Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'AFV'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 471 results

  1. Espacio para publicidad AFV, Series Virtuales (AFV e Independientes), Webseries. Publicación de afiches, teasers, trailers, etc.
  2. Jeremy Penn

    PARTE IV "JUAN JOSÉ" Episodio 2

    FADE IN INT. LIVING CASA ADELAIDA – NOCHE ADELAIDA ha sido traída a su casa desde la Clínica y se encuentra durmiendo en su dormitorio. JUAN JOSÉ está sentado en uno de los sillones e IGNACIO está al teléfono con PATRICIO el doctor. IGNACIO Como te dije en la clínica yo no necesito seguir ningún tratamiento. PAULINA entra al living arreglando su uniforme y se sorprende al escuchar a IGNACIO hablando, se queda paralizada por un momento. IGNACIO (CONT) Escucha, no me importa si fue la María Graciela o Adelaida la que... Te estoy diciendo... No mandes a la enfermera mañana. JUAN JOSÉ entonces, para sacar a la joven de tal estado de impresión, le explica que quien llama es el doctor. JUAN JOSÉ Es el doctor Sotomayor, seguro lo has visto en la casa. Él se estaba encargando de la señora en la clínica, y está llamando para saber cómo llegó Adelaida. PAULINA Ay que susto cuando llegaron, yo ya me había acosta'o pensando lo peor, hasta me quedé dormí'a rezando el rosario. No ve que la señora salió de la casa despavorí'a. JUAN JOSÉ ¿Y sabes por qué? PAULINA solo se encoge de hombros, mientras IGNACIO continúa al teléfono. IGNACIO ...yo me encargaré de Adelaida ahora. Dile a María Graciela que yo soy quién cancela todo. Adiós. Una vez que el joven cuelga el teléfono, PAULINA les ofrece algo de comer. PAULINA Si quieren comer, aunque sea re tarde igual les puedo preparales la cena. IGNACIO Paulina... La joven vuelve a quedar paralizada. IGNACIO (CONT) Mira, te puedes ir a dormir, nosotros no vamos a comer. Pero, por favor, levántate mañana temprano para atender a Adelaida. PAULINA Sí joven, como usté mande. IGNACIO Gracias Paulina. PAULINA entonces se retira dejando a los dos hombres en el living. JUAN JOSÉ Hijo, tú eres menor de edad, ¿cómo pretendes cancelar el tratamiento? IGNACIO Papá, estoy bien. Seguro Patricio ya le está contando todo a Graciela. No creo que ella me vaya a contradecir. Se está ahorrando un doctor y una enfermera. JUAN JOSÉ No hables así de tu madre. Porque se preocupa por ti es que lo hizo. IGNACIO Papá, ¿por qué no te quedas esta noche acá? JUAN JOSÉ Hijo yo pensé que tu te vendrías conmigo hoy, ¿te acuerdas que te lo pregunté? IGNACIO Déjame pensarlo, pero por esta noche me quedo aquí, y tú también, por favor. JUAN JOSÉ Como quieras. IGNACIO Gracias, papá. CORTE A INT. DORMITORIO VISITAS CASA ADELAIDA – MAÑANA JUAN JOSÉ es despertado por el llanto de quien parece ser una mujer bajando las escaleras. Cuando sale al pasillo, ve a IGNACIO parado en la entrada de su dormitorio mirando hacia abajo. El hombre ve la puerta principal de la casa abierta y a PAULINA acercándose desde la cocina con la misma cara de interrogación que él. IGNACIO ¡Paulina! PAULINA quien no alcanza a cerrar la puerta solo atina a mirar hacia donde está IGNACIO. IGNACIO (CONT) Esa mujer no entra más a la casa, de lo contrario llama a los Carabineros. JUAN JOSÉ Ignacio, ¿qué pasó? IGNACIO Me quizo robar el denario. JUAN JOSÉ nota un denario en la mano de IGNACIO. JUAN JOSÉ ¿Quién te quizo robar el denario? PAULINA que ya ha cerrado la puerta escucha la conversación y sin pensarlo interviene. PAULINA ¡Oh, la Mariela es la ladrona! IGNACIO ¿Qué dices Paulina? PAULINA Ay es que a la señora se le desapareció una muñequita chiquita azul el otro día, si hasta me echó la culpa a mí y eso que yo se la busqué por to'os la'os pero nunca apareció, y ahora usté dice que esta otra le quizo robar... más claro echarle agua, poh. Los hombres se miran sorprendidos y luego ambos miran a PAULINA quien muy segura, parece esperar que la apoyen en su conclusión. CORTE A EXT. TERRAZA CASA ADELAIDA – MAÑANA JUAN JOSÉ e IGNACIO salen a la extensa terraza para contemplar el mar. Después de caminar por ella de un lado al otro se sientan en un par de sillas junto a una pequeña mesa. IGNACIO Jorge nunca llegó a vivir aquí. JUAN JOSÉ ¿Cómo?, ¿por qué? IGNACIO Adelaida se cambió después que nos escapáramos al sur. Eso le dio un poco de problema, pero ella siguió igual con sus planes. JUAN JOSÉ Esas escapadas de Jorge contigo fueron a terminar muy mal. IGNACIO sin responder, solo contempla el mar. JUAN JOSÉ se percata que su hijo aún tiene el denario. JUAN JOSÉ ¿Estás rezando? IGNACIO No. JUAN JOSÉ ¿Y el denario? IGNACIO Se lo había regalado a Jorge, pero el no lo quiso. Se rió en mi cara y me dijo que no me dejara lavar el cerebro, que todas las religiones sólo quieren controlar a las personas a través del miedo. Dijo que al final no hay ni perdón ni castigo, solo silencio y la nada. JUAN JOSÉ ¿Y tú crees eso? IGNACIO Ya no sé papá. Yo siempre me preocupé que Jorge no fuera Católico. En el colegio decían que era comunista. Y lo peor, algunos decían que como no tenía papá, estaba mucho tiempo solo y se había vuelto loco. A veces pensaba que sí estaba loco, porque Jorge nunca se guardaba nada, si quería reír; reía, si quería correr; corría, o manejar hasta el lago, iba y manejaba. No le importaba la gente ni sus comentarios. Y yo que siempre estaba con él, era el que recibía todas sus expresiones extrovertidas, repentinos abrazos, a veces saltando como lo hacen los futbolistas después de meter un gol arrojándose encima mío. Otras veces me besaba y sonreía como si aún fuera un niño. JUAN JOSÉ Yo creo que el que se conocieran desde tan chicos le daba licencia para hacer lo que quisiera contigo. Y tú claro nunca dijiste nada. IGNACIO Cuando Jorge volvía frustrado porque los compañeros no lo entendían, o lo trataban de rojo, el siempre venía y me contaba sus ideas y opiniones. Yo pienso que a veces él quería más amigos con los que pudiese intercambiar ideas, pero nadie quería o podía seguirle el paso. Yo a veces trataba, al menos. Jorge siempre estaba investigando y leyendo, siempre tenía un tema de conversación y sus opiniones de cada tema muy claras. Era como si supiese que no tendría mucho tiempo en la tierra. Y bueno, siempre volvía a mi porque yo siempre estaba ahí. Eso, algunos no lo entendían, o peor, lo mal entendían. JUAN JOSÉ ¿Crees que a Florencia le pasó eso? IGNACIO No sé. ¿Te comentó algo? JUAN JOSÉ Me dijo que no terminó bien con Jorge después de Sydney y que pensaba que él era abierto solo contigo. Allá pasó algo que ella no me quiso contar. IGNACIO Yo nunca supe que fue a esa fiesta, Jorge nunca me dijo. Luego ella viene y me pregunta qué pasó, qué hicimos, y yo ni siquiera sé de que me estaba hablando. JUAN JOSÉ Quizás Florencia no sabe qué pasó realmente en esa fiesta y por eso vino a preguntarte. Tal vez Jorge dijo o hizo algo que ella no entendió o peor, se molestó tanto que terminó con él. IGNACIO Papá, llama a Florencia, le contaré todo lo que Jorge y yo hicimos en esa fiesta. Si es eso lo que quiere saber, le contaré lo que quiere oír. JUAN JOSÉ Florencia está en Puerto Montt, fue a visitar la tumba de Jorge. IGNACIO Llámala, dile que le escribiré una carta y se la mando por correo expreso. JUAN JOSÉ ¿Una carta?, ¿por qué una carta? IGNACIO Si le escribo una carta sería como tener algo que le recuerde a Jorge. No sé algo que pueda guardar o sentir. JUAN JOSÉ entonces saca su celular y marca el número de FLORENCIA. Después de varios intentos, cuelga. JUAN JOSÉ Me da buzón de voz. La llamaré al fijo de su casa en Puerto Montt, a ver si tenemos mejor suerte... dónde tengo ese número... IGNACIO mira a su padre y luego al mar. Espera, mientras JUAN JOSÉ consigue comunicarse esta vez. CORTE A INT. LIVING CASA ADELAIDA - TARDE JUAN JOSÉ está sentado esperando a IGNACIO para ir la oficina de correos y enviar la carta para FLORENCIA que el joven ha estado escribiendo durante el día. Un poco impaciente por la espera lo llama mientras PAULINA entra al living. JUAN JOSÉ Ignacio, ¿estás listo? Tenemos media hora para llegar al correo, o no podrás mandarla hoy. PAULINA Disculpe Don Juan. JUAN JOSÉ ¿Qué pasa Paulina? PAULINA Es que le quería hacerle una pregunta. JUAN JOSÉ Claro. PAULINA ¿Cómo se llama el joven?, ve que estoy como confundí'a yo porque usted lo llama con un nombre y la señora con otro. JUAN JOSÉ entiende entonces que ADELAIDA ha estado llamando JORGE a IGNACIO y no solo esa tarde en la playa. JUAN JOSÉ El nombre de mi hijo es Ignacio. PAULINA ¡¿Su hijo con la señora?! JUAN JOSÉ No. El hijo de Adelaida, Jorge, murió en un accidente. PAULINA ¡Ave María Purísima!, ¡Mi mamita tenía razón! Ay, si ella decía que su corazón se lo estaba diciendo que el cabro ese había para'o la shala. JUAN JOSÉ ¿Tu mamá? PAULINA Sí, ella trabajó con la señora hasta el accidente, y cuando a la señora le bajó por sacar las fotos y después decir que el hijo no estaba nah muerto, mi mami renunció, pare que le dio miedo trabajar pa' la señora. JUAN JOSÉ Tú mamá es una señora my sabia. PAULINA se sonroja y solo ríe. IGNACIO bajando las escaleras llega hasta el living. JUAN JOSÉ Paulina, este es mi hijo Ignacio. PAULINA Si ya lo conocía yo al joven, es que estaba confundí'a con su nombre no máh. Luego dirigiéndose a IGNACIO. PAULINA (CONT) Oiga joven ¿y por cuánto más la señora va a estar así como alelá? IGNACIO No sabemos Paulina, por lo menos está comiendo... PAULINA Sí poh joven, si como está así con la boca abierta yo le pongo el caldo y se lo traga sin shistar. IGNACIO Pero Paulina no me digas joven, dime Ignacio y trátame de tú, si soy hasta menor que tú. PAULINA Ay no, ¿cómo se le ocurre?. Cómo lo voy a estar llamando como lo llama su ma... perdón, verdá que ella no es... y no lo llamaba nah Ignacio, tampoco. IGNACIO Pero tu sí me llamarás Ignacio. PAULINA No le prometo nah, pero voya 'cer el esfuerzo. JUAN JOSÉ Bueno, hijo vámonos o no llegamos. IGNACIO Paulina prepara la cena de Adelaida, nosotros vamos a comer afuera. PAULINA Sí, jov... Ignacio. La doña ya no me puede criticar la comí'a, y se la va' tener que comer to'a no máh, jiji. Ambos hombres salen del living con destino al correo y PAULINA va a la cocina a preparar la comida de ADELAIDA. FADE OUT
  3. Jeremy Penn

    PARTE IV "JUAN JOSÉ" Episodio 1

    PARTE IV “JUAN JOSÉ” FADE IN EXT. ENTRADA PRINCIPAL CASA ADELAIDA – TARDE JUAN JOSÉ aún dudando que sea una buena idea, llega para ver a su hijo. Toca el timbre y lo recibe PAULINA. PAULINA Sí, dígame. JUAN JOSÉ Buenas Tardes, vine a ver a Ignacio, yo soy su… PAULINA ¡Otro máh con lo de...! JUAN JOSÉ ¿Otro más? PAULINA Ay disculpe, es que ayer vino…, sabe que, no me haga juicio mejor, amanecí como estresá hoy día. JUAN JOSÉ He estado llamando a Adelaida, pero no me contesta. PAULINA La señora salió a medio día, hoy se supone que es su día libre de la clínica y debería estar cuidando al Jo… ven, pero no sé para dónde saldría. Ay pero pase, pase. CORTE A INT. SALA RECEPCIÓN CASA ADELAIDA – TARDE PAULINA Y ¿Se quiere servirse algo? JUAN JOSÉ No gracias, quisiera ver a Ignacio, por favor. PAULINA Ay sí sí. Mire, arriba la primera puerta a la derecha, esa es su pieza. Entre sin golpear, él nunca responde, no ve que no habla. JUAN JOSÉ Gracias. CORTE A INT. DORMITORIO IGNACIO – TARDE El joven, como de costumbre se encuentra en la oscuridad, inmóvil y cabizbajo sentado sobre la cama con un denario en su mano derecha. JUAN JOSÉ entra y se detiene con sorpresa al ver a su hijo y darse cuenta que su estado no es diferente al cual se encontraba cuando fue transferido desde el hospital a la clínica de Puerto Montt. Lo llama con una voz dulce y cálida, pero el joven no responde. JUAN JOSÉ Ignacio. EL hombre entonces se dirige hacia la ventana y abre las cortinas y las ventanas sin temer por la fotofobia que el joven parecía haber desarrollado. La luz y el aire fresco del mar entran en la habitación. El padre se sienta sobre la cama junto a su hijo. JUAN JOSÉ Ignacio. Hijo. Me imagino que te parece extraño estar aquí y más extraño aún que yo haya venido. Mira, cuando..., quiero decir tu ma... Ignacio, tengo cáncer. Un cáncer terminal. Luego de un silencio el joven comienza a balbucear mientras se vuelve hacía el hombre. IGNACIO Pa… papá. IGNACIO entonces abraza a su padre quien comienza a sollozar mientras le corresponde el abrazo. El denario que el joven sostenía cae al piso. Padre e hijo permanecen abrazados y llorando por un momento. Luego, aún abrazados, JUAN JOSÉ besa a IGNACIO en la frente. JUAN JOSÉ Hijo, perdóname, perdónanos, no hemos sido los mejores padres del mundo y ni siquiera cuando estuvimos a punto de perderte eso nos hizo reaccionar. IGNACIO Papá. JUAN JOSÉ quisiera que este momento durara para siempre, y siente mucho dolor por no poder ser parte de la vida de su hijo en el futuro debido a su enfermedad. JUAN JOSÉ Ven hijo vamos a la playa, necesitas sol, estás muy pálido. Vamos a caminar y hablamos si quieres. JUAN JOSÉ se pone de pie seguido de IGNACIO, quien vuelve a abrazar a su padre. Por un momento permanecen de pie, abrazados. JUAN JOSÉ mira por la ventana, tiene lágrimas en sus ojos, pero está feliz de tener al hijo que conoce de vuelta. CORTE A EXT. PLAYA REÑACA – TARDE JUAN JOSÉ e IGNACIO caminando por la playa, se detienen en algunos tramos para mirar hacia el horizonte mientras permanecen en silencio, y otras veces JUAN JOSÉ contempla a su hijo que aún no ha dicho otra palabra desde que salieran de su dormitorio. JUAN JOSÉ Ya sabes que tu mamá y yo fuimos socios e iniciamos la firma antes de casarnos. A veces creo que ella solo aceptó la unión para beneficiar a su familia. Y más claro aún me quedó cuando me contó de su embarazo solo porque ya era casi evidente que su vientre estaba creciendo. Me imaginé todo tipo de razones por la que hizo eso, pero al preguntarle solo dijo que era porque estaba muy ocupada. El convertirse en mamá no la cambió en nada, al día siguiente de tu nacimiento estaba de vuelta en la oficina. Solo por presión familiar, te amamantó hasta que fue posible. Yo, por mi parte, no fui mejor que ella tampoco. Mientras, te dejamos en manos de familiares hasta por semanas, vimos crecer nuestra firma legal a costa de no verte crecer a ti. El internado fue el paso natural a seguir, claro. Aún así cada vez que pude me quedaba contigo, un poco para compensar que María Graciela ya no quisiera estar conmigo. Si hasta te cociné un par de veces. Yo creo que ella daba gracias a Dios que creciste tan reservado y paciente, como esperando que nos acordábamos que teníamos un hijo. Cuando fuiste de intercambio a Sydney, ella jamás te llamó. Su vida seguía igual que siempre incluso cuando pasó el accidente, incluso mientras decidíamos la separación. ¿Por qué no vienes a vivir conmigo en mi nuevo departamento?, te va a gustar la vista desde allá. Antes de que IGNACIO pueda siquiera pensar en dar una respuesta, ADELAIDA viene corriendo acercándose a los dos hombres gritando. CORTE A INT. SALA DE ESPERA CLINICA REÑACA – NOCHE JUAN JOSÉ e IGNACIO esperan alguna noticia del estado de ADELAIDA a quien tuvieron que traer de emergencia a la clínica. JUAN JOSÉ Hijo, ¿por qué le dijiste a Adelaida que tu mataste a Jorge? Lo que pasó fue un accidente. IGNACIO Es mi culpa. JUAN JOSÉ Jorge iba manejando a exceso de velocidad. Pero si me quieres contar, por favor no dudes en hacerlo, no es bueno guardarse las cosas. IGNACIO Papá... En ese momento aparece PATRICIO SOTOMAYOR, el doctor que está a cargo del tratamiento de IGNACIO. JUAN JOSÉ ¿Patricio? PATRICIO ¡Juan José!, ¿qué haces acá, le pasó algo a...? El doctor se sorprende al ver al joven de pie en la sala de espera de la clínica. PATRICIO (CONT) ¿Ignacio? JUAN JOSÉ Mi hijo salió del estado en el que estaba, pero la Adelaida... PATRICIO ¿Qué le pasó? JUAN JOSÉ Sufrió una crisis de nervios en la playa. ¿Sabes que Adelaida llamó Jorge a mi hijo?, estaba como en un trance. PATRICIO ¿Pero, qué lo provocó?, ¿perdió el conocimiento? JUAN JOSÉ No inmediatamente, primero le dio como una ataque de llanto, y luego se puso furiosa que casi no la pudimos controlar, hasta que quedó inmóvil y se desmayó. PATRICIO Esto parece grave. Qué bueno que vine. Hoy no tengo turno, pero... Ignacio ¿y tú, cómo estás? IGNACIO Bien... gracias. PATRICIO Mira Ignacio, ahora voy a ver a Adelaida, pero tendremos que hablar nosotros dos, de tu tratamiento, no lo debes dejar. Y todavía no me dicen que causó esta reacción en Adelaida. JUAN JOSÉ No sabemos. Cuando la vimos venir ya estaba alterada. No sabemos de dónde venía tampoco. PATRICIO Ok, bueno, ustedes si quieren pueden irse, yo me encargo de Adelaida. JUAN JOSÉ No, mira, nosotros te esperamos. PATRICIO Está bien. Quizás se la puedan llevar a la casa esta noche, entonces. PATRICIO ingresa por el pasillo hacia la sala de observaciones. JUAN JOSÉ Ignacio, ¿quieres tomar o comer algo?, yo me tomaré un café. Ambos hombres se dirigen entonces a la cafetería de la clínica. CORTE A INT. CAFETERÍA CLINICA REÑACA - NOCHE JUAN JOSÉ e IGNACIO toman café en vasos de papel en una de las mesas de la cafetería. JUAN JOSÉ Hijo, perdona que te cortara cuando apareció Patricio. Supongo que no tengo costumbre de comportarme como un padre. IGNACIO Está bien. JUAN JOSÉ Mira, nosotros cuando estuvimos en Puerto Montt supimos por algunos de los testigos que Jorge iba a exceso de velocidad, y que perdió el control del auto, pasando al otro lado de la pista donde chocaron con el camión que venía en sentido contrario. IGNACIO Sí, íbamos super rápido, pero Jorge no se distrajo. JUAN JOSÉ ¿Qué estaban haciendo los dos, yendo a esa velocidad? IGNACIO Todo empezó como un juego tonto en la mañana ese día. Nos empujándonos cada vez que veíamos al otro distraído, y... JUAN JOSÉ ve que aparecen lágrimas en los ojos de IGNACIO y que le cuesta seguir hablando. JUAN JOSÉ No te esfuerces. Ya tendremos tiempo. IGNACIO Papá, necesito decirlo. JUAN JOSÉ Bueno pero vamos a la capilla mejor, si no hay nadie allá podremos conversar. CORTE A INT. CAPILLA CLÍNICA REÑACA – NOCHE JUAN JOSÉ e IGNACIO sentados en una de las bancas de la capilla esperan que deje la capilla la única otra persona que se encuentra ahí. Una vez que ésta sale re-inician la conversación de la cafetería. JUAN JOSÉ Nosotros hablamos con uno de los jóvenes que iba en el fiat. IGNACIO Jorge y yo seguíamos con el juego cuando él decidió manejar hasta el lago Llanquihue. Era un día caluroso. Ibamos tonteando y cantando y nos empujabamos de vez en cuando. Cuando vimos al fiat, notamos que hacía mucho ruido pero iba muy lento, y eso nos hizo mucha gracia. Jorge entonces decidió acelerar y los pasamos a gran velocidad mientas nos reíamos de ellos. JUAN JOSÉ Eran tres en ese auto tan chico. Uno de ellos nos dijo que el pasajero los iba filmando con un celular. IGNACIO Jorge quería grabar como los adelantábamos. Y luego me pasé al asiento trasero para tener un video del fiat desapareciendo en la distancia. JUAN JOSÉ Por eso te encontraron entre lo asientos del frente y no sentado adelante. IGNACIO Jorge me empujo cuando me iba pasando al asiento trasero, y yo... En ese momento IGNACIO se emociona y no puede hablar. JUAN JOSÉ temiendo que su hijo vuelva a su estado anterior se pone nervioso. JUAN JOSÉ Ignacio, no sigas si no quieres. Ya tendremos tiempo. IGNACIO Estoy bien papá... yo... mientras me pasaba al asiento trasero, empujé a Jorge con mi pierna y mi rodilla le dio de lleno en la cabeza y ahí perdió el control del auto. JUAN JOSÉ abraza a su hijo y ambos permanecen en silencio. Esta confesión de IGNACIO es difícil de aceptar para JUAN JOSÉ por la responsabilidad de su hijo en el accidente y la muerte de JORGE. FADE OUT
  4. Jeremy Penn

