Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'Abusos Sexuales'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 15 results

  1. Vaticano investiga a obispo Bernardino Piñera por presunto abuso sexual contra un menor La Iglesia recibió la denuncia en contra del tío de Piñera por un supuesto abuso ocurrido hace 50 años. Cooperativa La Iglesia anunció este martes que investiga una denuncia recibida en contra del arzobispo emérito de La Serena Bernardino Piñera, tío del Presidente Sebastián Piñera, por un supuesto abuso sexual contra un menor de edad. El Vaticano, detalló la Nunciatura Apostólica, ordenó una investigación previa "para averiguar si es verosímil la denuncia de un presunto abuso sexual a un menor de edad, que habría sido cometido hace más de 50 años por monseñor Bernardino Piñera Carvallo, arzobispo emérito de La Serena". "Se está en contacto con la persona que ha presentado la denuncia y, al mismo tiempo, se está actuando en el respeto del principio de la presunción de inocencia", agregó la Iglesia este martes. Desde el Gobierno confirmaron a Cooperativa que por ahora no consideran referirse a la información conocida públicamente esta tarde.
  2. 19 Marzo 2019 Gobierno publicó decálogo para denunciar abusos sexuales El Ministerio de Justicia publicó una guía educativa para la prevención de este tipo de situaciones, en que desarma los mitos en torno a los abusadores. Además, entrega detalles sobre indicadores emocionales, conductuales y físicos a los que hay que estar atentos. "Por lo general, el abusador sexual es parte del entorno familiar o de confianza del niño o la niña", explican. El Ministerio de Justicia hizo público un decálogo para denunciar abusos sexuales en que entrega detalles que desarman los mitos y que entrega información útil para detectar síntomas de abuso en un niño. Según publican, "suele pensarse que una persona con discapacidad física o mental, un drogadicto o un alcohólico pueden ser abusadores, pero no es así necesariamente. Un abusador puede ser una persona respetada por la comunidad, escuela o congregación religiosa". Además, puede ser hombre, mujer o incluso un adolescente: "Por lo general, el abusador sexual es parte del entorno familiar o de confianza del niño o la niña". Ante una denuncia, el decálogo explica que es necesario "acompañar y contener permanentemente a las víctimas" y evitar que el presunto agresor "tome contacto" con el menor. Indicadores Según la publicación, hay varios elementos que pueden ser indicadores de abuso sexual. En los aspectos físicos, que los niños manifiesten dolor o molestias en el área genital, además de infecciones urinarias o cuerpos extraños en su ano y/o vagina. Además, un retroceso en el proceso de control del esfínter, como orinarse o defecarse. Se suma que manifiesten un comportamiento sexual inapropiado para su edad o incluso que se vista con varias capas de ropa o que se acueste vestido. Entre los indicadores emocionales está el cambio en el rendimiento escolar, las dificultades para establecer límites en sus relaciones –como desconfianza o excesiva confianza-, la huída del hogar, un retroceso en el lenguaje, agresiones e intentos de suicidio. Además, se suman los trastornos en el sueño, desórdenes alimenticios, autoestima disminuida, dolores de cabeza, abdominales o desmayos y el sentimiento de culpa. En caso de denuncia, están a disposición los números de Carabineros 149 y 147, además del 134 de la Policía de Investigaciones. Además existe el número de orientación del Servicio Nacional de Menores, 800 730 800. Guía Educativa Prevención Abuso Sexual by Cooperativa.cl on Scribd https://es.scribd.com/document/402435135/Guia-Educativa-Prevencion-Abuso-Sexual#from_embed Fuente: https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/infancia/gobierno-publico-decalogo-para-denunciar-abusos-sexuales/2019-03-19/201235.html
  3. Papa Francisco expulsa del sacerdocio a Fernando Karadima por “el bien de la Iglesia” El decreto, firmado por el Papa el jueves 27 septiembre de 2018, entró en vigor automáticamente desde ese mismo momento, y comporta también la dispensa de todas las obligaciones clericales. El Vaticano informó hoy mediante un comunicado que “ha dimitido del estado clerical a Fernando Karadima Fariña, de la Archidiócesis de Santiago de Chile”, por los abusos sexuales a menores de edad. “El Santo Padre ha tomado esta decisión excepcional en conciencia y por el bien de la Iglesia”, precisa. El comunicado de prensa de la Santa Sede informa que “el Santo Padre ha ejercido su potestad ordinaria, que es suprema, plena, inmediata y universal en la Iglesia” (Código de Derecho Canónico, canon 331), consciente de su servicio al pueblo de Dios como sucesor de San Pedro”. El decreto, firmado por el Papa el jueves 27 septiembre de 2018, entró en vigor automáticamente desde ese mismo momento, y comporta también la dispensa de todas las obligaciones clericales. Ha sido notificado a Karadima Fariña el viernes 28 de septiembre de 2018. En el año 2010 se dio a conocer la historia de abusos sexuales en contra de cuatro hombres, todos participantes de la Parroquia El Bosque. Luego de la investigación, el 16 de enero de 2011, fue declarado culpable de abusos sexuales contra menores con violencia y abuso de su potestad eclesiástica. Es por esto que fue confinado a una vida de oración y penitencia. La decisión del Papa Francisco se da en el contexto además de la medida tomada en contra de Cristián Precht, quien también fue alejado del sacerdocio por denuncias de abuso sexual. Fuente
  4. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/342975-abusos-sexuales-en-la-iglesia-catolica-ministerio-publico-triplica-investigaciones-por-abusos-en-la-iglesia-pagina-2/?hl=+abuso%20+sexual 01 Septiembre 2018 El ocaso del último Karadima Boy Diego Ossa Errázuriz, sacerdote y quien fuera miembro del círculo más cercano del expárroco de El Bosque, hoy es investigado en el ámbito penal por tres denuncias recibidas por la Fiscalía de Rancagua. La Iglesia también lo investiga y lo tiene bajo medidas cautelares. Reportajes tuvo acceso a la apelación de Ossa, en la que por primera vez toma distancia de su otrora mentor, Fernando Karadima. “Que me fuera a mi casa”. Eso fue lo que le dijo el vicario zonal Rodrigo Domínguez a Diego Ossa. Fue el miércoles 29 de agosto pasado, cuando el presbítero le comunicó la decisión de Ricardo Ezzati. Hasta entonces, la vida de Ossa transcurría tranquilamente en una parroquia de Ñuñoa. Pero el 27 de agosto, el Arzobispado de Santiago decretó una investigación previa por dos denuncias de abuso sexual y de autoridad en su contra. La decisión tenía una trastienda. El miércoles 13 de julio, un mes y medio antes de las diligencias comunicadas por el arzobispado, el fiscal regional de Rancagua, Emiliano Arias, encabezó la histórica incautación al Arzobispado de Santiago. Ahí encontró expedientes no tramitados con denuncias que involucraban a una serie de sacerdotes. Se abrieron decenas de RUCs de casos no denunciados por la Iglesia a la justicia civil. Entre ellos saltó el nombre de Diego Ossa. Este caso -sostienen en la fiscalía- podría ser emblemático respecto de las denuncias que fueron desestimadas en el marco del supuesto encubrimiento de altos personeros de la Iglesia o que fueron archivados en la justicia penal. En la apelación a las medidas cautelares contra el sacerdote, él mismo alude a su “absoluta inocencia”. En el documento se lee: “¿Es posible destruir sin más la vida y el ministerio de un sacerdote bajo la sola alegación de la posibilidad de la comisión de un presunto delito sin prueba, sin defensa, sin proporcionalidad?”