, particularmente la UDI, que representan sus intereses en el Congreso (ver entrevista en CIPER). En su libro, Fairfield entrevista a un alto funcionario de Impuestos Internos quien describe cómo la derecha y los empresarios intentaron frenar la reforma antievasión de 2001: “La derecha y los líderes empresariales son la misma cosa… Y no sabía si debía negociar con el senador líder de la oposición o con el presidente de los empresarios. A veces tenía que negociar con los dos, porque ellos trabajaban juntos. A veces ellos estaban en las mismas reuniones diciendo lo mismo… se coordinaban y eso era público, no era algo escondido”. –La defensa de la elite que hace la UDI y que antes se presumía, se cristalizó en la opinión pública con estas investigaciones sobre financiamiento. Ahora se los ve como un partido que defendió ciertos intereses muy específicamente –dijo Juan Pablo Luna a CIPER. –Dado que la estrategia se ha hecho evidente, ¿sigue siendo la UDI útil para la elite en los términos que lo propuso Jaime Guzmán? –La elite no es ingenua y siempre aporta a todos los partidos. Soquimich muestra claramente eso: la Nueva Mayoría está metida hasta el tuétano también. Por otra parte, creo que la UDI va a seguir teniendo ese vínculo porque no es solo instrumental. La UDI tiene una cercanía con el nuevo empresariado chileno que sale muy fortalecido de la dictadura y que siente que ellos son los que deben defender el modelo. Creo que esos empresarios siguen viendo como algo positivo lo que ha hecho Jovino Novoa. Esta crisis no va a terminar con la estrategia de la UDI. Porque la gente tiene memoria corta, y los candidatos no se promocionan con el nombre del partido. Ningún UDI va a poner a Novoa en su campaña, se va a colgar de alguna figura potente de la derecha y va a competir enfatizando que es servidor del distrito, de la municipalidad, el tipo que soluciona los problemas. A lo más este tema podría ser un asunto que intentaran levantar los adversarios. Pero en la medida en que todos tienen tejado de vidrio, eso se anula. –¿Cree que el financiamiento ilegal a todo el espectro político puede explicar por qué ha costado tanto hacer reformas que afecten a la elite, como subir los impuestos a los más ricos? –No creo que haya una explicación única para eso. En la Nueva Mayoría, por ejemplo, hay personas que a principio de los ‘90 pensaban que una de las claves de la estabilidad política del país era la marcha de la economía y, por lo tanto, tenían y tienen mucho miedo de tocar algo que pueda volverla lenta. No diría que la Concertación o la Nueva Mayoría tiene solo aversión al conflicto (como sugiere Tasha Fairfield en su libro), sino que está extendida la convicción de que la clave del éxito tiene que ver con la estabilidad macroeconómica y con generar condiciones microeconómicas para los empresarios. Creo que hay gente que dice: a mí me gustaría cambiar esto, pero no podemos, porque si no viene el caos. Los mecanismos de conformidad con el modelo probablemente sean múltiples y diversos para distintas personas. FINANCIAMIENTO CENTRALIZADO Muchas de las estrategias que usa la UDI para hacer política son comunes también en el resto de las colectividades. En 2012, junto a Fernando Rosenblatt, Juan Pablo Luna publicó una investigación que indagaba sobre el funcionamiento de los partidos, usando como base más de 50 entrevistas a líderes, militantes de peso y potenciales futuros líderes de todo el espectro político. En ese momento, el escándalo del financiamiento ilegal no había estallado, pero premonitoriamente la investigación se tituló: ¿Notas para una autopsia? Los partidos políticos en el Chile actual. Los antecedentes recogidos llevaron a los autores a concluir que era inminente una crisis del sistema de partidos debido a al alto nivel de desarraigo social y al fuerte descontento frente al liderazgo político. El análisis que desarrolla esta investigación asume que no hay posibilidad de una democracia de calidad si no cuenta con partidos “institucionalmente firmes”, esto es, con partidos que tienen recursos suficientes, debate de ideas y estructuras de gobierno interno que les permitan desplegarse por el territorio y dialogar con la sociedad. Pero los partidos chilenos –dicen Rosenblatt y Luna en su estudio–, no pueden hacer eso porque son extremadamente débiles en tres áreas centrales. Primero, carecen de financiamiento suficiente para hacer actividad política mínima: para formar cuadros, tener sedes regionales y generar proyectos nacionales. Al interior de los partidos la distribución de recursos no es homogénea. Y debido a que los partidos no pueden financiar todas las candidaturas, quienes cuentan con dinero propio o con un mecenas, tienen más posibilidades de ser designados candidatos. “Esto genera un sistema bastante endogámico respecto de quienes logran cargos de elección”, dice Luna. En segundo lugar, sus lazos internos son débiles. La mayor fortaleza de un partido es su visión de la sociedad, la perspectiva desde la que aborda los problemas. Hoy, sin embargo, “no sabemos muy bien dónde están los partidos en términos de temas claves para la sociedad. Hay una suerte de dilución programática”, explica. Esto se debe, por una parte, a la falta de discusión interna; y por otra, a que las elecciones se pueden ganar sin explicitar ideas. De hecho, dada la alta desaprobación que tienen los partidos, los candidatos desarrollan campañas alejadas de sus colectividades y no está claro que las ideas que usen para ganar votos sean consistentes con las que sostienen otros candidatos del mismo partido. Así, lo que un partido piensa sobre un tema es más bien el agregado de lo que los distintos líderes dicen a los medios y a sus electores. Es frecuente que las diferencias sean más profundas entre líderes de un mismo partido que entre dirigentes de distintas colectividades, dice Luna. En tercer lugar, los partidos carecen de control sobre sus parlamentarios y alcaldes. Como los candidatos no dependen financieramente del partido y la marca tampoco les ayuda a ganar votos, la colectividad no tiene cómo disciplinarlos. Peor es la situación cuando los candidatos se hacen con el cargo. Los incumbentes, es decir, los parlamentarios y alcaldes que van a la reelección, plantean el mayor desafío para los partidos y para la democracia. “Los partidos no pueden sacar a un diputado díscolo, porque no tienen cómo asegurar que con otro candidato el partido siga manteniendo el cupo”, dijo Luna a CIPER. En cambio, si el incumbente va a la reelección, es altamente probable que gane. De hecho, la investigación de Luna y Rosenblatt muestra que si estos cuentan con el dinero suficiente nunca son derrotados por los desafiantes, pues el conocimiento y el prestigio que les da el cargo no son fáciles de neutralizar. La investigación analiza 16 casos que buscaron ser reelegidos entre 2004 o 2009: 14 lo lograron. Pero los partidos no solo no los pueden disciplinar, sino que, en muchos casos, su presencia en los distritos depende en términos financieros y organizacionales únicamente de lo que hagan los parlamentarios y alcaldes. Así, los partidos quedan desconectados de la sociedad, incapaces de canalizar demandas sociales que como en casos recientes de movilización social (por ejemplo, el movimiento en Aysén en 2012), los terminan desbordando. La percepción que recogieron Rosenblatt y Luna de los dirigentes entrevistados fue de frustración: “Gran parte plantea un fuerte descontento con el funcionamiento de sus propios partidos, denunciando frecuentemente la presencia de prácticas irregulares, indeseables, y en muchos casos ilegales en las organizaciones que ellos mismos lideran”. El único partido que escapa al crítico estado descrito es la UDI. Su amplio acceso a recursos le permite formar cuadros y tener actividad partidaria en todas las regiones. De hecho, es de las pocas colectividades que, como ocurría antaño, se puede recorrer nacionalmente. Por otra parte, tiene una ideología clara y ejerce un control estricto sobre cómo deben votar sus parlamentarios. –Todos los partidos reciben financiamiento empresarial. La diferencia fundamental es que la UDI centraliza el financiamiento que recibe el partido y lo distribuye con mucha visión estratégica. Apoyan al que está en la línea correcta y al que demuestra trabajo para el colectivo, y pueden sacarle recursos al que se desvía –dijo Luna a CIPER. –¿Ese involucramiento institucional podría explicar por qué la UDI no pudo sancionar a Jovino Novoa a pesar de que fue condenado por delitos tributarios? –No sé por qué han hecho eso. Es una decisión irracional respecto de su posicionamiento en la opinión pública. Y creo que tiene más que ver con el peso de los históricos en la UDI y con el peso político que tienen los involucrados. Pero no sé. OTRA VEZ LA DESIGUALDAD Durante el debate que se generó con el proyecto de ley que intenta limitar la reelección de parlamentarios y alcaldes, se argumentó que los políticos que no pueden buscar la reelección “no tienen incentivos para atender a las demandas o aspiraciones de sus votantes”, como lo constata el Informe Parlamentario Mundial 2012 elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Ese argumento no parece valido en Chile. Si se considera que el ingreso promedio es de $454.031 y el 70% de las personas gana menos de $426.000 (según datos de la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos de 2013), la teoría dice que los políticos deberían competir por ese 70% de votos promoviendo políticas que produzcan equidad. Pero eso no ocurre, porque debido a los mecanismos descritos por Luna, los elegidos son permanentemente “personajes que están completamente alejados de las necesidades que tiene el votante medio chileno”: “Ellos triunfan porque se juntan con el club del adulto mayor, con el centro de madres, porque consiguen una beca, porque traen obras al distrito. En su campaña el candidato no opera ni verbaliza sus preferencias programáticas. Y así