Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Cartas'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 5 results

  1. Mujer recibe carta de amor de su prometido 80 años después: hombre desapareció en la guerra Era inicios de la década del cuarenta cuando Phyllis Poting y Bill Walker se enamoraron en Devizes (Wiltshire, Inglaterra). Ambos bordeaban los veinte años y pensaban casarse en poco tiempo. Sin embargo, el joven, que se desempeñaba como militar, desapareció en la Segunda Guerra Mundial y la mujer nunca supo qué ocurrió con él. Así lo cuenta Poting, según recoge el portal británico Daily Mail, quien está cerca de cumplir 100 años y recién este fin de semana recibió noticias de su extraviado prometido. Tal como explica, la última vez que supo de Walker fue cuando se embarcó en 1941 en el buque de carga a vapor SS Gairsoppa que trasladaba 48 toneladas de plata desde Wiltshire hasta Irlanda, por el océano Atlántico. Lamentablemente, el barco se hundió a casi 5 mil metros llevándose la vida de 83 de los 84 tripulantes a unas 300 millas de la costa de Galway, su destino. Si buen fue la plata lo que motivó a un grupo de arqueólogos realizar una búsqueda submarina, encontrar 700 cartas de los hombres fallecidos resultó ser un tesoro mucho mayor. Fue ahí cuando los profesionales encontraron la carta de Walker a Poting, en donde el joven le expresaba lo feliz que estaba luego que ella aceptara su propuesta de matrimonio. “Desearía que hubieses estado allí cuando la abrí. Lloré de la emoción. No podía contenerme. Si sólo pudieras saber lo feliz que me hizo, cariño”, escribió Walker en el papel que se mantuvo intacto gracias a las condiciones del lugar donde fue encontrado. “No debería haber sido preservada, pero como no había luz, no había oxígeno y estaba oscuro, era como poner una colección de sustancias orgánicas en una lata, sellarla y ponerla en un refrigerador congelador”, explicó Shaun Kingsley, encargado de museo Postal de Londres en donde serán expuestas todas las cartas en una colección titulada Voces desde la profundidad. Según contó Phyllis Poting, ella perdió las esperanzas cuando supo del hundimiento del buque y el casi total número de desaparecidos. Unos años después se casó con otro hombre, Jim Holloway con quien tuvo cuatro hijos. Holloway falleció y volvió a contraer matrimonio con Reginald Poting, de quien conserva su apellido. Sin embargo, al igual que con la protagonista de Titanic, sus sentimientos hacia Walker se mantuvieron intactos. “Habríamos estado casados. Él me amaba mucho. No creo que Bill haya sobrevivido a la guerra, de lo contrario, habría acudido directamente a mi dirección en Roseland Avenue”, dijo la anciana a pesar que no se tienen registros de donde yacen los restos de hombre. “No puedo creer que la carta estuviera en el fondo de mar y ahora pueda leerla”, expresó Poting, que tiene cuatro nietos y siete bisnietos. Finalmente, la mujer pudo conservar la copia original de la carta, mientras que otra formará parte de la exposición, considerada como la mayor colección de cartas encontradas de esa época.
