Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Concentración'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 7 results

  1. 26 Julio 2018 Realizan concentración en rechazo a ataque a mujeres durante marcha por el aborto libre "Contra el facismo y su violencia, hagamos todas autodefensa", gritan las organizaciones en Plaza Baquedano. Las víctimas fueron dadas de alta tras ser atendidas en la ex Posta Central. "Contra el facismo y su violencia, hagamos todas autodefensa". Con ese lema, organizaciones feministas realizan una concentración en Plaza Baquedano durante la tarde de este jueves en rechazo a los ataques sufridos por tres mujeres durante la marcha por el aborto libre del miércoles. Durante la manifestación de la pasada jornada, tres mujeres fueron apuñaladas por desconocidos al finalizar la protesta. Ya fueron dadas de alta tras ser atendidas en la ex Posta Central. Sus identidades han sido resguardadas por las organizaciones para evitar cualquier posible represalia o amedrentamiento en contra de ellas. El Gobierno anunció una querella por este ataque con arma blanca, que también dejó un carabinero herido. Pablo Á[email protected] AHORA: "Contra el facismo y su violencia, hagamos todas autodefensa" es el grito que se replica en Plaza Baquedano por la concentración contra el ataque sufrido por 3 mujeres en la manifestación por aborto libre ayer @Cooperativa #CooperativaPM Feministas En [email protected] Porque no tenemos miedo, porque seguiremos luchando por un #AbortoLibre#Nobastan3causales 14:45 - 26 jul. 2018 18:50 - 26 jul. 2018 Fuente: https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/mujer/realizan-concentracion-en-rechazo-a-ataque-a-mujeres-durante-marcha-por/2018-07-26/190439.html
  2. 21 Octubre 2017 “La isla de la muerte”: el campo de concentración que Gran Bretaña abrió en Rusia en 1918 Cuando los soldados británicos fueron enviados a Rusia hace 100 años, después de la Revolución Bolchevique, sus principales enemigos eran los alemanes y sus aliados, contra los que se enfrentaron en la Primera Guerra Mundial. Marina Titova coloca un clavel en conmemoración de su tío bisabuelo que murió en Mudyug. Sin embargo, también se vieron combatiendo y capturando bolcheviques. En medio de ese proceso, en 1918 abrieron el primer campo de concentración en suelo ruso, un lugar que llegó a ser llamado “la isla de la muerte”. Hasta allí viajó la BBC. La embarcación navega río abajo por el Dvina, pasando por las iglesias con sus cúpulas bulbosas, aserríos y troncos flotando en el agua. Finalmente llega al mar abierto y, una hora más tarde, una mancha marrón aparece en el horizonte. A medida que nos acercamos, puedo atisbar un faro y unas antenas de radio. Cuando salgo de la embarcación con mis acompañantes y caminamos a lo largo de una playa desierta, una jauría de perros nos rodea ladrando furiosamente. No están acostumbrados a los visitantes. Las únicas personas que actualmente habitan en esta remota localidad son guardias fronterizos y un par de meteorólogos. La prisión se estableció en 1918 y de esta quedan unas dilapidadas torres de observación y una cerca de alambre de púas oxidada. En la época soviética, barcos llenos de turistas llegaban a la isla de Mudyug para visitar un museo. Se encontraba entre los restos de un campamento de prisioneros, uno muy diferente a las decenas de antiguos y remotos gulags que están desparramados por el norte de Rusia y Siberia. Para empezar, se estableció en 1918. Pero más sorprendente aún es que la gente que lo administraba eran británicos y franceses. Mi colega Natalia Golysheva, que se crió en la capital regional de Arkhangelsk -o Arcángel como solía conocerse- dice que el lugar tenía una temerosa reputación. Los lugareños lo llamaban “la isla de la muerte”. Blancos y rojos “Cuando era chica, la gente decía que, si no te comportabas, llegarían los blancos y te llevarían a Mudyug”, cuenta. “No entendía, pero cuando preguntaba qué es Mudyug y quiénes son los blancos, mi abuela me pedía silencio y volteaba la cabeza, significando que la conversación había terminado”. Los “blancos” eran las fuerzas antibolcheviques que surgieron después de la Revolución de Octubre de 1917. El nombre vino de los uniformes color crema que vestían los altos mandos del ejército zarista. Algunos eran militares reaccionarios que querían restaurar la monarquía, otros eran socialistas moderados, reformistas, comerciantes, pescadores o campesinos. Cuando los bolcheviques tomaron el poder en otoño de 1917, Rusia todavía estaba peleando en la Primera Guerra Mundial, del lado de Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos contra las Potencias Centrales de Alemania, el imperio austrohúngaro y sus aliados otomanos. ¿Qué empujó a EE.UU. a abandonar su neutralidad y entrar en la Primera Guerra Mundial hace 100 años? Sin embargo, Lenin había llegado al poder con la promesa de ofrecerles a sus adeptos no sólo pan para comer y la redistribución de tierras aristócratas sino, también, paz. Cuando firmó un tratado con Alemania, los gobiernos occidentales actuaron rápidamente para reabrir este frente oriental de la guerra. Las tropas británicas y francesas -formando filas en Arkhangelsk, en 1917- se hicieron del lado de “los blancos” para combatir a los bolcheviques. En unos meses, decenas de miles de soldados de Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia, Canadá, Australia y otros países fueron enviados a Rusia en lo que llegó a conocerse como la Intervención Aliada. Unos fueron desplegados en el sur y lejano oriente de Rusia, y 14.000 tropas bajo comando británico fueron enviadas a Arkhangelsk, cerca del Círculo Ártico. Los hombres tenían la misión de proteger el almacenamiento militar y evitar el establecimiento de una base submarina alemana. Pero esas tropas extranjeras también se hicieron del lado de los “blancos” en la naciente guerra civil de Rusia. Algunos políticos europeos, como Winston Churchill, estaban preocupados de la propagación del comunismo en Europa. Camas como ataúdes Poco después de que los aliados anclaran en Arkhnagelsk, el 2 de agosto de 1918, empezaron a tomar prisioneros. “No sabían en quién confiar o cuál era la diferencia entre rojos y blancos, así que decidieron encarcelar a cualquiera que les pareciera sospechoso”, afirma Liudmila Novikova, una historiadora que vive en Moscú y es experta en el período posrevolucionario en el norte de Rusia. Los aliados no podían distinguir entre blancos y rojos, así que encarcelaban a cualquier sospechoso en la isla de Mudyug. Como la prisión principal del pueblo estaba hacinada, los sospechosos fueron transportados a la isla de Mudyug, a 70 kilómetros de distancia. El primer grupo de reclusos se vio obligado a construir su propio campamento de prisión en este desolado lugar azotado por el viento. Caminamos a lo largo de la playa pasando una desvencijada torre de observación antes de tomar un atajo por entre un bosque de pinos. Conduce a donde unas barracas de madera con oxidados alambres de púas en las ventanas. La puerta se abre con un crujido y nos encontramos adentro de un largo dormitorio concientos de camas, divididas por rieles de madera. Cada una del ancho de un ataúd. Marina Titova, la joven guía del museo que nos acompaña desde Arkhangelsk, se sienta en una de las camas, absorta en sus pensamientos. Los espacios individuales para dormir tienen el ancho de un ataúd. Su tío bisabuelo Fyodor Oparin, un techador, había peleado en el frente contra los alemanes en la Primera Guerra Mundial. Tuvo poco tiempo para reunirse con su esposa y pequeña hija antes de que lo arrestaran y enviaran a Mudyug, acusado de reclutar hombres de su aldea para el Ejército Rojo. Había pocas instalaciones de baño y ninguna muda de