son consistentemente reelectos aunque sus ideas estén muy desconectadas con su electorado. Esa es la clave del sistema”, explica el cientista político. La despolitización creciente de la sociedad chilena se puede ver, entonces, como una reacción al hecho de que todos los partidos se igualan en sus métodos. Y los métodos son lo único que queda pues están vacíos de contenidos. “La gente no ve diferencias entre izquierda y derecha. Y si funcionan como una elite unificada, que sistemáticamente promueve ciertos intereses y anula otros, las personas los perciben como una ‘clase política’ y se preguntan para qué los van a validar con el voto”, explica. En 2014, Luna publicó el libro Segmented representation: political party strategies in unequal democracies (Oxford University Press), en que el que constata que el panorama descrito sigue siendo válido. Allí argumenta que el tipo de relación entre votantes y partidos “contribuye a aislar a los líderes de la sociedad y de sus propias organizaciones”. Algunos de los problemas planteados por Juan Pablo Luna se abordan en la ley sobre fortalecimiento y transparencia de la democracia, aprobada el mes pasado. Por ejemplo, a partir de ahora, se prohíbe efectuar erogaciones o donaciones en dinero o en especies durante el periodo de campaña. No más clientelismo. Sin embargo, la ley no regula el periodo entre campañas y los datos del estudio de Luna indican que es ahí donde los incumbentes aseguran su reelección. Cuando se inicia la campaña ya está todo zanjado, por lo que la vigilancia de las donaciones en la época electoral solo impedirá a los desafiantes ir en su búsqueda. Luna cree que siendo la ley un avance, el problema que tiene el sistema político en Chile no se reduce sólo a temas de financiamiento y gasto. Tiene que ver con cómo reconstituir el vínculo entre los partidos y la sociedad, que está dramáticamente cortado. –Yo soy un escéptico del diseño de políticas públicas en base a la noción de “alinear incentivos” –dice Luna refiriéndose a las propuestas de la Comisión Engel que sirvieron de base a la ley de fortalecimiento a la democracia–. Yo creo que la solución pasa por construir partidos de naturaleza diferente. Varias de las ideas van en el sentido correcto. Pero construir partidos diferentes lleva tiempo y, por otra parte, depende también de dinámicas estructurales y no meramente de incentivos institucionales. Al final, el problema de Chile sigue siendo esencialmente la desigualdad. “Tenemos 25 años de democracia y al menos en términos teóricos se espera que la igualdad política termine generando algún tipo de efecto redistributivo que no se ha visto en Chile”, dijo en una conferencia Luna. Piensa que la constancia de la desigualdad tiene efecto en cómo están funcionando los partidos. Al igual que el economista de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann (ver entrevista en CIPER), Juan Pablo Luna considera que la elite chilena tiene una responsabilidad muy grande en la crisis del sistema de partidos: –La elite chilena es cerrada, endogámica, son todos primos, amigos, fueron a los mismos colegios. Y eso genera un efecto de burbuja, donde la gente diferente interactúa muy poco. Es muy fácil en Chile vivir segregadamente, sin ver a los diferentes, sin tener de co-apoderado a alguien que no tiene tus estudios, o tiene más o tiene menos. Y lo que hoy vemos en la política es un reflejo de la inequidad, pero sobre todo de la segregación. Porque tú puedes tener sociedades más o menos desiguales, pero donde los diferentes se conocen más, interactúan más. La figura clásica de esto son las escuelas públicas, donde el hijo del bancario esta con el hijo del zapatero y tienen un mismo uniforme que los iguala en el espacio de ciudadanía que es la escuela. En la medida en que no tienes una sociedad que funciona con esas reglas, la segregación escala y se traspasa al sistema político y al sistema económico. Por eso digo que este es un problema más estructural que de diseño institucional. –Esa mirada indica que la solución es muy compleja, porque el problema es circular: para reducir la inequidad se necesitan partidos que empujen eso. Pero los partidos no van a ser capaces de hacerlo mientras no mejore la equidad. –Sí. Los cientistas sociales estamos muy obsesionados por la “no circularidad”, por poder decir “x” causa “y”. Pero creo que tenemos que asumir que nos enfrentamos a este tipo de círculos viciosos y que, por lo tanto, es muy difícil, con un solo diseño de políticas públicas tratar de cambiar problemas que son mucho más complejos. Fuente: http://ciperchile.cl/2016/02/16/crisis-de-la-politica-al-final-el-problema-de-chile-sigue-siendo-esencialmente-la-desigualdad/
  11. La Moneda sondea a ex asesor de gobiernos de la Concertación y Piñera para la Contraloría En los últimos días el gobierno inició contactos con senadores de la Nueva Mayoría y la oposición. El nombramiento de un nuevo candidato a contralor comenzó finalmente a tomar forma entre las prioridades del gobierno. En los últimos días, y a más de ocho meses de que Ramiro Mendoza dejara el cargo, el Ejecutivo comenzó a sondear con algunos senadores el nombre del abogado Jorge Bermúdez, actual profesor de derecho administrativo de la Universidad Católica de Valparaíso. El análisis de los apoyos que el académico podría concitar ha estado a cargo del Ministerio del Interior. El propio titular de esa cartera, Jorge Burgos, se ha contactado con un acotado grupo de senadores -todos con roles representativos en sus respectivos partidos- para comentar el nombre. Las gestiones se producen en un momento en que La Moneda tiene un apretado calendario legislativo de aquí al 31 de enero, en el que, pese a ello, también se incluiría la nominación del nuevo contralor. Ayer, el vocero de gobierno, Marcelo Díaz, dijo que esperaban lograr un acuerdo para el cargo de contrarlo “lo antes posible”. En el oficialismo dicen que el nombramiento podría producirse antes de este martes. Las conversaciones incluyeron al oficialismo y a la oposición. Con este último sector, los diálogos se desarrollaron el miércoles, pocos días después de que la oposición, en protesta por la demora del gobierno, ingresara un proyecto de ley para fijar plazos en la designación del cargo. Ese día, alrededor de las 13.00, La Moneda se contactó con el presidente de la UDI, Hernán Larraín, y con el jefe de senadores de RN, Baldo Prokurica, para proponerles el nombre de Bermúdez. En el gremialismo abordaron el tema ese mismo día en el almuerzo de senadores, y concluyeron que, en principio, no genera mayores reparos en el partido. Más tarde, antes de que comenzara la sesión de la sala del Senado, Prokurica comentó el tema con el jefe de los senadores UDI, Víctor Pérez. Currículum transversal Además de sus funciones académicas, Bermúdez se ha desempeñado como asesor de distintos organismos públicos y subsecretarías de los gobiernos de la Concertación en temas como medio ambiente y pesca. Además, durante la administración de Sebastián Piñera asesoró al Ministerio de Defensa, cuando era encabezado por Andrés Allamand. En su currículum destaca también haber sido abogado de la unidad de medio ambiente del Consejo de Defensa del Estado e integrante de la comisión de expertos para la modernización de la Contraloría en 2008. También es autor de varios libros, y expuso en contra de las acusaciones constitucionales contra los ex ministros de Educación Yasna Provoste y Harald Beyer, quienes finalmente fueron destituidos de sus cargos. Aunque su nombre es, en general, poco conocido en el mundo político, los senadores que han sido contactados comentan que si bien Bermúdez aún no concita un respaldo muy amplio, no existe una postura amplia de rechazo a su posible nominación. Esto, a diferencia de la resistencia que generó la anterior carta de La Moneda, el abogado Enrique Rajevic. Después del complejo momento que enfrentó el Ejecutivo en esa fallida designación, la idea de alguien que genere respaldos transversales es bien vista en el oficialismo. Los senadores de la Nueva Mayoría que lo conocen lo califican como “competente”, “abierto” y “transversal”, por lo que se mostraron proclives a apoyarlo. No obstante, para algunos pesa en su contra su paso por la cartera de Defensa en el gobierno de Piñera. Reconocimiento Ayer, en tanto, la contralora (s) Patricia Arriagada -que cuenta con un fuerte apoyo al interior de Contraloría para asumir el cargo- fue elegida miembro de la Junta de Gobernadores de la Academia Internacional Anticorrupción por un período de seis años. www.latercera.com
