Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Arzobispado'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 4 results

  1. 21 Junio 2018 Primera mujer que encabezará cancillería del Arzobispado de Santiago: “Es un signo de renovación de la Iglesia” Se trata de la abogada Francisca San Martín (31) quien actualmente trabaja como auditora del Tribunal Eclesiástico de la arquidiócesis. Francisca San Martín (31) es la primera mujer que encabezará la cancillería del Arzobispo de Santiago. La abogada de la Pontificia Universidad Católica fue designada en el cargo por el cardenal Ricardo Ezzatti. Actualmente trabaja como auditora del Tribunal Eclesiástico de la arquidiócesis. Además, es Máster en “Nulidades y disoluciones matrimoniales: jurisdicción eclesiástica y eficacia civil”, de la Universidad Complutense de Madrid. San Martín participa activamente del movimiento apostólico Schoenstatt desde los 10 años y pertenece a la liga apostólica femenina. Consultada por el contexto actual que vive la Iglesia y al hecho de que por primera vez se nombra a una laica en una misión tradicionalmente en manos de presbíteros, la mujer expresó: “Es tiempo de renovarse, la incorporación de los laicos es importante, porque todos somos Iglesia y podemos trabajar aquí al servicio de la Iglesia. Me ha sorprendido que estén muy felices con el nombramiento y que sea una laica. Son signos de renovación”. Fuente: http://www.latercera.com/nacional/noticia/primera-mujer-encabezara-cancilleria-del-arzobispado-santiago-signo-renovacion-la-iglesia/214790/
  2. 14 Junio 2017 Nombre del nuevo arzobispo debería ser conocido después de las elecciones presidenciales La arremetida del obispo castrense para suceder a Ezzati Es considerado cercano, amable, mucho menos conservador que los sacerdotes que figuraban hasta ahora como candidatos para reemplazar al actual arzobispo de Santiago. Santiago Silva –sin apellido vinoso y criado en La Calera– ha comenzado a sonar fuerte entre sus pares para ascender a la posición en que se concentra el mayor poder político de la Iglesia. El religioso diocesano ya ganó una carrera: superó a otros sacerdotes y fue el favorito para presidir la CECh, un objetivo para el que el apoyo del obispo Alejandro Goic resultó crucial. A mediados de noviembre del año pasado, un correo electrónico llegó hasta la cuenta de gmail del sacerdote Felipe Berríos. Lo que leyó le sorprendió. Era una presentación formal del nuevo presidente de la Conferencia Episcopal, Santiago Silva. “Te saludo como amigo. He leído algunas cosas que has dicho. Con algunas estoy de acuerdo y con otras no. Me gustaría que nos juntáramos”, cerraba el mail amistoso que Berríos nunca había recibido de parte de una autoridad eclesiástica, menos al asumir. “Es lo que uno esperaría de un pastor. Que tutee, que sea amable, cercano, que tenga las puertas abiertas. Ahora, a veces, cuando sale alguna noticia, yo altiro se lo comento por WhatsApp. Me parece una persona muy amable”, comenta por teléfono el sacerdote jesuita, desde Antofagasta. La cercanía que intenta Silva es algo que ha extrañado a muchos sacerdotes desde que asumió la presidencia de la Conferencia Episcopal (CECh), el 11 de noviembre de 2016. Incluso, entonces, para muchos era un desconocido y causaba resquemor su investidura. En septiembre de 2015 y en reemplazo de Juan Barros Madrid –el controvertido obispo de Osorno–, Silva fue nombrado obispo castrense. Tiene rango de general de brigada y es el encargado de atender el servicio religioso de las Fuerzas Armadas. Hasta entonces era obispo auxiliar de Valparaíso y presidente de la Comisión Nacional de Animación Bíblica de Pastoral. Sin embargo, hay rasgos en la personalidad de Silva que han ido haciendo que su nombre vaya más allá de la instancia que preside y sea mencionado como una nueva carta probable para llenar el cupo que monseñor Ricardo Ezzati dejará vacío cuando abandone el arzobispado de Santiago. Ezzati cumplió 75 años el 7 de enero de este año –la edad límite para llevar adelante el ejercicio de ese cargo– y el nombre de quien lo sucederá es crucial para trazar el camino de la Iglesia católica, sobre