. La regalía máxima Diego Ossa llegó de adolescente a la parroquia El Bosque y de inmediato captó la atención de Fernando Karadima. El expárroco era conocido por rodearse de jóvenes que formaban una especie de guardia. Ossa no demoró en ser incluido. En ese grupo de los “favoritos” también estaban Juan Esteban Morales, Juan Carlos Cruz, Samuel Fernández y otros, pero Ossa de todas formas tenía un brillo especial para Karadima. Un exseminarista lo explica así: -Era la regalía máxima. Quienes lo conocieron en sus primeros años dicen que era simpático, acogedor, inteligente, con muchas actividades sociales. Incluso, Ossa pertenecía a un grupo de scouts. Por eso no era extraño verlo agitado, corriendo, con su bolso y el uniforme del colegio, llegando atrasado a las reuniones de la Acción Católica, el movimiento pastoral juvenil fundado por Karadima. En 1985, Diego Ossa ingresó al Seminario Pontificio Mayor. Tenía aproximadamente 21 años y se convirtió en la cuarta generación que Karadima inspiró para hacerse cura. Adentro, en esa época había otros seminaristas de El Bosque: Samuel Fernández, Hans Kast y Juan Carlos Cruz. Dentro del seminario también estaba Rodrigo Polanco, otro de los llamados “Karadima boys”. Era formador y les hacía clases a los de primer año. También era los “ojos y oídos” del expárroco en ese lugar. Polanco almorzaba en el mismo comedor que Ossa. -Ossa era cuadrado, le gustaba la doctrina. Pero raro, casi robótico. Era el seminarista perfecto, la procesión iba por dentro -dice Álvaro Viplana, exseminarista y compañero de Ossa. En sus tiempos libres -los últimos que tendría- Ossa se entretenía aprendiendo varios idiomas. Incluso, recuerdan excompañeros del seminario, le gustaba cantar en latín. Se sabía todos los cantos. Mientras ellos rezaban en las misas, Ossa participaba con canto gregoriano. También decía que iba a estudiar un Magíster en Teología. Entre el seminario, los estudios y el resto de sus actividades, Ossa estaba fascinado. Y, además, era del grupo selecto. Pronto la sombra de Karadima caería sobre él. La red Los Ossa son una familia con historia en Chile. También la rama de la que es parte Diego. Su abuelo, Manuel Ossa Covarrubias, era miembro del Partido Conservador y director de múltiples entidades comerciales. Entre ellas, fue director de la Chilena Consolidada y el primer presidente de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones. Nadie podría decir que era una familia común y corriente: los Ossa tenían dinero. Y los padres del sacerdote, Agustín Ossa Bezanilla y Clara Errázuriz Arnolds, eran el perfil perfecto de familia que le gustaba a Karadima. Tenían apellidos y recursos. Diego Ossa Errázuriz se convirtió en la obsesión del cura. Karadima estaba acostumbrado a ser el centro de la vida de todos los sacerdotes que iban a El Bosque, y Ossa, la regalía máxima, no iba a ser la excepción. Primero le prohibió seguir participando en el grupo de scouts, “porque eso no era de Dios”. Tenía que ir a la Iglesia, a la parroquia, a rezar. A los scouts no. Luego, Karadima empezó a cortar sus redes afectivas. Al contrario de otros casos, Ossa no tenía problemas familiares. Pero el expárroco le exigía ir cada vez más tiempo a El Bosque. Después lo mandaba a reprimir a los díscolos, como pasó con Juan Carlos Cruz. Así, Karadima lo hizo afectiva y psicológicamente dependiente de él. -Me di cuenta de que lo quebró, porque toda la persona llena de vida que conocí desapareció. Apareció un autómata, un robot. No tenía ninguna relación con nadie ni con nada. Estaba desconectado afectivamente de todo. Pero sí estaba sometido a él -dice uno de sus ex cercanos. Ossa era un Karadima-dependiente. EX PÁRROCO DEL BOSQUE FERNANDO KARADIMA El Bosque de Ossa A los 29 años se ordenó sacerdote. Y su primera destinación fue la parroquia El Señor de Renca, donde estuvo entre 1993 y 1996. Allí conoció a Óscar Osbén. El joven se preparaba para la Confirmación y pronto Ossa se convirtió en su guía espiritual. Luego lo nombró su secretario personal. Tanta era la cercanía entre ambos, que Ossa en 1996 -cuando el sacerdote se cambió a la parroquia Jesús Carpintero, en donde estaría hasta 2009- se llevó a Osbén. Fue en ese periodo en que ocurrió, de acuerdo al testimonio del joven, el abuso sexual. En paralelo, Ossa alternaba su trabajo como párroco en Renca con sus visitas a El Bosque. El poder que Karadima ejercía en él era impactante. El joven luminoso y alegre de los años 80 era otro. No tenía vida propia. -Karadima lo transformó hasta que lo quebró -así explica una de las víctimas del expárroco. Karadima exigía verlo todos los días. A su discípulo no le importaba recorrer los 18 kilómetros que lo separaban del “padre Fernando”. Incluso, en 2009, cuando operaron al expárroco del corazón, Ossa lo cuidaba y prácticamente abandonó Renca. Los problemas de distancias se solucionaron ese mismo año, cuando Ossa fue nombrado vicario de El Bosque. El 21 de abril de 2010, el caso Karadima explotó en los medios de comunicación y el 22 de abril de 2010 el entonces fiscal regional de la Zona Oriente, Xavier Armendáriz, tomó el caso. Dentro de las diligencias, Óscar Osbén declaró el 9 de julio de ese año ante el fiscal. Revivió el supuesto abuso que sufrió en febrero de 2003 por parte de Ossa. Según el relato, fue cuando se quedó a dormir en la casa parroquial de Renca. Durante la noche, el sacerdote le habría pedido que se acostara junto a él. “Le dije que no, que ni loco, me repitió que lo hiciera, hasta que me acerqué y me puso la mano en los genitales y me empezó a masajear”, declaró Osbén ante el Ministerio Público. Luego de separarse por un tiempo, volvieron a ser cercanos. Incluso, Ossa lo casó en 2005 y pagó parte de su matrimonio. Solo mantenía contacto vía email con el religioso. Cuando estalló el caso Karadima, en 2010, retomaron el contacto más seguido y Osbén -según la investigación de Armendáriz- le solicitó dinero a Ossa, recordándole en un correo electrónico el episodio de 2003. Le pidió $ 150 millones, pero solo recibió $ 10 millones como una especie de “ayuda”. No era una indemnización. En paralelo, Osbén se presentó ante el canciller del Arzobispado de Santiago de la época, Hans Kast. A él le relató lo sucedido. Más tarde, según Osbén, el promotor de la fe de ese entonces, Raúl Hasbún, desestimó el caso. El 9 de agosto pasado, Óscar Osbén recordó el episodio. Esta vez frente al fiscal Miguel Ángel Velásquez, en Talca. Era Arias quien daba la orden: quería que Osbén ratificara la denuncia eclesiástica y reiterara lo declarado ocho años antes al fiscal Armendáriz. El 30 de agosto, el Arzobispado de Santiago admitió que Osbén también había pedido revisar su caso ante la justicia canónica. En su apelación a las medidas cautelares dictadas por el Arzobispado de Santiago mientras dure la investigación previa, Ossa recordó la misma postura que tuvo en 2014, en una carta enviada a Ricardo Ezzati ese año: “Reitero enfáticamente mi absoluta inocencia tanto respecto de los dichos del Sr. Osbén como respecto de las alegaciones de los nuevos denunciantes”. La defensa del sacerdote -Estoy contigo. Al otro lado de la línea telefónica, una de las víctimas de Karadima le dijo que no le creía, que siempre había encubierto al párroco. Y cortó. Quien había llamado era Diego Ossa. El año 2011 fue difícil para el sacerdote. El 16 de enero de 2011 el Vaticano confirmó la sentencia que había dictado sobre Fernando Karadima. El expárroco de El Bosque debería llevar una “vida de penitencia y oración”. Ese mismo día, Ossa llamó a una de las víctimas. Dos meses después las consecuencias serían directas para Ossa. El 21 de marzo de 2011, Ezzati le pidió la renuncia a él, como vicario parroquial, y a Juan Esteban Morales, como párroco de El Bosque. Hoy, siete años después de que se quedara sin parroquia, Ricardo Ezzati decretó que mientras se realice la investigación contra Ossa, no podrá realizar “actos públicos propios del ministerio sacerdotal”. En el texto de su apelación a las nuevas investigaciones Ossa lo recuerda. “Ya he sufrido, después de 25 años al servicio de la Iglesia como sacerdote, un proceso de hondas consecuencias. Como usted señalaba en su carta del 30 de enero: “Dos años transcurridos sin oficio eclesiástico, [que] han sido para ti un motivo de humillación, pena y sufrimiento” (…). No estoy seguro el poder soportar otra sanción de esta naturaleza, sobre todo, al comenzar una investigación que no comporta imputación alguna y en la que la carga de la prueba incumbe a los denunciantes”. A los 47 años se había quedado sin su guía espiritual y sin parroquia. El año 2012 es un vacío en la vida de Ossa y recién a comienzos de 2013 reapareció. Esta vez en Lo Prado, bajo la protección de Moisés Atisha, actual obispo de Arica. Los feligreses de la capilla Cristo Resucitado le hicieron la guerra. Ganaron. En 2014 llegó a la parroquia Cristo de Emaús, en Pudahuel. Y los feligreses también lograron sacarlo. Diego Ossa era un problema. La solución la encontraron en la “sucursal de El Bosque”. Así le llamaban incluso los miembros del arzobispado a la parroquia Nuestra Señora de La Paz, en Ñuñoa. Corría el rumor de que en aquella iglesia, en Avenida