    PARTE III "FLORENCIA" Episodio 3

    FADE IN INT. LIVING DEPARTAMENTO CATALINA – DÍA CATALINA quien hasta entonces escuchaba en silencio el relato de FLORENCIA, no puede contenerse. CATALINA ¡No te puedo creer... te juro que nunca pensé...! Y ¡ni una palabra el maricón! CATALINA abraza a su amiga. FLORENCIA siente todo el dolor de esa noche otra vez, y no tiene fuerzas para reprender a CATALINA, porque a pesar de todo lo que vio, aún cree en JORGE. FLORENCIA Por eso es que vine, por eso fui a ver a Ignacio, necesitaba saber que pasó esa noche. CATALINA ¡Mínimo una explicación! FLORENCIA Tampoco sé si Jorge le contó o si él me vio que estaba allá. Luego de un momento de deliberación la joven reflexiona y se pone a llorar. FLORENCIA (CONT) Pero, ¡Ignacio no habla, y Jorge está muerto! CATALINA Ay Flore, ya, ya tranquila amiga. No te debí haber preguntado nada de ese viaje. Perdóname. CATALINA consuela a su amiga quien pronto comienza a calmarse. FLORENCIA Nada que perdonarte amiga, si para eso vine, a enfrentar lo que pasó, para terminar con todo esto de una buena vez, por muy doloroso que sea. Y aunque me lo habían dicho, no contaba con encontrarme a Ignacio en el estado en que está. CATALINA Bueno, con lo que me contaste, no es pa' menos. FLORENCIA le da una mirada reprochadora. CATALINA (CONT) Oye si no lo dije en mala, además yo estaría igual si me pasara algo así. FLORENCIA ¿Y yo, cómo estoy yo? Me paso la vida haciéndome la dura y todos creen que yo no siento nada, que no me importó lo que le pasó a Jorge. CATALINA ¡Mujer!, nadie ha dicho eso. FLORENCIA La Adelaida. CATALINA Ahora tú sacaste el temita. Olvídate de esa vieja. FLORENCIA Ya, ok, lo admito. Aunque venir recién ahora después de meses, me deja en la peor opinión de esa familia. CATALINA Puede ser Flore, pero ahora piensa en el futuro. Luego de una pausa. CATALINA(CONT) ¿Lo vai a ir a ver a Puerto Montt? FLORENCIA Sí, pero primero tengo algo más que hacer. Por eso llamé a Juan José. CATALINA ¿Y tú qué onda con ese viejo? FLORENCIA ¿Qué onda qué? CATALINA Primero con un pendejo y ahora con un viejo, galla ¿quién te entiende? FLORENCIA ¡Ay, pero nada que ver, Cata! Al Juan José lo conocí en la casa, fue compañero de la mamá en la U. Y conversando con él caché que era el papá de Ignacio. Es un amigo nada más. CATALINA Bueno, y ¿para qué lo llamaste? FLORENCIA Necesito que Juan José visite a Ignacio. Que lo haga reaccionar, no sé, algo para que lo saque de ese estado. CATALINA Pero, Ignacio ha estado así por meses. ¿Y sabes tú si ya lo han visitado? FLORENCIA Por lo que mis papás me contaron: no. CATALINA ¡Los papás del siglo sacó ese niño! FLORENCIA Pero Juan José es distinto. CATALINA mira a su amiga con un guiño de malicia. CATALINA Distinto, ah. FLORENCIA Por eso tengo la esperanza de que al ver a Juan José, Ignacio reaccione. CATALINA Así como están las cosas, capaz que se ponga peor. FLORENCIA !Querís tonta, Cata! CATALINA Digo, de la impresión de verlos después de meses, ¿no?. FLORENCIA No, si a Ignacio le falta puro amor de los papás. Estoy segura que la visita de Juan José va a ayudar. CATALINA Y ¿cuándo lo vas a ver, a Juan José? FLORENCIA Mañana. Me quedó de mandar un texto con la hora. Después de un silencio FLORENCIA decide que es tiempo de volver a su casa. FLORENCIA (CONT) Ya Cata, te dejo. Gracias por todo, amiga. CATALINA Harta fuerza y suerte mañana. FLORENCIA Estoy pensando volar a Puerto Montt mañana también. Depende de la hora en que me vea con Juan José. CATALINA Si quieres te puedo acompañar. FLORENCIA Gracias pero el papá se ofreció, y quizás pasemos unos días allá dependiendo del tiempo. CATALINA ¡Ah, qué rico! FLORENCIA abrazando a su amiga se despide. CORTE A EXT. FRENTE A LA PLAYA, MESAS Y SILLAS AFUERA DEL CAFÉ GENOVESE – MAÑANA A la mañana siguiente, FLORENCIA y JUAN JOSÉ reciben los cafés que pidieron. La joven denota algo de nerviosismo, aún así habla calmadamente y con la misma familiaridad que el hombre. JUAN JOSÉ ¿Cuándo volviste? FLORENCIA Ayer. JUAN JOSÉ Supongo entonces que no haz tenido tiempo de ir al cementerio. FLORENCIA Todavía no. Pensaba ir hoy. JUAN JOSÉ ¿Sabes que está en Puerto Montt? FLORENCIA Sí. JUAN JOSÉ Me imagino por lo que debes haber pasado estando tan lejos. FLORENCIA Jorge y yo no terminamos muy bien que digamos. Siempre fue esquivo, ajeno, con una parte de él que nunca mostraba a nadie, excepto a… Yo creo que sólo tu hijo lo conocía de verdad. JUAN JOSÉ Ignacio y Jorge eran amigos desde kindergarten. Con los papás de Jorge nos vinimos a conocer cuando coincidentalmente los matriculamos en el mismo colegio. FLORENCIA ¿Y cuándo le vas a contar al Ignacio que estás enfermo? JUAN JOSÉ ¿Así como está? FLORENCIA Quizás así reaccione. No tiene ningún sentido su estado, si salió ileso del choque. JUAN JOSÉ Es el impacto emocional, lo tiene aturdido aún. Por eso no le quiero contar. FLORENCIA Pero lo vas a tener que hacer no más. O yo misma soy capaz de ir y decírselo, y de paso pelearme otra vez con la Adelaida, que ya está visto que me odia. Todavía no me dices ¿por qué Ignacio está con ella? JUAN JOSÉ La María Graciela y yo nos vamos a divorciar. Iniciamos el proceso de formalizar todo cuando pasó el accidente. Además, yo ya me había ido de la casa. FLORENCIA No tenia idea, lo siento harto por ti, Juan José. JUAN JOSÉ Luego del accidente y con lo mal que se puso la Adelaida, María Graciela, tus papás y yo, le prometimos encargarnos de todo lo relativo al funeral, pero nunca pensamos que se desaparecería. FLORENCIA Y pidió que sepultaran al Jorge en Puerto Montt con tu familia, ¿cómo aceptaron? JUAN JOSÉ Nos imaginamos que después recapacitaría, nunca pensamos que se volvería a Santiago antes y nunca más tocaría el tema. FLORENCIA Atroz. JUAN JOSÉ Un día después del funeral, llamó para decirnos que en retribución por todo lo que habíamos hecho por ella, se iba a encargar de cuidar a Ignacio una vez que lo dieran de alta de la clínica en Puerto Montt donde estaba en observación. FLORENCIA Y ustedes en su situación, en medio de la separación, no encontraron nada mejor que dejar al Ignacio botado en Puerto Montt y luego en Reñaca con ella. La Adelaida está mal, su casa no es lugar pa' Ignacio. JUAN JOSÉ Tú sabes que a María Graciela nunca le ha importado nuestro hijo. Yo, por mi parte, pensé que después de un tiempo… pero ahora con esta enfermedad de mierda, me siento culpable, de todo, de abandonar a mi hijo, por años. FLORENCIA Por eso mismo es que le debes contar. JUAN JOSÉ Tú lo viste, ¿cómo está? FLORENCIA Mal. No habla. Así que no te voy a perdonar si no vas hoy mismo y le cuentas que... JUAN JOSÉ Que me voy a morir. FLORENCIA no sabe que decir, y se muestra algo perturbada, luego de un silencio pregunta. FLORENCIA ¿Y no te preocupa saber si come, o duerme, o que le están dando? JUAN JOSÉ Claro que me preocupa, pero la Graciela tiene a Patricio Sotomayor asistiendo y los dos confiamos... FLORENCIA ¿Te estai escuchando? Estamos hablando de tu hijo. Ponte los pantalones de una vez y comportarte como el padre que erí, como el padre que'l Ignacio necesita hoy más que nunca. Piensa, ¿cómo debe estar después de perder a su mejor amigo? , no tiene a nadie más, solo a ti. JUAN JOSÉ Por eso mismo, ¿qué bien le va a hacer saber ahora que su papá se va a morir también? FLORENCIA Aunque te parezca cruel, con el tiempo que te queda los dos van a estar juntos, eso no le puede hacer peor, al contrario. Ambos toman de sus cafés y contemplan el mar. Cuando FLORENCIA pensaba que debía argumentar aún más, el hombre reacciona. JUAN JOSÉ Ok, esta misma tarde lo voy a visitar. El semblante de FLORENCIA cambia y no puede contener su alegría. Estando aún sentada se acerca a JUAN JOSÉ y lo abraza. FLORENCIA Me sacai un gran peso de encima. JUAN JOSÉ Si el Ignacio se recupera, tiene que saber la clase de amiga que tiene en ti. FLORENCIA No lo hago solo por él, lo hago por ti... y por mi también. Bueno, bueno, debo ir a preparar todo para mi viaje a Puerto Montt entonces. JUAN JOSÉ Y después ¿te vuelves a Europa? FLORENCIA No creo. Con el frío que hace allá ahora. Me imagino que hasta la Isadora se vendrá de vuelta pronto, a recargar energías con el sol viñamarino. FLORENCIA y JUAN JOSÉ se despiden muy afectuosamente y cada cual toma su rumbo. CORTE A INT. DORMITORIO FLORENCIA EN CASA PUERTO MONTT – DÍA FLORENCIA, quien llegara a Puerto Montt con su padre el día anterior, recostada en su cama, aún se cuestiona su última noche en Sydney. Está nerviosa y tiene dudas de ir a ver la tumba de JORGE. Es sacada de sus pensamientos por una voz. HOMBRE (V/O) Flore, tienes una llamada. FLORENCIA Ya papá, acá la contesto. ¿Aló? ¡Juan José! Pero, ¿por qué me llamai al fijo? JUAN JOSÉ (V/O) Te estaba llamando al celular, pero me deja buzón de voz y esto quería decírtelo directamente. FLORENCIA Pero, ¿que pasó? JUAN JOSÉ (V/O) Ignacio... tenías razón... mi hijo volvió, ¡habla!. FLORENCIA ¡No sabes lo feliz que me pones, Juan José! JUAN JOSÉ (V/O) Me dijo que quiere verte, para hablar, y cuando le conté que estás en Puerto Montt por unos días, dijo que te mandará un correo expreso, así que tiene que darme la dirección. Quiere escribirte una carta, ¿lo dejamos?. FLORENCIA Pero claro que sí. Ahora que está de vuelta que haga lo que quiera, ya tendremos más tiempo después. JUAN JOSÉ (V/O) Otra cosa. La Adelaida. FLORENCIA ¿Qué?, ¿le pasó algo? JUAN JOSÉ (V/O) Tuvo una crisis nerviosa. Paradójicamente, ahora ella está como estaba Ignacio. Pero ya te contaré más cuando estés de vuelta en Viña. No quiero que te preocupes. FLORENCIA ¡Qué lata! Bueno pero, me alegro demasiado con tu noticia. La joven entonces le da la dirección de su casa en Puerto Montt antes de colgar. FLORENCIA (CONT) Cuídate tú y cuida a Ignacio también. Chao. CORTE A EXT. CEMENTERIO PUERTO MONTT - DÍA FLORENCIA llega hasta el cementerio donde está el mausoleo de la familia de JUAN JOSÉ. El hombre había instruido a administración de la visita de la joven para la entrega de las llaves. Mientras FLORENCIA camina hasta donde está sepultado el joven, piensa que todo es tan antiguo, que lo mejor para JORGE sería un cementerio parque, pero la familia de JUAN JOSÉ es una familia antigua. Una vez frente al mausoleo, la joven abre la reja con las llaves y entrando busca entre las tumbas el nombre de su pololo. CORTE A INT. MAUSOLEO FAMILIA EYZAGUIRRE CORREA – CEMENTERIO PUERTO MONTT – DÍA FLORENCIA encuentra la tumba de JORGE y se sorprende de que solo esté su nombre en la lápida. En voz alta piensa. FLORENCIA Sin fechas ni epitafios, solo el nombre, como Jorge quizás lo hubiese querido, esperando para ser llevado a otro lugar, esperando para ser trasplantado. CORTE A INT. ENTRADA CASA FLORENCIA PUERTO MONTT – TARDE FLORENCIA llegando es recibida por la empleada quien le entrega un sobre. EMPLEADA Esto llegó recién para Usted, señorita. FLORENCIA recibe el sobre y lee el remitente. Se apresura a su dormitorio mientras le dice a la mujer que no tiene hambre. FLORENCIA Gracias Rosita. Ah, y no te preocupes que ya comí. CORTE A INT. DORMITORIO FLORENCIA EN CASA PUERTO MONTT – TARDE FLORENCIA rápidamente entra en su habitación cerrando la puerta tras de si. Una vez sobre la cama, vuelve a leer el remitente. IGNACIO le ha enviado la carta que prometió. FLORENCIA abre el sobre y saca dos hojas del interior escritas por ambos lados. Las lee ávidamente y ya antes de terminar, lágrimas salen de sus ojos, una sonrisa se dibuja en su boca y pronto ríe y llora de felicidad. FADE OUT FIN PARTE III
  5. Jeremy Penn