  2. MISIVAS A SU GRAN AMIGA AMPARO CLARO Las cartas desconocidas de Violeta Parra A fines del año ’64, Violeta Parra dejó todo para vivir al lado de Gilbert Favré, el último gran amor de su vida. Ambos tenían en mente recorrer Europa, mostrando su música a bordo de una camioneta: Gilbert la manejaría y Violeta estaría a cargo de cocinar. Era el único sueño de la pareja. En ese corto período, Violeta desplegó toda su creatividad a nivel musical y pictórico. Quería exponer en el Museo de Arte Moderno de París y que Picasso le comprara sus obras. Con sus hijos lejos, y pasando por penurias económicas, Violeta se desahogaba con su única amiga de ese tiempo, Amparo Claro. A ella le mandaba cartas, que aquí mostramos, contándole desde detalles cotidianos hasta sus grandes sufrimientos. A principios de enero de 1965, Violeta Parra estaba viviendo con su amado Gilbert Favre, su novio 19 años menor, el gran amor de su vida, en Ginebra. Había dejado París para ir en su búsqueda. Su amiga Amparo Claro la acompañó en ese viaje de reencuentro. Violeta tenía sospechas infundadas de que el suizo le era infiel y quería pillarlo infraganti. Pero nada de eso ocurrió: Gilbert la esperaba con los brazos abiertos. Ella aprovechó que sus hijos estaban en Chile para quedarse una temporada con Gilbert. Se fueron a vivir a la rue Voltaire a una casa con un viejo patio donde en las tardes se sentaban a tocar guitarra y Violeta pintaba sus cuadros. Ella irradiaba alegría por los poros. Con unos ahorros que tenía, Violeta se compró una camioneta para cumplir el sueño de ambos: recorrer toda Europa difundiendo su música y arte. “Ese es nuestro único y definitivo sueño”, le contaba a su amiga. Pero los problemas no tardaron en aparecer. No le quedaba más plata para poner el auto circulación y que además tenía problemas con el motor. Solo le quedaban 40 francos. Tenía licencia, pero Violeta no sabía manejar. Gilbert era un as al volante y no contaba con permiso para conducir: acumulaba una decena de multas anteriores por manejar sin documentos, sin frenos y contra el tránsito. “Qué lata, Amparito, no tener jamás la libertad para vivir”, se lamentaba. Violeta tenía que reunir dinero para ponerse en marcha. Le habían ofrecido un contrato para una gira por Europa y debía contratar músicos. “La lesera es que no sé cuánto hay que cobrar”, se quejaba. Violeta estaba amarrada de pies y manos. Pero se aferraba a la esperanza de que Amparo le vendiese algunos tapices y esperaba que un amigo chileno le comprara una guitarra. Estaba angustiada. Para más remate, se enteró que su hijo Ángel “cayó en pecado mortal”: “No pagó una deuda mía. Estoy furiosa, porque yo personalmente pago mis cuentas. Me jugó la talquina este condenado de dulces ojos, que es mi hijo querido, yo le dije el cheque…y él, ahí lo tienes. Milagrosamente sufre su jugarreta”, le contaba a su amiga. Pronto llegarían buenas noticias. EN GINEBRA Mientras esperaba la llegada de dinero y poder emprender el viaje, en una carta que le escribió a Amparo a inicios de febrero de 1965, Violeta le cuenta a su amiga que vivía un proceso creativo al lado de Gilbert. “En el muro no cabe nada más. ¡Diez cuadros nuevos! Y de nuevo estilo. En relieve. Se trabajan lentamente, pero el resultado es satisfactorio. Gran colorido, excepto uno que es en blanco y negro. Se llama Rayos X”. En la misiva, de seis páginas, que iba escribiendo en sus ratos libres, se le ocurrió una gran idea: su amiga debía instalarse a vender sus arpilleras afuera de los grandes hoteles para captar posibles compradores. “El capitalismo es una buena mierda (perdone el vocablo). La iglesia retarda el avance de la cultura de los pueblos. Estos misioneros dejan la tendalada, si acaso no se comulga en masa. La inquisición en España me tiene furiosa. Los conquistadores en Chile me la tienen que pagar algún día. Tengo un cuadro casi listo, contra todo esto. Inés de Suárez se llamará”. Al fin de la carta, le cuenta que recibió la mejor noticia: acababan de depositarle casi 700 suizos. Esa noche, Violeta celebró con un fondue bourguigmignon y un buen vinito a la salud de Amparo. Y pudo pagar el seguro del auto. También guardó plata para comprarse una máquina de escribir y