todo en tiempos en que la sociedad debate proyectos valóricos. El arzobispado de Santiago es una pieza fundamental en el tablero cuando se trata de tener poder político y la figura de Silva se ha levantado como un nombre fresco, saliendo al paso de otras figuras eclesiásticas, como Fernando Chomalí, obispo de Concepción, o Juan Ignacio González, obispo de San Bernardo, hasta hace poco nombres seguros a la hora de hablar de probables sucesores de Ezzati. El lobby de Goic Santiago Silva ya recorrió un primer trecho. Fuentes de la Iglesia comentan que el ser nombrado presidente de la Conferencia Episcopal fue un portazo para las aspiraciones de sacerdotes más conservadores y el propio obispo Alejandro Goic fue su promotor más importante. “El lobby que él realizó, permitió que Silva contara con el apoyo necesario para ser electo por unanimidad”, señalan en la Iglesia. Silva es considerado un obispo moderado, “buena persona”, quizás con un carácter más dócil que lo que se necesita para un cargo como el de arzobispo de Santiago. “Es biblista. Esto lo hace tener una sensibilidad mayor y más humana”, comenta una fuente religiosa. El único peso que Silva tiene sobre sus hombros es un hecho que se hizo público en 2011. Ese año se conoció que un ex seminarista envió a Roma una acusación por acoso del ex rector del Seminario San Rafael, en Valparaíso, Mauro Ojeda. El texto señalaba que en 2004 Silva ya estaba al tanto de los hechos, sin embargo, no ayudó a la víctima. Un ex seminarista que conoció la situación cuenta que el afectado fue contactado, pero nunca nadie le prestó apoyo. Su nombre también rompería la tradición elitista que tienen las autoridades católicas. Su apellido no es extranjero ni vinoso. Se crió en Calera. Estudió con los hermanos maristas. Es magíster en Teología Dogmática de la Pontificia Universidad Católica de Chile y licenciado en Sagrada Escritura por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma. A comienzos de 2002, fue nombrado por el papa Juan Pablo II como obispo titular de Bela y auxiliar de la diócesis de Valparaíso. “Viene de una familia de clase media. Su papá era trabajador de una empresa de cementos. No lleva la bandera de la Teología de la Liberación, pero sí es más liberal que los curas conservadores. Incluso fue el traductor de la llamada Biblia de América”, cuenta una fuente ligada a la Iglesia. Uno de sus amigos en la Iglesia –según comentan fuentes de la misma– es el ex párroco de Reñaca y reconocido hincha de San Expedito, Enrique Opazo, “a quien pasaba a ver algunos fines de semana cuando viajaba hasta Concón a descansar a un departamento que tiene, en el mismo edificio que la hermana del cardenal Fresno”, confidencia una fuente que compartió misas con Silva. Pese a que diversas fuentes de la Iglesia señalan que el nombre de Silva es una carta probable, también hacen hincapié en los tiempos de la institución: pese a que Ezzati cumplió su ciclo de edad a comienzos de este año, su estadía en el cargo fue prorrogada –hasta ahora– por un año más y el organismo se encuentra en compás de espera, “sobre todo teniendo en cuenta que es un año de elecciones. Es bueno esperar a saber quién será el nuevo Presidente de la República para escoger el perfil del arzobispo de Santiago”, señalan al interior de la institución religiosa. La sombra de Ezzati Uno de los consensos a nivel interno en la Iglesia es que el nuevo arzobispo de la capital debe ser, sobre todo, lo más alejado posible de la figura del cardenal Ricardo Ezzati. Su criticada política a la hora de atender casos como el de Karadima o la poca empatía que tuvo en el caso Zamudio, son situaciones que no pueden repetirse si el organismo quiere caminar hacia otro nivel de pastores. Quizás, en ese sentido, el único peso que Silva tiene sobre sus hombros es un hecho que se hizo público en 2011. Ese año se conoció que un ex seminarista envió a Roma una acusación por acoso del ex rector del Seminario San Rafael, en Valparaíso, Mauro Ojeda. El texto señalaba que en 2004 Silva ya estaba al tanto de los hechos, sin embargo, no ayudó a la víctima. Un ex seminarista que conoció la situación cuenta que