ropa, así que los reclusos pronto quedaroninfestados de piojos. El tifo se propagó descontroladamente. En total, unas 1.000 personas fueron encarceladas en este sitio y unas 300 murieron, ya sea por enfermedad o porque fueron acribilladas o torturadas hasta la muerte. La vez que visitamos es una húmeda tarde de verano y el aire está denso de mosquitos. No me puedo imaginar cómo pudo ser la vida aquí durante el invierno ártico, cuando las temperaturas pueden bajar a -30º C. Las “celdas de hielo” donde los prisioneros tenían que soportar condiciones de temperaturas extremadamente frías en la isla de Mudyug. Las señales del ahora abandonado museo apuntan al lugar de las “celdas de hielo”, que estaban expuestas a la intemperie, donde los prisioneros rebeldes eran castigados y morían o perdían extremidades por congelación. Hambre y desesperación Pavel Rasskazov, un periodista radical, pasó varios meses en Mudyug. En sus “Memorias de prisión”, que fue un texto muy popular y estudiado durante la época soviética, documentó las abominables condiciones y la escasez de comida. Describe cómo, cuando el pan seco se distribuía en la mañana, “hombres hambrientos y energúmenos con ojos ambiciosos gateaban sobre el suelo asqueroso, húmedo y cubierto de escupitajos para recoger cada migaja”. Rasskazov pudo sobrevivir este lugar, lo que no logró el familiar de Titova, Fyodor Oparin. Según un relato, él intentó escapar, pero estaba muy débil para moverse con agilidad y fue acribillado en plena carrera. Otra versión de los hechos dice que fue atrapado y ejecutado al día siguiente junto con otros 13 prisioneros. Fyodor Oparin, aquí con su esposa, Marina, fue acusado de reclutar soldados para el Ejército Rojo. Bajo unos pinos, Marina encuentra una placa conmemorativa a los hombres que murieron intentando escapar. Cuando coloca dos claveles rojos frente a una lápida en ruinas, una niebla envuelve los árboles y empieza a lloviznar. “Pudo tratarse de una coincidencia”, dice más tarde. “Pero me pareció como un saludo del pasado y, quizás, esos prisioneros que sufrieron aquí, que intentaron sobrevivir, pudieron sentir que estaban siendo recordados”. En los tiempos de la Unión Soviética, estos hombres fueron recordados con mayor frecuencia. Para no olvidar En una pequeña colina cerca del campamento, hay un obelisco de 25 metros adornado con una estrella roja y la hoz y el martillo. Algunos trozos de granito se han desprendido pero todavía se puede leer la inscripción que dice que fue construido “en honor a los patriotas torturados a muerte por los intervencionistas”. La inscripción en el obelisco lee: “Gloria a los patriotas que fueron torturados por las fuerzas intervencionistas en la isla de Mudyug”. “Este monumento podía verse desde todas las embarcaciones que pasaban”, dice la historiadora Liudmila Novikova. “Los marineros extranjeros que llegaban a Arkhangelsk eran llevados frecuentemente a Mudyug para recordarles de las atrocidades cometidas por sus compatriotas y gobiernos". Escolares y trabajadores de fábricas también venían de visita. Cerca del monumento encontramos un deteriorado corredor con escaparates polvorientos, afiches en las paredes descascaradas y fotografías de los “mártires que entregaron sus vidas por la revolución”, o murieron aquí en la isla que es descrita en los textos como un campo de concentración. Los textos y pancartas del antiguo museo describen la isla como un “campo de concentración”. “Una gota en el océano de sufrimiento” Hay fotos del general Edmund Ironside, el comandante británico de todas las tropas aliadas en la región. Novikova señala que él hubiera estado al tanto de lo que pasaba en la isla, aún si nunca la visitó. Eso queda confirmado por una entrada en sus de los cuadernos empastados en cuero que solían estar en Rusia y que ahora los posee su hijo de 93 años. “Parece que el escorbuto se está empezando a darse entre los prisioneros rusos en la isla de Mudyug… y como es un lugar de difícil acceso, las raciones se han reducido”, escribió el general. Si los británicos establecieron el campamento y algunos de los encargados eran franceses, parece que muchos guardias eran lugareños. Uno de los diarios del general Ironside describe las difíciles condiciones del campamento de prisioneros. “Soy responsable de que los rusos traten a su gente bien. Siempre les estoy reclamando sobre el estado de la prisión”, escribe el general. Pero Novikova afirma que la mejora de condiciones en Mudyug no era una prioridad de Ironside. “Para él era solamente una medida de seguridad necesaria. Después de todo, había gente combatiendo y muriendo diariamente en todos los frentes. Así que si los prisioneros en la retaguardia morían a causa de las malas condiciones, eso era apenas una gota en el océano de sufrimiento que había aquí”. El trato de prisioneros en Mudyug horrorizó a un hombre que luego jugaría un devastador papel en el norte de Rusia. Un destacado bolchevique cercano a Lenin, Mijaíl Kedrov, fue enviado a Arkhangelsk tras la Revolución de Octubre y luego se convirtió en un fanático jefe regional de la Cheka, la policía secreta. Alexander Orlov, un agente de la Cheka que luego desertó a Canadá, recuerda a Kedrov como un hombre alto y buenmozo con pelo negro andrajoso. Escribe que sus ojos frecuentemente “brillaban como carbón encendido… es posible que esas fueran señales de locura”. Los ciudadanos soviéticos eran instados a visitar la prisión de Mudyug. Mientras el régimen de terror rojo no fue mencionado en la URSS durante décadas, los crímenes de las fuerzas blancas fueron denunciados sin fin en la propaganda oficial. Atrocidades fueron cometidas por ambas partes, dice la historiadora Liudmila Novikova, pero a escala diferente. “Los blancos y los aliados que los apoyaban eran principalmente pragmáticos. Querían matar a aquellos que minaban sus esfuerzos, a las tropas que se rebelaban o a los miembros del bolchevismo clandestino. No estaban interesados en eliminar a sus enemigos por completo”, recalca. “Del lado rojo fue diferente porque ellos estaban enfrentados al régimen antiguo: la burguesía, oficiales zaristas y clase enteras que percibían como enemigas y que tenían que ser liquidadas”. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/la-isla-la-muerte-campo-concentracion-gran-bretana-abrio-rusia-1918/
  3. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/320341-concentracion-de-medios-colegio-de-periodistas-respalda-denuncia-al-cntv-contra-dueno-de-la-red-y-telecanal/?hl=%2Btelecanal&do=findComment&comment=22578240 10 Octubre 2017 Por eventual obtención ilegal de las concesiones televisivas que denunció El Mostrador CNTV formula cargos contra las empresas de "El fantasma" que controlan Telecanal y La Red La entidad, luego de escuchar los argumentos de ambas sociedades, controladas en la práctica por el empresario mexicano Ángel González, podría determinar sanciones. Desde una multa hasta la caducidad de la concesión. En la sesión del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) del 26 de septiembre, la entidad decidió formular cargos contra dos sociedades ligadas a canales de televisión, Canal Dos S.A., y Compañía Chilena de Comunicaciones S.A., que controlan las estaciones Telecanal y La Red, y cuya doble concesión fue denunciada por El Mostrador. Ángel González, conocido como 'El Fantasma', controla en Chile ambas señales contraviniendo la ley que lo prohíbe y posibilitando –con la migración a televisión digital y la aquiescencia de la Subtel del actual Gobierno– que el grupo transnacional, protagonista de varios escándalos de corrupción en América Latina y listado en los Panama Papers, alcance una inédita y enorme concentración televisiva en nuestro país. La decisión se tomó “por supuesta infracción al