  12. “Se prepara uno de varios escenarios en que se invocaría problemas de salud (de Bachelet) en marzo de 2016”, afirma Melnick profundiza en la tesis del vacío de autoridad y dice que “hay un claro movimiento de la ex Concertación para hacerse del poder en los hechos” por El Mostrador 13 septiembre 2015 El economista y ex ministro de Pinochet usa la analogía de un horno de alquimia para asegurar que en su interior se está cocinando la manera de sortear la compleja situación política del país. Usando la analogía de un horno atanor –el descrito por los alquimistas–, el ex ministro de Pinochet, Sergio Melnick, escribe acerca de la compleja situación política que vive el Gobierno y de posibles escenarios futuros para "enmendar rumbos", dice. El economista alude a la nota publicada por El Mostrador el 27 de agosto, en la que se da cuenta de la estrategia al interior del oficialismo para contener la crisis política del Gobierno y enuncia algunos de los signos de dicha operación. En la referida nota, se señalaba que –según fuentes de Palacio– “se ha hecho necesario proteger la imagen presidencial ante lo que observan son intentos subterráneos, y otros no tanto, por desprestigiar a Bachelet, instalar la idea colectiva de que no está capacitada para gobernar y, así, tratar de forzar su salida temprana de Palacio… No hay parlamentario, dirigente y asesor gubernamental que en los últimos quince días no reconozca que ha escuchado la versión de que la Presidenta está tomando más alcohol de la cuenta y que, en paralelo, está bajo el efecto de varios medicamentos –como analgésicos para una dolencia que tiene en la rodilla por un problema a los meniscos–, antidepresivos y los recetados para su hipertensión. A tal punto se ha esparcido el rumor como reguero de pólvora en estas dos semanas, que varias figuras del oficialismo confiesan en privado que incluso han sondeado en La Moneda, han preguntado y han chequeado si la información que circula sin control tiene sustento”. Paralelamente, Melnick ocupa además la entrevista que concedió Nicolás Eyzaguirre a El Mercurio la semana pasada, donde hace un profundo mea culpa sobre la gestión de las reformas, para respaldar su tesis de que el acontecer político entra en una nueva fase y se está "cocinando" al interior de ese horno. "Desde el inicio de este gobierno, dada la inexistencia de una oposición desde la derecha, la pugna siempre ha sido entre la ex Concertación versus la Nueva Mayoría, particularmente la izquierda más dura, con la retroexcavadora y el G90, que echó raíces en toda la administración. Pero el resultado ha sido muy malo", escribe Melnick en La Tercera. "Por lo anterior, hay un claro movimiento de la ex Concertación para hacerse cargo del gobierno en los hechos, y enmendar rumbos cuando aún es tiempo; y lo es. Es una pelea de familia. Es tiempo de tomar posiciones. En ese sentido, yo leo la entrevista de Eyzaguirre como una declaración pública del bando al que pertenece ahora: deja la retroexcavadora y se suma a la Concertación. Por eso no deja el gobierno, ya que es parte del proceso", agrega. El ex panelista de 'Tolerancia Cero' cree que "si la Concertación logra hacerse cargo de la conducción del gobierno, será contra su voluntad. Por eso se prepara uno de los varios escenarios, probablemente el menos deseado, en que se invocaría de alguna forma problemas de salud en marzo del 2016, de modo que no haya elecciones. Ese escenario no puede ser abrupto, sino irse preparando de a poco", afirma. Como prueba de su interpretación, Melnick cita algunos hechos políticos recientes: "En esa lógica adquiere sentido el empoderamiento de Burgos sobre Aleuy, las intervenciones de Lagos, de Pérez Yoma, las críticas de Ignacio Walker por los diarios a la reforma educacional, el ingreso de Bitar al tema educación, las movidas de Insulza, las declaraciones de Genaro Arriagada, o Brunner, y las múltiples críticas de ex ministros de la Concertación, y tantas otras cosas curiosas que han pasado en estos tiempos". Por último, el economista anticipa que "todo esto puede verse agravado o acelerado por el curso de los acontecimientos que tome el caso Caval, y la apertura de muchos más casos de boletas políticas y nuevas empresas más asociadas al gobierno", concluye. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/09/13/melnick-profundiza-en-tesis-de-vacio-de-autoridad-y-dice-que-hay-un-claro-movimiento-de-la-ex-concertacion-para-hacerse-del-poder-en-los-hechos/
  13. Mandataria instala nueva modalidad de diálogo directo con los partidos La Moneda asume estar bajo “fuego amigo” y Nueva Mayoría busca neutralizar operaciones internas contra Bachelet por Marcela Jiménez 15 septiembre 2015 Soterradamente en el oficialismo se habló por semanas de una redistribución del poder interno en La Moneda para evitar que la administración bacheletista fracase, lo que para muchos en el Gobierno y la coalición tenía mucho olor a una operación para desestabilizar la imagen de la Mandataria. Durante semanas, meses la verdad, los jerarcas del oficialismo pidieron a La Moneda una instancia de conversación política franca y a puertas cerradas con la Presidenta Michelle Bachelet, la que finalmente se dio esta mañana, en Palacio, por espacio de más de dos horas. La cita es una señal del Gobierno para intentar romper la pasividad que internamente desde la Nueva Mayoría se le critica a la actual administración. Es una reacción directa al complejo escenario político tras el magro 22% de apoyo a la Mandataria y a la operación que, detectaron, se ha gestado desde las propias filas de la coalición oficialista vinculadas al llamado “partido del orden” ante el vacío de poder que ha imperado en la sede de Gobierno. Y donde algunos leen las últimas declaraciones del ministro Eyzaguirre, y de otros personeros de la antigua Concertación, como parte de ese movimiento de piezas. Soterradamente en el oficialismo se habló por semanas de una redistribución del poder interno en La Moneda para evitar que la administración bacheletista fracase, lo que para muchos en el Gobierno y la coalición tenía mucho olor a una operación para desestabilizar la imagen de la Mandataria, ya que iba ligado a la divulgación de rumores sobre la salud de la jefa de Estado. Estos intentos gatillaron la furia de Palacio cuando se hicieron públicos, pero no fue sino hasta la reunión de esta mañana que la Presidenta, en conjunto con los timoneles de los siete partidos de la Nueva Mayoría, se hicieron cargo del tema. Para Navarro, hasta ahora el tema había sido asumido “con liviandad en sectores de la Nueva Mayoría para entender lo que está en juego de fondo”. Reconoció que “no hay fórmula que permita poner mordaza a los militantes, no hay fórmula que permita a los parlamentarios dejar de ser díscolos, este es un proceso de análisis político” y, por lo mismo, era necesario “reiterar todo nuestro apoyo a la Presidenta ante un plan, en nuestra opinión, urdido para desatar una ola de rumores sobre su salud. Ella goza de extraordinaria salud.” “Hay que reconocer que el peor daño es el del fuego amigo, como se conoce, por lo tanto yo espero que aquellos que tienen observaciones críticas –nosotros hemos dicho lealtad que no es incondicionalidad–, lo hagan en el marco que debe hacerse, pero cuando hay expresiones que transgreden aquello, obviamente nos duelen, que las críticas se hagan donde deben hacerse”, afirmó la presidenta del PS, Isabel Allende, al concluir la cita con Bachelet. La senadora precisó que la Nueva Mayoría rechaza “la campaña desestabilizadora” que se ha intentado desplegar, que en esta cita reafirmaron su apoyo a la Presidenta, a su “agenda transformadora” y a su equipo de gobierno. Uno de los pocos que hace semanas advierte de los intentos de golpe blanco al interior del propio oficialismo es el presidente del MAS, Alejandro Navarro. En su calidad de vocero del conglomerado, reconoció hoy que el tema de la operación contra la Mandataria fue conversado en la reunión de esta mañana: “Por cierto que tocamos el tema, todos los partidos tienen en su interior diversos cuadros políticos que repiten lo que la oposición dice, se lo creen y, luego de eso, lo difunden (…) hemos hecho un acuerdo de tener la información adecuada para que nuestros militantes y todos aquellos que se dicen bacheletistas, no se dediquen a repetir rumores falsos, malintencionados, sediciosos, cuando se busca dañar la figura presidencial y se le pone fecha a la renuncia de la Presidenta”. Para Navarro, hasta ahora el tema había sido asumido “con liviandad en sectores de la Nueva Mayoría para entender lo que está en juego de fondo”. Reconoció que “no hay fórmula que permita poner mordaza a los militantes, no hay fórmula que permita a los parlamentarios dejar de ser díscolos, este es un proceso de análisis político” y, por lo mismo, era necesario “reiterar todo nuestro apoyo a la Presidenta ante un plan, en nuestra opinión, urdido para desatar una ola de rumores sobre su salud. Ella goza de extraordinaria salud.” Navarro fue un poco más allá incluso y aseveró que la Presidenta está “vivita y coleando”, que goza de muy buena salud, a diferencia de “sus ministros que han tenido problemas y han ido a parar a la cama (…) Burgos, Eyzaguirre y Valdés tuvieron problemas con el invierno, tuvieron recaídas y se enfermaron, si la única que no se enferma en Palacio es la Presidenta de la República”. En esa línea, el timonel del PPD, Jaime Quintana, acotó que es tarea y “responsabilidad de los partidos, de las bancadas, no podemos seguir haciéndonos eco de campañas sucias, del terror, de mostrar un país que no es, que solo está en ciertas encuestas semanales”. Nuevo intento Este no fue el único tema de la reunión ni el único objetivo que tenía su convocatoria en Palacio. La idea –para satisfacción reconocida en privado por los timoneles de la coalición– era dar una señal concreta de terminar con la pasividad política que se cuestionó a la Mandataria y a su Gobierno, tratar de marcar un punto de inflexión político más real y efectivo que el difuso resultado que tuvo el cónclave oficialista del Estadio El Llano el lunes 3 de agosto, que solo dejó en evidencia pública las diferencias internas en el comité político y con la propia Presidenta. “Las reuniones políticas son precisamente para evaluar lo que existe en el ambiente político, las encuestas son preocupantes, pero hemos ordenado una agenda política para enfrentar aquello, la gestión política ha ido mejorando”, explicó Navarro. En este nuevo intento por repotenciar el liderazgo presidencial, La Moneda se allanó a una fórmula que hasta ahora no había aplicado y que desde la Nueva Mayoría se reclamó como una carencia desde la campaña, el diálogo permanente y directo de Bachelet con los timoneles de la coalición. “La Presidenta se ha comprometido a que vamos a tener una habitualidad en este tipo de reuniones de trabajo, tal como lo hemos tenido hoy día, nos ha dicho que sí, que esto es bueno, que es un momento complejo de la política, donde abunda el rumor, hay crisis que no lo son pero parecen y es bueno tener una relación directa”, agregó el vocero del conglomerado. Más allá de las declaraciones de buena crianza, en el Gobierno y la Nueva Mayoría esperan que esto se traduzca en hechos concretos, según reconoció el senador Quintana, como la aprobación en el Senado del candidato a Contralor General, Enrique Rajevic, la agenda laboral, la despenalización de las tres causales de aborto terapéutico. “Todos los temas en discusión debieran ser parte de la oportunidad de la Nueva Mayoría para demostrar cohesión y unidad de propósito, hay una crisis de confianza severa y la mejor forma de corregir ello es pasando a la acción”, agregó el dirigente PPD. Eso implica ordenar el trabajo y evitar futuros errores no forzados que han caracterizado la gestión gubernamental los últimos meses, como se ha evidenciado con la reforma educacional. Por lo mismo, los dirigentes de la Nueva Mayoría le propusieron a Bachelet que postergue el anuncio del proceso constituyente comprometido inicialmente por la Mandataria para este mes de septiembre. Los partidos hicieron la observación de que aún faltan elementos no menores, como propuestas de algunas colectividades, un informe del PNUD, el análisis en conjunto del comité político y, dado lo recargado de la agenda de septiembre, se planteó que las primeras semanas de octubre sería un momento más propicio para evitar errores en el proceso. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/09/15/la-moneda-asume-estar-bajo-fuego-amigo-y-nueva-mayoria-busca-neutralizar-operaciones-internas-contra-bachelet/
