Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Columna'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 115 results

  1. 02 Noviembre 2019 Aquí yace el neoliberalismo, que nació y murió en Chile El neoliberalismo ha muerto y el autor nos advierte que, si la elite trata de mantener las rutinas de la política previas al 18/O, “la situación sí se tornará insostenible”. Pero esa no es la única amenaza en el horizonte. Igualmente grave es que fracasemos como sociedad en acordar “un rito electoral que relegitime alguna forma de poder”. Si se suceden “conflictos irresolubles, revueltas y las mutuas agresiones”, algunos de los que han asistido a este funeral “tomarán la palabra para exigir seguridad y orden”, advierte el autor. Las personas marcamos el paso de nuestras vidas recurriendo a símbolos. Por ejemplo, cada primero de noviembre, las personas van a visitar a sus difuntos. Al traerlos a su memoria, recuerdan también que ellos siguen vivos. Así, la muerte adquiere doble significado como término de un ciclo e inicio de uno nuevo. Eso que sucede a nivel de las personas y sus vínculos cercanos, también acontece a nivel de las sociedades y sus historias políticas. Los actos simbólicos en política son esenciales para transmitir las creencias, canalizar las emociones y, por sobre todo, para renovar la legitimidad que las personas le asignan al poder que unos ejercen sobre otros (para profundizar en el rol de los símbolos en política véase aquí). Y, a través de todo lo anterior, dar normalidad a la vida política, proveerle de rutinas y un modo legitimado de vida en común que se renueve periódicamente. El estallido social iniciado el 18 de octubre del 2019, que alcanza su ápice siete días después, arrasó con la normalidad de Chile porque, aunque las rutinas vuelvan y los modos de vida no cambien en el corto o mediano plazo, ya no es posible continuar con las mismas creencias en torno a la legitimidad del poder asumidas antes del estallido. Si ningún acto simbólico llegara a encapsular los acontecimientos y la actividad política siguiera como si nada hubiese pasado, si retornáramos a las rutinas de la política como antes, pero ahora vacías de sus significados previos, entonces la situación sí se tornará insostenible. Por eso, nos guste o no, como la falta de significados hace que los humanos nos sintamos miserables, la sociedad chilena va a terminar creando nuevos significados. Pero para ello, primero debe enterrar a sus muertos. Por eso, será claro y palpable más pronto que tarde, que Chile ha iniciado ya un cortejo fúnebre y en el epitafio del occiso se está tallando la siguiente frase: aquí yace el neoliberalismo que nació y murió en Chile. COMPARTIR CITA A decir verdad, el occiso venía tambaleando desde hace un tiempo en el mundo. Al menos desde el 2008 cuando en plena crisis subprime Alan Greenspan admitió que había cometido un error al confiar ciegamente en la capacidad autorreguladora de los mercados financieros internacionales (véase el video aquí y para una explicación de sus implicancias aquí). Desde entonces y hasta ahora, el neoliberalismo empezó a ser entendido como el origen de todo lo malo, indeseable, negativo y pernicioso que puede acontecer. Ello, claramente, es exagerado. Sin ir más lejos, el estallido social de octubre del 2019 surgió luego de un alza de precios fijada por un mecanismo legal sobre una empresa estatal y no por las reglas del mercado con las que el neoliberalismo es íntimamente vinculado. Pero a pocos les interesarán los detalles sobre qué es y qué no es el neoliberalismo y cuáles son sus verdaderas culpas. A nadie le importará ese debate. Para el conjunto de la sociedad, la muerte del neoliberalismo será un rito sacrificial, una ofrenda mediante la cual Chile querrá expiar sus múltiples culpas e iniciar un período nuevo. Uno a uno, los asistentes al funeral tomarán la palabra. Los primeros que se apresurarán a tomar el micrófono (de hecho ya empezaron) son los que culpan del malestar reinante a la combinación de lógicas de mercados con reglas políticas que impedirían modificarlas. Ellos dirán que el neoliberalismo nació de una dictadura y ha sido sostenida por los grupos económicos que se favorecieron por ella y los políticos que fueron comprados en el camino y querrán arrancar de cuajo todo vestigio de su existencia. Ellos preferirán la cremación. COMPARTIR CITA Luego hablará un grupo variopinto. Algunos por convicción y otros por pragmatismo dirán que si bien aprecian los mecanismos de incentivos que proveen los mercados, condenan los abusos que se han cometido haciendo uso de esos mecanismos. Si bien, la sobrevivencia política obligará a varios a reconocer sus propias culpas en la enfermedad que provocó la muerte del occiso, dirigirán el dedo acusador a los Greenspan locales diciendo que el neoliberalismo es una idea que sostiene que se puede confiar plenamente en la autorregulación de los mercados. Y como ha fallado, propondrán mejorar las regulaciones y –quizás– reducir las lógicas del mercado en la provisión de algunos derechos básicos. Ellos querrán darle digna sepultura. Luego se subirá al estrado y tomará la palabra un grupo que debe levantar mucho la voz para no pasar desapercibido. Tras persignarse, reclamarán la exacerbación del individualismo y la total indiferencia hacia los otros camuflada de cosmopolitismo que caracterizó al difunto neoliberal. Para ellos, el occiso pecó al reducir a la persona humana a individuos desvinculados de su entorno, y por ende, rescatará la necesidad de la solidaridad local y la descentralización del poder para que las comunidades sean constructoras de sus propias realidades. Ellos preferirán una cripta estoica. Finalmente, a regañadientes, subirán a hablar quienes culpen al neoliberalismo por no haber hecho lo suficiente y haber permitido que se eternizaran mercados oligopólicos. Ellos sostendrán que hace falta más y no menos mercado. Pero es probable que sus argumentos se pierdan entre el ruido de las pifias. Ellos apoyarán hacer un mausoleo. El cortejo fúnebre ya ha iniciado su marcha y ésta es la parte más delicada tras el estallido social. La fase donde pondremos sobre la balanza nuestras reales capacidades de construir un proyecto compartido (sobre este punto ver aquí). Si los distintos hablantes logran escucharse, quizás la marcha termine en un rito electoral que relegitime alguna forma de poder. Pero si los codazos y empujones se acumulan, si nos acostumbramos a ver conflictos irresolubles durante el cortejo, y si se suceden las revueltas y las mutuas agresiones, entonces una debacle acontecerá. Y entonces aquellos que caminaban acompañando el cortejo pero sin inmiscuirse tanto, tomarán la palabra para exigir seguridad y orden. Este artículo es parte del proyecto CIPER/Académico, una iniciativa de CIPER que busca ser un puente entre la academia y el debate público, cumpliendo con uno de los objetivos fundacionales que inspiran a nuestro medio. CIPER/Académico es un espacio abierto a toda aquella investigación académica nacional e internacional que busca enriquecer la discusión sobre la realidad social y económica. Fuente: https://ciperchile.cl/2019/11/02/aqui-yace-el-neoliberalismo-que-nacio-y-murio-en-chile/
  2. 11 Agosto 2019 Carlos Peña: El nacionalismo es una de las ideas más estúpidas que circulan en el espacio público El columnista disparó contra la "tontería falsa de creer que el lugar donde estaba la cuna al nacer confiere un derecho especial sobre un territorio, una suerte de primacía". "Es una pasión irracional y peligrosa, un simple disfraz para la xenofobia: el miedo atávico y tribal a quien viene de un sitio distinto y pertenece a otra cultura", apuntó. El abogado Carlos Peña realizó una enfática "defensa de la inmigración" en una columna de opinión publicada en las páginas de El Mercurio. El rector de la Universidad Diego Portales planteó que si bien la libertad de expresión -"uno de los principios básicos de una sociedad abierta y democrática- tolera "la ejecución de gestos, actuaciones, performances o payasadas", la creencia en "estupideces" o "supersticiones", y "concede el derecho a comunicarlas y hacerlas saber a los demás", esto "no debe conducir al error de aceptar lo que (las mismas) dicen o promueven". En esta línea, apuntó, "la idea de que los migrantes despojan a los chilenos de oportunidades y les disputan el empleo u otros bienes como la salud, motivo por el cual los verdaderos patriotas debieran oponerse a la entrada de inmigrantes, no solo es una falacia y una mentira, es un simple disfraz para algo más peligroso y más profundo: la xenofobia, el miedo atávico y tribal a quien viene de un sitio distinto y pertenece a otra cultura". "Se trata de una pasión irracional y peligrosa que, como lo muestra la historia, cuando se la deja crecer o se la estimula, acaba conduciendo a las peores demasías", advirtió, agregando que, "desgraciadamente, esa semilla xenófoba algún suelo fértil tiene en Chile". "La comunidad invisible" El columnista disparó con especial filo contra "los grupos ascendidos que ahora, presumiendo de linaje, olvidaron, a su vez, que en su propio origen hay un inmigrante, árabe, judío, sefardí o alemán, descalzo (y ahora arriscan la nariz cuando miran uno)". "Todos esos pretextos para reivindicar una comunidad invisible son prejuicios antiliberales que (...) sirven de levadura al espíritu patriotero y excluyente", agrega. Para el académico, "los movimientos antimigración son (...) un error moral y político", y "la vieja idea de la nación como un pasado compartido, un origen común para todos los que habitan un determinado territorio, un origen que se hundiría en la noche de los tiempos, una hermandad inmemorial, es una tontería obviamente falsa, una simple fantasía, que debe ser sustituida (...) por la idea de la nación como un conjunto de personas con un futuro común". "Negros, blancos, mestizos, cobrizos o lo que fuera, de la etnia que fuera, y con prescindencia del lugar que hayan nacido, el idioma que hablen o la entonación que posean al hablar el español, lo que coman o cómo vistan o se diviertan, deben estar llamados a ese futuro común que no puede ser otro que construir, seguir construyendo, una democracia moderna que no aspira a la uniformidad, sino que estimula la diferencia", escribe Peña. "Creer, en cambio, que el accidente del nacimiento, el lugar donde estaba la cuna en que alguien vino al mundo, le confiere un derecho especial sobre un territorio, una suerte de primacía sobre quienes nacieron en otro lugar, es una de las ideas más estúpidas que circulan en el espacio público", dispara. Carlos Peña cierra criticando a los "liderazgos histéricos" que promueven esta clase de ideas, y especula que "es probable que la dificultad que tienen los espíritus xenófobos y aldeanos para definir lo que dicen defender provea una pista: se trata de cuestiones vagas e indefinibles que esconden, sugiere el psicoanálisis, simplemente la creencia de que el otro, el distinto, el vecino, esconde un secreto"; un temor a no sabe "¿de qué ríe?, ¿por qué celebra?, ¿qué trama?". Fuente: https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/poblacion/inmigrantes/carlos-pena-el-nacionalismo-es-una-de-las-ideas-mas-estupidas-que/2019-08-11/101256.html
  3. 17 Mayo 2019 Por Diego Vera La información es de Agence France-Presse Destacan las "alarmantes" similitudes entre Trump y AMLO por trato a inmigrantes Amnistía Internacional (AI) acusó este viernes al gobierno del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de permitirmedidas represivas y trato negligente hacia migrantes en un “alarmante paralelismo” con la administración de Donald Trump, tras la muerte de una niña guatemalteca detenida por autoridades mexicanas. La niña, de 10 años, falleció el miércoles tras haber sido trasladada a una estación migratoria de Ciudad de México procedente del norteño estado de Chihuahua, fronterizo con Estados Unidos, desde donde viajó más de 1.400 km en autobús. A su llegada, el 14 de mayo, la niña presentaba molestias en la garganta, y posteriormente fue internada en un hospital pediátrico donde falleció, según el Instituto Nacional de Migración (INM) de México. Su muerte, “la primera conocida bajo la actual administración presidencial, es una tragedia atroz que obliga a exigir respuestas de un gobierno que prometió una política humana hacia personas migrantes y quienes buscan refugio”, dijo AI en un comunicado. La organización dijo que tras reunirse en abril con autoridades de Tijuana y Ciudad Juárez, que concentran a la mayoría de migrantes, éstas le confirmaron que el gobierno “no había proporcionado fondos significativos ni esfuerzos coordinados” para atender a miles de solicitantes de asilo en la frontera. “El INM tiene la responsabilidad de informar si esta niña de 10 años fue detenida por agentes de migración mexicanos en esta zona fronteriza, así como otras circunstancias que rodearon su detención y que finalmente terminaron con su muerte”, agregó AI en el comunicado. En tanto, una treintena de personas protestó este viernes por la muerte de la niña guatemalteca frente al palacio presidencial de México. Portando carteles con mensajes como “Nadie es ilegal” y “Ni una muerte más”, exigieron al gobierno de López Obrador, conocido por sus iniciales como AMLO, que los niños ya no sean detenidos en estaciones migratorias. Entre enero y marzo, 31.675 extranjeros fueron detenidos en esas estaciones en México, incluyendo 8.569 menores de 18 años, mientras que 22.614 personas fueron deportadas a sus países de origen. Entre ellas, 5.997 eran menores de 18, según datos oficiales citados por AI. Desde octubre, miles de personas, mayoritariamente centroamericanos, han recorrido México en multitudinarias caravanas con la esperanza de llegar a Estados Unidos para pedir refugio, alegando que escapan de la violencia y la pobreza en sus países. El presidente Trump considera este éxodo una amenaza de seguridad nacional y exige a México que lo detenga. Fuente: https://www.biobiochile.cl/noticias/internacional/america-latina/2019/05/17/destacan-las-alarmantes-similitudes-entre-trump-y-amlo-por-trato-a-inmigrantes.shtml
  4. 26 Abril 2019 Daniel Matamala desmenuza polémica frase de Piñera: “Qué regalo acaba de hacerle a Maduro y a otros dictadores” El periodista de CNN Chile cuestionó los dichos del Presidente, quien al ser consultado por el sistema político del gigante asiático afirmó que "cada uno tiene el sistema político que quiera". El periodista Daniel Matamala cuestionó los dichos del Presidente Sebastián Piñera, quien durante su viaje a China no condenó la dictadura que vive el gigante asiático. Durante su segunda jornada de su gira oficial, el Mandatario respaldó al presidente Xi Jimping y valoró las relaciones comerciales que mantiene el país con Chile. Al ser consultado por la situación política de la nación, el jefe de Estado expresó que “cada uno tiene el sistema político que quiera”. Aquello generó una ola de comentarios, entre ellos el del conductor de CNN Chile, quien afirmó que este tipo de declaraciones favorecen a regímenes como el venezolano, el que había sido fuertemente cuestionado por el Gobierno. “Qué regalo acaba de hacerle el Presidente Piñera a Maduro y los demás dictadores el mundo con esta declaración“, expresó el comunicador. Fuente: https://www.eldinamo.cl/nacional/2019/04/26/daniel-matamala-desmenuza-polemica-frase-de-pinera-que-regalo-acaba-de-hacerle-a-maduro-y-a-otros-dictadores/
  5. 10 Febrero 2019 Una miserable farsa “Yo no sé si tiene igual alegría un católico a quien se invita a Roma o un árabe que marcha hacia la Ciudad Santa donde se guardan los restos de Mahoma. En el caso nuestro no hay espejismos religiosos, pero indudablemente existen fe, confianza y cariño”. Así escribía el senador comunista Elías Lafertte tras visitar la Unión Soviética en 1931, mientras la colectivización forzosa del campo ordenada por Stalin dejaba entre 3 y 11 millones de muertos. Lafertte no se enteró. Ojos que no ven, corazón que no siente. Por décadas se bromeó con que “cuando llueve en Moscú, los comunistas chilenos salen con paraguas”. Dependiendo de los intereses de la URSS, el PC chileno fue detractor o partidario de dictadores de izquierda como Fidel Castro (“aventurero pequeño-burgués”, lo llamaron en 1959), Mao y Tito. En nombre del antiimperialismo, el PC chileno apoyó todas las maniobras imperialistas de la URSS: la invasión a Hungría en 1956 (“en defensa del socialismo y la paz”, dijeron); el aplastamiento de la Primavera de Praga en 1968 ( “para impedir la exportación de la contrarrevolución”, según explicaron), y la intervención en Afganistán en 1979 (“frente a la conspiración externa, se recurre a la ayuda generosa y fraternal de la Unión Soviética”). Incluso cuando los comunistas chilenos combatían valerosamente contra la dictadura de Pinochet, respaldaban la represión a Solidaridad en Polonia, en 1981 (para “ayudar al pueblo polaco a aplastar la contrarrevolución”). En 1939, la URSS pactó con la Alemania nazi para repartirse Europa central y oriental, y luego invadió Polonia, Finlandia y los países bálticos. El canciller de Stalin, Mólotov, proclamó que “no hay incompatibilidad” entre el comunismo y el nazismo. Volodia Teitelboim recuerda que en Chile hubo “discusiones a gritos hasta entrada la noche buscando una justificación coherente”. No la encontraron, por cierto. Pero eso no impidió al PC chileno seguir defendiendo lo indefendible, “tratando de explicar lo sucedido a amigos no comunistas, estupefactos e indignados”, dice Teitelboim. Había en esta subyugación intereses financieros, como demostraron las investigadoras Evguenia Fediakova y Olga Uliánova. Pero, más que nada, lo que había era esa “fe” de la que hablaba Lafertte. En la era de las utopías, la URSS era el guía a la tierra prometida, y se la seguía con la certeza de estar del lado correcto de la historia. Esa certeza, como sabemos, se derrumbó hace mucho. Pero el PC chileno aún respalda dictaduras, en un eco que sigue rebotando cuando la música ya se ha apagado. En 2011 destacó a la tiranía hereditaria de Corea del Norte por su “lucha por la construcción de una próspera sociedad socialista (… y) la defensa de los intereses del pueblo coreano en contra de las maniobras del imperialismo norteamericano”. (Sí, “próspera”. Los coreanos del norte tienen un PIB per cápita de US$ 1.700 contra US$ 39.000 de sus hermanos del sur; viven 11 años menos, y son 5 centímetros más bajos que ellos). En 2018 celebró que Vietnam “mantiene en alto las banderas del socialismo y hoy destaca entre los países de mayor crecimiento económico y social” (al parecer nadie les contó que la dictadura vietnamita comenzó a crecer cuando se volcó al capitalismo, siguiendo el modelo chino). Ahora, el PC chileno cierra filas en torno a Maduro. La fraseología es la misma de 1956 o 1968: “extrema derecha golpista”, “salida fascista”. La ausencia de cualquier cuestionamiento al dictador de turno, también: “Maduro fue electo en un proceso transparente”, “el intento de golpe fue derrotado por el pueblo de Venezuela”, etc. ¿Qué sentido tiene todo esto? ¿Puede el sufrimiento del pueblo venezolano aceptarse como un costo colateral en la gran marcha de la historia? ¿Alguien cree aún -como lo creían sinceramente con Fidel o Stalin- que el sacrificio vale la pena, porque el paraíso comunista está a la vuelta de la esquina? El padre del comunismo moderno, Karl Marx, escribió que “la historia ocurre dos veces: la primera vez como una gran tragedia y la segunda como una miserable farsa”. Ya sabemos cuál fue la gran tragedia del comunismo en el siglo 20. Hoy, Maduro es sólo la farsa. Fuente: https://www.latercera.com/opinion/noticia/una-miserable-farsa/523017/