Echeñique, se habían reubicado todos los feligreses de Karadima. La única conexión que tenía la parroquia con El Bosque era su párroco: José Miguel Fernández Donoso, un sacerdote también formado por Karadima y que nunca lo negó. Ossa llegó ahí como vicario parroquial, en 2014. Y rearmó su vida. En 2015 retomó con entusiasmo su misión sacerdotal y hasta los estudios. Leyó libros del Santo Cura de Ars y también de Santa Teresa de Ávila. Y en 2016, Ossa incluso se aventuró a merodear por los pasillos de la Facultad de Teología de la Universidad Católica. El 28 de enero de este año presentó la tesis para optar al Magíster en Teología Dogmática, en la Universidad Católica. Al menos hacia afuera, Ossa parecía haber olvidado a Karadima. Hasta que recibió un llamado de una víctima de Karadima. Respondió escuetamente: -Yo sé que quieres conversar conmigo, pero yo no quiero conversar contigo. La vida de Ossa siguió. Incluso tenía planes para construirse una casa en Paine. Eso hasta el 13 de julio, cuando el fiscal Arias inició una causa contra el sacerdote. Hoy son tres las denuncias que tiene la fiscalía contra Ossa. El Arzobispado de Santiago, que recién abrió una investigación previa esta semana, las identificó como dos denuncias de abuso sexual y de autoridad que habrían ocurrido antes de 2005, cuando una persona habría sido menor de edad, más la revisión del caso de Osbén. -Volví a buscar justicia, ya que me enteré de que Diego Ossa no había tenido sanción severa y estaba ejerciendo en Ñuñoa. Me dio mucha angustia saber que quizás había más víctimas de él y aún creo en las instituciones como la fiscalía -dice Óscar Osbén. Y el sacerdote replica: “Si esto llega al Ministerio Público, me presentaré inmediatamente”. A pesar de que su vínculo con Karadima le pesó toda la vida, lo que hoy atormenta a Ossa son sus propias acciones. Pero no fue hasta ahora, en que es investigado por la fiscalía y la misma Iglesia, que decidió apartarse de los apenas cuatro sacerdotes que se negaron a aceptar cualquier aceptación del fallo que condenó al expárroco de El Bosque. Cuatro sacerdotes de las “50 vocaciones” de las que siempre presumía Karadima. Tres. Porque la apelación de Diego Ossa a las medidas impuestas por el arzobispado altera la historia: “…Lo manifestado públicamente, a saber, mi adhesión a todas y cada una de las disposiciones que la Santa Sede aplicó al Pbro. Fernando Karadima. Agrego ahora, además, que no puedo menos que reprochar cualquier acción delictiva realizada por él”. El favorito, su “regalía máxima”, después de años, cambió de opinión. Fuente: https://www.latercera.com/reportajes/noticia/ocaso-del-ultimo-karadima-boy/303503/
  5. 02 Agosto 2018 Diócesis de Pennsylvania emite lista de 71 religiosos acusados de abuso sexual La Corte Suprema del estado publicaría este mes un informe que identifica a “más de 300 sacerdotes depredadores en seis diócesis” de Pennsylvania. EL OBISPO CATÓLICO RONALD GAINER DE LA DIÓCESIS DE HARRISBURG, PENNSYLVANIA, EL MIÉRCOLES Hace menos de una semana, el Papa Francisco aceptó la renuncia del cardenal estadounidense Theodore McCarrick, de 88 años, acusado de abusos sexuales, algo considerado por los expertos como un hecho sin precedentes. En una nueva tormenta para la Iglesia Católica, la diócesis de Harrisburg, Pennsylvania, publicó el miércoles una lista con 71 religiosos que han enfrentado acusaciones de abuso sexual contra menores desde 1940. En el documento aparecen 37 sacerdotes, tres diáconos y seis seminaristas de la diócesis de Harrisburg. Además, de nueve clérigos de otras diócesis y 16 miembros de comunidades religiosas, relacionados con denuncias de “comportamiento” indecente e inapropiado como besos, pornografía infantil, “comunicaciones inapropiadas con menores”, entre otras. Ello, a pesar que “la diócesis no hizo ninguna evaluación de la credibilidad de su culpa sobre estas alegaciones” según consignó la agencia EFE. La lista fue ordenada por el obispo de Harrisburg, Ronald W. Gainer, en el cargo desde 2014, y que manifestó que todos los nombres de los obispos de la diócesis durante los últimos 70 años serán eliminados de las iglesias y edificios de Harrisburg, en reconocimiento a su “incapacidad de tratar adecuadamente las acusaciones de abuso”, señaló el comunicado emitido por la diócesis, según consignó Reuters. El obispo Gainer ofreció disculpas a las víctimas, a los fieles católicos y a la comunidad tras señalar que “muchos de los que fueron victimizados de niños continúan sufriendo como sobrevivientes del daño que experimentaron”. El 27 de julio pasado, la Corte Suprema de Pennsylvania ordenó la difusión de un informe del gran jurado de 900 páginas sobre presuntos abusos por parte de miembros de la iglesia pertenecientes a seis de las ocho diócesis católicas del estado, mayoritariamente católico, entre las que se encuentra Harrisburg. Según The Associated Press, el documento podría ser publicado este mes, pero ha sido detenido debido a los recursos que se han presentado. La Corte señaló que en la investigación se identificaron más de 300 “sacerdotes depredadores” en las seis diócesis. En abril, la diócesis de Erie, que está entre las investigadas, “identificó a más de 50 sacerdotes y laicos acusados de abuso sexual infantil”, según la revista Time. El obispo Gainer intentó publicar la lista en 2016, pero la oficina del fiscal general le solicitó no hacerlo para proteger la investigación que estaba en curso. Así, la publicación de la lista es un anticipo de la resolución de la Corte Suprema estatal. La diócesis de Harrisburg reunirá los registros que mantienen para crear una lista de religiosos y seminaristas sospechosos de abusos sexuales a menores. Sin embargo, varios de los acusados ya fallecieron. En 2002 estallaron las acusaciones de abuso sexual contra menores de edad por parte de miembros de la Iglesia Católica en Estados Unidos después que el diario The Boston Globe destapó casos de la arquidiócesis de Boston que luego se extendieron a otras latitudes, recordó Reuters. Fuente: https://www.latercera.com/mundo/noticia/diocesis-pennsylvania-emite-lista-71-religiosos-acusados-abuso-sexual/267607/
  6. Historia del topic acá http://foros.fotech.cl/topic/339963-abusos-sexuales-en-la-iglesia-catolica-el-interminable-via-crucis-de-la-iglesia-catolica-chilena-pagina-5/?hl=%2Biglesia&do=findComment&comment=23777503 03 Julio 2018 Religioso de la congregación marianista queda con prohibición de salir del país: formalizado por abuso sexual A José Lara Burgos la Fiscalía le imputó esta mañana actos de connotación sexual cometidos en contra de un niño de Quintó Básico del instituto Miguel León Prado, ubicado en la comuna de San Miguel. Esta mañana en el 11° Juzgado de Garantía de Santiago fue formalizado por abuso sexual José Lázaro Lara Burgos quien hasta mayo de este año se desempeñaba en el Instituto Miguel León Prado realizando talleres de temáticas religiosas, funciones de las que fue separado luego que un ex alumno del recinto, vinculado a Compañía de María – Marianistas en Chile, lo denunciara por actos de connotación sexual. En una audiencia que duró sólo un par de minutos el Ministerio Público lo formalizó como presunto autor de ataques sexuales cometidos en contra de un alumno de Quinto Básico y acordó con la defensa de Lara las medidas cautelares de prohibición de salir del país y de acercarse a la víctima. No hubo oposición de nadie y el imputado puso salir caminando del tribunal. La justicia concedió un plazo de 180 días para esta indagatoria que se inició el 8 de mayo cuando se pidió la intervención de la Fiscalía en los hechos denunciados. Esta es una de las indagatorias que realiza el Ministerio Público en todo el país contra sacerdotes y sujetos como Lara que si bien no tienen el sacramento de la orden sacerdotal, sí son considerados “hermanos” y tienen calidad de religiosos al interior de su comunidad, en este caso de los marianistas. Fuente: http://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/religioso-la-congregacion-marianista-queda-prohibicion-salir-del-pais-formalizado-abuso-sexual/229131/