    PARTE III "FLORENCIA" Episodio 2

    FADE IN CONTINUACIÓN FLASHBACK INT. HABITACIÓN PARK HYATT, SYDNEY – DÍA En el balcón, FLORENCIA algo ofuscada, camina de un lado a otro con el teléfono del hotel y el auricular en el oído. Mientras en el mini bar, ISADORA prepara tragos sin alcohol para ambas. Luego de que la primera cuelga su llamada, la segunda le ofrece la bebida. ISADORA ¿Con quién estabai hablando tan enojada? FLORENCIA ¿Con quién más?, obvio que con Jorge. ISADORA ¿Y qué cuenta el pendejo ese? FLORENCIA Me vai a creer que se está quedando en la casa de un amigo de su papá. ISADORA ¿Y qué? FLORENCIA Que está solo ahí... bueno con el Ignacio... ISADORA ¡Otro pendejo más! Florencia ¿cómo aguantai? FLORENCIA Jorge les dijo en el colegio de Sydney que se estaría quedando con un pariente, y el viejo ese hasta le firmó unos papeles y llamó al colegio para decirles que los dos estarían con él y su familia, pero ni él ni su familia están acá. Él anda en una competencia de veleros en Queensland. ISADORA ¡Eso deberíamos salir a hacer hoy!, un viaje en velero o yate por la bahía, llenarnos de sol y energías positivas. FLORENCIA ignorando la recomendación de su amiga, continúa. FLORENCIA Y solo porque fue super amigo de su papá que lo hizo. ISADORA ¿Y? FLORENCIA Que es en contra de las reglas del colegio y del intercambio eso de ir a vivir solo. Deberían estar en los dormitorios como todos los otros alumnos. Son menores de edad. ISADORA No, si eso lo tengo super claro. Se explica solo todo el enredo. FLORENCIA Si los pillan los mandan de vuelta a Chile. Capaz que lo expulsen del colegio por algo así. Y para hacer las cosas lo más piola posible, Jorge dijo que ¡tendrá una fiesta mañana en la noche! ISADORA Ya cálmate mujer, si no eríh su mamá. Déjalo que la cague a ver si aprende algo. Aunque no creo. Tampoco creo que lo expulsen. FLORENCIA ¿Por qué lo decí? ISADORA ¿No se ha escapado del internado varias veces ya? Nunca le pasa nada. Obvio que su familia pesa más que un par de reglas del colegio. FLORENCIA Pero esto es más grave. Involucra al colegio de Sydney también. No creo que las cosas sean tan simples ahora. ISADORA Oye ¿y se van a ver hoy? FLORENCIA No, dice que tiene clase todo el día. ISADORA Ja, ¡cimarrero asistiendo a clases! No sé por qué no le creo. FLORENCIA ¿Qué estai diciendo? Si el vino a estudiar acá. ISADORA Sí ah, y armando una fiestesita estudia. Una fiesta en casa prestá, seguro llena de alcohol y todos menores de edad... la tormenta perfecta. FLORENCIA Te gusta llamar al desastre a tí, ah. ISADORA Yo no tengo nada que ver. Son las energías que él mismo está mandando al universo. Karma se llama eso. FLORENCIA Tú y tu esoterismo de revista suplemento de fin de semana. ISADORA No. Por algo viajé a la India el año pasado. FLORENCIA ¿A ver a ese gurú chanta? Mejor te quedabas leyendo la revista del Domingo en ese caso. ISADORA ignora el comentario de FLORENCIA. ISADORA Y entonces, ¿cuándo se van a ver ustedes? FLORENCIA Mañana. Nos invitó a la fiesta. Dijo que llevemos a los que queramos. ISADORA ¡Ay, qué romántico re-encuentro!, en una fiesta llena de quien sabe quién. Tu pololo se las sabe por libro, me tinca que van a terminar. Mejor te hubiese mandado un Whatsapp terminando la relación, estaríamos en Europa ahora. FLORENCIA ¿De dónde sacas tanta tontera, ah? ISADORA Pero si fuiste tú misma la que me dijo que este viaje de intercambio de Jorge era para darle un tiempo a su relación, ¿o no? FLORENCIA Sí, pero... ISADORA Y en vez de correr a verte, después de meses separados, te invita a su fiesta mañana en la noche. ¡Qué bonito! Amiga de verdad te desconozco. FLORENCIA A ver ¿y qué me sugieres que haga? ISADORA Anda a su fiesta con el roto de la bandera, a ver cómo reacciona. FLORENCIA ¡Sacarle celos!, el truco más viejo del mundo. Seguro meditaste todo el día para darme esa sugerencia. ISADORA solo sonríe y bebe de su trago. FLORENCIA (CONT) Además No tengo cómo ubicarlo. ISADORA Inventa una mejor excusa, yo misma lo oí cuando te decía el nombre de la hostal en la que se estaría quedando. Así que llámalo allá, ahora. FLORENCIA pensativa no responde. ISADORA (CONT) Flore, teníh que tener un plan B o algo, Jorge es como un mono salvaje de esos en la India: impredecible. Y no quiero que estíh sola en esa fiesta sin un apoyo al menos. FLORENCIA ¿Y tú? ISADORA Yo no estoy pa' fiesta de pendejos, linda. Además tú sabíh que no soporto a tu pololito y sus opiniones güeonas. FLORENCIA ¿Lo decíh porque destruyó tu argumento cuando erai vegana? ISADORA Que él haya podido argumentar mejor no le da la razón. FLORENCIA Por eso justamente es que estoy con él, porque tiene opiniones, no como el resto. Si hasta los de nuestra edá son sólo video juegos, mensajes de texto y emojís, no saben ni hablar algunos. ISADORA pondera lo que que su amiga le dice. ISADORA Claro, ¡por él te saliste de la dieta! En todo caso, somos tan gansah las mujeres, todo lo hacemos por los hombres, nada por nuestra propia cuenta. Y todas esas dietas güeonas son ideas de hombres, también. FLORENCIA Tu gurú Indio es hombre. ISADORA Es su cultura. FLORENCIA No sigai una cultura así entonces. ISADORA Mejor haz lo que te digo, me lo vai a agradecer después. Mira, en serio, no quiero que nadie te lastime, y menos un pendejo como ese. Tú ahora no lo podíh ver, pero esto es como la crónica de una muerte anunciada. Te juro que me gustaría que las cosas fueran distintas, pero ya está toda esa energía rondando. Además, lo que empieza mal, termina mal. FLORENCIA A ver, ¿Y por qué lo decíh? ISADORA ¡Galla, de nuevo! Tú me contaste que se conocieron en la fiesta de la Pili Garcia-Huidobro, y él estaba muerto 'e cura'o. FLORENCIA ¿Y eso qué tiene que ver? Todos hemos hecho eso ¿o no? ISADORA ¿Y se te olvidó a quién más conociste en esa fiesta? FLORENCIA ¿A quién? ISADORA ¡Ay cuánta negación! Al otro pendejo, el inseparable de tu pololo. FLORENCIA ¿Ignacio? ISADORA De ahí todo mal. Por donde se lo mire. FLORENCIA No te entiendo, a... ISADORA !Incienso!¡Necesito quemar incienso! Te juro que nada me tranquiliza escuchándote. Porfa Flore, en serio, anda con tu Rodrigo. FLORENCIA aún no convencida piensa en lo que ISADORA le propone. CORTE A INT. METRO ESTACIÓN TOWN HALL, SYDNEY – NOCHE A la noche del día siguiente FLORENCIA espera en el andén a que llegue el siguiente tren. Finalmente el tren se aproxima y cuando se detiene la joven comienza a buscar entre los pasajeros que descienden. Finalmente cuando avista al joven que espera, le hace señas con su brazo extendido. FLORENCIA Hola, gracias por venir. RODRIGO Hola, no gracias a ti por invitarme. Ya caché que King Cross es medio peligroso. Claro, to'o pasando... to'o, to'o. Ja. ¿Y dónde es la fiesta? FLORENCIA En Kirribilli. Al otro lado del puente. Vamos a otro andén a tomar el tren hasta Milsons Point y de ahí caminamos hasta la casa de mi pololo. RODRIGO ¿Y no te pone drama por invitarme? FLORENCIA No. Además como Isadora no pudo venir, él va a estar contento de verme con alguien más. RODRIGO Ah ya poh, vamos entonceh. CORTE A EXT. ENTRADA CASA ESTADÍA JORGE, KIRRIBILLI, SYDNEY - NOCHE Ambos jóvenes llegan hasta la puerta principal de la casa en la que se está quedando JORGE. RODRIGO observa el lugar impresionado. RODRIGO La media casita de tu pololo. FLORENCIA toca el timbre, pero nadie atiende. Ambos escuchan la música que viene desde el interior. RODRIGO (CONT) No creo que alguien vaya a escuchar el timbre. FLORENCIA Sí, teníh razón. Sería mejor llegar y entrar, ¿no? RODRIGO Yo cacho. FLORENCIA entonces abre la puerta y ambos jóvenes ingresan a la casa. CORTE A INT. CASA ESTADÍA JORGE, KIRRIBILLI, SYDNEY - NOCHE Entre las varias personas que encuentran, FLORENCIA no ve a su pololo ni reconoce alguna cara familiar. Entonces comienza a preguntar por JORGE. FLORENCIA Hi, Have you seen Jorge? I am looking for Jorge. Jorge? Uno de los invitados le señala a un joven que baila solo y con un trago en su mano derecha. El corazón de FLORENCIA comienza a latir más rápido al ver a su pololo. JORGE, quien es alertado de las visitas, se aproxima a los recién llegados. FLORENCIA Hola. JORGE no responde, solo la mira y baila al ritmo de la música. FLORENCIA para evitarse un mal rato, rápidamente introduce a su acompañante. FLORENCIA (CONT) Jorge, él es Rodrigo. JORGE entonces se detiene y mira a RODRIGO de pies a cabeza. JORGE Hi. Inmediatamente y sin esperar respuesta, JORGE se aleja bailando. FLORENCIA no sabe cómo reaccionar, pero se mantiene impávida. RODRIGO ¿No me dijiste que era Chileno? FLORENCIA Sí... sí es. No sé por qué te saludo así. Debe estar arriba 'e la pelota como dicen. FLORENCIA trata de mantener la calma, mira a RODRIGO y le sonríe. RODRIGO mira a su alrededor y le señala el bar a su acompañante. Ambos caminan a través del living hasta el bar y se preparan unos tragos. CORTE A EXT. PATIO CASA ESTADÍA JORGE, KIRRIBILLI, SYDNEY – NOCHE Con sus bebidas, ambos jóvenes han salido hasta el patio donde contemplan la vista nocturna. RODRIGO ¡Guau, la media vista!, ¡ahí 'sta la Opera... y el puente!, ¡qué bacán! FLORENCIA Y eso allá es el Park Hyatt. RODRIGO Ah ya, por eso deciai... Los jóvenes son distraídos por una conmoción al interior de la casa. Se acercan para mirar que pasa. CORTE A INT. CASA ESTADÍA JORGE, KIRRIBILLI, SYDNEY – NOCHE Alguien que está borracho se ha caído rompiendo algo a su paso. Luego de un momento todos comienzan a calmarse. FLORENCIA Fiesta de colegio. RODRIGO Sí, ja. FLORENCIA recorre con su vista la habitación buscando a JORGE, se siente como en un deja vú, ya que al llegar a la fiesta, momentos antes, lo buscaba también. De pronto escucha a su acompañante. RODRIGO ¡Uy la güea maricona! FLORENCIA se vuelve hacia RODRIGO quien observa algo o alguien en uno de los extremos de la habitación. Entonces mira y ve a JORGE con su brazo extendido y tomando de la mano a IGNACIO. JORGE lo lleva hasta otra habitación en el que ambos entran cerrando la puerta tras de ellos. FLORENCIA, sin poder contenerse, sale llorando de la casa y corre a la calle en busca de un taxi. TÉRMINO FLASHBACK FADE OUT
  6. Jeremy Penn

    PARTE III "FLORENCIA" Episodio 1

    PARTE III “FLORENCIA” FADE IN EXT. CALLE CERCANA CASA ADELAIDA – DÍA FLORENCIA llorando al interior de su automóvil intenta tranquilizarse. Es evidente que lo ha estado tratando de hacer por un rato sin conseguirlo. Su rostro está rojo y sus ojos algo hinchados. Ya más calmada, respira hondo y saca su teléfono celular marcando un número. Mientras su llamada se realiza vuelve a respirar profundamente. Le contestan. Una voz de un hombre adulto se escucha. HOMBRE (V/O) Aló. ¿Quién llama? FLORENCIA Aló, ¿Juan José?. Es la Florencia. Volví. JUAN JOSÉ (V/O) Florencia, mira no puedo hablar ahora estoy en la clínica. FLORENCIA ¿Te pasó algo? Vengo de la casa de Adelaida, estuve con el Ignacio… ¿por qué está con ella? no entiendo… JUAN JOSÉ (V/O) Florencia... tengo cáncer. FLORENCIA Ay no, por Dios, esto ya es demasiado. JUAN JOSÉ (V/O) Juntémonos mañana en el Genovese y nos tomamos un café. Te mando un texto con la hora. Tengo que irme ahora. Chao. FLORENCIA sin ser capaz de despedirse, cuelga y comienza a llorar. CORTE A INT. LIVING DEPARTAMENTO CATALINA – DÍA FLORENCIA aún no totalmente repuesta de la discusión con ADELAIDA y de la noticia de la salud de JUAN JOSÉ, decide visitar a su amiga y confidente CATALINA. Las dos jóvenes sentadas en el mismo sillón conversan. CATALINA Es que erí tan güeona Florencia. FLORENCIA ¡Cata! CATALINA ¿Cuántas veces te dijimos que no te metierai con ese pendejo, on no? y quizás qué te hizo... ¡Ay, no me digai que te pegó! FLORENCIA Mejor cállate y no hables de lo que no sabes. CATALINA Cuéntame entonces. FLORENCIA Pero ¿qué querí que te cuente? CATALINA ¡Ay Florencia! Todo. Obvio. FLORENCIA Pero si tú sabes todo de mi relación con Jorge. CATALINA Pero no me has contado nada de tu viaje a Sydney. ¿No fue allá que terminaste con él? Además la Isadora todavía anda viajando y yo con ella hace rato que no estoy en contacto. Así que nadie me ha puesto al día en tus... FLORENCIA Con la Isadora salimos de Sydney a Europa el día después de que... Y cuando supe lo del choque, la Isa no me dejó tranquila hasta que me convenció de que era mejor volver a Chile a disipar todas las energías y todo lo relacionado con Jorge. CATALINA Y lo primero que haces al bajarte del avión es pelear con su mamá. FLORENCIA Te conté eso para ponerle punto final, no para que me lo recuerdes cada cinco minutos. CATALINA Pero, ¿para que fuiste? Tú sabíh que la Adelaida no te traga y te apareces por allá sin aviso. FLORENCIA Quería ver al Ignacio. Pero está como atonta'o. CATALINA Quizás la Adelaida lo tiene así. FLORENCIA No, nah que ver, si parece que está así desde el choque. CATALINA ¿Y cuándo supiste lo del accidente? FLORENCIA Unas horas después que pasó. El papá me llamó con la noticia a penas se enteró. La María Graciela llamó a mis papás. CATALINA Oye, ¿y es cierto que al Jorge lo sepultaron con la tía de Juan José? FLORENCIA Así parece. CATALINA ¡Qué loca la Adelaida! FLORENCIA Se le soltó el último tornillo que tenía aún bien puesto. CATALINA Si es que alguna vez tuvo alguno bien puesto. Por algunos momentos, cada joven es absorbida en sus propios pensamientos, pero luego de un silencio CATALINA vuelve a tocar el tema del fin de la relación de FLORENCIA y JORGE. CATALINA (CONT) Bueno, cuéntame lo de tu viaje a Sydney, y ¿qué pasó allá para que salieras arrancando a Europa? FLORENCIA ¡Ay ya! CATALINA ¡Y con lujo de detalles! CATALINA muy contenta abraza y besa a FLORENCIA. CATALINA (CONT) ¡Ay amiga, te quiero mucho! INICIO FLASHBACK INT. SALA ESPERA AEROPUERTO INTERNACIONAL SANTIAGO – NOCHE En una sala llena, FLORENCIA e ISADORA esperan por su vuelo a Sydney. Cada una absorta en su propio teléfono, no es mucho lo que interactúan. De pronto un joven aparece. JOVEN Disculpa, ¿está ocupa'o este asiento? Ninguna de las jóvenes se da por aludida, pero FLORENCIA levanta su mirada para ver al joven quien le sonríe. FLORENCIA Ah... no, no. JOVEN Ah ¡bacán!. Soy Rodrigo. FLORENCIA ¿Rodrigo cuánto? RODRIGO Rodrigo Andrés Lagos Carvajal. ISADORA mira a su amiga y sonríe, pero no dice nada. RODRIGO Oye, ¿me cuidai la mochila?, voy a ver si hay algo pa' comer por aquí. ISADORA vuelve a mirar a FLORENCIA sonriendo, pero sin decir nada. FLORENCIA Sí, claro. RODRIGO Ya, graciah. Vuelvo altiro. RODRIGO se aleja y cuando está fuera de la vista de las jóvenes, ISADORA comienza a reír al ver que entre las pertenencias del joven está una bandera Chilena. ISADORA !Y este gallo viaja con bandera! FLORENCIA ¿Será alpinista? ISADORA No creo, mira su mochila, nada del otro mundo. FLORENCIA Sí ah. ISADORA A mi lo último que se me ocurriría es viajar con una bandera. FLORENCIA no entiende por qué el joven viaja con la bandera Chilena. Luego de un momento su amiga agrega. ISADORA (CONT) Nade feo el roto. FLORENCIA ¡Ay Isa, que estai clasista! ISADORA No me digai Isa, me carga. La gente cree que es por Isabel. Atroz. Y no soy, ni estoy clasista, pero a ese mino ni los ojos verdes le borran lo cuma. FLORENCIA Yo creo que te gustó, por eso lo del comentario. ISADORA Ridícula. Jamás, menos con un roto abandera'o. Además, ¿no es el Jorge el que dice eso de: “tu mamá es mi nana”? FLORENCIA Sí, pero él no lo dice como una forma de separación de clases, por el contrario, viste que es rojo, lo dice porque, según él, todos seríamos criados por la misma clase. Además, me acuerdo muy bien que cuando erai chica, tu nana te daba pan con mortadella y a ti te encantaba. ISADORA Mejor ofrécele pan con mortadella a tu conquista, mira que aquí viene de vuelta. FLORENCIA Leenda, amorosa, muac. ISADORA hace un movimiento con ambas manos dando a entender a su amiga que tiene una bandera en cada mano. RODRIGO vuelve con un paquete de papas fritas, que le ofrece a FLORENCIA. FLORENCIA No, gracias. RODRIGO ¿Y tú? FLORENCIA ¿Yo qué? RODRIGO ¿A qué vai a Australia? FLORENCIA Con la Isa... ISADORA mira irritada a su amiga. FLORENCIA (CONT) ...vamos a Sydney y después a Hamilton Island a pasar unas semanas. Luego seguimos viajando por Europa donde vamos a estar por el resto del año. RODRIGO ¡Shuaa! ¡Qué bacán! FLORENCIA ¿Y tú? RODRIGO Ah, no es que yo voy a Australia porque me gané la visa work and holiday, así que pienso viajar por to'o ese país, pero quiero ver que tal Sydney primero, y quizás Melbourne después. FLORENCIA ¿Y vai a trabajar en las granjas? RODRIGO Naa, ni loco. Solo pa' renovar por otro año si salta la liebre. FLORENCIA no entiende la respuesta de RODRIGO, pero decide no preguntar qué quizo decir. Además, está algo tensa y no quiere parecer muy interesada en el joven delante de su amiga ISADORA. RODRIGO (CONT) ¿Y ya tienen dónde quedarse en Sydney?. FLORENCIA Sí, debajo del puente. RODRIGO ¿Qué onda?, ¿En serio o en volá? FLORENCIA En el Park Hyatt. RODRIGO No cacho. FLORENCIA Ay, no importa. ¿Y tú? RODRIGO Las primeras dos noche las paso en una hostal en King Cross y después veo. FLORENCIA ¿Y tú cachai Kings Cross? RODRIGO Naa, si nunca esta'o en Sydney, pero un compañero de la U que fue con esta misma visa me dijo que en King Cross está to'o pasando. Esta vez es FLORENCIA quien mira a su amiga y sonríe. RODRIGO (CONT) ¿Osea que tu hai esta'o antes en Sydney? FLORENCIA Varias veces, los papás nos llevaban al Toronga Zoo. RODRIGO ¿Los papás de quién? FLORENCIA Mis papás. RODRIGO (Señalando a ISADORA) y de tu hermana ISADORA no aguanta y rie a carcajadas. FLORENCIA No, la Isadora es una amiga. Yo tengo un hermano mayor. Joaquín. RODRIGO Ah ya, ¿y tení conoci'os en Sydney? FLORENCIA Sí, voy a ver a mi pololo. RODRIGO Ah, ¿y él eh Australiano? FLORENCIA No, Chileno. RODRIGO ¿Y también se ganó la visa? FLORENCIA No, él está de intercambio, por estudios. RODRIGO Bien mateo el compadre entonces. FLORENCIA Sí, u poco supongo. El colegio tiene un programa de intercambio en casi todo el mundo. RODRIGO ¿Colegio? ¿Y qué edá tiene tu pololo? FLORENCIA Va a cumplir Diecisiete. RODRIGO Pendejito todavía... pero tú te veí como más madura... ISADORA nuevamente da una carcajada y cuando se dispone a hablar reciben el llamado para abordar. Los tres jóvenes comienzan a tomar sus pertenencias para subir al avión. FLORENCIA vuelve a su teléfono celular. FADE OUT
  7. Al llegar un nuevo año, nacen también nuevas ideas e historias. Si quieres compartir alguna de tus ideas, lo puedes hacer en esta nueva edición de PROYECTOS. ¿Tienes algún proyecto en mente que desearías escribir y publicar? ¿De qué se trata? ¿Qué elenco te gustaría ocupar? ¿En qué te inspiraste? ¿Cómo nació la idea? Éste es el lugar ideal para que nos comentes sobre esas historias que nacen de tu mente y que te gustaría compartir con los usuarios de Fotech. ¡Comenta! Al llegar un nuevo año, nacen también nuevas ideas e historias. Si quieres compartir alguna de tus ideas, lo puedes hacer en esta nueva edición de PROYECTOS. ¿Tienes algún proyecto en mente que desearías escribir y publicar? ¿De qué se trata? ¿Qué elenco te gustaría ocupar? ¿En qué te inspiraste? ¿Cómo nació la idea? Éste es el lugar ideal para que nos comentes sobre esas historias que nacen de tu mente y que te gustaría compartir con los usuarios de Fotech. ¡Comenta!
  8. Jeremy Penn