  6. 06 Enero 2019 En Chile no pasan esas cosas Está jodido Perú. Fíjense que en la víspera del Año Nuevo el fiscal nacional destituyó a los persecutores Pérez y Vela, que investigaban el caso Odebrecht. Un manto de impunidad caía así sobre esa trama de corrupción que involucra a empresarios y políticos de distintos partidos. Ay, Perú. País subdesarrollado, corrupto, con instituciones débiles. Por suerte en Chile no pasan esas cosas. Aquí habría sido inimaginable que los fiscales que develaron el esquema de platas ilegales en la política hubieran sido apartados de sus investigaciones. ¿Los fiscales Gajardo y Norambuena fuera del Ministerio Público por investigar demasiado? ¡Imposible! En Chile no pasan esas cosas. Aquí sería impensable, por ejemplo, que la Presidenta de la República hubiera intervenido el Servicio de Impuestos Internos para que este no se querellara y así frenar las investigaciones de platas políticas. ¡Ni pensarlo! O que intentara designar notario al fiscal que había indagado el caso Caval que involucraba a su familia. ¡Cómo se les ocurre! No sean majaderos. Si ya lo aclaró Enrique Correa: en Chile no hay corrupción, hay “maneras informales de financiar la política”. Por algo somos los ingleses de Sudamérica, los suizos del Cono Sur, los jaguares del hemisferio. Las instituciones funcionan, como decía don Ricardo. Y cuando alguien viola las normas, ¡ay de él! Si no me cree, vea el caso de los tragamonedas. En interceptaciones telefónicas captadas en 2017, aparecen evidencias de plata negra en campañas políticas de oficialismo y oposición. El cuñado y asesor de la actual diputada Érika Olivera le asegura al entonces presidente de la asociación de tragamonedas que “la Érika estaba muy contenta” y que “tenemos un voto asegurado pa’ la legalización” de los casinos clandestinos. El hijo del entonces candidato Nelson Hadad incluso da a un financista instrucciones específicas sobre cómo violar la ley electoral (“yo se lo paso a mi viejo, mi viejo lo deposita y se acabó”). La justicia será implacable, acuérdense de mí. Claro, es cierto que la ley aprobada por los mismos parlamentarios dice que sin querella del Servel no se puede investigar el financiamiento ilegal de campañas, y que el Servel -cuyos directores son ratificados por esos parlamentarios- ya decidió no querellarse en este caso. También es verdad que, a diferencia de cualquier otra infracción que cometa un ciudadano común, estos delitos prescriben tras solo 24 meses (o sea, a fines de este año). Y que el fiscal que ordenó interceptaciones y allanamientos fue removido del caso tras recibir el informe de la PDI que daba cuenta de “fraude al Fisco, tráfico de influencias, cohecho, defraudaciones, financiamiento ilegal de campañas políticas y asociación ilícita”. Pero en Chile no pasan esas cosas. Y cuando pasan, son severamente castigadas, sin importar si los culpables son personas poderosas. Todo el peso de la justicia caerá sobre ellos, tal como ocurrió con la colusión de las farmacias, los pollos y el confort, Caval, Penta, SQM y los abusos de O’Reilly y Karadima, casos todos en los cuales, como es sabido, sus responsables purgan severas penas de cárcel. Aquí sería impensable que un senador como Iván Moreira, confeso de haber recibido plata ilegal de un grupo económico, no solo quedara libre y sin castigo judicial, sino incluso siguiera sentado en el Senado. Mucho menos, que los dueños de Penta, líderes de una trama de evasión de impuestos y platas negras a políticos, terminaran sancionados con clases de ética. O que el propietario de Corpesca, tras descubrirse los millonarios pagos a parlamentarios que seguían las instrucciones de su empresa, fuera galardonado por el Diario Financiero como “Mejor Empresario” del año. Eso solo pasa en republiquetas. En países en que las instituciones son manipuladas por la élite para su propio beneficio. En que tener poder garantiza impunidad, incluso ante los delitos más graves y las evidencias más contundentes. Ustedes saben, países como Perú. Donde, para terminar la historia, la destitución de los fiscales provocó una ola de protestas en todo el país. El Presidente de la República volvió de emergencia de una visita a Brasil para enfrentar la crisis. Y, tras 48 horas, el fiscal nacional debió echar pie atrás, y los persecutores Pérez y Vela fueron repuestos en sus cargos para seguir investigando la corrupción. Eso sí que no pasó en Chile. Fuente: https://www.latercera.com/opinion/noticia/chile-no-pasan-esas-cosas/472812/
  7. 15 Diciembre 2018 Columna de Daniel Matamala: Dos minutos de odio Entre las páginas más perturbadoras de “1984”, la novela distópica de George Orwell, está la descripción de los “dos minutos de odio”. Un ritual en que se reunía a los ciudadanos de Oceanía frente a una gran pantalla para atizar su rabia hacia enemigos externos (el país rival de Eurasia) e internos (el traidor Emmanuel Goldstein). En 2018, presenciamos la demoledora eficacia política de los minutos de odio, en formato redes sociales. La campaña contra el Pacto Migratorio, impulsada por movimientos xenófobos europeos y replicada por sus imitadores en Chile, sigue el mismo libreto: escoger un “otro” (extranjero, negro, musulmán, homosexual) y volverlo una amenaza, propagando el miedo hacia él a través de mentiras. Con más de 17 mil visitas, el video de la activista Teresa Marinovic en YouTube advierte que de firmarse el pacto, “criticar la inmigración ilegal será un delito, usted no podrá decir nada contra la inmigración, porque si lo hace estará violando un tratado internacional”, y que “no habrá distinción entre migrante legal e ilegal”. Ambas son mentiras. El pacto (que no es un tratado) dice explícitamente que se debe “proteger la libertad de expresión” (página 28) y que como “los Estados tienen el derecho soberano a determinar su propia política migratoria (…) podrán distinguir entre el estatus migratorio regular e irregular (página 5). Pero claro, entre darse la lata de leer un documento jurídico de 39 páginas, o apurarse en ganar likes viralizando el link, no hay donde perderse. Más cuando el siguiente video que YouTube activa es “El pacto satánico migración de la ONU se está celebrando” (67 mil visitas), seguido por “Einstein siervo illuminati: carta contra Dios – nunca fue científico” (9 mil visitas). ¡A quién le importa la verdad, cuando hay entretención asegurada! Por supuesto, oponerse al pacto migratorio es perfectamente legítimo, y el debate democrático sobre él es bienvenido. Pero toda esta histeria de infundios no tiene nada que ver con lo que realmente dice ese texto. La diputada Flores asegura que “los países serios se están saliendo de la ONU” (ninguno lo ha hecho). El diputado Romero encadena dos mentiras flagrantes: “nuestro país tiene una de las tasas más altas de enfermos de SIDA. Los migrantes que han llegado, la mayoría, vienen con su enfermedad”. Extranjeros, negros y sidosos. Perfecto. Más likes. Un expresidente se suma al circo. “Un millón” de inmigrantes han llegado a Chile en los últimos dos años, asevera Frei (la cifra real está en torno a la mitad). “Está lleno”, dice (tenemos 4,3% de migrantes, contra 10% de promedio en la OCDE). En “1984”, Orwell imaginó una gigantesca estructura de control, inspirada en el estalinismo de la URSS. 2018 es su versión light. Quién necesita telepantallas para vigilar a los ciudadanos en sus casas, si nosotros mismos revelamos nuestra intimidad a cambio de emoticones; para qué tener una policía del pensamiento, si basta con algoritmos que nos enganchan con contenidos a la carta (¡pactos satánicos!, ¡científicos illuminati!). En “1984”, cada vez que el Gran Hermano cambiaba su política, los funcionarios del Ministerio de la Verdad debían adulterar e incinerar documentos para reescribir la historia. En 2018, después que el gobierno cambiara su postura sobre el Pacto Migratorio, la cuenta oficial de la misión de Chile ante Naciones Unidas simplemente borró el tuit de julio en que “daba la bienvenida” al pacto. Ahora basta con un click para pretender que algo nunca ocurrió. ¿Que la evidencia sigue disponible en la web? No hay problema: la evidencia gana menos likes que el prejuicio. En septiembre, el Presidente Piñera dijo ante Naciones Unidas que el pacto migratorio estaba “en perfecta armonía” con la política del gobierno. Ahora, asegura que ese mismo pacto (no se le ha cambiado ni una coma) “contradice principios de nuestra política de migración”, “restringe nuestra soberanía”, “incentiva la migración irregular” y “lesiona los intereses de los chilenos”. Las razones políticas son fáciles de inteligir. Con su intempestivo giro, el gobierno cambió la agenda, del Caso Catrillanca a la migración, un tema en que tiene amplio apoyo popular y en que la oposición carga con el peso de la pésima gestión del gobierno de Bachelet. Como operación política para frenar la caída de Piñera en las encuestas, todo un éxito. Uno que nos pone en el eje de Trump, Orban y Bolsonaro, y empodera a los grupos radicales que usan las noticias falsas (vaya oxímoron) y el discurso de odio como efectivos mecanismos de acción política. Es pretender domesticar a un tiburón dándole una probadita de sangre. Fuente: https://www.latercera.com/opinion/noticia/columna-matamala-dos-minutos-odio/447685/
  8. 25 Noviembre 2018 Columna de Daniel Matamala: Dientes y muelas "En resumen: el comandante en jefe del Ejército le ocultó a su superior civil información sobre graves delitos, la que sí compartió con 1.900 de sus subordinados en dos reuniones masivas. Y mintió sobre el involucramiento de oficiales en estos delitos: o en su discurso (¡dos veces!) o en su posterior explicación pública". “Desde el retorno a la democracia, las Fuerzas Armadas y Carabineros se han mandado solos”, dijo esta semana José Miguel Insulza. Viniendo de otro, habría sido una simple opinión. Saliendo de él, es una confesión. Gozan “de la autonomía para hacer prácticamente lo que quieren”, reconoció el ministro del Interior que más ha durado en el cargo en el último medio siglo. “Volvimos a la democracia y eso sigue siendo igual”. La confesión de Insulza es un hilo conductor para entender una semana que comenzó con el general director de Carabineros explicando una mentira, y terminó con el comandante en jefe del Ejército justificando otra. Lo de Carabineros es historia repetida: el enésimo “caso aislado” de mentira institucional. Hicieron pasar por enfrentamientos los baleos de Alex Lemún y Matías Catrileo. Dispararon a cascos y chalecos antibalas para presentarlos como falsa evidencia en tribunales tras matar a Jaime Mendoza Collío. Mintieron sobre el ataque de un carro lanzaagua que dejó en coma a Rodrigo Avilés en Valparaíso. Hicieron un montaje para inventar pruebas y enviar comuneros a la cárcel en la Operación Huracán. Y ahora destruyeron evidencia para encubrir la muerte de Camilo Catrillanca. En estos casos, la autoridad civil fue una entusiasta vocera de esas falsas versiones, cuestionándolas solo después de que la evidencia periodística o judicial las derrumbara. La explicación del general Hermes Soto por la destrucción de las imágenes de la muerte de Catrillanca (“eran imágenes personales de una situación personal con su señora”), fue el toque tragicómico. La filtración del audio del comandante en jefe del Ejército cerró el círculo de la confesión de Insulza. Hablando ante una audiencia de militares, el general Ricardo Martínez dijo que “oficiales y cuadro permanente” trafican armas al crimen organizado. Y lo repitió: “oficiales y suboficiales”, dijo, venden “a grupos de narcos, de delincuentes”. Apenas se publicó el audio, la reacción refleja de la autoridad civil fue, de nuevo, justificar. “Esto pasó hace meses, es un hecho público y notorio que fue judicializado y se conoce, de manera que no hay en esto una desinformación”, dijo el ministro de Defensa. Pero no era cierto. Horas después, Martínez debió reconocer que el caso -que en su nueva versión involucraría solamente a cinco cabos- no había sido informado ni al ministro de Defensa ni a la Fiscalía. La denuncia se hizo solo ante la justicia militar. ¿Y qué pasó con los oficiales? “Al mencionar a oficiales, buscaba evitar una diferenciación entre los integrantes”, dijo Martínez, una explicación que rivaliza en lo absurda con la del video íntimo del carabinero del Gope. En resumen: el comandante en jefe del Ejército le ocultó a su superior civil información sobre graves delitos, la que sí compartió con 1.900 de sus subordinados en dos reuniones masivas. Y mintió sobre el involucramiento de oficiales en estos delitos: o en su discurso (¡dos veces!) o en su posterior explicación pública. Los masivos cambios en los altos mandos de Carabineros y el Ejército este año pueden entenderse al menos como un intento del poder civil por abrir una primera rendija que perfore esta cultura de secretos y descontrol. Una cultura que explica cómo los fraudes en el Ejército y Carabineros pudieron alcanzar las gigantescas dimensiones que conocemos. Sumemos la Ley Reservada del Cobre, que es una receta de laboratorio para generar corrupción: inyecte US$ 26 mil millones sin fiscalización externa, tape la olla y espere a ver qué pasa: Caso Fragatas en la Armada, tanques Leopard en el Ejército, Caso Mirage en la Fuerza Aérea… Crímenes, mentiras, corrupción, ¿algo más? Sí: privilegios heredados de la dictadura. Mencionemos solo los dos más aberrantes. Uno es el piso mínimo para el presupuesto anual de las Fuerzas Armadas, equivalente al gasto, reajustado por inflación, de 1989. Una afrenta a la democracia: en el Chile de 2018, Pinochet sigue legislando. El segundo: el sistema previsional de los militares, en que por cada peso de cotización el resto de los chilenos aportamos nueve pesos adicionales. Así, los oficiales en retiro reciben jubilaciones promedio de $2.300.000. Por algo el general Martínez pidió a sus filas “defender con dientes y muelas” ese privilegio. ¿Es esa -la defensa corporativa de discriminaciones aberrantes- la función que esperamos de los altos mandos de nuestras Fuerzas Armadas? Fuente: https://www.latercera.com/nacional/noticia/columna-daniel-matamala-dientes-muelas/417338/
  9. 25 Septiembre Esta columna fue escrita por Nicolás Eyzaguirre, en conjunto con Pamela Figueroa, cientista política, y el abogado Tomás Jordán. Hacia un presidencialismo parlamentarizado La experiencia de los últimos gobiernos, y del actual, nos muestra que la relación entre el poder Ejecutivo y el Legislativo está crecientemente trabada y bloqueada. El diseño constitucional fue creado para generar autoridad, orden y estabilidad, pero no colaboración entre los poderes ni legitimidad democrática. Esto ha conllevado, como uno de sus principales efectos, a que ningún Gobierno, sea de centro-derecha o centro-izquierda, pueda tener una relación fluida con el Congreso ni contar con una mayoría clara y permanente en él. Las múltiples atribuciones del presidente en materia de políticas públicas y legislativas contrastan con un Congreso abocado más a la fiscalización que a la generación de iniciativas legales. Esto favorece al Presidente sólo en apariencia, pues ningún Gobierno puede legislar si no cuenta con el apoyo del Congreso. La cultura política instituida por el sistema binominal, la proliferación de elecciones primarias y la debilidad de los partidos políticos, ordenó al poder legislativo como sede de liderazgos individuales, de manera que el Presidente debe negociar cada proyecto de ley con cada uno de los parlamentarios, haciendo en extremo dificultoso la conformación de mayorías y teniendo que conceder reivindicaciones particulares muchas veces a expensas del bien común. Debemos avanzar hacia un régimen donde el Presidente cuente con el apoyo del Congreso como órgano colaborador y co-responsable. Ello exige fortalecer al Congreso y a los partidos políticos en él representados. El Ejecutivo requiere mayoría ciudadana pero también mayoría política. Proponemos que la segunda vuelta se realice en el Congreso y que el Presidente sea electo por la mayoría absoluta del parlamento y que pueda, por única vez, repostular al cabo del primer mandato. El sistema actual lleva a que el ejecutivo electo tenga minoría en el Congreso, al favorecer la dispersión de listas parlamentarias en torno a las candidaturas presidenciales que compiten esperando llegar al balotaje. Para evitar los gobiernos minoritarios proponemos tres medidas complementarias: a) composición mixta del parlamento entre elegidos en listas cerradas y bloqueadas de partidos con sistema proporcional y parlamentarios elegidos en distritos uninominales para garantizar la representación local. Las listas cerradas tienen por objeto, entre otras características, fortalecer la disciplina partidaria, b) que el presidente pueda llamar al gabinete a parlamentarios elegidos en listas partidarias sin que pierdan su condición de tales, a objeto de fortalecer la colaboración del ejecutivo con los partidos que lo apoyan. Los partidos deberán reforzar su transparencia y cumplir nuevos estándares de elecciones internas y gobernabilidad democrática y c) luego, ya iniciado el gobierno, el presidente puede todavía perder su mayoría, siendo objeto de obstrucción por parte del Congreso en las leyes más importantes. Ante este escenario, y como recurso de última instancia, el Presidente puede optar por disolver el Congreso por una sola vez durante los primeros dos años de Gobierno con el fin de conservar su mayoría. Ahora bien, la disolución habilita a que el nuevo Congreso pueda censurar al Presidente en caso que el nuevo legislativo no lea sea favorable. Ambos dispositivos funcionan como un instrumento de colaboración para la mantención de la mayoría. Junto con lo anterior proponemos la institución de un Congreso unicameral. Nueva Zelanda, Dinamarca y Costa Rica son ejemplos de ello. Esto evita la duplicación de funciones que hoy existe y el bloqueo mutuo expresado en la habitualidad de recurrir a las comisiones mixtas. Una cámara agilizará la tramitación legislativa y profundizará la representación. Lo anterior no será posible si no se cuenta con legitimidad ciudadana que complemente la participación electoral. Se requiere establecer ciertos mecanismos de democracia directa. La iniciativa ciudadana de ley permitirá canalizar institucionalmente las demandas de la ciudadanía, el mandato revocatorio de leyes luego de un año de entrada en vigencia evitará la dictación de leyes a espaldas de la ciudadanía, y el plebiscito de las principales reformas constitucionales conferirá una participación directa de las personas en los asuntos públicos. Más allá de todo lo avanzado en las reformas políticas desde el retorno a la democracia, un sistema trabado y bloqueado como el actual sólo acumula tensiones políticas y sociales, transformando al país más en rehén de su pasado que en constructor de su futuro. Fuente: https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/hacia-presidencialismo-parlamentarizado/329979/