artículo 15 y 18 de la Ley Nº18.838, que se configuraría en el procedimiento de otorgamiento de una concesión de radiodifusión televisiva de libre recepción. Los Consejeros Roberto Guerrero y María de los Ángeles Covarrubias, estuvieron por desechar la denuncia Ingreso CNTV N° 1835 y archivar los antecedentes. Se deja establecido que la formulación de este cargo no implica prejuzgamiento de culpabilidad y que se queda a la espera de los descargos de la concesionaria, quien tiene el plazo de cinco días para hacerlo. Notifíquese a las concesionarias denunciadas, acompañando en copia simple el texto íntegro de la denuncia objeto de este procedimiento”, según consigna el acta disponible en la web del CNTV. Los hechos se configuran a partir de la denuncia hecha por el abogado Luis Cuello el 26 de julio de este año. A partir de este texto, el CNTV fundamentó su decisión en las siguientes infracciones eventuales a la ley. “[La denuncia] dice relación con dos infracciones legales, la primera, la obtención con infracción de ley, de la concesión de radiodifusión televisiva de libre recepción otorgada a CANAL DOS S.A., pues según el denunciante, se habría omitido el hecho de que COMPAÑÍA CHILENA DE TELEVISIÓN S.A., controla o administra a la primera sociedad, y hoy en día ambas pertenecen a un mismo grupo empresarial, infringiendo de este modo la prohibición del artículo 15° inciso final de la Ley N° 18.838, en los términos de su redacción a la época, y en consecuencia el hecho de haber omitido la concesionaria al momento de su postulación y otorgamiento de la concesión ésta información; enseguida, denuncia además el incumplimiento de la norma del artículo 18 de la Ley N° 18.838, en tanto durante el período de tiempo comprendido entre 11 de abril de 2011 y 18 de abril del mismo año, el Director y representante legal de Canal Dos S.A., habría sido el ciudadano mexicano Juan Salvador González Estrada, lo que en su concepto vulnera la prohibición del artículo 18 recién mencionado, y acarrearía la caducidad de la concesión, de acuerdo con lo dispuesto en la letra b) del número 4 del artículo 33 de la Ley N° 18.838”. Tal como detalló El Mostrador, durante el gobierno de Sebastián Piñera, se entregó una concesión a Telecanal, jurídicamente en regla. Pero que en la práctica implica que el empresario mexicano Ángel Gonzalez, dueño de La Red tenga dos canales en Chile, lo que está legalmente prohibido. Esto sin tener en cuenta el controvertido perfil empresarial de Ángel González, que tiene presencia mediática en varios países de Latinoamérica. “El hecho que la resolución haya obtenido una contundente mayoría demuestra la seriedad de los argumentos y antecedentes que presentamos ante el CNTV. Esta es, a nuestro juicio, una gran oportunidad para que el Consejo restablezca el imperio de la ley. La gravedad de las irregularidades de los dueños de La Red traducida en el uso de testaferros y sociedades en paraísos fiscales para cometer fraude a la ley demandan una respuesta enérgica. La resolución que formula cargos constituye un hecho inédito en la historia de este grupo mediático en América Latina que ha operado, hasta ahora, en completa impunidad”, afirma Luis Cuello. La situación puede resolverse en las próximas sesiones del CNTV que debe evaluar los descargos de ambos canales y luego decidir si sanciona a ambas sociedades. En este caso, el CNTV puede aplicar desde una multa, hasta la caducidad de la concesión de Telecanal, que quedaría sujeta a concurso. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/10/10/cntv-formula-cargos-contra-las-empresas-de-el-fantasma-que-controlan-telecanal-y-la-red/
  4. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/319359-concentracion-de-medios-la-doble-concesion-de-tv-que-vulnero-la-legalidad-en-el-gobierno-de-pinera-y-se-consolido-con-bachelet/?hl=%2Btelecanal 07 Agosto 2017 Colegio de Periodistas respalda denuncia al CNTV contra dueño de La Red y Telecanal "Una vez más comprobamos que la institucionalidad fiscalizadora en Chile es insuficiente", advirtió la presidenta de la orden profesional, Javiera Olivares. A través de una carta entregada esta mañana al Consejo Nacional de Televisión, comunicadores y académicos de distintas escuelas de periodismo demandaron al organismo la revisión de la denuncia interpuesta por el abogado Luis Cuello contra el empresario mexicano Ángel González, dueño de La Red, por presuntas irregularidades en la compra de Telecanal realizadas en 2010 y 2012, segunda señal del magnate que contraviene la ley 18.838 del mismo organismo, que prohíbe a un concesionario tener dos señales en la misma zona de servicio y que habría sido adquirida a través de mecanismos fraudulentos para sortear prohibiciones en materia de concentración. La orden profesional tomó cartas en el asunto después que a fines de julio El Mostrador diera cuenta de esta irregularidad. Es así como la misiva, firmada por la presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares; el director de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile, Raúl Rodríguez, el académico de la Universidad de Santiago, Claudio Avendaño; y el director del Observatorio de Comunicación y Medios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Pedro Santander, denuncia “El incumplimiento de las atribuciones regulatorias del CNTV” frente a la compra de la señal de Telecanal por parte del empresario mexicano. "Una vez más comprobamos que la institucionalidad fiscalizadora en Chile es insuficiente. Peor aún, vemos la voluntad política evidente del señor Herman Chadwick de amparar la concentración de dos canales de TV en manos de un consorcio mexicano, bajo el total silencio de la Fiscalía Nacional Económica. Esto fortalece el discurso único y dificulta el necesario pluralismo de toda democracia", manifestó Javiera Olivares. La operación, según expone la denuncia –que cuenta con distintos documentos y pruebas- habría sido ejecutada utilizando sociedades constituidas en paraísos fiscales por testaferros con el objeto de ocultar los intereses ya existentes en La Red, la primera señal de Albavisión, conglomerado de Remigio Ángel González. El abogado Luis Cuello asegura que "estamos en presencia de una situación con rasgos graves de ilegalidad que está siendo cometida por un grupo económico trasnacional, un conglomerado mediático que está liderado por Remigio Ángel González. Creemos que el CNTV tiene que tomar cartas en el asunto y proceder a la brevedad a revisar este requerimiento y eventualmente a declarar la caducidad de alguna de las concesiones, ya que hoy esta empresa concentra un poder de mercado por sobre lo que la ley autoriza". Uno de los conflictos que surge a raíz de la revelación de este caso son los efectos negativos que este tipo de acciones ilegales provocan en el sistema de medios, esta vez particularizado en el medio televisivo, aumentando la concentración y afectando al pluralismo que toda democracia requiere. Frente a lo anterior, el director de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile afirma que "es grave la operación de compra venta de Telecanal, más aún con una nueva ley de televisión digital, estos operadores con derecho preferente incrementarían su participación en el mercado televisivo nacional". La empresa en cuestión ha sido además acusada de corrupción en Guatemala, siendo una de las accionistas de La Red y perteneciente a Albavisión buscada por la justicia y que cuenta con el ex presidente de dicho país, Otto Pérez Molina en calidad de detenido. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/08/07/colegio-de-periodistas-respalda-denuncia-al-cntv-contra-dueno-de-la-red-y-telecanal/