  14. Ex dirigente de la CTC asegura que la mística y convocatoria de Gladys Marín ya no está en el partido Cuevas deja el PC golpeando la mesa: "El Gobierno ha estado secuestrado por las malas prácticas que representan a la elite" por El Mostrador 7 septiembre 2015 El ex agregado laboral de Chile en España criticó la forma en que la coalición gobernante ha afrontado los casos de financiamiento irregular a la política y el rol que ha tenido el Partido Comunista, al tiempo que sostiene que, a pesar de que en su ex partido "no tienen ninguna relación con estas malas prácticas (...), no puedes estar avalando con el silencio". La noticia de que Cristián Cuevas –ex agregado laboral de Chile en España y ex presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC)– dejaba su militancia en el Partido Comunista, remeció al bloque más de izquierda al interior de la Nueva Mayoría. La decisión de dejar su cargo en España fue gatillada por la muerte del trabajador subcontratado de Codelco, Nelson Quichillao, luego de que este recibiera una bala disparada por un carabinero de FF.EE. que le causó la muerte, hecho que también influyó en la opción de dejar el partido en el cual militó durante 17 años. "Ingresé al PC el año 98, primero por la convocatoria que generaba Gladys Marín, me siento orgulloso de estos 17 años de militancia", dijo Cuevas a CNN. Agregó que "esa mística o esa convocatoria que hacía Gladys yo la veo, hoy día, desdibujada, no los veo con esa misma convicción, esas ideas". Para Cuevas la opción de los consensos y los acuerdos que ha tomado la Nueva Mayoría lo han distanciado de su opción original. "En el propio Gobierno de la Nueva Mayoría –que yo incluso apoyé y avalé estando en el Comité Central del partido, siento que esto se va desdibujando en virtud de que no se va avanzando en función de las transformaciones sociales que están comprometidas con el pueblo de Chile, o por lo menos están secuestradas, retenidas por sectores conservadores, que son los sostenedores del modelo económico neoliberal que impiden el avance que la mayoría de nuestro país votó", dijo. El ex dirigente gremial señaló que entiende "que el gobernar se tiene que hacer", pero asegura que respecto a "nosotros desde la militancia (...) hay una distancia entre el gobernar y el diciplinamiento que tiene que ver con respaldar en todo momento el Gobierno". Para Cuevas el principal problema es que no se escuchan las voces disidentes y que "el Gobierno ha estado secuestrado por las malas prácticas que hoy día gobiernan y representan a la elite". Asimismo, apuntó a la improvisación a la hora de afrontar los casos de financiamiento irregular a la política, y la corrupción. Respecto al actuar del Partido Comunista, Cuevas aseguró que "el PC no tiene ninguna relación con estas malas prácticas", pero recalcó que "no puedes estar avalando con el silencio" o permitir, con los acuerdos o tratos de la Nueva Mayoría, que dichas prácticas continúen. "En esta gobernanza ha habido una inhabilidad para enfrentar momentos de tensión y la crisis de legitimidad y no se ha enfocado en convocar al pueblo", agregó. Finalmente, aseveró: "No me siento representado en esas prácticas, tengo una distancia ética y política con la Nueva Mayoría", razón por la cual –según afirmó– "buscará otros canales de participación". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/09/07/cuevas-deja-el-pc-golpeando-la-mesa-el-gobierno-ha-estado-secuestrado-por-las-malas-practica-que-representan-a-la-elite/
  15. El Gobierno destituye al intendente de la Araucanía, Francisco Huenchumilla El Ejecutivo pide la renuncia al intendente de la Araucanía, Francisco Huenchumilla, el día que la ex autoridad regional tenía previsto entregar una propuesta para la región al Ministerio del Interior. El Ciudadano Ayer 11:08 El Ministerio del Interior solicitó esta mañana la renuncia a intendente de La Araucanía, Francisco Huenchumilla. El ex intendente tenía previsto presentar hoy al Gobierno el documento: “Propuesta al Gobierno respecto de la situación de la Región de la Araucanía”, un plan para hacer frente al conflicto chileno-mapuche que esta semana viene marcado por las protestas del gremio de camiones, quienes se movilizan desde ayer por la violencia en la zona. Después que se oficializara su situación, Huenchumilla cargó duramente contra el Ejecutivo: “No sé qué pretenden, imagino que volver al garrote y al encarcelamiento, como lo hicieron anteriores autoridades”, señaló. “Una vez más el Estado chileno no entiende esta situación. Siento que la Nueva Mayoría no sea capaz de entender estos nuevos fenómenos y no tengan el código para leer lo mal que estamos”, agregó la ex autoridad regional. Además de subrayar las diferencias que lo separan de su correligionario Jorge Burgos, Huenchumilla criticó severamente al Ministro de Interior porque “no tiene idea del conflicto mapuche” y aseguró que “tiene miedo” a la propuesta de pacificación que esta mañana le iba a entregar: “Una hora antes de entregarla, Burgos me llamó por teléfono y me dijo que se la entregara como un ciudadano común”, explicó. Huenchumilla se refirió también al conflicto originado con los camioneros que se desplazan hacia Santiago para manifestarse el próximo jueves: “También hay que oírlos –afirmó–. Tienen razón, ellos no son los responsables de la situación del pueblo mapuche. Esa es una responsabilidad del Estado”, sentenció. No terminó sus declaraciones sin apelar a los mapuches para que sigan en su lucha a pesar de que desde su propio partido no sean capaces de “entender estos nuevos fenómenos y de que no tengan el código para leer lo mal que estamos”. El lugar de Huenchumilla será ocupado por Andrés Jouannet Valderrama (DC), gobernador de Cautín en el primer mandato de Michelle Bachelet y hasta ahora asesor en el gabinete del Ministerio del Interior. Además, el Gobierno removió a las intendentes de las regiones de Arica y Parinacota, Emilio Rodríguez Ponce, y de Los Lagos, Juan Carlos Gallardo. En Arica y Parinacota fue designada Gladys Acuña Rosales (39 años). Militante del PS, hasta su nombramiento se desempeñaba como Seremi de Vivienda en la misma región. En Los Lagos fue designado Leonardo Patricio de la Prida, de 44 años, es militante del PPD, abogado y fue fiscal de la Fiscalía Metropolitana Centro-Norte entre 2004 y 2010. El Ciudadano Fuente: http://www.elciudadano.cl/2015/08/25/204906/el-gobierno-destituye-al-intendente-de-la-araucania-francisco-huenchumilla/
  16. Genaro Arriagada calificó la iniciativa como "reaccionaria" Walker marca tendencia concertacionista y critica gratuidad universal: "El que pueda pagar, pague y el que no, no pague... eso se llama justicia" por El Mostrador 24 agosto 2015 El senador de la Democracia Cristiana se unió a los cuestionamientos a la gratuidad universitaria y descartó financiar al 1% más rico del país, debido a que "al final la señora Juanita al pagar su 19% de IVA en un kilo de pan en la población La Legua está subsidiando a los sectores de mayores recursos". El senador DC, Ignacio Walker se sumó al ruedo de los parlamentarios y miembros de la Nueva Mayoría, estandartes de la vieja Concertación, que han criticado la viabilidad de la Reforma Universitaria. "La idea de la gratuidad universal es una idea reaccionaria, se molestarán algunos, pero es una idea reaccionaria. En mi tiempo, los más notables intelectuales de nuestro país alegaban en contra de la educación gratuita (...) que obviamente para el que no tiene recursos es perfectamente entendible", dijo el analista político y ex titular de la Secretaría General de la Presidencia durante el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Genaro Arriagada, en una entrevista con Radio Zero. Por otra parte, el senador de la DC al ser consultado por si estaba a favor de entregarle gratuidad universitaria al 1% más rico sostuvo que “yo tiendo a pensar que no. Porque al final la señora Juanita al pagar su 19% de IVA en un kilo de pan en la población La Legua está subsidiando a los sectores de mayores recursos”, agregando que “el que pueda pagar, pague, y el que no puede, no pague… eso se llama justicia”, dijo a Vía X. Según el parlamentario, el programa gubernamental “dice gratuidad para el 70% de menos ingresos en este gobierno. Yo estoy completamente de acuerdo. (...) Pero a veces nos engolosinamos… yo digo, una vez que lleguemos al 70% vemos cuál es el paso siguiente". Respecto a la Nueva Constitución, Walker indicó que es una promesa no cumplida, "lo estoy diciendo derechamente", ya que "la nueva Constitución ya quedó para el próximo Gobierno". "La Presidenta Bachelet salió con un 62% de los votos y hoy día tenemos un 70% de desaprobación”, por lo que “tenemos que reconocer que hoy día somos minoría y que hay una mayoría que desaprueba. ¿Cuál es la conclusión de eso? Rectificación más que reafirmación", finalizó. Esta tarde el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, respondió a quienes se han manifestado en contra de la gratuidad universal: “La gratuidad en la educación superior no es algo que pueda esperar. Es un anhelo de muchos chilenos que hoy día destinan una parte importante de su presupuesto al pago de los gastos de universidad”. Añadió que “es una convicción de la Presidenta del República el proceso de gratuidad en la educación superior parta el próximo año y eso va a significar, en concreto, que 200 mil jóvenes y sus familias van a dejar de hacerse cargo de esos pagos”. El vocero sentenció que “esto es una tremenda buena noticia para Chile y esperamos seguir avanzando para llegar a la meta de universalidad de la gratuidad en educación superior”. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/08/24/walker-marca-tendencia-concertacionista-y-critica-gratuidad-universal-el-que-pueda-pagar-pague-y-el-que-no-no-pague-eso-se-llama-justicia/