  10. 02 Agosto 2018 Cristián Valdivieso El fin de la luna de miel y los desaciertos gubernamentales Más allá de los desaciertos lingüísticos y conductuales del Presidente y sus ministros, la abrupta caída podría estar mostrando algo más estructural. Parecería que estos errores operaron como enzimas aceleradoras de un proceso creciente de frustración entre una ciudadanía que empieza a sentir incumplimiento en torno a la promesa central de la campaña piñerista. Las enzimas son las proteínas que aceleran procesos químicos en los seres vivos. Pareciera que los desaciertos gubernamentales del último tiempo están cumpliendo la función de enzimas, apurando el término de la luna de miel entre el Gobierno y la ciudadanía. Al igual que las enzimas en los procesos biológicos, los errores comunicacionales de algunos ministros y del propio mandatario -más que causas únicas de la baja- parecen haber sido aceleradores de un proceso paulatino de desafección ciudadana, no sirviendo por sí solos como explicaciones del fin de un primer ciclo en la relación Gobierno-ciudadanía. Esto, a la luz de la caída significativa en la aprobación presidencial y gubernamental que mostró la Agenda Ciudadana Criteria del mes de julio. En la medición de julio, el Presidente sigue contando con más promotores que detractores de su gestión, aún cuando estos últimos aumentaron significativamente, probablemente debido a un conjunto de declaraciones y conductas por parte de algunos integrantes del equipo presidencial. Concretamente, de una aprobación de 60 puntos en la medición de junio, la aprobación al desempeño de Sebastián Piñera al mando del Gobierno cayó a 49% en julio. Perdió 11 puntos en sólo un mes, mientras su desaprobación se incrementó en 12 puntos en el mismo período. En simultáneo, el juicio sobre la labor que está desempeñando el Gobierno quedó empatado entre aprobadores y desaprobadores (47% vs. 45%), cristalizando así el término de la luna de miel. Apuntar como únicos responsables de la pronunciada baja en la aprobación del Presidente en particular y del Gobierno en general a un trío de ministros bautizados mediáticamente como los VAVASA (por los apellidos de los ministros Varela, Valente y Santelices) es un error de diagnóstico. Esta explicación simplista no servirá al Gobierno para entender este descenso que, entre otros factores, también se explica por el mal desempeño mediático del propio mandatario. Por cierto, que la reaparición de una suerte de soberbia presidencial expresada en acciones como “mechonear” impulsivamente a la intendenta de Santiago; su comentada comparación del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, con un perro; su metáfora arbórea para explicar el cierre de IANSA en Linares -entre otras- no pueden ser omitidas, depositando toda la responsabilidad del descenso en el políticamente inexperto trío ministerial. Con todo, y más allá de los desaciertos lingüísticos y conductuales del Presidente y sus ministros, la abrupta caída podría estar mostrando algo más estructural. Volviendo a la analogía inicial, parecería que estos errores operaron como enzimas aceleradoras de un proceso creciente de frustración entre una ciudadanía que empieza a sentir incumplimiento en torno a la promesa central de la campaña piñerista. Y es que, si bien aún no completamos medio año de Gobierno, las mismas encuestas muestran que la promesa central de tiempos mejores para la economía (que en lenguaje ciudadano se entiende como mejoras en el bolsillo personal), aún no se concretan. La mayoría encuestada declara no percibir por ahora mejoras en la economía del país e incluso menos en la economía personal. Y, particularmente en esta medición, un descenso significativo en las expectativas económicas futuras. Siendo aún esta frustración una tendencia preliminar, y manteniéndose un mayoritario optimismo hacia el futuro, el Gobierno debería estar tomando nota de esta primera señal que da cuenta de la instalación de cierta suspicacia ciudadana respecto del arribo de tiempos mejores, insisto, para el bolsillo, prometidos en campaña. Es en este contexto más amplio, que releva la necesidad de hacerse cargo de la potencial frustración de expectativas económicas antes que dar golpes de efecto, lo que en mi opinión captó el Presidente al decidir postergar un cambio de gabinete, poniendo su capital político para apuntalar a un par de ministros. Visto en perspectiva, debe haber juzgado que el sacrificio inmediato de sus colaboradores no vendría aparejado de un rebote suficiente como para recuperar con ese acto todo el porcentaje perdido de aprobación en las encuestas. Más que mal, incluso cuando las enzimas lingüísticas y conductuales hayan adelantado el término de la luna de miel, la aprobación presidencial sigue siendo alta. Todo parece indicar que el mandatario optó por guardar para otro momento un cambio ministerial y enfocarse en el manejo de las expectativas y el impuso de la economía. Finalmente, la mejoría en la percepción de la económica será la enzima que -posiblemente- le devuelva el capital de confianza perdido en julio. Fuente: https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/fin-la-luna-miel-los-desaciertos-gubernamentales/266660/
  11. 28 Julio 2018 Columna de Ricardo Lagos Escobar: Derechos de los pequeños grandes chilenos Al celebrar el Día del Niño, demandamos que el Estado asuma su deber de respetar los derechos de estos pequeños grandes seres humanos mediante garantias explícitas. No hacerlo nos expone a las consecuencias posteriores, cuando muchas veces ya es demasiado tarde porque el daño ya está hecho. En democracia, la gran conquista ha sido establecer que los seres humanos, hombres y mujeres, tienen derechos que el Estado y la sociedad deben garantizar. Estos derechos comienzan con el niño cuando nace o, a veces antes, cuando está en el vientre materno y es necesario velar por la alimentación y salud de la madre. Los derechos acompañan luego a la persona durante su infancia, adolescencia y vida adulta. Pero, ¿qué significa que el Estado garantice los derechos de la infancia? En primer lugar, que debe promover y vigilar que éstos sean ejercidos, sin discriminar según el lugar en el que los niños nacen, quiénes son sus padres o dónde viven. Para garantizar que todos los niños tengan iguales oportunidades, el Estado debe implementar políticas públicas que aseguren que los recursos y apoyos necesarios lleguen a aquellos lugares donde hay más carencias. El Estado debe, entonces, garantizar que allí donde hay menos recursos, los niños tengan las mismas oportunidades que en el resto del país. Especial responsabilidad tiene el Estado hacia los niños sin padres, o que han sido abandonados por ellos, en cuyos casos existe una institucionalidad que debe hacerse cargo. Sin embargo, las inaceptables situaciones que hemos conocido respecto del Servicio Nacional de Menores nos indican que el Estado no ha estado a la altura de su obligación para con esos niños, ni ha garantizado sus derechos. Es importante que cada gobierno asuma su responsabilidad en esta tarea y haga su aporte. Hemos visto avances: el gobierno de la Presidenta Bachelet creó la Subsecretaría de la Niñez y el del Presidente Piñera una Comisión de la Infancia. Esta última reafirmó la responsbilidad del Estado en tres ámbitos de protección. Primero, cómo proteger en general estos derechos para el desarrollo integral de todos los niños, asegurando anticipadamente que tendrán el debido trato; segundo, cómo implementar medidas adicionales de protección para aquellos en situación de riesgo, resguardando un tratamiento especial para que puedan desarrollar sus capacidades; y, finalmente, cómo proteger y recuperar a aquellos niños cuyos derechos ya han sido vulnerados, es decir, donde el Estado ha fallado en su obligación de garantizarlos. Establecer derechos a nivel constitucional implica una obligación estatal para que éstos se respeten y ejecuten. Es importante que la sociedad así lo entienda y asuma, especialmente en relación a los niños, que no pueden salir a la calle a protestar, a diferencia de otros sectores que se levantan y exigen cuando ven sus derechos vulnerados. Para poder responder, es indispensable que la institucionalidad jurídica del Estado, a través de la Subsecretaría de la Niñez, de la Junta de Auxilio Escolar y Becas, y de las distintas instancias de educación, entiendan y subsanen también las desigualdades a las cuales se expone a los niños en su vida diaria, como la falta de parques, canchas deportivas, desarrollo y acceso al arte, etc. Comparado con sus vecinos latinoamericanos, Chile tiene buenos indicadores. Destacamos en mortalidad infantil –la mas baja del continente–, en esperanza de vida de niños al nacer, en sus capacidades de alimentación, en cobertura en educación pre-básica, y en educación básica y media, donde tenemos los mejores indicadores del continente. Pero queda mucho por hacer. Al celebrar el Día del Niño, demandamos que el Estado asuma su deber de respetar los derechos de estos pequeños grandes seres humanos mediante garantias explícitas. No hacerlo nos expone a las consecuencias posteriores, cuando muchas veces ya es demasiado tarde porque el daño ya está hecho. Los niños, precisamente porque son niños, son personas que no pueden exigir por si mismos sus derechos. Por ello, la sociedad en su conjunto debe estar alerta y verificar que se respeten. La Convención de los Derechos del Niño, que Chile suscribió hace 28 años, está plenamente vigente. Debemos estar a la altura de ese compromiso. Ricardo Lagos Escobar es expresidente de la República Fuente: https://www.latercera.com/politica/noticia/columna-de-ricardo-lagos-escobar-derechos-de-los-pequenos-grandes-chilenos/261431/
  12. 28 Julio 2018 Oscar Contardo El lenguaje exclusivo de los neonazis ¿Cuántas muertas son necesarias para un escándalo nacional? Aún no lo tengo claro. Lo que sí me parece evidente es que verter odio en contra de las mujeres es una efectiva estrategia de difundir el lenguaje del nuevo fascismo. Ellos pueden pintar la ciudad con frases de odio al inmigrante, colgar muñecos simulando ejecuciones públicas que nos indican su idea de justicia, pregonar la necesidad de acabar con la vida de gays, lesbianas y trans, y amedrentar mujeres que se manifiestan civilizadamente por un derecho que consideran se les ha negado. Ellos puede darse la molestia de instalar un lienzo agresivo en contra de una actriz que representó al país frente al mundo solo para intentar herirla, y usar la vida privada de una persona que logró celebridad como cascabel de su propia inhumanidad. Ellos pueden organizarse para impedir una marcha pacífica, esparcir vísceras por la calzada y armar una barricada para frenar a las convocantes a vista y paciencia de la policía. Pueden ir por ahí dando empujones, refugiándose en la libertad de expresión, esa misma que enterrarían en el mismo momento en que se hicieran de alguna cuota de poder, el minuto exacto en el que pondrían en marcha su proyecto de sociedad imaginada, un espacio limitado por los cuatro costados por frustraciones disfrazadas de una épica cosida con trozos de ideas vagas, visiones añejas, de la crueldad erigida como virtud necesaria para su ensoñación de pureza viril, marcial, que se anuncia con el corte de pelo regular varón y las rutinas adecuadas de gimnasio. Ellos son los herederos entusiastas de un patchwork político creado con lo que han encontrado hurgando en la basura de la historia. Restos de creencias manchadas por la vergüenza y el horror. Un hijo musculado del doctor Frankestein, que vive recostado sobre sus cabezas, gruñéndoles las reglas necesarias para mantener las calles bien aseadas, libres de todo eso que no pueden soportar que siquiera exista. Ellos suelen elegir los adornos propios que supuestamente representan una esencia de algo llamado “patria”, que habita en sables ensangrentados, estrellas míticas, guerreros hurtados a la historia nacional por conveniencia y ritos de iniciación que los transforma en elegidos de una gesta de nunca acabar, una fantasía de lucha en permanente rumbo a las raíces perdidas que yacen en una genética inventada, que veneran como hacen ciertos credos con los relicarios. Crearon su propia fantasía racial, que le da a un determinado mestizaje el valor de un encuentro gótico araucano, depurado por una batalla ancestral que ellos continúan en sus barrios y mentes. Ellos se asumen como la cruza de pueblos guerreros de dimensiones astrales, ensayando explicaciones metafísica para que su insignificancia no sea otra cosa que el efecto de una confabulación siniestra de grupos enemigos que se reúnen en secreto para amargarles su existencia. Antes lo fueron principalmente quienes pertenecieran a la comunidad judía, los inmigrantes árabes y de pueblos mediterráneos. Ahora el abanico de rivales imaginarios se ha ampliado en la medida en que lo diverso y diferente puede hacerse visible, que el feminismo ha entrado en el debate público y la inmigración latinoamericana se ha incrementado. La aparición de lo distinto los agrede y violenta. Sufren y gozan de un disgusto que los mueve. Algo más profundo que un simple desacuerdo político entre personas liberales y conservadoras; o entre personas de izquierda y derecha. Ellos no solo critican o rechazan una idea, lo que hacen es estar en contra de la mera existencia de una persona o una comunidad. El ansia no es por discutir con quien opina diferente, es por someter a los que juzgan inferiores -por lo que son y no pueden dejar de ser- y, en el mejor de los casos, exterminarlos. Ellos levantan banderas en la difusa frontera que hay entre el sentido común y la ignorancia, trepan por las grietas que surgen cuando se abandonan poblaciones enteras a su suerte y se instalan cómodamente como voceros de un orden perdido en aquellos sitios en donde los ciudadanos olvidados por el progreso sobreviven acechados por el narco, la miseria y el menosprecio. Los neonazis ensayan su lenguaje exclusivo, excluyente, popular y populista apropiándose de la palabra verdad y trastocando los hechos con el cinismo del matón del barrio, que soslaya en cada frase una amenaza. Ellos, incluso, parecen invisibles a la autoridad, como quedó demostrado esta semana durante la marcha de las mujeres por el derecho al aborto libre. Después de que tres mujeres fueron atacadas y apuñaladas, el carabinero a cargo que debía proteger el orden, declaró a la prensa que hubo una riña que “se provocó”, así con esa forma verbal incierta, “dentro de los mismos manifestantes”. El carabinero no hizo referencia a los empujones que sufrieron las mujeres que marchaban, ni al reguero de vísceras que habían esparcido los encapuchados como forma de amedrentamiento. Para él simplemente hubo una riña. Ellos logran así correr los límites, difundiendo su causa, atizando una barbarie que hierve en el fondo de nuestra convivencia cotidiana, en la que atacar mujeres, herirlas o matarlas puede ser incluso la mejor manera de darse a conocer. ¿Cuántas muertas son necesarias para un escándalo nacional? Aún no lo tengo claro. Lo que sí me parece evidente es que verter odio en contra de ellas es una efectiva estrategia de difundir el lenguaje del nuevo fascismo, enarbolando la libertad de expresión con una mano y con la otra bañando de sangre las veredas. Fuente: https://www.latercera.com/reportajes/noticia/columna-de-oscar-contardo-el-lenguaje-exclusivo-de-los-neonazis/260123/
  13. La polémica columna de Francisco Ortega sobre Adela Secall cuando tenía 17 años Fuertes críticas han despertado diversas columnas que realizaba el guionista amigo de Nicolás López en el blog de Sobras.com, donde escribía sobre diferentes actrices. En ésta oportunidad, salió a la luz una en la que se refería a Adela Secall tras hacerle una entrevista cuando tenía 17 años. “Supongo que mucha culpa en el pésimo resultado de esa entrevista la tuvo Adela. Desde que la vi, parada frente a mí, supe que nada bueno iba a salir de esta entrevista. Cero pega, lo único que entonces me importó eran sus deliciosos 17 años, su polera de tirantes deliciosamente abultada bajo su escote, su sonrisa, de pendeja chica, de pendeja malcriada”, comienza diciendo el escrito que fue rescatado por CNN a través de la página archive.org. “No me di cuenta lo que le pregunté ni me importaron sus respuestas. Yo quería seguir ahogándome en el sonido de su boca, soñando con meter una mano bajo la delicada tela que cubría sus formas de mármol. Quizá hay mil minas más ricas que ella (piensen en Ángela Prieto o Berta Lasala) pero ninguna tiene una sexualidad tan explosiva como la de Adela. Es una pendeja endemoniada, arrolladora, duela de un cuerpo acogedor y generoso, insolentemente femenino”, agrega. Éste continúa manifestando que “La forma deliciosa de una niña que cada día es más mujer. El personaje de Julio Jung en ‘Coronación’ ejemplificó lo que un hombre siente al estar cerca de una pendeja como Adela. Pecado, deseo, que se yo…” Además, señala: “Adela sacude nuestros instintos más primales. Nuestra masculinidad más oscura. Esa que de ser animales nos llevaría a cometer alguna clase de aberración, esa que a media vergüenza nos hacia mirar a las pendejas ricas de 1° medio cuando estábamos en 4°. “El placer lolita, el más complejo y complicado de todos. Adela perturba más que encanta, muerde con una sonrisa, mata con una mirada. A mí me fulminó hace rato, al freak de la fiesta también”, finaliza.