    PARTE II "ADELAIDA" Episodio 3

    FADE IN INT. OFICINA CASA ADELAIDA – MAÑANA ADELAIDA con cara de no haber dormido se pasea por su oficina muy nerviosa. Habla en voz alta. ADELAIDA ¿Por qué vino?, ¿qué quiere?, ¿qué pretende? Se tiene que ir, tiene que desaparecer. Desaparecer. En un instante sale de su oficina y casi corriendo sube escaleras arriba hasta llegar al dormitorio del joven. CORTE A INT. CORREDOR CASA ADELAIDA – MAÑANA ADELAIDA golpea la puerta pero no recibe respuesta. Golpea nuevamente y lentamente abre la puerta, entra y la cierra tras de si. CORTE A INT. DORMITORIO JORGE – MAÑANA ADELAIDA se acerca al joven que parece dormir sobre el cubrecama con su ropa puesta. Se sienta junto a él y le habla con afecto. ADELAIDA ¿Para qué vino esa ayer, dime? El muchacho no responde. ADELAIDA ¿Qué te dijo?, ¿Te preguntó algo? La mujer comienza a llorar. El joven sigue en la misma posición y no la mira ni le contesta. ADELAIDA Yo no..., hay algo que tienes que saber. Hubiera deseado que ella nunca volviese, que desapareciera para siempre. No sé para qué vino. Discúlpame, yo no quiero que te sientas mal por culpa de visitas que no son bienvenidas, no quiero que te pongas mal por estar aquí. Yo te necesito. Te necesito así, tal cual estás. Tal cual estábamos hasta ayer. Te prometo que no tendrás más malos ratos, no dejaré que nadie te vea. Te protegeré. Te protegeré como no pude antes. Será una nueva oportunidad para arreglas las cosas, para poner todo bien como siempre ha sido. La mujer comienza a acariciar la cabeza del adolescente. Se repone de su llanto inicial, y toma más fuerza mientras se tranquiliza. ADELAIDA (CONT) Todo va a estar bien. Desde hoy mismo veré que todo cambie para mejor. Me voy a encargar de eso. Pero debo salir pronto... es un trabajo que estoy haciendo para pagarle a la virgen que estés aquí. Hoy es Miércoles, ¿te acuerdas?. Claro que te acuerdas. Estaré fuera solamente un par de horas. Hoy no viene la otra cocinera. Pero no tendrás que sufrir la comida de Paulina, yo vendré pronto a cocinarte algo rico, lo que a ti te gusta, lo que quieras, mi amor. ADELAIDA besando al joven en la frente se levanta y camina hacia la puerta. Antes de salir, se detiene para contemplar al muchacho. El rostro de la mujer está tranquilo y calmado. CORTE A INT. OFICINA CASA ADELAIDA – DÍA ADELAIDA prepara sus cosas para salir cuando llega PAULINA con la correspondencia. PAULINA Pasó el cartero, le trajo hartas cartas hoy día. ADELAIDA Déjalas sobre la mesita. Paulina, ¿encontraste la miniatura azul? PAULINA ¿La muñequita? No Señora. Es tan raro que se haya perdí'o. ADELAIDA ¿No la habrás tomado tú por casualidad? PAULINA ¿Qué le pasa, Señora? Nah que ver, poh. No se ponga así, usteh sabe mejor que nadie que yo no soy ninguna ladrona. Mi mamita... ADELAIDA No he dicho eso. Y no te estoy acusando de nada, pero cuando limpias es obvio que tomas todas las cosas. PAULINA Ay sí poh, pa' limpiar por debajo no máh. Y ¿cómo cuándo que la vino a echar en falta? ADELAIDA No sé, desapareció de un día para otro. PAULINA De un tiempo a esta parte harta gente a entra'o a esta casa, usted sabe. ADELAIDA Sí, tienes razón. Con las entrevistas... PAULINA Ahí tiene ve. Pare que alguna de esas no era de los trigos muy limpios. ADELAIDA Bueno, tengo que salir, pero vuelvo a cocinarle a Jorge. Paulina... PAULINA Diga Señora. ADELAIDA Si alguien viene a ver a Jorge, me llamas de inmediato. Él no está para visitas como la de ayer. PAULINA Sí Señora, si hasta mi me dio cosa ayer. Ademáh esa señorita preguntando por un tal Igna... ADELAIDA Ya pues, entonces en eso quedamos. Nada de visitas ni malos ratos. ADELAIDA y PAULINA salen de su oficina. La mujer sin darse cuenta deja su teléfono sobre el escritorio entre unos papeles. CORTE A INT. CASA PARROQUIAL - IGLESIA NUESTRA SEÑORA DEL SAGRADO CORAZÓN – DÍA ADELAIDA traduce una de las cartas para el confesor y párroco de la iglesia. Éste, se encuentra leyendo artículos científicos relacionados con milagros. ADELAIDA encuentra una palabra que no puede traducir. La mujer no recuerda el nombre de pila del párroco. ADELAIDA Padre... CONFESOR Dígame, Adelaida. ADELAIDA Estoy traduciendo esta carta, entiendo el contexto, dice que hubo una persona enferma pero hay una palabra que no me es familiar, debe ser un nombre propio. El CONFESOR se acerca y lee la carta desde donde ADELAIDA le señala. CONFESOR Oh, Ésto. Yo siempre creí que era una especie de mito que corría en la parroquia. Pero, la carta del antiguo párroco lo estaría confirmando. ADELAIDA Entonces, ¿este es el nombre de algo? CONFESOR Así es. Una planta. Lo que me habían contado es que es muy similar a otra, ambas existen en Irlanda, y en ese entonces fue enviada a la parroquia para infusiones. Pero resultó ser la equivocada, y esa variedad es tóxica. Al parecer, la única diferencia estaría en el tamaño de sus hojas porque de sabor son muy parecidas. ADELAIDA ¿Qué sabor? CONFESOR Té. De hecho ahora que recuerdo la lata con las hierbas debería estar aquí. ADELAIDA En la carta dice que una persona estaba muy grave por tomar las infusiones. CONFESOR Y extrañamente estaba siendo tratada con esa hierba, pero se suponía que era la buena. El CONFESOR sale de la pequeña sala y muy pronto vuelve con una lata de té que abre delante de ADELAIDA. CONFESOR Y han estado todo este tiempo aquí. Es un milagro, y no lo digo a la ligera, que nadie se haya hecho un té con éllas. ADELAIDA ¿Y en una dosis muy alta podría ser letal? CONFESOR ¿Piensa invitar a alguien a tomar el té? Luego de un momento de silencio, mientras ADELAIDA pondera la pregunta entre broma de mal gusto u ofensa, finalmente reacciona. ADELAIDA ¡Oh, no!, jaja. Lo pregunto como doctora. Nunca se sabe que puede pasar en emergencia. CONFESOR No se preocupe, esta hierba solo existe en Irlanda, y la que tenemos aquí jamás pasaría la aduana hoy en día. ADELAIDA Obvio. Supongo que si alguien fuera a emergencia con síntomas de intoxicación por estas hojas, a parte del protocolo, nadie sabría como tratar al paciente específicamente. CONFESOR Sí es que se pudiera identificar una intoxicación. Lo que dicen es que los malestares que produce son muy generales. Y dependiendo de la dosis, como usted señaló antes, hasta podría ser fatal. Suena el teléfono en el pasillo afuera de la sala. El PÁRROCO sale a responder la llamada. ADELAIDA entonces toma rápidamente varias de las hierbas de la caja de té y las guarda en su cartera. Luego poniendo la tapa sobre la caja metálica la sostiene entre sus manos, y cuando el CONFESOR vuelve, se aproxima a él. ADELAIDA Quizás deba deshacerse de estas hierbas, no vaya a ser que alguien se confunda otra vez. CONFESOR Tiene toda la razón. Ya ve que positivo ha resultado la traducción de estas cartas. ADELAIDA Muy positivo de verdad. Pero ahora debo volver a mi casa. Como le dije, los Miércoles son una excepción. CONFESOR Sí, por supuesto, y ya será la hora del té. ADELAIDA Así es. Estaba por llamar a la polola de mi hijo para invitarla, pero no encuentro mi teléfono. Seguro lo dejé en el auto. CONFESOR Bueno, que tenga una buena tarde entonces en compañía de su hijo y su futura hija. ADELAIDA Muchas gracias. Nos vemos mañana entonces. Adiós. CONFESOR Hasta mañana. Adelaida. CORTE A EXT. PATIO EXTERIOR - IGLESIA NUESTRA SEÑORA DEL SAGRADO CORAZÓN – TARDE ADELAIDA, ya fuera de la casa parroquial, busca afanosamente su teléfono celular. Como no lo encuentra, corre hasta su auto y lo registra sin éxito. Luego de unos minutos se aleja manejando con rumbo a su residencia. CORTE A INT. RECEPCIÓN CASA ADELAIDA – TARDE ADELAIDA entrando a su casa nota que la puerta del dormitorio del joven está inusualmente abierta. Alterada, se apresura escaleras arriba y al entrar a la habitación no encuentra rastros del joven. La mujer entonces baja y dirigiéndose a la cocina grita llamando a PAULINA. ADELAIDA Paulina, ¿Dónde está Jorge? ¡Paulina! PAULINA sale al encuentro de la mujer. ADELAIDA (CONT) ¡Jorge no está! PAULINA Señora cálmese, si vino un ca'allero y lo sacó a dar un paseo pa' la playa… Yo creo que harto bien que le va a hacer el sol y el aire marino a su hijo. ADELAIDA Pero ¿qué hombre? ¿por qué no me llamaste? PAULINA Un rucio bien encacha'o pa’ la edad que tiene… Juan creo dijo que se llamaba, y dijo que la estuvo llamando a ustéh todo el día… Yo la llamé también, pero no me contestó nah poh. ADELAIDA ¡Juan José… no! ¿Y dónde están, dónde fueron? PAULINA Si ya le dije que pa' la playa, poh. ADELAIDA sin esperar más sale de la casa en dirección a la playa, mientras PAULINA busca en su bolsillo y saca su teléfono celular. CORTE A EXT. - PLAYA REÑACA – TARDE ADELAIDA desesperada corre por la playa a pies descalzos, sus zapatos en ambas manos. La playa le parece inmensa y se siente agobiada por el sol y la brisa de la tarde. Luego de varios minutos buscando, divisa a JUAN JOSÉ y al joven caminando juntos lentamente cerca del agua, y se desespera más aún. Corre hacia ellos gritando. ADELAIDA !Jorge, Jorge! JUAN JOSÉ se sorprende al ver el estado de ansiedad de la mujer, mientras el adolescente se acerca más aún a él. ADELAIDA (CONT) !Jorge, vuelve a la casa! JUAN JOSÉ Adelaida, es el Ignacio. ADELAIDA ¡Jorge, hijo vuelve a la casa! El joven mira a la mujer por algunos segundos y finalmente rompe su silencio hablando de manera calmada pero firme. IGNACIO Adelaida, el Jorge está muerto. ADELAIDA lo mira no creyendo lo que escucha. IGNACIO (CONT) Jorge está muerto… ADELAIDA cae de rodillas y se apoya con ambas manos sobre la arena mojada, cabizbaja comienza a sollozar. El joven inmediatamente agrega casi en un susurro, como pensando en voz alta. IGNACIO (CONT) Yo lo maté. FADE OUT FIN PARTE II
  9. Jeremy Penn