sacar adelante un libro de poesía popular Se vinieron buenos días para la cantautora, de tranquilidad económica y descanso: “Escucho un disco de música colérica, bastante buena. Completamente encamada. Cierto desorden en la pequeña y modesta casita, pero con los cajones repletos de mercadería. Increíble, hay desde crema de castaña, hasta el tocino, y sin olvidarse de los langostinos. Todo va bien”, le cuenta una semana después. Tras el descanso, Violeta retoma la composición musical preparando sus recitales en Europa. “El repertorio, abundante: 20 temas, 17 son composiciones mías. Una composición cada día por medio, aproximadamente”. Estaba motivadísima con su gira. “El primer país será Italia. Luego los otros. Anunciaremos nuestra llegada al son de la quena y la guitarrilla. La gente saldrá a la ventana, algunos se acercaran a la camioneta. Muchos se reirán de mis pinturas, pero muchos no”, le cuenta a su amiga que está en París. Le entusiasmaba viajar acompañada de su amado Gilbert. “Imagínate lo contenta que estaré cuando vaya a París con él al volante. Yo prepararé alguna comidita. Pararemos en algún arbolito y destaparemos la ollita. Mejor si estás con nosotros. Te serviré en un plato bien lindo. Te sentarás atrasito para que no te moleste nadie. Enseguida, estaré yo con mi olla y mi anafe, y adelante el chofer, también con su regio plato en la mano. Afuera algunos pajarillos y algunos cerros, seguramente. El auto tendrá todos sus espejos correspondientes y mucha bencina”. El viaje nunca se concretó. En esos días, Violeta también retomó la pintura, de la que no quería saber nada por esos días, cuando solo se dedicaba a la música. Estaba viviendo un proceso creativo como nunca y eso se lo traspasaba a su amiga Amparo. La animaba a que dejara de ser solo dueña de casa: “La vida no es tan solo tener su Julio y dos niñas preciosas. Eso lo consigue cualquier mujer y hay algunas que tienen diez preciosuras de niños. Y hay también algunas que han vivido 55 años con su Julio y yo no sé para qué baten ese record…”. Con Gilbert, por otra parte, las cosas funcionaban bien. Aunque, de repente, aparecían los celos incontrolables de Violeta: “Gilbertito el mismo bueno de siempre, yo la misma mañosa. Lástima que al carácter no se le puede poner una lata de yeso”. Pero el dinero se esfumaba y volvían las penurias económicas. Para revertir la situación, le daba consejos a su amiga para que vendiera sus tapices. “No descuides a ninguna de las personas que te recomendé ver. Son amigos fenomenales. Seguramente, van a comprar. Tienes que saber entrar con ellos. Pero como eres tan encantadora, lo conseguirás”. Cuando se trataba de cobrar plata, Violeta era cosa seria: “Son bastante divertidos los franceses cuando tienen que pagar una deuda. ¡Se olvidan los perlas! Cuesta mucho encontrar en este mundo personas comme il faut. Yo soy chilena a penas, pero no me olvido que debía una platita a un Danielito y le mandé la plata al Danielito”. Por esos días, Violeta también planeaba montar una gran exposición en París. O era en grande o nada, decía. Tenía mucha fe en los últimos cuadros que había realizado. “Con estos trabajos nuevos, voy a entrar como bala en el Museo de Arte Moderno. Estoy segura”. Le pidió a su amiga que se reuniera con el director del museo y le llevara de regalo una arpillera pequeña para estrechar vínculos. Pero hubo cambio de planes. Violeta recibió malas noticias desde Santiago de Chile. EL REGRESO Durante el tiempo que vivió en Ginebra con su Gilbert, no tuvo noticias de su familia en Chile. No sabía nada del paradero del antipoeta y sus hijos brillaban por su ausencia. “Estos cabros me ponen el corazón langucho”. A fines de marzo, recibió una misiva de su hija Chabela en que le daba a entender que las cosas no iban bien. “Me llaman. Me necesitan. Están llorando. Tienen pena. Entonces tengo que ir a Chile a ver a mis grandotes, Me están llamando Amparito. ¡Son mis cuatro guaguas!”. Violeta cayó en una angustia. No sabía qué hacer. Tampoco tenía dinero para comprar un pasaje y reunirse con sus retoños. “Necesito hasta el último cobre para ver a mis chiquillos. De haber sabido hubiera guardado todo el dinerillo que ha caído a mis manos. Solo tengo 500. Es una miseria, porque tengo que volver con todos ellos. ¡Puchas que estoy apenada!”