  14. 25 Mayo 2018 Carlos Gajardo Leyes a la carta; justicia a la carta Los hechos descubiertos a partir de la investigación de la Fiscalía son de la máxima gravedad y han provocado un alto impacto en la opinión pública. Sin embargo, parecen insuficientes las respuestas que los involucrados y el propio sistema político han dado a la situación. Terminaba el año 2008 y en plena tramitación de la nueva ley de medioambiente, el asesor legal en temas medioambientales de la empresa SQM Andrés Fernández confeccionaba una minuta de indicaciones al proyecto de ley que se le hizo llegar a diversos parlamentarios, según publicaba la Tercera hace casi un año. Esta semana, el Centro de Investigación Periodística Ciper comparó dicha minuta con la ley que resultó finalmente aprobada. Las coincidencias son asombrosas. Al menos 9 de las indicaciones señaladas en la minuta, todas ellas obviamente favorables a la empresa, se terminaron convirtiendo en ley de la República. Consultados varios de los entonces diputados sobre este hecho, señalan no recordar detalles y niegan haber influido en el proyecto de ley en favor de los intereses de SQM, como queriendo hacernos creer que las coincidencias son sólo fruto de la casualidad. Esta forma de legislar desgraciadamente no ha sido la excepción. En efecto, similar procedimiento y resultado se obtuvo con la tramitación de la ley del Royalty minero que estableció la invariabilidad tributaria. Nuevamente la incautación de la correspondencia electrónica al interior de la empresa SQM permitió develar que a mediados del año 2010 las minutas que fueron preparadas por los abogados de la empresa terminaron también por convertirse en Ley de la República en un detallado recorrido de la minuta que -como el testimonio de una carrera de velocidad- se traspasó desde los abogados de la compañía a sus ejecutivos y luego a ministros de Estado y de ahí al Parlamento. Otra vez la coincidencia entre la minuta de la empresa y la ley que finalmente se promulgó es evidente. Cálculos conservadores indican que el beneficio para la empresa por estas modificaciones rondó los 100 millones de dólares. Finalmente, y gracias a la información que se ha obtenido en la causa denominada Corpesca se ha conocido en detalle la manera en que a mediados del año 2012 el gerente general de dicha empresa instruía a un senador de la República de la manera que debía ser votada la ley de Pesca de tal manera que se protegieran los intereses de la compañía. Efectivamente la mayor parte de esas indicaciones se aprobaron y se convirtieron en ley de la República. Adicionalmente a ambas empresas, Corpesca y SQM, se les ha imputado haber pagado importantes sumas de dinero para sobornar a funcionarios públicos y también a parlamentarios para financiar sus campañas. Los hechos descubiertos a partir de la investigación de la Fiscalía son de la máxima gravedad y han provocado razonablemente un alto impacto en la opinión pública. Sin embargo, parecen absolutamente insuficientes las respuestas que los involucrados y el propio sistema político han dado a la situación. ¿No debiera acaso el propio Senado y Cámara de Diputados pronunciarse? Hay parlamentarios en ejercicio que han participado en estos hechos y se menciona también como patrocinadora de la iniciativa del Medioambiente a la actual ministra de la cartera. La simple negativa o el indicar no recordar los hechos es insuficiente. También debieran activarse los mecanismos de autocontrol, que tanto se defienden, como son los comités de ética en el Congreso y al interior de los propios partidos políticos. Ninguna respuesta de ellos se ha escuchado. Probablemente se prefiere simplemente que la noticia pase lo más desapercibida posible y evitar nuevos cuestionamientos. La Fiscalía tampoco lo ha hecho mejor. Conviven en su interior distintos tratamientos que no tienen explicación posible. Por una parte, en el Caso Corpesca, correctamente a mi juicio, se han efectuado imputaciones por los hechos a las personas naturales y jurídicas involucradas y el Fiscal Regional ha descartado la posibilidad de salidas alternativas. Junto a ello, en el caso Penta sin explicación alguna el Fiscal Regional que previamente había declarado en diversos medios de prensa que la imputación por cohecho era intransable ha anunciado un juicio abreviado desestimando dicho delito. Y en el caso SQM a la persona jurídica se le otorgó una salida alternativa previo pago de tan sólo 4 millones de dólares. ¿Cómo se explica tan desigual trato ante situaciones semejantes? La confianza en Chile en las instituciones está en sus niveles más bajos históricos. Sólo un 15% de los chilenos dice confiar en su sistema de justicia. El más bajo de la OECD, sólo superando a Ucrania. Mucho más bajo incluso que países como México y Perú. La única manera de recuperar la confianza en las instituciones es aplicando un mandato básico y elemental. El principio de la igualdad ante la ley. De otra manera queda la sensación que así como se han hecho leyes a la carta, se termina haciendo también justicia a la carta. Fuente: http://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/leyes-la-carta-justicia-la-carta/178823/
  15. 20 Mayo 2018 Paulina Sepúlveda Garrido Feminismo chileno vive su revolución más importante en 40 años Desde las peticiones sociales de los 80 que, según académicos, Chile no experimentaba un movimiento de género tan fuerte. Historiadoras y sociólogas afirman que se trata de una “tercera ola” feminista, que sería la más grande registrada en el país. “Si no les pides a los hombres que lleven tacos, tampoco lo puedes pedir a nosotras”, dijo la actriz Kristen Stewart (Crepúsculo) cuando se sacó sus zapatos e ingresó descalza por la alfombra roja del Festival de Cannes, la semana pasada, desafiando el protocolo del evento. Protestas como estas se están multiplicando en el mundo. Las mujeres piden igualdad. En organizaciones de hace décadas y otras más recientes, las demandas se repiten en Zimbabue y Uganda. Se escuchan en Filipinas, y en México, Perú, Honduras y en toda Europa. Las reivindicaciones feministas abandonaron las cátedras y ahora inundan no solo las calles, sino también las redes sociales. Un fenómeno con tres hitos recientes. El primero fue Ni Una Menos, movimiento que nació en Argentina en octubre de 2016, en repudio a la violación y asesinato de una joven en Rosario. Protesta por la violencia contra la mujer, a la que Chile se sumó con multitudinarias marchas. Un año después se dio el segundo hito, con las denuncias por abusos sexuales en contra de Harvey Weinstein, productor de cine y teatro norteamericano. Eso impulsó una campaña viral en redes sociales para denunciar en todo el mundo con miles de adherentes: #MeToo (Yo También). El tercer hito data de fines de abril con la sentencia de la Manada, en España, donde cinco hombres acusados de violar a una joven de 18 años en la fiesta de San Fermín, en julio de 2016, solo fueron sentenciados por abuso sexual. Miles de personas salieron a las calles indignadas. Tercera ola El mundo vive una revolución feminista sin precedentes. Y Chile también. En abril, la Facultad de Humanidades de la U. Austral de Valdivia inició una toma feminista. Reclamaban por los casos de acoso y abuso sexual en la institución. A esa primera acción se plegaron otras universidades. Hoy suman más de 15. Todas coinciden en rechazar la discriminación respecto a sus pares hombres, que no cuentan con protección frente al acoso sexual, y en criticar la educación sexista presente en currículos y en el aula. El movimiento congregó a miles de personas en marchas el pasado 16 de mayo, en varias ciudades del país. Esto es la “tercera ola feminista”, dice Teresa Valdés, socióloga, feminista y coordinadora del Observatorio Género y Equidad. La primera, sostiene, fue en la mitad del siglo XIX y principios del XX, con el sufragismo. Ahí se exigía la igualdad en su condición más básica: existir como ciudadana. “Hasta esa fecha, las mujeres no eran ciudadanas en cuanto a poder decidir en los asuntos públicos”, señala. Cuando se habla de “olas feministas”, explica Valdés, se hace referencia a momentos cúlmines de demandas para el conjunto de la sociedad con un impacto visible. Es por ello, indica, que pese a que se ha nombrado a la Revolución Francesa como una primera ola, se cuestiona si en realidad lo fue. “La Revolución Francesa no se considera como ola feminista, no ha sido analizada en esos términos. Entre la Revolución Francesa y las peticiones por sufragio, pasaron siglos. En términos de movimiento social y continuidad, se ha ido descubriendo que existieron planteamientos significativos, pero no fue un movimiento feminista”, afirma. María José Cumplido, historiadora de la Biblioteca Nacional, señala que en el caso de Chile, la primera ola se materializa en 1949 con la Ley del Sufragio Femenino Universal, “y tuvo características más bien de elite”. La segunda ola se vivió posterior a la mitad del siglo XX. “Tiene que ver con la posguerra y la vuelta a casa de las mujeres, y con manifestar la rabia de que ellas también existían”, dice Valdés. Simbolizada con la píldora anticonceptiva, “fue un grito de libertad en la vida privada”, agrega. En los años 60, principalmente en EE.UU., se expresó “sobre todo en la liberación sexual. Pero en Chile se vio aplastada por la dictadura”, manifiesta Cumplido. Por eso, Chile vive su propia segunda ola en los 80, dicen las académicas. Después de tres décadas de lograr el voto, el foco fue el contexto político. “Tiene que ver con democracia en el país y en la casa. Eso es súper importante porque es el ingreso del tema de la igualdad en el espacio privado, y tiene que ver con sexualidad, con distribución de los roles y con acceso al trabajo”, indica Valdés. Chile hoy vive una tercera ola, coinciden las especialistas. El actual movimiento saca del espacio privado la violencia hacia la mujer y alerta que ocurre en el espacio público, “donde por el hecho de ser mujer estás expuesta a un montón de violencia y de acoso”, acota Valdés. “Es el movimiento feminista más grande de la historia de Chile, en cuanto a su extensión y visibilidad, y está enfocado principalmente en terminar con la violencia hacia las mujeres. La violencia tanto física y también la simbólica, que tiene que ver con toda la discriminación y las desigualdades que una vive desde el colegio”, sostiene Cumplido. Para Mónica Peña, académica de la Facultad de Psicología de la U. Diego Portales (UDP), se trata de “un movimiento político que tiene vocación de ser un cambio cultural”. Es esperable que tenga un correlato en la política, dice Cumplido. Ya lo tiene en la discusión pública. “Tiene que ver en cómo pensar el feminismo como marco teórico de la política”, plantea. En ese sentido, ejemplifica, se requiere cambiar el sistema de pensiones, porque las más discriminadas son las mujeres. “Lo mismo en la educación, porque está separada para hombres y mujeres; lo mismo en la salud, en la igualdad de salario, en el trabajo doméstico. Tiene un componente político de cómo se puede mejorar la vida cotidiana de las personas y de las mujeres en particular”. Transversal El fenómeno es global. Pero también se aprecia una localidad propia en las demandas en Chile, indica Peña. “La educación chilena es tremendamente conservadora y las entidades educativas son caldo de cultivo para los abusos, porque son muy jerárquicas”, acusa. Pero además, las mujeres llegaron mucho después a ese espacio y “estamos en proceso de integrarnos”. En EE.UU. el descontento partió por los abusos en el espacio laboral, “pero en Chile tiene la visibilidad del movimiento de la calle, y en Estados Unidos no necesariamente. Solo después de que ganó (Donald) Trump han aparecido las mujeres en la calle”, señala Valdés. Las exigencias actuales son un acontecimiento tan relevante, sostiene Peña, que nadie queda indiferente. “En muchos casos hace resignificar lo que era tu vida. Empezamos a entender que situaciones que nos ocurrieron sí fueron abuso”, explica. Y si bien se pide igualdad en todos los ámbitos, la conciencia femenina de sus derechos no es de ahora. Antes se naturalizaba, pero existía el mismo nivel de malestar, dice Peña. “El malestar siempre ha estado, solo que hoy se puede manifestar. Hemos salido de una cultura autoritaria a una más diversa, y culturalmente hay nuevos lenguajes para entender procesos que antes no les podíamos poner palabras”, afirma. Para todos los ámbitos debería representar un remezón, agrega Carolina Carrera, psicóloga de Corporación Humanas. Hoy se está conversando en los hogares de los abusos, “pero antes lo hablábamos entre mujeres, y nuestras abuelas les enseñaron a sus hijas a prepararse para situaciones complejas”. Se trata de un momento “tremendo y trascendental”, califica Carrera. “Hace cinco años, quienes nos identificábamos como feministas no éramos muchas. Se decían cosas como que las feministas eran feas o que están en contra de los hombres y eso no es así. Cada vez más mujeres jóvenes se definen como feministas”. Las demandas sociales se expanden, dice Carrera, porque afecta a todas. “El movimiento cruza todas las universidades públicas y privadas, y eso marca algo importante porque lo visibiliza como transversal. El miedo a ser violadas, golpeadas y el miedo a caminar por la ciudad de noche sola es de todas”, manifiesta. Otra característica es que se difunde y conoce más fácil gracias a internet. Hay un mayor acceso lo que está pasando en otros países, señala Cumplido. “Vimos lo de Hollywood, y al tener acceso a esa información una puede decir ‘a mí también me pasó eso’”, acota. Pero además, como en el fondo pide el fin de la violencia contra la mujer en todas las áreas, genera empatía, “porque todas las mujeres han vivido algún episodio de violencia en su vida, sino todos los días, por ejemplo ser acosada o tocada en el transporte público es algo que les pasa a muchas mujeres”, dice Cumplido. Cambios en las relaciones Lo que están diciendo las jóvenes hoy es “se acabó”, plantea Carrera. “Y eso exige que los hombres tienen que aprender a relacionarse de una manera absolutamente distinta con las mujeres”, agrega. Francisco Aguayo, psicólogo e investigador en masculinidades, señala que a muchos les cuesta entender que las mujeres caminan con miedo por la calle, “no entienden que una mujer en el espacio público puede ser acosada varias veces en el día o en la semana, que esto les ocurre desde niñas”. Eso ocurre, dice Aguayo, por aspectos culturales, “la violencia sexual y el abuso de poder han estado muy invisibilizados y naturalizados”. Francisco Maffioletti, del magíster en Psicología Jurídica UDP, indica que como consecuencia de todo el revuelo social, hoy se cuestiona lo que antes se consideraba “normal”. “Hoy algunas reivindicaciones de género apelan a que lo s baños de hombres incluyan espacios para mudar a los hijos. Que los permisos de posnatal puedan ser usados también por los “padres” (y no solo cinco días) o que un hombre se pueda depilar, teñir el pelo, hacer una cirugía o intervención estética, etc.”. Fuente; http://www.latercera.com/tendencias/noticia/feminismo-chileno-vive-revolucion-mas-importante-40-anos/172111/