  17. René Cortázar critica a la Nueva Mayoria y exalta gobiernos de la Concertación Presidente del directorio de Canal 13 sale a operar contra proyecto de reforma laboral del gobierno por El Mostrador 23 agosto 2015 El ex ministro y actual asesor de los senadores DC cuestiona que el foco de la actual administración sea la igualdad y no el crecimiento, y también que los cambios no se impulsen desde consensos, sino que sólo al amparo de las mayorías. "El tema central detrás del éxito o no de una reforma tiene que ver con hacer un buen diseño y con la capacidad de construir consensos técnicos y políticos amplios", advierte. Una abierta crítica a la Reforma Laboral que impulsa el gobierno formuló el ex ministro René Cortázar, quien acusó que, a diferencia de cómo se hacían las cosas durante las administraciones de la Concertación, esta vez no se buscó un acuerdo social con distintos sectores, sino que sólo con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la propia Nueva Mayoría. "Se hizo primero buscando un entendimiento sólo con la CUT, no se hizo buscando un acuerdo social que abarcara a los distintos sectores. Y cuando se está tramitando se busca que el acuerdo sea al interior de la Nueva Mayoría, no con todos los sectores políticos. En vez de orientar la reforma en torno a un interés común de la sociedad, trabajadores y empresarios, gobierno y oposición, se orienta a responder a una parte de la sociedad, en este caso, las centrales sindicales y la Nueva Mayoría", afirmó el ex titular del Trabajo durante el gobierno de Patricio Aylwin (1990-1994) y de Transportes enel anterior gobierno de Michelle Bachelet (2007-2010) , en una entrevista publicada este domingo en el diario La Tercera. El también director de Canal 13 y quien juega el rol de asesor de los senadores de la Democracia Cristiana para la tramitación de esta reforma, insistió en que es un error del actual bloque gobernante haber reemplazado el foco del crecimiento por el de la "igualdad", y también criticó que el tema de discusión se haya acotado al reemplazo de trabajadores en huelga. "Cuando se hacen las reformas laborales es muy difícil deshacerlas. Y, por lo tanto, los errores quedan. Es crucial que lo que se haga, se haga bien, y eso supone recoger un aspecto muy positivo de la reforma, el de ampliación de materias de negociación, que es un verdadero golpe de timón a la legislación laboral chilena", dijo, insistiendo en que "si sólo estoy mirando la igualdad, puede que el tema que hoy se está discutiendo sobre los reemplazos internos de trabajadores en una huelga no sea un tema tan central, pero sí tendría un efecto muy significativo sobre el crecimiento". Cortázar enumeró los yerros que a su juicio tiene el proyecto, pero puso énfasis en que el del reemplazo interno es el más complejo. "El efecto más grande es el del reemplazo interno. Durante los últimos 25 años tuvimos varias huelgas en el Metro, donde los conductores que paraban eran 200 trabajadores, pero como había reemplazo interno, la ciudad no paraba. Si se aplica esta ley tal como está hoy día, la ciudad de Santiago para". En la entrevista, Cortázar hizo extensiva su crítica al quehacer de toda la Nueva Mayoría, y defendió la fórmula a la que recurrieron los gobiernos de la Concertación. De hecho, acusó a la administración de Bachelet de prescindir de los consensos técnicos para avanzar en las grandes reformas que intenta sacar adelante su administración, en un proceso que quedó en vilo después que la propia jefa de Estado acuñara el concepto de "realismo sin renuncia", al reconocer que no todos los cambios podrían materializarse durante su mandato. "El tema central detrás del éxito o no de una reforma tiene que ver con hacer un buen diseño y con la capacidad de construir consensos técnicos y políticos amplios. Transantiago se construyó básicamente por la vía administrativa y no se crearon esos consensos previamente. Las políticas más exitosas de reformas profundas, la Reforma Procesal Penal o la misma reforma previsional de la Presidenta Bachelet en su primer gobierno descansaron sobre acuerdos técnicos y políticos amplios. Cuando uno hace reformas muy profundas, estructurales, y quiere que tengan estabilidad en el tiempo, este es el camino a seguir. Y eso se ha dado en muchas otras reformas en los últimos 25 años", dijo, aludiendo al análisis que hace en su libro "Transantiago: 10 claves para enfrentar crisis", y donde desmenuza las lecciones que dejó en 2007 la implementación del criticado sistema de transporte público capitalino. Cortázar reiteró que el mayor error del Ejecutivo fue poner como prioridad la igualdad, y de intentar hacer los cambios sólo con el respaldo de las mayorías. "Se perdió este sentido de construir en torno a un interés general y se dio énfasis al concepto de hacer pesar la mayoría política y de ese modo resolver los temas en democracia. No digo que la mayoría política no tenga legitimidad para resolver los problemas cuando no hay acuerdo; pero sí antes de ejercerla hay que hacer un intento real de construir acuerdos". "Cuando uno habla de crecimiento no es solamente una cuestión económica. La pobreza en Chile entre el año 90 y el 2015 bajó a la quinta parte; el 70% de la reducción de la pobreza se debió al crecimiento. Los gastos en educación, salud y vivienda se han multiplicado por dos, tres y cuatro veces. El 80% de los recursos para esos gastos proviene de mayor crecimiento; el otro 20% proviene de cambios en las tasas tributarias. Cuando uno crece al 5%, como se creció durante los gobiernos de la Concertación, el ingreso de las personas se duplica en menos de 20 años. Si uno llegara a crecer al 2%, se duplica en más de 60 años. El salario mínimo era en 1990 de $ 85 mil en dinero actual: hoy es $ 240 mil. Si hubiéramos crecido al 2% en vez del 5%, no sería más de $ 120 mil", afirmó. Nueva Constitución Para René Cortázar, es necesario también que el Ejecutivo aclare cómo se llevará el proceso para cambiar la Constitución para terminar con la incertidumbre. "Si se quiere seriamente reducir la incertidumbre y recuperar el crecimiento no se puede mantener en la nebulosa la ley fundamental de la República", señalo. Y dijo que el actual conglomerado tiene futuro dependiendo "de lo que se haga. La gran diferencia entre la Nueva Mayoría y la Concertación no está sólo por el ingreso del Partido Comunista, que es el único partido significativo que ingresó y que representa menos del 5%. Eso sería la cola moviendo al perro. La diferencia entre ambos tiene que ver con la estrategia. Si la Nueva Mayoría se va a proyectar positivamente hacia adelante, tiene que recuperar la importancia del crecimiento y su capacidad de sumar". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/08/23/presidente-del-directorio-de-canal-13-sale-a-operar-contra-proyecto-de-reforma-laboral-del-gobierno/
  18. El senador de la UDI se preguntó "quien manda" en la Nueva Mayoría Larraín azuza conflicto en el oficialismo: "La Concertación apoya al ministro Burgos, no a la Presidenta Bachelet" por EL MOSTRADOR 17 agosto 2015 El líder de los gremialistas aseguró que en "un país trancado, paralizado" la situación de tensión política al interior de los partidos que llegaron a La Moneda es el peor escenario posible. "Hay un problema de raíz que impide que puedan avanzar", aseguró. En la reunión habitual que los días lunes sostiene el comité ejecutivo de la oposición, que forman representantes de la UDI, RN, Evópoli y el PRI, el resultado oficial fue un rechazo en bloque al proyecto de Reforma Laboral. Pero el senador Hernán Larraín aprovechó para referirse al conflicto que enfrenta la Nueva Mayoría, expresado en el bajo nivel de aprobación que enfrenta la Presidenta Michelle Bachelet y en la tensión que habría al interior del comité político del Gobierno, situación que hoy el Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés se encargó de desmentir, al igual que el titular de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, quien pidió "no llenar de porquería" la política, ante versiones que consideró infundadas. Sin embargo, el presidente de la UDI, cree que la Nueva Mayoría enfrenta un problema serio, al que colaboró entregando más confusión, la visita del ex Presidente Ricardo Lagos y del ex ministro José Miguel Insulza, quienes se reunieron en La Moneda mientras Bachelet se encontraba en el extranjero. En opinión de Larraín "estamos frente a un momento de ingobernabilidad grave, con un Gobierno dividido donde el respaldo de los viejos líderes de la Concertación no está con la Presidenta, está con el ministro Burgos. Entonces, quién manda, el ministro Burgos, la Presidenta o no manda a nadie (...) con un país trancado, paralizado, éste es el peor escenario posible", dijo según consigna Emol. En este contexto, el líder gremialista agregó que "cuando se dividen los líderes de la Nueva Mayoría y la Concertación en torno a quién manda es porque hay un problema de raíz que hace imposible que puedan avanzar y darle a Chile un horizonte", aseguró. Las palabras de Larraín fueron refrendadas por la vocera del bloque, Alejandra Bravo, presidenta del PRI, quien aludió a la entrevista que a principios de este mes concedió la Presidenta a La Tercera. "El ex presidente Lagos fue a La Moneda a entregar un respaldo a un ministro que fue golpeado por la propia Presenta y luego también uno revisa que su intención es poder decir que las cosas se están haciendo mal, pero viene de un espacio que es la llamada Concertación que fracaso a intentar hablar de otro espacio que es la Nueva Mayoría que también fracasó", dijo. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/08/17/larrain-azuza-conflicto-en-el-oficialismo-la-concertacion-apoya-al-ministro-burgos-no-a-la-presidenta-bachelet/