. A su amiga le suplicaba que la ayudara a cobrar la plata que le debían: “Ayúdame Amparito. Apúrese en ubicar a esa gente, que su amiga está muy triste por sus hijos. ¡Tengo que ir luego, Amparito! El cristiano no tiene jamás tranquilidad. Tan bien que estaba trabajando y todo pasó en este momento”. En su desesperación, Violeta agendó incluso una reunión con el pintor Pablo Picasso y se amononó para ese encuentro. “Le llevaré un gran paquete con una muestra de cada trabajo, una carta del 1 y nada más. ¡Ojo! Si acaso me va bien, las tapicerías subirán a las nubes. Estoy a punto de mandarme este round con el maestro”. Un encuentro que no resultó como esperaba: el pintor no le compró ninguna obra. La carta de Isabel significó el preludio de lo que se le venía. Dejó a Gilbert en Ginebra, con quien después terminaría de la peor manera, y partió a París intentando vender sus arpilleras. A los pocos meses, cuando pudo reunir dinero, tomó un vuelo a Santiago y se incorporó a la Peña de Los Parra. Era el comienzo del fin. Fuente: http://www.theclinic.cl/2017/09/18/las-cartas-desconocidas-violeta-parra/
  3. 01 Noviembre 2016 Los nuevos alcaldes muestran sus cartas a un mes de iniciar su gestión Autoridades que asumirán el próximo 6 de diciembre plantean sus definiciones en áreas claves. Tomas, desmunicipalización de colegios, farmacias populares, basura y seguridad ciudadana son algunas de sus prioridades. Felipe Alessandri Alcalde electo de Santiago “Dialogando podemos evitar muchas tomas” Concejal por 11 años, Felipe Alessandri conoce bien la comuna de Santiago y dice que uno de los sellos que pretende imprimirle a su mandato será la cercanía y el diálogo directo. “Voy a seguir yendo a las ferias permanentemente, como siempre lo hice como concejal. Yo quiero que el contacto sea de verdad. Si alguien no está contento con algo, que me lo diga y eso también le estoy pidiendo al equipo que estoy conformando”. ¿Cómo va a enfrentar las tomas en los colegios? Apenas asuma, el 6 de diciembre, voy a empezar a convocar a los distintos centros de alumnos. Me voy a juntar con los directores e inmediatamente vamos a iniciar un proceso para nombrar a un director de educación por concurso público. Es muy importante que cuando nos sentemos a la mesa los estudiantes sientan que la persona que está sentada frente a ellos, además del alcalde, es una persona legitimada intelectualmente, que sabe de lo que habla. Creo que dialogando podemos evitar muchas tomas. Soy una persona muy de la calle, muy accesible, no tengo ningún problema que ellos tengan mi celular y que me llamen directamente. Que vengan para acá con media hora de anticipación y nos sentemos a conversar. Quiero involucrar a los apoderados. Quiero recuperar la excelencia en los colegios de Santiago. En materia de seguridad ciudadana, ¿cuáles son las medidas a implementar? Quiero implementar usos tecnológicos, las aplicaciones, tener aparatos móviles. También hacer una fiscalía comunal antidelincuencia, que no te salga gratis venir a robar al centro o a los barrios. Preocuparnos de los entornos, por ejemplo las plazas, muchas de ellas están tomadas por incivilidades. Y llegan los vecinos y te dicen que es realmente desagradable. Gente tomando alcohol a las 11 de la mañana. ¿Qué va a pasar con los vendedores ambulantes? Quiero dialogar con ellos, pero el uso del espacio público determina la ciudad. En cuanto a la comida, tienen que tener resolución sanitaria, pero no es la municipalidad quien la otorga. En Santiago cabemos todos, pero esta es la comuna capital y tiene que tener un cierto orden, un rayado de cancha, que lo conversemos. Yo no vengo a imponer nada, pero hay que garantizarles a los vecinos, a los consumidores, algún tipo de salubridad. ¿Qué programas le gustaría mantener? La recuperación de cités, por ejemplo. No quiero más edificios, lo digo clara y abiertamente. Los cités tienen un valor patrimonial. Esta administración hizo un plan muy bueno y yo quiero potenciarlo aún más. Porque falta por recuperar el tema de los alcantarillados, la parte eléctrica, los techos. Ese plan se va a mantener. Joaquín Lavín