  16. 18 Mayo 2018 Tamy Palma y Javiera Sanchez ¿Cómo se instruye una feminista en toma? Más de una docena de universidades en distintas ciudades se han plegado a las tomas feministas. Fuimos durante tres días a varias de ellas, con un objetivo: preguntarles a sus participantes cómo se han formado e informado sobre el feminismo que ahora convierten en consigna y en pancarta. Las respuestas fueron variadas. Aquí la crónica de este recorrido. La idea era ésta: ir a algunas de las universidades que se mantienen en toma -hasta el cierre de esta edición sumaban 16 a nivel nacional- para hablar con estas mujeres sobre cómo se han ido formando en lo que significa el feminismo. Cómo ha funcionado su particular instrucción en las ideas que están detrás de este movimiento intenso que busca mejorar los protocolos contra el acoso y abuso sexual en cada recinto educacional y que hasta la ministra de la Mujer y Equidad de Género ha definido como “hito histórico”. Si bien las tomas de estos recintos son definidas como feministas, es distinto el fundamento que cada mujer participante tiene sobre este concepto que la RAE define como “principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre”. Algunas de las voceras consultadas nunca han leído un libro sobre el tema y su principal motivación es la propia experiencia; otras llevan como bandera de lucha a la escritora francesa Simone de Beauvoir o a la filósofa Mary Wollstonecraft; y algunas se han preparado intelectualmente, leyendo, yendo a foros y conversatorios. Este fue el recorrido y esto lo que encontramos. Derecho, Universidad Andrés Bello / Mediodía Antes de irse a toma el jueves 10, Daniela Tapia (22) y Alison Díaz (25), ambas en el último año de la carrera, recibieron dos acusaciones de acoso contra el decano de su facultad. Una, la de un hombre, por acoso laboral; y la otra, de una académica, por acoso sexual. Una abogada envió una carta a las autoridades universitarias y a la secretaría de género, mientras Tapia y Díaz se sumergieron en reuniones y reflexiones sobre cómo proceder en estos casos. Entonces recordaron los conversatorios, esos diálogos con agrupaciones feministas y lecturas con las que ambas se formaron. “Nosotras sabíamos que teníamos que abordar el tema de las denuncias, pero que también teníamos que validarnos como universidad privada preocupada de esta temática en este momento importante”, dice Díaz. “Lo más importante fueron las cosas que cada una traía como lecturas y vivencias para aportar en las asambleas. Nos hemos preocupado de eso. Nos hemos respaldado en académicos que hablan sobre temáticas de género”, acota Tapia. El tiempo previo a las movilizaciones estuvieron en contacto con Verónica Matus, la representante de la Corporación de Desarrollo de la Mujer, La Morada, para priorizar los temas más inmediatos y acceder a contenido teórico. En la sede de Derecho de la UNAB, en el corazón del barrio Bellavista, se pueden ver sillas y lienzos con consignas contra el acoso y el decano. Al costado, seis hombres y dos mujeres cuidan la puerta de ingreso. La toma, aclaran, no es separatista. “No queríamos excluir a los hombres. Ellos tienen que ser nuestros aliados, no nuestros enemigos”, dice Díaz, quien además cita a la filósofa Mary Wollstonecraft mientras habla de cómo irrumpir socialmente sin amedrentar a otros géneros: “El feminismo es un impertinente, porque cuestiona el orden establecido, lo que no quiere decir que quiera destruir todo lo que va a su paso”. Para Tapia, su puerta de entrada al feminismo “fue hace dos años con El segundo sexo, de Simone de Beauvoir. Me hizo replantearme muchas cosas que hoy transmito a mis compañeras y compañeros, porque adquirí las herramientas para cuestionarme el orden establecido que es, en el fondo, el género y de roles dentro de la sociedad”. Administración y Economía, Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) / 17.00 h. Fuera de esta facultad en Providencia hay dos hombres sentados en una mesa y cuatro mujeres. Un cartel invita a colaborar monetariamente con la toma. Cuesta encontrar el acceso: si no fuera por los carteles que a lo lejos se distinguen dentro de la universidad, éste no parece ser un lugar habitado. La entrada la cuidan una mujer y un hombre. Al ser consultados por los fundamentos prácticos y teóricos que los ha llevado a plegarse a la toma y al feminismo, son claros: en una asamblea previa decidieron no conversar con la prensa. Facultad de Humanidades, UTEM / 14 h. Luego de la toma en Trabajo Social de la misma universidad, los alumnos de Humanidades entraron a un proceso de reflexión. Tras eso, explica Nazlha Ortiz, se dieron cuenta de que también estaban siendo víctimas de acoso por parte de compañeros y profesores. Y que cuentan con un protocolo que en la práctica no abarca ninguna situación concreta. “Dijimos: necesitamos educarnos, pero antes necesitamos entender y visibilizar esto”, explica Ortiz. Durante la toma, se han encargado de tener charlas con sicólogos y expertas en género para instruirse en contenidos políticos, emocionales y educacionales. Por día hay entre 200 y 300 personas trabajando en el petitorio y las actividades. Ortiz explica que son las mujeres las que toman las decisiones: “Se nos está dando el espacio y el apoyo para que en cosas de logística nosotras no perdamos tiempo y nos dediquemos a discutir, reflexionar y a plantear soluciones”. Ella llegó al feminismo a través del marxismo, cuenta. Ahí conoció a Simone de Beauvoir. Le gusta porque tiene libros que hablan sobre política dura y otros más narrativos donde toca temas más culturales. También dice que la ha influido Beatriz Preciado, feminista y transexual. Sus referentes chilenos son Camila Vallejo, Pedro Lemebel y Nelly Richards. También Paola Molina, quien escribió el libro Confesiones de una soltera: “Empieza con un tema más sexual y decanta en reflexiones de cómo nosotras mujeres machistas nos violentamos y dejamos que nos violenten”. Facultad de Artes, Universidad de Chile / 15 h. Esta facultad está en pleno centro. Para cuidarla, no permiten el ingreso a nadie que haya consumido drogas o alcohol fuera de la universidad, y tampoco permiten su consumo dentro. En una sala del cuarto piso, Javiera, Antonia y Francisca, las tres alumnas de Danza, fueron las elegidas para hablar de su toma. Comenzaron como asamblea de mujeres, pero poco a poco han ido modificando sus reglas. “Se ha abierto el espacio a que participen nuestros compañeros hombres”, dice Francisca, y agrega que “para construir el espacio libre de vulneraciones a las mujeres necesitan hacerlo junto a sus compañeros”. Para Antonia, algo significativo que han vivido aquí es que “pese a que nadie está absuelto de replicar conductas machistas, nos hemos hecho cargo del proceso de cómo cambiar significativamente esas conductas desde algo tan básico como las relaciones interpersonales”. Han comenzado con charlas sobre la historia del feminismo. Reconocen que no todas conocen este tema a fondo, pero sí tienen algunas nociones. Las voceras consideran que lo que cada una conoce del concepto es muy personal y que no necesariamente representa a todas, así que prefieren no profundizar. Sí cuentan que llegaron a sus definiciones desde vivencias que han tenido en sus propias vidas, que las han conectado con la lucha feminista. Sede Condell, Academia de Humanismo Cristiano / 17.50 h. Cuatro mujeres sentadas en una mesa controlan a quiénes entran a esta sede, donde están carreras como Antropología y Ciencias Políticas. En el patio delantero hay música y actividades para entretenerse en el paro. “Tenemos como norma no hablar con medios burgueses”, dicen y se da por terminada la conversación. Universidad Metropolitana de Ciencias y Educación / 15 h. Todas las carreras están en José Pedro Alessandri, casi al llegar a Avenida Grecia. Todos sus accesos están bloqueados con sillas. Sobre las rejas, lienzos con consignas feministas contra la educación sexista y la cultura patriarcal. En una caseta de seguridad hay tres mujeres con capuchas. Dicen que no tienen voceras definidas y que para hablar con los medios necesitan una carta de petición formal que se discute en sus asambleas de cada tarde. Explican que están enfocadas en las discusiones de su petitorio y en la organización de la toma. Fin del tema. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Chile / 16:50 h. Luego del 1 de mayo, estas alumnas decidieron irse a toma. El motivo, dicen, es que necesitaban un espacio seguro para conversar, organizar sus peticiones, contar sus vivencias y poder confiar entre ellas. Como explican las voceras, Francisca Lagos y Laura Ibáñez, varios de los hombres que estaban siendo denunciados eran compañeros suyos y muchos decían ser feministas. Para poder concentrarse, decidieron que la toma fuera separatista, sin hombres. Dicen que no es posible agrupar a todas dentro de un mismo tipo de feminismo. Adscriben a distintas corrientes, a distintas ideas, y hay otras que no saben mucho del tema. Francisca asegura que las que no adscriben a ningún feminismo y que no tienen mayor conocimiento es porque en su facultad no hay educación feminista ni de género. Las que sí saben de feminismo ha sido por interés personal. Pero dentro de la toma se dan instancias para estudiar sobre feminismo. Ha nacido de manera espontánea entre sus compañeras que participan en colectivos externos o han hecho talleres. También han colaborado algunas académicas. Para Laura es un gran avance tener tiempo y espacio para aprender sobre feminismo en la práctica, en base a ensayo y error. Si bien sus discusiones no van en lo teórico, sí se repiten nombres en sus asambleas. La académica emblema y frecuentemente recordada es la socióloga y cientista política Julieta Kirkwood. Ella fue alumna de esta facultad, tiene un auditorio con su nombre y ha sido referente del feminismo. Otro de los nombres ineludibles en estas conversación es Simone de Beauvoir. Escuela de Ingeniería, Universidad de Chile / 18:20 h. En el patio que rodea los edificios de esta facultad hay puestos con hombres sentados que vigilan que todo esté bien. En la entrada, entre sillas y pancartas, hay un puesto de control donde otro grupo de hombres anota los datos de todos quienes entran. Adentro, las mujeres debaten. Los guardianes no tienen permitido entregar información. Su único canal de comunicación formal, dicen, es a través de redes sociales y no hablarán con medios. Fuente: http://www.latercera.com/tendencias/noticia/se-instruye-una-feminista-toma/171315/
  17. ChicaLiberty

    COLUMNA | Meritocracia

    08 Mayo 2018 Ernesto Silva Méndez Meritocracia Necesitamos un equilibrio entre los bienes que queremos promover, para asegurar que las personas seleccionadas no lo sean por sus vínculos, sino por sus méritos. Pero para ello, el valor del mérito debe estar puesto en lo central del debate de la selección de funcionarios en el estado. De acuerdo al diccionario de la lengua de la Real Academia Española, “meritocracia es el sistema de gobierno en que los puestos de responsabilidad se asignan en función de los méritos personales”. Tal cual, selección en función del mérito. Los nombramientos y renuncias de las últimas semanas han activado el debate sobre los criterios de nombramiento de autoridades. El debate se ha centrado en los vínculos de parentesco y en prevenir cualquier privilegio, pero ¿cuánto se habla del mérito que deben tener los potenciales funcionarios? ¿Cuánto se habla de lo que serán capaces de hacer una vez nombrados en sus cargos? La selección de autoridades y de cargos de confianza debe realizarse en base a criterios objetivos establecidos en normas conocidas por todos, que logren balancear de forma adecuada el resguardo de la probidad y evitar conflictos de intereses, pero al mismo tiempo que promuevan y aseguren el mérito, las capacidad y competencias para el cargo. Podríamos decir que el nombramiento en estos cargos incluye características que el funcionario no puede tener (inhabilidades, parentesco, etc.), y otras que debe tener (mérito, preparación, etc.). Hoy pareciera que sólo importa lo primero. Mientras no exista el asomo de afectar una norma de probidad o transparencia, pareciera que todos están tranquilos, aun cuando el candidato al cargo no tenga el mérito ni las competencias para cumplirlo. Cuidado. Necesitamos algo mucho mejor que eso. Necesitamos un equilibrio entre los bienes que queremos promover, para asegurar que las personas seleccionadas no lo sean por sus vínculos, sino por sus méritos. Pero para ello, el valor del mérito debe estar puesto en lo central del debate de la selección de funcionarios en el estado. Nuestro país -un país de clase media- está cada vez más atento y sensible ante las decisiones de sus autoridades. Los líderes políticos, por su parte, están atentos también para aprovechar las coyunturas y hacer valer sus puntos de vista para criticar a sus adversarios o bien para defender a los propios. El punto es que en este ambiente de alta exigencia y escrutinio, la opinión pública pone sus acentos en aquello que más puede sensibilizar en una sociedad en cambio, aún cuando no sea el único factor relevante. En el último tiempo, ese aspecto ha sido el evitar los privilegios de las autoridades, cualquiera que esta sea. Bien por esa aspiración o narrativa, pero no es la única que asegura buenos funcionarios para el servicio público. La administración del Estado es cada vez una tarea más compleja, y requiere de personas especialmente preparadas para liderar sus organismos con talento y proyección. El crecimiento del Estado, la incorporación de la tecnología, las restricciones administrativas, la regulación presupuestaria, el empoderamiento ciudadano, entre muchos otros temas, hacen que el ejercicio de funciones de liderazgo en el estado sea cada vez más desafiante y complejo. Por ello, el debate sobre los nombramientos en cargos de confianza debe incorporar con más énfasis el mérito y las capacidades. Nuestro Estado debe ser un vehículo para la meritocracia. Como en muchos aspectos de la vida, en los nombramientos en el estado se necesita un balance. Probidad y mérito deben ir de la mano, y para que eso suceda, el mérito debe tener un espacio relevante en la discusión pública. Fuente: http://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/meritocracia/157081/
  18. ChicaLiberty

    COLUMNA | Nepotismo

    25 Abril 2018 Carlos Gajardo Nepotismo En la edad media, el Papa acostumbraba a nombrar cardenales a sus sobrinos ( Nepote en italiano). La práctica fue siglos más tarde prohibida por la Iglesia, pero quedó instalado el concepto de nepotismo para hacer referencia al nombramiento de parientes en cargos de poder por parte de la autoridad. La práctica, desterrada de la curia, ha sin embargo sobrevivido con buenísima salud en la sociedad civil. Desde siempre las autoridades han tenido predilección por nombrar en cargos relevantes a personas de su propia familia. Que mejor conocimiento se tiene por parte de la autoridad cuando el candidato a un cargo público es de la propia familia. Ese acabado conocimiento de la persona unido al mayor grado de seguridad que el nombrado se comportará lealmente con la autoridad explican el que para la autoridad resulte siempre una idea atractiva nombrar a su pariente en la administración. Seguramente esos fueron los motivos que tuvo, por ejemplo, Jhon Kennedy para siendo Presidente de los Estados Unidos, nombrar como Fiscal General a su propio hermano Robert en el año 1961.Tiene todos los méritos seguramente pensó. No conozco persona más capaz debe haber comentado. Tiene todos los merecimientos para el cargo deben haber alegado sus partidarios. En el año 1967 el sucesor de Jhon Kennedy, Lyndon Jhonson, promovió bajo su gobierno una ley antinepotismo en reacción claramente a lo ocurrido con los hermanos Kennedy. El tema vuelve a reflotar cada cierto tiempo como cuando Bill Clinton nombró a su esposa Hillary a cargo de la reforma de salud o recientemente a partir del nombramiento del yerno de Trump, Jared Kushner como asesor presidencial en Estados Unidos. En las legislaciones actuales, con mayor o menor fuerza, y por el conflicto evidente de interés que implica para la autoridad el nombramiento que realiza, el nepotismo ha comenzado a ser fuertemente prohibido en diversas legislaciones. En Agosto del año 2017 en Francia se dictó La ley de “confianza en la vida pública”, que en palabras de la Ministra de Justicia francesa Nicole Belloubet obedece a una “triple ambición jurídica, ética y política”. El texto fue una de las promesas de campaña del Presidente Macron que justamente llegó al poder tras una serie de escándalos de nepotismo y finaciamiento irregular de la política que sacudió a Francia los últimos años. ( Si, no es un fenómeno exclusivo de Chile). Algo semejante sucede en la propia Argentina. Macri asumió la Presidencia, tras un gobierno fuertemente cuestionado por la falta de probidad, prometiendo poner fin al nepotismo y combatir la corrupción. Tras el escándalo de los negocios asignados a sus familiares en Correos de Argentina, debió echar para atrás los contratos y a partir de las designaciones de familiares que realizó uno de sus ministros Macri tuvo que impulsar una prohibición para que los secretarios de estados contrataran a sus parientes y nuevas normas de probidad. En Chile la contratación de parientes se ha realizado en democracia en más ocasiones de las que se debiera. Recordado es el episodio en que a un parlamentario al preguntársele por la contratación como asesora de su cónyuge le contestó a la periodista “¿Parientes en qué sentido dice usted?” o el caso Corfo en el gobierno del Presidente Lagos, que no habría tenido la misma connotación si no hubiera involucrado a un yerno del Presidente. Que decir del Caso Caval no habría merecido ni siquiera una portada de no haber involucrado al hijo de la Presidenta Bachelet a la sazón con un cargo en la Moneda. El nombramiento del hermano del Presidente de la República como embajador en Argentina, a pesar de las defensas que se han intentado, es un caso de manual de Nepotismo. No estamos hablando de un funcionario del Cuerpo Diplomático que haya hecho su carrera en las relaciones exteriores y que se vea impedido de continuar su desarrollo profesional. Se trata por cierto de un profesional con muchísimos méritos y calidades tal como Bobby Kennedy en Estados Unidos. No es ese el punto. Basta un simple supresión mental para entender la figura. Si su hermano Sebastián no fuera Presidente de la República, Pablo no sería el embajador en Argentina. Las autoridades, todas, deben entender que deben abstenerse de tomar decisiones que puedan favorecer a sus parientes. Ese es un principio general del derecho Administrativo. Pero más allá de la legalidad, existe un grave problema con la decisión que se toma. En momentos en que el país reclama mayores niveles de transparencia y políticas decididas en favor de la probidad, este nombramiento envía una señal equivocada. Se les dice a los miles de funcionarios públicos de mayor o menor rango que es válido, desde sus cargos, tomar decisiones que favorezcan a sus parientes. Si el Presidente dela República lo hace, yo también puedo hacerlo. Este nombramiento humildemente a mi juicio, debe revocarse independiente de lo que respecto a la legalidad del mismo la Contraloría decida. Fuente: http://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/nepotismo/144865/