  5. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/314392-concentracion-de-medios-la-derecha-economica-salio-a-comprar-radios-a-meses-de-las-presidenciales/?hl=%2Bconcentracion&do=findComment&comment=22281736 25 Julio 2017 La Red y Telecanal pertenecen al mismo conglomerado La doble concesión de TV que vulneró la legalidad en el Gobierno de Piñera y se consolidó con Bachelet Jurídicamente todo está en regla, o así al menos dice entenderlo Herman Chadwick, primo del ex Presidente y quien encabezaba el CNTV cuando se dio la anómala autorización. Pero en los hechos el empresario mexicano Ángel González, conocido como 'El Fantasma', controla en Chile dos señales de televisión abierta, contraviniendo la ley que lo prohíbe y posibilitando –con la migración a televisión digital y aquiescencia de la Subtel del actual Gobierno– que el grupo transnacional, protagonista de varios escándalos de corrupción en América Latina y listado en los Panama Papers, alcance una inédita y enorme concentración televisiva en nuestro país. El ex hombre fuerte de El Fantasma en La Red, Javier Urrutia, ahora es el hombre fuerte de Luksic en Canal 13, donde se hará cargo de la dirección ejecutiva. La Ley 18.838, que regula el Consejo Nacional de Televisión y las concesiones de señal abierta, establece claramente que no podrá entregarse otra concesión “a la persona jurídica que sea titular de una concesión VHF o que controle o administre a otra concesionaria de servicio de radiodifusión televisiva de libre recepción VHF, en la misma zona de servicios del país”. Esta antigua regla se mantuvo igual al modificarse esta ley, para permitir la implementación de la televisión digital en Chile. Pero eso es en el papel. En los hechos parece que no es así, cuando se tiene a la vista el caso de las estaciones Telecanal (canal 2 en Santiago) y La Red (canal 4 en Santiago). Ambas señales están estrechamente vinculadas al empresario de origen mexicano (Remigio) Ángel González, conocido en toda Latinoamérica como “El Fantasma”, por sus prácticamente nulas apariciones en los medios. González controla 45 canales de televisión en 16 países de Centro y Sudamérica, además de México. A ellos se suman 68 estaciones de radio en 12 países, un diario en Ecuador, 65 salas de cine y un equipo de fútbol, el Comunicaciones de la liga guatemalteca. Todas estas posiciones forman el grupo Albavisión, bautizado así en honor a la esposa de El Fantasma, Alba Lorenzana, quien se encuentra implicada en una causa de financiamiento político irregular en Guatemala. El escándalo terminó con la renuncia del Presidente Otto Pérez Molina en 2015. El señor de los Panama Papers En Chile aparentemente todo funciona jurídicamente en regla. En un informe de 2014 la Fiscalía Nacional Económica, a propósito del intento de asociación entre el canal La Red y las radios de Iberoamericana del grupo Prisa, el organismo estableció que el canal es una sociedad anónima cerrada “controlada indirectamente” por Remigio Ángel González y afirma que no tiene “participación directa e indirecta en otro medio de comunicación en Chile”. En efecto, La Red funciona bajo la sociedad denominada Compañía Chilena de Televisión S.A. Pero dentro de ella un entramado societario da forma a Global Holding Properties Corporation, que es la principal accionista y en la que figuran Remigio Ángel González, su esposa Alba y su hija Morelia. Global Holding Properties Corporation tiene domicilio en las Islas Vírgenes Británicas, y está en el listado de los clientes de la oficina Mossack Fonseca, el bufete que abrió la información conocida como los Panama Papers, a partir de la cual se revelaron cientos de sociedades constituidas por personas de alto patrimonio y líderes políticos en paraísos fiscales, para evadir impuestos y fiscalización. Global Holding Properties Corporation, la matriz con la que González controla La Red, fue constituida el 10 de marzo de 2010 a través de otro intermediario, la oficina de abogados con sede en Uruguay, Atlantic Tower. La misma fecha y la misma oficina en la que se constituyó Wayland Services Group Limited, otra sociedad con domicilio en las Islas Vírgenes Británicas, que es la firma controladora de Telecanal. En este caso, como titular no aparece Remigio Ángel González, sino otro mexicano: Guillermo Cañedo White. Para efectos jurídicos, en Chile la firma quedó como Wyland Services Group, sin el detalle de “Limited”, que es como figura en los registros de los Panama Papers. Según los archivos de Mossack Fonseca citados por la revista mexicana Proceso -integrante del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación- Cañedo y González son socios en Wayland Services Group, y “el Fantasma” integra el directorio. La relación de negocios entre Guillermo Cañedo y Remigio Ángel González, dueño de La Red desde 1998, está documentada al menos desde 2007, meses después de que dejara su cargo como jefe de finanzas en Televisa, dueña del club América de México, del cual Cañedo fue presidente. Como vicepresidente de la Concacaf, el nombre de Cañedo también aparece en el escándalo de corrupción de la FIFA. Cañedo ayudó a González a materializar su presencia mediática en Argentina, donde compró el 80% del Canal 9 en 2007 y en el que “El fantasma” figuraba en el primer directorio junto a dos argentinos y el propio Cañedo. En la prensa argentina que reportó la operación, se consigna la “sospecha” que existe en Chile respecto de la propiedad que también tiene en Telecanal. Esa sospecha siempre ha estado instalada, pero el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) nada concreto ha hecho al respecto. Y la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), sin mayor cuestionamientos, le ha habilitado dos señales de televisión para que hagan su migración a TV digital, lo que le permitirá mantener e incrementar su inédita y enorme concentración de espectro radioeléctrico. Recordemos que la modificación a la ley 18.838 sobre televisión abierta comprometió la asignación de una señal de 6 mhz para cada concesionario de televisión abierta analógica, con el objeto que migren a TV digital; es decir, por derecho propio, sin tener que postular ni concursar para que se les otorgue (como sí lo tienen que hacer los que aspiran a ser nuevos en el negocio televisivo digital). Otra prueba del vínculo comercial muy cercano entre Cañedo y González, es el hecho de que el grupo Albavisión registra su domicilio en Miami, específicamente en 2600 Southwest 3rdAvenue PH-B, Miami, Florida 33129. La misma dirección que entrega Cañedo para otra sociedad con sede en Miami, Shf Research Institute Corp. Un secreto a voces En este contexto, el abogado Luis Cuello, conocido por patrocinar el requerimiento que terminó con la expulsión de Agustín Edwards del Colegio de Periodistas y otro para conocer las actas del directorio de TVN que podían mostrar el conflicto de interés del ex director Cristián Leay con el caso SQM, busca ahora hacer luz respecto a los rumores sobre que el mexicano Angel González –por sí o por terceras personas- tendría dos concesiones de TV abierta en Chile: las utilizadas por el Canal 2 y canal 4. En diciembre de 2016 Cuello pidió a través del Consejo Para la Transparencia (CPLT) la información sobre los cambios en la propiedad y los directorios de los canales privados entre 2010 y 2016. El CNTV sólo entregó los datos correspondientes al año pasado. A la Fiscalía Nacional Económica también pidió los informes a partir de los traspasos de propiedad en los concesionarios de las respectivas señales. Ambas instituciones entregaron información parcial, por lo que el abogado apeló y el CPLT aceptó los recursos ordenando entregar la información completa. La información En el camino, Cuello se ha formado la convicción de que, en la práctica, Remigio Ángel González controla las dos mencionadas concesiones