    PARTE I "MARIELA" Episodio 4

    FADE IN INT. DORMITORIO MARIELA – NOCHE MARIELA quien se pasó la tarde ayudando a su tía, vuelve a su habitación después de la cena. Una vez adentro, se dirige a la ventana y la cierra para evitar que entren zancudos. Luego se sienta en la cama y se queda pensativa por un momento. Finalmente, mira su notebook y por un momento contempla su screensaver, luego, pasando su dedo sobre el mousepad, descubre la imagen de los dos estudiantes y se sorprende al leer la descripción. MARIELA Ooye, es verdad que lo dieron por muerto. ¡Claudio ven, mira esto! CLAUDIO ingresa a la pieza de MARIELA y se sienta junto a ella en la cama. MARIELA mueve su notebook para que su primo vea las fotografías. CLAUDIO ¿Y esto? MARIELA El Jorge y su amigo de la escuela. Lo dieron por muerto, ¿leíste? CLAUDIO Las víctimas: Del McMahon School, los Viñamarinos Ignacio Eyzaguirre y Jorge Montt, este último fallecido. ¿Del McMahon School? Tienen pero cualquier monee'a estos cabros, entonceh. Pero, espera… MARIELA ¿Qué pasa? CLAUDIO ¿Cuál eh el Jorge aquí? MARIELA Éste, el de la izquierda. ¿Viste que tiene ojoh de mar? CLAUDIO ¿Y por qué le ponen Ignacio a ese y al otro Jorge, no deberían estar los nombres en el orden de las fotos? MARIELA ¿Cómo? CLAUDIO Sí poh, si el compadre de la izquierda es el Jorge, el diario… o la página, debería poner su nombre primero, pero dice Ignacio Eyzaguirre, y al güeón de la derecha, que se supone que es el amigo, le ponen Jorge Montt, y lo dan por muerto. MARIELA Ay no sé, será un error del diario. La Paulina me dijo que dieron al Jorge por muerto, y esto calza poh. CLAUDIO No poh, no calza nah, aquí está clarito que el muerto es el de la derecha y le pusieron Jorge Montt. Y según tú, no es nah el compadre que estai cuidando que es este otro. ¿No me dijiste que la mina que fue esta mañana a verlo lo llamo Ignacio? MARIELA Ay, me va a dar algo a mí… Y por qué la señora Adelaida lo llama Jorge y dice que es su hijo, entonceh? CLAUDIO ¿No será que la vieja se confundió?, como son los dos rucios. MARIELA Pero, ¿cómo no lo va a reconocer al propio hijo? CLAUDIO Pero si to'o loh rucios son iguales, son como los Chinos pero al revéh. MARIELA Nah que ver oh, tiene que haber otra explicación... CLAUDIO ¿No te dijo también tu amiga de la U, que a la vieja se le había muerto el cabro en un accidente? MARIELA Sí poh, si la Susana jura de guata que la Carla nos contó justo eso mismo, que se le mató el hijo a la doctora de su práctica… Oye, pero no será… CLAUDIO ¿Qué? MARIELA Conchesumare, la Susana también dice que es la Adelaida la doctora y que es viuda, y la Paulina me dijo que sí, que era vuida… Ay Diosito santo... CLAUDIO ¿No tendrá secuestra'o al cabro, la vieja?, como está como planta como decí, no cacha ni dónde está para'o. MARIELA ¿Y por qué haría algo así, según tú? Y si fuese así, ese cabro tendrá familia que lo cuide, ¿o no? CLAUDIO Pa' que veai que no porque la gente tiene plata es mejor que'l resto. MARIELA Ay no sé… Busca en otras noticias para ver si es to'o lo mismo. CLAUDIO ingresa a otra página donde se despliegan las mismas fotografías de los jóvenes en uniforme, pero esta vez vienen por separado con los nombres al pie. Ambos ven que las fotos y los nombres corresponden con lo que vieron en el sitio anterior. CLAUDIO Viste, está clarito. Tu Jorge es este… el Ignacio Eyzaguirre. MARIELA muda de la impresión, no sabe qué pensar. Está aturdida. CLAUDIO (CONT) Oye, y no hay fotos de ellos de Facebook o de Instagram, ah. En estos casos siempre estas páginas sacan las fotos de esos sitios. Pero aquí, en todos la'os las mismas fotos del colegio no máh. Rara la güeá. MARIELA luego de un momento de reflexión toma una decisión. CLAUDIO (CONT) ¿Qué pensai hacer? MARIELA Voy a ir mañana mismo a esa casa y voy ‘hacerle a esa vieja todas las preguntas que no me ha deja'o hacerle. CLAUDIO No seai güeona, si el cabro está secuestra'o, ¿cómo vai a ir, en tu día libre más encina, y la vay a poner sobreaviso para que quizás qué haga? Además, la vieja tiene plata, te inventa que sé yo qué güeá y te mete presa por sapa. MARIELA ¿Y que me sugerí, entonceh? CLAUDIO Mejor no te metai. Renuncia. Si el cabro está como planta, quizás la enfermera le está dando algo pa’ tenerlo así, por orden de la vieja, ¿no es doctora?, además está ese doctor que me dijiste que lo visita, otro cómplice, pueden hacer lo que quieran, si cachan de drogas. No tení por donde. MARIELA ¿Tú decí que lo tienen droga'o, en contra de su voluntáh? CLAUDIO Sí poh. Mira aquí este otro titular, dice que el acompañante sufrió heridas leves… y el cabro este está vegetal ¿o no? MARIELA Casi… ¿Sería por eso que la mina esta se peleó con la señora hoy día?… ¿y sí ya llamó a los pacos?… no, ya se sabría, o al Paulina me hubiera llama'o ya… Ay, pero ¿cómo supo dónde estaba el cabro? Si estuviese secuestra'o nadie sabría dónde está poh, ¿o no?. No sé, no entiendo nah, las cosas no me cuadran. CLAUDIO Igual, algo debe haber ahí… Ya primita, tranquila no máh. Si te las querí dar de mujer maravilla, aquí los dos vamoh a crear una estrategia de ataque. Ya te veeo ya en las noticias: “Estudiante de enfermería salva niño gomero” Te van a dar las llaves de Quilpué... qué, las llaves de la región, se van a anexar la punta del Aconcagua y le van a poner tu nombre en conmemoración. MARIELA Para de hablar güeáh que esto no es nah pa’ la risa. CLAUDIO mira a su prima y no sabe que más decir o hacer para tranquilizarla. MARIELA permanece inmóvil con la vista fija en el piso. CORTE A INT. RESTAURANTE EL MOLINO QUILPUÉ – DÍA MARIELA y SUSANA se juntan como lo habían planeado un par de días antes después de verse en el mercado orgánico donde trabaja SUSANA. Ambas sentadas a la mesa tomando aperitivos. SUSANA No te pueo creer lo que me estai contando, ¿estai segura? MARIELA Ay si me pasé toda la noche pensando en la güeá y me leí no sé cuántas noticias más y todas concuerdan. SUSANA Entonces la vieja se volvió loca, poh. Con el marí'o muerto y después el hijo. Yo cacho que si fuera ella, estaría peinando la muñeca jevi yo también. MARIELA No la defendai poh, que’l secuehtro es un delito. SUSANA Como voh no soi mamá… MARIELA Y voh sí poh. SUSANA sin decirlo le da a entender a MARIELA que está embarazada. MARIELA ¿Y de quién eh? SUSANA Mío, mío no máh. Luego de un silencio y no queriendo referirse más al tema del embarazo, MARIELA continúa. MARIELA Casi no dormí anoche, y cuando dormí un poco, soñé con este cabro, en pelotah máh encima. SUSANA Profanadora ‘e cuna que me saliste. ¿No me deciai que tiene 17 no máh? y hasta con enfermera que lo baña, ja ja MARIELA Así me contó la Paulina. Y yo nunca la he visto, no sé si es vieja o joven, pero me la imagino vieja y fea a la maraca esa, suertúa, la odio. SUSANA Si poh, esa no sueña nah con el mino en pelotah, esa le saca la ropa y lo toca, por atrás y por delante, por arriba y por abaajo… MARIELA Ay ya, si fue un sueño no máh. SUSANA Oye ¿y cuál es el plan que armaste con tu primo? MARIELA Voy a tener que ir mañana más temprano para toparme con la enfermera esa y ver qué le está dando al cabro. SUSANA Si poh anda tempranito al merca'o no máh, si abrimoh a lah seih de la mañana. MARIELA El Claudio me dijo: “textéame el nombre o sácale una foto y me la mandai y yo aquí te averiguo que le están dando”. SUSANA Y justo que vamoh a tener introducción a la farmacología este semestre que viene. CORTE A INT. DORMITORIO MARIELA – TARDE MARIELA ya de vuelta en la casa luego de estar con Susana, sentada en su cama admira la muñequita de porcelana azul. Suena su celular. CORTE INTERCALADO CONVERSACIÓN TELEFÓNICA MARIELA Aló, Paulina, ¿qué pasa? PAULINA Guashita no sabí nah, vino un ca'allero y sacó al Jorge de su pieza, y se lo llevó pa’ la playa. Luego, llegó la señora y salió despavorí'a cuando le conté. No sé quién eh el gallo ese, pero la doña se descompuso de una cuando le dije que lo había saca'o al Jorge a tomar aire fresco. MARIELA muy impresionada con la noticia trata de parecer calmada. MARIELA Oye, gracias por llamar y contarme, tate atenta a cuando vuelvan. PAULINA Ay ya poh, eso. Shaito por ahora. MARIELA se despide de PAULINA y sale de su dormitorio en dirección a la calle. CORTE A EXT. PLAYA REÑACA – TARDE MARIELA llega hasta la playa para ver si se encuentra con JORGE y ADELAIDA, pero caminando a lo largo de la playa no los ve por ninguna parte. Cansada se sienta en la arena y contempla el mar. “Ojitoh 'e mar”, piensa. Luego de un rato se levanta y se dirige al paradero más cercano. Desde allí puede ver la casa de ADELAIDA, y aunque ya oscureciendo, las luces de la casa permanecen apagadas. CORTE A INT. COCINA CASA ADELAIDA – MADRUGADA MARIELA llegando más temprano que de costumbre sorprende a PAULINA al entrar con las compras del día. PAULINA ¡Ay guashita, qué susto! ¿Y qué onda, tan temprano? MARIELA Vine a encontrarme con la enfermera esa. PAULINA No sabí nah lo que pasó... MARIELA ¿Qué poh? Cuenta. PAULINA ¡El cabro habla! MARIELA ¿El Jorge? PAULINA ¿Quién otro poh loca? MARIELA Pero, ¿cómo pasó?, ¿por qué no me llamaste? PAULINA Anoche trajeron a la señora en ambulancia. El Jorge y ese ca'allero. Era ree tarde como para llamarte, poh. MARIELA ¿Qué le pasó a la vie... a la señora? PAULINA El ca'allero me dijo que la señora se sintió mal en la playa, que se desmayó y que se la llevaron a la clínica para “observarla”. Y la dieron de alta pa' venirse pa' la casa ya en la noche ya. MARIELA Y el viejo ese quién eh?,¿y tú, cómo lo dejai pasar así no máh? Yo cacho que te mandaste el medio condoro ahí, como pah que a la señora le diera eso, ¿o no? Ya te veo que te echan cuando la señora se recupere. PAULINA Ay! no me metai miedo, güeona. Pah que sepaí, sin mi no hacen ni una en esta casa. Yo cacho que el compadre ese me dijo quien era, pero no me acuerdo, por algo lo habré dejao entrar poh. MARIELA ¿Y el Jorge? PAULINA Casi me caí de poto cuando lo escuché en el teléfono con el doctor. Le decía como enoja'o que cancelara todo lo de mañana, o sea hoy día. MARIELA O sea, ¿la enfermera no viene hoy? PAULINA Por lo que le entendí al gallo ese, el doctor estaba allá en la clínica cuando llevaron a la señora y después llamó pa' ca, pa' saber cómo estaba y ahí el Jorge le dijo que él ya no necesitaba cuidadoh y que él se iba a encargar de la señora también. Luego el Jorge me mandó pa' la pieza diciendo que no iban a comer y que me levantara temprano hoy para atender a la señora. MARIELA O sea, ¿ya desayunaron los dos? PAULINA No, si todavía están durmiendo. MARIELA Pucha. Bueno eso me da tiempo de hacerle un desayuno rico al Jorge. ¿Oye y cómo habla? PAULINA Como to'o loh cuicoh no máh poh. MARIELA comienza a preparar el desayuno leyendo del libro de recetas que ADELAIDA le indicó usar. Luego de un rato, reinicia la conversación. MARIELA Pau, y tú entonces ¿ni de casualidad viste al Jorge y a su amigo alguna vez... o en fotos? PAULINA No poh, si ya te dije. Mi mami me trajo pocas veces a la otra casa cuando era chica, y ya grande yo no quería ni ir, no quería que se me pegara eso de ser empleá y aquí me tení poh, de doméstica. MARIELA ¿Y hay visto los diarios del tiempo del accidente? PAULINA Na'a, ni una frase, yo andaba en otra entonces, pero estaba re preocupá por mi mami eso sí. Igual me da como cosa leer de muertos... Oye, ¿y quién va a bañar al cabro ahora? Eeeh! CORTE A INT. DORMITORIO CLAUDIO – DÍA CLAUDIO mirando fijamente la pantalla de su computador espera por inspiración para comenzar a escribir su guión. Es sacado de su estado de contemplación por el ruido de un portazo en la entrada de la casa. Luego de unos segundos ve pasar a MARIELA corriendo y sollozando hasta su dormitorio y dar otro portazo. CLAUDIO sale corriendo y golpea la puerta de su prima. CLAUDIO Mariela ábreme, ¿qué pasó?, ¿descubriste que le dan al cabro?, ábreme poh, prima, prima? CORTE A INT. DORMITORIO MARIELA - DÍA MARIELA no responde. Sobre su cama solo solloza y se repite: ¡qué tonta, qué tonta! Mientras piensa en lo que ha vivido algunas horas antes. “Soñé tanto con sus primeras palabras...” - piensa. DISUELVE A INICIO FLASHBACK INT. CORREDOR CASA ADELAIDA – MAÑANA MARIELA golpea la puerta de la habitación de JORGE sosteniendo la bandeja del desayuno. MARIELA sabe que el joven nunca responde y entra sin esperar respuesta, esta vez cerrando la puerta tras de sí. Como de costumbre, JORGE está en la oscuridad vestido sobre la cama con sus ojos cerrados. INT. DORMITORIO JORGE – MAÑANA MARIELA deja la bandeja con el desayuno sobre el escritorio. Una vez que abre las cortinas puede ver el denario sobre la alfombra cerca de la cama del joven. Sin decir palabra se agacha para recogerlo. Luego de admirarlo, se dispone a ponerlo en su bolsillo. En ese preciso momento la mano del joven sostiene su brazo con fuerza desmesurada. JORGE ¡Cuma ladrona, ándate de esta casa y nunca vuelvas si no querí que te meta presa! TERMINO FLASHBACK INT. DORMITORIO MARIELA - DÍA MARIELA contempla la pequeña muñeca azul, luego de darle vueltas entre sus dedos se sienta sobre su cama y arroja la muñeca contra la pared donde se rompe en varios pedazos. FADE OUT FIN PARTE I
  10. Jeremy Penn