  19. 15 Abril 2018 Columna de Daniel Matamala: Peces gordos "Los peces gordos siguen confiados. Tanto que, después de ser sorprendidos in fraganti, con las manos en la masa, siguen desafiantes como si nada hubiera ocurrido, amenazando al Estado con demandas si se toca el punto clave: el obsequio de los 20 años renovables a perpetuidad para las grandes pesqueras". “La empresa como tal es totalmente ajena”. La expresión de Roberto Angelini es de esas que hay que leer una y otra vez para convencerse de que es cierta. Pero lo es: el dueño y presidente de Corpesca, en una carta a sus accionistas, sostiene que la empresa no tiene ninguna relación con el cohecho que acusa la fiscalía sobre los exparlamentarios Jaime Orpis y Marta Isasi en ese caso. Sabemos que el entonces gerente general de la firma, Francisco Mujica, pagaba una mesada a parlamentarios mientras les daba instrucciones explícitas sobre cómo votar, qué gestiones hacer, qué discursos dar. Todo con formularios del tipo “firme aquí”, muchas veces en los mismos correos en que se discutían detalles de los pagos. Y no solo sobre la Ley de Pesca. Presentaciones a la Contraloría, ratificación de tratados internacionales, cuotas de captura del jurel, todo era controlado, con puntos y comas, desde la gerencia general. Pero todo eso -nos enteramos ahora- es “totalmente ajeno” a Corpesca. Al parecer, el gerente general pagaba a parlamentarios como un hobby personal, en sus ratos libres, tal como otros riegan el jardín o ven un partido de fútbol. La acusación de la fiscalía es solo la punta de un iceberg de platas e influencias, tanto legales como ilegales. Sabemos que al menos 20 compañías pesqueras financiaron campañas vía aportes reservados, y que, sumando los aportes de sólo siete de ellas, un mínimo de $ 333 millones pasaron, por la vía legal, de las pesqueras a las campañas de 35 políticos. Los casos de boletas por supuestas asesorías a parlamentarios y sus cercanos suman decenas. Fue, sin duda, plata muy bien invertida. Tras aprobarse la Ley de Pesca, una de las empresas, Blumar, pudo anunciar orgullosamente en su memoria como parte de sus activos 48 millones de dólares en “derechos de permisos de pesca” con una vida útil “indefinida”. Fue el generoso regalo de todos nosotros a las pesqueras. Luego, Michelle Bachelet prometió cambios sustanciales a la ley. En vez de eso, nombró a uno de los favoritos de la billetera de las pesqueras como subsecretario del ramo. Raúl Súnico recibió aportes reservados para sus campañas, y su esposa boleteó para las pesqueras mientras él operaba en su favor desde el municipio de Talcahuano. La ley, por supuesto, sobrevivió incólume al gobierno de Bachelet. Cambio de mando. Y Jorge Ulloa, principal defensor del lobby pesquero en el Congreso (boletas cruzadas mediante), es el nuevo intendente del Biobío. Francisco Orrego, expresidente de Sonapesca, ha sido nombrado en la presidencia de TVN. Orrego asumió el liderazgo de las pesqueras después del trámite de la ley. Pero fue su principal defensor, llegando a acusar de “chavistas” a quienes piden anularla. La verdad es que si algo es chavista, es la Ley de Pesca vigente. Hace lo que ocurre en las autocracias como Venezuela; beneficiar con un regalo regulatorio a los incumbentes que tienen el poder y saben cómo aceitar a las autoridades. Es un ejemplo de libro de cómo el poder económico puede extraer rentas cooptando a la política. Y es una vergüenza para un país que dice practicar la libre competencia…, mientras no haya un interés suficientemente poderoso al que no le convenga. Los peces gordos siguen confiados. Tanto que, después de ser sorprendidos in fraganti, con las manos en la masa, siguen desafiantes como si nada hubiera ocurrido, amenazando al Estado con demandas si se toca el punto clave: el obsequio de los 20 años renovables a perpetuidad para las grandes pesqueras. Ese es el dilema que definirá si la anunciada reforma a la Ley de Pesca será cosmética o de fondo. Como senador, en los años 90, Sebastián Piñera fue un importante adversario de las regalías a los Angelini y los otros colosos del sector pesquero. Pero en su campaña de 2009 fue el principal receptor de aportes reservados de las pesqueras, y ya sabemos lo que hizo en su primer gobierno. ¿Será capaz ahora Piñera de enmendar uno de los legados más impresentables de su primer mandato? ¿Se atreverá a enfrentar -como lo hizo siendo un joven senador- el poder de los peces gordos de la industria? Es una prueba de fuego. Fuente: http://www.latercera.com/politica/noticia/columna-daniel-matamala-peces-gordos/134013/
  20. 07 Abril 2018 Columna de Héctor Soto: Los límites de la política Aún es muy temprano para saber si el gobierno sacará algo en limpio en su intento por alcanzar grandes acuerdos en los cinco temas que puso en agenda. De lo que sí caben pocas dudas es que si no lo consigue en el plano de la infancia, difícilmente lo conseguirá en las otras cuatro prioridades que le interesa empujar. Ocurre pocas veces, pero de tarde en tarde, cuando tocan demandas muy sentidas por la ciudadanía, la política se cruza con la verdad. En ese momento, cuando esta deja de ser un mero juego de poder, se transforma en otra cosa, porque debe comparecer ante el bien común. Es lo que acaba de ocurrir con la convocatoria de La Moneda a distintas figuras políticas y de la sociedad a dos comisiones presidenciales encargadas de elaborar propuestas relativas en un caso a la infancia y, en el otro, a materias de seguridad pública. ¿De qué se trata? ¿De una trampa para la instalar dos cocinas, como se ha dicho, al gusto y conveniencia de Piñera, de espaldas al Congreso, donde su coalición no tiene mayoría, con miras a saltarse la discusión parlamentaria? ¿O es más bien una vía para forjar algunos acuerdos en materias respecto de las cuales la sensación ambiente es que el aparato público está completamente en deuda? Obviamente, la oposición está en su pleno derecho de creer que esto no es sino una estratagema para descolocarla. Al considerarlo así, sin embargo, corre el serio riesgo de terminar debilitada si es que la opinión pública tiene una percepción distinta. Y dado que los déficits estatales en materia de infancia y de seguridad pública son enormes, ese riesgo no es en absoluto improbable. Cuando los gobiernos convocan a una causa que interpreta al país, efectivamente cuesta más restarse y el castigo de hacerlo es mayor. Aún es muy temprano para saber si el gobierno sacará algo en limpio en su intento por alcanzar grandes acuerdos en los cinco temas que puso en agenda. De lo que sí caben pocas dudas es que si no lo consigue en el plano de la infancia, difícilmente lo conseguirá en las otras cuatro prioridades que le interesa empujar. Hasta ahora, el gran éxito que ha tenido La Moneda es que tres figuras del Frente Amplio hayan aceptado sentarse a conversar. Lo hacen a título personal y no como representantes de su coalición, la cual no solo a este respecto, sino también en varios otros temas, está dividida. La participación de los diputados Gabriel Boric y Natalia Castillo en la comisión de infancia y la del alcalde Jorge Sharp en la de seguridad no garantiza que el camino esté despejado, pero si algún consenso, por frágil que fuere, se logra en torno a propuestas concretas -facilitando con ello la discusión parlamentaria posterior, que es ineludible y no está en discusión-, el país en su momento las va a agradecer. Eso es lo que la gente quiere, importándole poco si será el gobierno o la oposición quien se lleve los laureles. La decisión del PS de restarse a estas comisiones es jugada y tiene su racionalidad política. ¿Por qué habría de concederle al gobierno la ventaja de discutir temas país en una pista, en un contexto, que no controla, como sí la controla en el Parlamento? ¿Por qué el Presidente eligió los interlocutores que quería tener de los partidos y no dejó que fueran sus orgánicas las que designaran los representantes? Si lo hubiera hecho así, ¿no sería acaso todavía más palmaria la duplicación de los escenarios de conversación? El gran equívoco envuelto en todo esto es suponer que el Parlamento es el único crisol donde se expresa y recoge la diversidad del país. Y es asumir que entre el gobierno y los partidos, entre La Moneda y el Legislativo, entre el aparato del Estado y la base social, no hay más que un descampado de gente desorientada cuyas percepciones y opiniones cuentan poco y pesan todavía menos. Es otra expresión más del consabido ninguneo de la política a la sociedad civil. En Chile no hay partido que tenga un prontuario enteramente limpio a este respecto y ninguno está en condiciones de lanzar la primera piedra. En mayor o menor medida, todos han subestimado a la sociedad civil en algún momento. Lo hizo la derecha en el gobierno pasado, cuando no le tomó oportunamente el peso a lo significaba la gratuidad de la educación superior para los sectores más vulnerables y cuando simplemente tuvo que terminar abrazando la causa porque de lo contrario iba a cargar con una impopularidad que terminaría por hundir la candidatura de Piñera. A disgusto, mordiéndose la lengua y refunfuñando, se subió entonces al carro de la gratuidad, pero ya era tarde. El trofeo era para Bachelet, no para la oposición de entonces. Con los asuntos de infancia y seguridad podría ocurrirle algo parecido a la oposición actual. Hay temas donde el juego político no es gratis. El diagnóstico del gobierno es que en estos temas existe la masa crítica suficiente para apurar las respuestas que el Estado chileno tiene que dar. Lo mismo ocurriría con su agenda de salud, de desarrollo económico y de solución a las actuales tensiones en La Araucanía. Puede que muchos políticos sientan que por aquí no pasa el bien común y estas son meras trampas instrumentales. Pero si lo creen así, en algún momento tendrán que explicárselo a la ciudadanía. Es bastante más sano y exigente para el sistema democrático y para la propia ciudadanía que los poderes estén repartidos. Ni el Ejecutivo puede hacer lo que quiera ni la oposición puede actuar con total impunidad. Gran parte de los problemas que tuvo el gobierno de Bachelet estuvieron asociados a la retroexcavadora y a la docilidad con que el Congreso se dejó arrastrar por la aventura de reformas mal hechas. Ahora, mal que mal, el cuadro está más equilibrado. Entre un gobierno que necesita afirmarse y una oposición que preferiría que el Ejecutivo fracasara, hay una sociedad civil expectante y atenta que, independientemente de lo que quiera el Presidente o busque la oposición, sabe que hay temas que no pueden seguir esperando. Fuente: http://www.latercera.com/reportajes/noticia/columna-hector-soto-los-limites-la-politica/125092/
  21. ChicaLiberty

    COLUMNA | La comision Boric

    04 Abril 2018 La comisión Boric Es difícil recordar claramente algún exabrupto del diputado Boric. Y si bien no ha estado exento de errores políticos, ha demostrado una importante capacidad para disculparse, arrepentirse o reflexionar sobre la falta de entusiasmo o de claridad que faltó en alguna decisión o pronunciamiento sobre alguna materia. Casi todas las comisiones presidenciales terminan siendo abreviadas y conocidas por un nombre. Una de las más recientes, el Consejo Asesor Presidencial contra los conflictos de interés, el tráfico de influencias y la corrupción, fue conocido como la Comisión Engel, en honor a Eduardo Engel. Antes estuvieron la Comisión Marcel (Consejo Asesor para la Reforma Previsional), Comisión Bravo (Consejo Asesor sobre el Sistema de Pensiones), la Comisión Rettig y la Comisión Valech, sobre violaciones de derechos humanos, entre otras. El nombre con el que era conocida, no era trivial. Se le asignaba, normalmente, de acuerdo a quien la presidía y el que estaba a cargo de llevar con fuerza las propuestas y condicionar los acuerdos a los que iban a llegar sus integrantes. Pero creo que esa tradición, llegará a su fin con la Comisión de Infancia. No será la comisión Moreno o Larraín, ni la Comisión Piñera o Tonda. Por el impacto político que ha tenido y por las consecuencias que podremos observar en su desarrollo, mi apuesta es que la terminaremos conociendo como Comisión Boric, en honor al diputado que, con su decisión de incorporarse, ha remecido al Frente Amplio, al resto de la oposición, y también al oficialismo, aunque ellos aún no lo sepan. ¿Por qué es la Comisión Boric? Porque la idea de la Comisión no surgió en algún salón u oficina de La Moneda. La idea de la Comisión, en la práctica, nació el mismo de 11 de marzo, pocas horas después del cambio de mando, cuando el diputado Boric twitteó su alegría por la priorización que el Gobierno hacía con el tema del Sename y se manifestaba “disponible para trabajar con quien sea para este objetivo”. Con ese simple mensaje, abrió la puerta a un diálogo transversal y la generación de una plataforma que concretara el anhelo del Gobierno de conformar un acuerdo verdaderamente nacional sobre la materia. No fue Boric el invitado por el Gobierno, sino el propio Boric quien se auto-invitó con ese gesto. Para Gabriel Boric nada parece al azar. Con solo un 54% de conocimiento, según la encuesta CEP, pero dentro del top five de evaluación positiva, el diputado ha sabido construir una imagen pública en base a moderación, trabajo parlamentario y también, un esfuerzo territorial efectivo, que le permitió alcanzar la tercera mayoría nacional en un distrito difícil como Punta Arenas. Si uno revisa sus intervenciones públicas, sus proyectos de ley, su blog o su twitter, se revela un trabajo que busca priorizar el contenido por sobre la estética, y una reflexión profunda en el marco de una estrategia que parece cuidadosamente diseñada. Es difícil recordar claramente algún exabrupto del diputado Boric. Y si bien no ha estado exento de errores políticos, ha demostrado una importante capacidad para disculparse, arrepentirse o reflexionar sobre la falta de entusiasmo o de claridad que faltó en alguna decisión o pronunciamiento sobre alguna materia. Quizás el emblema de eso fue la teleserie que los líderes del Frente Amplio urdieron para terminar apoyando a Guillier y luego, reflexionando sobre los errores del sector en la derrota frente al Presidente Piñera. En Twitter, su personalidad más profunda se revela. Contesta, cuestiona y lo utiliza como una herramienta para fijar posiciones y marcar presencia. Pero sin tanto recurso audiovisual ni preparación excesiva. No contesta todo, sino que sus respuestas siempre parecen tener objetivos concretos y evitar discusiones indeseadas. A Gabriel Boric no se le verá repitiendo el famoso koala o publicando intimidades de su vida personal o familiar. En el Congreso, más que encontrarlo en comedores compartidos o en la cafetería del parlamento, es más fácil pillarlo leyendo un libro de filosofía profunda, aprovechando los tiempos muertos. Como afirmó en alguna columna, ser una figura mediática conlleva una gran responsabilidad y ha manifestado una preocupación permanente por no poner en riesgo el proyecto colectivo que los ha convocado. Por ésta y otras razones, el camino elegido por el Diputado Boric para formar parte de esta comisión abre muchas interrogantes, no sólo sobre el presente y el desarrollo de la misma, sino que especialmente sobre el futuro. Quienes se oponen a Gabriel Boric y a las ideas que él representa, deben estar muy atentos a sus acciones, omisiones y también a sus palabras. Porque Boric es un político atípico que está siguiendo al pie de la letra una minuciosa estrategia y para enfrentarlo, en la arena política, no basta la retórica clásica ni las estrategias politiqueras improvisadas. Si de futuro se trata, el diputado Boric lleva una ventaja importante y al que hoy, la derecha, le ha abierto inadvertida y literalmente, las puertas de La Moneda. Fuente: http://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/la-comision-boric/122168/