de televisión abierta. “Hay elementos de facto, que permiten acreditar fehacientemente, que estamos en presencia de un mismo grupo empresarial y esos elementos de facto, tienen que ver con, por ejemplo, estas dos empresas, Wayland Services y Global Holding, están constituidas e intermediadas por una misma oficina, el mismo estudio jurídico, junto con otras empresas offshore, que pertenecen a integrantes de la red, del entorno de Remigio González”, afirma. El abogado detalla además que “a partir de los antecedentes que hemos recopilado de fuentes abiertas, fuentes públicas, voy a presentar un requerimiento al CNTV con el objeto de que revise la legalidad de la concesión de Telecanal y la caducidad de ella, toda vez que como digo ha sido obtenida ilegalmente”. Ambas señales están estrechamente vinculadas al empresario de origen mexicano (Remigio) Ángel González, conocido en toda Latinoamérica como “El Fantasma”, por sus prácticamente nulas apariciones en los medios. González controla 45 canales de televisión en 16 países de centro y Sudamérica, además de México. A ellos se suman 68 estaciones de radio en 12 países, un diario en Ecuador, 65 salas de cine y un equipo de fútbol, el Comunicaciones de la liga guatemalteca. Todas estas posiciones forman el grupo Albavisión. Bautizado así en honor a la esposa de El Fantasma, Alba Lorenzana, quien se encuentra implicada en una causa de financiamiento político irregular en Guatemala. El escándalo terminó con la renuncia del Presidente Otto Pérez Molina en 2015. De acuerdo a estos antecedentes, la responsabilidad del CNTV radica en que al momento de autorizar el traspaso de la concesión a Telecanal -desde la Compañía Chilena de Telecomunicaciones (Radio Cooperativa, que operó el antiguo canal Rock & Pop)- debió existir mayor rigurosidad al momento de rastrear a los propietarios, atendida la prohibición legal para que exista un controlador común para dos o más canales de TV. “La regla en materia de televisión siempre ha sido que se admite una concesión por zona de servicio, en este caso efectivamente esta operación (de revisión de antecedentes- se realizó durante la presidencia del señor Herman Chadwick. Creo que pudo haber existido mayor celo, desde el punto de vista del CNTV en esa época, como también de la Fiscalía Nacional Económica, toda vez que la forma de operar del grupo Albavisión y de Ángel González, son conocidas respecto del uso de testaferros”. El abogado exhibe un documento que complica aún más las cosas. Entre la información obtenida por Ley de Transparencia se observa que desde 2011 a 2013 el mexicano Juan Salvador González Estrada fue, junto a dos chilenos, representante legal de Canal Dos S.A., la sociedad que materializa el control de Wayland sobre Telecanal. Este hecho contraviene la ley que prohíbe a extranjeros ser representantes legales de los medios en los que puedan participar. González Estrada también aparece registrando otra sociedad, Footschooltv America, LLC, con la misma dirección de Albavisión, la firma que controla La Red. El mexicano también registró ese domicilio cuando participó como director y luego como representante legal de Telecanal. Al respecto fue consultado el abogado Herman Chadwick Piñera, primo hermano del ex Presidente Sebastián Piñera (es el hermano mayor del hombre fuerte de su campaña, Andrés Chadwick) y asegura que por el tiempo que ha pasado no recuerda todos los detalles pero que “los antecedentes pasan por un equipo jurídico y luego se debaten abiertamente y en este caso estaba todo en regla”, asegura. Para el abogado Cuello estos datos sólo aumentan la gravedad en el proceso de traspaso de la concesión. La nacionalidad chilena de los representantes legales de concesionarios de televisión es un requisito de derecho estricto, cuyo incumplimiento acarrea la caducidad de la concesión. Esa sanción debió ser requerida por el CNTV. Es especialmente grave que se haya pasado por alto, afirma. Otro de los elementos que agrava la situación y contradice a Chadwick, proviene del propio CNTV. Un texto publicado por la institución titulado “Concentración de Medios en la Industria Televisiva Chilena” señala en sus gráficos respectivos que Albavisión tiene 2 señales de Tv. Estas dos señales, ahora que está en proceso de concreción la denominada TV digital, le permitirá al grupo controlado por González contar con la enorme cantidad de 12 mhz del espectro radioeléctrico, lo que puede traducirse en una alta concentración mediática, al permitir operar -en esas dos señales- más de 6 canales de televisión (se asignan 6 mhz para cada señal de TV, y en esos 6 mhz pueden funcionar, con la tecnología digital disponible, dos canales HD y uno SD, además del canal One sec para celulares). Contactados para esta nota, tanto en La Red como en Telecanal declinaron hacer comentarios. Pero al interior de La Red, reconocen que son “canales primos hermanos” pero que operan con independencia, igual que respecto de los otros actores de la industria, como prueba de ello recuerdan que La Red vende películas a Telecanal, al igual que a Mega y Canal 13. La venta de películas para televisión ha sido el negocio histórico de Remigio Ángel González desde los años 80, el medio con el que se transformó de un hábil contador a magnate de medios en Latinoamérica. Puestos al tanto de estos antecedentes en el Consejo Nacional de Televisión, se remitieron a entregar un oficio del 7 de julio de 2016 en que se detalla que Telecanal es propiedad de Wayland Services Group. Mientras que en la Subtel recuerdan que sólo actúan como una contraparte técnica y no tiene capacidad para impugnar una concesión. Paralelamente afirman que los 6mhz disponibles para televisión digital, son iguales para todos: tanto en Telecanal como en La Red. Finalmente en la FNE consultados sobre estos datos no hubo respuesta. El hombre de el Fantasma en Canal 13 Dentro de los pocos hombres que han mantenido contacto directo con el Fantasma, está el ex director ejecutivo de La Red, Javier Urrutia. Urrutia tenía 32 años en 2004 cuando era secretario general de Chilevisión, entonces propiedad del grupo Claxson, del venezolano Gustavo Cisneros. El director ejecutivo de Chilevisión era Jaime de Aguirre, quien debió suspender sus funciones luego de ser procesado por el caso de la cámara oculta en la oficina del juez Daniel Calvo, que hasta ese momento, investigaba el caso Spiniak El cargo de Urrutia era precisamente para concretar la venta del canal a Sebastián Piñera, pero la situación judicial de De Aguirre, entonces el Rey Midas de la televisión, lo dejó como director ejecutivo. Testigos de la época dicen que la relación entre ambos se quebró después de que Urrutia llamara a Piñera, para ofrecerse como reemplazante oficial de De Aguirre. Pero Piñera se negó a aceptarlo. Como Secretario General de Chilevisión, representaba al canal en Anatel y en esa mesa conoció a José Manuel Larraín, entonces director de La Red y actualmente de Telecanal. De esta manera Urrutia entra al redil de Remigio Ángel González, que en 2005 lo nombra como director ejecutivo de un canal en Ecuador. Ahí estuvo hasta 2008 cuando se fue a Perú para dirigir el controvertido canal Frecuencia Latina (por sus relaciones con el fujimorismo) del israelí Baruch Ivcher. De ese puesto no salió bien y fue Ángel González, después de una reunión en el Ritz de Lima, quien le pide hacerse cargo de La Red, que tenía números en rojo. Así llegó en 2010 de vuelta a Chile y en los casi siete años que estuvo al frente logró consolidar una programación de buen rating como el estelar Mentiras Verdaderas y el segmento matinal, de buen rating y bajo presupuesto en relación a los canales grandes. Al debe quedó en el área de prensa, área que cerró después de haber tenido rostros importantes como Beatriz Sánchez y Alejandro Guillier. Sin embargo, la cesantía en televisión le duró muy poco a Urrutia después de dejar La Red en mayo de este año. A fines de junio, Canal 13 lo fichó para integrar el directorio. Y desde ayer, aunque no es oficial todavía es el más serio candidato a convertirse en el director ejecutivo de la señal donde Andrónico Luksic es el accionista mayoritario. Esto, luego de la renuncia de René Cortázar a la presidencia del directorio. Alejandra Pérez, actual directora ejecutiva asumirá en su lugar, dejando el puesto más visible entre los ejecutivos de la estación, en manos de Javier Urrutia. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/07/25/la-doble-concesion-de-tv-que-vulnero-la-legalidad-en-el-gobierno-de-pinera-y-se-consolido-con-bachelet/