el afectado fue contactado, pero nunca nadie le prestó apoyo: “Después que se conoció la denuncia, el cardenal Medina llamó al afectado y le dijo que el Santo Padre quería hablar con él. Ante Medina, él relató todos los hechos. Sin embargo, no pasó nada más. Nadie investigó”. Después de ser electo presidente de la CECh, otro ex seminarista reiteró las mismas acusaciones. En esa oportunidad, Mauricio Pulgar señaló que Silva era encubridor de delitos de abuso sexual al interior de la Iglesia católica, cargos que el actual obispo castrense contestó: “Aseguro con certeza que no soy ni he sido encubridor de nadie”, dijo. Otra de las críticas que caen sobre Silva es que, al momento de ser nombrado presidente de la Conferencia Episcopal, realizó un gesto interesante al pedir a monseñor Alejandro Goic, a René Rebolledo y al obispo de Copiapó, conformar una minicomisión para evaluar la situación de Osorno con la criticada llegada de Barros. "Sin embargo, hoy no se ha comprometido con la situación", puntualizan feligreses de Osorno. Son todos estos factores los que pesarán cuando el nombre de Santiago Silva se ponga en la terna final, al momento de elegir al sucesor del cuestionado Ricardo Ezzati. “Si llegara a ser él el elegido, sería el primer obispo castrense en llegar a Santiago”, comentan en la Iglesia. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/06/14/la-arremetida-del-obispo-castrense-para-suceder-a-ezzati/
  3. 12 Abril 2017 Nueva demanda contra Arzobispado de Santiago Víctima acusa violación de sacerdote que falleció de sífilis y sida Según relata la víctima en la demanda, los hechos ocurrieron en 2005 cuando realizaba trabajos en la iglesia de La Merced de Chimbarongo. "Con el apoyo de mi familia, decidí hacer la denuncia ante los superiores de la Congregación Mercedaria", quienes le ofrecieron "una pensión de por vida y el compromiso que la Iglesia se haría cargo de mí todos los meses, como forma de reparar el daño que uno de sus miembros había ocasionado" y a cambio de que no denunciara, reveló. Luego que el pasado 4 de abril la hermana Francisca demandara al Arzobispado de Santiago porque el año 2012 fue violada al interior del claustro de las Clarisas Capuchinas, hecho por el cual quedó embarazada, y acusó a la institución de rechazarla y culparla, este miércoles una nueva demanda contra la iglesia católica se dio a conocer, luego que Emol, publicara que una persona de iniciales O.M.M., hoy de 49 años, presentó una acción de indemnización de perjuicios por responsabilidad civil extracontractual en contra del Arzobispado de Santiago, representado por el cardenal Ricardo Ezzati Andrello. Por un monto que bordea los $50 millones la acción fue interpuesta en diciembre del año pasado ante el 10° Juzgado Civil de Santiago. En el documento se señala que "ni la Congregación ni el Arzobispado vigilaron jamás de manera adecuada el comportamiento de sus miembros, ya que de haber sido así, se hubiesen enterado que el sacerdote padecía sífilis y Sida. Y en consecuencia, estos hechos jamás hubiesen ocurrido". En el escrito se hace referencia a Víctor Calderón Soriano, miembro de la Congregación Mercedarios de la Iglesia de la Merced, quien falleció en 2012, luego de ser diagnosticado de ambas enfermedades. Según relata la víctima en la demanda, los hechos ocurrieron en 2005 cuando realizaba trabajos en la iglesia de La Merced de Chimbarongo. "Arreglé unas canaletas que estaban chuecas y limpié las hojas del techo. Luego, cuando comenzó a anochecer, el sacerdote me dijo que volviera otro día", relató la víctima en el documento, afirmando que tras ello, el religioso le ofreció un café, pero luego le propuso beber "unas piscolas". "Bebí alrededor de cuatro vasos (...) cuando regresé del baño, el cura ya me había servido el quinto. Seguimos conversando y después no me acuerdo de nada más, creo que fui drogado ya que me sentía bien y de un momento a otro, ya no recordaba nada", añadió, mencionando que despertó desnudo en la cama de Calderón, solo y con signos de haber sido atacado sexualmente por el sacerdote. Tras el hecho, continuó: "Me sentía sucio, me daba asco a mí mismo, sentía