  7. 10 Enero 2018 Coautora de “Mitad monjes, mitad soldados”: “Las víctimas merecen ser escuchadas” Paola Ugaz se refiere a libro que aborda abusos sexuales contra menores cometidos por el Sodalicio en Perú. ¿Cuál fue la base para iniciar la investigación que derivó en el libro sobre los abusos sexuales contra menores cometidos por el Sodalicio? En 2010 Pedro Salinas me buscó luego de recibir una denuncia de un amigo y ex miembro del Sodalicio de abuso sexual de parte de German Doing, candidato en ese entonces a ser el santo del Sodalicio. Pedro Salinas, ex miembro del Sodalicio y periodista, me pidió ser parte de la investigación que en principio iba a durar tres meses y duró siete años. ¿Cuál fue la trama que se destapa en el libro? En esa investigación descubrimos que el fundador del Sodalicio, Luis Fernando Figari, el candidato a santo, German Doig (fallecido en 2001) y otros miembros de la cúpula, cometieron delitos de abuso sexual, físico y psicológico a 30 personas en una investigación que duró cinco años y que dio nacimiento al libro Mitad Monjes, Mitad Soldados publicados en 2015 por editorial Planeta. ¿Cómo se lograron ocultar durante tantos años los abusos cometidos contra menores de edad? Es una organización católica de carácter pontificio desde 1997, y con muchos lazos políticos, económicos y sociales. Entre los sodálites hay hijos de ministros, congresistas y empresarios. Los primeros denunciantes fueron denostados como “locos” por miembros del Sodalicio. Esto hizo que nadie más se atreviera a denunciar al Sodalicio. En la primera edición del libro, casi todas las víctimas salen sin usar su nombre real por temor. ¿De qué manera ha sido recibido en Perú la intervención del Sodalicio a días de que arribe el Papa Francisco? Ha sido visto como un gesto político de una autoridad religiosa, que busca decir que no protegen a Figari, que vive en Roma, y que está ad portas de recibir una detención preventiva por los delitos de asociación ilícita para delinquir, secuestro agravado y lesiones físicas y psicológicas. Las víctimas merecen ser escuchadas y reparadas, y eso no ha sucedido en su integridad. Es por ello que la intervención y descabezamiento de la organización puede significar un nuevo capítulo donde las víctimas encuentren tranquilidad. Fuente: http://www.latercera.com/noticia/coautora-mitad-monjes-mitad-soldados-las-victimas-merecen-escuchadas/
  8. CRIMENES, VIOLENCIA Y ACCIDENTES MES DE NOVIEMBRE 2016 Con la finalidad de Abarcar todos los crimenes, violencia, abusos sexuales, etc... que nos informen, aca en Crimenes y Violencia, la Moderacion de Actualidad ha decidido crear este Topic.
  9. 30 Abril 2016 PERIODISTA DE SPOTLIGHT DEL BOSTON GLOBE Rezendes explica los desafíos que enfrentó en investigación por abusos sexuales en Iglesia Católica Michael Rezendes, periodista de Boston Globe y ganador del Premio Pulitzer por su trabajo en el equipo de investigación llamado Spotlight, se pronunció respecto a las indagaciones que llevó a cabo en materia de abusos sexuales en la Iglesia Católica en entrevista con CNN Chile. Michael Rezendes, periodista del Boston Globe y ganador del Premio Pulitzer por su trabajo en el equipo de investigación llamado Spotlight -mismo nombre que lleva la película ganadora al Oscar- se pronunció respecto a las indagaciones que llevó a cabo en materia de abusos sexuales en la Iglesia Católica en entrevista con CNN Chile. En esa línea, precisó que para realizar dicha investigación tuvieron que enfrentar diversos desafíos y explicó que “en Estados Unidos al menos, la iglesia no está obligada a presenta ninguno de los documentos que otras organizaciones requieren presentar”. Por ello, enfatizó que “cómo atravesar el velo del secreto, cómo encontrar la verdad. Cómo encontrar qué está pasando tras estas puertas cerradas. Ese fue el principal desafío”. Mientras realizaban el reportaje, señaló que “todos sentimos diferentes grados de presión y escepticismo de parte de nuestros amigos y familia, pero no fuimos disuadidos de ninguna forma”. En relación a la película ganadora del Oscar que cuenta cómo se desarrolló el trabajo de Spotlight para la investigación sobre abusos sexuales en la Iglesia Católica, Rezendes sostuvo que “lo que amo de la película es que no es necesario ser un caballero de brillante armadura. Lo que me encanta de esta película es que nos muestra tropezando en la oscuridad, bajando a ciegas, siendo golpeado con un portazo en la cara y cometiendo errores, lo que muestra que el periodismo es imperfecto. Es decir, que el periodismo es una institución imperfecta y nosotros -los periodistas- somos imperfectos y a veces pasamos por alto las cosas”. Destacó además que “la democracia no puede funcionar sin buen periodismo (…) la gente poderosa siempre va a tratar de ocultar información importante”. Con todo, el periodista también se refirió al nombramiento de Juan Barros como obispo de Osorno, quien es cuestionado por su vinculación con los abusos cometidos por el ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, y confesó sentirse “sorprendido” por dicha determinación del Papa Francisco. Para ver la entrevista completa, ingresa AQUÍ. Imagen extraída de Youtube Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/04/30/rezendes-explica-los-desafios-que-enfrento-en-investigacion-por-abusos-sexuales-en-iglesia-catolica/
  10. El Sodalicio, el grupo religioso internacional que enfrenta acusaciones por abusos sexuales en Perú Pierina Pighi BBC Mundo 14 marzo 2016 El grupo religioso peruano Sodalicio de Vida Cristiana se fundó en 1971, cuenta con más de 20 mil seguidores en 25 países y fue reconocido oficialmente por el papa Juan Pablo II en 1997. Los testimonios de abusos contra el Sodalicio de Vida Cristiana en Perú comenzaron a aparecer desde el año 2000. Hoy enfrenta acusaciones de abusos psicológicos, físicos y sexuales contra menores de edad y la Fiscalía del Perú lo investiga desde octubre de 2015. El libro Mitad monjes, mitad soldados también incluye el testimonio de Pedro Salinas, el autor, que fue sodálite por seis años. La pesquisa comenzó poco después de la publicación del libro "Mitad monjes, mitad soldados", escrito por el periodista peruano Pedro Salinas en colaboración con la periodista Paola Ugaz. El texto reúne 30 testimonios de abusos ocurridos a lo largo de casi 30 años, en los que las supuestas víctimas -que no dan sus nombres- señalan como autores al mismo fundador del movimiento, el laico Luis Fernando Figari Rodrigo, y a otras cabezas de la organización. De estos testimonios, cinco narran episodios de abusos sexuales. De estos últimos, tres señalan como perpetrador al fundador Figari. Los tres presentaron sus casos al Vaticano en 2011, pero no han recibido respuesta, según le confirmaron a BBC Mundo tanto Paola Ugaz y la ex hermana sodálite Rocío Figueroa, quien les ayudó a presentar los casos. Aunque el grupo ha aceptado que se han presentado abusos individuales de tipo físico y sicológico -pero no sexual-, niega que sean prácticas extendidas a toda la organización. Obediencia absoluta El Sodalicio se fundó hace 45 años con el nombre Sodalitium Christianae Vitae, en honor al sodality o idea de hermandad entre los maristas. Se creó como una sociedad de vida apostólica, es decir, como un grupo integrado por laicos consagrados y sacerdotes que viven en comunidades o casas compartidas entre ellos y cumplen labores de evangelización. Un exsodálite, Martín Scheuch, le contó a BBC Mundo que en los primeros años los miembros del movimiento leían libros fascistas. El libro "Mitad monjes, mitad soldados" especifica que uno de los autores leídos era José Antonio Primo de Rivera, fundador de la falange española. El ex sodálite Martín Scheuch ha publicado su testimonio sobre el Sodalicio en su blog Las líneas torcidas. Scheuch recordó también que una de las ideas principales con las que surgió el Sodalicio era que sus miembros debían practicar la obediencia absoluta, en cuanto a horarios, actividades, lecturas, forma de vestir e incluso estudios profesionales. Figari -dice- solía repetir una frase que ilustraba el concepto: "El que obedece nunca se equivoca". Rocío Figueroa, exhermana sodálite, comenta que este concepto le parecía "superpeligroso" porque hacía que uno "perdiera su capacidad crítica" y así "los superiores podían mandar cualquier estupidez". Fernando Vidal, el asistente de comunicaciones del Sodalicio, le dijo a BBC Mundo que a los comienzos, cuando los sodálites eran muy jóvenes, tomában como referencia antiguas costumbres de la época. Pero aseguró que nunca hubo restricción o prohibición de lecturas para los sodálites, sino "recomendaciones durante su formación". Agregó que Primo de Rivera era sólo uno de los muchos