  6. CONCENTRACIÓN DE LA ECONOMÍA Y ELITES EMPRESARIALES: Las redes de directores de las grandes empresas de Chile Por : Julián Cárdenas y César Guzmán-Concha en Opinión Publicado: 03.12.2015 Dos investigadores expertos en análisis de redes estudiaron los directorios empresas chilenas para determinar el nivel de concentración de la elite empresarial. En un grupo de 50 grandes empresas, 40 de ellas comparten directores y conforman una red cohesionada en que el grupo Luksic ocupa en rol central. Esto da cuenta da una pauta endogámica de reclutamiento de directores, a diferencia de lo que ocurre con las empresas extranjeras que actúan en el país. Se aleja también del ideal de una economía realmente competitiva, donde las empresas actúan de manera completamente independiente. Los casos recientes de colusión en el mercado del papel higiénico, las farmacias y los pollos, sumados a escándalos como el del caso Cascadas, y la reciente difusión de noticias sobre el costo de la vida en Chile comparado con el de los países desarrollados, plantean directamente la cuestión sobre si la concentración es un rasgo estructural de la economía nacional, hasta qué punto puede afirmarse que estamos en presencia de mercados oligopólicos, y en qué medida las tendencias hacia la cartelización se han generalizado. Algunos economistas y sociólogos han sostenido que un rasgo distintivo de la economía chilena es su alto grado de concentración, y el propio fiscal nacional económico, Felipe Irarrázabal, ha reconocido “que existe una tendencia natural a que las empresas se cartelicen o abusen”. En este artículo intentamos aproximarnos a este debate desde una perspectiva empírica, y lo hacemos a través del análisis de las redes dedirectivos de las grandes empresas. Las redes que se crean al compartir consejos de administración o directorios ofrecen un mapa de la organización del poder económico y una forma de analizar las posibilidades de coordinación y “cooperación” empresarial. Cuando las empresas comparten directivos o consejeros se crean redes empresariales (o corporativas). Este fenómeno, conocido como interlocking directorates, sirve para evaluar la cohesión y concentración del poder, a la vez que permite identificar las empresas y directores líderes en la red. A partir de los datos de la Superintendencia de Valores y Seguros (www.svs.cl) y de los informes anuales de las empresas para el año 2014, realizamos un análisis de los consejos de administración de las 50 mayores empresas de Chile (las 40 mayores empresas según ventas y los 10 mayores bancos según activos), con el fin de identificar aquellos directores que pertenecen a varias empresas simultáneamente. Los directores “pluriempleados” son clave en la conexión de la elite empresarial y adquieren poder relacional. Mediante el análisis de las redes de directores de las grandes empresas, observamos el nivel de cohesión de las elites económicas e identificamos a las empresas y directores centrales. Si las empresas y sus directores están más relacionados, entonces se incrementan las posibilidades de concentración y cartelización de la economía, ya que coordinarse es más fácil y se comparten espacios comunes. En cambio, menos relaciones entre empresas y directores supone un escenario de des-concentración, más competencia y autonomía de las empresas, pues, entre otras cosas, los costos de alinear sus decisiones se incrementan. ¿Están cohesionadas las mayores empresas chilenas a través de sus directores? En total, 40 de las 50 mayores empresas de Chile están conectadas entre sí por compartir directores, y 36 de éstas forman un componente unido, es decir, una red conectada. Algunas de estas empresas son más centrales, ya sea por el número de directores que comparten (indicador de grado) o porque ocupan una posición clave en la red y conectan a otras empresas (indicador de intermediación). Esto se puede visualizar con claridad en la imagen adjunta, donde las conexiones (líneas) entre empresas (nodos) indican que se comparten directores (ver imagen). Por ejemplo, las empresas Antofagasta PLC, propiedad del grupo Luksic, y Colbún, empresa controlada por el grupo Matte, están conectadas por Vivianne Blanlot. Blanlot, militante PPD, es ex directora de la CONAMA durante el gobierno de E. Frei Ruiz-Tagle, ex secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía (CNE) al principio del gobierno de Lagos, y ex ministra de Defensa del primer gobierno de Michelle Bachelet. En 2011 fue nominada integrante del consejo directivo del Consejo para la Transparencia, y en 2014 asumió la presidencia de dicho organismo. En 2012 se integró a Colbún, mientras que en 2014 ingresa como directora a Antofagasta PLC. Seguramente el pasado político de Vivianne Blanlot la convierte en un activo valioso que las grandes empresas quieren tener en su directorio. ¿Cuáles son las empresas centrales (líderes) en la red? Las empresas que tienen varios directores compartidos y por tanto más conexiones (grado) tienen más capacidad de comunicación e influencia al tener diversas fuentes de información, acceso a recursos como capital financiero o contactos políticos, y oportunidades de intervenir más allá de su empresa. Esto les permite alinear el comportamiento de diversas empresas en el mercado, incrementa la posibilidad de actuar como cartel sin grandes dificultades, ya que reduce las resistencias de las empresas que eventualmente podrían negarse, y aumenta la capacidad de emprender acciones colectivas en defensa de sus intereses, por ejemplo ante el gobierno o la autoridad reguladora. Empresas más conectadas entre sí (cantidad de enlaces con otras empresas por compartir directores) Las empresas más conectadas entre sí son Antofagasta PLC y Cía. Sudamericana de Vapores (ambas controladas por la familia Luksic) con 8 conexiones, seguidas de Agrosuper (familia Vial), Soquimich (Ponce Lerou), Cía. Cervecerías Unidas (familia Luksic), Colbún (grupo Matte) y Entel (familia Matte, Fernández León y Hurtado Vicuña) con 6 enlaces cada una. De las 50 más grandes, 10 empresas no están conectadas entre sí a través de directores. La mayoría de las empresas sin enlaces directivos son corporaciones de capital accionarial extranjero, como Banco BBVA, Telefónica, Banco Internacional, Enersis, y su subsidiaria Chilectra, Minera Escondida, Fasa o Masisa. Esto sugiere que las elites de las empresas extranjeras que operan en Chile no pertenecen al círculo de poder central, conformando una elite separada. Indicador de intermediación (número de veces que la empresa es conectora contabilizando todos los posibles caminos de conexión entre todas las empresas) Otra forma de medir la centralidad es a través de la intermediación. El indicador de intermediación en el análisis de redes indica las veces que un actor actúa de conector entre otros actores. Cuantas más veces haga de conector, más poder acumula en términos de dependencia y conexión. Por ejemplo, la empresa