Alcalde electo de Las Condes “Vamos a crear un banco solidario de medicamentos” Es probablemente uno de los “nuevos” alcaldes más experimentados del país. Joaquín Lavín estuvo dos períodos a cargo de la comuna de Las Condes y luego uno más en la comuna de Santiago. Sin embargo, cree que en su gestión tendrá varios desafíos. “Obviamente que la experiencia vale mucho y parto con esa ventaja, pero también hay que considerar que esta Las Condes es muy distinta a la que dejé hace 16 años, cuando fui alcalde”. ¿Cuál es su postura respecto de la desmunicipalización de los colegios? Hay una probabilidad importante de que a los alcaldes nos quiten la educación. En este caso, mi primera opción va a ser pelear, discutir para que el proyecto de ley no le quite la educación a los alcaldes, sino que sea opcional. Que se fijen criterios objetivos en que algunos ediles, si lo estiman conveniente, puedan mantener la educación bajo su administración. Hay alcaldes que pueden gestionar la educación mucho mejor que el Ministerio de Educación. ¿Le interesaría tener una farmacia popular en la comuna? La salud es un gran tema en Las Condes, considerando el aumento de la población de adulto mayor. Y todos ellos me dijeron, en las reuniones que tuvimos, que querían una farmacia popular, lo que significa que quieren una fórmula para bajar el precio de los remedios con receta. Yo obviamente que quiero hablar con el alcalde Jadue, con la alcaldesa Reginato, que tienen sus sistemas de farmacias y voy a buscar el mejor. En esto no voy a tener ningún prejuicio ideológico. Lo que he les dicho a los vecinos es que vamos a crear un banco solidario de medicamentos. ¿Qué medidas antidelincuencia pretende impulsar? He conversado con emprendedores para incorporar nuevas aplicaciones, por ejemplo, que desde el celular se pueda parar el motor del auto. Hay personas que me han mostrado un Waze antidelincuencia para saber calles, lugares en que se están produciendo todos los delitos. Esas cosas tenemos que hacerlas aquí. Yo les dije ‘el botón antiportonazos, seamos la primera comuna de Chile en aplicarlo’. ¿Qué plan social le gustaría desarrollar? La gente tiene la imagen de Las Condes de una comuna cuica, elegante, pero la verdad es que esa es una parte. Hay otra gran parte que es clase media y otro sector que es más vulnerable. Y la gran petición es construcción de viviendas sociales. Hay dos mil familias que están en lista de espera, pero el gran inconveniente es que los terrenos son muy caros y los subsidios no alcanzan para esta comuna. Mi plan es buscar y comprar terrenos y hacer proyectos a medias con el Ministerio de Vivienda. Y permitir que se construyan viviendas sociales en Las Condes, que sea una comuna inclusiva. Jorge Sharp Alcalde electo de Valparaíso “Tendremos una alcaldía ciudadana” Sin el apoyo de los conglomerados políticos y con solo 31 años, logró la hazaña de doblar en votos a sus adversarios. Hoy dice que la participación será un eje fundamental de su gestión. ¿Cómo abordará el tema de la basura en Valparaíso? Nos reuniremos con los vecinos y vecinas a discutir sobre la ciudad. Si algo aprendimos en la campaña es que ellos tienen muy buenas ideas para solucionar sus problemas más directos. Hoy el municipio destina alrededor del 10% de su presupuesto al ítem de aseo y ornato, y eso no es poca plata para toda la basura que anda dando vueltas en las calles del plan y de los cerros. Ahí, evidentemente, falta una mejor gestión. ¿Qué medidas le gustaría impulsar en cuanto a seguridad ciudadana? Hay varias cosas que podemos hacer para bajar los niveles de delincuencia: desde cosas muy obvias, como poner más luminarias o dotar las calles de más carabineros, como también diagnosticar sectores estratégicos de mayores focos de delincuencia, tener una mejor coordinación con los actores del área. En su campaña se mostró crítico del mall Barón, ¿cómo abordará el tema? Nuestra postura siempre ha sido crítica no solo del mall Barón, sino que con todos los proyectos que van a cambiar y afectar a Valparaíso por los próximos 10, 20, 50 o 100 años, como lo son el Plan de Desarrollo Comunal o el Plan Regulador Comunal. Como lo hemos planteado siempre, queremos que se revisen los