que no valía nada, que todos sabían lo que me había pasado y me daba vergüenza salir a la calle. Estuve así dos semanas, muy mal, sin saber qué hacer". En esa línea la víctima confesó que "me volví alcohólico (...) estuve casi dos años tomando todos los días, vendí todo lo que tenía de valor, perdí mi trabajo, me endeudé y quedé prácticamente en la calle". Agregó que en varias ocasiones intentó encarar al sacerdote, pero éste solía esconderse y en varias oportunidades se negó a atenderlo. "Siempre me dio miedo hacer la denuncia, porque toda mi familia se iba a enterar (...) pensé que iba a perjudicar a mis hijos y que se iban a burlar de ellos. Esto me llevó a callar los hechos", dijo. Pero en 2012, según la demanda, "y con el apoyo de mi familia, decidí hacer la denuncia ante los superiores de la Congregación Mercedaria". Luego de esto, a solicitud del padre Ramón Villagrán se debió realizar unos exámenes médicos. "Después de dos semanas, cuando me llamó, me dijo que uno de los exámenes arrojó que padecía sífilis y que el sacerdote Víctor Calderón había fallecido el 26 de junio de 2012 producto de ello, y que también padecía Sida (...) El padre sabía de las enfermedades del cura y por eso insistió en que me controlara", aseveró. Y confesó que por ello Villagrán le ofreció "una pensión de por vida y el compromiso que la Iglesia se haría cargo de mí todos los meses, como forma de reparar el daño que uno de sus miembros había ocasionado". Como parte del acuerdo, relató que la congregación le otorgaría una pensión vitalicia por $100 mil mensuales "a cambio de que no denunciara", comprometiéndose también, según el denunciante, a entregar asistencia psicológica. Los pagos se concretaron en dos cheques y luego, a través de cinco depósitos a su cuenta bancaria. Sin embargo -siempre de acuerdo a la demanda- éstos cesaron ante la intención del demandante de ventilar la agresión. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/04/12/victima-acusa-violacion-de-sacerdote-que-fallecio-de-sifilis-y-sida/
  4. Santiago, 26 de mayo de 2016 | Hora: 21:07:21 Ricardo Ezzati dejará el arzobispado de Santiago en 2017: las revelaciones de querellante de Karadima El cambio de obispos incluiría también la renuncia de Alejandro Goic, el obispo de Rancagua, hoy de 76 años, quien sería reemplazado por "un cura de la (misma) diócesis". El periodista Juan Carlos Cruz, uno de los principales denunciantes del caso Karadima, afirmó este jueves en Cooperativa que dentro de los próximos meses se producirá un amplio movimiento de reemplazo de obispos y arzobispos en distintas zonas de Chile. En conversación con Una Nueva Mañana Cruz señaló que durante una reciente visita a Roma, en la que pudo conversar con "fuentes bastante fidedignas" de sacerdotes y obispos en El Vaticano, le aseguraron "que vienen hartos cambios de obispos en Chile". Éstos incluyen la salida del arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, quien se encuentra próximo a cumplir 75 años, edad máxima para ejercer su cargo, y a quien el denunciante califica como un "cardenal nefasto", a quien "nadie quiere". "En la sede arzobispal más preciada, que es la de Santiago, Ezzati renuncia el próximo año y el candidato en el que más se piensa es Fernando Chomalí, el (actual) arzobispo de Concepción, que es un tipo muy bueno", consideró Cruz. De acuerdo con las versiones, también "tiene muchos adeptos en Roma y hace un lobby increíble el obispo de Melipilla, Cristián Contreras (Villarroel)", quien tiene como ventajas el estar en "una diócesis cercana" y que, además, "quiere ser arzobispo de Santiago, entonces hay una pelea interna". El cambio de obispos incluiría también la renuncia de Alejandro Goic, el obispo de Rancagua, hoy de 76 años, quien sería reemplazado por "un cura de la (misma) diócesis". En tanto, "al obispo de San Bernardo, el (miembro del) Opus (Dei), (Juan Ignacio) González, lo quieren mandar de arzobispo de Antofagasta para que pueda meterse en una arquidiócesis y ya no en una diócesis chiquitita, y el Opus pueda estar ahí", señaló Cruz. Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160526/pags/20160526162612.html
×