Antofagasta PLC es intermediadora 148 veces, lo cual indica que se encuentra en una posición clave en los caminos de conexión entre las empresas. Los actores claves en la red empresarial chilena porque ejercen funciones de intermediación, y por tanto son imprescindibles en la cohesión general, son: Antofagasta PLC y Cía. Sudamericana de Vapores (ambas del grupo Luksic), Colbún (grupo Matte), Soquimich (Ponce Lerou), Mall Plaza (controlada por la familia Solari), Banco de Chile (familia Luksic) y Celulosa Arauco y Constitución (familia Angelini). Con pocas diferencias, casi los mismos actores mencionados antes. El indicador de intermediación indica la cantidad de veces que una empresa actúa de conectora teniendo en cuenta los posibles caminos de conexión entre todas las empresas. Por ejemplo, si 5 empresas solo pueden conectarse entre sí solo a través de la empresa X, esta empresa X actúa de conectora 10 veces, que resulta de calcular 5*(5-1)/2. ¿Quiénes son los directores más centrales? Los directores que pertenecen a más empresas son: Andrónico Luksic, que se sienta en 5 consejos de administración de las 50 mayores empresas chilenas, Gonzalo Menéndez (4) y Luis Felipe Gazitúa Achondo (4). Menéndez, además de sentarse en otros consejos de empresas del grupo Luksic, también se desempeña como vicepresidente de la Fundación Andrónico Luksic A., lo que revela su lealtad a ese grupo económico. Gazitúa, en cambio, se alinea con el grupo Matte. En el caso de Bernardo Matte, con asiento en tres empresas, Poderopedia nos recuerda que “fue cuestionado por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) en 2012 por integrar las mesas directivas de las empresas forestales y de celulosa de su propiedad, y simultáneamente la de Empresas Copec del Grupo Angelini, que controla a Celulosa Arauco, que son su competencia directa. Según la FNE, los cuestionamientos surgieron tras recibir una denuncia de carácter reservado por eventual colusión entre estos dos conglomerados nacionales”. La FNE constató una “alta concentración del mercado entre ambas empresas” pero no determinó la existencia de colusión, con lo que el caso fue desestimado. Sin embargo, la FNE admitió la existencia de un vacío legal al respecto. En efecto, los interlocking directorates han sido tradicionalmente una cuestión sensible si se observa la experiencia de otros países. En Estados Unidos, hace más de 100 años se prohibieron los interlocking entre empresas del mismo sector con la Clayton Act, mientras que en Alemania los interlocking fueron promovidos. Esto da cuenta de dos paradigmas opuestos de cómo organizar la economía. Los directores no sólo acumulan poder al ocupar simultáneamente varios asientos del consejo de administración en diversas empresas. También lo hacen por sus lazos de pertenencia a otras instituciones, actores o espacios de influencia. En realidad, los directores no son personas especializadas en un mercado o sector en particular, y tampoco son necesariamente expertos. Se trata de personas con poder, contactos, visión y estrategia. Pero algunos destacan más que otros en ese rubro. En el grupo de directores con asientos en varias empresas, destaca un núcleo significativo con vínculos con partidos de derecha, el régimen militar y otras instituciones del ámbito más conservador del país. En efecto, algunos directores tienen o tuvieron vínculos con la UDI (Hernán Büchi, Juan Antonio Guzmán) y otros ocuparon cargos de gobierno durante el régimen militar (Vittorio Corbo fue asesor del Ministerio de Hacienda, el mismo Büchi, Guzmán). Por su parte, Juan Claro, Jean Paul Luksic, y Carlo Solari son miembros consejeros del Centro de Estudios Públicos, el que es presidido por el hoy cuestionado líder de la CMPC Eliodoro Matte. Otros directores se han vinculado a las universidades privadas: Canio Corbo pertenece a la junta directiva de la Universidad de los Andes, Hernán Büchi a la de la Universidad del Desarrollo y Juan Antonio Guzmán a la de la Universidad Andrés Bello (éstas dos últimas incluidas en la investigación por lucro de la cámara de diputados dirigida por el fiscal Carlos Gajardo). Dentro de esta red de las 50 más grandes es posible identificar con nitidez un círculo central donde destaca el papel conector y articulador del grupo Luksic. El análisis de las redes de directores y empresas muestra que los Luksic acumulan gran poder en términos de centralidad en la red de las grandes empresas, además de capital social, activos y riqueza. En efecto, Iris Fontbona, viuda de Andrónico Luksic Abaroa, aparece como la cabeza de la familia Luksic en el puesto 82 del ranking mundial 2015 de Forbes, liderando a los multimillonarios chilenos. Le sigue Horst Paulmann, en el puesto 369 del mundo y unos activos de US$ 4,4 mil millones, una tercera parte de los US$ 13,5 mil millones que amasan los Luksic. Las 40 empresas que, como vimos, comparten directores, conforman una red muy cohesionada, en la que los Luksic tienen más centralidad que todo el resto. Esto es así porque tienen más directores en otras empresas, y porque sus empresas, a su vez, conectan a más empresas de entre las 50 más grandes. Lo anterior permite identificar una pauta endogámica de reclutamiento de directores: las grandes empresas reclutan directores que pertenecen a otras grandes empresas. Éstas prefieren actuar sobre seguro en lo que se refiere a sus consejos de administración, arriesgan poco con miembros que no posean el capital social preferido por la red: contactos y experiencia en su propio círculo. Del mismo modo, se observa que las grandes empresas son poco permeables, con una clara división entre las empresas controladas por los grupos chilenos y las empresas de propiedad mayoritaria extranjera. La cohesión del poder económico en Chile tiene una nítida base nacional, aunque las inversiones en el exterior, particularmente en Sudamérica, sugieran una tendencia hacia la internacionalización que se inicia en la década de los 90. Pero la elite del poder económico presenta una morfología más bien cerrada (más del 90% son hombres), lo que revela una preferencia por el control y también un modo para reforzar su capacidad de influencia política. Del mismo modo, se observa un claro sesgo ideológico en un grupo significativo de consejeros, el que cultiva relaciones con instituciones educativas, centros de pensamiento y partidos de corte más bien conservador. El grupo de consejeros con esas características ejerce un rol que podríamos llamar de soft-politics o política blanda. El pre-requisito de mercados genuinamente competitivos es la existencia de empresas independientes, cuyas decisiones estratégicas son adoptadas en forma autónoma. En Chile, el análisis de la red de directores de las empresas más grandes revela una alta capacidad de alineación de intereses. Hay una relación entre las características de las elites empresariales del más alto nivel y su capacidad de concentración y captura del sistema económico. La alta cohesión de esa red, con centro en el grupo Luksic, muestra que concentración y/o cartelización de la economía podrían bien considerarse rasgos estructurantes del sistema. La cohesión de las elites empresariales chilenas a través de sus redes ayuda a entender y no sorprendernos por los comunes escándalos de colusión, corrupción, excesiva concentración del ingreso y escasa renovación de las elites. Fuente: http://ciperchile.cl/2015/12/03/las-redes-de-directores-de-las-grandes-empresas-de-chile/