  22. 18 Marzo 2018 La herencia de Villalobos en Carabineros Un total de 56 carabineros formalizados, más de la mitad de ellos en prisión preventiva acusados de un megafraude, otras dos causas penales que apuntan al Alto Mando por presuntos sobresueldos con gastos reservados y la manipulación de pruebas en operaciones de Inteligencia son parte del legado que dejó el séptimo oficial en ocupar el cargo de general director desde el retorno de la democracia. “Le deseo buena suerte en su gobierno”. Frente a las cámaras de TV, que no paraban de grabar, y los flashes de fotógrafos que buscaban alguna reacción ante el esperado saludo protocolar, un sonriente recién asumido Presidente Sebastián Piñera miraba de frente al aún general director de Carabineros, Bruno Villalobos. Sin soltarle la mano, Villalobos continuó con el mensaje que tenía preparado: “Le pido que si va a hacer cambios en Carabineros, no los haga en contra o por los carabineros, sino que con los carabineros. Y le informo también que mi renuncia la tiene su edecán”. A menos de 10 horas de que Piñera desembarcara en La Moneda, el Mandatario intentó disimular su sorpresa y levantó la voz para que se escuchara su respuesta: “Vamos a conversar”. Villalobos había llegado pasadas las 19 horas del domingo 11 junto a su esposa, Patricia Acuña, para el saludo protocolar al nuevo Presidente. Sin embargo, minutos antes de pasar a su encuentro con Piñera, el general se acercó al edecán, comandante David Rubio, y le entregó una carpeta. El portafolio contenía distintos papeles, entre ellos la renuncia de Villalobos a su cargo como la máxima autoridad de Carabineros. La decisión no había sido fácil de tomar. Pero con el correr de los días, el alto oficial entendía que su permanencia a la cabeza de la policía uniformada se hacía insostenible. Los mensajes eran inequívocos: Piñera pediría su renuncia rápidamente. Así lo confirma a Reportajes de La Tercera el ministro del Interior, Andrés Chadwick (ver entrevista aquí). Villalobos se retiró de la sede de gobierno sin realizar ningún tipo de declaración y, según aseguran sus cercanos, hasta la fecha no ha tenido comunicación con alguna autoridad de Palacio. Por el contrario, desde Carabineros afirman que el hoy general ® se enteró de que su renuncia había sido aceptada “por la prensa” cuando el mismo Piñera lo comunicó públicamente el lunes 12. A apenas un año desde el estallido del megafraude institucional -que ya lleva $ 26.000 millones- y a dos años desde su designación por la entonces Presidenta Michelle Bachelet, Villalobos suma una triste herencia para Carabineros, que hoy está bajo la amenaza de la mayor reforma de su historia. Todo, además, bajo un clima interno convulsionado, que intentó golpear en menos de 24 horas al nuevo general director, Hermes Soto, quien en 1985 fue arrestado por cuatro días por haber visitado un prostíbulo. La hoja de vida del uniformado -de carácter confidencial- comenzó a circular en redes. La ofensiva -en todo caso- fue inútil, ya que desde La Moneda se señaló que se estaba al tanto de los antecedentes de Soto. “Sólo pueden buscar exhibirlo personas con mala fe”, comentó Chadwick. En los próximos días, el gobierno dará a conocer una comisión de seguridad ciudadana de carácter transversal que -entre otros- tiene por objetivo elaborar una profunda reforma a la policía uniformada. La propuesta coincidirá con el nombramiento de un nuevo Alto Mando -que renovará al menos a 10 generales- y en momentos en que se formalizará a personal policial en el marco de la fabricación de pruebas de la denominada Operación Huracán. Hasta el momento, los dardos judiciales apuntan como responsable de obstrucción de la investigación al general de Inteligencia Gonzalo Blu, quien ya presentó su renuncia a la institución. El viernes 16, el ex alto oficial contrató como defensores a los penalistas Sergio Rodríguez Oro y Carlos Cortés. Una marca golpeada Durante un año Villalobos intentó sostener la crisis que se desató el 2017, un año especial para la policía uniformada, ya que se celebraba el aniversario número 90 de la institución. Pero nada pudo evitar que la marca Carabineros se desplomara y junto con eso la propia reputación de su entonces director. El 6 de marzo del año pasado, Villalobos tomó un helicóptero institucional desde Santiago para trasladarse primero a Magallanes y luego, en el mismo día, a la Fiscalía Nacional, de regreso a Santiago. El general ® aseguraba por esos días que prestaría toda su colaboración ante la investigación penal que el Ministerio Público llevaba en secreto desde hacía meses sobre malversación de caudales públicos. Esa jornada, Villalobos la finalizó comunicando en conferencia de prensa las primeras bajas en un entonces incipiente fraude institucional que en ese minuto se calculó podría llegar a $ 15 mil millones, pero que en la actualidad ya alcanza casi $ 27 mil millones. A menos de una semana de que estallara el caso que fue bautizado como “fraude en Carabineros”, la encuesta Cadem registraba una baja de 12 puntos en la aprobación ciudadana de la institución, pasando de un 77% a un 65%. Un año después, y tras la Operación Huracán, el escenario es aún peor, alcanzando su punto más bajo en febrero de este año, con un 40% de los encuestados que aprueban la gestión de la entidad policial. Hasta ahora la investigación del fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, es categórica: durante más de una década operaron dos “mafias” al interior de Carabineros, que crearon un sistema para desviar grandes sumas de dinero desde las arcas fiscales hacia cuentacorrentistas civiles y suboficiales que operaban como “palos blancos” para triangular los recursos. El principal imputado del caso, el entonces general de Finanzas Flavio Echeverría, cumplirá el próximo martes un año preso como principal cabecilla de los oficiales a los que se acusa de protagonizar la mayor malversación de caudales públicos de la historia. Su vínculo en el megafraude asestó un duro golpe a Villalobos, pues era considerado uno de sus cercanos en la institución. El fiscal Campos ha formalizado a 36 carabineros, 20 oficiales en retiro y 71 civiles. De ellos, 27 uniformados están en prisión preventiva en el marco de siete aristas que no sólo involucran al megafraude, ya que se reveló un importante desorden en las cuentas corrientes de la institución ante la falta de fiscalización que, por años, hubo en una de las entidades fiscales que mayor presupuesto recibe anualmente. En el marco de pesquisas por el fraude, la fiscalía ha encontrado irregularidades financieras en el funcionamiento de la Mutual de Carabineros, la División de Bienestar, supuestos “jubilazos fantasmas” en Dipreca, formas de abultar sueldos a través de “clases fantasma” en la Academia Policial, anomalías en la contabilidad de las “damas de Intendencia”, 10 reportes de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) que dan cuenta de operaciones sospechosas en las cuentas bancarias de oficiales activos y la malversación que se le imputó hace algunos días al ex general director Eduardo Gordon, a quien se formalizó por uso inadecuado del ítem gastos de representación. En ese escenario, en el otrora oficialismo aún se intentan explicar las razones por las que Villalobos se mantuvo a la cabeza de la institución. Y todo apunta a la decisión de la entonces Presidenta Michelle Bachelet, quien habría evaluado que la salida del hoy ex general director habría ahondado la crisis. Los gastos de Villalobos Hace 10 meses, el general ® Echeverría apuntó al supuesto mal uso de gastos reservados en el Alto Mando, una hebra que en las próximas semanas podría involucrar directamente a Villalobos. El ex general de Finanzas, junto con entregar información del fraude institucional que se le atribuía, reveló la existencia de una suerte de “sobresueldo” proveniente de gastos reservados y que se repartían en el Alto Mando institucional. Desde los propios imputados de la denominada “mafia” que trabajaban en Finanzas surgieron listados de cómo se repartían esos dineros en sobres, con plata en efectivo, y que llegaban personalmente a manos de distintos generales. En la distribución no se reparaba si el beneficiario era parte de las ramas para las cuales estaba destinado el uso de ese presupuesto que, se supone, principalmente se utiliza en el pago de informantes en casos de drogas y de operaciones de Inteligencia. El año 2017, Villalobos oficializó ante el contralor Jorge Bermúdez el uso completo del presupuesto 2016 de gastos reservados. La rendición de estos, según la Ley N° 20.882, sólo obliga a dar cuenta de su utilización de forma global y reservada. Ese año había $ 587.863.000 de presupuesto de moneda nacional y US$ 90.000 en extranjera. Debido a la complejidad de las múltiples aristas que surgieron del fraude, el supuesto “mal uso” de gastos reservados denunciado por Echeverría, y en cuyos listados de receptores figuraban Villalobos y otros 10 miembros del cuerpo de 41 generales, la causa se derivó a manos de la fiscal de Alta Complejidad Centro Norte, Macarena Cañas. En esa investigación está pendiente que declare Villalobos. Aunque nunca se cursó su citación mientras fue general activo, ahora el Ministerio Público deberá requerir su testimonio, ya que oficiales que trabajaron con él, y el propio Echeverría, apuntan en sus declaraciones a una inusual maniobra con los gastos reservados que el general director realizó justo el mismo día que hizo la conferencia en la que dio cuenta de la existencia del fraude institucional. El 6 de marzo de 2017, según el testimonio de Echeverría, cuando el general director le pide el cargo -por su responsabilidad de mando en el fraude que se había detectado- le da la orden de retirar todos los gastos reservados asignados a la institución. El general, según declaró, le transmite esta instrucción al coronel Jaime Contreras, quien recién había asumido como jefe de Finanzas hacía sólo horas luego de que desvincularan a Jaime Paz, imputado hoy como uno de los líderes de “la mafia de Intendencia”. Dicha versión del retirado alto oficial habría sido ratificada por Contreras, quien fue acompañado a esa diligencia por su abogado. Ante la fiscalía el uniformado sostuvo que ese día, por orden del general director Bruno Villalobos, pidió al ex teniente coronel de Carabineros Raúl Albayay -hoy formalizado en el caso-, quien junto a otro funcionario policial del departamento giraron de la cuenta de gastos reservados de Carabineros en el BancoEstado todo el saldo: $ 400 millones. Contreras dijo que una vez que obtuvieron el total de los recursos se distribuyó la mitad en sobres a generales y la otra mitad en un solo sobre que el coronel habría entregado íntegro al general Villalobos. Diversos testimonios judiciales en la misma arista ratifican la historia. De hecho, uno de los funcionarios que fue a la entidad bancaria dijo que por la alta suma que se retiraría con dos cheques por $ 400 millones y US$ 90 mil dólares, tuvieron que ser atendidos por el jefe de la banca institucional debido a que se llevarían todo en billetes de $ 10 mil y $ 20 mil pesos. El destino de esos fondos es una de las interrogantes de ese caso. Una de las capitanas a quien le tocó distribuir el dinero dijo que dejó los sobres en una caja de fondos, entregó la llave al coronel Contreras y no sabe qué pasó con el dinero, pues una semana después ya no estaba en la caja. Desde Carabineros dicen desconocer lo sucedido el año pasado, aunque en los últimos días se indaga un nuevo giro en la cuenta de gastos reservados que se habría llevado a cabo a mediados de febrero por $ 200 millones y otro por $ 54 millones el jueves 8. ¿Su destino? No hay claridad, pero será parte de la auditoría que ya está en marcha. Además de las próximas citaciones que deberá cursar la fiscal Cañas, que indaga si hubo o no malversación de dichos recursos fiscales. Decisión pactada Pocos a esta altura rechazan la tesis de que el destino de Villalobos fue sellado por el entonces general Gonzalo Blu, quien ante su inminente formalización, en el marco de la Operación Huracán, presentó el viernes 10 su renuncia a Carabineros. La dimisión -en todo caso- fue aceptada por el general Julio Pineda el lunes 12. No era la primera vez que Blu planteaba su salida al entonces general director de Carabineros, pues, tal como lo señalan cercanos a ambos ex uniformados, había presentado su salida al cargo el 15 de febrero, cuando Villalobos pasó a retiro a los tres oficiales de Inteligencia de La Araucanía: al mayor Patricio Marín, al capitán Leonardo Osses y al general Marcelo Teuber, ex jefe de la Unidad de Inteligencia de zona. Villalobos, sin embargo, habría rechazado la renuncia de Blu, seguro de que con el paso de los días el escenario podría ir mejorando. Pero las indagatorias sólo demostraron que el software de Álex Smith no funcionaba y el jueves 8 el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, solicitó el sobreseimiento del fiscal jefe de Alta Complejidad, Luis Arroyo, y la abogada de la Fiscalía Regional de La Araucanía, Mónica Palma, en la arista filtraciones de la causa Operación Huracán, asegurando que los hechos denunciados -por el programa de “el profesor”- nunca existieron. El propio Villalobos vio su final cerca cuando -tal como lo indica la tradición- propuso los nombres para los jefes de seguridad de La Moneda a las nuevas autoridades. Estos -sin embargo- fueron rechazados y en el cargo de jefe de Seguridad y Guardia de Palacio se designó a Alfredo Campos, hombre de confianza de Piñera y quien ya se había desempeñado como jefe de escolta en su último año de mandato en su primer gobierno. En La Moneda -explican- se privilegió que el equipo de Carabineros que acompañará al Presidente sea de su total cercanía, como el jefe de escoltas, mayor Luis Silva; el capitán Pablo Salazar y el edecán, comandante David Rubio. El plan de Piñera En el gobierno aseguran que la decisión de Piñera era pedir la renuncia de Villalobos en la primera semana de gobierno. Desde hace semanas, el hoy Mandatario había decidido nombrar al ex jefe de la Zona Metropolitana Hermes Soto en la sucesión. El nombre de Soto, de hecho, fue sondeado informalmente entre los fiscales que llevan adelante las causas vinculadas a la institución para asegurarse de que no estuviera implicado en esos hechos. Piñera en persona lo conocía bien. Tras el terremoto del 27 de febrero que tuvo epicentro en la Región del Biobío, el hoy Presidente alojó varios días en la Prefectura de Concepción, a cargo del entonces prefecto Soto, quien se encargó del control público, evitar saqueos y la entrega oportuna de alimentos. El oficial fue informado el miércoles 14 en la mañana que asumiría el máximo cargo de la institución. Ese mismo día llegó puntual -a las 16 horas- hasta el Palacio de La Moneda, donde sostuvo una reunión privada con el Mandatario. Allí se habría esbozado también el nombre del futuro subdirector de Carabineros: el director de Control y Drogas, general Álvaro Altamirano, quien se haría cargo de la investigación interna por Operación Huracán, luego de que Pineda -quien lideraba el sumario- abandone la institución. Villalobos, en tanto, se recluyó en su parcela ubicada en Isla de Maipo y viajará próximamente a Concepción para visitar a sus padres. Aún mantiene pendiente si hará clases en la Escuela de Carabineros, como es costumbre de los ex generales directores. Fuente: http://www.latercera.com/reportajes/noticia/la-herencia-villalobos-carabineros/102675/