proyectos y, si es necesario, reformularlos. Queremos que se haga escuchando a los porteños y porteñas, para avanzar en un desarrollo de la comuna que esté ligado a su gente. ¿Qué proyecto reflejará el sello de su gestión? Tendremos una alcaldía ciudadana. La municipalidad tiene que ser una casa de vidrio con las puertas abiertas a todos los porteños. Que sepan cómo y dónde se gestionan los recursos. Queremos acabar con las malas prácticas y para eso es necesario la transparencia. Andrés Zarhi Alcalde electo de Ñuñoa “Nosotros adjudicaremos la clínica” Aunque era alcalde porque reemplazó a Pedro Sabat (RN) en Ñuñoa, el pasado 23 de octubre ratificó su puesto al ser electo con el 50% de los votos. ¿Cómo toma el triunfo? Como la ratificación de la gente de que yo debía ser el sucesor del ex alcalde, tanto por el trabajo que hemos hecho como por mi trayectoria de 11 años de concejal. ¿Qué va a hacer con la clínica de Ñuñoa? Nosotros adjudicaremos la clínica, que está parada hace siete años. Quiero llamar a licitación pronto en un proceso de tres actores para que participen universidades, el sector privado y nosotros. ¿Pero el concejo cuestionó la idea de licitar? La vez anterior el concejo cuestionó en algunas variables y los años de administración, pero son cosas que se pueden mejorar y consensuar en las bases y que queremos incluir el próximo llamado. ¿Impulsará una política de género y migración? Es algo que tenemos pensado para avanzar, también en materia de discapacidad e integración, porque hay muchas cosas que mejorar. También ampliar las áreas verdes para las familias. Usted tuvo que asumir un episodio complicado en torno a la transparencia, con el robo de computadores y la pérdida de información. ¿Cómo mejorará eso? Lamentablemente, la investigación externa que se hizo cuando asumí arrojó que se perdió la información de 2013 hacia atrás, y es un tema a resolver. La meta es mejorar la transparencia. Cuando llegué, la información que se entregaba por transparencia estaba entre un 48% y 50% y hoy estamos en más del 90% en la entrega de información. ¿Y en temas de ciudad? Después del 6 de diciembre quiero reunirme con los alcaldes de Providencia, La Reina, Peñalolén y Macul para impulsar un plan de integración de las ciclovías existentes. Ñuñoa es una vía de paso y tenemos que buscar un sistema de ciclovías que sea más expedito. Gerardo Espíldora Alcalde electo de Arica “Profesionalizar la municipalidad” Del pacto Alternativa Democrática, y apoyado por el diputado Vlado Mirosevic (PL), ganó con el 24,4% y una diferencia de unos 100 votos respecto del candidato independiente que le siguió. ¿Qué evaluación hace de la gestión municipal? Arica tiene muchos recursos, pero lamentablemente eso no se traduce en obras, por falta de proyectos, de gestión y de visión. Desde 2013 que no se postula a ningún Fondo Nacional de Desarrollo Regional. Además, todos los años está devolviendo cientos de millones de pesos por una mala ejecución. Para nosotros será clave profesionalizar la municipalidad y fortalecer la unidad de planificación. ¿Qué le parece que Arica se haya hecho popular por escándalos de corrupción? A la actual gestión no la podemos acusar de corrupta, sino de poco eficiente, pero sí a las dos anteriores, que terminaron con alcaldes procesados, lo que fue una situación humillante para los ariqueños. Si le sumas la situación de Jaime Orpis, y los cuestionamientos a Fulvio Rossi que, además, se olvidó de Arica y se centra sólo en Tarapacá, obvio que afectan a la zona. Por eso acá la elección se definió entre dos fuerzas independientes, y la derecha y la Nueva Mayoría quedaron relegadas al tercer y cuarto lugar. ¿Cómo se mejorará la transparencia? Esta municipalidad necesita modernizarse, la página web no se actualiza desde 2007 y hacer un trámite en línea termina con muchas vicisitudes. Un trámite no debería depender del ánimo de quien te atiende, sino de los procesos. Si los mejoras, se eliminan las malas prácticas y aumenta la transparencia. ¿Cómo potenciarías Arica versus Tacna? Aquí se habla de potenciar el turismo, pero eso se ha quedado en el discurso. Arica es una ciudad sucia y no por la gente, sino porque los planes de gestión de residuos no son los adecuados para una ciudad turística. Es oscura y las calles tienen hoyos. Esto conlleva a que la municipalidad no le está haciendo fácil la pega al empresario turístico. No le han sacado provecho a la ciudad y Tacna e Iquique aparecen con mejor oferta. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/los-nuevos-alcaldes-muestran-cartas-mes-iniciar-gestion/