  7. Opinión El pluralismo informativo como derecho social garantizado en la nueva Constitución Luego del golpe de Estado de 1973, una de las medidas inmediatas adoptadas por la dictadura impuesta en nuestro país tuvo que ver con la intervención directa sobre los medios de comunicación existentes, clausurando la gran mayoría de ellos. Esta medida adoptada por el régimen de facto, estuvo enmarcada dentro de un contexto general de fuertes restricciones a las libertades sociales, delineándose así las condiciones que determinaron el origen histórico, político y económico de la actual concentración de los medios de comunicación existente en Chile. Por José Miguel de Pujadas Guzmán, Periodista | 04/09/2015 Luego del golpe de Estado de 1973, una de las medidas inmediatas adoptadas por la dictadura impuesta en nuestro país tuvo que ver con la intervención directa sobre los medios de comunicación existentes, clausurando la gran mayoría de ellos. En efecto, el Bando N° 1 de la Junta Militar ordenó la suspensión de las actividades informativas de diversos medios, en tanto el N° 15 sólo autorizó la emisión de unos cuantos -entre ellos los diarios El Mercurio y La Tercera-, los que pudieron funcionar bajo la manipulación de sus contenidos para fines de propaganda oficialista. Esta medida adoptada por el régimen de facto -“empeñado en lograr una depuración de las publicaciones de prensa”, como señala el documento citado- estuvo enmarcada dentro de un contexto general de fuertes restricciones a las libertades sociales, tanto individuales como colectivas, delineándose así las condiciones que determinaron el origen histórico, político y económico de la actual concentración de los medios de comunicación existente en Chile. De manera paulatina, durante el gobierno civil-militar comenzaron a aparecer algunos medios disidentes, principalmente escritos; sin embargo, este incipiente pluralismo informativo terminó por sucumbir aplastado bajo las reglas del mercado, instaladas a punta de bototo y fusil por la ideología dominante. Así, la libertad de prensa se vio severamente restringida, vulnerándose de manera flagrante el derecho inherente de las personas a la expresión e información (entre otros derechos sociales que también fueron coartados, como salud y educación) Esta restricción a la diversidad de miradas de los distintos actores sociales, generó un impacto no tan sólo respecto de cómo fue comunicada la realidad de la época a la población, sino también en la desinformación histórica difundida por la propaganda del régimen a través de sus medios de comunicación. Tal antecedente es el que explica el monopolizado escenario existente hoy, el que nos entrega una versión incompleta y tendenciosa de los hechos noticiosos para la creación de determinadas condiciones sociales, las que son puestas en escena de manera conveniente a intereses particulares. A lo largo de este violento proceso privatizador durante el cual fueron entregadas a manos de grupos económicos-empresariales tanto las riquezas naturales del país -patrimonio de todos (as) los chilenos (as)- como los derechos sociales básicos de las personas para su aprovechamiento en calidad de oportunidades de negocio, el mercado de las comunicaciones ha ido definiéndose, como tal, en virtud de la misma dinámica acaparadora estructurante de todo este esquema global. El regreso a la democracia formal no significó cambios al respecto, al contrario; los sucesivos gobiernos de centro-izquierda legitimaron la ideología de un modelo económico en la medida en que también pudieron beneficiarse de él. De esta forma, los medios que enfrentaron la dictadura murieron en medio de la indiferencia de la Concertación, la que les limitó su ayuda, condenándolos a su desaparición por deudas y falta de liquidez. Suerte similar corrió la TV pública al ser dejada sin financiamiento, privatizándose la universitaria y licenciándose nuevos canales privados. Se cercenó, así y hasta nuestros días, la necesaria construcción del debate público a partir de las distintas miradas de sociedad que debe otorgar el pluralismo informativo en los medios de comunicación. La creación de monopolios de medios de comunicación, determinada por criterios de mercado, incrementa la inequidad respecto de la distribución de poder y ampara escenarios de corrupción institucionalizada. Por ello, la discusión en el Chile del 2015 sobre las grandes desigualdades sociales existentes alcanza el área de las comunicaciones respecto, por ejemplo, del uso equitativo del recurso natural que representa el espacio aéreo, en cuanto espectro radioeléctrico, como bien público de libre disposición para la emisión de información televisiva y radial. En este sentido, la desconcentración de la propiedad de los medios y el término de los monopolios en la información resultan de vital importancia para asegurar el derecho social a la libre expresión e información de las personas, optimizando la calidad de la opinión pública, y con ello, el actual sistema democrático formal. Porque contrariamente a lo que señalan algunos actores del sector, las comunicaciones en nuestro país no viven dentro de un ámbito muy extenso de diversidad editorial, ya que aunque la oferta existente en quioscos, radio o televisión presente distintas opciones, la gran mayoría de ellas está en las mismas manos. Se trata, en consecuencia, de un pluralismo ilusorio, aparente, desde el cual se direcciona a la opinión pública hacia determinadas líneas de pensamiento e interpretación de los hechos, logrando la aceptación y reproducción del discurso hegemónico y, con ello, la validación del orden establecido junto con sus profundos desequilibrios. Precisamente de ellos se nutre, en medida importante, la mantención de determinados privilegios. Hablar de redistribución en escenarios de acaparamiento ha generado desde siempre conductas reaccionarias en aquellos sectores en donde se concentra la mayor parte de la riqueza. Propuestas de esta naturaleza reformista subvierten las estructuras tradicionales de apropiación por desposesión, siendo desvirtuadas por omisión o atacadas directamente, en su carácter anti-sistémico, a través de los medios funcionales al poder. Por ende, la concentración de la propiedad de los medios de comunicación, en cuanto herramientas para la perpetuación sin alteraciones del statu quo, responde a una visión profundamente ideologizada de la sociedad, la que apunta a la mantención excluyente de privilegios por sobre el concepto de bien común. En esta dirección, se hace indispensable incorporar en la discusión constituyente a abrirse durante el presente mes la garantía efectiva del derecho a la comunicación en sus tres componentes, como son libertad de prensa, libertad de expresión y acceso a la información. Esto, además de establecer impostergables regulaciones al libertinaje obsceno con el que se ha llevado a cabo la concentración privada en Chile, logrando una distribución equitativa del avisaje estatal para el desarrollo inclusivo del tercer sector de las comunicaciones (junto con el público y el privado), como es el perteneciente por derecho humano a los medios comunitarios y ciudadanos. La relación entre dinero y política ha demostrado ser, de manera fehaciente, perniciosa para el ejercicio ético de la democracia. De la misma manera, la creación de monopolios de medios de comunicación, determinada por criterios de mercado, incrementa la inequidad respecto de la distribución de poder y ampara escenarios de corrupción institucionalizada. Por ello, los avances que como sociedad son necesarios para un desarrollo sano y colectivo de la misma, requieren cortar los lastres que así lo impiden, y que favorecen el bienestar de unos pocos antes que el común. Y para ello, se debe elaborar, con la base social como actor protagónico, una nueva Constitución que reponga y garantice los derechos sociales expropiados, privatizados y luego transformados en negocio. Fuente: http://eldesconcierto.cl/el-pluralismo-informativo-como-derecho-social-garantizado-en-la-nueva-constitucion/
×