  23. 14 Marzo 2018 Ana Lya Uriarte: La escudera de Bachelet en el foco del fallido nombramiento de Toledo Según pudo reconstruir este medio, Campos ha admitido ante sus cercanos que fue Uriarte quien lo llamó para entregarle las “instrucciones superiores” para designar al ex fiscal del caso Caval como notario de San Fernando. Uriarte fue parte del staff de profesionales que prestó servicios a la empresa de la nuera de Bachelet. Lo que pasa en el gobierno, se queda en el gobierno. La máxima aplicada a los camarines de fútbol, parece haberse tomado al núcleo más duro de Michelle Bachelet. De hecho, se ha oído la frase en el entorno de la Mandataria. No así al ministro de Justicia, Jaime Campos, quien de a poco ha ido desclasificando en las últimas horas su tensa relación con el Segundo Piso de la Presidenta a propósito, primero, del nombramiento del ex fiscal del caso Caval, Luis Toledo, como notario de San Fernando, y luego, su negativa a cerrar el penal de Punta Peuco. Esta mañana, un enojado Campos volvió a la carga y confirmó lo que La Tercera PM había publicado la semana pasada: que el ministro había propuesto al defensor penal de la región de O’Higgins, Alberto Ortega, para ocupar la plaza en la notaría, pero recibió un telefonazo que le pidió modificar el decreto y poner en ese lugar a Luis Toledo. “Un viernes designé a Ortega y el lunes recibí instrucciones superiores de que debía designar al fiscal Toledo”, dijo en una entrevista con radio Universo. Y aunque no quiso responder quién había sido la persona que lo instruyó, según La Tercera PM ha podido reconstruir, Campos ha admitido ante sus cercanos que fue Uriarte quien le entregó las “instrucciones superiores” para nombrar a Toledo, a lo que él accedió pese a que vislumbró que podía generar una crisis. Según confirmaron en el círculo del ex ministro, cuando ha sido consultado por el rol de Uriarte él responde que es claro que la única que podía dar una orden superior era la Presidenta o alguien que pudiera hablar en su nombre, en este caso, únicamente su jefa de gabinete. Y ha agregado que la Presidenta no fue quien lo llamó. La polémica respecto de la nominación de Toledo se sustentó en que éste fue el fiscal que encabezó la indagatoria en el caso Caval en el cual no solo está involucrada la nuera de la Presidenta, Natalia Compagnon, sino que su propio hijo, Sebastián Dávalos, quien será formalizado el próximo 28 de marzo en la causa por la presunta estafa a Gonzalo Vial Concha, derivada de las pesquisas sobre la compra venta de 44 hectáreas en Machalí y las tratativas para el cambio del uso de suelo. En esa investigación, además, fue sentenciado ayer el síndico de quiebra Herman Chadwick, sobrino del presidente Piñera. Pero además la causa llegó al corazón de La Moneda, porque en ella debió declarar en 2016, en calidad de testigo, la jefa de gabinete de la Presidenta, Ana Lya Uriarte. Ello, pues en su calidad de abogada, el año en 2012 realizó informes ambientales que Compagnon vendió a Vial Concha. En lo específico, a través de su empresa, Uriarte hizo informes para evaluar si el empresario dueño de Graneles debía comprar “en verde” la termoeléctrica Los Guindos. La profesional sabía del tema porque había sido directora de la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama) y ministra de Medio Ambiente del primer gobierno de Bachelet (2006-2010). (ver su declaración en nota aparte). Cabe recordar que el proceso sobre la estafa a Vial ha tenido mayores avances una vez que lo tomó fiscal Emiliano Arias quien, como publicó este medio, realizó una serie requerimientos que ponían énfasis en el comportamiento financiero del matrimonio Dávalos-Compagnon. No es, precisan los consultados, que Toledo no haya realizado gestiones, como el alzamiento del secreto bancario de Dávalos Bachelet y Compagnon Soto, sino que durante su período se enfocó principalmente en las irregularidades que existieron las compras de los terrenos de Machalí. El cierre simbólico de Punta PeucoEn cuanto al cierre simbólico de Punta Peuco, que no logró concretarse por la negativa de Campos, Uriarte también habría sido, según ha dicho el ex ministro, la figura clave. Hasta ahora, La Tercera PM había publicado que al retirarse el día viernes de su cartera, Campos no habría recibido ningún decreto ni orden vinculada a un eventual traslado de presos de Punta Peuco. Ello a pesar que, desde ese día los personeros de la institución estaban listos para ejecutar el traslado de los reclusos de Punta Peuco a Colina I. Al menos los más emblemáticos. Pero Campos se negó a autorizarlo durante todo el fin de semana. Durante el sábado en la mañana, Campos fue citado por el entonces titular de Interior, Mario Fernández, frente a quien se negó a realizar los movimientos respectivos, imprescindibles para proceder con el cambio de giro del penal a uno de carácter humanitario. Volvió a ser requerido en Palacio, el domingo previo a la última foto del gabinete. Esta cita, donde habría estado también la Presidenta Bachelet, fue convocada por la siempre poderosa y silente Ana Lya Uriarte. La jefa de gabinete respondió los llamados de La Tercera PM para esta nota y fue informada sobre su contenido, sin embargo, declinó referirse a su rol en estas polémicas. Fuente: http://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/ana-lya-uriarte-la-escudera-de-bachelet-en-el-foco-del-fallido-nombramiento-de-toledo/99032/
  24. 13 Marzo 2918 “¡Por favor, seamos serios!”: Ricardo Lagos rechaza dichos de Guillier sobre aspiración marítima boliviana “Compensación territorial (…) y con soberanía. Lo planteó Pinochet, lo hemos planteado todos”, dijo el senador al ser consultado por el caso. Dichos que causaron polémica y que también fueron comentados por el ex Mandatario. El ex Presidente Ricardo Lagos se reunió esta mañana con Julio Borges, ex presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, para abordar la crisis política y las próximas elecciones presidenciales que se realizarán en el país. A la salida del encuentro, Lagos fue consultado por temas contingentes como las polémicas declaraciones de Alejandro Guillier – quien planteó la opción de intercambiar mar con soberanía por territorio con soberanía. En entrevista con CNN Chile, el senador, quien viajará a La Haya durante los alegatos, sostuvo: “Compensación territorial (…) y con soberanía. Lo planteó Pinochet, lo hemos planteado todos”. Pese a que en un principio, Lagos dijo que “oportunamente opinaría sobre política interna”, terminó refiriéndose a los dichos del ex presidenciable de la Nueva Mayoría: “Pediría que la gente sobre estos temas fuera más cuidadosa, nada más”, sostuvo escuetamente. ¡Pero qué quiere que le diga, cuando a un señor empieza a decir que cambia territorio por no sé qué! … ¡Por favor seamos serios!, agregó Lagos. Cierre de Punta Peuco El ex Presidente también fue consultado por las críticas a Michelle Bachelet quien finalmente no cerró el penal. Sobre este tema, Lagos sólo se remitió a decir que “estuvo en el origen de todo esto”, recordando así que el ex Presidente era ministro de Obras Públicas de Eduardo Frei cuando se ordenó construir la cárcel y amenazó con renunciar al no compartir la idea de levantar una cárcel especial para los uniformados condenados por violaciones a los DD.HH. durante la dictadura militar. Y agregó que “no estaba dispuesto a hacer una cárcel de esa naturaleza porque se me dijo que si no habrían situaciones muy complejas y difíciles y yo en ese momento dije: ‘Ese es un juicio que tengo que hacer yo como ministro de Obras Públicas y como ministro no estoy de acuerdo con eso y no hay ningún peligro a la democracia chilena el que no se haga eso'” “Al final se optó porque fuera una ley del Parlamento y está muy bien”, relató Lagos. Consultado por la polémica que enfrenta el ex ministro de Justicia Jaime Camos, quien se habría negado a firmar el decreto que cerraba el Penal, según publicó La Tercera PM (lee la nota de La Tercera PM aquí), Lagos contestó:”Lo que yo he leído no apunta en esa dirección y él dice que no tuvo ningún decreto. No tengo más que opinar”. Fuente: http://www.latercera.com/politica/noticia/lagos-rechaza-dichos-guillier-demanda-boliviana-favor-seamos-serios/97855/
  25. 12 Marzo 2018 Columna de Daniel Matamala: Después de mí, el diluvio La parte oscura del cuatrienio Bachelet es mucho más profunda y, a largo plazo, peligrosa, que un par de puntos menos en el PIB. Lo que se instaló en estos cuatro años fue la cohesión de una élite atrincherada en sus privilegios, e impúdica a la hora de usar las instituciones para defender su impunidad. No sabemos si lo dijo Luis XV o su poderosa amante, Madame de Pompadour. Qué importa. La frase es eficaz, porque mezcla la advertencia profética (mal que mal, el sucesor de Luis XV no lograría conservar su real cabeza sobre sus hombros), con una desganada indolencia sobre lo que viene después del monarca de turno. Luis XV dejó una bomba de tiempo: un Estado económicamente arruinado, con una estructura de poder fosilizada, sorda a las demandas de la pujante burguesía. Pero qué más da. Après moi, le déluge. La frase captura el espíritu que marcó la desconcertante última semana de Michelle Bachelet en La Moneda. No tenía por qué terminar así. De hecho, el calendario regalaba un cierre dulce para la Presidenta. El Día Internacional de la Mujer le permitía redondear su mandato sacando lustre a sus éxitos en materia de igualdad de género, como el aborto en tres causales y la ley de cuotas. Mejor aún: el Oscar a Una Mujer Fantástica le entregó en bandeja una ocasión perfecta para liderar la discusión nacional y poner a la defensiva a un Sebastián Piñera que había dicho que a veces casos como el de la aclamada Daniela Vega “se corrigen con la edad”. Desde el episodio Bielsa que no había un momento tan propicio para contraponer los puntos fuertes de la Presidenta con los débiles del Presidente. Pero Bachelet no lo quiso así. Prefirió que sus éxitos (un Chile más inclusivo, con libertades individuales ampliadas y menos tabúes sociales que hace cuatro años) pasaran a segundo plano. Y que, dictado desde La Moneda, un tono de apatía ante la inminencia del diluvio se tomara la escena. ¿Cómo si no describir la impavidez de un gobierno bajo cuyas narices se desenvuelve el escándalo del caso Huracán? Una “máquina de implantación de pruebas”, en palabras del Ministerio Público, con la cual Carabineros embarcó a La Moneda en lo que se presentó como su mayor éxito policial en La Araucanía. ¿Qué queda de eso? Evidencia inventada para encarcelar sujetos incómodos, desprestigiar fiscales y espiar periodistas. Y por añadidura, todo esto hecho a punta de chambonadas dignas del Súper Agente 86. La respuesta de La Moneda: un enérgico “téngase presente” dirigido… al fiscal nacional. De Ripley. La sobrevivencia en sus puestos de los generales Blu y Villalobos (cómplices en el peor de los casos, negligentes en grado sumo en el mejor) terminó siendo indicativa de una herencia nefasta de este gobierno: el relajo de las normas de responsabilidad, e incluso de la sujeción policial a la autoridad civil. Sigamos con el proyecto de nueva Constitución, otro monumento a una cierta indolencia, a la falta de disciplina de una idea que tuvo dos momentos potentes (el “Marca AC” en 2013 y los cabildos en 2016), desperdiciados sin mayor explicación ni estrategia. Presentar un proyecto a la hora nona, después de haber dilapidado todo el capital político ganado en esas movilizaciones ciudadanas, suena más a frivolidad que a la concreción de una promesa. Una sensación que se refuerza con un texto que saca del sombrero el conejo de vetar a los menores de 40 años la posibilidad de ser candidatos presidenciales. ¿Cómo un proceso ciudadano para abrir de par en par las puertas de la política termina como instrumento para sacar de carrera posibles nuevos líderes de 2021? Sumemos el epílogo de Punta Peuco, una serie por entregas en que la Presidenta tenía dos opciones respetables: mostrar su compromiso con los derechos humanos cerrando ese penal de privilegio, o explicar al país por qué esa medida no era conveniente. En cambio, Bachelet convirtió el futuro de los violadores de derechos humanos en un jueguito de misterio, que terminó por enervar hasta a sus más fervientes partidarios en la izquierda. Y qué decir del notario. En cualquier país serio, lo ocurrido es un escándalo gigantesco. Un fiscal investiga un caso que involucra al hijo de la Presidenta de la República. Tiene en sus manos parte del futuro judicial de su familia, y el político de su gobierno. Toma decisiones de enorme trascendencia: formaliza a la nuera, pero no hace lo propio con el hijo, y se niega a interrogar a la Presidenta. Tras dejar el caso, ese fiscal postula a una lucrativa posición de privilegio, decidida a dedo (desde una terna) por el gobierno. Se elige a otro candidato, pero “instrucciones superiores” (como explica Jaime Campos a sus colaboradores según La Tercera), obligan al ministro de Justicia a deshacer el decreto original y nombrar en cambio al ex investigador. El único superior directo del ministro es la misma Presidenta de la República, cuya suerte política y familiar había dependido de las resoluciones del beneficiado. La pérdida de pudor de todos los involucrados en el episodio (partiendo por el propio Toledo) resulta pasmosa. Los críticos al gobierno que terminó ayer se han centrado en el frenazo económico y la polarización política como los grandes pasivos en el balance de Bachelet. Y, en consecuencia, el nuevo gabinete repite como mantra las palabras “crecimiento”, “inversión”, “diálogo” y “consensos”. Pero la parte oscura del cuatrienio Bachelet es mucho más profunda y, a largo plazo, peligrosa, que un par de puntos menos en el PIB. Lo que se instaló en estos cuatro años fue la cohesión de una élite atrincherada en sus privilegios, e impúdica a la hora de usar las instituciones para defender su impunidad. Huracán y el notario no son casos aislados. Más bien resultan el corolario en la destrucción de la credibilidad de instituciones tan fundamentales como Carabineros, el Servicio de Impuestos Internos (usado por el gobierno como dique salvador de los políticos en los casos de platas irregulares), y la propia fiscalía, convertida en escenario de arreglos bajo cuerda que aseguran la impunidad para los que tienen el cargo, el apellido o la conexión correcta. Fue una seguidilla incremental de decisiones, primero tímidas, luego envalentonadas y finalmente desembozadas, que han cerrado uno a uno los boquerones que amenazaban con hacer de la igualdad ante la ley algo más que un bonito eslogan. En esto Bachelet no estuvo sola, claro. Pero ella tuvo una oportunidad única para haber canalizado la indignación ciudadana en un movimiento reformista capaz de desatar los nudos entre política y dinero, a la usanza de Theodore Roosevelt y su cruzada contra el poder de los “barones ladrones”, a comienzos del siglo pasado en Estados Unidos. Tras llegar a la Presidencia con dinero ilegal de los magnates de Wall Street, Roosevelt tuvo el talento político para encabezar el movimiento de repulsa a las mismas prácticas que lo habían beneficiado. Reformó el sistema, y hoy su cabeza está esculpida en el monte Rushmore junto a las de George Washington, Thomas Jefferson y Abraham Lincoln. El camino del Chile de 2014-2018 fue otro. Cuando el agua entró en ebullición, la élite decidió sellar la olla a presión en vez de darle una vía de escape. Al menos Luis XV estaba consciente de que venía el diluvio. Fuente: http://www.latercera.com/politica/noticia/columna-daniel-matamala-despues-diluvio/96385/
×