  19. Perez Yoma hizo pebre a la Nueva Mayoría: Duda que se proyecte “después de este gobierno” "La verdad es que es un conglomerado demasiado heterogéneo de partidos, que nunca ha logrado actuar como una coalición política y solo apoya un programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet", agregó.  Nacional 16 de agosto, 2015 Autor: El Dínamo El ex ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, tuvo un duro análisis sobre la Nueva Mayoría y puso en duda que el pacto se proyecte más allá del actual mandato. “No es una coalición efectiva de partidos”, aseguró. “La verdad es que es un conglomerado demasiado heterogéneo de partidos, que nunca ha logrado actuar como una coalición política y solo apoya un programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet”, dijo en una entrevista con el diario El Mercurio. “No hay una colaboración”, agregó. “Por eso, todo indica que va a tener su término natural con este gobierno. No me la imagino proyectándose más allá”, sentenció. “Toda mi vida he sido partidario de una coalición de centroizquierda, pero la Nueva Mayoría no cumple con esa condición, sino que es una coalición de izquierda en la cual la DC está adhiriendo”, analizó. Pese a todas estas duras críticas, Pérez Yoma matizó sus dichos diciendo que no cree que s produzca un quiebre en el pacto oficialista antes de que termine la administración actual. “No creo que haya ningún partido que vaya a abandonar a la Presidenta Bachelet. Eso sería muy grave”, opinó. En ese sentido, recordó: “Me parece muy mal la amenaza que hizo el PC cuando dijo que no se cumplía el programa como ellos lo entienden, se podrían salir del Gobierno”. El ex secretario de Estado también hizo notar que ahora existe un “gradualismo” en la aplicación de las reformas y que esta tesis se ha masificado al interior del oficialismo. Por eso, valoró el impacto del reciente cambio de gabinete. “El tipo de discusión que estamos teniendo hoy no tiene nada que ver con lo que teníamos hace 90 días”, explicó. “Ningún Presidente tiene por qué ser preso de su propio programa, ya que las circunstancias cambian”, agregó. “Gobernar es más complicado que aplicar simplemente un programa que se hizo a troche y moche”, enfatizó. Finalmente, Pérez Yoma también se refirió a la figura del ex Presidente Ricardo Lagos y la influencia que puede generar. “Ha tenido un rol muy destacado y le habla al país dede una visión de largo plazo, más que de coyuntura”, concluyó. Fuente: http://www.eldinamo.cl/nacional/2015/08/16/perez-yoma-hizo-pebre-la-nueva-mayoria-duda-que-se-proyecte-despues-de-este-gobierno/
  20. Se reunió con los ministros Burgos, Díaz y Eyzaguirre Lagos como Pedro por su casa en La Moneda dice que "todas las opciones son perfectamente válidas" para una nueva Constitución por El Mostrador 13 agosto 2015 El ex jefe de Estado aprovechó un encuentro, en que habló sobre los avances en su plataforma digital con propuestas constitucionales, para conversar casi 15 minutos a solas con la prensa, como en los viejos tiempos, de los temas que quiso, incluso de la sentencia del caso Inverlink donde, para despejar dudas, aseguró que "el jarrón se recuperó". Este mediodía el ex Presidente Ricardo Lagos se reunió con tres ministros del comité político en La Moneda. Jorge Burgos, quien ejerce como vicepresidente a raíz de la gira de Bachelet por México y El Salvador; Marcelo Díaz, secretario general de Gobierno; y Nicolás Eyzaguirre, ministro secretario general de la Presidencia. La razón del encuentro fue discutir el tema de la nueva Constitución política. Particularmente a partir de los resultados expuestos en la plataforma TuConstitución.cl implementada por el ex Mandatario para recibir propuestas sobre la próxima Carta Magna. "Estoy muy satisfecho de haber podido departir con los ministros del equipo político sobre el tema constitucional. Vine a informar lo que habíamos logrado, cuáles son los planes futuros y en que medida esto puede ser una contribución a los esfuerzos que la Presidenta Bachelet les ha encomendado a sus colaboradores para iniciar un proceso Constituyente amplio y participativo. Tal vez uno de los desafíos principales es cómo este proceso participativo queda inscrito en la Constitución", explicó Lagos Consultado sobre cuál es el mecanismo que a su juicio mejor se acomoda a la realidad del país, en su tono pedagógico expuso que "la gracia de TuConstitución.cl es que la Constituyente es toda la ciudadanía que quiera participar en la red y, en consecuencia, todas las opciones son perfectamente válidas. Lo importante es si somos capaces de auscultar cuáles son los contenidos. No uno por uno, pero cuáles son las tendencias mayoritarias que hoy se van a expresar y en ese sentido la forma como usted quiere introducir el cambio hacia una nueva Constitución va a tener que ser expresado por la propia ciudadanía a través de estos procesos constituyentes y participativos", afirmó. Lagos, aunque evitó hablar de manera muy explícita de contingencia, estuvo casi 15 minutos solo en el patio de La Moneda junto a la prensa hablando tranquilamente, como en los viejos tiempos. De hecho, se dio el espacio para hablar largamente sobre la sentencia de la Corte Suprema en el caso Inverlink, uno de los escándalos que marcó a su Gobierno y que ratificó el perjuicio provocado a la Corfo por un grupo de ejecutivos del desaparecido holding. "Se hizo justicia. Doce años atrás en este Palacio de La Moneda, hubo consternación porque se había producido un robo en la Corporación de Fomento (..) siempre sostuve que esos fondos iban a ser recuperados. Hice el símil con un jarrón que había en mi despacho y dije ese jarrón se va a recuperar. La sentencia ayer de la Corte Suprema nos ha dado la razón", dijo, y agregó: "En los momentos procelosos que estamos viviendo es bueno no establecer juicios y dejar que las instituciones funcionen", culminó con una de sus frases patentadas. Por último, no evitó referirse al nuevo rumbo más "gradual" anunciado por el Gobierno, apoyándolo. "Gobernar es tener una idea de país, y gobernar, el que está aquí, piensa en la próxima generación, de aquí a los próximos 20 años, a 30 años. Lo que él va a hacer corresponde en mi período a seis años, ahora a cuatro años, pero lo que hace es pensado en la mirada larga del país, y eso me parece fundamental", y sobre las tensiones en la Nueva Mayoría comentó, volviendo a su experiencia, que "los que hemos estado tanto tiempo en esto, (sabemos que) siempre ha habido dificultades al interior de cualquier coalición, es parte de la democracia. Si no lo hubiera sería muy sospechoso, quiere decir que nadie está pensando". Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/08/13/lagos-como-pedro-por-su-casa-en-la-moneda-dice-que-todas-las-opciones-son-perfectamente-validas-para-una-nueva-constitucion/
  21. La errática conducción de Bachelet: DC “confundida” ante rayado de cancha y Nueva Mayoría fija reunión extraordinaria con el Gobierno Una facción del conglomerado oficialista cree que la mandataria no dejará el programa. Otros creen que "priorizará" y "jerarquizará". Ninguno pareciera tenerlo del todo claro, por lo que este martes a las 8 de la mañana, la Nueva Mayoría seguirá discutiendo sobre el significado real del "realismo sin renuncia".  Nacional10 de agosto, 2015 Autor: El Dínamo Desde la semana pasada que las diversas respuestas e interpretaciones de Michelle Bachelet, sobre lo que significa su “realismo sin renuncia”, han despertado más incertidumbre y confusión en los partidos de la Nueva Mayoría, quienes llevan semanas exigiendo una explicación a la postura del gobierno respecto de la concreción de sus reformas. Si bien el gobierno insistía con su “priorización” y “jerarquización” en sus reformas estructurales, el Ejecutivo intentó ponerle un punto final en el cónclave del pasado lunes, donde la mandataria insistió en que se debía cumplir el programa, mientras que la Democracia Cristiana, manifestaba extrañeza por la falta de “gradualidad” en su mensaje, así como la ausencia de mensajes vinculados a la reactivación económica. “El PC se salió con la suya”, manifestaba el ex presidente de la DC, Ignacio Walker. Los ministros de Interior y de Hacienda, Jorge Burgos y Rodrigo Valdés, parecían haber sido designados para ungir al gobierno de prudencia y matices, a la hora de concretar el programa, mientras el país enfrenta un escenario económico adverso, de incertidumbre y desaceleración. Ambos defendieron esta postura el miércoles, y la mandataria dio señales políticas al sumarse a sus reuniones, pero estas señales fueron borradas de un plumazo con la entrevista que dio ayer. Entre otras cosas, indicó que el “giro al centro” que muchos esperaban tras el cambio de gabinete era una “expresión de deseo” e incluso indicó que se hacía una “lectura equivocada” si se creía que con la llegada de Burgos y Valdés el gobierno cambiaría su rumbo. El senador Ignacio Walker especificaba esta mañana a El Dínamo que “ella nombró a (Jorge) Burgos y a Rodrigo Valdés. Estoy seguro que lo hizo con consciencia de lo que esto implicaba”, y