Jump to content

Buscar en la comunidad

Mostrando resultados para las etiquetas 'Bale'.

  • Buscar por etiquetas

    Escribe las etiquetas separadas por comas.
  • Buscar por autor

Tipo de contenido


Foros

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendarios

No hay resultados para mostrar.


Encontrar resultados en...

Encontrar resultados que contengan...


Fecha creación

  • Inicio

    Fin


Última actualización

  • Inicio

    Fin


Filtrar por número de...

Ingreso

  • Inicio

    Fin


Grupo


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Encontrado 2 resultados

  1. 13 Febrero 2019 El Oscar de los kilos: Christian Bale y Viggo Mortensen se enfrentan por Mejor Actor Este año, dos actores nominados subieron considerablemente de peso para interpretar a sus personajes: Mortensen para el rol del guardaespaldas ítaloamericano Tony Lip en Green Book y Bale como el ex vicepresidente de EE.UU. Dick Cheney en El vicepresidente. Tres postres después de cenar, mucha pizza y levantamiento de pesas fueron claves en la transformación que vivió el actor estadounidense Viggo Mortensen (1958) para ganar los 20 kilos requeridos para su rol en la cinta Green Book. Su personaje, Tony Lip, se caracteriza por su cuerpo abultado y un apetito feroz, e incluso en la película hay una escena en que participa en un concurso de comer sándwiches: ahí engulló 15 hot dogs. No botó ni uno solo al balde que la producción dejó en caso de que el actor quisiera no tragarse la comida. Y eso que tenía que comer tres al mismo tiempo ya que estaba siendo filmado de distintos ángulos. Diez kilos de los que ganó el actor de El señor de los anillos los obtuvo en la preproducción de la película, donde se preocupó de comer muchas albóndigas caseras y chatarra de lunes a viernes.. Durante los fines de semana, Mortensen volvía a alimentarse de forma regular. Los 15 kilos restantes los fue obteniendo durante el rodaje del filme. Cada lunes revisaban si sus pantalones le quedaban sueltos, ya que no podía perder peso para mantener la figura del chofer y guardaespaldas de Green Book, película que se estrena mañana en Chile. También Christian Bale tuvo que subir de peso para convertirse en Dick Cheney, el vicepresidente del gobierno de George W. Bush entre el 2001 y el 2009. Más de 20 kilos que aseguró obtener comiendo pasteles y cualquier dulce que estuviera a la mano. Para el filme El vicepresidente, que se estrena la próxima semana, el ganador del Globo de Oro tuvo que raparse todos los días, decolorar sus cejas y depilarlas para asemejarse al político. Cuando el tráiler de la cinta vio la luz, las redes sociales se llenaron comentarios lo “irreconocible” del actor británico. Aún así, no es primera vez que Bale se enfrenta a una transformación dramática para interpretar a un personaje. Para El Maquinista (2004) perdió casi tercio de su peso: 28 kilos menos en cuatro meses. En esa época, declaró solo comer una lata de atún, café y una manzana al día, además de tomar suplementos y vitaminas, llegando a pesar 10 kilos menos que lo recomendado por un nutricionista. El rol no requería tal baja de peso, pero el actor decidió llegar al extremo. Esta vez, quizás asustado de dañar permanentemente su salud, Bale recurrió a la ayuda de un nutricionista para convertirse en Dick Cheney. Así, volvió rápidamente a su figura actual, y se dejó ver en la Berlinale recuperado del impacto de las comidas extra y la falta de ejercicio. “Me veo como un sapo”, declaró a la prensa en medio del festival de cine al ser consultado por su look en El vicepresidente. Además, admitió que su cuerpo ya no tolera pasar por estos cambios: “Mi cuerpo grita pidiendo ayuda: si sigues así, morirás”. Historia de transformaciones dramáticas Quizá la tradición de aumentar o bajar drásticamente de peso para un rol protagónico comenzó con Robert De Niro en Toro Salvaje (1980), donde subió 27 kilos para ser el boxeador Jake LaMotta, rol que lo hizo ganador de su segundo Oscar tras El Padrino II (1974). No solo aumentó su peso, sino que entrenó con el mismo LaMotta por cerca de un año. Incluso compitió en tres encuentros y solo perdió en uno. En 2003, Charlize Theron también vivió una transformación total para su papel en Monster, donde además de subir 15 kilos se rapó las cejas. Si bien se veía irreconocible, en su momento la actriz declaró que solo aumentó de peso comiendo pasteles con crema y dejando de ejercitarse. Por ese papel, logró el Oscar a mejor actriz el 2004. El 2013, Matthew