autores que leían. "El Sodalicio es una institución religiosa, no política", dijo. El Sodalicio se extendió desde Perú a Brasil, Colombia, Chile, Argentina, Ecuador, Costa Rica, Estados Unidos e Italia. Ahora la "Familia Sodálite" (que agrupa también a laicos no consagrados) incluye a más de 20.000 personas en 25 países. El grupo goza de derecho canónico desde 1997, cuando Juan Pablo II era papa. Dormir en una escalera Pero tres años después, la orden comenzó a aparecer en la prensa peruana por razones distintas a las religiosas. En 2000, el exsodálite José Enrique Escardó Steck publicó en la revista peruana Gente una serie de columnas en las que contaba los abusos psicológicos y físicos que sufrió durante el año que vivió en las comunidades del Sodalicio. Las columnas que José Enrique Escardó Steck publicó en 2000 están reunidas en su blog El quinto pie del gato. En ese tiempo, dice, sus superiores lo obligaron a dormir un mes en una escalera y a comer arroz con leche con kétchup. Además, asegura que lo amedrentaron con una cuchilla en el cuello y lo escondían en el baño de la comunidad cuando su mamá iba a visitarlo. Fernando Vidal, el asistente de comunicaciones de la organización, no niega testimonios como los de José Enrique Escardó. "Creo que en situaciones así confluyen muchas cosas: los defectos y problemas del señor Figari, el contexto socio-cultural de los años 60 y 70, la juventud e inexperiencia de los que iniciaban este camino", dijo. Aseguró que ese tipo de prácticas, "más allá de cuáles sean verdaderas o no", no se hacen "desde hace muchos años en ninguna de las comunidades sodálites". El vocero del grupo reconoció que estos casos de abusos físicos y psicológicos son "inaceptables", pero opinó que se trataban de casos particulares: "Estamos seguros que han sido hechos aislados, circunscritos. Lamentables e inaceptables". Sin embargo, aceptó que deben hacer cambios en su institución y que están "tomando conciencia" de las "fallas": "El Sodalicio no se reduce a las denuncias. Hay mucha gente buena y generosa". José Enrique también contó sus experiencias en un programa periodístico peruano de televisión en 2001, pero la prensa olvidó pronto el tema. Un niño desnudo en un hotel Hasta 2007. En octubre de ese año, la policía encontró al entonces sodálite Daniel Murguía Ward en un hotel con un niño de 11 años, al que iba a tomarle fotos desnudo. Pedro Salinas y Paola Ugaz investigaron durante cuatro años los testimonios de abusos contra el Sodalicio. Murguía Ward había sido muy cercano a Figari, el fundador de la organización, según le confirmó a BBC Mundo su propia hermana, Patricia Murguía. Dos días después de la detención, el grupo Sodalicio anunció que expulsaba a Daniel Murguía por "esta situación hasta ahora totalmente desconocida para nosotros, que consideramos completamente inaceptable, y que ha sorprendido y golpeado dolorosamente a toda nuestra comunidad". Luego del episodio del hotel, Daniel estuvo año y medio en la cárcel. Tres años después, las cosas parecieron precipitarse. A fines del 2010, Figari renunció sorpresivamente a ser superior del movimiento después de 39 años y "por motivos de salud". Ese mismo año se suspendió la causa de beatificación de Germán Doig Klinge, vicario general del Sodalicio muerto en 2001. Era el primer sodálite que el grupo postulaba a los altares. En febrero del 2011 el periódico peruano Diario 16 dio cuenta de unos testimonios de abuso sexual que señalaban como autor al candidato a beato. Esta es la estampa de Germán Doig que se repartía cuando el Sodalicio lo postulaba a beato. El Sodalicio tuvo que reconocer estos testimonios como la verdadera razón para anular la beatificación de su exlíder. El libro "Mitad monjes, mitad soldados" recoge la historia de quien dice ser una de las víctimas de Germán Doig. "Era muy cariñoso", asegura. Dice que le "cogía la mano" y lo abrazaba en las salitas privadas donde realizaban sus sesiones de consejería espiritual. En estas sesiones, asegura, se quedaban desnudos para hacer ejercicios de energía y Doig lo masturbaba. Otra víctima asegura que, en estas sesiones, Doig le pidió que lo penetrara, como una manera de "experimentar para ayudar a otros aconsejados”, según se indica en el libro. Otro de los testimonios pertenece a Rocío Figueroa, ex hermana sodálite, quien asegura que Doig le tocó un seno en una "sesión de yoga". ______________________________________ EL VISITADOR DEL VATICANO En abril de 2015, antes de la publicación del libro "Mitad monjes, mitad soldados", la Iglesia católica había nombrado al sacerdote peruano Fortunato Pablo Urcey como "visitador" para las casas del Sodalicio. El Vaticano ha designado a un "visitador" para todas las casas del Sodalicio en Perú. En sus palabras, su función es "recoger información sobre la forma de vida del Sodalicio y la autoridad de Luis Fernando Figari". Si bien aceptó que ha preguntado a los miembros sobre los testimonios de abusos, dice que investigarlos no es un trabajo que él tenga que hacer. Fortunato Pablo, ha ido a todas las casas del Sodalicio en el Perú y ha conversado con sus miembros. Aseguró que "ha tomado lonche (merienda) y ha compartido la eucaristía con ellos". También ha conversado con algunas víctimas e incluirá sus testimonios en el informe que presentó al Vaticano en febrero. Pero el sacerdote dice que no ha leído completo el libro porque hay que evaluar la "motivación" de los autores al publicarlo. A partir del reporte del visitador, el Vaticano decidirá si envía a un investigador y las medidas que tomará con el Sodalicio. _______________________________________ Testimonios contra el fundador Pero el escándalo no quedó ahí. En agosto del 2011, pocos meses después de publicar la información sobre Germán Doig, el periódico peruano Diario 16 difundió testimonios de abuso sexual que involucraban al mismo Figari, el fundador. Según el libro "Mitad monjes, mitad soldados", un exsodálite acusa a Luis Fernando Figari de enseñarle revistas pornográficas y de pedirle que se sentara sobre un palo. Luis Fernando Figari (izquierda), el fundador del Sodalicio, vive en Roma, y Germán Doig, que fue candidato a beato hasta el 2010. Otra de las víctimas señala en el libro que, cuando tenía 17 años, Figari le dijo que era momento de "abrir el tercer ojo para ver mejor las auras y que despertaría su kundalini al depositar su semen en su hueso sacro". En ese momento, el Sodalicio y Figari negaron las acusaciones. Luego de su retiro en 2010, Luis Fernando Figari vivió entre Lima y Roma hasta que en 2015 se estableció definitivamente en la capital italiana. Hasta ahora, sólo ha respondido a las acusaciones con una carta a los sodálites, difundida este año por los medios peruanos. En el texto, Figari reconoció haber "cometido graves errores, fallas y ligerezas", pero negó los abusos sexuales. Según el actual superior del Sodalicio, Alessandro Moroni, Figari vive alejado de la administración del grupo que fundó en 1971 en Lima. Y ahora, ante la investigación de la Fiscalía, el abogado de Figari, Juan Armando Lengua Balbi, cuestiona que los testimonios del libro sean anónimos. "No puede haber autores si no hay agraviados claros", dijo, y aseguró que su defendido es inocente de todas las imputaciones. Lengua Balbi detalló que la Fiscalía ha citado a Figari, pero explica que no asistirá porque la citación no le ha llegado a su domicilio actual, en Roma. "Tiene mi consejo de no asistir", aseveró el abogado. El papa Juan Pablo II otorgó al Sodalicio el derecho canónico en 1997. Por parte del Sodalicio, el asistente de Comunicaciones, Fernando Vidal, dijo que la agrupación colaborará en "todo lo que sea requerido por la justicia civil, penal o eclesiástica" para investigar estos casos. "Se está investigando y poniendo todos los medios para determinar la verdad y las responsabilidades. Se aplicarán las medidas que sean justas, inclusive sanciones y separación (del grupo) si fuera necesario". Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/03/160105_america_latina_peru_sodalicios_denuncias_abuso_sexual_ppb