una lectura similar hizo su correligionario, el presidente de la falange, Jorge Pizarro, quien calificó de “confusas” las palabras de la mandataria. “(El cambio de gabinete) no creo que haya sido porque las cosas estaban fantásticas. Lo hizo porque las cosas no estaban bien y porque tenemos momentos sensibles en el área política, económica y social”, indicó a Emol. Incluso, cuando se refrendaron sus dichos con los de la mandataria, es inevitable sentir un dejo de ironía cuando Pizarro responde que “bueno, yo me equivoqué entonces porque pensé (los ministros) llegaron a cambiar el rumbo de un Gobierno que estaba funcionando mal”. La confusión llegó a tal punto que, aprovechando el contingente sistema frontal que llevó a que el titular de Interior, Jorge Burgos, no estuviera presente en el comité político, por estar en Tocopilla revisando las labores de los organismos de emergencia, los partidos exigieran y quedara fijada para este martes a las 8 de la mañana una reunión extraordinaria entre los ministros del comité político y los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría. Los jefes de las colectividades argumentaron que faltaba tiempo para abordar el actual escenario del oficialismo, el cual estaría plagado de dudas que quedaron tras tanto los cónclaves como la entrevista de la mandataria. Sin embargo, las dudas no están aparentemente sólo en los partidos. La percepción de la gente está por el suelo. La última encuesta Cadem, de hoy, entrega una desaprobación histórica que se alza por el 70%, pero lo más grave es la percepción de la gente sobre si la mandataria tiene o no un plan diseñado: un 62% de los encuestados considera que no, en tanto un 32% cree que sí. Aunque la Presidenta lo tuviera claro, la gente no lo percibe de esta manera. Más que mal, la actual administración reconoce incluso desde antes del cambio de gabinete que han tenido falencias para comunicar las reformas y su efectividad. Fuente: http://www.eldinamo.cl/nacional/2015/08/10/en-que-quedamos-dichos-de-bachelet-confunden-a-la-dc-y-nueva-mayoria-fija-reunion-extraordinaria-con-el-gobierno/
  22. Celebraron el llamado a gradualizar las reformas en función de la realidad económica. La derecha sale a aplaudir el sello político de la dupla Burgos-Valdés por El Mostrador 6 agosto 2015 Renovación Nacional y la UDI, teniendo en cuenta su rol opositor, no pudieron ocultar su satisfacción frente al rumbo que ambos ministros salieron a marcar esta semana, y que significa acoger los temores de los empresarios por la reforma laboral y precisar el gasto real que se hará para cumplir la promesa de gratuidad en la educación. La oposición al gobierno, representada por RN y la UDI, criticó –como era previsible– los resultados del denominado "cónclave" de la Nueva Mayoría, donde el bloque oficialista fijó sus prioridades y aclaró algunas diferencias entre los partidos. “Todos hemos quedado decepcionados del cónclave, porque esperábamos que se resolvieran las cosas y lo único que pareciera resolverse es la unidad de la Nueva Mayoría y no la respuesta a los ciudadanos", dijo Hernán Larraín, presidente de la UDI. Mientras que el jefe de RN, diputado Nicolás Monckeberg, apuntó a que "tenemos un cónclave que fue una puesta en escena, que de cónclave no tuvo nada, pues más bien hubo una presentación de la Presidenta de la República, muy bonitos paneles y eslogan, pero no hubo mayor debate". Sin embargo, ambos parlamentarios no pudieron ocultar su satisfacción respecto del matiz que apareció al día siguiente de la reunión, cuando los ministros Jorge Burgos, de Interior, y Rodrigo Valdés, de Hacienda, salieron a marcar un sello político acorde con la señal de "gradualidad" y racionalidad que la Presidenta quiere imprimir en lo que viene de su administración. Valdés salió a precisar los alcances de la gratuidad en educación y a fijar la posición del Gobierno respecto de la reforma laboral, que tiene más de un punto en común con lo que preocupa al empresariado. Frente a este nuevo y explícito diseño, Larraín afirmó que “los ministros Burgos y Valdés han dado un paso al señalar que están conscientes de esta situación, que quieren avanzar en los procesos de reformas con gradualidad y con diálogo. Si ese es el camino y ese es el sello que va a tener la Ley de Presupuesto, nosotros con mucho gusto vamos a colaborar en ella”, afirmó, dejando en claro que ese es el camino con el que comulga y no otro. "Si van a seguir imponiendo reformas ideológicas que paralizan la economía del país, no va haber con qué financiar el próximo presupuesto”, agregó. Mientras que Cristián Monckeberg fue algo menos conciliador. “Vemos un buen emprendimiento y muchas ganas de parte de los ministros Valdés y Burgos, de ordenar la casa, pero claramente esto sigue sin rumbo y lo que queremos desde la oposición es colaborar, avanzar en propuestas y en planteamientos, pero evidentemente lo que se necesita es que la Presidenta ordene la casa”, dijo. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/08/06/la-derecha-sale-a-aplaudir-el-sello-politico-de-la-dupla-burgos-valdes/
  23. 21/07/2015 Las burlas y críticas que se ganó Pepe Auth por su participación en “Lip Sync” El diputado interpretó canciones de The Rolling Stones y Ricky Martin, pero en las redes sociales fueron implacables con su intervención en el programa de TVN. Martes 21 de julio de 2015 | por La Nación Publicado por: Patricio Gutiérrez Villagrán No fue una buena noche ni para Pepe Auth ni para “Lip Sync”. Y es que pese a la novedad de tener a un parlamentario interpretando canciones de famosos, la apuesta de TVN sólo marcó entre 4 y 5 puntos de rating y el diputado se fue con duras críticas y burlas en redes sociales. El diputado interpretó canciones de The Rolling Stones y Ricky Martin y aquí puede revisar algunos de los comentarios en Twitter: Jota Rivera ‏@AlfredoZaitsev Ahora @pepe_auth lleva si show barato a la tv. Isrrael Villablanca ‏@loockito Pepe Auth ... #LipSyncChile Jijijijiji Fuente: http://www.lanacion.cl/noticias/cultura-y-entretencion/tv/las-burlas-y-criticas-que-se-gano-pepe-auth-por-su-participacion-en-lip-sync/2015-07-21/090854.html
  24. Rodrigo Valdés Empresariado y medios otorgan su bendición al ministro de Hacienda Funcionó el chantaje empresarial ante una presidenta desorientada. La política de reducir la inversión social, trazada por el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, concitó los aplausos del gran capital y de los monopolios mediáticos. Al igual que en el primer gobierno de Bachelet, el viejo orden se vuelve a tomar el poder. Mauricio Becerra · Hoy 13:07 3 La operación para retomar el control de la agenda país por parte del gran empresariado pareciera estar cerrada. Después del último cambio de gabinete y de la rectificación del discurso de la mandataria del discurso de las “reformas estructurales” por el “realismo sin renuncia”, la patronal y sus conglomerados mediáticos salieron a bendecir las directrices del nuevo gabinete, cuya principal estrella es el nuevo ministro de Hacienda. La primera unción del empresariado fue realizada en un desayuno organizado en Casa Piedra hace poco más de un mes, cuando Icare mandó a llamar a los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, y de Interior, Jorge Burgos, para que les explicaran el tenor de las reformas sociales. A la salida del encuentro, los empresarios calificaron como “prudentes” las explicaciones dadas por los ministros. La editorial de El Mercurio del domingo 12 de julio se sumó a las bendiciones al economista PPD por su discurso de contener el gasto fiscal. “Hace bien el ministro Valdés en subrayar la importancia de contener la expansión del gasto público y priorizar medidas para impulsar la productividad”- editorializó el matutino del grupo Edwards. La Tercera, por su parte, también festinó con el anuncio del ministro de condicionar las reformas prometidas por la Nueva Mayoría al crecimiento económico. El diario de Álvaro Saieh destacó que para el ministro “la buena noticia es que estamos reaccionando como país, poniendo el crecimiento de nuevo en el centro de la agenda”. El currículum de Valdés exhibe los cargos de economista jefe para América Latina del banco de inversión Barclays Capital en Nueva York y ser uno de los directores para Europa del Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2009. LA ECONOMÍA COMO UNA ESFERA AUTÓNOMA Entrevistado en Tolerancia Cero el ministro de Hacienda repitió el sermón que coloca a la economía como un campo ajeno a otras dimensiones sociales. Como si se tratara de una esfera autónoma de la realidad comentó, a partir de los últimos casos de corrupción que afectan el abanico del espectro político, que “la política comenzó a contaminar la economía”. La fórmula para volver a altos índices de crecimiento es para el ministro Valdés restaurar las confianzas. O sea, el clásico discurso de restaurar el ánimo del empresariado para que se anime a invertir. En el mismo espacio advirtió que “uno no hace las cosas a una velocidad siempre igual no importa lo que esté pasando, eso no significa claudicar”. De esta forma, las reformas prometidas por el gobierno de la Nueva Mayoría, quedaron supeditadas al crecimiento económico, definido como preocupación central del gobierno. Así, todas las otras dimensiones sociales quedan determinadas por la rigidez de un índice que depende mucho de la voluntad del empresariado para invertir y del ordenamiento de las condiciones ambientales, laborales y sociales para que sean atractivas para la inversión extranjera. Si durante las décadas recientes se nos machacó con que el modelo neoliberal abierto a la inversión extranjera mantuvo el PIB en tasas altas (no más de un 6% en sus puntos máximos), llevó el ingreso per cápita al más alto de América Latina con unas tasas de desempleo consideradas óptimas (¡7%!); hoy la argumentación para mantener el patrón de acumulación se excusa en la desaceleración de la economía. Entre los años 2005 y 