McConaughey también ganó un Oscar por su actuación en El club de los desahuciados, donde perdió 22 kilos para interpretar a Ron Woodroof, un paciente de VIH que compraba y vendía medicamentos ilegales para tratar la enfermerdad. McConaughey se asesoró con un nutricionista para perder peso de forma saludable, pero de todos modos admitió que hubo momentos en que tenía que morder hielo para sobrellevar el hambre. Otra transformación inolvidable de los últimos años fue la de Natalie Portman en El cisne negro, donde varios creyeron que la actriz era víctima de algún trastorno alimenticio. En el filme interpreta a una bailarina de ballet y fuera de cámara se alimentaba con almendras y zanahorias trabajando 16 horas al día. Así, llegó a perder cerca de 20 kilos. Como era de esperarse, el 2011 logró el Oscar a mejor actriz por dicho rol. Fuente: https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/el-oscar-de-los-kilos-christian-bale-y-viggo-mortensen-se-enfrentan-por-mejor-actor/527321/
  2. Real Madrid y Barcelona se reparten los jugadores mejor pagados del mundo. Y no solo los que lo son en el césped. No es un secreto que, del total que se embolsa una estrella del fútbol, una buena parte la gana en anuncios publicitarios. Pero, ¿quiénes son los que más ganan? La revista Forbes elabora un ránking anual de los 100 atletas mejor pagados del mundo. El último es de este junio, y en los despieces, podemos saber cuánto ganan promocionando marcas. Estas son las cinco caras (publicitarias) mejor pagadas del fútbol: 1. Cristiano Ronaldo. 28 millones de dólares (20.566.343 euros). Es el futbolista mejor pagado del mundo y el segundo atleta que más ingresa, solo por detrás del boxeador Floyd Mayweather, que gana 105 millones de dólares al año (77.177.104 euros). De los 80 millones de dólares (58.807.037 euros) que se embolsa Cristiano Ronaldo, 28 los gana en publicidad. Encabeza la lista de los jugadores más deseados para protagonizar campañas publicitarias. La última marca que consiguió reclutarle fue Tag Heuer, la firma de relojes de lujo. Además, ha lanzado junto con Nike su propia línea de ropa interior, CR7. 2. Lionel Messi. 23 millones de dólares (16.890.135 euros). El argentino ostenta el puesto número dos de los jugadores que más ingresan por publicidad. En 2013, la estrella del Barça quedó segundo en su carrera por el Balón de Oro, después de cuatro años consecutivos ganándolo y eso le afianzó en el mercado de la publicidad. Con Adidas lanzó su marca de calzado el año pasado, y, junto a la estrella de la NBA Kobe Bryant, es la imagen de Turkish Airlines. Con Hacienda no le ha ido tan bien. Él y su padre han sido investigados por evasión de impuestos en sus derechos de imagen, y tuvo que pagar 6,5 millones de dólares. 3. Neymar. 16 millones de dólares (11.758.203 euros). El jugador del Barcelona está en el tercer puesto de los jugadores que más ingresan en publicidad. Sin ir más lejos, es la cara de la Copa del Mundo de su país, Brasil. Y es la imagen de, al menos, 20 firmas, entre ellas de Police, la firma de las gafas de sol de la policía brasileña. Además, recientemente L’Oreal lanzó su colonia, Drakkar Noir. 4. Gareth Bale. 11 millones de dólares (8.081.727 euros). El Real Madrid se trajo al galés del Tottenham Hotspur el verano pasado, pagando la segunda mayor cifra por un jugador que se recuerda (la primera fue la de Neymar por el Barça, un año antes). En publicidad, es el cuarto que más gana, según Forbes. Es, junto con sus padres, co-director de una sociedad 'holding', y espera ingresar más en su marca de calzado y ropa, ‘Eleven of Hearts’. Fue el único jugador del Real Madrid que no jugó en el Mundial, pero no desaprovechó el tiempo. Mientras sus compañeros luchaban por la copa sobre el césped, Bale ingresó cerca de 2 millones de dólares en una campaña de promoción en Asia. Hay más. Cuando no juega, comenta partidos en BT Sport, como parte de un acuerdo de tres años que el jugador firmó con la emisora. 5. Mezut Özil. 6 millones de dólares (4.408.432 euros). 65 millones de dólares le costó al Arsenal llevarse al alemán del Real Madrid. Con su nuevo contrato ingresa 228.000 dólares a la semana más los bonos que se embolsa protagonizando anuncios. Adidas lo fichó como imagen después de Nike, y firmó un contrato de siete años estimado en 35 millones de dólares. Es la cara de la línea de botas de Adidas ‘Predator’. fuente:http://www.teinteresa.es/deportes/caras-publicitarias-mejor-pagadas-futbol_0_1172284177.html
×