  11. Informe de Gendarmería revela que cura O’ Reilly sigue negando los abusos sexuales por los que fue condenado The Clinic Online 16 Febrero, 2016 Tags: El periodo de observación del sacerdote estrella de Los Legionarios de Cristo en Chile corresponde al lapso de tiempo entre los meses de julio y diciembre de 2015. También se informa que el religioso fue incorporado al Programa Estándar para Agresores Sexuales “que incluye unidades temáticas orientadas a abordar la actitud procriminal y distorsiones cognitivas para lo cual ha tenido una adecuada adherencia “. “Mantiene la negación de la ejecución de las conductas ilícitas por las cuales fue condenado”. Eso es parte de lo que -según emol- se lee en el informe de Gendarmería respecto del sacerdote John O’Reilly, quien el 11 de noviembre de 2014 fue sentenciado a una pena de cuatro años y una día de presidio menor bajo libertad vigilada, más la prohibición perpetua de trabajar con menores, luego de ser condenado por abusos sexuales reiterados de una menor del colegio Cumbres. El periodo analizado corresponde al lapso de tiempo entre julio y diciembre de 2015, y se trata del segundo informe del Centro de Reinserción Social Santiago Oriente. En el texto además se observa que el sacerdote fue incorporado al Programa Estándar para Agresores Sexuales “que incluye unidades temáticas orientadas a abordar la actitud procriminal y distorsiones cognitivas para lo cual ha tenido una adecuada adherencia “. También se informa que O’Reilly ha mostrado “apertura a trabajar los contenidos que han sido planteados y que están orientados a identificar y evaluar los factores de riesgo asociados a conductas de transgresión”. Por otro lado, se detalla que “mantiene la celebración de misa de modo individual sin feligreses, en la capilla interna de la congregación donde reside”. “Mantiene espacios de oración, efectúa ejercicios en bicicleta estática, lee documentos referidos a la congregación y escribe un libro relacionado con su experiencia judicial”, agrega el escrito. Cabe recordar que el sacerdote John O’ Reilly fue condenado el pasado 15 de octubre de 2014 por abusos reiterados contra la menor de iniciales J.P.H.M. “El tribunal ha dado por establecido por mayoría de sus integrantes, más allá de toda duda razonable, los siguientes hechos (…) O’Really resolvió realizar acciones de significación sexual mediante el contacto corporal con una alumna del colegio”, fueron las palabras de la jueza María Teresa Barrientos en esa oportunidad. Ese mismo día, el tribunal absolvió también al cura por los abusos a la hermana de la víctima, de iniciales C.U.V.H.M., por la cual también se imputaban abusos sexuales. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/02/16/520587/
  12. Caso Karadima: Ezzati reitera que no hubo encubrimiento y por primera vez tilda el hecho de “algo horripilante” The Clinic Online 30 Diciembre, 2015 El arzobispo de Santiago realizó un balance anual en donde abordó el bullado caso. Hizo mención a la declaración del expárroco en que negó los abusos. “Hubiera sido mucho mejor que, con humildad, hubiera confesado la verdad y hubiera pedido perdón por todas sus faltas”, aseveró. En medio del balance anual de la Iglesia, el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, se refirió a los casos de abusos sexuales que han afectado a la institución, en particular a la situación del expárroco del Bosque, Fernando Karadima. “Lo que he podido leer del juicio, es algo horripilante que no tiene ninguna justificación”, expresó el jefe de arquidiócesis de la capital. Por otro lado afirmó que desde que se conoció la condena del Vaticano, las órdenes “se han ejecutado tal como se ha pedido”. Tema obligado, Ezzati abordó las acusaciones de encubrimiento, tema por el que la Iglesia enfrenta una demanda civil de parte de los querellantes y víctimas de Karadima. Según dijo, éstas no tienen ningún asidero. Asimismo, hizo mención a los correos revelados respecto de conversaciones en torno al tema que mantuvo con el cardenal Francisco Javier Errázuriz, en donde criticaban al padre Felipe Berríos y a Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima. “Mi invitación es a que sean objetivos y lean los correos, porque no dicen nada (…) ha habido una sobrevaloración o sobreexposición de la prensa, no sé por cuáles motivos, pero es injustificada y ha creado un clima de desconfianza”, aseguró. “He actuado de acuerdo a lo que me dice mi consciencia”, complementó el prelado. Ezzati se refirió además a la declaración que prestó Karadima ante el ministro Juan Manuel Muñoz, oportunidad en que negó haber cometido abusos. “Carece de toda objetividad (…) Hubiera sido mucho mejor que, con humildad, hubiera confesado la verdad y hubiera pedido perdón por todas sus faltas”, aseveró. Fuente: http://www.theclinic.cl/2015/12/30/juan-carlos-cruz-demandante-de-karadima-ezzati-es-un-mentiroso-y-un-desastre-de-cardenal/
  13. Karadima a lo Pinochet: Declaración estuvo marcada por varios “no me acuerdo” The Clinic Online 11 Noviembre, 2015 El ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, abandonó tribunales en medio de la expectación de los periodistas que intentaron romper su silencio sepulcral, luego de declarar como testigo en la arista civil de la demanda que sus querellantes interpusieron contra el Arzobispado de Santiago por presunto encubrimiento tras las denuncias de abusos. Según dijo el abogado de las víctimas, Juan Pablo Hermosilla, quien salió minutos antes de la diligencia, “básicamente fue una declaración marcada por muchos ‘no me acuerdo'”. Karadima, agregó el jurista, manifestó además no saber por qué se están realizando estas denuncias, y que no contrató a sus abogados, que los contrataron cercanos a él. Además reiteró que no abusó de nadie. Revise acá la declaración completa. Escoltado por gendarmes y cuatro guardaespaldas, con un rosario en mano, con la vista al frente, y en total silencio. Así abandonó el ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, en medio de la expectación de los periodistas que intentaron romper su silencio sepulcral, la quinta sala de la Corte de Apelaciones de Santiago luego de declarar ante el juez Juan Manuel Muñoz como testigo en la arista civil de la demanda que sus querellantes interpusieron contra el Arzobispado de Santiago, esto por presunto encubrimiento tras las denuncias de abusos. Según dijo a los medios presentes el abogado de las víctimas, Juan Pablo Hermosilla, quien salió minutos antes de la diligencia, “básicamente fue una declaración marcada por muchos ‘no me acuerdo'”. Efectivamente, la declaración del expárroco tuvo bastante de aquello. Fernando Karadima desconoció los abusos, negó haber contratado a sus abogados, conocer cualquier detalle de su defensa y que no recuerda las declaraciones que anteriormente ha dado, ante la Ministra Jessiza González y ante el fiscal Xavier Armendáriz. Sobre sus abogados, Karadima indicó que “en civil fue el sr. Muga y don Juan Pablo Bulnes, yo no los contraté y no he hablado con ellos nunca. Tampoco he pagado un centavo. Amigos míos me deben haber ayudado, pero no sé quiénes. En la canónica actuó el padre Ariel Buso, que es un argentino canonista, yo no sé cómo fue mi defensa. Haría que preguntarle al abogado sr. Juan Pablo Bulnes”. Haciendo gala de su mala memoria, consultado sobre las denuncias de abuso sexual que aparecieron en la opinión pública, Karadima dijo que se enteró por la prensa. “Lo que yo leí en la prensa el año 2010, pero yo no recuerdo ni que leí. Yo declaré ante la sra. ministro y tampoco me acuerdo de lo que declaré con ella. También declaré con el sr. Armendáriz, pero tampoco me acuerdo de mi declaración”. Karadima, además, negó tajantemente haber cometido abusos contra menores en la parroquia El Bosque. “No reconozco los abusos, con niños nunca, jamás y eso lo declaré con la Ministro. Respecto de los actores, sostengo mi inocencia. Con respecto a Hamilton fui su confesor, eso ya lo dije anteriormente y tuve un careo en la causa criminal con él, pero no me acuerdo. Nunca tuve relaciones sexuales con los actores”, dijo refiriéndose a las víctimas. En ese contexto, el abogado Juan Pablo Hermosilla apuntó a que hubo un aspecto de la declaración de Karadima de suma relevancia para ellos como parte querellante, esto es que el cura aseguró que nunca nadie lo interrogó. “Confirma la tesis de que el Arzobispado no pescó las denuncias”. En concreto Karadima aseguró que “nunca” recibió algún tipo de sanción o amonestación canónica antes de las denuncias de abuso sexual y que no recuerda si se le tomó declaración canónica al respecto. En todo caso, el sacerdote, hoy recluido en un hogar de monjas, reconoció la autoridad del Arzobispado. “Dependía de que yo estaba en la Parroquia del Sagrado Corazón, por ello todo lo que yo hacía era por orden de él, él era nuestro jefe”. Ante la pregunta del fiscal Muñoz sobre si conocía a políticos y empresarios que lo apoyaran al momento de aparecer las denuncias, Karadima aseguró que “eso lo declaré anteriormente, pero no me recuerdo de nada”. Sobre su salida de la Parroquia de El Bosque, Karadima negó que tuviera relación con las denuncias por abuso sexual. “Eso fue porque yo ya había cumplido 75 años y además porque llevado 24 de párroco y el máximo son 12, lo que está en el derecho canónico. No fue un castigo, nunca me dijo el Arzobispo que fuera por otra cosa”. El fiscal Muñoz además inquirió al sacerdote por la carta que le envió el Cardenal Errázuriz -revelada por The Clinic Online- explicándole cómo enfrentar a los feligreses de El Bosque, pero éste aseguró que no recuerda la misiva. Vea acá la declaración completa Fuente: http://www.theclinic.cl/2015/11/11/karadima-a-lo-pinochet-declaracion-estuvo-marcada-por-varios-no-me-acuerdo/