  4. Un centenar de cartas revela la "intensa" amistad de Juan Pablo II con una mujer casada Cientos de cartas y fotografías han revelado la estrecha relación que el Papa Juan Pablo II mantuvo durante más de 30 años con una mujer casada, según informa la BBC. Las cartas a la filósofa estadounidense de origen polaco Anna-Teresa Tymieniecka se habían mantenido durante años lejos de la vista del público en la Biblioteca Nacional de Polonia. Ahora, han revelado una cara desconocida del Pontífice, fallecido en 2005. Ninguna de ellas sugiere que el Papa rompiera su celibato. Sin embargo, sí muestran la amistad que Juan Pablo II tuvo con Tymieniecka. Una amistad que comenzó en el año 1973 cuando el Papa aún era arzobispo de Cracovia, a raíz de un libro sobre filosofía que había escrito. El Papa, que por aquel entonces tenía 50 años, viajó desde EEUU a Polonia para discutir el trabajo. Poco después, la pareja comenzó a escribirse.Al principio las cartas del cardenal eran formales, pero a medida que su amistad creció, se fueron volviendo más íntimas. La pareja decidió trabajar conjuntamente en una versión ampliada de la obra del Papa. Se reunieron muchas veces, a veces con sus secretarias presentes, otras veces a solas, y se escribían con frecuencia. Las fotografías, que nunca antes han sido públicas, revelan a un Karol Wojtyla en momentos de descanso a los que se unía Tymieniecka, casada y con tres hijos.Paseos por el campo, vacaciones en la nieve... Las imágenes muestran incluso las visitas que la filósofa le hacía al Vaticano. "Aquí está una de las grandes figuras de la vida pública en el siglo 20, la cabeza de la Iglesia Católica, en una intensa relación con una atractiva mujer", dice a la BBCEamon Duffy, profesor de Historia del cristianismo en la Universidad de Cambridge. En 1976, el cardenal Wojtyla asistió a una conferencia católica en EEUU. Tymienkiecka le invitó a quedarse con su familia en su casa de campo de Nueva Inglaterra. Ella parecía mostrar intensos sentimientos por él, porque sus cartas sugieren a un hombre que lucha para dar sentido a su amistad en términos cristianos. En una de ellas, fechada septiembre de 1976, escribe: "Mi querida Teresa, he recibido las tres cartas que has escrito cada vez más desgarrada, pero no puedo encontrar ninguna respuesta a tus palabras". La describe "como un regalo de Dios". Marsha Malinowski, comerciante de manuscritosque negoció la venta de las cartas a la Biblioteca Nacional de Polonia, cree que Tymienkiecka se enamoró del cardenal Wojtyla en los primeros días de su relación. "Creo que eso se refleja totalmente en la correspondencia", dijo a la BBC. Las cartas revelan que el cardenal Wojtyla regaló a Tymienkiecka una de sus posesiones más preciadas, un escapulario del que después llegó a ser Papa. En otra carta, fechada en diciembre de 1976, el cardenal escribe: "Desde el año pasado estoy buscando una respuesta a tus palabras: 'Te pertenezco'. Por último, antes de salir de Polonia, he encontrado un camino, un escapulario. La dimensión en la cual acepto y te siento en todas partes en todo tipo de situaciones, cuando estás cerca y cuando estás lejos". Y tras convertirse en Papa escribió: "Estoy escribiendo después del acto. Prometo que lo recordaré todo en esta nueva fase de mi viaje". El Pontífice tuvo muchas amigas, incluyendo a Wanda Poltawska, una psiquiatra con la que también se escribió durante décadas. Sin embargo, las cartas a Tymieniecka son en muchas ocasiones mucho más emocionales. La cadena pública británica no pudo ver las cartas escritas por la filósofa, aunque se cree que éstas se incluyen en una colección vendida por ella a la Biblioteca Nacional de Polonia en 2008, seis años antes de su muerte. La Biblioteca no ha confirmado si tiene las cartas, y también subraya que la relación entre ambos no fue inusual. www.elmundo.es
×