    PARTE I "MARIELA" Episodio 3

    FADE IN INT. DORMITORIO CLAUDIO – DÍA CLAUDIO en su escritorio, escribe mientras escucha música. El ruido de alguien entrando a la casa lo desconcentra. Cuando se da vuelta en su silla ve pasar a MARIELA quien camina rápidamente hacia su habitación. CLAUDIO se levanta y la sigue. CORTE A INT. DORMITORIO MARIELA – DÍA MARIELA entra en su dormitorio seguida de CLAUDIO, Ambos jóvenes se sientan sobre la cama. MARIELA parece frustrada, casi a punto de llorar. CLAUDIO No me digai que te echaron. MARIELA Ay no sé, como que lo presiento. CLAUDIO Pero, cueenta qué te pasoó poh. MARIELA La señora me dio el resto del día libre… CLAUDIO ¡Qué bacán!, ¿o estai así porque no te lo va a pagar? MARIELA Sí me lo va a pagar. CLAUDIO ¿Y entonces? MARIELA Si te callai te lo podría explicar. CLAUDIO Yaa cueenta, oh. MARIELA Es que todo es tan raro ¿Pa’ que quiere una estudiante de enfermería, pa’ que puro le cocine al cabro? Si ella ya tiene empleá, y el otro tiene enfermera, hasta un doctor se supone que lo va a ver. CLAUDIO Yo cacho que te contrató por eso de la privacidad profesional. MARIELA ¿Qué estai hablando? CLAUDIO Eso de los profesionales que tienen que mantenerse piola y no divulgar información de sus pacientes o clientes. Eso no lo hacen las empleadas. Por eso te quiere, porque aunque no seai enfermera todavía, cualquier cosa que veai sabe que voh: calleuque el loro, no más. MARIELA Ay no sé, estoy tan nerviosa, si ya van tres que han cuida'o al Jorge, yo soy la cuarta… y en una semana to'as. CLAUDIO ¿Y qué tanto con ese pendejo? Será que de verdad es vampiro y se las comió. Y yo lo decía en talla no máh. MARIELA Córtala con la güeá esa del vampiro, querí. CLAUDIO Pero, ¿no decí que ni come?, ¿cómo creí que sobrevive entonces, del aire? MARIELA no sabe que pensar, cada vez cree más la teoría de su primo. CLAUDIO (CONT) Bueno poh, ¿y qué onda entonceh? MARIELA No sé. Yo cacho que es la vieja la que cambia de idea. Todavía debe estar pelando los cables con lo del accidente, y no es pa’ menos si le dieron al hijo por muerto, y más encima el otro ni habla, es como un pollito. CLAUDIO La media volá. MARIELA Si hasta la empleá quedó mal, ya no trabaja allá, mandó a la hija pa’ que la reemplazara. CLAUDIO ¿Cómo tanto? Y ¿qué cachai del accidente? MARIELA No mucho. Según la Susana, la Carla ya nos había contado cuando eso pasó. El cabro andaba en Puerto Montt con un amigo. CLAUDIO ¿Y qué les pasó? MARIELA No sé que clase de accidente tuvieron. CLAUDIO A mí que hubo sangre. Glup, glup. MARIELA ¡Ay Claudio por la cresta! MARIELA desearía que CLAUDIO entendiera mejor su preocupación. MARIELA (CONT) Y hoy llegó esta cuica a verlo. Una mina preciosa… pero lo llamó Ignacio. CLAUDIO ¿Qué, la mina se llama Ignacio? MARIELA No tonto, el nombre de la cuica es Florencia. Lo que te digo es que élla llegó diciendo que venía a ver a un tal Ignacio. CLAUDIO Aaah. Será Jorge Ignacio el güeón, entonceh ¿o Ignacio Jorge?. Tú cachai que hay gente que en un lugar lo llaman de una manera y en otro lugar de otra. Típico que pasa en el colegio o en la U. Pa’ eso tendrán tantos nombres. MARIELA cierra los ojos y mientras se deja caer completamente sobre su cama, CLAUDIO nota que algo sale del bolsillo del pantalón de su prima y lo toma. CLAUDIO ¿Y esta muñequita? MARIELA (LEVANTÁNDOSE) Nahah… Me la encontré en la playa. CLAUDIO ¡Qué güena! Oye, pero ¿y quién va a la playa con algo así? se ve fina, y este material azul, ¿de qué será? Capaz que hasta valga milloneh, deberíai llevarla pa’ evaluarla, digo, avaluarla… MARIELA No, si debe ser vidrio no máh, una baratija de la feria de las pulgah. MARIELA le quita de las manos la muñeca a su primo y éste la observa ponerla de vuelta en su bolsillo. Luego de un silencio. CLAUDIO Ya poh y entonceh, ¿por qué estai tan nerviosa? MARIELA Después que llegó esta mina, la señora me mandó pa’ la casa. Y la voz de ella en el teléfono, como tan apagá. CLAUDIO Pero mañana retomai sí poh. MARIELA No, mañana es mi día libre, el oficial. Vuelvo al día siguiente. CLAUDIO Ah, to’o bien entonces poh. O tú pensaí que esta cuica que llegó lo va a cuidar ahora. A lo mejor es la polola, ¡eeeh! y estai celoosa… Yo que tú no me hago tanto drama. Averíguate lo que pasó en Puerto Montt si poh, en una de esas lo uso pa’ un guión. MARIELA ¿Y voh no pensai trabajar mientras te las dai de guionista? Suena el teléfono de MARIELA. La joven mira la pantalla de su teléfono, la llamada es de PAULINA. MARIELA se da cuenta que CLAUDIO aprovecha el momento para salir del dormitorio y evitar la conversación que se le venía encima. CORTE INTERCALADO CONVERSACIÓN TELEFÓNICA MARIELA Paulina, ¿qué pasa? PAULINA Queó la media cagá aquí en la casa. MARIELA ¿Qué pasó? PAULINA La señora Adelaida llegó al rato que tú te fuiste. Élla y la mina esa se encerraron en su oficina. Al principio todo calma'o, pero después se armó la cas'eputa, una de gritos, la cuica salió dando portazoh y la señora se fue a encerrar en su pieza llorando, si hasta daba como aullí'oh. Ahora parece como que se calmó eso sí. No sé qué hacer, oh. MARIELA Oye, ¿Y el Jorge? PAULINA Hay está tohavía el cabro, igual que siempre, en el espacio sideral, todavía no aterriza. MARIELA Oye, ¿Y por qué pelarían esas dos? ¿Tú sabí quién es esa mina, la habiai visto anteh? PAULINA Ni en pelea e’ perroh. Ay, me da no se qué irle a golpearle a la señora, no creo que irá a comer. MARIELA No sé que decirte. Quédate tranquila no más, si parece que lo peor ya pasó ya. PAULINA Ay, que Diosito te escuche. MARIELA Oye, y pasando a otra cosa, ¿qúe tipo de accidente tuvo el Jorge? PAULINA Pare que chocaron en el auto, se ensartaron dehajo‘un camión. MARIELA ¡Qué terrible! Oye, Y ¿cómo en que tiempo pasó eso? PAULINA Pare que fue pa’l dí'e la raza. MARIELA ¿Y le dieron el alta recién esta semana? ¿Por qué se habrán demora'o tanto en largarlo? ¿y en ese esta'o como zombi?, ¿y esa mina por qué recién lo vino a ver?... PAULINA ¡Ay, tanta preguunta! MARIELA Es que… que estoy revisando mis apuntes de la U y quería saber cuánto tiempo lleva el Jorge así enfermo… PAULINA Será donde no come, y estaría entuba'o, y a lo mejor les salía muy cara la cama en el hospital allá poh. MARIELA Igual hace rato lo podrían haber traído a la clínica donde trabaja la señora, por último. PAULINA Pero mejor que esté con su mamá que vota'o por allá en el sur o en una clínica aquí. Digo yo poh, no sé. Yo cacho que se aburrieron de esperar que’l cabro hablara. MARIELA Estrés post trauma. PAULINA ¿Qué? MARIELA Ah!… que estoy leyendo los apuntes de la U, pero... sí, que pueé ser lo que dijiste. Bueno poh, quédate tranquila no más, pero llámame cualquier cosa. Tengo libre mañana, así que no nos estamoh viendo hasta pasa'o mañana. PAULINA Ya poh guashita, gracias por escucharme. Nos veímos luego. Shao. MARIELA Chao. Ambas jóvenes cuelgan sus teléfonos. MARIELA entonces busca y abre su notebook. Comienza a buscar en Google. Escribe: ACCIDENTE, PUERTO MONTT, CHOQUE, AUTO, CAMIÓN, 12 DE OCTUBRE 2018, JÓVENES, MUERTO… Vemos que se desplega una lista de titulares en el notebook de MARIELA. MARIELA lee en susurros algunos de los titulares de los resultados de su búsqueda. MARIELA “Accidente en la carretera sur, un muerto. Se culpa alta velocidad”. “Viñamarino muere en accidente carretero. Acompañante ileso. Conductor del camión preso”. “Dos alumnos del McMahon School de Reñaca involucrados en fatal accidente”. “Dos menores de edad envueltos en trágico accidente. Chofer del camión dice que no los vio venir”. “Testigos en un Fiat 600, dicen que los jóvenes iban a exceso de velocidad, sin cinturón y vola'os”. MARIELA abre páginas, pero se demoran en bajar. MARIELA ¡Claudio! ¿Estai bajando películah? !El internet está re-leeento! CLAUDIO no responde, en su lugar se escucha la voz de su madre. TÍA (V/O) ¿Mariela, estai en la casa?, yo te hacía en la pega. MARIELA Sí tía, me dieron el día libre… uno de yapa. TÍA (V/O) ¿Otro, por qué? MARIELA Cosas de los cuicos poh tía no sé, igual me lo pagan. TÍA (V/O) Oye, y porque no me vení ‘ayudar con esto aquí, entonceh. MARIELA Ya tía, bajo altiro. MARIELA deja su notebook abierto. Mientras sale de su dormitorio, podemos ver en la pantalla que una foto de dos jóvenes en uniforme, una foto oficial del colegio, termina de bajar. La imagen, dos fotografías una puesta junto a la otra, viene con una descripción. “Las víctimas: Del McMahon School, los viñamarinos Ignacio Eyzaguirre y Jorge Montt, este último fallecido.” FADE OUT
  11. Se recopilan algunas notas que se han hecho respecto a la foronovela "Cunas Opuestas"
  12. Personajes Marlene Favela es Mónica Rodríguez 42 años. Una atractiva mexicana de cabellos y ojos castaños y piel canela. Hoy, una mujer determinada, seria, profesional, aunque muy bondadosa, en algún momento fue enamoradiza, soñadora, tímida e ingenua. Para el año 2002, se fue a Chile desde México debido a una crisis económica en su familia que la obligó a dejar sus estudios de derecho. Trabajó como empleada doméstica en una casa, donde conoció a Juan Ignacio Montes, un joven que estaba de novio con la hija de los patrones, Cristina. A pesar de esto, la atracción entre Mónica y Juan Ignacio fue inmediata. Sin embargo, todo se complicó cuando Mónica quedó embarazada, aunque ella inventó una relación con otro hombre mexicano para ocultar la procedencia del niño. Con el avanzar del embarazo, Norma, la madre de Cristina, se enteró de que el padre del bebé era Juan Ignacio y la despidió, dándole una gran suma de dinero. Sin embargo, Mónica fue secuestrada el día en que fue despedida, en medio de lo cual dio a luz a su hijo prematuro, al séptimo mes de gestación. Sin embargo, producto del estrés de la situación, Mónica no recuerda si acaso le arrebataron a su hijo de sus brazos o no sobrevivió. Estos hechos y el desamor de Juan Ignacio la obligaron a volverse a México. Años después, luego de haber terminado sus estudios y ejercer como abogada, decide volver a Chile para ir en busca de su hijo, al sentir que el niño sobrevivió. Sin embargo, el reencuentro con Juan Ignacio la hará cuestionarse lo que se había propuesto: no caer en las redes de ningún hombre, ni mucho menos de aquél que prefirió seguir adelante con su compromiso. Sin embargo, un accidente que sufre Juan Ignacio la hará cuestionarse este juramento, ya que su preocupación hará que se dé cuenta de que los sentimientos que juró haber borrado de su corazón no se han ido del todo. Francisco Pérez-Bannen es Juan Ignacio Montes 45 años. Un atractivo empresario de cabellos y ojos oscuros. Un hombre bondadoso, pero algo huraño y demasiado trabajólico. Es director ejecutivo de una empresa lechera en Temuco. Hace años, en el año 2002, llevaba un buen tiempo de relación con Cristina. Iba constantemente a su casa cuando un día conoció a Mónica, quien era la empleada doméstica. A pesar de tener una relación con Cristina, Juan Ignacio se enamoró de Mónica. Cayó entre sus redes y ambos no se resistieron a sus instintos. Sin embargo, Mónica quedó embarazada, pero ella nunca le dijo que él era el padre del niño, insistiendo en que era de su entonces novio. Sin embargo, el mismo día en que se comprometió para casarse con Cristina, Mónica fue despedida por Norma. Juan Ignacio no alcanzó a despedirse de ella. Desde entonces, no la ha olvidado. Pronto, en camino al matrimonio, Cristina quedó embarazada y tuvo al hijo de ambos: Gabriel. Juan Ignacio se refugió en su trabajo. Pensaba que pronto se adaptaría a esta nueva vida que le tocó vivir. Sin embargo, solo bastarían 17 años para que a Juan Ignacio le volviera el alma al cuerpo, cuando Mónica decide regresar a Chile. Él querrá engañarse a sí mismo, pero sentirá que el regreso de Mónica llenará ese vacío que ha sentido por años, aun cuando esto no le caiga bien a su esposa. Antonia Santa María es Cristina Osorio Palacios 39 años. De tez pálida, cabellos castaños y ojos café. Una mujer algo obsesiva, pero muy maternal, romántica e hija ejemplar. Se desempeña en la dirección y producción de eventos. Cristina conoció a Juan Ignacio ya que fue alumno de su padre en la carrera de Ingeniería Comercial. Cristina se enamoró completamente de él apenas lo conoció. Pronto comenzaron una relación que fue aprobada inmediatamente por su madre Norma. Sin embargo, para ella se vio turbado cuando llegó Mónica, quien trabajó en su casa como empleada. Aunque ella nunca lo supo, siempre sospechó que entre Juan Ignacio y Mónica pasaba algo más, aunque todo fue un alivio cuando Mónica estaba embarazada, al parecer, de su supuesto novio mexicano, y fue un alivio mucho mayor cuando Norma despidió a la empleada. Fue así como Cristina logró construir lo que tiene ahora: lo que ella cree que es un matrimonio perfecto, junto a su marido y a su hijo Gabriel de 16 años. Sin embargo, pronto se entera del regreso de Mónica, y aunque el propósito de su rival no sea quitarle a su marido ni arruinar su matrimonio, Cristina demostrará ser una mujer de armas tomar y estará dispuesta a lo que sea con tal de alejar a Mónica de su vida y mantener intacto su matrimonio. Sin embargo, se encontrará con un obstáculo con el que ella deberá lidiar cuando ella empiece a recibir llamadas y mensajes anónimos referentes a un secreto que ella oculta y que tiene que ver precisamente con su hijo. Maite Perroni es Lourdes Santana Fernández 31 años. De blanca piel, cabello negro y ojos castaños. Una muchacha independiente y de buen corazón y soñadora, aunque un tanto ansiosa, lo que a veces la lleva a cometer algunos actos torpes. Lourdes es una muchacha mexicana que lleva radicada en Chile desde hace algunos años, donde se ha desempeñado en marketing digital para empresas. Se considera una mujer no muy afortunada en el amor, debido a que tuvo algunas relaciones pasajeras que no salieron como ella esperaba, como, por ejemplo, porque un hombre de su interés resultó ser homosexual y la usó de pantalla o porque uno se enamoró de alguien más. Desde entonces, Lourdes le ha cerrado las puertas al amor, rechazando además los sentimientos que tiene por ella Gerardo, su amigo de toda la vida, quien también reside en Chile desde hace mucho tiempo. Sin embargo, su suerte podría cambiar cuando llegue a trabajar a la empresa Araucalat, donde conocerá a Pablo, un apuesto hombre de ojos azules, con quien empezará una amistad que pronto podría convertirse en algo más. Nicolás Oyarzún es Pablo Cifuentes 32 años. Un atractivo hombre de ojos azules y cabellos castaños. Pablo se desempeña en el área de recursos humanos de la empresa Araucalat, donde labora con Bernardo y Juan Ignacio. La atractiva y gallarda figura de Pablo es sin duda su mayor virtud, pero no por eso se deja de lado su personalidad, ya que es un hombre de buenos sentimientos, aunque un poco obsesivo y perfeccionista. Las mujeres no lo dejan de mirar en la empresa, al ser un hombre atractivo y de buen físico. Sin embargo, Pablo siempre ha sido un hombre solitario, con pocas parejas, debido a que no ha encontrado a la mujer perfecta. En su última relación, su polola lo dejó debido a su naturaleza perfeccionista. Sin embargo, su suerte podría cambiar cuando conozca a Lourdes, una muchacha mexicana con quien coincidirá por primera vez en la empresa. Ambos comenzarán una amistad que podría llegar a niveles sentimentales. Alfonso Herrera es Gerardo Rodríguez Acevedo 31 años. Tez blanca, cabello y ojos oscuros. Un atractivo hombre de figura atlética. Es un buen hombre, muy amistoso y comprensivo, aunque también algo posesivo. Gerardo es mexicano y lleva viviendo varios años con su padre en Chile, donde han prosperado. Actualmente es gerente del restobar fusión más popular de la ciudad de Temuco “Amor a la Mexicana”. Gerardo es amigo desde muy niño de Lourdes, otra chica mexicana radicada en Chile. Siempre ha estado enamorado de ella y no ha dudado en decírselo, pero ella solo lo quiere como amigo y no quiere manchar la amistad entre ambos. Gerardo piensa que solo el tiempo dirá si ella quiere una relación con él. Sin embargo, pronto se dará cuenta de la competencia que podría tener cuando Lourdes conozca a Pablo, un colega en la empresa en la que comienza a trabajar. Al ver que podría nacer algo entre ellos, Gerardo comenzará a sentir celos y no dudará en hacer lo que sea para que Lourdes vea lo bueno de él, aun si tiene que competir contra Pablo para ello. Victoria Ruffo es Milagros Fernández vda. de Santana 55 años. Cabello negro y ojos color café. Maternal, amistosa, bondadosa, aunque a veces aprensiva como madre. Milagros es una mujer mexicana que vive desde hace pocos años en Chile junto a su hija Lourdes. Ya habiéndose establecido lo suficiente, pudo costearse una casa gracias a su trabajo como abogada y al de su hija. Es ahí en su casa en donde recibe a su amiga Mónica. Al igual que ella, Milagros tiene un pasado que la une con la ciudad de Temuco. Y es que Milagros tuvo un paso breve por Chile hace años, cuando acompañaba a su hoy difunto esposo, que