2010, el 0.01% más rico del país percibió el 10.1% del ingreso nacional. Ese pequeño grupo de familias que controlan la economía del país integra el 10% más rico de la población que se queda con el 30.5% de la riqueza producida por los chilenos. La ‘seriedad’ y el ‘realismo’ exigidos al gobierno de la Nueva Mayoría implican mantener tal patrón de acumulación El analista José Miguel Ahumada comenta que “hoy observamos no el fracaso de las reformas, sino el fracaso del reformismo”. A su juicio “el resultado es el mismo: una abdicación generalizada de las ya tímidas reformas de la Nueva Mayoría para ‘salvar’ al crecimiento, su dinamismo y modernización”. La invocada estabilidad que en la década de 1990 aseguró la impunidad de los militares procesados por violaciones a los derechos humanos, hoy es defendida por el empresariado para que en Chile las reglas del juego que lo tienen entre los países OCDE con más desigualdad. UNA CAMPAÑA MEDIÁTICA La apuesta por el orden dentro de la ortodoxia económica no sólo alistó a los grandes conglomerados mediáticos y el empresariado. Uno de sus principales procedimiento de verosimilitud para dar legitimidad a sus discursos, son las encuestas. Sacramentadas como instrumentos que fotografían el sentir ciudadano, terminan por convertir en opinión pública el discurso de los medios. De esta forma tenemos que tras más de un año de ofensiva mediática, primero contra la reforma laboral y después contra la educativa y constitucional, la última encuesta CEP de abril de 2015, determinó que el 65% de los chilenos está de acuerdo con la aseveración de la encuestadora de que ‘las reformas han sido improvisadas’ y el 64% concuerda con que las reformas no serán eficaces para alcanzar los objetivos que persiguen. Un gran gol dado al ánimo reformista del gobierno por el instituto de estudios del grupo Matte, dirigido por el economista neoliberal Harald Beyer. Un gobierno desorientado tras destaparse el financiamiento de su campaña fueron el ingrediente perfecto para que la incertidumbre instalada, las disputas amplificadas y las advertencias de la patronal modelaran la opinión de ‘los chilenos’, medida (o más bien, modelada) por un centro de estudios de propiedad de uno de los principales grupos económicos. Los medios lograron instalar en la percepción pública la noción de que las reformas tributaria y educativa sólo contribuyeron a crear falsas expectativas. De esta forma, el movimiento iniciado por los estudiantes en 2011 en el relato que quieren instalar, no se trataría del despertar de un malestar de la población con el modelo económico, sino que sería una pataleta de niños que quieren las cosas demasiado rápido. El énfasis, igual que en la propaganda de la campaña del Sí en 1988 o en las pantallas del consenso de la década de 1990, es asegurar el crecimiento económico. Un crecimiento que después del saqueo al Estado chileno hecho en dictadura, tiene como principales agentes al empresariado. Lo demás tiene que se encajado siguiendo el patrón de acumulación bendecido por la patronal. El tren al desarrollo tiene como motor al empresariado decía Lagos. Si alcanza, en el futuro repartiremos la torta; por ahora trabajemos todos juntos para asegurar alta rentabilidad al capital y así ellos estarán confiados y reinvertirán sus ganancias en Chile. Para Ahumada “el actual debate ha invertido los términos: no es el fracaso de las reformas estructurales que, al trastocar los engranajes del mercado, afectan al motor dinámico de la economía, sino el fracaso de la excesiva timidez de las reformas y su incapacidad de afrontar el hecho básico: hoy por hoy, para construir el Estado de Bienestar que anhelan, se deben hacer reformas muchísimo más radicales que alteren no sólo la estructura distributiva, sino que intervengan en el plano más importante del poder social contemporáneo: la matriz productiva”. Con el empresariado nacional ya apaciguado con la desaceleración de las reformas, el próximo paso es salir a recuperar la imagen de Chile ante los capitales transnacionales. Las últimas noticias de la prensa en inglés que contaban como el hijo de la presidenta obtenía créditos únicos del principal banco o que varios parlamentarios eran coimeados por las grandes empresas tenían bajo sospecha al alumno obediente de Latinoamérica. Para restaurar las confianzas los días 7 y 8 de septiembre estarán en la bolsa de valores de Londres los ministros de Hacienda e Interior, en el Chilean Day, que es el día de remate de la economía chilena. Una delegación de empresarios y políticos chilenos irán junto a los ministros Valdés y Burgos. En sus cinco años es primera vez que va un ministro del Interior. El viaje servirá para que ministros, políticos y empresarios vuelvan juntos como hermanos y sonrientes nos digan que avanzamos hacia el progreso. RELACIONADO: Las reformas ‘en la medida de lo posible’ Mauricio Becerra R. @kalidoscop El Ciudadano Fuente: http://www.elciudadano.cl/2015/07/21/190948/empresariado-y-medios-otorgan-su-bendicion-al-ministro-de-hacienda/
  25. ¿Qué tan fuerte ronca la falange? La DC asume el control en la Nueva Mayoría Desde que Jorge Burgos asumiera como ministro del Interior, se ha desarrollado paulatinamente la toma del timón de la conducción de la Nueva Mayoría, imponiendo el ritmo A pesar que la cosa poco agrado le hace a sus socios de la coalición, la DC pone en la mesa toda la artillería política que dispone para no verse sobrepasada. José Robredo · Ayer 07:07 Cuando recién asumió su cargo, Jorge Burgos señaló tajante que “A mi no me gustan las retroexcavadoras, porque andan para atrás, y creo que este país necesita ir para adelante” marcando la línea respecto del modo en el que se harían las cosas siendo el nuevo jefe de gabinete. Todos los sectores, en especial los más conservadores, entendieron el mensaje y bajo los eufemismos de “dialogo” “revisión” y “responsabilidad” se daban luces respecto del giro que tomaría el gobierno respecto de su otrora mapa de navegación: el programa. A estos mensajes se sumaba que los principios de brotes verdes que mostraba la economía nacional a principios de este año se pudrieron, por lo que había que comenzar a recortar el presupuesto y con ello reducir las expectativas del cumplimiento de las ofertas electorales más importantes como Gratuidad en Educación y reforma Laboral, y a aquellas que son parte del adn moral DC, como es el caso de la despenalización del aborto. Respecto de la gratuidad en Educación la falange ha sido clara. Su histórico militante y miembro de la comisión del Hacienda del Senado, Andrés Zaldívar, ha señalado que “lo principal es cumplir con la disciplina fiscal, ya que sin ella este país puede irse por un tobogán (…) en ese sentido soy estrictísimo: si las platas alcanzan, se hace. Si no alcanzan, no se puede hacer”. Al respecto, Ignacio Walker, senador y ex presidente de la falange, pone en duda el que el gobierno logre la promesa de que la gratuidad universitaria llegue al 70% en 2018 expresando que “el programa de Bachelet añadió, sin consulta a los partidos y contraviniendo el acuerdo de 2012, llegar a la gratuidad universal en 2020, cuestión que tiene una serie de complejidades tanto conceptuales como financieras”. La respuesta desde la Nueva Mayoría no se hizo esperar, siendo la propia presidenta del PS, la senadora Isabel Allende, la que hizo el llamado de atención declarando que “bajo ningún concepto y bajo ninguna circunstancia podemos sacrificar la Reforma Educacional, tampoco estamos por sacrificar la agenda laboral y otros temas”. En materia Laboral, de forma muy soterrada ha emitido señales que han alertado a sus socios de coalición. La reforma, que esta semana inicia su trámite en el Senado, está siendo sometida a intensas presiones desde los gremios patronales, la derecha y los grupos económico, y la DC se ha unido al coro de voces que piden moderar la ley con tal de no “afectar la economía” tal como se le expresó a la ministra del ramo y camarada, Ximena Rincón. Nuevamente es Andrés Zaldívar quién lleva la batuta en el debate y remarca que “le hemos planteado al Gobierno que tiene que decirnos claramente de qué manera creen ellos que la Reforma evite generar un daño en relación con el planteamiento y preocupación que ha manifestado en cuanto a la caída del crecimiento, o el tema del empleo, o el efecto que pueda tener en la economía y si acaso hay que hacer algunas modificaciones o adecuaciones como para que salga una buena Reforma”. La guinda de la torta la puso el ministro del Interior, Jorge Burgos, esta semana cuando apoyó la moción de su partido de aplazar la discusión en el Parlamento de la ley que despenaliza el aborto en tres casos específicos. “Me parece razonable” fue el escueto pero decidor mensaje emitido por el jefe de gabinete, que terminó por aplazar el inicio del debate legislativo respecto a este tema. “Me preocupa si el ministro Burgos actuó como ministro o a título personal. No le niego su derecho a opinar, pero como ministro debería tener más cuidado para que sus palabras no sean malinterpretadas” dijo el presidente del PC para reaccionar respecto de la acción del ministro Burgos. Mientras que el presidente de la bancada de diputados PS, Manuel Monsalve, expresó que “Este es un proyecto del programa de gobierno, y que lleva varios meses de debate, por lo que resulta sorprendente e impropio que a horas de la votación la DC se pronuncie. Uno puede interpretarlo más como la voluntad de instalarse públicamente que como una voluntad de contribuir al trámite legislativo”. A pesar de los alegatos de sus socios de coalición la Democracia Cristiana sigue ahí, impertérrita, asumiendo el control de la situación. Y poniendo en la mesa sus 5 ministros, 21 diputados, 7 senadores y 120 alcaldes, toda una maquinaria esperando entrar en acción. No hay que ser muy lúcido para saber quién ronca hoy en la coalición de gobierno. José Robredo El Ciudadano Fuente: http://www.elciudadano.cl/2015/07/10/186576/186576/
×