  14. Topic Oficial Caso Karadima Exclusivo: Cartas del cardenal Errázuriz revelarían intentos de encubrimiento de la Iglesia en el caso Karadima Pablo Basadre e Ivonne Toro 07 Septiembre, 2015 Para esta semana está previsto que se inicie el periodo de rendición de pruebas de las partes involucradas en la demanda civil en contra de la Iglesia, entablada por las víctimas del caso Karadima. En ese escenario y a semanas de que comiencen también las declaraciones de los testigos, la defensa de las víctimas tuvo acceso a dos cartas -hasta ahora desconocidas y que publica The Clinic Online- donde se da cuenta del decisivo rol que cumplió el entonces Cardenal Francisco Javier Errázuriz cuando ocupaba el cargo más alto de la jerarquía de la Iglesia en Chile. En agosto pasado, a días de que la Corte de Apelaciones terminara la revisión de los puntos de prueba en la demanda civil entablada por las víctimas del ex cura Fernando Karadima -Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo- y de que el ministro de fuero Juan Manuel Muñoz dictase el cúmplase para que las partes presenten sus pruebas, el equipo liderado por el penalista Juan Pablo Hermosilla recibió importantes documentos en los que se evidencia el decisivo rol que tuvo el cardenal Francisco Javier Errázuriz en el caso de los abusos sexuales cometidos por el ex párroco de El Bosque. El abogado explicó a The Clinic Online que los documentos muestran una serie de antecedentes a los que como defensa no habían tenido acceso. Entre ellos, el fallo del Vaticano que condenó al ex párroco por abusos sexuales -del que sólo se conocía un extracto- , además de dos cartas que habrían sido escritas por Errázuriz: la primera dirigida al entonces vicario Diego Ossa, discípulo de Karadima en la parroquia El Bosque, y la segunda remitida al propio Karadima. “Nos llegó información en forma anónima y confidencial que muestra una serie de antecedentes a los cuales no habíamos tenido acceso, pero que venían circulando en el tiempo a propósito de lo que sería la confirmación de indicaciones de parte de las autoridades eclesiásticas de la época. En particular del Cardenal Errázuriz por, derechamente, dar instrucciones de cómo encubrir y cómo tapar los distintos ángulos del caso a medida que iba avanzando. Estamos en proceso de examinar toda esta información, hemos recibido algunos documentos de alto interés y creemos que es importante que esto sea conocido”, comenta Hermosilla. En una de las misivas, escritas en computador con el logo del Arzobispado de Santiago y la firma de Errázuriz, entrega instrucciones respecto de las graves acusaciones por abuso sexual que recaían en el entonces vicario Diego Ossa. En otra de las cartas el mismo Errázuriz le recomienda, esta vez a Karadima, cómo presentar ante los feligreses la decisión de traspasar el mando de la Parroquia de El Bosque evitando así reconocer que la determinación se debía a las acusaciones que habían en su contra y que se conocían en la Iglesia hacía más de tres años. Ambos documentos, a juicio de la defensa de las víctimas, son pruebas de cómo Errázuriz, representando el más alto cargo en la jerarquía eclesiástica chilena, se esforzaba por proteger a Karadima, quien fue finalmente condenado por abusos sexuales por el Vaticano y cuya causa fue sobreseída por la justicia luego de que prescribiera. Los documentos podrían convertirse en una de las tantas evidencias que dejarían en entredicho la postura que ha mantenido el Cardenal y Arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati, quien si bien estuvo dispuesto a acoger a las víctimas y a pagar una suma de dinero simbólica por los delitos, hasta ahora no ha aceptado una tercera condición: reconocer la responsabilidad que tuvo la Iglesia en el caso. LA CARTA A OSSA En 2010, en medio de la investigación del caso Karadima, Oscar Osbén, ex feligrés de la parroquia Jesús Carpintero de Renca -que era mantenida por la parroquia El Bosque-, acusó al sacerdote Diego Ossa de haber abusado de él en 2003, lo que abrió una nueva arista en la investigación. De hecho, en su tiempo el ex fiscal Xavier Armendáriz indagó el pago a Osbén de parte del ex abogado eclesiástico de Karadima, Juan Pablo Bulnes, de $10 millones, algo que en el entorno de Karadima atribuyeron a un acto de caridad. Por esa época también se conocieron otros pagos a ex empleados de Karadima, entre ellos a su otrora cocinera, a quien le entregó $20 millones para que arreglara su departamento y en agradecimiento a que cuidó a la madre del sacerdote. Una de las cartas que recibió la defensa de las víctimas de Karadima, da cuenta del rol que tuvo Errázuriz dentro de toda la historia. En la misiva, de una carilla de extensión, con fecha 18 de julio de 2010, le escribe a Ossa para darle instrucciones de cómo se deben explicar los pagos que se entregaron a Osbén. Según una publicación de La Tercera de julio de 2010, las alarmas por las denuncias de Osbén en la Iglesia se encendieron cuando estalló públicamente el caso Karadima. La información da cuenta de que Osbén había enviado en ese tiempo varios emails a Ossa, donde le decía que estaba atravesando por una mala situación económica y se desprendía que el ex feligrés podía atentar contra su vida. La nota del diario informa además que las más altas autoridades de la Iglesia en Chile habían recibido una carta de la víctima, en la que denunciaba los abusos de Ossa cometidos en su contra cuando tenía 23 años en el 2003. En su primer párrafo, la carta de Errázuriz, que está en poder de la defensa de las víctimas, se refiere a esta situación: “Entre tantas cosas urgentes, no había tenido el tiempo tranquilo para dar respuesta al envío que me hiciste de los email y del largo relato del Sr. Osbén, en el cual habla tan bien y tan mal de ti”, comienza la misiva. “Te escribo ahora para agradecértelo. Después de conversar contigo, esperaba encontrar entre las comunicaciones alguna palabra del Sr. Osbén con la cual se desdijera de sus afirmaciones, pero al parecer no existe”, agrega. En los párrafos siguientes dice: “Seguramente recuerdas mi proposición para hacer más verosímil tu versión: que el dinero entregado era una obra de misericordia, y no una medida para acallar a un denunciante”, escribe Errázuriz en la carta que lleva el logo del Arzobispado de Santiago y su firma al final con un lápiz de color azul. “Te propuse que fuera don Juan Pablo Bulnes, es decir, el abogado que conversó con el Sr. Osbén sobre el tema -que le aclaró que el dinero se le entregaba por caridad y no por otro motivo, y que fue testigo de su angustia-, y no tú mismo, que eras el supuesto acusado. No sé qué razón decidieron que fueras tú el que hiciera la declaración. Lo siento, porque una declaración tuya, que aparecías bajo sospecha, para la gran mayoría de los lectores (seguramente, no así para la gente cercana a ti), no podía disipar la sospecha”. Primera denuncia José Andrés Murillo realiza la primera denuncia contra el sacerdote Fernando Karadima Fariña. Murillo había llegado a la parroquia de El Bosque en 1994, recién egresado del colegio Verbo Divino. Se convirtió en secretario personal de Karadima quien comenzó a acosarlo sexualmente. Al entregar su testimonio, le dijeron que rezarían por él. Agencia Uno. Karadima fue denunciado por primera vez en 2003. https://cdn.knightlab.com/libs/timeline/latest/embed/index.html?source=1lHz8Z2l3-ABNuBK5_3ryPE21ydoWcf9CM-tmSkT_mMM&font=Bevan-PotanoSans&maptype=toner&lang=en&height=650 