en ese entonces era su prometido, en un viaje de negocios. Precisamente en tierras chilenas fue donde Milagros concibió a Lourdes. Sin embargo, ella escondió el secreto de que Lourdes no era hija de su entonces prometido. Pues ella tuvo un encuentro amoroso con Bernardo, quien, según ella asegura, es el padre de su hija. Milagros, al reencontrarse con Bernardo después de tantos años, no dudará en contarle a Bernardo la verdad que ella asegura. Sin embargo, se encontrará con más de un obstáculo: por una parte, esta quien es un gran amigo de ella de la infancia, Eduardo, quien ha estado enamorado de ella desde que eran niños, intentará impedir que ella caiga de nuevo en las redes de Bernardo no solo por celos, sino además para cuidarla del peligro que pueda atraer. Y, precisamente, el peligro está en otro obstáculo: la posesiva y celosa mujer de Bernardo, Norma, quien le tiene un profundo odio por el pasado amoroso que tuvo ella con su marido, por lo cual Milagros deberá enfrentarse a ella, ya que intentará en todo lo posible sacarla del camino. Fernando Colunga es Eduardo Rodríguez 54 años. Cabello negro, piel canela y ojos marrones. Paternal, amistoso, bondadoso y trabajólico, pero bien posesivo al igual que su hijo. Eduardo lleva años radicado en Chile junto a su hijo, donde ha prosperado gracias a su habilidad en los negocios. Es tanta su habilidad que se ha ganado un puesto administrativo en la empresa Araucalat, empresa que asegura ser la mejor empresa lechera del sur de Chile. Eduardo desde hace tiempo está separado de su mujer, la madre de Gerardo, quien se ha quedado con la tuición de su otro hijo. Ellos se quedaron en México, mientras Eduardo y Gerardo, para buscar un cambio de aires, se fueron a Chile donde ambos prosperaron en sus respectivos trabajos. Ahí, Eduardo se encuentra con su gran amiga Milagros, de quien admite estar enamorado desde hace tiempo. Sin embargo, Milagros no le corresponde debido a que ella no busca una relación con él, declarando aun estar en duelo por la muerte de su esposo. Sin embargo, pronto se da cuenta de que Milagros se reencuentra con Bernardo, de quien ella se enamoró hace mucho tiempo y tuvieron un affaire. Eduardo querrá impedir que Milagros vuelva a caer en sus redes, pero no es solamente porque se sentirá celoso, sino además para cuidarla de las consecuencias negativas que eso pueda atraer. Además, ante la posibilidad de que Bernardo sea el padre biológico de Lourdes, Eduardo también la querrá cuidar, debido a que la quiere como si fuera su propia hija. Bastián Bodenhöfer es Bernardo Osorio Gumucio 57 años. Un hombre alto, delgado, ya con bastantes signos de la edad, pero todavía con vitalidad de un joven de 20 años. Un hombre bastante relajado y bondadoso, pero muy sumiso ante su mujer. Bernardo lleva 30 años casado con Norma, con quien tuvo a dos hijos: Cristina y Daniel. Aunque él considera que ama a sus hijos por igual, siente que Cristina es la luz de sus ojos. En cuanto a Daniel, no ha tenido mucho contacto con él desde que a los 17 años el joven le confesó a él y a Norma que es homosexual. Bernardo lo tomó de manera neutral, ya que por una parte intentaba entenderlo, pero por otra el tema no se volvió a tocar debido a su naturaleza sumisa y a la naturaleza conservadora y dominante de su mujer. Pero Bernardo además tiene sus propios dramas, y es que pronto se reencontrará con Milagros, una mujer mexicana con quien tuvo un pasado amoroso, a pesar de que ella estuviera comprometida para casarse con un empresario mexicano y él en esos años ya estaba casado con Norma y con una entonces pequeña Cristina. Sin embargo, poco recuerda Bernardo de una noche de pasión que ambos tuvieron cuando Milagros por fin decida decirle que posiblemente él sea el padre de su hija Lourdes. Esta noticia impactará a Bernardo de manera que él intentara acercarse a la joven, pero esto tampoco será visto con buenos ojos no solo por Norma, sino además por Eduardo, antiguo amigo de Milagros que ha estado enamorado desde siempre de ella, ya que él querrá impedir que Bernardo le haga daño alguno a alguna de las mujeres. Catalina Guerra es Norma Palacios 54 años. Una mujer de cabello castaño y ojos también castaños. La madre de Cristina es una mujer muy vanidosa, pretensiosa, obsesiva y conservadora. Educó a Cristina para que fuera una buena esposa y madre, que metiera las manos al fuego por su familia y mantener intacto su matrimonio. Detrás de su apariencia de madre, esposa y abuela ejemplar, se esconde una mujer calculadora y con muchos secretos. Por su naturaleza conservadora, se ha negado a aceptar que su hijo menor, Daniel, sea homosexual y quiere pensar que su orientación sexual no es más que una fase de rebeldía de “niño caprichoso”, ya que considera que Daniel nunca siguió nada de las enseñanzas que ella le impuso, por lo que insistirá en enseñarle más de una lección para que deje esa “fase”. Otro secreto que ella esconde es que, cuando Mónica trabajó como su empleada doméstica, se enteró de que ella estuvo embarazada de Juan Ignacio, razón por la que la despidió con una gran cantidad de dinero solo para que el compromiso entre él y Cristina siguiera adelante. Además, tiene una fuerte rivalidad con Milagros, ya que ella fue un interés amoroso de Bernardo, su marido. Tanto con Mónica como con Milagros lejos de su vida, Norma siente que fue un respiro para su familia. Sin embargo, cuando Mónica regresa, Norma convencerá a su hija y la ayudará a hacer todo lo posible con tal de alejar a Mónica de sus vidas y de Juan Ignacio. Lo mismo con Milagros cuando ella se reencuentra con Bernardo. Norma no ve con buenos ojos a los mexicanos en general, debido a ambas mujeres, y quiere hacer todo lo posible porque ambas regresen al país del que ambas proceden. Gloria Münchmeyer es Eliana Gumucio 77 años. Una anciana completamente desinhibida, expresiva y con un humor demasiado negro. La madre de Bernardo se destaca por hacer comentarios en muchas ocasiones algo desatinados, que no tienen nada que ver con alguna situación, sea seria o de relajo. Sin embargo, en lo que respecta a la familia, Eliana siempre ha querido lo que es mejor para su hijo y es precisamente que siempre vio a Norma como la mujer perfecta para su hijo, que fuera precisamente su cable a tierra, ya que siempre criticó a su hijo por ser demasiado bonachón y sumiso, pero también es una ferviente creyente de que una mujer también puede llevar los pantalones en la casa cuando su marido no lo hace. A Eliana no le interesa en estos momentos ningún hombre en particular, debido a que considera estar muy vieja para los amoríos, cosa que puede cambiar cuando conozca al rector del colegio al que va su bisnieto, don Anselmo, quien intentará cortejarla a toda costa. Sin embargo, Eliana no solo se cierra a los hombres por ese motivo, sino además por su exmarido, Bartolomé, quien la abandonó a ella y a Bernardo cuando éste era muy niño y todo por otra mujer. Por eso Eliana lo dio por muerto al no soportar su infidelidad. Bernardo siempre pensó que su padre está muerto, y Eliana siempre consideró que es lo mejor, ya que siente que su relación con su hijo está de lo más bien. Sin embargo, su mayor temor es cuando Bartolomé regrese a sus vidas, debido a que puede complicar la vida que a ella tanto le costó llevar a solas con su hijo. Julio Jung es Anselmo Maturana 77 años. Un anciano muy bondadoso, pero muy bromista a la vez. Anselmo es el rector del colegio en el que estudia Gabriel. A pesar de su avanzada edad, Anselmo quiere seguir laborando, ya que no quiere jubilarse ni recibir ningún tipo de pensión, al ser éstas demasiado bajas. A pesar de sentirse con vitalidad para seguir trabajando, Anselmo no se siente así con su vida en general, debido a que hace poco quedó viudo y no quiere pasar el resto de sus días solo, pues teme convertirse en un viejo amargado y huraño. Sin embargo, esos miedos podrían quedar atrás ya que pronto conocerá a la bisabuela de Gabriel, Eliana, en quien se mostrará muy interesado e intentará cortejarla a toda costa, aún si Eliana no se muestra interesada en ningún hombre. Jorge Arecheta es Daniel Osorio Palacios 28 años. Atractivo hombre de barba, cabellos castaños y ojos color café. Romántico y entregado, pero muy iluso. Enfermero de profesión, el hermano menor de Cristina es un joven abiertamente homosexual. Descubrió su homosexualidad a los 14 años, aunque siente que desde niño tenía conductas que no eran propias de un hombre heterosexual, como, por ejemplo, el hecho de que no le gustaba jugar fútbol con sus compañeros de curso. A los 17 años, se armó de valor y salió del closet con sus padres, ya que hasta entonces Cristina era la única que sabía de su orientación sexual. Mientras que su padre tenía sentimientos encontrados por esto, su madre no lo aceptó ya que es muy conservadora. Es así como apenas se licenció de enseñanza media, dejó su casa y se fue a vivir a una pensión para estudiar Enfermería. Desde entonces, Daniel no tiene mucho contacto con su familia, excepto por su hermana. Actualmente, vive en un departamento a solas. Un día, al frente de su departamento, se muda Ricardo, antiguo amigo y compañero de la Educación Media que se fue a Santiago a estudiar Odontología. Al principio, Daniel y Ricardo se reunirán solamente como amigos, pero pronto Daniel comenzará a sentirse atraído por Ricardo. El problema es que actualmente Ricardo está pololeando con Amanda, quien fue la mejor amiga de éste. Aunque Daniel se sentirá decepcionado por esto, hará lo posible por acercarse a Ricardo, ya que siente que algo los puede unir como algo más que amigos. Matías Assler es Ricardo Cifuentes 28 años. Un atractivo hombre con barba, de ondulados cabellos castaños y deslumbrantes ojos azules. Odontólogo de profesión, es un joven romántico, bondadoso y amistoso. Ricardo se fue a vivir a Santiago para estudiar Odontología en la Pontificia Universidad Católica para aprender a ser independiente. Luego de titularse, se quedó unos años a vivir y ejercer en la capital, pero pronto descubrió que no le gustaba la vida ajetreada que llevaban los santiaguinos, por lo que regresó a Temuco. Se muda a vivir al frente de su viejo amigo de la Educación Media, Daniel. Se reúnen como buenos amigos que fueron, pero pronto Ricardo comienza a sospechar que Daniel lo mira con otros ojos. Ricardo se resiste a esto, ya que actualmente lleva una relación amorosa con Amanda, quien fue su mejor amiga en la universidad. Sin embargo, pronto comenzará a cuestionarse su relación, ya que Ricardo tendrá algunos acercamientos con Daniel que hagan que se cuestione su supuesta heterosexualidad. Josefina Fiebelkorn es Amanda Cabrera 27 años. Mujer de apariencia sencilla, de cabello color castaño y ojos castaños. Es una mujer muy romántica y soñadora, pero demasiado posesiva y algo celosa. Fue compañera de Ricardo en la carrera de Odontología. Ella siempre encontró mino a Ricardo, sobre todo por sus ojos azules. Sin embargo, Ricardo no parecía interesado al principio en ella hasta que un día él le pide pololeo. Ese fue el mejor día de Amanda en toda su vida. Aunque ella también estudiaba en Santiago, coincidentemente, también es oriunda de Temuco, ciudad a la que vuelve casi al mismo tiempo que Ricardo. Se ilusiona mucho cuando él se va a vivir a un departamento solo, ya que piensa que prontamente ella se irá a vivir con él. Sin embargo, todo comienza a cambiar en su relación cuando Ricardo se reencuentra con quien fuera su mejor amigo en la Media, Daniel. Aunque ella no tenga reparos en que Daniel sea gay, no será ciega ante el hecho de que el muchacho empieza a mirar con otros ojos a su pololo. Ante el miedo de que Ricardo pueda en algún momento corresponder a los sentimientos de Daniel, Amanda comenzará a sacar su lado más celoso y posesivo y no dejará que nada ni nadie se interponga en la relación que tanto anheló tener con Ricardo. Angelique Boyer es Yadira Valencia 29 años. Una atractiva y delgada mujer rubia de ojos azules. Yadira puede parecer una muchacha dulce y amistosa, pero también puede ser posesiva, aniñada y un poco arribista. Es una muchacha mexicana que reside desde hace un año en Chile, ya que su situación precaria la ha obligado a emigar de su país de origen. Actualmente, es una de las garzonas del restobar “Amor a la Mexicana”, donde también trabaja el jefe de garzones, Adrián, otro mexicano que es actualmente su pareja. Yadira parece estar muy bien en su relación con Adrián, pero no niega que cuando él no está mirando, ella mira con deseo a Gerardo, ya que lo encuentra muy atractivo, a pesar de que Adrián no se queda atrás con eso. Y es que su naturaleza arribista la hace mirarlo y hasta obsesionarse con él. Tanto así que mira con odio a Lourdes cada vez que ella llega al restobar, debido a que Gerardo y Lourdes son muy amigos y él está evidentemente enamorado de ella. Es por esto que, a pesar de tener una relación, Yadira sacará las garras y estará dispuesta a perjudicar a Lourdes con tal de que Gerardo la mire a ella. Aarón Díaz es Adrián Hidalgo 32 años. Un atractivo hombre de físico esculturalmente musculoso. Un hombre de ojos y cabellos oscuros. Parece ser un hombre honrado y esforzado, pero también es algo turbio, calculador, ambicioso y arribista. Trabaja como jefe de garzones del restobar “Amor a la Mexicana”, debido a que Gerardo y él se conocen desde adolescentes. Tiene una relación con Yadira, también mexicana que reside en Chile. Su situación económica y alejamiento con su familia lo hicieron radicarse en Chile. Sin embargo, lo que nadie sabe es que es un inmigrante ilegal, lo que esconde gracias a que tiene un amigo que lo ha ayudado a falsificar sus documentos. Aunque no gana mal como jefe de garzones, considera que el sueldo es muy poco para los propósitos y metas que quiere cumplir, por lo que no duda en delinquir, realizando trabajos sucios, tanto así que, a pesar de la aversión que tiene Norma contra los mexicanos, ella ve en él a un hombre ideal para hacer trabajos sucios contra sus más grandes enemigas: Mónica y Milagros. Pero también Adrián tiene sus propios temas, ya que comenzará a hostigar a Cristina con un secreto que él sabe perfectamente de ella. Oliver Borner es Gabriel Montes Osorio 16 años. Un adolescente educado, bondadoso, cariñoso y muy inteligente, aunque es un poco tímido y retraído. Muy disciplinado por su madre Cristina y muy regaloneado por sus abuelos. Se lleva demasiado bien además con su tío Daniel, que es homosexual, condición que él acepta de lo más bien, a pesar de los intentos de su abuela Norma por convencerlo de que la homosexualidad no es normal. Gabriel parece ser un adolescente de acomodada familia como cualquier otro, llevando una vida tranquila. Sin embargo, este año se ha cambiado de colegio y la estancia no es demasiado grata, debido a que hay un grupo de compañeros que lo comenzarán a acosar verbal y hasta físicamente, debido a su naturaleza retraída, tímida y buenas calificaciones, cosa que Gabriel no querrá acusar debido al miedo a las represalias de dichos compañeros. Pero no todo será sufrimiento para él, debido a que conocerá a su amigo, Felipe Cabrera, que lo ayudará a sobrellevar el duro año. Francisco Godoy es Felipe Cabrera 16 años. Un adolescente educado, bondadoso, cariñoso y muy inteligente, aunque es un poco tímido y retraído. Muy disciplinado por su madre Cristina y muy regaloneado por sus abuelos. Se lleva demasiado bien además con su tío Daniel, que es homosexual, condición que él acepta de lo más bien, a pesar de los intentos de su abuela Norma por convencerlo de que la homosexualidad no es normal. Gabriel parece ser un adolescente de acomodada familia como cualquier otro, llevando una vida tranquila. Sin embargo, este año se ha cambiado de colegio y la estancia no es demasiado grata, debido a que hay un grupo de compañeros que lo comenzarán a acosar verbal y hasta físicamente, debido a su naturaleza retraída, tímida y buenas calificaciones, cosa que Gabriel no querrá acusar debido al miedo a las represalias de dichos compañeros. Pero no todo será sufrimiento para él, debido a que conocerá a su amigo, Felipe Cabrera, que lo ayudará a sobrellevar el duro año. Nahuel Cantillano es Joaquín Riveros 17 años. Un adolescente que se cree el más “bacán” del curso. Es muy extrovertido, pero muy molestoso y altanero. Se burla de todo el mundo, incluso de los profesores, lo que le cuesta a veces más de alguna anotación negativa. Sin embargo, a Joaquín no le importa ya que eso lo hace creerse aún más. Él disfruta de hacerle bullying a sus compañeros, sobre todo a Felipe y Gabriel, siendo este último un nuevo compañero. A Felipe le hace bullying por el hecho de ser adoptado y a Gabriel al ser algo tímido y retraído. Como Felipe defiende a Gabriel, no duda en molestarlos con que ambos son una pareja gay y en difundir ese rumor. Sin embargo, detrás de su matonesca forma de ser, puede esconderse una vulnerabilidad que él intenta esconder.
  13. Jeremy Penn

    PARTE I "MARIELA" Episodio 2

    FADE IN INT. COCINA CASA ADELAIDA – TARDE PAULINA recién llegando se horroriza de lo que ve. Comienza a gritar afligida. PAULINA ¡Mariela, ¿qué hiciste?... y la señora que estará por llegar ya! MARIELA se ha quedado dormida apoyada sobre la mesa de la cocina, descuidando la comida que ahora se quema en el horno. La joven que despierta de su pesadilla simultáneamente con los gritos de PAULINA, se da cuenta de lo que pasa y se lanza a abrir la puerta del horno. PAULINA la detiene, mientras apaga el horno. PAULINA No seai güeona, así vai a activar la alarma, y ahí si que cagamos. Uno de estos botones es pah el ventilador o el extractor, o algo así. MARIELA Pero ¿qué hacemos entonces? PAULINA Primero calmemonoh… ¡y el cabro que está sin comer!, si la pura suerte tení que no habla el güeón. Ya, yo voy a preparar algo rápido para salvar. Tú, comienza a echar desodorante ambiental por to'o laoh, para que el olor a quema'o no deje todo pasa'o. Y verso me salió también. MARIELA Y ¿qué le vai a cocinar? si la señora me dejó la receta pah un plato específico… PAULINA Si nadie habla, ni se entera que el cabro no comió eso. CORTE A INT. CORREDOR CASA ADELAIDA – TARDE MARIELA nerviosa porque quemó cena, golpea la puerta de la habitación de JORGE mientras sostiene una bandeja con la comida que PAULINA preparó. El joven no responde. MARIELA vuelve a golpear, y como no recibe respuesta, se decide a entrar. CORTE A INT. DORMITORIO JORGE – TARDE Todo está en penumbra, JORGE sobre la cama, aún vestido, duerme. La joven le susurra tímidamente. MARIELA Hola. Soy Mariela. Te traje la comida, disculpa que te la haya traído tan tarde, pero se me quemó. Paulina te hizo esto. MARIELA deja la bandeja sobre un escritorio cercano a la cama. Luego se voltea y mientras contempla al joven piensa en voz alta. MARIELA Qué tonta imaginar que tú podí ser un vampiro, viéndote así, durmiendo como un angelito. Culpa del Claudio no máh… y culpa mía por dejarme convencer también. CORTE A INT. COCINA CASA ADELAIDA – NOCHE PAULINA que ya se deshizo de la comida quemada, lava ahora los utensilios. PAULINA ¿Lo dejaste comiendo al cabro? MARIELA No, está durmiendo PAULINA ¿Y la badeja? MARIELA La dejé en la pieza. PAULINA ¡Qué bueno que la señora viene atrazá!, si va a la pieza se va a dar cuenta que’l Jorge no comió nah. y a esta hora ya deberían ser dos comidas por lo bajo. Aunque, de verdad, este cabro ni come, ella siempre me echa la culpa a mí, diciendo que él no come porque mi comi'a está mal prepará o que sé yo que se inventa élla en su mente. MARIELA Ya no te preocupí, si yo me comí la comida. Estaba tan hambrienta, no había comido nada hasta ahora. Estaba como alucinando ya. Dejé la bandeja en la pieza, así la señora verá que cociné y su hijo se comió todo. Y si él se despierta va a tener que hablar no más si quiere comer. PAULINA ¡Uy, qué avispá me saliste, guashita! Nos vamoh a llevar re-bien nosotras doh. Ambas jóvenes ríen. CORTE A INT. MERCADO ORGÁNICO – DÍA MARIELA busca kefir en la sección de lácteos. SUSANA, su amiga de la facultad, se acerca. SUSANA ¿Y cómo te fue en tu primer día? MARIELA Ay, ni te imaginai, por suerte todo terminó bien. SUSANA No me digai que se te quemó la comi'a. MARIELA no responde solo hace un gesto dando a entender que SUSANA acertó. SUSANA Oye, ¿y para quién estai trabajando en Reñaca? MARIELA Una señora de nombre Adelaida, pero no sé mucho de ella eso sí… SUSANA ¿Adelaida Rees, la doctora? MARIELA ¿Doctora? SUSANA Sí poh, la doctora de la Clínica de Reñaca con la que la Carla hizo la práctica del segundo semestre. ¿No te acordaí que tuvo hartos dramas para terminar, porque a la doctora se le mató el hijo en el sur, mientras andaba de viaje por Puerto Montt? MARIELA Pero si yo le estoy cuidando al hijo. Jorge se llama. SUSANA Qué raro, ¿no te acordai que la Carla nos contó que esta doctora se desapareció y que no le pudieron sacar la firma para los papeles de la práctica y que al final la autorizaron a tener otra firma de alguien más de la clínica? Y con razón poh, los medios “motivos de fuerza mayor”. La Carla andaba re-estresá en ese tiempo. MARIELA Sí poh, sí me acuerdo que tuvo drama con su práctica, pero no sabía tanto detalle. SUSANA Pero si nos contó a las dos juntas poh. ¿En que mundo viví o te dio demencia pre-senil? Sí poh, si nos dijo que esta doctora era vuida, que se le había muerto el marido escalando una montaña no sé dónde, y después se le mató el hijo… MARIELA Ay, ¿Estai segura?, porque yo le estoy cuidando al hijo a esta Adelaida… SUSANA ¿Y cuántas Adelaidas Rees creí que hay en Reñaca? Tiene que ser la misma no máh. MARIELA ¿Oye y la Carla dónde está? SUSANA En la Riviera Maya. MARIELA Ah pero es temporá baja. SUSANA Igual poh, tú sabí como es la Carla, encuentra rasca veranear en Viña, como es de aquí. MARIELA Prefiere irse a cagar de frío a México. SUSANA No le pongai tanto tampoco, que frío no debe hacer, viste que es medio tropical allá. Y élla se da sus gustos con su plata. En todo caso esa no necesita trabajar ni nah, imagínate, élla en práctica en una clínica y nosotras a patás con los consultorios. MARIELA Sí poh verdá. La cabra que trabaja en la casa, me estaba contando del accidente, y que hubo un muerto, pero ese tiene que ser otro porque al Jorge lo trajeron a la casa hace una semana. SUSANA Igual esa vieja tendrá plata pero tiene una vida de mierda con tanto accidente. Ya, te dejo que me van a llamar la atención si me ven conversando tanto… Juntémonos pah tu día libre y así hablamos largo y tendí'o. CORTE A INT. COCINA CASA ADELAIDA – MAÑANA Mientras MARIELA prepara el desayuno de JORGE, su mente trata de encontrarle sentido y juntar todo lo que escuchó de SUSANA y lo que sabe por PAULINA. Esta última entra a la cocina trayendo una bandeja con el desayuno de ADELAIDA. PAULINA No comió nah esta señora, no sé, siento como que me quiere humillarme. O estará enrabiáh porque mi mami la dejó botá. MARIELA Ay no seai así, si sabí que la señora debe estar estresá con lo del accidente. Además supe que es vuida. PAULINA Sí poh, si mi mami lloró como tres meses cuando se le murió el patrón. Yo era más chica, pero tohavía me acuerdo. MARIELA Oye ¿y el Jorge andaba en Puerto Montt entonces cuando se accidentó? PAULINA Pare que sí. MARIELA Y tú me deciai que hasta un muerto hubo. ¿Sabí quién era? PAULINA Me acuerdo que cuando la señora Partió pa’l sur, decían que era el Jorge el que se había muerto. Mi mami llegó a la casa gritando que se le había muerto el cabro, que lo sentía en su corazón. Y cuándo la señora Adelaida volvió sin él, y se puso a romper todas las fotos, ahí mi mami colapsó. La señora cuando volvió en sí, le dijo que el Jorge no estaba nah muerto, pero mi mami no le creyó y ya no quiso trabajar máh aquí. Cuando lo trajeron yo le dije: “viste mami, si el cabro está más vivo que voh”, pero ella me dice que no, que no es el Jorge, y si nisiquiera lo ha querí'o venir a ver. MARIELA ¡Pero cómo dan por muerto a la persona equivocá! ¿Y quién fue el que se murió entonces? PAULINA Por lo que yo entiendo, el cabro que se mató era el mejor amigo del Jorge, pare que se conocían del jardín. Ambas jóvenes escuchan venir a ADELAIDA. Cada una vuelve a lo que estaba haciendo. ADELAIDA Pero niñita, ¿todavía preparándole el desayuno a Jorge? MARIELA Disculpe señora, es que nunca he cocinado pescado antes y menos para un desayuno. ADELAIDA Me aseguraste en la entrevista que eras una excelente cocinera, y de eso no he visto nada aún. Termina eso luego, por Dios. Ah, y recuerda que mañana no trabajo, así que tienes el día libre. MARIELA Sí, señora. ADELAIDA Ah, ¿alguna de ustedes ha visto la muñeca de porcelana que siempre está debajo de donde cuelgo las llaves? PAULINA ¿Esa chiquitita azul? Ni sabía que andaba perdida, se la voy a buscar mientras limpio hoy día. CORTE A INT. CORREDOR CASA ADELAIDA – MAÑANA MARIELA golpea la puerta de la habitación de JORGE sosteniendo la bandeja del desayuno. Como de costumbre, el joven no responde. MARIELA golpea una vez más pero entra sin esperar respuesta y sin cerrar la puerta tras de sí. Nuevamente, JORGE está en la oscuridad y sentado sobre la cama cabizbajo y silencioso. INT. DORMITORIO JORGE – MAÑANA MARIELA observa al joven mientras deja la bandeja con el desayuno sobre el escritorio. Puede ver que entre sus manos sostiene un denario. “Católico”, piensa. Luego se dispone a abrir las cortinas. MARIELA Oye ¿y la enfermera no te cambia la ropa después que te baña?, desde que te veo que andas con la misma ropa. Oh, la media vista que tienes. JORGE inmóvil la ignora. MARIELA se agacha y tímidamente le toca una mano. Mientras le habla calmadamente observa el denario. MARIELA (CONT.) Tiene que haber sido terrible para tu mamá que te hayan dado por muerto. JORGE sin mirarla, solo empuña sus manos, ocultado el denario. De pronto, PAULINA sin entrar en el dormitorio, desde el corredor llama a MARIELA quien sale a su encuentro. CORTE A INT. CORREDOR CASA ADELAIDA - MAÑANA PAULINA Oye guashita, ¿te dijo algo la señora sobre las visitas? Porque llegó una mina que dice que viene a ver a un tal Ignacio. MARIELA y PAULINA bajan las escaleras y se encuentran con una joven que las impresiona por su belleza. JOVEN ¿Tú eres la enfermera? MARIELA Sí, y… JOVEN Yo estaba en Europa cuando supimos del accidente, me vengo bajando del avión… Bueno, quiero verlo. La JOVEN sin esperar respuesta saca su celular y marca un número. JOVEN Adelaida, es la Florencia. Vine a ver al Ignacio, te paso con la enfermera. FLORENCIA le pasa el teléfono a MARIELA y al instante se apresura por la escalera hasta llegar al dormitorio del joven. Mientras, MARIELA la sigue corriendo con el teléfono pegado a su oreja. ADELAIDA (V/O) ...deja que lo vea. Toma el resto del día, te lo pagaré. Y por favor, hoy más que nunca no hagas preguntas. MARIELA sin decir palabra le devuelve el teléfono a FLORENCIA, quien ya dentro del dormitorio, lo recibe y cierra la puerta sin esperar confirmación. FADE OUT
  14. Idea original y guion: Aníbal! Capítulos: -- Ambientación: Temuco, Chile Año: 2019 Argumento Distintas cosas pueden suceder cuando dos naciones se unen en una sola. Sobre todo con la llegada de Mónica (Marlene Favela), una abogada mexicana quien regresa a Chile después de haber residido en el país hace 17 años, en busca de oportunidades laborales que le permitieran reunir suficiente dinero para poder continuar sus estudios. Al volver se reencuentra con un viejo amor, Juan Ignacio (Francisco Pérez-Bannen), quien ahora está casado con Cristina (Antonia Santa María) con quien además tiene un hijo adolescente, Gabriel (Oliver Borner). Y es que el pasado que une a Mónica con Juan Ignacio es, precisamente, que ella trabajó como empleada doméstica en la casa en la que Cristina vivía junto a sus padres: Bernardo (Bastián Bodenhöfer) y Norma (Catalina Guerra). Cristina aún se encontraba estudiando cuando estaba comprometida para casarse con Juan Ignacio. Sin embargo, la atracción entre Juan Ignacio y Mónica fue tan grande que incluso ella llegó a quedar embarazada. Sin embargo, al enterarse de que Juan Ignacio sería el padre de esta criatura, Norma despide a Mónica a cambio de una suma de dinero. Pero tras algunas complicaciones en el parto provocadas por algunos eventos confusos, Mónica actualmente no recuerda qué pasó con ese niño: si acaso el niño nació prematuro y se lo arrebataron de sus brazos, o si el niño no sobrevivió, lo cual es la motivación principal para que Mónica haya vuelto a Chile, luego de que la decepción amorosa y dichos eventos la hayan obligado a volver a México, ya pudiendo costear el resto de sus estudios. Sin embargo, su regreso no será visto con buenos ojos por parte de Norma y, sobre todo, de Cristina, quien ya habiendo formado un gran matrimonio junto a Juan Ignacio, no estará enceguecida ante su regreso, temiendo que Mónica le vaya a arrebatar o destruir todo lo que le ha costado construir, por lo que estará dispuesta a lo que sea con tal de alejar a la mujer mexicana de sus vidas, aun si debe pedir la ayuda de su conservadora madre. Mientras, por su parte, Milagros (Victoria Ruffo), vieja amiga de Mónica, enfrenta su propio enigma. Después de años, se reencuentra con Bernardo, con quien tuvo un pasado amoroso hace muchísimo tiempo. También se reencuentra con Eduardo (Fernando Colunga), quien ha sido su gran amigo desde que eran niños, pero además está enamorado de ella. Eduardo está divorciado de su mujer y radicado en Chile desde hace tiempo con su hijo Gerardo (Alfonso Herrera), quien además está enamorado de Lourdes (Maite Perroni), la hija de Milagros, que además ha sido su amiga desde la infancia. Sin embargo, Pablo (Nicolás Oyarzún), compañero de trabajo de Lourdes, también pondrá sus ojos sobre la joven mexicana, quien considera que nunca ha tenido suerte en el amor. Una historia que además aborda inmigración, homosexualidad, entre otros temas. Una historia entre dos “cunas opuestas”.
  15. La idea es evaluar al actor o actriz, usando los siguientes emojis: Frío: Si no te provoca nada. Tibio: Si te provoca algunas cosas, pero no tanto Esta Semana Puedes evaluar cuantas veces quieras, siempre que previamente lo haya hecho otro usuario Resultado Anterior: Pedro Campos: Frío.
  16. La idea es evaluar al actor o actriz, usando los siguientes emojis: Frío: Si no te provoca nada. Tibio: Si te provoca algunas cosas, pero no tanto El primer evaluado de esta semana será Puedes evaluar cuantas veces quieras, siempre que previamente lo haya hecho otro usuario
  17. ¿Cuáles recuerdas o son tus favoritas?
  18. Según como te haya ido o lo hayas sentido, en general.
  19. Bienvenidos al tercer capítulo de No Culpes al AFV, En esta ocasión, con un invitado que es una biblia andante de teleseries. Dio sus primeros pasos, escribiendo guiones para distintas series y unitarios como "Lo que Callamos las Mujeres", "La Vida es una Lotería, "Historias de Campo", Herederos", "Teatro en CHV", etc. Este año fue convocado por CHV, para integrar el equipo de guionistas que escribió "Gemelas", teleserie inspirada en el libreto argentino "Eduicando a Nina", que se espera sea transmitida el próximo año. Un fuerte aplauso 1. ¿Cómo es tu día cotidiano? Depende mucho de si estoy trabajando o de vacaciones (Como en estos momentos) Cuando es lo primero, me junto dos días a la semana con mi equipo de trabajo y armamos la escaleta de los próximos capítulos. Eso lleva todo el día, así que es ducha, uber (o metro) trabajar, de regreso y a dormir. El resto de los días escribo lo que me toca, desde casa. Así que obviamente depende cómo ordene mi día con mi trabajo, mis labores de dueño de casa y de dejar algo de tiempo para recreación. 2. Principales defectos y virtudes. Soy súper obcecado, perseverante a rabiar, nada me detiene cuando quiero algo. Creativo, confiable, práctico, soñador, confiado, mal genio, enrolladlo, justiciero, leal, fiel, Una mezcla de todo eso con lo bueno y malo que tenga cada característica. 3. Pasatiempos favoritos Viajar, aprender nuevas cosas, cocinar, bailar, cantar, Leer, cine, el arte y caminar. Dependiendo con quién estoy disfruto mucho conversarme la vida con esa persona. 4. Tus principales fobias o miedos Soy de tratar de vencerlos, tengo fobia a las alturas y desde el terremoto eso se acrecentó, pero por lo mismo me obligo a subir a pisos altos, a no dejar que me venza. También le temo a tener una vejez en que no pueda valerme por mi mismo, a perder mi esencia y terminar teniendo una vejez poco digna. 5. ¿Cómo nació tu interés por la ficción? ¿Recuerdas lo primero que leíste o viste por TV? Mi abuela tuvo mucho que ver. A ella le encantaba leer y además me contaba historias de todo tipo y eso me ayudó a desarrollar un hambre por las novelas, por las historias. En mi casa siempre fueron muy de TVN y recuerdo que la primera teleserie que vi fue “Villa los Aromos” pero son vagos recuerdos los que tengo. La primera vez que me encanté con una historia yo tenia como 8 años y fue con “Los títeres” y me volví un 13 fan, jajajaa. 6. ¿Alguna vez has vivido alguna situación que parece de película o de ficción? ¿Cómo fue ésta? ¿Si tuvieras que llevar algún acontecimiento o etapa de tu vida a la ficción, cuál sería? Siempre he tenido una vida extraña, diferente. Desde experiencias paranormales, hasta reconciliarme con personas muertas en sueños. Lo que más me pasa es que sueño con historias como si fueran películas desde la primera a la última escena y después las escribo. He vivido películas de aventuras, románticas, y de terror con lo del secuestro y asalto que sufrimos junto a mi familia. Creo que más que escribir mi historia, escribiría la de mi familia, que es muy interesante desde mi tatarabuelo inglés que medía 2.02 metros y que llegó a Chillán a colocarle electricidad a los molinos. 7. ¿Eres de imaginación desbordante? ¿Qué cosas te inspiran? Sí, soy muy imaginativo. De hecho, por lo mismo no me gusta manejar autos porque soy de imaginación volátil y me cuesta enfocarme sin comenzar a divagar. Puedo ver a una persona en la calle, que se me cruza y le invento historias. Por qué tiene esa mirada, cómo se llama ¿Qué le ha pasado? Me inspira todo, la música, el arte, los sentimientos, mis hijos, mis amores, las rabias, el día a día. Los recuerdos. Una escena que vi en alguna serie, una frase… 8. ¿Qué tipo de historias buscas cuando quieres evadirte de la realidad? El género me da igual, pero me atrapan las que no son fáciles de adivinar. O las que a pesar de ser obvias están hechas con amor por lo audiovisual, con cuidado. Las que están bien escritas, bien dirigidas. Suelo ver de todo, desde algún blockbuster a cortos o largometrajes que casi nadie ubica. 9. ¿Cómo ves el nivel de la ficción chilena, actualmente, en comparación a la de otros países? Estamos en crisis y no sólo en Chile, sino en toda Latinoamérica. La falta de creatividad se nota y sobre todo en quienes toman las decisiones. Pero en esto me refiero a lo audiovisual, porque en literatura la gente es más arriesgada. Más feroz. Las novelas de Nona Fernández lo prueban. Cada vez mejores. Pero en lo audiovisual creo que es muy difícil tener un punto de vista, todo se parece a otra cosa que ya hemos visto. Por eso agradezco plataformas de streaming como Netflix o Hulu que ayudan a que ciertos creativos puedan mostrar de lo que somos capaces. Pero es poco el espacio, necesitamos más y necesitamos que los ejecutivos se arriesguen y salgan de sus moldes de comodidad. 10. Lo que más te conquista, a la hora de elegir una historia para leer o mirar. Que planteé temas actuales de una manera que casi no notes que te están hablando de eso. Por ejemplo, amo que “Harlots” la serie inglesa de Hulu, sea la serie más feminista en la actualidad y hable de la lucha para y por las mujeres, pero lo hace mostrando a las prostitutas del siglo 17. Lo otro que me conquista es la pasión con que está hecha. Que tenga un punto de vista claro. Y que tenga capas y dobles o triples lecturas. 11. ¿Cómo se llamaría una historia sobre tu vida? “Con sangre en las venas” O algo así, soy demasiado pasional y me gustaría que reflejara eso. 12. ¿Si tuvieras que morir en pantalla, ¿cómo te gustaría que fuera? En una muerte gloriosa, en brazos de mi pareja, y que mi muerte signifique algo. Que cause algo. 13. ¿Con qué usuario de Fotech protagonizarías una historia? Con ninguno. La mayoría son personajes y me basta con los que yo creo al escribir, no necesito fantasmas, me gustan las personas de carne y hueso. Que aburrido tener un protagonista perfecto como los fotechos dicen ser, donde todos se describen con grandes vidas sociales, guapos, altos, feroces amantes 14. ¿Bueno o villano? Siempre villano, aunque soy más de escala de grises en los personajes, me encantan esas ambivalencias que tienen, de no ser tan buenos ni tan villanos. 15. ¿Qué temas poco habituales te gustaría que se trataran en la ficción? Los temas que vayan naciendo socialmente, en este momento me gustaría escribir un niño o niña menor de 10 años que se siente en un cuerpo que no le pertenece. Mostrar ese proceso. También la subrogancia, la falta de justicia, hacernos cargo de los temas país que a muchos les causan miedo o resquemor. 16. ¿Qué opinas de las escenas hot? ¿Cuál es la que más te ha gustado o llamado la atención? Me encantan, porque el sexo y el erotismo son parte de nuestra vida. Entonces no veo el problema en mostrarlas. Claro que cuando son necesarias, esas que están porque sí o que se nota que fueron calentura del director, no. Me cargan. La última que me llamó la atención por lo erótica, fue la escena del durazno en “Call me by your name” 17. ¿Con qué actor /actriz tendrías una cita? Con ninguno. La vida me ha enseñado que es mejor no mezclar trabajo con placer. Además, que este medio es tan chiquitito, que me cargaría andar en bocas de todos por quien estuvo en mi cama, como las cosas que uno escucha día a día. Escribo dramas, pero no los quiero en mi lugar de trabajo. 18. ¿Has llorado con alguna historia o escena? Por supuesto. Hay películas como “El Paciente Inglés”, con la que lloro cada vez que la veo. Ese final La última vez fue con “Haunting on Hill house” Qué serie tan bien lograda, me causó dolor la historia. Y en lo personal, cuando escribí una de las últimas escenas de la teleserie, lloré mucho porque uno ama a sus personajes y le duele que le pasen situaciones dolorosas, pese a que uno mismo se las crea. 19. Teleseries chilenas favoritas. “Los títeres”, “A la sombra del Ángel”, “Aquelarre”, “Marrón Glacé”, “Alguien te mira” “Pampa ilusión” 20. Teleseries chilenas más sobrevaloradas Varias, pero no las nombraré porque este foro es leído por muchos colegas y he aprendido a que al igual que yo, los demás guionistas son almas muy suceptibles 21. ¿Horario vespertino, diurno o nocturno? Los tres. Cada cual tiene su encanto. Lo que no me gusta es el pensamiento actual de que cada horario tiene un tono y un género especifico. Eso de que en el vespertino solo deben ir comedias, en el diurno melodramas y en el nocturno los thrillers y dramas, no me gusta. Creo que hay que innovar, atreverse, apostar. 22. ¿Eres partidario de los alargues? Una historia debe durar lo que la historia dicte y por muy bien que le esté yendo en pantalla, si la historia no da, no debiera alargarse. Al final se traiciona la esencia de la historia. 23. ¿A qué actor o actriz te gustaría ver de vuelta en TV? A Luz Jiménez, Ana Reeves, y todos los que quedan de esa generación. Los amo. He tenido la suerte de escribirles personajes a algunos de ellos y es un privilegio escuchar los diálogos que creaste salir de sus bocas. Chile es muy ingrato. Y no sólo con sus actores, igual con sus directores, guionistas, artistas en general. Y la calidad se olvida en pos de gente nueva, que es necesaria, pero que debe mezclarse con los talentos mayores. Por ejemplo, qué agrado es ver Pacto de Sangre y notar la mano y la experiencia de Mason. Ojalá eso se repitiera con otros. 24. ¿Tienes alguna cábala al momento de escribir o comenzar una historia? Dos. Un nombre que junto a mi dupla creativa repetimos en algún personaje de todos nuestros proyectos. Y, personalmente, siempre le coloco a uno de mis personajes algún apellido de un personaje escrito por un guionista a quien admire. Por ejemplo, en la teleserie que acabo de terminar, a uno de los personajes le puse un apellido que tiene que ver con Moya Grau. 25. De lo que se pueda adelantar, ¿qué fortalezas tiene la teleserie inspirada en “¿Educando a Nina” que escribes, para enganchar al público? Como dices no puedo adelantar mucho. Pero quiero hacer hincapié en que es una historia basada en la idea de la versión original argentina, pero no es una adaptación. Nuestros personajes, tramas y desarrollo son muy diferentes. Para mí, las mayores fortalezas son la chilenidad que tiene, y que la trabajamos desde la realidad, un mundo jamás tocado antes y personajes entrañables. Ping Pong; Cine, TV o Teatro: Amo los tres, pero la televisión es la que siento más cercana actualmente. Día o Noche: Soy un lobo de la noche. Playa o campo: Playa… ​​Luz encendida o a oscuras: ¿Para el sexo? Penumbras. Pero no le hago asco a ninguna de las otras opciones. Libros impresos o digitales: Impresos. No hay comparación. Frío o calor: Ambos. Me gusta el cambio de estación y que se note. Locura o Cordura: Locura totalmente. Que lata ser cuerdo siempre y no dejarte nunca arrastrar por un momento de locura. Aquí en el foro me molestan tratándome de keloka o demente y la verdad me rio de eso porque para mi es un halago. Soy loco y me encanta serlo, porque significa que jamás seré aburrido u obvio. Las ovejas están en los rebaños, yo muy lejos de eso…d Casamiento, Beso apasionado, Muerte trágica: Al escribir los tres tienen su encanto, depende del contexto. En mi carrera he escrito mucho de los tres. Pero si debo elegir uno, me quedo con los besos apasionados porque pueden llevar fácilmente a una de las otras dos opciones. Tú trío ideal de actores para una historia: Difícil. Tengo actores bien fetiches, como Paulina Urrutia, Paula Zúñiga o Eduardo Barril. Pero como ando en la onda de la teleserie me quedo con Paloma Moreno, Loreto Valenzuela y Francisco Celhay, tres del elenco que van a volar pelucas con sus personajes. Actores más sobrevalorados: Creo que cada uno está en el sitio donde está por sus propios méritos, ya sea de talento o porque se maneja increíble. Puedo decir quién me gusta desde lo personal, pero juzgar a alguien de sobrevalorado es de una arrogancia que no me parece correcta. Una frase para tu epitafio sería: “ Aquí yace alguien que no esperó que le abrieran las puertas… Así que prepárate San Pedro” Un mensaje: Luchen por sus sueños cabros, aunque cueste. A mi me ha costado, pero lo he ido logrando paso a paso, sin pitutos, con todo en contra. No importa escuchar mil “No” porque cuando tengan un “Sí” lo demás desaparecerá. Aunque suene tan Lady Gaga eso, es la verdad.
  20. ¿Onda, tenías que entregar un trabajo, estudiar, pero pudo más tu entusiasmo y fanatismo por la teleserie, serie o libro, que lo que tenías que hacer?
×