La carta de Errázuriz, a quien siempre se le criticó por su posición, contrasta con las declaraciones del abogado del Arzobispado Nicolás Luco Illanes, quien el pasado 30 de agosto se refirió en La Tercera al caso y también a la demanda civil entablada en el 2013 por las víctimas de Karadima, donde se acusa una supuesta complicidad o encubrimiento de parte del arzobispado en los abusos que cometió el ex párroco de El Bosque. “Este proceso comenzó hace casi tres años. Durante ese período hemos trabajado intensamente, analizando con cuidado todos los antecedentes de lo sucedido, para determinar si existe algún indicio de lo que señalan los demandantes respecto del arzobispado. Y no hemos encontrado nada”, declaró el abogado que representa legalmente a la Iglesia de Santiago. Respecto a la investigación de la ministra Jessica González, donde se sobreseyó el caso porque los delitos de abuso estaban prescritos, el abogado señaló que “la sentencia de la ministra ratifica la condena que efectuó la Iglesia sobre Karadima, dictada un año antes, a partir de la investigación que inició el arzobispado. Hay plena concordancia. La parte demandante considera que en esa investigación hay antecedentes que darían cuenta de que el arzobispado tenía algún conocimiento de lo ocurrido, antes de las denuncias, y que fue cómplice o encubrió los hechos. Es una acusación muy grave. Ahora deberá concentrarse en probarla. Seguramente, la discusión se centrará en eso”. Al finalizar la carta que podría complicar a Errázuriz, éste le dice a Ossa que “durante la próxima semana me gustaría conversar nuevamente contigo. Al P. Fernando y al P. Juan Esteban, vaya un cordial saludo. Desde ya les deseo toda la bendición de Dios en este domingo”, finaliza. LA CARTA A KARADIMA En la segunda carta, Errázuriz le atribuye cualidades de “santo” a Karadima, pese a que ya conocía, desde hace al menos dos años, las denuncias que pesaban en contra del poderoso sacerdote. Aunque no figura el día en que fue enviada, la misiva hace referencia a la Fiesta de San Antonio en la Iglesia Católica, que se celebra en el mes de junio. Fue en ese mes, el año 2006, que Errázuriz le escribió una carta a Karadima en la que le recomienda cómo presentar ante los feligreses la decisión de traspasar el mando de la Parroquia de El Bosque a su brazo derecho, el padre Juan Esteban Morales, quien en 2013 fue condenado por la Iglesia por “abuso de poder” en el ejercicio de la dirección espiritual. Según se estableció en la investigación judicial, en mayo de 2004 Errázuriz le encomendó al sacerdote Eliseo Escudero que investigara canónicamente los testimonios que comenzaron a llegar a la Iglesia en 2003 y que terminaron por revelar que detrás de una apariencia intachable, Karadima perpetró una serie de vulneraciones sexuales en contra de los jóvenes a quienes debía guiar a través de su movimiento Acción Católica. Sin embargo, dos años después, cuando Errázuriz ya conocía -según el mismo reconoció ante la ministra Jessica González- los testimonios de José Andrés Murillo (2003) y James Hamilton (2004)- y mientras la indagatoria estaba en curso, según establece la segunda carta que fuentes anónimas hicieron llegar a la defensa de las víctimas, el mismo Cardenal trató por escrito a Karadima de “hermano” y “amigo”. Además le aseguró que su dimisión cómo párroco de El Bosque “no es un castigo” y lo comparó con la Virgen María “que dejó Nazareth para ir donde su prima Isabel, que dejó Nazareth para dar a luz en Belén”. Asimismo, le aseguró que serían festejados sus 50 años de sacerdocio y le dio instrucciones para ocultar por qué era removido del cargo. “Está en sus manos que nadie considere injustamente que esto es un castigo. Basta con que usted mismo tome la iniciativa y me pida que le confíe pronto la parroquia al P. Juan Esteban. Entonces usted podrá decir a quien quiera escucharlo, más o menos lo siguiente: ‘En la diócesis se está introduciendo la costumbre de cambiar a los curas párrocos cada 10 ó 12 años. Yo llevo 22 años y ya cumplí mis 75 años de edad'”, consigna la carta que publica íntegramente The Clinic Online y que va en línea con lo que han acusado las víctimas de Karadima en cuanto a que las autoridades eclesiásticas de la época protegieron al abusador y no escucharon a las víctimas. El texto de Errázuriz es pródigo en alabanzas a Karadima. El obispo manifiesta en primer lugar su preocupación porque “usted estaba muy afligido por las consecuencias que podría tener el hecho de dejar próximamente la parroquia”. Luego ahonda en cuatro puntos: 1. Los 50 años de sacerdocio de Karadima: “Faltando más de dos años para ello, ciertamente los preparativos en la parroquia no pasan de ser por ahora un deseo y una hermosa idea. Cuando se acerque la fecha lo van a celebrar con mucha oración y gratitud, ya que será el gran aniversario, las bodas de oro, de su sacerdocio. Nadie va a quedar decepcionado por no haberlo celebrado debidamente”. 2. La situación de los jóvenes de El Bosque: “El gran número de sacerdotes que acuden a la parroquia, como también de jóvenes, sobre todo los miércoles, entre los cuales usted intuye que pueden haber 30 ó 40 posibles vocaciones al sacerdocio, es un gran motivo de alegría y no de aflicción (…) Esta atención no va sufrir en nada. Si no me equivoco, el P. Juan Esteban ayuda cada vez más en el discernimiento vocacional, apoyo que antes usted prestaba más solo”. 3. Destitución como Párroco: “Quiero alentarlo de corazón a dar un gran paso, un salto en la fe. Usted quiere ser santo, y así lo han hecho los santos. Le han agradecido a Dios todos los encargos recibidos y las seguridades que Él les otorgaba con sus amigos y sus trabajos, pero no han dudado en dejar en sus manos, con entera libertad, los cambios que su Obispo les pedía. De corazón lo animo a dar este salto en la fe, en la confianza, en la esperanza y en el amor. Usted comprobará cuánto crece su libertad interior y su abandono en las manos de Dios, como también su capacidad de orientar a otros sacerdotes diocesanos, cuando imite a la Virgen María que dejó Nazareth para ir donde su prima Isabel, que dejó Nazareth para dar a luz en Belén. Que dejó Israel para ir a Egipto, y que dejó la Tierra Prometida, cuando partió con Juan a otros lugares y llegar probablemente a Éfeso”. 4. El castigo: “Usted me manifestó, querido P. Fernando, que lo afligía también la posibilidad de que el traspaso de la responsabilidad sobre la parroquia al P. Juan Esteban Morales podudiera ser considerado como un castigo. No lo es; y todos comprobarán que no es un castigo. Si lo fuera, no seguiría trabajando en el mismo lugar como hasta ahora, ni junto a su más cercano colaborador. Pero está en sus manos que nadie considere injustamente que esto es un castigo. Basta con que usted mismo tome la iniciativa y me pida que le confíe pronto la parroquia al P. Juan Esteban. Entonces usted podrá decir a quien quiera escucharlo, más o menos lo siguiente: ‘En la diócesis se está introduciendo la costumbre de cambiar a los curas párrocos cada 10 ó 12 años. Yo llevo 22 años y ya cumplí mis 75 años de edad. Por eso le presenté mi renuncia al Sr. Arzobispo como lo pide el derecho canónico, y le pedí que nombrara pronto al P. Juan Esteban, que ya está preparado para conducir la parroquia. El Sr. Arzobispo me felicitó por el paso que daba, y el P. Juan Esteban asume durante el mes de septiembre'”. *The Clinic Online se contactó con el Arzobispado desde donde se informó que declinaban entregar una versión sobre este tema. Revisa las cartas de Errázuriz: http://issuu.com/ivonnetoro3/docs/cartas_564f774e1abf82 Revisa el proceso judicial: Denuncia Se interpuso la primera denuncia a través de un correo electrónico por parte de José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz. Agencia Uno. Murillo fue uno de los primeros en denunciar. https://cdn.knightlab.com/libs/timeline/latest/embed/index.html?source=104MYJzmEiYMXbV0yNE4zYj4yGV3KxBTAR45FESPH8lU&font=Bevan-PotanoSans&maptype=toner&lang=en&height=650 Fuente: http://www.theclinic.cl/2015/09/07/exclusivo-cartas-del-cardenal-errazuriz-revelarian-intentos-de-encubrimiento-de-la-iglesia-en-el-caso-karadima/
  15. En estos momentos se lee la sentencia del juicio al sacerdote John O'Reilly. Tribunal determinó que el cura de los Legionarios de Cristo cometió abusos sexuales contra dos menores... Noticia en desarrollo
×